P. 1
SistemasdeBombeo

SistemasdeBombeo

4.0

|Views: 88.504|Likes:

More info:

Published by: Alberto Domingo Félez on Apr 05, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/17/2015

pdf

text

original

La resistencia de las tuberías normalizadas viene dada por lo que se denomina su
presión nominal. En el diseño se selecciona, por tanto, el material de la tubería, el diámetro y
la presión nominal. Si se elige un diámetro que no esté normalizado se debe calcular el
espesor en lugar de la presión nominal.

Los factores que se deben tener en cuenta para calcular la resistencia de la tubería son,

básicamente:

- La presión máxima de funcionamiento.
- Las sobrepresiones provocadas por los transitorios.
- La variación de las propiedades del material con la temperatura y la carga
prolongada (especialmente para los plásticos).
- Los daños resultantes del transporte, instalación, ataques químicos y envejecimiento.
- Las cargas exteriores: esfuerzos de los soportes, tensiones de montaje, presión
exterior en las tuberías enterradas, etc.

La presión máxima de funcionamiento en un sistema de flujo por gravedad viene dada
por la altura del depósito. En un sistema de bombeo se puede tomar la presión de la bomba
cuando el caudal es nulo. Evidentemente, estas presiones máximas no son las mismas para
toda la tubería.

Las sobrepresiones provocadas por los transitorios no son fáciles de predecir. En un
capítulo posterior se hacen unas consideraciones sobre cómo realizar un estudio adecuado.
Algunas normas ofrecen reglas aproximadas sustitutivas de un cálculo detallado, pero las
instalaciones particulares -y la mayor parte de las instalaciones construidas son particulares-
pueden llegar a valores puntuales muy superiores a los de las reglas aproximadas.

En ciertos casos, sobre todo con los mayores diámetros, hay que considerar también el
vacío provocado por los transitorios. Este vacío puede llegar a colapsar una tubería de acero
arrugándola y aplastándola como si fuera de papel.

En cuanto a la temperatura, puede servir como ejemplo que la resistencia del PVC se
ve reducida a la mitad cuando la temperatura aumenta de 20 a 45ºC. Las tuberías de plástico
sufren también una reducción de su resistencia cuando permanecen sometidas a presión
durante un tiempo prolongado.

Los daños debidos al transporte y a una instalación defectuosa no se pueden
determinar previamente con exactitud. Se suelen tener en cuenta dentro del factor de
seguridad. Esto no exime al ingeniero de su responsabilidad de supervisar la construcción de
la instalación. El riesgo de corrosión y envejecimiento es más previsible, y se puede paliar
con materiales y recubrimientos adecuados.

La resistencia de las tuberías a las cargas exteriores suele venir especificada en la
normativa. El cálculo de estas cargas es complejo, y se hace necesario acudir a la bibliografía

Sistemas de Bombeo

36

especializada. En el caso de una tubería enterrada, por ejemplo, la carga depende del
diámetro de la tubería, características del suelo, ancho y profundidad de la zanja, método y
compactación del relleno, etc. En instalaciones que no sean comprometidas se suele asumir
que el factor de seguridad es suficiente para tener estas cargas en cuenta.

Las normas exigen que una tubería de una determinada presión nominal sea capaz de
superar una prueba de presión con valores varias veces la nominal. Es decir, se cuenta ya con
un factor de seguridad. En la mayor parte de las aplicaciones es adecuado determinar la
presión nominal a partir de la presión máxima de funcionamiento y las sobrepresiones
provocadas por los transitorios:

siendo:

PN presión nominal.
Po

presión máxima de funcionamiento.

Pt

sobrepresión debida a los transitorios.

De esta forma el factor de seguridad impuesto por la normativa engloba el resto de las
sobrecargas imprevistas que puedan aparecer.

Si no se trabaja con tuberías normalizadas, se puede calcular el espesor necesario a
partir de la presión de diseño Pd:

Es recomendable que el factor de seguridad (FS) sea al menos 2 ó 3. Esto no quiere
decir que no se puedan tener problemas si en un sistema se da una adecuada -más bien
desgraciada- combinación de factores. Es decir, que el factor de seguridad no puede
reemplazar al buen juicio y cálculo del ingeniero.

Advertencia: Las tuberías de acero para pequeños diámetros no se fabrican en gamas
amplias de presiones. Es fácil encontrarse con unos pocos tipos de tuberías (con
soldadura, sin soldadura, estirado, galvanizado) comprobados según normas a 40 ó 60
bares y utilizados para todo tipo de instalaciones cuya presión de trabajo es inferior a
20 bares. No ocurre lo mismo con las bridas y otros accesorios, que cambian
significativamente con la presión nominal.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->