P. 1
Planicies Litorales

Planicies Litorales

|Views: 2.249|Likes:
Publicado porBelen Cabello

More info:

Categories:Types, School Work
Published by: Belen Cabello on Apr 08, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/22/2013

pdf

text

original

Planicies Litorales

Este rasgo del relieve del territorio de Chile esta conformado por un conjunto de planicies y terrazas costeras que se desarrollan entre la Cordillera de la Costa y el mar, aunque de manera discontinua en la zona norte del país, y en forma más estable en adelante hasta el canal de Chacao. Popularity: 2% [?] En la zona del Norte Grande, como consecuencia de la presencia del denominado farellón costero, las Planicies Litorales son relativamente escasas, convirtiéndose esta en una circunstancia que dificulta la ocupación humana de esta parte del territorio. Sin embargo, en aquellas zonas en donde las planicies son más anchas (entre 3 y 5 kilómetros) se ubican las ciudades más grandes e importantes del Norte Grande: Iquique, Antofagasta, Tocopilla y Taltal; estos núcleos urbanos concentran la mayor densidad de población de la zona, en gran medida porque estas planicies favorecen el establecimiento de centros de portuarios que catalizan la economía de toda la región. En la región del Norte Chico, como consecuencia de la presencia de los valles transversales, las Planicies Litorales alcanzan una mayor amplitud debido a que por la discontinuidad que caracteriza a la Cordillera de la Costa, las planicies logran empalmarse directamente con la Depresión Intermedia. El mayor ancho de las Planicies Litorales se ubica en la zona de La Serena-Coquimbo, en donde alcanza un ancho máximo de 30 kilómetros, una situación que facilita la ocupación humana y el desarrollo de las comunicaciones terrestres. En las postrimerías del Norte Chico, al sur del río Limarí, las Planicies Litorales tienden a estrecharse para luego reaparecer en forma más clara en la región de Valparaíso. En la zona central, tras la ribera sur del río Aconcagua y hasta las proximidades de Constitución, las Planicies Litorales recuperan amplitud y adquieren mayor continuidad, lo que genera condiciones físicas propicias para el desarrollo de asentamientos humanos. Posteriormente, en la zona comprendida entre Constitución y Concepción, las Planicies Litorales sufren la alternancia entre farellones y acantilados y estrechas planicies que progresivamente se van reduciendo. En la zona sur, tras la desembocadura del río Biobío, y contiguo al Golfo de Arauco, las Planicies Litorales alcanzan mayor amplitud anticipándose a la Cordillera de Nahuelbuta. Entre los ríos Imperial y Toltén, y desde la zona de Maullín y hasta el canal de Chacao, el límite entre las Planicies Litorales y la Cordillera de la Costa es cada vez más difuso y la primera macroforma tiende a reemplazar al cordón costero, y de hecho, logra comunicarse directamente con la Depresión Intermedia. En la zona occidental de la isla de Chiloé, las Planicies Litorales son apenas perceptibles, y manifiestan una escasa presencia en torno al golfo de Ancud y Cucao; y finalmente, las Planicies Litorales reaparecen por última vez en la isla Guafo.

La relevancia de las Planicies Litorales es significativa pues posibilitan el desarrollo de importantes centros urbanos, los que permiten una gran actividad portuaria y pesquera; además, la presencia de las Planicies Litorales facilita el establecimiento de vías terrestres de comunicación que conectan al interior del territorio nacional con los mercados internacionales, y por el desarrollo de actividades agrícolas, industriales y turísticas.
Cordillera de la Costa La Cordillera de la Costa es una macroforma del relieve chileno tiene como principal característica ser un rasgo exclusivo de la geografía chilena. La Cordillera de la Costa se extiende desde el cerro Camaraca, ubicado 20 kilómetros al sur de Arica, hasta la península de Taitao; a lo largo de su extensión, la Cordillera de la Costa posee importantes alturas, aunque nunca semejantes a las presentes en la Cordillera de los Andes. Popularity: 2% [?] En la región del Norte Grande, la Cordillera de la Costa se presenta maciza y compacta, exhibiendo una altura de 1.500 metros de altura y con un ancho de 50 kilómetros en promedio; debido a esta circunstancia, observada desde la perspectiva occidental aparece como un ancho farellón costero que choca violentamente con el océano. La máxima altura del cordón costero en el Norte Grande se halla en la denominada sierra Vicuña Mackenna, una zona en la que alcanza una altura de 3.000 metros en promedio. Debido a estas características, la Cordillera de la Costa realiza la función de biombo climático al impedir la llegada de la humedad costera al interior del territorio. En la zona del Norte Chico, la Cordillera de la Costa se dispone en la forma segmentada y discontinua debido a la presencia de los cordones transversales que caracterizan la geografía del Norte Chico. En esta región, el cordón costero es fuente de ricos yacimientos de cobre, hierro y oro. En la zona central, la macroforma de la Cordillera de la Costa se presenta maciza y con alturas que se elevan por sobre los 2.000 metros, como ocurre con los cerros Roble, el cerro Las Vizcachas y el cerro la Campana. Hasta el río Rapel, las formas del cordón costero son bien definidas, y presenta la existencia de valles intermontanos en los que se han establecido diversos pueblos como Quilpue, Quillota, Villa Alemana y Curacaví, en los que sus habitantes practican principalmente actividades agrícolas. Avanzando hacia el sur, la Cordillera de la Costa comienza a perder altura en forma progresiva, hasta ser cortada por las aguas del río Biobío. En este sector del territorio, la poca fertilidad de los suelos que componen el cordón costero impide el desarrollo de una agricultura de extensión, por lo que los cultivos desarrollados en sus cercanías son de carácter intensivo. A medida que la Cordillera de la Costa se interna en el sur, aumentan progresivamente las plantaciones de forestales, principalmente de pino insigne y eucalipto; la excepción a esta situación se halla en las cuencas de Cauquenes y de Qurihue, en las que debido a la existencia de microclimas y a la presencia de suelos fértiles la actividad agrícola se desarrolla a gran escala.

En la zona sur la Cordillera de la Costa se manifiesta discontinua y recibe distintos nombres. De hecho, el segmento que se extiende entre los ríos Biobío y Nueva Imperial, el cordón costero se conoce como Cordillera de Nahuelbuta y alcanza una altura promedio de 1.400 metros, una circunstancia que impide que precipitaciones de gran envergadura ingresen a las localidades del interior. Más al sur, el nombre del macizo costero cambia a Cordillera de Mahuidanchi, siendo su principal característica el brusco descenso de su altura, que en esta región sólo llega hasta los 400 metros de altura, y los altos índices de erosión que presentan sus suelos. Entre los ríos Valdivia y Bueno, la Cordillera de la Costa recupera levemente su altura, alcanzando los 500 metros de promedio en la ahora denominada Cordillera Pelada, aunque un poco más al sur vuelve a cambiar de nombre y se conoce como Cordillera del Zarao. En última instancia, en la isla de Chiloé, la Cordillera de la Costa se manifiesta mediante los cordones de Piuché y Pirulil. De la misma forma en que indicamos en un comienzo, la Cordillera de la Costa presenta sus últimos vestigios en las islas Guaitecas y en el archipiélago de los Chonos, para desaparecer finalmente en la parte occidental de la península de Taitao. La importancia de esta macroforma del relieve del territorio chileno, radica en las funciones que cumple la Cordillera de la Costa: aminora la influencia de los vientos húmedos provenientes del Océano Pacífico; colabora en la presencia de climas locales; permite el desarrollo de actividades agrícolas y silvícola; y por último, contiene grandes reservas de minerales, como el cobre, el hierro y el salitre. Depresión Intermedia Se denomina con el término de Depresión Intermedia al área del territorio chileno comprendida entre la Cordillera de los Andes y la Cordillera de la Costa. La Depresión Intermedia constituye un relieve llano que está presente en la mayor parte del territorio continental, aunque en algunas zonas sus características difieren en forma gradual. Popularity: 1% [?] La Depresión Intermedia en la región del Norte Grande está representada por la presencia de una planicie desértica, en la que se pueden hallar tres sectores distintos; el primer de estos sectores son las llamadas pampitas , una serie de unidades menores que son atravesadas por quebradas como las de Lluta, Camarones y Tana, las que son alimentadas principalmente por lluvias estivales de origen convectivo, un fenómeno conocido como invierno boliviano . El segundo sector de la Depresión Intermedia corresponde a la llamada Pampa del Tamarugal, una planicie que se extiende entre la quebrada de Tana y el río Loa, una región en la que hallan grandes salares. El último sector de la Depresión Intermedia en la región del Norte Grande, y que comienza tras el río Loa, es el denominado Desierto o Despoblado de Atacama, una zona en la que no existe ningún tipo de escurrimiento de aguas, una circunstancia que convierte al Desierto de Atacama en la región más árida del mundo.

En la región del Norte Chico la macroforma de la Depresión Intermedia, debido a la presencia de cordones cordilleranos que recorren la zona de este a oeste, se ve interrumpida y solamente tiende a manifestarse en los denominados valles trasversales , como el de Copiapó, el de Huasco, el de Limarí, el de Elqui y el de Choapa. Los valles trasversales, polos de los asentamientos humanos de la zona y principales focos de las actividades agrícolas, deben su existencia a la presencia de una serie de cursos de agua que atraviesan el territorio. En la zona central, al sur del cordón de Chacabuco, la Depresión Intermedia reaparece en formas más continua y da origen a la enorme cuenca de Santiago, la región más densamente poblada del territorio nacional, y que se extiende hasta la Angostura de Paine. Al sur de este último accidente geográfico, se encuentra otra cuenca, esta vez la de Rancagua, la que de la misma forma que la anterior se extiende hasta una nueva Angostura, la de Pelequén. Las dos cuencas señaladas se caracterizan por poseer ricos suelos agrícolas, los que son adecuados para la producción a gran escala de frutas y hortalizas. Al sur de la Angostura de Pelequén y extendiéndose hasta el río Itata, la Depresión Intermedia es conocida con el nombre de Valle Longitudinal, y constituye una amplia llanura que alcanza hasta 60 kilómetros de ancho, y que solamente es interrumpida por la presencia de ríos que la atraviesan en forma transversal. Avanzando más al sur, la Depresión Intermedia es afectada por la acción glacial y volcánica, y en ella se pueden hallar formas onduladas y gran presencia de cuencas lacustres. Debido a la composición del suelo y a las altas reservas de agua, generadas por la presencia de lagos y por la alta pluviosidad de la zona, este sector de la Depresión Intermedia permite desarrollar una intensa actividad ganadera. Desde Puerto Montt hacia el sur, la Depresión Intermedia se hunde en el mar y vuelve a aparecer en el sector oriental de la Isla Grande de Chiloé, aunque nuevamente desaparece bajo las aguas del Golfo de Penas. La relevancia de esta macroforma se halla en todo el conjunto de actividades que se desarrollan en su seno; entre estas actividades podemos nombrar las actividades agrícolas y ganaderas, además de la presencia de los principales asentamientos humanos del territorio chileno y de la existencia de las más importantes vías de comunicación del país.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->