Está en la página 1de 6

SECRETARÍA

GOBIERNO MINISTERIO
DE ESTADO
DE ESPAÑA DEL INTERIOR DE
SEGURIDAD

SEMINARIO SOBRE
“LA VIOLENCIA INTRAFAMILIAR CON ESPECIAL ATENCION A LA
VIOLENCIA DE GÉNERO”

Santa Cruz de la Sierra. Bolivia. 10-14 de mayo 2010

Durante los días del 10 al 14 de mayo 2010, se ha celebrado en la ciudad de Santa


Cruz de la Sierra (Bolivia), el Seminario sobre “La violencia Intrafamiliar con especial
atención a la Violencia de Género”, organizado conjuntamente por la Secretaria de
Estado de Seguridad del Ministerio del Interior del Reino de España y el Centro de
Formación de la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo
(AECID) en Santa Cruz de la Sierra.

Las delegaciones asistentes representaron a los siguientes países: Argentina, Bolivia,


Colombia, Costa Rica, Chile, Ecuador, España, Honduras, México, Nicaragua,
Paraguay, Perú, Uruguay y Venezuela. Las delegaciones presentes en el seminario,
representaban a diferentes Instituciones y estamentos públicos y privados, tales como la
Magistratura, Ministerio Publico, Fuerzas de Policía y Estructuras políticas y sociales,
además de Organizaciones No Gubernamentales, de los estados con competencias en
materia de violencia Intrafamiliar y de género.

Este seminario se enmarca dentro de la línea de continuidad que, con el objetivo de


apoyar el establecimiento de políticas integrales sobre Violencia Intrafamiliar y Violencia
de Género en Iberoamérica, se ha pretendido impulsar desde el Ministerio del Interior de
España en coordinación con la AECID. En este sentido cabe mencionar como
experiencias precedentes, los seminarios que tuvieron lugar en los Centros de
Formación de la AECID en Antigua (Guatemala) y Cartagena de Indias (Colombia)
sobre la problemática asociada a la Violencia de Género, durante los años 2007 y 2008
respectivamente.

De acuerdo al programa elaborado para el evento, las delegaciones presentes tuvieron


oportunidad de conocer en un primer momento, las novedades, tanto estructurales
como legislativas, que se hubieran podido producir en cada uno de los estados
presentes, en relación con el tratamiento, desde una perspectiva multidisciplinar, de la
Violencia Intrafamiliar y la Violencia de Género.

1
SEMINARIO SOBRE “LA VIOLENCIA INTRAFAMILIAR CON ESPECIAL ATENCIION A
LA VIOLENCIA DE GÉNERO”
Santa Cruz de la Sierra. Bolivia. 10 al14 de mayo 2010

Se constituyeron tres Mesas o Talleres de Trabajo, que estuvieron dedicadas a:

 AMBITO POLICIAL: LA FORMACION, ACTUACION Y COORDINACIÓN


POLICIAL EN MATERIA DE VIOLENCIA INTRAFAMILIAR Y DE GÉNERO.

 AMBITO JUDICIAL Y FISCAL: EL PROCESO PENAL EN LA VIOLENCIA


INTRAFAMILIAR. LA VIOLENCIA DE GENERO.

 AMBITO POLITICO/SOCIAL: POLITICAS INTEGRALES EN LOS ESTADOS


SOBRE LA VIOLENCIA INTRAFAMILIAR Y DE GÉNERO.

La Violencia Intrafamiliar y la violencia de Género se constituyen como uno de los


ataques más flagrantes a los derechos fundamentales más esenciales de las personas,
porque representa un ataque al derecho a la vida, a la integridad física, al libre
desarrollo de la personalidad, a la libertad y la seguridad, y supone además, una
agresión contra los principios básicos de toda organización social, como son la
protección a la familia y la infancia. Se entiende como violencia Intrafamiliar, todo aquel
tipo de violencia que tiene lugar dentro de la familia, ya sea que el agresor comparta o
haya compartido el mismo domicilio, y que comprende, entre otros, la violación, el
maltrato físico, psicológico, el abuso sexual, y las amenazas de tales actos. Es la que
tiene lugar entre personas relacionadas afectivamente y por lazos de parentesco, como
son marido y mujer, contra los ascendientes y descendientes o contra los menores que
viven en un mismo hogar e incluye violencia física, sexual, psicológica e incluso
emocional. La violencia de género es la que sufre la mujer, por el mero hecho de serlo,
como una de las manifestaciones más crueles de la desigualdad entre hombres y
mujeres, y para mantener el papel de subordinación de éstas en los distintos ámbitos de
relación social, y, especialmente, en el ámbito de la pareja, por parte de aquéllos
varones que sean o hayan sido sus cónyuges o estén o hayan estado relacionadas con
ella por análogas relaciones de afectividad, y se traduce, igualmente, en violencias
físicas, sexuales o psicológicas así como en las amenazas de tales actos y otros actos
contra la libertad de las víctimas.

La Violencia Intrafamiliar y en especial la violencia de Género deben ser consideradas


como un problema público y social de primera magnitud. Los Estados no pueden ser
ajenos a este tipo de violencia, debiendo desarrollar todas sus capacidades y esfuerzos
en el desarrollo de políticas integrales contra estos tipos de violencia. Igualmente se
debe exigir a todos los estados que establezcan los mecanismos adecuados para
favorecer la plena igualdad entre hombres y mujeres, favoreciendo la plena integración
de la mujer, en igualdad de oportunidades, en todos los ámbitos de la vida publica,
social y laboral.

2
SEMINARIO SOBRE “LA VIOLENCIA INTRAFAMILIAR CON ESPECIAL ATENCIION A
LA VIOLENCIA DE GÉNERO”
Santa Cruz de la Sierra. Bolivia. 10 al14 de mayo 2010
Durante la primera etapa del seminario y a través de las exposiciones de las diferentes
delegaciones, se pudo comprobar que, desde un punto de vista legislativo o normativo,
diferentes son los enfoques de los estados con relación al tratamiento de la violencia de
género o contra la mujer. En este sentido, algunos estados han desarrollado normas
legales que integran la violencia contra la mujer, dentro del ámbito intrafamiliar o
domestico. Otras legislaciones nacionales sin embargo, establecen una diferenciación
clara entre los ataques y agresiones que pueda sufrir la mujer, sea dentro o fuera del
ámbito intrafamiliar. Finalmente se pudo comprobar que todavía existen legislaciones
nacionales que carecen de una normativa específica en relación con la violencia contra
la mujer.

A partir de las exposiciones, puestas en común y análisis de las diversas dimensiones


del fenómeno, los delegados de los países representados en el Seminario resolvieron
acordar las siguientes:

CONCLUSIONES

1. Se constata la importancia de impulsar la implementación de leyes integrales en la


lucha contra la violencia intrafamiliar, con especial referencia a la violencia de
género, mediante la aplicación de medidas multidisciplinares que permitan la
intervención en todas las fases del ciclo de la violencia de género. Para ello, se hace
necesario que los poderes públicos doten de presupuestos y recursos específicos a
este tipo de leyes.

2. Se deben establecer medidas de sensibilización y prevención, cobrando especial


importancia las referidas a: el sistema educativo, medios de comunicación
(tratamiento de la noticia, campañas de sensibilización, etc.) y ámbito
sanitario (manuales de detección precoz y protocolos de actuación).

3. Se constata la necesidad de impulsar la profesionalización de los agentes que


intervienen en las fases de la violencia. Es fundamental la formación de todos estos
actores (profesorado, personal sanitario, fuerzas y cuerpos de seguridad, sistema
judicial, etc.).

4. Se considera necesario crear recursos que aseguren la asistencia social integral de


las mujeres víctimas de violencia de género, así como la de sus hijos e hijas,
abarcando, al menos, los siguientes aspectos:

- Derecho a la información.
- Asistencia psicológica especializada.
- Apoyo educativo a los hijos e hijas.
- Creación de recursos de acogida.
- Apoyo a la inserción sociolaboral.

3
SEMINARIO SOBRE “LA VIOLENCIA INTRAFAMILIAR CON ESPECIAL ATENCIION A
LA VIOLENCIA DE GÉNERO”
Santa Cruz de la Sierra. Bolivia. 10 al14 de mayo 2010

Por ello, también es necesario considerar a los hijos e hijas de las mujeres
víctimas de la violencia de género como víctimas de esta violencia, tratando
de impulsar la creación de recursos específicos para su atención.

5. Se considera necesario fomentar medidas de coordinación entre todas las


instituciones y actores que intervienen en la lucha contra la violencia
intrafamiliar.

6. Se constata la necesidad de generar mecanismos que garanticen la


accesibilidad a los recursos por parte de todas las mujeres víctimas de la
violencia de género, prestando especial atención a las especificidades de las
mujeres extranjeras inmigrantes, mujeres con discapacidad, mujeres que
habitan en el ámbito rural, mujeres indígenas, mujeres con problemas de
alfabetización.

7. Se considera conveniente elaborar mecanismos homogéneos de recogida


de datos estadísticos para el conocimiento real y objetivo del problema de la
violencia intrafamiliar. La recogida de estos datos es fundamental para la
elaboración de políticas públicas.

8. Se constata la necesidad de elaborar indicadores objetivos para poder hacer


un seguimiento y evaluación de las políticas contra la violencia intrafamiliar.
El seguimiento y la evaluación son fundamentales para conocer el impacto
real de estas medidas y políticas. Asimismo, son esenciales para aprender de
los errores y reconducir y eliminar las medidas ineficientes. Todo ello, con el
objetivo de mejorar la respuesta ante el fenómeno de la violencia
intrafamiliar.

9. Se constata la necesidad de que se establezcan leyes especiales en este tipo de


procesos que permitan una tramitación más ágil, con el menor coste de victimización
secundaria posible, y que establezcan un sistema de medidas cautelares adecuado
para garantizar la protección integral de las víctimas a lo largo de todo el
procedimiento.

10. La mediación en los procesos penales por supuestos de Violencia de Género debe
estar totalmente excluida

11. Es necesaria la creación de Juzgados y Fiscalías especializados para conocer en


exclusividad de las causas por violencia de género, y que se ocupen de la
resolución tanto de la causa penal como del procedimiento de familia entre los
implicados. Asimismo, debe garantizarse la formación especializada y obligatoria de
los Jueces, Fiscales y demás personal al servicio de la Administración de Justicia
que esté destinado en dichos órganos.

4
SEMINARIO SOBRE “LA VIOLENCIA INTRAFAMILIAR CON ESPECIAL ATENCIION A
LA VIOLENCIA DE GÉNERO”
Santa Cruz de la Sierra. Bolivia. 10 al14 de mayo 2010

12. Deben tenerse en cuenta las dificultades probatorias en este tipo de procesos, para
implementar las actuaciones necesarias que coadyuven en el mejor esclarecimiento
de estos delitos, en un doble sentido. Por una parte, en la necesidad de prestar el
adecuado apoyo y atención a la víctima, que le permita afrontar el procedimiento
con suficiente fuerza, y, por otra, en la de prestar especial atención a la
incorporación de pruebas indirectas (testimonios policiales o de terceros, informes
de lesiones especialmente detallados, incorporación de fotografías, etc.), que
puedan constituirse en pruebas de cargo válidas para probar los hechos violentos,
cuando no se pueda contar con el testimonio de la víctima. A este respecto, se
constata la conveniencia de impulsar la implantación de Protocolos Comunes de
Actuación en el ámbito sanitario, en supuestos de Violencia Intrafamiliar y de
Género.

13. Debe garantizarse la asistencia jurídica a las víctimas de estos delitos, durante todo
el procedimiento, desde su inicio, por medio de profesionales que cuenten con la
adecuada formación especializada en la materia, y que aseguren el necesario
asesoramiento de la víctima en todo tipo de procesos relacionados con la situación
de violencia que padece, independientemente de sus recursos económicos.

14. Deben impulsarse programas de rehabilitación de los maltratadores, y condicionar la


concesión de los beneficios asociados a la ejecución de las penas privativas de
libertad a que el penado se someta a tratamientos formativos y de reeducación
relativos a la violencia intrafamiliar y de género.

15. Se constata la necesidad de coordinar las actuaciones de las distintas instituciones y


operadores que inciden sobre la violencia de género, con el objetivo de lograr una
mayor eficacia y coherencia en las actuaciones de cada uno de ellos, mediante la
realización de Convenios o Protocolos de Actuación, que establezcan los catálogos
de buenas prácticas dirigidas a obtener los mejores resultado en la persecución de
los violentos y en la protección de las víctimas.

16. Las fuerzas y cuerpos de policía tienen un papel primordial en lo que se refiere a la
lucha contra la Violencia Intrafamiliar, especialmente, en la lucha contra la Violencia
de Género. Es por ello, por lo que los miembros de estas Fuerzas y Cuerpos de
Seguridad deben tener una formación específica en esta materia. Formación que
debe figurar en su correspondiente Plan de Formación (malla curricular) de forma
permanente y realizarse a diferentes niveles, desde formación básica hasta la
especializada para los policías que integrarán las unidades de investigación de
estos hechos. Se debe desarrollar también la formación en cadena, de tal manera
que esta capacitación sea planteada como formación de formadores. Así mismo, se
considera relevante la necesidad de que esta formación sea multidisciplinar, es
decir, que en la misma colaboren otros organismos implicados en esta materia:
órganos judiciales, servicios sociales, sanidad, instituciones penitenciarias, etc.

5
SEMINARIO SOBRE “LA VIOLENCIA INTRAFAMILIAR CON ESPECIAL ATENCIION A
LA VIOLENCIA DE GÉNERO”
Santa Cruz de la Sierra. Bolivia. 10 al14 de mayo 2010
17. Las víctimas de violencia intrafamiliar pueden acudir a cualquier dependencia
policial con el fin de solicitar auxilio y protección, es por ello, por lo que se considera
necesario hacer extensivas las unidades especializadas en el ámbito nacional. Es
necesario que estas unidades sean mixtas, es decir, estén compuestas por hombres
y mujeres. Y en aquellas Unidades policiales donde no existan especialistas se
deben articular mecanismos para intercambios de comunicación e información con
las Unidades especializadas.

18. Es conveniente la creación de un Manual de Procedimiento Policial en el que se


haga constar todas las actuaciones que un policía debe hacer ante un caso de
violencia intrafamiliar y de género. De este procedimiento policial deben tener
conocimiento los policías que trabajen en unidades especializadas, así como, el
resto de policías que no trabajen en ellas ya que pueden ser requeridos para actuar
en cualquier momento y deben poseer los conocimientos básicos de actuación y de
atención con estas víctimas. Esta Guía Procedimental, entre otros puntos, deberá
recoger que el atestado policial será claro y preciso, plasmando el testimonio de las
victimas en toda su extensión y detalle, al objeto de proporcionar a las autoridades
judiciales y fiscales el debido conocimiento de la realidad acontecida.

19. Debe existir un fichero donde se registren todas las actuaciones policiales referentes
a la violencia intrafamiliar y de género con especificación y recogida de todos
aquellos datos que hagan constatar el fenómeno de este tipo de violencia de
manera fehaciente.

20. Se deberá asegurar la necesaria coordinación entre los servicios de salud, de


atención / asistencia a las victimas, órganos judiciales y las fuerzas policiales. Para
articular esta relación entre todos los organismos y entes implicados se hace
necesaria la existencia de Protocolos de Coordinación entre estas instancias.