P. 1
Abbagnano - Historia de La Filosofía II (s. XVII-XVIII)

Abbagnano - Historia de La Filosofía II (s. XVII-XVIII)

|Views: 5.214|Likes:
Publicado porTeresita_Carre
Buena Traducción!
Buena Traducción!

More info:

Categories:Types, Reviews
Published by: Teresita_Carre on Apr 04, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/03/2013

pdf

text

original

Pueden considerarse como precursores de la Ilustración algunos pensadores
contemporáneos de Leibniz que preanunciaron ciertos motivos de la misma. Entre
ellos figura el holandés Walther de Tschirnhaus (1651-1708), que fue matemático y
físico y, además, autor de un libro de lógica titulado Mediciria mentis sive artis
inveniendi praecepta generalia (1687). Este libro quiere ser una especie de
introducción a la investigación científica y dar reglas para su descubrimiento. El
origen de todos los ¿onocimientos es la expenencia ; pero la experiencia la entiende
en el sentido
402 FILOSOFIA MODERNA

cartesiano, como conciencia interior. Esta nos revela cuatro hechos fundamentales,
que pueden servir para el descubrimiento de todo saber: l.º, somos conscientes de
nosotros mismos como de una realidad distinta; este hecho, que nos hace alcanzar el
concepto del espíritu, es el fundamento de todo conocimiento; 2.º, tenemos conciencia
de que algunas cosas que nos mueven nos interesan y otras no nos interesan.
Tomamos de este hecho el concepto de voluntad, el del conocimiento del bien y del
mal y, por consiguiente, el fundamento de la ética; 3.º, tenemos conciencia de poder
comprender algunas cosas y no poder comprender otras; mediante este hecho,
alcanzamos el concepto del entendimiento, la distinción entre lo verdadero y lo falso
y, por tanto, el fundamento de las ciencias racionales; 4.º, sabemos que por los
sentidos, la imaginación y el sentimiento nos formamos una imagen de los objetos
externos; en este hecho se fundan el concepto de los cuerpos y las ciencias naturales.
Tschirnhaus está convencido de que estos hechos de la experiencia interna, si se
adoptan como principios generales de deducción y se desarrollan sistemáticamente,
pueden proporcionar un método útil a la verdad en todas las ciencias. En otras
palabras, comparte el ideal de la ciencia universal, como había sido proyectada por
Leibniz, con el que mantuvo relaciones personales.
En el campo de la filosofía del Derecho es notable la obra de Samuel Pufendorf
(1632-1694), De iure naturae et gentium libri octo (1672), que es la justificación del
absolutismo ilustrado. El derecho natural nace, según Pufendorf, en primer lugar, del
amor propio, que empuja al hombre a su conservación y bienestar; y en segundo lugar,
del estado de indigencia en que la naturaleza pone al hombre. Siendo el hombre por
n¿t'ualeza un ser racional, el derecho natural es la respuesta que la razón humana da al
problema planteado al hombre por el amor propio y por la indigencia; y su principio
puede formularse del modo siguiente: ‘Cada cual, en cuanto dependa de sí, debe
promover y mantener con sus semejantes un estado pacífico de sociabilidad,
conforme, en general, a la índole y finalidad del género humano” (De iure, II, 3, 10).
Por consiguiente, se deben juzgar como impuestas por el derecho natural todas las
acciones necesarias para Favorecer esta sociabilidad y 'prohibidas las que la perturban
y disuelven. Por la necesidad de la sociabilidad, el hombre se ve en la precisión de
establecer convenios y pactos, de los cuales nacen, en primer lugar, la propiedad y el
Estado, y luego, los sucesivos desarrollos y resoluciones de estas dos instituciones
fundameatales.

En las ideas de Pufendorf se inspira otro iusnaturalista, Cristian Thomas (Thomasius)
(1655-1728), autor de los Fundamenta iuris naturae et gentium ex sensu eommuni
deducta (1705). En esta obra Thomasius ve los fundamentos de la vida moral y social
en la misma naturaleza humana y, precisamente, en sus tres tendencias fundamentales:
la de vivir lo más larga y felizmente posible, la de evitar el dolor y la muerte y la
tendencia a la propiedad. y al dominio. Sobre estas tres tendencias se fundan
respectivámente el derecho, la política y la ética. El derecbo, fundado en la primera
tendencia, tiende a la conservación de un orden pacífico entre los hombres. La
poh'tica fundada en la segunda tendencia, procura promover este orden pacífico por
medio de acciones encaminadas a tal fin. La ética, fundada en la tercera tendencia,
intenta la adquisición de la paz interior de
LA ILUSTRACION ALEMANA 403

los individuos. En Thomasius están ya claras las tendencias iluministas. Afirma
decididamente que la filosofía se funda en la razón y tiene por fin únicamente el
bienestar terrenal de los hombres, mientras la teología, que se funda en la revelación,
mira por su bienestar celestial. Además, se ve claramente en su pensamiento la
independencia de la esfera del derecho de la esfera teológica.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->