P. 1
tesis ecologica

tesis ecologica

|Views: 1.713|Likes:
Publicado poradministrador4511

More info:

Published by: administrador4511 on Apr 09, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/22/2013

pdf

text

original

1.

INTRODUCCION

El presente trabajo es un estudio descriptivo, de tipo piloto, que evalúa la conciencia ecológica de dos grupos de estudiantes de la Universidad de La Serena: los estudiantes de la Escuela de Psicología de la Facultad de Humanidades de la Universidad de La Serena y un segundo grupo de estudiantes de la Facultad de Humanidades. La evaluación se lleva a cabo a través de un modelo de variables que incluyen las conductas concretas que llevan a cabo los sujetos en torno al constructo de conciencia ecológica, un conjunto de actitudes hacia el problema ecológico así como los conocimientos generales que manejan acerca del tema. Se espera que las variables en estudio tengan

asociaciones complejas entre sí y que la información explique gruesamente la composición de un sistema de conciencia en formación, con énfasis en la conformación de actitudes frente al tema y a las visualizaciones que éstas

permiten proyectar sobre el tema ecológico.

La fase piloto propuesta se llevará a cabo en dos etapas: una primera, cualitativa, en que se tomará un número pequeño de entrevistas con el objeto de darle un contenido válido a las escalas construidas en la segunda parte. Y la segunda parte consistirá en una aplicación piloto que dará como resultado un modelo de medición local para el fenómeno y una descripción del mismo. El modelo resultante de medición se pretende que constituya una base dinámica para abordar el problema en diferentes grupos de jóvenes. También se pretende construir una tipología

tentativa de representaciones cognoscitivas o conciencia ecológica para el grupo en estudio.

Dado que el tema es emergente se considera necesario el estudiar grupos de tal forma que se mantengan las dimensiones básicas pero con un contenido que se irá enriqueciendo cada vez más. También se espera que el paso del tiempo dé nuevas dimensiones a la conciencia ecológica. El estudio pretende incursionar en una forma de aproximación que resulte flexible y dinámica para la evaluación de fenómenos emergentes.

El estudio integra las perspectivas cualitativa y cuantitativa, psicométrica. circunscribiéndose a un modelo general de construcción

Otro aspecto que resulta relevante es darle al estudio un sentido regional. Tanto la aproximación cualitativa como la cuantitativa tratarán de rescatar una perspectiva local sobre el tema. Esto se justifica en términos de posibles programas posteriores de desarrollo local sobre el tema así como por razones epistemológicas, ya que se insiste en la necesidad de estudiar fenómenos como el presente en el contexto concreto en donde efectivamente son emergentes.

En otro sentido, el trabajo presente tiene la intención de generar una aproximación metodológica que tenga tres características importantes:

i) Integrar lo cualitativo y lo cuantitativo.

ii) Usar la integración recién descrita en el marco de ajuste a una concepción analíticas. sistémica, sin abjurar

una flexibilidad que se del todo de técnicas

iii) Validar

el

uso de técnicas multivariadas para

estudiar procesos de

conformación de conciencia.

La presentación del trabajo se da en la estructura siguiente:

En los capítulos 2, 3, 4 y 5, se presentan el tema, el problema, la justificación del trabajo y los objetivos de la investigación. Esto se hace en términos sintéticos y en el contexto de un modelo tradicional de una tesis universitaria.

Una segunda parte la constituye el capítulo 6. En este apartado se resumen los elementos conceptuales en que se basa el trabajo. En él se justifica la necesidad de una aproximación holista al tema y se presenta una síntesis de consideraciones sistémicas para abordarlo de mejor manera.

En el capítulo 7 se incluyen las hipótesis, así como en

el capítulo 8 la metodología y el diseño metodológico. Luego, se incluye en este apartado, una justificación metodológica para el presente trabajo. justificación es especialmente importante ya que es el elemento que permite amplitud para abordar la tarea de integrar elementos metodológicos, asociados por la tradición a aproximaciones analíticas, a concepciones más modernas de tipo holista. Esta

El capítulo 9 presenta los resultados obtenidos. Se divide en dos partes: una que presenta los resultados cualitativos y una segunda que presenta los cuantitativos. Hay que señalar que el diseño de la encuesta de evaluación cuantitativa se incluye en los resultados, por haber sido confeccionada a partir de información cualitativa.

El capítulo 11 incluye las conclusiones y sugerencias de la investigación presentada.

Finalmente, en el capítulo 11 se presenta la bibliografía usada para la presente tesis.

2. TEMA

Descripción y construcción de un modelo de medición para la conciencia ecológica en estudiantes de la Facultad de

Humanidades de la Universidad de La Serena. Se tratará, sin embargo, de un estudio centrado más bien en los estudiantes de la Escuela de Psicología de la Universidad de La Serena.

3. PROBLEMA

El presente estudio aborda el problema de describir y generar un modelo de medición general de la conciencia ecológica de los estudiantes de Psicología de la Facultad de Humanidades de la Universidad de La Serena.

El asunto metodológico, entonces, pasa a ser un ente problemático en si mismo, dado la naturaleza hiper-compleja del tema abordado.

En este mismo sentido, el integrar conceptos sistémico en una metodología coherente se transforma en otro aspecto del problema a abordar.

Se trata de abordar la representación de un grupo humano, de su relación con el medio. Esta relación es planetaria y, por ende,

difícil de abordar.

Esta representación se describirá en esta tesis evaluando el comportamiento de las siguientes variables:

1. Nivel de conocimiento general sobre el tema.

2.Monto de acciones concretas en torno al tema.

3. Actitudes hacia los temas ecológicos que siguen:

3.1. La dimensión de los deshechos.

3.2. El agotamiento de recursos naturales.

3.3. El bombardeo sensorial.

3.4. La redundancia de la información.

3.5. La velocidad del cambio.

3.6. La legislación o control de comportamiento en

torno a lo ecológico.

4. Variables descriptivas asociadas al grupo estudiado:

4.1. Sexo.

4.2. Edad.

4.3. Carrera o Programa de Estudios.

4.4. Años de Estudio Universitarios.

4.5. Región de Procedencia.

4. JUSTIFICACION

El llevar a cabo este estudio se justifica de acuerdo a lo que sigue:

1. Es importante conocer la conciencia ecológica de grupos específicos y, más aún, de aquellos grupos que, a futuro, tomarán decisiones en las cuales van o no a incluir este tipo de criterios.

En términos generales, serán las esferas de élite aquellas que deberán inscribir en su accionar la conciencia ecológica. Desde este punto de vista y si además se considera que el tema ecológico es un tema de futuro próximo el grupo de más interés en investigar en su conformación de conciencia ecológica son los estudiantes universitarios. Estos serán los que en las próximas décadas deberán integrar desde bases de razonamiento hasta evaluaciones de situaciones técnicas con conciencia ecológica. El éxito o fracaso de programas de desarrollo y/o modernización va a depender cada vez más de que los grupos profesionales incluyan la conciencia de relación ecológica.

Este razonamiento justifica el incluir, en forma prioritaria en un estudio, a esta élite en formación.

Otro aspecto que es importante y en el que el autor de este trabajo cree estar en ventaja comparativa es que la conciencia ecológica es asunto individual, de desarrollo humano y tema cada vez más recurrente en los enfoques ligados a una mejoría, vía la conciencia ecológica, en el desarrollo humano de todo tipo. Nuestro medio, además, está formando cada vez más cientistas sociales y, en especial, psicólogos. El modelo tradicional de inserción laboral de los futuros psicólogos se hace insostenible, francamente inviable sin una transformación de las competencias de los futuros profesionales. En este sentido, el indagar acerca de un campo que permite, si es desarrollado, insertar a este profesional como ente capaz de establecer comunicaciones tanto internas, de microgrupo o sociales, en términos ecológicos, resulta demás

justificado.

Así, queda justificado el estudiar, en primer término, a todo futuro profesional en lo que a conciencia ecológica se refiere y, dado que el suscrito es profesional psicólogo, especialista en formación de estos profesionales, hacerlo con énfasis en los estudiantes de psicología. 2. También resulta importante llevar a cabo estudios que, en la medición, utilicen contenidos de relevancia local para evitar el sesgo de instrumentos adaptados tan solo en forma general. Cabe agregar que la dirección local, en el sentido de comunal y regional, queda también definida por la mención del programa al que esta tesis responde.

3.

También es relevante el operacionalizar el concepto de conciencia ecológica

de modo que se torne un elemento medible y, por ende, utilizable. Así, se podrá evaluar a posteriori si, en el tiempo, el fenómeno cambia y se ve enriquecido, sea por el paso del tiempo o por la introducción de elementos formativos formales (p.ej.: en la carrera de Psicología podría introducirse, como área de desarrollo electivo, el de Psicología Ambiental, que existe en los currículos de los países desarrollados).

4. El tema de la conciencia ecológica es un tema emergente y, por consiguiente, vale la pena diseñar una estrategia metodológica rápida que sea capaz de seguir la conformación de ideas en torno a él. Así, no se justifica llevar grandes estudios de poblaciones sino más bien evaluar sistemáticamente a distintos grupos en su proceso de diferenciación cognoscitiva respecto del tema. 5. OBJETIVOS

Objetivo general Nº1:

Exponer los rasgos descriptivos de la población observada.

Objetivo específico 1.1: Identificar rasgos demográficos: sexo, edad, procedencia y años en la universidad, de la población estudiada.

Objetivo específico 1.2 : Evaluar el monto de formación sistemática recibida por el estudiante evaluado. Objetivo general Nº2 : Describir los diversos factores que conforman la conciencia ecológica de los estudiantes de Psicología de la Facultad de Humanidades de la Universidad de La Serena.

Objetivo específico 2.1.: Conocer la información general que maneja el grupo estudiado acerca del asunto ecológico.

Objetivo específico 2.2.: Evaluar el monto de acciones concretas de los estudiantes en torno al problema ecológico.

Objetivo específico 2.3.: Conocer la auto-evaluación del grupo estudiado en relación a su actividad en torno al tema ecológico.

Objetivo específico 2.4.: Evaluar la actitud de los estudiantes hacia los siguientes objetos:

2.4.1. La dimensión de los deshechos.

2.4.2. El agotamiento de recursos naturales.

2.4.3. El bombardeo sensorial.

2.4.4. La redundancia de la información.

2.4.5. La velocidad del cambio.

2.4.6. La legislación o control de comportamiento en

torno a lo ecológico.

Objetivo General Nº3:

Intentar construir un modelo de la conciencia ecológica de los estudiantes de la Universidad de la Serena y, en especial, de los de la Carrera de Psicología, en base a la integración de datos cualitativos y cuantitativos.

Objetivo Específico 3.1.: Recolectar información cualitativa a través de una entrevista semi-estructurada en los estudiantes en estudio.

Objetivo específico 3.2.: Construir una tipología tentativa así como contenidos específicos, a partir de la información cualitativa.

Objetivo específico

3.3.: Validar la tipología a través de la información

cuantitativa descrita anteriormente.

Objetivo específico 3.4.: Construir un modelo de variables

que permita dimensionar la conciencia ecológica.

Objetivo específico 3.5.: Estimar la validez de constructo del modelo propuesto a través de la exploración factorial de las variables en estudio.

6. MARCO CONCEPTUAL

El presente trabajo va a establecer un dominio conceptual amplio. El tema a tratar así lo exige y dadas las características actuales del mismo, aparece como uno que incluye dimensiones de varios tipos. Es así como se hace necesario el incluir conceptos de diversas áreas del conocimiento y quehacer actual inscritos en las áreas básicas que siguen:

a) El de la Ecología.

El concepto de ecología aparece como primer elemento a dilucidar. Este tiene su origen en la tradición y el quehacer de los biólogos. Sin embargo, en el presente momento de la historia de la ciencia, esta disciplina se yergue claramente con ambiciones paradigmáticas: lo `biológico' es hoy en día una manera de referirse a elementos ciertamente más generales que específicos. Este hecho es especialmente relevante para la ambición de la ecología. Al respecto se ha tenido cuidado en incluir algunas consideraciones claves de Humberto Maturana al respecto. Este autor tiene el mérito de haber producido una obra riquísima en torno a la biología del conocimiento, a la vez de haber estado permanentemente preocupado de temas nacionales y locales. Esto lo hace más importante aún, ya que pone al alcance del investigador regional local un conjunto de obras que logran hacerlo ver nítidamente su propia problemática.

b) La Conciencia, la Mentalidad y las Actitudes.

Los conceptos de conciencia, mentalidad y actitud vienen de la psicología y la

psicología social respectivamente. A pesar de los años que tienen permanecen todos ellos como elementos actuales. No queda, entonces, más que reconocerles al menos la propiedad de sobrevivir entre tanto concepto que nace y muere en esta área del conocimiento: son referentes que, a pesar de sus detractores, en definitiva superan los intentos de reducción de diversos enfoques psicológicos. La psicología como marco de operación ofrece ciertas propiedades que son necesarias para este trabajo. La más importante es que para esta disciplina los niveles individuales y sociales son claramente distinguibles a la vez que relacionables. Esta propiedad es muy importante ya que los conceptos que establecen la relación, las actitudes entre ellos, poseen la capacidad de generalizar, desde las observaciones individuales del comportamiento, características propias del grupo social de los observados. Así, la toma de conciencia individual, la capacidad de establecer categorías de distinción de una persona, se comunica a su grupo inmediato, al más lejano luego y, una vez que esto ocurre, la característica de la observación se hace parte de la mentalidad. Este concepto alude claramente tanto a sujetos como a grupos sociales, recíproca y complementariamente.

Luego, la mentalidad se hace general, parte del funcionamiento de todos: así se hace conciencia. También la conciencia puede aludir a un grupo especial o al colectivo humano. El hecho mismo de la conciencia parece ser relativamente nuevo, a pesar de su universalidad actual.

La clave de la psicología es ver en el comportamiento siempre un elemento comunicacional. Para los psicólogos no nos es admisible ni que el comportamiento más privado, como el pensar en uno mismo, no sea comunicacional. Del momento que no lo fuese, el hecho sería de naturaleza no psicológica.

c) Ambito de Estructura y Sistema Social.

Los conceptos de estructura y sistema social son propios tanto de la antropología como de la sociología. Sin embargo, con el desarrollo de ambas disciplinas, estos ámbitos_conceptos, que implican una delicada y muy sofisticada estructura de observación en el presente, son también elementos que se han ubicado con bastante éxito entre aquellos que permiten explicaciones generales, en el quehacer actual, de diversas formas. Estos conceptos se encuentran presentes desde explicaciones netamente vinculadas a problemática social contingente, pasando por la definición de sistemas sociales como bases de la civilización en el ámbito de la conceptualización de la organización, hasta en enfoques centrados en las comunicaciones y que se vinculan con la capacidad productiva, ingenieril si se quiere. Recuérdese que nuestro segundo hombre "más notable" de momento, si se puede decir así, Fernando Flores, tiene especial importancia en la elaboración recién señalada.

d) Elementos de la Política. Otra aseveración preliminar para un trabajo sobre ecología es el establecer que el tema está, hace ya un tiempo, ligado con conceptos, posiciones, así como lenguaje ideológico_político. Incluso la posición ecológica es tratada de esta forma en la medida que es despreciada, criticada, valorizada o desvalorizada. Esta posición que fue rotulada como "verde" en sus comienzos es, en si misma, posición de este tipo, política, y el trato que le han dado las esferas políticas así lo reconoce. Es cierto que en un comienzo esta posición apareció como una transformación cultural del capitalismo, de ciertos cuadros pro marxistas, por parte del capitalismo. Por

consiguiente, en las esferas "revolucionarias" de las décadas de los sesenta y setenta los "verdes" fueron vistos como reaccionarios de nueva factura. Sin embargo, un análisis histórico sumario debe considerar que hoy en día la posibilidad socialista fracasó, se desarticuló, y si sigue figurando como nombre político, lo hace sustentando las bases de

aquello a lo que era por definición contrapuesta: la sociedad de consumo y la economía de mercado. Pero con los verdes no ocurrió lo mismo. Con todos los elementos intuitivos que acompañan al surgimiento de una nueva forma ideológica y a pesar de haber sido claramente identificados sus miembros por los sostenedores del capitalismo como peligrosos, han sido la base de la única corriente de opinión alternativa que goza de cierta salud. El reconocimiento por parte de las leyes y regulaciones indica que hasta cierto punto ha habido éxito en cuanto a ser reconocidos. En la actualidad, incluso el nivel de los grandes foros internacionales es ocupado ampliamente por esta forma política y las configuraciones constitucionales de reciente factura, como la Constitución Política de Chile, incluyen como derecho básico aquel relacionado con el ambiente. Los elementos propios de la política desde siempre han sido globalizantes y se incluyen en los planteamientos sociales en forma, a veces, no explícita. Esta tesis va a asumir, al respecto, dos posiciones que aunque no se pueden incluir como definiciones científicas propiamente tales van a estar presentes en todo momento en la intención de la elaboración del autor de la misma.

i) Se asume como supuesto el que toda ciencia social es valórica y que, por ende, compromete cierta posición

política. Al respecto vale aclarar que el autor tiene la convicción de que las posiciones avalóricas de la ciencia social lo hacen en contraposición binaria a la valórica, por lo que más representan una paradoja que nada. El ser avalórica necesariamente es una posición valórica en si misma.

ii) La segunda convicción es que el tema de la comunicación

ecológica es una instancia de poder político amplio. Esto hace que el tema de la conciencia ecológica sea finalmente visualizado como asunto ligado al cambio social macroestructural. Por consiguiente, el tema es enfocado con la intencionalidad de visualizar, desde la ciencia social, un asunto netamente político.

e) La Teoría de Sistemas.

Como elemento integrador del presente trabajo se articulará él mismo a través de los conceptos de la teoría de sistemas. Esta teoría es un planteamiento que, por su misma naturaleza y éxito, indiscutible como forma de integración, ya sea para ser avalado o contradicho, resulta ineludible en todo campo de investigación y análisis, no importando las restricciones que se le imputen.

Hay que aclarar, empero, que el tema ecológico además es, por su misma naturaleza, producto hasta cierto punto de esta concepción y no de otras. Entonces, si de ecología se trata un trabajo, es más que ineludible al abordar el tema, no importa la perspectiva que se le quiera dar. Ecología es teoría de sistemas necesariamente. Por lo tanto, se hará especial hincapié en definir lo más exactamente posible estos conceptos relacionadores que son los que permiten distinguir el problema planteado.

Por lo tanto y considerando tanto el orden como la parsimonia, se insertará el problema, en primer lugar, en el marco de la teoría de los sistemas sociales.

Dado la relevancia de esta conceptualización, este trabajo tendrá además un apartado especial en torno al tema de la comunicación ecológica por

el hecho de ser esta conceptualización básica para el presente planteamiento.

6.1 Elementos Sistémicos.

El problema de la ecología puede y debe ser inserto dentro de la distinción entre medio y sociedad. Parece ser un hecho que el que la ecología se vuelva un problema real es producto de esta diferenciación. Vale decir, además de dar por supuesto, que los sistemas existen (Luhmann,1986,1988).

Además, hablaremos de un tipo de sistemas en especial: el de los sistemas autorreferenciales.

Por lo tanto, se hace necesario explicitar el concepto de sistema autorreferencial, en primer lugar.

6.1.1 Sistemas Autorreferenciales.

El desarrollo de la teoría de sistemas ha tenido dos grandes momentos. El primero lo constituyó el aporte del concepto de retroalimentación que permitió conceptualizar las relaciones de cualquier sistema en términos de una homeostasis. El segundo consistió en la formulación del concepto de sistema cerrado. Este es capaz de diferenciar sus propios procesos internos y, lejos de restringir el aporte de la primera edición de la teoría, como podría mal entenderse, incluye los servomecanismos como partes del sistema, finalmente.

Respecto al tema ecológico, en particular, hay que establecer que su mera existencia ha estado relacionada con la visión que permiten las conceptualizaciones recién esbozadas. A continuación, se resumen algunos

planteamientos sintéticos al respecto. En primer lugar, se establece que "existen sistemas con la propiedad de establecer relaciones hacia si mismos y diferenciar estas relaciones hacia su entorno. Esta tesis establece como requisito que la descripción y análisis de los sistemas de hecho sea llevada a cabo a través de otros sistemas (también autorreferenciales)" (Luhmann,1988 pág. 31).

"La teoría de sistemas es formulada en el lenguaje de los problemas y sus soluciones, que hace a la vez comprensible el que, para ciertos problemas, existan soluciones diferentes, pero que son funcionalmente equivalentes. En la abstracción en pos del logro se construye una abstracción funcional, que a su vez lleva a comparar los tipos de sistemas diferenciados. En este sentido orientamos la teoría general de sistemas sociales hacia una teoría de sistemas general y justificamos así el uso del concepto de `sistema'. Para la teoría de los

sistemas sociales, a su vez, se plantean concepciones

universales y es por eso que hablamos de `general'. Quiere

decir esto: Todo contacto social es conceptualizado como

sistema hasta la sociedad como totalidad sobre la cual yacen

todos los posibles contactos. La teoría general de sistemas

sociales eleva, en otras palabras, el supuesto, de enfocar al

conjunto completo del ámbito sociológico, y en ese sentido

pretende ser teoría sociológica universal." (Luhmann,1988,

pág 33).

En el predicado recién enunciado, la teoría pretende ser

capaz de comprender grandes problemas en la medida que, a

través del concepto de sistema, se logren lenguajes equivalentes. También se enfatiza que este hecho constituye

una operación social.

Por consiguiente, el presente trabajo acepta como

supuesto que la teoría general de sistemas, el

establecimiento de relaciones funcionales, así como la

identificación de procesos energéticos, se pueden integrar en

el marco de una alternativa de solución al problema

macrosistémico de la relación del hombre como sistema social

con su entorno, que es otro sistema, autopoiético también por

lo demás. Se considera que una conceptualización general

aparece como útil para una alternativa de solución a la

hipercomplejidad abordada, en la medida que es universal.

Continúa esta justificación teórica analizando

someramente la definición del sistema de entorno. Se

supondrá por el momento que éste es biológico. Uno de los

conceptos básicos asociados a lo biológico es el de la

competencia (al menos en el enfoque Darwiniano). Sin embargo,

resulta que al parecer no es así, sino que el sistema del

entorno es más bien cooperativo. H. Maturana (1989,pág 19)

señala al respecto: "La biología moderna ha puesto su mirada

en la genética y la herencia para explicar .., asimilando

cada carácter o rasgo señalable en los seres vivos a un

determinante molecular en los ácidos nucleicos. Yo pienso

diferente. Yo pienso que lo que define a una especie es un

modo de vida, una configuración de relaciones cambiantes

entre organismo y medio que comienza con la concepción del

organismo y termina con su muerte, y que se conserva

generación tras generación como un fenotipo ontogénico, como

un modo de vivir en un medio, y no como una configuración

genética particular." Nótese cómo a través de las

definiciones de N. Luhmann en lo social y de Maturana en lo

biológico queda definida una dimensión, la del análisis de

los sistemas sociales y los de su entorno biológico, como una

sobre la cual construir un conjunto de categorías de

distinción.

Por consiguiente, el entorno puede ser definido como el

conjunto de elementos vivos cooperativos, insertos en un

medio físico, con capacidad ontogénica, que comprende al

hombre socialmente organizado. Dicho de otro modo, es el

sistema social el que, al diferenciarse, genera al medio o

entorno al cual pertenecía y al cual pertenece y del cual ha

conservado la propiedad ontogénica.

Cabe el plantear que los modos de vida no son más que

tipos de relaciones sociales, o que las relaciones sociales

son modos de vida, para darse cuenta que nos estamos situando

a un nivel común de lenguaje. Entonces, se justifica explorar

las posibilidades convenientes para la funcionalidad del

problema planteado, o para comprender el problema planteado

desde los sistemas, el explicitar algunas categorías básicas

de distinción respecto a éste.

6.1.2 El Lenguaje.

El lenguaje puede ser definido como el vehículo a través

del cual un sistema intercambia información con otro.

Consiste en un código compartido por los sistemas que se

comunican, así como por una gramática que permite su

estructuración y cambio y que a su vez también debe ser

compartido por los sistemas que se comunican. De compartirse

un lenguaje podemos precisar que somos parte del mismo

sistema o subsistemas insertos en uno de mayor nivel

jerárquico: manejamos categorías comunes, entendemos

problemas comunes y podemos darles soluciones comunes. Se

establece así que el hombre, sus hábitos, sus transacciones

sociales, sus organizaciones, sus países y su sociedad

mundial están en relación con el comportamiento de todos los

otros seres vivos, animales, plantas, hábitats complejos o,

en otras palabras, una organización planetaria de la cual

somos parte y con la cual no queda más remedio que

entendernos y comunicarnos. Pero para comprendernos

necesitamos tener un lenguaje común. Se puede aceptar

francamente la idea de que es, el lenguaje, el único sistema

posible para poder vivir nuestra existencia. Esta, a su vez,

debe ser considerada primero terrestre y, en segundo lugar,

humana. El peligro conceptual de no aceptarlo así tiene por

consecuencia la distinción entre lo artificial y lo natural.

Sin embargo, desde el punto de vista en exposición, no es

posible basarse en esta distinción.

A esta altura del discurso es importante explicitar

algunos conceptos claves para relacionar la teoría de

sistemas con el problema propuesto. Por ello se pasará,

como se estableciera al comienzo de este marco conceptual,

a exponer directamente y con cierto detalle la concepción de

Niklas N. Luhmann al respecto.

6.2 El Enfoque de Niklas Luhmann para la Ecología.

Dentro del contexto de las consideraciones sistémicas

incluidas en el presente trabajo, el centro estará dado por

el análisis, más o menos detallado, de la obra de Niklas

N. Luhmann, Ökologische Komunikation. La razón salta a la

vista: el aporte es sistémico, referido a los sistemas

sociales, en especial, y a la ecología, en particular.

Es importante señalar que la obra en discusión resume,

también, de forma abstracta, la concepción total del autor.

Esta obra es, por decirlo menos, ambiciosa en cuanto a sus

pretensiones.

El abordar el tema ecológico es, para este autor, un

desafío importante. Además, éste es asumido en el ambiente de

la Alemania actual, lo que hace de él un desafío más

importante aun , dado que es en ese país en donde los

movimientos ecológicos tienen mayor fuerza a nivel mundial.

Como casi todos los movimientos intelectuales, filosóficos y

políticos importantes del siglo, la ecología también tiene su

cuna en Alemania. Pareciera ser que hay diversas causas para

ello, y una es el alcance y precisión del idioma alemán. Esto

justifica el esfuerzo intelectual del autor del presente

trabajo al traducir directamente a N. Luhmann del alemán.

Cabe destacar que este solo hecho es un aporte muy importante

en la elaboración conceptual de este trabajo.

N. Luhmann define, como sigue, los objetivos de esta

conceptualización:

"El objetivo central del presente ensayo es demostrar

que la sociedad moderna, como consecuencia de su

diferenciación estructural en sistemas funcionales, posee

tanto demasiado poca como demasiada resonancia y, debe ser

entendida como un todo. Tan sólo en esta relación de cosas se

puede postular que la solución del problema no radica en

nuevas representaciones, ni tampoco en una nueva moral ni en

el trabajo académico acerca de una nueva ética ambientalista.

El trabajo aquí presentado complementa los argumentos de

la tesis y la sigue, aunque tan sólo en esquemas globales,

para los más importantes sistemas funcionales de la sociedad

moderna. Para funciones muy distintas, códigos binarios y

modos de proceder y vivir "correctos" (N.D.T comillas en el

original) se puede encontrar un cuadro de estructura muy

similar. Esto justifica el relacionar los problemas

ecológicos con el sistema social y no tan sólo el referirlo a

falacias políticas o económicas, como tampoco relegarlo a una

problemática de obligación ética" (Luhmann,1988 pág 7_8).

Nótese que en esta apretada presentación N. Luhmann

introduce varios conceptos importantes para el análisis del

tema:

a) El tema ha de ser analizado desde una perspectiva holista.

El autor considera como inconveniente el circunscribirlo a

un ámbito específico en la medida que se pierde, al así

hacerlo, de la estructura social a la que pertenece.

b) Además, ha de ser referido a relaciones entre la

estructura social y su entorno. Esto, no importa tanto lo

difícil que resulte definir lo que es el entorno del

sistema social actual.

c) Al referirlo a falacias políticas o económicas, solamente,

es descartado como elemento válido para el análisis.

d) La introducción de categorías binarias dice relación con

la necesidad de llevar a cabo el análisis en el contexto

de una epistemología diferente.

El autor plantea, a continuación, que no descarta los

aportes de economistas o biólogos, pero alega que éstos

sencillamente formulan supuestos sin justificarlos.

Finalmente, cree que el análisis, desde el punto de

vista de las comunicaciones, supera este problema y postula

que es posible llegar a concluir que él radica

fundamentalmente en la diferenciación estructural de los

sistemas en si mismos.

En el fondo del raciocinio, el autor alega que la

ciencia debe conformarse con aumentar la probabilidad de la

predicción más que buscar verdades inconfundibles, ya que un

intento en ese sentido termina por someter a crítica a otros

postulados, sin brindar mejores alternativas.

A continuación, N. Luhmann hace una dura crítica a la

sociología, pero es una crítica de tipo constructiva, ya que

abre, para esta ciencia, fronteras y son precisamente éstas

las que son objeto de las críticas de N. Luhmann.

6.2.1 Abstinencia Sociológica.

"Si se mide en términos históricos, la reflexión

acerca de la relación entre hombre y medio es bien nueva.

Recién hace unos buenos veinte años se comienza a dar una

creciente discusión acerca de la relación entre temas

ecológicos, considerando el sistema social y su entorno. De

muchas maneras la sociedad se ve enfrentada a los efectos de

los rebotes de sus acciones sobre el entorno." (Luhmann,1988

pág 11).

Al respecto, el autor se refiere a grandes temas

como el agotamiento de los recursos naturales, al

envejecimiento de la población, así como al deterioro general

del ambiente por la contaminación. Sin embargo, reduce a

todos ellos a un concepto comunicacional al cual vale la pena

analizar en detalle.

"Todos estos son temas de la comunicación societal.

Como nunca se alarma la sociedad actual, a si misma, sin

invertir medios suficientes, ni cognoscitivos o de

predicción, tampoco genera soluciones prácticas para su

solución... Aunque el problema en si no es nuevo, recién hoy

en día ha alcanzado una intensidad suficiente, que hace que

ya no se pueda ignorar por más tiempo, de tal forma, que el

`ruido' se incluya en la comunicación humana" (Luhmann,1988

pág. 12).

A esta altura de la discusión, N. Luhmann entra de

lleno y sin mayores preámbulos en el tema de las

comunicaciones, así como en un análisis comunicacional del

mismo. Es importante destacar que el analizar un tema con

sus propios conceptos es propio del raciocinio de este autor.

Por consiguiente, existen varias premisas acerca del tema,

las cuales el autor explicita:

a) El tema no es nuevo.

b) Sin embargo, es en la última época en que la complejidad

de la sociedad ha aumentado, en la cual este problema se

vuelve parte de las comunicaciones internas del sistema

social.

c) Por consiguiente, se trata de un tema que es parte del

funcionamiento social. Por lo tanto, la perspectiva

biologicista aparece como parte del funcionamiento

social más que como un sistema desconectado del proceso

de diferenciación estructural, en donde, es más o menos

obvio, está inmerso.

Por consiguiente, cabe preguntarse por qué el problema

ecológico no ha sido abordado por la sociología hasta el

momento y, es en esta reflexión, en donde N. Luhmann

introduce su crítica a ésta.

El autor sostiene que la sociología, hasta antes del

problema, había sido definida como una disciplina avocada a

los problemas internos de organización de la sociedad. Por

ende, por definición, el hecho social no tomaba en cuenta las

relaciones del sistema social con el biológico. Tampoco podía

ser de otra manera.

Luhman sostiene que el pensamiento sociológico se basa

en la idea de la civitas, que sería una instancia perfecta.

La naturaleza extrahumana aparece en este pensamiento

como al servicio del hombre, tanto en las doctrinas estoicas

como cristianas. Por lo tanto, el concepto mismo de

civilización impide la visualización de unidad de la

diferenciación entre naturaleza y civilización. En este mismo

sentido, aparecen teniendo una relación complementaria.

(Watzlawick, 1967).

Es así como el pensamiento ilustrado ideologiza aun más

los debates sociales, volviendo las discusiones sociales aún

más al interior de la sociedad.

Por consiguiente, la ciencia sociológica es vista por

N. Luhmann como reducida, tal como sigue: "Una vez reducida

la sociología a sus propias contradicciones, ya no pudo darse

cuenta que, desde las ciencias naturales, había surgido un

cambio de orientación provocado por la formulación del

principio de entropía. Cuando este principio, con su

tendencia al decaimiento del calor implícita se asume, es aún

más importante el explicar el porqué el ordenamiento natural,

a pesar de él, no lo implica, ya que evoluciona en forma

negentrópica. La respuesta radica en la naturaleza

termodinámica de los sistemas abiertos, que se relacionan a

través de sus input y output con su entorno, rigiéndose por

relaciones de intercambio y son, por ende, dependientes del

entorno, pudiendo garantizar de todas formas su autonomía a

través de la autorregulación estructural" ((Luhmann,1988 pág.

16_17).

Por consiguiente, el intercambio o comunicación entre un

sistema y su entorno garantiza, para el autor, hasta cierto

punto la negentropía. Por supuesto que N. Luhmann sabe

perfectamente que los principios de la termodinámica han sido

ampliamente utilizados en el pensamiento sociológico. Sin

embargo, argumenta al respecto lo siguiente: "Sería

deshonesto no reconocer que la sociología sí se ha dado

cuenta de ésto. Existen al respecto algunos avances

programáticos. Existen incluso investigaciones de

organización sociológica fecundas que demuestran la

dependencia de las organizaciones del medio pero que

entienden, de todos modos, el medio como entorno social, por

ejemplo, el mercado o la innovación tecnológica, y por ende

se refieren nuevamente a la sociedad misma" (Luhmann,1988

pág. 17_18).

Sin embargo, alega el autor, el intento consiste en

tomar la teoría de sistemas como modelo epistemológico, mas

no cambia el enfoque filosófico de los estudios. V. Gr. todo

cambia para seguir igual.

Luego, admite abiertamente que el problema ecológico ha

irrumpido con cierta sorpresa en los círculos académicos, lo

que ha generado una falacia teórica en el trato del problema:

"El surgimiento sorpresivo de una conciencia ecológica

renovada ha dejado poco tiempo para la reflexión teórica. Por

lo pronto se piensa el nuevo tema en el marco de la antigua

teoría. Si la sociedad estuviese en riesgo por su influjo

con el entorno, entonces debería abandonarlo; se debería

identificar a los culpables y abandonarlos, y en caso de

emergencia combatirlos y abandonarlos. La justificación moral

de ésto se simienta en evitar la autodestrucción de la

sociedad. Con poca perspectiva se lleva una discusión teórica

a las consideraciones morales, y el déficit teórico es

sustituido por el celo moral" (Luhmann,1988 pág. 19). "De

esta forma se lleva la discusión hacia una nueva ética del

medio ambiente, sin analizar las estructuras sistémicas

involucradas" (Luhmann,1988 pág 19).

El autor alega que el asunto lleva en si mismo a

considerar culpables, ya sean históricos o políticos,

evitando la pregunta de fondo de cómo y cuando surgió el

problema ético.

"Por último surge el que la investigación científica se

orienta al respeto del `equilibrio natural', ya sea en

relaciones ecológicas, ya sea con culturas extranjeras y, hoy

en día, incluso esto se aplica para los países

subdesarrollados y sus tradiciones en que, al mismo tiempo,

la propia sociedad critica asiduamente y se la convence

acerca de iniciativas de intervención, como si no fuese un

sistema. Obviamente se trata aquí de etnocentrismo negativo

en acción, y seguramente tiene que ver también con

animadversión contra la `Teoría de Sistemas' (N.D.T entre

comillas en el original), acusándola de ser ella depositaria

del órden social" (Luhmann,1988 pág. 20).

Sin duda que es en este punto en donde el autor

justifica la aplicación de la teoría de sistemas al problema.

Sin embargo, vale la pena aclarar que, para N. Luhmann, esto

no constituye método de análisis, sino que pasa por el

reconocimiento de que los sistemas existen (Luhmann,

1984,1988,1990). Es decir, los sistemas son entes reales,

concretos, con existencia.

Por lo tanto, el autor postula que se puede concluir que

el tema ecológico debe ser tratado siguiendo las siguientes

consideraciones:

" 1. La teoría debe volcarse desde una orientación centrada

en la unidad del todo social, a una que considere a éste como

una pequeño todo parcial, inserto en un todo más grande

(mundo), como orientación de la diferencia entre sistema

cultural y entorno, como unidad y punto de partida de

distinción así como de desarrollo teórico. Más

precisamente: el objeto de la sociología no es el sistema

social, sino la unidad de la distinción del sistema social y

su entorno. Trata, en otras palabras, del mundo en conjunto,

visto a través de la referencia sistémica del sistema social,

por lo tanto, con la ayuda de la línea divisoria, desde la

cual el sistema social se diferencia en contraposición a un

medio ambiente. La diferencia no es sólo un instrumento

diferenciador, sino, por sobre todo, instrumento de reflexión

del sistema.

2. La representación de los elementos del sistema social

debe ser cambiada de unidades substanciales (individuos) a

operaciones autorreferenciales que, tan sólo, aparezcan

dentro del sistema y, tan sólo, surjan con la ayuda de una

red de operaciones idénticas (autopoiesis). Para el caso de

los sistemas sociales en general y sistemas culturales en

específico parece, a la luz de lo anterior, ajustarse de

mejor forma a la operación de la comunicación.

Aceptadas las propuestas, se puede entender simplemente

por sistema social al conjunto de todas las comunicaciones

relacionadas. La sociedad no está compuesta por nada más que

comunicaciones y, de la reproducción fluyente de las

comunicaciones a través de la comunicación, surge el límite

con el entorno y sistemas de este último tipo. De esta manera

se construye complejidad a través de evolución" (Luhmann,1988

pág. 23_24).

6.2.2 Causas y Justificaciones.

Para entender a N. Luhmann vale la pena comprender que

es la complejidad el eje central de su teoría. Es decir, la

perspectiva Luhmaniana supone que todo sistema se diferencia,

básicamente, aumentando la complejidad de su organización y

este proceso es entendido como uno de información, de

diferenciación de categorías de distinción. Además, hay que

señalar que claramente N. Luhmann asume una perspectiva

evolucionista para el fenómeno social: en otras palabras, la

complejidad aumenta en un proceso evolutivo o la evolución

consiste en un proceso de aumento de la complejidad. "Si se

toma el fenómeno de la configuración evolucionista de la

complejidad, se traslada el punto de gravedad a la

problematización. La forma acostumbrada de observación de

problemas ecológicos parte del supuesto de que éstos radican

en la sociedad y, a partir de ello, se pregunta por sus

consecuencias. Se sigue la dirección temporal y usa como

argumento convincente que, las consecuencias no ocurrirían,

si no surgieran los supuestos. Así se corta el desagrado

desde la raíz, y se puede suponer que , por ejemplo, una

planta química contamina con deshechos y residuos las aguas

de los ríos, de manera que mueren los peces y, así se

amenazan las reservas de agua. Para solucionar estos

problemas bastaría con generar un derecho policial

adaptativo. Tanto el tipo de problemas actuales así como el

análisis sistémico obligan ambos a esta forma de observación

así como a la reconstrucción de los problemas desde la

perspectiva de los sistemas, basada en la repercusión de los

cambios ecológicos" (Luhmann,1988 pág. 26). "El riesgo

ecológico radica de todas formas en el marco de las

posibilidades de la evolución. Las situaciones amenazantes no

se constituyen sólo porque se logre un grado de

especialización que cambia el medio mayor. Se debe contar al

menos con la posibilidad de que un sistema afecte de tal

forma su medio ambiente, que posteriormente no pueda

sobrevivir en este medio. La orientación primaria a metas de

los sistemas autopoiéticos es siempre el supuesto de la

autopoiesis sin consideración al medio y, por ello, el paso

siguiente va a ser siempre más importante que esta

consideración hacia el futuro que, no es alcanzable, si la

autopoesis no es supuesta. La evolución, desde una

perspectiva a largo plazo, va a preocuparse de mantener `el

equilibrio ecológico' (N.D.T. entre comillas en el original).

Pero esto no significa otra cosa, que los sistemas son

eliminados cuando siguen una tendencia hacia el autoriesgo

ecológico.

Al introducir esta consideración acerca de la evolución

de la complejidad de las sociedades y los problemas

ecológicos entonces hay que reformularse la pregunta acerca

del `dominio sobre la naturaleza' (N.D.T. entre comillas en

el original). No se trata de un mero más o menos control

técnico sobre la naturaleza y menos se trata de límites

éticos o sacros. Tampoco se trata del embellecimiento de la

naturaleza ni de nuevos tabúes. En la medida que resultan en

engranajes técnicos que cambian la naturaleza con problemas

consecuentes para la sociedad, no va ha haber menos, sino que

va ha haber que desarrollar más las competencias de los

engranajes pero, va a haber que hacerlo en base a criterios

que comprendan la propia retroconsternación. (N.D.T el autor

configura la inclusión del como me voy a ver involucrado a

futuro o conciencia de futuro). El problema no radica en la

causalidad, sino en los criterios de selección. La pregunta

que de esto surge es doble y como sigue:

(1) ¿ Alcanza la competencia técnica como para generar un

comportamiento selectivo, o sea, nos da suficiente libertad

en contraposición a la naturaleza ?

Y,

(2) ¿ alcanza la competencia social, o sea la comunicacional

como para llevar a cabo operacionalmente la selección ? "

(Luhmann, pág. 39). (N.D.T. El desglose en párrafos no

aparece en el original).

Es evidente que, a la base de este razonamiento, el

problema ecológico reaparece desde una nueva perspectiva. No

cabe duda, por otra parte, que introduce en nuestras

conciencias una cierta molestia, una cierta inquietud.

Obsérvese con detención que un razonamiento de este tipo

obliga o reformular el problema dentro del siguiente marco:

a) El trato del problema ha de hacerse desde una perspectiva

holista, ya que las soluciones parciales no constituyen

soluciones, dado que se trata de un problema global.

b) Se reconoce que, básicamente, el amenazado no es el

sistema total, o mundo (espacionave en el lenguaje

Batesoniano), sino que, ni más ni menos, el subsistema social

dentro de este todo, es decir, la humanidad y su civilización

actual. Tan sólo es posible visualizar así el problema si y

sólo si se estipula claramente el que el sistema social está

inmerso, como subsistema, en uno de mayor envergadura, con el

cual se relaciona.

c) Y, nuevamente siguiendo a Bateson, el problema es reformulado en términos de la emergencia de la necesidad de

fomentar las comunicaciones como solución real al problema.

Es decir, N. Luhmann sostiene que, a pesar de que es

perfectamente posible que el sistema social no se alcance a

desarrollar (a evolucionar) como para adaptarse a su medio,

la única alternativa de solución radica en desarrollar aún

más el sistema, es decir, en aumentarle su complejidad y este

aumento de complejidad tan sólo es posible de ser logrado

configurando categorías de distinción que permitan que el

sistema social desarrolle las competencias comunicacionales

como para sobrevivir en un medio en cambio, es decir, debe

evolucionar aumentando su complejidad.

A esta altura del discurso vale la pena destacar que la

solución radica en un cambio de las competencias psicológicas

a estructuras de complejidad desconocida todavía. Así como el

advenimiento de la cultura occidental hizo evolucionar el

sistema de percepción generando un metasentido de la misma o

conciencia de si mismo, se necesita que el hombre desarrolle

una nueva estructura que, a modo tentativo, es la conciencia

de la posibilidad de conciencia o metaconciencia

sencillamente, aunque esta forma de ver las cosas es más

ambigua. El avance ha de ser, entonces, de nivel

necesariamente y no sencillamente de cantidad. Nótese,

entonces, como el tema ecológico queda así constituido en una

presión por la evolución de metasistemas de tipo psicológico

o psicosociales.

En el apartado siguiente de la obra en análisis se

reintroduce el concepto de resonancia. Este es el concepto

clave que desarrolla N. Luhmann en su ensayo sobre

comunicación ecológica para abordar el problema. Por

consiguiente se justifica el explicitarlo en extenso en el

marco de la presente tesis.

6.2.3 Resonancia.

" Con conceptos como complejidad y reducción,

autorreferencia y autopoiesis, o reproducción recursiva

cerrada en referencia a la irritabilidad del entorno se

lanzan preguntas teóricas complejas, que en las siguientes consideraciones no podremos mantener constantemente en vista.

Nos simplificamos la representación a través de describir

la relación entre sistema y ambiente con el concepto de

resonancia. Esto implica el suponer que la sociedad moderna

es un sistema de alta complejidad, no siendo posible

describirla como una especie de fábrica conformada de

Inputs y Outputs. La relación entre sistema y medio queda

mucho mejor representada a través de estructuras circulares

internas opuestas al medio ambiente y tan sólo

excepcionalmente en otros planos de realidad, el sistema será

irritado por factores ambientales, desbalanceado y puesto en

reverberancia (oscilación, movimiento). A este caso

específico lo llamamos resonancia. También se podría pensar

en un diccionario que (aproximadamente) se utilice para la

definición de todos los conceptos, definiéndose a si mismo y

que tan sólo excepcionalmente permita referencias a conceptos

indefinibles. Para este diccionario se puede constituir un

comité redactor que supervigile, si la lengua cambia, el

sentido de esos conceptos indefinibles o si, a través de la

creación de nuevos conceptos, molesta la integridad del

universo de palabras, sin establecer, con esta molestia, cómo

se deben manejar los cambios en los registros. A más rico

sea un diccionario así, tanto más va a ser puesto en

movimiento por el desarrollo del lenguaje y, tanto más

resonancia va a poder producir.

Incluso la física nos puede dar lecciones al respecto:

un sistema indiferenciado tan sólo puede ser puesto en

resonancia a través de su propia frecuencia. En la teoría

biológica de los sistemas vivos se habla de `acoplamiento'

(entre comillas en el original), para referirse, a que en

ninguna parte existen correspondencias punto a punto entre

sistema y medio ambiente, sino que un sistema se protege

siempre a través de su frontera del medio estableciendo tan

sólo selecciones muy selectivas. Si no se diera esta

selectividad de la resonancia o del acoplamiento, no se

diferenciaría el sistema de su entorno, y no existiría como

sistema" (Luhmann,1988 pág 41).

"Nada distinto rige para las relaciones comunicacionales

del sistema social. Podemos formular más estrictamente las

preguntas acerca de la pertinencia ecológica y de los riesgos

ecológicos de la vida en sociedad más estrictamente, si

encontramos las condiciones bajo las cuales los estados y

cambio del entorno social encuentran resonancia en la

sociedad. Esto no es de ningún modo obvio, sino que visto el

todo y visto en términos sistémicos poco probable. Y visto

desde el punto de vista de la teoría de la evolución se podrá

incluso decir, que la evolución sociocultural descansa en la

premisa de que la sociedad no debe reaccionar frente a su

medio, ya que de lo contrario no nos encontraríamos en donde

actualmente estamos. La agricultura comienza con el

aniquilamiento de todo lo que antes en un lugar creció.

La problemática de los contactos meramente selectivos

con el medio y la protección a través de fronteras se va a

volver a encontrar en el plano de las operaciones del

sistema. La sociedad es un sistema poco frecuente de gran

amplitud de frecuencias, si es que ésto se puede decir.

Es posible comunicarse acerca de cualquier cosa que se deje

formular verbalmente. Sin embargo, se queda atado a la lengua

(análogamente al pequeño espectro, en el cual podemos ver y

escuchar), y lo que es más importante y aparece como más

cortante: uno debe ordenar discurso y texto en términos

secuenciales, por lo que no se puede decir todo de una vez ni

tampoco atar todo lo dicho con otros elementos. La

estructura general del lenguaje, su bagage de palabras, su

gramática así como la introducción de sus negaciones obligan

a la selección. Y aún más válido es ésto, si se considera que

a su vez el hecho que todas las selecciones han de ser

nuevamente ordenadas en un contexto secuencial, por lo que

aparecen en secuencia en que lo primero hace entendible lo

que sigue pero nunca a la totalidad. Aun si no se

estableciesen en forma previa las fronteras del sistema

social, serían establecidas por el modo de operación así como

por la forma de ordenarse de la comunicación. Si existe

comunicación el hecho diferencia en si mismo la existencia de

un sistema social, aunque los hombres lo quieran, lo aprueben

o no.

La limitación de la capacidad de resonancia de los

sistemas sociales queda determinada por el modo de

procesamiento de la información, subyacente a la naturaleza

de los sistemas sociales y de conciencia psicológica : en la

peculiaridad del sentido. " (Luhmann 88 pág 43).

" Las posibilidades de comprensión global se ven

nuevamente determinadas, y fuerzan a su vez por su lado, a

tener tan sólo una comprensión del mundo momentánea. Muy poco

puede estar realmente en el centro de la atención y ser

eventualmente un tema actual de la comunicación; todo el

resto y finalmente la tierra como un todo al ser asociada a

ella viene a ser alcanzada tan sólo en forma secuencial y

selectiva: se puede ir en pos de una o de otra posibilidad, y

cada paso abre nuevas posibilidades de acuerdo a lo sucedido

anteriormente."(Luhmann 88, pág. 43).

"El sentido es por consiguiente, dicho en otras

palabras, una representación con capacidad de ser actual de

la complejidad mundial en un momento dado. La discrepancia

entre la complejidad del mundo real y de la capacidad de

comprensión de la conciencia eventualmente puede ser reducida

por la comunicación de tal forma que el rango actual puede

ser mantenido en su estrechez y todo lo demás"( Luhmann,

1988, pág 44)

En este apartado se ha tratado de mantener sin

interrupciones el discurso de N. Luhmann. Sin embargo,

introducido así el concepto de complejidad, vale la pena

aclarar las consecuencias del mismo:

a) La información del medio no es un asunto que deba ser

creado. El medio es lo que es y contiene toda la información.

b) Es el sistema el que debe diferenciarse de tal forma de

ser capaz de seleccionar la información del medio que le

es relevante para su propia resonancia con el medio.

c) Este hecho es eminentemente un fenómeno comunicacional, ya

que el sistema ha de construir una frontera selectiva de

información del medio, de tal forma que lo que ocurre en él

sea comprendido como información con el sistema: es decir, ha

de configurar un sistema metacomunicacional, de forma que

genere una comunicación acerca de la comunicación del sistema

social con su entorno.

Creo que es en este punto del discurso, en donde N.

Luhmann integra en forma magistral tanto las concepciones

comunicacionales de Watzlawick (1976) con las de Bateson

(1985), hecho por lo demás nada de extraño, dado que ambos

autores tiene raíces en común. Sin embargo, el aporte de

N. Luhmann es importante, ya que generaliza las distinciones

de Bateson acerca de la relación hombre ambiente,

fundiéndolas con las de Watzlawick acerca de la

metacomunicación, introduciendo ambos conceptos en conjunto,

como categorías de observación y acción, al mismo tiempo, del

sistema social.

De pronto resulta claro el desafió: ha de procurarse la

construcción o diferenciación de un subsistema dentro del

social, que sea capaz de llevar a cabo una cuidadosa

selección de la información que es relevante para el análisis

de la resonancia de éste con el sistema mundo, en el cuál

está inmerso, y, necesariamente, esto justifica el conocer la

organización de la información y, por ende, de las leyes de

organización de la relación. Es decir, aparece como evidente

que el problema ecológico puede ser reducido teóricamente a

la construcción de un subsistema dentro del social, que sea

capaz de observar como observa su relación con el medio, con

el fin de poder regular el nivel inferior, el de la relación

propiamente tal entre el sistema social y el mundo en el que

está inmerso.

Nótese, asimismo, cómo gradualmente se ha reducido el

problema a un lenguaje comunicacional. Y es que el problema

no es un problema de residuos, de animales muertos, de ética

o de leyes: resulta obvio que se trata de un problema de

relación o de interacción. Por consiguiente, tan sólo en la

medida que se observe la interacción más que las partes, se

podrá visualizar el problema. Asimismo, para poder observar

cualquier interacción, se hace necesario más bien analizar el

problema de cómo observarla, que la interacción en si misma:

es decir, el problema ecológico es, desde este punto de

vista, un problema comunicacional que requiere de soluciones

de este tipo, a su vez.

Obviamente, aquí se asume una perspectiva

constructivista sobre el problema: se trata de construir un

sistema que observe como él observa su propia observación de

su relación con el medio. (Watzlawick et al,1981)

Por consiguiente, el desafío del problema aparece

resuelto al menos en la dirección que se ha de seguir. Se

trata de desarrollar las competencias comunicacionales del

sistema social, de forma tal que logre comprender cómo está

observando el medio.

6.2.4 Observación de la Observación.

Una de las características de N. Luhmann es que la

complejidad de sus conceptos radican en si mismos y no en su

presentación. Por ende, se va a referir sencillamente al

concepto de observación de la observación, tal cual se

expresa. "La resonancia de un sistema tan sólo es tomada en

cuenta, cuando el sistema es excitado por su entorno. El

sistema puede registrar esta excitación, y si se relacionan

con capacidades de elaboración de la información, puede

reaccionar frente al medio. Asimismo el sistema registra el

efecto de su propio comportamiento sobre su entorno, siempre

y cuando, dentro de los límites de evaluación de la realidad,

pone en marcha una nueva excitación. El entorno es para el

sistema el horizonte global establecido en términos de la

elaboración de información de referencia externa. El entorno

es también para el sistema una premisa interna de las propias

operaciones, y tan sólo se va a constituir dentro del sistema

esta premisa, cuando éste establezca como esquema de orden de

sus propias operaciones la diferenciación entre

autorreferencia y referencia externa.

Así, como función que tiene como premisa su carácter

interno, el entorno del sistema no tiene fronteras, y

tampoco necesita fronteras. Es el correlato de todas las

referencias externas utilizadas por el sistema y es enorme

como horizonte. Quiere decir ésto: es posible de ser ampliada

a través de toda operación que la involucre. El horizonte se

retira, en la medida que uno se le acerca.(NDT idem Lao Tsé,

Tao Te King). Esto ocurre sin embargo tan sólo en la

dimensión de las propias operaciones del sistema. El

horizonte no puede ser nunca corrido, ni nunca sobrepasado.

El horizonte no es una frontera. El acompaña a cada operación

del sistema, en la medida que ésta se refiere a algo fuera

del sistema. Sólo es posible entender el horizonte en

contraposición con intenciones y comunicaciones; esto tan

sólo si, el sistema es capaz de representarse el entorno como

totalidad ( y esto quiere decir así mismo que el sistema

ha de considerarse a si mismo como totalidad).

De otra forma, en la conceptualización anterior de

Wittgenstein, se puede decir también: un sistema sólo puede

ver, lo que puede ver. No puede ver, lo que no pude ver.

Tampoco puede ver que no puede ver lo que no puede ver. "

(Luhmann,1988 pág 52)

Resulta evidente que el autor en este apartado hace

apelación a la cibernética de segundo orden. Por

consiguiente, la propuesta se encamina básicamente, de

acuerdo al planteamiento, a analizar y buscar soluciones al

problema ecológico a través del desarrollo de potencialidades

dentro del sistema social, de tal forma que éste sea capaz de

tener los mecanismos y operaciones capaces de informar a si

mismo acerca de sus relaciones con el medio. Por lo tanto, la

propuesta lleva a formular la necesidad de idear los

mecanismos sociales correspondientes, de tal forma que se

establezca una comunicación de segundo orden o superior con

los efectos que la propia acción del sistema tenga sobre las

relaciones de éste con el medio, con el fin explícito de

tratar de asegurar la supervivencia del sistema y, por

supuesto, no la del medio, lo cual, desde esta perspectiva,

resultaría absurdo al menos.

6.2.5 Comunicación como Operación Social.

Resulta, a esta altura, claro que el sistema social ha

de establecer una forma de comunicación consigo mismo que le

permita, en primer término, distinguir su propia

referencialidad de la del medio externo. Además, vale la pena

reconocer que esta operación es del subsistema como un todo

y, de ahí, su naturaleza social. " En seguida debo destacar

las restricciones de centrarse en las, en sí socialmente

dependientes, posibilidades de la conciencia psíquica de los

sistemas individuales y me restringiré a la referencia del

sistema social. Por sociedad se debe entender al conjunto de

comunicaciones con sentido. Cualquier restricción, aunque

fuesen las organizaciones, subdividiría demasiado el tema. La

pregunta versa, entonces, acerca del cómo la sociedad, como

sistema de operaciones cerrado, se comunica con sentido

acerca de su entorno; y, más exactamente: que posibilidades

tiene de comunicar acerca del riesgo ecológico.

El concepto de riesgo ecológico, en principio (mientras

no sepamos de que se trata), aparece como suficientemente

amplio. Debe incluir cada comunicación acerca del entorno que

tenga la propiedad de afectar el cambio de estructura del

sistema de comunicación sociedad (NDT en bastardillas en el

original) :aun más, se trata finalmente de un fenómeno

interno de la sociedad. No se trata de hechos objetivos: de

si se acaban las reservas de petróleo, se calienten los ríos,

se mueran los bosques, el cielo se oscurezca o los mares se

ensucien. Este puede ser o no el caso, y aparece como

solamente físico, químico o biológico, y no como resonancia

social, mientras no se comunique acerca de ésto. Pueden morir

peces u hombres, puede que el bañarse en mares o ríos acarree

enfermedades, puede que no aflore más petróleo de los pozos,

y puede que baje o suba la temperatura media : mientras no se

comunique acerca de ello, esto no tiene efectos societales.

La sociedad puede ser un sistema vulnerable al medio, pero es

un sistema cerrado operativamente. Tan sólo observa a través

de comunicación. Tan sólo puede comunicar con sentido, y

esta comunicación tan sólo puede ser regulada por

comunicación. Tan sólo puede arriesgarse a si misma. (NDT

en bastardillas en el original).

Para poder sostener este importante punto de vista

nuevamente, también se puede decir que el entorno del sistema

social no tiene ninguna posibilidad de comunicarse con la

sociedad . La comunicación es una operación exclusiva de la

sociedad. No existen en el plano de estas comunicaciones

específicamente sociales ni input ni output. El medio puede

hacerse notar tan sólo a través de irritaciones o

interferencias de la comunicación, y la sociedad debe

reaccionar sobre si misma; así como tampoco el propio cuerpo

puede participar de su estado a la conciencia a través de

canales de la conciencia, sino que tan sólo a través de

irritaciones como presión o sentimientos de agobio, dolores,

etc., o sea en algunos de los modos que para la conciencia

son resonantes. Con conceptos introducidos por Francisco

Varela se puede decir que para la conciencia no existen

couplage par input sino que tan sólo couplage par

clôture.(ambos términos en francés en el original).

Esto vale también (y es lo que le da relevancia a esta

tesis) para el comportamiento de conciencia y comunicación

(en bastardillas en el original). También la conciencia de

los sistemas psíquicos pertenece al entorno del sistema

social. Es, como tal, tan sólo un hecho psíquico y no

social. Por consiguiente, se entiende que la conciencia

humana corresponde tanto a la vida humana como otras

instancias corresponden a la comunicación societal. Pero

ésto no cambia el hecho de que los procesos de la conciencia

en si mismos, como pensamientos acerca de los pensamientos,

no sean comunicación... En relación con los sistemas de la

conciencia y los sistemas societales hay que contar además

con una onda de resonancia... Visto de manera realista, se

debe admitir la representación de que primero debiese existir

un `sujeto' que se haga conciente a la comunicación. Sin

embargo, antes de que puedan existir bases para una

comunicación ecológica y comience un proceso autopoiético de

denominación, se puede esperar que temas de esta comunicación

se vuelvan más y más contenidos de la conciencia (N.D.T. de

los sujetos). Esto también quiere decir sólo que la

comunicación societal cambia sus representaciones mentales

del entorno. Las consecuencias de ésto, para la sociedad,

son el que el análisis de las posibles comunicaciones tan

sólo es posible de llevar a cabo en términos de las

posibilidades de resonancia de ésta.

Así, los sistemas de conciencia pueden, en la

comunicación societal, si no se trata de las comunicaciones

en si mismas, producir tan sólo irritación, ruido o

sensibilidad frente a ciertos temas. Esto quiere decir que la

frontera exacta de lo socialmente comunicable se restringe :

o es entendible o es ruido. O se dirige la conciencia a la

puesta en marcha de procesos de comunicación para las

estructuras vigentes ... o va a obtener tan sólo ruidos que,

en términos masivos, van a tender a ser eliminados. Este

supuesto no debe ser entendido como justificación para la

generación de un sistema estatal de control. Por el

contrario: Las estructuras de un sistema de comunicación

han de ser altamente flexibles, pueden variar con el uso y

pueden ser utilizadas con sentido, por ejemplo, irónicamente

o para la orientación de la conducta. Todo ésto no cambia el

hecho de que la comunicación deba ser altamente selectiva,

es decir, se libre de aquello que no tenga resonancia"

(Luhmann, 1988,pág 62_66).

En esta apretada definición de las cosas cuesta

imaginarse hacia dónde dirige el autor sus intentos, por lo

que vale la pena discutir los conceptos en aras a aclarar

algunos aspectos necesarios para comprender y seguir el

razonamiento de Luhmann. Lo que resulta más interesante quizá

es, si embargo, en la inscripción de objetivos de esta tesis,

el que tanto contenidos de conciencia, su impacto social, la

ubicación personal frente a la comunicación o, en otras

palabras, la resonancia, aparecen como entidad o entidades

observables u observable.

En resumen, se establecen a partir de la

exposición en discusión los siguientes elementos.

En primer término, el problema ecológico es tratado con

un símil personal. Aquí se hace indispensable el aclarar que

el símil es a la vez utilizado y criticado. Por un lado, se

reconoce a través de él que la conciencia, es decir, el

subsistema que articula el quehacer de un sistema (por ende,

un metasistema), es uno de tipo cerrado, que tan sólo es

excitado por el medio. En la medida que el proceso

autopoiético genera categorías de distinción de estas

irritaciones, éstas adquieren sentido para el sistema o no

pasan de ser meros elementos perturbadores para sujetos. Por

otro lado, esta conceptualización deja al concepto de

conciencia ecológica como insuficiente, aunque necesario,

para la solución del problema. Es, en realidad, la sociedad

como un todo la que ha de transformar las irritaciones

provenientes del medio,primero, en información, para luego

comunicar esta información a todo el sistema y, por ende, tan

sólo así se produce resonancia dentro de éste. Es el sistema,

como un todo organizado, el que debe ser capaz de comunicarse

con esta onda. Por ende, lejos de reducir el proceso de

comunicación ecológica a un proceso de toma de conciencia

individual, éste se proyecta a la construcción de un

metasistema que dé sentido, sentido que ha de ser inteligible

e inteligente para todas las partes del sistema, respecto de

las irritaciones provenientes del medio. Es decir, la tarea

consiste en construir un lenguaje para que, parafraseando a

De Saussure, se hable una lengua ecológica como operación

societal. Pero ésto precisa de la construcción de canales de

comunicación así como de instancias de recepción, como

también de emisión de mensajes en los subsistemas, que

permitan que se inicie un proceso autopoiético en torno a

esta "conciencia": es decir, se trata del establecimiento de

un metasistema comunicacional que permita la comunicación

ecológica.

Lo anterior implica que todo subsistema del sistema

social ha de ser afectado por la comunicación ecológica en la

medida que éste es un metasistema jerárquicamente superior a

los subsistemas involucrados. Por consiguiente, la solución

al problema necesariamente involucra a las operaciones de

todos los subsistemas sociales: el económico, el legal, el

moral, el productivo, etc. En síntesis, la evolución

societal presiona para la transformación jerárquica de sus

operaciones, de manera de diferenciarse estructuralmente de

su actual forma de operaciones. Así entendida, la ecología es

un proceso de evolución y no de crecimiento.

Em segundo término, Luhmann rebate la posibilidad de un

intento estatista de regulación, básicamente porque este

intento forma un subsistema más que un metasistema. Sería la

sociedad entera, en todos sus procesos, la que debería

configurar un metasistema comunicacional ecológico.

6.2.6 Conocimiento Ecológico y Comunicación Societal.

En el apartado siguiente, el autor hará referencia a la

relación entre el conocimiento ecológico y la comunicación

societal.

"Como resultado intermedio sostenemos firmemente, por

enmarañado que parezca : La sociedad puede arriesgarse

ecológicamente tan sólo a si misma. Esto no sólo quiere decir

que ésta ha cambiado de tal forma el medio que la

reproducción evolutiva de si misma, a los niveles de

evolución actual, tiene consecuencias. Es decisivo el

reconocer que el riesgo comunicacional se corre tan sólo a

través de la comunicación; si se ven las cosas desde el punto

de vista radical resulta poco probable, todavía, la

desaparición total de la vida humana. También las relaciones

entre operaciones y cambios en el entorno, como problema, han

de ser conceptualizadas de alguna forma y en algún lugar,

aunque sea tan sólo por medio de la contextualización de la

comunicación societal en la resonancia. Así, se llega a la

pregunta clave acerca de cómo ha de ser estructurada la

capacidad de trabajo de la sociedad en torno a la información

del entorno.

Hasta ahora, tal como lo veo, ésto ha sido discutido a

un nivel relativamente simple, arcaico, en los sistemas

sociales actuales. Estas sociedades se pueden representar

mejor cosas extraterrenales que terrenales. Su

autorregulación ecológica puede ser buscada en

representaciones mítico_mágicas, en tabús y ritos que giran

en torno a la trascendencia de la vida. El famoso ciclo del

cerdo _ no me refiero al de los economistas nacionales, sino

al de los Maring de Nueva Guniea _ es el paradigma de esta

discusión:

Siempre y cuando los cerdos se sobrepasen y defequen en los

jardines se establecen las justificaciones estrictamente

justificadas para una gran fiesta de sacrificio que recupera

el equilibrio y regula las necesidades proteicas de la

tribu." (Luhmann, 1988, pág 69_70).

Luhmann sostiene que es obvio que la sociedad moderna no

trata los problemas ecológicos de esta forma. Al pasar de los

años, se ha visto, irrumpen cada vez formas con más y más

conciencia del problema, evolucionando así la forma de ser

tratado. Luego, el autor asume la perspectiva de la

diferenciación estructural para incluir en ella el tema.

" Para la descripción de la sociedad moderna se necesitan

medios teóricos más avanzados, más complejos. Una de las

formas de hacerlo es la apertura a través de medios de

comunicación, pero ésto es tan sólo un factor entre otros.

Se trata sobre todo de que la forma primaria de

diferenciación del sistema social de estratificación en casa

y familias ha sido cambiado por el de sistemas funcionales.

Quiere decir ésto : las principales partes del sistema son

hoy en día aquellas específicas para las que funcionalmente

han sido establecidas. Este principio de organización aclara

el violento rendimiento _ y aumento de la complejidad de la

sociedad moderna; explica, asimismo, los problemas de la

integración, quiero decir, de la más restringida capacidad de

resonancia tanto entre las partes de la sociedad como en

relación al sistema social y su entorno. La teoría de la

diferenciación funcional de los sistemas es una explicación

amplia, elegante y económica para aspectos positivos y

negativos de la sociedad moderna. Si, asimismo, ésta es

exacta, es naturalmente otra pregunta " (Luhmann, 1988, pág

73_74).

Nótese que la introducción de la metáfora de los cerdos

tiene dos significados:

a) En primer término, Luhmann hace una ácida crítica, a

través de la ironía, a la forma actual de tratar el problema.

De alguna forma ve los intentos actuales tan precarios como

el del mito o la leyenda.

b) Por consiguiente, el volcar el tema hacia una perspectiva

comunicacional implica una evolución que no es lineal sino

que admite los saltos cualitativos. Estos saltos son

entendidos, en esta formulación teórica, como aumentos de la

complejidad (Rodriguez y Arnold, 1990).

El autor deja claro en esta formulación, por una parte,

una cierta ironía hacia concepciones simplistas acerca del

problema ecológico y, por otra, el que la solución al mismo

puede ser inscrita dentro del concepto de diferenciación

autopoiética del sistema social mismo. Es decir, el

conocimiento ha de avanzar cada vez en forma más exacta y

diferenciada hacia la comprensión del problema ecológico como

uno de carácter complejo y quizá el más complejo de todos en el momento de evolución cultural actual. El sentido de esta

evolución es posible de estudiar a través del análisis de la

toma de conciencia progresiva que es posible visualizar a

través de estudios antropológicos y el análisis de la

historia de nuestra civilización. Este aspecto, aunque no se

encuentra resaltado, es el que tipifica al pensamiento social

europeo: no se trata de obtener pruebas empíricas de

comportamiento de variables en la validación de una teoría

sino que una explicación más coherente de la cultura y de la

historia de la civilización, más bien. Este hecho sin duda

que abre enormemente las perspectivas de un enfoque social

de los problemas.

En los próximos apartados, el autor centra

definitivamente el problema en el contexto de una teoría

comunicacional. Obviamente, lo hace en una perspectiva de

sistemas autopoiéticos. Asimismo, asume una perspectiva

básica que diferencia en términos cibernéticos la

codificación de la programación.

6.2.7 Codificación Binaria.

" Podemos, ahora, preguntarnos más exactamente: ¿ cómo

pueden los problemas del medio ambiente encontrar resonancia

en la comunicación societal si el sistema social es y tan

sólo puede reaccionar a hechos del ambiente y cambios del

entorno en términos funcionales ? No existe en este sistema

social, naturalmente, ni una comunicación ordenada o

jeraquizada relevante _ comunicación au trottier, por decirlo

así, o más elevadamente: comunicación "mundial_vital". La

comunicación societal útil se relega a las posibilidades de

los sistemas funcionales. Tan sólo en consideración a ésto se

puede reflexionar con sentido acerca de cuáles son las

posibilidades que tiene una comunicación en nuestra sociedad

de que se distancie concientemente de todos los sistemas

funcionales_ sea protestando, sea moralizando, sea

diferenciándose.

Los principales sistemas funcionales estructuran su

comunicación a través de códigos binarios con dos

significados, que comprenden, a través del punto de vista de

las eventualmente funciones específicas, valor y comprenden

terceras posibilidades. El caso clásico es naturalmente el

código de lógica diádica con el cual trabaja el sistema

científico. Análogamente, el sistema de justicia opera con el

código de justo e injusto. Para la economía es decisivo que,

en relación a la propiedad y el dinero, el tener y no tener

se distingan claramente para que surjan las posibilidades de

las transferencias, de los endosos así como de las

inversiones.

Análogamente se orienta la política a la diferencia en

cuestiones de poder, que son dadas a través de la fuerza del

gobierno y a través de códigos ideológicos, como conservador

versus progresista o los de política expansiva versus

restrictiva. El significado de estos ámbitos funcionales para

la modernización del sistema social actual será del todo

necesario de comprender, de tal forma que vale la pena

conceptualizar el problema de las comunicaciones en estos

términos.

Como es posible observar desde el punto de vista de la

cibernética de segundo orden, el de la observación de la

observación, tiene toda codificación binaria la función de

liberar al sistema que opera bajo estos códigos de

tautologías y paradojas. La unidad, que en forma de una

tautología ( por ejemplo: lo justo es justo ) o de una

paradoja ( por ejemplo: el poder no tiene el poder de

perpetuar su poder ) se hace indiscutible, es suplantada por

una diferencia ( en el ejemplo: la diferencia entre lo justo

y lo injusto ). Entonces, el sistema puede orientar sus

operaciones a esta diferencia, puede oscilar dentro de esta

diferencia, puede desarrollar programas que subordinan sus

operaciones a posiciones y contraposiciones regidas por el

código sin preguntarse acerca de la unidad del código. Así

se logra el que la autorreferencia se desdoble y no se haga

infinita y compacta como unidad. Se debe recordar que el

observador ( y nos encontramos ahora en esta posición ) puede

mirar la maniobra completa, pudiendo ganar en sus

posibilidades de observación tan sólo si el sistema elige un

código para poder hacer invisibles los aspectos de su propia

autorreferencia, que la tautología y paradojas de sus

operaciones lo llevarían a ver.

Los códigos binarios son reglas de duplicación. Se

configuran a través de la comparación con una correspondencia

exacta con la realidad, llevada a cabo con la información en

el proceso de comunicación.. La realidad, que es manejada a

través del código, está tan sólo una vez en cuestión. Esta

es simultáneamente duplicada en forma ficticia , de tal

forma que cada valoración pueda buscar su complemento para

poderse reflejar en contraposición a él (NDT nuevamente el

autor razona al igual que Lao Tsé: lo bello se conoce, si se

conoce lo feo, etc.). En realidad, no existen hechos en si

mismos negativos. El mundo es lo que es. Pero a través de

la codificación de la comunicación acerca de la realidad se

logra que todo lo que es comprendido sea tratado como

contingente y pueda ser reflejado en un valor contrario. En esta completación no se trata de un aumento o disminución de

las circunstancias, no se trata de ` una cerveza más ', sino

que tan sólo de una proyección de una diferenciación

positivo/negativo, con cuya ayuda pueden ser probadas las

posibilidades de los opuestos de las consecuencias...

Los códigos binarios de este tipo pueden ser vistos como

logros evolutivos altamente elaborados y consecuentes que tan

sólo han sido posibles de alcanzar en el curso de un largo

desarrollo, como para lograr el grado de abstracción y

capacidad técnica que hoy tienen. Las principales

características de esta estructura deben ser aquí, al menos,

brevemente señaladas:

1. Los códigos son construcciones totales , son

construcciones mundiales con sentido universal y sin

limitaciones ontológicas. Todo aquello incluído en su dominio

de relevancia será ordenado con uno o el otro valor,

asociado a una tercera posibilidad. Así como Dios mismo se

incluye en la creación al introducir la diferencia entre

cielo y tierra tan sólo puede existir, en relación a una

codificación, un tercero como elemento parasitario_

parasitario en el sentido que Michel Serres ha dado a esta

metáfora.

2. La totalización en relación a todo lleva a una

contingencia sin excepción de todos los fenómenos que puedan

ser tratados como información por el código. Todo lo que

aparezca aparece a la luz de la posibilidad del opuesto: ni

como necesario ni imposible. Lo eventualmente necesario o

imposible debe ser reintroducido en relación a algo _ sea

para desparadojizar al código _ y queda, por lo tanto, en

duda.

3. Los códigos son abstracciones _en _tanto _que. Estas son

válidas tan sólo en la medida que la comunicación elija un

dominio de aplicación ( lo que no tiene que hacer

necesariamente). No se trata, en toda situación y en

cualquier caso, acerca de verdad o justicia o propiedad. La

puesta en marcha del código es, por consiguiente, un fenómeno

de la sociedad como un todo y tan sólo así es finalmente

posible la totalización de un esquema binario. De esta forma

se produce en el curso de la evolución de la sociedad una

correspondencia entre codificación y diferenciación

funcional: Códigos Binarios determinados son utilizados tan

sólo en los sistemas funcionales determinados que

corresponden; como así mismo, inversamente, los sistemas

funcionales societales logran relevancia para todas las

operaciones que involucran en la medida que, a través de las

operaciones, especifican un determinado código.

4. La desparadojización de códigos, un problema a la base de

toda circunstancia autorreferencial. Toda codificación lleva

al problema del autoempleo del código y con ello, en casos

específicos, a una paradoja. Se conocen las antinomias

lógicas, como las de la frase `esta frase es falsa'. Pero

también en otros códigos se producen problemas similares:

¿ con qué derecho se puede establecer, por ejemplo, la

diferencia entre lo justo y lo injusto ? O: A más poder en un

cargo, tanto mayor la necesidad de ayuda. O: En el código de

gobierno y oposición va a haber una inclinación en el partido

gobernante de estar en oposición a la oposición... Para las

operaciones que orienta el código, estos problemas son

agudizados de tal forma de ser transformados en una

contradicción. De `A mientras no A' se llega a `A es no A' y

de esta forma es eliminado el problema...

5. La codificación utiliza y perfecciona una antigua

concepción: los opuestos se atraen. O, en la forma de

expresarse de la retórica latina: Contrarium est aedem

disciplina. La diferencia integra...

6. En la codificación binaria debe el valor guía prescindir

de ser, a la vez, criterio de selección. Esto contradeciría

la equivalencia formal de posición y negación...

7. Esta diferencia de código y criterio para operaciones

correctas permite la combinación de las propiedades de cierre

y apertura en el mismo sistema. En relación a su código el

sistema opera como sistema cerrado, en el cual toda

valoración como verdadero/falso descansa en el opuesto del

código y no en otro código. Al mismo tiempo la programación

del sistema permite tomar en cuenta la observación externa,

es decir, tomar en cuenta las observaciones externas, para

las cuales va a valer uno u otro valor...

8. La codificación excluye efectivamente terceros valores. En

el plano de la programación de comportamientos correctos

éstos pueden ser reintroducidos en el sistema_ libremente,

tan sólo en el plano en que tiene valor. Para todo nuevo tema

explosivo: no se puede formular un código terciario, como por

ejemplo verdadero/falso/entorno o justo/injusto/penoso; pero

se pueden transformar los problemas del medio en

contraposición a programas de investigación o a las penas

humanas contrapuestas a las regulaciones legales. La

diferenciación de codificación y programación permite la

reintroducción del tercero en el sistema...

9. Codificar quiere decir, más adelante, bifurcación de las

operaciones y de las estructuras construídas por ellas, con

las consabidas consecuencias de una complejidad

históricamente irreversible...

10. La codificación canaliza toda elaboración ulterior de la

información a su ámbito...

11. La codificación, con todas estas características, es la

forma de diferenciación de los sistemas funcionales, técnica

más efectiva y productiva...

12. El que los sistemas funcionales no se basen ni en

regiones del ser ni en puntos de vista unitarios, sino que

en diferencias, permite en gran medida la independencia

respecto de los cambios...

Mi tesis es que los códigos binarios, con estas

propiedades, se constituyen en el curso de la evolución

social y que, si son puestos en operación, se genera la

tendencia a diferenciar los sistemas correspondientes. Las

primeras huellas de un desarrollo de este tipo se pueden ya

encontrar en el antiguo círculo cultural griego, a través de

la diferenciación clara de los significados de lo lógico_vs

lo epistemológico y lo político_vs lo ético.."

( Luhmann, 1988 pág 75_88 .)

Los puntos antes señalados dan una dirección definitiva

al análisis del problema: se trata de generar categorías de

distinción binarias que, al ser integradas al lenguaje de los

códigos de los distintos subsitemas, conformen un metasistema

capaz de establecer una relación de resonancia a partir de

las irritaciones e interferencias a las cuales el sistema es

inducido por el medio.

Por consiguiente, la comunicación ecológica viene a

significar la implementación de categorías de distinción,

primero, para luego generar un metalenguaje que se vuelva

específico y diferenciado, como para establecer una

resonancia con las irritaciones del medio.

Las categorías binarias vienen a ser la base de una

nueva epistemología, ya que permiten formularse con cierta

comodidad la pregunta acerca de cómo observa el sistema.

Entonces, la primera tarea consiste en establecer ciertas

categorías básicas para luego establecer, en base a ella,

cómo observa cada subsistema a la resonancia, de acuerdo a

estas categorías. Más aún, cabe la posibilidad, y, según

Luhmann, así debería evolucionar el sistema social, de que

este proceso tenga la capacidad de diferenciarse

autopoiéticamente en si mismo.

Tomemos un ejemplo: pensemos en el sistema económico.

Luego, establezcamos un primer código binario: conservador

del medio/destructor del medio. A la luz de esta categoría

surge el que el sistema económico se basa en el aumento de la

producción/estancamiento de la producción. Resulta, sin

embargo, que se puede asociar el aumento de la producción con

la destrucción del medio y el estancamiento de la misma con

la conservación. Luego, podríamos agregar al análisis las

categorías de renovable/no renovable. Y, así, en la medida

que los subsistemas incorporen códigos binarios son capaces

de establecer resonancia con los efectos del medio sobre el

sistema social.

Es, por consiguiente, importante destacar que la

introducción de una concepción comunicacional societal para

el análisis del problema ecológico permite salir del nivel

descriptivo de la ecología clásica a uno explicativo.

Asimismo, el nivel explicativo es capaz de ser transformado

en acciones concretas para la regulación del sistema social

con su entorno.

6.3 Comentario al Aporte de Niklas Luhmann.

El apartado anterior se constituye en una formulación

sólida que permite el inscribir en un enfoque comunicacional

el problema ecológico. Se ha traducido y expuesto en forma

analítica la concepción sistémica de Niklas Luhmann al

respecto, formulada en su obra Comunicación Ecológica; se ha

transducido la concepción de Luhmann al ámbito de la

investigación empírica.

A través de la presentación de una traducción libre de

los conceptos nucleares incluídos en la misma, se ha expuesto

una posición que destaca por los siguientes aspectos:

a) El problema ecológico es insertado en una dimensión

puramente social. Es la relación entre el sistema social y su

entorno la que está en crisis. Esto le da al problema una

dimensionalidad realista y pragmática.

b) Es el sistema social el que está en peligro de extinción

y no el medio. La teoría de los sistemas cerrados

autopoiéticos es capaz de ver así las cosas, lo que hace

superar la visión biologicista intuitiva en donde un medio en

equilibrio aparece amenazado por el hombre. Ni el medio está

ni ha estado nunca en equilibrio ni el amenazado es él. Es

el subsistema social, la cultura humana la que está en crisis

y en peligro de sucumbir.

c) Se introduce el concepto de resonancia como aspecto

medular para el análisis del problema. La resonancia es

definida como la capacidad de un sistema de ser inteligente

frente a sus propios efectos sobre el medio, resultantes en

irritaciones, perturbaciones y problemas para su propia

evolución. Es el sistema como un todo el que está en

resonancia con un medio o entorno.

d) La resonancia es un fenómeno estrechamente ligado con la

capacidad del sistema de comunicarse consigo mismo. En la

medida que desarrolla la capacidad de diferenciar entre

autorreferencia y referencia externa es capaz de entrar en

resonancia con la definición parcial de entorno dada por la

distinción ésta. Por consiguiente, la función básica asociada

a la resonancia es la comunicación.

e) Así, el problema ecológico es un problema de resonancia y,

como tal, comunicacional. En la medida que el sistema es

capaz de desarrollar su competencia comunicacional de forma

de entrar en resonancia con el medio puede tener la capacidad

de regular su relación con éste.

f) Como la resonancia es un fenómeno que ocurre a nivel del

sistema como un todo, la capacidad comunicacional a

desarrollar lo implica también. Se trata, entonces, de

generar las bases de un sistema que autorreflexione sobre sus

formas específicas de comunicarse con el medio.

g) Por consiguiente, el problema puede ser inscrito dentro

del contexto de la generación de un sistema de observación de

la observación y es, por lo tanto, un problema de cibernética

de segundo órden. En términos comunicacionales más

tradicionales, el problema es uno de tipo metacomunicacional.

h) Entonces, la comunicación ecológica se constituye en un

problema de generación de un metalenguaje que permita

observar la resonancia entre el sistema social y su entorno o

medio (el mundo comprende esta distinción).

i) Este metalenguaje ha de ser construído en términos de

categorías binarias que eliminen las paradojas y las

tautologías. Al establecer claramente su carácter de

metalenguaje se establece el nivel en que se ha de dar la

comunicación ecológica (un metalenguaje señala claramente

respecto de qué lenguaje es metalenguaje). Si éste es

formulado en categorías binarias, de acuerdo a las reglas

básicas con que éstas funcionan, la posibilidad de

tautologías y paradojas derivadas de la confusión de los

niveles, hecho que permiten los sistemas descriptivos menos

abstractos que los binarios, desaparecen.

Así, en un lenguaje complejo, abstracto pero reducido se

formula una concepción acerca de la ecología netamente

6.4 Elementos Biológicos.

Como fue explicitado en los apartados anteriores la

ecología es orientación biológica. El solo hecho de

expresarlo así, sin embargo, se ha vuelto, a la luz del

desarrollo sistémico social, por decir lo menos, un engorro.

Sería más correcto decir que fue la biología,

históricamente, el subsistema social que entró primero en

resonancia con el asunto ecológico. Así, la idea queda mejor

expresada. En segundo lugar, este hecho hizo evidentemente

que el lenguaje creado por la biología fuese el primer medio

a través del cual se transmitió la resonancia del metasistema

en formación. Entonces, ocurre que el sentido de los términos

ha ido cambiando en algunos casos y en otros se mantiene igual. Sin embargo, lo que ha sido más frecuente es que, de

todas formas, las intenciones y/o las extensiones

conceptuales han ido variando en este lenguaje. Muy a pesar

de los biólogos, pero muy a favor de enaltecer su visión

primera, el sistema social se ha apropiado de los términos

biológicos, transformándolos en categorías que le permiten

observar su resonancia con el medio. Por ejemplo, se puede

alegar, en los días actuales, que el sentido urbanístico de

un proyecto de desarrollo de una ciudad se debe ajustar al

ecosistema y muchos, sencillamente, lo entendemos. Más aún,

con la misma idea podemos transferir conceptos de hábitat,

construidos por países del desierto, a nuestro medio

Atacameño, comprendiendo que la información elaborada por los

árabes es válida. La validación, empero, no es solamente el

clima sino la identidad cultural hispano_mora para un

arquitecto. Un psicólogo verá la identidad en términos de

caracteres compatibles. También arquitecto y psicólogo saben

que no hablan de lo mismo, pero también saben perfectamente

que a otro nivel, con toda certeza, se entienden. Esto

constituye una paradoja comunicacional y ha sido resuelta

estableciendo un nuevo tipo lógico para los conceptos

ecológicos. El operar con este tipo lógico es parte de la

conciencia ecológica. El hacerlo sin él lleva a la confusión

más frecuente: se pone el problema afuera, en las plantas,

los animales y esto no se hace concientemente. Lo recién

expresado equivale lógicamente a la interpretación que hace

un ser menos evolucionado de sus voces internas: las pone

afuera, en los dioses, en elementos animistas; se siente

observado, como Caín, por un ojo externo. El hombre moderno,

que lo es por poseer conciencia, asume como natural u obvio

el fenómeno de su propia conciencia: es él conversando

consigo mismo, sencillamente. Por consiguiente, para aquel

que ha desarrollado la conciencia ecológica el asunto es

obvio y para el que no ininteligible en el más literal de los

sentidos.

Queda, así, justificado, en especial en aras de una

interpretación de los datos a obtener por esta tesis, el

revisar los conceptos básicos que subyacen a la ecología como

ciencia biológica, entendiendo que es un buen marco para

comprender la posición del sistema social completo respecto a

su medio o entorno biofísico. No se lo denomina natural

porque se va a asumir como supuesto que ambas realidades, la

del sistema social y la del medio en cual éste está inmerso,

están en estrecha relación y no representan entidades

separadas por lo natural versus lo artificial a este nivel

del análisis y, así comprendido, no lo volverán a parecer

jamás, nuevamente. Bien puede ser visto el planeta como

enteramente natural o enteramente artificial en la actualidad

y desde siempre, tal vez. Como toda distinción la de

artificial_natural no es más que una categoría socialmente

construida y, por ende, hasta cierto punto de vista

subjetiva. Además, a la altura del desarrollo de la

civilización, ésta contraposición tiende a desaparecer, a no

ser útil para ordenar nada o a hacerse poco exacta para el

manejo de los problemas sociales.

Los distintos biólogos que se preocupan de la ecología

biológica establecen un conjunto de definiciones que serán

discutidas y relacionadas, entonces, hacia el objetivo del

presente trabajo, a continuación.

6.4.1 Ecología.

El análisis de categorías conviene hacerlo desde el

concepto de ecología. Es importante destacar lo precarias que

se han vuelto las definiciones biológicas respecto a las

sociales del concepto.

Analícense las definiciones que siguen:

"Definimos ecología como la ciencia que busca entender

las distribuciones y abundancia de tipos de organismos."

(Fuentes,1989,pág 19).

"Ecología es el estudio de la estructura y

funcionamiento de la naturaleza." (Odum,1953). La

comprensión de esta definición requiere de una comprensión

más detallada del significado de tres términos: estructura,

funcionamiento y naturaleza. " Estructura se refiere al

diseño anatomomorfológico de las unidades estructurales

ecológicas o arquitectura. Es la forma y características que

tienen los componentes del ecosistema en su estado natural, o

bien, luego de ser transformado por algún agente externo.

Funcionamiento es el modo de operar de un sistema ecológico

de arquitectura definida, al hacer variar los ingresos y

egresos de recursos. La Naturaleza es el conjunto integrador

de la arquitectura y el funcionamiento; es el ecosistema en

su estado real." (Gastó,1979, pág 13).

"La ecología inicial es fundamentalmente descriptiva;

los pioneros de la ciencia pasaron la mayor parte de su

tiempo describiendo, pormenorizando y clasificando distintos

elementos ecológicos. Fundada y basada con firmeza en este

conjunto más antiguo de información descriptiva, la ecología

moderna quiere desarrollar teorías generales con poderes

proféticos que puedan compararse en contraste con el mundo

real." (Pianka,1982,pág 3).

"La ecología permite entender mejor la posición del

hombre en la economía de la naturaleza, es decir, las

relaciones que establecemos con el ambiente y con los

organismos que nos rodean. Por eso es necesario valorar las

restricciones de los distintos interactuantes y el escenario

biológico y físico particular que compartimos en cuanto a

organismos. En nuestra calidad de humanos, para bien o para

mal, pertenecemos al mundo biológico." (Fuentes,1989, pág.17)

Las definiciones teóricas anteriores son bastante

amplias, por no decir difusas, y,sin embargo, permiten una

cierta mobilidad dentro de su apreciación que puede ser

resumida para nuestros fines de la siguiente manera: Podemos

definir ecología como la ciencia que estudia las relaciones entre los organismos vivos y su medio. Estas relaciones son

de tipo funcional y organismo y medio constituyen sistemas

que interactúan, formando una sola unidad, de la que pasan a

ser subsistemas respecto de uno mayor,un ecosistema. Todo

sistema biológico se encuentra inserto en un hábitat. El

hombre, como ser biológico, se encuentra en relación con

todos los elementos de su hábitat y, por lo tanto, es parte

de un ecosistema general que viene siendo el planeta ( Nota :

relaciónese con el concepto de Espacionave de Bateson (1985))

6.4.2 Hábitat.

"Hábitat es el lugar _en su sentido geográfico_ donde

vive un tipo de organismo dado." (Fuentes, 1989,pág 19).

La definición anterior es suficientemente clara siempre

y cuando la existencia de un organismo se limite a

dimensiones físicas. Esta puede reforzar la idea de que el

hábitat del hombre en la actualidad es, en la práctica, la

tierra entera, el planeta. Claro que hay que agregarle todas

las dimensiones comunicacionales a la definición o, de lo

contrario, caer en una concepción dualista del sentido de lo

humano. Pero para el pensamiento científico no es aceptable,

por principio, lo segundo. Esto tiene consecuencias

importantes ya que lo hace, a su vez, depender de todos los

elementos biológicos y físicos que la componen y, a su vez,

todo lo que en el planeta ocurre depende, en la práctica, de

la actividad del sistema social por entero como organización

mayor.

El concepto de hábitat, de todos modos, queda claro.

Sin embargo, no queda más que reconocer que ya es habitual

que se utilice mucho más allá del territorio de la acción

mecánica que un organismo ejerza sobre su medio. Los biólogos

han de admitir que, tal como ellos se apropian del concepto

de arquitectura, el de hábitat ha trascendido desde hace

mucho el sentido biológico.

En síntesis, la conciencia ecológica nos hace vivenciar

como real y parte de nuestro acontecer personal y social el

hábitat e incluye en él sentidos tanto de espacio vital así

como humano. También se integran aspectos informacionales, de

transacción, así como elementos de tipo gramatical, como

aquellos aspectos heurísticos que delimitan posibilidades

hasta del derecho en torno al ser habitante. Por ejemplo,

la tesis Argentina en lo referente al conflicto de Laguna del

Desierto se volcó a favor del derecho que emana del acto de

habitar, pasando todas las consideraciones más mecánicas,

claras y rígidas a ser indiscutibles, en el sentido literal

de la expresión, al fin de cuentas. Es el accionar concreto

de un subsistema social en un espacio, es decir, el volverlo

un hábitat, el que da derecho de dominio. Por mucho que a

los Chilenos nos moleste, no es asunto de hechos consumados

sino de hechos habitados. Nótese, como consuelo, que, sin

embargo, este principio, en la medida que las comunicaciones

e intercambio internacional se intensifiquen, hará

necesariamente debilitarse el concepto de estado nacional

ligado a un territorio. El límite cada día es más irrelevante

en este sentido, pero el del intercambio comercial que

conlleva el aspecto comunicacional es lo que define las

fronteras "reales". Así también lo entiende la inteligentía

de Chile y Argentina: bien valga la Laguna Famosa la entrada

al Mercosur que, por supuesto, eso si es ampliar el hábitat,

en otro sentido transformado del término. Curiosamente, la

nueva categoría permite visualizar el crecimiento de ambos

países en otro tipo lógico, otro hábitat.

6.4.3 Nicho Ecológico.

Otra definición de aporte biológico es la de nicho

ecológico. Sobre ésta también hay conciencia y creciente

emocionalidad en los círculos de vanguardia y en rápida vía

de generalización.

Los biólogos definen como sigue este concepto: "El nicho

ecológico está constituido por las variables que explican

diferencias de distribución y abundancia de un tipo de

organismo" (Fuentes,1989,pág. 79). También esta definición es

suficientemente clara como borrosa a la vez. Necesita

evolucionar claramente. En el caso del hombre, habría que

agregar, a esta categoría, todos los aspectos culturales,

económicos, sociales y legales que intervienen en esta

distribución. A su vez, todos estos aspectos intervienen en

la distribución de cualquier organismo vivo en el planeta.

Esto también es obvio para el que posee la estructura de

conciencia ecológica. En la mitología se encuentra un ejemplo

atribuido y que fue real, por lo demás, como idea, a los

Chinos:

Estos repartieron cientos de millones de matamoscas y, claro,

éstas disminuyeron: manejaron con conciencia la relación.

Entusiasmados por la idea calcularon que, además, los

gorriones y otros pájaros se comían buena parte de la

producción agrícola. También, dice la leyenda, sabían que

estas aves no pueden descansar ante el ruido sostenido,

cayendo muertas en pleno vuelo. Esta es conciencia de que el

famoso pajarraco es capaz de ser desequilibrado por el ruido

concreto, una forma de resonancia clara. Dice la leyenda que

habrían hecho sonar cuanto tambor, címbalo y caja de lata

tenían por varias horas, días o milenios, según dónde se

ubique la leyenda, hasta que pájaros y, por supuesto, los

dragones cayeron desvanecidos. De la podredumbre no se dice

nada; sin embargo, la leyenda continúa con una lección

ecológica: lejos de aumentar el producto agrícola, éste

habría disminuido ya que las langostas o los enemigos de los

dragones habrían salido beneficiados. Esta leyenda tiene en

una versión de más de 10 milenios y otra de menos de

cincuenta años. Lo cierto es que los chinos cuidan sus

pajarracos y añoran el día que despierte el dragón, perdone

la afrenta del bochinque y se coma de una vez a tanto tigre

suelto que anda por el Asía. Los Chinos sucede que vienen

conformando la conciencia ecológica hace bastante más tiempo

pero esto es tema de un trabajo siguiente. Empero, al

interesado en asuntos de mitos y leyenda recomiendo revisen

dos obras del profesor Gastón Soublette: "Anales de Primavera

y Otoño"y "Neruda, Profeta de América".

Aquí se justifica el detenerse un momento con el fin de

distinguir al hombre respecto de los demás organismos vivos

ya que, a través de la cultura, éste maneja las variables, o

sea, integra la información a su sistema para, así, modificar

planificadamente los nichos ecológicos. Este hecho es

importante porque lleva a modificar de tal forma el nicho que

provoca cambios de consideración en la distribución de los

demás organismos vivos. Visto así, se justifica una defensa

romántica de plantas y animales pero hay que agregar que el

hombre, a su vez, depende de la distribución de los demás

organismos vivos, por lo que la catástrofe termina

inexorablemente por disminuir su propia posibilidad de vida,

a no ser que corrija su sistema de organización. Esto,

además, se ve como una meta bastante lejana. En realidad, tan

sólo se han corregido problemas de funcionamiento global en

poquísimas ocasiones y solamente cuando la vida de las

personas actualmente presentes se ha visto afectada o

amenazada. Por ejemplo, en este sentido se han tomado

medidas para regular la radioactividad o, en otro ejemplo, se

ha puesto fin próximo a la tecnología actual de

refrigeradores, capaces de destruir la capa de ozono. No cabe

la menor duda, sin embargo, que este tipo de medidas son y

van a ser cada vez más frecuentes y exigentes y, por ende, el

vivir, trabajar y producir, así como la posibilidad de

intercambio de todo tipo, en especial el comercial en el

mundo, va a depender de una visión sobre el tema de los

órganos de planificación.

En otra dirección, se postula en este proyecto que la

conciencia del hombre, en el sentido recién analizado,

aparece sólo en los últimos años, ya que hasta antes el

hombre manejaba la idea de que "la naturaleza" es capaz de

equilibrarse sola (hecho, por lo demás, que desde siempre ha

sido y es irreal, ya que el problema de la regulación de la

relación hombre_medio no es exclusiva del mundo moderno). Sin

embargo, el problema no estaba en absoluto generalizado como

lo está en este siglo. Hasta el siglo pasado no era ni

siquiera necesario plantearse el asunto. Además, en el

próximo y, en especial, en sus primeras décadas debería haber

un salto cuántico respecto al tema. Se espera que la

conciencia relacional se convierta en una expresión renovada

de este aparato cultural.

6.4.4 Ecosistema.

La unidad de análisis básica que considera la ecología

es el ecosistema.

En términos generales, éste es definido como un conjunto

de relaciones interdependientes, coordinadas y organizadas de

una comunidad. Al respecto vale la pena examinar algunas

definiciones.

"Se llama comunidad biológica al conjunto de organismos

que conforman las dos redes tróficas en un área determinada,

más otros organismo que puedan cohabitar en el área sin por

ello pertenecer a la red trófica". (Fuentes,1989,pág 42)

"El sistema ecológico o ecosistema es la unidad

funcional y estructural de la naturaleza...: el ecosistema es

un arreglo de componentes bióticos y abióticos, o un conjunto

de o colección de elementos que están conectados o

relacionados de manera que actúan o constituyen una unidad o

un todo. Conexión y relación en cualquier sistema dinámico

significa transporte de materia, energía e información.

..Puede ser de variados tamaños, desde muy pequeño.. o de

mayor tamaño." (Gastó,1979,pág 80).

"Se llama ecosistema al conjunto formado por la

comunidad biológica, en su sentido amplio, más el medio

físico en que se encuentra inmersa o asentada. Este medio

físico es usualmente llamado biótopo "(Fuentes,1989,pág 42).

Resulta importante notar que en las definiciones recién

expuestas es la teoría de sistemas el lenguaje común. Quizá

haya que reconocerle autoría en varios aspectos a la

biología, también. Esto, indudablemente, representa una

ventaja para una conceptualización más amplia y, en especial,

para la conceptualización social del fenómeno de la

conciencia o mentalidad ecológica que se puede comenzar a

definir como la capacidad del sistema social, en todas sus

etapas, de diferenciar o darse cuenta de las relaciones en

que estamos inmersos. Más aun, el sistema ha de diferenciar

la capacidad de darse cuenta que se da cuenta de su

naturaleza relacional. Por la vía simple: el ecosistema del

hombre es el planeta entero. Ni más ni menos. Y las

alternativas de reemplazo son nulas. Agrégese que una

solución que considere la segmentación como forma de

susbsistir, por ejemplo, colonizar Marte, es parte de la

fantasía del metasistema en formación. Sin embargo, a más se

explora la fantasía más claro resulta la naturaleza

fantasiosa de la misma. Así de grueso e importante es el

problema que enfrentamos. Más exactamente, así de grande es

el problema que recién hace unas décadas se comienza a

vislumbrar como tal. Y por ser así de abarcador y

comprometedor están involucrados en él todas las áreas del

acontecer humano. A este macrosistema lo denominan los

biólogos biosfera. Analicemos someramente este conjunto de

definiciones.

"Se ha dicho que la biosfera es un gran ecosistema en el

que se pueden individualizar muchísimos ecosistemas

subordinados" (Olivier,1988,pág 20). "Para un análisis

correcto de la ubicación del hombre en la biosfera se hace

necesario diferenciar entre lo que es el medio ambiente que

rodea a las poblaciones naturales y el medio ambiente humano.

Es que los factores de orden físico que envuelven a las

primeras se le suman, en el caso del hombre, factores de

orden económico y cultural: `mientras los animales tienen

sólo un ambiente los hombres poseen un ambiente artefacto que

es de naturaleza instrumental. Ese ambiente ha sido

conformado por la cultura que es .. un tejido de utensilios,

artefactos y de símbolos artefactos, recíprocamente

dependientes y condicionantes'." (Olivier,1988, pag 18)

Lo que primero molesta, en lo recién expuesto, es el que

nuevamente se insista en la distinción natural/artificial.

Luego, lo prosaico de la definición de cultura molesta aun

más. Sin duda que la definición de cultura recién enunciada

es, al menos, parcial. Sin embargo, resulta más útil que las

de tipo ideológico ya que la conciencia en formación es un

artefacto y, a este nivel, porque se ajusta más al concepto

biológico en análisis. Además, en un mundo científico en

donde el llevar a cabo ciertas operaciones las legítima, el

que se haga una definición de cultura desde una perspectiva

que no sea la antropológica permite, además, generalizar el

procedimiento y postular definiciones desde otros capas de la

ecología, la conciencia ecológica y la ecología de la mente.

Tómese la insolencia como invitación a la operación

comunicacional,a la resonancia.

A continuación, resulta interesante mostrar cómo el

autor en discusión introduce este tipo de argumentación.

"Los ambientes humanos deben ser considerados como

ecosistemas subordinados a la biosfera. Se trata de

ecosistemas que afectan la estabilidad y aun la misma

existencia de los ecosistemas vecinos, debido a que provocan

cambios sustanciales, en ciertos casos irreversibles, en el

medio ambiente" (Olivier,1988,pág 19). "Así es como la

ecología se ha transformado en una ciencia de notables

implicaciones económicas, sociales y políticas. Ha dejado de

ser una actividad exclusiva del biólogo naturalista. Más bien

le otorga a éste una nueva dimensión en sus trabajos de

investigación al acercarlo a la dinámica propia de la

sociedad. La ecología moderna no es ecología a menos que

conciba medios para percibir toda la complejidad de un

espacio ocupado (temporal y permanentemente) por organismos

vivos (incluyendo al hombre); a menos que pueda proporcionar

una concepción integral del conjunto dinámico; y a menos que

pueda situar a las partes en su verdadera relación con cada

una de las demás y con el total.

No es aconsejable,por lo tanto, amalgamar la ecología de

los ecosistemas naturales con la ecología de los ecosistemas

humanos; menos aun la ecología de las poblaciones naturales

con la ecología de las poblaciones humanas, si bien es cierto

que existen algunos patrones de funcionamiento que les son

comunes. Las leyes que rigen la dinámica de las comunidades

naturales no son las mismas que rigen a las comunidades

humanas. Mientras que las primeras son leyes naturales, las

segundas son leyes socioeconómicas creadas por los propios

hombres."(Olivier,1988, pág. 19)

La cita recién presentada es muy importante ya que

legítima la posibilidad de construir leyes socioeconómicas

que regulen la relación del hombre con el medio y, siguiendo

el razonamiento, cabe también el plantear la posibilidad de

construir un esquema cognoscitivo individual que se

corresponda al desarrollo de un metasistema social que cumpla

como mecanismo de regulación o control de esta relación.

Ampliando esta idea, se trata de crear un artefacto

ideológico que tenga como función el considerar, en la toma

de decisiones de todo tipo, las relaciones que se están

definiendo. Básicamente, se postula que de existir entre los

constituyentes de la mentalidad del hombre moderno la

conciencia ecológica, tanto a nivel individual como micro y macrosocial, necesariamente se pueden cambiar las decisiones

que involucren, ya sea fallas en la planificación y/o el

deterioro del medio. Por lo tanto, se espera que en un tiempo

más breve que largo las decisiones políticas formales tomen

en cuenta el problema, más allá del mero discurso al que ha

comenzado a ser integrado. Finalmente, este discurso requiere

de la construcción de un eje moral que integre aspectos

desconocidos, hasta el momento,en esta área.

También se puede y debe interpretar el punto desde la

teoría de los sistemas cerrados y plantear que en la

perspectiva de la relación entre la estructura social y el

entorno cabe la posibilidad de construir, de diferenciar

tanto el sistema social como los subsistemas que los componen

en los distintos niveles de la acción social, de tal forma

que se haga evidente la resonancia de ambos sistemas o, en

lenguaje más exacto, del propio sistema.

La cuestión es conceptualizar esos fenómenos como

aspectos del sistema socio_cultural porque lo son. Es

evidente, entonces, que sí estamos en resonancia con el

medio y que esta resonancia cambia los propios procesos del

sistema social en todos los niveles, incluyendo el

individual. Esta constituye, sin duda, una interesantísima

hipótesis que será usada para postular un enfoque

metodológico al problema en estudio.

También vuelve a surgir el tema valórico y se trata,

nada menos y nada más, que de la libertad. Creo que la

libertad consiste en conocer y manejar las restricciones más

que en actuar y esperar las consecuencias, sobre todo cuando

éstas pueden ser tan irreparables como un brote psicótico o

el avance del desierto del Sahara en el Sahel aniquilando

varios países y, en la más concreta de las aniquilaciones

humanas, con la muerte del hombre. (National Geografic

Magazine, Vol 17,Nº 2 Agosto, 1987 pág 140_179).

Estableciendo más claramente el problema se puede decir

que la conciencia del ecosistema cambia necesariamente el

concepto de libertad porque, por ejemplo, entendida, desde

una perspectiva neoliberal, como la capacidad de cerrar

tratos libremente entre individuos, se vuelve insostenible ya

que en ese acto puedo estar alterando las relaciones internas

del ecosistema, por lo que la regulación del mercado aparece

como inminente: ésto, sin duda, no va a ser un problema nada

fácil de resolver. No cabe más que notar que la uniformidad

de criterio en torno al mercado, que aparece hasta como el

fin del proceso histórico, necesariamente tiene que cambiar.

Podría ser que lo haga en si misma o que sea reemplazada por

otra concepción de la vida. La subjetividad del autor va por

esta segunda ruta.

En términos de este trabajo, sin embargo, resulta

interesante la posibilidad de incluir una escala en el

instrumento que mida la actitud hacia un eventual cambio de

legislación de protección del medio, que tarde o temprano

debería ser dictado.

6.4.5 Hipótesis Superorganísmica.

El tema ecológico es uno de frontera de disciplinas

tradicionales. En especial, la biología ha de plantear una

conceptualización que incluye una hipótesis auxiliar de gran

envergadura. Esta hipótesis es la existencia de una

estructura superorgánica. Al respecto, se presenta el paso

teórico tal como es dado desde la perspectiva de un biólogo.

Dice así:

"Un ecosistema es un conjunto compuesto por la comunidad

biológica _en su sentido amplio_ y el biótopo en que ella se

encuentra. En el ecosistema se dan relaciones de dependencia

entre organismos que pueden recordar la dependencia entre

células o de órganos con respecto a un mismo organismo. Esta

asociación de ideas ha llevado a plantear a algunos a los

ecosistemas como superorganismo."(Fuentes,1989,pág 56)

Es relevante el notar cómo este tipo de pasos es el que

puede dar una ciencia que está normando el acontecer

científico. Este asunto tiene una doble implicancia: en

primer término, obliga a inscribir el avance de otra

disciplina en el esquema epistemológico dominante y, en

segundo lugar, amplía las posibilidades de integrarse en

dicho esquema a otros campos del saber. Sin embargo, este

estudio considera que la restricción de una biología del

conocimiento fracasa, al fin de cuentas, al explicar el

problema ecológico y permite que enfoques más socializantes

luchen por sobreponerse al paradigma biológico, superando la

contradicción básica de éste: el problema de la velocidad del

cambio. La perspectiva netamente biológica ha de acudir a

argucias francamente poco respetables para explicar el

problema de la velocidad. En vez de ello, una disciplina

social es, en definitiva, una explicación del cambio, por lo

que es posible insertarla como una alternativa de paradigma.

(El concepto de Kuhn de revolución científica parece ser que

respondió a una concepción convulsionada de la primera mitad

del siglo. Sin embargo, lo que se viene observando desde el

momento de su postulación es más que las revoluciones

científicas, es el surgimiento de alternativas

epistemológicas acompañadas de su coincidencia metodológica

que son capaces de diferenciarse en cuanto a la explicación

de campos específico y, nuevamente, con la paradoja que a su

vez lo hacen a un nivel de macroexplicación. Este es el caso

de la concepción de biología del conocimiento de Maturana y

la concepción sociológica de Luhmann que, sin desmerecer la

primera, e integrando sus conceptos nucleares, critica

duramente al autor anterior en términos de su incapacidad de

explicar los cambios sociales con su velocidad, llegando

incluso a postular que éste sería representante de una

ideología tradicionalista que se niega al proceso de cambio

social. (Luhmann, 1988).

Es interesante este concepto ya que se puede traducir en

la conciencia de relación que se postula como parte de la

conciencia ecológica. Básicamente, hay una conciencia que,

creo, es limitada frente a este problema. Más bien, la

conciencia existente es acerca de la contaminación pero,

acerca de la dependencia del hombre de los demás organismos,

existe una idea poco clara que, creo, vale la pena explorar.

6.4.6 Procedencia de la Energía y los Materiales para la

Existencia.

"Puesto que la ecología trata sobre la distribución y

abundancia, sólo interesan las variables que explican el

intercambio de información, materia y energía que se

correlacionan con la abundancia de la especie en un área

determinada" (Fuentes,1989,pág. 35).

"Las dimensiones del nicho pueden `interactuar`. Vale

decir, la respuesta del organismo a una variable puede

depender de los valores de la otra variable... estas

interacciones obligan al ecólogo a considerar simultáneamente

todas las variables" (Fuentes,1989,pág. 38).

Nótese cómo la perspectiva biológica atribuye

características propias y exclusivas del acontecer

psicosocial humano al proceso, como única forma de legitimar

su postura frente al tema. Es evidente el intento de

legitimar para sí un área del saber que hace el autor

de la postulación, que no pretende más que determinar, en

términos de poder, las fronteras del tema ecológico. Sin

embargo, es tan arbitraria esta posición, desde el punto de

observación de un cientista social, que sencillamente resulta

en un postulado anecdótico. Creo que el intento de

apropiación del concepto de interacción, que es uno de los

conceptos pivotes de las ciencias sociales, refleja la

incertidumbre con que la perspectiva biológica aborda el tema

en discusión (Elster, 1990; Marc, Picard, 1992).

En síntesis y de acuerdo a lo recién expuesto, los

conceptos ecológicos aparecen como dimensiones básicas para

comprender la relación entre el hombre y el medio y se

sugiere que deben ser incluidos como una dimensión posible de

evaluar en el contexto de una mentalidad social consciente de

la relación entre el hombre y el medio.

Además, dada la envergadura del problema y la cantidad de

variables comprometidas en el problema, si es que el concepto

de variable sirve, queda en evidencia que el estudio debe ser

encaminado hacia un diseño que pueda manejar un gran número

de ellas. De la misma forma, este diseño debe permitir el

volverse cada vez más capaz de incluir más variables, lo que

obliga a tomar una decisión al respecto:

Por consiguiente, la conveniencia indica que , por

complicada que sea, el tema es solamente posible de abordar

para su dilucidación desde una perspectiva holista. Así,

entonces, la tarea metodológica se torna un eje importante de

este trabajo. Aparece como un desafío para postular

metodologías nuevas, incluyentes y más abstractas que las

comúnmente usadas hasta la fecha. Sencillamente, el problema

es que lo que se ha de estudiar es el todo y toda

descomposición atomista del mismo ha de explicitar sus

límites, como recurso y como restricción. Es aquí donde la

perspectiva de Bateson aparece como una alternativa

relativamente única en un contexto de trabajo serio acerca

del tema, por lo que ha de ser analizada en forma más

detallada (Bateson,1978).

En términos sintéticos, la hipótesis superorganísmica

con que tocan los biólogos, en lo que a complejidad se

refiere, es conocida por los cientistas sociales desde sus

comienzos. Es así como el desarrollo de métodos capaces de

dar cuenta de todos organizados y complejos se encuentran más

desarrollados en el área de las ciencias sociales que en la

de las naturales (si es que la distinción es válida, ya que

el tema ecológico parece necesitar la superación de esa

distinción). Así visto el problema, resulta provechoso

reinsertar, desde una perspectiva psicosocial, algunos

conceptos básicos acerca del problema.

6.5 Contaminación.

Uno de los elementos que queda más en evidencia hoy en

día es que progresivamente el medio se encuentra contaminado

por un número considerable de elementos que provienen de la

vida de la sociedad humana. La contaminación puede ser

definida como la acción degradante sobre el medio,

relacionada con los desperdicios de la civilización,

afectando negativamente los puntos de equilibrio del

ecosistema.

6.5.1 Formas identificadas de contaminación.

Básicamente, tenemos contaminantes a distintos niveles

de organización:

Hoy en día se distinguen contaminantes de dos tipos,

a) aquellos que contaminan el ambiente biofísico y afectan a

hombres y plantas y

b) aquellos que contaminan los procesos psicológicos del

hombre en ambientes urbanos.

Seguramente a través del trabajo empírico y teórico se

logre afinar una clasificación más exacta de estos elementos.

6.5.1.1 Contaminantes del Ambiente Biofísico.

a) Los físicos: comprende todos los deshechos devenidos de la

manipulación de la materia a través de distintos procesos y

con distintos fines. Comprende los deshechos de Chernobyl y

otros accidentes nucleares menos famosos, así como el

producto de experimentos con bombas atómicas y, en

infinitésima parte, del uso pacífico de la energía nuclear.

Sin embargo, ésta genera deshechos que son guardados por

tiempos prolongados en sitios especiales, no lo seguros que

deberían de ser, en algunos casos. De todos modos, estos

deshechos van en aumento y no existe una política clara sobre

qué hacer con ellos. Una de las características de este tipo

de contaminación es que una vez fuera del control humano, al

poco tiempo, sus consecuencias suelen distribuirse por todo

el planeta. Por consiguiente, se puede establecer claramente

que este es un planeta que se vuelve cada vez más

radioactivo, hecho que tiene consecuencias ya que acelera el

proceso evolutivo vía mutaciones (Grau,1986)

b) Los químicos: este tipo de contaminación es una lista

inmensa de substancias que provienen de diversos usos, que

van desde el gas de los aerosoles hasta los residuos

indestructibles de insecticidas, pasando por subproductos de

fábricas de anticonceptivos.

c) Biológicos: Otro de los problemas frecuentes es que

ciertas áreas del planeta se ven, a veces, deterioradas por

la creciente propagación de especies introducidas por el

hombre, que van desde bacterias, unidas a ciertos procesos

industriales, hasta nuestras heces, que introducen parásitos

en las cadenas alimenticias. Por otro lado, desde el

equilibrio del medio, la introducción de animales domésticos

o plantas domésticas pueden a veces constituir un verdadero

desastre ecológico fuera de todo control. (Grau,1986)

d) Deshechos no reciclables: Otra categoría de contaminantes

son aquellos derivados industriales que se hacen imposibles

de volver a incluir en los procesos de degradación.

Fundamentalmente, esta categoría está representada por

plásticos, envases u otros elementos y, como tienen poca

capacidad de ser reciclados, más afectan al hombre que a las

demás especies, a excepción de los químicos de este tipo.

Lo importante, para fines de este proyecto, es que los

niveles de contaminación no sólo representan un peligro para

la salud humana, sino que para todos los organismos vivos.

Así, en la medida que se reconoce nuestra dependencia de los

organismos vivos es que tomamos conciencia que, tarde o

temprano, de todas formas afectan al hombre.

Este aspecto, dado que afecta más directamente o, quizá,

por ser más visible, creo que es uno sobre el cual existe más

conciencia colectiva y ya se observa en nuestro medio cómo la

comunidad se organiza al respecto pero, básicamente, cuando

ya el asunto afecta directamente la vida o la actividad

económica, como son la contaminación por gases de la

atmósfera de la ciudad de Santiago o las aguas del lago Ranco por heces de peces. Pero los individuos no van más allá y

creo que seguramente, a través del trabajo empírico, pueden

surgir varias dimensiones actitudinales interesantes al

respecto.

Un ejemplo lamentable de esta forma de razonar lo

constituyen las obras de saneamiento de aguas servidas de la

Ciudad de Viña del Mar. Dentro de enormes inversiones,

proyectos de todo tipo y en un marco de recursos municipales

más que privilegiados, la solución es lanzar los

contaminantes detrás de la ciudad de Valparaiso, al Mar. Así,

entonces, el problema aparece como solucionado en la medida

que no se ve ni se huele pero se ignora que muchas de las

sustancias vertidas, químicas y bacteriológicas, van a

volver, vía alimentos, a integrarse, un poco más

disimuladamente, al hombre. Por consiguiente, lejos de

solucionar el problema sencillamente se lo desplaza.

Creo que el conjunto anterior de contaminantes puede ser

asociado con una dimensión (o más de una, eventualmente) de

categorías de distinción asociadas entre si y, posiblemente,

con una actitud, por lo que aparece como un punto de partida

susceptible de ser indagado con cierta facilidad, también.

Podríamos definirla, tentativamente, como el conjunto de

categorías de distinción y la actitud relacionadas con la

contaminación material del medio en forma preliminar.

También es posible sospechar que a más categorías maneje un

sujeto en esta dimensión más claramente va a asumir una

posición actitudinal hacia la misma.* Cabe notar, sin

embargo, que, de acuerdo a la metodología propuesta, estas

definiciones deberán ajustarse a los datos, objetivo básico

del trabajo. Sin embargo, el tema de la contaminación

material es el más difundido, por lo que suponer a priori la

existencia de un correlato cognoscitivo es lo correcto.

Queda, sin embargo, la duda acerca de cuanto manejan los

futuros profesionales, en términos de categorías, el tema así

como el explicitar los sentimientos básicos que les produce

el hecho. Por ahora, parece ser que el asunto provoca

reacciones cuando se tiene certeza perceptual y cercanía del

problema. Se espera que categorías como aquellas que señalan

la globalidad del impacto de los deshechos materiales no

están tan difundidas.

6.5.1.2 Contaminación del Ambiente Psicosocial.

Estas formas de contaminación afectan específicamente el

equilibrio de la propia psiquis y es uno de los aspectos que

se ha venido estudiando recientemente respecto de la relación

del hombre con su ambiente artificial. El síndrome de stress,

por ejemplo, es asociado a la vida urbana y se sabe que las

personas que viven en ciudades de más de dos millones de

habitantes tienen una probabilidad de vida menor en algunos

años a los que lo hacen en sitios de menos habitantes.

También existen estudios acerca de la productividad

relacionados con el ruido, la luminosidad y otras categorías

psicofísicas.

Sin embargo, hoy en día existe una tendencia nueva

respecto al problema que es más definida a este respecto e

incluso reñida con los aspectos productivos que generaron las

investigaciones.

La clasificación más sencilla y preliminar de estos

elementos sería la siguiente:

a) El ruido:

Este es uno de los aspectos indiscutibles que

acompañan a la vida en la sociedad moderna. Se entiende

básicamente como la exposición a cantidades de ruido

considerablemente altas. Motores, sistemas de altoparlantes,

industrias,etc., cooperan en aumentar la exposición

involuntaria a ciertos montos de ruidos considerables.

En este trabajo interesa conceptualizar este

ruido como uno de los factores que inciden en la relación del

hombre con su medio. Se puede postular perfectamente que el

ruido altera la ecología de la mente: causa insomnio,ansiedad

y, en muchos casos, alteraciones conductuales más severas.

Además, es un subproducto innegable del consumo excesivo. "El

crecimiento industrial y urbano experimentado en las últimas

décadas han originado,junto con una mejora de las condiciones

y niveles de vida, una serie de efectos negativos entre los

que se encuentra la degradación del medio ambiente.

Entre los factores que contribuyen a esta

contaminación ambiental, el ruido a que se encuentra sometida

la comunidad es de los más repetidos y molestos.

El ruido es un agente contaminante reconocido

como tal en el Congreso del Medio Ambiente de las Naciones

Unidas celebrado en Estocolmo en el año 1972." (Isabel López

Barrio, en Jiménez, 1988, pág 130).

De acuerdo a la cita el ruido ya tiene, desde

hace más de veinte años, el status de agente contaminante.

Produce, entre otros efectos, lesiones auditivas, anomalías

en las funciones cardiacas y, por supuesto, ansiedad. Por

otra parte, se han demostrado hipótesis más complejas y

delicadas, como aquella que establece la relación entre ruido

y mortalidad infantil (id op cit, pág 134_135).

A nivel del funcionamiento del hombre se señalan

efectos sobre la salud mental y el rendimiento intelectual.

Por consiguiente, puede ser una de las

dimensiones que señale cierta sensibilidad al tema de la

ecología. Se espera, empero, que el problema para un actor

regional le aparezca lejano, circunscrito fuera de sus dominios habituales.

b) El medio físico construido:

Otra de las características de

la vida moderna es que construimos nuestro medio físico.

Diseñamos edificios, ciudades y, en los casos de los países

pobres, soluciones habitacionales baratas que redundan en

ambientes psicosociales demás descritos como nocivos para

diversos aspectos del devenir de la vida humana.

Este hecho es importante, lo

que justifica el incluir el estudio de los correlatos

psicosociales hacia el medio o, de lo contrario, se corre el

riesgo de proponer soluciones que terminan en problemas

peores que aquellos que los originaron. El caso de Santiago

de Chile así lo demuestra y los estudios realizados al

respecto también. Es urgente promover entre las capas

dirigentes,entre aquellos que toman las decisiones, una

mentalidad distinta a la que ha habido hasta la fecha. En una

sociedad moderna de planificación racional es indispensable

que las decisiones en torno a la utilización de los recursos

destinados al mejoramiento del medio construido sean tomadas

desde la sensibilidad de una conciencia que anticipe los

efectos en las relaciones interpersonales de las medidas

propuestas. (José Luis Sangrador, en Jiménez Burillo et

al,1988). El caso de las regiones, al respecto, es, en el

mejor de los casos, parecido al de Santiago. Sin embargo,

muchas veces las soluciones son aun menos ajustadas en la

medida que son meras transferencias de soluciones para un

medio tan diferente como el de la metrópoli.

Este aspecto puede ser entendido, en este estudio, como

el correlato psicosocial capaz de conceptualizar los agentes

contaminantes de la percepción y podría, eventualmente,

incluir más categorías.

Podría, tentatoriamente, incluir dos dimensiones

básicas, la primera hacia el ruido y luces, la segunda hacia

el ambiente urbano o diseño urbano. Se espera que, al

respecto, exista una gran variabilidad ya que el tema parece

circunscrito a un élite, a pesar de afectar a casi todas las

personas. En futuros profesionales de todo tipo es importante

que exista conciencia de que las situaciones de aprendizaje,

las de trabajo, así como conductas concretas como la sexual o

la agresiva, se pueden relacionar con estos problemas. Desde

el construir una relación con la madre pasando por el

surgimiento de las categorías afectivas hasta el

funcionamiento de un enfermo en un hospital pasan por incluir

lo que se sabe y sería necesario explorar más a fondo en lo

que respecto a este producto humano aun se desconoce.

No es raro que este problema esté poco trabajado, si

pensamos que hasta 1950 tanto la iluminación como la

capacidad de hacer ruido, a excepción de las guerras, era

escasa. Así mismo, las metrópolis no poseían, a esa fecha, el

nivel de funcionamiento ni la velocidad de proceso de hoy en

forma tan generalizada.

c) Contaminación Cognoscitiva o

de la Información:

Otro aspecto relevante de la vida

moderna es que estamos enfrentados a un número cada vez mayor

de mensajes provenientes de diversos orígenes. Nos bombardean

con noticias, propaganda, política y continuamente estamos

siendo sometidos a mensajes que pretenden, directa o

indirectamente, cambiar nuestro comportamiento (Saperas

1988).

El fenómeno ha sido investigado pero

más que nada con el fin de demostrar que la conducta es

posible de ser cambiada a través del bombardeo cognoscitivo.

Sin embargo, cabe el plantearse el problema como

contaminación del mundo cognoscitivo. Creo que toda persona

culta tiene la intuición al respecto pero el tema ha sido

abordado más como deterioro moral que como contaminación. Se

postula, a modo de conjetura, que los mensajes excesivos

recibidos en contra de la voluntad generan, al menos,

disonancia cognoscitiva. Este tema pretende ser desarrollado

con más profundidad en la presente investigación ya que puede

proporcionar las bases sobre las cuales montar un conjunto de

dimensiones a definir en torno al tema ecológico. (Saperas,

1988; Luhmann 1988 b).

Como primera aproximación se propone

que se consideren áreas tales como la propaganda, los medios

de comunicación social así como la información. Resulta

importante que la conceptualización de las áreas pasa

necesariamente por una recogida preliminar de información que

permita darle un contenido específico con cierta validez.

comunicacional.

La concepción aparece, en primer término, como

extremadamente coherente. En segundo lugar, se puede

establecer que resulta fácil imaginarse a partir de ella

soluciones y propuestas concretas de acción en torno al

problema.

Quizá la única crítica importante que surge al revisar

esta perspectiva es que no aparece claro cómo puede ser

contrastada una propuesta así empíricamente, crítica que es

común para toda formulación sistémica. Sin embargo, esta

crítica pone ante el investigador de la presente el tono de

desafío que un trabajo de tesis precisa para justificar su

existencia. Este desafío es de tipo metodológico y lleva a

replantearse una crítica cada vez más evidente a los modelos

analíticos, sin necesariamente desmerecerlos.

Finalmente, la posición de Luhmann permite justificar

con holgura y seguridad que el tema ecológico ha de ser

incluído progresivamente en el desarrollo de concepciones

sociales. Los enfoques hasta hoy día más usados, ya sean

morales, educacionales, legales o biológicos, claramente han

mostrado no poseer una capacidad concreta para abordar el

problema en forma global. Al parecer, un enfoque macrosocial

podría tener esta capacidad. El tiempo dirá si esta

concepción ha sido realmente importante para la problemática

ecológica.

6.6 El Problema del Cambio

La sociedad moderna ha sido definida como en cambio permanente. El cambio es visto como el mecanismo básico a través del cual las sociedades se modernizan y hay estudios contundentes que señalan que este cambio ocurre también a nivel de los sujetos, en lo que identificamos el síndrome de modernidad. Se postula que la disposición al cambio es parte nuclear del hombre moderno en comparación a uno tradicional (Inkeles,1983,1969; Kahl,1968).

Por otra parte, ya desde hace dos décadas que se viene estableciendo, por cientistas sociales también, que hay límites para el cambio, al menos a nivel individual: el cambio progresivamente se ha ido haciendo más acelerado y ya ha llegado a tales niveles que estructuras básicas de la sociedad, como la familia, se ven afectadas por esta velocidad. También resulta relevante notar que las reinvindicaciones de grupos étnicos minoritarios de todo tipo, en orden a tener derecho a conservar sus estilos de vida tradicionales, señala una cierta lucidez acerca de este problema. Este problema lo ha intentado definir Alvin Toffler como `Shock del Futuro' : "Así como el cuerpo cruje bajo la tensión de un

estímulo excesivo del medio, así la `mente' y sus procesos de decisión se comportan de un modo errático cuando están sobrecargados. desaforadamente los motores del cambio nos exponemos a lesionar no sólo la salud de los menos dotados para el cambio sino también su capacidad para actuar racionalmente en su propio beneficio" (Toffler,1976,pág 425). Sin embargo, el shock es ahora más del presente que del futuro. A nivel de intuición existe la sensación que todo el contenido que se vive ya está caduco y que la libertad intelectual ha sido fogositada por el sistema. "Todo parece desvanecerse en el aire" (Berman,1988 citando a K. Marx). El autor citado señala que esta sería la sensación básica de la modernidad. Señala que los intelectuales "...pueden escribir libros, pintar cuadros, descubrir leyes físicas o históricas...para obtener ganancias...Deben intrigar y atropellar para presentarse bajo la luz más rentable; deben competir (a menudo de manera brutal y poco escrupulosa) por el privilegio de ser comprados, simplemente para continuar con su obra." (Berman,1988 pág 115). Al acelerar

No cabe duda que los autores recién citados tocan dos aspectos distintos, los efectos del cambio por una parte y las implicaciones sobre la libertad por otra. Esto justifica que dentro de este estudio se incluyan áreas de representación psicosocial que apunten hacia el cambio, hacia su predisposición o no, así como hacia el posible control del mismo. El problema de la libertad y el sentimiento de la intelectualidad futura, al respecto, resulta más complejo de operacionalizar pero ha de hacerse un esfuerzo a este respecto. En síntesis, el estudio propuesto debe incluir a priori la dimensión del cambio como objeto, ya que podría resultar en un eje básico de la representación de las personas en su propio mundo.

A este nivel de la discusión se comienzan a extinguir las conceptualizaciones, por la hipercomplejidad del tema abordado. Sin embargo, la proposición de Gregory Bateson, a este respecto, resulta atractiva y lo suficientemente poderosa para hacer de eje conductor de trabajos en el sentido de la discusión (Bateson,1985,1988).

6.7 La Ecología de La Mente

Si algo resulta indispensable para ligar los procesos ecológicos naturales con los mentales es la revisión de los conceptos de Gregory Bateson. Todos los estudiosos de las teorías modernas de los sistemas, de las comunicaciones y de la mente se refieren a sus estudios y planteamientos teóricos. Esta tesis también lo hará. Más aún, comparte ciertos valores inculcados por este autor.

6.7.1 Definición de Ecología de la Mente

En este apartado, se analiza el concepto de G. Bateson de Ecología de la Mente, expuesto en su obra "Pasos Hacia Una Ecología de la Mente" (Bateson, 1972). En esta obra fundamental, Bateson introduce las razones básicas para una epistemología holista y termina analizando el problema ecológico. Comienza su razonamiento estableciendo que "lo que me preocupa es la adición de una tecnología moderna al viejo sistema. Hoy día los propósitos de la consciencia están instrumentados por una maquinaria más abundante y eficaz: sistemas de transporte, aviones, armamento, medicina, pesticidas y otras muchas cosas.

El propósito consciente ha adquirido ahora el poder de trastornar el equilibrio del cuerpo, la sociedad y el mundo biológico que nos rodea. Existe la amenaza de una patología_ la pérdida del equilibrio_.

Pienso que muchas de las cosas que nos tienen hoy día aquí están básicamente relacionadas con los pensamiento que vengo exponiendo ante ustedes. Por una parte, tenemos frente a nosotros la naturaleza sistémica del ser humano individual y la naturaleza sistémica del sistema biológico, ecológico, que lo rodea; y, por otra parte, el curioso rasgo, que pertenece a la naturaleza sistémica del hombre individual, por obra de cual la conciencia está, casi por necesidad, ciega a la naturaleza del hombre mismo. La conciencia guiada por el propósito arranca de la mente total las secuencias que no tiene aquella estructura de circuito que es característica de la estructura sistémica total. Si usted sigue los dictados "de sentido común" que emite la conciencia, se volverá efectivamente codicioso y carente de sabiduría (utilizo nuevamente la palabra "sabiduría" como palabra para designar el reconocer y ser guiado por un conocimiento del ente sistémico total). La falta de sabiduría sistémica es siempre castigada. Podemos decir que los sistemas biológicos _el individuo, la cultura, y la ecología_

son, en parte, sostenedores vivientes de sus células vivientes u organismos. Pero los sistemas, a pesar de ello, castigan a cualquier especie que sea tan imprudente como para entrar en disputa con su ecología. Puede usted llamar "Dios" a las fuerzas sitémicas" (Bateson, 1985, pág 465).

En esta cita, que preferí reproducir intacta, el autor hace una declaración teórica en que el problema humano y el ecológico aparecen ligados en un mismo tipo lógico. Lo humano necesariamente ha de referirse a una relación con un medio no humano, si ha de querer sobrevivir. La falta de consciencia o sabiduría, en este sentido, tal cual lo expresa el autor, se ha de volver necesariamente hacia este ser humano que cree escapar de la realidad relacional en que vive. Incluso la referencia a Dios de la última frase de la cita indica claramente que el aspecto relacional es un tipo lógico sobre el cual no se tiene el poder de reducir y manejar, por estar por sobre el hombre como totalidad. Señala, en forma clara, que el poder humano es finito en su relación con el medio porque lo comprende. Tan sólo parece, como lo más indicado, el tomar noción del mismo, noción que aparece más como perdida que como meta a lograr. El autor sigue el razonamiento circunscribiendo el problema como sigue:

"Entiendo, pues, que una ecología saludable de la civilización humana debería definirse aproximadamente así:

Un sistema único de ambiente combinado con una civilización humana elevada, en el cual la flexibilidad de la situación vaya a la par con el ambiente, para crear un sistema complejo y dinámico, abierto para incorporar el cambio lento aun de características básicas (programadas

rígidamente)" (Bateson,1985,pág 527).

A partir de la definición recién enunciada el autor formula un conjunto de definiciones que vale, sin duda, la pena conocer y comentar en el ámbito de este trabajo, ya que es uno de los puntos básicos en torno al cual gira, tanto como conceptualización así como intento metodológico para abordar.

6.7.2 Una Civilización Humana Elevada

"El sistema hombre_ambiente parece haberse hecho cada vez más inestable a partir de la introducción de los metales, la rueda y la escritura...

Distintas civilizaciones surgieron y se disolvieron. Una nueva tecnología para la explotación de la naturaleza o una nueva técnica para la explotación de otros hombres permite el surgimiento de una civilización. Pero cada civilización, cuando llega a los límites que puede explotarse esta manera particular, llega a su decadencia" (Bateson, 1985,pág 527_528).

Enseguida, el autor plantea que, frente al actual desarrollo de la civilización, existen dos alternativas: "o el hombre es demasiado astuto, y en ese caso estamos condenados a muerte, o no fue suficientemente astuto para limitar su codicia a maneras de actuar que no destruyeran el sistema total

existente. Prefiero esta segunda hipótesis" (Bateson,1985,pág 528).

A esta altura, Bateson introduce los ejes básicos del concepto de civilización elevada:

" a) No sería sabio (aún si fuese posible) retornar a aborígenes australianos, los significaría esquimales y los

la

inocencia de los

hotentotes. Tal retorno retorno, y habría que

perder la sabiduría que impulsó el proceso.

comenzar íntegramente el

b) Una civilización

`elevada` tendrá que contener religiosas y

todo lo

que

es

necesario (en instituciones sabiduría necesaria de

educacionales) para conservar la brindar a la gente

la población humana y estéticas y creativas.

satisfacciones físicas,

Tiene que existir una

equiparación entre la flexibilidad de las personas Tiene que haber

y la de la civilización. cabida a

diversidad en la civilización, no sólo para dar las personas,

la diversidad genética y experiencial de proporcionar la impredecible.

sino también para cambio

flexibilidad y `preadaptación' necesaria para el

c) Una civilización `elevada' tiene que limitarse en ambiente. Consumirá los medios para facilitar

sus transacciones con el

recursos no renovables sólo en cuanto sirvan de el cambio necesario (una crisálida que está

cumpliendo su metamorfosis

tiene que vivir de su propia reserva de grasa). tiene que depender del

Por lo demás, el metabolismo de la civilización insumo de energía que la

Tierra Espacionave obtiene del Sol. En lo que a técnico. Con la tecnología

ésto respecta, es imprescindible un gran avance

disponible actualmente,

es probable que el mundo sólo pueda conservar una (Bateson, 1985, pág 528).

pequeña fracción de su población humana actual."

Sin duda que la definición de civilización de Bateson está más cerca de la utopía que de la realidad. O más cerca de la realidad, en cierto modo, que la utopía fantaseada que nos imprime nuestra civilización moderna. Ese es un punto importante en esta discusión.

Se puede pensar que los que creen que es inminente un cambio de mentalidad , un cambio de civilización, son un grupo de chiflados. Sin embargo, ha de notarse que este grupo ha ido tomando cuerpo y estructura hasta ser irritante, como lo es en el momento, para el sistema dominante. Pero para ello hay que negar gran parte de la realidad del planeta: calentamiento, agotamiento próximo de los hidrocarburos, presencia del hoyo de la capa de ozono, desertificación de una superficie cercana al 20% del continente Africano y otros, etc...

Ante ésto, nuestra civilización desarrollada reduce la disonancia con un mito, como cualquier cultura. Es el mito de la infalibilidad de la civilización contemporánea, que se postula como capaz de resolver cualquier problema. Más todavía, en los días que vivimos serían las leyes del mercado los elementos "naturales" que equilibrarían el sistema. Así, las cosas, incluso la toma de decisiones, son puestas como fuera del ámbito de las personas. Sencillamente se pasa por alto el que este concepto implica el aumento sostenido de la producción y el vuelco de la dirección de la vida es el consumo. Es decir, el concepto es el más desequilibrante de todos en lo referente a la relación con el medio. Para mí el asunto resulta, al menos, mesiánico. Más real es tratar de idear la forma de vivir en lo que Bateson denomina Espacionave. Seguramente esta discusión irá

progresivamente en aumento en la medida que pasen los próximos años, tornándose en una alternativa de cultura, pero ha de pasar por diversos intentos de absorción por parte del sistema dominante. Ya, hoy en día, es de buen tono la marca "Ecológico", siendo "ecológicos" determinados zapatos, automóviles, programas turísticos y dietas en boga. Todos los ejemplos anteriores implican un hombre que guía un vehículo, pone sus pies en, o se solaza con el espectáculo de la "naturaleza". Además, lo que se come implica todo el impacto de la

agricultura, bote o no las cáscaras del arroz. Son todos actos hacia afuera, hacia el exterior, de todas formas; por muy loable que sea el tratar de contaminar menos, mantienen la misma forma de vida. El cultivo de la experiencia interior, de la propia naturaleza, aparece más lejano que nunca.

Es así como el marco de este trabajo toma como esencial un elemento conceptual de vital importancia en el discurso de Bateson: El problema es susceptible de ser circunscrito al sistema social humano, en cualquiera de sus niveles de organización. También queda claro que el nivel de análisis de la mentalidad de nuestra sociedad es indispensable de tomar en cuenta.

Vale la pena, entonces, proponer que se incluya como dimensión a estudiar el modelo inicial, el grado de convicción de los sujetos en la utopía de la infalibilidad de la tecnología y la "ciencia".

6.7.3 Flexibilidad.

Para Bateson, el correlato ineludible de una sociedad, a

fin de cuentas, sana es la flexibilidad. Los sistemas

individuales, sociales y culturales poseen esta

característica en forma diferenciada y ella se asocia a su

salud o capacidad de sobrevivencia. Bateson está convencido

que ésta es una tarea a lograr más que una característica de

la civilización actual y expresa como sigue esta idea:

"Para lograr, en el curso de pocas generaciones, algo

semejante al sistema saludable con que soñamos en el apartado

anterior, y aún para salirnos de los surcos del destino fatal

en que nuestra civilización se encuentra atrapada ahora, será

necesaria una máxima flexibilidad. Es importante, pues,

examinar con cierta cautela este concepto. Debemos evaluar no

tanto los valores y tendencias de las variables pertinentes

como la relación entre esas tendencias y la flexibilidad

ecológica" (Bateson,1985,pág 530).

" La flexibilidad social es un recurso tan precioso como

el petróleo o el titanio y hay que presupuestarla de manera

conveniente, para que se emplee en los cambios necesarios. En

términos generales, como el `consumo' de la flexibilidad se

debe a subsistemas regenerativos (es decir, que operan en

escalada) existentes dentro de la civilización,son éstos, en

definitiva, los que hay que controlar.

Conviene destacar aquí que la flexibilidad es a la

especialización como la entropía es a la negentropía. La

flexibilidad puede definirse como una potencialidad para el

cambio que no está utilizada" (Bateson,1985,pag 530).

Es importantísimo destacar la definición anterior ya que contiene elementos que hacen que la evaluación de la

flexibilidad de los sistemas sociales sea un requisito

indispensable en la elaboración de una estrategia para el

cambio de mentalidad. El recurso de la flexibilidad social o

del cambio social no debe ser visto como inagotable o una

potencialidad ad_infinitum presente, sino que, por el

contrario: sugiere el autor que la posibilidad de

planificación social tiene que pasar por la evaluación de la

flexibilidad.

Siguiendo las ideas de Bateson : un cambio que no sea

estructural, un acomodo a la situación actual, no es

solución. Cualquier programa que quiera tener éxito en una

campaña ecológica tiene que ser estructural y, por

consiguiente, las dimensiones del mismo y, entre éstas, las

que se integren a una estrategia de indagación empírica del

problema, no están aun definidas, hay que buscarlas y

encontrarlas. Al respecto, existen modelos para evaluar el

impacto sobre el medio, desde perspectivas ingenieriles y

tecnológicas, que apuntan en este sentido pero lo hacen en

forma de un ente estático. El problema de la mentalidad es

previo a esta idea y ha sido más nombrado que efectivamente

evaluado. Por otra parte, la flexibilidad parte de un sistema

social específico, con modus operandi particulares, por lo

que se justifica el explorarla en términos de una

macroestructura conceptual que, a modo de gramática, permita

que se den contenidos de diversa índole. Este reconocimiento

tiene consecuencias metodológicas bastante importantes, entre

las cuáles vale la pena destacar:

a) Antes de definir las dimensiones que ha de contener, en

primer término, la evaluación habrá que recolectar

información cualitativa entre personas que puedan de alguna

forma entregar elementos constituyentes de las posibles

dimensiones y sus contenidos con que se maneja el problema, a

la fecha.

b) Una vez definidas tentativamente estas dimensiones se han

de someter a contraste empírico, con el fin de determinar

cómo se relacionan o no relacionan entre si. Esto con el fin

de evaluar si existe o no una cierta complejidad propia de un

sistema organizado más que para reducir el modelo y volverlo,

así, rígido.

c) Se trata, más que nada, de formular un modelo

metodológico, más de tipo heurístico que algorítmico, para

aproximarse al tema de la mentalidad; es decir, el asumir la

posición holista obliga a un esfuerzo metodológico de este

tipo.

En síntesis, la teoría de Bateson aparece como un modelo

básico que hace viable la indagación del problema de la

mentalidad ecológica. El hecho de que maneje el asunto

inscrito en conceptos sistémicos básicos lo hace estar

vigente. Finalmente, el que el autor sintetice aspectos

biológicos con conductuales y sociales la constituye en un

marco de referencia indispensable para abordar el problema.

6.8. Mentalidad y Actitud.

A través de la exposición del presente marco teórico se

ha hecho referencia a los conceptos de mentalidad. Asimismo

y aunque se ha pretendido evitar el rigidizarlo, hace alusión

al concepto operacional de actitud. Por consiguiente,

resulta indispensable el incluir ambas categorías del

pensamiento psicosocial en esta revisión teórica.

6.8.1 Mentalidad.

La forma más habitual de definir mentalidad es como una

dimensión del carácter, producto de la acción social que, a

su vez, es capaz de influir sobre la esfera social. En otras

palabras, es un concepto que permite establecer una relación

entre los aspectos sociales de un problema a nivel de los

actores o sujetos. " Todo hecho social, por localizado que

sea, afecta _y es afectado_ por una variada gama de aspectos

aparentemente no relacionados con él. De ahí se desprende que

la consideración aislada de cualquier punto de la realidad

social tiene muy escaso poder interpretativo porque ese

sector no es autónomo en su comportamiento, sino que es

influído e influye a su vez sobre otros...

Una de las instancias de aplicación directa del

principio de interdependencia, es el reconocimiento de la

interrelación existente entre la estructura social y el

carácter. Esto es, entre el marco normativo_institucional de

una sociedad y el tipo de mentalidad que prevalece entre los

miembros de dicha sociedad. Esa interrelación se manifiesta

en un condicionamiento mutuo de ambos aspectos."

(Durán,1978).

Se puede conceptualizar más abstractamente la mentalidad

como el conjunto de aspectos cognoscitivos que permiten una

relación interpretativa coherente, con o de la realidad

social. La ventaja de esta definición es que al agregar la

idea de interpretación sugieren que el lenguaje ha de estar

mediando básicamente en la conformación de la mentalidad,

lenguaje entendido como el conjunto de normas que permiten

comunicarse desde lo indiviudal con desde lo social y

viceversa.

Puesto así, el concepto aún no es operacionalizable en

términos ortodoxos, por lo que cabe definirlo nuevamente como

un conjunto de elementos en los cuales se encuentran las

categorías de distinción, las clasificaciones de categorías,

así como las actitudes psicosociales. Esto acota al concepto

y permite distinguirlo del de personalidad o carácter. Para

los autores más tradicionales el tema queda acotado por el

concepto de actitud: " En el sentido que nos parece apropiado

el término `mentalidad' denominaría el conjunto de modos de

reaccionar a que están acostumbradas las personas o grupos;

dicho en un lenguaje más técnico, el conjunto de actitudes

que poseen esas personas" (Durán,1978, pág 29).

Sin embargo, desde una perspectiva más amplia, se ha de

reconocer que toda conducta social depende básicamente de las

características del contexto psicosocial, siendo las

actitudes elementos operacionales básicos pero derivados del

contexto más que entes independientes. De no ser así, se

puede caer en una psicología social con un objeto de estudio

vacío. (Tajfel, 1984)

Sin embargo y dado el poder operacional del concepto de

actitud, resulta inevitable ya sea su utilización o el

incluir formas básicas del método asociado a su medición.

Por consiguiente, este concepto ha de ser explicitado.

6.8.2 Actitud.

El concepto de actitud suele definirse como la

propensión de un sujeto a pensar, sentir y actuar hacia un

objeto social cualquiera.

La actitud es una dimensión operacional de la

mentalidad y tiene la ventaja de referirse a una propensión,

que es interna, a actuar, o sea, que se dirije hacia el

exterior y, así puestas las cosas, dado que es una propensión

a actuar o no, puede ser medida a través de estímulos que

recojan tal información.

Por consiguiente, la actitud pasa, en primer término,

por suponer que un sujeto posee las categorías básicas como

para poder reaccionar frente a un estímulo que las contenga.

" El término `actitud' tiene varias acepciones, y se

debate cuál de ellas debe tener mayor vigencia. Pero hay dos

que han logrado más aceptación.

Una de esas concepciones define la actitud en términos

probabilísticos. La actitud sería una pauta o línea central

que puede distinguirse en la conducta manifiesta de una

persona o grupo. Esta pauta se infiere directamente de varias

conductas particulares. Frente a un estímulo determinado, hay

respuestas conductuales del sujeto; si una serie de

respuestas conductuales muestran cierta consistencia o puede

apreciarse en ellas cierta organización, esa organización

inferida recibe el nombre de actitud. La actitud equivaldría,

entonces, a la probabilidad de ocurrencia repetida de formas

conductuales de un mismo tipo. La ventaja de esta concepción

reside en que liga directamente el concepto de actitud y los

hechos observados, lo que facilita la medición. Pero tiene el

inconveniente que, por reducir la noción de actitud a

conductas observables, no toma en cuenta que muchas veces las

personas hubiesen ejecutado ciertas acciones si no lo

hubieran impedido condiciones inhibitorias de la conducta

justo antes que ellas fuesen concretadas. Se pierde así mucha

de la posible riqueza del concepto.

Contrariamente a esa definición de las actitudes como

conductas manifiestas, existe también otro sentido del

término, que enfatiza el carácter latente de las actitudes.

Aunque establecida usualmente por inferencia a partir de

conductas concretas, la actitud no es una conducta manifiesta

sino un proceso psíquico que antecede a esas conductas y les

da dirección y consistencia...La actitud sería entonces un

proceso que media entre el estímulo y la conducta. Esta

noción es más amplia que la anterior, pero tiene la

desventaja que no resuelve el problema de la medición."

(Duran,1978,pág 30)

Esta definición puede ser encontrada en casi todos los

manuales de Psicología Social ( Rodriguez,1978; Salazar,1989;

etc.). Sin embargo, lo importante es que la actitud supone un

correlato cognoscitivo estructurado, conciente o, al menos,

preconciente. Por consiguiente, antes de conformarse una

determinada actitud el aparato psicológico ha de ser

informado, al menos, del lenguaje dominante del contexto en

el cual se pretende investigar. Generalmente, se recogen

contenidos para la evaluación que pasan por sucesivos cedazos

técnicos de manera que, efectivamente, representen al

contexto. Pero el problema es que este contexto es estático

y sirve para fenómenos con cierta estabilidad. El problema de

la conciencia ecológica es que es un tema emergente, en

conformación, a veces mal conformado, también, y arraigado o

no a creencias y valores. Para el presente trabajo resulta

tan interesante el averiguar por el lenguaje conocido, por su

manejo y estructuración, así como por los elementos posibles

que no son conocidos y que, por ende, escapan de la óptica de

un enfoque meramente actitudinal. Más aún, resulta

interesante el averiguar acerca de los prejuicios y su

distribución en torno al tema, con o sin el concepto de

actitud.

Las consideraciones anteriores llevan a redefinir,

entonces, a la actitud como una construcción cognoscitiva que

media a la conducta, construcción que tiene la propiedad de

incluir un aspecto meramente cognoscitivo, un aspecto

emotivo y, por último, una tendencia determinada a la acción.

Por otro lado, cada actitud debe ser entendida, con los

fines propuestos en este proyecto, como un constructo

cognoscitivo_emotivo_reactivo, de orígen personal y social,

ya que éstas tiene la propiedad de ser entendidas por el que

las comparte o no las comparte: son dimensiones a través de

las cuales, en último término, nos comunicamos con el medio

social.

6.9 Conciencia Ecológica.

A partir de los conceptos analizados en el presente

trabajo se puede definir como conciencia ecológica a un

conjunto de esquemas cognoscitivos, afectivos y conductuales,

organizados como sistema, con la propiedad esencial de

autorreflexionar sobre si mismo, a nivel individual y

colectivo, con un contenido específico de información acerca

de las relaciones del hombre y su medio así como de los

problemas de esta relación, con clara noción de los derechos

y obligaciones que emanan de este tipo de patrimonio así como

con claras intenciones y propuestas de acción para actuar

conforme a él, como hombres socialmente organizados, como

también con una clara posición valorativa al respecto.

En una definición operacional, la conciencia ecológica puede ser entendida como un conjunto de categorías de

distinción organizadas como esquemas, así como en esquemas

más complejos o actitudes psicosociales hacia las relaciones

hombre_medio, la contaminación, el buen uso de los recursos

naturales, los derechos emanados de compartir la biósfera,

los derechos emanados de nuestras restricciones psicológicas

en la vida moderna y el derecho a elegir libremente el tipo y

cantidad de información que se desea recibir.

Las definiciones recién propuestas tienen carácter

tentativo pero representan un punto de conceptualización

teórica sobre el cual se va a restringir el presente proyecto

de investigación psicosocial.

Puesta así las cosas, queda justificado como tema

relevante el llevar a cabo algunos pasos en pro del

conocimiento así como de la elaboración de una metodología

abierta al cambio para la indagación en el tema de la

constitución de una conciencia ecológica ajustada a realidad.

Es, por tanto, una propuesta que pretende abordar a un grupo

específico en el que se supone un nivel más privilegiado que

carente frente a la temática de la conciencia emergente

de la relación de nuestra civilización con el medio. La

intención de este trabajo es ambiciosa ya que pretende

abordar el tema de la constitución de un correlato

cognoscitivo, en el que el nivel social y el individual

producen un desarrollo, una diferenciación progresiva de

esquemas cognoscitivos. Además, cabe el señalar que se

supondrá que el correlato cognoscitivo de un tema social es

necesariamente valórico. (Tajfel,1984)

En los capítulos siguientes se discutirá el tipo de

hipótesis que se pretende contrastar y la metodología a

utilizarse. Ambos aspectos son producto de una larga

elaboración, ya intuída por mí desde el comienzo de mi

formación y que ha sido progresivamente conformada de acuerdo

a la influencia de los autores anteriormente discutidos.

También es producto de una experiencia personal, nacional y

regional, y de ahí que ha logrado un cierto nivel de

diferenciación que trataré de explicitar en los capítulos que

siguen. Al menos este tipo de opción aparece como cada vez

más válida, en la medida que se le devuelva lo humano al

quehacer del cientista social (Berman, M,1987).

6.10 Los Estudiantes de la Universidad de La

Serena.

Los estudiantes de la Universidad de la Serena son

aproximadamente cinco mil personas que cursan programas de

formación de pre_grado en 27 alternativas que ofrece la

Universidad.

6.10.1. Los Estudiantes de Psicología de la Universidad de

La Serena.

Este grupo queda definido por 96 estudiantes ingresados

a la Universidad de La Serena en los años '93 y '94.

El grupo en cuestión es de especial interés para la

Universidad de La Serena en cuanto es un programa nuevo, con

el grupo de estudiantes de más altos puntajes de ingreso de

la Universidad (Fuente: Archivo General de Alumnos de la

Universidad de La Serena, de acuerdo a la oficina de admisión

y selección de alumnos).

7. HIPOTESIS DE INVESTIGACION.

Dado que el presente estudio es de tipo descriptivo y

está definido como una investigación basada en una concepción

holista, las hipótesis a contrastar pueden ser identificadas

como de tipo fenomenológicas.

7.1 Sistema de Hipótesis.

7.1.1. En primer término, se contrastará la existencia de una

configuración mental en torno a la problemática ecológica en

el medio a estudiar.

Entonces, se puede postular que:

Los alumnos de la Universidad de La Serena, en general, y los

de la Escuela de Psicología de la Universidad de La Serena,

en particular, tendrán una o más organizaciones mentales

susceptibles de ser reconocidas como conciencia ecológica.

7.1.2. En segundo lugar, se contrastará la naturaleza

multidimensional de las ideas involucradas en el concepto de

conciencia ecológica.

Entonces, se postula que:

Los alumnos de la Universidad de La Serena, en general, y los

de la Escuela de Psicología de la Universidad de La Serena,

en particular, poseerán una conciencia ecológica conformada

por varias dimensiones cognoscitivas, tanto netamente

conceptuales como actitudinales.

7.1.3. El estudio supone que la información en torno al tema

ecológico va a distribuirse heterogéneamente entre los

alumnos de la Universidad de La Serena.

Así se postula que:

Existirán diferentes organizaciones mentales de conciencia

ecológica.

7.1.4. Se postula que la información respecto al tema

ecológico va a configurar diferentes patrones cognoscitivos

referidos a éste.

Se postula, entonces, que :

Podría clasificarse a los sujetos de acuerdo a los patrones

cognoscitivos que manejan en relación con el tema ecológico

pudiéndose identificar tipos psicológicos al respecto.

8. METODOLOGIA PROPUESTA.

El presente proyecto pretende abordar un tema complejo a

través de la propuesta de un enfoque metodológico que cumpla

con los siguientes requisitos:

a) Sea capaz de integrar métodos cualitativos con métodos

cuantitativos.

b) Permita apreciar globalmente un fenómeno, con el fin de

poder concluír sobre él como todo organizado.

c) Se pueda replicar con cierta flexibilidad en el tiempo.

d) Permita sacar el mejor provecho de un estudio descriptivo

de tipo piloto.

8.1. Diseño Metodológico.

El estudio propuesto se inscribe dentro de los diseños

tipo encuesta, de tipo piloto, con una primera fase de

aproximación de tipo etnográfica.

El estudio propuesto puede ser inscrito en el contexto

de un estudio descriptivo.

Procedimiento:

Dado lo planteado hasta aquí, se propone la

siguiente metodología de trabajo:

En una primera etapa, se hará una aproximación

cualitativa en que se obtendrá información de los alumnos de

la Escuela de Psicología de la Universidad de La Serena. El

objetivo de esta etapa es obtener una descripción de

dimensiones básicas manejadas en torno al tema, así como de

contenidos y lenguaje específico en torno al tema. El

objetivo básico de esta etapa es el rescatar un lenguaje

común usado en torno al tema, en base al cual configurar

tanto reactivos para escalas actitudinales como obtener

información respecto al tema. En síntesis, se trata de acotar

lo más posible la información para que coincida con los

márgenes reales de ésta en su uso común, con el fin de evitar

sesgos tanto en el sentido de dejar fuera aspectos relevantes

como de incluir en el modelo aspectos ininteligibles para los

actores del sistema en cuestión.

Una segunda etapa, medular de este trabajo, es

de tipo cuantitativa. En ésta se usará un enfoque

multivariado, de manera de poder construir tipologías,

modelos correlacionales así como reducciones factoriales de

las variables. También se someterá a análisis a los

intrumentos propuestos, en cuanto a estimar su confiabilidad

así como su configuración interna. Se evaluará la bondad del

constructo de medición.

A) Fase cualitativa:

En esta fase se llevaron a cabo 10 entrevistas

semiestructuradas a alumnos de la Escuela de Psicología de La

Universidad de La Serena.

La estructura básica de la Entrevista Semiestructurada

será la que sigue:

Consigna:

Estoy investigando acerca de ecología y me gustaría que

Ud. cooperara con mi trabajo contestándome algunas preguntas.

En todo caso, no nos vamos a demorar mucho tiempo.

a) ¿ Qué es, para Usted, la ecología ?

b) ¿ Qué aspectos ve Usted como importantes en el problema

ecológico ?

c) ¿ Cómo cree Usted que este problema lo afecta o podría

afectarlo personalmente ?

d) ¿ Cómo cree Usted que se está manejando el problema ?

e) ¿ Cómo sería, a su juicio,la forma correcta de manejarlo ?

f) ¿ Qué otras cosas desearía agregar a esta entrevista ?

Una vez recolectada esta información fue analizada a

través de la técnica de análisis de contenido.

B) Fase Cuantitativa:

A partir de los resultados de la fase descrita se

formuló un modelo de medición. Este modelo de medición fue

sometido a juicio de expertos, considerándose para ello a

cientistas sociales y alumnos universitarios de la carrera de

psicología. De acuerdo a su opinión se reformuló este

modelo, pasando luego a la recolección de datos de esta etapa

de la investigación.

Esta recolección se hizo inscrita dentro de los estudios

tipo survey y consistirá en la aplicación del cuestionario,

construído para los fines de este proyecto, a dos muestras

aleatorias de 60 alumnos cada una, de la Universidad de La

Serena:

1. Una muestra de 60 alumnos de La Escuela de Psicología de

la Universidad de La Serena.

2. Una muestra aleatoria de 60 alumnos de las otras 26

carreras de pre_grado de la Universidad de la Serena.

Asimismo, la encuesta controló las variables sexo,

edad, años de estudios universitarios, curso y región de

procedencia.

Dado que era de interés el averiguar si el contenido de

la encuesta era efectivamente adecuado para la población en

estudio y por ser esta población universitaria, se incluyó

para los ítems de todas las escalas, menos la de información

y conocimiento, el poder manifestar sorpresa o reconocer la

novedad de la información. Así, aquellos aspectos que

aparecerían como integrados por la propia encuesta más que

por la conciencia ecológica evaluada, quedarían en evidencia.

También se pudo evaluar la pertinencia lograda habiendo dado el contenido desde una etapa cualitativa y a través del

uso de expertos, en calidad de investigadores participantes,

al haber sido utilizados como jueces.

Dado que la encuesta es, en parte, resultado de la etapa

cualitativa de la investigación, es presentada en el apartado

de resultados que sigue al presente. En el apéndice Nº 2 se

incluye un facsímil de la misma.

8.2 Justificación Metodológica.

Por consiguiente y en resumen, la presente investigación

puede ser inscrita en el contexto de un estudio exploratorio

descriptivo, con énfasis en la integración de aspectos

cualitativos y cuantitativos. Esto obedece a dos razones:

i) La necesidad creciente de validar un tipo de enfoque

metodológico a través de otro, y

ii) el que el plantear un estudio basado en concepciones

holistas parece necesitar de la apertura de una perspectiva

de observación amplia, en la que los modelos tradicionales de

variables, los reduccionistas, por si solos, no parecen dar

respuestas satisfactorias.

Las entrevistas propuestas tuvieron como objetivo el

dimensionar los límites de dominios cognoscitivos en torno al

tema, de expertos y de los más informados del sistema social

en estudio. Esta propuesta queda justificada en la

perspectiva de investigación etnográfica a base de

entrevistas, propuesta por James Spradley en su obra The

Etographic Interview, en 1979. Esta perspectiva ofrece un

modelo que supone que un sistema maneja categorías que son

propias de su quehacer y que los supuestos previos acerca de

cuales son impiden la visualización de las mismas. Por

consiguiente, el aspecto cualitativo fue orientado a obtener

contenidos así como dominios cognoscitivos en torno al tema

planteado.

Las ventajas de un enfoque cualitativo que se centre en

los actores sociales se inscribe en la tradición émica. Este

tipo de enfoque es especialmente atractivo para investigar en

aspectos de representación cognoscitiva, ya que permite

disminuir el sesgo impuesto por el investigador. Dado que, a

fin de cuentas, el estudio propuesto es comunicacional, ya

que trata del problema de la resonancia de un tema

específico, emergente y en evolución acelerada en un sistema

pensante, se justifica con especial énfasis el incluir este

tipo de perspectiva en el diseño metodológico.

Sin embargo, la mera descripción cualitativa de dominios

cognoscitvos así como de su estructura, contenido y reglas

que puedan estar subyacentes, puede llegar a ser una manera

de atomizar un fenómeno, ya que las relaciones internas así

como el órden de las mismas aparecen como débiles y poco

justifadas al momento de las conclusiones. Siempre quedan

tres dudas respecto a estos datos:

a) Pueden parecer sobreinterpretados.

b) Pueden parecer subinterpretados.

c) Siempre cabe una interpretación totalmente diferente de

los mismos, vistos tanto desde otro investigador como desde

otro punto de desarrollo del trabajo del mismo investigador

que los usa.

Sin embargo, la frescura, flexibilidad y posibilidad de

información de ellos es, de todas formas, insustituible.

Por consiguiente y en resumen, esta primera parte del

proyecto, la de las entrevistas, tuvo como objetivo el

proporcionar la información básica para una aproximación

cuantitativa. Esta, de hecho, fue basada en los datos

de organización formal y/o teórica del trabajo así como en

aquellos provenientes del manejo conceptual y actitudinal,

establecido en la etapa cualitativa. Así, la medición fue

reforzada en su validez de contenido por la etapa

cualitativa.

Hay que agregar que, además, en la interpretación de los

resultados cuantitativos, la información cualitativa

recolectada proporcionó información sin la cual habría sido

imposible dilucidar muchos de los datos, habiéndose podido perder información. También la interpretación se hizo con más

seguridad a la luz de los datos cualitativos.

La segunda etapa del diseño se inscribió, luego de todo

lo considerado hasta aquí, en un enfoque más bien tradicional

de medición psicosocial o psicológica.

Fundamentalmente, los datos fueron conformados por el

producto de un diseño tipo encuesta, con k factores y j

variables intervalares. Este tipo de diseño permitió la

aplicación de varias técnicas estadísticas univariadas y

multivariadas, con los fines que se explicitan:

a) En una primera aproximación a los datos, interesó,

básicamente, su descripción en términos de medidas de

tendencia central, variabilidad y frecuencias. Este primer

aspecto, que a veces es omitido en algunos trabajos, da un

marco referencial básico con el cual reflexionar sobre el

problema así como sobre los resultados obtenidos de los

análisis siguientes.

b) Análisis Multivariado de la Varianza: este tipo de enfoque

proporcionó la siguiente información:

i) Estableció diferencias entre promedios, de acuerdo a

efectos multivariados, interacciones y efectos simples.

Este aspecto dió información acerca de la relación entre

la composición formal del grupo evaluado y la distribución

de la información en los subsistemas que éste define. Esto

permitió evaluar, también, en forma sencilla, si existen o

no focos que conformen diferencias en torno al problema

ecológico o si, por el contrario, éste no se observa así

conformado.

ii) Estima la correlación Canónica de las variables

inscritas en el sistema. Este tipo de indicadores permiten

inferir acerca de la consistencia o no consistencia global

del sistema de variables. Este tipo de evaluación apunta

directamente, en conjunto con la anterior, a evaluar la

coherencia o incoherencia acerca del tratamiento

cognoscitivo del tema dentro del sistema psicosocial

evaluado.

iii) Análisis Discriminante: éste, básicamente, evalúa la

capacidad de un sistema clasificatorio de diferenciar

grupos en base a varibles intervalares. Este tipo de

técnica es especialmente útil para poder sustentar

hipótesis acerca de grupos que se diferencien de acuerdo a

su postura frente al tema. Estos grupos se diferenciarán o

no de acuerdo a criterios organizacionales o

autoatribuídos, permitiendo arbitrar conjeturas e

hipótesis acerca de diferentes subsistemas diferenciados

de acuerdo a esta problemática.

En este primer estudio exploratorio, sin embargo, el

análisis discriminante, además, fue utilizado como la base

sobre la cual formular hipótesis más diferenciadas.

c) Análisis de componentes principales: este tipo de enfoque

permitió analizar tanto la estructura de la medición como la

estructura íntima de las variables intervalares. Los factores

encontrados cumplen con dos funciones básicas:

1. Permitieron reducir elementos redundantes a elementos

más sencillos y fáciles de interpretar.

2. Permitieron postular hipótesis y conjeturas acerca de

la estructura de las variables y, en el problema tratado

en específico, acerca de dimensiones básicas ordenadoras

de las categorías de distinción conceptual.

Un análisis de este tipo supone un análisis

correlacional previo más sencillo, que también permite una

descripción más fundamentada del problema.

8.2.1 Perspectiva Naturalista_Ecologica.

Son muchos los estudios y las investigaciones que avalan

la tesis de que la conducta humana está influída

significativamente por el medio en que se da, ya que las

tradiciones, los roles, los valores y normas del ambiente se

van internalizando poco a poco, generando regularidades que

guían y explican mejor la conducta observada.

La situación experimental crea una atmósfera y un

ambiente propios y especiales, con dinámica propia, que

influencian la conducta, lo que se revela al asumir el rol

del sujeto de investigación, el cual, a su vez, implica dudas

o sospechas sobre la verdadera intención de la investigación,

un sentido de la conducta apropiada o esperada, una relación

interpersonal especial con el investigador y un deseo de ser

evaluado positivamente. Resulta evidente que todas estas

fuerzas pueden moldear la conducta en una forma y dirección

extraña a lo que se busca en la investigación (Martínez,

1989).

En base al planteamiento anterior se decidió formular

un sistema de investigación abierto, con claridad acerca de

los objetivos de la investigación.

8.2.2. Hipótesis Cualitativa_Fenomenológica.

La fenomenología ofrece un punto de vista alterno y

diferente del positivista acerca de la objetividad y los

métodos apropiados para el estudio de la conducta humana.

Básicamente, esta orientación sostiene que los científicos

sociales no pueden comprender la conducta humana sin atender

el marco interno de referencias desde el cual los sujetos

interpretan sus pensamientos, sentimientos y acciones. En

teoría, es posible estandarizar las interpretaciones, por

ejemplo, mediante la fijación de un esquema de codificación

de conductas observadas y un marco de referencia conceptual

para su interpretación, en las cuales se entrenen los

observadores y calificadores de conducta. Sin embargo, este

procedimiento no garantiza lo que promete. El fenomenólogo

observa que tanto el esquema codificador como el marco

interpretativo se han adoptado en forma arbitraria, que se

podían haber elejido otros sistemas de significado muy

diferentes y cree que el marco de referencia más importante

para comprender la conducta de los sujetos es el de éstos y

no el del investigador. Sin embargo, se le agrega una

interpretación cuantitativa que pretende ampliar el marco de

interpretación (Martínez,1989).

Se espera que la integración de técnicas propuestas

anteriormente sea capaz de dar una información más válida y

confiable que si se utilizara tan sólo una de ellas. Esta

forma de enfrentar problemas de conducta aparece como la más

adecuada en la literatura especializada. Se espera que un

estudio descriptivo no se centre exclusivamente en uno de los

enfoques tradicionales: ni la descripción naturalista_

fenomenológica, ni la cuantificación analítica propia de las

encuestas. Se estima que el uso combinado de las técnicas en

este trabajo, potenció el poder de resolución de ambas

(Blalock,1979 pág. 881_884).

La explicitación de los aspectos recién señalados

permite concluir la presentación del diseño metodológico de

la presente investigación.

9. RESULTADOS OBTENIDOS

En el presente trabajo se presentan los resultados

obtenidos como sigue:

1. En primer lugar, se presentarán los resultados obtenidos

a partir de la etapa cualitativa de investigación.

2. En segundo término, se comenzará a presentar el material

obtenido del análisis cuantitativo, describiendo el

comportamiento de las escalas consideradas. Los contenidos

de las escalas construídas, tanto para evaluar acciones o

conducta ecológica, actitudes y conocimientos ecológicos,

se presentarán en esta sección, ya que son producto de la

etapa cualitativa de la investigación.

3. Luego, se procederá a presentar las características

descriptivas, tanto de las variables de control, sexo,

edad, años de estudios y carrera que cursa el sujeto, como

del comportamiento de las escalas de conducta, actitud y

conocimientos propias del diseño.

4. A continuación, se hará presentación de los resultados

obtenidos para el modelo de variables en general. Este es

un apartado nuclear del presente trabajo porque en él se

valida, en términos globales, el modelo de variables

propuesto.

9.1 Las Entrevistas.

Para el presente estudio, se hicieron diez entrevistas

a alumnos de la Carrera de Psicología de la Universidad de

La Serena. Los sujetos fueron asignados, de acuerdo a dos

criterios, a esta muestra:

a) 7 fueron asignados al azar,

b) 3 fueron asignados por ser éstos estudiantes líderes de

opinión (1 claramente presenta compromiso a nivel de

trabajo ecológico, los otros dos son presidentes de sus

respectivos cursos en la Carrera de Psicología).

Finalmente, cabe el señalar que 4 entrevistas fueron

hechas en forma verbal y las seis restantes de manera

escrita, de acuerdo al protocolo descrito en la sección

Metodología y Diseño. Los protocolos específicos se

adjuntan en el Apendice Nº 1.

9.1.1 Procesamiento de la Información de Entrevista.

El material de entrevista fue llevado a texto para ser

analizado de acuerdo a la técnica de análisis de contenido.

En una primera etapa, se identificaron todos los

contenidos relevantes de las entrevistas. Se logró aislar

gruesamente 80 contenidos.

En una segunda etapa, se procedió a agrupar los

contenidos en dimensiones o dominios cognoscitivos.

Finalmente y de acuerdo a los datos observados, se

procedió a definir una tipología tentativa de los

estudiantes respecto del tema ecológico.

9.1.2 Dimensiones Básicas.

9.1.2.1 Concepción Relacional u Holista del Problema.

Los sujetos observados inscriben, en primer lugar, a

la ecología dentro de un dominio conceptual. Este es el que

usan básicamente para referirse posteriormente a temas

asociados o específicos. Este dominio queda mejor descrito

como uno de tipo relacional y holista, ya que los sujetos

observados coinciden en describir a la ecología como un

aspecto relacional de la realidad. También lo hacen como

aspecto global o macrosistémico.

Es importante notar, también, que en este dominio

incluyen categorías tanto biológicas, de trato del

problema, como directamente conceptos de la teoría de

sistemas.

En la Tabla Nº 1, se resumen los datos observados en

estas categorías.

TABLA Nº 1.

CONTENIDOS DEL DOMINIO RELACIONAL DE LA ECOLOGIA PARA UNA MUESTRA DE DIEZ ESTUDIANTES DE PSICOLOGIA DE LA UNIVERSIDAD DE LA SERENA

SS 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 % 1.Medio Ambiente X X X X X X X X X X 100

2.Elemento Amplio 3.Sistema Amplio 4.Rel. entre se_ res vivos. 5.Biologia 6.Equilibrio 7.Ecosistema 8.Habitat 9.Entorno Psico_ social X X

X X X X X X X X X

X X X X 90 X 50 X 50

X X X

X

X

X X

40 60 40 30 50

X X X X X X X X X X X X

X X X X X

Los datos resumidos en la tabla Nº1, permiten concluir

lo que sigue:

i) Los sujetos entrevistados manejan el tema ecológico en

el contexto de una matriz conceptual.

ii) Esta matriz conceptual parece ser común en sus grandes

aspectos: el tema es visto a nivel holista, como un

problema complejo y de relación.

iii) Sin embargo, esta primera dimensión permite agrupar los sujetos en dos categorías preliminares:

a) Los sujetos 1,8,9 y 10 manejan el tema poniendo al

ambiente alejado del hombre y su acontecer

psicosocial. Serían mejor descritos como "verdes", de

acuerdo a Beck (1988), en el sentido de poner el foco

de atención fuera del acontecer psicosocial (para

Beck, serían inmaduros en su conformación de

conciencia). Nótese que además perciben el tema como

"científico", "biológico".

b) Los sujetos 2,3,4,5,y 6 enfocan el tema, incluyendo

al hombre así como a la realidad psicosocial, dentro

de él. Para ellos, la ecología comprende al hombre y

su sociedad y no aparece como contrapuesto al

ambiente.

c) Solamente el material del sujeto Nº 7 es difícil de

clasificar en los tipos anteriormente descritos. Sin

embargo, lo observado en otros dominios cognoscitivos

de este sujeto, permite incluirlo con cierta seguridad

en el segundo tipo descrito.

Esta categoría permite describir los primeros

componentes de una tipología tentativa de grados de

desarrollo de la conciencia ecológica.

En síntesis, se concluye que existe una percepción de

la categoría ecológica en los estudiantes observados,

siendo ésta más compleja que sencilla. Además, se concluye

que al respecto hay dos sistemas básicos de ideas en torno

a la categoría: un grupo percibe lo humano como

contrapuesto a un ente ambiental, natural. El otro percibe

al hombre como una parte constitutiva del tema ecológico,

siendo éste un elemento dependiente de la relación.

9.1.2.2. El Problema Ecológico.

Una segunda categoría básica, desde la cual todos los

sujetos entrevistados observaron el tema, es aquella que lo

inscribe como Problema. Esto quiere decir varias cosas,

pero lo que es fundamental es que no se ve como asunto

resuelto. Solamente un sujeto lo clasifica como exagerado,

pero no deja de verlo como tal.

Lo que es más interesante de este dominio es que las

categorías que se manejan para el problema varían. Las

grandes dimensiones del problema percibido son las de la

contaminación, las de la depredación de especies, la del

desaparecimiento de lo natural y la de los peligros para la

salud. Sólo algunos sujetos incluyen variables del

equilibrio psicológico al problema.

En la tabla Nº 2 se resumen los contenidos codificados

para la categoría Ecología como Problema.

TABLA Nº 2

CONTENIDOS DEL DOMINIO ECOLOGIA COMO PROBLEMA PARA UNA MUESTRA DE DIEZ ESTUDIANTES DE PSICOLOGIA

DE LA UNIVERSIDAD DE LA SERENA

SS 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 %

1. Problema

X X X X X X X X X X 100

2. Contaminación 2.1 Medio Natural Aire Agua Suelo Playa Paisaje Mar 2.2 Basura Tóxicos Industrial Plástico Emisión Gases Circulación Autos X

X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X 40 20 10 20 20 10

X 90 X 80

X X X 90 20 30

X

3. Recursos 3.1 Naturales Agua Suelo Aire Capa Ozono 3.2 Vivos

X X

20 70

X X X X X X X X X X X X X X X X X X 50 X X 10 10 40

Especies Bosques Animales

X X X X X X

10 10 40

4.Afecta al Hombre Individual Ruido Pestes Enfermedades

X X X

X

40

X X X X X X X

10 30 30

Los resultados resumidos en la Tabla Nº 2 permiten

concluir lo que sigue:

i) Todos los sujetos entrevistados reconocen que lo

ecológico es un problema que afecta a la sociedad actual.

ii) Asimismo, todos los entrevistados reconocen un problema

con más de una subdimensión.

iii) También, es evidente que todos incluyen, de una u otra

manera, el problema de los desperdicios en el tema.

iv) Sin embargo, solamente un subgrupo más reducido es

capaz de identificar el problema como en relación al

agotamiento de recursos.

v) Dentro de este mismo grupo, un subgrupo es capaz de

conceptualizar el fenómeno como un problema capaz de

afectar directamente a las personas.

Nótese que indirectamente se reconocen afectados como

individuos, pero no se ven directamente afectados (riesgos

de salud, desequilibrio psicológico, etc). Pareciera ser

que de todas formas el problema es alejado del propio campo

psicológico, sea ésto mecanismo de defensa o de reducción

de disonancia. En términos analógicos, una buena parte hace

sus declaraciones como si el tema no le afectara

directamente. Esto más que nada es indicio de la impotencia

que se tiene frente a lo inevitable, como fueron las

reacciones de los europeos frente a los nazis : solamente

en la medida que eran afectados directamente eran capaces

de visualizar las dimensiones del problema. Cabe aclarar lo

complejo que resulta el lidiar con aspectos de la

conciencia o inconciencia de un colectivo humano. Sin

embargo, los resultados expuestos permiten señalar con

cierta claridad que el tema ecológico es uno de esos

colectivos en formación.

En síntesis, los entrevistados son capaces de

reconocer claramente más de un problema ecológico y, en

general, como un entorno deteriorado de diversas maneras

por el hombre. Un grupo más reducido enfoca, además, el

problema del agotamiento de recursos naturales (nótese como

aparece el enfoque local de la estrechez de recursos

hídricos y de suelo en perspectiva). Dentro de este grupo,

un subgrupo incluye, además, cierto nivel de problemática

del propio ser humano en esta relación, básicamente como

riesgo de enfermedad. Tan sólo un sujeto conceptualiza el

problema del medio construído, en específico del ruido,

como tema ecológico (sin embargo, la sujeto Nº 5 lo incluyó

claramente en su introducción al tema).

9.1.2.3 La Dimensión de la Conciencia.

La tercera dimensión de descripción del tema

ecológico es la de Conciencia. En esta categoría se

incluyen tanto elementos actitudinales relacionados con el

tema así como conductas concretas vinculadas al mismo. En

la tabla Nº 3 se resumen los resultados vinculados con el

dominio de la "Conciencia Ecológica" (desde el punto de

vista de los actores).

TABLA Nº 3

CONTENIDOS DEL DOMINIO CONCIENCIA ECOLOGICA PARA UNA MUESTRA DE DIEZ ESTUDIANTES DE PSICOLOGIA DE LA UNIVERSIDAD DE LA SERENA

SS 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 %

1.Conciencia

X X X X X X X X X

90

2.1 Actitud Compromiso Sensibilidad Consecuencia X X X X X X X X X X 30 50 20

2.2.1 Conductas Pos_ sitivas Prevenir Conservar Participar X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X X 10 60 50 80

Mantener Equi_ librio Reciclar 2.2.2 Conductas Ne_ X X X

X

40

gativas

X

X X X X X X X X X X

40 20 10 20 20

Irresponsabilidad No querer ver Ser destructivo Abusar

A partir de los datos resumidos en la tabla Nº 3 se

puede concluir que:

i) Para el grupo entrevistado el tema ecológico es parte

de la conciencia colectiva de las personas.

ii) La mayoría divide su percepción de los demás de acuerdo a una estructura valórica: los unos son concientes y opinan

de una determinada manera, debiendo actuar de acuerdo a

ella, los otros carecen del valor, siendo descritos por

conductas así como por posiciones actitudinales opuestas.

Es decir, el tema ecológico permite proyectar valor

social sobre los sujetos observados desde esta estructura

de conciencia.

iii) Resulta interesante también el destacar que las

posiciones frente a una "conciencia ecológica" se dan en un

contexto de ideas complejas acerca de actitudes y

conductas. Quiere decir ésto que los jóvenes están en

proceso de incorporar a un sistema de cognición, con el

cuál identifican la conciencia ecológica, elementos

complejos.

iv) Cabe también el notar cómo los contenidos más

publicitados en los medios de comunicación masiva son los

más frecuentes. Por consiguiente, la información aparece

claramente como un elemento clave en la conformación de

sistemas de cognición. El concepto de resonancia aparece

como clave para sintetizar los elementos descritos.

Así, es posible sintetizar la información expuesta en

la Tabla Nº 3 como sigue:

El tema ecológico aparece claramente ligado a la

resonancia de elementos complejos, asociados a un

metasistema comunicacional, que se identifica como

conciencia ecológica que es, a la vez, parte del sistema

psicosocial del sujeto, como internalización en torno al si

mismo. En la medida que hay resonancia en el sistema social

del asunto ecológico ésta se integra como conjunto

organizado de categorías de distinsión tanto para evaluar

la conducta de terceros, como para ubicarse a si mismo en

una posición ideológica con ese referente.

Lo anterior permite justificar el evaluar más

exactamente las dimensiones básicas que conforman el

complejo fenómeno en proceso de descripción. En este punto

se llena de dudas más que lo que se aclara el tema, señal

clara de estar en contacto con un sistema hipercomplejo del

cual se conoce apenas su matriz básica pero queda en

discusión tanto la matriz funcional como la explicación de

posibles causas de determinados patrones de funcionalidad.

Más simplemente, la conciencia ecológica aparece como ente

con código propio, con formas propias de articular la

información, como un subsistema cognoscitivo relativamente

diferenciado de otros, como el político_económico o el de

compromiso social, aunque se evidencian en los datos

relaciones con los anteriores.

9.1.2.4 El Dominio de Medidas a Adoptar.

Un cuarto dominio cognoscitivo con el cual los sujetos

manejan el tema ecológico es el establecer que éste debe

ser abordado con un conjunto de medidas tendientes a

solucionarlo o aliviarlo.

En la Tabla Nº 4 se resumen los datos recolectados en

torno al dominio cognoscitivo de Medidas a Adopar frente al

tema ecológico. ( En este dominio se perfila, además, un

sistema prescriptivo de manejo de lo ecológico, un cómo

deberían ser las cosas, aunque ningún sujeto logre

estructurarlo totalmente).

TABLA Nº 4

CONTENIDOS DEL DOMINIO MEDIDAS A ADOPTAR FRENTE AL PROBLEMA ECOLOGICO PARA UNA MUESTRA DE DIEZ ESTUDIANTES DE PSICOLOGIA DE LA UNIVERSIDAD DE LA SERENA

SS 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 %

Propone Medidas Políticas Económicas Control X X

X X X X X X X X X X X X X X X X 40 20 30

90

Capacitación Campañas Crear Ministerio

X X X X X X X X X X X

X X X 10 X

60 50

Entrar en Conflicto

30

Los resultados resumidos en la Tabla Nº 4 permiten

concluir lo que sigue:

i) La mayor parte de los sujetos percibe el asunto

ecológico como un problema sobre el cual se deben tomar

medidas concretas para su solución. (Solamente un sujeto no

cree en las medidas actuales, sin proponer solución. Sin

embargo, tiene plena conciencia que lo ecológico es un

problema sobre el cual se puede o se trata de actuar).

ii) Una parte importante de los sujetos piensa que la

formación, la educación y/o la capacitación son

fundamentales. Esto apunta a que los sujetos entrevistados

perciben en la formación de categorías de distinción o

formación de conciencia la solución al problema.

iii) Si se considera que la subdimensión capacitación y

llevar a cabo campañas, implican medidas íntimamente

relacionadas, ya que ambos son actos de comunicación

tendientes a conformar categorías de distinción o, más

técnicamente, de intervenir a nivel de la resonancia, se

pueden dividir los sujetos en dos tipos:

a) Los que aluden tan sólo a medidas comunicacionales.

b) Los que a las comunicacionales agregan medidas de

control social y/o económico.

9.1.2.5 Temas Varios Relevantes.

Además de los dominios descritos anteriormente, vale

la pena explicitar algunos elementos generales más

difíciles de identificar como dominios cognoscitivos

propiamente tales.

9.1.2.5.1. Alusiones a la Distorsión Publicitaria:

Una parte importante de los sujetos aluden en algún

momento de la entrevista al uso del tema ecológico en la

publicidad. La mayor parte de ellos, además, tiene claro

que es un mero recurso publicitario y un par ve al hecho

como francamente contradictorio.

9.1.2.5.2. Alusión a la Contradicción entre Ecología y

Elementos del ámbito Económico:

Varios de los sujetos entrevistados aludieron a la

relación entre el ámbito ecológico y el económico.

La principal relación que establecen al respecto

consiste en la observación de que intereses económicos se

contraponen a "lo ecológico". En este primer sentido, lo

que se establece es que la preservación, el cuidado del

medio o quizá la conservación de recursos es contrapuesta a

intereses concretos de tipo económico.

9.1.2.6 Proposición de Tipos Cognoscitivos.

La presente etapa cualitativa queda mejor expuesta

intentando construir una tipología de conciencia ecológica.

De acuerdo a los resultados expuestos en el presente

apartado, se establecen tres categorías básicas de

funcionamiento:

Tipo 1: El Refractario: Un tipo básico es aquel de los

sujetos que tienen resistencia respecto al tema.

Básicamente, lo ven como una moda y nada más y se aislan de

la información que de él provenga.

Tipo 2: El Sujeto Centrado en el Ambiente: Este tipo

entiende a lo ecológico como un problema de ambiente: son las plantas, los animales, la polución el problema.

Básicamente, es conciente del peligro, pero no visualiza

más alla. Es la posición sostenida por "Los Verdes". Existe

un cierto grado de ingenuidad en ella.

Tipo 3: El Sujeto de Conciencia Participativa: Este tercer

tipo claramente se incluye en el problema y participa del

problema. Se ve como afectado y actor del problema. La

posición es más escasa e implica asumir una conciencia más

global de relación. Básicamente, funciona a un nivel

estructural superior al del tipo con conciencia de

ambiente y es un sujeto que deja de lado la distinción de

natural vs. artificial, analizando el problema desde la

distinción de responsabilidad vs. irresponsabilidad, más

bien.

Establecer más tipos psicológicos de conciencia

ecológica aparece como arriesgado. Sin embargo, los datos

cuantitativos podrán, ya sea, sostener la presente

síntesis o ampliarla. No parece posible, sin embargo, que

pueda ser más reducida.

En todo caso, todos los sujetos tienen noción del

problema. Las diferencias se dan en torno a la posición

frente a la resonancia del sistema con el ambiente:

_ El tipo 1 se niega a la información (el acto en sí

implica que la recibe).

_ El Tipo 2 la procesa desde "afuera", como si el sistema

fuese abierto.

_ El tipo 3 la procesa como sistema cerrado, desde dentro.

9.2 Resultados Cuantitativos.

En el presente apartado, se presentan los datos

obtenidos de la aplicación de una encuesta aplicada a dos

muestras:

a) Una compuesta por 56 estudiantes de la Carrera de

Psicología de la Universidad de La Sererna.

b) Una segunda, compuesta por 47 estudiantes de carreras de

la Facultad de Humanidades de la Universidad de La Serena.

Esta encuesta, fue aplicada finalmente a 120 estudiantes

de la Facultad de Humanidades de la Universidad de La Serena.

En principio, se descartaron 17 encuestas , por haber

sido abordadas solamente en una parcialidad. (7 sujetos la

dejaron inconclusa, y 10 omitieron páginas enteras de

encuesta.

9.2.1 Construcción y Descripción de la Encuesta y así como

de las Variables consideradas.

Tal como fuese señalado en el apartado orientado al

diseño metodológico, el instrumento aplicado fue construído

en base a dos criterio:

a) Definición de variables hechas a partir de la teoría así

como de la revisión bibliográfica.

b) Los items propiamente tales, consideraron los contenidos

dados por los sujetos investigados en la parte cualitativa

del presente diseño, explicitada anteriormente. Esto se hizo

con el fin explícito de darle validez de contendio al instrumento.

Finalmente cabe señalar el hecho de que se incluyeron

contenidos orientados a una perspectiva regional en la medida

que fue posible.

Cabe señalar también, que la edición preliminar de la

encuesta aplicada, fue revisada por dos psicólogos, así como

por dos estudiantes de la Carrera de Psicología, llevándose

cambios a partir de estas sugerencias para la edición del

instrumento definitivo.

9.2.2 Descripción del Instrumento Aplicado.

Un facsímil del instrumento aplicado se incluye en el

Apéndice Nº 2 del presente trabajo.

El instrumento consta de la partes que siguen:

I. Identificación del Sujeto:

La encuesta, pidió a los sujetos que se identificaran

respecto a los elelentos que siguen:

i) Nombre.

ii) Carrera en la Estudia.

II. Variables descriptivas :

i) Edad.

ii) Sexo.

iii) Nivel de estudios o curso.

iv) Número de años de estudios universitarios.

v) Región de procedencia.

III. Evaluación de Conductas o Acciones Ecológicas.

Esta sección, quedó cosntituída por dos elementos:

i) Una escala de 14 items que solicitan que el sujeto

conteste efirmando o rechazando el contenido. Los items

incluyen todos acciones ecológicas o tendientes a la

consideración ecológica.

A esta altura, también se introduce la posibilidad de

que los sujetos pudiesen identificar aporte de información

por parte del item.

Las respuestas positivas fueron evaluadas como 1 punto

y las negativas con 0.

El puntaje total en esta escala, se constituyó por la

suma de puntos.

A continuación se encuentra un listado de los items,

con lo códigos que les fueron asignados para el ordenamiento

del análisis de datos:

A1. He participado en acciones o trabajos de grupos

A2. He participado en acciones o trabajos de grupos

ecológicos fuera de la región.

A3. He leído alguna información acerca de ecología de la

región de Coquimbo.

A4. He leído acerca de ecología en los últimos seis meses.

A5. He visto, por propia iniciativa, algún programa acerca de

ecología en la TV. en los últimos seis meses.

A6. He visto, por propia iniciativa, más de algún programa de

ecología en la TV en los últimos seis meses.

A7. He preferido comprar artículos específicos por el mero

hecho de no ser contaminantes en los últimos seis

meses.

A8. He dividido la basura de manera de poder reciclar alguna

de sus partes en los últimos seis meses.

A9. He llevado basura de un lugar público conmigo para

botarla en un lugar especialmente destinado a ella, de

manera de no ensuciarlo, en los últimos seis meses.

A10. Soy miembro activo de algun grupo ecológico o afín.

(Boy Scout, Partido Humanista_Verde)

A11. Le he llamado la atención a alguna persona o entidad

concreta por ensuciar nuestro medio en los últimos seis

meses (auto contaminante, botador de basura,

irresponsabilidad con el manejo del fuego, etc.)

A12. En los próximos meses, tengo programadas acciones

concretas que implican un grado de compromiso

importante con el problema ecológico.(cruzada, trabajo,

vacaciones ecológicas).

A13. He restringido alguna acción concreta que deseaba hacer,

en función a lo ecológico, en los últimos seis meses.

A14. Le he enseñado a alguna persona a respetar el medio en forma concreta en los últimos seis meses.

ii) En segundo término, se le pidió a los sujetos que se

autoclasificaran en la escala que sigue:

CLA Finalmente, si me clasifico de acuerdo a mis acciones,

soy más bien:

a) Muy activo en torno a lo ecológico.

b) Relativamente activo frente a lo ecológico.

c) Más bien poco activo frente al asunto ecológico.

d) Muy poco activo frente al asunto ecológico.

e) Sin actividad o interés frente al tema ecológico.

Esta escala se puntuó asignando rangos como sigue:

a)=5

b)=4

c)=3

d)=2

e)=1

IV. En una tercera sección, se incluyeron Eescalas

Actitudinales.

La respuesta debió ser dada en en sistema de tipo Likert

con cuatro grados de libertad, asígnadosele a las respuestas

"más ecológicas" 4 puntos, "ecológica" 3 puntos,

"menos ecológica" 2 puntos, y "no ecológica" 1 punto, como es

habitual en el contexto de un sistema Likert. En esta

sección se introdujo también como en la primera, el concepto

de aporte de información.

A continuación se describen estas escalas:

i) Acitud hacia el Problema de la Basura:

Esta escala quedó compuesta por los siguientes 8 items:

(al igual que en la escala anterior, se introducen los

códigos de los mismos).

B31. Me preocupa el problema de la basura:

B32. Suelo detenerme a pensar en soluciones para el problema

de los deshechos:

B33. Creo que el problema de los deshechos en nuestra región

de Coquimbo es:

B34. Siento que se exagera respecto el problema de la

contaminación:

B35. Suelo sentir que el problema de los deshechos es tratado

con exageración actualmente.

B36. Trato de ensuciar lo menos posible el medio que me

rodea.

B38. He reclamado a gente que está ensuciando lugares

públicos. (paseos, plazas, espacios comunes en edificios)

B39. No acepto que me llamen la atención por ensuciar, ya que

todo el mundo lo hace.

Nota: El item B37 fue redactado y luego eliminado por los

expertos. Decía La radioactividad es un peligro. Fue

considerado más bien información y también se dijo que

estaría en otro contexto que los demás.

ii) Actitud hacia el Agotamiento de Recursos.

Esta escala quedó compuesta por los siguientes 12 items:

R41. Suelo preocuparme y pensar que va a pasar cuando se

acabe el petróleo.

R42. Es preocupante para mí saber que Chile vive de recursos

no renovables.

R43. Suelo inquietarme al pensar que nuestra región vive de

la minería, a sabiendas que esa riqueza se termina.

R44. Siento que se exagera al pensar qué va a ocurrir si se

acaban los recursos naturales.

R45. Suelo sentir que los recursos están para utilizarlos

y no para guardarlos.

R46. Siento que no es sano vivir pendiente de si se acaban o

no los recursos naturales. Finalmente e inexorablemente, el hombre los va a usar.

R47. Suelo llevar a cabo acciones concretas de ahorro de

recursos escasos como el agua dulce, el gas u otros.

R48. Nuestra región de Coquimbo, por ser semidesértica,

debería poner mayor cuidado en el uso de recursos no

renovables escasos, aunque eso implique desarrollarse con

más dificultades.

R49. Creo que cuando se acaba un recurso, se descubre siempre

la manera de reemplazarlo.

R410. Debería sacrificarse incluso el desarrollo económico

para preservar los recursos.

R411. La extinción de especies debería ser detenida, no

importando que ésto afecte el desarrollo económico.

412. El desarrollo extingue algunas especies. Sin embargo,

ésto es parte del progreso y no se debe ser demasiado

exagerado en la preservación de cualquier animal o

vegetal.

iii) Actitud hacia la Problemática de los Estímulos.

Esta escala quedó compuesta por lo siguientes 9 items:

E51. Creo que los lugares ruidosos están contaminados.

E52. Me ha molestado que se eche a perder una fiesta por exceso de volumen en la música.

E53. Me carga que los ecologistas vengan ahora a decir que el

ruido de la música o las motos les molesta en la playa, ya

que todos tenemos derecho a disfrutarla como nos parezca.

E54. Una discoteca es un lugar francamente contaminado.

E55. Me he preguntado dónde puede meterse uno para estar con

la naturaleza, ya que los lugares destinados para ello son

contaminados con ruidos de motores, de música y exceso de

avisos de todo tipo.

E56. Necesito de vez en cuando, estar en un lugar sin huellas

humanas.

E57. Suelo ir a lugares solitarios y naturales.

E58. Me alteran los sitios demasiado concurridos y ruidosos,

por ser contaminados.

E59. Busco lugares tranquilos, en donde mis sentidos se

puedan relajar.

iv) Actitud hacia la Redundancia de Información:

Esta escala quedó compuesta por los siguientes 11 items:

I61. Tengo la impresión que hay poca sustancia detrás de tanta información que hay en la vida actual.

I62. Suelo dudar de ciertas cosas sobre las cuales existe

demasiada información.

I63. Pienso que el hombre actual es más culto, dado la gran

información que es capaz de manejar.

I64. Finalmente, es tanta la información que hay, que uno no

es capaz de decidir sobre ella.

I65. Creo que tanta información, como la que se maneja hoy en

día, llega a ser una forma de ocultar las cosas.

I66. Suelo sentirme agobiado por la cantidad de información

que circula en el ambiente de hoy.

I67. Suelo sentir que es fantástico el poder manejar toda la

información que permite el mundo actual.

I68. La publicidad es tanta, que hace que me angustie decidir

qué comprar.

I69. Es tanta la propaganda en torno a algun tema de moda,

que me molesta toda ella.

D10. Creo que el tema ecológico es el mismo de siempre, tan

sólo que la propaganda lo ha vuelto una moda.

6.11 Cuesta decidir si el problema ecológico es realmente

importante, o las comunicaciones sociales cubren con él

otros aspectos más relevantes de la realidad.( Pobreza,

conflictos sociales).

Nota: Los items D10 y D11, fueron en un comienzo, diseñados

para esta escala. Por sugerencia de uno de los expertos sin

embargo, fueron separados en lo que parecía otra escala. Sin

embargo, al anailzar los datos, apareció claramente como

pertneciente a la deimensión en discusión, por lo que fue

nuevamente incluído en su escala original.

v) Actitud hacia la velocidad del cambio.

Desde el comienzo del presente trabajo, esta dimensión

fue vista en términos problemáticos. Por un lado aparecía

proviniendo más de la intuición sociológica de A Toffler que

de la empiria, y aparecía como difícil de concpetualizar.

Finalmentem se decidió que tendría más arraigada o conformada

una conciencia ecológica aquel que percibiese la

deestabilización que produce la velocidad del cambio, para

ser lo más fiel posible a la definición de A. Toffler. Los

datos como se verá en los apartados siguientes, confirman la

intuición.

La escala quedó compuesta por los 10 item siguientes:

C71. Me parece que es muy provechoso el que las cosas cambien

rápidamente.

C72. Pienso que las cosas cambian más rápidamente que lo que

las personas pueden asimilar.

C73. Dado que es el hombre el que regula los cambios de su

propia vida, no cabe pensar que éstos pueden desbordar a

las personas.

C74. Me suelo identificar con las personas a las que tanto

cambio las desconcierta y angustia.

C75. Me aburro cuando las cosas no cambian.

C76. A pesar de que nuestra región de Coquimbo parece haber

cambiado para mejor, creo que no se ha evaluado bien lo

que tanto cambio significa.

C77. Sueño con una sociedad más estable, como la de nuestros abuelos, con nostalgia y/o sana envidia.

C78. Francamente, las cosas cambian a tal velocidad que suelo

temer que esto sea desquiciante para muchos.

C79 Me gustaría que los cambios fuesen más rápidos de lo que

son todavía.

C710. Creo que una virtud de los Chilenos, es que cambiamos

poco nuestras costumbres respecto a otros paises.

VI) Actitud hacia el Control Legal del Problema Ecológico.

Esta escala quedó compeusta por lo siguientes 9 items:

L81. Debería agilizarse el control sobre los problemas del

medio ambiente, aunque ésto afecte el desarrollo

económico.

L82. El progreso debería ser prioritario respecto de la

conservación del medio.

L83. Las personas que defienden con aínco al medio ambiente

me parecen fanáticos de la época actual.

L84. Hace falta una legislación más estricta en torno al tema

ecológico.

L85. Es, al menos, enojoso el darse cuenta que ahora que

nuestra región de Coquimbo se puede desarrollar en el

turismo y la minería, haya que seguir reglas de protección

ecológica más estrictas, siendo que otras regiones no

tuvieron que cumplir con ellas hasta haberse desarrollado

totalmente.

L86. Las autoridades deberían ser más enérgicas en controlar

los problemas ecológicos, aunque se vean afectados

intereses económicos o un progreso a corto plazo.

L87. Tantos controles ecológicos como los que se ven venir,

puede que afecten negativamente al aparato productivo.

L88. Este país está demasiado lleno de leyes restrictivas

como para que más encima se agreguen elementos ecológicos

a las restricciones de todo tipo.

L89. El ejemplo de la central Pangue, en el Alto Bio_Bio,

muestra claramente que los ecologistas pretenden tener

controles ilimitados sobre el medio, dificultando el

progreso de todos, siendo eso una exageración que no se

debe admitir.

V. Evaluación de Información Ecológica.

En esta última sección, se incluyeron 25 items de

selección múltiple de 5 alternativas de diversa índole. Así,

fueron incluídos problemas generales, otros locales, así como

conocimiento de organismos que se pueden relacionar con el

tema.

Las respeustas correctas fueron puntedas con 1 punto, y

las incorrectas o no contestadas con o punto. El puntaje

total de esta escala quedó conformado por la suma de

respuestas correctas.

A continuación, se presentan los items en presentación,

encontrándose la respuesta correcta escrita con letra

mayúscula:

IN1. La ecología se preocupa principalmente de:

A) Relaciones entre organismos. b) El problema del medio ambiente. c) La civilización moderna. d) La política sobre el medio ambiente. e) Todas las anteriores

IN2. El vivir en un medio descontaminado es, en Chile:

a) Una utopía. B) Un derecho constitucional. c) Un proyecto de ley. d) Deseo de algunos. e) Discurso, más no legislación.

IN3. Señale cual de las siguientes afirmaciones NO ES CORRECTA.

a) Existen trabas pararancelarias basadas en el impacto sobre el medio, de los procesos productivos, para exportar cobre a nivel internacional. b) El turismo es contaminante.

c) Existe una brigada policial encargada del medio ambiente en La Región de Coquimbo. D) El peligro del desastre ecológico es más bien para especies animales y vegetales más que para el hombre. e) El estudio del impacto sobre el medio es cada vez más frecuente en los proyectos de desarrollo regional.

IN4. El ruido puede ser peligroso para: a) Los oídos. b) El equilibrio psicológico de las personas. c) Los fetos en madres expuestas a él. D) a y b. E) a y b y c.

IN5. El exceso de estimulación, en general, es causa de: a) Enfermedades virales. B) Ansiedad o angustia. c) Respuestas automáticas de dolor. d) Exitación interfacial. e) Ninguna de las anteriores.

IN6. Señale cuál de las siguientes situaciones NO ES propia de la zona de Serena y Coquimbo:

a) Basura botada al lado de los caminos. b) Playas contaminadas por fecas humanas. c) Altos índices de polución de las aguas dulces. D) Carencia de mapa regulador del crecimiento de la ciudad. e) Indicadores de contaminación química en el rio Elqui.

IN7. Respecto de la contaminación radioctiva:

a) Esta es local. b) Es poco importante, ya que han cesado las pruebas atómicas. c) Esta necesariamente se distribuye. D) Es un problema que aparece sin una solución, ya que cada día se acumulan más depósitos de deshechos de este tipo. e) Todas las anteriores.

IN8. La destrucción de la capa de ozono, se relaciona con:

a) Tecnología de refrigeradores. b) Los aerosoles. c) Los motores a combustión. d) a y b y c. E) a y b.

IN9. La destrucción de la capa de ozono en el hemisferio sur:

a) Es una crisis que ocurre entre octubre y diciembre de cada año. B) Es menor a la del hemisferio norte, por ser éste menos industrializado y poblado. c) Afecta desde el polo sur hasta la altura de Puerto Montt en Chile. d) Ha disminuído gracias al control internacional sobre los gases que la provocan.

e) a y d.

IN10. Las siguientes son actividades contaminantes en nuestra región de Coquimbo:

a) La minería. b) El turismo. c) La agricultura. D) a,b y c. e) a y b.

IN11. Por obra de la civilización, la región de Coquimbo es, respecto al año de 1600:

a) Más árida. b) Con más superficie desértica. c) Menos lluviosa. D) Todas las anteriores. e) Los cambios habidos no son producto de la civilización, en el caso de la región de Coquimbo. IN12. Las plazas y parques han sido vistas por los cientistas sociales del medio construído como:

A) Sitios que recuperan el equilibrio del hombre de la ciudad con la naturaleza. b) Típicas de los españoles. c) Típicas de los países europeos. d) Areas de oxigenación de las ciudades. e) Ninguna de las anteriores.

IN13. El equilibrio ecológico se ha visto roto por el hombre desde:

A) La presencia del hombre. b) El renacimiento. c) La revolución industrial. d) Es un fenómeno de la segunda mitad del siglo XX. e) Es propio de las civilizaciones avanzadas en todo tiempo.

IN14. Se atribuye la desaparición de la siguiente civilización al desequilibrio entre ésta y el medio natural:

a) Los griegos. b) Los romanos. D) Los mayas. d) Los aztecas. e) Todas las anteriores.

IN15. La siguiente idea publicitaria, basada en el concepto ecológico, es una aberración:

a) Zapatos ecológicos. b) Turismo ecológico. c) Autos ecológicos. d) Papel ecológico. E) Todas las anteriores.

IN16. La pérdida de biodiversidad es:

a) Pérdida de información. b) Peligrosa para la propia subsistencia del hombre. c) Un proceso irreversible. d) a,b. E) a,b y c.

IN17. Entre los cultivos de cereales, el siguiente es el orden de importancia en cuanto a la alimentación directa o indirecta de la población mundial:

a) Maíz, trigo y arroz. b) Arroz, trigo y maíz. C) Maíz, arroz y trigo. d) Trigo, maíz y arroz. e) Arroz, maíz y trigo.

18. Una manera de cautelar la biodiversidad es la de formar centros ad_hoc para este propósito. Al respecto, es verdadero que:

a) Existe un centro internacional para el maíz. b) Existe un centro internacional para la papa. c) Existe un centro internacional para el arroz. D) a,b y c. e) No se han creado centros específicos al respecto.

IN19. FAO es:

A) Un organismo internacional para la alimentación dependiente de la ONU. b) Food Administration of América, organismo regional dependiente de la OEA. c) Una comisión especial de la OTAN d) Un suborganismo regional Andino dedicado a la alimentación. e) Organismo ligado a la UNICEF

IN20. Señale cual de las siguientes situaciones de contaminación es más reversible:

a) La de detergentes b) La de plásticos. c) La del DDT, insecticida ampliamente usado por más de dos décadas a nivel internacional. D) Las manchas de petróleo. e) Los deshechos del proceso de cianuración para la obtención de metales preciosos.

IN21. El concepto de ecología de la mente, corresponde a:

a) Grupos denominados "los verdes". b) Un intento del psicólogo Erickson por definir un nuevo campo. C) Es aporte del antropólogo y epistemólogo Gregory Bateson. d) Es una idea política. e) Suele ser usada como sinónimo para la salud mental.

IN22. Existen grupos ecológistas, que creen que hay que fomentar los conflictos ecológicos.

a) En Chile b) En otros paises de Sudamérica. c) En los paises desarrollados. d) a, b y c e) Los grupos ecologistas son pacifistas, por lo que no creen en los conflictos.

IN23. Se ha argumentado en términos ecológicos en la Región de Coquimbo, en los últimos seis meses, en torno a:

a) El Tranque Puclaro. b) La Playa de La Serena. c) El aeropuerto de La Florida. D) a y b e) a,b y c

IN24. Es propio de otras zonas y no de la Región de Coquimbo,

a) La contaminación del puerto. b) La contaminación química de las aguas. c) La congestión vehicular. d) a, b y c E) ni a ni b ni c

25. Se trató a nivel de noticia nacional en los últimos seis

meses:

a) El problema de los perros con Arestín en Coquimbo. b) La congestión vehicular de La Serena. c) La situación de contaminación por cultivos marinos en Tongoy. D) La contaminación química del Río Elqui. e) La contaminación por fecas de la Playa de La Serena.

9.2.10 Escala de Información y Conocimiento General sobre

Ecología (INF).

La presente escala resultó del intento de

construir un indicador general de conocimientos e información

ecológica. En un comienzo se diseñaron 25 ítems de selección

múltiple que cubrían diversos temas, todos relacionados con

la dimensión del conocimiento.

De un análisis previo, sin embargo, se

eliminaron los siguientes ítems : IN3,IN4, IN5, IN9, IN13,

IN17, IN20 e IN24.

En la Tabla Nº 34 se resumen los coeficientes

de correlación ítem_test y de confiabilidad para la Escala

de Información y Conocimiento General sobre ecología.

TABLA Nº 34

COEFICIENTES DE CORRELACION ITEM_TEST Y DE CONFIABILIDAD PARA LA ESCALA DE INFORMACION Y CONOCIMIENTOS GENERALES SOBRE ECOLOGIA EN UNA MUESTRA DE 103 ESTUDIANTES DE LA UNIVERSIDAD DE LA SERENA.

IN1 IN2 IN6 IN7 IN8 IN10 IN11 IN12 IN14 IN15 IN16 IN18 IN19

.3127** .3794** .5381*** .2383* .3192** .2894* .2624* .3856** .3568** .1915* .1491* .3962** .2818*

IN21 IN22 IN23 IN25

.3182** .4670*** .5173*** .4673***

ALPHA =

.5228

(* p<.05, **p<.01, ***p<.001)

A partir de los datos resumidos en la Tabla

Nº34 se puede concluir que:

i) Los coeficientes de correlación ítem_test para la escala

en discusión, son más bien adecuados. Sin embargo, algunos

ítems no aparecen claramente relacionados con el conjunto

global.

ii) La confiabilidad de la escala es moderada a baja, por tratarse de una escala de rendimiento.

En la Tabla Nº35 se resumen las frecuencias y

porcentajes observados en términos de "correctos" e

"incorrectos" (1 y 0 respectivamente) para los ítems de la

escala de Información y Conocimientos Generales sobre

Ecología.

TABLA Nº 35.

FRECUENCIAS Y PORCENTAJES PARA LOS ITEMS DE LA ESCALA DE INFORMACION Y CONOCIMIENTO GENERAL SOBRE ECOLOGIA EN UNA MUESTRA DE 103 ESTUDIANTES DE LA UNIVERSIDAD DE LA SERENA.

ITEM ALT.

FREC.

PORCENTAJE

__________________________________

IN1 1

0 5

97

94.2 4.9 1 1.0

OMITEN

IN2 1

0

70 32

68.0 31.1 1 1.0

OMITEN

IN6 1

0

78 20

75.7 19.4

IN7 1

0

16 82

15.5 79.6 5 4.9

OMITEN

IN8 1

0

74 29

71.8 28.2

IN10 1

0 21

80

77.7 20.4 2 1.9

OMITEN

IN11 1

0 38

55

53.4 36.9 9.7

OMITEN 10

IN12 1

0 36

66

64.1 35.0 1 1.0

OMITEN

IN14 1

0 29

55

53.4 28.2 18.4

OMITEN 19

IN15 1

0 25

73

70.9 24.3 5 4.9 59.2 29.1 11.7

OMITEN IN16 1 0 30 61

OMITEN 12

IN18 1

0 13

73

70.9 12.6 16.5

OMITEN 17

IN19 1

0 47

39

37.9 45.6 16.5

OMITEN 17

IN21 1

0 15

73

70.9 14.6 14.6 75.7 18.4 6 5.8

OMITEN 15 IN22 1 0 19 78

OMITEN

IN23 1

0 24

71

68.9 23.3 8 7.8

OMITEN

IN25 1

0 34

59

57.3 33.0 9.7

OMITEN 10

A partir de los resultados resumidos en la

Tabla Nº35 se puede concluir que:

i) Los ítems confeccionados presentaron un grado de

dificultad muy alto, alto o moderadamente alto, siendo tan

sólo dos de ellos moderadamente bajos.

ii) Las omisiones indican que en varios ítems los sujetos

estuvieron francamente desorientados.

Lo anterior lleva al siguiente comentario.

Vistas así las cosas, desde el punto de vista de la medición,

la escala presenta deficiencias en su construcción. Sin

embargo, también sugiere que el grado de conocimientos generales que existen sobre el tema ecológico es escaso y mal

estructurado. Por cualquiera de las dos razones, no se

justifica ahondar más en esta investigación acerca del

comportamiento de la presente variable. Esta es solamente

útil como un elemento general, pero el buen sentido aconseja

no explorar en términos más sofisticados su comportamiento.

En todo caso, se realizó el análisis factorial

y se llegan a establecer siete componentes principales a la

base del instrumento. Concluir sobre ellas, sin embargo,

podría llevar más al error que a una buena descripción del

tema en estudio.

9.2.11 Descripción General.

El presente estudio incluyó el siguiente conjunto de

variables: a) variables descriptivas, en las que se consideró

el Sexo, la Edad, la Carrera cursada, la Región de

Procedencia, los Años de Estudios y un juicio de

autoclasificación en relación a la actividad referida a lo

ecológico, b) Una Escala de Acciones Ecológicas, c) Escalas

de Actitud hacia los siguientes objetos: 1) La Basura, 2) El

Agotamiento de Los Recursos, 3) El Bombardeo Sensorial, 4) La

Redundancia de la Información, 5) El Cambio y 6) La

Legislación o Control del Comportamiento en Torno a lo

Ecológico, y d) Una Escala de Información y Conocimientos Generales en torno a lo Ecológico.

En el apartado siguiente, se resumen los datos

descriptivos de las variables con el fin que el lector se

forme un cuadro sinóptico del grupo estudiado.

En la Tabla Nº 36 se resumen los datos descriptivos de

los sujetos incluídos en el estudio cuantitativo del presente

proyecto.

TABLA Nº 35

INFORMACION UNIVERSIDAD

DESCRIPTIVA

DE

103

ESTUDIANTES

DE

LA

DE LA SERENA INCLUIDOS EN LA ENCUESTA DE CONCIENCIA ECOLOGICA

CLASIFICACION DE ACUERDO A SEXO.

FRECUENCIA PORCENTAJE

VARONES DAMAS

26 77

25.2 74.8

_______ _______ Total 103 100.0

CLASIFICACION POR EDAD.

AÑOS

FREC.

%

% Acumulado.

___________________________________________

18 19 20 21 22 23 24 25 27 28 30

18 25 30 14 5 1 4 2 2 1 1

17.5 24.3 29.1 13.6 4.9 1.0 3.9 1.9 1.9 1.0 1.0

17.5 41.7 70.9 84.5 89.3 90.3 94.2 96.1 98.1 99.0 100.0 _______ 100.0

_______ _______ Total 103 100.0

CLASIFICACION POR CARRERA.

FREC.

%

% Acumulado.

_______________________________________________

PSICOLOGIA OTRAS 47

56

54.4

54.4 100.0

45.6

Total

103

100.0

100.0

CLASIFICACION POR NIVEL O CURSO.

NIVEL

FREC.

%

% Acumulado.

___________________________________________

PRIMERO SEGUNDO TERCERO CUARTO

73 24 4 2

70.9 23.3 4.8 1.9

70.9 94.2 94.8 100.0

Total

103

100.0

100.0

CLASIFICACION POR AÑOS DE ESTUDIOS.

AÑOS

FREC.

%

% Acumulado.

0 1 2 3

1 51 30 9

1.0 49.5 29.1 8.7

1.0 50.5 79.6 88.3

4 5 6 7

7 2 1 2

6.8 1.9 1.0 1.9

95.1 97.1 98.1 100.0

Total 103

100.0

100.0

CLASIFICACION POR REGION DE PROCEDENCIA .

REGION FREC.

%

% Acumulado.

I II III IV V

3 8 9 64 4

2.9 7.8 8.7 62.1 3.9 5 2.9 2.9 3.9 100.0 4.9

2.9 10.7 19.4 81.6 85.4 90.3 93.2 96.1 100.0 100.0

METROP. VI VII VIII Total 3 3 4 103

9.2.11 Análisis de la Varianza.

Con el fin de establecer diferencias en cuanto

a los criterios descriptivos respecto a las medias de las

variables de acción, actitudinales y de información o

conocimiento, se procedió a efectuar un Análisis Multivariado

de la Varianza, considerando los siguientes Factores: Sexo,

Carrera, Curso o Promoción, y el tipo de Clasificación autoatribuída. Por consiguiente, fueron contrastados los

siguientes efectos:

1. Efectos de Interacción.

1.1 Sexo X Carrera X Curso X Clasificación.

1.2 Sexo X Carrera X Curso.

1.3 Sexo X Carrera X Clasificación.

1.4 Carrera X Curso X Clasificación.

1.5 Sexo X Carrera.

1.6 Sexo X Curso.

1.7 Sexo X Clasificación.

1.8 Carrera X Curso.

1.9 Carrera X Clasificación.

1.10 Curso X Clasificación.

2. Efectos Principales

2.1 Sexo.

2.2 Carrera.

2.3 Curso.

2.4 Clasificación.

Del análisis, se estableció que:

i) No se observan efectos de interacción, ni sobre el

conjunto de variables ni sobre cada una de las variables

individuales.

ii) No existe efecto principal ni del Sexo, la Carrera ni el

Curso sobre el conjunto de las variables consideradas ni

sobre ninguna en particular.

iii) Es posible postular que existe un efecto del tipo de

Autoclasificación sobre el conjunto de medias de las

variables consideradas.

En La Tabla Nº36 se resumen los datos obtenidos de este

análisis.

TABLA Nº36.

ANALISIS AUTOCLASIFICACION

DEL

EFECTO

MULTIVARIADO

DE

LA

ECOLOGICA SOBRE LAS VARIABLES DE ACCION ECOLOGICA, LAS ACTITUDES HACIA: LA BASURA, EL AGOTAMIENTO DE RECURSOS, LA SATURACION DE ESTIMULOS, LA REDUNDANCIA DE LA

INFORMACION, EL CAMBIO Y LA LEGISLACION ECOLOGICA Y LA INFORMACION ECOLOGICA, EN UNA MUESTRA DE 103 ESTUDIANTES DE LA UNIVERSIDAD DE LA SERENA.

PRUEBA DE

VALOR

G. DE L.

Pr.

SIGNIFICACION

Pillais

.52865

28/336 28/318 28/293

.007** .003** .005**

Hotellings .68657 Wilks Roys .54941 .30768

(** P<.01)

Los resultados resumidos en la Tabla Nº36

pueden ser interpretados como sigue:

i) Dependiendo de la autoclasificación respecto a la conducta

ecológica, los sujetos van a mostrar diferentes patrones de

organización cognoscitiva o conciencia ecológica. Valga la

redundancia, los sujetos están concientes de su tipo de

conciencia ecológica.

ii) Dado lo hasta aquí expuesto, este tipo de conciencia no

está en función de las variables Sexo, Carrera ni Curso, ni

tampoco de su efecto conjunto, sino que solamente en función

de la autoclasificación.

También fue posible establecer ciertos efectos

simples de los grupos de autoclasificación sobre las

variables Acciones Ecológicas y Redundancia de la

Información, como se expresa en la Tabla Nº37.

TABLA Nº 37

EFECTOS SIMPLES DE LA AUTOCLASIFICACION ECOLOGICA SOBRE LAS VARIABLES DE ACCION ECOLOGICA, LAS ACTITUDES HACIA: LA BASURA, EL AGOTAMIENTO DE RECURSOS, LA SATURACION DE ESTIMULOS, LA REDUNDANCIA DE LA INFORMACION, EL CAMBIO Y LA LEGISLACION ECOLOGICA Y LA INFORMACION ECOLOGICA, EN UNA MUESTRA DE 103 ESTUDIANTES DE LA UNIVERSIDAD DE LA SERENA.

Test Univariado F con 4 y 87 Grados de Libertad.

Variable

SS de

Fo.

Pr.

la Hipótesis

ACCION A_>Basura A_>Recursos A_>Estimulos A_>Inf. A_>Leyes

82.53942 80.01979 122.49335 46.33701

7.39668 1.83611 1.69733 .53979

.000*** .129 .158 .707 .024* .929 .519

316.51184 18.19775

2.95260 .21651

INFORMACION

17.13114

.81460

(*P<.05, **P<.01, ***P<.001)

A partir de los datos resumidos en la Tabla

Nº37 se puede concluir que:

i) Hay diferencias entre las medias de la variable Acciones

Ecológicas, dependiendo de la autoclasificación que haga el

sujeto de si mismo, al respecto. Quiere decir lo último que

hay consistencia entre las conductas o acciones ecológicas y

el autoconcepto que se tenga al respecto.

ii) Hay diferencias entre la actitud de los sujetos hacia la

redundancia de la información, dependiendo de la

autoclasificación de actividad ecológica que el sujeto haga

de si mismo.

iii) Los efectos simples descritos permiten apuntar hacia

sostener la coherencia de la conciencia ecológica como ente

que razona sobre su comportamiento así como sobre el problema

de la redundancia de la información.

Para darle mayor claridad a lo expuesto se

procedió a llevar a cabo un análisis discriminante para la

variable autoclasificación.

Los resultados resumidos de dicho análisis se

presentan a continuación.

9.2.12 Análisis Discriminante.

La Tabla Nº 38 agrupa a los sujetos de acuerdo

a su autoclasificación.

TABLA Nº 38

AUTOCLASIFICACION DEL COMPROMISO ECOLOGICO DE UNA MUESTRA DE 103 ESTUDIANTES DE LA UNIVERSIDAD DE LA SERENA.

CLASE

FRECUENCIA PORCENTAJE

1 2 3 4 5

3 22 48 29 1

2.9 21.4 46.6 28.2 0.9

Total

103

100.0

A partir de los datos resumidos en la Tabla

Nº38, se establece que la distribución de los sujetos en

categorías de autoclasificación del compromiso ecológico es

simétrica, con una clara tendencia central a evaluar el

compromiso como más bien poco activo frente al asunto

ecológico.

El la Tabla Nº 39, se resumen los datos

iniciales del análisis discriminante en discusión.

TABLA Nº 39

FUNCIONES

CANONICAS

DISCRIMINANTES

PARA

LA

AUTOCLASIFICACION DE COMPROMISO ECOLOGICO EN FUNCION DE LAS VARIABLES DE ACCION ECOLOGICA, LAS ACTITUDES HACIA: LA BASURA, EL

AGOTAMIENTO DE RECURSOS, LA SATURACION DE ESTIMULOS, LA REDUNDANCIA DE LA INFORMACION, EL CAMBIO Y LA LEGISLACION ECOLOGICA, Y LA INFORMACION ECOLOGICA, EN UNA MUESTRA DE 103 ESTUDIANTES DE LA UNIVERSIDAD DE LA SERENA.

Método Directo: Todas las variables que pasen la prueba de tolerenacia son ingresadas (Nivel de Tolerancia Mínima .001)

Funciones Canónicas Discriminantes.

Criterio Lambda de Wilks

Eigen_ % Var. %

Corr.³ F Lambda

Pr.

F valor. Varianza Acum. Can. ³ ³ 0 .34 1 .68 49.83 49.83 2 .54 39.61 89.45 3 .10 4 .05 7.07 96.52 3.48 100.00 .0000 .0001 .3538 .4894

.64 ³ 1 .57 .59 ³ 2 .87 .30 ³ 3 .95 .21 ³

A partir de los resultados resumidos en la

Tabla Nº 39 se puede concluir que:

i) La autoclasificación del compromiso ecológico es explicada

por los dos primeros componentes y explican una parte muy

importante de la variabilidad.

ii) Los Coeficientes de Correlación Canónica indican que el

ajuste global del modelo es bueno, permitiendo sostener que a

la base de la autoclasificación de compromiso existe una

noción bien organizada de conciencia. En el análisis de la

composición de las funciones discriminantes quedará claro que

el modelo completo aporta a la autoclasificación, sosteniendo

con mayor énfasis al mismo y permitiendo formular ciertas

hipótesis acerca de su composición.

En la Tabla Nº 40 se resumen estos datos:

TABLA Nº 40.

COEFICIENTES ESTANDARIZADOS DE LAS FUNCIONES DE DISCRIMINACION CANONICA PARA LA AUTOCLASIFICACION DE COMPROMISO ECOLOGICO EN FUNCION DE LAS VARIABLES DE ACCION ECOLOGICA, LAS ACTITUDES HACIA: LA BASURA, EL

AGOTAMIENTO DE RECURSOS, LA SATURACION DE ESTIMULOS, LA REDUNDANCIA DE LA INFORMACION, EL CAMBIO Y LA LEGISLACION ECOLOGICA, Y LA

INFORMACION ECOLOGICA EN UNA MUESTRA DE 103 ESTUDIANTES DE LA UNIVERSIDAD DE LA SERENA.

FUNC 1 ACCION BASURA RECURSOS

FUNC 2

FUNC 3 _.06790 _.05633

FUNC 4 _.30549 .92372 .33823 _.24816

.85442 .01906 .11535

.03249 .14382

_.29563

_.15558 .13274

ESTIMULACION .39816 R. INFORM. _.25427 CAMBIO LEYES

.23495

.83192

.58348 .26647 .28575

.20665 _.04020

_.03178 _1.19841 _.09583 .35924

_.21973 _.04421

INFORMACION .25413

_.00099

.50971

A partir de los datos resumidos en la Tabla

Nº40 se puede establecer:

i) Es posible postular una primera función discriminante, de

buen poder de predicción que, fundamentalmente, se basa en la

composición de las variables de Acción Ecológica y Actitud

hacia el Bombardeo Sensorial.

Luego, en sentido inverso, la compone la actitud hacia la

Redundancia de Información. Este hecho resulta, hasta cierto

punto, contradictorio. También la compone, finalmente, la

variable de Información o Conocimiento Ecológico.

Este hallazgo queda mejor descrito si se postula que

sujetos que se autoclasifican como más activos en torno a lo

ecológico son realmente más activos en torno al problema e

inversamente dispuestos hacia el Bombardeo Sensorial. Serían,

a su vez, sujetos intolerantes y/o refractarios a la

redundancia de la información y con niveles altos de

información y conocimiento sobre el tema.

Sería posible, a esta altura, proponer un modelo lineal de

predicción, pero las características de la muestra lo hacen

muy susceptible de ser falaz.

ii) Una segunda función discriminante queda compuesta,

básicamente, por la actitud a favor del cambio (el

coeficiente tiene signo negativo en la función porque fue

puntuada "a más refractario, más alto"), acompañada de la

Actitud hacia la Redundancia de la Información (contraria, ya

que se puntuó "a más contraria, más alta"), así como por una

relación directa con la Actitud favorable a las Leyes y al

Control del Comportamiento en torno a lo Ecológico. También

estaría en relación directa La Información y Conocimiento

General sobre el Tema Ecológico.

Esto diría que los sujetos más predispuestos al cambio

están también en contra de la redundancia de la información y

a favor de leyes de control sobre el comportamiento. También

serían sujetos relativamente más informados, los que así se

describen, y viceversa.

Resulta demás interesante notar la coincidencia

de las descripciones anteriores con los tipos identificados

en el apartado de resultados cualitativos. Por consiguiente,

la tipología queda, hasta cierto punto, validada.

El análisis factorial final se hace, por lo

demás, imprescindible a esta altura de la discusión.

9.2.13 Análisis Factorial para el Modelo de Variables.

En la Tabla Nº41 se presentan los resultados

iniciales del análisis Factorial, considerando las Variables

de Acción, la Autoclasificación, Actitudes hacia: 1) La

Basura, 2) El Agotamiento de los Recursos, 3) El Bombardeo

Sensorial, 4) la Redundancia de la Información, 5) El Cambio

y, 6) la Legislación o Control del Comportamiento en

relación a lo Ecológico, así como la Información y

Conocimientos Generales sobre Ecología, de los sujetos

investigados.

TABLA Nº 41.

RESULTADOS INICIALES DEL ANALISIS FACTORIAL PARA LAS VARIABLES ACCIONES ECOLOGICAS, LA AUTOCLASIFICACION DE COMPROMISO ECOLOGICO, LAS ACTITUDES HACIA: LA BASURA, EL AGOTAMIENTO DE RECURSOS, LA SATURACION DE ESTIMULOS, LA REDUNDANCIA DE LA INFORMACION, EL CAMBIO Y LA LEGISLACION ECOLOGICA, Y LA INFORMACION ECOLOGICA EN UNA MUESTRA DE 103 ESTUDIANTES DE LA UNIVERSIDAD DE LA SERENA.

Variable Comuna_ lidad

Factor Eigen_ Pct of Var Cum Pct

ACCION

1.00 *

1 2 3

2.43 1.88 1.09

27.0 20.9 12.1

27.0 47.9 60.0

CLASIFIC. 1.00 * A_>BASURA 1.00 *

A>RECUR. 1.00 * A_>ESTIM. 1.00 * A>R. INF. 1.00 * 6

4 5

.86 .75 .63 7 .59 .40 .36

9.6 8.4 7.0 6.6 4.4 4.1

69.6 77.9 84.9 91.5 95.9 100.0

A_>CAMBIO 1.00 * A_>LEYES 1.00 * INF.Y CON.1.00 * 8 9

La rutina de análisis de Componentes Principales extrajo

tres factores. En la Tabla Nº 42 se presenta la Matriz

Factorial Inicial considerando estas tres Componentes

Principales.

FACTOR 1 ACCION CLASIFIC. A_>BASURA A_>RECUR. A_>ESTIM. A_>R. INF. A_>CAMBIO A_>LEYES INF. Y CON. .52892 .58288

FACTOR 2 _.49539 _.48690 _.21801 .17309 .41080 .77395 .70154 .12366 _.21319

FACTOR 3 .46607 .40490 _.07267 _.34180 .15682 .33820 .19625 _.53848 _.34751

.62975 .67565 .62122 .14304 .33435 .48825 .44407

En la Tabla Nº 44 se resumen los resultados

finales obtenidos para el Analisis Factorial de las Escalas

de Medición.

TABLA Nº 44.

RESULTADOS FINALES DEL ANALISIS FACTORIAL PARA LAS VARIABLES ACCIONES COMPROMISO ECOLOGICO, LAS ACTITUDES HACIA: LA BASURA, EL ECOLOGICAS, LA AUTOCLASIFICACION DE

AGOTAMIENTO DE RECURSOS, LA SATURACION DE ESTIMULOS, LA REDUNDANCIA DE LA INFORMACION, EL CAMBIO Y LA LEGISLACION ECOLOGICA Y LA INFORMACION ECOLOGICA EN UNA MUESTRA DE 103 ESTUDIANTES DE LA UNIVERSIDAD DE LA SERENA.

Var Comunalidad * Factor Eigen_ % de Var. % Acum. valor.

ACCION

.74239 *

1 2 3

2.43 1.88

27.0 20.9 12.1

27.0 47.9 60.0

CLASIFIC. .74077 * A_>BASURA .44940 * A_>RECUR. .60329 * A_> EST. .57926 * A_>R.INF. .73383 * A_>CAMBIO .64246 * A_>LEYES .54364 * IN.Y CON. .36341 *

1.09

Para poder llevar a cabo una descripción más

afinada de los resultados que están siendo presentados, es

importante incluir a continuación, en la Tabla Nº45, la Matriz Rotada por el proceso Varimax para los tres Factores

postulados.

TABLA Nº 45.

MATRIZ FACTORIAL ROTADA PARA LAS VARIABLES ACCIONES ECOLOGICAS, ECOLOGICO, LAS ACTITUDES HACIA: LA BASURA, EL AGOTAMIENTO DE RECURSOS, LA SATURACION DE ESTIMULOS, LA REDUNDANCIA DE LA INFORMACION, EL CAMBIO Y LA LEGISLACION ECOLOGICA, Y LA INFORMACION ECOLOGICA EN UNA MUESTRA DE 103 ESTUDIANTES DE LA UNIVERSIDAD DE LA SERENA. LA AUTOCLASIFICACION DE COMPROMISO

FACTOR 1

FACTOR 2

FACTOR 3

ACCIONES

_.03127

.86041 .85257 .45554 .11286 .24131 _.13874 _.06691 _.08770 .18083

.03333 .11483 .49059 .71665 .32201 _.14036 .09457 .72679 .55811

CLASIFICACION _.02653 A_>BASURA A_>RECURSOS .03460 .27743

A_>B. ESTIMULOS .64602 A_>RED. DE INF. .83360 A_>CAMBIO A_LEYES INF. Y CON. .79312 .08791 _.13865

A partir de los resultados resumidos en las Tablas Nº 42,43,44 y 45, se puede concluir que a la base del

modelo de variables propuesto:

i) Existe una primera componente principal o factor asociada

al 27% de la varianza. Esto la hace ser una componente

importante, pero sugiere que el modelo posee más dimensiones

con una importancia relativa similar. Las variables más

saturadas respecto a este factor son la actitud hacia la

redundancia de información, con un peso de .83, la actitud

hacia el cambio, con un peso de .79, y la actitud hacia

la Redundancia de Estímulos. También se satura respecto a

este factor en menor medida, con un peso de .28, la actitud

hacia el agotamiento de los recursos. Así dispuesta la

información, se puede postular que a la base del modelo de

medición existe un factor ligado al ámbito psicosocial sobre

el cuál los sujetos basan su construcción cognoscitiva. Este

hallazgo es importante ya que supone que tanto el cambio, la

sobreestimulación y la redundancia informacional son un eje

sobre el cual se basan lo sujetos para observar la

comunicación implícita en los reactivos como organizaciones.

Ligado ésto a la relación establecida en el análisis

discriminante, la autoubicación respecto al nivel de

actividad o compromiso podría postularse como explicada, en

parte, por este factor.

ii) Un segundo factor se asocia a una varianza de un 20,9.

No queda más que reconocer que se trata de una componente

importante. Las variables saturadas a este segundo elemento

son las que siguen: las Acciones y la Autoclasificación de

Compromiso, con .86 y .85, respectivamente. No debe extrañar

que aparezcan tan ligadas, dado que en su presentación

trataba que la clasificación fuese una síntesis de las

Acciones reconocidas. Con una saturación más moderada pero

importante, de .46, aparece la actitud hacia la basura.

También hay que agregar que los contenidos de esta dimensión

reflejaban más de una conducta relacionada con la limpieza.

Recuérdese para ésta interpretación que, sin embargo, los

contenidos aparecen como un dominio cognoscitivo claro en el

análisis cualitativo. También la Escala de Actitud hacia el

Bombardeo Sensorial aparece vinculada a la dimensión con una

carga de .24. Así las cosas, se puede postular que este

segundo factor puede ser tentativamente reconocido como uno

de Acción_Higiene. En todo caso, esta dimensión no aparece en

nada extraña dada la conceptualización sobre la cual se

construyó el modelo de medición.

iii) Se puede identificar una tercera componente principal,

asociada a un 12,1% de la varianza. Las variables más

saturadas con este factor son la actitud hacia el Agotamiento

de los Recursos, con un peso de .76, y la Actitud hacia la

Legislación o Control del Comportamiento en torno a lo

Ecológico. También se saturan, pero en menos medida, la

Información y Conocimientos acerca de lo Ecológico, con un

peso de .56, la Actitud hacia el Problema de la Basura, con

un peso de .50, y luego, en menor medida pero con cierta

importancia, la Actitud hacia el Bombardeo de Estímulos. Tal

como lo muestra el Análisis de Componentes principales,

resulta difícil apuntar hacia un elemento común. Sin embargo,

si se interpretan los datos en conjunto con la segunda

función discriminante de los grupos definidos por la

autoclasificación respecto al tema ecológico, en que aparecen

componiendo la discriminante aproximadamente el mismo

conglomerado de variables (tan sólo que se vincula al cambio,

el que no aparece sencillamente ligado a esta componente) se

puede postular que este factor se relaciona con una tendencia

hacia el conocimiento y control sobre el tema ecológico. Es

demás interesante para esta tesis el poder vislumbrar esta

dimensión, ya que aparece como ligada a una metaestructura

comunicacional ecológica o conciencia ecológica cognoscitiva.

Al describir factores se corren los mismo riesgos que

al identificar dimensiones o dominios cognoscitivos en

términos cualitativos; por lo que, lo que se va a sostener a

continuación puede y debe ser entendido más como una

conjetura que como una hipótesis:

iv) La estructura factorial de las variables incluídas en el

modelo, calzan de manera más que adecuada con la estructura

de los dominios cognoscitivos explicitados en el apartado

9.2, orientado a los resultados cualitativos. Se debe

recordar, de todas formas, que los contenidos básicos de los

ítems tiene como procedencia los datos cualitativos; sin

embargo, la estructura del modelo cualitativo no tiene porqué

calzar con un modelo factorial, necesariamente, a menos que

éste posea un grado de validez de constructo apropiado. Esto

es posible de sostener con los datos en discusión.

v) Finalmente, cabe señalar que los factores explicitados y,

hasta cierto punto de vista, bien descritos por las variables

que los componen, dan cuenta de aproximadamente el 50% de la

varianza. El resto aparece asociado a componentes

independientes pero que, en base a las escalas utilizadas así

como a las restricciones del universo y muestra de este

estudio, no son posibles de dilucidar. Pero están alli y

claramente indican que la dirección a seguir en la

elaboración posterior de este estudio es llevar a cabo

trabajos sobre poblaciones más heterogéneas, además de más

amplias. 9.2.3 Análisis del Funcionamiento de las Escalas.

En este apartado, se procede a mostrar el resultado del

análisis del comportamiento de cada una de las escalas recién

definidas, de acuerdo al siguiente esquema:

i) Analisis de las Correlaciones Item Test. Para este

análisis, se utilizaron los coeficientes biserial por puntos

en la escala de Acciones y de Información por su estructura.

Para las actitudinales, se utilizó el mismo coeficiente,

luego de haber dicotomizado las escalas, solamente para este

fin. Aquellos items que no presentaron correlaciones

con la escala total, fueron eliminados en esta etapa,

procediéndose a calcular nuevamente las correlaciones y demás

análisis para la escala modificada.

En la tabla Nº5 se resumen los items sacados del

análisis de datos, por defectos, como elementos de medición.

TABLA Nº 5

ITEMS ELIMINADOS DEL ANALISIS POR PRESENTAR PROBLEMAS DE MEDICION ITEMS ELIMINADOS ESCALA A (Acción Ecologica) ESCALA B (Act. _> Basura ) ESCALA R (Act. _> Ag. Rec.) ESCALA E (Act. _> Estimul.) ESCALA I (Act. _> Red.Inf.) ESCALA C (Act. _> Vel.Cam.) ESCALA L (Act. _> Leyes ) ESCALA INFORMACION A1,A2,A9 B37 R44,R48 _ _ _ L84 IN3,IN4, IN5, IN9, IN13,

IN17 IN20 e IN24.

ii) Luego se procedió a calcular los porcentajes de incidencia para cada alternativa de cada escala.

iii) En tercer lugar, se procedió a estimar la confiabilidad

de las escalas a través del coeficiente Alfa de Cronbach.

iv) Finalmente, se procedió a hacer un análisis de

componentes principales de cada escala, con el fin de

identificar dimensiones subyacentes a cada escala. Para este

tipo de aproximación, se usó una rotación Varimax.

9.2.3 Escala Conductas o Acciones Ecológicas (A).

En la Tabla Nº 6 se resumen los coeficientes de

correlación item test y de confiabilidad para la Escala de Acciones Ecológicas.

TABLA Nº 6.

COEFICIENTES DE CORRELACION ITEM TEST Y DE CONFIABILIDAD PARA LA ESCALA ACCIONES ECOLOGICAS EN UNA MUESTRA DE 103 ESTUDIANTES DE LA UNIVERSIDAD DE LA SERENA

A3 A4 A5

.4348*** .5443*** .5323***

A6 A7 A8 A10 A11 A12 A13 A14

.5653*** .2721** .2841** .2320* .3898*** .3986*** .4783*** .5665***

ALPHA =

.5635

(* p< .05,** P< .01 *** p< .001)

Los resultados de la tabla Nº 5 permiten concluir que:

i) Los coeficientes item test para la Escala de Acciones

Ecológicas se encuentran, en su mayoría, en un rango

aceptable (rbp> 0.25).

ii) La confiabilidad se encuentra en un rango aceptabe para

una escala de acciones.

En la tabla Nº 7 se resumen las frecuencias y

porcentajes observados para cada alternativa de los items de

la Escala Conductas o Acciones Ecológicas (A).

TABLA Nº 7

FRECUENCIAS Y PORCENTAJES PARA LOS ITEMS DE LA ESCALA DE ACCIONES EN UNA MUESTRA DE 103 ESTUDIANTES DE LA

UNIVERSIDAD DE LA SERENA

ITEM

ALTERNATIVA FREC. PORCENTAJE

----------------------------------------

A3

NO SI 47

56

54.4

45.6

A4

NO SI 67

35

34.0

65.0 1 1.0

OMITEN

A5

NO SI 85

18

17.5

82.5

A6

NO SI 63

40

38.8

61.2

A7

NO SI 62

41

39.8

60.2

A8

NO SI 12

91

88.3

11.7

A10 SI

NO 4

99 3.9

96.1

A11

NO

38

36.9

SI

64

62.1 1 1.0

OMITEN

A12 SI

NO 15

87

84.5

14.6 1 1.0

OMITEN

A13 SI

NO 26

77

74.8

25.2

A14 SI

NO 58

45

43.7

56.3

En la Tabla Nº 8 se resumen los resultados del análisis

de componentes principales para los ítems de la Escala de

Acciones.

TABLA Nº 8

RESULTADOS PRELIMINARES DEL ANALISIS DE COMPONENTES PRINCIPALES PARA LA ESCALA DE ACCIONES ECOLOGICAS EN UNA MUESTRA DE 103 ESTUDIANTES DE LA UNIVERSIDAD DE LA SERENA

ITEM A3 A4 A5 A6 A7 A8 A10 A11 A12 A13 A14

Comunalidad * Factor Eigenvalor %f Var %ACUM. .69734 * 1 .65368 * 2 .77842 * 3 .73629 * 4 .68853 * 5 .87849 * .58279 * .69745 * .48653 * .61251 * .44627 * 2.24522 1.51701 1.31376 1.17593 1.00638 20.4 13.8 11.9 10.7 9.1 20.4 34.2 46.1 56.8 66.0

En la Tabla Nº 9 se resumen los resultados obtenidos a

través de una rotación Varimax para los items de la Escala de

Acciones Ecológicas.

TABLA Nº 9 CARGAS DE 5 FACTORES PARA 14 ITEMS DE LA ESCALA DE ACCIONES ECOLOGICAS EN UNA MUESTRA DE 103 ESTUDIANTES DE LA UNIVERSIDAD DE LA SERENA

F1 F2 F3 F4 F5

A3 A4 A5 A6 A7 A8

.20 .20 .14 .77 .03 .42 _.01 .52 .29 _.34 .87 .10 _.04 .08 .04 .84 _.04 .14 _.07 .05 .18 .25 .07 _.76 _.11 .07 .04 .11 .13 .92

A10 _.03 .72 _.13 .03 _.21 A11 _.10 _.14 .79 _.10 .16 A12 .14 .66 _.00 .03 .19

A13 _.06 .67 .36 _.13 .06 A14 .19 .23 .58 .13 .03

A partir de los resultados resumidos en las tablas Nº 8

y Nº 9 se puede concluir:

i) Existen cinco dimensiones a la base de las acciones

ecológicas, que explican un 65% de la varianza.

Rotated Factor Matrix:

ii) El primer factor explica un 20,4% de la varianza y se

asocia a los items A5 y A6, que contienen como núcleo

fundamental el ser activo o pasivo como televidente.

iii) Al segundo factor, asociado a una varianza de 13,8%, se

asocian los items a10,a12 y a13. Estos items tienen en común

el que se asocian a un compromiso activo vs. un no compromiso

frente a lo ecológico.

iv) El tercer factor está asociado a un 11,9% de la varianza

y se asocia especialemente al item a11, que dice relación con

ejercer un rol de fiscalización de tercero frente a loe

ecológico. También está saturado el item A4, que dice

relación con la lectura. Asimismo, está saturado respecto a

los item aA3 y A14 que poseen un contendio común en cuanto a

estar asociados a restricciones o no restricciones frente a

lo ecológico. Tentativamente, esta dimensión aparece como un

factor de control_cognoscitivo de la acción ecológica.

v) En cuarto lugar se establece un factor explicado por los

ítems A3 y A7 que, respectivamente, contienen en común

juicios acerca de lectura regional, como de comprar artículos

no contaminantes. Podría pensarse que existe un ámbito de la

acción ecológica que es referido al campo local de la acción.

vi) Un último factor encontrado se asocia claramente al item

A8, que dice relación con el proceso de reciclaje de la

basura. Aunque aparece explicando una parte baja de la

variabilidad, su significado es más evidente.

9.2.4 Escala de Actitud hacia el Problema de La Basura (B).

El análisis inicial de esta escala mostró que todos los

ítems considerados en la encuesta poseen indicadores de

correlación ítem_test apropiados (el ítem B37 fue eliminado

en forma previa, como se indica en la descripción de esta

escala).

En la Tabla Nº 10 se resumen los coeficientes de

correlación item test y de confiabilidad para la Escala de

Actitud hacia el Problema de La Basura.

TABLA Nº 10

COEFICIENTES DE CORRELACION ITEM TEST Y DE CONFIABILIDAD PARA LA ESCALA DE ACTITUD HACIA EL PROBLEMA DE LA BASURA, EN UNA MUESTRA DE 103 ESTUDIANTES DE LA UNIVERSIDAD DE LA SERENA

B31 B32 B33 B34 B35 B36 B38 B39

.6389*** .5815*** .5481*** .3995*** .4786*** .6325*** .6234*** .4851***

ALPHA =

.6744

(* p<.05, ** p<.01. ***p< .001)

Los Resultados de la Tabla Nº 10 permiten

concluir que:

i) Los coeficientes de correlación item test, para la escala

en discusión, son todos adecuados (rit>0.345). Esto quiere

decir que el instrumento propuesto tiene buena capacidad de

resolución frente a los sujetos evaluados.

ii) La confiabilidad observada es buena, dentro de lo que se

espera para una escala actitudinal.

En la Tabla Nº 11 se resumen las frecuencias y

porcentajes observados, para cada alternativa, de los ítems

de la escala B de Actitud hacia el Problema de La Basura.

TABLA Nº 11

FRECUENCIAS Y PORCENTAJES PARA LOS ITEMS DE LA ESCALA DE ACTITUD HACIA EL PROBLEMA DE LA BASURA, EN UNA MUESTRA DE 103 ESTUDIANTES DE LA UNIVERSIDAD DE LA SERENA

ITEM ALTERNATIVA FREC. PORCENTAJE ----------------------------------

B31

1

4

3.9

2 3 4

37 43 19

35.9 41.7 18.4

B32 2 3 4

1

32 50 17 4

31.1 48.5 16.5 3.9

B33 2 3 4

1 36 36 11

3

2.9 35.0 35.0 10.7 16.5

OMITEN 17

B34 2 3 4

1 1 13 86

3

2.9 1.0 12.6 83.5

B35 2 3 4

1 3 13 85

2

1.9 2.9 12.6 82.5

B36 2 3 4

1 15 32 55

1

1.0 14.6 31.1 53.4

B38 2 3 4

1

23 60 13 7

22.3 58.3 12.6 6.8

B39 3 4

2 24 72

2

1.9 23.3 69.9 5 4.9

OMITEN

A partir de los resultados resumidos en la

tabla Nº 11 , se puede concluir que:

i) Todos los ítems en discusión tienen la propiedad de evocar

respuestas diferentes.

ii) Dado que la distribución de las respuestas no es

homogénea, se establece que los ítems efectivamente

representan estímulos, con diferentes posiciones, en las

dimensiones de la actitud que miden.

ii) El ítem B33 fue omitido por una parte significativa de

los sujetos. Dado que se relaciona, precisamente, con el

problema regional de los deshechos, muestra que los niveles de información sobre el mismo no logran una resonancia que

llegue claramente al grupo en estudio.

iii) Finalmente, el ítem B39 no muestra respuestas en la

alternativa 1, lo que lleva a plantear el modificar la

redacción del mismo.

En la Tabla Nº 12 se resumen los resultados del análisis

de componentes principales para los ítems de la Escala de

Actitud Hacia el Problema de La Basura.

TABLA Nº 12.

RESULTADOS PRELIMINARES DEL ANALISIS DE COMPONENTES PRINCIPALES PARA LA ESCALA DE ACTITUD HACIA EL PROBLEMA DE LA BASURA, EN UNA MUESTRA DE 103 ESTUDIANTES DE LA UNIVERSIDAD DE LA SERENA

ITEM Comunalidad * Factor Eigen_ % Var. % Acum. valor

B31 B32 B33 B34 B35 B36 B38 B39

.60565 * .54462 * .43182 * .66325 * .70934 * .44757 * .42401 * .45664 *

1 2

2.48 31.0 31.0 1.80 22.6 53.5

En la tabla Nº 13 se resumen los resultados obtenidos,

a través de una rotación Varimax, para los ítems de la Escala

de Actitud hacia el Problema de la Basura (B). TABLA Nº 13

CARGAS DE 2 FACTORES PARA 8 ITEMS DE LA ESCALA DE ACTITUD HACIA EL PROBLEMA DE LA BASURA, EN UNA MUESTRA DE 103 ESTUDIANTES DE LA UNIVERSIDAD DE LA SERENA

FACTOR 1

FACTOR 2

B31 B32 B33 B34 B35 B36 B38 B39

.78 .74 .66 _.12 _.02 .41 .61 .16

.03 _.05 .01 .81 .84 .52 .23 .66

A partir de los resultados resumidos en las Tablas Nº 12

y Nº 13, se puede concluir que:

i) Es posible identificar un primer factor que explica el 31%

de la varianza, que queda mejor definido por los items B31,

B32, B33 y que también dice relación con los items B36 y B38.

Los tres primeros claramente se refieren a la componente

cognoscitiva de la actitud y los dos últimos con la

conductal.

Por consiguiente, se puede postular que a la base de la

Escala existe una dimensión Cognoscitiva_Conductal en la

evaluación del problema de la basura en los Estudiantes de la

Universidad de La Serena.

ii) Se puede identificar, además, un segundo factor que

explica el 22,6 % de la varianza. Este factor queda más

saturado con los ítems B34 y B35. Ambos ítems corresponden a

aspectos afectivos de la actitud medida. Luego, se relacionan

en menor grado pero de manera importante los ítems B36 y B39.

Estos se relacionan con comportamientos. Sin embargo, el ítem

B39 además involucra una reacción emocional.

Obsérvese que las cargas para el B39 y B36 son de 0.66 y

0.52, respectivamente. Es decir, claramente, a más emocional

aparece el contenido, tanto más carga con el factor. Resulta,

entonces, posible establecer que a la base de la Escala

existe una dimensión Afectivo_Conductual en la evaluación del

problema de la basura en los Estudiantes de La Universidad de

La Serena.

iii) Finalmente, lo expresado en los puntos i) e ii), se

ajusta claramente al concepto de actitud. Por consiguiente y

en resumen, los resultados del Análisis de Componentes

Principales en exposición avalan la validez del constructo

analizado.

9.2.5 Escala de Actitud hacia el Agotamiento de los

Recursos (R):

En un análisis inicial se descartaron de esta escala los

ítems R44 y R48, por presentar problemas de funcionamiento.

Llama la atención que el ítem R49 es de contenido

regional.

En la Tabla Nº 14 se resumen los coeficientes de

correlación ítem_test y de confiabilidad para la Escala de

Actitud hacia el Agotamiento de los Recursos.

TABLA Nº 14

COEFICIENTES DE CORRELACION ITEM_TEST Y DE CONFIABILIDAD PARA LA ESCALA DE ACTITUD HACIA EL AGOTAMIENTO DE LOS RECURSOS EN UNA MUESTRA DE 103 ESTUDIANTES DE LA UNIVERSIDAD DE LA SERENA

R41 R42 R43 R45 R46 R47 R49 R410 R412

.4360*** .6484*** .4507*** .4393*** .6054*** .5902*** .4694*** .3165** .4000***

ALPHA =

.5973

(* p< .05, ** p<.01, ***p<.001)

A partir de los datos resumidos en la Tabla Nº 14 se

puede concluir que:

i) Los coeficientes de correlación item_test para la escala

en discusión son todos adecuados (rit>0.345). Esto quiere

decir que el instrumento propuesto tiene buena capacidad de

resolución frente a los sujetos evaluados.

ii) La confiabilidad observada es buena o alta para lo

esperado en escala actitudinal.

En la Tabla Nº 15 se resumen las frecuencias y

porcentajes observados para cada alternativa de los ítems de

la Escala R de Actitud frente al Agotamiento de los Recursos.

TABLA Nº 15

FRECUENCIAS Y PORCENTAJES PARA LOS ITEMS DE LA ESCALA DE ACTITUD HACIA EL AGOTAMIENTO DE LOS RECURSOS EN UNA MUESTRA DE 103 ESTUDIANTES DE LA UNIVERSIDAD DE LA SERENA

ITEM ALTERNATIVA FREC. PORCENTAJE

---------------------------------R41 2 3 4 1 71 22 5 3 68.9 21.4 4.9 2.9 2 1.9

OMITEN

R42 2 3 4

1 27 43 20

6

5.8 26.2 41.7 19.4 7 6.8

OMITEN

R43 2 3 4

1

15 30 38 11

14.6 29.1 36.9 10.7 9 8.7

OMITEN

R45 2 3 4

1

10 52 25 13

9.7 50.5 24.3 12.6 3 2.9

OMITEN

R46 2 3 4

1 33 36 30

4

3.9 32.0 35.0 29.1

R47 2 3 4

1

22 42 18 20

21.4 40.8 17.5 19.4 1 1.0

OMITEN

R49 2 3 4

1 36 32 21

9

8.7 35.0 31.1 20.4 4 3.9

OMITEN

R410 2 3 4

1 20 58 16

6

5.8 19.4 56.3 15.5 3 2.9

OMITEN

R412 2 3 4

1 9 29 62

3

2.9 8.7 28.2 60.2

A partir de los datos resumidos en la Tabla Nº15 se

puede concluir que:

i) Todos los ítems en discusión tienen la propiedad de evocar

respuestas diferentes.

ii) Dado que la distribución de las respuestas no es

homogénea, se establece que los ítems efectivamente

representan estímulos con diferentes posiciones en las

dimensiones de la actitud que miden.

ii) El ítem R43 fue omitido por una parte significativa de

los sujetos. Dado que apunta precisamente hacia el problema

regional de los recursos, muestra que los niveles de

información sobre el asunto regional no logran una resonancia

que logre exitar, en términos de información, a parte del

grupo en estudio.

En la Tabla Nº 16 se resumen los resultados del análisis

de componentes principales, para los ítems de la Escala de

Actitud hacia el Agotamiento de los Recursos.

TABLA Nº 16.

RESULTADOS PRELIMINARES DEL ANALISIS DE COMPONENTES PRINCIPALES PARA LA ESCALA DE ACTITUD HACIA EL

AGOTAMIENTO DE LOS RECURSOS EN UNA MUESTRA DE 103 ESTUDIANTES DE LA UNIVERSIDAD DE LA SERENA

ITEM Comunalidad valor

Factor Eigen_ % Var. % Acum.

R41 R42 R43 R45 R46 R47 R49 R410 R412

.79993 * .72008 * .79394 * .65184 * .56789 * .48340 * .70265 * .77969 * .62402 *

1 2 3 4

2.23 1.56 1.26 1.07

24.8 17.3 13.9 12.0

24.8 42.1 56.1 68.0

En la Tabla Nº 17 se resumen los datos obtenidos a

través de una rotación Varimax para los ítems de la Escala de

Actitud hacia el Agotamiento de los Recursos (R).

TABLA Nº 17

CARGAS DE 4 FACTORES PARA 9 ITEMS DE LA ESCALA DE ACTITUD HACIA EL AGOTAMIENTO DE LOS RECURSOS EN UNA MUESTRA DE

103 ESTUDIANTES DE LA UNIVERSIDAD DE LA SERENA

F. 1

F. 2

F. 3

F. 4

R41 R42 R43 R45 R46 R47 R49 R410

.10 .77 .88 _.22 .11 .23 .31 .20

_.02 .22 _.08 .73 .63 .17 .74 _.18 .30

.88 .27 .10 .27 .14 .61 _.20 _.07 .13

_.10 .08 _.03 _.02 .37 .17 _.13 .84 .68

R412 _.23

A partir de los resultados resumidos en la Tabla Nº 17

se puede concluir que:

i) Es posible identificar un primer factor que explica el

24,8 % de la varianza, que se satura con los ítems R42 y R43 en forma alta. También existe una saturación menos importante

en torno al item R49. Los items R42 y R43 se refieren a la

inquietud emocional que provoca el tema del agotamiento de

los recursos. El ítem R49 se refiere a ésto mismo, pero

agrega la idea de la solución. Por consiguiente, se puede

pensar que este primer factor se refiere a la inquietud

emocional frente al problema del agotamiento de los recursos.

ii) Se puede identificar, luego, a un segundo factor que

explica el 17,3 % de la varianza. Este se satura en forma

especial en torno a los ítems R45,R46 y R49. Estos tienen en

común el que se refieren al gasto de los recursos como

emoción. Así, se podría establecer que este sentimiento queda

mejor representado por un impulso hacia el gasto de recursos.

iii) Se puede identificar un tercer factor que explica un

13,9% de la varianza. Este se encuentra a la base de los

ítems R41 y R47. Ambos tiene en común el representar

cogniciones acerca del manejo de los recursos en términos de

lo no_renovable. Podría hipotetizarse que se trata de un

factor cognoscitivo de reconocimiento de lo escaso o no

renovable.

iv) Un cuarto factor aislado explica el 12% de la varianza.

Los ítems R410 y R411 se saturan especialmente en torno a

él. Estos tiene en común el que expresan ideas de acción en

torno a la contención del desarrollo económico para

salvaguardar recursos. También se satura, pero en forma más

discreta, el ítem R46 en torno a este factor. Este expresa en forma contraria,pero en común con los anteriores, la idea de

una eventual contención. Por consiguiente, se puede postular

que éste es un factor de tipo cognoscitivo, relacionado con

la contención del desarrollo económico.

v) Es indudable que la estructura anteriormente expuesta es

hipercompleja. Sin embargo, la distribución de los ítems en

torno a cuatro componentes principales tiene la propiedad de

reflejar con bastante exactitud el problema del agotamiento

de los recursos. El concepto de actitud queda, a su vez,

reflejado en estos resultados en discusión. Si se relaciona

lo anterior con el análisis cualitativo, queda validado el

presente constructo de medición para la actitud hacia el

agotamiento de los recursos.

vi) Finalmente, la variable en cuestión debe ser estudiada

con detención en el contexto de todos los datos de la

presente investigación, ya que representa un hallazgo clave

del presente trabajo.

9.2.6 Escala de Actitud hacia el Bombardeo Sensorial (E):

El análisis de esta escala mostró que todos

los items considerados en la confección de ella poseen

indicadores estadísticos de buen funcionamiento, por lo que

no se eliminó a ninguno de ellos del modelo.

En la Tabla Nº 18 se resumen los coeficientes

de correlación ítem test y de confiabilidad observados para

la Escala de Actitud hacia el Bombardeo Sensorial.

TABLA Nº 18

COEFICIENTES DE CORRELACION ITEM_TEST Y DE CONFIABILIDAD PARA LA ESCALA DE ACTITUD HACIA EL BOMBARDEO SENSORIAL EN

UNA MUESTRA DE 103 ESTUDIANTES DE LA UNIVERSIDAD DE LA SERENA.

E51 E52 E53 E54 E55 E56 E57 E58 E59

.7502*** .6429*** .4909** .6985*** .7324*** .6867*** .5247*** .5761*** .7104***

ALPHA =

.7831

(*p<.05, **p<.01, ***p<.001)

A partir de los resultados resumidos en la

Tabla Nº 18 se puede concluir que:

i) Los coeficientes de correlación ítem_test observados para

la escala en discusión, (rit >.35) , son adecuados para la

medición. Además, se puede agregar que, fuera del ítem I63,

todos los demás coeficientes son superiores a .50, por lo que

la escala aparece como muy adecuada para la medición.

ii) La confiabilidad estimada para el instrumento es muy

buena o muy alta dentro de lo esperado para una escala de

actitudes.

En la Tabla Nº 19 se resumen las frecuencias y

porcentajes observados para cada alternativa de los ítems de

la Escala de Actitud hacia el Bombardeo Sensorial.

TABLA Nº 19.

FRECUENCIAS Y PORCENTAJES PARA LOS ITEMS DE LA ESCALA DE ACTITUD HACIA LA REDUNDANCIA DE ESTIMULOS (E), EN UNA MUESTRA DE 103 ESTUDIANTES DE LA UNIVERSIDAD DE LA SERENA.

ítem ALTERNATIVA FREC. PORCENTAJE ___________________________________

E51 2 3 4

1 37 41 21

4

3.9 35.9 39.8 20.4

E52 2 3 4

1

31 41 18 7

30.1 39.8 17.5 6.8 6 5.8

OMITEN

E59

1

4

3.9

2 3 4

37 41 21

35.9 39.8 20.4

E52 2 3 4

1

31 41 18 7

30.1 39.8 17.5 6.8 6 5.8

OMITEN

E53 2 3 4

1 20 36 37

6

5.8 19.4 35.0 35.9 4 3.9

OMITEN

E54 2 3 4

1 9 41 46

6

5.8 8.7 39.8 44.7 1 1.0

OMITEN

E55 2 3 4

1

15 38 28 21

14.6 36.9 27.2 20.4 1 1.0

OMITEN

E56

1

17

16.5

2 3 4

35 33 17

34.0 32.0 16.5 1 1.0

OMITEN

E57 2 3 4

1

11 51 24 17

10.7 49.5 23.3 16.5

E58 2 3 4

1

16 51 20 15

15.5 49.5 19.4 14.6 1 1.0

OMITEN

E59 2 3 4

1 37 41 21

4

3.9 35.9 39.8 20.4

A partir de los datos resumidos en la Tabla Nº19 se

puede concluir que:

i) Todos los ítems analizados tienen la propiedad de evocar

respuestas diferentes.

ii) Dado que la distribución de las respuestas no es

homogénea, se establece que los ítems efectivamente

representan estímulos con diferentes posiciones en las

dimensiones de la actitud que miden.

En la Tabla Nº 20 se resumen los resultados obtenidos

del análisis de componentes principales para los ítems de la

Escala de Actitud hacia el Bombardeo Sensorial.

TABLA Nº 20

RESULTADOS PRELIMINARES DEL ANALISIS DE COMPONENTES PRINCIPALES PARA LOS ITEMS DE LA ESCALA DE ACTITUD HACIA EL BOMBARDEO SENSORIAL E, EN UNA MUESTRA DE 103 ESTUDIANTES

DE LA UNIVERSIDAD DE LA SERENA

ítem Comunalidad * Factor Eigen_ % Var. valor E51 E52 E53 E54 E55 E56 E57 E58 E59 .90271 * .85684 * .82429 * .60595 * .71235 * .70907 * .74944 * .71459 * .67604 * 1 2 3 4 3.46 1.31 1.15 .84 38.4 14.5 12.8 9.3 38.4 52.9 65.7 75.0

% Acum.

En la Tabla Nº 21 se resumen los resultados obtenidos a

través de una rotación Varimax para cuatro factores a la base

de los ítems de la Escala de Actitud hacia el Bombardeo

Sensorial.

TABLA Nº 21

CARGAS PARA 4 FACTORES PARA 9 ITEMS DE LA ESCALA DE

ACTITUD HACIA EL BOMBARDEO DE ESTIMULOS EN UNA MUESTRA DE 103 ESTUDIANTES DE PSICOLOGIA DE LA UNIVERSIDAD DE LA SERENA.

FACTOR 1 FACTOR 2 FACTOR 3 FACTOR 4

E51 E52 E53 E54 E55 E56 E57 E58 E59

.02 .04 .01 .30 .77 .83 .86 .67 .80

.12 .06 .90 .52 _.23 .01 .11 .40 .19

_.11 .91 .04 .46 .26 .08 .01 _.03 .02

.94 _.15 .08 .21 .09 .10 _.01 _.29 .01

A partir de los resultados resumidos en la Tabla Nº 21,

se puede concluir que:

i) Se puede postular que a la base de la escala existe un

primer factor que explica el 38,4% de la varianza. Los ítems

E55,E556,E57,E58 Y E59 presentan grados de saturación altos

con el factor. Ellos tiene en común el indicar la búsqueda de

lugares sin presencia humana. Es un factor, entonces, ligado

con la necesidad de soledad_naturaleza.

El ítem E54 presenta un grado de saturación moderado con

el factor. Trata del ambiente de una discoteca. También se

puede pensar que este lugar es la antítesis de un lugar

solitario, limpio y natural, pero de manera diferente porque,

además, es ruidoso. Los datos muestran que la saturación

puede ser atribuída al factor en discusión, también.

ii) Se puede postular, además, la existencia de un segundo

factor a la base, asociado a un 14,5% de la varianza. El ítem

I53 se encuentra muy saturado con este factor. Habla de la

concepción de ruido como contaminación. Los ítems E54 y E58

presentan saturaciones moderadas con el factor. Ambos tratan

de afectos negativos ligados al ruido. Por consiguiente, el

factor puede ser identificado como de ruido perturbador.

iii) Un tercer factor se asocia al ítem E52. Este, aunque

trata del ruido, habla del deterioro social de su exceso. Por

estar representando solo la dimensión, sugiere que se trata

de un factor social ligado al ruido.

iv) Finalmente, a la base de los ítems hay un cuarto factor

que explica el 9,3% de la varianza. Este factor se asocia al

ítem I51. Este es de tipo cognoscitivo e identifica al ruido

como contaminante y puede, entonces, ser rotulado como factor

de ruido contaminante.

v) En general, el análisis de componentes principales

sustenta claramente el modelo propuesto.

vi) Los datos invitan, sin embargo, a balancear de otra forma

los ítems, en una futura edición de un instrumento más fino o

específico para esta dimensión.

vii) Los datos permiten validar con cierta comodidad el modelo de conciencia ecológica propuesto para la dimensión

del bombardeo sensorial.

9.2.7 Escala de Actitud hacia la Redundancia de Información

(I)

El análisis inicial de esta escala mostró que todos los

ítems considerados en la confección de ella poseen

indicadores estadísticos de buen funcionamiento, por lo que

no se eliminó a ninguno de ellos.

En la Tabla Nº 22 se resumen los coeficientes de

correlación ítem_test y de confiabilidad para la Escala de

Actitud hacia la Redundancia de Información.

TABLA Nº 22

COEFICIENTES DE CORRELACION ITEM_TETS Y DE CONFIABILIDAD PARA LA ESCALA DE ACTITUD HACIA LA REDUNDANCIA DE

INFORMACION EN UNA MUESTRA DE 103 ESTUDIANTES DE LA UNIVERSIDAD DE LA SERENA.

I61 I62

.6779*** .6669***

I63 I64 I65 I66 I67 I68 I69 D10 D11

.3078** .5355*** .6133*** .6724*** .3882*** .4863*** .6277*** .6119*** .4588***

ALPHA =

.7629

(* p<.05, ** p<.01, *** p<.001)

A partir de los datos resumidos en la Tabla Nº22 se

puede concluir que:

i) Los coeficientes de correlación ítem_test para la escala

en discusión son todos adecuados (rit >.35). Esto quiere

decir que el instrumento propuesto tiene estímulos con buena

capacidad de resolución frente al objeto a medir.

ii) La confiabilidad estimada para el instrumento es muy

buena o muy alta, dentro de lo esperado, para una escala de

actitudes.

En la Tabla Nº 23 se resumen las frecuencias y

porcentajes observados para cada alternativa de los ítems de

la Escala I de Actitud hacia la Redundancia de Estímulos.

TABLA Nº 23

FRECUENCIAS Y PORCENTAJES PARA LOS ITEMS DE LA ESCALA DE ACTITUD HACIA LA REDUNDANCIA DE ESTIMULOS (I) EN UNA MUESTRA DE 103 ESTUDIANTES DE LA UNIVERSIDAD DE LA SERENA.

ítem ALTERNATIVA FREC. PORCENTAJE

--------------------------------------

I61 2 3 4

1

10 37 24 20

9.7 35.9 23.3 19.4 12 11.7

OMITEN

I62 2 3 4

1

39 49 13 1

37.9 47.6 12.6 1.0 1 1.0

OMITEN

I63 2

1

14 56

13.6 54.4

3 4

19 13

18.4 12.6 1 1.0

OMITEN

I64 2 3 4

1

17 27 48 9

16.5 26.2 46.6 8.7 2 1.9

OMITEN

I65 2 3 4

1

46 33 16 5

44.7 32.0 15.5 4.9 3 2.9

OMITEN

I66 2 3 4

1

52 41 7 2

50.5 39.8 6.8 1.9 1 1.0

OMITEN

I67 2 3 4

1

16 36 37 10

15.5 35.0 35.9 9.7 4 3.9

OMITEN

I68 2 3 4

1

73 17 7 5

70.9 16.5 6.8 4.9 1 1.0

OMITEN

I69 2 3 4

1

33 41 14 15

32.0 39.8 13.6 14.6

D10 2 3 4

1

28 22 32 18

27.2 21.4 31.1 17.5 3 2.9

OMITEN

D11 2 3 4

1

23 26 35 16

22.3 25.2 34.0 15.5 3 2.9

OMITEN

A partir de los resultados resumidos en la Tabla Nº 22 ,

se puede concluir que:

i) Todos los ítems en discusión tienen la propiedad de evocar

respuestas diferentes.

ii) Dado que la distribución de las respuestas no es

homogénea, se establece que los ítems efectivamente

representan estímulos con diferentes posiciones en las

dimensiones de la actitud que miden.

iii) El ítem I62 presenta un porcentaje significativo de

omisiones. Analizado en términos puntuales, éste apareció con

una redacción compleja y difícil, por lo que, en una medición

posterior, deberá ser redactado nuevamente.

En la Tabla Nº 24 se resumen los resultados del análisis

de componentes principales para los ítems de la Escala de

Actitud hacia la Redundancia de Información.

TABLA Nº 24

RESULTADOS PRELIMINARES DEL ANALISIS DE COMPONENTES PRINCIPALES PARA LOS ITEMS DE LA ESCALA DE ACTITUD HACIA LA REDUNDANCIA DE INFORMACION EN UNA MUESTRA DE 103 ESTUDIANTES DE LA UNIVERSIDAD DE LA SERENA.

ítem Comunalidad * Factor Eigen_ % Var. % Acum. valor

I61 I62 I63 I64 I65 I66 I67 I68

.60012 * .58021 * .71643 * .58760 * .58570 * .67888 * .12246 * .69184 *

1 2 3

3.59 32.6 1.42 12.9 1.23 11.2

32.6 45.5 56.7

I69 D10 D11

.52893 * .53111 * .61206 *

En la tabla Nº 25 se resumen los resultados obtenidos a través de una rotación Varimax para los ítems de la Escala de

Actitud hacia la Redundancia de Información.

TABLA Nº 25.

CARGAS DE 3 FACTORES PARA 11 ITEMS DE LA ESCALA DE ACTITUD HACIA EL PROBLEMA DE LA REDUNDANCIA DE ESTIMULOS EN UNA MUESTRA DE 103 ESTUDIANTES DE LA UNIVERSIDAD DE LA SERENA.

FACTOR 1

FACTOR 2

FACTOR 3

I61 I62 I63

.75 .73 .08

.17 .22 .21

.05 _.01 .82

I64 I65 I66 I67 I68 I69 D10 D11

.71 .65 .81 .25 .32 .29 .22 _.06

_.01 .16 .11 .20 .47 .67 .66 .78

_.29 .37 _.05 .13 _.61 _.01 .22 _.02

A partir de los datos resumidos en la Tabla Nº 25 se

puede concluir que:

i) Se puede postular que a la base de la escala existe un

primer factor que explica el 32,6% de la varianza. Los ítems

I61, I62, I64 e I65 establecen saturaciones elavadas con este

factor. Estos tienen en común el representar una componente

de desconcierto frente al exceso o redundancia de la

información. El ítem I68 presenta una saturación moderada

respecto a este factor. Su contenido tiene en común con los

anteriormente citados el efecto de desconcierto frente a la

redundancia de información. Por consiguiente, se puede

postular que este factor representa una dimensión emocional

de desconcierto frente a la redundancia de información.

ii) Se puede identificar un segundo factor que explica el

12,9% de la varianza. Los items I69, D10 Y D11 presentan

saturaciones altas con este factor. Estos tiene en común el

que tratan acerca del efecto distorsionador de la propaganda

sobre la información. Son, además, de componente

cognoscitiva.

El ítem I68 presenta también una saturación que, aunque

moderada, es importante respecto de este factor. Trata de la

publicidad, pero desde un ángulo afectivo. Por consiguiente,

se puede postular que el factor en discusión trata de una

componente cognoscitiva ligada a la distorsión específica de

la publicidad sobre la información.

iii) También se observa la presencia de un tercer factor que

explica el 11,2 de la varianza. Los ítems I63 e I68 presentan

saturaciones altas respecto al factor. Ambos incluyen como

elemento la gran cantidad de información disponible, aunque

estan redactados en términos inversos. También el ítem I68

presenta una saturación moderada respecto a este factor. Este

tiene en común con los anteriores el sentido de gran

disponivilidad de información, pero referido a la propaganda.

Por consiguiente, se podría postular que este tercer factor

dice relación con la percepción de diversidad y cantidad de

información.

iv) Cabe, finalmente, indicar que la estructura factorial de

la escala propuesta se ajusta de buena forma a la

conceptualización de la misma, por lo que sostiene el

constructo de mentalidad ecológica propuesto en lo que a

redundancia de información se refiere. Esta conclusión es de

carácter general, por lo que será ampliada en el apartado de

las conclusiones de este trabajo.

9.2.8 Escala de Actitud hacia El Cambio (C).

El análisis inicial del comportamiento de los ítems de

esta escala mostró que todos los propuestos en la confección

poseen indicadores estadísticos de buen funcionamiento, por

lo que no se eliminó ninguno de ellos.

En la Tabla Nº 26 se resumen los coeficientes de

correlación ítem_test y de confiabilidad calculados para la

Escala de Actitud hacia El Cambio C.

TABLA Nº 25

COEFICIENTES DE CORRELACION ITEM_TEST Y DE CONFIABILIDAD PARA LA ESCALA DE ACTITUD HACIA EL CAMBIO EN UNA MUESTRA DE 103 ESTUDIANTES DE LA UNIVERSIDAD DE LA SERENA.

C71 C72 C73 C74 C75 C76 C77

.4085*** .6373*** .4806*** .6348*** .5367*** .4708*** .4778***

C78 C79

.6454*** .5251***

ALPHA =

.6895

(* p<.05, ** p<.01, *** p<.001)

A partir de los datos resumidos en la Tabla Nº26 se

puede concluir que:

i) Los coeficientes de correlación ítem_test para la escala

en discusión los describe a todos como adecuados o

pertinentes, con una buena capacidad de resolución

(rit>.035).

ii) La confiabilidad estimada para la escala es buena o alta,

dentro de lo esperado para una escala de actitudes.

En la Tabla Nº 27 se resumen las frecuencias y porcentajes observados para cada alternativa de los items de

la escala C de Actitud hacia el cambio.

TABLA Nº 27

FRECUENCIAS Y PORCENTAJES PARA LOS ITEMS DE LA ESCALA DE ACTITUD HACIA EL CAMBIO (C) EN UNA MUESTRA DE 103

ESTUDIANTES DE LA UNIVERSIDAD DE LA SERENA.

ítem ALTERNATIVA FREC. PORCENTAJE ___________________________________

C71 2 3 4

1 9 67 18

5

4.9 8.7 65.0 17.5 4 3.9

OMITEN

C72 2 3 4

1 46 33 15

6

5.8 44.7 32.0 14.6 3 2.9

OMITEN

C73 2 3 4

1

16 40 29 13

15.5 38.8 28.2 12.6 5 4.9

OMITEN

C74 2 3 4

1

59 32 5 4

57.3 31.1 4.9 3.9 3 2.9

OMITEN

C75 2 3 4

1

30 52 16 4

29.1 50.5 15.5 3.9 1 1.0

OMITEN

C76 3 4

2 34 37

6

5.8 33.0 35.9 24.3

OMITEN 25

C77 2 3 4

1

25 35 32 5

24.3 34.0 31.1 4.9 6 5.8

OMITEN

C78 2 3 4

1

16 31 39 14

15.5 30.1 37.9 13.6 3 2.9

OMITEN

C79 2 3 4

1 5 31 66

1

1.0 4.9 30.1 64.1

Los datos resumidos en la Tabla Nº 27 permiten concluir

que:

ii) Todos los ítems de la Escala de Actitud hacia El Cambio

tienen la propiedad de evocar respuestas diferentes.

ii) Dado que la distribución de las respuestas no es

homogénea, se establece que los ítems efectivamente

representan estímulos con diferentes posiciones en la

dimensión evaluada.

iii) El ítem C76 presenta un porcentaje significativo de

omisiones. Analizado en términos puntuales, es el único de la

escala con contenido regional, fenómeno que es repetido y que

llevará a una reflexión más general.

En la Tabla Nº 28 se resumen los resultados del análisis

de componentes principales para los ítems de la Escala de

Actitud hacia El Cambio.

TABLA Nº 28.

RESULTADOS PRELIMINARES DEL ANALISIS DE COMPONENTES PRINCIPALES PARA LOS ITEMS DE LA ESCALA DE ACTITUD HACIA EL CAMBIO EN UNA MUESTRA DE 103 ESTUDIANTES DE LA

UNIVERSIDAD DE LA SERENA.

ítem Comunalidad * Factor Eigen_

% Va.

% Acum.

C71 C72 C73 C74 C75 C76

.51316 * .52204 * .34612 * .50672 * .61332 * .68242 *

1 2 3

2.66 1.27 1.11

29.5 14.1 12.4

29.5 43.6 56.0

C77 C78 C79

.63755 * .64103 * .57682 *

En la Tabla Nº 29 se resumen los resultados obtenidos a

través de una rotación Varimax para los ítems de la Escala de

Actitud hacia El Cambio.

TABLA Nº 29.

CARGAS PARA 3 FACTORES PARA 9 ITEMS DE LA ESCALA DE ACTITUD HACIA EL CAMBIO EN UNA MUESTRA DE 103 ESTUDIANTES DE LA UNIVERSIDAD DE LA SERENA.

FACTOR 1 FACTOR 2

FACTOR 3

C71 C72 C73 C74 C75 C76 C77 C78

.70 .37 .51 .20 .51 .04 _.07 _.04

.10 .21 _.05 .57 .57 _.01 .80 .59

_.09 .58 .29 .38 _.17 .83 .01 .54

C79

.72

.02

.25

A partir de los datos resumidos en las Tablas Nº 28 y 29

se puede concluir que:

i) Existe un primer factor a la base de los ítems que

componen la Escala C, asociado a un 29,5% de la varianza.

Los items C71 y C79 son los más saturados con este

factor. Ambos se refieren a la velocidad del cambio. También

se saturan con este factor los ítems C72,C73 y C75, en forma

más moderada. Estos ítems poseen, en común, que asocian

afectos al cambio. Por consiguiente, se podría postular que

el factor queda mejor definido como uno de afectos ligados a

la velocidad del cambio.

ii) También se puede postular la existencia de un segundo

factor asociado a un 14,1 % de la varianza. El ítem C77 se

satura de manera alta con este factor. Los ítems C74, C75 y

C78 presentan saturaciones más bajas, aunque importantes, con

este factor. El factor en común de los ítems saturados con

este factor es el que representa ansiedad frente al cambio.

Por consiguiente, se podría identificar como un factor de

ansiedad frente al cambio.

iii) Los datos permiten identificar un tercer factor asociado

a un 12,4% de la varianza. El ítem C76 aparece como

francamente saturado respecto a este factor. Este ítem trata

de la insertidumbre frente a la magnitud y/o velocidad del

cambio a nivel regional. Los ítems C72,C74 y C78 presentan

saturaciones mas moderadas, pero importantes, con el factor.

Tienen en común, también, el representar insertidumbre frente

al cambio. Podría postularse, entonces, que se trataría de un

segundo factor de insertidumbre frente al cambio, pero desde

una perspectiva más bien cognoscitiva.

iii) Resulta evidente, sin embargo, que el objeto de la

actitud es complejo. No obstante, las dimensiones encontradas

validan el constructo teórico desde el cual fueron elaborados

los ítems.

9.2.9 Escala de Actitud hacia la Legislación o Control de

Comportamiento en torno a lo Ecológico (L).

El análisis inical de esta escala mostró que el ítem

L84 presentaba falencias en su funcionamiento, por lo que fue

eliminado del diseño de datos. Básicamente, no presentaba variabilidad.

En la Tabla Nº 30 se resumen los coeficientes de

correlación ítem_test y de confiabilidad para la Escala de

Actitud hacia la Legislación o Control del Comportamiento en

torno a lo Ecológico.

TABLA Nº 30

COEFICIENTES DE CORRELACION ITEM_TEST Y DE CONFIABILIDAD PARA LA ESCALA DE ACTITUD HACIA LA LEGISLACION O CONTROL DEL COMPORTAMIENTO EN TORNO A LO ECOLOGICO EN UNA MUESTRA DE 103 ESTUDIANTES DE LA UNIVERSIDAD DE LA SERENA.

L81 L82 L83 L85 L86 L87 L88 L89

.3617** .4211*** .5888*** .6112*** .3318** .5328*** .5656*** .6629***

ALPHA =

.5885

(* p<.05, ** p<.01, p<.001)

A partir de los datos resumidos en la Tabla Nº 30 se

puede concluir que:

i) Los coeficientes de correlación ítem_test para la Escala

de Actitud hacia la Legislación o Control del Comportamiento

en torno a lo Ecológico son adecuados (rit>.035).

ii) La confiabilidad, aunque moderada, todavía está en el

rango aceptable para un instrumento de medición de Actitudes.

iii) En una versión posterior se le deben agregar más ítems a

la escala.

En la Tabla Nº 31 se resumen las frecuencias y

porcentajes observados para cada alternativa de los ítems de

la escala L de Actitud hacia la Legislación o Control del

Comportamiento en torno a lo Ecológico.

TABLA Nº 31 FRECUENCIAS Y PORCENTAJES OBSERVADOS PARA LOS ITEMS DE LA ESCALA DE ACTITUD HACIA LA LEGISLACION O CONTROL DEL COMPORTAMIENTO EN TORNO A LO ECOLOGICO (L), EN UNA MUESTRA DE 103 ESTUDIANTES DE LA UNIVERSIDAD DE LA SERENA.

ítem ALTERNATIVA FREC. PORCENTAJE __________________________________

L81 2 3 4

1 4 57 36

3

2.9 3.9 55.3 35.0 3 2.9

OMITEN

L82 2 3 4

1

18 19 34 29

17.5 18.4 33.0 28.2 3 2.9

OMITEN

L83 2 3 4

1 7 34 55

3

2.9 6.8 33.0 53.4 4 3.9

OMITEN

L85 2 3 4

1 12 25 49

4

3.9 11.7 24.3 47.6 12.6

OMITEN 13

L86

2

3

2.9

3 4

48 52

46.6 50.5

L87 2 3 4

1 32 43 16

8

7.8 31.1 41.7 15.5 4 3.9

OMITEN

L88 2 3 4

1 5 37 56

2

1.9 4.9 35.9 54.4 3 2.9

OMITEN

L89 2 3 4

1 15 28 33

2

1.9 14.6 27.2 32.0 24.3

OMITEN 25

A partir de los resultados resumidos en la Tabla Nº 31,

se puede concluir que:

i) Los ítems, aunque presentan variabilidad, lo hacen con

fuertes agrupamientos en torno a aquellas respuestas que

suponen una posición que favorece el control sobre el tema

ecológico.

ii) Por lo demás, los ítems presentan características de

distribución como para reflejar diferentes posiciones en la

dimensión medida.

iii) El ítem L85 presenta un nivel de omisiones alto. Al

igual que en las escalas anteriormente analizadas, es de

contenido regional. Claramente el tema ecológico, a nivel

regional, aparece evitado por los estudiantes más que

enfrentado, a nivel general.

En la Tabla Nº 32 se resumen los resultados del análisis

de componentes principales para los ítems de la Escala de

Actitud hacia la Legislación o Control del Comportamiento en

torno a lo Ecológico.

TABLA Nº 33

RESULTADOS PRELIMINARES DEL ANALISIS DE COMPONENTES PRINCIPALES PARA LOS ITEMS DE LA ESCALA DE ACTITUD HACIA LA LEGISLACION O CONTROL DEL COMPORTAMIENTO EN TORNO A LO ECOLOGICO EN UNA MUESTRA DE 103 ESTUDIANTES DE LA UNIVERSIDAD DE LA SERENA.

ítem Comunalidad * Factor Eigen_ % Var. valor L81 L82 L83 L85 L86 .78151 * .12152 * .69275 * .61086 * .77372 * 1 2 3 2.28 1.56 1.02 28.5 19.5 12.8 28.5 48.1 60.9

%Acum.

L87 L88 L89

.53647 * .76033 * .59129 *

En la Tabla Nº 33 se resumen los resultados obtenidos a

través de una rotación Varimax para los ítems de la Escala de

Actitud hacia la Legislación o Control del Comportamiento en

Torno a lo Ecológico.

TABLA Nº 33.

CARGAS DE 3 FACTORES PARA 8 ITEMS DE LA ESCALA DE ACTITUD HACIA LA LEGISLACION O CONTROL DEL COMPORTAMIENTO EN TORNO A LO ECOLOGICO EN UNA MUESTRA DE 103 ESTUDIANTES DE LA UNIVERSIDAD DE LA SERENA.

ítem L81 L82 L83 L85 L86 L87

FACTOR 1 .10 .17 .82 .14 _.01 .73 .01 .20 .10 .76 .12 .05

FACTOR 2 .88 _.23 .07 .08 .87 _.05

FACTOR 3

L88 L89

.07 .61

.87 .47

_.00 .00

A partir de los resultados resumidos en las Tablas Nº 32

y 33 se puede concluir que:

i) Existe un primer factor a la base de los ítems, asociado a

un 28,5 % de la varianza. Los ítems L83, L87 y L89 se

encuentran saturados em forma alta por el factor. Estos ítems

tienen en común el que identifican a un grupo de personas

organizadas en torno a lo ecológico. Tentativamente se puede

postular que es un factor de observación de la organización social en torno a lo ecológico. También podría ser visto como

un factor de rechazo social a los ecologistas.

Nótese, al observar la Tabla Nº 31, que, sin embargo, la

opinión de los jóvenes tiende a apoyar a estos grupos y sus

posiciones extremas. Podría interpretarse lo anterior como

indicador de tensión social en torno al control de las

conductas.

ii) Existe un segundo factor, asociado a un 19,5 de la

varianza. Los ítems L85 y L88 se saturan especialmente en

torno a este factor. Lo hace en menor media el ítem L89,

aunque la saturación es importante. El elemento en común que

tienen es que tratan del sentimiento que provoca la

contradicción entre ecologismo y desarrollo económico. Podría

postularse que se trata de un factor ecologismo_desarrollo

económico. Si se observa el comportamiento de los ítems en la

tabla Nº 31, queda claro que es un factor que divide tipos de

conciencia.

iii) Se puede identificar un tercer factor, asociado a un

12,8 % de la varianza. Los ítems L81 y L86 se saturan en

fuerte forma con el factor. Ambos tienen en común que tratan

sobre el control legal del asunto ecológico. Sería, pues, un

factor de control legal desde estos datos.

iv) Es importante, finalmente, señalar que los datos

sostienen de manera eficiente el constructo de la escala de

medición de la Actitud hacia la Legislación o Control del

Comportamiento en torno a lo Ecológico.

v) Además, los datos permiten identificar que se está sobre

un tema que divide opiniones.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->