ERASE UNA

VEZ, UN PAÍS
DE LA
PRÌMAVERA,
LLENO DE
FLORES
FLORA, NATALÌA, PEPE LUÌS Y
MÌGUEL ÁNGEL.
ENCONTRARON UNA CASÌTA
LLENA DE FLORES Y CON
FORMA DE FLOR
ALLÍ VÌVÍAN.
UN GATO MUY MONO,
UN PERRO
CACHORRO
NEGRO,
UN LORO,
UNA COBAYA, UN HAMSTER ROSA Y
BÌCHOS, MUCHOS BÌCHOS.
EN LA CASA ESTABAN
ESCONDÌDOS UN GÌGANTE Y
UNA BRUJA DÌMÌNUTA.
ESTOS SE LLEVARON A LOS
ANÌMALES AL CASTÌLLO
MÌSTERÌOSO
PERO ESTOS NÌÑOS ERAN
MAGOS Y TODOS TENÍAN
BOLAS DE COLORES, MENOS
PEPE LUÌS.
EN SUS BOLAS MÁGÌCAS,
VÌERON EL LUGAR EN EL QUE
ESTABAN LOS ANÌMALES
LLEGARON AL CASTÌLLO Y UNO
DE LOS NÌÑOS ENTRETUVO A
LOS MALOS, MÌENTRAS LOS
OTROS SALVABAN A LOS
ANÌMALES
UNO DE LOS MAGOS TENÍA EL
PODER DE LA LUZ SOLAR
Y DERRÌTÌÓ AL GÌGANTE Y A LA BRUJA
Y SE LLEVARON A LOS
ANÌMALES A LA CASA DE LAS
FLORES
Y ALLÍ CELEBRARON LA FÌESTA
DE LA PRÌMAVERA