P. 1
material_instruccional_diseno_instruccional

material_instruccional_diseno_instruccional

|Views: 1.883|Likes:
Publicado porrafagallardo58

More info:

Published by: rafagallardo58 on Apr 08, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/08/2013

pdf

text

original

Al abordar el tema de medios y materiales pareciera que sólo están

involucradas la pedagogía, la didáctica y la tecnología, haciendo de lado las

teorías del aprendizaje. A partir de la concepción de aprendizaje que tenga quien

diseñe los programas educativos a distancia, dependerá de la selección de los

medios y los tipos de materiales didácticos que se utilicen.

Esta concepción de aprendizaje marca la estrategia metodológica, la

elaboración de los objetivos, las actividades y la evaluación del aprendizaje. A

continuación se presentan algunas concepciones de aprendizaje a partir de la

teoría psicológica que la sustenta.

Conductismo

Para los conductistas el aprendizaje es cualquier cambio relativamente

permanente en la conducta del sujeto, que no se deba a la maduración sino a la

práctica.

15

El conductismo se basa en los cambios observables en la conducta del

sujeto, enfocándose en la repetición de patrones de conducta hasta que éstos se

realizan de manera automática, se concentra en conductas que se pueden

observar y medir. Good y Brophy (citados por Chan, Galeana y Ramírez, 2006)

ven a la mente como una caja negra en el sentido de que las respuestas a

estímulos se pueden observar cuantitativamente ignorando la posibilidad de todo

proceso que pueda darse en el interior de la mente. Los teóricos de este teoría

suponen que el conocimiento existe de forma externa al sujeto es decir la pizarra

será verde si es observada por el sujeto 1 hasta el sujeto 50 o 100.

¿Cómo ocurre el aprendizaje?

El conductismo iguala al aprendizaje con los cambios en la conducta

observable, bien sea respecto a la forma o a la frecuencia de esas conductas. El

aprendizaje se logra cuando se demuestra o se exhibe una respuesta apropiada a

continuación de la presentación de un estímulo ambiental específico. Por ejemplo,

cuando le presentamos a un estudiante la ecuación matemática "2 + 4 = ?", el

estudiante contesta con la respuesta "6". La ecuación es el estímulo y la

contestación apropiada es lo que se llama la respuesta asociada a aquel estímulo.

Los elementos claves son, entonces, el estímulo, la respuesta, y la asociación

entre ambos.

El conductismo focaliza en la importancia de las consecuencias de estas

conductas y mantiene que las respuestas a las que se les sigue con un refuerzo

tienen mayor probabilidad de volver a sucederse en el futuro.

¿Cuáles tipos de aprendizaje se explican mejor por esta posición?

Los conductistas intentan prescribir estrategias que sean más útiles para

construir y reforzar asociaciones estímulo-respuesta, incluyendo el uso de "pistas"

o "indicios" instruccionales práctica y refuerzo. Estas prescripciones,

generalmente, han probado ser confiables y efectivas en la facilitación del

aprendizaje que tiene que ver con discriminaciones (recuerdo de hechos),

generalizaciones (definiendo e ilustrando conceptos), asociaciones (aplicando

explicaciones), y encadenamiento (desempeño automático de un procedimiento

16

especificado). Sin embargo, generalmente se acepta que los principios

conductuales no pueden explicar adecuadamente la adquisición de habilidades de

alto nivel o de aquellas que requieren mayor profundidad de procesamiento (por

ejemplo: desarrollo del lenguaje, solución de problemas, generación de

inferencias, pensamiento crítico).

¿Cómo debe estructurarse la instrucción para facilitar el aprendizaje?

La meta de la instrucción para los conductistas es lograr del estudiante la

respuesta deseada cuando se le presenta un estímulo. Para obtener esto el

estudiante debe saber como ejecutar la respuesta apropiada, así como también

las condiciones bajo las cuales tal respuesta debe hacerse. Por consiguiente, la

instrucción se estructura alrededor de la presentación del estímulo y de la

provisión de oportunidades para que el estudiante practique la respuesta

apropiada. Para facilitar la conexión de los pares estímulo-respuestas, la

instrucción frecuentemente emplea "pistas" o "indicios" para provocar inicialmente

la "extracción" de la respuesta. También usa refuerzo para fortalecer respuestas

correctas ante la presencia del estímulo.

Por ejemplo, se puede esperar que un gerente de recursos humanos recién

contratado, organice la agenda para una reunión de acuerdo al formato específico

de la compañía. El estímulo (la orden verbal "hacer la agenda de la reunión de

acuerdo al formato") no logra inicialmente la respuesta correcta ni tampoco el

gerente tiene la capacidad para darla. Sin embargo, mediante la presentación

repetida de "pistas" o "indicios" (por ejemplo, modelos completos de agendas

pasadas, modelos en blanco organizados en el formato estándar) apareados con

el estímulo de comando verbal, el gerente comienza a dar las respuestas

apropiadas. Aunque las respuestas iniciales podrían no estar perfectamente en el

formato correcto, la práctica y el refuerzo repetido moldean la respuesta hasta que

llega a ejecutarse correctamente. Finalmente el aprendizaje se demuestra cuando,

ante la orden de darle formato a una agenda de reunión, el gerente de manera

confiable organiza la agenda de acuerdo a los estándares de la compañía y lo

hace sin usar modelos o ejemplos previos.

17

Cognoscitivismo

El cognoscitivismo (cognoscente=conocimiento) se basa en los procesos

que tienen lugar atrás de los cambios de conducta, los cuales son observados

para usarse como indicadores para entender lo que está pasando en la mente del

que aprende. Los teóricos del cognoscitivismo ven el proceso de aprendizaje

como la adquisición o reorganización de las estructuras cognitivas a través de las

cuales las personas procesan y almacenan la información (Good y Brophy, citados

por Chan, Galeana y Ramírez, 2006).

¿Cómo ocurre el aprendizaje?

El aprendizaje resulta cuando la información es almacenada en la memoria

de una manera organizada y significativa. Los maestros y diseñadores son

responsables de que el estudiante realice esa organización de la información de

una forma óptima. Los diseñadores usan técnicas tales como organizadores

avanzados, analogías, relaciones jerárquicas, y matrices, para ayudar a los

estudiantes a relacionar la nueva información con el conocimiento previo. El

aprendizaje se concreta cuando un estudiante entiende como aplicar el

conocimiento en diferentes contextos. El estudiante es visto como un participante

muy activo del proceso de aprendizaje.

¿Cuáles tipos de aprendizaje se explican mejor con esta teoría?

Debido al énfasis en las estructuras mentales, se considera a las teorías

cognitivas más apropiadas para explicar las formas complejas de aprendizaje

(razonamiento, solución de problemas, procesamiento de información) que las

teorías conductistas (Schunk, 1991 mencionado por Ertmer y Newby, 1993). Sin

embargo, es importante indicar que la meta real de instrucción para ambas

perspectivas a menudo es la misma: comunicar o transferir conocimiento a los

estudiantes en la forma más eficiente y efectiva posible (Bednar y otros, 1991,

mencionados por Ertmer y Newby, 1993). Dos técnicas que usan ambas

perspectivas para lograr esta eficiencia y efectividad en la transferencia de

conocimientos son la simplificación y la estandarización. Esto es, el conocimiento

puede ser analizado, desglosado y simplificado en bloques de construcción

18

básicos. Por ejemplo, a los participantes en un taller de habilidades de gerencia

efectiva se les presenta la información en la cantidad justa para que puedan

asimilar y/o acomodar la nueva información tan pronto y tan fácil como sea

posible. Los conductistas enfatizarían en el diseño del ambiente para optimar que

la conducta se manifieste, mientras que los cognitivistas dedicarían su énfasis a

las estrategias eficientes de procesamiento.

¿Cómo debe estructurarse la instrucción para facilitar el aprendizaje?

Las teorías cognitivas enfatizan que el conocimiento sea significativo y que

se ayude a los estudiantes a organizar y relacionar nueva información con el

conocimiento existente en la memoria.

Debe organizarse la información de tal manera que los estudiantes sean

capaces de conectar la nueva información con el conocimiento existente en alguna

forma significativa. Las analogías y las metáforas son ejemplos de este tipo de

estrategia cognitiva.

Otras estrategias cognitivas pueden incluir, por ejemplo, el uso del

subrayado, la esquematización, los mapas de concepto y los organizadores

avanzados (West, Farmer y Wolff, 1991; mencionados por Ertmer y Newby, 1993).

Considere el siguiente ejemplo de una situación de aprendizaje utilizando

un enfoque cognitivo:

A un gerente en el departamento de adiestramiento de una gran

corporación se le ha pedido enseñarle a un nuevo empleado como hacer un

análisis costo-beneficio para un proyecto de desarrollo. En este caso se asume

que el empleado no tiene experiencias previas con esa tarea en un ambiente de

negocios. Sin embargo, haciéndole relacionar esta nueva tarea con

procedimientos muy similares con los cuales el empleado ha tenido más

experiencia, el gerente puede facilitar una asimilación más suave y eficiente de

este nuevo procedimiento en la memoria. Estos procedimientos familiares

pudieran incluir el proceso mediante el cual el individuo distribuye su salario

mensual, como toma una decisión respecto a la compra de un artículo de lujo, o

19

incluso como determina y establece prioridades sobre los gastos de un fin de

semana. Los procedimientos para tales actividades pueden no corresponderse

con un análisis costo-beneficio, pero la semejanza entre las actividades permite

que la información no familiar se coloque dentro de un contexto familiar. De esta

forma, se reducen los requerimientos de procesamiento y se incrementa la

efectividad potencial de los "apuntadores" o "pistas" para las conexiones.

Según Chan, Galeana y Ramírez (2006), en el caso del conductismo, el

instructor busca un método más eficiente a prueba de fallas para que su aprendiz

logre su objetivo, para lo cual subdivide una tarea en pequeñas etapas de

actividades. Por su parte, el investigador cognoscitivista analizaría una tarea, la

segmentaría en pequeñas partes y utilizaría esa información para desarrollar una

estrategia que va de lo simple a lo complejo.

Constructivismo

Para el constructivismo, el conocimiento no es una copia de la realidad, sino

una construcción que hace la persona misma. Esto significa que el aprendizaje no

es un asunto sencillo de transmisión, internalización y acumulación de

conocimientos sino un proceso activo de parte del alumno en ensamblar, extender,

restaurar e interpretar, y por lo tanto de construir conocimiento desde los recursos

de la experiencia y la información que recibe.

Coll señala que la cuestión clave de la educación está en asegurar la

realización de aprendizajes significativos, a través de los cuales el alumno

construye la realidad atribuyéndole significados. Para tales fines, el contenido

debe ser potencialmente significativo y el alumno debe tener una actitud favorable

para aprender significativamente. Coll plantea que la significatividad está

directamente vinculada a la funcionalidad y dice que: ³cuanto mayor sea el grado

de significatividad del aprendizaje realizado, tanto mayor será también su

funcionalidad´.

¿Cómo ocurre el aprendizaje?

20

El constructivismo es una teoría que equipara al aprendizaje con la creación

de significados a partir de experiencias (Bednar y otros, 1991). Los constructivistas

creen que la mente filtra lo que nos llega del mundo para producir su propia y

única realidad (Jonassen, 1991).

Los humanos crean significados, no los adquieren. Dado que de cualquier

experiencia pueden derivarse muchos significados posibles, no podemos

pretender lograr un significado predeterminado y ³correcto´. Los estudiantes no

transfieren el conocimiento del mundo externo hacia su memoria; más bien

construyen interpretaciones personales del mundo basadas en las experiencias e

interacciones individuales. Es innecesaria la mera adquisición de conceptos o

detalles fijos, abstractos o autocontenidos. Para ser exitoso, significativo y

duradero, el aprendizaje debe incluir los tres factores cruciales siguientes:

actividad (ejercitación), concepto (conocimiento) y cultura (Bednar y otros, 1991).

¿Cuáles tipos de aprendizaje se explican mejor con esta teoría?

Jonassen (1991), ha descrito tres etapas en la adquisición del conocimiento

(introductorio, avanzado y experto) y argumenta que los ambientes de aprendizaje

constructivo son más efectivos en las etapas de adquisición de conocimiento

avanzado, donde los prejuicios y malinterpretaciones iniciales adquiridas durante

la etapa introductoria pueden ser descubiertos, negociados, y si es necesario,

modificados o eliminados. Jonassen está de acuerdo en que la adquisición de

conocimiento introductorio se logra mejor a través de enfoques más objetivistas

(conductistas y/o cognitivos) pero sugiere una transición al enfoque constructivista

en la medida que los estudiantes adquieran mayor conocimiento, lo que les

proporciona el poder conceptual requerido para enfrentar los problemas complejos

y poco estructurados.

¿Cómo debe estructurarse la instrucción para facilitar el aprendizaje?

El diseñador constructivista especifica los métodos y estrategias

instruccionales que ayudarán al estudiante explorar activamente

tópicos/ambientes complejos y/o temas y lo conducirá a pensar en un área

determinada como pensaría un experto de este campo.

21

Un concepto esencial en el enfoque constructivista es que el aprendizaje

siempre toma lugar en un contexto y que el contexto forma un vínculo inexorable

con el conocimiento inmerso en él (Bednar y otros, 1991). Por lo tanto, la meta de

la instrucción es describir las tareas con precisión y no es definir la estructura del

aprendizaje requerido para lograr una tarea. Si el aprendizaje se descontextualiza,

hay poca esperanza de que la transferencia ocurra. Uno no aprende a usar un

grupo de herramientas siguiendo simplemente una lista de reglas. Un uso

apropiado y efectivo ocurre cuando se enfrenta al estudiante con el uso real de las

herramientas en una situación real.

Aún cuando el énfasis se sitúa en la construcción por parte del estudiante,

el papel del diseñador de instrucción o del maestro sigue siendo crítico (Reigeluth,

1989). En este punto las responsabilidades del diseñador son dobles: (1) instruir al

estudiante sobre como construir significados y como conducir, evaluar y actualizar

efectivamente esas construcciones y (2) diseñar y ajustar experiencias para el

estudiante de manera que los contextos puedan experimentarse de forma

auténtica y coherente.

Jonassen señala que la diferencia entre el diseño instruccional para el

constructivismo y el objetivismo (conductismo y cognoscitivismo), es que el diseño

basado en objetivos tiene salidas predeterminadas e interviene en el proceso de

aprendizaje para crear esquemas predeterminados de la realidad de un concepto

en la mente del que aprende; mientras que el constructivismo se reserva porque

las salidas del aprendiz generalmente son impredecibles, la instrucción debe

reforzar, más no moldear el aprendizaje.

Los avances tecnológicos de los 80´s y 90´s han permitido a los

diseñadores instruccionales moverse más hacia el constructivismo. Una de las

herramientas más útiles de los diseñadores instruccionales constructivistas es el

hipertexto y la hipermedia porque les permite diseños ramificados en lugar de

lineales como tradicionalmente se han hecho. Las hiperligas para los estudiantes

es un buen medio de control indispensable para el aprendizaje constructivista;

aunque han surgido algunas preocupaciones en torno a los aprendices novatos,

22

como que se puedan ³perder´ en el océano de hipermedia. Para atender este

riesgo, Jonassen y McAlleese (Jonnassen y McAlleese, en línea) hacen notar que

cada etapa de la adquisición de conocimiento requiere de tipos diferentes de

aprendizaje y que la adquisición del conocimiento inicial, tal vez sea mejor

realizarla mediante la instrucción tradicional con salidas de aprendizaje

predeterminadas, interacción secuencial determinada y evaluaciones con criterios

referenciados, mientras que una fase más avanzada de adquisición de

conocimientos se ajusta mejor a ambientes constructivistas.

Una buena parte de la literatura sobre diseño instruccional constructivista

recomienda que, no se deje suelto al aprendiz en los ambientes de hipermedia o

hipertexto y que se planteen algunas instrucciones y estrategias de aprendizaje

mezclando criterios constructivistas con tradicionales.

Concluyendo

Cuando se diseña desde la posición conductista/cognoscitivista, el

diseñador analiza la situación y el conjunto de metas a lograr. Las tareas o

actividades individuales se subdividen en objetivos de aprendizaje. La evaluación

consiste en determinar si los criterios de los objetivos se han alcanzado. En esta

aproximación el diseñador decide lo que es importante aprender para el estudiante

e intenta transferirle ese conocimiento. El paquete de aprendizaje es de alguna

manera un sistema cerrado, a pesar de que estaría abierto en algunas

ramificaciones o remediaciones, aquí, el aprendiz de cualquier manera está

confinado al ³mundo´ del diseñador o del instructor.

Para el diseño desde una aproximación constructivista se requiere que el

diseñador produzca estrategias y materiales de naturaleza mucho más facilitadora

que prescriptiva. Los contenidos no se especifican, la dirección es determinada

por el que aprende y la evaluación es mucho más subjetiva ya que no depende de

criterios cuantitativos específicos, pero en su lugar se evalúan los procesos y el

aprendiz realiza autoevaluaciones. La prueba a base de papel y lápiz estándar de

dominio de aprendizajes no se usa en un diseño instruccional constructivista; en

23

su lugar se realizan evaluaciones basadas en resúmenes o síntesis, trazos,

productos acabados y publicaciones. (Assessment, en línea).

Una aproximación ecléctica (combinar lo mejor de las diferentes teorías)

para el Diseño Instruccional

El intentar atar al diseño instruccional a una teoría en particular es como

poner a la escuela contra el mundo real. Lo que aprendemos en el ambiente

escolar no siempre tiene empatía o tiene aplicación en el mundo real; al igual, las

teorías, no siempre se cumplen en la práctica (en el mundo real). Desde una

perspectiva pragmática, la tarea del diseñador instruccional es la de encontrar

aquellas cosas que si funcionan y aplicarlas.

¿Qué funciona del conductismo, del cognoscitivismo y del constructivismo?

Y ¿Cómo integrar eso que funciona para obtener el mejor enfoque en el diseño de

la propia aproximación instruccional?

Antes que nada, se debe asegurar el mantener un enfoque sistémico del

asunto, buscando modificar los elementos para lograr un mayor valor

constructivista (mayor énfasis constructivista). Se habrá de tolerar circunstancias

que rodean a la situación de aprendizaje con el fin de tener un punto de palanca

que permita decidir sobre la mejor aproximación teórica del aprendizaje. Será

necesario estar consciente de que algunos problemas de aprendizaje requerirán

de soluciones altamente prescriptivas, mientras que otras serán más adecuadas

para el ambiente de aprendizaje donde el aprendiz tiene más control (Schwier,

1995)

Jonnassen, identifica las siguientes situaciones de aprendizaje y los

relaciona con la teoría que él considera más adecuada.

1. Aprendizaje introductorio ± Los aprendices tienen muy poco conocimiento

previo transferible directamente o habilidades acerca de los contenidos. Se

encuentran al inicio del ensamble e integración del esquema. En esta etapa el

diseño instruccional clásico es el más adecuado porque está determinado, es

restringido, es secuencial y se usan referencias. Esto permitirá a los estudiantes

24

desarrollar sus propias anclas que les sirvan como referencia para futuras

exploraciones.

2. Adquisición de conocimientos avanzados ± Los siguientes conocimientos

introductorios y los conocimientos más especializados posteriores, se pueden

lograr mediante una aproximación constructivista no muy intensa.

3. La adquisición de conocimientos expertos, la etapa final, en la que el

aprendiz es capaz de tomar decisiones inteligentes dentro del ambiente de

aprendizaje, la aproximación constructivista funcionará espléndidamente bien.

Una aproximación conductista puede facilitar el dominio de contenidos de

una disciplina (saber que); las estrategias cognitivas son útiles para enseñar la

solución de problemas ± tácticas de solución en las que los hechos están definidos

y las reglas se aplican en situaciones no familiares (saber como) y las estrategias

constructivistas son adecuadas, especialmente, para abordar problemas mal

planteados mediante la acción de reflexión (Ertmer y Newby, 1993).

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->