P. 1
investigación

investigación

|Views: 126|Likes:
Investigación sobre la presunta existencia de métodos psicoterapéuticos modernos, en las terapias precientíficas de curación en la antigüedad, sobre todo en la antigua Roma y Grecia.
Investigación sobre la presunta existencia de métodos psicoterapéuticos modernos, en las terapias precientíficas de curación en la antigüedad, sobre todo en la antigua Roma y Grecia.

More info:

Published by: Alejandro S. Fernandez Calvo on Apr 03, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

04/13/2013

pdf

text

original

Alejandro Salvador Fernández Calvo

Maestría en Psicoterapia

Investigación sobre la presunta existencia de métodos psicoterapéuticos modernos, en las terapias precientíficas de curación en la antigüedad

ATLANTIC INTERNATIONAL UNIVERSITY NORTH MIAMI, FLORIDA Septiembre de 2005

CONTENIDO

Introducción................................................................................................................... Capitulo Antecedentes................................................................................................ 1.2 El pensamiento mágico religioso............................................................................ 1.3 Curaciones mentales en la prehistoria.................................................................... 1.4 Medicina y psicoterapias precientíficas en la antigua Asiria................................... 1.5 Medicina y psicoterapias precientíficas en el antiguo Egipto............................... .. 1.6 Medicina y psicoterapias precientíficas en el pruebo Hebreo.......................... ...... 1.6.1 Visión Hebrea de los trastornos mentales........................................................... 1.7 Psicoterapias precientíficas en la antigua Grecia y roma....................................... 1.7.1 Psicoterapias precientíficas en la antigua Grecia................................................ 1.7.2 Hipócrates y su legado a las prepsicoterapias.................................................... 1.7.3 Tabla de los humores temperamentos según Hipócrates................................... 1.7.4 Curaciones mágico religiosas en la antigua Roma.............................................. 1.7.5 Psicoterapias precientíficasen la antigua Roma.................................................. 1.7.6 Curaciones y prepsicoterapias Griegas en Roma y Claudio Galeno................... 1.7.7 Curaciones mágico religiosas en la antigua Roma..............................................

4 1 1 1 3 1 7 1 9 2 6 3 0 3 0 3 7 3 7 3 9 4 2 4 3 4 7 4 9 5 1

Capitulo 2 Elementos terapéuticos presentes dentro de las psicoterapias precientíficas.............................................................................................................. 5 4 2.1 ¿Qué tan efectivas fueron las psicoterapias precientíficas?................................ 54

2

2.2 Consolar y confortar, primeras técnicas prepsicoterapéuticas............................. 5 7 2.3 Consolación y confortación.................................................................................. 5 7 2.4 Imaginación, sugestión, persuasión y placebo..................................................... 6 0 2.4.1 imaginación........................................................................................................ 6 0 2.4.2 Imaginación y curación..................................................................................... 6 1 2.4.3 Sugestión.......................................................................................................... 6 3 2.4.4 Auto-sugestión Voluntaria.................................................................................. 6 4 2.4.5 Auto- sugestión Involuntaria.............................................................................. 6 5 2.4.6 La sugestión como prepsicoterapia precientífica en la antigüedad................... 6 7 2.4.7Fe y sugestión..................................................................................................... 6 8 2.5 Persuasión............................................................................................................ 7 0 2.5.1 Persuasión en la antigüedad.............................................................................. 7 1 2.6 Efecto placebo...................................................................................................... 7 3

Capitulo 3 Evolución y desarrollo de las psicoterapias precientíficas a los métodos moderno...................................................................................................................... 3.1 Relación paciente sanador ................................................................................... 3.2 Saber escuchar .................................................................................................... 3.3 Catarsis ................................................................................................................ 3.4 Introspección ........................................................................................................ Capítulo 4 Las psicoterapias precientíficas toman el camino de la ciencia.............. 4.1 Mesmerismo y magnetismo animal..................................................................... 4.2 Hipnosis ............................................................................................................. Conclusiones............................................................................................................. Bibliografía ............................................................................................................... Referencias Electrónicas ......................................................................................... Otros recursos .........................................................................................................

84 84 89 93 97 101 101 114 119 128 130 132

3

Introducción A lo largo de los años que he pasado en el estudio y la práctica de las técnicas psicoterapéuticas, siempre me llamó la atención, la enorme discrepancia que aparentemente existe entre la relativamente corta historia de la psicología en general y de la psicoterapia en particular, a la cual se le puede dar fecha de nacimiento de manera formal por allá de 1895 cuando Sigmund Freud exploró los misterios de la mente inconsciente; y que contrasta enormemente, con la inmensa cantidad de material existente acerca de la historia de la humanidad en general y de la medicina en particular. Al ver esta disparidad uno se pregunta cómo pudo el ser humano arreglárselas sin individuos que se encargaran de tratar por lo menos algunos

4

trastornos mentales o emocionales, los cuales debieron de haber coexistido con los seres humanos desde la aparición de éste sobre la faz de la tierra. Seguramente, --me decía a mí mismo una y otra vez-- existieron una especie de psicólogos o psicoterapeutas a lo largo de la antigüedad, pero que por supuesto no ostentaban dichos nombres o títulos, pero que sin lugar a dudas trataron de buscar el porqué de dichas conductas, trataron de indagar sobre la causa y la cura de diversos comportamientos los cuales no eran considerados como normales por la mayoría de sus semejantes. Estos problemas propios del ser humano son los que provocan dificultades en la convivencia con nuestros semejantes y gran dolor e inadaptación en sujetos aquejados por estos males. Estos padecimientos han ido evolucionando de tal forma, que el hombre cada vez se siente menos capaz de enfrentarlos y resolverlos, sin la ayuda de los demás. Esto puede generar algunos problemas como: Inseguridad en sí mismo, falta de adaptación a su entorno e incapacidad para responder adecuadamente a los estímulos del mundo exterior, lo que a la larga provocaría alguna problemática a raíz de este tipo de inadaptaciones. Desde mi punto de vista –seguía yo reflexionando- debieron de existir en la antigüedad observadores de este tipo de fenómenos, estudiosos de los mismos y practicantes de lo que hoy en día denominamos la cura de la psique humana o en otras palabras rudimentarios psicoterapeutas. El presente trabajo se encaminará a la búsqueda de estos hombres y mujeres que desde tiempos remotos fungieron como psicólogos y psicoterapeutas del pasado. Es la exploración de aquellas personas que se dedicaron a la cura del afligido, del angustiado, del deprimido o de aquellos que aquejados por el sufrir del alma o del cuerpo encontraron alivio en estos médicos del espíritu que con sus rudimentarias técnicas lograban en muchas ocasiones aliviar al enfermo. En pocas palabras, se pretende que esta investigación sea el encuentro entre miles de personas que hoy practicamos la psicoterapia, con aquellas que sin saberlo fueron parte de la historia de la actual práctica y que tienen el derecho de pertenecer a la historia o prehistoria de las técnicas psicológicas y psicoterapéuticas, simplemente por haber sido los verdaderos precursores de la psicoterapia y tener el derecho a llevarse el crédito que se les ha negado hasta hoy.

5

Ahora bien, aunque es importante el reivindicar a los antiguos curadores del alma y del espíritu como tales, también estamos en la búsqueda de algunas respuestas más de carácter técnico y científico de tal modo que podamos encontrar la verdadera causa de las curas emocionales en esta gente del pasado. En nuestro viaje por el tiempo trataremos de descubrir qué tipo de enfoques terapéuticos utilizaban en esos días y cómo se pueden comparar con las técnicas psicoterapéuticas actuales, pues a simple vista se puede deducir que seguimos utilizando algunas técnicas ancestrales, pero al mismo tiempo no se reconocen como tales, pues ahora se ha perdido un tanto su origen debido al gran número de teorías y escuelas psicoterapéuticas, es decir se perdió su origen dentro de la modernidad. Adicionalmente se tratará de realizar un análisis de los padecimientos mentales o emocionales, y buscaremos cómo se procuraba su cuidado y qué métodos utilizaban para su cura dentro de algunas culturas antiguas y también trataremos de deducir cómo estos métodos rudimentarios proporcionaban sin lugar a duda algún alivio y/o cura a estos mismos enfermos mentales o emocionales. Para poder entrar en este mundo del pasado, tenemos que tomar en cuenta que éste, difiere en gran medida de los tiempos presentes. Antiguamente, por ejemplo, no existía el concepto del médico tal y como lo conocemos en la actualidad. Un curador podía bien haber sido un filósofo, un sacerdote o una sacerdotisa, un brujo, un adivino, un astrólogo, o simplemente cualquier persona a la que se atribuyeran las habilidades y los conocimientos suficientes como para poder practicar la curación según refiere Pérez Tamayo.1 Otro especto que es de suma importancia tomar en cuenta, es que durante muchos siglos no existió propiamente una diferenciación exacta entre las enfermedades y las curas de origen físico o mental, y comúnmente se tenía la idea de que el sanador, o curador, debería de poseer las habilidades suficientes como para poder sanar ambas afecciones sin que hubiera distinción aparente entre unas y otras. Por eso al principio de esta investigación con frecuencia se mezclarán tanto las ciencias médicas, como las psicológicas, y porqué no decirlo, también las mágicas, religiosas y las filosóficas, entre otras. Desde luego trataremos de inclinarnos más por lo que desde nuestra perspectiva moderna podría definirse como trastornos de conducta, pero en algunas enfermedades como el caso

6

de las psicosomáticas en esos tiempos era prácticamente imposible definir si este era un padecimiento de origen físico o psicológico, sin embargo la conducta anormal o patológica, que se presenta en el hombre siempre ha tenido dos formas básicas de manifestarse a través de los tiempos tal y como lo comenta José Elías García. 2 1° ESTADO PRE-RACIONAL: La anormalidad detectada (enfermedad) tiene su origen en algún agente sobrenatural, como demonios, brujos, dioses o antepasados. 2° ESTADO RACIONAL: La anormalidad es el producto de interacciones de causas naturales. Por eso en un principio el psicoterapeuta servía como un intermediario entre el mundo del más allá, lo sobrenatural o demoníaco que es el caso del estado preracional, mientras que en el estado racional actúa más como un sanador basado

1 Ruy Pérez Tamayo, De la magia primitiva a la medicina moderna, Fondo de cultura económica, 2ª Edición 2003, p.17. 2 José Elías García, Curso de psicoterapia Tomo I Edición privada, 2002, p2.

en los conocimientos “científicos” de cada época en particular. La psicoterapia tal y como la conocemos hoy, apareció a finales del siglo XIX, y surge por primera vez ligada al campo de la medicina, aunque actualmente ya se ha separado de esta práctica y camina por su propio sendero. Este reconocimiento se da porque se empiezan a estudiar de forma seria los determinantes psicológicos de ciertas neurosis. Lo que creemos, es que el papel del psicoterapeuta no es nuevo y siempre ha existido pero no fue denominado como tal hasta ser descubierto por la ciencia, sin embargo anteriormente los magos de las tribus, los sacerdotes, los médicos y los sanadores de almas desempeñaban este oficio hasta que al final en el siglo XX los psicólogos tomaron la estafeta y de este modo se separa este conocimiento de las prácticas religiosas, filosóficas,

7

pedagógicas, y médicas, para convertirse en una ciencia independiente, pero no aislada de estas prácticas pues cada una de ellas en menor o mayor medida la influencian y la enriquecen en su práctica y en su investigación. Si para ayudar a un enfermo a curar su cuerpo es necesario estudiar la carrera de medicina entonces para curar el espíritu será necesario mayores conocimientos sobre cómo se conduce el contar con iguales o espíritu. Contar con

conocimientos de sus problemas y situaciones conflictivas, para que el trabajo del psicoterapeuta sea eficaz en una medida aceptable desde el punto de vista social y científico. Para poder saber si algunos médicos o curanderos antiguos curaban con “psicoterapia”, partiremos de una de muchas definiciones existentes de este término. Nos basaremos en una que más o menos creemos es representativa del gran número de definiciones que encontramos y así podremos tomarla en cuenta para poder incluir este concepto y tenerlo presente a lo largo de nuestro camino por el paso del tiempo y a lo largo de los capítulos siguientes. Según el Diccionario de Medicina Blakiston psicoterapia es: 3. 1 Tratamiento de cualquier enfermedad, aunque por lo general más bien de trastornos adaptativos y mentales, por medios psicológicos, sea a través de la comunicación verbal o no verbal con los pacientes, en contraste con la terapéutica basada en medios físicos. 2 Específicamente: Tratamiento de los trastornos emocionales o mentales por un psicoterapeuta.

Si tomamos en cuenta estas dos definiciones del diccionario Blakiston, entonces sin lugar a dudas encontraremos que un gran número de médicos antiguos fueron psicoterapeutas, aunque desde luego ellos no sabían que lo eran. Estos curadores de mentes y cuerpos los encontraremos a lo largo de nuestra búsqueda por las antiguas civilizaciones sobre todo la griega y la romana.

8

Desde luego podemos tener en cuenta por el más elemental sentido común que debieron de haber existido sanadores de la mente o del alma a través de los tiempos, esto es, personas que de dedicaban a ayudar a sentirse mejor a sujetos que sufrían de algún padecimiento mental. Esos curadores en nuestros días serian psicoterapeutas pues según su definición literal que proviene del griego, psiché (alma) y therapeia (cuidado de, atendiendo a, o tratamiento médico). Así que los encargados de cuidar y tratar el alma, fueron los psicoterapeutas del pasado y debieron de existir de una manera amplia para poder atender a un mundo siempre creciente de enfermos. Como veremos más adelante estos verdaderos pioneros de la mente y el comportamiento, sentaron las bases tanto de la medicina como de la cura de las enfermedades emocionales tan profundamente en el mundo conocido hasta entonces y de una manera tan honda, que la mayoría de sus prácticas subsistieron hasta bien entrada la Edad Media y algunos de sus conocimientos llegaron más o menos intactos hasta bien entrado el Siglo XIX. Nuestro viaje comenzará en la
3. Diccionario de Medicina Blakiston.1ª Edición. Ediciones Científicas 1983. p.1082.

antigua Grecia y Roma con sus famosos médicos entre ellos, Hipócrates (460-400 a.C.) y Galeno (129-199 d.C.) que junto con una pléyade de dioses curaban a toda la población de la antigüedad sin distingo de enfermedades físicas o mentales las cuales se presentaban ataviadas en forma de posesiones malignas, mal de ojo, envidia y muchas otras más. También veremos cómo deducían sus diagnósticos, y como aplicaban sus tratamientos, para llegar posteriormente a la posible cura del paciente. De ahí daremos un salto en los conocimientos psicoterapéuticos hasta que realmente hubo un cambio en las ideas y en los tratamientos y entonces nos trasladaremos al consultorio del doctor Mesmer el cual produjo la primera teoría “científica” por la cual se explicaban los trastornos de la mente. psicoterapia si admitimos que Freud es el padre de esta misma. Mesmer y su magnetismo animal podrían muy bien adjudicarse el titulo de abuelos de la

9

Poco tiempo después, en el siglo XIX a algunos médicos se les adjudico el titulo de psiquiatras; de psiche [alma] y iatros [sanador], pero al mismo tiempo coexistían con ellos algunos filósofos a los que se conocía cor el nombre de “médicos del alma”. Si a esto le agregamos que a lo largo de la existencia del cristianismo han existido los confesores o ”curadores del alma“, los cuales se han encargado de aliviar los malestares y dolores psicológicos a lo largo del paso de los siglos, entonces podremos llegar a la conclusión de que siempre han existido curadores de la psiqué humana. Estos últimos los confesores por ejemplo, incluso poseen una rica tradición tanto desde el punto de vista histórico, como filosófico y religioso. Este grupo de curadores al igual que sus colegas más remotos, trataban de ofrecer alivio al afligido, sobre todo por medios como la sugestión y la persuasión, y utilizando además como herramienta indispensable, el buen uso de la palabra y una retórica convincente, muy similar a la que fue ampliamente utilizada en la antigua Grecia y Roma. Ahí se perfeccionó el manejo certero del consuelo, el desahogo físico o verbal así como la enseñanza de la auto observación para llegar a un mejor entendimiento de si mismo. Estos conocimientos fueron fundamentales para así poder mejorar y curar las emociones, y formaron parte de sus técnicas que fueron ampliamente utilizadas por estos pre-terapeutas del pasado. Así como anteriormente recalcamos que sobre todo en tiempos antiguos se entremezclaba la cura de la mente y la del cuerpo sin ningún distingo, de igual forma los curadores de tiempos remotos podían tener una formación la cual era por lo regular un mezcla de más de una práctica. Estas personas encargadas de procurar alivio podían bien ser filósofos, médicos, sacerdotes o sacerdotisas, dioses, brujos, chamanes, clarividentes, adivinos, astrólogos, predicadores, etc. Y como se mencionó arriba era usual que se ostentaran como “especialistas” en más de una “profesión” de las anteriormente enlistadas. Otro punto que es importante destacar es el hecho de que un gran número de las curaciones que se llevan a cabo desde hace siglos, tienen como común denominador la buena disposición que se estableció entre el enfermo y el sanador. La creencia de que una persona con ciertos conocimientos, o poderes tiene la facultad de

10

retornar a nuestro ser la salud, es importantísima y se presenta aún en nuestros días, estas personas [como los sacerdotes del pasado], están investidos de un poder y una sabiduría especiales, e inclusive portan objetos que los distinguen de la mayoría de las personas y ponen de manifiesto su rango ante los demás [recordemos los diplomas colgados en la pared y las batas blancas]. Esto nos predispone a obedecer y a confiar en todo lo que nos indique el curador. Otro factor importante y reconfortante desde el punto de vista psicológico, lo representa la escucha empática de nuestros síntomas, el que una persona que no nos conoce se tome tiempo y dedicación a escuchar nuestras quejas y padecimientos y nos dé una prueba de sus conocimientos explicándonos de forma sencilla qué padecemos y cuál será nuestro plan de recuperación siempre tendrá un efecto de confort interno. Sí además todo esto se encuentra rodeado de cierta atmósfera muy particular [consultorio, clínica, templo, etc], entonces propiciarán una mejor evolución de los padecimientos. En la antigüedad algunos elementos de este ambiente eran los polvos mágicos, los conjuros y los pases mágicos. En la actualidad es el estetoscopio del médico y la pared provista de títulos, diplomas y un gran número de aparatos que mientras más luces de colores tengan y más aparatosos sean deberán de ser mejores para retornar el estado saludable. La comunicación entre los dos participantes de la consulta se encuentra cargada de sentimientos, creencias, emociones y esperanzas que deben de ser mutuamente compartidas, para así poder llegar a un diagnóstico acertado y posteriormente desarrollar un tratamiento que resulte efectivo. Basado en lo anterior, trataremos de demostrar que los curadores debieron de estar preparados de alguna forma y su práctica tuvo que estar de algún modo estructurada aunque fuera de forma muy rudimentaria, pues de ninguna manera podía presentarse ante un enfermo así como así sin ninguna preparación. Dentro de su práctica estaría incluida algún tipo de metodología la cual los llevaría a retornarle al afligido en alguna medida, cierta tranquilidad, paz interior y un sentimiento de mejoría tanto física como emocionalmente aunque pudiera deberse en gran medida a la fe del enfermo o a la de los familiares de este.

11

Capítulo 1. ANTECEDENTES

Medicina antigua y cómo curaba ésta. 1.1 Metodología Curativa en la antigüedad y su psicoterapia precientífica En todas las épocas, el ser humano siempre ha tenido que lidiar con un sinnúmero de enfermedades tanto físicas como mentales, pero también siempre han existido personas interesadas en tratar de encontrar el porqué de las enfermedades, el porqué de esos síntomas y en ese pensamiento; trataron de explicarse la forma en que estos enfermos podían mejorar, recuperarse o en el peor de los casos controlarse, y si esto no era posible, bien confinarlos en espacios cerrados para protección de ellos y de la sociedad. adecuada a sus creencias. Cada cultura tiene una forma de ser propia y particular por lo que cada una dará origen a una psicoterapia individual, específica y En cada cultura encontraremos sus propios recursos y sus particulares remedios que utilizaban para ayudarse a sí mismos o ayudar a otros cuando se encontraban en circunstancias en las que padecían situaciones personales negativas, abrumadoras y que tenían repercusiones tal y como pasa hoy en día en las áreas sociales, o familiares dentro de su misma comunidad. Por eso, debemos de considerar que en muchas áreas de nuestra vida actual incluyendo las ciencias, nos encontramos profundamente influidos sobre todo por las antiguas culturas, en aspectos de índole formativo y de cierto tipo de tradiciones sobre todo las provenientes de las dos grandes civilizaciones antiguas más influyentes en su época que fueron la griega y la romana. Como desde nuestro punto de vista estas fueron las que mayormente intervinieron en los conocimientos de occidente nos referiremos sobre todo a estas dos en particular y nos suscribiremos casi únicamente a sus conocimientos y legados. Una parte importante de estas tradiciones heredadas, fue el gran culto que observamos hacia los míticos médicos de aquellos entonces sobre todo de los dos más prominentes que fueron sin lugar a dudas

12

Hipócrates y posteriormente Galeno de donde proviene el llamarles a sí en general a los médicos. Tan grande fue la influencia y trascendencia de estos médicos del pasado, que aún hoy en día son admirados sus conocimientos, sus técnicas y sus observaciones clínicas, aparte de venerar sus nombres. Esto sólo se explica porqué la influencia de sus conocimientos perduró al paso de los siglos y muchas de sus teorías eran aceptadas como verdaderas y acertadas hasta bien entrado el siglo XIX. Por ejemplo los tratados hipocráticos fueron traducidos del griego al francés a mediados del siglo XIX por el Dr. Emile Littré [citado por King 4], con la idea de que con esta acción podría recuperar alguna novedosa técnica para mejorar la práctica de su tiempo y lo que hizo realmente fue entorpecer el desarrollo de la misma. Dentro de estos tratados hipocráticos existe uno en particular al cual se le denomina “Aforismos”, en el que se pueden encontrar abundantes frases, las cuales debían de ser utilizadas por los candidatos a examen profesional de la carrera de medicina, desde tiempos de la Edad Media hasta finales del Siglo XIX.

4.Helen King. Greek and Roman Medicine. Great Britain. Clasical World Series,2001 pviii.

Como otro ejemplo de la gran influencia de estas culturas también se mencionará que en la Universidad de Edimburgo se siguen escribiendo diversos textos los cuales hacen referencia al famoso “Aforismo” hipocrático. Estas últimas referencias pueden dar una mejor idea de qué tan influenciados nos encontramos hasta nuestros días por estos conocimientos tan añejos. Como podemos percatarnos estos conocimientos contaron con una fuerza, que al momento de ser creadas no se pensó que subsistirían casi inquebrantables por más de dos mil cuatrocientos años, sin embargo estas técnicas y este tipo de aprendizaje influenció de una u otra manera a todas aquellas personas que estuvieron interesadas en la cura física o mental del ser humano. Si a estas alturas no estuviéramos convencidos de esta influencia del pasado pondremos un último ejemplo con la esperanza de que se vea con más claridad el dominio griego hasta nuestros tiempos. Ésta como yo la llamo “La gran evidencia” se

13

basa en el conocido juramento hipocrático el cual deben de realizar los actuales aspirantes a médicos al momento de recibir su titulo profesional, juramento que reproduciremos y analizaremos más adelante. Con esta pequeña introducción creo que ahora no podemos negar la gran influencia que tenemos en la actualidad, de estas culturas ancestrales, sobre todo en nuestra área la psicoterapia, pues como veremos también más adelante esta se encuentra en gran medida construida sobre la base de conocimientos antiquísimos que sólo fueron redescubiertos muy recientemente. Estos conocimientos debemos de considerarlos de fondo, pues su origen aportará muchas explicaciones de porqué en la actualidad se cura de tal o cual forma, pero nosotros desde luego haremos énfasis en la cura del mundo intra psíquico.

1.2 El pensamiento mágico Religioso Para poder comprender estos procesos, tenemos que adentrarnos en cómo estos antiguos maestros de la curación prodigaban mejoría a sus pacientes. poniéndonos en sus zapatos, o mejor dicho en sus sandalias. para poder entenderlos. Esto no lo podemos realizar sin antes tratar de “ver” el punto de vista de estos médicos, pero Lo que vamos ha explorar, es el cómo percibían conceptualmente a la enfermedad en aquellos días Tenemos en pocas palabras, que comprender la etiología que se daba como cierta y que por lo tanto predominaba en aquellos tiempos y que explicaba los orígenes de padecimientos físicos y mentales y por lo tanto daban pie a cómo se procedía con su curación. Esto se puede realizar estudiando tanto fuentes históricas las cuales relatan detalladamente este pensar sobre las enfermedades, pero por otro lado, también se pueden estudiar algunas comunidades actuales las cuales han permanecido aisladas del mundo civilizado, pues estos dos mundos comparten similitudes en como explican el origen y el posterior tratamiento de las enfermedades de todo tipo. En estas sociedades antiguas y en las tribales actuales, el hombre se considera como parte de la naturaleza, no existían límites entre él y los fenómenos que le rodeaban, no existía un límite claro entre el mundo humano, el

14

animal y el natural, pero en los núcleos humanos más primitivos, tampoco existía una diferenciación entre individuos, por lo tanto la “conciencia” existente era sólo la de la tribu, en este contexto no podía existir una terapia individual, sino que se practicaban terapias de grupo, lo que originaba un proceso de curación dinámico entre curandero, enfermo y grupo social al que se pertenecía.5 Desde luego esta psicoterapia con este contexto adquiere formas y conceptos mágicos, pues en esos tiempos predominaban las ideas animistas de todas las cosas que los rodean. Adicionalmente también existía la creencia de que el alma de un ser humano lo podía abandonar mientras dormía, además de que por supuesto también le podía sobrevivir al cuerpo mismo después de la muerte, sobre todo reencarnándose en otros seres. Esto se desarrolla entonces en un mundo en el que se cohabita con “presencias” fantasmas, encantamientos o maldiciones que se manifiestan en su mundo, pero que pertenecen a otro, sobre todo al reino de lo desconocido en donde no existe el tiempo, ni el pasado ni el futuro, pero que sin embargo puede afectarle de manera directa y casi siempre negativa en su mundo, haciendo que su espíritu lo abandone, lo cambie o lo transforme por medio de la enfermedad.
5. Op, cit. p6.

En la antigüedad el miedo es el elemento dominante dentro de estas sociedades primitivas, y la psicoterapia en esos momentos consistía en tener una relación muy directa entre el sufrimiento y aquello que es capaz de eliminarlo o aliviarlo. Para nuestra fortuna este tipo de estudios sobre el origen de las enfermedades concebidas en la antigüedad ya fueron realizados y con abundancia y son sorprendentemente ilustrativos, pues existen ciertas coincidencias y similitudes no sólo en cómo explicaban los padecimientos del ser humano, sino que también existen coincidencias en los tipos de diagnóstico, terapéutica, y recuperación, entre otras.

15

De estas similitudes podemos destacar las siguientes como los orígenes de las enfermedades: a) Los padecimientos o las enfermedades de cualquier tipo, son enviadas en primera instancia por los dioses. b) Las enfermedades también pueden ser causadas en segunda instancia por un brujo, mago, hechicero, chamán, etc. fenómenos sobrenaturales. c) En los casos donde la enfermedad fue causada por los dioses, estas se deben a castigos impuestos por estas mismas deidades por haber violado alguna ley religiosa, moral, social, tabú, etc. d) Tanto el diagnóstico como el tratamiento, deben de estar sujetos a ritos y métodos igualmente mágicos y/o religiosos para que surta efecto la curación. e) Los sujetos que podían practicar las curaciones eran sacerdotes o sacerdotisas, brujos o chamanes, pero por lo general desempeñaban más de una profesión de las anteriormente señaladas. f) Aún las afecciones más cotidianas y lógicas como una fractura originada por una caída, la muerte durante el parto de la madre o del producto, o aquellas que se pudieran adjudicar por ejemplo, a una profesión en particular, como las heridas de los soldados producidas en el campo de batalla se explican y son debidas a sucesos siempre sobrenaturales. Lo anterior es con respecto a cómo se generaban las enfermedades según Ruy Pérez Tamayo (2003), José Elías (2002) y otros, es decir esta era su etiología, pero toda la amplia gama de enfermedades que se conocían Pero siempre son causadas por

16

antiguamente, también se les agrupaba según la forma en que se podían adquirir y las más aceptadas eran: a) El castigo divino. b) La introducción de objetos comunes en el cuerpo del enfermo, como pueden ser huesos, piedras, astillas, etc. c) Por la posesión de algún espíritu. d) Por la pérdida del alma. e) Por un maleficio, como el mal de ojo. f) Por otro suceso natural o sobrenatural como el “susto”, se le subió el muerto en la noche, etc. Este grupo de creencias que funden lo mágico, lo médico, lo psíquico y lo religioso, se presentan más o menos inalterables en casi todas las culturas primitivas, pero desde luego dentro de estas, todas y cada una de ellas presentaba sus singulares particularidades, las cuales dependen sobre todo de los factores temporales, es decir en qué época surgieron y adicionalmente también dependen de factores geográficos, o sea en qué sitio surgieron estas creencias. Si somos cuidadosos y estudiamos cualquier pueblo primitivo, sin lugar a duda encontraremos que aparece este pensamiento mágico-religioso sin importar si lo observamos. por ejemplo, indagando en la sociedad egipcia y en sus ritos faraónicos, o si lo encontramos en alguna comunidad africana actual, o en algunas ciudades europeas de la Edad Media y desde luego en los pueblos nativos de América. Indudablemente se encontrará esta forma de ver las enfermedades y las curaciones, y sólo cambiarán los nombres de los dioses y detalles en la forma del “médico”que cura. Como ya mencionamos, esta forma de entender los padecimientos, prevalece como una de las principales características dentro de los pueblos primitivos, pero de ninguna forma quiere decir que no se pueda encontrar aún en nuestros días y en nuestros propios países. Este pensamiento al igual que muchas tradiciones y prácticas religiosas se las arreglaron perfectamente para poder sobrevivir a lo largo de cientos de siglos. En México por ejemplo, podemos encontrar estas costumbres ancestrales, arraigadas

17

en muchos poblados aislados en todo lo largo del territorio nacional. En muchas de las etnias mexicanas, hoy en día existen lo que ellos llaman el “médico tradicional”, los cuales practican “limpias” o llevan a cabo “curaciones” sin diferenciar si se trata de padecimientos físicos o mentales al igual como se hacía hace más de dos mil años atrás. Estos “médicos” tradicionales en algunas partes también son llamados brujos, de los cuales los más famosos los encontramos en el estado de Veracruz en el poblado de Catemaco. Estos brujos, según se cuenta son tan poderosos que no sólo alivian y curan padecimientos físicos, sino que también pueden realizar ritos y encantamientos para lograr objetivos tan diversos como por ejemplo, encontrar el empleo deseado, atraer la buena suerte y la fortuna, y dicen también ser eficaces en atraer a la persona amada, pero también se les puede consultar para que nos digan cual es el día más propicio para cerrar o abrir cualquier tipo de negocios.

1.3 Curaciones mentales en la prehistoria Como podemos darnos cuenta, la curación del cuerpo y del alma no es cosa reciente y las terapias o métodos médicos, mágicos o religiosos han existido desde siempre, el vestigio más antiguo del que se tenga conocimiento, nos lleva a miles de años atrás, concretamente en la época del Neolítico, propiamente al final de la Edad de Piedra. En esta época ya se realizaban Trepanaciones [intervención quirúrgica para cortar parte del hueso del cráneo], la cual se ejecutaba con cuchillo de piedra con el propósito de exponer a la vista parte del cerebro tal como muestra la figura 1. Algunos especialistas sostienen la teoría de que estas trepanaciones, pudieran haber sido, parte de un ritual mágico-médico con el propósito de liberar a los enfermos de algún “mal espiritual” y bien podían referirse a una enfermedad mental o psicológica reflejada en un problema de comportamiento para él mismo o para algunos miembros de su sociedad. Algunos de estos cráneos que han sido

18

Figura 1. Cráneo perforado era Neolítica

rescatados excavaciones arqueológicas, muestran que las heridas causadas por

de las

trepanaciones presentan cierto grado de recuperación o sanación lo que significa que algunos de estos rudimentarios “pacientes”, lograron sobrevivir a este tipo de “tratamientos”.

Figura 1 Tomada de “El Cuerpo Humano Guías Visuales” Edit. Dorling Kindersley 2005, p 8.

Este método con más o menos buena aceptación sobrevivió al paso de los años y así resurgió en la Edad Media en donde se practicó también de forma frecuente. Más adelante y desde luego con muchos cambios técnicos, este mismo tipo de operaciones se sigue practicando hasta nuestros días, pero desde luego ya muy apegada a las ciencias médicas y muy alejada de las creencias mágicas y religiosas. Como podemos darnos cuenta este pensamiento mágico y religioso, es importantísimo en el desarrollo de las modernas psicoterapias, pues en algunas ocasiones todavía se siguen utilizando, aunque sea en parte, varios de estos métodos tan antiguos, como lo veremos más adelante. Como este tipo de creencias es tan fundamental para comprender como sí existía una pre-psicoterapia antigua, en las siguientes líneas veremos algo más de estas técnicas de curación, y como se vivían en aquellos tiempos según algunos de los pueblos más influyentes de la antigüedad.

1.4 Medicina y psicoterapias precientíficas en la antigua Asiria

19

Hace más de cuatro mil años atrás, los babilonios que vivían en lo que actualmente se conoce como Irak, se encontraban gobernados por un hombre llamado “el dador de leyes” o como es más conocido, el rey Hamurabi (2123– 2081a.C.) y sanadores. Este gobernante redactó de forma muy detallada las leyes éticas y En 1902 excavando en las ruinas de la ciudad de Susa, se descubre morales las cuales estaban obligados a obedecer y seguir sus sacerdotes, médicos un bloque de diorita (figura 2) de más de dos metros de altura. Este bloque, había sido traído de Babilonia en el año 1100 a.C. En ella se encuentran grabadas dichas leyes y por tal motivo se le conoce como el Código de Hamurabi.

Figura 2 Código de Hamurabi Museo del Luvre

En su parte superior tallado en bajorrelieve se puede observar al mismísimo Hamurabi, recibiendo las leyes de manos del dios sol Shamash. Práctica que se ha repetido en innumerables religiones, sólo basta recordar como Moisés también recibió las leyes de parte de su Dios. Como ya se menciono anteriormente entre estas leyes se encontraban aquellas que debían respetar y obedecer los sanadores o pre-terapeutas de la época llamados Asu. Estos Asu, clasificaban los desórdenes humanos de acuerdo al dios

20

o demonio responsable de cada uno de los padecimientos conocidos, según un escrito de la Universidad de Indiana 6. y Pérez Tamayo 7. Para ellos el mecanismo para que una enfermedad se instalara en una persona era en general el de la posesión, o sea el ingreso de algún espíritu maligno al cuerpo de un simple mortal. Estos antiguos psicoterapeutas, eran devotos seguidores por razones obvias, del dios de la salud Ninurta y de su esposa Gula. La tarea principal de estos psicoterapeutas rudimentarios, consistía en realizar un diagnóstico preciso, y esto se realizaba haciendo un meticuloso historial de cada

Figura 2. Tomada de <http://es.wikipedia.org/wiki/Código_de_Hammurabi>.[Consulta: 22 Junio 2005]. 6. Indiana University (E.U.A.) Textos sobre Mesopotamia. Recursos en Línea. [Indiana U.S.A.] <http://www.indiana.edu/ancmed/meso.HTP> [Consulta: 19 junio 2005]. 7. Op. Cit. p21.

caso en particular. Solamente cuando el padecimiento se encontraba correctamente precisado e identificado, entonces el sanador podía realizar algún encantamiento por el cual revertir el mal según el dios o demonio específico que lo había causado. Esta práctica, se encontraba muy bien estructurada en su tiempo, y alcanzó un alto grado de evolución, de tal forma que los curadores podían relacionar un padecimiento especifico, con determinada deidad o espíritu, como en los siguientes ejemplos encontrados en la enciclopedia en línea Wikipedia: 8. Sí el enfermo presentaba dolor de cabeza sobre todo en la región temporal el responsable de dicho padecimiento era Alu, en cambio si se padecía una dolencia del cuello el causante de esto era Adad, y para los que sufrían afecciones del pecho el responsable era Ishtor. Como en muchos pueblos a lo largo de la historia de la humanidad, se hacían observaciones detalladas tanto de los enfermos como de enfermedades y así trataban de encuadrar sus conocimientos con sus teorías de la época, por eso, para ellos también existían diferentes clases de enfermedades y diferentes tipos de espíritus que las creaban, así por ejemplo el ser llamado Utukk era especialmente “virulento” y agresivo y se tenia que tener mucho cuidado al tratar

21

sus males y sólo un terapeuta con vasta experiencia podía salir bien librado de esta experiencia junto con su paciente. Como podemos darnos cuenta ya en esas épocas existían especialistas que podían tratar determinados males, como los producidos por Gallu. Este espíritu era el causante de las enfermedades directamente relacionadas con las manos, mientras que las enfermedades relacionadas con la mujer tenían que tratarse revertiendo los males provocados por Labartu ,así que estos curanderos fueron los precursores de la

8. Enciclopedia publica en línea Wikipedia <http://es.wikipedia.org/wiki/MitologAa_sumeria> [Consulta: 02 abril 2005].

moderna ginecología. Por último mencionaremos a la reina de la oscuridad o Allatur la cual como era de esperarse, era particularmente dañina pues podía ser capaz de producir verdaderas pestes, además de ser la directamente responsable de más de un centenar de enfermedades conocidas en aquellos días. El Asu una vez que había identificado el espíritu responsable de determinada enfermedad o padecimiento especifico, procedía a poner en marcha el tratamiento correspondiente, el cual podía variar según el caso, pero por lo general consistía en exorcismos, sacrificios, encantamientos, plegarias y actos de purificación entre otros muchos, hasta lograr que el demonio maligno abandonara el cuerpo del enfermo y este sanara. En muchas ocasiones los verdaderos efectos curativos estaban desde luego en otra parte y no precisamente en los malos espíritus. Como existen relatos de historiadores de la época de que muchos de estos Asu en verdad lograban verdaderas mejorías en muchos de sus pacientes no queda más que suponer con estas bases que muchos de estos enfermos en realidad eran arcaicos neuróticos, pues se sabe que este tipo de enfermos es muy susceptible a los ritos y creencias y del mismo modo que pudieron adquirir un padecimiento aparentemente físico por algún choque con su aparato psíquico, del mismo modo pudieron sanar con este

22

grupo de medidas “terapéuticas” igual de impresionantes.

Por lo mismo los Asu

gozaban de una gran fama y un inigualable prestigio, y por lo tanto ostentaban un gran poder dentro de su sociedad, pues dentro de una civilización regida sobre todo por los designios de los dioses, aquel hombre que lograra dominarlos debía de ser sumamente poderoso, de tal manera que estos terapeutas tenían la capacidad de fungir como sacerdotes, médicos, jueces o abogados dependiendo de las circunstancias que se les presentaran. Estos curadores completaban su terapia con algunos “medicamentos” los cuales también debían de influir de forma positivamente psicológica en sus pacientes pues los predisponían a la cura, por que en la mayoría de estos preparados no existía ninguna sustancia activa que fuera determinante para sanar alguna infección de cualquier tipo y sí, por el contrario, existían muchas que podían potencialmente enfermar o matar al paciente. De todas formas aunque los En su gran mayoría se remedios en el mejor de los casos fueran inocuos, la expulsión de los demonios debía ser acompañada por alguno de estos remedios. trataban de extractos de plantas, cataplasmas de lodo, algunos ungüentos o cierto tipo especial de vendajes, algunos de estos últimos untados con vino, grasa animal, miel, leche sangre y hasta en algunos casos administrados con heces de perro o humanas. Esto último con el propósito de que el remedio produjera repugnancia y vómito en el espíritu maligno y de esta forma al sentirse tan mal terminara por abandonar el cuerpo del poseído. Como podemos sacar en conclusión aquellas personas que se reportaban como curadas y que fueron registradas en escritos muy antiguos que dan fe de ello, sanaban única y exclusivamente por el poder mágico que le atribuían a dichos tratamientos, a su complejidad y a que representaban un acto muy impresionante para el enfermo, y por lo tanto podemos asegurar sin temor a equivocarnos que entre estos pacientes recuperados, existieron en gran cantidad quienes se curaban sólo por medios psíquicos que hoy en día conocemos bien y los cuales veremos más adelante. Entre estos medios no podemos negar que la sugestión, la fe, y el consuelo entre otras técnicas psicoterapéuticas fueron las responsables de devolver el bienestar a muchos de estos enfermos en la antigüedad. Una forma muy evidente con la que los Asu pretendían influir en el estado anímico de sus enfermos era que

23

ellos contaban con otra técnica la cual consistía en colocar algunas estatuillas en la cercanía de los pacientes, estas estatuillas representaban a monstruos los cuales siempre se elaboraban en actitudes amenazantes y feroces. Estas estatuillas se “recetaban” con el propósito de que cuando el demonio que se encontraba en posesión de un cuerpo y lo hacia enfermar las mirara, y éste se atemorizaba a tal grado, que abandonaría el cuerpo de inmediato. Como parte de su práctica habitual ya se dijo que los Asu podían tanto diagnosticar como aplicar un tratamiento, pero adicionalmente a ello también tenían la facilidad de dar un pronóstico de cómo evolucionaría la enfermedad, y para ello volvía a utilizar el pensamiento mágico, pues el pronóstico lo podían “leer” en el hígado de un animal sacrificado para ese propósito el cual por lo común era una oveja. Puede uno bien imaginarse el siguiente escenario; Un curador del que depende mi vida comprando un animal vivo, abriéndolo en una ceremonia y en parte de esta sacándole el hígado al animal moribundo, para posteriormente analizarlo y en base a lo que había visto pronosticar si me curaría o me esperaba una muerte segura. Esto desde luego tendría que haber sido muy desgastarte para el enfermo y psicológicamente relevante para el desarrollo de la enfermedad cualquiera que fuera el veredicto del terapeuta. Esta práctica fue evolucionando a tal grado que ya existían hígados artificiales en los cuales podía predecirse la evolución del paciente sin necesidad de sacrificar un animal vivo como lo muestra la figura 3.

Figura 3. Hígado de cordero representado en arcilla

24

para pronosticar la evolución de un paciente

El análisis del hígado, no sólo se practicaba para vaticinar la evolución de un padecimiento, sino que adicionalmente se utilizaba, para predecir que suerte le depararía a uno en un negocio, un viaje, algún matrimonio, o antes de emprender cualquier empresa que fuera delicada. Suplementariamente existían otros métodos un poco más tradicionales de adivinación, como es el caso, de la astrología, recordemos que los dioses son encarnaciones de los planetas y si se aprendía

Figura 3. Tomada de “Historia de las ciencias

médicas” Universidad de Colombia Facultad de

Medicina. Colombia. <www.col.org.pe/PDF/HIST_UNIVERSIDAD.pdf > [Consulta:13 julio 2005]

a interpretar sus movimientos, entonces se podría eventualmente conocer qué deparaban ellos de suerte en la tierra. Como es ampliamente conocido, los babilonios alcanzaron un alto grado de conocimiento en la Astronomía, y en las técnicas curativas, las cuales influenciaron al mundo conocido sobre todo en un principio al creciente Egipto, para pasar posteriormente a Grecia y a Roma, y de ahí ha que continuaran estos conocimientos prácticamente incólumes hasta la Edad Media. Por último, debemos de mencionar que existían otros recursos para procurarse la salud y el bienestar del cuerpo enfermo, el cual era independiente en cierta forma de los Asu. Una de estas alternativas, era acudir al templo de Gula el cual era No existen evidencias de que los representado en forma de un perro y fue un dios consagrado a la salud y llego a ser uno de los más importantes en su tiempo. enfermos pasaran ahí la noche como en el caso de Asclepiades en Grecia, pero sin embargo si queda claro que acudían a recibir el diagnóstico de sus enfermedades o sea a saber que dios fue el responsable de su padecimiento. Debemos de tomar en cuenta que en este templo existían un buen número de pergaminos en los cuales se basaban para dar los diagnósticos así que adicionalmente se utilizaban como

25

bibliotecas de consulta médica. 9.

En la mayoría de los casos el hogar del enfermo

se convertía en su cuarto de recuperación y su familia o seres cercanos en sus cuidadores (enfermeros) a los cuales ya sea el Asu o los encargados del templo “capacitaban” para que cuidaran al paciente ya sea con cataplasmas, vendajes, etc. Fuera de casa se encontraba otro lugar de sanación el cual eran las márgenes de los ríos, ya que se tenia la creencia de que estos ríos tenían el poder de arrastrar y llevarse los elementos que producían el mal y que causaban las enfermedades. En algunos casos se permitía a los familiares del enfermo abitar una choza cerca de algún río para facilitar el cuidado de su pariente en rehabilitación.

9. Indiana University (E.U.A.) Textos sobre Mesopotamia. Recursos en Línea. [Indiana U.S.A.] <http://www.indiana.edu/ancmed/meso.HTP> [Consulta: 19 junio 2005].

1.5 Medicina y psicoterapias precientíficas en el Antiguo Egipto Como se ha visto con otras culturas primitivas, en el antiguo Egipto, también predominaban como principales ideas terapéuticas, las basadas sobre todo en el pensamiento mágico – religioso y la de los remedios populares de la época. Estos principios de origen espiritual y religioso los adoptaron sobre todo de ideas provenientes de la medicina babilónica. Como en otras estructuras antiguas, la mayoría de sus sacerdotes eran a la vez médicos y en donde también todo el conjunto de dioses eran los directamente responsables de la generación de todo tipo de enfermedades físicas o emocionales que pudieran afectar a nosotros los pobres mortales. Algunos de los causantes de estos padecimientos comunes eran por ejemplo Ra el dios Sol, Osiris dios del Nilo, o Isis. Mientras que por otra parte nos encontramos a Ptah quien fungía como el dios de la salud. No obstante su gran parecido estructural con otras culturas antiguas, los curadores egipcios, gozaban de un gran prestigio tal y como lo menciona en su libro el médico Ruy Pérez Tamayo:10.

26

Homero en la Odisea (1100 a.c.) refiere: “En Egipto los hombres son más hábiles en medicina que ningunos otros” y añade Herodoto (484 – 425 a.c.) cuenta que los reyes Ciro y Darío sólo tenían entre sus hombres de confianza a curadores egipcios y adicionalmente relatan que los egipcios tenían una medicina tan avanzada, que contaban con médicos los cuales solo eran especialistas en tratar una sola enfermedad”.

Estas terapéuticas tan reconocidas fueron resultado de varios aspectos socioculturales que se unieron a una gran influencia de los aspectos religiosos, como la creencia de que el alma sobrevivía al cuerpo y en consecuencia había que preservar a este para el momento en que el alma regresara en una reencarnación futura es lo que dio como origen a que investigaran diversas técnicas para lograr la conservación de los cuerpos y que se perfecciono con el descubrimiento de la momificación.
10. Op cit. p23.

En la medicina egipcia se podían distinguir fácilmente dos tendencias muy bien definidas, la primera la mágica religiosa, la cual curaba con métodos muy primitivos, y la segunda, la empírica racional la cual se basaba en la experiencia personal o de los maestros y en una cuidadosa observación de los fenómenos patológicos. ultima tendencia, parece que carecía de procesos basados en sobrenaturales. Esta hechos

Los médicos o curadores podían tratar enfermedades físicas más

o menos simples, como el caso de problemas odontológicos, oftalmológicos y dermatológicos debido a que simplemente son padecimientos muy accesibles a la simple observación directa sin ningún tipo de complicaciones; sin embargo, no pasaba lo mismo con los trastornos mentales, emocionales o con padecimientos físicos que tuvieran su patología en el interior del cuerpo los cuales se seguirían tratando con hechizos, remedios, pociones o algún tipo de ritual aplicado por un mago o hechicero. En la III Dinastía (2980 a.C.), surge el primer gran medico cuya fama lo inmortaliza al paso de los tiempos y en su época lo coloca en un lugar aparte de los druidas o sacerdotes, su nombre Imhotep (Fig. 4). Este médico, además, ejerció la arquitectura y fungió como el visir del rey Zoser y a la vez era reconocido como un

27

gran arquitecto, astrónomo, mago y sacerdote.

Curiosamente un siglo después de

fallecido, se le eleva a la categoría de semidiós, y posteriormente alcanzará la categoría de dios de la medicina y se le coloca como hijo del dios Ptah, aunque era bien conocido que en realidad su padre fue el mortal y humano arquitecto Kanofer. Las personas aquejadas por algún mal, acudían a los templos que para aquel entonces ya se habían erigido en su nombre, y en donde podían dormir por algunas noches, pues la tradición señala que a muchos de estos enfermos, se les aparecía en sueños el mismísimo Imhotep y en ellos él les indicaba cual sería el mejor tratamiento a seguir según su dolencia de cada uno en particular. Un dato relevante para el seguimiento de esta historia terapéutica, es que a Imhotep los

griegos lo identificaron con Asclepiades y de este modo adoptaron algunos de los ritos que eran utilizados por los egipcios. La mayoría de los conocimientos terapéuticos egipcios, se conocen gracias a que se han ido descubriendo con el paso de los años un buen número de papiros que contienen este tipo de información. Uno de ellos el llamado papiro de Ebers 11. y Pérez Tamayo 13. escrito en el siglo XVI a.C. detalla con fidelidad como se trataban las enfermedades ahora llamadas emocionales o mentales pues apartaba a estas de entre las de carácter físico, de la siguiente manera: Existen tres tipos de doctores: 1. Los médicos 2. Los cirujanos 3. Hechiceros y exorcistas

28

Figura 4 Escultura de Imhotep

11. Op. Cit. p25. Figura 4. Tomada de “Historia de las ciencias médicas” Universidad de Colombia Facultad de Medicina. Colombia. <www.col.org.pe/PDF/HIST_UNIVERSIDAD.pdf > [Consulta:13 julio 2005]

Del mismo modo mencionaba los tratamientos o terapéuticas que cada uno ponía en práctica y que eran los siguientes: Los primeros curaban a base de administrar remedios preparados por ellos mismos, los cirujanos desde luego curaban haciendo rudimentarias intervenciones quirúrgicas, y los últimos procuraban alivio recetando o practicando encantamientos rezos o ritos de diversos tipos como lo narra Pérez Tamayo. En el mencionado papiro de Ebers en los párrafos 1 a 3 se mencionan las palabras que se deben de pronunciar para que el médico y enfermo quedaran protegidos de poderes sobrenaturales al momento de estar interviniendo en un diagnostico o en un tratamiento, en los párrafos 242 al 247, se encuentran varios remedios que se asegura fueron usados y creados por los mismos dioses para curar determinadas enfermedades, pero en el párrafo 250 se mencionan los remedios para curar las migrañas, mientras que en los párrafos 627 al 696 se asienta la importancia

29

de la relajación y fortificación de los metu lo cual se puede traducir como vasos sanguíneos y músculos 12. Estos últimos remedios utilizados actualmente con amplitud por un gran número de escuelas psicoterapéuticas. Adicionalmente existe otro papiro llamado Kahnun, o papiro ginecológico, este papiro fue descubierto por Flinders Petrie en 1889, y se supone que tiene su origen por allá de los mediados del reino de Amenenhat II o su sucesor Amenenhat III (1825 a. C). Muchos párrafos son ilegibles, pero los utilizables se enfocan a tratar enfermedades o padecimientos propios del sexo femenino, sobre todo de la etapa de gestación; en este papiro se incluye por ejemplo una prueba de embarazo, algunas fórmulas para preparar métodos anticonceptivos, etc. Para nuestros fines psicológico-históricos, mencionaremos que en este papiro se inicio la introducción hacia el mundo occidental del concepto de que el actual padecimiento conocido
12. Indiana University (E.U.A.) Textos sobre Egipto. Recursos en Línea. [Indiana U.S.A.] <http://www.indiana.edu/ancmed/Egypt.HTM> [Consulta: 22 agosto 2005]. Indiana University (E.U.A.)

como neurosis o histeria en las mujeres, se debía a un padecimiento emocional ginecológico, el cual se presentaba debido a una mala postura del útero. El tratamiento que se aplicaba para la histeria consistía en la fumigación del útero vía vaginal, lo que provocaría que el útero regresara a su posición original y desaparecieran los síntomas emocionales. Este remedio de la fumigación fue ampliamente aceptada a lo largo de los tiempos antiguos y fue practica cotidiana que se estableció también en Grecia y hasta apoyado por Hipócrates, Platón y posteriormente Galeno en tiempos del imperio romano 13. Adicionalmente a los remedios antes mencionados los egipcios se preocupaban también por el cuidado del alma, así que en los templos consagrados a la sanacion de los enfermos también se practicaban además de rituales religiosos y encantamientos, conciertos musicales, danzas y se tenía incluso la libertad de expresar cualquier expresión artística que los enfermos quisieran representar, esto podría ser considerado hoy en día como terapia ocupacional y psicodanza. También

30

se cree que en estos templos se practicaba el consumo de algún tipo de narcótico ligero, lo que conduciría a los pacientes a padecer alucinaciones bajo un tipo de hipnosis rudimentaria la cual se creía eran producidas por los sacerdotes del templo dedicado Imhotep y seguramente producían las apariciones del mismo dios para que este diagnosticara, tal y como lo mencionamos líneas atrás 14. 1.6 Medicina y psicoterapia precientífica en el pueblo Hebreo 1.6.1 Visión Hebrea de los trastornos mentales La visión Hebrea de los trastornos mentales, comparte en mucho las generalidades hasta ahora vistas dentro de otras culturas antiguas, tanto la fuente de
13. Tessa Korber, El médico del emperador, Trad. Laura Manero, 3ª edición, Barcelona España, Ediciones B. 2004 p74. 14. Peter Bankart, A Histoy of Western & Eastern Psycoterapies E.U.A., Brooks Cole, 1997 p.31

sus padecimientos, como sus características y métodos son similares, pero sin embargo resalta una gran diferencia; puesto que es un pueblo que compartió y que sigue compartiendo una forma de vida en donde la religión y su cultura no tienen una línea divisoria bien definida, esta peculiaridad la hace única en su tipo. La principal diferencia entre este pueblo en particular y los demás, radica en que desde tiempos muy remotos en el antiguo testamento se declara la existencia de un solo dios a diferencia de la mayoría de las culturas de su época que eran politeístas. Este único dios sin embargo era reconocido como la fuente de toda la salud, pero al mismo tiempo también era el creador de todas las aflicciones y padecimientos terrenales, visión que se ha ido perdiendo con el paso del tiempo pues prácticamente y a raíz del cristianismo su dios es en esencia bueno, pero en aquellos tiempos compartía las características de todas las otras culturas, que su dios era el responsable de lo bueno y lo malo que sufriera su pueblo. Entre esto se creía que él era el responsable de todas las enfermedades incluyendo desde luego las

31

relacionadas al comportamiento extraño e inadecuado que hoy conocemos como trastornos mentales. Si dios es el creador de todo lo existente también produce malestar y enfermedad pero a la vez es el gran proveedor de salud y bienestar para el pueblo Hebreo. A pesar de estas diferencias, los Hebreos compartían la creencia De hecho, los sanadores de que los sacerdotes eran los únicos que tenían la jerarquía y el poder suficiente para invocar a dios y a su vez sus poderes sanadores. más importantes y reconocidos dentro del pueblo hebreo fueron desde luego sacerdotes, pues eran los únicos con los conocimientos específicos como para interceder ante dios por los enfermos de esta tierra ante el supremo creador y sanador, como lo describe el Dr. Peter Blankart en su libro Taking Cures. 15.
“Los sacerdotes Hebreos estaban investidos con tal poder, que ellos eran los únicos que podían luchar contra las personas “sucias de alma” a las cuales se les reconocía por presentar ira, melancolía, catatonia o epilepsia“.
15. Peter Bankart, Taking Cures, A Histoy of Western & Eastern Psycoterapies E.U.A., Brooks Cole,1997 p.32.

A través de todo el Antiguo Testamento podemos ir encontrando detalladas narraciones de conocidos padecimientos psiquiátricos y psicológicos, incluyendo por ejemplo las conocidas aflicciones [angustia y ansiedad] sufrida por el Rey Asa y Saúl, de este último se cuenta, según el Diccionario Ilustrado De la Biblia lo siguiente: 16.

“Para consolidar su autoridad sobre la zona central y dar unidad a las tribus de Israel, Saúl decidió suprimir los enclaves extranjeros, con ese fin mató a un número indeterminado de Gabaonitas (II Sam 21:2) violando el juramento que Josué les había prestado de respetar sus vidas (Jos cap.9). También tuvo éxito en sus campañas contra los Ammonitas, Maobitas, Edomitas y Arameos (I Sam 14:47), que al parecer fueron expulsados a Tras Jordania y derrotó a los Amalecitas para liberar a Judá de sus incursiones; sin embargo, le perdonó la vida a Aga, rey de Amalec, un acto de desobediencia por el que Yavé decidió privarlo de la dignidad real y entregársela a David (I San cap.15). Desde entonces “un mal espíritu, venido de Yavé”, empezó a apoderarse del rey llenándolo de melancolía y suspicacia; Sólo la música le proporcionaba un alivio temporal. Según una versión del relato bíblico, fue así como David entró a su servicio, pues tocaba tan bien el arpa que conseguía calmarlo. (I Sam 16:14-23).

32

En otra referencia encontramos:
“El espíritu de Yavé se había apartado de Saúl y un espíritu malo que venía de Yavé le perturbaba. Dijeronle pues los servidores de Saúl <<Mira un espíritu malo de dios te aterroriza; permítenos, señor, que tus siervos que están en tu presencia te busquen un hombre que sepa tocar la cítara, y cuando te asalte el espíritu malo de dios tocará y te hará bien>> ................... Cuando el espíritu de dios asaltaba a Saúl, tomaba David la cítara, la tocaba, y Saúl encontraba calma y bienestar y el espíritu malo se apartaba de él. 17.

16. Diccionario Ilustrado de la Biblia, México, Reader´s Digest, traducción de Salvador Pineda, 1ª Edición 1995. 17. Biblia de Jerusalén Edit. Descleé de Brouwer 1992, p. 531

Como podemos darnos cuenta en este ejemplo claro de un padecimiento mental, encontramos todos los elementos para poder decir que sí existía una psicoterapia aunque fuese muy rudimentaria. siguientes particularidades: En este caso en particular encontramos las

1) Existe un cambio de personalidad por el cual el rey Saúl es despojado de su cargo. Así pues existe un trastorno mental. 2) Existe un “diagnostico” pues se dice que el rey sufre de melancolía,

suspicacia, terrores y estos padecimientos lo perturbaban. Síntomas que en la actualidad se reconocen como un cuadro depresivo si sólo nos atenemos a la melancolía, pero como iban acompañados de suspicacia y terrores,.entonces el diagnóstico actual sería el de: Esquizofrenia de Tipo paranoide. En donde el DSM IV nos dice lo siguiente: 18.

33

Subtipos de esquizofrenia F20.0x Tipo paranoide [295.30]

La característica principal del tipo paranoide de esquizofrenia consiste en la presencia de claras ideas delirantes o alucinaciones auditivas, en el contexto de una conservación relativa de la capacidad cognitiva y de la afectividad..............fundamentalmente, las ideas delirantes son de persecución, de grandeza o ambas, pero también puede presentarse ideas delirantes con otras temática (p.ej., celos, religiosidad o somatización). Las ideas delirantes pueden ser múltiples, pero suelen estar organizadas alrededor de un tema coherente..........Los síntomas asociados incluyen ansiedad, ira, retraimiento y tendencia a discutir.

18.American Psychiatric Association, DSM - IV-TR Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales, Barcelona España, 4ª edición, 2002.p.334.

Así que vemos que el diagnostico coincide exactamente con lo que la Biblia relata acerca del padecer del rey Saúl, así que el diagnóstico fue el correcto, lo que nos hace pasar al punto número tres con el cual se integraría una completa prepsicoterapia en este caso muy parecida a la actual musicoterapia..

3) Existe un tratamiento para el padecimiento del rey Saúl, el cual consiste en que se le provea de música cada que los síntomas lo invaden. Como todos sabemos, la música acompañada de ejercicios de relajación son muy benéficos para la mayoría de pacientes que sufren de algún trastorno mental, a tal grado que hoy en día es una práctica común. La psicoterapia dará mejores resultados si se lleva al cabo conjuntamente con prácticas que conlleven técnicas y métodos de relajación, a diferencia de cuando sólo se aplica una psicoterapia convencional.

34

Esta demostrado que los enfermos que practican técnicas de relajación, obtienen mejores resultados en sus terapias que aquellos que no llevan a cabo este tipo de practicas. En resumen en el ejemplo anterior podemos observar que si se diferenciaban en cierta medida los trastornos mentales de los físicos, y que como se desconocía el origen de estos males se le atribuían a malos espíritus, pero que sin embargo debían de ser “diagnosticados” para así poder aplicar el tratamiento más adecuado a cada mal en particular, por lo tanto es aquí donde se puede probar que ya existía una psicoterapia aunque fuera sumamente arcaica y elemental. En la misma Biblia seguimos encontrando más padecimientos mentales como es el caso del rey Nabuconodosor de Babilonia (Figura 5) el cual padecía de delirios psicóticos en el cual él creía que se convertía en un lobo (Licantropía) o como común mente se conocen hombres lobo, aunque en otros textos se dice que él se creía un buey como se puede encontrar en el texto siguiente encontrado en la Internet refiriéndose al delirio que se presenta en algunas personas que piensan que por una especie de maldición tienen la capacidad de convertirse en alguna especie de animal. “Este fenómeno ocurre con ciertas personas que pierden en vida el uso del
sentido común como ocurrió con el rey Nabuconodosor que tras perder toda su potencia intelectiva, creía haberse convertido en buey y realizaba todas aquellas acciones propias de este animal” 19.

Por otra parte en la Biblia de Jerusalén en el libro de Daniel menciona: 20
“Todo esto le sobrevino al rey Nabucodonosor. Doce meses después, paseándose por la terraza del palacio de Babilonia, iba diciendo el rey: <<¿No es esta la gran Babilonia que yo he edificado con mi residencia real, con el poder de mi fuerza y para la gloria de mi majestad?>> Aún estaban estas palabras en la boca del rey, cuando una voz cayó del cielo:

35

<<¡A ti se te habla rey Nabucodonosor! La realeza se te ha ido. De entre los hombres serás arrojado, Con las bestias del campo morarás; Hierba como los bueyes tendrás por comida, Y siete tiempos pararán por ti, hasta que reconozcas que el altísimo domina sobre el reino de los hombres, Y se lo da a quien le place. >>

19. Tomado de: w.w.w.http://audio.ya.com consulta :[Consulta: 08 agosto 2005]. 20. Op. Cit. 1992, p. 2073

Y al punto se cumplió la palabra en Nabuconodosor: fue arrojado de entre los hombres, se alimentó de hierba como los bueyes, su cuerpo fue bañado de rocío, hasta crecerle sus cabellos como plumas de águila y sus uñas como las de las aves.

36

Figura 5: Nabuconodosor II Ladrillo con sus nombres y títulos

<<Al cabo del tiempo fijado, yo, Nabuconodosor, levanté los ojos al cielo, y la razón volvió a mí; entonces bendije al altísimo,...................... y para gloria de mi realeza volvieron tambíen a mí, majestad y esplendor. Esas circunstancias podían bien definirse como un trastorno psicótico breve según consta en el actual DSM –IV-TR. Como podemos observar desde aquellos

Figura No.5 Tomada de: Enciclopedia Salvat Tomo 9 p. 2354

tiempos ya se podían localizar y de hecho se hacían los padecimientos mentales, aunque estos siempre estaban detectados cuando se presentaban en estado muy avanzado o cuando la misma enfermedad era una de las más graves como en el caso que acabamos de tomar en cuenta, que es el de las psicosis o el de los delirios, en este tipo de trastornos mentales tan evidentes cualquier persona puede detectarlos y este era el caso en aquellos tiempos.

37

Por último cabe destacar que ya habiendo localizado en buena parte los trastornos mentales, para el año 490 a.C. los hebreos establecen uno de los primeros hospitales mentales en el mundo en la ciudad de Jerusalén por lo que se puede deducir que la práctica psicoterapéutica ya había puesto sus primeros cimientos, pero surge una pregunta obligada que radica en la eficiencia de este tipo de técnicas antiguas y la cual trataremos de responder en el apartado siguiente.

1.7 Métodos Curativos y psicoterapias precientíficas en la Antigua Grecia y Roma. 1.7.1 Psicoterapias precientíficas en la antigua Grecia.

No podemos negar, que de oriente emana gran parte del gran conocimiento que prevalece hasta nuestros días en occidente y la psicoterapia no podría ser la excepción. La civilización helénica, se extendió a lo largo de la península Balcánica, las islas del mar Egeo y las costas de la península de Anatolia lo que se conoce actualmente como Turquía, a esta región geográfica se le denominó Hélade. Hacia 2700 a.C. se desarrolló en la isla de Creta una floreciente cultura que se apoyaba sobre todo en el comercio, esta cultura pertenecía a la llamada Edad de Bronce. Por el año 1200 a.de C., los dorios que utilizaban armas de hierro tomaron Grecia derrotando a los micenos. Posteriormente a esta lucha, el tipo de vida de los griegos sufrió un descenso en general y así se mantuvo durante algún tiempo. Sin embargo del siglo VIII y hasta el siglo VI a.C. período que se denomina como época arcaica, Grecia despliega una grandiosa recuperación y un desarrollo en casi todas las áreas del quehacer humano, que incluye el esplendor de la política, la economía, las artes y la cultura. A los siglos V y VI a.C. corresponde el apogeo de esta gran civilización y el desarrollo de ciudades independientes entre ellas Atenas y Esparta como las más destacadas. A este período se le denomina la “Edad de Oro” o “Siglo de Pericles” ,

38

en honor del gobernante que llevó a Atenas a su máximo esplendor. El desarrollo de la arquitectura, la astronomía, la geometría, las artes de la navegación, las matemáticas y sobre todo para nuestro estudio el desarrollo de la medicina y técnicas curativas las fueron perfeccionando con el paso del tiempo, pues estos conocimientos los tomaron de otras culturas y los fueron mejorando de manera espléndida. Sin embargo aunque ya en este tiempo, se buscaban métodos de curación más apegados a las ciencias naturales, en la antigua Grecia se seguían compartiendo una buena cantidad de creencias mágico religiosas, sobre todo provenientes de Persia y Egipto, es decir en esta época se dividen las metodologías de cómo curar a los enfermos en dos grandes áreas, por un lado seguiría subsistiendo el pensamiento mágico religioso para sanar sobre todo aquellos casos inexplicables entre ellos los de origen mental y del comportamiento, y por otro lado los médicos que buscaban curar basándose en la observación de los fenómenos naturales, su evolución y el pensamiento lógico. En honor a la verdad tendremos que apuntar que muchos curadores a partir de este etapa de la historia, rondaban por estos dos mundos que en nuestra civilización pueden lucir como opuestos, pero que en aquel tiempo por decirlo así era lo que estaba en boga, por un lado curar lo conocido con cierto rigor científico y lo desconocido por medio de encantamientos, rezos y plegarias dirigidas preferentemente al dios que se venerara en la casa del enfermo. Lo cierto sin lugar a dudas, es que en ese tiempo empezó a ser evidente el surgimiento de un pensamiento más apegado a circunstancias terrenalmente explicables, en donde sobresalieron la práctica y desarrollo de las siguientes prácticas: • • • El pensamiento racional La tradición filosófica La tradición médica

39

Estos conceptos revolucionarían el mundo de la psicoterapia, pues le proporciona los instrumentos necesarios para que poco a poco se vaya apartando de la magia y de la hechicería, de tal modo que se irá en lo futuro aproximando al pensamiento racional. 1.7.2 Hipócrates y su legado a las prepsicoterapias. Dentro de la medicina antigua existió un personaje el cual es muy relevante para el progreso de las ciencias de la salud, este personaje es Hipócrates. como “El gran hombre fundador de la medicina”. Hipócrates se menciona en un escrito de Séneca, por allá del siglo I a.C., en él se refiere al médico Mientras que por otro lado en los Este diálogo fue muy diálogos de Platón este hace referencia a él en Protágoras.

popular entre el pueblo ateniense, por lo que toda la población había oído hablar del famoso médico sin siquiera haberlo visto una sola vez en su vida. Aunado a estos hechos, tenemos que mencionar, que no existe una sola evidencia de que Hipócrates haya estado alguna vez en Atenas. A Hipócrates sin embargo lo describen como un hombre originario de la isla de Cos en donde supuestamente cobró fama y fortuna gracias a sus conocimientos y práctica de la medicina (figura 6). Hasta aquí llega el verdadero Hipócrates, y lo que se le ha adicionado es pura leyenda. Sin embargo su fama sobrevivió al paso de tiempo y en el siglo XVI d.C., se le nombra “padre de la medicina”. Existen unos textos, a los que se les conoce popularmente como Corpus Hipocraticum, los cuales en su mayoría datan aproximadamente de entre los años 420 a 370 a.C., pero algunos de estos escritos bien pudieron ser elaborados muchos años después. Egipto. Estos escritos son un grupo de aproximadamente 100 textos sobre medicina, los cuales se lograron reunir en la famosa biblioteca de Alejandría en Algunos de estos escritos según algunos expertos pudieron ser escritos Entre ellos existen algunos que se aprecia que son del incluso en el siglo III a.C.

mismo autor mientras que en otros es notoria su recopilación por varias personas. Existe otro grupo que se puede ver claramente que son fragmentos de algún tipo de trabajo más extenso en su original. Estas características las han estudiado expertos

40

en la escritura y han concluido que no pudieron ser obra de un solo hombre como se pretendía creer, por lo tanto no pudieron haber sido escritos estos textos por Hipócrates, o por lo menos no todos como se creía antes, pues existen diferencias fundamentales entre ellos, como por ejemplo en su estilo de redacción, sus diferentes composiciones, y sobre todo, las teorías de los diversos padecimientos médicos, que no sólo son variadas sino que hasta contradictorias entre uno y otro texto. La polémica de sí Hipócrates existió o sólo fue una leyenda no la pondremos a discusión en el presente trabajo, pero sin embargo existe un dato que es fundamental para la evolución de las ciencias de la salud y es un concepto el cual se liga a la figura de Hipócrates. Se dice que su gran aportación a la ciencia fue que él aseguró que: “Las enfermedades son creadas por fenómenos naturales” Desde entonces existen grupos de personas, que han tratado de dejar a un lado las curaciones realizadas por encantos, conjuros y hechicerías y han volteado sus ojos hacia los fenómenos naturales y de este modo nace la investigación científica. La tradición presenta a Hipócrates como el defensor de la teoría de que las enfermedades no tienen nada que ver con las divinidades, ni con seres sobre naturales, hechiceros o sacerdotes. La escuela hipocrática sobresale por concentrar sus esfuerzos en tratar de encontrar una explicación natural a todas las enfermedades por ellos conocidas, así que estudian las dietas, el clima, el entorno del enfermo, su trabajo, etc., empezando a ver las relaciones existentes entre el medio ambiente y el ser humano. Estos esfuerzos tratan de ser fuente de estudio para dar con el origen de algunas enfermedades y sus evoluciones. Desde este momento la medicina se divide en dos grandes grupos, los que curan basándose en sus conocimientos sobre los fenómenos naturales y cómo nos afectan, y los que siguen hasta nuestros días curando con ideas mágico religiosas como son las limpias, las pociones y encomendándose a algún ser sobrenatural fuera este cual fuere.

41

Figura 6. Hipócrates Padre de la Medicina

Curiosamente a Hipócrates se le adjudica el primer intento de clasificar a los seres humanos según su personalidad, y características, por lo que se considera un estudio tanto físico como psicológico. Como explicamos anteriormente esta Los clasificación debe de tener su origen por el año 400 a.C., aproximadamente, y es un intento de explicar el tipo de personalidad según todas las cosas naturales. griegos creían que la naturaleza estaba formada básicamente por cuatro elementos: El aire, la tierra, el agua y el fuego, esta teoría aseguraba que estos mismos elementos estaban presentes en el cuerpo humano, pero en forma de humores o sea secreciones corporales, las cuales correspondían a los elementos antes señalados. Estas secreciones eran: La sangre, la bilis negra, la bilis amarilla y la flema. Si estos cuatro elementos se encontraban en equilibrio dentro del cuerpo, entonces la persona gozaba de una buena salud, pero sin embargo si presentaba un exceso, o

Figura 6. Tomada de: Enciclopedia publica en línea Wikipedia Biografías padre de la medicina: http://es.wikipedia.org/wiki/biografia_hipocrates.. Consulta: 25 enero 2006.

carencia de alguno de estos elementos, se produciría inmediatamente alguna enfermedad. Sin embargo el predominio natural de alguno de estos elementos determinaría la personalidad o el temperamento de los individuos las cuales podían ser clasificadas como sigue: Del tipo sanguíneo, el melancólico, el colérico, y el

42

flemático. 20 Así tenemos que para la escuela hipocrática el diagnóstico y cura de las enfermedades emocionales se podía estudiar en la siguiente relación:

1.7.3 TABLA DE LOS HUMORES Y TEMPERAMENTOS SEGÚN HIPOCRATES

Elementos Naturales Aire Tierra Fuego

Propiedades

Humores corporales

Temperamento Características

Caliente húmedo Fría seca

Sangre Bilis Negra

Sanguíneo Melancólico Colérico

Vitalidad despreocupación Ensimismamiento tristeza Fuerza voluntad, iracundia Calma, mansedumbre de

Caliente seco Bilis amarilla

Agua

Fría, húmeda

Flema

Flemático

20. Curso Básico de Psicología, Centro de Enseñanza a Distancia, Barcelona España 5ª edición, Tomo III, 1996, p.40.

Esta teoría de los humores, fue utilizada y desarrollada posteriormente por Galeno, pero en tiempos modernos no ha podido sostenerse por si misma dados los modernos avances y descubrimientos científicos sobre todo en áreas como la biogenética, las neurociencias y las más modernas escuelas psicoterapéuticas. Sin embargo tenemos que reconocer que el alma de la teoría de Hipócrates estaba correcta, y esto lo confirma el moderno conocimiento que tenemos de las hormonas

43

y la química corporal, pues sabemos que influyen y determinan algunas enfermedades del comportamiento como en el caso de la depresión, la cual tiene una relación directa con el desajuste de ciertos neurotransmisores. Es casi seguro que Hipócrates o sus seguidores nunca pudieron tener un análisis de cualquier secreción humana, y buena parte de esta teoría se basaba en como ellos se imaginaban el actuar de estos fluidos. Así pues se aferraban más a una idea, a un concepto que a un hecho concreto, así por ejemplo esta teoría mencionaba que el ser humano era sanguíneo en la infancia, colérico en la edad de la juventud, melancólico en la madurez y flemático en la vejez. Para concluir, podemos mencionar que esta teoría fue incluso utilizada por científicos más modernos como Wundt (1832-1920) y Paulov (1849-1936), respectivamente y con ella trataban de clasificar las personalidades y enfermedades mentales y emocionales del ser humano, ya en épocas mucho más recientes. Después de todo este tiempo debemos concluir que la teoría de los humores fue la primera clasificación de los padecimientos mentales y emocionales y una gran aportación a los antiguos prepsicoterapeutas, pues tenían una base con la cual trabajar.

1.7.4 Curaciones mágico religiosas en la antigua Grecia La tradición curativa mágico religiosa no se desvanecería del mundo con la aparición del pensamiento científico, si no que perdurará hasta nuestros días con la presencia de los modernos chamanes o curanderos. En la Grecia antigua, se convivía cotidianamente con todo un ejército de dioses al servicio de la población. Esto se puede apreciar en escritos tan conocidos como la Ilíada y la Odisea en donde dioses, semidioses y héroes, conviven con personas reales, en todas las áreas del saber que destacaban en esos tiempos, tal como la guerra, el amor, la astrología y por supuesto la salud y la enfermedad, incluidas las enfermedades mentales. Así pues el dios encargado de la salud y curación de las personas en la antigua Grecia recayó en el dios Asclepio, o Esculapio para los romanos ( Figura.7);

44

Asclepio fue hijo de Apolo y de Coronis una mortal. En sus orígenes Asclepio fue reconocido como un héroe mitológico, pero con el tiempo fue considerado como un dios en toda la forma. Cuenta la historia que Apolo se enamoró de Coronis, una princesa muy hermosa, y con la que sostuvo relaciones amorosas. Con el tiempo Coronis queda embarazada de Apolo, pero al mismo tiempo esta sucumbe ante la belleza de un mortal llamado Isquis de Arcadia, y se enamora de él perdidamente, y con este; le es infiel a Apolo. Apolo descubre la traición por medio de un mensaje recibido por un pájaro blanco el cual le revela lo que estaba aconteciendo entre su esposa e Isquis. El dios Apolo monta en cólera y maldice al pájaro que le lleva la noticia, el cual de inmediato cambia su plumaje a un color negro intenso; sé cuenta que desde entonces los cuervos nacen con este color por ser portadores siempre de malas noticias. Enseguida Apolo pide a su hermana gemela Artemisa la cazadora, que cobre venganza sobre Coronis y la mate; esta muere a consecuencia de una herida producida por una de las flechas de oro de la cazadora, sin embargo Apolo no está dispuesto a que también fallezca su primogénito, por lo que lo extrae de las entrañas del cuerpo de su esposa ya muerta y lo salva de morir junto con su madre. Posteriormente toma la decisión de que su hijo sea cuidado y criado por el centauro Quirón, quien era un especialista en varias ciencias sobre todo en el del arte de la curación. Al paso del tiempo el niño fue aprendiendo y practicando el arte de curar hasta que en determinado momento superó con creces a su mentor. Asclepio cobró fama mundial por lo que acudían ante él personas de todo el mundo conocido, con la esperanza de ser curados y sanados de sus enfermedades y dolencias. Para lograr su propósito Asclepio se ayudaba sobre todo de la utilización de hierbas medicinales, dietas mágicas y hasta de milagrosas operaciones quirúrgicas. Era tan grande su poder, que hasta comenzó a resucitar a los muertos como fue el caso de Hipólito, hijo de Teseo. Estos hechos despertaron el enojo de Hades, dios del inframundo, pues Asclepio había dejado deshabitado el reino de los muertos y esto iba en contra de las leyes naturales y del orden que estaba establecido desde tiempos inmemoriales, por lo que Hades decide llevar su queja hasta el mismísimo Zeus, el cual al oír de las resurrecciones que quebrantaban las leyes naturales,

45

manda un rayo poderoso, el cual acierta en la persona de Asclepio y este muere de inmediato. Apolo al enterarse de que su hijo a muerto, intercede ante los demás dioses para que Asclepio sea ascendido a la categoría de dios y de este modo logra que permanezca en el Olimpo en compañía de los otros dioses griegos.

Fig. 7 Estatua en mármol de Asclepio. Museo Nacional. Atenas Grecia

Figura 7: Tomada de: http://www.revistamedica.8m/histomed189.htm [Consulta: 5 Agosto de 2005]

Desde entonces los griegos lo toman como dios de la medicina y se erigen en su nombre más de 320 santuarios dedicados a él. Dichos santuarios fungían al mismo tiempo como templos, hospitales, escuelas de medicina y centros culturales. Al arribar un enfermo al templo de Asclepio o sanatorio, a este se le bañaba para que purificara su cuerpo, es por este motivo, que un gran número de templos estaban

46

ubicados en donde existiera un manantial, el cual se pensaba que era sagrado y en donde el enfermo bebía agua para que de la misma manera quedara purificada su alma. Una vez ya purificado podía pasar a ofrecer un sacrificio a cambio de su restablecimiento, entre las ofrendas más comunes podemos encontrar el sacrificio de gallos, cabras o cerdos según las posibilidades económicas del paciente y el grado de enfermedad de éste. Adicionalmente en el rito se quemaba trigo como parte de la misma ceremonia, y es cuando el sacerdote decía las palabras sagradas y los presentes las repetían para llamar el favor del dios Asclepio ,. 21 Una vez realizado el rito descrito anteriormente el enfermo tenía derecho a acceder al interior del tempo en donde era sometido a una dieta muy rigurosa. A continuación el paciente debía pasar la noche en el pórtico que estaba conectado al templo o en otro lugar cercano que estuviera destinado a esta actividad pues se utilizaría también como dormitorio. El lugar debería de estar construido de tal forma que la luz solar no pudiera entrar con facilidad al recinto, pues tenía como objeto preparar el encuentro del dios con su paciente. Este encuentro por lo general ocurría en el transcurso de la noche y Asclepio se le aparecía en sueños al enfermo y le decía qué tratamiento debería de llevar a cabo para su cura; como lo mencionamos en la introducción, historiadores creen que se les administraba un sedante ligero con el propósito de facilitar dichas visiones y que estos entraran en un especie de trance hipnótico inducido por la droga y por las palabras de los sacerdotes, efectos que analizaremos más adelante desde el punto de vista moderno y con bases científicas.
21. Antiguas Civilizaciones Tomo III "Grecia”, M M Ediciones Credimar. S.L. 1ª edición Barcelona España. p 265.

Por último cabe anotar que aún siendo el dios de la salud, la entrada a los templos de Asclepio estaba absolutamente prohibida a ciertas personas en particular, entre ellas a las mujeres embarazadas, y a aquellas personas que presentaran alguna deformidad física, fuera esta de nacimiento o provocada por algún tipo de accidente. Los resultados de las curas siempre y en todos los casos beneficiaban a los sacerdotes de los templos de Asclepio, pues si el enfermo no se curaba o hasta en el

47

peor de los casos moría, el sacerdote proclamaba que ese era el designio del dios para no alterar la naturaleza de las cosas, pero si por otro lado el enfermo se curaba esto era gracias a la intervención divina de Asclepio por medio de sus sacerdotes sanadores. Antes de partir de regreso a su lugar de origen el paciente tenía que ofrecer un “pago” en efectivo al dios y al templo, o bien donar un objeto valioso, el cual normalmente era una representación en mármol, metal o terracota de la parte del cuerpo sanada por los dioses y los sacerdotes. En un sinnúmero de excavaciones Es curioso se han encontrado estas esculturas en forma de pies, manos, penes, ojos, oídos, etc., en agradecimiento por la parte del cuerpo sanada por Asclepio. que con el tiempo y cuando el cristianismo desplaza estas religiones antiguas, viejas tradiciones como la anteriormente expuesta, permanecen vigentes hasta nuestros días, pues es común ver en los templos católicos modernos, representaciones de partes del cuerpo sanadas y colocadas en retablos en el interior de las iglesias en los lugares más cercanos al santo que realizó la curación. En la actualidad a diferencia de los tiempos de Asclepio, dichos objetos no están elaborados en mármol ni en terracota, sino que principalmente están confeccionados en oro y plata, pero siguen conservando la forma de la parte de la anatomía que fue curada, en esta ocasión no por la intermediación de un dios griego sino por un milagro realizado por algún santo. 1.7.5 Psicoterapias precientíficas en la antigua Roma. Como podemos notar, la influencia de Asclepio fue muy profunda para la humanidad, pues sus sacerdotes fungían en su tiempo como verdaderos médicos, recetando infusiones, dietas, brebajes, y demás remedios conocidos hasta entonces. Adicionalmente estos templos, eran reconocidos como escuelas de medicina, en donde se impartían los secretos de este arte de curar. Desde el punto de vista psicoterapéutico moderno, estos templos se convirtieron en antiguos spas tal y como los conocemos en la actualidad, pues los enfermos emocionales, podían recibir tratamientos completos, sobre todo muy eficaces para padecimientos como la ansiedad, la angustia, y en general con aquellos trastornos

48

relacionados con el manejo de los estados de ánimo incluyendo las depresiones. El tratamiento consistía, en lo que hoy conocemos como terapias de relajación en donde los baños con aguas termales y o medicinales, baños en piscinas, baños de vapor, sesiones de masaje relajante, caminatas por jardines tranquilos, horas dedicadas a la meditación, etc., producen los efectos benéficos deseados. Desde luego estas técnicas podían tener un efecto tranquilizador en muchos pacientes, pero esto no era todo lo que se ofrecía para lograr la tranquilidad mental, pues los templos estaban también provistos de gimnasios, y como ya se comentó anteriormente, también se representaban ahí mismo obras teatrales, y otras representaciones artísticas para enriquecer los sentidos y fortalecer el alma. Todo lo anterior se enmarcaba adicionalmente, con la ayuda espiritual de los sacerdotes, los cuales ofrecían ofrendas al dios Asclepio, y le vendían al paciente pequeñas esculturas de éste, para que lo acompañara en su rehabilitación y le “recetaban” por así decirlo unas buenas horas de oratoria para convencerlo de que se estaba haciendo hasta lo imposible para que recuperara su salud física y mental. En la actualidad todavía se pueden apreciar los vestigios de uno de estos grandes complejos “hospitalarios”; el más conocido se encuentra en lo que antiguamente fue la ciudad de Pérgamo, al suroeste de la actual Turquía ciudad famosa en la antigüedad por la excelente calidad de sus pergaminos. A este lugar, acudían miles de personas al año, con la esperanza de que se aliviaran sus padecimientos, con las técnicas antes mencionadas, o lo que equivaldría en la actualidad a una psicoterapia anti estrés. En este lugar puede uno darse una buena idea de cómo funcionaban estos complejos dedicados a la cura de la población. En este templo de Asclepio en lo particular, se destaca porqué, en el ejerció como médico uno de los personajes cuya influencia en muchos aspectos de la terapéutica han predominaron hasta el siglo XIX, este personaje es ni más ni menos que Claudio Galeno, en cuyo honor se les denomina así a los actuales médicos. 1.7.6. Curaciones y prepsicoterapias Griegas en Roma y Claudio Galeno

49

En realidad se sabe muy poco de las técnicas curativas, sobre todo en las primeras épocas romanas, lo que sí se sabe es que ellos no tenían nada equivalente al Cuerpo Hipocrático, ni a su posterior escuela, lo único que se conoce con certeza, es que se han encontrado algunos instrumentos quirúrgicos, en medio de algunas excavaciones arqueológicas. República. Estos objetos, son originarios del período de la

Figura 8: Claudio Galeno, representación al fresco

Figura 8: Tomada de: Clínica Neurochirugica, Universita di Pavia. (Italia), Temas didácticos,Recusrsos en línea [Pavia, Italia], http://w.w.w.unipv.it/webchir/neuro/didactica/conoscere/maestri/galeno.htm

[consulta: 07 agosto2006]

Ya para el siglo III d.C., Roma se encontraba inmersa, bajo la influencia de las técnicas griegas, y precisamente de esta fusión salió uno de los más grandes médicos de todos los tiempos, Claudio Galeno. 22. Nacido precisamente en la ciudad griega de Pérgamo, pero ya esta bajo dominio romano, Galeno desarrolló técnicas curativas basándose en sus estudios y en la observación cuidadosa de los

50

enfermos y de cómo se desarrollaban en estos los fenómenos naturales de los diversos padecimientos y dejando en segundo término las explicaciones sobrenaturales, de tal suerte que podemos afirmar que Galeno fue el primer médico ecléctico, pues puso en uso una mezcla de técnicas diversas y sobre todo novedosas las cuales consistían entre otras cosas en prácticas de higiene básicas, como lavarse las manos, lavar la ropa, tomar baños diarios, etc. Prácticas comunes en los modernos sanatorios, pero revolucionarios en la antigüedad. Una de sus mayores características fue la aplicación de regímenes alimenticios diversos según la enfermedad que se diagnosticaba, pero también “recetaba” ejercicios gimnásticos, descanso y una buena dosis de enriquecimiento cultural. Otra de sus características que lo hicieron muy famoso, fue la dedicación con que auscultaba a cada uno de sus pacientes, entre esta práctica, él tomaba nota de por ejemplo el olor del aliento, el color y textura de la orina y heces fecales, y el tipo de sudor que desprendía el enfermo entre otros síntomas que él tomaba en cuenta para dar sus diagnósticos y posteriores dietas y tratamientos. Este conjunto de prácticas extraordinarias para su tiempo le valió el reconocimiento popular y fama pública, que ostenta hasta nuestros días, pero que en vida también disfrutó, pues llegó ha ser el médico personal y familiar del emperador romano Marco Aurelio y posteriormente de su hijo el emperador Cómodo allá por el año 180 a.d.C. Como podemos darnos cuenta, en esta época se empieza a apartar el conocimiento de las creencias mágico religiosas, y empieza a predominar la ciencia

22. Tessa Korber, El médico del emperador, Trad. Laura Manero, 3ª edición, Barcelona España, Ediciones B. 2004 p83.

sobre todo partiendo de la observación del mundo que le rodea y de los fenómenos que pueden ser explicados de forma natural. 1.7.5 Curaciones mágico religiosas en la antigua Roma.

51

En la antigua Roma al igual que en Grecia, el mundo de los padecimientos mentales se encontraba dominado por demonios, espíritus, fuerzas malignas y dioses que podían actuar de forma benévola o malévola dependiendo de factores meramente circunstanciales, aunados a circunstancias sociales, religiosas y hasta personales. Los trastornos emocionales al igual que el resto de las enfermedades, se encontraban bajo los designios de estos entes, los cuales podían depositar estos males en los simples mortales, pero también conservaban el poder de lograr despojarlos de todo mal, siempre y cuando esta fuera su voluntad. Con el ánimo de tratar de influenciar a estos seres sobrenaturales, tanto los sanadores como los propios enfermos se valían de encantamientos, rezos, hechizos y amuletos, entre otras prácticas las cuales iban de la mano de complejos rituales como los mencionados anteriormente con lo que se pretendía invocar a la deidad y pedir su auxilio para que mandaran alivio o cura para los enfermos. Como podemos suponer, en esos tiempos el ser humano se encontraba en franca desventaja frente a los padecimientos tanto físicos como emocionales y debían de haberse sentido hasta cierto punto impotentes ante el desconocido mundo de las fuerzas ocultas que regían a las enfermedades. Por este motivo los sanadores eran personas muy reconocidas y ostentaban un buen estatus y cierta categoría. Deberían de ser expertos en seleccionar el conjuro adecuado, y decirlo de forma correcta, teniendo el apoyo emocional y financiero del enfermo y de sus familiares. En general los romanos heredaron gran parte de los recursos y filosofías de los griegos y por eso las técnicas de curación mental en general eran las mismas, se valían del mismo tipo de organización, y adoptaron el mismo dios de la salud, pero al igual que a las otras deidades le pusieron un nombre romano para que de esa manera sintieran alguna pertenencia y su adopción fuera más cercana y de este modo Asclepio se convierte en el Esculapio romano pero quedando intacto todo su entorno religioso y sus estructuras de sanatorios y sacerdotes puestos a su servicio. Tomando en cuenta este mundo complejo de formas y métodos curativos, rodeados de dioses, sacerdotes, rezos, etc., la presencia de alguna forma de cura

52

psicológica sería por decir lo menos, parte de las técnicas curativas de la época, pues debió ser un aspecto muy relevante para que de ese modo se pudieran lograr un gran número de curaciones dado que en ese tiempo existía un verdadero desconocimiento de lo que actualmente conocemos como ciencias médicas. Aunque desde luego los aspectos curativos por medios psicológicos fueran desconocidos en la antigüedad, en la práctica los sacerdotes los manejaban y conocían de manera amplia y desde nuestro punto de vista esta era una psicoterapia precientífica que fue utilizada durante siglos por los maestros sanadores. Así podemos decir que el desarrollo de las curaciones mentales en Roma también estuvieron ligadas de manera estrecha al concepto mágico religioso y por ende a una psicoterapia arcaica de una antigua tradición, pues existieron ciertos antecedentes a la aparición de Asclepiades, por ejemplo en la ciudad de Quirinal operaba el gran templo de Dea Salus dios de la salud sobre cualquier otro dios, pero que no reinaba solo sino que lo hacía acompañado de otras deidades a las que también se podía pedir que intercedieran por la salud de los enfermos, como el caso de Uterina la encargada de aliviar los padecimientos ginecológicos, o Febris la responsable de modificar la temperatura corporal, o Lucina la que se dedicaba a acompañar a las mujeres parturientas y la cual se representaba con una antorcha en lo alto para dar la primera luz al recién nacido (dar a luz) entre otras muchas deidades las cuales actuaban ni más ni menos como nuestros modernos especialistas. En el año 293 a.C., Roma fue azotada por una plaga la cual provocó un gran número de decesos. Esta situación provocó un serio problema de salud pública que tenía muy preocupadas a las autoridades gubernamentales pues como era predecible para nosotros hoy en día todo lo que intentaban para frenar este flagelo no funcionaba. Ante estos hechos se formó un grupo de sabios ancianos para que deliberaran entre ellos y de este modo se pudiera implementar un plan de acción para acabar con la pandemia. Este grupo de ancianos concluyeron que debían de consultar los llamados libros sibilinos para poder recomendar una solución para el gran problema que enfrentaban. El consejo de ancianos concluyó que se debería de partir de inmediato una comitiva hacia la ciudad de Epidauro y ya en ese lugar

53

solicitar el auxilio del dios de la salud griego Asclepio para que él detuviera la pandemia. Sigue contando la leyenda que Asclepio recibió a los mensajeros, escuchó sus peticiones y accedió en prestarles ayuda inmediata y de esta forma Asclepio se embarcó y partió hacia los dominios romanos, pero siempre convertido en una serpiente (la misma que ostentan los símbolos médicos hasta nuestros tiempos), cuando arribó a dominios del Imperio se instaló en una isla del río Tiber, y a partir de ese momento la epidemia se fue desvaneciendo como la niebla y dejó de cobrar victimas mortales. En agradecimiento los romanos lo adoptaron como dios de la salud, y le construyeron un buen número de templos y como ya lo mencionamos lo bautizaron con un nombre romano y lo tomaron como suyo durante muchos años. Como podemos bien imaginar este concepto mágico religioso de las enfermedades y sus respectivos remedios se encontraban profundamente arraigados en las sociedades romanas y griegas, tanto que logró sobrevivir hasta mucho tiempo después de la caída del imperio romano y algunos conceptos se pueden encontrar que estuvieron vigentes, hasta la misma Edad Media.

Capítulo 2. ELEMENTOS TERAPÉUTICOS ACTUALES QUE SE ENCONTRABAN PRESENTES DENTRO DE LAS PSICOTERAPIAS PRECIENTÍFICAS

2.1 ¿Que tan efectiva fue la prepsicoterapia antigua?

54

Bien una vez analizado las más importantes generalidades de las prepsicoterapias antiguas ¿Podemos afirma sí eran o no, efectivos estos métodos terapéuticos? Podemos decir que en términos generales tanto las técnicas terapéuticas para sanar el cuerpo, como las mismas técnicas psicoterapéuticas para aliviar la psiqué en la antigüedad, dieron resultados bastante positivos para su tiempo, pues esta utilización de pociones, encantamientos exorcismos y sacrificios de animales entre otros sin duda debieron de traer alivio a miles de enfermos en la antigüedad, pues existen cientos de relatos que así lo confirman. Desde luego no podemos decir que toda esta gama de artilugios utilizados para las curaciones funcionaran por si mismos, o como lo creían en ese tiempo, que actuaran “como por arte de magia”, sino por que atrás de ellos operaban sin saber, algunos fenómenos que siempre han resultado benéficos para los pacientes y que hoy en día son bien conocidos y además casi todos ellos competen al área de la psicología y la psicoterapia moderna. Algunos de estos elementos incluyen fenómenos como la sugestión, la persuasión, la relación médico– paciente (sanador, terapeuta), y el efecto placebo entre otros. A estos aspectos tenemos que añadir que la experiencia en el Por ejemplo si conocimiento de la evolución de algunas enfermedades o padecimientos, iban dándole al curador cierta ventaja sobre sus pacientes y familiares. un curador estaba ya familiarizado con un cuadro gripal sabría que hiciere lo que hiciere, el pronóstico de curación sería de aproximadamente una semana en términos generales y que al finalizar este plazo el enfermo con toda seguridad se encontraría mucho mejor en la mayoría de sus casos, y así él podría anotarse esta victoria sobre las fuerzas ocultas. Adicionalmente si el paciente contaba con una buena dosis de fe en su sanador, bien podría añadir un factor más en pro de su rehabilitación, así que debieron de existir miles de casos como los anteriores y así la terapia antigua haber sido más o menos buena en general. Si tomamos en cuenta además que aún en la actualidad en por ejemplo poblados muy aislados, carentes de cualquier clase de atención médica profesional muchas personas logran sobrevivir a un gran número de enfermedades, simple y sencillamente por que su propio organismo, o mejor dicho su sistema inmunológico, tarde o temprano logran ganar

55

muchísimas batallas en contra de gérmenes, bacterias, virus y hongos; entonces este fenómeno o grupo de fenómenos se siguen repitiendo aún en la actualidad. Estas persona que aún al verse muy enfermas logran por así decirlo auto curarse pueden muy bien pasar a ser pruebas vivientes de que algún curandero tuvo éxito sobre un mal de ojo, pero en realidad todo dependerá de si el enfermo recibe cuidados mínimos apropiados. Aunque en muchos de estos casos quedan algunas secuelas, la verdad es que muchas miles de personas conservan la vida aún después de padecer enfermedades más o menos graves. Si en todos estos casos se recurre al curandero o brujo, seguramente este se adjudicará nuevamente la victoria, pero podemos nosotros afirmar que estas personas sobrevivieron a pesar del brujo, y no con la ayuda de éste. A todo lo anterior podemos añadir un fenómeno cuyo efecto también es ampliamente conocido hoy en día, pues sucede y se repite miles o millones de veces en múltiples lugares alrededor del mundo y este es el efecto paciente – sanador. Un gran número de personas que acuden a consulta médica diariamente, y al salir de esta refieren que se sienten mejor a pesar de que no se les ha administrado ningún medicamento ni tampoco se les ha hecho participe de ningún tratamiento terapéutico; entonces ¿por qué se sienten bien?. Bueno porqué simple y sencillamente tuvieron alguien con quien compartir sus males tanto físicos como psicológicos. Este fenómeno se presenta en gran medida y puede ser observable de mejor forma , en los consultorios psicoterapéuticos; las personas sienten en gran alivio físico y emocional, simplemente al compartir con otra persona sus preocupaciones, malestares, problemas y esperanzas. Este fenómeno lo descubrió y bautizó el Dr. Freud, con el nombre de catarsis, que viene siendo una especie de desahogo emocional. Aproximadamente el 90% de los pacientes bajo proceso psicoterapéutico refieren sentirse muy mejorados al terminar cada sesión de psicoterapia, así que este es un elemento más que debió de haber ayudado a los prepsicoterapeutas del pasado. Por último pero no menos importante incluiremos otro fenómeno el cual consiste en la aplicación al paciente de alguna sustancia inocua sin ningún tipo de sustancia activa, pero que se le dice al paciente que tiene tal o cual cualidad curativa, y por

56

medio de la misma creencia, espera o fe del paciente esta “actúa” con los efectos esperados. A este fenómeno se le conoce como el efecto placebo, y aunque parece imposible, funciona en un gran número de casos. Existe en la actualidad gran cantidad de evidencia científica que avala este tipo de fenómenos, se cree que aproximadamente una de cada tres personas puede verse de algún modo beneficiada por este tipo de efectos, así que si también le añadimos al arsenal de los curanderos del pasado, podemos afirmar que su grado de éxito era bastante bueno, aunque ellos lo adjudicaran a agentes del más allá, a demonios o una serie de dioses benévolos. Si nosotros tomamos en cuenta todos los fenómenos y elementos expuestos anteriormente estarán de acuerdo con que existieron buenas posibilidades de que se presentara el siguiente panorama. determinado momento Si utilizamos hasta el azar varios elementos anteriormente vistos, sugestión, relajación, etc. Se podría muy bien llegar en a inducir a los enfermos a un estado hipnótico o pre hipnótico, si en este estado se le hacían algunas sugestiones apropiadas, entonces el grado de éxito de los curadores o sanadores se multiplicaría en gran proporción y las personas que practican dicha técnica en la actualidad, se podrá dar cuenta que no es cosa tampoco del otro mundo, y se pudieron haber practicado con tanto rito y espectacularidad, es muy posible que se llegara a hipnotizar a un buen número de pacientes que posteriormente se sanaban milagrosamente por acción de los sacerdotes o brujos, así que ahora podemos afirmar que sí, que los antiguos curadores y pre psicoterapeutas sí pudieron tener una buena cantidad de aciertos y curaciones en su época, pues muchos de estos fenómenos se siguen utilizando en menor o mayor medida hasta nuestro tiempo y sobre todo en el área de la psicoterapia, estos fenómenos serán analizados, posteriormente, con más detalle,. En esta sección sólo hemos querido mencionar a grandes rasgos los resultados de las prepsicoterapias en la antigüedad, ya que la mayoría de los historiadores dedicados al área de la medicina histórica, coinciden en que en este período termina la medicina antigua y ahora nosotros creemos que buena parte de la pre psicoterapia antigua, ya que a partir de la era de la Grecia y la Roma se empieza a existir una corriente a la cual ya no le satisfacía la explicación de que la etiología de todas las

57

enfermedades radicara esencialmente en seres de ultratumba o del alto del Olimpo y en consecuencia empezaron a dirigir su mirada hacia la explicación dentro de los fenómenos naturales, con lo que se dio el nacimiento de las ciencias médicas y las ciencias del comportamiento. Por último y a manera de conclusión, quisiera aclarar que si bien debieron de haber existido muchos hombres, mujeres, niños y ancianos, “curados” por estos pre terapeutas o sanadores en la antigüedad, no podemos olvidarnos de aquellos millones que a cambio perecieron con sus ritos y sus brebajes. Muchas personas enfermaron o empeoraron por estas mismas prácticas o por el ejercicio de otras ”terapias” más rudimentarias y hasta salvajes, o bien por alguna terapéutica contra indicada, como la administración de alguna planta venenosa, o hasta la mala fe, debió de tomar en sus manos a miles de víctimas producida por estos representantes de la salud y de los dioses en la antigüedad, a esos se les sumarán aquellos enfermos que en casos desesperados acuden a un sin número de charlatanes o simplemente se exponen a tratamientos nuevos con los cuales se desconocen los efectos secundarios que acarrearán muchas veces por tiempo permanente. caminando a lado de ellas, pues son parte de toda investigación natural. 2.2 Consolar y confortar primeras técnicas prepsicoterapéuticas 2.3 Consolación y Confortación La consolación es el acto de cura psicológica más frecuentemente usado en la antigüedad. Esta técnica, sí podemos llamarla así, tiene por objeto animar, Según W. Jackson .23 el verbo alentar o confortar a un sujeto que necesita aliviar sus pesares, sus penas, angustias, dolor emocional o aflicción mental. consolar se define como confortamiento de la ansiedad mental o depresión y es útil para aliviar el pesar emocional, y liberar a las personas del sentimiento de miseria. Por desgracia esta es una práctica con la cual las ciencias modernas tienen que seguir

58

Y por un lado siempre han existido personas que se sienten atraídas hacia ciertas actividades en las cuales pueden proporcionar ayuda a los demás; podemos decir que esta es su vocación, el auxiliar a sus semejantes que padecen algún tipo de problemática, mientras que por otra parte existen seres afligidos por padecimientos como la angustia que es una respuesta al infortunio y el cual siempre ha acompañado al ser humano a lo largo de su existencia, y por eso los sanadores siempre se han ayudado de la consolación y el confortamiento como un recurso natural para hacer sentir mejor al angustiado, pues casi todos nosotros hemos sido consolados alguna vez en la vida. Desde que somos pequeños vivimos la consolación cuando por ejemplo nos raspamos una rodilla y algún ser querido acudió presto a consolarnos y confortarnos, pero al igual que nosotros miles de personas diariamente se ven consoladas por familiares y amigos ante la angustia de la pedida física de algún ser querido o ante el dolor de la pérdida de algún amor entrañable. Así el efecto de la consolación es sentido y comprobado por muchas personas, pero sin embargo, no basta con querer consolar a alguien para que esta persona de inmediato se sienta mejorada, sino que existen algunas normas básicas para que este fenómeno cumpla su objetivo y así pueda proporcionar un mínimo nivel de beneficio curativo. Las personas que ofrecen alivio tienen que ser dignas de crédito y Esta persona logrará tener una buena reputación sin sombra de que el consuelo que están ofreciendo no tenga beneficios ocultos para el que ofrece la ayuda. mejor su objetivo si ha tratado anteriormente casos semejantes con éxito, además debe de ofrecer una serie de puntos de vista diferentes al que el sujeto
22. Op. cit, p. 166.

doliente tiene, de tal modo que el paciente pueda estructurar de mejor forma su pensamiento que es la causa del malestar. Estas palabras deben de estar acompañadas de ciertos actos visibles como apretones de manos, muecas de entendimiento, palmadas en la espalda, y abrazos, además de incluir un alto grado de empatía, paciencia y comprensión de todas las circunstancias que

59

abruman al paciente. Esta serie de acciones, es lo que precisamente constituye el acto de la consolación y en general por eso mismo funciona. El efecto benéfico buscado al consolar y confortar en la mayoría de los casos es inmediato, después de consolar por algunos minutos al afligido, provocará tranquilidad y un sentido de alivio que se traduce en un mejor manejo y control de los síntomas neuróticos y de los actos que se encontraban reprimidos y en momentos críticos se presentan exacerbados. Esta consolación la practicaron los antiguos sacerdotes sanadores de los diferentes templos dedicados a la sanación de los enfermos como lo apuntamos anteriormente, así que se puede decir que también se practicaba de manera profesional y lo realizaban personas con amplia experiencia y que denotaban cierta paz interior para también trasmitirla al afligido y a sus familiares, en el entorno de su conversación que lleva a cabo con el paciente. Esta comunicación puede haberse dado frente a frente o por escrito, pero por lo general se presenta de forma hablada y todo el procedimiento se realizaba de forma bien estructurada. En la actualidad tanto la consolación como el confortar sigue siendo una práctica de uso común sobre todo en ciertas profesiones como pueden ser los consejeros matrimoniales o escolares, los sacerdotes o pastores de las diversas religiones, los médicos y sobre todo los psicoterapeutas o cualquier otro profesional que en determinado momento se vea en la necesidad de aliviar la angustia y desasosiego de algún semejante. Por ultimo queremos mencionar que estas prácticas de consolación también las podemos observar en un número indeterminado de poemas, canciones populares, o religiosas, o en cartas de índole personal que desde la invención de la escritura han acompañado a la humanidad con el propósito de que su destinatario deje de sufrir, pero adicionalmente también puede aparecer en discursos muy emotivos con el objeto de consolar a un gran número de personas y no sólo a una de forma individual. 2.4 Imaginación, Sugestión, persuasión, y placebo 2.3.1 Imaginación

60

La imaginación ha sido utilizada a través de los tiempos como parte fundamental en algunos tipos de psicología curativa, sobre toda dirigida a los enfermos emocionales y mentales. Es suficientemente conocido que esta práctica se extendió lo suficiente como para suponer que se presentó como un antecedente de lo que se conoce actualmente como una orientación psicosomática (Stanley W. Jackson p.221). Existe suficiente evidencia que señala que las imágenes que se crean con la imaginación han sido usadas a través de los años en prácticas chamanicas dentro de muchas culturas religiosas, entre ellas las más importantes como el judaísmo, cristianismo, islamismo, etc. Se puede decir que es el antecedente del lugar que ahora ocupan las terapias psicológicas. En su estudio las imágenes que se generan mentalmente, tienen una larga y compleja historia con elementos cruciales los cuales producen un tipo de facultades poderosas y funcionales tanto para el alma como para la mente. En tiempos de la antigua Grecia, se sostenía que el alma estaba compuesta de: La Imaginación, la razón, y la memoria, pero con el correr de los años, este concepto fue retomado una y otra vez por varios estudiosos adquiriendo diversos nombres como “La vista del hombre” como la nombro Empédocles, “El ojo del alma” Platón, o “La pintura en la mente” por Aristóteles. Según el mismo Aristóteles, estas características del alma, se encontraban, “Más allá de las sensaciones”, pues las separaba de las sensaciones corpóreas y las veía más como sensaciones mentales (alma). Posteriormente Galeno las retoma en el siglo dos de nuestra era y las describe como “Las funciones líderes” o “Las funciones que rigen el alma”, pero adicionalmente dentro de su legado literario se refiere a ellas como “El juicio interior”, o “El sentido espiritual” para distinguirlo de los sentidos externos vista, oído, tacto, gusto y olfato. Lo que podemos observar, es que la imaginación está compuesta de varios elementos, como el recuerdo, imágenes, sensaciones, memoria, pensamientos, historias, etc. Así podemos decir que la imaginación, es un conglomerado de reacciones y procesos cerebrales, los cuales contienen imágenes mentales las cuales pueden ir acompañadas de sensaciones extraídas de la memoria o bien producidas por el mismo individuo, hecho que algunos expertos califican y

61

diferencian con el nombre de fantasía, pues no tienen una relación formativa con el mundo real, sino que fueron generadas en el interior del sujeto. 2.4.2 Imaginación y curación Ahora bien, siguiendo las ideas anteriormente expuestas, la utilización de la imaginación como técnica terapéutica se ha aplicado desde tiempos remotos, y se sigue utilizando racionalmente y con cierta metodología en la actualidad para el tratamiento de algunas enfermedades, en particular aquellas generadas por trastornos mentales como lo advertiremos un poco más adelante. Sin embargo, la imaginación también puede causar daño y malestar cuando se presenta como enfermedad mental, es decir, cuando no existe un control voluntario de la imaginación y esta se presenta como un síntoma patológico lo cual lo podemos encontrar en padecimientos del estado de ánimo o en algunos trastornos de personalidad, o como ejemplo en la celotipia. Sin embargo si esta imaginación se encuentra bien controlada puede llegar a niveles normales, para alivio de muchos enfermos. Como podemos afirmar, el concepto de imaginación, no es nuevo, pues ha estado presente dentro de la temática de la salud y la enfermedad mental al paso de las diferentes épocas en que el hombre ha estado presente, sin embargo este fenómeno carecía de un verdadero y profundo reconocimiento como método terapéutico, y no fue sino hasta finales del siglo XVI cuando en realidad se le comprendió y utilizo como método psicoterapéutico. Se puede decir que el concepto evoluciona radicalmente en este tiempo pues se formó una teoría válida y comprobable la cual se incorporó desde entonces a las prácticas de sanación. Uno de los descubrimientos más importantes fue el comprobar que si una persona bajo ciertas técnicas logra realiza un importante cambio en el proceso de la imaginación de aquellos que sufren algún desorden emocional, la nueva forma de imaginarse que anteriormente causaba sufrimiento y angustia, queda reemplazada por pensamientos positivos más saludables, pues la imaginación alterada cambia estos pensamientos abrumadores por otros más tranquilos y manejables. Este

62

fenómeno se puede explicar en nuestros días por el principio de contrariedad en donde con un esfuerzo se introduce una imagen opuesta a la clase de pensamientos o imágenes que causan malestares en el enfermo y estos pensamientos e imágenes contrarias al pensamiento original crearán un equilibrio entre estas dos fuerzas, lo que dará por resultado un pensamiento más armonioso y un benéfico estado mental de aquellos sujetos que lo habían tenido alterado. En la antigüedad se tenía la idea, de que este procedimiento corregía el desajuste de los humores internos proclamados por Hipócrates y que adicionalmente se veía beneficiado también el espíritu lo que traería alivio al enfermo mental. ciencias del comportamiento modernas. conjunto. En la actualidad, nos podemos encontrar con un proceso bastante parecido, pero desde luego más apegado a las Esta técnica a diferencia de la anterior, utiliza predominantemente pensamientos muy concretos y no la imaginación en su Se ha demostrado que este cambio de pensamiento tiene un éxito bastante elevado y sus orígenes teóricos los encontramos en los estudios e investigaciones del Dr. Aarón T. Beck y de los cuales él desarrolla la moderna terapia Cognitiva Conductual, en el departamento de psiquiatría de la Universidad de Pensilvania y cuyos resultados se encuentran publicados en el texto “Sentirse Bien” del Dr. David. D. Burns. Esta moderna teoría es de las más reconocidas y aceptadas en la actualidad, pues se ha logrado una gran mejoría en la mayoría de pacientes que sufren de un bajo control de sus estados de ánimo, así se ha demostrado que se obtienen magníficos resultados en pacientes con trastornos como, el límite de la personalidad, depresión, ansiedad, obsesivo – compulsivo y angustia entre otros, por lo que podemos resumir que la imaginación fue uno de los métodos psicoterapéuticos más eficientes utilizados en la antigüedad aunque ellos desde luego no contaban con un marco teórico tan completo ni podían reproducir sus estudios con un método científico como se puede hacer hoy en día.

2.4.3 Sugestión

63

Sin temor a equivocarnos, podemos afirmar que la sugestión, es uno de los fenómenos que más influyeron dentro de las prepsicoterapias precentificas en las culturas antiguas, para lograr sanaciónes en aquellos remotos tiempos. Debemos de tener en cuenta en primera instancia, que la sugestión es la respuesta humana a un estimulo dado el cual se puede comunicar de diversas formas, en donde nuestra mente y nuestro cuerpo, responde a este estímulo o sugestión neurofisiológicamente. Este estímulo llegará a nosotros por vía de los sentidos y llegará como información codificada al cerebro en donde puede almacenarse de manera consciente o inconsciente, por ejemplo es bien conocido que el sentido que mayor recuerdos evoca, es el sentido del olfato, pues nos puede transportar inmediatamente a la casa de la abuela, con ese olor a pan recién hecho, o nuestra adolescencia con aquel perfume que utilizaba nuestro primer amor, etc. Durante toda nuestra existencia, hemos recibido seguramente millones de sugestiones provenientes de fuentes tan diversas como nuestros padres, la televisión, la radio, el cine, nuestros compañeros de escuela, profesores, libros, y más recientemente la publicidad, y los noticieros entre muchos otros. directas como indirectas. Todas estas fuentes de información, llevan consigo una buena cantidad de sugestiones tanto Es bien conocido por ejemplo que en tiempos de elecciones políticas, los partidos regalan diversos artículos como plumas, llaveros, calendarios, etc. Siempre decorados con los colores oficiales del partido que repartió los diversos productos. De una manera u otra nos están sugiriendo que no nos olvidemos de ellos y relacionemos un bienestar por efímero que este sea con quien lo otorgó al momento de emitir nuestro sufragio. Este es un ejemplo de sugestiones indirecta. Para ejemplificar las sugestiones directas no se me ocurre mejor ejemplo que la que practican los padres. sus hijos. En estos casos haciendo sugestiones, los padres pueden influir en gran medida en el futuro y desarrollo tanto psíquico como físico de Pongamos por caso, un padre que durante un período aproximado de unos quince a veinte años (período importantísimo para el desarrollo académico), constantemente le dice diariamente a su hijo que es un bueno para nada, que nada hace bien, que sólo sabe perder el tiempo y demás frases similares. Si tomamos

64

esto en cuenta que a este supuesto hijo le repetían estos calificativos negativos en promedio unas tres veces al día y las recibió de los quince a los veinte años, esto nos daría como resultado que recibió unas 5,475 “sesiones” de cómo es él a los ojos de su propio padre, pero si en estas “sesiones” el padre utilizó también en promedio unas tres feraces despectivas, entonces tenemos que el joven recibió en total unas 16, 425 adjetivos que como estímulos pasaron a grabarse en su cerebro y de las cuales consciente e inconscientemente hará caso en determinados momentos. Existen muchas evidencias que demuestran que casos como el anteriormente expuesto, cuando se viven de forma real dan como resultado personas inseguras, temerosas y con un grado muy bajo de autoestima. Pero muy por el contrario también existen casos totalmente opuestos, en donde las sugestiones de carácter positivo o alentador en muchas ocasiones acompañan a jóvenes exitosos y luchadores que difícilmente se dan por vencidos ante las adversidades. Las sugestiones que acabamos de ilustrar, serian sugestiones que por su dinámica provienen de nuestro entorno, pero existe otro tipo de sugestión la cual es generada por el mismo sujeto, a esto le llamamos Auto-sugestión. Esta auto-sugestión, practicada por nosotros mismos se puede dividir en dos ramas, a saber:

1) La auto-sugestión voluntaria 2) La auto sugestión involuntaria

2.4.4 La auto-sugestión voluntaria. Es aquella que se puede practicar intencionalmente y nosotros tenemos plena conciencia de qué estamos haciendo y qué resultados podemos obtener de esta auto-sugestión voluntaria. Pongamos por caso que alguna persona se dispone a contestar algún tipo de examen, pero independientemente de haber estudiado en alguna medida la materia de dicho examen, desde hace algún tiempo se repite a sí mismo frases como; Tú puedes, no te pongas nervioso, estate tranquilo, estás bien

65

preparado, etc. Estas frases las repito tantas veces que de alguna manera el sujeto en algún punto de las repeticiones, se llegó a convencer a sí mismo de estas afirmaciones. Lo más seguro es que se presentará al examen con cierta tranquilidad y eso influenciará el resultado de sus notas de manera positiva. Esto mismo puede aplicar para cuando tenemos un propósito de mejoría al estudiar, practicar algún deporte u otra actividad. Si nos convencemos a nosotros mismos de lo que nos decimos constantemente, entonces la sugestión toma las riendas del Por comportamiento y del estado físico dando los resultados esperados. Para que la

sugestión cobre fuerza esta debe de estar basada en buena medida en la fe.

ejemplo en la fe que depositamos en el médico, curandero o especialista de alguna índole, y qué decir de la fe religiosa la cual a través de rezos y suplicas puede llegar a curar a algunas personas si estas en verdad creen y se sugestionan a sí mismas para encontraran esa salud tan esperada.

2.4.5 La Auto-sugestión involuntaria. Este tipo de sugestión, nace también de nuestra mente, generada por estímulos internos o externos, o derivado de sensaciones orgánicas imaginarias o reales. Como lo mencionamos anteriormente la sugestión es un tipo de comunicación y por lo tanto esta estrechamente relacionada a la forma en que trasmitimos cierta información a nuestro cerebro, siempre en forma de cómo percibimos de forma individual la realidad en nuestro entorno o bien las que provienen de nuestro interior. Así que tenemos como ejemplo si una persona esta ingiriendo algunos alimentos y otra persona le comienza a hacer sugerencias del tipo, esa comida parece que está echada a perder, yo que tu no me la comía, parece que hasta huele mal. La persona que esta comiendo, seguramente en corto tiempo empezará a sentir nauseas y se le quitará el apetito. Esto es por que el sujeto presa de la sugestión, seguramente relacionó lo que se le estaba diciendo, con varios aspectos cognoscitivos, como una experiencia previa de una infección gastrointestinal, lo que se sabe sobre los alimentos en estado de descomposición, e inclusive las palabras que seguramente

66

sus padres le repitieron un sinnúmero de veces sobre que no debían de comer cosas sucias, etc. Esta comunicación con él mismo fue lo que provocó los resultados de la sugestión; falta de apetito y nauseas. Esto demuestra que la auto-sugestión está íntimamente relacionada con cierta información ubicada en la memoria, pero atraída al presente, o dicho de otro modo estímulos pasados vividos de forma presente. La auto-sugestión involuntaria, a su vez podemos dividirla en positiva y negativa, la positiva tratará de traer algún tipo de beneficio a la persona, mientras que la negativa por el contrario aportará algún malestar o incomodidad a la persona. La auto-sugestión involuntaria negativa, la podemos definir como aquella que produce estímulos del subconsciente que se vivirán de forma aversiva y que en muchas ocasiones pueden causar malestar más allá de lo esperado o deseado con las sugestiones. Un ejemplo de estas sugestiones pueden ser los consejos que algunos padres les dan a sus hijos con el propósito de que se cuiden al salir de casa. Los cuídate mucho, recuerda que existe mucha gente mala, no te vayan a robar el auto, etc., en muchas ocasiones produce el efecto contrario al buscado, pues en lugar de cuidarse en extremo, bien puede habérsele infringido un miedo inconsciente que lo lleve precisamente a tener una experiencia desagradable. Las auto-sugestiones involuntarias positivas, en cambio son aquellas que logran de un modo u otro algún tipo de beneficio para la persona sugestionada, por ejemplo cuando bajo hipnosis se inserta la sugestión de que al fumarse un cigarrillo este tendrá un sabor sumamente desagradable que le causará nauseas y vómito, en este caso las sugestiones son como podemos ver involuntarias, pues no las provoca el sujeto a voluntad y lo que se pretende es que una persona abandone el hábito del cigarro. Este último tipo de sugestiones, son precisamente las que se utilizan de alguna forma dentro de las técnicas terapéuticas y seguramente fueron usadas ampliamente en los tiempos de la antigüedad. Si yo introduzco en mi mente de forma repetitiva alguna sugestión de la cual al final yo esté convencido, al final terminaré creyéndolo y haciéndolo realidad. Esa es la fuerza y el poder de la sugestión.

67

2.4.6 La sugestión como prepsicoterápia precientífica en la antigüedad La historia de la salud mental y emocional se encuentra atestada de casos en los que directa o indirectamente los encargados de proporcionar salud a los enfermos han utilizado la sugestión como método para aliviar de sus síntomas a aquellos que sufren de algún tipo de enfermedad. El reafirmar repetidas veces que se va ha sanar de esta u otra forma al mismo tiempo que se utilizan palabras reconfortantes, en muchas ocasiones es suficiente, como para que alguna persona recupere su salud, o que por lo menos experimente algún grado de mejoría. Por ejemplo, en la actualidad cuando un sujeto enfermo acude a algún tipo de servicio con el objetivo primordial de recuperar su salud, por lo general el paciente dentro de sus expectativas incluye algún grado de esperanza por recibir algún grado de mejoría dependiendo de su caso en particular. En muchos de los casos de los que se Este fenómeno es bien tienen registro existe un grado de auto-sugestión que se ha demostrado que va en proporción a la mejoría desarrollada por el enfermo. conocido por las personas que están encargadas de las áreas de oncología en donde se proporcionan las quimioterapias en donde un paciente que tiene fe y confianza en los procedimientos, presenta una evolución más satisfactoria que aquellos enfermos que no tienen esperanza y se encuentran faltos de fe en las técnicas modernas. Esta misma fe y auto-sugestión curativa, se ha podido En casos concretos como los que observar desde tiempos de la antigüedad.

expusimos anteriormente cuando se presentaban curaciones reales en los templos de Asclepio, en donde los sacerdotes repitiendo rezos y conjuros para que el dios sanara a los enfermos, a tanto repetirles que sanarían y al estar convencidos de esto, se lograba algún grado de mejoría. Pero recordemos que esta práctica no es sino originaria de Egipto, en donde también se llevó a cabo con relativo éxito y por tal razón prosperó hasta hacerse una práctica corriente tanto en Grecia como en Roma. Este fenómeno de la sugestión siguió su camino, pues ha sido muy utilizada a todo lo largo de las prácticas de sanación cristianas.

68

El uso de la palabra hablada, siempre se ha utilizado para sugestionar a las personas y obtener por este modo algún tipo de influencia que en general ha perseguido fines benéficos sobre todo de salud personal, sin embargo dentro de la utilización de la sugestión también encontramos personas que la han utilizado para infringir daño a sus semejantes, como es el caso de las maldiciones, los embrujos y encantamientos pero con el fin de hacer daño a alguna persona, dentro de este grupo podemos incluir a las personas que se dedican de una u otra forma a “leer” el futuro utilizando algún medio conocido como los diferentes tipos de barajas, la palma de la mano, etc. Se ha tenido conocimiento que bajo una sugestión negativa las personas entran en un estado tal que empiezan a sentirse mal y pueden ir de episodios que denominan de mala suerte, amarres, etc, hasta padecer enfermedades psicosomáticas por creer que las tienen embrujadas y que una parte de su cuerpo ha sido hechizada por algún supuesto enemigo. El lanzar maldiciones, realizar conjuros, hechizos, e inclusive rezos, son medidas que tratan de influir en otras personas ciertos comportamientos o síntomas deseados siempre por medio de la sugestión, un caso muy conocido a través de los años es la famosa imposición de manos que se ha realizado tanto por religiosos como por laicos, siempre con el propósito de sanar a las personas. 2.4.7 Fe y sugestión Según algunos expertos que han estudiado el fenómeno de la sugestión, esta puede verse potencializada, si va acompañada de una buena cantidad de fe sobre todo de índole religiosa aunque no necesariamente, pues puede existir una fe siega en algún médico o terapeuta. Esta combinación de fe más sugestión puede ser la explicación científica de muchos fenómenos los cuales están catalogados como milagrosos. Los científicos que han realizado estudios en este campo, indican que esta curiosa combinación puede tener poderes curativos sobre todo si la fe religiosa es muy grande y no existe una patología que la impida. Esto es comprensible si partimos de que la fe es la confianza, la dependencia emocional, y la seguridad depositada en un ser

69

todopoderoso y supremo, creador de todo bien y mal.

El psicólogo Samuel Mc

Comb, menciona en su libro “La fe y sus poderes terapéuticos” que: La fe es un factor indispensable en la explicación de una amplia variedad de curaciones tanto de carácter religioso como de índole médica, y psicoterapéuticas. De tal modo que podemos concluir que la fe y la sugestión son dos fenómenos que se encuentran íntimamente relacionados e interactúan la una con la otra para provocar algunas curaciones, sobre todo en el área psicosomática, pero en algunas ocasiones también se ha comprobado que pueden presentarse cambios fisiológicos como lo veremos en el apartado dedicado al efecto placebo. particular. Este tipo de curaciones se presentará de acuerdo a la cantidad de sugestión y fe que se experimenten en cada individuo en Al respecto el psiquiatra Inglés Louis Rose nos dice: La sugestión está muy reconocida como un mecanismo psicológico, considerando que se debe de tener fe tanto de parte del sanador, como del enfermo, pues esto juega un papel importante para llegar a tener resultados favorables y exitosos. Así pues podemos tener en claro que la sugestión se presentó como fenómeno de curación en los pueblos antiguos y que desde entonces se ha venido utilizando más o menos regularmente a lo largo del transcurso de los tiempos y hasta nuestros días, con el propósito de curar las dolencias del ser humano y se ha practicado tanto en los ámbitos religiosos como médicos y psicológicos. Si a la sugestión o autosugestión le añadimos el factor fe, entonces tenemos un poderoso aliado para la aparición de curaciones espontáneas las cuales religiosamente se denominan milagros. Para finalizar este apartado, señalaré que en la actualidad existen pocos estudios que nos lleven a la total comprensión de dichos fenómenos aunque se sigue la búsqueda para tratar de encontrar el funcionamiento de estos mecanismos, con el fin de poderlos utilizar a voluntad y no por casualidad o bien bajo ciertas circunstancias conocidas hasta ahora pero con resultados muy imprecisos.

2.5 Persuasión

70

La persuasión según el Diccionario de Psicología de Alberto L. Merani, es una palabra que proviene del latín [ persuaio = convencimiento ] y abunda.

Acción de inducir a alguien, creer o hacer aquello de lo cual se le ha persuadido, que puede ser tanto real como falso o sentado en consideraciones irracionales. Acción de persuadir. P. Coercitiva, modificación radical del pensamiento, en personas que son sometidas a coerción y que anula la autonomía del pensamiento.

Si tomamos en cuenta estas definiciones, claramente podemos notar que la persuasión es un elemento más que podemos añadir a aquellos intentos del pasado por mejorar de alguna forma a los enfermos y bien puede ser una herramienta que se utilizó en la antigüedad con fines terapéuticos. Por ejemplo encontramos que (Erling cit. Por Jackson) a propuesto la teoría de que la retórica, es el arte de la persuasión, y esta es un ancestro de la psicoterapia. En realidad esta afirmación no es muy temeraria para los que conocen en cierta medida la historia de las psicoterapias modernas, pues tanto la persuasión como la sugestión, dieron origen a lo que hoy se conoce como mesmerismo y este a su vez (aún sin saberlo) fundó las bases para el futuro desarrollo de la terapia hipnótica.

2.5.1 Persuasión en la antigüedad El investigador Laín Entralgo nos comenta que tras un minucioso estudio de los relatos épicos de Homero se demuestra de manera significativa la utilización de una prepsicoterápia prepsicológica en el mundo antiguo. Entralgo encuentra que un uso común para tratar pacientes se encontraba en la práctica de “conversar con él

71

paciente de manera persuasiva y reforzando las ideas”.

La utilización de un

discurso agradable y entretenido produce una influencia psicológicamente benéfica, por lo que el enfermo sentía alivio a su sufrimiento y esta práctica fue sumamente reconocida y popular en el mundo antiguo. En un principio se creía que la Sin persuasión tenia un efecto sanador por que era la muestra de que los dioses influían directamente en la salud de las personas, en este caso de los enfermos. embargo al paso del tiempo fue perdiendo esa interpretación paulatinamente y pasó a ser una práctica más humana. religiosa Se

Una vez transferida la

persuasión al terreno de los mortales se fue estudiando y era bien conocida. mente del que escuchaba el discurso tendiente a mejorar a los enfermos.

sabía por ejemplo que el poder de la persuasión radicaba en lo que se ponía en la Homero en sus escritos dice saber que la persuasión es eficaz para desviar el dolor de los que los sufren. A diferencia de los encantamientos y las súplicas (rezos), en donde el discurso tiene como intermediario a algún sacerdote o hechicero y el factor sanador radica en la divinidad, al evolucionar este método ya se sabía que las palabras persuasivas podían carecer de cualquier connotación religiosa y aún así poder procurar mejoría a los enfermos pues el discurso estaba dirigido directamente a la mente del paciente sin ninguna otra intervención y esto lograba afectar sus pasiones y sus funciones corporales. Las palabras persuasivas, se lee en algunas Mientras referencias de la época, eran “Tranquilizadoras, gentiles, hermosas, encantadoras y solamente una mente dura y punzante podía resistirse a sus encantos”. de las relaciones interpersonales”. Podemos concluir que el fenómeno consistente en que una persona utilizando la persuasión logre alterar y/ o modificar las emociones de otro sujeto deben de tomarse desde el punto de vista moderno como una rudimentaria psicoterapia, pues encontramos que la persuasión tiene la característica de poder desvanecer el miedo, disminuir el dolor, levantar el estado de ánimo provocando felicidad e incrementar la compasión, por lo que debe de considerarse seriamente como un ancestro de las prácticas psicodinámicas terapéuticas modernas las cuales también, pero de forma que también se menciona que “las palabras persuasivas y vigorosas forman la llave

72

más eficaz logran modificar los estados de ánimo a la vez que invitan a la constante reflexión y relajación. Al surgir el movimiento retórico, cuyo representante más notable fue el sofista Georgias (483-376 a.d.C) él pensaba que la persuasión era un acto que llegaba a el alma de las personas, al igual que una medicina llega al cuerpo, y que el discurso podía persuadir a un enfermo para que este permitiera que se le administraran cuidados médicos. Por otra parte el escritor de Antifaz. siglo V a.d.C, expone una explicación natural del porqué la persuasión curaba a las personas, y nos dice que el dolor puede ser eliminado. Y para este fin existe una técnica disponible la cual consiste en informar al paciente de todas las causas de su padecimiento y posteriormente platicar con él para que exponga su pensar que está basado en estos conocimientos. La persuasión verbal actúa de acuerdo a sus causas y es eficaz para eliminar el dolor producido por la mente. Con lo anteriormente expuesto, podemos sacar en claro que la persuasión fue el elemento psicoterapéutico más conocido y desarrollado en la antigüedad sobre todo por la cultura griega, pues era una práctica ampliamente reconocida y su utilización por personas dedicadas a la medicina, ya como un método establecido. Adicionalmente cabe destacar que parece ser también la primera herramienta terapéutica desligada de los ámbitos religiosos y por lo tanto liberada de cualquier fenómeno sobrenatural. Sus efectos adicionalmente eran visibles y eficaces en Aún cuando se han muchos casos según lo relatan innumerables testimonios de la época y se practicaba sobre todo para tratar dolores y tranquilizar a los pacientes. analizado algunos otros componentes terapéuticos utilizados en la antigüedad como la imaginación y la confortación entre otros, la persuasión a diferencia de las otras no está expuesta a especulaciones pues fue conocida, practicada y se le trató de dar algún tipo de marco teórico natural, lo que seguramente en su tiempo fue un gran avance para el tratamiento de los enfermos emocionales.

2.6 Efecto Placebo

73

Sin lugar a dudas podemos afirmar que tanto los placebos como el efecto placebo, fueron los directamente responsables de otras miles y miles de curaciones y sanaciones a todo lo largo de la antigüedad, ellos los dedicados a sanar. Ellos sin saberlo debieron de haberlo utilizado, practicado e inclusive enseñado a generaciones enteras los beneficios de los placebos. Pero para empezar estableceremos primero que es o que son los placebos. Wikipedia nos dice sobre este fenómeno: 23. La enciclopedia en línea

1) Se llama efecto placebo, al fenómeno por el cual, los síntomas de un paciente pueden mejorar con un falso tratamiento, aparentemente por que el enfermo espera o cree que funciona. En medicina el efecto placebo suele tener su utilidad en el diagnóstico de ciertos procesos psíquicos o psicosomáticos.

2) Placebo es una sustancia farmacológicamente inerte, que es capaz de provocar un efecto positivo a ciertos individuos enfermos si estos creen o suponen que la misma es o puede ser efectiva. Todas las sustancias que se emplean con fines curativos o paliativos provocan al administrarlas, un doble efecto: el efecto farmacológico real y el efecto provocado por sugestión.

23. Enciclopedia publica en línea Wikipedia. http://en.wikipedia.org/wiki/placebo_efect Consulta: 07 de Febrero 2006.

Mientras que el diccionario de medicina Blakiston menciona: 24 1) Placebo. Preparación, sin ninguna acción farmacológica, que se administra por su efecto psicológico, o como control en la valoración de un medicamento del que se quiere valorar su actividad farmacológica.

74

Así tenemos que el placebo por una parte es una preparación sin ninguna sustancia activa la cual se puede administrar en algunos enfermos para observar si existe una reacción la cual en la mayoría e los casos se espera que sea favorable, y en ese caso en qué porcentaje, a esta mejoría se le denomina efecto placebo. El efecto placebo es visible o mesurable, al poder obtenerse la mejoría de un paciente por el simple hecho de que este crea que se le estaba administrando un medicamento convencional, el cual mitigaría sus síntomas. Por lo tanto estamos ciertos que este método tan estudiado en la actualidad fue ampliamente utilizado en la antigüedad y sin duda es la respuesta a muchas curaciones de los antiguos sacerdotes y curadores. La palabra placebo proviene del latín placere, que significa complacer, sin embargo la acepción con la que la estamos tratando proviene según algunos historiadores de un antiguo diccionario de medicina encontrado en el siglo XVIII, en donde aparece en su definición como; “Algo que simula ser un medicamento”. Lo cierto es que su utilización y aplicación se remonta a tiempos ancestrales y como ejemplos podemos citar a los pueblos Sumerios y Asirios-Babilónicos, en los que los antropólogos han encontrado, 265 remedios “curativos” mientras que en el papiro de Ebers ya citado anteriormente se dejaron plasmados 842 prescripciones y más de 700 drogas que utilizaron los maestros sanadores mientras existió el antiguo Egipto. Por otro lado en el también ya mencionado Hábeas Hipocrático, se pueden encontrar 195 prescripciones y 400 drogas muchas de ellas carentes de efectos reales.
24. Diccionario de Medicina Blakiston.1ª Edición. Ediciones Científicas 1983. p.1024.

El reconocido e influyente médico del emperador romano Marco Aurelio, Claudio Galeno contribuye en gran medida a la utilización de placebos y a la observación del efecto placebo, registrando 820 remedios curativos los cuales se estuvieron utilizando como eficaces por lo menos durante unos mil quinientos años más, hasta la aparición de la medicina científica. La mayoría de los remedios y pócimas

75

mencionadas anteriormente sólo eran placebos.

Muchos de estos “medicamentos”

fueron en su tiempo verdaderas panaceas que lo curaban todo, y que usualmente contaban entre sus ingredientes productos tales como veneno de serpientes, opio, excrementos tanto de animales como de seres humanos, miel, vinagre, vino y leche, además de una amplia gama de hierbas, flores y raíces, así como algunos minerales. Es importante señalar que si bien es cierto que algunas de estas sustancias pudieran contener algunos efectos terapéuticos, también hay que reconocer, que el proceso que se necesita para aislar una sustancia activa es muy complejo y en esos tiempos era prácticamente imposible lograrlo, sin contar con que adicionalmente deberían de haber implementado una meticulosa preparación, un adecuado almacenaje y distribución así como tomar en cuenta la caducidad de dichas sustancias, por lo que se puede deducir que muchos de estos remedios tan populares durante décadas eran simples placebos. Aunque a algunas personas les parezca increíble en nuestros días tanto los placebos como el mismo efecto placebo son estudiados de manera amplia y adicionalmente utilizados sobre todo como medio de control para medir la eficacia por comparación de una sustancia activa, por lo general recientemente descubierta. Esto se lleva a cabo de la siguiente manera: Un grupo de personas enfermas, tomará una droga real, a la cual se le quiera medir su eficacia, al mismo tiempo existirá otro grupo de personas las cuales deben de contar con las mismas características del primer grupo, pero a este último se le aplicara un placebo como tratamiento. Ninguno de los participantes sabe si esta tomando el medicamento real o un placebo, el cual comúnmente consiste en una pastilla de azúcar o talco. En muchos estudios de este tipo incluso el personal que administra los placebos y los medicamentos, desconocen la diferencia entre estos dos, de tal modo que sólo los investigadores conocen esta información, a este método se le denomina pruebas a doble ciego y se considera que son las más exactas en el ámbito científico. Una vez terminado el lapso de estudio se comparan los resultados de los dos grupos y desde luego la diferencia que se encuentra entre ellos, lo que mostrará la eficacia o en su caso la ineficacia del fármaco administrado.

76

No obstante lo anterior [y esto es lo interesante], aquellas personas que tomaron el placebo, siempre presentan un grado de mejoría y a esto es lo que se le llama precisamente el efecto placebo. Este fenómeno se ha estudiado y se le conoce desde hace algunos años y se han encontrado algunas características interesantes, como por ejemplo aquella en que repetidamente sé ha demostrado que en los experimentos a doble ciego las personas sometidas a placebos mejoran en general un 30% todos sus síntomas. Del mismo modo se conoce que una tercera parte de la población es capaz de desarrollar un efecto placebo positivo si esta es expuesta a una sustancia o tratamiento inocuo. Otra característica interesante, que se ha encontrado es que existen ciertos síntomas en los que funciona mejor el efecto placebo, uno de ellos es el control de la temperatura corporal, pero sin duda el efecto que mayor llama la atención es el que se presenta en el control del dolor en general, pues se puede aplicar en casi todas las áreas de la medicina. Otra área en donde el efecto placebo cobra gran relevancia es en los trastornos afectivos y del estado de ánimo como la depresión, trastorno de pánico, y de personalidad entre otros como lo demuestra un estudio realizado por Walch.H Maidhof, citado por la Universidad de Chile, la cual reproducimos a continuación: 25

25. Biblioteca en línea recursos estudiante de la Universidad Católica de Chile. http://escuela.med.puc.cl/Recursos/recepidem/esExper05.htm Consulta: 07/02/06

ENFERMEDAD

Grupo Tratado

Grupo placebo

77

Mejoría(%) Desórdenes afectivos Trastornos de pánico Trastorno de personalidad Demencia Artritis Reumatoide Dolor Cáncer

Mejoría (%)

65 49 65 32 45 68 37

46 23 35 10 23 21 33

En la tabla anterior se puede observar siempre medida en porcentajes la mejoría relativa encontrada entre dos grupos de pacientes controlados. En la columna de en medio se puede observar a los pacientes que llevaron un tratamiento tradicional mientras que en la columna de lado derecho se destacan los enfermos que sólo se les administraron placebos, pero ellos pensaban que eran medicamentos con algún efecto farmacológico. Puede advertirse claramente, que aún los pacientes que no recibieron medicamento alguno percibieron una mejoría que oscila entre el 10 % en el caso de la demencia un padecimiento de por sí difícil de tratar, llegando a una mejoría del 46% tratándose de desórdenes afectivos, una recuperación nada despreciable, tomado en cuenta que científicamente no se les administro nada. En base a lo anterior nos preguntamos ¿no sería el efecto placebo una de tantas intervenciones prepsicoterapéuticas por la cual se curaba a tantos enfermos en la antigüedad? Estamos seguros que sí. Estadísticamente la tabla demuestra que todas las personas desarrollaron un efecto placebo, aunque depende en mucho su efectividad del padecimiento que les aquejaba, en aquellas personas cuyo mal es sobre todo de origen psicológico como la depresión se han encontrado datos sorprendentes, pues se estima que sólo un 25 % de la mejoría presentada en

78

personas con un cuadro depresivo, se puede atribuir a la sustancia activa administrada, otro 25% de mejoría se debe al desarrollo natural de la enfermedad y un 50 % al efecto placebo. Con respecto a los resultados encontrados utilizando placebos para controlar el dolor encontramos que también es relativamente muy eficaz, si tomamos en cuenta que investigaciones recientes desmienten la idea de que el efecto placebo sólo se sustenta en el engaño o en la fe del enfermo y nada más, pues en dichas investigaciones se encontró que estos pacientes ponen en funcionamiento un mecanismo interno el cual está encargado de secretar polipéptidos del grupo mórfico, tales como la leuencefalina, la metencefalina, las endorfinas y muy probablemente otros opiáceos endógenos, así como algunas endomorfinas, las cuales actúan como anestésicos naturales. Como resultado de las investigaciones mencionadas anteriormente, se concluye que existen ciertas áreas en las cuales el placebo como anestésico funciona con mayor eficacia y son las siguientes: 26 • • • • • • • • • • • Farmacoterapia. Cirugía. Sustancias farmacológicas inertes en forma de medicamentos. Psicoterapia a nivel individual o de grupo. Algunos grados de sugestión hipnosis y cura del sueño. Acupuntura. Homeopatía. Condicionamiento de personalidad y conducta. Maniobras mecánicas tales como las de rehabilitación y osteopatía. Bioretroalimentación. Otro medio en el que se exponga o genere un medio o situación curativa.

79

Parece existir bastante evidencia científica para poder estar seguros que el efecto placebo es el responsable de algunas curaciones o mejorías tanto actuales como en la antigüedad, pero ¿existe algún tipo de riesgo al desarrollar el efecto placebo? Según la revista médica “Better Health” editada por la ciudad de Victoria con la aprobación y consulta de la Australian Psychological Society Ltd.27 Los placebos tienen el poder de causar indeseables efectos secundarios de los cuales entre los más comúnmente reportados se encuentran: Las nauseas, los mareos, y diversas reacciones alérgicas como salpullido, e irritación de la piel entre otros, por lo que recomiendan la no utilización de los placebos en la práctica médica diaria y que se tomen medidas para prevenir los síntomas negativos del efecto placebo con medidas tales como el tener un trato personal y humano con los pacientes, con el fin de tratar de no confundir los síntomas reales de los producidos por el placebo, pues comentan que pueden existir médicos sin escrúpulos que abusen de los placebos, confundiendo tanto a especialistas como a enfermos.

26. Estudio monográfico sobre el efecto placebo: Antecedentes y su cuantificación en patología osteomuscular asociado a la columna vertebral. A.R. Gutiérrez Morales y otros. Revista el línea Ilustrados.com. 13/01/06] http://www.ilustrados.com/publicaciones/EpZFFVAkkZYNruBIYz.php [consulta

27. Health and medical information of consumers, from the Victorian govermment. Revista de salud en línea. http://betterhealth.vic.gov.au/bhcv2/bhcarticles.nsf/pages/placebo_effect?Open Document [consulta 21/02/06]

A este respecto debemos de aclarar que hasta hace algunos años se vendían frascos con placebos a médicos para que estos los administraran cuando sospechaban de algún padecimiento no existente en algún paciente y así poder ofrecer una relativa ayuda a enfermos emocionales y esto se consideraba una

80

práctica común. En la actualidad existe un debate sobre si proporcionar placebos a sabiendas que lo son es una práctica médicamente ética o no, pero existen muchos especialistas tanto a favor como en contra.

Descubrimientos Recientes El efecto placebo ha desatado mucha polémica en los últimos años, debido ha que se han descubierto nuevos y sorprendentes indicios, de que dentro de lo que ya se conoce puede existir un fenómeno mucho más complicado de lo que se creía en un principio y nos referimos concretamente los resultados recopilados por un grupo de especialistas que han dedicado parte de su tiempo e investigaciones a indagar los secretos del efecto placebo. Uno de estos investigadores es el Dr. Bruce Moseley que trabaja en el hospital del Baylon College of Medicine en Houston Texas, el Dr. Moseley practicaba una operación para aliviar la osteoartritis, la cual produce dolor e inflamación de la rodilla sobre todo en personas de edad avanzada. La operación llamada artroscopía consiste en que por medio de endoscopia, lavan la articulación de la rodilla afectada, para posteriormente limar el cartílago. Una vez realizando esto, se cierran los cortes y se espera la rehabilitación. El Dr. Mosley siempre se había preguntado cuál de las dos partes de la intervención era la que realmente curaba a los enfermos, por lo que le pidió su opinión a la también Dra. Nelda Wray, la doctora opinó que si en verdad quería saber que parte de la operación
.

resultaba más benéfica, entonces debería de realizar una investigación consistente en efectuar operaciones en tres grupos de pacientes. A los del grupo uno se les realizaría la operación pero sólo se les lavaría la articulación, al segundo grupo sólo se les limaría el cartílago y al último grupo se les practicaría una operación simulada. Los resultados que arrojaron los estudios fueron sorprendentes, pues no importaba

81

en que grupo estuvieran los pacientes incluidos, pues absolutamente todos experimentaron notables mejorías después de las intervenciones, incluida la simulada. Dentro del último grupo (la simulada) se encontraban dos veteranos de guerra, el Sr. Tim Pérez veterano de la guerra de Korea y Sylvester Collingan que participó en la Segunda Guerra Mundial. Al señor Collingan le llevaron a la sala de operaciones en silla de ruedas por que no podía caminar, se le aplicó anestesia general y el médico procedió a realizarle tres incisiones con bisturí en la rodilla. Durante la “operación” el médico reprodujo exactamente todo lo que hacia o decía en una intervención real, pero tiempo después pensó que los resultados mejorarían si ponía un monitor cerca del paciente en donde este pudiera ver proyectada una operación real llevada a cabo anteriormente y este supusiera que era la que le estaban realizando en ese momento y así lo hizo. Después de 40 minutos de aparentar estar operando al señor Collingan, se procedió a suturarle las tres pequeñas incisiones sin haber hecho nada más, este paciente no ha vuelto a tener dolores en la rodilla y camina regularmente por su vecindario gracias a la “operación” que se le practicó, cabe anotar que se le comunicó la verdad hasta dos años después de que se realizó el estudio. Después de seis años el paciente se encuentra sin molestias y vive tranquilamente su vejez. El caso del Sr. Pérez es similar, él utilizaba bastón para poder caminar, pero ahora después de haberse sometido a una cirugía placebo, se le puede ver jugando básquetbol con sus nietos, él conoce la verdad y dice saber que la mente puede realizar cosas sorprendentes. Esta investigación es muy relevante por el hecho de que arrojó por tierra todos los conceptos que se tenían como científicamente válidos con respecto a las operaciones de la osteoartritis por medio de la artroscopía, pues todas las mejorías se deben al efecto placebo. Lo que realmente cura no es la operación dice el Dr. Moseley sino el ritual que se lleva a cabo con la operación. considera que tienen mucho en común con la de osteoartritis. Otro de los especialistas que está dedicado a estudiar el fenómeno placebo, es el profesor Nick Humphrey psicólogo evolucionista por la London School of Economics, En la actualidad el Dr. Moseley está pensando llevar a cabo cirugías placebo de cuello y espalda pues él

82

quien comenta que él cree que se pueden curar muchas enfermedades con el efecto placebo por que el hombre siempre ha vivido con ellas y siempre ha sabido curarlas tal y como se hacía en la antigüedad. También comenta que el primer caso documentado de un efecto placebo, se registró hace más de 350 años atrás cuando el rey Carlos II de Inglaterra “curo” a más de 100,000 personas sólo con el llamado “Toque del Rey” durante su reinado. 28 Por otra parte, la profesora Anne Harrington historiadora de ciencias de la Universidad de Harvard comenta que la historia de la medicina en realidad se puede ver como la historia del efecto placebo y que la mejor arma con la que contaban los sanadores y médicos antiguos era su presencia la cual resultaba más efectiva que los remedios que se recomendaban por lo menos hasta hace unos cincuenta años. En una encuesta realizada vía Internet a 800 médicos en el año 2000, encargada por la empresa Discovery Health Channel, resaltó la verdadera dimensión de este fenómeno pues se les preguntaba a los médicos, si alguna vez habían recetado un placebo ha sabiendas que este lo era y el resultado fue que un 57% de los encuestados respondió afirmativamente. Anteriormente ya señalamos que entre los padecimientos que mejor respuesta tienen al efecto placebo se encuentran aquellos catalogados entre los trastornos del estado de ánimo entre ellos el más frecuentemente encontrado es el episodio depresivo mayor. En 1997 en la Universidad de California de Los Angeles (UCLA) Para reclutar voluntarios la Universidad se llevo a cabo una investigación para demostrar la efectividad de un nuevo antidepresivo en un estudio a doble ciego. publicó anuncios en diarios locales dirigidos a personas con largos historiales de depresión. A uno de estos anuncios respondió la señora Janice Schonfeld la cual padecía de una depresión crónica desde su adolescencia, ella fue admitida en el estudio y se le dijo desde el principio que tenía un 50% de probabilidades de recibir el medicamento real y un 50% de recibir un placebo. Comenta la paciente que a los pocos días ella estaba segura que había recibido la droga activa, pues después de 30 años de incapacidad ahora podía disfrutar de su esposo, de la familia, salir de compras, etc. Al término del estudio el cual tuvo una duración de ocho semanas

83

acudió a que le dijeran con certeza qué había estado tomando.

Los encargados le

informaron que a ella se le había administrado un placebo, hecho que en un principio ella no admitió hasta que se realizó una revisión y se comprobó que ella se encontraba dentro del grupo de personas a las que se les dieron pastillas placebo. Hasta aquí se podría tomar como un caso más del efecto placebo, pero lo realmente sorprendente a nivel científico, es que los encargados del estudio al mismo tiempo que se llevaba a cabo el experimento, determinaron realizar cada semana una tomografía computarizada del cerebro a todos los participantes. Estas tomografías comprobaban una mejoría en la parte frontal del cerebro que es la encargada de controlar las emociones en aquellas personas que tomaron el nuevo antidepresivo, sin embargo al revisar las tomografías de la señora Schonfeld se encontraron los mismos cambios en la parte frontal de su cerebro, prueba que el efecto placebo no sólo es cuestión de fe sino que en ocasiones funciona porque provoca cambios reales internos en los seres humanos. El encargado de esta investigación fue el Dr. Andrecule Uchter profesor de psiquiatría de la UCLA.28 Para terminar mencionaremos que el profesor Irving Kirsch de la Universidad de Conneticut es un estudioso de tiempo completo del efecto placebo; Él en el año de 2001 apelando a la ley de libertad de información de los Estados Unidos exigió que se le entregaran los resultados de eficacia obtenidos recientemente por algunas firmas farmacéuticas como resultado de la aparición en el mercado de tres nuevos antidepresivos. Cuando por fin le entregaron dichos estudios encontró algo que incluso a él le resulto sorprendente, pues la diferencia de efectividad entre los placebos y los nuevos antidepresivos fue de dos puntos en una escala de uno a cincuenta y en otros de uno a sesenta, lo que representa un resultado clínicamente insignificante, por lo que se puede considerar que las farmacéuticas prácticamente estaban vendiendo casi un placebo. Estos hallazgos fueron publicados en la prensa estadounidense en julio del 2002. El profesor Kirsch menciona que lo importante de su investigación no es que las farmacéuticas vendan estos productos poco efectivos, sino que se pueden utilizar estos resultados para curar a más personas a un bajo

84

costo. Como último dato mencionaremos que en el año 2001 se gastaron 5 millones de dólares tan sólo en los Estados Unidos para investigar el efecto placebo. 28

Capitulo 3. EVOLUCIÓN Y DESARROLLO DE LAS PSICOTERAPIAS PRECIENTÍFICAS A LOS MÉTODOS MODERNOS 3.1 Relación Paciente Sanador Existe una situación fundamental dentro de las prácticas de la salud humana, llámese esta, medicina, psiquiatría, psicología, o cualquier otra forma de tratar de sanar a un individuo, en donde de hecho existen dos entidades. Por un lado existen personas que sufren algún padecimiento, alguna enfermedad, los cuales directa o indirectamente piden ayuda de alguien que por sus características y condición, posee los conocimientos y experiencia necesaria, para poder curar algún padecimiento o bien aminorar los síntomas que hacen sufrir al enfermo. La relación paciente sanador es reconocida como un factor determinante dentro del proceso de curación el cual puede influir en dicho proceso, pero la forma en que influye para bien o para mal está determinada por ciertas características dinámicas que son parte de este

28. Placevo Mind Over Medicine? Documental. Realizado por: Discovery Health Channel. 2003 Discovery Communications, Inc.

encuentro entre dos personas en tan distintas condiciones.

Entre algunos de los

aspectos que determinan qué camino tomará esta relación encontramos la fe que tiene el enfermo sobre el sanador y que tanta confianza se le tenga depositada a éste, si para el enfermo es simpático, agradable y empático además de poseer un trato humanitario, seguramente repercutirá sobre todo en un principio a que el

85

paciente sienta cierta mejoría una vez estando frente al sanador, esto es lo que en psicoterapia moderna se denomina,”rapport". 29 Este rapport en pocas palabras es la impresión que nos deja el sanador sobre todo en los primeros minutos de la consulta. algunos pacientes. Desde luego que este rapport puede ser positivo o negativo y de esto dependerá en mucho la buena o mala evolución de Tomando en cuenta lo anterior podemos decir que en general dentro del rapport existen tres características dignas de tomarse en cuenta. En primer lugar tenemos que el sanador constantemente está expuesto a un dilema el cual consiste en decidir qué es lo que debe de comunicar al paciente y cuál es lo que no puede comunicar o decir al paciente, sabemos que existen palabras que pueden ser devastadoras para algunas personas aunque estas sean verdaderas, sobre todo en padecimientos muy graves, pero por otro lado el sanador puede sentir la obligación de dar las malas noticias. La incógnita de saber si causará más deterioro con las noticias es lo que tiene que valorar cada sanador en determinadas y muy especificas circunstancias. Este discernimiento desde luego se encuentra Este determinado por conceptos morales muy difíciles de definir con claridad, pero deben de guiar al sanador hacia una práctica ética en su ejercicio de la curación. primer punto lo podríamos concentrar en que el curador debe de decidir que es moralmente correcto o incorrecto dentro de los tratamientos o prácticas que realiza mientras se encuentre encargado de un paciente, pues es responsable de sus

29. Isabel Días Portillo. Técnicas de la Entrevista Psicodinámica. 3ª Reimpresión. 1994. edit. Pax. p.23.

tratamientos, encuentros, etc. Mientras estén a su cargo. El segundo punto importante dentro de la relación paciente sanador se refiere a cómo los sanadores deben representarse a sí mismos o por decirlo de otro modo qué clase de personas deben de ser. En general se pueden encontrar dos tipos de condiciones dentro de este segundo apartado, las cuales pueden ser asumidas por

86

los sanadores. Algunos tratan de representar a una persona sencilla, nada rebuscada, la cual con su sencillez trata de ayudar a los demás, mientras que por otro lado encontramos a curadores que cosechan las relaciones públicas, dentro de las que se pueden encontrar dentro de círculos políticos y religiosos y esto representa un reflejo de su actividad profesional, y lucha por conseguir un estatus social y de autoridad. Dentro de esta última categoría se pueden encontrar a muchos sanadores de la antigüedad los cuales eran acompañados por el prestigio y las creencias religiosas de su época. Aquí el cuestionamiento es cuál de las dos formas de ser causan mayores beneficios a los enfermos. Como tercer punto importante se han encontrado argumentos en los cuales se hace énfasis en las características de la relación enfermo sanador, pero esta vez relacionadas exclusivamente con el proceso curativo, es decir como el curador dentro de sus posibilidades cuenta con la capacidad de procurar un buen desarrollo de la evolución del paciente, pero también cuenta con las facultades para entorpecer esta misma evolución. Esta característica propia de este vínculo determina en gran proporción las actitudes y comportamientos que debe de asumir el sanador para “irradiar” confianza tanto a su personal, como a los pacientes y hasta a él mismo, pero que visto de forma fría, no tiene nada que ver con la terapéutica, pero que también puede beneficiar al enfermo y que no influye de manera protocolaria con el tratamiento o con los procedimientos que se utilicen. Esta relación es circular, pues normalmente el paciente responde con simpatía si el curador es simpático y reacciona con enfado si el curador es difícil de tratar. Podemos decir que todas las características antes señaladas dentro de la relación paciente sanador podrían traducirse como una especie de guía para aquellos que se dedican a la curación profesional cualquiera que esta sea, médica, psicológica o de las actualmente llamadas terapias alternativas, pues hace reflexionar sobre qué comportamiento es el más adecuado tanto para conseguir un buen rapport, así como para entablar una relación más cordial la cual resulte al fin y al cabo en un beneficio mutuo para ambas partes.

87

No podemos negar que algunas de estas ideas o conceptos pueden parecer idealistas, pues pretenden establecer una relación que se convierta en casi ideal y que por lo tanto los enfermos siempre se encuentren con un curador de personalidad cálida, afectuosa y que además cuente con los conocimientos necesarios para poderle procurar alivio a su padecimiento, pero a la vez no deje de lado ese halo con el que siempre se han investido los curadores desde tiempos antiguos. Parte de esta puesta en escena para impresionar a los enfermos fue antiguamente el incienso, los ropajes vistosos, y las máscaras entre otros artilugios, hoy en día son las batas blancas, el estetoscopio colgando del cuello o de la bolsa y los diplomas colgados en la pared. En resumen podemos decir que la relación paciente sanador es por una parte un trato desigual entre dos personas que se encuentran en diferentes circunstancias, una tiene algo que pedir y la otra algo que ofrecer, pero en este caso esta de por medio la salud de las personas. Mientras que por otro lado los curadores siempre debe de ofrecer fe y han mantenido una especie de código de ética el cual

esperanza al que sufre para que se sienta auxiliado y dentro de este panorama cada uno de ellos representará un comportamiento él cual determinará qué tipo de proceso desarrollará el paciente y qué tipo de evolución presentará. Por su lado el sanador debe de permanecer dentro de unos lineamientos éticos dentro de los cuales no debería de existir la posibilidad de dañar más al paciente, pues no se establece una relación entre iguales. Todo esto es conocido y manejado desde la antigüedad y se ha pretendido que los encargados de procurar alivio no abusen de esa condición de superioridad y esto es lo que dio origen al famoso juramento Hipocrático el cual se calcula que tiene por lo menos 25 siglos de existencia y el cual reproducimos a continuación.

Juro por Apolo médico, por Esculapio, por Higiene y por Panacea, y por todos los dioses y diosas, tomándolos por mis testigos, que cumpliré de acuerdo con mis capacidades y mi juicio este juramento y convenio. Considerar al que me ha enseñado este arte igual que a mis padres y vivir mi vida en asociación con él, y si se encuentra necesitado de dinero darle una parte del mío, y considerar

88

a sus hijos como mis hermanos varones y enseñarles este arte –si desean aprenderlo- sin costo y sin compromiso; dar una parte de mis preceptos e instrucción oral y otras formas de enseñanza a mis hijos y a los hijos del que me ha instruido y a los alumnos que han firmado el convenio y hecho el juramento de acuerdo a la ley médica, pero a nadie más. Usaré medidas dietéticas para el beneficio de los enfermos de acuerdo con mi capacidad y juicio; los protegeré del daño y de la injusticia. No le daré una droga letal a nadie aunque la pida, ni le haré una sugestión de este tipo. De manera semejante, no le proporcionaré un remedio abortivo a ninguna mujer. Guardaré mi arte y mi vida con pureza y santidad. No usaré el bisturí, ni siquiera con los que sufran de piedra, sino que me retiraré a favor de los que se dedican a este trabajo. Cualquiera que sea la casa que visite, lo haré para el beneficio del enfermo, manteniéndome alejado de toda injusticia intencional y de toda mala acción, y en especial de tener relaciones sexuales con hombres o mujeres, sean libres o esclavos. Lo que yo vea o escuche en el curso del tratamiento, o aún al margen de éste, en relación con la vida de los hombres, que de ninguna manera debiera difundirse, lo mantendré en secreto y consideraré vergonzoso hablar de ello. Si cumplo con este juramento y no lo violo, que pueda gozar de mi vida y de mi arte, honrado por la fama entre todos los hombres por todo el porvenir; pero si lo rompo y he jurado en falso, que lo opuesto sea mi suerte. 30

En algunos escritos provenientes de Grecia del siglo V d.C se pueden encontrar algunos conceptos los cuales nos dan una idea de cómo se veía la relación paciente sanador en aquellos días pues son representativos de la época. Se dejó testimonio de que los pacientes veían la ayuda y auxilio del sanador en función de obtener para ellos una mejoría de sus dolencias, mientras que el médico por su parte se encontraba motivado por un lado en un interés económico y por el otro en un reconocimiento al aplicar sus técnicas curativas que le dejarán un reconocimiento social. Los Griegos pensaban que sus motivaciones respectivas eran la base que se podía encontrar en la filia o sea en la amistad, ya que esta podía desarrollarse aunque no existiera el vinculo paciente sanador.
30. Ruy Pérez Tamayo, De la magia primitiva a la medicina moderna, Fondo de cultura económica, 2ª Edición 2003, p 211

Entre los escritos dejados por Platón se puede leer: “El enfermo ama a su médico esencialmente por que esta enfermo”, mientras que dentro de los innumerables escritos de Claudio Galeno podemos encontrar: “Hipócrates, Empédocles, Diocles y

89

algunos otros médicos fundadores de la medicina sanan las enfermedades por que ellos amaban a la humanidad”. Como podemos darnos cuenta esta relación paciente sanador o enfermo médico siempre ha existido y seguirá existiendo con sus complejas relaciones tanto generales como individuales, lo importante de resaltar es que es uno de los factores que estuvieron definitivamente presentes tanto en las prepsicoterápias del pasado como en las modernas terapias psicodinámicas del presente. 3.2 Saber escuchar Entre otras muchas cosas los sanadores comúnmente son personas a las que los enfermos les cuentan sus historias personales y el curador extrae lo más significativo, de esta cuidadosa escucha, y el curador desarrollara las bases de sus intervenciones terapéuticas. El sanador de la psiqué en particular, es aquel que escucha con la finalidad de aprender y por lo tanto entender de sus pacientes la mecánica de las aflicciones, cuando esto se desarrolla por algún tiempo las experiencias que acumula lo guiarán para que pueda formar un plan de acción en donde pueda echar mano de la reafirmación, la consolación, y la confrontación por ejemplo y aplicar la técnica que crea más conveniente para el alivio de los síntomas del paciente. Dicho de otra forma podrá planificar sus intervenciones como él lo crea pertinente, siempre basándose en la cuidadosa escucha del enfermo y en su experiencia previa. El habla es una característica inherente a los seres humanos, y es una de las características que lo separan de los demás seres que habitan el planeta. Una persona que sabe escuchar puede ser el mejor médico para aquellos que están enfermos del pensamiento o de los sentimientos se comenta de forma popular, pero hasta los especialistas como la Dra. Frieda Fromm Reichmann definió a la escucha como; “El instrumento básico para la psicoterapia”. En esencia los sanadores deben de comprender y asumir que la escucha de sus enfermos con atención es vital pues no sólo se trata de escuchar y recoger algunas de las palabras pronunciadas por el paciente, si no tomarlo como un banco de

90

información importante lo que llevará a poner en marcha un plan terapéutico para beneficiar al que padece. Ahora bien esta escucha empática e interesada debe de tener un límite para que la relación se lleve a cabo apropiadamente, pues es contraproducente si el sanador se hace parte de las aflicciones del enfermo. El sanador debe de permanecer acierta distancia emocional del que sufre para que los sentimientos no empañen su visión y vea claramente los hechos que se le están relatando, pues existen casos tan emocionalmente intensos que pueden afectar al curador y eso no ayudara al paciente adolorido, así los sufrimientos de los pacientes puede y debe de entenderlos, pero no hacerlos suyos pues así se ha practicado la escucha desde hace siglos y hasta nuestros días. Todos aquellos que sufren de algún tipo de padecimiento, de una u otra forma, al acudir por ayuda están diciendo “óigame por favor”, este es el primer planteamiento que nos dicen los enfermos directa o indirectamente, y nos están diciendo claramente que los escuchemos, que escuchemos sus aflicciones, sus dolencias, sus temores, y sus problemáticas siempre con el anhelo de recibir una respuesta empática y favorable que los pueda sacar de una situación que ellos sienten o piensan que es difícil y que además les incomoda. Para los antiguos griegos por ejemplo la escucha tenía un significado muy especial, pues ellos sabían que la diferencia que se daba entre individuos radicaba esencialmente en lo que cada uno de ellos sabía, y que esta sabiduría dependía de las fuentes de información a las que se tuviera acceso y esto no quería decir otra cosa que la más importante fuente del conocimiento era el lenguaje y a esto solo se podía tener acceso si se sabía escuchar. El que sabía escuchar acumulaba mayores conocimientos, así que los griegos daban una muy especial importancia esta secuencia del lenguaje escucha – aprendizaje – conocimientos pues en su época era muy importante el poseer ciertos conocimientos. Dentro de esta cultura la escucha ocupaba un lugar igual de importante que el conocimiento de tal manera que ellos creían que el sentido del oído era el más importante de los sentidos con los que cuenta el ser humano muy por encima de la vista, el olfato, el tacto o el gusto. La escucha es lo que hace que las cosas tengan sentido, la escucha nos trae luz y conocimiento. Cualquier integrante del reino animal posee todos los sentidos sin

91

embargo el ser humano es el único que transforma lo que escucha en conocimiento para utilizarlo a su servicio y al de sus semejantes, por lo cual la escucha contribuye a que se acreciente la inteligencia. La escucha esta por encima de los otros sentidos por que es la encargada de recibir los discursos, sobre todo los que alivian y enriquecen el alma, la escucha es esencial para que se pueda recibir la comunicación. Grecia. 31 Con el paso del tiempo la escucha paso a ocupar una importancia equivalente a los demás sentidos, pero en este proceso la vista fue creciendo en importancia y desplazó a la escucha, sobre todo a partir de la edad medía, pero no exclusivamente en ella, pues a finales del siglo IV Leonardo Davinci (1452-1519) concordaba con las creencias ya de su tiempo y confirmaba la supremacía de la vista como uno de los símbolos más importantes para él, pues aseguraba que “La vista es la ventana del alma”, es el jefe de los sentidos pues cuenta con la capacidad de entender la más grande y compleja visión del infinito trabajo de la naturaleza. Sin embargo estamos seguros que tanto en las terapias precientíficas como en las que se llevan acabo en la actualidad los sanadores deben de saber escuchar y por lo menos en esta área el oído sigue teniendo una importancia fundamental, pues es la forma en que se recogen los sufrimientos, los pesares y los dolores de los pacientes y adicionalmente se aprende de ellos y de las dificultades que cada caso en particular dejan. Y en la Es el medio por excelencia para unir las almas. Estas son algunas reflexiones que según los expertos formaban parte de las creencias en la antigua

31 Stanley W. Jackson. Care of the Psyche, A History of Psychological Healing. 1a edición 1999. ed. Yale, Estados Unidos de América. p.79

mayoría de las ocasiones lo que dejan es un mejor desempeño en los enfermos futuros y un mejor conocimiento de los procesos por los que pasa tal o cual

92

padecimiento de tal modo que el sanador pueda desarrollar mejores técnicas y franquear las diversas dificultades que se le presenten. En algunas ocasiones los pacientes exponen ante el sanador la visión que tienen ellos de sí mismos y de su problemática por la que están pasando y de este modo le dan la oportunidad al curador de recabar múltiples datos poniendo atención a lo que se les dice para que posteriormente planifique una estrategia cuidadosa para cada individuo en particular. Como cada individuo es diferente y presentan características individuales, el saber escuchar se convierte en permanente. un reto constante y se tiene que hacer un esfuerzo La mayor parte de las escuchas van adicionadas con preguntas que

se realizan con el objeto de completar alguna información o tratar de encontrar algunos hallazgos que se encontraban más velados para el curador, con esta serie de preguntas acompañadas de sus respectivas respuestas se pretende tener una mejor perspectiva de la problemática del enfermo, además estas preguntas se hacen extensivas a otros miembros de la familia y en algunas ocasiones hasta llegan a realizarse a algunas de sus amistades más cercanas en donde el saber escuchar es de suma importancia. Con este proceder se confirma que el hablar es una de las La importancia para los actividades más importantes y representativas de los pacientes y el saber escuchar una de las actividades más primordiales de los curadores. enfermos en ser escuchados, es tan relevante que incluso abarca una buena parte de su entorno religioso, pues a través de los años se han escuchado múltiples plegarias en donde es manifiesta la petición de ser escuchados por la divinidad. Dios escucha mi plegaria, cura mis dolencias, dame salud y tranquilidad en el cuerpo y en el alma, se ha oído decir durante siglos a los enfermos, siempre esperando ser escuchados y que de esta forma se les otorgue el alivio anhelado. El acto de saber escuchar ha estado siempre presente como parte de variadas formas de curación psicológica, como son el caso de la consolación, la persuasión, la confesión o la confidencia. Este tipo de intervenciones pretenden aliviar al afligido y aminorarle sus problemas, en el caso concreto de la confesión, la cual se desarrollo en los primeros años del cristianismo el acto de hablar, pero sobre todo el de saber escuchar son su característica fundamental, sin estas dos características no podría existir dicho acto y esta dinámica que se da en la confesión de escuchar y ser escuchado. Se presume

93

que la parte en la que un sujeto comunica aquello que a su entender le causa prejuicio a él mismo o a sus semejantes y que se sabe culpable por haber actuado de manera errónea o maliciosa, y que este comportamiento lo esta haciendo sentirse mal en algún grado y en el acto confesional un representante de Dios lo libera de sus culpas y trae paz a su cuerpo y a su alma, deben de ser muy beneficiosos para su desempeño emocional. Esto desde el punto de vista psicológico es muy favorable para aquellos que de una u otra forma cargan alguna culpa y de un momento a otro logran liberarse de esta incomodidad interna. Sin embargo lo que acabamos de relatar es una visión idealizada de dicho proceso pues siempre existe la posibilidad de que no cumpla con el fin de aliviar al afligido, pues en primer lugar la parte de la escucha debe de ser siempre con atención y llena de sentido común, se debe de recabar toda la información pertinente para que se tenga un panorama completo de la problemática y en consecuencia se aconseje lo más oportuno con miras a que se desarrollen mecanismos reales de mejora del comportamiento y no solo se trate de un mero tramite que llenar. Por lo mismo la aplicación de la penitencia debería de centralizarse en la reparación del daño que se ha causado para que también de este modo tenga algún viso de utilidad tanto para la persona que sufre como para la agredida. Como podemos darnos cuenta el acto de saber escuchar también era practicado por los antiguos prepsicoterapeutas en la antigüedad y fue tan importante en su tiempo al igual que lo sigue siendo en nuestra época para los que nos dedicamos a las ciencias del comportamiento. 3.3 Catarsis La catarsis según el diccionario de Psicología de Alberto L. Merani, es una palabra que proviene del griego: kataharsis que significa [limpieza, purgamiento] y cuya acepción es la

liberación completa o parcial de conflictos graves y persistentes o de un estado de ansiedad. Por lo general es la primera parte de una psicoterapia,

94

más extensa y completa. En estos casos el psicoanálisis emplea el termino abreación 32.

Así tenemos que la catarsis es la purga o purificación de las emociones producida por algunas experiencias personales o por algún procedimiento psicoterapéutico. El proceso consiste en aliviar una excitación interior extrema y restablecer la asociación funcional de las emociones, encontrando entendiendo y posteriormente manejando los fenómenos que la crearon, de tal forma que el paciente los reviva o reproduzca emocionalmente y estos malestares sean eliminados como efecto de la misma catarsis o abreación. El término catarsis y sus efectos se conocen desde la antigua Grecia y se puede encontrar testimonio de ello en las discusiones de los Aristotélicos en sus escritos titulados “Catarsis y tragedia”. En la actualidad se utiliza este termino en actividades relacionadas con la psicoterapia, en donde por medio de diversas técnicas se pretende que los pacientes logren liberar sus emociones reprimidas y por lo tanto al hacerlo experimenten un alivio general. coloquialmente. En general tanto el término catarsis como el de abreación se usan como sinónimos, sin embargo algunos expertos opinan que es más adecuado utilizar el termino catarsis cuando sé esta refiriendo uno al método como tal, y en cambio utilizar la palabra abreación cuando se habla del resultado obtenido al final del proceso. Para fines prácticos y tomando en cuenta que en la mayoría de los textos se utilizan como sinónimos, en adelante sé mencionar como significados equivalentes. Es como si se les quitara un peso de encima como se dice

32 Diccionario de Psicología de Alberto L. Merani, 1ª edición, 1976 ed. Grijalbo, Ciudad de México.

95

Como lo mencionamos líneas arriba, la catarsis ya era bien conocida en la Grecia antigua y en ese tiempo se entendía la catarsis como una purificación sobre todo dirigida a aplacar el sentimiento de culpa, principalmente cuando se había profanado algún tipo de ritual o ley de carácter religioso. Platón por ejemplo aseguraba por su parte que la catarsis debería ser el proceso por el cual el alma se puede purificar de la contaminación del orden humano, para que esta se prepare a sí misma hacia una vida mejor. Por otro lado Hipócrates dentro de su cuerpo hipocrático, utiliza el término catarsis cuando se refiere en especial al método por el cual se aclaran los humores mórbidos por medio de la evacuación, sea esta inducida por algún producto ingerido, o bien se produzca de forma natural. La catarsis tiene sus raíces en el mundo antiguo, como una purificación para liberar a las personas impuras de esta misma condición, por haber cometido algunos pecados graves o haber violado algún tabú religioso, social o ético. Los remedios utilizados para lograr esta purificación tenían como fin, provocar entre las personas impuras, algún tipo de reacción que fuera visible desde el exterior y que usualmente estuviera relacionada con una gran variedad de fluidos corporales, de tal forma que se pretendía que los pecadores evacuaran por medio de enemas, purgas, o que orinaran al administrarles diuréticos, o bien tomaran algún brebaje que les produciera un estado en el que la sudoración fuera profusa, además de que también eran extensamente practicadas las sangrías realizadas a cuchillo o bien con la aplicación de sanguijuelas. Con el paso de los años, la catarsis fue dirigiéndose más hacia las áreas que contemplaban un sentido más espiritual y menos corpóreo, así que pasaron de la purificación del cuerpo a la purificación del alma o del espíritu, el cual se convertiría en un rito para la limpieza de los pecados o de las faltas, y como un primer paso para la preparación previa a un rito de oración y perdón, para poder quedar en paz con los dioses. En aquellos tiempos este proceso se veía y se vivía como un fenómeno sobrenatural, mágico, o religioso o bien por alguna combinación de algunos de los factores anteriores. En tiempos modernos uno de los investigadores que trabajo más para poder comprender la catarsis, fue Sigmund Freud, en donde en uno de sus textos, el llamado “Estudios sobre la Histeria” escrito en 1895, se refiere a éste fenómeno por

96

los dos términos conocidos catarsis y abreación. Dentro de este trabajo se destaca que el proceso de la catarsis se puede apreciar de forma más clara, en la primera parte de psicoanálisis, [y ahora también dentro de la primera cita dentro de una psicoterapia] pues es común que los pacientes una vez sintiéndose tranquilos, confortables, y seguros, empiecen a relatar de forma vehemente, la causa que los llevó a pedir ayuda profesional, este relato de sus conflictos tanto internos como externos, y plagados de detalles, en muchas ocasiones se convierten en monólogos los cuales fácilmente pueden desarrollarse en un lapso de 30 o 40 minutos, pero no es extraordinario el paciente que se extiende más de una hora. Durante este tiempo relata sus pesares, dolencias y problemáticas desde el punto de vista personal, es decir ellos viven su realidad conflictiva desde un punto de vista muy diferente al resto de nosotros. Ante una escucha paciente, comprensiva, atenta y empática, el paciente usualmente termina su relato sintiéndose emocionalmente mucho mejor, sin que el terapeuta haya hecho mayor cosa o haya intervenido de alguna otra forma. Es común que dentro del ámbito de las psicoterapias se le llama a este fenómeno “vomito emocional”, y así regresamos cientos de años para apreciar el mismo fenómeno de limpieza espiritual que debieron de haber observado y practicado cientos de curadores, sacerdotes o pitonisas, de forma precientífica y de esta forma aliviar de sus pesares a aquellos que sufrían del alma. A diferencia de aquellos tiempos, en nuestros días se conoce bien por parte de los profesionales de la salud mental, que en muchas ocasiones la propia catarsis no es un remedio que provea una cura permanente y definitiva, pues hasta como se sabe popularmente esto no es más que un desahogo de ciertos malestares que se han ido acumulando en la psiqué del individuo y lo único que se hizo fue una liberación momentánea de esas cargas intra psicológicas, pero que si bien trajeron alivio momentáneo al paciente, este cambio en su estado de ánimo no puede ser permanente pues no se realizo una intervención de fondo. 3.4 Introspección

97

La introspección como tal fue descubierta y estudiada por el científico alemán Wilhelm Wundt Figura 9, por allá del año 1879, cuando la psicología y sus procesos se encontraban en su etapa de nacimiento como ciencia. Wundt creía que el estudio y manejo de la introspección debería de circunscribirse exclusivamente al estudio de nuestras experiencias por medio de una observación controlada de los elementos de la propia conciencia, bajo condiciones objetivas.

Figura 9 Wilhelm Wundt (1832-1920)

La idea del alemán no estaba mal planteada en un principio, pero sin embargo al momento de diseñar su aplicación, fue cuando el planteamiento original se fue por la borda, y se desvió del concepto que tenemos hoy de la verdadera introspección,
Figura 9 Tomada de: “Curso Básico de Psicología”, Centro de Enseñanza a Distancia, Barcelona España 5ª edición, Tomo I, 1996, p.35.

pues él lo entendía y llevaba a cabo tomando en cuenta los procesos intermedios que se encuentran entre estimulo y reacción; Por ejemplo a un sujeto se le muestra

98

una hoja verde, en su introspección el individuo debía de decir; hoja, color, forma, verde, rugosa, etc. Esta forma de introspección, en poco tiempo fue rechazada por que no se trabajaba con ella de manera natural y por que no ofrecía un campo de aplicación que resultara benéfico para las personas comunes ni para las interesadas en el fenómeno psicológico, su error fue el de no tomar en cuenta que el ser humano no es sólo un simple receptor de estímulos, aislados, sino que observa los fenómenos como un todo y trata de darles algún significado concreto y práctico. Sin embargo tanto en la antigüedad como en nuestra época, la introspección se maneja como parte de la reflexión de aquellos sucesos que forman parte de uno mismo, teniendo como base a nuestras propias experiencias, pero a diferencia de lo proclamado por Wundt, sabemos que también se pueden realizar introspecciones de sentimientos, conocimientos, intenciones, así como en cualquier actividad psíquica superior y es uno de los principales elementos que se utilizan en el trabajo terapéutico de la auto observación, de tal forma que también se le ha llamado, intra percepción, observación interior, auto escrutinio, auto examinación, auto inspección, reflexión y otras más. Todo esto en un ánimo de tratar de explicar las actividades interiores que nos hacen ser lo que somos. Los seres humanos han pasado siglos y siglos tratando de entender la dinámica y el funcionamiento de nuestras propias mentes, y tratando de aprender de la misma actividad de nuestros eventos psíquicos, en un esfuerzo por conocer más acerca de nosotros mismos y de nuestras mentes. Las actividades mentales que vienen a nuestro conocimiento consciente, como las sensaciones, sentimientos, pensamientos, imágenes y memoria entre otras, siempre han sido del interés de los seres humanos y por lo mismo siempre han existido personas que estudian estos aspectos para conocer más de sí mismos y más de sus semejantes. Los resultados de una auto observación, de nuestra propia mente nos puede auxiliar para evaluar nuestro propio conocimiento de las cosas o los hechos rodean, de tal forma que nos resulte útil en la búsqueda de nuestro propio entendimiento o auto conocimiento, de tal forma que se ha convertido, en una práctica común en procesos psicológicos de sanación tanto dentro de los que se practican en la actualidad, así como se practicaron en la antigüedad. No obstante, no todo es positivo o fácil en el proceso de introspección, pues si en teoría parece

99

muy beneficioso y lleno de virtudes, la verdad es que en algunos casos en los cuales las personas temen a lo que pudieran encontrarse en su interior, sus defectos de carácter los paraliza y no los deja superar los problemas intra psíquicos con los que cuenta. El método de la introspección como método para llegar a un auto entendimiento, requiere de que se tenga un guía con experiencia y que la persona que esté dispuesta a practicarla tenga un buen grado de madurez, una buena auto aceptación y un gran sentido de la auto crítica. Además no estaría mal que poseyera una buena cantidad de humildad, para que este auto-conocimiento le sea de utilidad en su desarrollo personal, y no por el contrario termine perjudicado o lastimado por que lo que encontró en su interior lo hizo sentir desesperanzado. De todas formas, podemos decir que el continuo uso de la introspección por parte de los profesionales de la salud, se lleva a cabo con el propósito de que los enfermos mejoren su condición de vida. La introspección siempre ha querido despertar en uno mismo, aquello que otros pueden ver dentro de nosotros, pero que nosotros no podemos percibir con claridad. Cuando nos damos cuenta de estos sucesos entonces contamos con la capacidad de cambiar algo que no nos guste de nosotros mismos, o simplemente algo para mejorar las relaciones con los demás, y es por eso que la introspección o auto observación forma parte íntegra de todo proceso psicoterapéutico moderno. También queremos mencionar que esta auto examinación que fue y sigue siendo aprovechada por muchas cultos religiosos, desde el antiguo testamento en el cual se pueden encontrar versículos en donde se propone la auto examinación como forma de preparar el arrepentimiento, es el método por el cual desde el punto de vista religioso se pueden auto conocer nuestras faltas ante dios y ante los hombres. Este proceder cobró mucho auge cuando se dieron a conocer las Confesiones de San Agustín, pues para poder realizar una buena confesión, era necesario primeramente efectuar una buena introspección, para encontrar algún fallo de carácter dentro de uno mismo, y una vez encontrándolo se realizaba el rito de la confesión en donde el alma recibía su purificación y se podía estar en paz con la divinidad. Si todo se llevaba a cabo según lo previsto el sujeto al término del rito, sentiría un alivio

100

espiritual y una gran sensación de paz interior.

Desgraciadamente para ellos como

lo mencionamos anteriormente la introspección y la confesión por si mismas no procuran un cambio de fondo sino sólo pasajero y momentáneo. Por lo tanto se puede decir que la introspección o la auto observación es un mecanismo por el cual se puede llegar a tener una valoración de cómo se “reporta” una persona a sí misma y podrá comprender las dificultades que le puede acarrear cierto tipo de problemáticas, individuales o sociales, por esta razón fue y sigue siendo una práctica común para que se pueda intervenir a una persona la cual emocionalmente se siente inadecuada desde siempre del punto de vista psicológico, pues la finalidad es que el enfermo emocional tenga en lo individual conductas, y pensamientos más convenientes para desenvolverse adecuadamente dentro del ámbito social en el que se desarrollen. Ahora bien, dentro del presente capitulo se han analizado una serie de fenómenos como son, la relación paciente sanador, saber escuchar, la introspección, y la catarsis entre otros, que en la práctica psicoterapéutica actual son muy conocidos valorados y estudiados como procesos que pueden llevar a una mejor estabilidad emocional a muchas personas que sufren de problemas de comportamiento y precisamente por que estas características son bien conocidas, se tiene la seguridad de que fueron ampliamente utilizadas en la antigüedad como una forma de prepsicoterápia precientifica, pues obtenían resultados similares a los que hoy se presentan en los consultorios de terapias alrededor del mundo, sin embargo nos falta una última parte en donde desde el punto de vista histórico y al paso del tiempo, se funden los mundos de la ciencia y de la creencia mágico religiosa y es en esa época en donde podemos ver claramente cómo las técnicas y los fenómenos intrapsíquicos se trasladan de un ámbito al otro, pero siempre buscando el sanar al enfermo. Desde nuestro punto de vista está la unión de estos dos mundos tuvo su principio en la teoría del magnetismo animal expuesta por un médico vienes llamado Antón Franz Mesmer.

Capítulo 4. LAS PREPSICOTERAPIAS PRECIENTÍFICAS TOMAN

101

EL CAMINO DE LA CIENCIA
4.1 Mesmerismo y Magnetismo Animal Es muy probable que la práctica para inducir estados alterados de conciencia tenga sus orígenes desde la misma aparición de los seres humanos sobre el globo terráqueo, y seguramente estos estados fueron durante siglos los encargados de sanar a millones de personas durante muchas épocas, sobre todo antes de la aparición de las ciencias médicas. Con ciertos conocimientos de que se podían inducir trances por medio de varios métodos y técnicas, seguramente auxiliadas por los sonidos rítmicos de los tambores acompañados por danzas frenéticas, largas exposiciones a ritos desgastantes y expuestos por tiempos prolongados a las intensas llamas de sus fogatas como las que se utilizan en las sociedades tribales, y asociado posiblemente a la ingesta de algún sedante natural, o bien por medio de la privación sensorial durante largas jornadas en la oscuridad de una caverna, debieron obtener como resultado en algunos sujetos un cambio en su salud o en su comportamiento, atribuido seguramente en las primeras épocas a la influencia de seres sobrenaturales, sin embargo el trance que se producía era y es evidente. En la antigüedad se convivía cotidianamente con el mundo espiritual, y por lo tanto la creencia de que un ser humano fuera poseído por un ente sobrehumano era tomada en esa sociedad como algo muy posible y pudiera ser que hasta cotidiano, pues este tipo de fenómenos formaban parte de sus creencias mágico religiosas y estaban acostumbradas a ellas. Cuando una persona entraba en un trance hipnótico, era capaz de realizar acciones las cuales la mayoría de las personas son incapaces de llevar a cabo, como por ejemplo la notable disminución de la respuesta al dolor y a la fatiga, así como llevar a cabo acciones las cuales no podrían realizar en su estado normal. Así que la posesión del cuerpo por parte de un ser sobrenatural debió de ser una explicación muy convincente en aquellos días. Las creencias comunes de que los estados alterados de conciencia conllevan una relación con fenómenos sobrenaturales, continúan hasta la actualidad; por ejemplo, los miembros de la secta Testigos de

102

Jehová, prohíben a sus seguidores la práctica de cualquier tratamiento que pueda utilizar técnicas de hipnosis, por que según ellos en ese estado pueden quedar a merced de espíritus que los posean. Pero ellos no son los únicos, la verdad es que la mayoría de las personas siente cierta desconfianza hacia esta práctica pero derivada precisamente de la poca información veraz que llega al publico en general. No obstante lo anterior ya a finales del siglo XVII un médico europeo trataba de encontrarle una explicación científica a estos mismos estados alterados de A la edad de veintiséis años, y conciencia, este médico fue Franz Antón Mesmer.

corriendo el año de 1760 Mesmer ingresa a la facultad de medicina de la Universidad de Viena, en esa época los planes de estudio de dicha Universidad empiezan a modificarse y a ponerse al día. Una de las modificaciones consistía, en la obligación por parte de los universitarios, de llevar un registro pormenorizado de cada intervención que sufriera todo paciente para dar un seguimiento preciso de cada caso. Esto trajo como resultado que muchos de los experimentos de Mesmer estén bien documentados y se puedan analizar desde nuestra perspectiva moderna. En esos días sin embargo estos reportes por lo general estaban repletos de procedimientos los cuales en su mayoría no eran muy diferentes de los que se practicaban en la antigüedad, pues las sangrías, las cataplasmas y las purgas, seguían siendo prácticas de uso común. Sin embargo se le habría adicionado el uso de la moderna [en ese tiempo] electroterapia. corrientes eléctricas al cuerpo del paciente. Pasando seis años más en la facultad, Mesmer logra graduarse con un trabajo final llamado “Bajo la influencia de los planetas”; en dicho trabajo Mesmer trataba de encontrar una relación entre los poderes de la gravitación de los planetas o astros, sobre todo poniendo especial atención al sol y a la luna, y tratando de explicar qué efectos tendría esta fuerza astral sobre la salud de las personas y qué efectos presentaría el cuerpo humano, pero siempre desde el punto de vista científico y no astrológico, lo que marcó una diferencia crucial en el estudio posterior del comportamiento humano. Mesmer jugaba con la idea de que sí bien la teoría de Newton sobre las fuerzas gravitatorias era comprobable por medio de la observación Esta terapia fue inventada con el aplicar propósito inútil de proporcionar alivio a los órganos internos a base de

103

de los movimientos en las mareas de los océanos, entonces estas mismas fuerzas debían de provocar algunos fenómenos que afectaran al cuerpo humano y de tal suerte también a su salud y sobre todo ideó que los procesos que desarrollaran las enfermedades, obedecieran a este fenómeno. Él dedujo que la fuerza que rige las Así mismo creía que esta enfermedades y las mareas debería de ser la misma.

misma fuerza estaría fluctuando en el aire sobre todo el que se encuentra alrededor de cada persona, si esto fuera cierto, entonces esta fuerza se podría direcciónar de tal forma que se pudiera utilizar para curar a una persona enferma. 33 A esta fuerza gravitacional convertida en fluctuaciones que pueden ser manejadas y que debieran responder a cierta dinámica, Mesmer le llamó “Fluido Universal”, el cual estaba sujeto a las mismas leyes de la gravitación, y por lo tanto se presentarían fenómenos parecidos a los ciclos de las mareas, y por tal motivo se ven afectados en su interior los cuerpos humanos, pues en general el cuerpo está prácticamente saturado de líquidos y por lo tanto también la excitación nerviosa obedecería dichos principios concentrados en el “Fluido Universal”. Mesmer pensó que su idea tenía cierta lógica pues siempre se ha sabido que existen ciertos padecimientos que dentro de su normal evolución, presentan fluctuaciones sobre todo en ciertos síntomas que desaparecen por un tiempo para volver a aparecer posteriormente y así sucesivamente, Mesmer creía que estas fluctuaciones se debían gravitación. a la ley de la A pesar de su entusiasmo inicial, la teoría de Mesmer quedó un poco

empolvada y olvidada por él mismo, pues en un principio se dedicó al igual que todos los médicos de su tiempo a recetar purgas, enemas, sangrías y demás métodos de la época, pues viniendo de una familia acomodada no le faltaban enfermos

33. C. Peter Bankat. Talking Cures, A history of Western & Eastern Psychoterapies. 1a edición. Brooks/Cole 1997. United States of America. p. 47

acaudalados que pagaran generosamente sus servicios, claro está incluyendo cuando fuera necesaria una dosis de la técnica más moderna consistente en una sesión de choques eléctricos.

104

Así se desarrolló la vida del acaudalado médico, hasta que cumplió sus cuarenta y cuatro años de vida. Nunca pensó que su afición por las artes y sobre todo por la música cambiaría su suerte para siempre. Mesmer era conocido y bien recibido por la familia de músicos Mozart cuyo hijo fue el afamado compositor. Se han encontrado algunas cartas de Leopold Mozart, fechadas en el año de 1773 en donde menciona, el estado de salud de una joven a la que llamaba Fraülen Franz y cuyo nombre verdadero era Francisca Osterlin. Esta joven pasaría a la historia de las todavía prepsicoterápias, por ser la primera paciente tratada bajo las directrices del naciente “Fluido Universal ”. Cuando Mesmer conoció a la paciente gracias a la familia Mozart, este describió a la joven en los siguientes términos: Mujer joven de 28 años, que vive en mi casa y que ha sufrido de debilitamiento de sus nervios desde su juventud. Ha estado padeciendo de horribles ataques de convulsiones durante un período de dos años. Sus fiebres histéricas le causan continuos vómitos, inflamación de los intestinos, incapacidad para orinar, e insoportables dolores dentales y de oído, además presenta melancolía, depresión, delirios correspondientes a un frenesí, catalepsia, desmayos, ceguera, dificultad para respirar, parálisis que perdura por algunos días y otros síntomas. Yo he aplicado, los remedios más eficaces que se conocen y no la he apartado de mi vista, frecuentemente la salvo de las puertas de la muerte y usualmente la restablezco por unas tres o cuatro semanas, pero sin obtener una cura perdurable; su restablecimiento dura hasta que vuelve a caer enferma de nuevo. 34

Bajo estas condiciones

que fluctuaban rápidamente entre la salud y la

enfermedad, Mesmer piensa que tiene a la candidata ideal para poder poner en práctica su teoría hasta entonces olvidada.

34. Derek Forrest. Hipnotism a History. 1a edicción. Penguin Books. 1999. England.

Su siguiente paso fue el idear un método terapéutico por el cual, él pudiera controlar esta fuerza que controla las mareas y por lo tanto el fluido que las producen y dirigirlas al cuerpo de los enfermos para que se curaran. 35

105

Mesmer se deja llevar por la idea de que los magnetos o imanes, podrían emplearse para este propósito, basándose en la simple idea de que los magnetos presentaban similares características de atracción de los cuerpos. Tenía la idea de que todos estos fenómenos eran parte de un gran sistema general. Mesmer solía decir que las magnetos contaban con la capacidad de atraer o repeler ciertos objetos, en semejanza al efecto que se produce con las mareas, las cuales están relacionadas con la posición relativa entre la luna y la tierra. Mesmer sabía perfectamente que en esa época existían tanto en Francia como en Inglaterra un uso médico para los imanes, y que se utilizaban sobre todo para calmar dolores de oído y estómago. adelante con sus ideas. Sin embargo existía un gran número de escépticos que dudaban de las propiedades curativas de los magnetos, sin embargo él siguió Para Julio de 1774 y armado con varias herraduras magnetizadas, procedió a aplicar su primer tratamiento sobre la señorita Osterlin. Sujetó dos herraduras imantadas a los pies de la paciente y colocó otra en forma de corazón sobre el pecho de ésta. Inmediatamente, la paciente sintió que algo la quemaba y la invadió un dolor muy intenso el cual se esparcía por sus piernas en forma ascendente y llegaba hasta sus caderas; estos malestares se reproducían también pero en el área del pecho en donde se había colocado el otro magneto, donde los malestares descendían por un lado de su cuerpo y ascendían por el otro hasta alcanzar su cabeza. Cuando los dolores desaparecieron, dejaron sus Mesmer comentó que en coyunturas, como si se hubieran quemado en el fuego.

esos momentos tanto su paciente como sus asistentes, se aterrorizaron ante tales síntomas y le pedían que detuviera el experimento, pero él insistió en continuar e incluso aplicó otros imanes en la parte baja de sus extremidades, después de lo cual y de manera inmediata sintió la paciente que los dolores descendían en intensidad.
35. Guillermo Cobos y Pastor Patrón. Hipnosis. 5ª edición Edamex. 1998. México. p.12

Los dolores continuaron a lo largo de toda la noche y fueron acompañados de una fuerte sudoración proveniente del lado que tenía la joven paralizado. Posteriormente los síntomas poco a poco fueron desapareciendo hasta que la

106

paciente se hizo insensible a la acción de los magnetos y los ataques terminaron. Mesmer repitió el anterior procedimiento al siguiente día y siguió así durante las tres semanas siguientes, hasta que estuvo convencido de que contaba ya con la habilidad de dirigir las “corrientes dolorosas” nombre con el que las describió su paciente. Mesmer al tratar de explicar como un mineral lograba dominar la fuerza de las mareas en el cuerpo de las personas, explicó cuerpo del paciente. (Figura 10) que los magnetos sólo son un conducto por el cual se hace posible que el “Fluido Universal” se introduzca en el Este fluido entra en el cuerpo y lo sana restableciendo el equilibrio entre las fuerzas que estando enfermas desequilibran las funciones normales, y por primera vez nombra a todo este proceso “Magnetismo Animal”.

Figura 10. Ilustración sobre el Magnetismo Animal de E. Sibil 1800 Biblioteca Británica.

Dentro de sus conceptos teóricos Mesmer siempre recalcaba que según él, sí existía una diferencia entre el magnetismo animal y el magnetismo mineral, pues este último era el encargado de canalizar al primero.

107

Otros experimentos con la Srita. Osterlin y repetidos en otros pacientes convencieron a Mesmer de que el papel, el pan, la lana, la seda, el cuero, las piedras, el vidrio, el agua, algunos metales, la madera, las personas, los perros y casi todo lo que él tocara, podía ser influenciado, tal como lo hacen los imanes con el hierro. Convencido de que había realizado un gran descubrimiento, decide publicar sus resultados en un reporte el cual envía a varios científicos de su tiempo. tratado el caso Osterline. Este reporte fue enviado el 7 de Enero de 1775, sólo seis meses después de haber Esto trajo terribles consecuencias para su trabajo, pues como lo narró el mismo Mesmer en su autobiografía la paciente había recaído al poco tiempo con ataques convulsivos, después de que contrajo un enfriamiento, posteriormente la paciente siguió con su clásico patrón que oscilaba entre sus frecuentes recaídas y sus períodos de sana tranquilidad, cosa que sus opositores utilizaban para contrarrestar credibilidad a su teoría recién publicada. Tiempo después se supo que la paciente se casó con un hijastro de Mesmer y no existen datos que sugieran que padeció más recaídas, pero al fin y al cabo ¿no aseguraba Hipócrates que la cura de la histeria era el matrimonio? A pesar de estos contratiempos la fama de Mesmer comenzó a expandirse por toda Viena, y los relatos de sus curaciones sobre gente paralítica, depresiva y epiléptica se reproducía rápidamente. Su fama lo llevó a realizar curaciones en Hungría, Suiza y Baviera, en esta última tendría la oportunidad de demostrar sus habilidades sanadoras, lo que posteriormente lo llevó a presentarse ante la Academia de Ciencias de Munich. Sin embargo en esa ciudad se presentaba un nuevo reto para Mesmer y su magnetismo animal, pues existía un sacerdote el cual gozaba de una gran fama como curador de casos difíciles, él era un sacerdote jesuita

Figura 10. Obtenida del libro Hypnotism. A History. By Derek Forrest 1999.

llamado el padre Gassner, el cual curaba por medio de la práctica del exorcismo y desde dos años antes de que Mesmer aplicara el magnetismo, el padre Gessner ya había publicado un libro en el que explicaba que para él existían dos tipos de enfermedades, las naturales y las sobrenaturales, las naturales podían ser curadas

108

por cualquier médico, mientras que las sobrenaturales que no obedecían las leyes de la medicina sólo podían ser curadas por medio del exorcismo. El padre tenía tal éxito al sanar a las personas que su fama también llegó a ser conocida hasta la ciudad de Viena en donde practicaba Mesmer, sin embargo en esta ciudad la opinión se encontraba dividida pues algunos pensaban que el padre Gessner era un fraude mientras los demás creían que obraba verdaderos milagros. 36 En Munich Mesmer realizó algunas demostraciones utilizando su magnetismo, por lo que la Academia le honró aceptándolo como miembro de la misma. En este momento se le pide que exprese su opinión sobre las curaciones del padre Gessner y él se pronunció en el sentido de que Gessner producía el mismo fenómeno que él manejaba, pero que él lo sustentaba bajo normas científicas mientras que el sacerdote lo adjudicaba a poderes sobrenaturales, pero que sin embargo Gessner poseía también grandes poderes magnéticos. Después de este pronunciamiento, Gessner fue obligado a abandonar sus curaciones y el país. después en el olvido. Al regreso de Mesmer a Viena, este pasó tiempos tranquilos dado consulta en su clínica, pero siguieron persistiendo las mismas características de la etapa anterior, es decir un grupo de personas que lo atacaban, mientras que otro grupo, este de pacientes eran curadas, pero entre estas últimas también existía un grupo que presentaban recaídas y mejoras intermitentes. Entre el grupo de pacientes llegó una joven cuyo caso despertó el interés personal de Mesmer, pues la paciente contaba con una inmejorable posición social. Su padre era el secretario particular de la emperatriz; el nombre de la joven era Theresia von Paradis, en ese tiempo ella contaba con 18 años, pero a la edad de tres un día sé había levantado de su cama
36. Peter C. Bankart. Talking Cures. A history of Western & East Psychoterapiaes. 1ª edición. 1997. Unated States of America. p. 47

Murió cuatro años

completamente ciega, condición que persistió en su juventud.

Contando con una

habilidad superior para tocar el piano recibía una generosa pensión por parte de la emperatriz en compensación por su problema visual. La joven tocaba en el palacio

109

de Schönbrunn para la realeza, por lo que era bien conocida en esa esfera social, de tal suerte que en una ocasión la misma emperatriz realizó algunos arreglos, para que dos de los más prestigiados especialistas en problemas de la vista examinaran a la joven pianista, pero los médicos determinaron que el suyo era un caso incurable. Mesmer por su parte comenzó su tratamiento el 20 de enero de 1777, y existen registros que mencionan que en su primer encuentro y sólo con un toque de Mesmer, la paciente al experimentar temblores en sus extremidades que luego pasaron a todo el cuerpo seguido de sacudidas violentas, mientras que sus ojos incrementaban sus espasmos. Para el cuarto día de tratamiento, los espasmos habían cesado y su mirada era normal, sin embargo ahora padecía de dolor de cabeza, el cual le corría a lo largo de los nervios visuales y se concentraba en la retina. Su nariz empezó a inflamarse y la presión era intolerable y durante ocho Posteriormente comenzó a sentir días produjo una gran cantidad de mucosidad. confinar a la paciente en un cuarto oscuro. recordar el nombre de los colores. algo.

dolor en los ojos en cuanto la luz alcanzaba los mismos, lo que obligo a Mesmer a Al poco tiempo, la paciente empezó a recuperarse y ya podía distinguir entre objetos blancos y negros, pero era incapaz de Durante algún tiempo, el tratamiento siguió sobre la misma dinámica de altibajas, pero sin dudas la joven Paradis ya lograba ver El pronóstico empeoró al poco tiempo pues ahora presentaba una invalidez que le impedía tocar el piano, y empezó a proclamar que ella era más feliz cuando estaba ciega y que quería volver a serlo. A estas alturas del tratamiento, el padre de la joven sintiéndose esperanzado por los avances presentados en la vista, proclamó a los cuatro vientos la curación de su hija, y para constatar tal acontecimiento, invitó al reconocido Dr. Barth para que diera fe de la curación. diversos para que ella los observara. El Dr. Barth examinó a la paciente y le aplicó algunas pruebas las que consistían en presentarle objetos El médico fue contundente al afirmar que la Por su parte Mesmer curación no se había llevado a cabo, pues la joven había cometido demasiados errores al definir que se le estaba presentando enfrente. promovida por la envidia del Dr. Barth. alegó que el reporte era producto de una conspiración para desacreditarlo la cual era Estas circunstancias sembraron múltiples dudas en el secretario de la emperatriz el cual decidió retirar a su hija del tratamiento,

110

sacándola por la fuerza de la casa de Mesmer.

Todo esto se desarrolló en medio

de un gran escándalo, y bajo la protesta airada de Mesmer y sus ayudantes por un lado y por la madre y padre de la enferma por el otro. Al día siguiente el padre de la joven Herr. Paradis, trató de cubrir sus excesos difamando a Mesmer, diciendo que había expuesto a su hija a métodos peligrosos. Al poco tiempo sin embargo las dos partes llegaron a un acuerdo, la joven regresaría a consulta con la promesa de la familia de que cada que se sintiera mal regresara a su tratamiento. La señorita Paradis recobró la vista tiempo después y con esta nueva situación Mesmer se sintió desagraviado, sin embargo tiempo después la joven pianista perdió la vista para siempre y nunca volvió a ver a Mesmer, sin embargo Herr. Paradis siguió proclamando que Antón Mesmer era un charlatán e inclusive busco la forma de que Mesmer fuera expulsado de la facultad de medicina sin lograrlo. Diversos autores mencionan este caso y siempre hacen hincapié en dos factores fundamentales, primero que en determinado momento, la joven no quería recobrar la vista y el segundo factor a considerar era el hecho de que si la joven recuperaba la vista permanentemente, con toda seguridad perdería la jugosa pensión que disfrutaba toda la familia, hechos que seguramente influenciaron el desarrollo de esta fallida curación. Así pues este caso que Mesmer consideró que le catapultaría a la fama y al reconocimiento de miles de personas, en realidad marco el principio de una serie de sucesos negativos y dolorosos, pues el descrédito lo empezó a perseguir y por tal motivo se vio obligado a buscar la fama perdida en otras tierras en donde se apreciara lo que él creía su gran descubrimiento. En el año de 1778 arriba a París precedido de una gran fama, pues numerables periódicos habían dado cuenta de sus curaciones extraordinarias. En esta nueva aventura Mesmer no buscaba en sí la fama sino su reivindicación y por consiguiente el reconocimiento de su teoría y su aplicación de parte de los científicos de aquel país. Para tal fin contaba con un influyente aliado que era el embajador de Austria en Paris, esta amistad lo colocó rápidamente en una situación de roce social realmente envidiable, pues era acosado por las personas de más alcurnia. Gracias a estar relaciones, logra que se le permita hacer una demostración en la Academia de Ciencias, pero al llegar aquel día se encontró con que sólo unos 15 académicos

111

habían asistido, los demás miembros lo habían despreciado.

Para colmo de males

el francés de Mesmer dejaba mucho que desear y el experimento no salió como él esperaba por lo que su reconocimiento tendría que esperar otra oportunidad. Por otra parte, sus prácticas particulares empezaron a repetir la historia anterior, pocas curaciones, muchas recaídas, y demasiados enemigos, sin embargo gozaba de un buen número de seguidores y continuó con su práctica privada, en donde se valió de un nuevo “aparato” que consistía en una cubeta en donde se vertía agua “magnetizada” por él, de su interior surgían varios cables de acero los cuales eran tomados por los pacientes para recibir el famoso fluido magnético y de este modo él podía magnetizar a más de una persona a la vez. Aún cundo existían personas que afirmaban haber sido curadas con el fluido del magnetismo animal, Mesmer tuvo que admitir que existían dos fenómenos que él había observado. El primero consistía en que existía un grupo de personas, a las cuales el magnetismo no les hacia efecto y segunda que aquellos pacientes con problemas emocionales les producía un beneficio mayor que aquellos que padecían dolencias de carácter físico. Mesmer no se rindió y siguió luchando para que su procedimiento fuera reconocido como una técnica terapéutica, y para este fin el Rey instruye a su médico particular para que nombrara una comisión que pudiera dictaminar al respecto, pero ningún médico quiso pertenecer al consejo. Mesmer anuncia que abandonaba Paris ante tales resultados, lo que provoca que dos de sus pacientes entraran en pánico al sentirse abandonadas por su médico, una de ellas era la princesa Lamballe, quien por intercesión de la reina Maria Antonieta, logra que esta delegara el caso a su ministro de estado, y este convoco a cinco comisionados, dos de los cuales eran médicos y estos debían de examinar el trabajo de Mesmer. Si el fallo era favorable, este recibiría una pensión de parte del rey y se le pondría una clínica, pero no podría abandonar Paris sin el consentimiento del rey. Él en cambio debía de aceptar a tres pupilos impuestos por la corona. Ante estas exigencias Mesmer rechazó la propuesta pues pensaba que los pupilos eran en realidad espías que le querían robar sus conocimientos, y de este modo perdió la mejor oportunidad de acreditar sus ideas ante los demás.

112

Mesmer decide dejar de buscar el reconocimiento de los científicos y opta por seguir con su clínica privada y atendiendo a su clientela, por lo que decide crear un instituto para que aquellos interesados en sus teorías aprendan el arte de curar por medio del fluido magnético. Para lograr su propósito se asoció con el Marqus de La Fayette, pero nunca se imaginó que al planear su tranquilidad en realidad estaba poniendo rumbo a su descrédito en Francia. Al abrir el instituto, era evidente que Mesmer curaba a más personas que cualquiera de sus seguidores, por lo que sus socios y los mismos estudiantes creían que él guardaba un secreto que no quería compartir, cosa que empezó a crear una gran desconfianza ante el descubridor del magnetismo. Esto alentó a un grupo de opositores para que el rey formara un nuevo consejo pero esta vez para investigar a Mesmer. Esta comisión impulsó innumerables pruebas de las cuales el magnetismo en un principio salió más o menos bien librado, sin embargo al poco tiempo fue evidente que la finalidad de la comisión más parecía que fuera el acabar con la teoría del magnetismo animal que ser un grupo imparcial que emitiría un fallo sin inclinarse de ningún lado. Como resultado de lo anterior se diseñaron nuevas pruebas en las cuales a cualquier síntoma de mejoría se le encontraba una explicación no relacionada al magnetismo, pero en cambio a los fracasos de las curaciones se les cuestionaba severamente. Al final del procedimiento, la comisión determina que el fluido del magnetismo animal, no podía ser percibido por ninguno de los sentidos, que no causaba reacción en los pacientes. Si “aclaró” que cuando se presentaban algún fenómeno positivo en los enfermos, esto de debía al poder de su propia imaginación, y concluía que no existía ninguna prueba de la existencia de algún fluido o de magnetismo, y por lo tanto esta práctica no tiene ninguna utilidad, sin embargo (continuaron diciendo) se ha encontrado que la utilización de un exceso de imaginación es lo que lleva a algunos pacientes a presentar convulsiones; y en consecuencia se declara que la práctica del magnetismo es peligrosa, dañina y trae deplorables consecuencias. Ante tal condena Mesmer abandona definitivamente Francia para buscar mejores condiciones donde seguir practicando sus métodos curativos. Al paso del tiempo se supo que otra comisión que dio públicamente similares resultados, envió un documento secreto al rey en donde reconocían que había ciertos efectos reales al

113

practicar el magnetismo, pero que estos debían de ser mantenidos en secreto por el bien de la sociedad.37 En realidad muchos tenemos la idea de que Antón Mesmer merece cierto crédito y reconocimiento especial, no por desarrollar una teoría que estaba a todas luces equivocada, sino por que tuvo la visión de tratar de darle una explicación científica a estas curaciones que se llevaban a cabo desde tiempos antiguos utilizando pociones sin sustancias efectivas, brujerías que desaparecían males, ritos religiosos de diversos orígenes que lograban arrancar el dolor de los enfermos y hasta los famosos exorcismo del padre Gassner el cual ganó fama como sanador de enfermedades sobrenaturales. No, el verdadero mérito de Mesmer es que en el fondo sabía que tenía que existir una explicación científica para todas estas manifestaciones de sanación, y él se empeño en apartar estos fenómenos del mundo de lo sobrenatural, y del oscurantismo, para analizarlos, comprenderlos y de este modo tratar de manejarlos y darles un mejor uso en el mundo de la medicina de su tiempo y proporcionarles a muchos enfermos una calidad de vida superior. Al desarrollar su teoría y ponerla en práctica, debió de sentirse alentado, sobre todo al percatarse de las primeras curaciones que observó. Creyó andar por un buen camino, al obtener curaciones igual de prodigiosas que las que se narran en muchos escritos tal y como sucedieron en la antigua Grecia o en el lejano Imperio Romano. Sin embargo Mesmer murió sin saber que era lo que realmente había tenido entre las manos y nunca encontró la verdadera respuesta sobre él por que en algunas ocasiones realmente curaba a sus
37. Juan Carlos Naranjo Alceaga. El Camino Secreto del yo. Hipnosis. 2ª edición edit. Ena. 2002. Pamplona Navarra España.

múltiples enfermos. Hoy a la luz del siglo XXI estoy seguro el mismo Mesmer podría sentirse orgulloso de él mismo si supiera que se le considera como el principal y más importante precursor del desarrollo de la hipnosis. 4.2 Hipnosis

114

El testimonio tal vez, más antiguo de la hipnosis, se encuentra en el Museo Británico, aportado por el egiptólogo Ebers, en el manuscrito que lleva su nombre y que ya hemos mencionado anteriormente. Data de unos seis a siete mil años a. C. y nos informa como utilizaban la hipnosis, los egipcios para curar o eliminar el dolor, también utilizaban métodos de impresión sensorial y sugestión verbal. Otras referencias sobre hipnosis, las encontramos en la India, en los libros de los vedas, hace unos cinco mil años, a.C. En el yoga, disciplina ya muy conocida actualmente, se procura alcanzar el estado denominado samadhi o sea, el estado máximo de conciencia, que permite al yogui entrar en un plano supra-consciente o superior, este estado, es similar al que se logra en un trance hipnótico. hace cuatro mil años a.C. se Por otro lado en Grecia utilizaba la hipnosis en ceremonias de iniciación,

sacramentales y curativas, tal es el caso, de la sugestión empleada en la incubación de sueños curativos, en el templo de Asclepio del cual también ya dimos cuenta en el capitulo correspondiente. De aquí tenemos que dar un salto y propiamente el siguiente gran paso lo dio Antón Mesmer de él ya solo añadiremos que los informes negativos de las dos comisiones que lo investigaron, provocan que el estudio de los efectos del magnetismo sean mal vistos y además prohibidos por considerarse peligrosos además de poner en riesgo la salud de los enfermos. Debido a esta ola de descrédito y desprecio por el método del “Fluido Universal”, el estudio de la hipnosis se estanca prácticamente por un período de doscientos años, sin embargo un botánico llamado Jean Jussieu, escribió su propio informe sobre el magnetismo animal y lo paso a sus colegas opinando: dentro de la medicina. Mesmer Creo y acepto la eficacia de los tratamientos magnéticos y recomiendo seguir con las investigaciones iniciadas Este investigador dio una nueva definición a esta práctica y su actividad en Prusia y en Inglaterra tras haber la denominó “medicina de contacto”. desarrolla abandonado Paris, mientras que en Francia el marqués de Puységur continúa investigando la energía magnética. Después de muchos años, Napoleón Bonaparte, le concede a Mesmer una pensión a pedido de sus ex-alumnos del instituto que fundó en Paris, a este pedido se le suman algunas personas influyentes, pero sin embargo él

115

nunca regresa a vivir a París. Se retira a orillas del lago Constanza. En 1812, le ofrecen una cátedra en la Facultad de Medicina de Berlín, que no acepta. Ya delicado de salud y cansado se dedica a curar enfermos pobres y sin cobrar nada. Murió en 1815, a los 81 años. El marqués de Puységur, a finales del siglo XVII, comprueba la existencia de otro fenómeno relacionado con el magnetismo y lo denomina “sonambulismo provocado”. Este fenómeno, también lo produce la hipnosis y se produce en la etapa media de profundización hipnótica.38 Posteriormente José Concepçâo de Faria conocido como el Abate Faria en realidad un fraile portugués nacido en las indias orientales en 1766, se entusiasma con las técnicas de curación de Mesmer y practica con ellas. Posteriormente se traslada a París para demostrar su técnica magnética, la cual difería de la de Mesmer, en la forma de actuar, ya que él sólo apoyaba sus manos en la cabeza y en los hombros del paciente durante unos cuantos minutos para irlos acondicionarlo y de pronto les ordenaba autoritariamente que durmieran, por lo que el sujeto entraba en un llamado “sueño lúcido” como lo denominó el Abate, pero lograba los mismos resultados curativos que los demás interesados en dichos fenómenos. Sin duda el Abate también fue un precursor de la técnica hipnótica, la cual se desarrollaría posteriormente, el Abate murió en 1819. Otro amante de las técnicas magnéticas, es el suizo Charles Léonard La Fontaine(1803-1892) viaja por varios países europeos difundiendo el magnetismo. En una demostración llevada a cabo en Inglaterra, por casualidad se encuentra
38. Guillermo Cobos y Pastor Patrón. Hipnosis. 5ª edición edit. Edamex 1998 Ciudad de México

presente James Braid, (1795-1860) médico oftalmólogo el cual inspirado en el magnetismo elabora una técnica médica moderna llamada Hipnotismo. Él deduce, que el paciente está en un estado de sueño, y a este fenómeno lo define con los vocablos griegos: hipnos = sueño, y sis = estado, surgiendo por primera vez la palabra HIPNO-SIS. Tiempo después Braid publica sus trabajos en el año de 1843 y desde entonces

116

los caminos del magnetismo y la hipnosis se separan. Desde entonces se adjudica el magnetismo a los curanderos, sanadores y brujos y el hipnotismo a los operadores de teatro y los hipnólogos a casos clínicos.39 Mientras la hipnosis ha seguido un camino creciente gracias en alguna medida a los hipnotizadores de teatro que durante años la mantuvieron viva, por otra parte siempre existieron personas que quisieron seguir experimentando con ella y así floreció de nuevo el interés serio sobre esta práctica. Con los años, y por medio de otras teorizaciones, se sabría que el término hipnosis acuñado por Braid, era erróneo, pues como se sabe en la actualidad el estado producido por la hipnosis es muy diferente al que se presenta con el sueño común. Desde este momento existieron un sin número de estudiosos de la hipnosis, entre los más conocidos están Charcot, neurólogo de la Facultad de Paris fundador de la escuela de hipnosis de Paris y profesor de Sigmun Freud, que junto con Auguste Ambroise Liébault experimentaron en el famoso hospital Salpêtrière, de París. Por otra parte el investigador Bernheim, no está de acuerdo con los anteriores estudiosos y se separa de ellos fundando a su vez la escuela de Nancy. A partir de aquí las investigaciones son incontables, pero siempre se pueden relacionar con ciertas curas prodigiosas que ahora descubriendo el manto de los fenómenos que ocurren durante la hipnosis, se despojan de aquel plano sobrenatural para entrar al de las ciencias, por lo que se puede afirmar que de una u

39 Juan Carlos Naranjo Alceaga. El Camino Secreto del Yo. Curso teórico practico de Hipnosis. 2ª edición 2002. Pamplona Navarra España. p. 24.

otra forma algunos sacerdotes, brujos y pitonisas, utilizaron cierto grado de hipnosis para sanar a sus enfermos en aquellos tiempos remotos. La hipnosis ahora se sabe es un estado alterado de conciencia en el cual por medio generalmente de la relajación un sujeto entra en un estado de superconcentración, por el cual es más factible que se pueda sugestionar, esto es lo que Mesmer no pudo descubrir, él creyó

117

que se trataba de un fenómeno externo, universal y en realidad es más un fenómeno interno, de las profundidades de la mente humana. Para poder entender el fenómeno de la hipnosis partiremos de una definición clara y sencilla y que explica este fenómeno, esta definición es obra del Dr. Bernheim y dice: La hipnosis es una heterosugestión exagerada. Sin embargo posteriormente Emile Cové por su parte opinó: La hipnosis no es provocada por la heterosugestión, si no por la auto sugestión. Por nuestra parte opinamos que las dos definiciones son correctas pero estructuradas del la siguiente manera:

Hipnosis Auto hipnosis

= =

Sugestión exagerada Auto sugestión

Así tenemos que la Hipnosis, es un proceso neurofisiológico mediante el cual se inhibe la corteza cerebral, evitando la censura consciente creando el cuadro sugestivo o de credulidad en el sujeto. A este cuadro llamado sugestivo o de credulidad se le denomina también estado hipnoide o hipnoidal. Si continuamos estimulando la corteza cerebral mediante sugestiones, obtendremos los diferentes estadios de profundidad hipnótica.

Estos estadios de profundidad hipnótica los definió J. M. Charcot, en el informe que presentó a la Academia de Medicina de París en 1882, él señaló claramente y por primera vez los diferentes estados o estadíos de la hipnosis. Charcot, describió los tres estadios como:

LETÁRGICO

CATALÉPTICO

118

SONAMBÚLICO

En la actualidad la terminología más corriente, para entender los estadios de la hipnosis, se refiere a:

1º Nivel o superficial o letárgico o hipnoidal 2º Nivel o medio o cataléptico 3ª Nivel o profundo o sonambúlico

Con frecuencia vemos en un show de televisión, a un grupo de personas que hacen todo lo que les dice el hipnotizador, hasta las cosas más ridículas. Con frecuencia las personas preguntan si es posible o no hacer eso con una persona. La respuesta de los especialistas serios es que sí es posible, pero debemos considerar lo siguiente. Existe un tipo de personas extremadamente sensibles a la hipnosis que se denominan técnicamente sonambúlicos. Sonámbulo es aquel que camina dormido, de allí esa denominación. Ya que estas personas entran con facilidad en un estado muy profundo, de hipnosis, aceptan casi cualquier tipo de sugestiones , pero también existen personas que simulan estar hipnotizadas, no se sabe realmente porqué, pero existen investigadores que creen que, se debe al afán o necesidad de un protagonismo, y ha personalidades histriónicas. Las personas con psicopatología histérica o neurótica, a veces reaccionan igual que un sonambúlico y otras veces no. Por eso, siempre hay que considerar que no todos los sonambúlicos son histérico o neuróticos ni todos los histéricos o neuróticos son sonambúlicos. De ahí que se tenga la seguridad de que miles de personas en la antigüedad

119

fueron objeto de curaciones por medio de hipnosis inducidas por los curanderos o sacerdotes, los cuales al igual que Mesmer cientos de años después no sabían con certeza como funcionaba tal procedimiento, pero se sabía que algunas personas se curaban mientras que otras no. Y por eso nosotros venimos hablando de una prepsicoterápia precientífica que creemos que entre las culturas más antiguas y más representativas se practicaba una psicoterapia pero de forma empírica, y desde luego que sin ninguna base científica, pues todavía no existía esta. Como debería de tener alguna explicación, esta recayó en lo sobre sobrenatural y por eso no se pueden reconocer como una terapia como tal, pero los resultados en algunos casos era similar a los de las terapias modernas. Como no se conocían las leyes que rigen la mente humana, el preconsciente y el inconsciente no podían desarrollar una técnica fiable, y de hecho esto no existió sino hasta después de las teorías de Sigmun Freud.

Conclusiones

Curas milagrosas Si investigamos en los textos bíblicos, o entre los historiadores griegos y romanos a través de sus escritos, encontraremos que existen curaciones milagrosas, conseguidas a través de diversos procedimientos como los encantamientos, rezos, conjuros, embrujos y demás artilugios mágicos, este tipo de curaciones o prepsicoterapias continuaron en la Edad Media con la imposición de manos, pero también encontramos información con respecto, a curas milagrosas que fueron producto de la fe cristiana. En todos los continentes, desde América, África, o Asia, ancestralmente los pueblos nativos han utilizado las técnicas de la sugestión, realizando curaciones milagrosas por medio de los chamanes o hechiceros de la tribu.

120

Equivocadamente, la cultura popular, por ignorancia, siempre asoció la hipnosis con la brujería, pero como hemos visto no sólo la hipnosis era la responsable de las curaciones en el pasado, si no que aunada a los efectos hipnóticos, podemos mencionar los efectos de la relación paciente – sanador, los efectos de la catarsis, la sugestión y la auto sugestión, la introspección y el saber escuchar entre otras. Si tomamos en cuenta como todas estas prácticas afectan a los seres humanos tanto físicamente como psicológicamente, entonces podemos llegar a la conclusión de que los antiguos sanadores poseían un verdadero arsenal de procedimientos precientifícos y prepsicoterapéuticos, que bien aprendidos y utilizados debieron de sanar a muchas personas. Estos médicos y “terapeutas” antiguos cuando lograban dominar por lo menos algunos de estos procedimientos, debieron de haber adquirido una fama parecida a la de Mesmer, pero sin sus reveces, pues si las curaciones terminaban exitosamente ellos se apuntaban el crédito correspondiente, pero si por el contrario el paciente no sanaba o en el peor de los casos moría, el responsable o los responsables de su muerte eran los dioses que así lo habían decidido. Es por eso que la tradición médica de curación desde tiempos remotos es inagotable, siempre existieron enfermos y siempre existieron personas que los trataron de aliviar y curar. Realmente uno de los mayores tesoros que tiene el ser humano es el de la salud y el bienestar y por eso ante la enfermedad se busca el recobrar esa salud casi a cualquier precio y casi valiéndose de todo lo posible. Aún en consulta de vez en cuando me encuentro con personas que padeciendo algún tipo de trastorno mental y éste al ser mal diagnosticado, o peor aún no diagnosticado, y viniendo de un interminable peregrinar por clínicas y consultorios buscan desesperadamente la solución de sus problemáticas entre brujos y charlatanes modernos. A lo largo de las investigaciones del presente trabajo, fuimos encontrando en diversos textos que se mencionaba repetidamente que en la antigüedad se curaba con la utilización de luces, ritos, fe y discursos. También descubrimos que los especialistas reiteradamente dan como un hecho que los curadores, curanderos o sacerdotes, a lo largo de la historia fueron encargándose de curar y aliviar a los enfermos con las técnicas antes descritas. Al revisar de manera extensa varios textos provenientes de materias diversas como la psicoterapia, historia de la

121

medicina, la hipnosis, historia de las culturas, griegas, egipcias o romanas, ninguno de las referencias consultadas daba ni una ligera explicación de cómo funcionaban estas antiguas prepsicoterápias y mucho menos cómo se les podría relacionar con conocimientos modernos. Al concluir esta investigación, creemos que este espacio Hemos escrito con detalle todos que se encontraba vacío puede ser ocupado para beneficio de diversas áreas de la investigación histórica, médica, o psicológica. aquellos fenómenos que tenemos la certeza influyeron de manera importante en las curaciones en épocas en las que la medicina y psicología científica ni siquiera existían, pero que ahora sabemos eran bien conocida por los estudiosos de la historia. Desde luego no queremos decir que el tema esté agotado, pues seguramente existirán nuevas investigaciones al respecto y posiblemente también se producirán nuevos descubrimientos sobre todo en el área de la psicología y más puntualmente en los estudios relacionados con las funciones intra psíquicas y con la topografía del aparato psíquico, pues existen muchos fenómenos que conocemos por que estos pueden ser visibles, pero que sin embargo no podemos darles una explicación científica adecuada y mucho menos podemos controlarlos. Estas capacidades desconocidas que todavía guarda el cerebro humano, quizás también fueron utilizadas en la antigüedad por los antiguos sanadores y tal vez, sólo tal vez, también nosotros las seguimos utilizando sin saberlo.

Los protagonistas de las curaciones precientíficas y prepsicoterapéuticas

122

La

historia

de

los

protagonistas

de

las

curaciones

precientíficas

y

prepsicoterapéuticas, se pueden remontar a tiempos muy remotos y ha quedado testimonio de ello, en innumerables escritos pues muchos autores han hecho referencia a ellos. (41), (42), (43), (44), (45) y otros. Estas antiguas prácticas curativas, fueron cambiando sus teorías y sus denominaciones según se encontraran en diferentes lugares o en diferentes épocas de la humanidad. Dentro de este grupo exclusivo el cual podía practicar la curación de los enfermos podemos encontrar repetidamente a los siguientes personajes. Por un lado en las más primitivas formas de organización social, como en el caso de la tribal, los médicos–brujos fueron los encargados de ejercer sus “poderes” sanadores interviniendo ante los dioses por la salud de los que sufrían algún mal, casi siempre impuesto o trasmitido por un comportamiento que disgustó a algún dios, y este le castigó con algún tipo de enfermedad, una posesión maligna o algún especie de hechizo, este último padecimiento también podía ser originado por algún enemigo del enfermo como en el caso del “mal de ojo”.

41. Ruy Pérez Tamayo, De la magia primitiva a la medicina moderna, Fondo de Cultura Económica, 2ª Edición 2003 México D.F. 42. Peter Bankart, A Histoy of Western & Eastern Psycoterapies E.U.A., Brooks Cole, 1997 43. Stanley W. Jackson. Care of the Psyche, A History of Psychological Healing. 1a edición 1999. ed. Yale, Estados Unidos de América 44. Derek Forrest. Hipnotism a History. 1a edición. Penguin Books. 1999. England. 45. Guillermo Cobos y Pastor Patrón. Hipnosis. 5ª edición Edamex. 1998. México.

Posteriormente el arte y privilegio de sanar recayó en médicos-sacerdotes (sobre todo los que trabajaban en los templos dedicados al dios de la salud) o en líderes religiosos, los cuales siempre han empleado diversos métodos de curación de enfermos como lo relatamos en capítulos anteriores. Desde entonces las curaciones precientíficas han estado ligadas a curaciones milagrosas, aunque

123

mientras más descubrimientos modernos aparecen, menores son los casos de milagros producidos por las diversas divinidades. En el papiro de Ebers de más de tres mil años de antigüedad, y ya citado anteriormente, se describe con bastante exactitud como los sacerdotes, adivinos y magos egipcios, utilizaban métodos hipnóticos, similares a los que se practican en la actualidad. Estas curaciones se le adjudicaban desde luego, en su gran mayoría, a los sacerdotes encargados de adorar al dios de la salud el gran Imhotep. En el mismo papiro se señala inclusive que en Egipto existían tres tipos de sanadores, que a saber eran: los médicos, los cirujanos, hechiceros y los exorcistas. Para nuestro propósito dejaremos a un lado a los cirujanos pues estos tenían permiso sólo de practicar intervenciones quirúrgicas, pero aún ellos como lo relatamos en el capítulo de placebos, bien pudieron realizar alguna operación placebo, pero nos concentraremos en los restantes curadores de la época. Por un lado tenemos a los médicos, estos médicos como lo pudimos demostrar anteriormente, se valían de su importancia social, de su fama de curanderos y del efecto placebo, además de ejercer un ambiente positivo bajo la relación paciente–sanador, así que utilizaban una especie de prepsicoterapia precientífica aunque ellos no lo supieran. Por el otro lado, tenemos al grupo que tal vez más utilizó técnicas psicológicas sin saberlo, y estos eran los hechiceros y los exorcistas. Dentro de este grupo seguramente se sabía de la utilización de la sugestión y auto – sugestión, y del efecto placebo, de la hipnosis en sus diferentes profundidades, y de que efectos se producían en determinados pacientes o clientes. la mayoría de la población. Como estos curadores pertenecían a un grupo muy selecto de personas, sus conocimientos en general no estaban accesibles para Si además tomamos en cuenta que en muchas ocasiones ellos mismos creían estar ungidos con poderes divinos o bien poder tener contacto directo con los dioses más poderosos, esto bastaría para que sus “secretos” curativos permanecieran bien resguardados. En otra época antigua, los encargados de ejercer la prepsicoterapia se podían encontrar tanto en los oráculos griegos, como en los magos persas, los faquires hindúes y en los yoguis de la India entre otros. Todos ellos ya utilizaban copiosamente técnicas psicológicas, pero desde luego sin una conciencia de que

124

estaban usando a los mismos sujetos enfermos para auto curarlos de alguna forma. Todos ellos se valían de algunos métodos que hoy conocemos perfectamente, tales como la confesión, la hipnosis, la sugestión, la relajación, la catarsis y la meditación entre otras. Los relatos conocidos más antiguos que se han escrito sobre medicina, narran curaciones milagrosas producidas por sacerdotes o semidioses, los que inducían a sus enfermos, a un estado similar al sueño, por medio de ceremonias, rituales y discursos, tal y como narramos que sucedían en los templos de Imhotep y posteriormente en los de Asclepio. Tanto dentro del Talmut como de la Biblia, existen múltiples menciones del fenómeno llamado imposición de las manos, así como de otras manifestaciones similares que comparten algunas semejanzas psicológicas de sanación ligadas fuertemente al mesmerismo y a la hipnosis. Al paso del tiempo algunas otras religiones incorporaron a sus ritos la curación mediante la imposición de las manos aunando la plegaria la cual es el sucesor, de los encantamientos y hechizos antiguos. Posteriormente, y abarcando un gran lapso de tiempo, el cual principalmente se desarrolló durante la Edad Media, la imposición de manos se transformó en el fenómeno llamado “el toque del rey” el cual era practicado por reyes y príncipes de la época con la finalidad de trasmitir algo de su linaje divino al pueblo, en forma de curaciones espontáneas con sólo tocar a sus súbditos. Este método fue instituido a instancias del rey de Inglaterra Eduardo “El Confesor” y por Francisco I de Francia, pero más tarde fue eliminado por Guillermo III a principios del siglo XVII, cuando en una ocasión un grupo de personas le rogaba para que las tocara y así poder sanar sus males, pero en ese momento el rey les respondió. “Que Dios os dé mejor salud y sentido común”. Sin embargo los practicantes de los métodos curativos, siguieron proliferando por todo el mundo y en el siglo XVII destacaron como curadores importantes entre otros, Valentín Greatrakes 1628-1683, mejor conocido como “El golpeador irlandés” quien llegó a tener un gran séquito de seguidores. Por esos mismos años Francisco Bagnore curaba a cientos de personas en Italia, acompañado por la buena fortuna y un gran prestigio. Todos ellos les caracterizaba el hecho, de que les bastaba poner

125

sus manos sobre los enfermos o simplemente tocarlos, para que algunos de ellos presentaran curaciones espontáneas. En esta misma época aparece una variante del toque curativo o imposición de manos, y se realizaba tocando al enfermo, pero sustituyendo las manos por alguna reliquia religiosa. Posteriormente destacó un conocido nuestro el padre Gassner, el cual creía que las enfermedades se producían por posesiones demoníacas. Él curó a miles de personas a base de practicarles exorcismos los cuales fueron desacreditados más tarde por Antón Mesmer. Mesmer cambio el “toque del rey” y la imposición de las manos, por sus famosos pases también realizados con las manos, para según su creencia reacomodar el Fluido Universal que era el causante de las enfermedades, creando con estas técnicas el mesmerismo, y el magnetismo animal. Antes que Mesmer, Paracelso 1493-1541 ya había desarrollado la idea de que tanto el campo magnético de los planetas, como los objetos imantados, contaban con propiedades curativas. Maxwell. 46 Todos ellos compartían la idea errónea de que el magnetismo podía reestablecer la salud a las personas, pero nunca imaginaron que sus teorías darían paso al descubrimiento de la hipnosis. Entre todos ellos destaca el doctor Maxwell médico escocés quien da un pequeño adelanto, pues si bien creía en el magnetismo, también proclamó que algunos componentes importantes para las curaciones eran la imaginación y la sugestión.
46. Williams Cröguer. Hipnosis Clínica y Experimental. Vol.I 3ª edición. 1974 Edit.Glem, S.A. Buenos Aires Argentina. p. 19.

Estas ideas, fueron también compartidas entre otros por:

Glocenios, Burgrover, Itelnotius, Kircher, Van Helmont, Baltasar Gracián, Porta y

Posteriormente Mesmer entra en escena con su ya mencionado magnetismo animal y “Fluido Universal”, a este le siguieron Petetin, el descubridor del estado cataléptico, el marques de Pusegur, quien fue el primero en describir el sonambulismo artificial y de Darbarin quien magnetizaba sin ninguna clase de artefactos o accesorios. Posteriormente el padre Faria en 1815 llega a París proveniente de la India. Realiza

126

sesiones publicas, en donde logra magnetizar y curar a más de cinco mil personas según cuentan las crónicas de esos tiempos. Sin embargo el padre Faria también dice que las curas se debían a la expectación y cooperación de los pacientes. A partir de este momento, la hipnosis con ayuda del psicoanálisis, apartan este tipo de curaciones del mundo de lo sobrenatural, y poco a poco lo trasladan al mundo de la medicina y posteriormente de las técnicas psicológicas. Cada día se encuentran más evidencias de que dichas curaciones se deben a fenómenos completamente normales, controlables y sujetos a su reproducción voluntaria, sin embargo eso no quiere decir que los curanderos en los pueblos, los brujos y los chamanes dejaran de existir, pero sí podemos decir que cada vez son menos populares, sobre todo en las grandes ciudades. Tampoco queremos expresar que las ideas o teorías equivocadas que hemos visto aquí desaparezcan por completo, pues siempre habrá vívales dispuestos a estafar al incrédulo que está en busca de su salud personal, tal es el caso de la innumerable presencia de diversos objetos magnetizados que se ofrecen en el mercado hoy en día, que van desde camas con precios exorbitantes, hasta fajas para reducir de peso, o plantillas para los pies que “curarán” cualquier dolencia. Estas teorías antiguas, de cuando en cuando son recicladas para engañar a las personas y quitarles su dinero a cambio de una promesa de sanar sus cuerpos y sus dolencias.

Por último quiero decir que este trabajo fue inspirado por las siguientes personas a las que quiero agradecer su entusiasmo, y su genialidad donde quiera que se encuentren.

Claudio Galeno

127

Antón Franz Mesmer y Sigmund Freu

BIBLIOGRAFÍA

128

Alberto L. Merani. Diccionario de Psicología. 3ª edición 1979. Tratados y Manuales Grijalbo. Ciudad de México.

Antiguas Civilizaciones III Tomos "Grecia”, M M Ediciones Credimar. S.L. 1ª edición Barcelona España.

• •

Biblia de Jerusalén Edit. Descleé de Brouwer 1992. Ciudad de México Cröger Wiliams, Hipnosis Clínica y Experimental Vol. I 3ª edición, 1974 edit.GLEM, S.A. Buenos Aires Argentina.

“Curso Básico de Psicología”, Centro de Enseñanza a Distancia, Barcelona España 5ª edición, 16Tomos.

Derek Forrester. Hipnotism. A History. 1a edición 1999. Penguin Books. England.

Diccionario de Medicina Blakiston. 1ª edición en español 1983. La Prensa Médica Mexicana. Ciudad de México.

Diccionario Ilustrado de la Biblia, 1ª edición 1995., Reader´s Digest, traducción de Salvador Pineda, Ciudad México

DSM-IV-TR. Manual de Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales. American Psychiatric Association. 4ª edición 2002. Masson. Barcelona España.

El Cuerpo Humano Guías Visuales” Edit. Dorling Kindersley 2005. figura1.

129

Guilermo Cobos y Pastor Patrón Miranda. Hipnosis. Curso de Hipnología. 5ª edición 1998. edit. Edamex. Ciudad de México.

Helen King. Greek and Roman Medicine. Classical World Series. 1a edición 2003. Bristol Classical Press. Great Britain.

Isabel Días Portillo. Técnicas de la Entrevista Psicodinámica. 3ª Reimpresión. 1994. edit. Pax.

José Elías García, Curso de psicoterapia 1ª Edición privada, 2002 12 tomos. Madrid España.

Juan Carlos Naranjo Alceaga. El Camino Secreto del Yo. Curso teórico practico de Hipnosis. 2ª edición 2002. edit.GLEM, S.A. Pamplona Navarra España.

Peter C. Bankart. Talking Cures. A History of Western & Eastern Psychoterapies. 1a edición 1997. Brooks/Cole. Unated Estates of America.

Ruy Pérez Tamayo. De la Magia Primitiva a la Medicina Moderna. 2ª edición 2003. Fondo de Cultura Económica. Ciudad de México

Stanley W. Jackson. Care of The Psyche. A History of Psychological Healing. 1a edicción 1999. Yale University Press. Unated Estates of America.

Tessa Korber, El médico del emperador, Trad. Laura Manero, 3ª edición 2004, Ediciones B. Barcelona España,

130

REFERENCIAS ELECTRÓNICAS

Figura 2. Tomada de <http://es.wikipedia.org/wiki/Código_de_Hammurabi>. [Consulta: 22 Junio 2005].

Figura 3. Tomada de “Historia de las ciencias Colombia Facultad de

médicas” Universidad de Medicina. Colombia.

<www.col.org.pe/PDF/HIST_UNIVERSIDAD.pdf > [Consulta:13 julio 2005] • Figura 4. Tomada de “Historia de las ciencias Colombia Facultad de médicas” Universidad de Medicina. Colombia.

<www.col.org.pe/PDF/HIST_UNIVERSIDAD.pdf > [Consulta:13 julio 2005]

Figura 6. Tomada de: Enciclopedia publica en línea Wikipedia Biografías padre de la medicina: http://es.wikipedia.org/wiki/biografia_hipocrates.. [Consulta: 25 enero 2006].

Figura

7:

Tomada

de:

http://www.revistamedica.8m/histomed189.htm

[Consulta: 5 Agosto de 2005]

Figura 8: Tomada de: Clínica Neurochirugica, Universita di Pavia. (Italia), Temas didácticos,Recusrsos en línea [Pavia, Italia], http://w.w.w.unipv.it/webchir/neuro/didactica/conoscere/maestri/galeno.htm [consulta: 07 agosto2006]

131

Biblioteca en línea recursos estudiante de la Universidad Católica de Chile. http://escuela.med.puc.cl/Recursos/recepidem/esExper05.htm [Consulta: 07/02/06]

Enciclopedia

publica

en

línea

Wikipedia

<http://es.wikipedia.org/wiki/MitologAa_sumeria> [Consulta: 02 abril 2005].

Enciclopedia publica en línea Wikipedia. http://en.wikipedia.org/wiki/placebo_efect [Consulta: 07 de Febrero 2006] Indiana University (E.U.A.) Textos sobre Mesopotamia. Recursos en Línea. [Indiana U.S.A.] <http://www.indiana.edu/ancmed/meso.HTP> [Consulta: 19 junio 2005]

.Indiana University (E.U.A.) Textos sobre Egipto. Recursos en Línea. [Indiana U.S.A.<http://www.indiana.edu/ancmed/Egypt.HTM> 2005]. Indiana University (E.U.A.) [Consulta: 22 agosto

Estudio monográfico sobre el efecto placebo: Antecedentes y su cuantificación en patología osteomuscular asociado a la columna vertebral. A.R. Gutiérrez Morales 13/01/06]. y otros. Revista el línea Ilustrados.com. http://www.ilustrados.com/publicaciones/EpZFFVAkkZYNruBIYz.php [Consulta

OTROS RECURSOS

132

DVD. Documental: Placevo Mind Over Medicine? Documental realizado por: Discovery Health Channel. 2003 Discovery Communications, Inc.

133

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->