El niño y el repollo

Había una vez un niño que, aunque era muy bueno y obediente, odiaba comer repollo. Siempre que tocaba comerlo protestaba y se enfadaba muchísimo. Un día, su mamá decidió enviarle al mercado a comprar ¡un repollo!, así que fue muy disgustado. En el mercado, el niño tomó un repollo de mala gana, pero no era un repollo cualquiera. Era un repollo que también odiaba a los niños. Así que después de una discusión gordísima, el niño y el repollo volvieron a casa en silencio y enfadados todo el tiempo. Pero por el camino, al cruzar el río, el niño resbaló, y ambos cayeron a sus bravas aguas y fueron arrastrados corriente abajo. Con mucho esfuerzo, consiguieron subirse a una tabla que encontraron y mantenerse a flote. Sobre aquella tabla estuvieron tanto, tanto tiempo a la deriva, que después de aburrirse, terminaron hablando uno con otro, se conocieron, se hicieron amigos, y jugaron a muchos juegos imposibles, como la pesca sin caña, el microescondite o el rey de la montaña. Charlando con su nuevo amigo, el niño comprendió lo importante que eran las verduras como el repollo para su edad, y lo mal que les sentaba que siempre hablasen mal de ellas, y el repollo se dio cuenta de que a veces su sabor era fuerte y extraño para los niños. Así que acordaron que al llegar a casa, el niño trataría al repollo con gran respeto, y el repollo se haría pasar por espagetti. Su acuerdo fue todo un éxito: la mamá quedó extrañadísima de lo bien que comió el repollo el niño, y el niño preparó para el repollo el mejor escondite de su barriga al grito de ¡qué ricos están estos espagetti!

Simple cuento simpático que puede ayudar a que los niños vean las verduras con otros ojos

Música en el plato
Toda la familia debe involucrarse en comer sano, no sólo los hijos; además hace hincapié en que las comidas más elaboradas suelen ser las menos sanas

lleno de los animales de las granjas.. Sin tiempo para acostumbrarse. el canto de los pájaros y las gotas de lluvia. Aunque ya era algo mayor. Desde siempre. Ella tiene el don de interpretar la música de los alimentos. el doctor volvió con una estupenda y olorosa pizza. salieron de allí dispuestos a prestar atención en su interior más profundo a la . Cuando los padres de Adina le contaron su problema con la comida. según sus padres casi nunca comía los estupendos guisos de su madre. "No se ha roto. pero el doctor volvió a cambiar el contenido del plato. Entonces el doctor les contó la historia de aquella maravillosa máquina. que los papás de Adina pidieron al doctor que volviera con el plato de la fruta. Un día Adina acabó en manos de un doctor diferente. la de donde nacieron y donde se crearon. Su papá tenía un tripón que le servía para abrir las puertas sin usar las manos. Adina.Adina Grasina volvía locos a todos los doctores de la región. hamburguesas. Tampoco disfrutaba con su papá de las estupendas tartas y helados que merendaban cada tarde. pero ella era una niña mucho más esbelta y ágil. Pero lo que más impresionó a los señores Grasina cuando probaron el invento. tenía un aspecto estupendo. golosinas. del campo y las praderas. Lo puso delante de la niña. poniendo algo de carne. antes de que el doctor volviera a salir para cambiar el pescado por un plato de fruta y verdura.Ven. como de máquinas y acero. de su interior comenzó a surgir el agradable sonido de las olas del mar. . Y por eso está tan estupenda. y cuando le preguntaban que por qué comía tan mal. Adina había sido muy rara para comer. con el aspecto de un altavoz antiguo. Así que todos se preguntaban a quién habría salido. bombones. sólo sabía que prefería otras cosas para comer. Y así. sana y ágil. que hizo agua las bocas de los papás de Adina. Es normal que sólo quiera comer aquello cuya música es más bella. ella no sabía qué contestar. pero todos ellos generaron ruidos y sonidos igual de molestos y amontonados.. sólo emitía un molesto ruido. Tanto. Sucesivamente.dijo mientras le colocaba un casco lleno de luces y botones sobre la cabeza. Al instante. Cualquiera podría quedarse escuchando durante horas aquella naturaleza campestre.. el doctor desapareció un momento y volvió con un plato de pescado.dijo al ver que comenzaban a comprender lo que ocurría-. No era tan bello y relajante como los anteriores. El susurro del mar dio paso a las hojas agitadas por el viento. era una música encantadora. el ruido era tan molesto que pidieron al doctor más cambios. el doctor apareció con helados. que inventó primero para él mismo. ni probaba sus fabulosas pizzas. Pero entonces la máquina pareció romperse. distinto de todos aquellos doctores de grandes barrigas y andares fatigados. con las relajantes llamadas de delfines y ballenas. Sin embargo. y encendió la máquina. . ponte esto. El sonido de la máquina pasó a ser algo más vivo. que escucharon durante algún tiempo. Cuando terminó de colocarle el casco. es así". y su mamá no era mucho más delgada. pero resultaba nostálgico y agradable. sólo que mucho más bajito... conectado a la máquina por unos cables. el doctor se mostró muy interesado y les llevó a una oscura y silenciosa sala con una extraña máquina en el centro.Ésa es la NO enfermedad de Adina.. era que ellos mismos también escuchaban la música. se apresuró a tranquilizar el médico. y en lugar de algún bello sonido.

Como no sabía qué hacer con aquel descubrimiento. hamburguesas. El sapo se transformó en un sonriente y alegre animal. Sapo. Intentó cuidarlos entonces. decidió utilizarlo con uno de sus sapos. Y sobre todo no comas tantas golosinas. hubo un mago que por casualidad inventó un hechizo un poco tonto. perdió también el don de hablar. ¡Pobre Sapo! Si no lo hubiera perdido. le habría podido contar al mago que si volviera a tener dientes los cuidaría todos los días. te harán su famosa pregunta: ¿A qué sonaba lo que has comido hoy? El sapo dentudo Hace mucho. pero ya poco pudo hacer por ellos. Pero Sapo no hacía mucho caso: pensaba que su dentadura era demasiado resistente como para tener que lavarla. y el poco cuidado al elegir sus comidas. capaz de dar a quien lo recibiera una dentadura perfecta. las verduras y el pescado. que además de poder comer de todo.Estoy encantado con el cambio. y desde aquel día en casa de los Grasina las pizzas. porque no había nada más asqueroso que volver a comer bichos ¡puaj! Una forma simpática de explicar a los pequeños la importancia de lavarse los dientes y no comer demasiados dulces . y si te encuentras con ellos. . mucho tiempo. Ahora todos tienen un aspecto estupendo.Cuida tus dientes. y cuando el último de sus relucientes dientes cayó. y se le empezaron a caer..repetía el sapo con orgullo.música de los alimentos. hasta que al descuidado de Sapo descubrió que tenía todos los dientes huecos por dentro. dulces y helados dieron paso a la fruta. Viendo el ragalo tan maravilloso que suponía aquella dentadura para el sapo. Así que un día aparecieron las caries en su dentadura y se fueron extendiendo por su boca poco a poco. comenzó también a hablar. el mago no dejaba de repetirle: . Lávalos y no dejes que se enfermen ni tengan caries. y las golosinas le gustaban tanto que ni intentaba dejar de comerlas..prefiero mil veces las dulces golosinas que seguir comiendo sucias y asquerosas moscas.

así que. así que sólo le llamaba la atención los objetos más raros y curiosos. pensando que no se notaría. pero al final no es tan terrible. Lo mismo hizo al día siguiente. lo abandonó en una esquina. Cuando llegó a casa y se vio reflejado en el espejo. que fue a ayudarle para ver qué le pasaba. Lloraba tanto y le vio tan sólo. Uno de ellos conoció una niña que le gustó tanto que quería que pensó hacerle un regalo. y decidió coger una para regalársela a la niña. decidió contárselo todo. decepcionado. pero al oir lo que había hecho con las flores. pero su reflejo seguía triste.. Extrañado. y convenció a sus padres para que se lo compraran a un misterioso anciano. pero su amigo le decía que se callara. y otra para la reina. Cuando estaban ante el rey. hasta que un día faltaron tantas flores que el rey se dió cuenta y se enfadó tanto que mandó llamar a todo el mundo. pero cuando el rey llegó junto a él. En cuanto dijo que había sido él. fue a comprar golosinas y volvió todo contento a verse en el espejo. El pequeño le contó que había perdido a sus papás. sintió que su cara se veía muy triste. pero aún así no dejó de verse triste en el espejo. el rey se puso rojo de cólera. pero su reflejo seguía siendo triste. y se acercaban juntos a tomar dos de aquellas maravillosas flores. que trabajaban al servicio del rey. Consiguió todo tipo de juguetes y cachivaches. "¡Vaya un espejo más birrioso! ¡es la primera vez que veo un espejo estropeado!" Esa misma tarde salió a la calle para jugar y comprar unos juguetes.. el niño pensaba que debía decir que había sido él. El espejo estropeado y Había una vez un niño listo y rico. que el rey se enfadaría muchísimo con él. una para la niña. Un día. Superar el miedo a decir la verdad es difícil. Estaba muerto de miedo. se encontró con un niño pequeño que lloraba entristecido. y al otro. que . Eso fue lo que le pasó con un antiguo espejo. Y desde aquel día. y dijo "no se me habría ocurrido un uso mejor para mis flores". y al otro. que tenía prácticamente de todo. nuestro niño gastó su dinero para comprarle unas golosinas para animarle hasta que finalmente. y juntos se pusieron a buscarlo. Como el chico no paraba de llorar. en su cara apareció una gran sonrisa. tras mucho caminar. terminaron encontrando a los padres del pequeño. paseaba con su amigo por el salón principal y vió un gran jarrón con las flores más bonitas que pudiera imaginarse. Delante del espejo empezó a sonreir y a hacer muecas. pero yendo hacia el parque.Una flor al día Había una vez dos amigos que vivían en un palacio con sus familias. el niño y el rey se hicieron muy amigos.

sin juguetes y sin dinero. El niño se despidió del chiquillo y se encaminó al parque. le pareció ver un brillo procedente del rincón en que abandonó el espejo. sin haber llegado a jugar. Entonces comprendió el misterio de aquel espejo. se descubrió a sí mismo radiante de alegría.andaban preocupadísimos buscándole. pero al ver lo tarde que se había hecho. y de que se sentía verdaderamente feliz de haber ayudado a aquel niño. el único que reflejaba la verdadera alegría de su dueño. ya sabe qué tiene que hacer para recuperarlo. dio media vuelta y volvió a su casa. Y se dio cuenta de que era verdad. Y desde entonces. al llegar a su habitación. Ya en casa. Ayudar a los demás produce la alegría más verdadera . cuando cada mañana se mira al espejo y no ve ese brillo especial. Y al mirarse. iluminando la habitación entera.

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful