Está en la página 1de 157

Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Manual de Formación de Formadores

Versión validada en Talleres Regionales de Expertos, en todo el país y Experiencia


Piloto en Santiago del Estero con Docentes de Nivel Medio y Alumnos de Institutos
Superiores de Formación Docente

1
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

La maravilla del aprendizaje

El presente manual no es una enciclopedia. No pretende abarcarlo todo.


No es un atlas de bosques. Ya existe. No es un conjunto de recetas
pedagógicas. Nada más lejos del espíritu del equipo docente, detrás de este
texto, que la actitud de presentar modelos para copiar.

Estamos esperanzados en que nuestros pares docentes serán quienes


van a hacer algo útil de esta herramienta. Hemos tratado de facilitar, motivar,
escuchar y decir. La última palabra la tienen los profesores. O mucho mejor:
ellos, ustedes, con sus estudiantes trabajando en equipo. Mejorando lo que nos
salió bien. Enmendando lo que hicimos mal.

En definitiva no hay textos cerrados. (Salvo el conjunto de las obras


pretenciosas al cual no nos gustaría que este manual perteneciese). Es el
lector que interviene, rompe y rearma su propio texto.

Nuestra intención es invitarlos a seguir recorriendo con sus estudiantes


la maravillosa aventura del aprendizaje.

Equipo Docente

Aprendizaje: un camino compartido.

2
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Introducción

La Guía de Formación de Formadores: “Los Bosques Nativos Argentinos. Un Bien


Social”, es producto de un proceso continuo que abarcó el diseño, la investigación, la
participación, el desarrollo y la validación, técnica y práctica a traves del proceso que a
continuación sintetizamos:
En el año 2003 el Proyecto Bosques Nativos y Áreas Protegidas (BIRF 4085-AR) de la
Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación, encomendó una
propuesta técnica y financiera de consultoría para la incorporación de contenidos
curriculares vinculados a los bosques nativos en los programas de estudio del nivel
medio y una propuesta de formación de formadores para el desarrollo de los mismos.
El Proyecto Bosques Nativos pondera de importancia que “la incorporación de la
temática del desarrollo sustentable, en general, y la de la conservación y restauración de
los Bosques Nativos, en particular, dentro de los programas de la educación formal,
resultan esenciales para promover su presencia permanente en la conciencia colectiva de
la sociedad”. Definiendo como objetivos “contribuir a fortalecer en la conciencia social,
por intermedio de los contenidos de la educación formal, los fundamentos del desarrollo
forestal sustentable y sus beneficios ecológicos, sociales y económicos” y a su vez,
“complementar y afianzar el conocimiento de las condiciones ambientales, económicas
y sociales de las diferentes regiones ecológicas argentinas, sus características y
potencialidades, así como la necesidad de procurar su desarrollo sustentable, con sus
implicancias y condicionantes”.
Asimismo el mencionado Proyecto, contempló el desarrollo de un componente de
investigación sobre “la inclusión de aspectos vinculados a la conservación de la
biodiversidad y manejo sustentable de los recursos forestales nativos en los contenidos
curriculares de la educación de nivel medio”.
El objetivo principal de la investigación fue reunir suficiente información científica y
tecnológica para el diseño de una propuesta de inclusión de aspectos vinculados a la
conservación de la biodiversidad y al manejo sustentable de los recursos forestales
nativos en los contenidos curriculares de la Educación de Nivel Medio.

Los objetivos particulares fueron:

 Contribuir a concientizar acerca de la importancia de la conservación de la


biodiversidad y al manejo sustentable de los recursos forestales nativos en la
enseñanza media.

 Evaluar el nivel actual de inclusión y desarrollo de la temática ambiental en general


y de la conservación de la biodiversidad y manejo sustentable de recursos forestales
en forma específica en los contenidos curriculares correspondientes a la educación
media federal y de cada distrito en particular.

 Diseñar nuevos lineamientos y desarrollos curriculares acordes con las


características ambientales y socioculturales de cada región o distrito.

3
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Para el logro de los objetivos se realizaron las siguientes tareas:

 Relevamiento de los contenidos curriculares de los planes de estudio de nivel medio


vinculados al manejo sustentable y conservación de la biodiversidad de los Bosques
Nativos argentinos, en las distintas jurisdicciones y provincias.

 Desarrollo de una propuesta de los contenidos curriculares vinculados al manejo


sustentable y conservación de la biodiversidad de los Bosques Nativos argentinos,
para los planes de estudio del nivel medio, a ser presentados a los organismos
competentes de las distintas jurisdicciones y provincias.

La investigación contempló dos dimensiones: La investigación basada en datos


secundarios consistió en el relevamiento, sistematización y análisis de datos éditos e
inéditos provistos por los organismos intervinientes.
La investigación basada en el relevamiento de información primaria mediante la
aplicación de técnicas de abordaje cualitativas que se orientó desde cuatro perspectivas
diferenciadas : la de los expertos, decisores y / o administradores en materia ambiental y
forestal a nivel nacional, la de los expertos, decisores y / o administradores en materia
ambiental y forestal a nivel provincial, la perspectiva de los expertos, decisores y / o
administradores en materia educativa a nivel nacional, la de los expertos, decisores y / o
administradores en materia educativa a nivel provincial.
A posteriori se integraron los análisis de cada dimensión y perspectiva relevada y se
formuló una propuesta con lineamientos curriculares acordes con las características
propias de cada región o distrito. Se zonificaron de acuerdo a las regiones, las
propuestas conforme a las características particulares y a las opiniones consolidadas al
respecto.
En una segunda etapa, durante el año 2004 la propuesta de contenidos curriculares
vinculados al manejo sustentable y conservación de la biodiversidad de los Bosques
Nativos Argentinos fue presentada ante los referentes educativos y forestales /
ambientales de los organismos competentes de las distintas regiones y jurisdicciones en
seis Talleres Regionales para su ajuste y priorización, a los fines de una posterior
incorporación en los programas de estudio.
Cabe destacar que el desarrollo de los nuevos contenidos curriculares que se pretende
sean incorporados en los programas de estudio requiere la previa formación de
formadores en la temática específica, a nivel regional. A tal efecto y en base a la
discusión y priorización de la propuesta realizada en los talleres, se diseñó una Guía
para la formación de formadores, “Los Bosques Nativos Argentinos. Un Bien Social”,
contemplando las particularidades regionales en la temática específica.
Antes de poner en vigencia la Guía para la Formación de Formadores, en el universo
posible de escuelas de los niveles medios de educación en el cual iba a ser aplicada,
requería ser sometida a una prueba de consistencia interna y externa, relacionada con los
contenidos conceptuales y su relación con el entorno de referencia, a fin de medir su
eficacia en el medio en el cual va a ser aplicada.

4
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Como una nueva etapa de trabajo, durante los años 2005 y 2006 esta Guía fue sometida
a un proceso de validación técnica pedagógica para su aplicación, o sea, universalizar
los contenidos y procedimientos expresados en la misma, permitiendo los ajustes y
correcciones necesarias antes de ponerla en vigencia. Como instancia de éste proceso de
validación, se implementó una consulta técnica a expertos forestales y educativos de
todas las jurisdicciones a través de seis Talleres Regionales y una Experiencia piloto de
Formación de Formadores con docentes de nivel medio y alumnos de Institutos de
Formación Docente de la provincia de Santiago del Estero, que fuera seleccionada para
desarrollar dicha experiencia. Donde se capacitó a casi la totalidad de los profesores de
Enseñanza Media de Geografía y Biología de toda la provincia.
La Guía de Formación de Formadores “Los Bosques Nativos Argentinos. Un Bien
Social.” contiene las pautas de capacitación más apropiadas a brindar a los educadores y
técnicos provinciales para el desarrollo de los nuevos contenidos curriculares en los
programas de estudio de nivel medio, agrupándolos por región forestal. Vincula los
contenidos curriculares con una herramienta para la efectiva aplicación de los saberes en
las escuelas y centros de formación, incluye aspectos conceptuales, procedimentales y
actitudinales para su implementación y está concebida como una unidad cuya lógica
reproduce el proceso de formación del formador.

Guillermo Pérez Sosto / Sociólogo / UBA

Participaron del proceso de diseño, investigación, desarrollo y validación técnica y práctica de


la Guía de Formación de Formadores, los siguientes expertos, profesionales y docentes:
Guillermo Pérez Sosto (Diseño de Proyecto e Investigación); Mariel Romero (Coordinación de
Investigación); Carmen Varese y Marta Pini (Coordinación Pedagógica); Darío Pulfer
(Coordinación Validación); Mónica Pini (Asesoría Pedagógica Validación); Luis Scasso,
Liliana Elizalde y Elsa Habra; (Equipo Técnico Validación); Omar Pranzoni, Miguel Brasciolo,
Publio Araujo, Charlie Palomo, Inés Sato y Grabriela Rodríguez (Equipo Docente Experiencia
Piloto) y Lucila Boffi Lissin (Auditoría Técnica por el Proyecto Bosques Nativos y Áreas
Protegidas BIRF 4085-AR).

5
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

INDICE Pág.

I. PRESENTACIÓN DEL MANUAL 7

II. EDUCACIÓN AMBIENTAL 9


1. Marco Conceptual 9
2. Objetivos para la educación ambiental 9
3. Recomendaciones para la inclusión de la temática de Bosques Nativos
en los Contenidos Curriculares surgidas de los talleres regionales 10
4. Aspectos pedagógicos y didácticos de la Educación Ambiental 11
4.1. Contenidos transversales. Concepto 13
4.2. Metodología 14
4.3. Evaluación de los aprendizajes 16
Balance Apartado II 17

III. CONCEPTUALIZACIONES BÁSICAS 18


1. Ambiente 18
2. Desarrollo sustentable 24
3. Clima 32
4. Recursos Naturales 36
5. Biodiversidad 44
6. Agua 52
7. Suelo 57
8. Legislación ambiental 59
Balance Apartado III 64

IV. BOSQUES NATIVOS 66


1. El bosque como ecosistema 66
2. Bosques nativos y bosques implantados 67
3. Beneficios del bosque nativo 69
4. Causas del deterioro de los bosques nativos en la Argentina 72
5. Deforestación 74
6. Regiones Forestales Argentinas 78
6.1. Región Forestal Parque Chaqueño 79
6.2. Región Forestal Selva Misionera 88
6.3. Región Forestal Selva Tucumano Boliviana 96
6.4. Región Forestal Monte 103
6.5. Región Forestal Espinal 109
6.6. Región Forestal Bosque Andino Patagónico 114
Balance Apartado IV 121

V. PRÁCTICAS DE DINÁMICA GRUPAL 122


1. Técnicas participativas para el trabajo grupal 123
2. Tipos de técnicas 124
3. Ejemplos 124
Balance Apartado V 128

VI. ANEXOS 129


Anexo I: Reseña de la experiencia piloto realizada en Santiago del Estero 129
Anexo II: Glosario 143
Anexo III: Bibliografía general y sitios de Internet 151
Anexo IV: Accesos a imágines satelitales 154
Anexo V: Documentos para profundizar 156

6
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

I. PRESENTACIÓN DEL MANUAL

El Manual está concebido como una unidad cuya lógica reproduce el proceso de
formación del formador. Está dividido en cinco apartados:

- EDUCACIÓN AMBIENTAL: se presenta una síntesis de los objetivos que se


proponen para la educación ambiental en la enseñanza de nivel medio, centrada en la
conservación y manejo del bosque nativo.
Asimismo se desarrolla el concepto de contenido transversal y su metodología,
acompañada de un menú de recursos didácticos para aplicar en la educación ambiental.
También se incluye el tema de la Evaluación de los aprendizajes, como parte sustantiva
del proceso de formación.
Al finalizar el capítulo se encuentra un cuadro denominado BALANCE, que le
permitirá recorrer su contenido poniendo la mirada en las cuestiones sustantivas que ha
trabajado y en aquellas en las que podría continuar el recorrido.

- CONCEPTUALIZACIONES BÁSICAS: se incluyen los conceptos fundamentales


para establecer un proceso de conocimiento y el establecimiento de relaciones, entre
diferentes contenidos que atraviesan la temática del ambiente y los recursos forestales
nativos.
De este modo se desarrollan los siguientes contenidos:
1. Ambiente
2. Desarrollo sustentable
3. Clima - Cambio climático
4. Recursos Naturales
4.1 Recursos Naturales No Renovables
4.2 Recursos Naturales Renovables
5. Biodiversidad
6. Agua
7. Suelo
8. Legislación ambiental

Al finalizar el apartado se encuentra el segundo BALANCE, que le permitirá recorrer


el contenido del capítulo poniendo la mirada en las cuestiones sustantivas que ha
trabajado y en aquellas que podría seguir trabajando.

- BOSQUES NATIVOS: se incluyen los conceptos de Bosque Nativo, la diferencia


entre bosque Nativo y Bosque implantado, las funciones y beneficios del bosque, los
productos no madereros y las relaciones que permiten comprender la importancia del
mismo.
En el mismo encontrarán la presentación del mapa de las regiones forestales argentinas
con una síntesis de sus principales características.
Asimismo, las Regiones Forestales Argentinas forman parte de este apartado:
Región Parque Chaqueño
Región Selva Misionera
Región Selva Tucumano Boliviana

7
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Región Monte
Región Espinal
Región Bosque Andino Patagónico

Todas las regiones forestales constan de una introducción acerca de sus características
esenciales y luego se tratan las problemáticas propias de la región. Por último, se
incluyen propuestas de actividades para realizar con los alumnos.
Al finalizar el apartado IV se encuentra el tercer BALANCE, que le permitirá recorrer
el contenido del mismo poniendo la mirada en las cuestiones sustantivas que ha
trabajado y en aquellas que podría seguir trabajando.

- PRÁCTICAS DE DINÁMICA GRUPAL: presenta una síntesis de diferentes


prácticas de dinámica grupal para utilizar en diferentes situaciones de aprendizaje.
Al finalizar el apartado V se encuentra el cuarto BALANCE, que le permitirá recorrer
el contenido del mismo poniendo la mirada en las cuestiones sustantivas que ha
trabajado y en aquellas que podría seguir trabajando.

ANEXOS

Anexo I: Reseña de la Experiencia Piloto Realizada en Santiago del Estero. Incluye


dosproyectos áulicos.

Anexo II: Glosario. Incluye los principales vocablos vinculados al desarrollo del tema
Bosque Nativos.

Anexo III: Bibliografía General y sitios de Internet consultados.

Anexo IV: Sitios para el acceso a Imágenes Satelitales

Anexo V: Documentos para profundizar.

8
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

II. LA EDUCACIÓN AMBIENTAL

1. Marco Conceptual

“....es el proceso que consiste en reconocer valores y aclarar conceptos con el objeto de
fomentar las actitudes necesarias para comprender y apreciar las interrelaciones entre el
hombre la cultura y su medio biofísico. La Educación Ambiental también entraña la
participación en la toma de decisiones y en la propia elaboración de un código de
comportamiento con respecto a las cuestiones relacionadas con la calidad del
ambiente.” (UNESCO1)
Se busca que el individuo y la comunidad comprendan que los procesos de relación e
interacción entre sociedad y medio deben ser equilibrados.
Teniendo en cuenta que la actualidad nos enfrenta a problemas complejos y
multidimensionales, la educación se encuentra –en el marco de análisis de Edgar Morín-
ante el desafío de ofrecer y construir herramientas para poder pensar y comprender
dichos problemas.
Es así que la Educación Ambiental debe procurar toda la información y conocimientos
básicos que permitan interpretar las causas y consecuencias de la interacción sociedad
humana-naturaleza, así como las acciones necesarias para la recuperación, conservación
y mejoramiento del ambiente.
El ambiente, para los seres humanos, incluye además de la naturaleza, las relaciones
sociales, las estructuras urbanas, productivas y
familiares. No se trata de una materia
Por lo tanto, la Educación Ambiental es una concepción académica sino de una
de vida y no una asignatura; se trata de una línea de
forma de entender el
análisis para lograr una visión integral de la sociedad y
sus relaciones con la naturaleza impulsando cambios mundo y de funcionar en
positivos en el modo de vida de las personas. No se
él.
trata de una materia académica sino de una forma de
entender el mundo y de funcionar en él.
Requiere de un nuevo enfoque interdisciplinar, con una metodología activa por parte del
alumnado, que centre las actividades en el análisis del entorno cercano.
El punto de partida será entonces, la realidad cotidiana, el conocimiento común y luego
será necesario complemento, un docente conocedor del entorno.
En consecuencia la propuesta de enseñanza aprendizaje debe venir de la mano de la
problematización y el posterior análisis integrado.

2. Objetivos para la educación ambiental

 promover una forma de relación con el bosque centrado en su conservación y


manejo
 promover su presencia permanente en la conciencia colectiva de la sociedad

1
http://www.uned.es/catedraunesco-educam/

9
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

 contribuir a fortalecer en la conciencia social, por intermedio de los contenidos


de la educación formal, los fundamentos del desarrollo forestal sustentable y sus
beneficios ecológicos, sociales y económicos
 complementar y afianzar el conocimiento de las condiciones ambientales,
económicas y sociales de las diferentes regiones ecológicas argentinas, sus
características y potencialidades, así como la necesidad de procurar su desarrollo
sustentable, con sus implicancias y condicionantes
 contribuir a la formación de docentes en la temática del bosque nativo

3. Recomendaciones para la inclusión de la temática de Bosques Nativos en los


Contenidos Curriculares surgidos de los Talleres Regionales

La educación ambiental, dentro de la que se encuentra la temática de los bosques


nativos, no escapa a la situación que presenta la educación en general en la Argentina,
tal como se expresa en el párrafo siguiente “...las escuelas brindan diferentes calidades
educativas de acuerdo con el nivel socioeconómico de la población que concurren a
ellas. Este proceso que se denomina segmentación educativa, provoca una notable
desigualdad en torno al acceso al conocimiento. Esta desigualdad perjudica
particularmente a los niños que provienen de las familias más humildes. Ellos son los
que participan de procesos educativos de inferior calidad” (Filmus, 2002:37). La
necesidad de replanteo sobre la función social de la escuela resulta imprescindible.
Las recomendaciones que a continuación se enumeran constituyen una síntesis de lo
planteado en todos los talleres regionales de expertos forestales y educativos
desarrollados durante el 2004.
En este sentido los referentes educativos de las distintas jurisdicciones consideran desde
lo educativo, se debe empezar a conocer en profundidad esta problemática y que para
ello es necesario un trabajo con directivos y técnicos que se replique al interior de las
instituciones.
Sugieren que para lograr una toma de conciencia sobre la problemática de los recursos
naturales en general y de los bosques nativos en particular, hace falta una política
educativa integrada que implique los siguientes tres ejes:

Sociedad

• Integración de la escuela con la comunidad


• Circuito de comunicación e información pertinente, que contemple los temas
puntuales que afectan a la región
• Trabajo sobre medidas preventivas
• Generación de espacios de socialización de proyectos y acciones
• Concientización acerca de la temática forestal en los distintos sectores de la
sociedad
• Organización de eco-clubes formadores de concientización en ambiente y en
bosques nativos
• Desarrollo y sostenimiento de vías de diálogo y comunicación, con especial
énfasis en las que van desde los ciudadanos hacia sus representantes.

10
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Educación

• Planificación estratégica
• Implementación de líneas educativas concretas por parte del Ministerio de
Educación y las Áreas de Ambiente
• Formación de formadores contextualizada
• Información de programas socioeducativos
• Formación de referentes de la problemática
• Posibles convenios entre ministerios y / o direcciones para hacer circular la
información
• Realización de talleres de concientización con los docentes
• Perfeccionamiento docente
• Introducción de la temática ambiental en la formación docente
• Concreción de acciones que involucren a todo el sistema educativo
• Articulación entre los técnicos y los docentes.
• Enfoque transversal

Ambiente

• Articulación de las áreas involucradas: Ambiente y Educación


• Concreción de programas de difusión y concientización
• Conocimiento y análisis del marco legal
• Posibles convenios entre ministerios y/o direcciones para hacer circular la
información
• Introducción de la temática ambiental en la formación docente
• Formación de agentes multiplicadores en educación ambiental.
• Concreción de programas de educación ambiental formales y no formales

4. Aspectos pedagógicos y didácticos de la Educación Ambiental

María Novo, titular de la Cátedra UNESCO de educación ambiental en España, define


una serie de principios básicos que orientan la metodología de la educación ambiental:

 La centralidad del sujeto que aprende haciendo


 La comprensión del aprendizaje como proceso
 La capacidad de relacionar e integrar el conocimiento del todo y las partes
 Vincular el pensamiento global a la acción local
 Contextualizar la educación transformando la escuela en “laboratorio territorial”
 Basar la estrategia metodológica docente en la investigación-acción
 Orientar el proceso educativo hacia la resolución de problemas
 Favorecer el desarrollo de la creatividad
 Enseñar a decidir, elaborar alternativas y anticipar escenarios futuros
 Desarrollar modalidades diversas de representación de la realidad y conceptos
(Novo, 1998: 161-210).

“La práctica de estos principios significaría un cambio fundamental en el paradigma


científico y en la metodología educativa.

11
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

En este nuevo paradigma, el docente es un verdadero facilitador, un procurador de


método de estudio, un forjador de competencias y capacidades que permiten al alumno
comprender procesos, relacionar ecosistemas con sistemas socioeconómicos y
ambiente, integrar conocimientos y disciplinas científicas de distinta naturaleza,
trabajar en equipo, comprender su territorio, sus instituciones, organizaciones y
producción cultural.
Aprender la historia no desde lo universal hacia lo local, sino al revés: conocer la
historia local, la producción y creación de cultura y, desde su propio territorio,
emprender la autorreflexión y la navegación crítica por los intersticios e interfases de
la globalización.”
La propuesta de recursos que se acompaña se funda básicamente en tres principios:
• Mirar en forma crítica el entorno.
• Confrontar el conocimiento acumulado históricamente con la realidad
cambiante.
• Integrar el capital de conocimiento disponible, de las áreas relacionadas o no con
la disciplina, con los conocimientos disciplinares.

Cabe preguntarse ¿cuál ha sido la relación de la escuela con los contenidos ambientales?
La enseñanza en las escuelas siempre estuvo ligada al conocimiento de la naturaleza
como instrumento didáctico. Se pueden identificar tres diferentes modos de relación con
los contenidos ambientales: la escuela trabaja “sobre”, “en” y “para” el ambiente.
Estas preposiciones intentan indicar que, si bien el modo tradicional expresado en el
“sobre el ambiente” forma parte del modo en el que ha evolucionado la perspectiva de
la educación ambiental, debe quedar claro que no se realizará la misma si no se incluye
el “para el ambiente” que implica la conservación del mismo al tiempo que se busca la
proactividad del alumno, producto de la adquisición de conductas responsables, éticas y
comprometidas.
Frente a la pregunta ¿Qué enseñar? es fundamental definir y seleccionar los contenidos
basándose en la complejidad del ambiente, considerando la multiplicidad de factores
sociales, culturales, económicos y políticos que lo impactan.
Resulta oportuno diferenciar Ecología de Educación Ambiental, dado que en algunas
ocasiones se ha tomado a la Ecología como sinónimo de ésta. En la primera estudiamos
el modo en que funciona la naturaleza, su estructura, ecosistemas, interacciones entre
los organismos, etc.; en Educación Ambiental abordamos las formas en que las
sociedades se organizan para aprovechar los recursos naturales a través de diferentes
tecnologías que determinan diferentes formas de explotación e impacto ambiental.

En este marco se proponen las siguientes estrategias didácticas generales:

 Análisis de un problema ambiental local, regional o nacional, sus antecedentes y


las propuestas actuales para su solución. Por ej. inundaciones, contaminación de
diverso tipo, entre otros.
 Seguimiento periodístico de un problema ambiental que haya movilizado a
vecinos, organizaciones comunitarias. Intercambio de ideas acerca de las
responsabilidades y posiciones implicadas en el debate.

12
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

 Indagación histórica y actual de los orígenes y desarrollo de un problema


ambiental de índole nacional. Deliberación sobre criterios y posibles alternativas
de solución.
 Relevamiento de prácticas hogareñas que perjudican el ambiente, como por
ejemplo, uso abusivo del agua corriente, eliminación de desechos por vías
inapropiadas, y deliberación sobre prácticas y hábitos alternativos que podrían
reemplazarlas.
 Relevamiento de hábitos de uso de espacios públicos que perjudican el
ambiente, depósitos de basura en lugares no apropiados, producción de ruidos
molestos, etc., y deliberación sobre prácticas alternativas para solucionarlos.
 Visita y entrevista a diferentes ONG´s de defensa del ambiente. Análisis y
comparación de sus objetivos y modos de accionar. Su rol y el rol del Estado.
 Análisis de la cobertura periodística de un problema ambiental desde su
surgimiento hasta su desaparición en los medios. Indagación acerca del impacto
en la gente y deliberación acerca de la responsabilidad ética del periodismo.
 Análisis de la conducta de las empresas en relación al cuidado del ambiente.
Indagar acerca de los postulados básicos de la responsabilidad social
empresarial, ligada a este tema. Alternativas a la conducta de las empresas y
actores responsables para llevarlas a la práctica.

En relación a la propuesta de este Manual, y en función de la diversidad de situaciones


relativas a los Diseños Curriculares de cada jurisdicción del país, se plantea como
opción posible, la perspectiva de tratamiento transversal para el tema de los Bosques
Nativos.
Asimismo, se reitera que dicha perspectiva no es la única posible, está en cada
jurisdicción manejar la inclusión del tema así como la elección metodológica.

4.1. Contenidos transversales. Concepto

Los contenidos transversales son aquellos que recogen demandas y problemáticas


sociales y comunitarias relacionadas con temas de interés general.
Su tratamiento requiere un encuadre
ético que desarrolle actitudes cuidadosas Temas considerados transversales:
y de valoración hacia la propia persona,  Educación moral y cívica
la comunidad y el ambiente natural.  Educación para la paz
 Educación para la salud
Requieren del aporte de diferentes
 Educación para la igualdad de
disciplinas y de una lógica que las
oportunidades entre los sexos
incluya y por sus características pueden
 Educación ambiental
ser abordados con distintos niveles de
 Educación sexual
complejidad y profundidad según los
 Educación al consumidor
saberes previos, los intereses y otras
 Educación vial
cuestiones que sólo es posible precisar
en el nivel de cada institución escolar.
Es conveniente que en el Diseño
Curricular, los contenidos transversales,
se encuentren clara y diferenciadamente especificados, aunque luego se trabajen en los

13
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

horarios previstos para áreas y disciplinas, o en los talleres interdisciplinarios, o a través


de proyectos especiales.
Todos ellos tienen una especificidad que los diferencia de las materias curriculares e
incluso algunos de ellos aparecen por primera vez en la enseñanza obligatoria con una
denominación propia lo cual no quiere decir que no exista en muchos casos una larga
experiencia por parte de determinados sectores educativos en su aplicación.

La transversalidad, consiste entonces, en un planteamiento integrador,


no fragmentado y contextualizador de la problemática que los ciudadanos, tanto
como individuos, como comunidad estamos planteando en estos momentos.

4.2. Metodología

Por lo antedicho, la consideración de los temas transversales es un proceso donde el


acento está puesto en el desarrollo de actitudes, si bien el docente continuará con el
desarrollo de conceptos y procedimientos, el de actitudes requiere de un ritmo diferente.
Es necesario que estos temas estén presentes de manera continuada, a lo largo de todo el
espacio curricular y sean considerados como una perspectiva del tema a tratar y no
como un aspecto parcial del mismo.
Es decir, no se trata de practicar una didáctica del “a propósito de …” como por ejemplo
el tratamiento que suele darse a fenómenos tales como inundaciones, terremotos,
granizo, entre otros, que tienen una vida efímera en los medios y no impactan a los
ciudadanos, más allá del momento crítico de aparición.
Esto traería como consecuencia que los alumnos sientan estos planteamientos como “un
añadido” que sólo extiende su materia de estudio y por otra parte fragmenta cuestiones
que son globales e interdisciplinares impidiendo una visión de conjunto.
Las problemáticas sociales o ambientales poseen importancia por su evolución histórica
y su impacto presente y sus consecuencias futuras.
Por lo tanto, la forma adecuada para poder desarrollar estos proyectos curriculares
requiere tener presentes los objetivos y los contenidos de todas las disciplinas y áreas a
fin de proceder a su priorización y secuenciación.
Esta actividad pondrá de manifiesto que no se trata de la consideración aislada de, por
ejemplo, el agua en el “tema 6” o el deterioro ambiental ligado al estudio de las
conductas inapropiadas con los deshechos industriales y que tampoco se trata de una
cuestión ocasional a partir de la noticia de inundaciones en el Chaco, pues esto
desdibuja el argumento o línea principal de estudio que se está llevando a cabo.
La transversalidad, consiste entonces, en un planteamiento integrador y
contextualizador de la problemática que los ciudadanos, tanto como individuos, como
comunidad, estamos planteando en estos momentos.

14
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Hay dos posibilidades de abordar la transversalidad y surgen de la consideración de sus


posibles acepciones, la de “cruzar”, “atravesar” y la de “enhebrar”.
En el primer caso, el de “cruzar”, “atravesar”, se trata de líneas verticales que cruzan
todas las materias o disciplinas, manteniendo su estructura en el diseño curricular.
En el segundo caso, los transversales se erigen en el elemento vertebrador del
aprendizaje y reúnen a las diferentes materias a su alrededor; su carácter globalizador
les permite “enhebrar” los diversos contenidos curriculares.
En este caso, los transversales se constituyen en una o varias áreas y como hilo
conductor estructuran el aprendizaje.
Una tercera alternativa, está dada por los espacios de transversalidad que es una versión
integrada de los dos enfoques anteriores, es decir una organización vertical, disciplinar,
que alterna con momentos de aprendizaje interdisciplinar.
En cualquiera de los modos posibles de llevar a la práctica la transversalidad está la
libre elección del docente, que si considera que las disciplinas no son compartimentos
estancos, sino partes interrelacionadas de un todo, podrá trabajar con los transversales,
que no son otra cosa que los nexos entre las mismas.

Actividad recomendable para un tratamiento transversal

15
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

¿ Qué son los blogs?


Internet, red de redes, aparece como una expresión más de la sociedad del conocimiento. El
crecimiento en los últimos años se debe en gran medida a la explosión de los denominados
blogs. Sitios personales, en general realizados por no profesionales del diseño web. En la
propia red pueden encontrarse instructivos sencillos para tener y actualizar páginas
personales dedicadas a presentar información, comentar y aceptar comentarios de los
visitantes. Así se constituyen en dinámicos foros de las temáticas más variadas. Ambiente,
ecología, cambio climático, bosques y todo aquello que la imaginación humana y el interés
común sea capaz de plantear.

Actividad:

Coloque las palabras: "blog" y "bosques" en un buscador. Apunte el número fabuloso de sitios
recomendados. Comience a navegar con sus estudiantes y analice la calidad informativa de
las páginas que vayan apareciendo. Seleccione una que su criterio le indique como
pertinente. Participe y haga participar de los debates a sus estudiantes. Sería recomendable
que luego de aportar a otros blogs, el grupo desarrolle el propio e invite a participar a quienes
están involucrados en la problemática del bosque.

4.3. Evaluación de los aprendizajes

Es importante destacar, que la evaluación de los aprendizajes es una actividad


permanente; no se habrá concluido bien un proceso de enseñanza si no se ha evaluado a
lo largo de toda la evolución, con estrategias diversas, y no sólo con la administración
de la prueba escrita.
Se evalúa no sólo lo conceptual y procedimental, sino la capacidad generada para
“apropiarse” del conocimiento, es decir la capacidad para hacerlo suyo, y utilizarlo en
distintas situaciones así como el desarrollo de valores y actitudes. Debemos ser capaces
de medir los cambios graduales que se operan en el proceso de aprendizaje.
Es decir, se evalúan las competencias a través de los resultados que obtiene o de las
conductas previstas en los objetivos de enseñanza aprendizaje.
La evaluación es una forma para adquirir y procesar la evidencia necesaria para mejorar
el aprendizaje y la enseñanza. Abarca una gran variedad de evidencias más allá del
habitual “examen final” y es una ayuda para aclarar las metas y objetivos más
importantes del proceso de enseñanza aprendizaje.
Contribuye a determinar el grado en que los estudiantes evolucionan en las formas
deseadas.
Esta forma permitirá determinar en cada etapa si el proceso de enseñanza aprendizaje
logra los objetivos y/o las metas propuestas. Es decir, no se reduce al señalamiento de
respuestas correctas e incorrectas, categorías que, por otra parte, no siempre se pueden
aplicar a problemáticas complejas, sino que focalizan sobre la evolución e integración
de los aprendizajes.
La prueba de evaluación se diseña y elabora en función de un proceso cuyo punto de
partida son los objetivos de aprendizaje que se hayan propuesto y explicitado,

16
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

ponderando los niveles de aprendizaje que vamos a medir y no sólo sobre los
contenidos.
Contamos para ello con varios instrumentos de evaluación:

 Pruebas con preguntas de evocación, de reconocimiento, ordenación y


desarrollo.
 Pruebas orales
 Pruebas prácticas o de ejecución (escalas de calificación, listas de cotejos etc)
 Autoevaluación permanente

Cada evaluación ha de incorporar instrucciones completas sobre el modo de ejecución


y si corresponde, algún ejemplo que sirva de modelo.
Definir qué quiero medir: conocimiento, comprensión, aplicación, promover análisis o
síntesis. En relación a las preguntas, estas deben ser:

 Cortas y con los datos necesarios para promover la respuesta


 Sin términos confusos, ambivalentes o absolutos
 Ordenadas por grado de dificultad

Balance

Dos momentos en el proceso de enseñanza-aprendizaje en este apartado:


Al finalizar usted habrá trabajado: Para seguir pensando 2
(más acá o más allá):
• El concepto y criterio de la • ¿Puede haber educación ambiental
educación ambiental. sin participación? ¿Por qué?
• Los objetivos de la educación • ¿Qué imagen de la ciudad tiene
ambiental. alguien que viven cerca del
bosque? ¿Qué imagen del bosque
tiene alguien que vive en la
ciudad? ¿Pueden tener intereses
compartidos? ¿Cuáles?
• Estrategias para la inclusión de la • ¿Qué implica la formación de
temática bosque nativo en los formadores contextualizada?
contenidos curriculares.
• El concepto de contenidos • ¿Puede sumar dos o tres a los
trasversales. Ejemplos. ejemplos de temas trasversales
presentados en el capítulo?
• Formas y sugerencias para la • ¿Cuáles son las ventajas y
evaluación de los procesos de desventajas de la evaluación de
aprendizaje. contenidos por sobre la evaluación
de procesos?. Conclusiones.

2
La sección para seguir pensando está formado por propuestas de diversos niveles. Invitan a la
búsqueda de información, a la elaboración de ideas más complejas, al trabajo en conjunto con colegas o
estudiantes, o a la reflexión personal o grupal sobre temas incluidos en este manual o sobre aspectos que
exceden totalmente esta obra, pero que interpretamos de alguna manera relacionados.

17
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

III. CONCEPTUALIZACIONES BÁSICAS

1. Ambiente

“Es el entorno vital; el conjunto de factores físicos, biológicos, sociales y culturales que
interactúan entre sí de manera sistémica. No debe considerarse pues, como el medio
envolvente del hombre. A los efectos analíticos se lo suele clasificar de diversas formas;
por ejemplo: medio biofísico - medio sociocultural; ó ambiente natural - ambiente
construido; ó ambiente urbano - ambiente rural. En todos los casos, el análisis incluye a
la población humana y sus actividades. Sinónimos: ambiente; medio” (Secretaría de
Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación. Dirección de Bosques, Proyecto Bosques
Nativos y Áreas Protegidas BIRF 4085-AR, 2006)

1.1. El concepto de la unidad ambiental

La unidad ambiental significa que es imposible hacer algo que afecte sólo a un elemento
de un todo; ya que de cualquier manera el todo afecta a cualquier otro elemento del
mismo todo (Figura 1). Ciertamente, esto no es verdadero en términos absolutos; la
extinción de especies de anfibios en Sudamérica, por ejemplo; es improbable que
cambie las características del caudal en los ríos de la Plata o el Amazonas, pero sí a la
inversa. Por otra parte, muchos aspectos y elementos del ambiente natural están
estrechamente relacionados. Alteraciones o cambios en una parte de un sistema, a
menudo tienen efectos secundarios o terciarios dentro de un sistema, o pueden afectar
sistemas adyacentes e incluso sistemas remotos o muy lejanos.
El uso de los recursos naturales depende del modelo de desarrollo existente en una
sociedad.
Un ejemplo de esto son los cambios de uso del suelo agrícola o forestal para desarrollar
proyectos urbanos. Estos proyectos significan pérdida de la vegetación, alteraciones de
los suelos, de la escorrentía superficial e incremento de la erosión, afectando finalmente
a los ríos que son los que reciben los sedimentos, disminuyendo sus lechos y
aumentando el efecto de las inundaciones, cuando estos ríos ven incrementados sus
caudales por efectos de fenómenos meteorológicos (precipitaciones). Otras
interacciones son aquellas que se expresan entre los bosques, los caudales de los ríos y
la diversidad de peces que estos últimos poseen. Cambios en los primeros llegan a
afectar la diversidad biológica de los sistemas fluviales, ya que estos sistemas se
interconectan a través de diversos flujos de materia y energía. Incluso cambios en las
especies que conforman los bosques, por ejemplo, la sustitución de bosques en algunas
cuencas hidrográficas, bosques de especies nativas por plantaciones con especies
introducidas, puede significar un cambio importante en la cantidad y tipo de materia
orgánica que caen de estos árboles al agua de estos ríos, significando un tipo de
alimento para la fauna del río muy diferente, generando en éste un cambio en la
composición de la biota acuática (ver Bosques Nativos - Deforestación).

18
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Esquema conceptual de una unidad ambiental que representa algunos de los flujos y las
interacciones más significativas3.

1.2. Estilo de desarrollo y crisis ecológica

El uso de los recursos naturales depende del modelo de desarrollo existente en una
sociedad. El modelo fordista de sociedad - basado en la producción a escala y en el
consumo masivo de bienes - impulsado a partir de la década de los treinta en Estados
Unidos y Europa, era altamente consumidor de energía no renovable, fuertemente
presionador de los recursos naturales y, consiguientemente, muy depredador y
contaminador. Al amparo de este modelo, surge la industria, y en torno a ella crecen
violentamente las ciudades, ocupándose territorios cultivables y utilizando de manera

3
Versión propia sobre Conceptos ambientales. Proyecto para la construcción de conocimiento como
espacio participativo. Argentina. INET-GTZ. p. 34.

19
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

incontrolada e irracional los recursos naturales: suelo, agua, aire, minerales y recursos
energéticos.
Bajo este modelo, el hombre se siente amo y dueño del mundo. La producción material
le permite justificar toda clase de acción transformadora del medio. La ciencia y la
tecnología han sido los instrumentos utilizados para llevar a cabo estos cambios. Si bien
una parte de la humanidad ha experimentado avances importantes en cuanto a bienestar,
educación, salud y calidad de vida, la inmensa mayoría no accede aún al progreso y a
menudo es víctima de las degradaciones ambientales producidas por el 20 por ciento
más rico del planeta.
Este modelo ha desembocado en la crisis ambiental. Según el Informe sobre Desarrollo
Humano 1998 del PNUD, la crisis se manifiesta en el hecho de que “el consumo en
constante expansión, somete a tensión el ambiente, con emisiones y derroches que
contaminan la tierra y destruyen los ecosistemas, y con agotamiento y degradación en
aumento de recursos renovables que van en desmedro del medio de vida” (PNUD,
1998).

El uso de los recursos naturales depende del


modelo de desarrollo existente en una sociedad

1.3. Problemas ambientales de las sociedades modernas

El uso intensivo de la tierra altera el ciclo que mantiene y renueva la riqueza orgánica
del suelo. Esta alteración conlleva la pérdida de nutrientes, la que en casos extremos
puede conducir a la desertización o salinización del suelo.
Por su parte, la carencia de agua dulce resulta de la alteración y extracción excesiva que
experimenta el ciclo hidrológico de evaporación, precipitación, depósito y escorrentía.
La alteración del ciclo bioatmosférico, puede suponer la alteración de la temperatura,
dando lugar al cambio climático. Y la destrucción del patrimonio genético y de la
biodiversidad es el resultado de la alteración de los ciclos biológicos naturales.
La alteración de estos ciclos se puede producir como consecuencia de cuatro tipos de
actuaciones o procesos antrópicos: dos de explotación de recursos y otros dos de
contaminación por residuos:
 sobreexplotación del sistema, que se vuelve incapaz de regenerarse y,
consecuentemente, se empobrece y degrada (ejemplo, la erosión agraria)
 explotación indiscriminada de recursos no renovables, con su consiguiente
agotamiento (Ver Recursos Naturales no renovables)
 vertido al ambiente, de residuos en proporción muy superior a la que éste puede
absorber y transformar (ejemplo, los residuos orgánicos)
 residuos nuevos, totalmente ajenos al sistema natural y que éste no puede
asimilar ni degradar; es el caso de la contaminación industrial, sólida, liquida o
gaseosa. El ejemplo más significativo es el de los residuos nucleares altamente
tóxicos y sumamente peligrosos

20
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Los problemas ambientales pueden clasificarse en dos grandes categorías: los de


carácter macroecológico y los microecológicos.
Los macroecológicos son aquellos de carácter global que afectan a todo el planeta. Éstos
son:
 el cambio climático y efecto invernadero
 la destrucción de la capa de ozono
 la pérdida de biodiversidad

Los microecológicos, son aquellos que se manifiestan a nivel local, que alteran el aire,
agua, suelo, alimentos y, que por lo tanto, inciden directamente en el estado de los
ecosistemas, en la salud humana y calidad de vida. Se refieren a problemas vinculados
a:
 la contaminación del aire
 la contaminación del agua
 la contaminación del suelo
 la contaminación acústica
 el vertido de residuos sólidos

Tendencias ambientales por regiones del mundo

Africa Asia Europa Latino- Norte- Oriente Artico


Pacífico américa américa Próximo Antártico
Suelo: degradación

Bosque: pérdida,
degradación
Biodiversidad: pérdida o
fragmentación de los hábitat
Agua: escasez, polución

Zonas marítimas y costeras:


degradación
Atmósfera: polución

Urbanización e industria:
contaminación residuos

Aumento
Descenso
Mantenimiento relativamente estable
No aplicable, no conocido

21
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

1.4. Ambiente y desarrollo sustentable

La dimensión y gravedad alcanzada por los problemas ambientales tanto a nivel local
como global, así como los límites que impone al desarrollo la capacidad de asimilación
de los sistemas naturales, obligan a repensar las estrategias de desarrollo. Obligan a
volver la mirada al conjunto y a redescubrir las interdependencias e interrelaciones
existentes entre el sistema natural, el económico y el social.
Una reconciliación del hombre con el medio en que habita implicaría sin duda la
adopción de un modelo de desarrollo cuyo centro no sea simplemente aumentar la
producción y la acumulación de riqueza en el corto plazo, sino hacer una utilización
más austera y racional de los recursos naturales, preservando así las riquezas naturales
de las generaciones venideras, y garantizando un desarrollo sustentable (Ver Desarrollo
Sustentable).
Los problemas ambientales del planeta se agravan por la resistencia de los países más
desarrollados e industrializados a cambiar el estilo de desarrollo y asumir conductas
productivas más sustentables. Ello se manifiesta, por ejemplo, en la negativa de firmar
el acuerdo de Kyoto, que estableció un plan para disminuir las emisiones con efecto
invernadero que provocan los cambios climáticos, cuyos efectos y estragos ya han
dejado huellas dramáticas en la población, especialmente entre los más pobres.
Debemos acostumbrarnos a que una parte más o menos pequeña de nuestra felicidad
material deberá ser devuelta a la Tierra que nos la facilita. En este sentido, a la
educación y la escuela -actividad e institución base de la sociedad- se le presenta este
difícil desafío: socializar a los niños y jóvenes en la sustentabilidad del planeta y de la
vida.

Sostenible o sustentable
Pensamos con palabras. La palabra nos hace seres sociales. Por eso quien estudia los
fenómenos humanos muchas veces empieza por estudiar las palabras. Así lo hacen la lógica,
la filosofía, la psicología...

En definitiva usar una u otra palabra no da lo mismo. No es poca cosa.

Para hablar de desarrollo se lo ha calificado como humano, solidario, sostenible, sustentable.


El primero parece marcar más la conciencia que debería tomarse y el marco de referencia
utilizable para analizar si un comportamiento es compatible con la vida en la Tierra o no.
Desarrollo solidario intenta resaltar el lugar del otro y muchas veces se piensa en solidaridad
con las futuras generaciones que pueden resultar seriamente afectadas por acciones en el
presente. Sostenible pone énfasis en las características estructurales e intrínsecas del
desarrollo. En cambio sustentable subraya lo que se le aporta desde afuera. No hay
unanimidad acerca de una expresión mejor y excluyente de las otras. El debate está planteado.
Al borde de proponer, el filosofo francés Edgar Morín, el cuestionamiento mismo de la palabra
desarrollo (por tecnoeconómico y eurocentrista) no importa con que adjetivo vaya acompañado.

No todas las palabras quieren decir lo mismo. Pero para comunicarnos tenemos que optar.
Este manual toma para sí la expresión desarrollo sustentable porque entiende que lo que se le
puede sumar al desarrollo desde afuera es una acción humana responsable. Y como
educadores que somos, estamos esperanzados en que una de las fuentes de fortalecimiento
de esa acción y conciencia humana responsable es la educación.

22
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Nuestra forma de vida actual debe, entonces, reconciliarse con la preservación de la


naturaleza, y esto se ha de lograr a través de lo que llamamos
DESARROLLO SUSTENTABLE.

1.5. Educación ambiental

Los problemas ambientales relacionados al desarrollo económico y social están siendo


desde hace algunas décadas tomados cada vez más en cuenta. El sistema de producción
actual nos condujo a una situación crítica de la cual no es fácil salir, aún poniendo todo
nuestro empeño.
Hasta el momento las soluciones han venido de la mano de cambios tecnológicos, de
sanción de normativas más estrictas, de establecer impuestos a quien contamine o de
subsidios a quien elabore productos “verdes” o amigables con el ambiente. Todas estas
medidas han tenido un éxito relativo; lo cierto es que la situación ambiental del planeta
es cada vez peor y cada vez más irreversible.
Un paso importante hacia la reconciliación del hombre y de su actividad económica con
el ambiente (aunque no el único, ya que éste debe ser acompañado por medidas de tipo
económico, político, tecnológico, etc.) viene de la mano de la educación, en este caso,
de la educación ambiental. Esta es una herramienta fundamental para lograr un cambio
de actitud y de comportamiento en la sociedad, no sólo en los productores sino también
en los consumidores de todo el mundo.

Considerando los diferentes actores y ámbitos se debería analizar la relación entre el ambiente y
el sistema de producción capitalista, pensando por qué, hasta el momento, la economía y la
ecología aparecen como cuestiones antagónicas.

23
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

2. Desarrollo sustentable

2.1. Orígenes del concepto

La sustentabilidad es un proceso - no un estado - que hace referencia a una forma


de desarrollo en la que se busca el bienestar humano sin dañar el equilibrio del
ambiente y sus recursos naturales, ya que estos son la base de todas las formas de
vida, presentes y futuras.

La sabiduría milenaria de los pueblos indígenas consideraba a los seres humanos como
parte del ambiente. Los chamanes predicaban que todo aquello que vulnerase y
perjudicase la naturaleza, vulneraba y perjudicaba a los habitantes de la Tierra. Esto
siempre fue, y sigue siendo en algunas tribus no desaparecidas, el código de la
supervivencia: se hereda la Tierra para dejarla a los descendientes en el mejor estado
posible.
No obstante, los antecedentes más remotos que dieron origen al concepto de desarrollo
sustentable en las sociedades modernas podrían rastrearse entre los años 1760 y 1780 en
Inglaterra, donde comienza a buscarse la mecanización de la producción con el fin de
conseguir que ésta sea más rápida y abundante. Para eso eran necesarias grandes
máquinas y el carbón era la fuente de energía utilizada por excelencia. Fue el momento
histórico conocido como revolución industrial, que luego se expandió al resto de los
países que hoy llamamos industrializados. Desde entonces, la humanidad ha entrado en
un proceso de destrucción o agotamiento de los recursos naturales, en pos de la
fabricación y comercialización de
elementos que contribuyen a su La sabiduría milenaria de los pueblos
bienestar inmediato. El automóvil, la indígenas consideraba a los seres humanos
heladera o el equipo de aire como parte del ambiente. Los chamanes
acondicionado, con las tecnologías predicaban que todo aquello que vulnerase y
que se han aplicado hasta ahora y perjudicase la naturaleza, vulneraba y
sólo por citar algunos ejemplos, perjudicaba a los habitantes de la Tierra. Esto
sumados al consumismo desmedido siempre fue, y sigue siendo en algunas tribus
e irresponsable, provocan un efecto no desaparecidas...
negativo en el ecosistema del
planeta.
Sin embargo, la primera enunciación occidental del concepto de desarrollo sustentable
tuvo lugar hacia el año 1987, cuando la primera ministra de Noruega, Gro Harlem
Brundtland, elaboró por encargo de las Naciones Unidas el documento Nuestro Futuro
Común, también conocido con el nombre de Informe Brundtland. En él se define el
desarrollo sustentable como “aquel desarrollo que satisface las necesidades del presente
sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias
necesidades”.
Desde entonces, el concepto fue aceptado de forma unánime por la comunidad
internacional y pronto se incorporó a los grandes instrumentos de planificación.

24
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

2.2. Crecimiento y desarrollo: una distinción fundamental

Es importante diferenciar tres conceptos: crecimiento, desarrollo y desarrollo


sustentable.
Crecimiento. Cuando se habla de crecimiento, generalmente se trata de una progresión
cuantitativa, una acumulación de cantidades. En una economía creciente, sus elementos
de intercambio, bienes y servicios, son simples mercaderías que se mueven según la
oferta y demanda, ya sea en forma interna o hacia mercados externos.
Desarrollo. El desarrollo, en cambio, es una progresión tanto cuantitativa como
cualitativa. En una economía desarrollada, y cuyo objetivo es el desarrollo de una
sociedad, los recursos se distribuyen para mejorar las condiciones de vida de todos los
que conforman esa sociedad: el crecimiento -la simple acumulación de cantidades- deja
de ser un fin en sí mismo.
Ahora, suponiendo que se den las condiciones de desarrollo económico y social,
podemos llegar a proponer otra meta mayor:
Desarrollo Sustentable. Un modelo de desarrollo sustentable implica que los recursos
son distribuidos de tal forma que permiten satisfacer las necesidades de los habitantes,
pero también se garantiza que, en tiempo futuro, las generaciones que sigan a la nuestra,
puedan tener acceso a esos recursos y poder así, gozar de las condiciones de vida digna
que los avances científicos y tecnológicos ponen a nuestro alcance.

Crecimiento ≠ Desarrollo ≠ Desarrollo sustentable

Por lo tanto, la conservación de la naturaleza y de todos los procesos naturales debe ir


de la mano de la construcción de una sociedad justa y receptora de los valores humanos
que posibiliten un desarrollo natural del hombre. En otras palabras, no puede
conservarse eficientemente la Naturaleza si se mantienen estructuras sociales injustas y
excluyentes. De aquí la importancia de destacar la diferencia entre crecimiento y
desarrollo.

2.3. Implicancias y evolución del concepto

En el origen del concepto de sustentabilidad hay dos cosas: la percepción de la gravedad


de los desequilibrios ambientales observados en diferentes lugares del mundo y la
conciencia de la posibilidad de una crisis ecológica global con consecuencias
imprevisibles (pero seguramente catastróficas) para el futuro de nuestro planeta y de la
mayoría de las especies que habitan en él. La idea de sustentabilidad es, entonces, una
respuesta preventiva ante la perspectiva de colapso global o parcial del modelo de
civilización hoy dominante.
En los últimos veinte años el concepto de sustentabilidad ha ido evolucionando y se ha
complejizado. En primer lugar, como vimos anteriormente, se ha establecido una
diferencia importante entre crecimiento y desarrollo. En segundo lugar, se ha matizado

25
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

la noción misma de desarrollo teniendo en cuenta la compatibilidad del mismo con los
ecosistemas. Se entiende entonces que el desarrollo al que hay que aspirar no es un
desarrollo cualquiera, sino un desarrollo en equilibrio dinámico, autocentrado,
racionalmente planificado y, en la medida de lo posible, basado en la biomímesis, es
decir, en la imitación de la economía natural de los ecosistemas.
Esta noción de sustentabilidad implica una reinserción de los sistemas humanos dentro
de los sistemas naturales, pero también una ampliación de la noción de bienestar que
incluya indicadores socio-culturales como los ingresos medios de la población, la
redistribución de la riqueza, el valor del trabajo doméstico, la adecuación de las
tecnologías empleadas, la atención a la biodiversidad y el respeto de los ecosistemas en
que se insertan las sociedades humanas. Se puede considerar, así, que la sustentabilidad
implica una nueva filosofía de la economía.
La idea de que el desarrollo, para ser sustentable, no tiene que comprometer la
capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades implica
una filosofía de la responsabilidad. Responsabilidad respecto del espacio en que tiene
lugar el economizar (uso de los recursos locales disponibles de manera ecológicamente
viable) y responsabilidad en el tiempo (lo que se suele llamar distribución
intergeneracional de los recursos escasos y no renovables).
Bajo un modelo de desarrollo sustentable, las actividades humanas impactan el
ambiente y emplean los recursos naturales de manera tal que no se sobrepase la
capacidad de la naturaleza de absorber los contaminantes que se emiten y de regenerarse
a sí misma.

2.4. Las tres dimensiones del desarrollo sustentable

Como ya se dijo, el concepto de desarrollo sustentable implica una concepción integral


del desarrollo presente y futuro. Así como el concepto de desarrollo incorpora la
dimensión social (bienestar humano) al concepto de crecimiento (mera acumulación
económica), el concepto de desarrollo sustentable añade la dimensión ambiental o
ecológica a la noción de desarrollo. En otras palabras, la idea de desarrollo sustentable
abarca tres dimensiones, a saber:
Dimensión económica. La teoría económica moderna considera la posibilidad de un
crecimiento económico continuo con un uso racional de los recursos naturales que no
implique un agotamiento de los recursos naturales ni el deterioro ambiental en el largo
plazo. Es decir que se acepta la posibilidad de lograr una economía sustentable.
Dimensión social. El desarrollo sustentable de una sociedad organizada implica que
todos sus miembros puedan disfrutar de paz social y servicios básicos. Estos beneficios
deben ser suficientes para el presente y debemos de procurar asegurarlos para cubrir de
la misma forma las necesidades de las generaciones futuras. Una sociedad con un
desarrollo sustentable será aquella en la que no exista pobreza extrema, en la que el
analfabetismo tienda a desaparecer y sean altos el nivel cultural -debido a un eficiente
sistema educativo- y la disponibilidad de centros culturales y recreativos; la densidad
poblacional se deberá mantener prácticamente constante y por debajo de los límites
permisibles para asegurar el bienestar futuro; los índices de criminalidad deben ser casi
nulos y los servicios de salud deben estar disponibles para todos por igual.
Dimensión ecológica. Son muchos los problemas mundiales relacionados con la
sustentabilidad ecológica, entre ellos podemos mencionar escasez de agua, pérdida de la

26
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

biodiversidad, deforestación, agotamiento de la capa de ozono, contaminación de agua,


aire y suelos, urbanización mal planeada, erosión del suelo e inadecuada disposición de
desechos peligrosos. Muchos de estos problemas son causados no solamente por el gran
número de habitantes, sino también por la concentración de las poblaciones y sus
patrones de consumo. Para poder mantener los sistemas que soportan la vida, es
indispensable cuidar la funcionalidad de los ecosistemas, hacer un uso razonable y
sustentable de los recursos y conservar la diversidad genética. Es indispensable que la
mayoría de la gente reconozca que el planeta tiene límites y que aún con mucha
tecnología siempre debemos mantener la funcionalidad de los ecosistemas o estaremos
arriesgando a la sociedad humana a sufrir un colapso.

Hacia un desarrollo sustentable4

4
http://www.gob.mx/wb2/egobierno/egob_un_futuro_sostenible_en_mexico

27
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

2.5. Las políticas de desarrollo sustentable

Todo programa de desarrollo sustentable debe considerar el problema de la equidad


intergeneracional –es decir, garantizar que las generaciones futuras tengan la misma
capacidad de desarrollo que la generación actual. Un instrumento de desarrollo sólo es
sustentable si garantiza que el conjunto de activos de capital se mantenga constante o
aumente con el pasar del tiempo. Estos activos son las manufacturas (como maquinaria
o carreteras), el capital humano (conocimientos y técnicas de los hombres), el
patrimonio social (relaciones e instituciones sociales) y el capital ambiental (bosques,
litoral marino, etc). El ambiente es importante no sólo por su efecto en el bienestar
psíquico y no económico sino también por su repercusión en la producción a largo
plazo.
El objetivo principal de las políticas de desarrollo es conseguir mejoras sustentables en
la calidad de vida de todas las personas. Si bien el aumento de los ingresos per cápita y
del consumo constituye un elemento importante en ese sentido, hay también otros
grandes objetivos, como la reducción de la pobreza, un mayor acceso a los servicios de
salud y unos niveles más elevados de instrucción. Para conseguir todas esas
aspiraciones se requiere una concepción integral del desarrollo. Hay varios elementos a
tener en cuenta:

 El desarrollo sustentable tiene numerosos objetivos. El aumento del ingreso per


cápita, constituye sólo uno de los muchos objetivos del desarrollo. La aspiración
general de mejorar las condiciones de vida comprende varias metas específicas:
ofrecer nuevas oportunidades de salud y educación, dar a cada uno la
oportunidad de participar en la vida pública, ayudar a conseguir un ambiente
limpio, promover la equidad intergeneracional, etc.
 Las políticas de desarrollo son interdependientes. Cuando una política no
funciona bien, lo que está en juego es algo más que esa política específica. Sin
medidas complementarias, las políticas no pueden dar todos los resultados
deseados e incluso podrían fracasar por completo.
 El Estado desempeña un papel fundamental en el desarrollo, pero no hay un
conjunto sencillo de normas que le indique lo que debe hacer.
 Los procesos son tan importantes como las políticas. Un desarrollo sustentable
requiere instituciones de gobierno que asuman procesos transparentes y basados
en la participación y que establezcan asociaciones y otros mecanismos de
relación entre el Estado, el sector privado, las organizaciones no
gubernamentales (ONG ´s) y otros componentes de la sociedad civil.

Una concepción integral del desarrollo implica comprender que el desarrollo debe
aspirar al logro de una serie de resultados diferentes, como la igualdad, la educación, la
salud, el ambiente o las protecciones sociales y ambientales, entre muchos otros.
Algunos objetivos establecidos a alcanzar a nivel global en el mediano plazo son los
siguientes:

 Reducir a la mitad la pobreza extrema


 Conseguir la educación primaria universal y eliminar las diferencias entre el
hombre y la mujer en la educación

28
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

 Lograr una reducción de dos tercios de la mortalidad en los primeros años de


vida y de tres cuartas partes de la mortalidad materna, al mismo tiempo que se
ofrece acceso universal a los servicios de salud reproductiva y
 Aplicar en todo el mundo estrategias para el desarrollo sustentable y frenar la
pérdida de recursos ambientales

Es importante comprender que el desarrollo sustentable es un proceso complejo, con


numerosos instrumentos y metas. Existen fuertes relaciones mutuas entre los objetivos,
por lo que es difícil progresar en una dirección mientras no se avance en los otros
ámbitos. Las políticas destinadas a lograr un desarrollo sustentable deben estar
coordinadas. En este sentido, bien vale considerar el siguiente ejemplo:

“El cambio climático y la diversidad biológica son cuestiones importantes por derecho
propio, pero además están vinculadas entre sí y con una gran variedad de problemas
ambientales. Según la velocidad a la que se produzca el cambio climático, es posible
que algunas especies forestales no sean capaces de adaptarse con la rapidez suficiente
para evitar fuertes descensos de las poblaciones. Los ecosistemas acuáticos, por
ejemplo, los humedales, litoral marino y los arrecifes coralinos, se adaptan aún más
lentamente. La pérdida de especies y de material genético puede aumentar la
vulnerabilidad de los ecosistemas a otras tensiones ambientales, como la contaminación.
Para completar el círculo, la destrucción de los bosques tiene efectos dramáticos sobre
el cambio climático, dado que al arder los bosques liberan cantidades importantes de
dióxido de carbono”
La explotación de estos vínculos puede reducir en gran medida el costo de la protección
del ambiente. Así, estas interrelaciones entre cuestiones mundiales del ambiente indican
que la comunidad internacional debe ir más allá de una simple negociación de acuerdos
independientes para cada cuestión ambiental. Además, en muchos casos, los acuerdos
que abarcan varias esferas son más fáciles de negociar porque ofrecen la posibilidad de
lograr compensaciones entre cuestiones conexas. Así, países con un gran interés por
ciertas cuestiones estarían dispuestos a hacer concesiones en otras esferas que les
preocupan menos y que nunca hubieran llegado a ser objeto de negociación de haberse
tratado por separado.
Finalmente, cabe aclarar que si bien esta nueva concepción integral del desarrollo sitúa
el concepto en un nivel global –fundamentalmente en el caso del ambiente, cuyo
deterioro no reconoce fronteras nacionales-, las acciones para revertir los daños, esto es,
las políticas de desarrollo sustentable, requieren un compromiso por parte de todos y
cada uno de los países de la Tierra. Se trata de un problema global que reclama
soluciones globales y, fundamentalmente, un ferviente compromiso de aplicación y
cumplimiento a nivel local, en cada rincón del planeta.

29
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Desarrollo sustentable o exclusión social


En las áreas forestales el desarrollo no sustentable genera pobreza. Las
prácticas de mal manejo forestal o explotación comienzan por la tala selectiva
que empobrecen los bosques desde el punto de vista maderero y termina con
la conversión (deforestación) que generalmente se vuelca a actividades
intensivas de agricultura y ganadería. Estas prácticas, en algunos casos,
degradan la tierra hasta su agotamiento por distintas formas de erosión,
afectando, en todos los casos, seriamente su biodiversidad. Así también,
generan un deterioro en la calidad de vida que termina con la expulsión de
antiguas comunidades, cuyos habitantes se ven forzados a migrar hacia las
zonas urbanas. Esta migración está caracterizada por familias con pocos
recursos económicos, que sólo pueden establecerse en asentamientos
precarios y vivir en nuevas condiciones que no corresponden a su cultura. La
ausencia de una política de Estado que contemple el fortalecimiento de las
instituciones de contralor y que promueva a través de incentivos económicos el
cumplimiento de la legislación permite este deterioro ambiental, económico y
social descripto.

En el otro extremo, el sobreproteccionismo impide el uso racional del


bosque y obstaculiza el posible aprovechamiento sustentable. Esta
circunstancia es incompatible con la vida de los pobladores originarios y criollos
que resultan expulsados a condiciones críticas en las periferias de las grandes
ciudades. En conclusión, también este proceso acrecienta la pobreza y la
marginación social.

En cambio, el desarrollo sustentable permite la perdurabilidad del


bosque, el aprovechamiento de los productos maderos y no madereros que de
él provienen, posibilita disfrutar sus servicios y a la vez que considera la
posibilidad de integrar al sistema productivo sustentable prácticas agrícolas y
ganaderas controladas. Este conjunto de actividades productivas constituyen
un hábitat que acepta y mantiene una población estable en armonía con la
naturaleza.

Tal vez este sea el camino más difícil por su complejidad, pero el
desarrollo sustentable respeta las condiciones de vida incluyendo la cultura de
las comunidades del presente sin hipotecar el futuro cada vez más cercano de
nuestros hijos.

Sergio La Rocca
Ingeniero Forestal

30
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

31
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

3. Clima

El clima es el conjunto de condiciones atmosféricas que caracterizan una región.

3.1. El clima es variable

A lo largo de los 4.600 millones de años de historia de la Tierra, las fluctuaciones


climáticas han sido muy grandes. En algunas épocas el clima ha sido cálido y en otras
frío y, a veces, se ha pasado bruscamente de unas situaciones a otras. Por ejemplo:

 Algunas épocas de la Era Mesozoica (225 - 65 millones años BP) han sido de las
más cálidas de las que tenemos constancia fiable. En ellas, la temperatura media
de la Tierra era unos 5º C más alta que la actual.
 En los últimos 1,8 millones de años, ha habido varias extensas glaciaciones
alternándose con épocas de clima más benigno, similar al actual. A estas épocas
se les llama interglaciaciones.

La diferencia de temperaturas medias de la Tierra entre una época glacial y otra como la
actual es de sólo unos 5 o 6º C. Diferencias tan pequeñas en la temperatura media del
planeta son suficientes para pasar de un clima con grandes casquetes glaciares
extendidos por toda la Tierra a otra como la actual. Así, se entiende que modificaciones
relativamente pequeñas en la atmósfera, que, cambiaran la temperatura media unos 2 o
3ºC, podrían originar transformaciones importantes y rápidas en el clima y afectar de
forma muy importante a la Tierra y a nuestro sistema de vida.

El clima de nuestro planeta también ha cambiado debido a la contaminación atmosférica


producida por las actividades humanas. Desde su aparición sobre la Tierra, la
humanidad nunca antes vivió en un clima tan cálido. El problema no sólo reside en la
amplitud de este cambio sino, fundamentalmente, en el ritmo acelerado de esta
modificación climática que tendrá como consecuencia grandes alteraciones físicas,
como la elevación del nivel del mar, enormes deterioros ambientales y serias amenazas
para la humanidad, como extensión de enfermedades, daños por acontecimientos
climáticos violentos, pérdida de cosechas, disminución de los recursos hídricos, etc.
El cambio climático es una realidad que ya estamos viviendo. Pueden evitarse peores
consecuencias si se reducen las emisiones de los gases, principalmente CO2, que están
produciendo esta alteración del clima y que proceden fundamentalmente de la quema de
combustibles fósiles (carbón, petróleo y gas).

3.2. El efecto invernadero

Dentro de un invernadero la temperatura es más alta que en el exterior porque entra más
energía de la que sale, por la misma estructura del habitáculo, sin necesidad de que
empleemos calefacción.
Se llama "efecto invernadero" al fenómeno por el que determinados gases componentes
de la atmósfera retienen parte de la energía que el suelo emite en virtud de su
calentamiento por la radiación solar. Gracias a estos gases que retienen el calor, la
temperatura media en la Tierra es de unos 15º C y no de unos -18º C si la atmósfera no
existiera.

32
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Se le llama efecto invernadero por similitud, porque en realidad la acción física por la
que se produce es totalmente distinta a la que sucede en el invernadero de plantas.

El CO2, metano (CH4) y óxido nitroso (N2O) son gases naturales que en condiciones
normales representan menos de una décima de un 1% del total de gases de la atmósfera,
pero son vitales pues actúan como una frazada alrededor de la Tierra. El problema está
en que con las actividades humanas estamos engrosando la frazada.

3.2.1. Causas del efecto invernadero

Una de las causas del aumento del efecto invernadero es la quema de carbón, petróleo y
gas natural que liberan grandes cantidades de CO2 a la atmósfera. Cuando talamos
bosques y quemamos madera, reducimos la absorción de CO2 realizado por los árboles
y al mismo tiempo liberamos el dióxido de carbono contenido en la madera.
Los científicos encontraron que existía aumento de las emisiones de gases de efecto
invernadero respecto a los niveles existentes antes de la Revolución Industrial: el nivel
de emisiones de dióxido de carbono (CO2) ha aumentado un 31%; el metano (CH4) se
ha incrementado un 145% y el óxido nitroso (N2O) un 15%. Además, la atmósfera está
recibiendo otros gases que no existían: compuestos clorofluorocarbonados (CFC) y
perfluorados, responsables en gran medida del adelgazamiento de la capa de ozono.
En el último siglo la concentración de dióxido de carbono y otros gases invernadero en
la atmósfera ha ido creciendo constantemente debido a la actividad humana:

 A comienzos de siglo por la quema de grandes masas de vegetación para ampliar


las tierras de cultivo.
 En los últimos decenios, por el uso masivo de combustibles fósiles como el
petróleo, carbón y gas natural, para obtener energía y por los procesos
industriales.

Datos científicos calculan que las concentraciones de CO2 en la atmósfera en la


actualidad superan las alcanzadas en el último medio millón de años, y probablemente
en los últimos 20 millones de años. La IPCC (Panel Internacional sobre Cambio
Climático), un panel de 2500 científicos de primera línea, acordó que “un cambio
discernible de influencia humana sobre el clima global ya se puede detectar entre las
muchas variables naturales del clima”. Según el panel, la temperatura de la superficie
terrestre ha aumentado aproximadamente 0.6° C en el último siglo.
Si el desarrollo mundial, el crecimiento demográfico y el consumo energético basado en
los combustible fósiles, siguen aumentando al ritmo actual, antes del año 2050 las
concentraciones de CO2 se habrán duplicado con respecto a las que había antes de la
Revolución Industrial, es decir 550 ppmv (partes por millón en volumen) frente a 280
ppmv. Para el año 2100 podrían llegar a 970 ppmv.
El 75% del CO2 emitido a la atmósfera por el hombre se debe a la combustión de
combustibles fósiles (energía y transporte principalmente) y en un 25% a cambios de
usos del suelo y deforestación.

33
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

3.2.2. Las consecuencias

¿Qué consecuencias tiene que aumenten las concentraciones de CO2 en la atmósfera?

 aumento de la temperatura global


 aumento del nivel del mar por deshielos
 una mayor frecuencia de los fenómenos climáticos extremos.

Estimaciones para el siglo XXI:

 La temperatura media de la superficie terrestre se ha incrementado a lo largo del


siglo XX en 0,6 ºC. En el S. XXI se prevé que la temperatura global se
incremente entre 1 y 5ºC.
 La precipitación global aumentará entre 3 y 15%.
 Habrá un aumento en todo el año de las precipitaciones en las altas latitudes,
mientras que algunas áreas tropicales, experimentarán pequeñas disminuciones.
 El nivel del mar subirá entre 9 y 88 cm, dependiendo de los escenarios de
emisiones considerados.
 Agravamiento de las sequías en el sur de Europa y disminución de las reservas
hídricas en numerosas regiones por evaporación y evapotranspiración vegetal.
 Aumento de fenómenos de erosión y salinización en áreas costeras.
 Aumento y propagación de enfermedades infecciosas.
 Aumento en frecuencia e intensidad de los fenómenos meteorológicos extremos,
con importantes pérdidas de vidas humanas y económicas.
 Pérdida de capacidad productiva agrícola en grandes zonas de Asia y África.
 Desplazamiento de las especies hacia altitudes o latitudes mas frías, buscando
los climas a los que están habituados (en algunas zonas puede llegar a ser de
hasta 1 Km/año). Aquellas especies que no sean capaces de adaptarse ni
desplazarse se extinguirán.

3.2.3. Alternativas de solución

¿Qué se puede hacer para aminorar el cambio climático y disminuir las posibles
consecuencias?

a. Estabilizar los niveles de CO2, evitar que las concentraciones en la atmósfera sigan
creciendo. El Protocolo de Kioto tiene como objetivo que los países industrializados
reduzcan sus emisiones en un 5% por debajo de las que tenían en 1990. Es muy
importante que los países ratifiquen este Protocolo para que entre en vigor cuanto antes.
Para ello se necesita disminuir el consumo de combustibles fósiles, dado que el CO2
emitido a la atmósfera por el hombre se debe en un 75% a la combustión de estos
combustibles:

 Las empresas eléctricas (responsables del 24% de la emisión de CO2) deben


aumentar su eficiencia (utilizar los combustibles y procesos que emitan menos
gases efecto invernadero) y aumentar la proporción de energías renovables.
 Las industrias consumidoras de energía (responsables del 16% de emisiones de
CO2) deben mejorar sus procesos para aumentar su eficiencia.

34
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

 Fomentar formas de transporte que consuman menos energía por viajero


(transporte público, carburantes menos contaminantes, etc.).
 Los Municipios deben ser ejemplo para sus vecinos en materia de eficiencia
energética y usos de energías renovables.
 Cuantitativamente el consumo de energía de los establecimientos educativos no
es importante. Pero no debe menospreciarse el valor simbólico y pedagógico de
generar un ambiente de respeto de la utilización de las diversas fuentes de
energía que cotidianamente recuerde a los estudiantes que un uso racional es
posible.
 Fomentar la eficiencia energética de nuestros edificios, y consumir más
eficientemente la energía en las oficinas y en el hogar.

b. Aumentar las superficies vegetales que actúan como sumideros, es decir que
absorben carbono, esto es, evitar la deforestación y aumentar las repoblaciones,
especialmente de especies arbustivas. La vegetación, a través de la fotosíntesis,
transforma energía solar en química absorbiendo CO2 del aire para fijarlo en forma de
biomasa, y libera oxígeno (O2) a la atmósfera. Los bosques, en particular, juegan un
papel preponderante en el ciclo global del carbono (C) ya que:

 almacenan grandes cantidades de carbono en su biomasa (tronco, ramas,


corteza, hojas y raíces) y en el suelo (mediante su aporte orgánico),
 intercambian carbono con la atmósfera a través de la fotosíntensis y respiración,
 son fuentes de emisión de carbono cuando son perturbados por causas naturales,
por ejemplo incendios, avalanchas, etc., o antrópicas, como la quema para
habilitar campos a actividades agropecuarias, explotaciones forestales sin
conceptos silviculturales, etc.
 pero también son sumideros (transferencia de CO2 del aire a la vegetación y al
suelo, donde son almacenados) cuando se abandonan las tierras perturbadas,
que se recuperan mediante la regeneración natural.

El manejo de los bosques nativos existentes, y la creación de nuevos bosques mediante


forestaciones y reforestaciones, es capaz de facilitar las reservas y flujos de carbono
forestal, modificando su papel en el ciclo del carbono y utilizando su potencial para
disminuir los cambios del clima.
Los proyectos forestales dirigidos a la creación de bosques en áreas afectadas o el
manejo forestal de bosques nativos que evite su quema o degradación, cumpliría
efectivamente con tal objetivo.

3.3 Capa de ozono

El ozono es un gas escaso que está muy diluido en el aire y que, además, se encuentra a
nivel del suelo y en la atmósfera alta. A nivel del suelo, el ozono forma parte del
“smog”, es un contaminante, producto de las actividades humanas con alto riesgo para
la salud de la población, especialmente niños asmáticos, y para el ambiente en general.
No obstante, en la atmósfera alta, el ozono actúa como un potente filtro solar evitando el
paso de la radiación ultravioleta (UV). Estos rayos UV son muy nocivos para la salud
de los organismos vivos del planeta. El ozono está tan esparcido por los 35 km. de
espesor de la estratosfera que si se lo comprimiera formaría una capa en torno a la

35
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Tierra, no más gruesa que la suela de un zapato. La concentración del ozono


estratosférico varía con la altura, pero nunca es más de una cienmilésima de la
atmósfera en que se encuentra. Sin embargo, este delgado escudo hace posible la vida
en la tierra.
El ozono es un compuesto inestable que se produce mediante el efecto de la luz solar
sobre el oxígeno, muy vulnerable a descomponerse para formar otros compuestos al
reaccionar principalmente con el cloro y el bromo libres, pero también con el nitrógeno
e hidrógeno. Las concentraciones de cloro y bromo naturalmente presentes en la
atmósfera, son escasas especialmente en la estratosfera. Sin embargo, con la aparición
de los compuestos clorofluocarbonos (CFC) sintetizados por el hombre se han
incrementado las concentraciones de cloro en la atmósfera y por ende, disminuido la
concentración de ozono.
Cualquier aumento de la radiación UVB que llegue hasta la superficie de la Tierra tiene
el potencial para provocar daños al ambiente y a la vida terrestre. Los tipos más
comunes y menos peligrosos de cáncer de la piel, no melanomas, son causados por las
radiaciones UVA y UVB. Según los datos actuales una disminución constante del 10%
conduciría a un aumento del 26% en la incidencia del cáncer de la piel. La radiación
UVB es una causa de los melanomas más raros pero malignos y virulentos. La gente de
piel blanca que tiene pocos pigmentos protectores es la más susceptible al cáncer
cutáneo, aunque todos están expuestos al peligro. El aumento de la radiación UVB
también provocará un aumento de los males oculares tales como las cataratas, la
deformación del cristalino y la presbicia.
Un aumento de la radiación UVB provocaría cambios en la composición química de
varias especies de plantas, cuyo resultado sería una disminución de las cosechas, y
perjuicios a los bosques y a la cobertura vegetal natural en general. De igual manera, la
radiación UVB afecta la vida submarina y provoca daños hasta 20 metros de
profundidad, en aguas claras. Es muy perjudicial para las pequeñas criaturas del
plancton, las larvas de peces, los cangrejos, los camarones y similares, al igual que para
las plantas acuáticas.

4. Recursos Naturales

Desde el punto de vista biológico, se consideran recursos naturales a todo componente


de la naturaleza, susceptible de ser aprovechado por algún organismo vivo para la
satisfacción de sus necesidades. De esta forma los minerales del suelo, la radiación
solar, el agua, el CO2 y O2 son recursos para las plantas; el néctar, polen o un hueco de
un árbol son recursos para algunos insectos y algunas plantas y animales son el alimento
de otros seres vivos. En este caso, el espacio también se considera un recurso ya que los
organismos compiten por el mismo.
Desde un punto de vista más económico se denomina recurso natural a todo
componente de la naturaleza, susceptible de ser aprovechado por el hombre para la
satisfacción de sus necesidades y que tenga un valor actual o potencial en el mercado,
tales como:
 Las aguas: superficiales y subterráneas
 El suelo, subsuelo y las tierras por su capacidad de uso mayor: agrícolas,
pecuarias, forestales y de protección

36
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

 La diversidad biológica: como las especies de flora, de la fauna y de los


microorganismos; los recursos genéticos, y los ecosistemas que dan
soporte a la vida
 Los recursos hidrocarburíferos, hidroenergéticos, eólicos, solares,
geotérmicos y similares
 La atmósfera y el espectro radioeléctrico
 Los minerales

El paisaje natural, en tanto sea objeto de aprovechamiento económico, es considerado


un recurso natural.
La clasificación más común de los recursos naturales es dividirlos en renovables, que
usualmente son organismos vivos que crecen y se renuevan, como por ejemplo la flora y
la fauna, radiación solar y supuestamente el agua y el suelo, y no renovables, que se
agotan con su explotación, como por ejemplo el petróleo y los yacimientos de minerales
(al menos hasta que se encuentre una forma económicamente eficiente de fabricar
petróleo o minerales).
Sin embargo, también existen otras calificaciones como dividirlos en recursos
esenciales, cuando no pueden ser suplantados por otros (por ejemplo nitrógeno, fósforo
o CO2 en las plantas) y sustituibles cuando sí pueden ser suplantados por otros, por
ejemplo en la dieta de la mayoría de los carnívoros importa más el tamaño de la presa
que la especie en sí.

4.1 Recursos naturales no renovables

Como se desprende de su propio título, los recursos no renovables incluyen aquellos


que poseen un largo ciclo cronológico. Minerales como el carbón, combustibles fósiles
como el petróleo, y también otros más temidos como los nucleares, tienen una serie de
propiedades, por ejemplo las características que se precisan para su formación, que los
convierte en materias de difícil reemplazo.

4.1.1. Los combustibles fósiles

Combustible es cualquier sustancia que pueda arder. Habitualmente se reserva esta


denominación para aquellos materiales que son quemados para producir energía
calorífica.
Los combustibles pueden clasificarse, según el estado en que se presentan, en:
- combustibles sólidos: leña, carbón vegetal, carbón mineral;
- combustibles líquidos: nafta, gas-oil, fuel-oil, queroseno, alcoholes, etc.
- combustibles gaseosos: gas natural, propano, butano, acetileno.
Los combustibles fósiles son materias orgánicas que se han convertido desde su forma
original a un estado mineral sólido, líquido, o gas, mediante un proceso físico y
químico a través del tiempo dentro de la corteza terrestre. Si estas substancias son
quemadas completamente (oxidadas) cuando se utilizan como combustible, los
productos resultantes son dióxido de carbono, agua y energía en forma de calor.

37
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Cuando un combustible fósil arde se transforma en energía, pero la imposibilidad


de restituirlo a su estado original lo convierte en un recurso no renovable.

Los combustible fósiles se usan también para otros propósitos además de como fuente
de energía. En la industria se utiliza el carbón y petróleo para fabricar una gran
variedad de materiales que contienen carbono, tales como plásticos, fibras sintéticas,
medicinas y alimentos.

 Combustible sólido: el carbón mineral

Se generalizó su utilización en el siglo XVIII con la revolución industrial, debido a que


la naciente industrialización exigía grandes cantidades de combustible. Se encuentra en
el subsuelo a diferentes profundidades formando vetas de diferentes tamaños que
proceden de la carbonización natural de grandes masas vegetales sepultadas hace
millones de años. Existen cuatro variedades de carbón mineral con diferente grado de
carbonización: turba, lignito, hulla y antracita. Durante los dos últimos siglos, el carbón
mineral es el que ha suministrado la energía calorífica necesaria para la actividad
industrial. En la actualidad ya no es el principal combustible industrial debido al
encarecimiento de su extracción por ser las minas cada vez más profundas y de difícil
mecanización; a la masiva producción y al menor costo de los combustibles derivados
del petróleo y a la obtención de electricidad mediante centrales hidroeléctricas.

 Combustible líquido: el petróleo

Es un líquido viscoso y oscuro que se encuentra en el subsuelo, algunas veces a gran


profundidad, de donde se extrae por medio de perforaciones. El petróleo crudo se
somete a una destilación fraccionada o por etapas, que consiste en calentarlo a distintas
temperaturas en orden creciente, con lo cual se consigue que se desprendan primero los
vapores de los productos más volátiles. La gasolina, hasta 180 ºC; hasta 280 ºC se
desprende el queroseno o petróleo industrial; el gas oil a los 350 ºC los aceites de
engrase y el fuel-oil se obtienen utilizando temperaturas más elevadas y, por último,
queda el alquitrán como subproducto final. Los combustibles derivados del petróleo
ocupan el primer lugar entre los que se emplean para la industria, el transporte y la
calefacción.

 Combustible gaseoso: el gas natural

Se encuentra formando bolsas en el subsuelo, generalmente asociado con el petróleo o


el carbón. La comercialización y utilización generalizada del gas natural es bastante
reciente. El gas natural se transporta licuado desde su lugar de obtención hasta los
lugares de consumo mediante buques metaneros o a través de largas tuberías o
gasoductos. El gas natural se almacena en grandes depósitos llamados gasómetros que
lo mantienen a la presión necesaria para impulsarlo a través de una red de tuberías
enterradas en el suelo (gaseoductos), de estructura ramificada, provista de llaves de paso
para aislar cualquier tramo en caso de avería. El consumo de gas natural va en aumento,

38
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

tanto para la industria como para transporte y usos domésticos de calefacción y cocina,
pues presenta una combustión muy limpia, sin desprendimiento de humo ni de residuos
sólidos. Su transporte canalizado es más fácil que el transporte en recipientes metálicos
de gases licuados como el butano y el propano.

4.1.2. La disponibilidad de los combustibles fósiles

Basándonos en el conocimiento sobre la cantidad de combustibles fósiles que existen


en la Tierra, se ha presupuesto que las disponibilidades de petróleo y gas natural
quedarían disminuidas hasta casi la extinción dentro de un siglo, si se mantiene el ritmo
actual de extracción y consumo.

Las estimaciones de agotamiento de los combustibles fósiles se podrían cambiar


desarrollando nuevos recursos de energías renovables.

Incluso estableciendo un plan que considere una reducción de ese ritmo y a pesar de que
las existencias actuales son todavía muy considerables, no se puede esperar que se
mantengan disponibles más allá de unos pocos siglos. Se podrían cambiar esas
predicciones, por supuesto, disminuyendo drásticamente la demanda en favor de otras
alternativas, por ejemplo desarrollando nuevos recursos de energías renovables.

4.1.3. Los combustibles nucleares

Los combustibles nucleares son substancias que al producir una reacción nuclear ya sea
por fisión (división de los elementos pesados) o bien por fusión (unión de elementos
muy ligeros), libera una extraordinaria cantidad de energía, al mismo tiempo que se
produce una disminución neta de la masa.
En una central térmica convencional, el combustible (carbón gas o petróleo) se quema
para calentar agua y convertirla en vapor. Este vapor pasa bajo presión a una turbina
acoplada a un generador que produce la electricidad. En una central nuclear, el
combustible "convencional" es reemplazado por combustible "nuclear", o sea, material
que contiene núcleos fisionables.
Los combustibles nucleares se obtienen de las formas naturales del uranio y el torio, que
pueden usarse directamente en un reactor nuclear para producir uranio 235. La forma
más común de uranio, uranio 238, debe ser convertido antes en plutonio para poder ser
usado como combustible nuclear. De igual forma, es necesario transformar el torio en
uranio 233 para que pueda ser utilizado con el mismo propósito.
Se llama fisión al rompimiento de un núcleo atómico de uranio cuando recibe el
impacto de un neutrón. Al romperse el núcleo del uranio se liberan nuevos neutrones y,
por consiguiente, se inicia una reacción en cadena. Esta reacción en cadena pone en
libertad grandes cantidades de energía que, en forma de calor, produce el vapor para
accionar una turbina como en una central convencional.

39
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Aunque los suministros de uranio y torio son relativamente abundantes, no son


renovables. Además, los desechos que se producen tras ser fisionados causan complejos
problemas de almacenamiento y control, por su extremadamente larga vida radiactiva.

4.1.4. La fusión

La alternativa a la fisión nuclear del uranio y el plutonio está en la fusión nuclear; una
energía absolutamente limpia e inagotable. Toda la energía del Sol, por ejemplo,
proviene de la fusión nuclear.

Conseguir la fusión nuclear para usos prácticos, es un


gran reto científico de la humanidad.

Actualmente, solo se ha conseguido liberar esa energía mediante una bomba de


hidrógeno (bomba H), única posibilidad de generar las altísimas temperaturas capaces
de fusionar los núcleos de los átomos. Una bomba H libera esa energía durante una
fracción de tiempo tan pequeña que resulta imposible su control, y por tanto no es útil
para fines pacíficos. El combustible que se necesitaría para utilizar en un reactor de
fusión nos rodea por todas partes, es un isótopo del hidrógeno llamado deuterio.
El hidrógeno es un elemento del agua, materia que forma parte de nuestra vida diaria.
Por tanto, si se pudieran superar las dificultades tecnológicas para hacer realidad la
fusión nuclear, se habría dado uno de los saltos más grandes de la humanidad.

4.1.5. Los minerales: accesibilidad y concentración

Algunos minerales como el hierro y aluminio están extensamente distribuidos por todas
partes de la corteza terrestre, en cantidades que exceden las necesidades reales de la
humanidad.
Otros minerales como los metales preciosos, ejemplo del oro, platino o plata, son muy
limitados en cantidad y distribución. La utilidad de un mineral, de cualquier forma,
depende de su accesibilidad y concentración. Por eso, minerales que se encuentran muy
dispersos por todas partes de la tierra, en esencia no están disponibles aunque su
cantidad sea muy grande.
La mayoría de los esfuerzos para la obtención de minerales están dirigidos al hallazgo
de minas, que son yacimientos en donde la concentración y cantidad del mineral, es tal
que puede ser extraído continuamente. Se intuyen las existencias o reservas minerales
por las evidencias geológicas. Las minas o reservas que ahora no son consideradas,
podrían llegar a serlo si se logra un avance tecnológico que permita su fácil extracción,
o si el valor económico de ese recurso se incrementa notablemente. Se sabe por
experiencias del pasado que los depósitos de mineral se pueden agotar. Por ejemplo, las
minas alrededor de la ciudad de Virginia - Estados Unidos, y de estaño de Cornwall,
podían producir significativas cantidades de mineral; hoy se pueden considerar

40
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

extinguidos. Las ricas minas férricas del Mesabi en Minnesota han quedado
prácticamente vaciadas, y la actividad minera en esa área se limita ahora a minas de
hierro de baja calidad.
El uso por el hombre de la mayoría de metales no los destruye, aunque en el proceso sí
se reduciría en una pequeña cantidad. Los metales transformados en productos
comerciales se hallan concentrados de tal forma en áreas urbanas, que excederían a la
concentración que originalmente tenían en la tierra.
Por eso, las ciudades se pueden considerar como auténticos depósitos minerales.
Actualmente es más económico abrir nuevas minas que reciclar los metales usados y
desechados (con alguna excepción, como el aluminio). Pero probablemente, en un
futuro, muchos metales considerados ahora extinguibles, cambiarán su condición de no
renovables a reciclables.

4.1.6. Los impactos de los recursos no renovables en el ambiente

Las energías no renovables poseen un alto contenido energético y producen un impacto


negativo en el ambiente, debido fundamentalmente a los gases y residuos que producen.
Los impactos más importantes sobre el ambiente son:

 El efecto invernadero: El contenido en dióxido de carbono de la atmósfera ha


venido aumentando un 0,4% cada año como consecuencia del uso de
combustibles fósiles como el petróleo, el gas y el carbón. Los combustibles
fósiles contienen grandes cantidades de carbono y, cuando se queman, liberan la
energía que han acumulado durante millones de años, Entonces emiten dióxido
de carbono (CO2) a la atmósfera. Este gas contribuye a aumentar el efecto
invernadero (Ver Cambio Climático).
 La lluvia ácida: Se denomina lluvia ácida a todo tipo de precipitaciones (lluvia,
nieve o niebla) cuyo ph es inferior a 5. La combustión del carbón mineral,
petróleo y derivados del petróleo (naftas, gasoil, etc.) liberan entre otros gases:
dióxido de azufre (SO2) y dióxido de nitrógeno (NO2), que en contacto con el
vapor de agua de la atmósfera reaccionan químicamente produciendo ácido
sulfúrico (H2SO4) y ácido nítrico (HNO3), que son los responsables de la
acidificación. Este fenómeno es muy importante en el hemisferio norte, dada la
gran industrialización que posee. Actualmente se lo considera como uno de los
problemas climáticos generados por el hombre más importantes, y si bien se ha
iniciado la toma de medidas al respecto, de no encomiar esfuerzos para el
empleo de energías alternativas, continuará afectando de manera progresiva al
ambiente.
 Los residuos nucleares: Tal vez la contaminación por residuos nucleares sea la
que ocasiona mayores problemas ambientales y de salud, ya que los residuos o
radiaciones nucleares afectan a todo el ambiente: aire, agua y suelo, y sus
consecuencias pueden mantenerse por varias décadas destruyendo vidas,
ecosistemas y ciudades enteras. Los peligrosos desechos que producen
diariamente algunos laboratorios de investigación científica o plantas nucleares
son eliminados al aire como gases, al agua o enterrados en profundos basureros.

41
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

4.2 Recursos naturales renovables

Se consideran recursos renovables al suelo, subsuelo, aguas superficiales o subterráneas,


la atmósfera, los vegetales y animales salvajes y su ambiente.

Dentro de los recursos renovables se pueden distinguir los:

Recursos perennes: recursos que son virtualmente inagotables según la escala humana
de tiempo. Los mayores ejemplos de este tipo de recurso son la energía solar, los
vientos y mareas.

Recursos potencialmente renovables: Se denomina recurso potencialmente renovable


al recurso que puede durar indefinidamente sin reducir su reserva disponible porque es
reemplazado relativamente más rápido por la naturaleza que los recursos no renovables.
Ejemplo de esto es la madera que se extrae de los árboles, pastos de las praderas,
animales silvestres, etc. No obstante, un recurso potencialmente renovable puede llegar
a ser no renovable si se lo consume de manera indiscriminada y sin dar el tiempo
necesario para su renovación, como talando continuamente los bosques, convirtiendo
las praderas en campos de cultivo, arrojando fertilizantes a los suelos, contaminando las
ríos subterráneos (fuente de agua dulce), etc.

Teniendo en cuenta que un recurso potencialmente renovable puede convertirse en un


recurso no renovable de acuerdo a su consumo, nos introduce al concepto de uso
sustentable. Se denomina rendimiento sustentable a la tasa máxima que un recurso
potencialmente renovable puede ser utilizado sin reducir su reserva a nivel mundial o a
una zona específica. Si se sobrepasa el consumo que establece el rendimiento
sustentable, se está consumiendo un recurso de manera más rápida que este se pueda
renovar y llegará a agotarse. Este proceso se denomina degradación ambiental.

4.2.1. Radiación solar

El Sol envía a la Tierra luz visible, radiación infrarroja y algo de ultravioleta. En la


atmósfera la radiación solar produce una variedad de efectos, algunos de los cuáles
tienen importancia como recursos energéticos alternativos, tal es el caso de la energía
eólica, la energía de la biomasa, la diferencia de temperaturas oceánicas y la energía de
las olas, etc. Es decir que, toda energía en la tierra procedía originariamente del sol.
Todos los combustibles hidrocarburos como el carbón, el petróleo, y el gas natural
originariamente fueron producto por la acción de la luz del sol sobre la materia
orgánica.

Durante miles de años el sol fue utilizado como calefacción en los edificios y para secar
las cosechas. Solo en los últimos dos siglos se realizaron estudios para mejorar el uso
del sol como fuente de calor, a través de técnicas que permitieron concentrar la
radiación solar y acumular o conservar el calor

Recursos energéticos alternativos

Dado el elevado costo de la energía renovable, su inserción en el mercado es lenta. Día


a día, sin embargo, a medida que el costo de la energía convencional incrementa y los

42
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

yacimientos se agotan, las energías renovables van ganando espacio, y se convierten en


una realidad ventajosa.

Energía Solar

Se denomina Energía Solar, puntualmente, a los sistemas que aprovechan la radiación


solar incidente sobre la tierra para calefaccionar y/o generar energía eléctrica. Nuestro
país posee muy buenas condiciones, en la totalidad de su territorio.
Los sistemas más utilizados de aprovechamiento de energía solar se diferencian en dos
grandes grupos: Sistemas Térmicos y Sistemas Fotovoltaicos.

Energía Eólica

Se denomina energía eólica a la energía obtenida de las corrientes de aire terrestre.


Podemos afirmar que la Argentina cuenta en la Patagonia, a este respecto, con un
verdadero paraíso de vientos. También se presentan favorables escenarios para el
aprovechamiento eólico en la costa pampeana, la cordillera central y norte y otras
locaciones. Los sistemas de aprovechamiento de este tipo de energía varían entre
pequeños, para generación de electricidad y bombeo de agua y grandes para producción
de energía eléctrica a gran escala.

Energía de las Olas

Es la obtenida del movimiento del agua en la superficie de los océanos y mares.


Argentina dispone de miles de kilómetros de costa, desde Ushuaia hasta Buenos Aires.

Energía Hidráulica

Es la obtenida del aprovechamiento de la energía potencial gravitatoria del agua (la


energía que se puede obtener gracias al desplazamiento de agua desde un punto dado
hasta uno de nivel inferior). Los sistemas que aprovechan este tipo de energía se los
denomina microturbinas. Se cuenta actualmente con muchas instalaciones en
funcionamiento, aunque dada nuestra geografía, las instalaciones podrían ser muchas
más.

Energía Geotérmica

Es la energía que se obtiene del calor interior de la tierra. Existen muchas aplicaciones
en el país, pero nuevamente, el aprovechamiento no es, ni por mucho, el que podría
dadas las excelentes condiciones de que disponemos.

Energía del Biogas

Se denomina Biogas al gas que se genera por la descomposición de la materia orgánica.


No hay gran cantidad de emprendimientos en el país, pero seguramente su aplicación
sería muy positiva, principalmente en las zonas agrícola – ganaderas del país.

43
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

5. Biodiversidad

La palabra biodiversidad deriva de la expresión “diversidad biológica” y alude a la


variedad del mundo biológico. En su sentido más amplio, biodiversidad es casi
sinónimo de “vida sobre la tierra”. Es la variabilidad entre los organismos vivientes,
terrestres, marinos y acuáticos y los complejos ecológicos de los cuales forman parte;
esto incluye la diversidad dentro de las especies, entre especies, y dentro y entre los
ecosistemas.

La pérdida de biodiversidad -que muchos, una vez ocurrida, consideran irreversible-


tiene un altísimo impacto negativo sobre la capacidad de supervivencia de las
especies. Entre ellas, la especie humana.

El término biodiversidad se emplea para referirse a la totalidad de los genes, las


especies y los ecosistemas de una región. La riqueza de la vida en la Tierra es el
resultado de millones de años de evolución biológica. A lo largo del tiempo surgieron
culturas humanas que se adaptaron al entorno local, descubriendo, usando y
modificando los recursos naturales locales. Muchos ámbitos que ahora parecen
“naturales” llevan la marca de milenios de ocupación humana, cultivo de plantas y
recolección de recursos. La biodiversidad fue modelada además por la domesticación e
hibridación de variedades locales de cultivos y animales de cría. En términos generales,
la biodiversidad puede dividirse en tres categorías: genes, especies y ecosistemas, que
describen diferentes aspectos de los sistemas vivientes y que los científicos cuantifican
de diferentes maneras:

 Diversidad genética

Es la variación de los genes dentro de las especies. Esto incluye a diferentes poblaciones
de una misma especie o la variación genética dentro de una misma población.

 Diversidad de especies

Se trata de la variedad de especies existentes en una región.


Generalmente, las medidas de diversidad tienen en cuenta otros dos conceptos que son
la riqueza y la abundancia. La riqueza es el número de especies diferentes de una
región y la abundancia, cuanto hay de cada una de ellas. Cuanto más riqueza y mayor
equidad en la abundancia de cada especie, mayor será el valor de la biodiversidad. Por
ejemplo, una isla con una especie dominante de palmera (90 % de abundancia) y pocos
otros árboles va a ser menos diversa que otra isla con 4 especies de palmeras con el 25%
de abundancia de cada una. Asimismo, en una región en la que hay dos especies de aves
y una especie de lagartos tiene mayor diversidad taxonómica que otra en la que hay tres
especies de aves pero ninguna de lagartos.
Las especies endémicas de una determinada zona son aquellas cuya área de distribución
está enteramente limitada a esa zona (el término deriva de la medicina, que considera
endémicas a las enfermedades limitadas a cierto territorio y epidémicas a las muy
extendidas). Así, las islas suelen tener menos especies que las zonas continentales de

44
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

similar superficie, pero también suelen albergar más especies que no se encuentran en
ningún otro lugar. Los endemismos pueden también definirse en términos de límites
nacionales. Esto tiene una importancia enorme para la conservación de la diversidad
biológica, porque, casi sin excepción, las acciones de conservación y gestión se aplican
y mantienen a escala nacional.

La importancia ecológica de una especie es también esencial, ya que algunas especies


juegan un rol fundamental en el mantenimiento de la diversidad de una comunidad de
otras especies. Estas especies clave agrupan los organismos descomponedores, los
depredadores de nivel más alto, los polinizadores, entre otros. En general, los árboles
aumentan la diversidad local porque proporcionan numerosos recursos naturales para
otras especies.

 Diversidad de los ecosistemas

El concepto de "diversidad de ecosistemas" se refiere a la variedad de unidades


ecológicas espacialmente identificables en un territorio dado y tiene relación directa con
la escala de análisis que se emplee. Cuánto más variados sean los paisajes y las
condiciones biofísicas, mayores son las posibilidades de albergar una mayor diversidad
específica.

5.1. Magnitud de la biodiversidad

La cantidad de especies que pueblan la Tierra es enorme, pero se desconoce incluso con
un margen de un orden de magnitud, hasta la fecha se han descrito cerca de 2 millones
de especies. Descripción significa que se han descubierto ejemplares, se han recogido
muestras, se han llevado a un museo, se han identificado como especies nuevas y, por
último se han descrito y nombrado formalmente en una publicación científica. Las
estimaciones sobre el número total de especies que podría haber en el planeta se basan
en el número de especies hasta ahora desconocidas que se han descubierto en zonas
tropicales muestreadas cuidadosamente y en la proporción que representan dentro del
conjunto de muestras recogido. Estas estimaciones oscilan entre 5 y 100 millones de
especies. Se ha propuesto un valor de aproximadamente 12.5 millones como estimación
conservadora útil. Sin duda hay muchas especies que aún ignoramos que existen, entre
ellas de hongos, insectos, nematodos, coleópteros, etc.

5.2. Reducción de la biodiversidad

Las principales actividades humanas que causan una mayor pérdida de la biodiversidad
son:

 Alteración y destrucción de ecosistemas. La destrucción de las selvas es la mayor


amenaza a la biodiversidad, ya que su riqueza de especies es enorme. Otros
ecosistemas muy delicados y con gran diversidad son los arrecifes de coral que en
los últimos años están teniendo importantes problemas de difícil solución. También
están muy maltratados los humedales, pantanos, marismas, etc. Son lugares de gran
productividad biológica, usados por las aves acuáticas para la cría y la alimentación
y el descanso en sus emigraciones. Durante siglos el hombre ha desecado los

45
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

pantanos para convertirlos en tierras de labor y ha usado las marismas costeras para
construir sus puertos y ciudades, por lo que su extensión ha disminuido
drásticamente en todo el mundo.

 Prácticas agrícolas. Algunas prácticas agrícolas modernas pueden ser muy


peligrosas para el mantenimiento de la diversidad si no se tiene cuidado de
minimizar sus efectos. La agricultura ya causa un gran impacto al exigir convertir
ecosistemas diversos en tierras de cultivo. Por otra parte, los pesticidas, mal
utilizados pueden envenenar a muchos organismos además de los que forman las
plagas, y los monocultivos introducen una uniformidad tan grande en extensas áreas
que reducen enormemente la diversidad.

 Caza, exterminio y explotación de animales. La caza de especies consideradas como


plagas y depredadores hasta su exterminio, ha sido habitual hasta hace muy poco
tiempo. Eran una amenaza para los ganados, la caza y el hombre y por este motivo
se procuraba eliminar a animales como el puma, zorros, aves de presa, etc. La caza
ha jugado un papel doble. En ocasiones, ha servido para conservar cazaderos y
lugares protegidos que son valiosos parques naturales en la actualidad. En el caso de
otras especies, ha llevado a su extinción o casi, como fue el caso del zorro lobo
malvinero, el venado de las pampas, el yaguareté, el aguará guazú, el oso
hormiguero, el pudú, algunas variedades de ballena, el tordo amarillo y muchos
otros animales.

 Introducción de especies. El hombre, unas veces voluntariamente para luchar contra


plagas o por sus gustos y aficiones, y otras involuntariamente con sus
desplazamientos y el transporte de mercancías, es un gran introductor de especies
nuevas en ecosistemas en los que hasta entonces no existían. Esto es especialmente
peligroso en lugares de especial sensibilidad, como las islas y los lagos antiguos,
que suelen ser ricos en especies endémicas porque son lugares en los que la
evolución se ha producido con muy poco intercambio con las zonas vecinas por las
obvias dificultades geográficas. En Hawai, por ejemplo, se calcula que han
desaparecido el 90% de las especies de aves originales de la isla como consecuencia
de la presión humana y la introducción de animales como las ratas y otros que son
eficaces depredadores de aves que no estaban habituadas a este tipo de amenazas.
En nuestro país, el ligustro o siempre verde (Ligustrum lucidum) especie asiática,
está invadiendo muchas zonas de bosque nativo dificultando la regeneración de las
especies autóctonas, lo mismo la rosa mosqueta en el sur y muchas otras especies en
todas las regiones forestales. En Tierra del Fuego el castor, con sus diques está
afectando dramáticamente los bosques de lenga.

 Contaminación de aguas y atmósfera. La contaminación local tiene efectos


pequeños en la destrucción de especies, pero las formas de contaminación más
generales, como el calentamiento global, pueden tener efectos muy dañinos. El
deterioro que están sufriendo muchos corales que pierden su coloración al morir el
alga simbiótica que los forma, se atribuye al calentamiento de las aguas.

El análisis de restos de animales (sobre todo huesos y conchas de moluscos) y de datos


históricos revela que desde el comienzo del siglo XVII se han extinguido unas 600
especies. Desde luego, esto no constituye el cuadro completo, pues muchas especies se
han extinguido sin que la humanidad tenga conocimiento de ello.

46
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Cerca de 6.000 especies animales se consideran amenazadas de extinción, porque se


están destruyendo sus hábitats a consecuencia de la sobreexplotación o porque,
sencillamente, se ha limitado mucho su área de distribución. Estudios de campo han
confirmado que existe una relación entre el tamaño de un área y el número de especies
que contiene. Como la mayor parte de las especies viven en las selvas tropicales
húmedas, es especialmente inquietante la influencia que la tala y la modificación de
estos hábitats puedan ejercer sobre la extinción de especies.
Cabe aclarar que el proceso de extinción es algo natural. Los organismos que han
habitado la Tierra desde la aparición de la vida hasta la actualidad han sido muy
variados. Los seres vivos están evolucionando continuamente, formándose nuevas
especies a la vez que otras se extinguen.
El problema en la actualidad es que los cambios que los humanos estamos provocando
en el ambiente están acelerando el ritmo de extinción de especies y por ende, está
disminuyendo alarmantemente la biodiversidad.

5.3. Proteger la biodiversidad

 Importancia de la conservación

La supervivencia de los ecosistemas (comunidades de plantas y animales y sus


ambientes físicos) tales como bosques, pastizales, humedales, ríos, litorales marinos,
etc., depende de su biodiversidad, lo mismo que de las muchas interacciones entre estas
especies y entre éstas y el medio. La eliminación o desaparición de especies puede
dañar irreversiblemente al ecosistema y ponerlo en una situación de degradación.

Los humanos dependemos de la diversidad de especies y de ecosistemas saludables que


provean de alimentos, aire y agua puros, y suelo fértil para la agricultura. De los
componentes silvestres y domesticados de la diversidad biológica la humanidad obtiene
todos sus alimentos y gran cantidad de productos medicinales e industriales.
Aproximadamente el 40% de nuestras medicinas farmacéuticas modernas derivan de
plantas o animales. A nivel mundial, el turismo dirigido a la contemplación de la
naturaleza genera millones de dólares anuales. Genes extraídos mediante la ingeniería
genética, de plantas silvestres han servido para brindarles a las variedades cultivadas,
resistencia a enfermedades y aumentar su productividad.

 Avances y acciones

Numerosos individuos, organizaciones y países han trabajado en las últimas décadas


para identificar poblaciones, especies y hábitats amenazados de extinción o degradación
y para invertir estas tendencias. Los objetivos comunes son gestionar más eficazmente
el mundo natural para disminuir la influencia de las actividades humanas y, al mismo
tiempo, mejorar las opciones de desarrollo de los pueblos desfavorecidos. Para muchos
conservacionistas, el año 1992 ha constituido un punto de inflexión. En junio de ese año
se presentó a la firma el Convenio sobre Diversidad Biológica en la Conferencia de las
Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo, celebrada en Río de Janeiro. El
Convenio entró en vigencia a finales de 1993, y a principios de 1995 lo habían firmado
más de cien países; lo cual significa que están de acuerdo con sus fines y que harán todo
lo posible por cumplir con sus disposiciones.

47
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Los objetivos generales del Convenio son: conservar la diversidad biológica, utilizar
una biodiversidad sustentable a largo plazo y compartir lealmente las ventajas del uso
de los recursos genéticos (en selección vegetal y biotecnología, por ejemplo). Las
dificultades son muchas, pero el Convenio constituye el único marco mundial amplio
para planificar y llevar a cabo las acciones necesarias. En él se declara explícitamente
que, aún cuando los países tienen la responsabilidad de la biodiversidad dentro de sus
fronteras, la planificación eficaz exige tener en cuenta el contexto mundial y que los
países en desarrollo necesitarán el apoyo de todos los demás. Asimismo, el Convenio ha
definido explícitamente la biodiversidad como “la variabilidad de organismos vivos de
cualquier fuente, incluidos, entre otras cosas, los ecosistemas terrestres y marinos y
otros ecosistemas acuáticos y los complejos procesos ecológicos de los que forman
parte; comprende la diversidad dentro de cada especie (genética), entre las especies y de
los ecosistemas”, y se ha declarado el 22 de mayo como Día Mundial de la Diversidad
Biológica.

Es importante destacar que el concepto de conservación ha evolucionado en las últimas


décadas, pasando desde el significado de preservar y no tocar, hasta el de aprovechar en
forma racional. Este cambio ha originado el surgimiento del principio del uso
sustentable de los recursos renovables como el objetivo moderno de conservación de la
biodiversidad. El objetivo fundamental es que ser el humano aproveche los recursos
naturales sin agotarlos o deteriorarlos más allá de su capacidad de recuperación, ya que
no tiene derecho a esto.

48
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

5.4. Especies descriptas5

Grupos Cantidad de especies


Monera (bacterias, algas verde azuladas o 4,760
cianoficeas)
Hongos 46,983
Algas 26,900
Plantas multicelulares 248,428
Protozoarios 30,800
Esponjas 5,000
Celentéreos (medusas, corales) 9,000
Platelmintos (gusanos planos) 12,200
Nematodes (gusanos redondos) 12,200
Anélidos (lombriz) 12,200
Moluscos 50,000
Equinodermos (estrellas de mar) 6,100
Insectos 751,000
Artrópodos no insectos (acáridos, arañas, 123,151
crustáceos)
Peces 19,056
Anfibios 4,184
Reptiles 6,300
Aves 9,040
Mamíferos 4,000

Áreas Naturales Protegidas

Actualmente las áreas nacionales naturales protegidas de nuestro país son 302,
cubriendo una superficie de más de 15 millones de hectáreas (el 5,5% del territorio
continental), sin contar el sector reivindicado por nuestro país en la antártica. A
estas áreas hay que sumarles las iniciativas provinciales, municipales y privadas.
La mayoría de las áreas naturales nacionales protegidas se rigen por lo dispuesto
en la ley 22.351 de 1980 sobre Parques Nacionales, Reservas Nacionales y
Monumentos Naturales. Unas pocas áreas protegidas federales se han creado por
medio de decretos presidenciales en base a la reasignación de tierras que ya
pertenecían al dominio del Estado Nacional: son las Reservas Naturales Estrictas,
Educativas y Silvestres.

La ley 22.351 considera:

Parques Nacionales: a las áreas a conservar en su estado natural, que sean


representativas de una región fitozoogeográfica y tengan gran atractivo en bellezas
escénicas o interés científico, las que son mantenidas sin otras alteraciones que las
necesarias para asegurar su control, la atención del visitante y aquellas que
correspondan a medidas de Defensa Nacional adoptadas para satisfacer

5
Ver Anexo III de las citas bibliográficas.

49
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

necesidades de Seguridad Nacional. En ellos está prohibida toda explotación


económica con excepción de la vinculada al turismo. Por ejemplo: Parque Nacional
Los Alerces o el Parque Nacional Iguazú.

Monumentos Naturales: a las áreas, cosas, especies vivas de animales o


plantas, de interés estético, valor histórico o científico, a los cuales se les acuerda
protección absoluta. Son inviolables, no pudiendo realizarse en ellos o respecto a
ellos actividad alguna, con excepción de las inspecciones oficiales e investigaciones
científicas permitidas por la autoridad de aplicación, y la necesaria para su cuidado
y atención de los visitantes. Por ejemplo: la ballena franca autral, el yaguareté, la
Laguna de los Pozuelos

Reservas Nacionales: a las áreas que interesan para la conservación de


sistemas ecológicos, el mantenimiento de zonas protectoras del Parque Nacional
contiguo, o la creación de zonas de conservación independientes, cuando la
situación existente no requiera o admita el régimen de un Parque Nacional. La
promoción y desarrollo de asentamientos humanos se hace en la medida que
resulte compatible con los fines específicos y prioritarios enunciados. Por ejemplo la
Reserva Natural Formosa

Entre las funciones de las áreas naturales protegidas, figuran el conservar la


fauna y flora de cada región, los ríos y lagos, la tierra, los minerales y los paisajes
en estado natural para conservar la vida del lugar tal como es, para uso recreativo
y educacional de la población y para la investigación científica. La idea es tener
muestrarios sanos y representativos de los distintos ambientes y que los lugares
protegidos puedan servir como reservorio de biodiversidad genética, específica y
ecosistémica.

Por otro lado, la Constitución Nacional modificada en el año 1994 asigna, en su


artículo 41, categoría constitucional al derecho a un ambiente sano y equilibrado,
disponiendo la obligación de una utilización racional de los recursos naturales y de
preservar el patrimonio natural. A través de lo cual promociona el concepto de
desarrollo sustentable.

Si bien no puede obviarse la importancia de las áreas naturales protegidas, no son


el remedio definitivo de la problemática del bosque que va del empobrecimiento de
los recursos naturales a la pérdida de calidad de vida de las poblaciones. Una de las
características de los ambientes es que lo que se modifica en un lugar repercute de
alguna manera en otro. Por lo tanto las áreas protegidas no son ajenas a las
situaciones que se viven en su entorno más cercano. En principio se optó como
solución, ampliar el área siguiendo el concepto MAB (man and biophere) de la
UNESCO, es decir rodear a las zonas intangibles con una zona de transición. Sin
embargo, el problema del mal uso de los recursos amerita soluciones que
involucren mayor cantidad de superficie y mayor compromiso social.

En ese sentido, el desarrollo sustentable, conjugando los ejes económico, social y


ambiental es una herramienta más integradora y con un buen potencial que
asociada a la educación y capacitación de la población permitiría una gestión más
adecuada de los recursos en toda la región.

50
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Las Áreas Protegidas sólo representan el 5,5 % del territorio continental argentino

Fuente: http://www.ambiente.gov.ar/

51
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

6. El agua

El agua es, literalmente, la fuente de vida en la Tierra. En volumen,


sólo el 3% de toda el agua del mundo es agua dulce,
y en su mayor parte no se encuentra disponible.

6.1. El agua como fuente de vida

El agua es un recurso estratégico en un mundo que está cambiando muy rápidamente. El


agua dulce, en particular, estructura el paisaje físico, es la base de las características
climáticas, y tiene una gran influencia en los patrones de crecimiento económico y
demográfico. Mientras más crecen las poblaciones humanas, mayores son los
requerimientos y demandas de este recurso. El agua es, literalmente, la fuente de vida en
la tierra. El 70% del cuerpo humano es agua. Una persona comienza a sentir sed
después de perder solo 1% de líquido corporal y corre peligro de muerte si la pérdida de
líquido se aproxima al 10%. El ser humano puede sobrevivir sólo unos pocos días sin
agua dulce.

A lo largo de la historia, la fuente de agua ha significado el núcleo, el punto de


encuentro, de convivencia y comunicación de los pueblos. El agua ha sido un factor
crucial para el desarrollo de las civilizaciones. Asimismo, su empleo en la agricultura
hizo posible el desarrollo de las ciudades, porque permitió la producción de alimentos,
favoreciendo la evolución social y cultural. Desde la antigüedad, los pueblos se han
asentado junto a las fuentes naturales de agua, ya sean ríos, lagos o mares. Las primeras
grandes civilizaciones se establecieron en sus alrededores. Desde siempre, los ejes
fluviales han ofrecido a los grupos sociales unas condiciones apropiadas para el
establecimiento de civilizaciones.
El agua tiene características que le confieren una serie de particularidades, a saber:

 Es un recurso natural único y escaso, esencial para la vida en la tierra.


 Solo un pequeño porcentaje del agua existente en la tierra está disponible para
las actividades humanas.
 El conjunto de todas las aguas atmosféricas, superficiales y subterráneas
constituye una unidad.
 El funcionamiento de esta unidad a través del ciclo hidrológico lleva consigo
factores de incertidumbre.

6.2. La disponibilidad de agua

Un 70% de la superficie de la Tierra es agua, pero la mayor parte es oceánica. En


volumen, sólo el 3% de toda el agua del mundo es agua dulce, y en su mayor parte no se
encuentra disponible. Unas tres cuartas partes de toda el agua dulce se halla inaccesible,
en forma de casquetes de hielo y glaciares situados en zonas polares muy alejadas de la
mayor parte de los centros de población; sólo un 1% es agua dulce superficial
fácilmente accesible.

52
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Ésta es primordialmente el agua que se encuentra en los lagos y ríos y a poca


profundidad en el suelo, de donde se puede extraer sin mayor costo. Sólo esa cantidad
de agua se renueva habitualmente con la lluvia y las nevadas y es, por tanto, un recurso
sustentable. En total, sólo un centésimo del uno por ciento del suministro total de agua
del mundo se considera fácilmente accesible para uso humano.

Disponibilidad de agua en el mundo

Así, la disponibilidad regular de agua se aproxima a los 14.000 kilómetros cúbicos. Esto
sigue siendo una cantidad enorme de agua. Por supuesto, cuanto más “avanzada” se
torna la humanidad, más cantidad de agua va requiriendo.

53
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

6.3. El ciclo hidrológico

El conjunto de todas las aguas atmosféricas, superficiales y subterráneas, constituye una


unidad. Esto implica que todo lo que afecta una parte del ciclo hidrológico repercute en
el resto del ciclo.
Como se ha indicado, sólo una fracción pequeñísima del agua dulce circula en el planeta
y se renueva constantemente a través del Ciclo Hidrológico o Ciclo del Agua. Este ciclo
hidrológico de la Tierra continuamente transfiere agua dulce de los océanos a la tierra y
de vuelta al mar. En este ciclo, por la energía solar, el agua se evapora de la superficie
de la Tierra a la atmósfera, de donde cae en forma de lluvia o nieve. Parte de esta
precipitación vuelve a evaporarse dentro de la atmósfera. Otra parte comienza el viaje
de vuelta al mar a través de arroyos, ríos y lagos. Y aún otra parte se infiltra dentro del
suelo y se convierte en humedad del suelo o en agua de superficie. Las plantas
incorporan la humedad del suelo en sus tejidos y la liberan en la atmósfera en el proceso
de evapotranspiración. Gran parte del agua subterránea finalmente vuelve a pasar al
caudal de las aguas de superficie.
Cada vez en más lugares, los habitantes están extrayendo agua de ríos, lagos y fuentes
subterráneas más rápidamente de lo que tarda en renovarse. El número de habitantes
continúa aumentando rápidamente, pero la Tierra no tiene más agua ahora que 2.000
años atrás, cuando existía menos del 3% de la población actual. En la actualidad 31
países, habitados por casi el 8% de la población mundial, se ven frente a déficits
crónicos de agua dulce. Para el año 2025 se prevé que 48 países enfrentarán este déficit,
que afectará a más de 2.800 millones de habitantes, es decir casi el 35% de la población
mundial proyectada.

6.4. Consecuencias de uso excesivo y de la contaminación

Se estima que en 1996 la población humana mundial estaba usando 54% del agua dulce
accesible contenida en los ríos, lagos y acuíferos subterráneos. Según proyecciones
conservadoras, este porcentaje ascenderá por lo menos al 70% en 2025. A medida que la
humanidad extrae una proporción creciente de la totalidad del agua, va quedando menos
para mantener los ecosistemas vitales de los que también depende la humanidad. En casi
todas las regiones del mundo, el uso descuidado de los recursos hídricos está dañando el
ambiente natural. Algunos ejemplos:

 La construcción de represas es la actividad que mayor efecto ha tenido en los


sistemas de agua dulce. Desde la década del cincuenta la cantidad de grandes
represas ha aumentado siete veces; actualmente, estas estructuras retienen el
14% de toda la escorrentía del mundo.

 Debido a la construcción de represas, canales o desvíos de agua, cerca del 60%


de los 227 ríos más grandes del mundo están ligera o fuertemente fragmentados.

 Cuenca de los ríos Salí y Dulce: la contaminación por las industrias las
industrias establecidas en la provincia de Tucumán, que tradicionalmente han
echado a las aguas de los ríos los desechos de la actividad industrial, se agrava y
amenaza la salud de las poblaciones linderas a los cauces de agua, tanto en la

54
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

provincia de Tucumán, como de Santiago del Estero y aún sobre la Laguna Mar
Chiquita en la provincia de Córdoba, donde desemboca el río Dulce.

 El lago San Roque, que es el principal abastecedor de agua a la ciudad de


Córdoba, sufre un serio problema de eutroficación, originado fundamentalmente
por la descarga de líquidos cloacales sin tratar o deficientemente tratados,
especialmente de la ciudad de Villa Carlos Paz y de las numerosas poblaciones
que se asientan en los márgenes de los cursos de agua que desembocan en el
mismo.

6.5. La contaminación acuática

Uno de los mayores impactos sobre el agua Aunque no se ve, la agricultura no


se relaciona con la contaminación, que sustentable produce importantes
aunque no afecta la disponibilidad de agua niveles de contaminación del suelo y
(cantidad), limita su uso por alteración de su de las aguas subterráneas por la
calidad. utilización de plaguicidas, pesticidas
La actividad agrícola tiende a la utilización, y fertilizantes.
masiva y creciente, de fertilizantes y
pesticidas, los que se incorporan al ciclo hidrológico en forma de contaminación difusa,
que en muchos casos no es degradable. Son procesos de lenta evolución y complejo
control, y sus consecuencias pueden generar conflictos a largo plazo. Las aguas de riego
transportan una parte importante de las sustancias químicas utilizadas en la agricultura
(fertilizantes, pesticidas, plaguicidas, etc.), algunas de ellas muy tóxicas, que a través de
la escorrentía superficial o de las aguas subterráneas, alcanzan ríos, lagos o mares.
La agricultura no sustentable produce contaminación. En casi todos los países donde se
usan fertilizantes agrícolas y plaguicidas, se han contaminado acuíferos subterráneos y
el agua de superficie. Los desechos animales son otra fuente de contaminación
persistente en algunas zonas. En Europa, más de la mitad de los lagos están eutroficados
a causa de la sobrecarga de nutrientes agrícolas y de las descargas urbanas. La
eutrofización es un proceso natural y/o antropogénico que consiste en el
enriquecimiento de las aguas con nutrientes, a un ritmo tal que no puede ser
compensado por la mineralización total, de manera que la descomposición del exceso de
materia orgánica produce una disminución del oxigeno en las aguas profundas. Sus
efectos pueden interferir de modo importante con los distintos usos que el hombre
puede hacer de los recursos acuáticos (abastecimiento de agua potable, riego,
recreación, etc.).
Además, contaminantes atmosféricos como el dióxido sulfuroso y los óxidos de
nitrógeno, que se combinan con el agua de la atmósfera para formar lluvia ácida, han
tenido amplios efectos en los ecosistemas de agua dulce y terrestre, principalmente en
los países muy industrializados.

55
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

6.6. La crisis de agua en América Latina

En la actualidad, 31 países de la Tierra sufren una grave escasez de agua. En menos de


un cuarto de siglo, se calcula que dos tercios de la población mundial no tendrán acceso
adecuado a los suministros de agua dulce. Es más, el mundo se divide cada vez más
entre las regiones «ricas» y «pobres» en lo que se refiere a recursos de agua.
Ésta es, de hecho, la paradoja que caracteriza gran parte de Latinoamérica en nuestros
días. Por un lado, Latinoamérica disfruta de gran abundancia de manantiales de agua
dulce. El 20% de nuestros suministros de agua dulce proviene sólo de la cuenca del
Amazonas. Brasil tiene más agua que ningún otro país, pues dispone de la quinta parte
de los recursos de agua del planeta. El territorio latinoamericano alberga cuatro de los
25 ríos más caudalosos del mundo -Amazonas, Paraná, Orinoco y Magdalena-, además
de algunos de los lagos más grandes, entre los que se cuentan el Maracaibo en
Venezuela, el Titicaca en Perú y Bolivia, el Poopó en Bolivia, y el Buenos Aires,
compartido por Chile y Argentina. Por lo tanto, los latinoamericanos deberíamos tener
una de las asignaciones de agua dulce per cápita más elevadas del mundo, algo menos
de 3.100 metros cúbicos por persona al año.
Pero por otro lado, algunas zonas de Latinoamérica sufren una sequía tan acuciante, que
aproximadamente el 25% del continente se considera árido o semiárido. Se incluyen ahí
no sólo zonas muy áridas naturales como la estepa Patagónica, en el sur de la Argentina,
o el desierto de Atacama en el nordeste de Chile, sino también otros provocados por el
hombre en amplias zonas de Perú, Bolivia y el noroeste de Argentina. En la mayor parte
del Valle de México, los desiertos naturales se funden ahora con los provocados por el
hombre. De hecho, Ciudad de México, antaño rodeada de lagos, está agotando sus
últimos acuíferos accesibles. En efecto, el ciudadano medio sólo puede acceder a 28,5
metros cúbicos anuales, menos del 1% de los 3.100 de que debería disponer cada
persona al año.

He aquí la paradoja latinoamericana: la escasez de agua en una tierra


con importantes recursos acuáticos naturales.

Más de 130 millones de personas carecen de suministro de agua potable en sus hogares,
y se calcula que sólo una persona de cada seis cuenta con redes de saneamiento
adecuadas. La ciudad brasileña de São Paulo, pese a que pertenece al país con más
manantiales de agua dulce del mundo, afronta una seria amenaza de racionamiento, pues
su suministro de agua depende de fuentes que están cada vez más alejadas de la ciudad,
y el costo del transporte es demasiado alto para muchos habitantes.
Al mismo tiempo, los recursos de agua dulce latinoamericanos sufren también
problemas de contaminación constantes. En toda la región, las cuencas de ríos y lagos y
los hábitat acuáticos se convierten a menudo en contenedores de basura, desagües de
minas o depósitos de residuos agrícolas e industriales. La mayor parte de las aguas
residuales vierte directamente en los ríos, lagos o canales sin tratamiento de ningún tipo.
Paradójicamente, el país que ostenta el récord de mayores recursos de agua dulce,

56
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Brasil, es el más contaminante de la región, por la actividad industrial masiva, así como
los vertidos de mercurio provenientes de las minas de oro.
La demanda mundial de agua dulce se duplica cada 20 años, es decir, a un ritmo más de
dos veces superior a la tasa de crecimiento de la población. En la actualidad, en muchas
zonas del mundo los grandes derrochadores de agua son las industrias de alta tecnología
y la agricultura industrial, no los hogares individuales. Los sistemas de riego agrícola
consumen alrededor del 65-70% del agua, principalmente para producir alimentos
destinados a la exportación; el 20-25% se dedica a fines industriales; y el 10% restante
es para uso doméstico. Si se mantienen estas tendencias, antes del año 2025 la demanda
de agua excederá los recursos terrestres en un 56%.
Si la especie humana continúa expandiendo sus ciudades e industrias al ritmo actual y
sin una planificación y ordenamiento ambiental previa, cabe esperar que se intensifique
la amenaza sobre el ciclo hidrológico terrestre hasta el punto de que el agua deje de ser
un recurso renovable.

7. Suelo

7.1. Concepto

El suelo se define como la capa superficial natural que contiene materia viva y que
puede soportar a los vegetales. El suelo es la capa de la corteza terrestre donde se
producen y almacenan los nutrientes, y se concentra el agua para las plantas. Las
variables climáticas determinan el contenido de agua y calor en el suelo, quienes son
responsables del rompimiento y de los cambios químicos de las rocas para producir el
mineral que origina el suelo y nutrirá a la capa vegetal.
La cobertura vegetal y la fauna que alberga, juegan un rol principal en la determinación
de la calidad del suelo. Esta calidad involucra siglos de interacciones y procesos que
incluyen síntesis de componentes orgánicos que se van incorporando al suelo.
Como la cubierta vegetal y el clima varían de lugar en lugar, es de esperar que los
procesos de formación de suelos difieran también de un lugar a otro. Por ejemplo el
suelo colorado de la selva misionera difiere mucho del suelo renegrido de la pampa
húmeda. El color puede provenir de la sustancia madre, pero generalmente está
determinado por los procesos de generación. Los suelos misioneros son ricos en hierro y
los de la pampa húmeda en sustancias orgánicas.
El suelo está formado por sustancias sólidas, líquidas y gases. La porción sólida puede
ser de origen orgánica o inorgánica. Los gases que se encuentran en los poros, incluyen
tanto los atmosféricos como los liberados por la actividad biológica.
El suelo generalmente puede dividirse en horizontes que son capas reconocibles por su
diferente composición química, física, contenido orgánico, estructura, etc.
Por la textura los suelos se clasifican de acuerdo al porcentaje de arena, arcilla y limo
que contengan. La textura es la que determina la retención del agua y las propiedades de
transmisión del suelo. Los suelos arenosos drenan muy rápidamente y en los arcillosos
los poros son demasiados pequeños para un drenaje adecuado.

57
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

7.2 Desertización6

Desertización es un término que se aplica a la degradación de las tierras en zonas secas,


puede deberse a causas naturales, pero fundamentalmente al impacto humano. En esta
definición, el término tierras incluye el suelo, los recursos hídricos locales, la superficie
de la tierra y la vegetación o las cosechas, mientras que el término degradación implica
una reducción de los recursos potenciales.

El término fue acuñado en 1949 para describir la destrucción gradual de los bosques de
las zonas húmedas adyacentes al desierto del Sahara, hasta que éstos desaparecían y el
área se hacía más desértica. Después, la desertización ha sido identificada como uno de
una serie de procesos que afectan a las tierras secas de todo el mundo. Estos procesos
incluyen la erosión por el agua y el viento, junto con las sedimentaciones producidas
por ambos agentes, la disminución a largo plazo de la diversidad de la vegetación
natural y la salinización.

Tipos y formas de desertización


El sobrepastoreo es el resultado de mantener más ganado del que una superficie de
pastos puede sostener con la consiguiente pérdida de la cubierta vegetal que puede
llevar a la erosión del suelo. Otros mecanismos, frecuentemente aludidos, por los que la
mala gestión del hombre produce desertización incluyen: la sobreexplotación, en la que
el suelo se agota por la pérdida de nutrientes y la erosión; la tala excesiva de vegetación,
a menudo para leña; el uso de técnicas agrícolas rudimentarias y prácticas poco
apropiadas, y la mala gestión de los programas de irrigación, que conduce a la
salinización del suelo.
Por lo antedicho, distinguir entre los efectos de una mala gestión de los recursos en las
tierras secas y la elevada variabilidad de la disponibilidad de éstos, no es fácil en
absoluto. Los desiertos y sus límites son dinámicos en escalas temporales apreciables
por el hombre, debido a una pluviosidad muy variable de un día a otro, de una estación
a otra, y por periodos de sequía que pueden durar décadas. Por ello, a veces resulta
difícil, en la práctica, atribuir la desertización a factores humanos o determinar si se ha
producido una genuina degradación natural de los recursos en ciertas regiones.
En general, se ha llegado a esperar demasiado de las soluciones técnicas a los problemas
de desertización y, al tomar conciencia de ello, en los últimos años se han puesto a
punto nuevos enfoques para luchar contra la degradación de las tierras secas. A menudo,
las dificultades a las que se enfrentan las comunidades que viven en áreas secas están
relacionadas con el crecimiento de la población y con factores sociales, económicos y
políticos.

Hoy en día se hace hincapié en la participación de las comunidades locales, la


reimplantación de estrategias tradicionales en tiempos de estrés ambiental, como la
sequía, y en los problemas que derivan de la marginación de la población rural por parte
de los gobiernos, que acostumbran a tener su sede en las ciudades.

6
Alejandro Ruete http://www.ecoportal.com.ar/articulos/dedebi/desert.htm)

58
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Fuente: Dirección Nacional de Recursos Naturales y Conservación de la Biodiversidad, SAyDS

8. Legislación ambiental7

En su artículo 41, la Constitución Nacional de la República Argentina establece que:

“Todos los habitantes gozan del derecho a un ambiente sano, equilibrado, apto para el
desarrollo humano y para que las actividades productivas satisfagan las necesidades
presentes sin comprometer las de las generaciones futuras; y tienen el deber de
preservarlo. El daño ambiental generará prioritariamente la obligación de
recomponer, según lo establezca la ley.
Las autoridades proveerán a la protección de este derecho, a la utilización racional de
los recursos naturales, a la preservación del patrimonio natural y cultural y de la
diversidad biológica, y a la información y educación ambientales.
Corresponde a la Nación dictar las normas que contengan los presupuestos mínimos de
protección, y a las provincias, las necesarias para complementarlas, sin que aquéllas
alteren las jurisdicciones locales.
Se prohíbe el ingreso al territorio nacional de residuos actual o potencialmente
peligrosos, y de los radiactivos.”

Si bien se trata de una enunciación de presupuestos mínimos y generales, podemos


encontrar en ella gran parte de los conceptos fundamentales en materia ambiental.
Vemos aparecer la idea de sustentabilidad al establecerse que “las actividades

7
La legislación nacional y provincial en la materia es múltiple y variada. En este apartado se incluye la
legislación nacional y el texto constitucional relacionado.

59
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

productivas satisfagan las necesidades presentes sin comprometer las de las


generaciones futuras”. Asimismo, se menciona la importancia de la protección y
conservación de los “recursos naturales”, el “patrimonio natural y cultural”, la
“diversidad biológica”, etc. Por último, el artículo obliga al Estado nacional en materia
ambiental, instándolo a participar activamente a través de la formulación y aplicación
efectiva de políticas que promuevan la utilización sustentable de los recursos naturales.

8.1. La legislación nacional en materia forestal. Aspectos históricos.

En la Novísima recopilación del Año 1496 de Don Fernando y Doña Isabel se hablaba
de la Conservación de los montes y plantíos para el bien común de los pueblos. El
Cabildo de Buenos Aires en el Año 1759 ya trataba los impedimentos que provocan los
excesivos derechos de monte; y se pide la fijación de un arancel (hasta aquí Bienes
libres, desde ahora en más, Bienes económicos).
El primer gesto político de preocupación por la conservación forestal se exhibe en 1879,
bajo la presidencia de Nicolás Avellaneda, al sancionarse la Ley Nacional 1.054. este
primer esbozo manifestaba la preocupación de las autoridades nacionales por preservar
la existencia y estimular el cuidado de los bosques nativos al poner reparos
administrativos y técnicos a los desmontes indiscriminados. El Poder Ejecutivo, al votar
esta ley, también autorizó a invertir una suma de dinero para realizar el primer
ordenamiento forestal del país, el que no llegó a concretarse. La Ley 1.054 fue derogada
en 1903 al dictarse la Ley de Tierras 4.167, que sólo contenía dos artículos dedicados a
los bosques.
En el año 1915, durante la presidencia de Victorino de la Plaza, el Poder Ejecutivo eleva
al Congreso un nuevo proyecto de ley de “bosques y yerbales”. La iniciativa no logra
ser sancionada. Posteriormente se dijo que, cuando este proyecto fue presentado ante las
Cámaras, no prosperó porque los legisladores consideraban que no se podía legislar
sobre un tema casi desconocido, por cuanto nuestro país carecía de personal idóneo para
manejarlo.
En 1943, se crea la Dirección Forestal, que representa la primer manifestación o
reconocimiento de la importancia a nivel institucional del recurso forestal como
elemento de importancia dentro de la economía nacional. Esta Dirección, cuyas
atribuciones y funciones estaban bien delimitadas, estuvo integrada mayormente por
técnicos argentinos, y logró desarrollar una acción altamente eficaz. Durante los
siguientes cinco años, su accionar se concentró sobre todo en dos tareas fundamentales.
La primera de ellas, realizar el Inventario de los bosques bajo su jurisdicción, con la
consecuente posibilidad de autorizar aprovechamientos bajo normas silvoculturales, que
permitieron regular las talas indiscriminadas. La otra se basó en incrementar la
ejecución de investigaciones y experiencias en materia de tecnología e industrias
forestales; protección y lucha contra incendios de bosques; implementación de viveros
específicamente forestales e instalación y funcionamiento de estaciones experimentales
para investigaciones silvícolas.
Las limitaciones en las que se desenvolvió la Dirección Forestal determinaron la
sanción de la Ley 13.273 de Defensa de la Riqueza Forestal de 1948, este instrumento
legal amplió los campos de acción y permitió encarar políticas forestales de carácter
integral. Fue por esa ley que se creó la Administración Nacional de Bosques (ANB)
como organismo específico de aplicación de la misma.

60
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

La Administración Nacional de Bosques se transformó en 1968 en Servicio Forestal


Nacional y en 1969, como consecuencia de una nueva estructura orgánica de la
Secretaría de Estado de Agricultura y ganadería (ex Ministerio de Agricultura de la
Nación), el servicio pasa a denominarse Servicio Nacional Forestal.
En el año 1973, el modificarse el artículo 74 de la Ley 13.273 mediante la 20.531, el
Servicio Nacional Forestal pasa a llamarse Instituto Forestal Nacional (IFONA). El
mismo fue creado en jurisdicción del Ministerio de Economía, como un organismo
autárquico del Estado, con funcionamiento ajustado a las directivas del Poder Ejecutivo.
Su objetivo fundamental era lograr el mayor abastecimiento interno de maderas, pastas
celulósicas, papeles y demás productos forestales, mediante el aprovechamiento
equilibrado de los bosques nativos, incremento en obras de forestación con especies de
rápido crecimiento y radicación de actividades transformadoras, todo ello con resguardo
del medio ecológico y bienestar general del país. Sin embargo, hacia la década de 1975-
1985, la iniciativa comenzó a decaer, y entró en un paulatino e inexorable deterioro que
llevó a su posterior disolución. En octubre de 1991, por Decreto-Ley 2.284, se ponía fin
a la organización rectora forestal. Así, las funciones del organismo fueron traspasadas a
tres instituciones: la hoy Secretaría de Agricultura, Ganadería, Pesca y Alimentos
(SAGPyA); la Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente Humano, que fue luego
anulada por el gobierno de facto, y reconvertida en la actual Secretaría de Ambiente y
Desarrollo Sustentable de Jefatura de Gabinete de Ministros de la Nación, con la vuelta
de la democracia; y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA).
El tema forestal ha constituido en el pasado un tema de relativo interés por parte de los
gobiernos, y ha sido objeto de algunos intentos legislativos, aunque muy limitados por
la falta de conocimiento en la materia. Hoy en día, el tema ha adquirido mayor
trascendencia, y los esfuerzos a nivel político y legislativo se han incrementado. Esto se
debe en parte a que se ha estimulado la investigación y el interés por el conocimiento
del área, y se ha comprendido la importancia real del problema ambiental, y en
particular, de la problemática de la desaparición y degradación de los bosques en la
Argentina. En este contexto, se enmarca el Anteproyecto de ley de Promoción para el
Desarrollo Sustentable.

8.2. Fundamentos del proyecto de ley de Promoción para el Desarrollo Sustentable


de los recursos forestales nativos

El anteproyecto de ley fue elaborado en el marco del Proyecto Bosques Nativos y Áreas
Protegidas BIRF 4085-AR, Subcomponente Bosques Nativos, que desarrolla la
Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable, desde el año 1999, con el apoyo
financiero del Banco Mundial.
Mediante el mismo se instituye un marco legal para promover el uso sustentable de los
bosques nativos, a través de distintos mecanismos de gestión y promoción, para alentar
los estímulos que respondan a criterios de sustentabilidad ambiental. Por lo tanto la
conservación, restauración, recuperación y protección de los recursos forestales nativos,
implican a la vez, un mejoramiento ambiental, una justa distribución de la riqueza y la
consideración del legado de los mismos para las próximas generaciones; que serán los
objetivos que rijan en la aplicación de los incentivos económicos que crea esta ley.
Por primera vez, como resultado del Proyecto Bosques Nativos, la Argentina dispone
del Inventario Nacional de Bosques Nativos, el cual señala que en el año 2002 había una

61
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

superficie 33,2 millones de hectáreas de bosques espontáneos. Con este dato puede
afirmarse que la pérdida de cobertura boscosa en Argentina ha constituido un proceso
alarmante a lo largo del pasado siglo. De una superficie estimada en 106 millones de
hectáreas en las primeras décadas del 1900, se ha descendido a los niveles actuales de
cobertura. Hasta el presente, se han perdido el 66% del patrimonio forestal nativo
presente en 1914.
Las sociedades humanas han degradado, convertido y fragmentado los ecosistemas
boscosos de múltiples formas, mediante la explotación inadecuada del bosque, el uso
del fuego, o alteraciones ambientales más generales; la proliferación de pestes, agentes
patógenos y especies exóticas; y la domesticación de especies vegetales y animales. De
todos los medios utilizados el principal agente de pérdida de los ecosistemas boscosos y
su fragmentación es la conversión de bosques a sistemas agrícolas. Situación que se
agrava por una ausencia de políticas de uso del suelo.
Posiblemente desde que el modelo de desarrollo planteado para el país a fines del siglo
XIX, se basó en la producción agropecuaria, muchos otros ecosistemas quedaron fuera
de las prioridades políticas y económicas, entre ellos los sistemas forestales. Más aún,
durante mucho tiempo se consideró a los bosques un obstáculo para el desarrollo del
país y se incentivó su desmonte. Ejemplo de este criterio es la Ley 22.211 (Régimen
promocional destinado a incrementar la producción agropecuaria en tierras rurales de
baja productividad, hoy derogada) que expresamente consideraba a los bosques áreas
improductivas.
Ante esta situación el proyecto de ley tiene como propósito ayudar a cambiar una
cultura, la forma de relacionarse con el bosque por parte de pobladores y productores.
Se necesita, por lo tanto, una política activa desde el Estado que entienda que los
incentivos a los productores, lejos de ser un gasto de dinero que se pierde
improductivamente, constituyen una importante inversión que redundará en múltiples
beneficios, ecológicos, sociales y económicos, para el presente y el futuro.
El objetivo del proyecto de ley es garantizar el uso sustentable de los bosques nativos, a
partir de una gestión ambientalmente adecuada de los mismos. Asimismo, define qué se
entiende por Recursos Forestales Nativos, considerando la vigencia de la Ley Nacional
de Bosques 13.273 sancionada en el año 1948 y cuál será el ámbito de aplicación de la
ley. Se establece que las provincias que deseen participar deben dictar leyes
provinciales de adhesión a la nacional.
Asimismo, establece la forma y condiciones en que los propietarios de los recursos
forestales nativos deben utilizarlos, a través de la planificación de su uso en forma
sustentable.
Se avanza sobre quiénes podrán ser beneficiarios de los incentivos que se crean
(personas que dispongan de recursos forestales nativos), incluyéndose a las
comunidades indígenas, ya que la norma en todo momento pretende rescatar no sólo los
derechos muchas veces olvidados de estas comunidades, sino además sus prácticas y
técnicas ancestrales de manejo del bosque.
La autoridad de aplicación de la norma será el organismo responsable de la política
ambiental del gobierno nacional, en coordinación con las autoridades ambientales y
forestales de cada uno de los estados provinciales.
Los incentivos son una herramienta fundamental para generar un cambio en la cultura
de manejo de las masas forestales; el proyecto contempla un amplio abanico de

62
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

posibilidades, de tal manera que la gestión no dependa solamente de los subsidios


directos, sino que sea parte de un mecanismo más amplio.

Legislación: lo que hay y lo que falta


Se suele decir, y con justa causa, que lo que se conoce se valora y lo que se ignora se
destruye. El presente manual es el fruto conjunto de equipos técnicos y equipos
docentes con un objetivo: producir un instrumento de trabajo en las aulas a fin de
conocer mejor nuestro bosque.

Saber del bosque tal vez nos ayude a integrar elementos que por el momento están
separados.

Quien piensa que el problema del bosque se debe a la escasa o deficiente legislación
no está del todo acertado. Aunque por supuesto las normas siempre deben ser
mejoradas según lo vaya marcando la realidad de los hechos y la voluntad de las
personas....

Existe en la Argentina una profusa legislación con una gran historia. En 1943 se crea
la Dirección Forestal: primera manifestación de la importancia institucional del recurso
forestal. En 1948 se sanciona la ley de Defensa de La Riqueza Forestal que en sus 87
artículos previene, regula, crea fondos para el fomento, establece penalidades.

Leyes y normativas posteriores abordan las temáticas del monte implantado, el monte
nativo, la inversión en bosques cultivados, la promoción para el desarrollo sustentable,
el ambiente. Existe legislación en referencia a las reservas naturales, la protección de
la fauna silvestre, los agroquímicos.

En síntesis, vemos que hay muchísimas leyes que dan el marco a la cuestión del
bosque nativo. Es más, se sigue trabajando en la actualización y en la reformulación
para ponerlas en mejores condiciones. Sin embargo, sobre dos puntos fundamentales
aún no hay una determinación tomada y operacionalizada: cómo se cumplen las leyes
y quién las hace cumplir.

La legislación no es simplemente un conjunto de enunciados de uno de los poderes de


la Nación. Las leyes son construcciones colectivas, expresiones de la ciudadanía.
Desde la elaboración a la aplicación, demandan la participación social. La escuela
puede, debe aportar elementos para facilitar el conocimiento de la problemática y los
procedimientos, y para fomentar las actitudes necesarias para que esto sea una tarea
de todos.

Omar Pranzoni
Ingeniero Forestal

63
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Balance

Dos momentos en el proceso de enseñanza-aprendizaje en este apartado:


Al finalizar usted habrá trabajado: Para seguir pensando
(más acá o más allá):
• El concepto de ambiente • ¿Puede dar ejemplos de seres
vivos (animales o vegetales)
estrechamente dependientes el
uno del otro?
• La relación entre concepto de • ¿En el corto plazo el crecimiento
desarrollo y las consecuencias no planificado es más fácil o más
ecológicas. difícil? Conclusiones.
• Los problemas ambientales en la • Entonces, a mayor desarrollo
sociedad actual. ¿mejor o peor calidad de vida?
• El concepto de educación • Mirada macro: ¿Cuál es la idea de
ambiental. educación ambiental que manejan
los medios?
• Mirada micro: ¿Puede mencionar
dos ejemplos en los cuales
productores y consumidores no
funcionen como antagonistas sino
como aliados? Relacione con
educación ambiental.
• La evolución del concepto de • ¿Cuáles son las formas visibles de
desarrollo sustentable y su la contaminación? ¿Y las
relación con la problemática del invisibles? De ese conjunto
bosque nativo. general de formas visibles e
invisibles de la contaminación
¿Cuáles afectan al bosque?
• El contraste entre crecimiento y • Si la evolución de una ciudad no
desarrollo. se calcula por el caudal de
consumo eléctrico, ¿Cómo se
puede medir?
• Los aspectos del desarrollo • ¿Cómo puede la educación
sustentable. promover el desarrollo en cada
una de las dimensiones?
• El concepto de biodiversidad y • ¿Cómo sería el mundo si se lo
su relación con el equilibrio de la dividiese en regiones y en cada
naturaleza. región sólo se pudiese poner una
especie animal o vegetal?
Moraleja: puede haber un bosque
de una sola especie. Explique el
porqué.
• La evolución del concepto de • ¿Puede dar ejemplos de
conservación. conservación, preservación,
aprovechamiento en arquitectura
urbana o en arte?

64
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

• Un panorama de recursos no • ¿Podemos elaborar una nómina de


renovables. recursos renovables que
consumimos, en lo personal, en
un día completo?
• El proceso del cambio climático • ¿Cuáles han sido los fenómenos
y el efecto invernadero. de cambios climáticos en la
Consecuencias y paliativos. historia de la vida sobre la Tierra?
¿Consecuencias?
• Los procesos de deforestación y • ¿Cómo habrá sido Santiago del
consecuencias. Estero o la Patagonia cien años
atrás? ¿Cómo habrá sido....?
• El concepto de bosque nativo. • ¿Cómo se puede promover el
Aspectos. Regiones forestales. consumo estético del bosque
nativo?
• El agua como recurso natural y • ¿Qué instituciones u
estratégico. Contaminación y organizaciones se han dedicado a
situación crítica. elaborar un ranking negativo de
actividades contaminantes del
agua?
• Un panorama de la legislación • ¿Qué actores sociales participan
ambiental argentina. en la confección de una ley?
• ¿Qué actores sociales intervienen
en el cumplimiento de una ley?

65
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

V. BOSQUES NATIVOS

1. El bosque como ecosistema

Un ecosistema está conformado por comunidades de plantas, animales, otros


organismos y su ambiente, que funcionan juntos como una unidad interdependiente.
Los bosques son comunidades ecológicas donde predominan los árboles, así como una
diversidad de otras plantas, animales, hongos, microorganismos, etc, y sus relaciones
entre sí y con el ambiente que lo rodea. En un bosque todos estos elementos están en
distintos estadios de su ciclo vital. Para que se mantenga la estructura y dinámica de un
bosque, es necesario que existan individuos de distintas edades.
Cuando un árbol muere, ha cumplido sólo una parte de sus funciones como integrante
del ecosistema, ya que luego continúa desarrollando innumerables funciones influyendo
así en el desarrollo de otras especies. Apertura de claros de luz; cobijo de fauna;
protección de especies: artrópodos, mamíferos, aves, caracoles, babosas; nutriente para
otras plantas; sustento al suelo para evitar erosión y deslave de tierra; hábitat de
escarabajos y larvas, son algunas de las tareas de un árbol desde el momento de su
muerte. En un bosque la muerte está ligada a la vida.
Los bosques han existido hace miles de años y no necesitan de la intervención humana
para madurar, ni para mantener sus ciclos ni para perpetuar sus especies.
Los bosques albergan el 70% de los animales y plantas del mundo y proveen
componentes esenciales como madera, medicamentos, alimentos, agua, trabajo, y
reducen la concentración de gases de efecto invernadero en la atmósfera al absorber el
dióxido de carbono. Los roles de los bosques van mucho más allá de la mera producción
de madera:

 Protección de los recursos hídricos. A través de la interceptación de las lluvias,


de la infiltración del agua en el suelo, de la absorción por las raíces, de la
evapotranspiración, y del control de escurrimiento superficial, el bosque regula
la cantidad y calidad del agua de las cuencas hidrográficas y mantiene la
humedad en su interior generando microclimas.

 Protección del suelo. La densa red de raíces mantiene fijo el suelo protegiéndolo
contra la erosión del viento y el agua, el movimiento de tierras (deslizamientos
en masa y caída de rocas) y, en climas fríos, el riesgo de avalanchas. El bosque,
al mejorar la capacidad de infiltración del suelo, produce un efecto de
amortiguación que protege contra las inundaciones y la erosión de las riberas de
los ríos.

 Mantenimiento del clima local y reducción del impacto de emisiones de gases. A


través del control de la velocidad del viento y de los flujos de aire, los bosques
influyen sobre la circulación local del aire. Pueden filtrar las masas de aire y
retener sólidos suspendidos y contaminantes. A través de la regulación del
balance entre oxígeno y dióxido de carbono ejerce una acción positiva sobre la
calidad del aire y, a escala global, reducen la concentración de gases de efecto
invernadero en la atmósfera.

66
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

 Conservación de la biodiversidad. El bosque ofrece hábitat a la flora y la fauna


asegurando su propia conservación mediante el funcionamiento de los procesos
ecológicos. Debido a su tamaño y su diversidad estructural, se encuentran más
especies animales en el bosque que en cualquier otro ecosistema.

 Funciones sociales y turísticas de los bosques. Además de estas funciones físicas


y biológicas directamente protectoras, los bosques en general han ido
adquiriendo funciones recreativas durante las últimas cinco décadas. Han
promovido el turismo y los lugares de reposo y curación, beneficiándose del
entorno forestal; en las áreas boscosas de los países desarrollados o en
desarrollo, las residencias secundarias atraen nuevamente al hombre hacia los
bosques.

2. Bosques nativos y bosques implantados

Se llama bosques nativos a aquellos bosques constituidos por árboles indígenas


(autóctonos), que han evolucionado y se han renovado naturalmente a partir de
organismos que ya estaban en una determinada región.
Los bosques implantados o cultivados, en cambio, son aquellos que instaló el hombre
mediante siembra o plantación de especies arbóreas nativas y/o exóticas (especies que
no pertenecen al lugar) adaptadas ecológicamente al sitio, con fines principalmente
comerciales o industriales. Así, un bosque nativo es un ecosistema que está conformado
por una amplia variedad de especies mientras que las plantaciones son generalmente
monoespecíficas.
En ellos, los árboles se plantan en hileras paralelas y guardando distancias fijas entre sí;
a esto se le llama plantación en macizo. También se plantan en forma de hileras
individuales, a lo que se le llama cortina cortaviento. Suelen instalarse en áreas que
carecían de bosque, pero a veces se llevan a cabo en bosques nativos talados,
propiciando el reemplazo de la especie nativa.
En la Argentina, los bosques nativos cubren 33.190.442 ha. Según el Inventario
Nacional de Bosques Nativos (diciembre, 2002). La deforestación provoca que de cada
cien árboles que se cortan sólo se repongan quince. Si contrastamos la cifra precedente
con las que exhibe en el cuadro a continuación, podemos apreciar el decrecimiento de la
superficie de los bosques nativos en la Argentina.

67
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Reducción del Bosque Nativo en la Argentina


120

100
Millones de Hectáreas

80

60

40

20

0
1914 1956 1989 2002

Millones de hectáreas: 106,2 59,2 36 33,2

Fuente: UMSEF-Dirección de Bosques- SAyDS

Por la extensión y variedad de climas y suelos, nuestro país posee amplias áreas de
bosques nativos e implantados, como selvas subtropicales, montes xerófilos y bosques
templados fríos. Sin embargo, se necesita importar maderas y derivados porque éstas no
alcanzan a cubrir la demanda interna, por ejemplo, de celulosa y de papel.
A principios de siglo los bosques naturales cubrían un tercio del territorio argentino.
Eran más de cien millones de hectáreas (la suma de las superficies de Francia y España)
bajo la sombra protectora de los árboles, compuestas por distintos ecosistemas, desde la
exuberancia tropical de las yungas a la seca austeridad del cardonal.
Hoy sólo queda la tercera parte, cerca de treinta y tres millones de hectáreas: durante los
últimos dos siglos muchos de aquellos árboles cayeron bajo el hacha y la motosierra,
barridos por los incendios y la necesidad de tierras para actividades agropecuarias. A
este ritmo de destrucción, nos quedaríamos prácticamente sin bosques dentro de un
siglo. De allí la necesidad de proteger los que permanecen en pie.

Bosques nativos y bosques implantados, ambos son necesarios, siempre y cuando la


forestación con especies implantadas no implique una previa deforestación de especies
nativas. Tal como hemos visto, las forestaciones deben hacerse en áreas que carecían de
bosques, y no eliminar especies nativas en pos de implantar otras que sean más
rentables en lo inmediato. Como hemos visto también, las consecuencias en el mediano
y largo plazo son irreversibles, y afectan todos los factores ambientales, tales como el
clima, la conservación de la biodiversidad, el agua, etc.

68
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

3. Beneficios del bosque nativo

Los productos forestales madereros del bosque nativo son la madera, la leña y el
carbón. El bosque también brinda productos forestales no madereros de origen
biológico –distintos de la madera- como hongos, helechos, semillas, resinas, frutos,
aceites esenciales, miel, y tinturas, entre los más reconocidos y una variedad de
servicios fundamentales para la vida humana y el equilibrio de las condiciones de
habitabilidad en el planeta, cuyo valor a veces parecemos olvidar y que se han citado
anteriormente.

Productos Forestales No Madereros

La tendencia creciente del mercado de los productos llamados 'naturales' que


se está produciendo y se ha puesto en evidencia en los últimos años, muestra
la necesidad de desarrollar las estructuras productivas y comerciales de estos
nuevos productos, haciendo hincapié en la importancia del uso sustentable de
los mismos, los beneficios que pueden reportar a las comunidades indígenas y
locales en pro de la conservación de nuestras masas forestales nativas.

El aprovechamiento económico de los productos no madereros que ofrece el


bosque, en el marco de un uso planificado sería una alternativa viable y
atractiva para pequeños productores que en la actualidad se dedican a
actividades destructivas del bosque y muchas veces de alto riego para la salud
de las propias familias, todo con un rinde económico escaso.

Productos alimenticios:

Plantas silvestres, cultivadas y "semidomesticadas" hierbas aprovechables, etc.


y sus raíces, tubérculos, bulbos, tallos, hojas, brotes, flores, frutos, semillas,
etc. comestibles para obtener cereales, hortalizas, hongos, grasas y aceites
comestibles, especias y aromatizantes, sucedáneos de la sal, edulcolorantes,
sucedáneos del cuajo, productos para ablandar la carne, bebidas, tonificantes e
infusiones, productos para apagar la sed, etc.

Forraje

Alimentos para el ganado y los animales silvestres, inclusive aves, peces e


insectos.

Productos farmacéuticos

Drogas, anestésicos, bálsamos, ungüentos, lociones, purgantes, etc. tanto para


uso humano como veterinario.

Toxinas

69
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Para cazar, arbustos venenosos, alucinógenos, plaguicidas, fungicidas, etc.


Obsérvese que algunas de ellas pueden tener un potencial farmacéutico,
especialmente como anestésicos.

Productos aromáticos

Aceites esenciales para las industrias de cosméticos y de perfumería (mercado


internacional muy especializado y vulnerable), ungüentos, incienso, etc.

Productos Bioquímicos

Grasas y aceites no comestibles, suministros navales, ceras, gomas y látex,


tintes, tanino; productos bioquímicos para las industrias del plástico y de
revestimientos, de pinturas y de barnices, etc.

Fibras

Telas, esterillas, cordelera, cestera, escobas, relleno para almohadas, corcho,


etc.

Productos ornamentales

Plantas con atractivo estético para plantaciones de jardinería y recreo, flores


cortadas y secas, etc.

Productos animales silvestres (*)

Mamíferos: Carne, cueros y pieles, lana, pelo, cuernos, huesos, glándulas,


para productos farmacéuticos, etc.
Aves: Carne, huevos, plumas, nidos comestibles, guano, etc.
Peces: Alimentos, aceite de pescado, proteínas para piensos, etc.
Reptiles: Alimentos, pieles, conchas, toxinas, productos farmacéuticos.
Invertebrados comestibles y secreciones de plantas: miel, cera, propóleos,
seda, laca, etc.

(*) Algunos productos silvestres están protegidos por la Convención sobre el comercio
internacional de especies amenazadas de fauna y flora silvestres (CITES).

Fuente: http://www.ambiente.gov.ar/

70
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

71
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

“El Tesoro del bosque”

Fuente: Dirección de Bosques SAyDS

4. Las causas del deterioro de los bosques nativos en la Argentina

La vida humana estuvo históricamente ligada al bosque, ya que brindó alimentos,


medicinas, posibilidad de construir viviendas y combustible, entre otros elementos. Con
el crecimiento poblacional y la consecuente necesidad de mayor cantidad de alimentos y
de maderas para la construcción, así como el incremento de la actividad industrial,
grandes extensiones de bosques de todo el mundo fueron destruidas. El índice de
deforestación mundial llegó hasta 15 millones de hectáreas por año, solamente para los
bosques tropicales, durante la década del 80´ (FAO – Montes); la Argentina no ha sido
la excepción a este fenómeno y su patrimonio forestal se ha visto disminuido en más del
60%.

Se identifican las siguientes causas del deterioro de los Bosques Nativos en la


Argentina:

 Falta de conocimiento. En general, tanto a nivel social, como político, y en


particular a nivel económico, el recurso forestal no es conocido como para ser
valorado correctamente en toda su amplitud, con lo cual no se comprende y,
consecuentemente, no se toma conciencia de las ventajas de su aprovechamiento
sustentable.

 Falta de previsión a largo plazo. Dado que comúnmente prevalecen los


horizontes políticos, económicos y sociales de corto plazo, lo cual contrasta con
las consecuencias de la deforestación, que se tornan más serias en el horizonte

72
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

de largo plazo, raramente se considera este proceso y sus consecuencias, a la


hora de tomar decisiones.

 Falta de control estatal. Pese a que en nuestro país la propiedad de los bosques
nativos es predominantemente privada, esto no impide los procesos de
degradación y deforestación. Ello se debe, en gran medida, a que el uso
sustentable de los bosques implica un planeamiento de largo plazo, a los altos
costos de oportunidad privados de ciertos suelos forestales y al capital
inmovilizado que constituye el bosque. La decisión privada de deforestar un área
se ve alentada por diversos factores que van desde las políticas impositivas (que
no alientan la preservación y/o ponen al límite el rinde económico de las
producciones agrícolas) a los valores coyunturales del mercado que promueven
altos beneficios en plazos cada vez más cortos.

 Pobreza. La pobreza, en especial en el ámbito rural, determina constantes


migraciones, presionando sobre el recurso forestal para incorporar tierras al
cultivo de subsistencia y la provisión de leña.

 Falta de coordinación de políticas. Numerosos aspectos institucionales


también promueven la deforestación. Los bosques nativos son controlados por
una o más autoridades públicas forestales, a las que se suman otras autoridades
públicas de diversos sectores (agrícolas, de colonización, seguridad, defensa,
energía, etc.). Además son administradas por autoridades federales, provinciales,
municipales, locales, etc. Esto hace que una efectiva y coordinada planificación,
ejecución y control se hagan sumamente complicados.

Pero sin duda, el factor primario que dio origen a la progresiva degradación de los
bosques en nuestro país es la excluyente valoración del recurso suelo como factor de
producción agro exportadora. La expansión de la frontera agropecuaria ha propiciado la
destrucción de gran cantidad de hectáreas de bosques nativos milenarios.

Algunos estudios realizados en los países en desarrollo, indican que el único factor que
actúa como freno relativo a una mayor deforestación, es la inaccesibilidad, lo cual
preocupa seriamente ya que se trata solamente de un freno temporal, que el progreso
técnico viene neutralizando día a día.

Para revertir esta situación y empezar a valorar los bosques nativos se hace necesario el
conocimiento, estudio y difusión de las distintas regiones forestales con sus riquezas y
potencialidades. Esto permitirá el crecimiento y desarrollo de las economías locales y
regionales y evitará simultáneamente la degradación del ambiente.

73
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

5. Deforestación

Se entiende por deforestación al proceso de desaparición o disminución de las


superficies cubiertas por bosques.

5.1. Los orígenes de la deforestación

La deforestación ha sido una práctica desarrollada durante siglos, especialmente en las


zonas templadas con objeto de aprovechar la fertilidad del suelo, esto es, ampliar las
fronteras agropecuarias. Así, el convertir bosques, muchos de ellos de maderas nobles,
en productivas tierras de labradío o para la instalación de infraestructuras, eran
actividades habituales generadoras de capitales que contribuían al desarrollo de muchos
países, aunque no existía entonces el actual conocimiento sobre el funcionamiento de
los ecosistemas particulares, y su influencia en el ambiente total del planeta.
Las nuevas ciudades industriales, que demandaban combustibles, materiales de
construcción, y mayor cantidad de alimentos, fueron causa de desaparición de muchos
bosques en Europa, auque ya en el siglo XIV se habían deforestado grandes áreas
boscosas en Inglaterra. En los siglos XVIII y XIX se aceleró la deforestación,
especialmente en Norteamérica y Europa Continental, debido al incremento y
concentración de las poblaciones nacidas de la revolución industrial.
En las últimas décadas del siglo XX, con el apoyo de maquinaria pesada se
manifestaron rápidos aumentos en la deforestación tropical en busca de tierras fértiles,
consecuencia de la aplicación de políticas equivocadas que llevaron a cabo los
colonizadores. Éstos estimaron que los exuberantes bosques tropicales debían estar
sostenidos por suelos ricos y fértiles, sin embargo, no contaban con que las lluvias
torrenciales de esas zonas impedirían fijar los nutrientes del suelo, perdiéndose éstos por
efecto de la lixiviación. El resultado de aquellas políticas fue una devastadora
deforestación, que dejó exhaustas inmensas áreas de muchos países tropicales.

5.2. Las causas de la deforestación

 Explotaciones madereras

La obtención de leña es causa de deforestación en muchas zonas áridas y secas del


planeta, especialmente en África, Himalaya y los Andes, donde esas actividades y las
condiciones climáticas no permiten una regeneración arbórea sostenida. Igualmente, es
común en las regiones de África seca, calcinar los bosques para mantener los pastos. La
deforestación para el desarrollo de pasturas y establecimiento de grandes ranchos, ha
sido también causa de pérdida de grandes bosques en Brasil y Centroamérica, que
alcanzó su apogeo en las últimas décadas del siglo XX.

Pero son las explotaciones madereras las que constituyen una de las causas más
importantes de deforestación, muy especialmente en África Central y Sureste asiático,
que dejan un suelo desnudo, pobre y a merced de la erosión, que lo degrada
paulatinamente.

 Agricultura no planificada

74
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Gran parte de la deforestación llevada a cabo en las regiones tropicales de África y Asia
en los últimos 20 años del siglo XX se debe a la agricultura itinerante. Esta actividad es
altamente destructiva cuando no es planificada, pues los agricultores talan y queman los
bosques para habilitar suelos fértiles. Muchos de estos suelos pierden su fertilidad
después de pocos años de cultivo, y quedan hábiles solamente para praderas o
matorrales; en estas condiciones son abandonados y se buscan nuevos bosques para
acondicionar, donde se repite el ciclo de tala y quema de la cubierta vegetal.

Algunas prácticas de deforestación con fines de agricultura estable en suelos no fértiles


pueden llegar a ser sustentable si se planifica adecuadamente. Por ejemplo, se ha
demostrado que determinadas plantaciones de palma de aceite y caucho, son rentables,
sustentables y beneficiosas para los suelos, al mantenerse una estructura forestal
característica. Pero en la mayoría de los casos, no se realizan este tipo de prácticas, sino
simplemente se amplía la frontera agropecuaria, para realizar cultivos económicamente
rentables, sin tener en cuenta la consecuente degradación y agotamiento de los suelos, y
los graves impactos de la desaparición de los bosques.

 Forestaciones

La tala de muchos bosques naturales para establecer plantaciones de árboles


consideradas erróneamente más rentables en el corto plazo, ha sido motivo de
deforestación muy significativa en grandes áreas de Sudamérica y Sureste asiático, hoy
en día sujeto a una mayor conciencia ambiental.

Normalmente, la plantación de árboles en bosques deforestados implica el desarrollo de


tan solo una especie y todos ellos de edades similares, lo que obviamente no repone el
ecosistema original, en donde suele existir una amplia variedad de fauna y flora a lo
largo de toda su fase evolutiva.

Las nuevas políticas nacionales en materia de extracción maderera de muchos países


con recursos forestales, procuran contribuir a que los bosques deforestados sean
replantados en un plazo determinado, y de esta forma mantener la diversidad original de
especies arbóreas. Los ecosistemas vegetales y animales afectados requieren de
acciones a largo plazo para menguar el deterioro producido.

 Asentamientos, minería e infraestructuras


La deforestación con fines de crear asentamientos humanos, explotaciones mineras o
petrolíferas, o para la construcción de presas o carreteras ha sido localmente muy
significativa, por ejemplo en Brasil y otras regiones de Asia. Las zonas superpobladas
son aliviadas de la presión demográfica desplazando una parte de los habitantes a
superficies ocupadas por los bosques, mediante programas de reasentamiento. En
muchos casos se favorece la creación de núcleos de población alrededor de industrias
establecidas en zonas previamente deforestadas, ejemplo de las explotaciones de
mineral o petrolíferas, lo que implica a su vez una mayor destrucción de las masas
forestales más próximas para albergar el crecimiento poblacional.
Es muy común que las actividades de construcción de infraestructuras, traigan consigo
consecuencias de deforestación de toda una región. Por ejemplo, la construcción de
pistas o carreteras facilita el movimiento y explotación de la madera, ésta a su vez

75
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

permite que los bosques talados y desnudos terminen finalmente siendo objeto de
explotación agrícola y de recolección de leña.

5.3. La importancia de los bosques y las consecuencias de la deforestación

La deforestación, así como la degradación del bosque, reducen notablemente la


capacidad de los suelos para retener los nutrientes, además de producir su erosión y
fomentar tanto las inundaciones como las sequías, por la desestabilización de las capas
freáticas del subsuelo. Es decir que el bosque actúa como una esponja que absorbe
grandes cantidades de agua en los períodos de lluvia, y luego las va liberando
progresivamente, evitando también las sequías.
Así, los árboles almacenan agua y luego la liberan hacia la atmósfera. Este ciclo del
agua es parte importante del ecosistema debido a que las plantas y animales dependen
del agua que los árboles ayudan a almacenar. Cuando se cortan los árboles, nada puede
retener el agua, lo que conduce a un clima más seco. La pérdida de árboles también
causa erosión debido a que no hay raíces que retengan el suelo, y las partículas de suelo
entonces son arrastradas hacia los lagos y ríos. El resultado es la pérdida o reducción de
la biodiversidad.
A lo largo de la historia y al amparo de los bosques evolucionaron muchos pueblos, sus
culturas y conocimientos. El arraigo que muchos de esos pueblos tenían en los bosques
deforestados culminó con su propia desaparición. Todavía muchos millones de personas
en el mundo dependen en gran medida de los bosques para recogerse, obtener alimentos
y fuentes de energía, en definitiva, para subsistir. De continuar este proceso, corren
serios riesgos de extinción, no sólo enormes cantidades de especies animales y
vegetales, sino también pobladores autóctonos, que aún habitan estos ecosistemas.
Pero no sólo a la subsistencia y bienestar inmediato del hombre sirven los bosques, sino
también al mantenimiento del carbono. Si no existieran las masas forestales, además de
contribuir a desequilibrios climáticos, podría elevar el dióxido de carbono en la
atmósfera, lo que traería consigo temibles efectos ambientales, estimándose como el
más grave el calentamiento global del planeta, que a su vez generaría otros muchos
efectos secundarios, como la pérdida de especies.
Más allá del reconocimiento de la deforestación como proceso indicativo del deterioro
de los bosques, desde hace algunos años se ha venido reconociendo el hecho de que
incluso la división en "parches" de las áreas forestales son también, no sólo un indicador
general del estado del ecosistema, sino también una forma de conocer los límites de
deterioro a los que puede someterse un área arbolada para que mantenga relaciones con
las zonas aún compactas.
Si se produce una fragmentación adicional también se disminuye el tamaño medio de
los parches del hábitat y los aísla.
Otro efecto de la fragmentación es el aumento del efecto borde. Al disminuir los
parches del hábitat, aumenta la vulnerabilidad de las especies a las condiciones
ambientales adversas, que son frecuentes en los bordes de los parches de los hábitats,
pero no en su interior.
La fragmentación se puede definir entonces como la transformación de un bosque
continuo en muchas unidades más pequeñas y aisladas entre sí, cuya extensión agregada
de superficie resulta ser mucho menor que la del bosque original.

76
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

En síntesis, el bosque como ecosistema constituye una unidad equilibrada, funcional a


todas las especies que habitan en él, incluso al hombre. Su destrucción, implica daños
irreversibles que se harán visibles en el mediano y largo plazo, y consecuencias que
afectan al ambiente en general, y no sólo al bosque como ecosistema.

5.4. Un problema global de difícil solución

La contención de la deforestación mundial sólo es posible mediante la creación y


aplicación de leyes y políticas, de explotación y gestión forestal sustentable, donde los
objetivos ambientales, sociales y económicos se mantengan en equilibrio. Es sabido que
las prácticas de deforestación generan beneficios inmediatos, pero también costos a un
plazo más largo. Por ello, es necesario estimar adecuadamente si los beneficios actuales
serán capaces de compensar los costos futuros. Una directiva de Naciones Unidas
recomienda que los países preserven como mínimo un 12% de aquellas masas forestales
o ecosistemas más representativos. La Permanent Forest Estate, o Propiedad Forestal
Permanente, es una política de planificación adoptada por algunos países para
determinar cuál es su patrimonio forestal, y de esta forma determinar qué parte de esas
extensiones son susceptibles de proteger, y cuáles otras pueden ser destinadas a las
actividades productivas actuales y futuras.
Las leyes y reglamentos creados para hacer frente a los problemas forestales, son a
menudo esquivados por los grupos de poder y las empresas, que terminan buscando los
productos que demandan los países industrializados en otros países en desarrollo con
riquezas forestales. Estos países se ven en muchas ocasiones en la necesidad de
hipotecar sus bosques, para obtener ayudas económicas o reducir sus deudas externas.
Se ha convenido que el problema de la deforestación no puede ser atacado en un solo
frente y precisa varias vías de actuación. Es además extremadamente necesario que los
países cooperen entre sí con una serie de políticas que impidan que se trasciendan las
fronteras sin disponer de un instrumento eficaz y de coordinación, en un tema que se
considera como de interés general para los habitantes del planeta.

77
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

6. Las regiones forestales en la Argentina

78
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

6.1. Región Forestal Parque Chaqueño

6.1.1. Características Básicas

La región forestal Parque Chaqueño abarca aproximadamente 67.495.995 hectáreas


(UMSEF Cartografía y Superficie de Bosques Nativos de Argentina, SAyDS, 2002),
siendo la más grande del país. La parte argentina representa el 58 % de la superficie del
Gran Chaco Americano, el cual ocupa 110 millones de hectáreas, comprendiendo
también extensos territorios de Bolivia y Paraguay. Se reconocen cuatro subregiones: el
Chaco Húmedo, el Chaco Semiárido, el Chaco Árido y el Chaco Serrano.

79
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Ubicación

La región chaqueña involucra a doce provincias, abarcando la totalidad de Formosa,


Chaco y Santiago del Estero, norte de Santa Fe, San Luis y Córdoba, este de Salta,
Tucumán, Catamarca, La Rioja y San Juan, y noroeste de Corrientes.

Clima
En el Parque Chaqueño se encuentra el polo de calor de Sudamérica, con temperaturas
estivales muy altas, con máximas absolutas que superan los 48°C, factor que junto a las
lluvias concentradas en esta época aceleran los procesos biológicos.
La región presenta marcada amplitud térmica: la temperatura varía en sentido norte-sur
con temperaturas medias anuales entre 26°C y 18°C, la precipitación presenta un
marcado gradiente que aumenta del oeste hacia el este entre 500 y 1300 milímetros,
con valores mínimos cercanos a los 300 milímetros en los bolsones áridos. La
evapotranspiración potencial es alta, entre 900 milímetros en el sur y 1500 milímetros
en el norte.
Las lluvias, que en algunos sitios son torrenciales, provocan en algunos lugares con nula
o baja cobertura boscosa, pérdida en la fertilidad y estructura del suelo (erosión hídrica),
causando inundaciones y salinización, entre otros. Por otra parte, producto de los fuertes
vientos predominantes del norte se produce también la erosión eólica.
Además, las bruscas y grandes variaciones de temperatura producen severos daños a
aquellos cultivos y forrajes desprotegidos de cubierta arbórea.

Paisaje
La región presenta gran diversidad de ambientes: extensas llanuras, sierras, grandes ríos
que la atraviesan, sabanas secas o inundables, esteros, bañados, salitrales, y una gran
extensión y diversidad de bosques y arbustales.
Es una gran planicie con pendiente hacia el sudeste, que forma parte de la gran llanura
Chaco-Pampeana. Los pocos ríos que atraviesan la región son en su mayoría de tipo
alóctono, es decir que no tienen su origen en ella sino en la Cordillera y siguen la
imperceptible pendiente mencionada.
Cobran importancia en la zona más árida de la región los “paleocauces”o antiguos
cauces que actúan como reservorios de agua: son zonas en las que no se permite hacer
desmontes debido a la importancia que adquieren frente a las inundaciones.

Agua
La región presenta una franja oriental con exceso de agua originado por lluvias locales
que alimentan a los arroyos tributarios de los ríos Paraná y Paraguay. Además, presenta
una zona occidental alimentada por lluvias orográficas. Por último existe una zona
central donde hay déficit de agua, la que se pierde por evaporación e infiltración.
En este ambiente, los ríos más importantes son el Paraná, el Paraguay, el Bermejo, el
Pilcomayo y el Salado, utilizados para la navegación; y el Tapenagá, Juramento, Salí y
Dulce de menor magnitud. La hidrografía se completa con riachos y arroyos.

80
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Una constante de los ríos chaqueños es la de tener grandes variaciones de nivel: en las
crecientes inundan la zona circundante y crean cuerpos de agua, mientras que en las
sequías desaparecen por infiltración, escurrimiento y evaporación.

Suelo

El Parque Chaqueño presenta gran variedad de suelos fruto del material de origen y los
distintos factores que incidieron en su formación. En la zona oriental los suelos son de
origen aluvial con bajo nivel de salinidad, hacia el centro-oeste los suelos son más
permeables, abundantes en materia orgánica y nutrientes, sin salinidad. En la zona
occidental, hay suelos aluvionales ligeramente salinos, fácilmente erosionables, con
textura fina.
La ausencia de una cobertura forestal continua, expone los suelos a la energía calórica,
lo que disminuye la disponibilidad hídrica para las plantas por la evaporación y produce
la pérdida de estructura del suelo por la volatilización de nitrógeno y del carbono.
Literalmente, “se quema” la materia orgánica.
En la región también se observan una continua degradación en las áreas con actividad
agrícola de tipo intensivo y ganadera de tipo extensivo, aumento de salinización y
desaparición de ambientes naturales por cambios en el uso del suelo.

Vegetación

El Parque Chaqueño se extiende en una amplia planicie conformada por masas boscosas
heterogéneas y caducifolias que alternan con abras, pampas y raleras; la temperatura y
las precipitaciones condicionan la vegetación que se va empobreciendo desde el este
hacia el oeste.
El tipo de vegetación dominante es el bosque xerófilo caducifolio, con la distintiva
presencia de los quebrachos colorados (Sinopsis sp.) y blancos. Estos juegan un rol
fundamental ya que puede llegar hasta los 25 metros de altura formando una especie de
techo en el bosque, debajo del cual crecen otros árboles de madera dura, un estrato
arbustivo y otro herbáceo con abundantes bromeliáceas, siendo poco abundantes las
lianas y las epífitas. Las comunidades edáficas son muchas y muy variadas. Son
frecuentes los palmares de Trithrinax campestris y de caranday (Copernicia alba), los
sauces (Salix humboldtiana) en los arenales de los ríos, la vegetación de suelos salobres,
cardonales, pajonales de espartina, espartillares, juncales, etc.
La gran variedad de ambientes se traduce en una alta diversidad de especies vegetales
que hacen del Chaco una de las regiones clave en términos de biodiversidad.

81
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Algunas Especies arbóreas

Quebracho
colorado Schinopsis balansae Algarrobo negro Prosopis nigra
chaqueño

Quebracho
Schinopsis quebracho
colorado Algarrobo blanco Prosopis alba
colorado
santiagueño
Quebracho Aspidosperma Chañar Geoffroea decorticans
Blanco quebracho blanco

Zapallo caspi Pisonia zapallo


Itín Prosopis kuntzei Prosopis ruscifolia
Vinal

Urunday Astroniun balansae Tusca Acacia aroma

Espina corona Gleditsia amorphoides Guayacán Caesalpinia


paraguarienses
Espinillo Acacia caven Lapacho Tabebuia impetiginosa

Sauce Criollo Salix humboldtiana Lapacho negro Tabebuia ipe

Atamisqui Capparis Tala Celtis tala


Atamisquea
Mistol Zizyphus Molle de beber Lithraea
Mistol Ternifolia
Ñandubay Prosopis affinis Brea Cercidium praecox
subsp glaucum
Horco- queracho Schinopsis marginata Yuchán o Palo Chorisia speciosa
Borracho
Palo Santo Bulnesia sarmientoi

Fauna

La fauna, originalmente muy abundante y variada, fue el recurso natural por excelencia
que constituía el sustento de los pueblos originarios de la región. Esta sería la raíz del
vocablo “chaco” o “chacu” que indica “lugar de cacería”. Esta región constituye el
hábitat de importantes poblaciones faunísticas, algunas de ellas consideradas en peligro
de extinción. Entre estas se encuentran el tigre o jaguar (Panthera onca), el tatú carreta
(Priodontes maximus), el chancho quimilero (Catogonus wagneri), el oso hormiguero
(Myrmecophaga trydactila), el Gato Montés (Felis geoffroyi) y la lampalagua (Boa
constrictor occidentalis).
Las aves han sido muy poco estudiadas. Se conocen alrededor de 200 especies, entre las
que se destacan: loro hablador (Amazona aestiva), pájaro carpintero (Dryocopus
schulzi), águila (Harpyhalietuscornatus), milano chico (Gampsonyx sawinsoni) y
charata (Ortalis canicolis), ñandú o suri (Rhea americana), que se localiza en la zona de
pastizales y es muy buscado por sus plumas, huevos y carne). De las aves rapaces se
destacan el águila coronada (Harpyhaliaetus coronatus) y el halcón blanco (Elanus
leucurus); de las carroñeras el chimango (Milvago chimango) y el carancho (Polyborus

82
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

plancus); y de las de laguna, la espátula (Ajaija ajaja), la garza blanca (Egretta alba),
mora (Ardea cocoi) y la cigüeña tuyuyú (Mycteria americana).
Entre los reptiles se encuentran especies que se comercializan indiscriminadamente,
como la iguana (Tupinambis rufescens) por su cuero y la tortuga de tierra (Chalonoidis
chilensis), la que es muy perseguida para ser vendida como mascota. Los reptiles más
llamativos son el yacaré negro (Caiman crocodylus yacare), la tortuga acuática
(Phrynops hillarii), la culebra ñacaniná (Cyclagras gigas), la boa acuática curiyú
(Eunectes notaeus) y el caimán overo (Caiman latirostris) Algunos de los anfibios son
el sapo cururú (Bufo paracnemis), la rana coralina (Leptodactylus laticeps) y el hílido
(Phyllomedusa savagii).
Entre los mamíferos, el carpincho (Hydrochaeris hydrochaeris), el guazuncho
(Mazama gouazoubira), la corzuela o guasuncha (Mazama americana), el pecarí labiado
(Tayassu sp.), el oso hormiguero (Myrmecophaga tridáctila), el pecarí de collar(Tayassu
tajacu), el puma (Felis conco-lor), la vizcacha (Lagostomus maximus), el yaguareté (Leo
onca palustris), el zorro gris de las pampas (Dusycyon gimnocercus), el aguará guazú
(Chrisocyon brachiurus), el gato montés (Felis geoffroyi), el ciervo de los pantanos
(Blastocerus dichotomus), el venado de las pampas (Ozotoceros
bezoarticusleucogaster), el pichiciego mayor (Burmeisteria retusa), el quirquincho bola
(Tolypeutes matacus), el tatú peludo (Euphractus sexinctus) y la nutria o coipo
(Myocastor coipus).
Son muchos los insectos tales como las hormigas podadoras (Atta sp; Acromyrmex
sp), hormigas granívoras (Pogomyrmex sp.) y las avispas que comen hormigas
(Polybia ruficeps). En los esteros y las lagunas abundan los peces con caraterísticas
muy variadas como el caraciforme (Aphyrocarax rubripinnis), los cíclidos (Cichlasoma
fascetum y Aequidens portalegrensis), el pulmonado (Lepidosiren paradoxa). Otros
que resisten la desecación son la tararira (Hoplias malabaricus) y la anguila
(Symbranchus marmoratu).

Los Bosques

Historia

El crecimiento demográfico de mediados del siglo XIX, concentrado en la región


pampeana, produjo un aumento en la demanda de maderas para la construcción y
combustibles, lo que elevó la actividad extractiva en los territorios forestales de la zona
tropical y subtropical. Al uso doméstico de la madera del bosque chaqueño se sumó la
demanda de las incipientes industrias, favorecida por la expansión de las vías férreas,
que además obligó al consumo de durmientes de quebracho colorado y de carbón de
otras maderas duras.
Asimismo, debe mencionarse, que una de las primeras industrias relacionadas con la
explotación del bosque ha sido la taninera.
La expansión de la frontera agropecuaria se hizo a expensas del bosque. Para 1914, la
sustitución ya se había producido en grandes extensiones. A partir de 1930, se expandió
el cultivo de algodón en el Chaco y poco después el tabaco comenzó a tener auge en
Salta y Jujuy, generándose una mayor pérdida de la superficie boscosa.

83
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

La deforestación y la fragmentación que sufre la región hacen que sea imprescindible


que la sociedad en su conjunto valore adecuadamente el bosque, no sólo por su valor
maderero, sino por todos aquellos bienes y servicios que puede brindar, ya que además
de identificar el paisaje, actúa como regulador del agua, como hábitat de biodiversidad y
reserva genética de usos potenciales, como proveedor de productos no madereros y
como ámbito de recreación y turismo, entre otros.

El hombre y su relación con el bosque nativo

La tala excesiva ha provocado progresivamente la degradación del bosque, creando


gravísimos problemas ecológicos, económicos y sociales. El uso forestal se caracteriza
por seleccionar sólo los ejemplares sanos y de buena forma de las especies valiosas por
su madera, dejando los montes con ejemplares enfermos y malformados de poco valor
maderero, aunque en la actualidad también se aprovechan las especies de menor calidad
maderera.
La situación de progresiva degradación del bosque como recurso económico por el uso
forestal no planificado, se agrava por la superposición con la actividad ganadera
semiextensiva dentro del bosque que dificulta el desarrollo de recursos renovables. El
cambio del uso de la tierra hacia la agricultura
recurriendo al desmonte manual o mecánico y la
posterior quema del residuo en grandes zonas y en La tala excesiva ha provocado
pequeños manchones, es uno de los procesos de gradualmente la degradación
transformación de mayor dinamismo actual. del bosque, creando gravísimos
problemas ecológicos,
Por otro lado, hay un alarmante incremento de la económicos y sociales.
contaminación por agroquímicos en áreas
agrícolas con producción de soja, algodón y arroz,
con la consecuente expansión de sus efectos a los
ambientes circundantes a través de la vía hídrica.

A lo expuesto se suman los incendios intencionales


y/o naturales, que en todas las subregiones provocan graves pérdidas de bosques.

Economía de la región

En líneas generales, se puede considerar que la región tiene potenciales capacidades de


desarrollo si se logran revertir los problemas sociales y se valoran adecuadamente sus
recursos naturales.
El Chaco es la principal provincia productora de algodón, participando del total
nacional con el 70% de la superficie sembrada. Con miras a lograr un proyecto de
desarrollo productivo para la región con criterios de sustentabilidad, en la actualidad, el
modelo o ejemplo a seguir debe ser el uso múltiple basado en la producción de madera,
con un amplio desarrollo a partir de los productos forestales no madereros, de los que se
podrían destacar los extractivos, esencias, miel, etc.
El trazado de tal estrategia debe ser concertado entre los distintos actores involucrados,
ya que la problemática abarca temas tan disímiles como vías de acceso, infraestructura,
valor de los insumos y de los productos, técnicas de manejo y elaboración, investigación
y experimentación, etc.

84
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Cabe mencionar que existen experiencias “innovadoras” realizadas por comunidades y


pequeños colonos. Su importancia radica en que son aplicables a la zona, de bajo costo
fácilmente apropiable por los pobladores. En la región existen serios problemas de
tenencia de la tierra que constituyen una importante limitación al desarrollo. Por un
lado, están los pequeños productores, campesinos y aborígenes sin tierra o con poca
superficie disponible, situación que motiva la sobreexplotación de los recursos
naturales. Su agotamiento trae como consecuencia la migración hacia centros urbanos,
con el correspondiente costo social, económico y pérdida de valores culturales. Por el
otro, grandes superficies de baja productividad en manos de pocos particulares o de
empresas.

6.1.2. Problemática de la región

Los cambios en el medio natural, reservas de recursos naturales y bosques nativos en


particular han impactado en la región tanto con incidencias negativas como positivas.
Son visualizados como negativos:

 El desmonte forestal a fin de conseguir mayores superficies destinadas a las


actividades agrícolo-ganaderas, estimuladas fundamentalmente por el aumento
del precio de la soja.
 Utilización indiscriminada de agro- químicos que genera contaminación.
 Un marcado aumento de las inundaciones
 Desertización

Entre los aspectos positivos:

 Un mayor conocimiento aunque no necesariamente valoración, de la


problemática ambiental por parte de los actores sociales locales
 Existencia de legislación pertinente.
 Incremento de superficies protegidas y declaración de zonas de reservas y
parques nacionales.

6.1.3. Indicadores para analizar la problemática regional.

Dimensión Indicadores

Económica • Precio de la soja


• Precio de la tierra
• Tenencia de la tierra
• Corrimiento del área destinada a ganadería

Social • Migración de trabajadores


• Precariedad habitacional

Ambiental • Contaminación de las aguas


• Tasa de deforestación
• Tasa de desertización

85
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

La problemática de los bosques es


multidimensional dentro de ella los Testimonios de los participantes del Taller de la
indicadores se relacionan al punto de región:
mostrar fuertes influencias mutuas. En la
Región Parque Chaqueño: el precio de la -que “El que es de la zona y sabe no saca más de lo
debe”; refiriéndose al tamaño de los
soja hizo que aumentara la demanda de animalitos que puede cazar para alimento y
tierras con los consiguientes problemas comercialización de la piel.
socioeconómicos surgidos por la
posesión de las mismas. Se han - “Si el granjero o productor sacara todos los
producido inversiones de otras árboles que corresponde que son mayores a la
altura de 30 cm. del pecho, el monte aún
provincias, como por ejemplo: Córdoba, estaría...”
Santa Fe, La Pampa, Buenos Aires, etc.
que replican fenómenos observados
entre países a nivel mundial. La tenencia de la tierra constituye un problema que altera y
muchas veces limita el desarrollo de carácter regional. Por un lado, los pequeños
productores –campesinos y aborígenes- sin tierra o con pequeñas superficies que
conlleva a la sobreexplotación del recurso natural y su posterior agotamiento. La
consecuencia de esto es la migración a los centros urbanos de muchos de estos
pobladores, que también ocasiona daños al ambiente derivados de la precariedad en la
que se instalan. En el otro extremo están las grandes superficies, a veces improductivas,
y en pocas manos, tanto de particulares o de empresas. Los objetivos de explotación
desmedida deviene en deforestación y la modificación del monte afecta a las especies
que integran la flora, lo cual conlleva al agravamiento del agotamiento de los suelos, la
desertificación con los problemas de erosión y mayor escurrimiento de agua. El Parque
Chaqueño es un ecosistema muy frágil, al desmontar se ocasionan pérdidas del suelo,
pérdida de biodiversidad. La región está sufriendo, además, problemas de
contaminación del agua provocadas por la aplicación de agroquímicos en los cultivos de
soja, el girasol y otros.

Para reflexionar:

Esta región fitogeográfica es una de las que más ha sufrido el impacto de


la globalización en relación a la comercialización de productos
agropecuarios, principalmente debido a una circunstancia muy especial,
que ocurre cada 30 - 50 años, se está frente a un ciclo húmedo, un
corrimiento de la isoyeta de los 700 mm, que se ha desplazado hacia las
zonas que antiguamente eran más secas y ha hecho que esas
condiciones de humedad permitan a los productores agropecuarios,
particularmente a los agrícolas, incluir nuevas tierras.

86
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Actividades:

• Reportaje a la historia: realice un relevamiento en libros, manuales, enciclopedias,


Internet, informantes clave (profesores de historia) sobre productos que a lo largo de
la historia de la humanidad hayan tenido un alto valor económico y sintetice las
consecuencias económicas, sociales y culturales de esos hechos. Ejemplos: Sal, oro,
petróleo. Relacione con la problemática del bosque nativo.

• Regla económica: Seleccione cinco productos agrícolas (ejemplo: trigo, maíz, soja,
caña de azúcar, girasol). Busque el precio de estos productos en los mercados
internacionales en los últimos diez años. Vuelque los resultados en gráfico
cronológico que le permita comparar los valores. Elabore una conclusión que
relacione los precios con la expansión actual del producto más destacado y su relación
con el bosque.

• Observación social: Realice un breve artículo (dos carillas) sobre las migraciones
internas con relación a la problemática del desmonte. Tome como fuente materiales
de los diarios y revistas, Internet y reportajes propios realizados a familiares o vecinos
que conozcan los hechos.

• Afiche de declaraciones: Busque en la prensa local toda la información posible sobre


el problema de la contaminación de las aguas. Sintetice la postura de cada actor
interviniente y destaque las declaraciones más significativas. Puede sumar fotos o
cuadros informativos. Confeccione un afiche que esquematice el debate y exhíbalo en
un lugar visible del establecimiento. ¿Cómo impacta este problema en la situación de
los bosques nativos?

• Mi propio mapa: Confeccione un mapa de su región, departamento, pueblo. Señale


en él las áreas de bosques. Indique las especies vegetales y animales nativas. Agregue
los productos no madereros de la zona.

87
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

6.2. Región Forestal Selva Misionera

6.2.1. Características Básicas

Esta región forestal ocupa aproximadamente 3.011.593 hectáreas en la Provincia de


Misiones (Cartografía y Superficie de Bosques Nativos de Argentina, 2002), y cuenta
con una riqueza biológica, expresada por la diversidad de estratos vegetales y la fauna
terrestre e íctica que posee. Se divide en dos subregiones: la de las Selvas Mixtas que
comprende la zona norte de la provincia y la de Los Campos que abarca la zona sur.

88
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Ubicación

Con una superficie total de 2.960.857 hectáreas, ubicada en el ángulo nordeste de la


República Argentina, limita al norte y este con Brasil, al sur también con Brasil y con la
provincia de Corrientes, y al oeste con Paraguay.

Clima

El clima es subtropical con breves períodos de sequía. De los factores climáticos, el de


mayor incidencia es la pluviosidad. Las precipitaciones medias anuales varían entre los
2.000 milímetros en el noreste hasta los 1.600 milímetros cerca del límite con
Corrientes. La temperatura media anual es de 20°C, si bien en los últimos años se han
registrado máximas y mínimas absolutas de 38°C a 40°C y de–10°C. Pueden llegar a
producirse nevadas durante el invierno.

Paisaje

Misiones se encuentra comprendida en la extremidad meridional de la Cuenca del


Paraná, que se extiende desde territorio brasileño. La Meseta Misionera está limitada
por el curso del río Paraná en el oeste, de los ríos Uruguay, San Antonio y Pepirí Guazú
en el este, del río Iguazú al norte, mientras que el límite con la provincia de Corrientes
al sur es recorrido parcialmente por el arroyo Chimiray e Itaembé.
El relieve es mayormente ondulado con una franja montañosa de SO a NE de la
provincia.
Como consecuencia directa del tipo de relieve y de clima, Misiones presenta un sistema
hidrográfico muy ramificado. En su periferia fluvial desembocan no menos de 800
cursos permanentes de agua, de muy diversa categoría. El territorio provincial se ve así
dividido en un sinnúmero de cuencas y subcuencas:

 Subcuenca del río Paraná


 Subcuenca del río Uruguay
 Subcuenca del río Iguazú

Agua

Los tributarios de los tres grandes ríos Paraná, Iguazú y Uruguay no alteran
sustancialmente el caudal de éstos por su aporte, pero contribuyen a su deterioro por
efecto de las actividades humanas. Este es el caso del consumo cada vez mayor de
fertilizantes y pesticidas usados en la agricultura en las cercanías de ríos y arroyos, que
periódicamente trae como consecuencia mortandad de aves y peces. Por otro lado, en
los centros poblacionales más desarrollados ubicados a la vera de los grandes ríos, sede
de las industrias más importantes, en particular la celulósico papelera, se observa un
proceso creciente de contaminación por efecto de los desechos industriales. La región
también se ha visto alterada por el impacto de las obras hidroeléctricas, que se realizan
dentro y fuera de su territorio.

89
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Suelo

Los suelos de Misiones son lateríticos, rojos, ácidos, formados por partículas finas.
Dadas sus particularidades, encontramos en la región distintas unidades de suelos:

 Suelos de llanuras aluviales


 Suelos de planicie remanente
 Suelos de vertientes disectadas
 Suelos de islas

Por otro lado, se observan en la región procesos erosivos, los cuales tienen su origen en
un avance continuo de las actividades productivas del hombre sobre el medio natural,
especialmente sobre el bosque nativo. Estos procesos alcanzan una superficie de casi
250.000 hectáreas, especialmente en zonas dedicadas al cultivo de yerba mate, té,
especies forestales exóticas y cultivos anuales.

Vegetación

La Selva Misionera alberga y forma parte de la mayor biodiversidad que se registra en


el territorio argentino. Esta selva cobija, al igual que los ríos que la circundan, una
variada y rica fauna terrestre e íctica.
El tipo de vegetación dominante es la selva subtropical, con una muy variada cobertura,
conformada por cinco estratos verticales: tres arbóreos, uno arbustivo con bambúceas,
uno herbáceo y otro muscinal al ras del suelo. También son características las
enredaderas, lianas y epífitas, como las orquídeas y los claveles del aire.
Hacia el sur de la región, la formación vegetal predominante es la sabana, con una gran
variedad de gramíneas.
Sobre las márgenes de los cursos de agua crecen selvas marginales que forman angostas
galerías que se extienden a lo largo de los ríos Paraná, Uruguay y otros cursos menores.

Algunas especies arbóreas representativas


Aguay Chrysophyllium Burro caá Casearia Guabiyú Myrcianthes
gonocarpum silvestris pungens
Alecrin Holocalyx balansae Marmelero, Ruprechtia Guayaibí Terminalia
Viraró laxiflora Amarillo triflora

Ambay Cecropia Camboata Matayba Higuerón Ficus


Adenopus Blanco eleagnoides luschathiana

Anchico Albizia Edwallii, Canelón Rapanea Ibirá Obí Esembeckia


Blanco Resinoso ferruginea Guazú Febrifuga

Anchico Parapiptadenia Cacheta Schefflera Grapia Apuleia


Colorado rígida morototoni leiocarpa

Cedro Cederla fissilis Carayá Bola Guarea pohlii Jaborandí Philocarpus


Misionero Pinnatifolius

Ibirá Pitá Peltophorum Caña fístula Peltophorum Cancharana Cabralea


dubium dubium canjerana

90
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.
Laurel Ocotea Pulchela Guatambú Aspidosperma Guatambú Balfourodendro
Alayana amarillo australe Blanco n riedeliamum.

Laurel Ayuí Ocotea dyospirifolia Caroba Jacaranda Kokú Allophyllus


micrantha edulis
Laurel Batalla Cinnamomum Catiguá Trichilia Kurupi Sapium
vesiculosum hieronimi Haematosperu
m
Laurel Negro Nectandra saligna Cerella Eugenia Lapacho Tabebuia alba
involucrata Amarillo

Laurel Nectandra Espolón de Strychnos Lapacho Tabebuia ipé


Amarillo lanceolata Gallo brasiliensis Negro

Peteribí Cordia tricótoma Fruto Bolita Cordia Larangeira Actinostemon


ecalyculata concolor
Pino Paraná Araucaria María Preta Diatenopteryx Mora Alchornea
angustifolia sorbifolia Iricurana
Niño Rupá Alloysia virgata Ombú Phytolaca Palmito Euterpe edulis
dioica
Pata de Buey Bauhinia Pindó Arecastrom Pororoca Rapanea
candicands romanzofianum umbellata

Quillai Quillaja brasiliensis Quina Rauvolfia Rabo Lonchocarpus


sellowii nitidus
Sabuguero Aralia warmingiana Sota Luhea Trauma Vitex
Caballo divaricata megapotamica

Tembetary Fagara rhoifolia Timbó Enterolobium Vasuriña Chrysophyllium


Pacará Contortisilicum marginatum

Yacaratia Jacaratia Yerba Mate Ilex Yuquerí Acacia velutina


dodecaphylla paraguarienses

Fauna

La Selva Misionera ofrece la más rica variedad de fauna de todo el país, tanto terrestre
como ictícola. Una de las principales causas de amenazas sobre la fauna terrestre es la
desaparición de su hábitat natural: el bosque, debido a las explotaciones agropecuarias y
forestales inadecuadas. A esto debe sumarse la contaminación, las obras de grave
impacto, la introducción de especies exóticas, la presión que significa la caza furtiva y
el tráfico ilegal de especies que constituye una práctica recurrente, tanto por parte de
ciudadanos argentinos como brasileños. Otro aspecto a tener en cuenta es la sostenida
demanda de mascotas en todo el mundo y la provisión a zoológicos. Se han detectado
más de 25 especies amenazadas, entre anfibios, aves y mamíferos.
Entre los mamíferos que habitan en la región se citan a modo de ejemplo: el mono
aullador rojo (Alouatta fusca), el oso hormiguero (Myrmecophaga tridáctila), el lobo
gargantilla (Pteronura brasiliensis), el yaguareté (Panthera onca), el margay (Felis
wiedii), el ocelote (Felis pardalis), el gato tigre (Felis tigrina), el perro vinagre
(Speothus venaticus), el tapir (Tapirus terrestris), el pacá (Cuniculus paca), el agutí
(Dasyprocta azarae), la corzuela roja y la parda (Mazama americana y M.

91
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

simplicicornis), el pecarí de collar (Tayassu albirostris) y el oso melero (Tamandua


tetradactyla).
Algunas de las aves son el macuco (Tinamus solitarius), el inambú carapé (Taoniscus
nanus), el pato serrucho (Mergus octosetaceus), el águila monera (Morphus guianensis),
la harpía (Harpia Harpya), el muitú (Crax fasciolata), la paloma trocal (Columba
speciosa), el charao (Amazona petrei), el loro vinoso (Amazona vinácea), el yasiyateré
grande (Dromococcyx phasianellus), el atajacaminos coludo (Macropsalis creagra), el
carpintero cara canela (Drycopus galeatus), el pájaro campana (Procnias nudicollis), el
fueguero escarlata (Ramphocelus bresilius), el yapú (Psarocolius decumanus), el tordo
amarillo (Xanthopsar flavus).
Existe una gran variedad de reptiles entre los que se destacan culebras como la falsa
coral (Erythrolampius aesculappi) y víboras ponzoñosas como la yarará (Botrops sp.) y
entre los anfibios la ranita del delta (Argenteohyla siermersi), entre otros, encontrándose
además todo tipo de animales invertebrados como arañas, mosquitos, hormigas,
termitas, avispas, multicolores mariposas y abejas. Estas últimas merecen especial
mención, ya que producen once tipos diferentes de mieles silvestres de suma
importancia en la alimentación, tanto de la fauna como de los pobladores.
En los ríos hay variedad de peces como el surubí (Pseudoplatystoma coruscans), el
dorado (Salminus maxiliosus), pacú (Colosoma mitrei), sábalo (Prochilodus lineatus) y
palometa (Serrasalmus spilopleura). En cuanto a la fauna íctica, y si bien la pesca
comercial ha sido considerada una actividad potencialmente importante, no existen
estudios que lo avalen, aunque las estimaciones mencionan la extracción de
aproximadamente 300.000 toneladas por año. La actividad pesquera que existe en
jurisdicción provincial tiene un valor fundamentalmente de subsistencia para los
pobladores como así también, con fines deportivos.
Por otra parte, la existencia de Yacyretá aguas abajo de Misiones, ha modificado la
cantidad de ciertas especies aguas arriba y su hábitat natural, al haber cambiado
sustancialmente el régimen del río. Esto puede apreciarse de manera empírica por la
abundancia de ciertas especies y la escasez de otras, cuya presencia estaba ligada a los
cambios de estación y régimen del río y a sus migraciones estacionales con fines
reproductivos. Tal el caso del surubí o del dorado.

Los bosques
Historia
La extracción de los recursos forestales en la región comienza en la época jesuítica
(1609-1767), basada en la explotación de dos productos abundantes en la región: la
yerba mate y la madera. se efectuaba mediante
En los obrajes, situados cerca de los ríos, sobre todo del Paraná, que era el único medio
de transporte se desarrollaba la explotación del bosque. Posteriormente se generalizó el
uso del ferrocarril, y más recientemente, el transporte automotor.
Por otro lado, la forestación con especies exóticas fue promovida de diversas maneras,
sea mediante incentivos tributarios, subsidiando directamente la forestación o por
facilidades crediticias, cuya reglamentación indirectamente incentivaba el desmonte.

En la actividad forestal de Misiones pueden distinguirse tres etapas:

92
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

 La primera, que da comienzo en el siglo XIX y cuya caracterización es el


obraje forestal.
 La segunda etapa conlleva la instalación de aserraderos e industrias como
las del debobinado y faqueado.
 La tercera etapa comienza después de los años 50, con los proyectos
industriales celulósico papeleros, que trajeron aparejada la necesidad de
plantación de especies exóticas de rápido crecimiento, generalmente
realizada en tierras cubiertas por bosque nativo mediante la tala rasa y
posterior quema.

El hombre y su relación con el bosque nativo

El retroceso de la superficie de las masas boscosas nativas obedece principalmente al


cambio del uso del suelo para su utilización con fines agrícolas y en particular, con
destino a bosques implantados con especies exóticas de rápido crecimiento, que
encuentran en la zona un ámbito propicio para su crecimiento. Otro de los motivos por
los que se presiona sobre el recurso es la extracción de las denominadas “maderas de
ley”, si bien en los últimos años también se ha intensificado el uso de las maderas
consideradas tradicionalmente “de segunda”.

Economía de la región

La actividad forestal ha crecido significativamente en los últimos años, especialmente el


aprovechamiento de bosques implantados, siendo más significativo que el
aprovechamiento de bosques nativos. Ambas actividades representan el 54 % de la
actividad primaria.
Según el Primer Inventario Nacional de Bosques Nativos del año 2002, el 80 % de los
bosques de la Selva Misionera son de propiedad privada, siendo el 20 % restante de
propiedad fiscal. Se estima que durante el año 2001 fueron extraídos de la región
206.000 toneladas de rollizos, de los cuales el 29 % corresponde al anchico colorado,
siendo la especie nativa con mayor participación.
La yerba mate, considerada un producto forestal no maderero, es el principal cultivo y el
de mayor difusión territorial.
El turismo aporta un 3 % al producto bruto provincial y presenta perspectivas
alentadoras. La provincia es visitada anualmente por 800.000 turistas, siendo la
atracción turística fundamental, las Cataratas del Iguazú, declaradas Patrimonio de la
Humanidad.
Tradicionalmente la explotación de los bosques nativos tuvo carácter extractivo. El
método utilizado es el de la entresaca selectiva, que produce un gran deterioro en la
masa remanente por pérdida de biodiversidad, dejando grandes claros en el bosque,
compactando el suelo y aumentando la erosión.
Inicialmente, la extracción de estas especies se limitaba a las maderas llamadas de ley:
cedro, loro negro, incienso, lapacho. Posteriormente, con el aumento de la demanda de
maderas nativas, se fueron incorporando otras especies como guatambú, cacheta, timbó,
grapia, cañafístula, cancharana, anchico colorado, marmelero, laurel, entre otras. Esto
produjo el empobrecimiento y el deterioro del bosque.

93
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

La Selva Misionera ofrece además una amplia gama de productos no madereros que son
potencialmente aprovechables. Entre ellos se mencionan: productos comestibles,
alimenticios y forrajeros, medicinales, cosméticos, ornamentales y extractivos (esencias
y curtiembres).
Pero el sector industrial maderero continúa siendo el de mayor envergadura, y su
participación en el PBI provincial es cercano al 50 %.

6.2.2. Problemática de la región

En esta región el impacto de los cambios ha incidido en forma negativa, destacándose


principalmente el cambio microclimático, la economía del agua y la pérdida de
biodiversidad.
Asimismo el uso de agroquímicos incide en la destrucción de la biodiversidad y afecta
a producciones agrícolas y forestales.
El cambio cultural que implica la visión del corto plazo en la que todo se quiere para
ahora, se diferencia significativamente de la cultura forestal que es necesariamente de
largo plazo.

6.2.3. Indicadores para analizar la problemática regional

Dimensión Indicadores

Económica • Avance de la frontera agropecuaria

Social • Pauperización de la población

Cultural - Educativa • Desconocimiento de la situación de deterioro y peligro

Ambiental • Realización de grandes obras públicas y privadas


• Tasa de deforestación
• Superficie forestada

En la Región Selva Misionera se ha producido el corrimiento de la frontera


agropecuaria sobre el bosque. Faltan datos oficiales para evaluar de manera fidedigna
cómo la problemática está afectando la zona. Esta ausencia de información también es
un indicador, que a su vez influye negativamente en los inconvenientes para la difusión
y la generación de conciencia. Existe además poco conocimiento de prácticas
económicas alternativas, que dado el potencial de la zona serían altamente viables.

Muchos de los problemas derivan de dos grandes obras: Yaciretá y Corpus, las cuales,
produjeron cambios en el ambiente, con el consiguiente aumento de la contaminación.

94
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Las grandes represas y el avance de la frontera agrícola provocan desplazamientos de


poblaciones que se concentran en los centros urbanos, con un mayor acrecentamiento de
situaciones de pobreza e indigencia.

Actividades:

• Imágenes que hablan: realice un relevamiento de imágenes que muestren el


lugar antes (con los bosques originales), durante toda la construcción y
después de establecidas las represas de Yaciretá y Corpus. Utilice como
fuentes diarios, revistas, Internet, álbumes familiares. Confeccione con ese
material un afiche que pueda ser exhibido en un lugar importante y visible del
establecimiento.

• Reportaje a la memoria: Realice una serie de reportajes a vecinos y


familiares. El objetivo es retratar la manera en que vivían y disfrutaban la
naturaleza en otras épocas. Sintetice los diálogos en textos breves (una carilla
cada uno). Por algún método simple (focopiado, por ejemplo) puede armar una
revista monotemática reuniendo todo el material. Distribuya entre los
miembros de la comunidad educativa y los vecinos.

• Carrera de especies: Divida la clase en grupos de cuatro o cinco integrantes.


Cada grupo deberá armar una lista lo más grande posible de especies forestales
(y/o animales) propias de la Región Selva Misionera. Gana el grupo con más
menciones y ganan todos cuando la clase completa arma una lista conjunta.
Agregue las ilustraciones o los datos que considere relevantes de cada especie.

• Investigación: Redacte un breve artículo sobre "Turismo natural". Releve la


información de diarios, revistas, Internet, agencias de turismo. Incluya
ejemplos de otros lugares y relacione con el concepto de aprovechamiento del
bosque.

95
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

6.3. Región Forestal Selva Tucumano Boliviana

6.3.1. Características Básicas

La región forestal Selva Tucumano Boliviana (Yungas) abarca una estrecha franja
discontinua desde los 300 a los 3000 m de altitud. Su superficie es de aproximadamente
5.480.227 hectáreas y cumple, entre otras funciones, la de regulador hídrico. Se
reconocen en ella tres subregiones: la Selva Pedemontana o de Transición entre los 300
y 600 msnm8, actualmente transformada en su mayor parte en áreas de agricultura
intensiva; la Selva Montana entre los 600 y 1500 msnm, donde la principal actividad es
la explotación forestal y la ganadería invernal y el Bosque Montano entre los 1500 y
2500 msnm, que se está transformando en algunos sitios en pastizales por la actividad
ganadera.

8
Corresponde a “metros sobre el nivel del mar”.

96
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Ubicación

La Selva Tucumano Boliviana o “Yungas”, se extiende en nuestro país desde el límite


con Bolivia hasta la provincia de Catamarca. Constituye una franja estrecha y
discontinua sobre la ladera este de la Cordillera Oriental y las Sierras Subandinas o
Sierras Pampeanas, dentro de las provincias de Salta, Jujuy, Tucumán y Catamarca.

Clima

El clima es subtropical y húmedo con lluvias estivales (régimen monzónico). Se


producen heladas en toda la zona y nieva en las áreas más elevadas.
Los sistemas orográficos locales producen variaciones en las precipitaciones y los
gradientes altitudinales modifican las temperaturas medias, máximas, mínimas y la
frecuencia de heladas. El otoño se caracteriza por las neblinas que cubren las sierras. La
precipitación anual varía entre 1000 y 2500 mm anuales y la temperatura media anual
oscila entre 14° y 26° C. Las condiciones climáticas de lluvia, temperatura y humedad
varían notablemente con las diferencias en latitud, altura y topografía, incidiendo
también la orientación de lo faldeos.

Paisaje

La región es montañosa. Presenta las sierras de Santa Victoria, Zenta, Calilegua, Chañi,
del Obispo y León Muerto en la Cordillera Oriental; y las de San Antonio, Tartagal, Las
Pavas, Porongal, Tres Picachos, Santa María, La Mesada, Santa Bárbara, Zapla,
Centinela, Maíz Gordo, Cresta del Gallo, Mojotoro, Castillejos, Lumbreras, Carahuasi,
Peñas Blancas, Metán y Candelaria, en las Sierras Subandinas de Salta y Jujuy.
Tucumán y Catamarca exhiben selvas que ocupan las laderas orientales de las Sierras
Calchaquíes, del Aconquija y Nevado del Aconquija, Ancasti y Ambato.

En la región se destacan siete cuencas: la del Río Bermejo (superior y medio), la del Río
San Francisco, la Alta cuenca del Río Juramento, la Cuenca del Río Salado Norte, la del
Río los Horcones, la cuenca del Río Salí-Dulce y la del Río Salar de Pipinaco al sur de
la región.

Agua

El agua proviene de las lluvias y de las nieves y a través de los ríos y arroyos que
descienden de las partes altas, lo que posibilita el riego en la estación seca. El agua de la
estación estival es retenida por la cubierta vegetal y el suelo con drenaje lento con
efecto esponja.
Sin la cubierta forestal, la lluvia degrada y arrastra el suelo y el efecto “esponja” es
nulo. Dicho de otro modo la presencia del bosque, facilita la retención, del agua e
impide la filtración directa.

Suelo

En los valles intermontanos los suelos son de mayor desarrollo, por ser de mejor
calidad, que en los niveles elevados y son mayoritariamente residuales. Se estima que la

97
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Selva Pedemontana ha sido transformada en área agrícola en un 70% de extensión.


Debido a desequilibrios hidrológicos en la zona alta, se producen inundaciones y
aluviones que destruyen la selva. Asimismo, se verifica erosión laminar en las laderas y
carcavamientos, además de reducción de infiltración y pérdidas de materia orgánica.

Vegetación

La vegetación que predomina en la Selva Tucumano Boliviana está constituida por


grandes árboles, lianas y epífitas, además de gran cantidad de hierbas y arbustos.
Este tipo de vegetación diversa responde a los distintos grados de altitud de la zona y al
nivel de humedad. Las áreas de pastizales se intercalan con la parte superior de la selva
y el área de dominio de los bosques montanos.
La Selva de Pedemonte se caracteriza por la predominancia de palo blanco, tipa y
pacará, y es muy rica en especies por la diversidad de ambientes y la transición con el
Parque Chaqueño. La Selva Montana caracterizada por la Selva del Laurel al pie de los
cordones montañosos y la Selva de las Mirtáceas entre los 800 y 1500 msnm. El Bosque
Montano en las zonas más elevadas, presenta bosques de pino del cerro (Podocarpus
parlatorei), bosques de aliso (Agnus acuminata) y bosques de queñoa (Polylepis
australis). Entre los 1800 msnm y los 3800 msnm se intercalan con el Bosque Montano
los pastizales de neblina, y por arriba de estos, en las montañas y hasta los 5000 msnm
el Pastizal Altoandino que es una estepa de gramíneas duras, principalmente del género
festuca.

Algunas especies arbóreas representativas

Jacarandá o Jacaranda Horco Molle o Blepharocalyx Laurel de la Cinnamomum


tarco mimisifolia Palo Barroso gigantea Falda porphyrium

Cebil Anadenanthera Nogal Criollo Juglans australis Roble Salteño Amburana


Colorado o colubrina var cearensis
“Curupay” cebil
Cedro Coya Cedrella lilloi Viraró Pterogyne nitens Horco Cebil Parapiptadenia
excelsa
Cedro Orán Cedrella. Peteribí Cordia tricótoma Naranjillo Capparis
angustifolia speciosa
Tipa Cascaronia Palo San Myrsine Aliso Alnus
Amarilla astragalina Antonio laetevirens acuminata
Tusca Acacia aroma Sauce Criollo Salix Lanza Terminalia
humboldtiana Amarilla triflora

Aguay Chrysophyllum Tabaquillo Croton piluliferum María Preta Diatenopteryx


gonocarpum sorbifolia
Palo Bobo Tessaria Chal-Chal Allophylus edulis Palo luz Prunus
integrifolia var tucumanensis
integrifolia
Queñoa Polylepis Laurel Phoebe porphyria Sauco Xanthoxylon
australis coco
Laurel blanco Nectandra Timbó o Enterolobium Pino del cerro Podocarpus
pichurim Pacará contortisiluquum parlatorei

98
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Fauna

Las amenazas para los distintos grupos de animales varían en intensidad de acuerdo a
las actividades económico-productivas desarrolladas en la zona. Sin embargo se pueden
reconocer algunos efectos que inciden en todos los grupos, como son la pérdida de
hábitat, la formación de una estructura en mosaico del ambiente y el aislamiento de los
individuos. En esta región están representadas 120 especies de mamíferos y ocho de las
diez especies de félidos neotropicales. Algunas de estas encuentran aquí el último
refugio para su supervivencia en Argentina como el jaguar (Pantera onca) y el yaguareté
(Leo onca). Como mamíferos exclusivos de las Yungas cabe mencionar el murciélago
cola de ratón (Tadarida brasiliensis), el murciélago nematófago (Desmodus rotundus),
la ardilla (Sciurus ignitus), el agutí (Dasyprocta punctata), cuis serrano (Cavia tschudi)
y huemul del norte o taruca (Hippocamelusantisensis). En la Selva Tucumano-
Boliviana habitan alrededor de 583 especies de aves, las cuales representan el 60% de
las especies de la Argentina. Se caracteriza por la presencia de pavas de monte
(Penelope obscura y P. dabenei), loro hablador alisero (Amazona tucumana), el surucuá
o aurora (Trogon curucui), el burgo (Momotus momota) y el tucán (Rhamphastos sp.) y
aves asociadas a los ríos de montaña.
Muchos de los reptiles existentes se encuentran seriamente amenazados. Habitan en el
lugar caimanes (Caiman sp.), tortugas de los géneros Pleurodira y Cryptodira, la iguana
colorada (Tupinambis sp), la boa arcoiris (Epricates) y varias especies de serpientes.
Tres tipos de serpientes ponzoñosas como la coral (Micrurus pyrrhocryptus), la víbora
de la cruz (Bothrops alternatus) y la cascabel (Crotalus durissus terrificus) pueden ser
encontradas en estos ambientes.
Entre los anfibios, se caracterizan las especies del género Bufo con algunos endemismos
Hyla pulchella y Eleutherodactylus discoidalis se encuentran en diversos ambientes de
las Yungas.
En la actualidad es la población rural residente en la selva o en su cercanía,. la que
provoca mayor impacto sobre la fauna silvestre, tanto por la cacería como por los
cambios que produce en el hábitat. De las especies predadoras el jaguar (Panthera
onca), es la especie más cazada por producir daños en el ganado, hecho que sumado al
valor de su piel hace que en la actualidad su población haya mermado sensiblemente.
Los habitantes cazan para consumo algunas especies de mamíferos como el anta o tapir
(Tapirus terrestris), el pecarí rosillo (Tayassu tajacu), el pecarí labiado (Tayassu
albirostris), el aguti (Dasyprocta punctata), la corzuela roja (Mazama americana
sarae), la corzuela parda (Mazama simplicornis), la mulita (Dasypus mazzai), la taruca,
la vicuña (Vicugna vicugna) y el guanaco (Lama sp.). Son activamente perseguidas las
aves pava del monte y charata (Ortalis canicolis).
La captura del único primate de la región, el caí o capuchino (Cebus apella) y algunas
especies de loros (Amazona sp.) se realiza para su venta como mascotas. Se cazan,
exclusivamente por la piel, gatos del monte (Oncifelis geoffroi y Felis yaguaroundi) y
zorros (Cerdocyiun thous, Dusicyon gimnocercus y D. culpaeus) y por su atractivo aves
canoras chalchaleros (Turdus amaurochalimus) y zorzales (Turdus rufiventri, T.
serranus y T. chiguanco), y otras de aspecto vistoso como el tucán grande (Ramphastos
toco) y el guacamayo verde (Ara militaris). En la época en la cual el maíz está por
madurar, los pobladores de la selva matan al loro choclero (Pionus maximiliani).

99
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Los bosques

Historia

La explotación forestal de la Selva Tucumano Boliviana, se inició en la época de la


colonia, principalmente en Tucumán.
Se desmontaba la zona de selva para la agricultura: la caña de azúcar especialmente,
hortalizas y citrus que son los principales cultivos que están en la base de pedemonte.
La aparición del ferrocarril en esa provincia en 1876, impulsó el desarrollo de la
explotación maderera. Crecieron los aserraderos y el bosque fue el principal generador
de riquezas y fuente de trabajo, dando origen a la formación de pueblos. Tucumán llegó
a tener la mayor concentración de ebanistas del país a fines del siglo XIX. La
introducción de maquinaria permitió llegar a bolsones de bosque que habían quedado
sin explotar por problemas de acceso. Se intensificó la tala de árboles al dejar de existir
impedimentos para la extracción.
Al agotarse las especies de mayor valor maderero –entre 30 y 50 años- se pasa a la
extracción de especies menos valiosas.

El hombre y su relación con el bosque nativo

A diferencia de lo que ocurría hace 30 años atrás, la población vinculada a la extracción


de bosques habita en los pueblos. La cultura es de tipo silvo pastoril.
El agotamiento de los bosques, sumado a la mecanización de las tareas forestales, ha
significado que hoy sólo el 10% de la mano de obra realice estas tareas en comparación
a la demandada hace tres o cuatro décadas.
La expansión hacia el cultivo de caña de azúcar, la producción frutícola, primero de
cítricos y más tarde de palta, banana, mango, papaya, el cultivo de poroto y en los
últimos años la soja, han provocado la pérdida de cerca del 80% del área que cubrían las
Selvas Pedemontanas.
A esto se le suma en el norte la producción de petróleo y gas. La información explorada
da cuenta de un proceso de deforestación simultáneo a la privatización de tierras,
explotación ilegal y también muestra la fragmentación del ecosistema

Economía de la región

En esta región la población cercana y de alta montaña corta madera para la


construcción de viviendas, cercados y leña para combustible, caza y captura aves y
mamíferos, recolecta de mieles y frutos silvestres y realiza pastoreo de ganado mayor y
menor. Realizan también desmontes para agricultura, ganadería y plantaciones frutales
en pequeñas superficies. El fuego es usado para obtener el rebrote anticipado de los
pastizales y constituye uno de los efectos más negativos para los bosques. En la mayor
parte de la región, la superficie boscosa se ha privatizado.

100
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

6.3.2. Problemáticas de la región

La incidencia de los cambios en el medio natural de la región Selva Tucumano


Boliviana es visualizada principalmente, con connotaciones negativas:

 Avance de la frontera agropecuaria


 Monocultivo de soja
 Uso intensivo de agroquímicos
 Pérdida de la biodiversidad
 Disminución de las superficies cubiertas con bosques nativos
 Pérdida de la capacidad productiva del bosque nativo

6.3.3. Indicadores para analizar la problemática regional

Dim ensión Indicadores

Económica • Avance de la explotación cítrica


• Sobreexplotación del las especies forestales y animales
del bosque.

Social • Desplazamiento de propietarios minifundistas

Ambiental • Incremento de los procesos erosivos


• Inadecuado manejo del fuego
• Porcentaje de superficie cultivada
• Tasa de deforestación

La Región Selva Tucumano Boliviana está particularmente afectada por el incremento


de los procesos erosivos, especialmente de las altas cuencas. La sobreexplotación del
bosque ha alterado la biodiversidad en desmedro de las especies forestales de mayor
valor comercial. La pérdida de masa forestal combinada con el sobrepastoreo, el
inadecuado manejo del fuego y el avance de la citricultura no planificada han generado
un cuadro seriamente afectado para la zona.

101
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Actividades:

• Campaña sin chimeneas: Busque información de los pequeños


emprendimientos turísticos (hosterías, paseos, restaurantes, casas de artículos
regionales) de la zona. Confeccione un volante de todos ellos, incorporando
mapas, ilustraciones, fotos. No olvide mencionar en cada caso direcciones y
teléfonos. Relacione en los textos al turismo (industria sin chimeneas) con la
idea de conservar y aprovechar la naturaleza. Difunda el folleto entre la
comunidad educativa, vecinos y puntos donde transiten los turistas. (Incluya
también las especies arbóreas y de fauna propias de la Región).

• Mapa conceptual del cambio de uso del suelo: Releve información sobre
causas y consecuencia del cambio de uso del suelo. Plasme los procesos en un
esquema y confeccione un afiche. Complete la ilustración con recortes
periodísticos de la problemática. ¿Qué pasa con el Bosque Nativo en un
contexto de cambio de uso del suelo sin un ordenamiento ambiental previo?

• Investigación: Redacte un breve artículo sobre "Manejo del fuego". Releve la


información de diarios, revistas, Internet. Incorpore las expresiones: ambiente,
explotación económica, especies naturales.

102
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

6.4. Región Forestal Monte

6.4.1. Características Básicas

Esta región forestal cubre aproximadamente 47.380.125 hectáreas de la zona árida


templada de la República Argentina y presenta una alta fragilidad debido a sus
condiciones climáticas. Su territorio abarca sectores de doce provincias y de acuerdo a
las características de las masas forestales nativas, puede dividirse en las subregiones
Austral y Septentrional.

Ubicación

La región forestal del Monte abarca el sur de Salta, centro de Catamarca, La Rioja y San
Juan, centro este de Mendoza, una pequeña franja del sudoeste de San Luis, oeste de La
Pampa, sur de Buenos Aires, este de Neuquen, centro y norte de Río Negro y noroeste
de Chubut. El Monte ocupa parte de las laderas de cerros y valles ubicados entre la

103
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Cordillera de los Andes y las Sierras Pampeanas. Al Este limita con el Parque Chaqueño
y con el Espinal.

Clima

El Monte incluye zonas de clima árido y semiárido. En el Monte septentrional, al norte


del Río Colorado, el clima es cálido y seco con precipitaciones concentradas en el
período estival. En el Monte Austral, al sur de dicho río, el clima es seco y fresco con
precipitaciones sin concentración estacional nítida.

Las precipitaciones medias anuales varían entre 100 y 400 milímetros con alta
variación. Las temperaturas medias anuales rondan los 13° y 17.5° C, sin períodos libres
de heladas. Hay vientos del oeste, que aumentan la temperatura y pierden la humedad a
medida que desciende hacia el fondo del valle, como el Zonda –típico de San Juan-, y
producen un efecto desecante sobre la vegetación.

Paisaje

Esta región ocupa, al norte del paralelo 27, valles y faldeos de las sierras vecinas. Hacia
el sur se encuentran los “bolsones” y valles entre sierras. Los bolsones poseen distintas
formas y pueden ser con desagüe insuficiente o sin él. Respecto de los ríos, pueden
observarse ríos permanentes, que en general son alimentados por los deshielos; ríos
intermitentes, que llevan agua en períodos lluviosos; ríos subterráneos, están formados
por corrientes de agua superficial que después de un corto recorrido se hacen
subterráneas. Estas existen en toda la región. Por último, hay ambientes en los que el
agua subterránea corre muy cerca de la superficie y son aptos para agricultura sin riego
y ganadería sedentaria.

Agua

Los Andes cumplen un rol fundamental en la dinámica hídrica de esta región, ya que
alimentan continuamente las aguas superficiales y las cuencas subterráneas que se
distribuyen en toda la región. Sin embargo, no se aprovecha este potencial hídrico ni
para la actividad agrícola ni para generar energía.

Suelo

Los suelos predominantes mayoritariamente son pobres en materia orgánica. En casi


toda la región existen procesos de erosión hídrica y eólica, debido a la pendiente, el
régimen de lluvias y el uso de los recursos naturales. Especialmente en Catamarca los
valles y los bolsones son las áreas más degradadas como consecuencia de las
explotaciones forestales masivas que se realizan desde hace 300 años.

Vegetación

Predomina la estepa arbustiva de jarilla con abundante suelo desnudo. Estas


comunidades alternan con bosques de algarrobos y de sauces a la vera de los ríos.

El jarillal existe en los suelos arenosos y la estepa espinosa en los suelos gruesos.
Ambos tienen las mismas especies principales pero en diferentes proporciones. El

104
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Jarillal es una asociación dominada por arbustos del género Larrea (Larrea cunneifolia,
L. divaricada, L. nítida, L. ameghino).

En las zonas de buena irrigación crecen los algarrobales, que a diferencia de los del
Parque Chaqueño y los del Espinal están algo empobrecidos en número de especies.
Los bosques de algarrobo más extensos se hallan en el Noroeste, Salta, Catamarca y
Tucumán, especialmente en los Valles Calchaquíes.

Algunas especies arbóreas predominantes

Tintitaco Prosopis Montenegro Boungavillea Algarrobo Prosopis alba


torquata spinosa Blanco
Puspus Zuccagnia Pichana Senna aphylla Alpataco Prosopis
punctata alpataco
Chañar Geoffroea Sauce Criollo Salix Algarrobo Prosopis
decorticans humboldtiana dulce flexuosa
Brea Cercidium Mata Sebo Monttea Pata de Loro Monttea
praecox aphylla aphylla
subsp glaucum
Pichanilla. Senna aphylla Retamo Bulnesia Chilladora Chuquiraga
retama aurea

Fauna

La fauna de la región se caracteriza por su adaptación al ambiente árido. Entre los


mamíferos, la mayoría de las especies tienen una distribución más amplia hacia otras
regiones circundantes. Por ejemplo, hay algunas especies también extendidas por la
región de los Bosques Andino Patagónicos, como es el caso del guanaco (Lama
guanicoe), la mara o liebre criolla (Dolichotis patagonum), el cuis chico (Microcavia
australis), los chinchillones (Lagidium sp.), el huroncito (Lyncodon sp.) y el pichi
patagónico (Zaedyus pichi). Algunos son propios del Monte, como el pichiciego o
antiquirquincho (Chlamyphorustruncatus) y el zorro gris chico (Dusicyos griseus).

Entre las aves, se encuentran el gallito arena (Teledromas fuscus), la corredora


(Teledromas fuscus), algunas razas de copetonas como la Eudromia elegans, la
monterita canela o ladrillito (Poospiza ornata), el halconcito gris (Spiziapteryx
circumcinctus), el loro barranquero (Cyanoliseus patagonus), el ñandú (Rhea
americana), entre otras.
Habitan varias especies de reptiles, como el lagarto o iguana colorada (Tupinambis
rufescens), la largartija (Liolaemussp.); y de ofidios (culebras y víboras) como la falsa
yarará (Pseudotomodon trigonatus), la víbora cascabel (Crotalus durissus) y la boa de
las vizcacheras (Constrictor constrictor) y de tortugas, como la terrestre argentina
(Geochelone chilensis).
La fauna ha sufrido una fuerte degradación debido a la caza indiscriminada, sobre todo
de vertebrados ya sea por su piel o por considerarlos dañinos, y por la destrucción de su
hábitat por sobrepastoreo, incendios, talas, actividad petrolera o minera, entre otros
factores.
Su situación general es la de retracción tanto en número de especies como en la riqueza
de sus poblaciones. Ejemplo de ello es la disminución numérica de las aves de tamaño

105
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

mediano (aves de caza), o de las pequeñas para cautiverio (jilgueros, zorzales, diucas,
entre otras) ya sea por la cacería incontrolada o la modificación de sus hábitats. En igual
medida la merma de rapaces, especialmente águilas, aguiluchos y gavilanes y la
disminución progresiva del ñandú petiso o choique (Pterocnemia pennata) que afronta
una persecución cada vez mayor. Entre los mamíferos, el guanaco monteses (Lama
guanicoe) ha sido erradicado totalmente de las llanuras, el zorro gris (Dusycyon griseus)
y los zorrinos o chiñes (Conepatus castaneu) son especialmente perseguidos por su piel
a pesar de legislaciones vigentes; los gatos del pajonal (Felis colocolo) pueden darse por
desaparecidos. Igual destino les espera a los edentados de los cuales el peludo grande
(Chaetophractusvellosus) y el mataco (Tolypeutes mataco) están casi exterminados. Tal
vez el que más ha sufrido el impacto de los cambios es el pichiciego.

Los bosques

Historia

Puede distinguirse una primera etapa en la que los pobladores originarios utilizaban el
algarrobo como alimento. La población trashumante sólo se ocupaba de la cosecha del
algarrobo, pero la actividad decreció a medida que se incorporaron otros alimentos.
Más tarde se introduce el ganado doméstico europeo, lo que incrementa el uso forrajero
de los productos del bosque y produce un fuerte impacto en los algarrobales. Al mismo
tiempo, se abren centros mineros en el Valle de Santa María y en los departamentos de
Belén y Andalgalá, todos ellos utilizan leña de algarrobos para la fundición del cobre
extraído.
A principios del siglo XX, se expande la red ferroviaria provocando una explotación de
tipo extractivo. Esta fue la etapa de mayor degradación de varios bosques del Monte, ya
que algunos han desaparecido. En casi todas las provincias hay demandas de corte de
madera. Recién en los últimos años, se está revalorizando el uso de los bosques de esta
región, orientado a racionalizar su uso y a reforestar las superficies degradadas.

El hombre y su relación con el bosque nativo

Los pobladores de raigambre hispano-indígena se dedicaron a la cría del ganado menor


y mayor, a la extracción de leña y a la producción artesanal. Los habitantes se fueron
concentrando en los pequeños oasis con irrigación para dedicarse a la ganadería caprina,
ovina y bovina, y también a la agricultura y a las industrias frutihortícolas.

Economía

El importante desarrollo de la vitivinicultuura en las provincias de Mendoza y San Juan,


demandó madera para la provisión de postes, varillones, estacones de algarrobo para
viñedos y alambrados y esto resultó un ataque para el delicado ecosistema. No se
registra un aprovechamiento no maderero de las distintas especies de la región, tales
como extracción de ceras de retamo y gomas del algarrobo.

106
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

6.4.2. Problemáticas de la región

Efectos negativos de los cambios en la región:

 Una situación de desmonte, tala de bosques, por avance agrícola y uso


ganadero
 Presencia de monocultivos
 Uso de agroquímicos contaminantes, ocasionando una mayor pérdida de la
biodiversidad
 Aumento de la artificialización de los medios y de los ecosistemas
 Agravamiento de la situación social: marginación, pobreza, migración,
surgimiento de barrios y asentamientos precarios de la periferia urbana

Efectos positivos de los cambios en la región:

 Nueva ley de aprovechamiento y desmonte


 Creación de reservas naturales
 Existencia de medidas y acciones para el control y la prevención del fuego

6.4.3. Indicadores para analizar la problemática regional

Dimensión Indicadores

Económica • Aumento de las exportaciones


• Sobrepastoreo
• Avance de la frontera agrícola

Social • Falta de controles

Ambiental • Inadecuado manejo del fuego


• Influencia de los vientos
• Crecimiento urbano
• Tasa de desertización

La Región Monte registra grandes áreas de deforestación. La mejora de las condiciones


de exportación deriva en un aumento de las actividades económicas que explotan el
suelo. Se advierte así un avance de la frontera de la agrícola (en su mayor parte
dedicada a monocultivos) y una explotación intensiva de las superficies para ganadería
(sobrepastoreo). La falta de controles oficiales constituye un cuadro de situación
desventajoso para el desarrollo de formas racionales de aprovechamiento del suelo, el
agua, el bosque. Muchas de las especies forestales han sufrido talas importantes para la
obtención de combustible.

107
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

La quema intencional de pastizales y los incendios accidentales han producido y


producen un debilitamiento significativo de la masa forestal. El crecimiento urbano ha
contribuido negativamente al retroceso del bosque.

Actividades:

• Collage de opiniones: Realice un relevamiento en la prensa local y nacional


de los principales puntos turísticos de la región. Destaque las opiniones en
relación al ambiente y la naturaleza de turistas extranjeros y de otros lugares
de Argentina y de ser posible complete con algún reportaje propio a algún
visitante. Con todo ese material puede escribir una pequeña revista y
publicarla de manera simple (fotocopias) para distribuirla entre la comunidad
educativa y los vecinos.

• Mapa conceptual de combustibles: Releve información sobre los diversos


tipos de combustibles que se utilizan. Relacione con el bosque nativo. Incluya
todas las fuentes. Plasme los orígenes y discrimine renovables y no
renovables en un esquema y confeccione un afiche. Complete la ilustración
con recortes periodísticos de la problemática.

• Investigación: Redacte un breve artículo sobre "Áreas protegidas". Releve la


información de diarios, revistas, Internet. Incorpore las expresiones: ambiente,
diversidad, conservación, preservación, aprovechamiento

108
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

6.5. Región Forestal Espinal

6.5.1. Características Básicas

Esta extensa región de aproximadamente 33.001.934 hectáreas ocupa parte del territorio
de siete provincias argentinas, desde los 28° hasta los 40° de latitud Sur. Se subdivide
en tres subregiones: del ñandubay, del algarrobo y del caldén.

Ubicación

La región Espinal dibuja un gran arco al sur del Parque Chaqueño, parte del Pastizal
Pampeano y abarca áreas de las provincias de Corrientes, Entre Ríos, Santa Fe,
Córdoba, San Luis, La Pampa y Buenos Aires.

109
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Clima

La zona presenta una gran variedad climática. Las temperaturas medias anuales rondan
los 21,5° C en el norte y 14,5° C en el sur. En toda la zona hay heladas. Las
precipitaciones van desde 1500 mm en el NE hasta 400 mm anuales en el SO, y se
distribuyen entre primavera y verano. Las nevadas son poco frecuentes pero no así el
granizo que ocasiona graves daños a los sembrados. Los vientos provienen de la zona
cuyana provocando un efecto desecante.

Paisaje

El relieve de esta región está caracterizado por llanuras y serranías bajas, con notas más
específicas en las provincias de Corrientes –lomas y planicies en el oeste; la depresión
inundable del Iberá; la planicie de erosión oriental y la planicie aluvial del Paraná- y
Entre Ríos con anchas lomadas, cuchillas surcadas por ríos. La llanura santafecina es
más homogénea y en Córdoba se distinguen estribaciones de las sierras surcadas por
arroyos que descienden al relieve llano.

Agua

La disponibilidad de agua es abundante. Los ríos más importantes el Paraná y el


Uruguay se complementan con abundantes lluvias. Asimismo, hay aporte de ríos
menores y arroyos junto con reservorios artificiales construidos en campos para el
cultivo de arroz. La calidad del agua depende de la forestación y se ve favorecida por
ella en la medida en que los suelos forestales tienen una gran capacidad de absorción -
50 veces más que los suelos agrícolas- y enriquecen las aguas del subsuelo.

Suelo

El suelo es predominantemente arenoso en Corrientes y en la costa del Río Uruguay en


Entre Ríos. En el centro de esta provincia los suelos son negro arcillosos y
limoarcillosos, negros arcillosos. En Córdoba, los suelos son variados, con zonas de
suelos castaños bien desarrollados, arenosos al sudoeste y arenoarcillosos al sureste. La
Pampa presentra suelos desarrollados en condiciones de aridez con textura arenosa y
francoarenosa. Históricamente, la producción agropecuaria ha sido irregular con un
manejo inadecuado respecto de la conservación del suelo.
La erosión hídrica provoca cárcavas y zanjones, mientras que las inundaciones alteran
los componentes químicos del suelo

Vegetación

La vegetación característica son los bosques xerófilos con predominio de especies del
género Prosopis y otras especies del Parque Chaqueño pero sin quebracho colorado. Es
un bosque con árboles de menos de diez metros de altura, arbustos y hierbas, que
alternan con palmares, sabanas y estepas gramíneas.
Según la especie arbórea dominante se distinguen las 3 subregiones: más al norte la del
ñandubay, en el centro la del algarrobo y al sur la del caldén.
Los “caldenales” típicos de San Luis y La Pampa representaron montes ricos en medio
de la aridez de la zona. En la actualidad se han reducido por la sobreexplotación.

110
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Algunas especies arbóreas representativas

Ñandubay Prosopis Algarrobo Prosopis nigra Algarrobo Prosopis alba


affinins negro Blanco

Caldén Prosopis Tala Celtis tala Chañar Geoffroea


caldenia decortican
Quebracho Aspidosperma Molle/incienso Schinis Espinillo Acacia caven
Blanco quebracho longifolius
blanco
Ceibo Erytrina Crista- Sombra de Toro Jodina Chal Chal Allophylus
galli rhombifolia edulis
Arbustos:
Piquillín Condalia Atamisque Capparis Alpataco Prosopis
microphylla atamisquea alpataco
Palmeras:
Caranday Copernicia alba Yatay Syagrus yatay Palma Trithrinax
campestres

Fauna

Caracterizar la fauna del Espinal no resulta simple ya que las especies que la integran se
encuentran presentes en otras regiones y su presencia responde a distintos paisajes. La
fauna autóctona no es abundante, aunque sí variada, sobre todo en herbívoros.
Las especies de mamíferos que se encuentran en la región son: la vizcacha (Lagostomus
maximus), el carpincho (Hydrochaeris hydrochaeris), el lobito de río (Lutra platensis) y
la nutria (Myocastor coypus), el venado de las pampas (Ozotoceros bezoarticus celer),
el ciervo de los pantanos (Blastocerus dichotomus), el tatú piche (Cabassous
chacoensis), el quirquincho chico (Chaetophraectus vellerosus pannosus), el
quirquincho grande o peludo (Chaetophractus villosus), la mulita pampeana (Dasypus
hybridus), el tatú carreta (Priodontes maximus); el quirquincho bola (Tolypeutes
matacus), el pichillorón (Chaetophractus vellerosus), el oso hormiguero
(Myrmecophaga tridactyla tridactyla), el oso melero (Tamanduá tetradactyla Kriegi), el
puma o león americano (Puma concolor acrodia), el gato montés (Oncifelis geofrroyi
paraguae) y el zorrino (Canepatus castaneus) y también el zorro gris pampeano
(Dusicyon gymnocercus).
También deben mencionarse los yacarés (Caimán spp.) y el ñandú (Rhea americana)
que se encuentra muy difundido
A estas especies propias de la región se deben agregar las aves, cuya presencia es
relativa debido a la caza ilegal.
Evidenciando los cambios producidos en el ecosistema, la fauna de La Pampa está
representada básicamente por dos especies exóticas: el ciervo colorado y el jabalí,
ingresadas a principios del siglo con destino a la actual Reserva Provincial de Parque
Luro, desde donde se expandieron. También la liebre europea que, aunque predomina
en la zona oriental, se ha difundido hacia el oeste.
La persecución ha sido intensa desde el principio de los asentamientos productivos de
fines del siglo pasado. Tal como ocurre con los recursos forestales, la fauna también

111
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

está seriamente afectada. La diversidad se ve comprometida por el cambio de hábitat


que albergaba una fauna variada. El empobrecimiento de su composición es notorio. La
eliminación del bosque desprotege a la población faunística provocando la migración de
algunas especies a otros territorios mientras que otras pueden verse amenazadas de
extinción.
Otro factor a tener en cuenta, además de la caza desmedida, es el efecto del fuego que
provoca la huida y mortandad de animales. Legislaciones provinciales reglamentan
períodos de caza y veda para ciertas especies, pero la caza furtiva de especies con valor
comercial tanto por su aprovechamiento como para su comercialización al exterior
afecta la diversidad.

Los Bosques

Historia

La Conquista del Desierto impone establecimientos agropecuarios que junto a la


expansión del ferrocarril producen devastaciones para abrir campos y proveerse de
madera y leña. A fines del siglo XIX se calcularon 15.000.000 de hectáreas de
superficie boscosa que se redujeron a 8.000.000 a mitad del siglo XX.
Es importante señalar que durante la Segunda Guerra Mundial se sustituyeron las
importaciones de carbón de piedra, petróleo y sus derivados por madera y leña –hasta el
momento de uso doméstico- para usinas y fábricas. Antes de esto había comenzado en
forma masiva la instalación de aserraderos y parqueteras de caldén –fundamentalmente
en La Pampa-. La mitad del siglo XX marca el período de mayor actividad maderera y
la expansión de la frontera agropecuaria.

El hombre y su relación con el bosque nativo

La producción forestal requiere ocupación transitoria y además itinerante. El paisaje


originario ha sido alterado de manera de arribar a un agrosistema, que necesita de líneas
ferroviarias y aéreas de energía, rutas, canales de drenaje, sistema de riego,
urbanizaciones y la incorporación de especies exóticas.

6.5.2. Problemática de la región

El impacto de los cambios a nivel internacional y nacional en la región, se evidencia en


un acelerado proceso de extinción de los bosques, donde el avance de la producción
agropecuaria promueve a su desaparición. Asimismo, el desarrollo de transgénicos ha
tenido una incidencia definitiva en la crisis del espinal.
El cambio climático global, como consecuencia de un modelo de desarrollo denominado
“irracional” se traduce en síntomas tales como el efecto invernadero, el
empobrecimiento de la capa de ozono, etc, que han impactado a nivel mundial,
nacional y local.
En la región ha habido una degradación de los recursos, al ser destinados para el
aprovechamiento de pastoreo, desarrollo de la ganadería no planificada y utilización de
los maderables.

112
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

6.5.3. Indicadores para analizar la problemática regional

Dimensión Indicadores

Económica • Aumento de la demanda de los productos agropecuarios


• Avance de la frontera agrícola

Social • Pauperización de la población

Ambiental • Aumento de la concentración urbana


• Incremento de los desechos tóxicos
• Incremento de las inundaciones
• Tasa de deforestación

En la Región Espinal el avance significativo de la frontera agropecuaria ha tenido una


incidencia directa en la degradación del espinal. La demanda nacional e internacional
alienta el crecimiento de la zona de explotación agropecuaria y su consecuente
deforestación. Las actividades no racionales agotan la tierra y contaminan las aguas.. El
crecimiento urbano, muchas veces no debidamente planificado, agrega contaminación
ambiental por desechos tóxicos industriales y domiciliarios.

Las inundaciones han aumentado desde 2003 y las consecuencias sociales de esos
fenómenos climáticos son significativas.

Actividades:

• Gráfico cronológico de las inundaciones: Recupere información de la prensa sobre


las inundaciones de los últimos diez años. Confeccione un afiche con una
representación histórica que marque la evolución del fenómeno. Agregue
declaraciones de expertos que relacione las inundaciones, el cambio climático y el no
cuidado de la naturaleza.

• Mapa de la contaminación: Sobre un mapa de la región identifique las


concentraciones urbanas indicando cantidad de pobladores. Señale las
concentraciones industriales, las zonas de explotación agrícola y ganadera y las zonas
de bosques aún existentes. Redacte un breve texto (media carilla) que explique la
interrelación de todos estos elementos.

• Cancionero del bosque: Las letras de las canciones son un excelente registro del
pensamiento de los pueblos. Releve piezas de todas las épocas, de todos los ritmos
que incluyan temas relacionados con la naturaleza: paisajes, especies animales y
forestales autóctonas, el hombre disfrutando, etc, etc. Confeccione una publicación
simple (fotocopias, por ejemplo) con lo investigado por la clase para distribuir en la
escuela.

113
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

6.6. Región Bosque Andino Patagónico

6.6.1. Características Básicas

La región forestal constituye una de las últimas reservas mundiales de bosques


templados con poca alteración antrópica y valiosa diversidad vegetal y animal con una
extensión de aproximadamente 6.446.523 hectáreas. Tanto el Alerce como la Araucaria
o Pehuén son árboles que han resistido intensos procesos ambientales y culturales.
Puede apreciarse también un significativo patrimonio cultural, histórico y educativo. Se
reconocen en ella cinco subregiones: Bosque Caducifolio, Magallánico, Valdiviano, y
del Pehuén.

114
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Ubicación

Se extiende en dirección norte-sur por 2200 kilómetros, desde el sur de Mendoza hasta
el extremo continental sur de Santa Cruz y Tierra del Fuego. En sentido este-oeste
constituye una angosta faja que tiene un ancho de 75 kilómetros en Neuquen y es nula
en algunos lugares de Chubut y Santa Cruz.

Clima

El clima es templado-frío, variando desde frío húmedo en las cordilleras patagónica y


fueguina a frío subhúmedo en la región magallánica y frío nival aún más al sur.
El clima es variado debido a las diferencias de altitud, latitud y la heterogeneidad del
relieve. Las temperaturas disminuyen de norte a sur, con medias entre 9,5°C y 5,4°C.
Las montañas funcionan como barreras naturales a los vientos húmedos del Pacífico y
regulan la temperatura y humedad, permitiendo el desarrollo de los bosques.
El régimen de precipitaciones es invernal, con estación seca de primavera/verano,
especialmente en el este. Las nevadas son la característica distintiva.
El archipiélago fueguino está dominado por vientos fríos del oeste, lluvias frecuentes
durante casi todo el año.

Paisaje

El sello de la región es otorgado por la Cordillera de los Andes. Cadena producida por
la elevación de la corteza terrestre a fines del período terciario. Comprende la Cordillera
Neuquina, Cordillera Patagónica Austral y Cordillera Fueguina.

En la Cordillera Neuquina se destacan los volcanes Tronador y Lanin de 3554 m y


3776 m de altura, respectivamente. La Cordillera Patagónica Austral se extiende desde
el Lago Nahuel Huapi hasta el Estrecho de Magallanes (entre 600 y 3000 metros) y
valles intermontanos. En la Cordillera Fueguina el relieve es abrupto, salvo en los
fondos de valle. La actividad de los volcanes arroja sedimentos a los suelos que hoy son
fértiles.

La hidrografía de la región está ligada a la acción de los glaciares que alimenta a los
lagos cordilleranos. Los ríos que provienen del Atlántico están regulados por los
deshielos. Los más destacables son los ríos Limay, Collón Curá y Neuquen, Chubut,
Deseado, Santa Cruz, Coyle, Gallegos, Grande y Azopardo. Del lado del Pacífico
encontramos las cuencas del Lago Lacar y Buenos Aires y los ríos Puelo y Futaleufú.

Agua

Los lagos de esta región soportan la amenaza de construcción de proyectos


hidroeléctricos, ya que el balance hídrico de toda la Patagonia depende del sector
cordillerano porque es allí donde ocurren las más importantes precipitaciones. Hay
problemas de contaminación en la región debido al incremento demográfico urbano y al
uso turístico deportivo creciente de los cuerpos de agua.

115
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Suelo

En el sector norte los suelos poseen materiales de origen volcánico, que retienen la
humedad y permiten a la vegetación soportar los períodos de sequía. Las altas cumbres
presentan hielos perpetuos dónde sólo pueden crecer musgos y líquenes tundráticos.

Hacia el este y a menores altitudes, se encuentran suelos pardos forestales con alta
capacidad de retención hídrica y buena aireación. Ocupan los faldeos con bosques
densos donde abundan los lengales y los prados andinos. A menor altura, en la misma
dirección este, los suelos son similares a los anteriores pero menos ácidos, En el límite
con la estepa, predominan los areno-pedregosos, muy permeables y menos ácidos.
El segundo tramo –sudoeste de Chubut y Santa Cruz- predominan materiales de origen
volcánico y de deshielo. En Tierra del Fuego, los suelos son de origen glaciar. En toda
la región se ha detectado aumento de la erosión, desestabilización de laderas y taludes,
aumento de la temperatura del suelo, modificación de la estructura y pérdida de
nutrientes

Vegetación

Predomina la vegetación arbórea, existiendo también praderas, vegas y en el extremo


sur, turberas. Asimismo, coronando la Cordillera existen arbustos achaparrados y
gramíneas ralas.
Casi la mitad de la región está cubierta por bosques espontáneos, el resto se corresponde
a alta montaña, valles con pastizales, claros naturales o de origen antrópico. Dentro del
grupo bosques, sólo 20 son arbóreos y el 90% de la superficie ocupada por éstos,
corresponde a “falsas hayas del sur”. Hay 300 especies exóticas introducidas como la
rosa mosqueta y la zarzamora que se comportan como invasoras.
El bosque caducifolio, corresponde al borde oriental de la región desde Neuquén hasta
Tierra del Fuego, se caracteriza por la presencia de lenga, ñire, ciprés de la cordillera y
acompañan el radal, el raulí y el roble pellín.
El bosque magallánico, corresponde al extremo occidental de Santa Cruz y sur de Tierra
del Fuego, donde predominan la lenga y el guindo.
El bosque valdiviano, corresponde a una franja discontinua de zonas húmedas en la
cordillera de Chubut, Río Negro y Neuquén. En estos bosques la especie característica
es el coihue, asociado al alerce, el ciprés de las guaytecas, el maniú macho, el maniú
hermbra, el canelo, el notro y el arrayán.
Los bosques del Pehuén en el centro oeste de Neuquén, como dice su nombre son
bosques abiertos de esta especie.
El Pehuén, el alerce y el ciprés de la guaytecas son especies protegidas
Hay plantaciones de especies exóticas, algunas de las cuales como el pino oregón
(Pseudotsuga menziesii) de alta agresividad invasiva.

116
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Algunas especies arbóreas representativas

Lenga Nothofagus Ñire Nothofagus Coihue Nothofagus


pumilio antarctica dombeyi
Raulí Nothofagus Roble Pellín Nothofagus Guindo Nothofagus
alpina obliqua Magallánico betuloides
Pehuén o Araucaria Ciprés de la Austrocedrus Alerce Fitzroya
araucaria araucana cordillera chilensis cupressoides
Arrayán Luma apiculata Maniú macho Podocarpus Mañiu hembra Saxegothaea
nubigenus conspicua
Radal Lomatia hirsuta Canelo Drymis winteri Ciprés de las Pilgerodendro
Guaytecas n uviferum
Maitén Maytenus Notro Embothrium Avellano Gevuina
boaria coccineum avellana

Fauna

La región del Bosque Andino Patagónico se destaca por la gran variedad y riqueza de su
fauna autóctona.
Entre los mamíferos terrestres autóctonos encontramos el coipo (Myocastor coipus), el
chinchillón común (Lagidium viscacia), el gato montés (Felis geoffroyi), el huemul
(Hippocamelus bisulcus), el huillín (Lontra provocas), el moloso común (Taradira
brasiliensis), el pudu o venadito (Pudu puda), el puma (Felis concolor), el zorro
colorado (Pseudalopex culpaeus), el zorrino (Conepatus humboldtii), la mara
(Dolichotis patagonum), el guanaco (Lama guanicoe) y una amplia variedad de
roedores como el tuco-tuco (Ctenomys spp.), el colilargo fueguino (Oligorizomys
magellanicus), el ratón topo pardo (Geaxus valdivanus), el ratón de hocico amarillo
(Abrothrix xanthorhinues), el ratón peludo castaño (Eligmodontia typus) y el ratón
conejo (Reithrodon auritus). La dieta básica de estos últimos se compone de corteza de
los árboles, del tapiz vegetal y del follaje.
Las aves autóctonas están representadas por águila mora (Geranoaetus melanoleucus),
halconcito común (Falco sparverius), aguilucho cola rojiza, aguilucho chico, bandurria
(Theristicus caudatus), carpintero negro gigante Campephilus magellanicus), el cisne de
cuello negro (Cygnus melancoryphus), cauquén caranca (Chloëphaga hybrida), cauquén
común (Ch. picta), comesebo patagónico (Pygarrhichas albogularis), cóndor (Vultur
gryphus), golondrina patagónica (Tachycineta leucopyja), lechuza bataraza (Strix
rufipes), pato de torrente (Merganetta armata), picaflor rubí (Sephanoides galeritus),
pitio (Colapses pitius), entre otras.
Existen varios anfibios como el sapo del bosque (Bufo spinolosus) y las ranitas de
cuatro ojos (Pleuroderma bufonina y P. bibroni), la ranita marsupial (Rhinoderma
darwinii) y reptiles como lagartijas del género Liolaemus sp. y una sola culebra
(Tachymenis peruviana).
En los lagos abundan los peces autóctonos como el bagre aterciopelado (Diplomystes
viedmensis), el pejerrey patagónico (Basilichtys microlepidotus) y la trucha criolla
(Percychthys sp.), entre otros.

117
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

La introducción de fauna exótica, voluntaria o casual, ha sido un factor importante de


alteración del ecosistema, en particular de la vegetación. El ciervo rojo (Cervus elaphus)
y en menor medida los ciervos axis (Axis axis) y dama (Dama dama), en las zonas con
alta concentración de sus poblaciones, infringen daños fuertes a la vegetación, así como
el castor (Castor candensis) hace lo propio en Tierra del Fuego. En los ríos también se
han introducido peces exóticos como la trucha arco iris (Salmo gairdnerii) y la trucha
marrón (S. fario).
La deforestación de bosques nativos, la forestación con especies exóticas, la cría de
ganado doméstico, la introducción de fauna exótica, la caza y pesca furtiva y la
contaminación de suelos, cauces de agua y represas han modificado o destruido el
hábitat y han hecho desaparecer especies y puesto a otras en peligro de extinción.

Los Bosques

Historia

Las evidencias de poblamiento en la Patagonia se remontan a 13.000 años de


antigüedad. Los primeros asentamientos que impactan el bosque datan de 150 años
atrás, en los que se utilizaba la madera para construir viviendas, cercos y galpones, se
utilizó leña para calefacción e inclusive se desmontó para cultivos de huerta y praderas
para el ganado. La ganadería se transformó en la actividad productiva principal,
utilizando los valles bajos y húmedos para invernar la hacienda antes de la entrega a
destino.
Sin embargo, la población ganadera provocaba incendios para clarear el bosque y dar
lugar a pasturas, hecho que redujo la superficie boscosa original. La creación de los
grandes Parques Nacionales y el consecuente control comenzó a partir de 1934 y
disminuyó el impacto del fuego sobre los bosques y la expansión desordenada del
asentamiento humano, fomentando el desarrollo turístico merced a los atributos
escénicos del paisaje.

El hombre y su relación con el bosque nativo

Se estima que la población originaria llegó a contar con 300.000 habitantes que
ocupaban la zona de estepa por ser más favorable para la caza. Hoy se calcula en 55.000
el número de aborígenes en toda la Patagonia. Los diversos asentamientos que se
realizaron desde ambos lados de la Cordillera provocaron un alto impacto sobre el
ecosistema.
La población actual es de 280.000 habitantes, concentrándose 100.000 en San Carlos de
Bariloche. La creación de los Parques Nacionales promovió el desarrollo de una mayor
conciencia social acerca de los bosques nativos, que según el Primer Inventario
Nacional de Bosques Nativos señala una superficie de 1.985.495 hectáreas de bosques
nativos, más otro tipo de tierras forestales que cubren una superficie de 1.633.414
hectáreas. Históricamente la degradación del bosque es un proceso complejo cuyos
orígenes son diversos, entre otros, los incendios accidentales y los intencionales.

118
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Economía de la región

La actividad turística constituye una importante fuente de ingresos, existiendo diferentes


modalidades como “turismo de estancias”, actividades de turismo deportivo, alta
montaña, entre otros. El consumo directo de leña por parte de los pobladores es muy
alto. En los últimos años, se ha desarrollado la extracción de productos no madereros
del bosque como hongos y helechos como fuente de ingresos.
Se ha extendido la producción de plantines de especies exóticas mucho más que la de
plantas autóctonas.

6.6.2. Problemáticas de la región

Los principales impactos negativos, de los cambios globales, producidos en el Bosque


Andino Patagónico son:

 Avance de la frontera agropecuaria


 Manejo inapropiado dañando en forma irreparable al bosque nativo
 Fragmentación del bosque
 Dificultades de manejo del suelo
 Especulación inmobiliaria
 Manejo inadecuado del fuego

Como impactos positivos se destacan:

 Planes de manejo integrado de los recursos


 Respuesta activa de las comunidades ante incidentes ambientales, ej. Proyecto
de emprendimiento minero en Esquel
 Regiones que empiezan a vincularse con la educación ambiental

6.6.3. Indicadores para analizar la problemática regional

Dimensión Indicadores

Económica • Especulación inmobiliaria


• Aumento del turismo y falta de planeamiento del área
• Avance de la frontera agropecuaria

Ambiental • Inclusión de especies animales y vegetales exóticas


• Crecimiento urbano no planificado
• Inadecuado manejo del fuego
• Incendios accidentales

119
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

En la Región Bosques Andino Patagónicos se está produciendo un crecimiento de la


actividad turística significativo. Eso por un lado se traduce en mejoras socio-
económicas para la población. No obstante, el turismo, la denominada industria sin
chimeneas, también debe ser planificado y regulado para que no se deteriore el mismo
hábitat que convoca a los visitantes. La falta de controles deriva en acciones de polución
ambiental de todo tipo. En particular en esta zona se padece una alteración del mercado
inmobiliario con la participación de fuertes inversionistas nacionales y extranjeros.
Muchas veces la posesión de las tierras no permite la conservación y el
aprovechamiento de los bosques nativos.

Se ha producido la incorporación de especies animales y vegetales que en casos invaden


y reducen el volumen de especies autóctonas. Sumado a esto un manejo inadecuado del
fuego para ganar tierras para la ganadería y la agricultura, además de incendios
accidentales, configura un cuadro de sesgo negativo para la región.

Actividades:

• Mi propio mapa de especies: Sobre un mapa de la región incorpore especies


forestales y animales. Distinga las autóctonas de las exóticas. Complemente la
ilustración con textos breves de la prensa que hagan referencia a situaciones
planteadas con esa convivencia no natural de unas y otras especies.

• Investigación sobre el fuego: Releve información sobre formas de manejo del


fuego y legislación al respecto de otras zonas de la Argentina y de otras partes
del mundo. Compare propuestas y resultados.

• Encuesta al visitante: Formule cuatro preguntas para obtener la opinión de


visitantes extranjeros sobre la región. Ayudas: que las preguntas sean simples y
directas, no realice indagaciones de datos personales -sólo los necesarios para
entender quién está dando su opinión-. Reúna y sintetice las opiniones en un
texto, señale si guarda o no relación con la idea de "aprovechamiento
sustentable del bosque nativo".

• Decálogo del buen acampante: "Vivir" unos días en el bosque puede ser una
actividad tan gratificante como educativa. Sin embargo, para hacerlo
adecuadamente y no caer en situaciones de peligro o agresión contra sí mismo,
contra terceros o contra el ambiente, se requieren algunos conocimientos.
Releve en libros y revistas especializadas, Internet, informantes claves
(profesores, miembros de defensa civil, guardaparques) cuáles son las
precauciones que se deben tener al realizar está actividad. Sintetice los cuidados
en diez indicaciones simples, concretas y realizables. Genere un volante o
folleto que pueda ser distribuidos entre los miembros de la escuela, vecinos y
puntos de interés turístico.

120
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Balance

Dos momentos en el proceso de enseñanza-aprendizaje del apartado IV:


Al finalizar usted habrá trabajado: Para seguir pensando
(más acá o más allá):
• Un descriptivo de cada una de las • ¿Se puede construir una lectura
regiones con especial énfasis en el comparada de los datos básicos
clima, el paisaje, el agua, el suelo, que definen a cada región?
la vegetación.
• Una mirada histórica de cada • ¿Se puede confeccionar una regla
región, sumada a una económica y histórica que permita comparar la
un análisis de la intervención del actividad económica desarrollada
hombre. en cada región en relación a los
bosques nativos?
• Una semblanza de la problemática • ¿Cuáles son las coincidencias y
de bosques nativos específica en la contrastes de la problemática de
región. los bosques nativos en cada
región?

• La presentación integrada de • ¿Puede haber una legislación


indicadores para evaluar la nacional que abarque la
problemática en cada una de las problemática de todas la regiones?
regiones.
• Sugerencias para realizar • Estimado colega, ¿recuerda las
actividades áulicas en referencia a actividades más exitosas
los puntos destacados de cada realizadas por usted o por alguno
región. de sus compañeros? ¿Son de
posible aplicación a la
problemática del bosque?

121
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Sólo se aprende aquello que resulta significativo, es decir que se vincula con el
interés de las personas convocadas.

V. PRÁCTICAS DE DINÁMICA GRUPAL

La propuesta de trabajo en grupo para


este manual se vincula con la esencia ...deberían hacer uso de dinámicas participativas
que al tiempo que informan, formen en los
misma del tema de la protección del
valores de responsabilidad, solidaridad,
bosque nativo como bien social. cooperación, cuidado de sí mismo, del otro y del
entorno, entre otros.
En efecto, tal como se ha planteado en
las páginas precedentes, la existencia de
leyes no implican per se su cumplimiento efectivo. Requieren de un sujeto activo,
crítico y responsable con su ciudadanía que las haga efectivas.

Por lo tanto, quienes ejerzan acciones docentes y de capacitación para la protección y el


cuidado del ambiente en general y del bosque nativo en particular, ya sea desde la
escuela o desde asociaciones específicas o de otras organizaciones de la sociedad civil
que se propongan trabajar este tema, deberían hacer uso de dinámicas participativas que
al tiempo que informan, formen en los valores de responsabilidad, solidaridad,
cooperación, cuidado de sí mismo, del otro y del entorno, entre otros.
El modelo de trabajo basado en la acción grupal favorece el logro de cambios
permanentes en las actitudes, a través de una participación real.
La característica del saber en relación al tema del ambiente se relaciona directamente
con la experiencia cotidiana y permanente del sujeto: en todo momento el contexto
ambiental nos involucra. Por lo tanto la tarea de formación debe partir de lo que cada
sujeto aporta desde su experiencia, enriqueciendo de este modo el saber grupal.
Por lo tanto se requiere ofrecer oportunidades de trabajo grupal sobre temáticas de
interés comunitario sobre la base de un grupo, que a partir de la propuesta de un
coordinador articule sus experiencias.
Esta afirmación nos remite a algunas cuestiones básicas:

 El hecho de tratarse de un tema referido al ambiente, sobre los que todos los
participantes, en mayor o menor medida tienen alguna experiencia, no elimina la
necesidad de preparar el taller o encuentro de manera cuidadosa y exhaustiva. Es
decir, hay que planificar muy bien qué se va hacer, cómo se lo va a hacer,
quiénes y cuánto tiempo, a fin de llegar a los resultados esperados.

 Se requiere de una persona que pueda coordinar el grupo, y no de alguien que


“dé cátedra”. Es decir que facilite que la gente se exprese en relación a su

122
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

experiencia. El coordinador debe ser capaz de sacar lo mejor de cada uno y


transformarlo en un producto grupal. A veces es necesario contar con la
exposición de algún especialista, en cuyo caso, la temática que éste aporta, se
puede usar como “disparador” del trabajo en grupo que se realice con
posterioridad. La lectura de algún artículo o publicación referida a un tema de
interés de la comunidad también puede ser usado como disparador de la
discusión grupal.

 Los temas a tratar deben ser de interés del grupo y no exclusivamente del
coordinador. Sólo se aprende aquello que resulta significativo, es decir que se
vincula con el interés de las personas convocadas. A veces será necesario un
trabajo previo, si se advierte que por falta de información la gente no elige algún
tema que resulta importante. Por ejemplo, en los temas referidos al cuidado del
ambiente, ocurre que muchas veces las prácticas poco cuidadosas se relacionan
con escasa información sobre los daños emergentes. Un trabajo previo, que
señale estas cuestiones, sobre la base de afiches, cartillas, charlas breves
informativas, pondrán a la gente en mejores condiciones de producir cambios
permanentes en sus prácticas de cuidado y en la defensa de sus derechos en
relación a un ambiente saludable.

1. Técnicas participativas para el trabajo grupal

Las técnicas participativas, constituyen herramientas para facilitar el trabajo grupal,


permitiendo la integración de los miembros del grupo, abriendo la oportunidad de un
tiempo de reflexión y favoreciendo el aprendizaje.

El objetivo esencial de su utilización es integrar el “pensar -sentir y hacer” de los participantes a


fin de producir “aprendizajes”, que posibiliten un cambio en las relaciones de ese grupo con el
entorno y que a su vez impulsen otras acciones similares, multiplicando la acción en la
comunidad.

123
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

En la utilización de las técnicas es necesario pensar con claridad en el objetivo que se


propone la actividad y luego pensar en el procedimiento. Este último debe estar
relacionado, con la cantidad de participantes, con las características del lugar, los
materiales a utilizar y el tiempo disponible para su realización.
Es fundamental conocer bien la técnica que se va a emplear para que el trabajo sea
efectivo.
Existe una importante bibliografía, que da cuenta de diferentes opciones de técnicas. Si
bien es válida su consulta, lo más importante es poder hacer las modificaciones
necesarias para adecuarla a la situación y los participantes.
A continuación se plantearan algunas a modo de orientación y luego en la bibliografía
se ofrecerán distintas alternativas.

2. Tipos de técnicas

 Vivenciales: ofrecen la posibilidad de crear una situación en la que los


participantes se involucran, reaccionan y adoptan actitudes espontáneas. Las
técnicas de animación y las técnicas de análisis constituyen ejemplos. La
primera tiene como objetivo preparar el clima en el que se va trabajar después.
Se caracteriza por tener elementos que facilitan la integración y el conocimiento
mutuo. La segunda proporciona elementos para reflexionar sobre situaciones de
la vida real.

 De actuación: el elemento central es la expresión corporal y la dramatización, a


través de las cuales se manifiestan situaciones, comportamientos y modos de
pensar.

 Auditivas y audiovisuales: utilizan el sonido o su combinación con imágenes.


Requieren de un trabajo de elaboración / selección previa que no es producto del
grupo. Aporta elementos nuevos a los que el grupo ya posee. Es conveniente que
los coordinadores conozcan el contenido de antemano y que se haya elaborado
una guía de preguntas que permita conectar el tema con la problemática para la
cual se lo seleccionó. Se puede combinar con alguna técnica de análisis para
profundizar el contenido en cuestión.

 Técnicas visuales: Son de dos tipos: escritas, por utilizar la escritura como
elemento central, por ej. papelógrafos, lluvia de ideas por tarjetas, mapas
conceptuales, lectura de textos y gráficas, utilizando básicamente el dibujo.

3. Ejemplos

A continuación se incluye un ejemplo para cada uno de los tipos de técnicas.

La telaraña

Objetivo: Realizar la presentación de los participantes y promover su integración.

Materiales: un ovillo de lana o hilo.

124
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Dinámica: los participantes forman un círculo estando de pie; se lanza el ovillo a otro
participante al tiempo que se dice el nombre, procedencia, actividad, interés por el que
se encuentra participando o cualquier otro dato que el coordinador seleccione de
acuerdo al motivo de la reunión. Una vez que el último participante haya recibido el
ovillo, se advierte que ha quedado formada una telaraña y que hay que “desarmarla”
devolviendo el ovillo en sentido inverso, de modo que el que devuelve el ovillo debe
recordar los datos aportados por su antecesor.

La valija

Objetivo: Analizar los principales elementos de una situación o problema. Establecer


prioridades.
Materiales: afiche escrito con la consigna y el listado de los elementos entre los cuales
se debe seleccionar para armar la valija.
Dinámica: Se trabaja en subgrupos de cuatro a seis personas. Se da la consigna en los
términos siguientes: “Arme una valija para emprender un viaje, sólo debe llevar 10
cosas que considere imprescindibles de la lista que se le ofrece, ordénelas por orden de
importancia. Puede agregar tres cosas que no estén en la lista y que usted considera de
importancia” Se puede agregar el pedido de justificar por qué las elige, o por qué
descarta las que quedan. Luego se procede a comparar las “valijas de los subgrupos y a
arribar a una opinión del conjunto respecto de las distintas posibilidades de análisis del
problema.
Esta técnica requiere de un buen análisis previo del problema por parte del coordinador
de modo de ofrecer un listado significativo y problemático de los distintos componentes
de la situación.

Cambio de roles

Objetivo: Percibir y comprender los efectos de las actitudes y reacciones de los


diferentes integrantes en el grupo.
Dinámica: Se subdivide el grupo en subgrupos de cuatro a seis personas; todos los
grupos deben tener los mismos miembros y es importante que los mismos se conozcan
entre sí. Se numeran. Se dice un número al azar. Todos los jugadores de los distintos
subgrupos con ese número pasan al centro de la sala. Los jugadores elegidos deben
representar cualquier situación cotidiana que viven en la comunidad en relación a la
problemática que los convoca pero asumiendo la personalidad de la persona que tienen
a la izquierda.
Después de tres o cuatro minutos de improvisación, cada uno evalúa y expresa cómo se
sintió representado. El que representó el rol del otro, comunicará cómo se sintió en esa
posición, qué otras cosas hubiera querido expresar. A continuación el resto de los
miembros hará sus comentarios. Luego se siguen las improvisaciones con otros
miembros.

125
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Estatuas

Objetivo: Analizar los componentes de una situación cristalizada y expresarlo a través


de la postura.

Dinámica: se puede trabajar en forma individual, si el grupo es pequeño o en subgrupos


si es más numeroso. La estatua, individual o grupal se “arma“ frente al grupo y
permanece durante unos minutos de modo que los observadores puedan tomar algunas
notas de sus impresiones. El análisis de las estatuas podrá hacerse al final de cada una o
al concluir todas. La primera opción, tal vez profundice más en lo particular, pero los
comentarios pueden incidir en las presentaciones siguientes. Se facilita, a través de esta
técnica el descubrimiento de un problema permitiendo nuevos elementos para su
análisis.

Una variante es plantear que otro grupo, “moldee” la estatua según sus ideas, justifique
los cambios y los discuta.

Lluvia de ideas por tarjetas

Objetivo: Aportar las diferentes ideas o componentes de un problema desde el punto de


vista de cada integrante a fin de llegar a una síntesis que contenga todas las opciones y
permita visualizar los desacuerdos o puntos de vista diferentes.

Dinámica: Se puede partir de una exposición previa de algún especialista, de una lectura
o de una película o simplemente de una pregunta que el coordinador realiza al grupo
para comenzar el análisis de un problema.

Las respuestas se pueden realizar oralmente y el coordinador las anota en un afiche tal
como van saliendo y luego se las ordena con alguna lógica con la cooperación del grupo
o bien se pueden repartir papeles pequeños a todos los miembros del grupo y estos
escriben las ideas en cada uno y luego de un tiempo de trabajo individual se van leyendo
y pegando en un afiche. Al cabo de la actividad la producción constituirá la síntesis de
las ideas del grupo.

Dictado de un dibujo

Objetivo: Tomar conciencia de la necesidad de la retroalimentación en la comunicación.

Dinámica: Se reparte a los participantes un papel cuadriculado y se les dicta un dibujo


geométrico de dos maneras distintas:

 no permitiendo preguntas y consulta a los compañeros y


 permitiéndolas

Se muestran los dibujos de una y otra versión y se los contrasta con el original dictado.
En general el resultado de los dibujos realizados sin preguntas orientadoras es muy
diferente del original dictado, en cambio el realizado con la ayuda de preguntas se
asemeja mucho. Las reflexiones finales se orientarán en el contexto de las cuestiones
que preocupan al grupo.

126
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

3.1. Para concluir

 No hay una técnica que resuelva todas las problemáticas planteadas


 Son sólo una ayuda valiosa para dinamizar situaciones grupales
 Deben alternarse con momentos de conceptualización y movilización del saber
grupal
 Deben tener siempre una actividad de cierre en donde el grupo exprese de
alguna manera su parecer respecto a lo que sintió y vivió en relación al trabajo
grupal
 Estas expresiones deben ser tenidas en cuenta para planificar los encuentros
siguientes
 Toda técnica debe ser situacional en su aplicación. Es decir, toda herramienta
debe ser ajustada para un grupo específico en un momento determinado. Es la
destreza del profesor la que se pondrá en juego en esa construcción

Tácticas comunicacionales
La construcción de una conciencia en el marco de la opinión pública no debe
descartar tácticas diversas de comunicación. La imagen muestra un
interesante díptico de sellos postales. Reflejan la reducción a un tercio de
hectáreas de bosques en los últimos 100 años en la Argentina.

Actividades:

- Profesores y estudiantes pueden crear su propio sello postal y enviar sus


cartas sumando al sello de correos el que lleve su mensaje de.....

- Pueden crear sus propias tarjetas postales y aprovechar las fechas

127
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

tradicionales para enviar mensajes.

- En muchas partes del mundo los que comparten una idea se identifican por
ejemplo con una cinta de un color particular en su muñeca. Pueden agregar
algún mensaje a la cinta.

- Ahora es el turno de profesores y estudiantes: pueden crear una manera


distinta de transmitir el mensaje más allá de sellos, postales y cintas. ¡Manos
a la creatividad!

Balance

Dos momentos en el proceso de enseñanza-aprendizaje del apartado V


Al finalizar usted habrá trabajado: Para seguir pensando
(más acá o más allá):
• Un panorama de las prácticas de • ¿Para escribir un manual de buenas
trabajo grupal y las técnicas prácticas docentes hace falta ser un
participativas. experto pedagogo? Recopile sus
experiencias y compártalas.

128
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

VI. ANEXOS

Anexo I:

Reseña de la experiencia piloto: “VALIDACIÓN DE LA GUÍA DE


FORMACIÓN DE FORMADORES. LOS BOSQUES NATIVOS. UN BIEN
SOCIAL” PARA LA ENSEÑANZA MEDIA. Provincia de Santiago del Estero

Presentación

Antes de poner en vigencia la Guía para la Formación de Formadores, en el universo


posible de escuelas de los niveles EGB 3 y Polimodal de Educación, en el cual va a ser
aplicada, ha sido sometida a una prueba de consistencia interna y externa, relacionada
con los contenidos conceptuales y su relación con el entorno de referencia, a fin de
medir su eficacia en el medio.
Como una nueva etapa de trabajo, esta Guía para la formación de formadores ha sido
sometida a un proceso de validación técnica pedagógica para su aplicación, con el
objetivo de universalizar los contenidos y procedimientos expresados en la misma,
permitiendo los ajustes y correcciones necesarias antes de ponerla en vigencia.
Ello se ha logrado a través de la consulta técnica a expertos forestales y de educación
de todas las regiones forestales nacionales y de la implementación de una experiencia
piloto de formación de formadores con docentes de EGB 3 y Polimodal de la provincia
de Santiago del Estero, a fin de verificar su validez.

Experiencia Piloto en la Provincia de Santiago del Estero

La Experiencia Piloto se llevó a cabo en la Provincia de Santiago del Estero desde el 28


de agosto al 24 de octubre de 2006, en el marco de un Convenio firmado entre el
Ministerio de Educación y el Ministerio de la Producción de la Provincia y la Secretaría
de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la Nación.
Tal como estaba previsto en los Términos de Referencia del Proyecto, participaron de la
misma alumnos del 4to año de los Institutos de Profesorado de EGB 3 y Polimodal de
toda la Provincia y docentes de Biología y Geografía de EGB 3 y Polimodal del
conjunto de establecimientos educativos.
Los alumnos del 4to año de los Institutos de Profesorado de EGB 3 y Polimodal de
Biología y Geografía han sido 67 y pertenecían a los establecimientos de las siguientes
localizaciones: Capital, Fernández, Garza, Sumampa, Termas de Río Hondo y Villa
Atamisqui.
Cabe destacar que la asistencia fue muy buena y sostenida (55 de ellos asistieron a más
del 80 % de los encuentros).
Los Docentes de EGB 3 y Polimodal de Geografía y Biología han sido 214, de los cuales
206 asistieron a más del 80 % de los encuentros, lo cual representa la casi totalidad de
los docentes de ambas asignaturas de todas las escuelas públicas de enseñanza media de
la Provincia de Santiago del Estero. Los mismos provenían de establecimientos
educativos de las siguientes localidades: Añatuya, Bandera, Barranca Colorada, Beltrán,
Colonia Dora, Clodomira, Chaupipozo, El Charco, El Mojón, Fernández, Figueroa,

129
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Frías, Garza, Guardia Escolta, Herrera, Icaño, La Banda, La Cañada, Loreto, Los Juries,
Los Pirpintos, Los Quiroga, Los Telares, Lugones, Malbrán, Medellín, Monte Quemado,
Nueva Esperanza, Ojo de Agua, Real Sayana, Río Hondo, Robles, Sacha Joj, Salavina,
Santiago del Estero (Capital), Selva, Silipica, Sumampa, Suncho Corral, Villa Vilelas,
Torres y Weisburd.

La Experiencia Piloto con Alumnos y Docentes incluyó a 281 participantes,


provenientes de escuelas urbanas y rurales de toda la provincia de Santiago,
representando sus diversas particularidades socioeconómicas.

Experiencia Piloto con Alumnos de 4to año de los Institutos de Profesorado de


EGB3 y Polimodal

Metodología de trabajo y actividades desarrolladas

Se realizaron cuatro (4) encuentros presenciales de 12 horas cátedra y la actividad no


presencial de 12 horas cátedra se llevó a cabo entre el tercer y cuarto encuentro que
consistió en la Lectura en profundidad del Manual “Los Bosques Nativos Un bien
social“ siguiendo la Guía de Pautas para su análisis para presentar luego las respuestas
por escrito.

Los ejes vertebradores del trabajo han sido tanto los contenidos conceptuales como las
actividades sugeridas en la propuesta de Guía de Formación de Formadores y las que se
propusieron en forma complementaria a las mismas en cada encuentro.
Tanto para los talleres desarrollados con los alumnos como para los realizados con los
docentes se implementó un sistema articulado de evaluación consistente en:

 Un monitoreo permanente de las producciones orales individuales y grupales


 Una batería de evaluaciones escritas

En uno y otro caso, las devoluciones fueron hechas por el equipo docente de manera
oral y permanente, incorporadas al proceso mismo de producción de los Talleres según
la demanda de la tarea, es decir, no en momentos específicos y /o aislados.

Asimismo, se propiciaron espacios grupales de participación integradora, así como la


observación y análisis del entorno socio ambiental relacionado con la temática de la
Guía.

Los Encuentros se realizaron según el siguiente cronograma:

 29 de agosto: Módulos 1 y 2
 12 de septiembre Módulo 3
 18 de septiembre Módulo 4
 23 de octubre: Cierre y Evaluación.

El Material básico entregado a todos los participantes ha sido el siguiente:

 “Los Bosques Nativos argentinos. Un Bien Social”. Propuesta de Contenidos para


un Manual de Formación De Formadores. Versión Preliminar, sujeta a validación.

130
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable; Dirección de Bosques, Proyecto


Bosques Nativos BIRF 4085-AR. Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología.
Secretaría de Educación.
 Atlas de los Bosques Nativos. Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de
la Nación.

 Otros Materiales

En el transcurso de la experiencia se fueron entregando diversos materiales relacionados


con los contenidos de cada Módulo.

Cada encuentro se iniciaba con la entrega de una Agenda con la propuesta de


Actividades. La misma era analizada y discutida y constituía el punto de partida del
mismo.

En cada jornada de trabajo se desarrollaron los módulos previstos según cronograma y


se realizaron las siguientes actividades prácticas, que, al tiempo que eran indicadoras de
la comprensión de los aspectos conceptuales, permitieron, en el caso de los alumnos y
en función del tiempo disponible, realizar una evaluación de los mismos:

 Ficha inicial para Alumnos de Institutos de Formación Docente: Evaluación


diagnóstica.

 Actividad Práctica de los Módulo I y II para alumnos de Institutos de Formación


Docente: “El Aviso”. Consistió en confeccionar un aviso o afiche que refleje la
postura / ideas del grupo con relación a los Bosques Nativos como bien social.

 Realizar un Graffiti que exprese la problemática del Bosque Nativo y los


conceptos sustantivos de la misma.

 Ejercicio de análisis de un aspecto del Manual sobre la base de la Guía de Pautas


de Lectura a fin de facilitar el trabajo no presencial.

 Evaluación Final. Consistió en un cuestionario de preguntas cerradas y abiertas


sobre los diferentes módulos del trayecto de formación.

Experiencia Piloto con Docentes de EGB 3 y Polimodal

Metodología de trabajo y actividades desarrolladas

Se realizaron 5 encuentros presenciales de 40 horas cátedra y la actividad no presencial


de 12 horas cátedra se llevó a cabo entre el cuarto y el quinto encuentro, que consistió
en la Lectura en profundidad del Manual “Los Bosques Nativos. Un bien social“
siguiendo la Guía de Pautas para su análisis para presentar luego las respuestas por
escrito.

Los docentes organizados por equipos realizaron la sistematización de un proyecto de


aula.

131
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

El eje vertebrador del trabajo han sido tanto los contenidos conceptuales como las
actividades sugeridas en la propuesta de Guía de Formación de Formadores y las que se
propusieron en forma complementaria a las mismas en cada encuentro.

Los docentes presentaron un total de setenta y dos (72) Proyectos de Aula realizados en
equipo.

Asimismo, se propiciaron espacios grupales de participación integradora, así como la


observación y análisis del entorno socio ambiental relacionado con la temática de la
Guía.

Uno de esos espacios ha sido el de Tutoría. Para llevarlo a cabo los capacitadores se
organizaron en tres equipos. Dos de ellos trabajaron en Capital y el tercero en Añatuya.

Los asistentes se presentaron, según inscripción previa, en grupos de 30 personas en


diferentes horarios.

La Tutoría tuvo como finalidad apreciar el grado de avance, tanto de la propuesta de


ajuste al Manual, como de los proyectos de aula. Se realizaron las intervenciones
pertinentes para facilitar el cumplimiento de las consignas.

Los Encuentros se realizaron según el siguiente cronograma:

 30 de agosto, Módulo 1 y 2
 13 de septiembre, Módulo 3
 19 de septiembre, Módulo 4
 5 de octubre, Tutorial
 24 de octubre, Evaluación Final

El Material básico entregado a todos los participantes ha sido el siguiente :

“Los Bosques Nativos argentinos. Un Bien Social”. Propuesta de Contenidos para


un Manual de Formación De Formadores. Versión Preliminar, sujeta a validación.
Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable; Dirección de Bosques, Proyecto
Bosques Nativos BIRF 4085-AR. Ministerio de Educación, Ciencia y Tecnología.
Secretaría de Educación.
Atlas de los Bosques Nativos. Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable de la
Nación.

Otros Materiales
En el transcurso de la experiencia se fueron entregando diversos materiales relacionados
con los contenidos de cada Módulo.

En el inicio de cada encuentro se presentaba la propuesta de Agenda. La misma era


analizada y discutida y constituía el punto de partida de la tarea.
En cada jornada de trabajo se desarrollaron los módulos previstos según cronograma y
se realizaron las siguientes actividades prácticas, que se constituían en indicadores de la
comprensión grupal respecto de los aspectos conceptuales y procedimentales, al tiempo

132
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

que daban cuenta del nivel de problematización del grupo docente respecto de la
temática del Bosque Nativo como bien social.

Las actividades han sido las siguientes:


 Evaluación diagnóstica: Ficha inicial para Docentes

 Actividad Práctica del Módulo I

 Actividad Práctica del Módulo II. Sobre un artículo periodístico del diario “La
Nación”

 Evaluación de contenidos de los Módulos I y II

 Actividad Práctica Módulo III sobre viñeta de F. Tonucci

 Análisis de un texto de Paulo Freire en, “Pedagogía de la autonomía -saberes


necesarios para la práctica educativa”. Editora Paz e Terra. 1999, Sao Paulo

 Evaluación de contenidos del Módulo III

 Ejercicio de pensamiento lateral. Revisión de supuestos

 Actividad Práctica Módulo IV sobre la letra del poema de J. M. Serrat “A Mi


Padre”

 Evaluación de contenidos del Módulo IV

 Actividad grupal de una propuesta consensuada de ajustes al Manual

 Ejercicios de pensamiento lateral: Alternativas, Ejercicios de dibujo, Acertijos

 Actividad de cierre: producción artística grupal precedida de un ejercicio


facilitador de asociación de ideas

 Evaluación Final

PROPUESTAS DE AJUSTE A LA GUÍA DE FORMACIÓN DE FORMADORES

Tanto los docentes participantes como los alumnos de los Institutos entregaron una
propuesta de ajustes al Manual según una Guía de Lectura entregada previamente.

Temas tratados en la Guía de lectura

 En relación al tratamiento de la temática BOSQUES NATIVOS


 En relación a la ESTRUCTURA del Manual
 En relación a los CONTENIDOS

133
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

 En relación a la REGIÓN PARQUE CHAQUEÑO


 En relación al ENFOQUE DIDÁCTICO
 En relación al MATERIAL DE APOYO Y BIBLIOGRAFÍA

Bibliografía propuesta para la provincia de Santiago del Estero:

- “El Bosque sin Leyenda” de Orestes Di Lullo


- El Atlas Geográfico de Santiago del Estero de la UNSE
- El Poema del Hachero
- El Manual para pequeños productores del Programa Social Agropecuario, INTA –
GTZ - Fundapaz – INCUPO-

Sugerencias complementarias

 Conformar una red educativo – forestal que promueva los intercambios intra e
interregión

 Iimplementar un monitoreo de los Proyectos de Aula elaborados y presentados

 Aprovechar la Feria de Ciencia y Técnica para presentar trabajos, proyectos, etc


específicos de la temática del Bosque Nativo

 Organizar ferias itinerantes para que las distintas localidades conozcan las
diferentes realidades

Listado de otros materiales entregados

1) Agendas de trabajo para cada reunión para alumnos y docentes de Institutos de


Formación Docente y para docentes de EGB 3 y Polimodal.
2) Evaluación diagnóstica: Ficha inicial para Docentes
3) Evaluación diagnóstica: Ficha inicial para Alumnos de Institutos de Formación
Docente
4) Manual de Formación de Formadores “Los Bosques Nativos Argentinos. Un
bien social”, para alumnos de Institutos de Formación Docente y para docentes
de EGB 3 y Polimodal
5) Pautas de lectura del Manual de Formación de Formadores “Los Bosques
Nativos Argentinos. Un bien social”, para alumnos de Institutos de Formación
Docente y para docentes de EGB 3 y Polimodal
6) Programa de Experiencia de Validación de la Guía de formación de formadores:
“Los Bosques Nativos Argentinos. Un bien social” para docentes de EGB 3 y
Polimodal
7) Programa de Experiencia de Validación de la Guía de Formación de
Formadores: “Los Bosques Nativos Argentinos. Un bien social” para Alumnos
de Institutos de Formación Docente
8) Actividad Práctica del Módulo I.
9) Actividad Práctica del Módulo II y artículo periodístico del diario “La Nación”
10) Actividad Práctica de los Módulo I y II para alumnos de Institutos de Formación
Docente: “El Aviso”
11) Actividad Práctica Módulo III sobre viñeta de F. Tonucci

134
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

12) Texto de Paulo Freire, “Pedagogía de la autonomía -saberes necesarios para la


práctica educativa“. Editora Paz e Terra. 1999, Sao Paulo.
13) Evaluación de contenidos del Módulo III
14) Ejercicio de pensamiento lateral. Revisión de supuestos.
15) Pautas para la presentación de proyectos de aula
16) Recopilación de historias, leyendas y poemas. Selección de cinco leyendas
relacionadas con la Provincia de Santiago del Estero, del Material del Proyecto
de Manejo Sustentable de los Recursos Naturales en el Chaco Sudamericano.
GTZ – Ministerio de Educación de la Nación – Secretaría de Ambiente y
Desarrollo Sustentable y organismos de los gobiernos de Bolivia y Paraguay
17) Actividad Práctica Módulo IV sobre la letra del poema de J. M. Serrat “ A Mi
Padre”
18) Evaluación de contenidos del Módulo IV
19) Presentación Power Point, “Valoración del bosque”
20) Presentación Power Point, “Legislación Nacional y Provincial”
21) Presentación Power Point “La cuestión educativa”. Visión desde Edgar Morin.
22) Presentación Power Point, ”Educación Ambiental. Aspectos Conceptuales y
Metodológicos”
23) Presentación Power Point, ”Encuadre general de la temática ambiental en la que
se inscribe la cuestión del Bosque Nativo”
24) Presentación Power Point “Parque Chaqueño. Encuadre general de la Región y
en particular de la Provincia de Santiago del Estero”
25) Atlas de los Bosques Nativos Argentinos, edición de uso escolar, editada por la
Secretaría de Ambiente de la Nación. Proyecto Bosques Nativos, para alumnos
de Institutos de Formación Docente y para docentes de EGB 3 y Polimodal.
26) “El Tesoro del Bosque”, Recursos Forestales No madereros. Versión CD.
Jefatura de Gabinete de Ministros. Secretaría de Desarrollo Sustentable y
Política Ambiental. Dirección de Bosques
27) Conferencia Inaugural del Ing. René Ledesma
28) Consignas para ejercicios de Pensamiento Lateral
29) Evaluación Final

Proyectos áulicos presentados

En el marco de la experiencia piloto se presentaron 72 proyectos grupales de aula. Se


transcriben a continuación dos ejemplos que muestran la posibilidad de concretar a
partir de la escuela un trabajo de cuidado del bosque nativo con una orientación hacia la
sustentabilidad.

Título: Se cuida lo que se conoce... Conozcamos Santiago!


(Proyecto resumido)

Institución: Colegio San Alfonso


Localidad: Añatuya
Destinatarios: Alumnos de 2º. Polimodal
Docentes: Carlos Leguizamón, Rosana Aguirre, Diego Quiroga

135
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Objetivos:

• Identificar los principales problemas ambientales a escala planetaria y


fundamentalmente local
• Elaborar informes argumentativos que impliquen ejercicio de toma de decisiones,
según los diferentes actores sociales
• Asumir la responsabilidad individual y colectiva que nos compete como ciudadanos
en el desarrollo sustentable

Contenidos conceptuales:

• Deforestación y expansión agrícola-ganadera


• Inundaciones
• Contaminación de suelos

Contenidos procedimentales:

• Búsqueda de textos periodísticos referidos a la problemática ambiental actual de


nuestra provincia
• Localización de zonas afectadas en mapas
• Análisis de imágenes satelitales
• Visitas guiadas a los lugares afectados. Se defiende aquello que se conoce, por ello
la importancia del contacto directo
• Entrevistas a personas vinculadas directamente con la temática a desarrollar
• Registro de datos e imágenes
• Elaboración de informes de la situación real del espacio
• Planteo y búsqueda de soluciones. Formulación de plan de acción

Contenidos actitudinales:

• Participación activa en las actividades designadas.


• Valoración del intercambio de ideas como fuente de construcción de conocimientos
• Fomento de actitudes de respeto, compromiso y espíritu crítico, favoreciendo la
toma de decisiones acertadas basadas en el conocimiento de la dinámica del
ambiente natural, social y artificial para contribuir así a su preservación y
mejoramiento
• Respeto del pensamiento y del conocimiento producido por los compañeros en el
aula

Actividades:

1. Buscar noticias de prensa, imágenes relacionadas con el deterioro ambiental. Luego


preparar paneles para armar en el aula un mural que represente en diferentes escenas
las problemáticas elegidas que afectan nuestra región.

2. Reflexionar acerca de las problemáticas ambientales y la ambición desmedida del


ser humano:

136
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

a) ¿Cuáles han podido ser las causas que han llevado a esta situación? Quiénes las
han provocado?
b) ¿Conoces especies animales o vegetales de la región que se encuentren en
peligro de extinción?
c) ¿Conoces propuestas, planes, organismos, empresas o vecinos que trabajen para
el cuidado del ambiente?

3. Seleccionar el territorio para realizar una visita guiada por los lugareños de la zona
(proponer realización de campamento)
• Centro-Sur: Dptos. Salavina, Ojo de Agua y Quebrachos (inundable)
• Sudeste: Deptos. Taboada y Belgrano (agrícola-forestal)
• Sudeste: Deptos. Aguirre y Rivadavia (agrícola-ganadero)
• Norte: Copo (forestal - agrícola - Parque Reserva)

En la visita se prevé el siguiente plan de trabajo, mediante observación, consulta,


análisis y recorrido del lugar:

• Determinar la superficie del área a estudiar


• Registrar áreas destinadas a la agricultura y ganadería
• Registrar áreas cubiertas con bosques nativos
• Determinar acceso al agua. Tipo de riego
• Registrar flora y fauna del lugar
• Recoger muestras de suelo, vegetación y agua
• Filmar o fotografiar lo que les parezca más importante

4. Entrevistar a las siguientes personas vinculadas a la actividad forestal: lugareños,


ingenieros forestales, empresarios, INTA y legisladores. Podrán tomar nota, grabar
o filmar, (se proponen preguntas-guía).

5. Corroborar los datos obtenidos de las entrevistas y de las visitas guiadas con la
bibliografía y redactar textos informativos basados en las mismas.

6. Exposición de fotos y proyección de los videos elaborados en los recorridos por las
zonas afectadas por las problemáticas estudiadas en formato documental.

7. De acuerdo con los registros de datos realizados en la salida de campo, seleccionar


el modo de presentación de los resultados. Por ej: en maquetas, mapa regional,
gráficos con estadísticas o muestra gráfica.

8. Enumerar los principales problemas del espacio seleccionado. Jerarquizarlos y


seleccionar alguno para trabajar confeccionando un proyecto que incluya pasos
concretos a realizar. Involucrar a la comunidad educativa, población, sociedades de
fomento, sectores políticos, ONGs, etc. para el cuidado, conservación, uso
sustentable de la zona estudiada. Por ej: Reforestación, Parques, Reservas, Folletos,
Carteles, Propaganda, Turismo.

9. Seleccionar uno de los proyectos trabajados en el aula y presentarlo para


conocimiento del público.

137
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Interdisciplinariedad

• Ciencias Sociales (Geografía): Problemas ambientales a escala mundial, regional y


local. Confección de mapas. Hidrografía, relieve, flora, fauna.
• Formación Ética y Ciudadana: Análisis de documentos, convenios, derechos y
deberes de los ciudadanos.
• Lengua: Elaboración de entrevistas, informes, infografías, follletos, cuadros
comparativos.
• Ciencias Naturales: Contaminación en distintos niveles. Biodiversidad. Desarrollo
sustentable. Análisis de muestras de suelo y agua.
• Educación artística: Murales, afiches, maquetas.
• Matemática y tecnología: Internet, gráficos estadísticos. Confección de planos y
mapas. Medidas de superficie.
• Educación física: Planificación del campamento.

El proyecto áulico podría ser presentado en los colegios secundarios de los


departamentos propuestos para los recorridos, para posteriormente aunar
conocimientos, actividades y proyectos en un congreso ecológico.

Título: Valoremos nuestros bosques

Destinatarios: Alumnos de 8º. año del EGB 3

Autores: Rosa Ledesma, Melina Rigo y Roxana Sciascia.

Objetivos:

Que el alumno logre:

• Conocer la ubicación y las principales características del Bosque Chaqueño.


• Identificar las diferentes especies animales y vegetales que habitan el Bosque
Chaqueño.
• Comprender la magnitud del daño causado por la deforestación.
• Valorar la importancia de la conservación y el cuidado de nuestros Bosques Nativos.

Contenidos conceptuales:

• Bosques nativos y cultivados. Parque Chaqueño


• Flora y fauna autóctona
• Deforestación: consecuencias negativas

Contenidos procedimentales:

• Comprensión e interpretación de situaciones problemáticas


• Reconocimiento de la región chaqueña
• Análisis y organización de la información
• Observación y análisis del material recolectado

138
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

• Formulación de hipótesis que respondan a la situación planteada


• Elaboración de conclusiones y actividades

Contenidos actitudinales:

• Demostración de interés por la problemática que afecta los bosques nativos


• Reconocimiento de la importancia del cuidado y conservación de los bosques
nativos
• Responsabilidad en el trabajo de campo
• Valoración del esfuerzo propio y de sus pares en la concreción de tareas asignadas

Fundamentación:

Los contenidos abordados en este proyecto fueron seleccionados debido a la necesidad


de hacer conocer al alumnado las características de nuestro bosque chaqueño, las
distintas especies animales y vegetales que habitan en él y los beneficios que se
obtienen mediante el uso de este recurso natural. También es imperioso hacer conocer
los perjuicios que ocasiona la actividad desmedida del hombre sobre el bosque como
por ej. la erosión, la desertificación y el acentuamiento del efecto invernadero. Estos
procesos afectan negativamente a todo el ecosistema, en forma global.

Para tratar estos contenidos se utilizarán como herramientas mapas geográficos


explicativos, textos, diapositivas, herbarios, insectarios y experiencias que permitirá
inducir a la interpretación y fijación de los mismos. Con todo esto se pretende crear
conciencia sobre el valor de los recursos y la importancia de su uso racional para poder
luego trasmitirlo a todos los actores de la institución escolar.

Actividades:

1) El proyecto comenzará con la presentación de la temática a trabajar por parte del


docente, mediante el diálogo con los alumnos. En dicha presentación se harán
conocer los objetivos y se establecerán las diferentes pautas de trabajo.

2) El docente llevará a cabo una charla introductoria a partir de la cual surgirá el


concepto de bosques, para luego diferenciar Bosques nativos y Bosques cultivados.

3) Se presentará a la clase un mapa de la República Argentina con las diferentes


regiones forestales y se planteará a qué región boscosa pertenece nuestra provincia.

4) Los alumnos deberán buscar información acerca de las principales características del
Parque Chaqueño como: provincias que abarca, clima, suelo, flora, fauna, paisaje,
etc. para luego elaborar un breve informe.
5) Se realizará una salida de campo a la zona boscosa más cercana (a determinar) con
el objetivo de que los alumnos puedan reconocer y conocer la biodiversidad
regional. Para ello se plantearán las siguientes actividades:
5.1. Recolectar hojas, flores y frutos de los vegetales observados, así como también
pequeños insectos y arácnidos.
5.2. Realizar una descripción (gráfica o escrita) de todo lo observado.

139
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

5.3. Confección de un herbario con las hojas, flores y frutos recolectados. Se


especificará la especie a la que pertenece el ejemplar.
5.4. Confección de un insectario con insectos y arácnidos identificados.
5.5. Elaboración de gráficos de los animales superiores observados.
5.6. Elaboración de conclusiones de la salida.

6) Se presentará a la clase un mapa de la región que indique la superficie forestada a


principios del siglo XX y otro que muestre la situación actual. A partir de ellos se
indagará: ¿qué observan?, ¿a qué atribuyen estos cambios? Los alumnos
organizados en grupo, formularán por lo menos tres hipótesis que expliquen lo
planteado.

7) Los alumnos buscarán material informativo, que será clasificado y analizado para
verificar o refutar dichas hipótesis.

8) Se realizará una puesta en común de la información de los grupos. A continuación


de planteará: ¿Qué consecuencias creen que genere esta problemática en las
poblaciones actuales y futuras? Se estimulará un debate entre los alumnos, guiando
a la clase hacia la problemática de la erosión del suelo y del efecto invernadero. Las
principales ideas quedarán plasmadas en carpetas y en el pizarrón. Se determinará la
veracidad de lo planteado mediante la búsqueda de información.

9) Para complementar la información obtenida, se realizará la siguiente experiencia. El


fin es demostrar que la tala desmedida contribuye a la erosión del suelo.

Materiales: dos platos, tierra, semillas de maíz o poroto, agua, papel secante.

Procedimiento:
a) Llenar los platos con tierra
b) En uno de ellos, colocar las semillas, el papel secante y rociar con agua
c) Cuando comience la germinación, retirar el papel y continuar el riego por tres
días más
d) Inclinar un poco los platos y verter un vaso de agua en los dos platos. Seguir
volcando agua paulatinamente

Se preguntará: ¿Qué ocurre en cada caso? ¿Cómo podrías explicar lo observado?


Se realizará una breve conclusión.

10) Para abordar “el efecto invernadero” como otro fenómeno negativo relacionado con
la deforestación, se presentarán gráficos que orientarán a los alumnos en la
interpretación. Luego de la observación se indagará:

a) ¿Qué es un invernadero? ¿Cómo se relaciona esto con la Tierra? Fundamente.


b) ¿Qué gases intervienen? ¿Cuáles son sus funciones? ¿Qué provocaría un
aumento de esos gases?
c) ¿Cuál cree que es la principal causa que provoca el acentuamiento de este
efecto?

11) Formulación de hipótesis y puesta en común.

140
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

12) Se entregará un texto informativo para confrontar y corroborar las hipótesis


propuestas. Se elaborará una lista de actividades para reducir ambos fenómenos
(trabajo grupal con conclusiones expuestas en el pizarrón y registradas en carpetas).

13) Para concluir el proyecto, se realizará una muestra institucional. Participarán todos
los 8vos. años. Se expondrán todos los contenidos tratados mediante el uso de
mapas, láminas, gráficos, diapositivas, fotos, poemas alusivos, etc. Se armarán
stands para mostrar los herbarios e insectarios con las principales especies
autóctonas; se expondrán alimentos que se pueden elaborar a partir de frutos
nativos y se informará de manera oral y mediante folletos sobre su poder nutritivo.

Todas estas actividades tienen el fin de generar conciencia sobre el valor de nuestros
recursos y la importancia de su uso racional.

Material bibliográfico:

Atlas de los Bosques Nativos Argentinos.

Manual Estrada (Suplemento Santiago del Estero).

141
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

El bosque y el desafío

Argentina es un país que produce trigo y carnes. Sí. Eso lo sabemos. Pero los
tesoros más importantes permanecen desconocidos. El mar, la montaña, los
bosques. Y ¿Qué es un bosque? El bosque es una comunidad biológica
dominada por árboles, una comunidad biológica significa, que dentro de ahí
hay de todo, desde microbios hasta leones. Todo.

¿Para qué sirve el bosque? El bosque en la naturaleza es un elemento


defensivo, para defender la creación contra la violencia del medio físico.
Donde hay exceso de lluvia hay un bosque muy denso que la protege. Donde
falta agua, el bosque mantiene. Donde hay demasiado calor, el bosque cubre.

Si sacamos los árboles, nos espera el desierto. La fauna muere. Y el hombre


tiene que escapar.

Si queremos ver el bosque en relación a la especie humana tenemos que ver


qué es lo que da el bosque La gente me dice la madera. Sí. Pero lo primero
que da el bosque es paisaje, el paisaje que enamora ¿Qué más da? Da
protección. Da sombra, da quietud, da ambiente favorable, da posibilidad de
vida para muchos. Cuando el bosque desaparece, la protección desaparece, la
vida va desapareciendo. Es lo que nos pasa en muchas provincias. Se ha
perdido la gente, se han perdido los animales, se han perdido las plantas, se ha
perdido el ambiente, se ha perdido la habitabilidad.

Y esto no es fruto de gente mala. Lo han hecho quienes no pensaron bien. Por
ese motivo, es que hay que educar. La armonía de la comunidad con su
ecosistema, con su época, con su historia, con su paisaje, con su riqueza, esto
es lo que nosotros tenemos que profundizar y hacer crecer a través de la es la
educación. Queda en manos de ustedes, docentes, ese gran desafío.

Ing. Forestal René Ledesma

142
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

ANEXO II: Glosario

A
Abiótico: Caracterizado por la ausencia de vida. Lugar o proceso sin seres vivos. En el ecosistema, se
denominan así aquellos componentes que no tienen vida, como son las sustancias minerales, los gases, los
factores climáticos, etc. Lo contrario es: Biótico.
Abra: Resultado de una abrasión, es decir una porción de terreno sin cobertura vegetal en su superficie.
Aclareo: Método silvícola que quita individuos adultos para bajar la densidad del dosel (densidad de
copa) y permitir la llegada de más luz al suelo.
Acodo: Sistema de multiplicación vegetativa consistente en introducir en tierra un trozo de tallo
(rarna, rarnilla, etc.), sin separar de la planta madre y con el extremo libre, para que arraigue; cortando
más tarde por debajo del tramo cubierto, se obtiene una nueva planta.
Aerofotografía: Relevamiento fotográfico desde aviones, abarcan una superficie limitada con gran
detalle.
Agrosilvicultura: (Sistemas agroforestales) Son sistemas donde se combina el manejo de especies
forestales con cultivos agrícolas y/o la actividad ganadera en una misma unidad, para tratar de obtener un
mejor y más rápido recupero económico, además de una interacción ecológica positiva entre las mismas.
Agua: Líquido inodoro, incoloro e insípido, ampliamente distribuido en la naturaleza. Representa
alrededor del 70% de la superficie de la Tierra. Es imposible la existencia de la vida sin este elemento.
Los orgánicos vivos están constituidos entre un 70 y un 90 % por agua. De los 1400 millones de
kilómetros cuadrados de superficie de agua del planeta sólo el 3 % no es salada. Las 3/4 partes del agua
dulce están inmovilizadas en glaciares o nieves perpetuas. Éste es un recurso finito y escaso a partir del
derroche urbano, industrial y agrícola. Más de mil millones de personas en el mundo no tiene acceso al
agua potable. Más de dos millones de personas, especialmente niños y ancianos, mueren al año por
diarreas causadas, entre otras cosas, por aguas contaminadas. Quím. Compuesto de dos partes de
hidrógeno y una de oxígeno (H2O), que se encuentra en la Tierra en estado sólido, líquido y gaseoso. Es
el único elemento en la Tierra que, tanto al congelarse o al calentarse, se dilata.
Agua subterránea: Agua existente debajo de la superficie terrestre en una zona de saturación,
donde los espacios vacíos del suelo están llenos de agua.
Albura: Parte externa viva del leño, generalmente más clara y blanda que el duramen o corazón del
leño.
Altura comercial: Altura de un árbol hasta una sección comercialmente aprovechable para un
producto determinado.
Altura de copa: Altura de la copa de un árbol en sentido vertical, tomado desde la primera rama
viva , hasta la rama viva más alta.
Altura de pecho: Altura normal de 1.30 metros (4.5 pies) del suelo hacia arriba, es la referencia
que se toma para medir el diámetro de los árboles.
Ambiente: *Término colectivo que describe las condiciones que rodean un organismo.
*Región, alrededores y circunstancias en las que se encuentra un ser u objeto. El ambiente de un
individuo comprende dos tipos de constituyentes: 1. El medio puramente físico o abiótico, en el cual él
existe (aire, agua) y 2. El componente biótico que comprende la materia orgánica no viviente y todos los
organismos, plantas y animales de la región, incluida la población específica a la que pertenece el
organismo.
*La totalidad de cada una de las partes de un ecosistema, interpretadas todas como elementos
interdependientes o entornos más circunscriptos, ambientes naturales, agropecuarios, urbanos y demás
categorías intermedias. Condiciones y circunstancias que rodean a las personas, animales o cosas.
Andosol: Es el suelo negro que hay en los volcanes y sus alrededores. Se desarrollan sobre cenizas y
otros materiales volcánicos ricos en elementos vítreos. Tienen altos valores en contenido de materia
orgánica, sobre un 20 %, además tienen una gran capacidad de retención de agua y mucha capacidad de
cambio
Angioespermas: División del mundo vegetal que comprende todas las plantas floridas que
producen semillas encerradas en sus frutos. Constituyen la vegetación dominante en la Tierra.
Anillo anual de crecimiento: Los árboles generan, bajo la corteza, un anillo de crecimiento

143
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.
cada año. Durante toda la vida del árbol, se forma un registro anual que refleja las condiciones climáticas
en las cuales ha crecido. Una humedad adecuada y una estación de crecimiento prolongada producen
anillos anchos. Un año de sequía produce uno muy estrecho. Estos anillos no siempre son fácilmente
distinguibles, especialmente en las especies tropicales.
Antrópico: De origen humano, opuesto a lo natural y espontáneo.
Aprovechamiento: Conjunto de todas las operaciones, incluidas la planificación previa y la
evaluación posterior, relacionadas con el apeo de los árboles y el desembosque de sus troncos u otras
partes aprovechables para su posterior transformación en productos industriales.
Árbol: Planta perenne alta, con un tallo lignificado, el cual se ramifica por arriba de la base,
generalmente de más de 5 metros de altura y un mínimo de 5 cm de diámetro.
Árbol padre: Conocidos también como árbol semillero, son generalmente los mejores árboles, mejor
formados y con mejores características, destinados únicamente a producir semillas, no se cortan ya que su
función es reforestar naturalmente un terreno.
Área de corte anual: División del terreno o parcelas a aprovechar durante un año, es la superficie
del área cubierta con bosque dividida entre el número de años del ciclo de corta.
Área forestal aprovechable comercialmente: Es el área con bosque con una
productividad óptima, que permite un aprovechamiento forestal rentable y sustentable.
Área forestal de protección: Áreas con bosque destinadas a la protección de los suelos, aguas,
vida silvestre, el ambiente, etc.
Áreas forestales nacionales: Son las tierras de vocación forestal legalmente poseídas por el
Estado en nombre y representación de la Nación.
Aserradero: Industria forestal que procesa madera en rollo procedente del bosque y que luego
transforma en productos semielaborados como: tablas, tablones, palillos, durmientes, vigas, en general
madera aserrada.
Atmósfera: La masa total de aire que circunda la Tierra. Su espesor es variable según la latitud, de
600 a 1.500 km. Cubierta gaseosa que recubre la tierra. El aire no contaminado de la troposfera está
compuesto por 78% de nitrógeno, 19% de oxígeno y 2% de vapor de agua.
Autopolinización: Paso del polen de la antera al estigma en una misma flor, de una flor a otra en
una misma planta o dentro de un clón.
Autotrófico: Organismos que se nutren de por sí, fabricando su propio alimento sin el concurso de
otros. Son los vegetales que, dotados de clorofila o de otro pigmento análogo, son capaces de sintetizar
los hidratos de carbono a partir del anhídrido carbónico, de modo que no necesitan tomarlos ya
constituidos, sino que se bastan a sí mismos para formarlos.
Azolve: Depósito de los sedimentos acarreados por el agua en lagos, depósitos, embalses, cauces de
las corrientes y zonas inundables.
B
Banco clonal: Conjunto de individuos reproducidos en forma vegetativa o asexuada, constituyen
una reserva para establecer huertos semilleros o una forma de conservación de genotipos.
Barbecho: Milenaria técnica de recuperación y enriquecimiento de la tierra de labranza por la cual
una parte de la explotación deja de sembrarse durante una temporada para que el suelo recupere los
nutrientes necesarios y recobre la productividad. Cíclicamente, cada temporada se deja en barbecho una
parte de la superficie de una explotación. Fase del ciclo agrícola durante el cual la tierra no se siembra y
se deja descansar.
Biodiversidad: Se entiende como la variabilidad de los organismos vivos de cualquier fuente, y la
diversidad dentro de cada especie, entre las especies y los complejos ecológicos que forman parte.
Biometría: Rama de las matemáticas estadísticas que se ocupa del análisis de datos biológicos.
Biosfera: La parte de la Tierra en la que habitan seres vivos. También se aplica a la porción de la
Tierra y de la atmósfera donde puede existir vida. Está constituida por la capa más superficial de la
corteza terrestre (litosfera), por los océanos (hidrosfera) y por las capas más bajas de la atmósfera.
Biota: Conjunto de individuos o especies de un área o lugar determinado.
Biotipo: Grupo natural de individuos con la misma composición genética, o patrimonio hereditario
homozigótico. Equivalente a raza fisiológica.
Blanqueo: En madera, alteración artificial del color natural de las pulpas para intensificar su blancura.
Bosque: Ecosistema caracterizado por el predominio de comunidades vegetales arbóreas por lo
general de alturas medias, con menor densidad que en las selvas, y puede haber lianas y epífitas pero no

144
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.
son muy abundantes. El bosque es una formación arbórea abierta, con claros naturales más o menos
numerosos. Su desarrollo está asociado a climas con promedios pluviométricos medios y con períodos de
lluvias deficientes (en invierno o en verano).
Bosque nativo: Bosque que ha evolucionado y se ha renovado naturalmente a partir de organismos
que ya estaban en una determinada región biogeográfica.
Botánica: Ciencia que se ocupa de todo lo referente a los vegetales específicamente.
Botánica forestal: Es la que estudia las plantas que viven y crecen en suelos forestales, y el
potencial económico que puede obtenerse de las mismas.
Bromeliáceas: Grupo de plantas epífitas, típicas de las zonas tropicales húmedas del mundo.
Cumplen un importante papel ecológico en la reproducción de ciertas especies de insectos y otros
microorganismos que tienen por hábitat el agua que se acumula en el nacimiento de sus hojas.
C
Caducifolia: Planta que permanece desprovista de hojas durante un periodo anual más o menos
largo. Suele reservarse esta denominación para las especies que se desnudan en el período frío,
llamándose tropófilas a las que pasan sin hoja la estación seca o calurosa.
Calidad del suelo: Son los atributos que posee un suelo determinado y que no pueden verse o
medirse directamente; pero se puede inferir su calidad en función de las características de la masa arbórea
que sustentan.- La fertilidad, la productividad y la erosionabilidad , son factores de la calidad del suelo.
Cambio climático: Es un cambio de clima atribuido directa o indirectamente a la actividad
humana que altera la composición de la atmósfera mundial y que se suma a la variabilidad natural del
clima observada durante períodos de tiempo comparables.
Cambium: Capa generatriz, interpuesta entre el leño y el liber, que produce, por división de sus
células, leño hacia el interior del tallo y liber hacia el exterior.
Capa freática: El nivel superior o más alto de las aguas subterráneas.
Capacidad de carga: Capacidad de un territorio para soportar un nivel o intensidad de uso.
Caza: Actividad productora de subsistencia, dominante en algunas sociedades, sujeta a la
discontinuidad e inestabilidad del circuito de producción y distribución.
Ciclo de corta: Número de años que deben transcurrir para que un bosque alcance su estado de
madures biológica o económica y proceder a realizar la corta en toda su extensión y regresar al punto de
partida.
Clase de altura: Cada uno de los rangos en que se agrupan los árboles en base a su altura para su
clasificación.
Clase de copa: Clasificación de las copas de los árboles, en función de la posición que ocupan con
respecto a los individuos vecinos, puede ser: Dominante, Codominante, Intermedio, Dominados y
Suprimidos.
Clase de edad: Intervalos en que se ha dividido la amplitud total de la edad de los árboles.
Ciclo hidrológico: Comprende las distintas etapas o fases por la que pasa el agua, siendo sus
principales: precipitación, escurrimiento y evaporación.
Clima: Conjunto de factores o fenómenos atmosféricos y meteorológicos que caracterizan una región y
determinan condiciones ambientales propias, en un período mínimo de 10 años. Lo constituyen,
principalmente, la temperatura, el régimen de lluvias, el régimen estacional, los vientos dominantes, la
humedad relativa, la insolación, la presión atmosférica, la nubosidad, etc.
Cobertura de copa: Superficie del suelo que es cubierta por la proyección de la copa de
individuos de porte arbóreo, de una o todas las especies, representado en porcentaje.
Conservación: *Gestión dirigida a la preservación y uso racional de los recursos naturales, para
asegurar el mejor beneficio que tiende al desarrollo sustentable de la sociedad.
*Es la administración del uso humano de la biosfera de modo que pueda producir los mayores beneficios
sustentables para las generaciones actuales y a la vez mantener sus posibilidades de satisfacer las
necesidades y aspiraciones de las futuras. En consecuencia, la conservación es positiva y comprende la
preservación, el mantenimiento, la utilización sustentable, la restauración y el mejoramiento del entorno
natural.
*Protección y administración de los recursos naturales en forma continua, a los efectos de asegurar su
existencia.
Contenido transversal: Son aquellos que recogen demandas y problemáticas sociales y
comunitarias relacionadas con temas de interés general. Requieren del aporte de diferentes disciplinas y

145
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.
de una lógica que las incluya y por sus características pueden ser abordados con distintos niveles de
complejidad y profundidad según los saberes previos, los intereses y otras cuestiones que sólo es posible
precisar en el nivel de cada institución escolar.
Contrafuego: Técnica para apagar incendios forestales que consiste en provocar un incendio
controlado (en un cortafuego, una pista o una trocha improvisada, etc.), y hacer que el fuego se dirija al
encuentro con el que se quiere apagar.
Copa: La parte superior de los árboles, formada por las ramas y hojas..
Cortafuego: Es un espacio de terreno que no posee ningún tipo de combustible, de esta forma los
incendios forestales no se pueden esparcir. Existen cortafuegos naturales, artificiales o creados. Los
naturales son simplemente un terreno con escaso o ningún tipo de vegetación, los artificiales pueden ser
carreteras, y los creados son hechos por los bomberos durante el incendio, deforestando el área
seleccionada.
Corteza: Tejido que se ubica fuera del cilindro xilemático (madera) del árbol, se distinguen dos partes:
la corteza interna formada de células vivas (floema) y la corteza externa formada de células muertas.
Cortina: Son barreras vivas, generalmente árboles, que se interponen a la dirección del viento con el
fin de proteger cultivos, montes, animales, suelos y poblaciones.
Cuenca hidrográfica: Área de alimentación de una red natural de drenaje, cuyas aguas son
recogidas por un colector común. Desde el punto de vista topográfico las cuencas se pueden clasificar en
altas medias y bajas.
D
Deforestación: Proceso de desaparición o disminución de las superficies cubiertas por bosques.
Degradación: Pérdida de las cualidades de un ecosistema que incide en la evolución natural del
mismo, provocando cambios negativos en sus componentes y condiciones como resultado de las
actividades humanas.
Desarrollo sustentable: Representa un modelo de crecimiento económico global que satisface
las necesidades actuales de la humanidad, sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras, para
satisfacer sus propias necesidades.
Es un proceso evolutivo sustentado en el equilibrio ecológico y el soporte vital de la región a través del
crecimiento económico y la transformación de los métodos de producción y patrones de consumo, con
respeto pleno a la integridad étnica y cultural regional, nacional y local, así como en el fortalecimiento de
la participación democrática de la sociedad civil, en convivencia pacífica y en armonía con la naturaleza
sin comprometer y garantizando la calidad de vida de las generaciones futuras.
Desertificación: Es un proceso de degradación del medio físico y biológico por medio del cual
tierras económicamente activas de los ecosistemas áridos, semiáridos y subhúmedos pierden su capacidad
de revivir o de regenerarse a sí mismos, desarrollando, en casos extremos, un ambiente incapaz de
contener a las comunidades que antes dependían de él. Este proceso está asociado a la pérdida general de
productividad de los ecosistemas afectados, impactando a las actividades humanas, limitando la
capacidad de sustentación, reduciendo las fuentes de ingreso y deteriorando la calidad de vida de la
población. Transformación de suelos fértiles en desiertos. Muchas veces los términos desertización y
desertificación se usan como sinónimos, pero hay autores que prefieren mantener la palabra
desertificación para los que se deben a procesos antropogénicos y desertización para los que se deben a
procesos naturales.
Diseminación: Dispersión natural de las semillas y, en general, de los cuerpos de propagación.
Drenaje: Desagüe, natural o artificial, de un terreno. Conjunto de obras realizadas para asegurar la
evacuación del exceso de agua de un terreno.
Duramen: Parte más interna de un tallo leñoso de suficiente edad, compuesta enteramente de células
muertas, impregnada de sustancias incrustantes, que le dan mayor peso, dureza, durabilidad y le
comunican un color más vivo y oscuro.
E
Ecología: Ciencia que estudia las relaciones entre los organismos y su ambiente.
Ecósfera: Comprende todos los seres vivos de la Tierra y el medio físico en el que viven con todas
las interrelaciones que se establecen entre ellos. Sinónimo de biosfera.
Ecosistema: Unidad formada por la totalidad de organismos que ocupan un medio físico concreto
(un lago, un valle, un río, un arrecife de coral, etc.) y sus relaciones entre sí y con el ambiente.
Educación ambiental: Proceso educativo mediante el cual el educando adquiere la percepción
global y pormenorizada de todos los componentes del ambiente, tanto natural como social, de la

146
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.
interdependencia y el funcionamiento de los ecosistemas, de la necesidad de su preservación y de su
compatibilidad con el desarrollo.
Efecto esponja: Los árboles, con sus sistemas de raíces, producen un efecto "esponja" que ayuda a
disminuir el flujo de agua superficial reduciendo las inundaciones en las zonas más bajas del relieve.
Algunos árboles pueden almacenar hasta 50 litros de agua.
Epífitas: Grupo de plantas que crecen bajo otras plantas vivas o muertas, pero que no se alimentan de
ellas; es decir, no son parásitas.
Erosión: Es la pérdida progresiva de materia que se produce en los terrenos, debido a la acción física,
química y biológica de agentes atmosféricos y naturales.
Escorrentía: Volumen de agua fluvial que corre por esta vía y de cuyo caudal se resta la cantidad de
agua que infiltra al subsuelo, así como también la cantidad que se evapora en una longitud específica.
Especie: Unidad fundamental de la sistemática de los organismos vivos. Conjunto de individuos con
caracteres comunes transmisibles por herencia, interfértiles pero aislados genéticamente por barreras
generalmente sexuales de las restantes especies, con un género de vida común y una distribución
geográfica precisa.
Especie endémica: Especie limitada a determinada región o localidad.
Especie exótica: Especie introducida en determinado territorio, no propia de él
Especie nativa: Especie propia de una determinada región.
Esqueje: Fragmento terminal de un tallo o rama, tierno y de corta longitud, con yema apical y hojas,
que se introduce en tierra para que prenda y así multiplicar vegetativamente la planta madre conservando
todos sus caracteres.
Estaca: Fragmento de un tallo, generalmente tierno y de corta longitud que se introduce en tierra para
que prenda y así multiplicar vegetativamente la planta madre conservando todos sus caracteres.
Estepa: Es una formación herbácea que tiene dos períodos de reposo, uno por sequía en verano y otro
por frío en invierno. Las estepas suelen clasificarse según tengan pastos altos, medianos o bajos o si
tienen o no leñosas, así por ejemplo se describen estepas herbáceas o arbustivas.
Estolones: Tallo que crece horizontalmente, produciendo raíces adventicias cuando está en contacto
con el suelo.
Evapotranspiración: Conjunto de evaporación y transpiración, siendo esta última la evaporación
debido a la acción biológica de los vegetales.
Explotación: Uso indiscriminado de un recurso.
F
Fauna: Conjunto de especies animales que habitan en una región geográfica, que son propias de un
periodo geológico o que se pueden encontrar en un ecosistema determinado.
Flora: Conjunto de especies vegetales que habitan en una región geográfica, que son propias de un
periodo geológico o que se pueden encontrar en un ecosistema determinado.
Forestación: Acción de poblar con especies de árboles o arbustos a través de plantación o siembra,
terrenos que no hayan tenido cobertura forestal.
G
Gameto: Célula reproductiva masculina o femenina (óvulo o espermatozoide).
Género: Categoría taxonómica intermedia entre la familia y la especie. El género es un grupo
convencional, no susceptible de una definición tan precisa como la especie.
Germinación: Conjunto de fenómenos relativos al inicio del desarrollo de semillas y esporas.
Gimnospermas: División botánica que abarca todas las plantas con semillas exteriores y desnudas
(coníferas).
H
Hábitat: Parte de un ecosistema que reúne las condiciones de vida que una determinada especie
necesita para sobrevivir.
Hierba: Plantas no leñosas, pueden ser anuales, bienales o perennes, su parte aérea generalmente es de
vida corta.
Hibridación: Unión sexual de individuos de diferentes especies.
Híbrido: Individuo resultante del cruzamiento entre especies.
Hidrósfera: Conjunto de aguas en estado líquido, sólido y gaseoso que se encuentran en las capas
superiores de la corteza terrestre y en la atmósfera.

147
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

I
Imagen satelital: Imágenes obtenidas mediante relevamientos por satélites de baja altura, que son
transmitidas e interpretadas por computadoras en tierra. Estas representaciones son ajustadas a la realidad
del terreno y permiten tener un panorama general del relieve y características de la región.
Impacto ambiental: Es la alteración favorable o desfavorable que experimenta un elemento del
ambiente como resultado de efectos positivos o negativos derivados de la actividad humana o de la
naturaleza en sí.
Industria forestal primaria: Es toda industria que realiza el primer proceso a la madera en rollo
o cualquier otra materia prima proveniente directamente del bosque.
Industria forestal secundaria: Es toda industria que procesa productos provenientes de la
industria forestal primaria.
Injerto: Transposición de un fragmento de tejido vivo de un sujeto a otro o en un punto diferente de un
mismo sujeto.
Isótopo: Elemento químico que tiene el mismo número atómico o de protones, pero distinto número
másico, por lo tanto de neutrones.
J
Jardín botánico: Cualquiera de los jardines destinados al cultivo de plantas con un fin científico y
educativo y, con una forma taxonómica de clasificación.
L
Latifundio: Gran propiedad o explotación agraria organizada en sistema de producción con jerarquía
directiva distinta de la mano de obra. La mayoría de los latifundios en la actualidad, se dedican a la
explotación agro-ganadera, donde permiten la rotación de los sembrados.
Latizal: Una de las etapas en el desarrollo de los bosques, en la cual los árboles alcanzan entre 10 y 20
cm. de diámetro.
Lengales: Lugar poblado por lengas, Nothofagus pumilio.
Leñoso: Lo que pertenece al leño o está lignificado.
Lianas: Se aplica para designar las plantas trepadoras o de tallo rampante.
Lignina: Es el componente más abundante en la madera después de la celulosa, localizada en la
laminilla que es la capa delgada que cementa las células leñosas.
Liquen: Vegetal resultante de la asociación simbiótica de un alga y un hongo.
Litósfera: Término geológico que significa la parte sólida de la corteza terrestre.
Litosoles: Suelos que distinguen por tener una profundidad menor a los 10 cm. Se localizan en las
sierras, en laderas y barrancas. Tiene características muy variables, pues pueden ser fértiles o infértiles,
arenosos o arcillosos. Su susceptibilidad a la erosión depende de la zona en donde se encuentren, de la
topografía y del mismo suelo.
Lixiviación: Proceso por el cual las materias solubles o coloidales de los horizontes superiores del
suelo han sido arrastradas en profundidad por acción de las corrientes descendentes de agua de
infiltración.
M
Madera: Son los tejidos lignificados conductores de agua, los de sostén y los de reserva contenidos en
las ramas, tallos, y raíces.
Maderas de ley: Maderas de árboles de crecimiento lento como el Incienso, Cedro, Lapacho Negro
y el Petiribí y se llaman así ya que en la época del Emperador del Brasil don Pedro II (1825 - 1891) se
prohibió por ley la explotación de estas especies.
Manejo forestal: Acción planeada para hacer evolucionar un sistema forestal, de modo tal que se
puede derivar el mejor provecho de él, a corto plazo, a la vez preservándolo para su utilización a largo
plazo.
Manglares: Ecosistema de características muy complejas que se encuentra en algunas costas
tropicales como Colombia, Venezuela, Panamá y subtropicales, cuyo elemento principal es el "mangle",
del cual existen varias especies. El manglar ofrece a los animales una serie de micro-ambientes
particulares, que se extiende desde el estrato formados por las copas arbóreas, de características terrestres,
hasta la superficie del suelo con características semi-terrestres, como también acuático.
Matorral: Comunidad de plantas formada por arbustos de tronco leñoso o semileñoso, y ocupan
generalmente zonas áridas o semidesiertas.

148
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Medioambiente: término poco acertado para denominar al Ambiente. Proviene de una mala
traducción del inglés.
Microclima: Conjunto de condiciones climáticas que caracterizan una zona limitada, con frecuencia
de dimensiones muy reducidas, y que habitualmente contrastan con las condiciones climáticas generales
de una zona más amplia que la envuelve.
Mina: Instalación industrial para el aprovechamiento económico de los recursos naturales. La minería
puede ser metálica, no metálica y energética. Dentro de la minería no metálica se incluye la explotación
de los recursos hídricos del subsuelo y se considera la minería energética, la encargada de explotar
minerales como el petróleo, gas, carbón, etc. Normalmente se diferencia el concepto mina del de cantera.
La diferencia radica en que de una mina se extrae un mineral y de una cantera una roca.
Minifundio: Explotación agraria de extensión muy reducida. La tierra debe soportar una
sobreexplotación y un uso intensivo para poder sostener económicamente a los pequeños productores.
Monocultivo: Agricultura. Cultivo de la tierra mediante un solo tipo de sembradío o plantación. Es la
forma más extendida de agricultura de los países en vías de desarrollo. Su explotación produce un
empobrecimiento, e incluso, un agotamiento del suelo.
Monte: Terreno cubierto por vegetación arbórea espontánea o introducido artificialmente con el fin de
obtener madera, leña, pastos, protección del terreno o una finalidad estética o recreativa
N
Nivel freático: Nivel al que llega la zona de saturación del suelo por el agua
P
Paisaje: Parte de la superficie terrestre que en su imagen externa y en la acción conjunta de los
fenómenos que lo constituyen presenta caracteres homogéneos y una cierta unidad espacial básica. El
paisaje es resultado de la combinación dinámica de elementos físico-químicos, biológicos y antrópicos
que en mutua dependencia generan un conjunto único e indisoluble en perpetua evolución.
Pampas: Grandes extensiones de pastizales, sin árboles.
Pastoreo: Acción de llevar los ganados al campo y cuidarlos mientras pacen.
Patrimonio: Conjunto de bienes naturales y culturales que han sido entregados por las generaciones
anteriores y que corresponde conservarlos en sus atributos fundamentales o transformarlos
adecuadamente para poder transmitirlos a las futuras generaciones.
Pediplano: Superficie originada por el retroceso de escarpes y por la pedimentación. Los pedimentos
son plataformas cóncavas de pendientes muy suaves a pies de laderas abruptas o escarpes.
Plan de manejo: Es el documento que contiene la planificación técnica que regula el uso y
aprovechamiento racional y sostenido de los recursos naturales renovables de un terreno de vocación
forestal o que sin serlo esté cubierto de bosque, con el fin de obtener el máximo beneficio económico,
asegurando al mismo tiempo la conservación, la protección ambiental y la mitigación de eventuales
impactos ambientales negativos.
Población: Conjunto de individuos de la misma especie que habitan un área determinada.
Podzol: Suelo muy evolucionado que tiene un horizonte ceniciento, suelto y estéril, que está situado
debajo de las capas superficiales humíferas y que reposa sobre horizontes de acumulación humíferos y
ferruginosos.
Preservación: Mantenimiento en su estado original de un recurso natural, una estructura o situación
que ha sido heredada del pasado, sin cambios en su existencia
Proceso antrópico: Proceso en el que interviene la mano del hombre.
R
Ralera: Zona con vegetación de bosque bajo y abierta.
Recursos naturales: Cualquier factor del ambiente natural que puede significar algún provecho al
hombre tales como el agua, el suelo, los minerales, la vegetación, los montes, el relieve, los animales y
toda forma de vida silvestre, inclusive su arreglo estético. Estos pueden ser renovables o no renovables.
Reforestación: Acción de poblar con especies arbóreas o arbustivas a través de plantación, manejo
de rebrotes, estacas, acodos, regeneración natural o inducida, etc., un terreno que haya sido aprovechado
comercialmente; deforestado por agricultura o pastoreo u otro uso; o haya sufrido daños por fenómenos
naturales tales como: incendios forestales, plagas o enfermedades.
Regeneración: Forma de multiplicarse o reproducirse una planta superior. El acodo, la estaca, el
injerto y las semillas son las formas más comunes.
Regosol: Suelo caracterizado por no presentar capas distintas. En general es de tono claro. Se

149
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.
encuentran en las playas, dunas y, en mayor o menor grado, en las laderas de las sierras, muchas veces
acompañados de litosoles y de roca o tepetate que aflora. Su fertilidad es variable, y su uso agrícola está
condicionado principalmente a su profundidad y a la pedregosidad que presenten.
Rotación: Período de tiempo que transcurre desde la regeneración hasta la edad de corte; establecido
en el plan de manejo de acuerdo a los objetivos de producción, consideraciones biológicas de la especie,
consideraciones económicas y otros aspectos especiales para cada sito y tipo de propiedad o tenencia.
S
Sedimentación: Proceso de acumulación de materiales transportados en disolución o por
suspensión, saltación, tracción, etc., por corrientes de agua, de aire o de hielo.
Selva: Bioma terrestre propio de las regiones tropicales, que se caracteriza por árboles corpulentos de
gran altura, lianas, helechos grandes y herbáceos en la parte inferior de esa gran cubierta vegetal.
Silvicultura: Cultivo de los bosques y las selvas (en caso de forestaciones) y las técnicas de
aprovechamiento para tender a un equilibrio sustentable en el ecosistema. Cuidado y cultivo de los
árboles y los bosques o selvas para su aprovechamiento. Incluye: siembra (en caso de las forestaciones),
cuidado, conservación, tratamiento y protección.
Silvopastoril: Sistema en el que se combina el manejo forestal con la ganadería
Sobrepastoreo: pastoreo que supera la capacidad de renovación de los pastos del lugar.
Sotobosque: Vegetación que crece debajo de la bóveda formada por las copas de los árboles del
bosque.
Suelo: Capa o conjunto de capas del terreno procedentes de la transformación de una roca madre
subyacente o preexistente, como consecuencia de la actuación del complejo de factores en que figura e
interviene la vida.
Suelo alofánico: Derivados de ceniza volcánica reciente, fina y permeable, con predominio de
materiales amorfos; generalmente de texturas pseudolimosas con presencia de arena muy fina; untuosos y
esponjosos; con alta capacidad de retención de agua; de color muy negro en las partes frías y negros en
las áreas templadas; profundidad variable según la pendiente donde se desarrollan y baja fertilidad
natural.
T
Tala: Derribo de los árboles de un bosque, para abrir terrenos a la agricultura y ganadería o aprovechar
la madera en construcción, papel y otros usos.
Tierras áridas: Se caracterizan por la escasez de agua: son las zonas terrestres donde la media anual
de lluvia (incluyendo la nieve, niebla, granizo, etc.) es inferior a la cantidad total del agua que se evapora
a la atmósfera.

V
Vegetación: Tapiz vegetal de un país o región geográfica. La predominancia de formas biológicas
tales como por ejemplo árboles, arbustos o hierbas, sin tomar en consideración su posición taxonómica
conduce a distinguir diferentes tipos de vegetación, como bosque matorral y sabana.
X
Xerófilo: Que vive o prefiere para vivir medios notablemente secos.
Z
Zonas de interés forestal: Son las áreas forestales públicas o privadas clasificadas así por su
relevante interés económico y donde pueden realizarse aprovechamientos forestales de conformidad con
la Ley.
Zonas forestales protegidas: Son las áreas forestales públicas o privadas, declaradas bajo
régimen de administración especial por su gran importancia para la conservación del paisaje, las aguas o
los suelos, de manera que solo se permita un aprovechamiento limitado de acuerdo a los planes de manejo
formulados o aprobados por la Administración Forestal del Estado.

150
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Anexo III: Bibliografía General y sitios de Internet consultados

Bibliografía

I Jornadas Argentino-Chilenas de Educación Ambiental. Tercera Circular. 13 al 16 de


Noviembre de 2003. San Martín de los Andes, Provincia de Neuquén, Argentina. 2003.

Banco Mundial. En el umbral del siglo XXI. Informe sobre el desarrollo mundial, 1999-
2000. Madrid. Mundi-Prensa Libros. 2000.

Colección Educar para el ambiente. Conceptos ambientales. Proyecto para la


construcción de conocimiento como espacio participativo. Argentina. INET-GTZ.

Colección Educar para el ambiente. Guías didácticas. Proyecto para la construcción de


conocimiento como espacio participativo. Argentina. INET-GTZ.

Filmus, Daniel. Una escuela para la esperanza, Ed. Terras, Buenos Aires. Argentina.
2002. (cita página 37).

Ministerio de Desarrollo Social y Medio Ambiente. Secretaría de Desarrollo Sustentable


y Política Ambiental. Dirección de Recursos Forestales Nativos. Programa de
Productos Forestales No Madereros. s.n.t.

Ministerio de Desarrollo Social y Medio Ambiente. Secretaría de Desarrollo Sustentable


y Política Ambiental. Gerencia Técnica Bosques Nativos. Estudio Integral de la Región
del Parque Chaqueño. Resumen Ejecutivo. Proyecto Bosques Nativos y Áreas
Protegidas. Chaco. Red Agroforestal Chaco-Argentina. 1999.

Ministerio de Desarrollo Social. Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable.


Dirección de Bosques. Primer Inventario Nacional de Bosques Nativos. Cartografía y
Superficie de Bosque Nativo de Argentina. Proyecto Bosques Nativos y Áreas
Protegidas. Dirección de Bosques. Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable.
2002.

Ministerio de la Producción. Subsecretaría de Recursos Naturales y Ecología. Dirección


de Bosques. Material Vegetativo. Manual Forestal Escolar. Tomo II. Proyecto: Los
bosques escolares, una forma de concientización. Formosa. Dirección de Bosques.
1997.

Ministerio de la Producción. Dirección de Bosques. Una Forma Sencilla de Producir


Árboles Forestales. Módulo II. Proyecto: Promoción de la Conciencia Forestal a través
de Escuelas y Municipios. Formosa. Dirección de Bosques. 1998.

Ministerio de la Producción. Subsecretaría de Recursos Naturales y Ecología. Dirección


de Bosques. Ecología Forestal. Manual Básico. Proyecto: Promoción de la Conciencia
Forestal a través de Escuelas y Municipios. Formosa. s/e. 1999.

Ministerio de la Producción. Subsecretaría de Recursos Naturales y Ecología. Diseño de


Programa Curricular de Educación Forestal. Proyecto: Los bosques escolares, una
forma de concientización. Formosa. s/e. 1999.

151
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Ministerio de la Producción. Subsecretaría de recursos Naturales y Ecología. Dirección


de Bosques. Aprendamos a plantar y cuidar los árboles. Cartilla Forestal Escolar.
Proyecto: Los bosques escolares, una forma de concientización. Formosa. Dirección de
Bosques. 1999.

Ministerio de la Producción. Subsecretaría de Recursos Naturales y Ecología. Dirección


de Bosques. Plantación Forestal Escolar. Manual Forestal Escolar. Tomo III.
Proyecto: Los bosques escolares, una forma de concientización. Formosa. Dirección de
Bosques. 1999.

Ministerio de la Producción. Subsecretaría de Recursos Naturales y Ecología. Dirección


de Bosques. Especies Nativas del Parque Chaqueño en la Arborización Urbana.
Proyecto: Promoción de la Conciencia Forestal a través de Escuelas y Municipios.
Formosa. Ed. Rincón del Arandú. 2000.

Ministerio de Salud de la Nación, Secretaría de Ambiente y Desarrollo Sustentable,


Dirección de Bosques, Atlas de los Bosques Nativos Argentinos. Buenos Aires.
Ministerio de Salud de la Nación. 2004.

Moreno, Monserrat Los temas transversales: una enseñanza mirando hacia delante,
Editorial Santillana. Madrid.

Morin, Edgar, La cabeza bien puesta, Ed. Nueva Visión. Buenos Aires, Argentina. 1999

Sitios de Internet

General:
http://consumidoresint.cl
www.ecoportal.net/content/view/full/33654

Desarrollo Sustentable:
http://www.ecoportal.net/content/view/full/31490
http://www.ecoportal.net/content/view/full/25884
http://www.ecoportal.net/content/view/full/21450
http://www.ecoportal.net/content/view/full/32856
http://www.ecoportal.net/content/view/full/25876
http://www.ecoportal.net/content/view/full/224
http://www.ambientenews.com.ar/archivos/desarr.htm
http://www.gob.mx/wb2/egobierno/egob_Un_futuro_sostenible_en_Mexico
http://www.acropoliscordoba.org/Fondo/Desarrollo.asp
http://www.ecoportal.net/content/view/full/36822
http://campus-sostenible.mty.itesm.mx/catedra/desarrollo.htm
http://www.scruz.gov.ar/recursos/educacion/dessust1.htm
http://revista.consumer.es/web/es/20020901/medioambiente/
http://www.barrameda.com.ar/noticias/johann03.htm

152
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Ambiente:
http://www.ecoportal.net/content/view/full/218
http://www.iespana.es/natureduca/hom_deforestac1.htm
http://www.ecoportal.net/content/view/full/21378

Biodiversidad:
http://www.ecoportal.net/content/view/full/25856
http://www.ecoportal.net/content/view/full/32374
http://www.ecoportal.net/content/view/full/215
http://www.ecoportal.net/content/view/full/31767
http://www.uam.es/personal_pdi/ciencias/egb/diversidad.htm
http://html.rincondelvago.com/biodiversidad_1.html
http://www.eco2site.com/informes/dia-bio.asp
http://www.barrameda.com.ar/animales/biodiver.htm

Cambio Climático:
http://www.ecoportal.net/content/view/full/32422
http://www.ecoportal.net/content/view/full/25863
http://www.ecoportal.net/content/view/full/216
http://www.ecoportal.net/content/view/full/30512
http://www.ecoportal.net/content/view/full/31971
http://www.esi.unav.es/asignaturas/ecologia/Hipertexto/10CAtm1/350CaCli.htm
http://www.wwf.es/cambio_climatico.php
http://www.medioambiente.gov.ar/acuerdos/convenciones/unfccc/ccprokio.htm
http://www.ciefap.org.ar/novedades/notas/nota1/default.htm

Recursos No Renovables:
http://www.eco-sitio.com.ar/energias_no_renovables.htm
http://www.iespana.es/natureduca/conserva_norenovables1.htm

Agua:
www.ecoportal.net/content/view/full/33493
http://www.ecoportal.net/content/view/full/32275
http://www.ecoportal.net/content/view/full/28238
http://www.ecoportal.net/content/view/full/31281
http://www.ecoportal.net/content/view/full/31587
http://www.ecoportal.net/content/view/full/212

Deforestación:
http://www.ecoportal.net/content/view/full/28433
http://www.ecoportal.net/content/view/full/29748
http://www.ecoportal.net/content/view/full/28815
http://www.iespana.es/natureduca/hom_deforestac1.htm
http://www.jmarcano.com/bosques/threat/deforesta.html
http://www.rcfa-cfan.org/spanish/s.issues.12-6.html

Bosques Nativos:
http://www.scruz.gov.ar/recursos/flora/concepto.htm
http://www.barrameda.com.ar/articulo/bosque01.htm
http://www.cfired.org.ar/esp2/redes/forestal/5_nativo.htm

153
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

http://fcf.unse.edu.ar/pdf/Quebracho/q7_03.pdf
http://www.buenasiembra.com.ar/ecologia/articulos/bosques.htm
http://members.tripod.com.ar/republica_argentina/bosques.htm

Anexo IV: Accesos a imágenes satelitales

Sitios en Internet con acceso a imágenes por satélites

Existen en toda la red una cantidad importante de sitios en los que se pueden observar y
bajar imágenes tomadas por satélites. Ellas pueden ser un excelente material para la
elaboración de ejercicios con los estudiantes. Recorra estas direcciones, evalúe si son
adecuadas para sus objetivos y complete con sus propios descubrimientos en Internet.

ARG SERVER
Servidor de CONAE de acceso público (imágenes de baja resolución de LANDSAT 5 y
7 procesadas para usos agropecuarios)
http://www.conae.gov.ar/dispa/2000/ARG_index.html

GEOSERVER
Servidor de acceso público de CONAE (imágenes de baja resolución de LANDSAT 5 y
7 procesadas para usos mineros)
http://www.conae.gov.ar/dispa/2002/GEO_index.html

Búsqueda de imágenes NOAA almacenadas en la CONAE


http://etacar.conae.gov.ar/cgi-bin/bunoaa.pl

Catálogo de productos e imágenes - NOAA


http://www.class.noaa.gov/nsaa/products/welcome

Catálogo de productos (SPOT, SAC-C, LANDSAT, ERS) del sitio de CONAE con
"quicklooks" para selección de las imágenes
http://ocampo.conae.gov.ar/catalogo/

Centro de Sensores Remotos - Fuerza Aérea Argentina


http://www.faa.mil.ar/servicios/csr.html

Imágenes IKONOS II (Brasil)


http://www.ikonos.com.br/

Imágenes LANDSAT 7 (Brasil)


http://www.landsat7.com.br/

Navegador de imágenes SeaWifs


http://oceancolor.gsfc.nasa.gov/cgi/browse.pl?typ=GAC

RADARSAT Internacional.
http://www.rsi.ca/

154
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

SPOT 5
http://www.spotimage.fr/spot5/actualites/esp/
actu_frame.html

Centro de Investigación, Observación y Monitoreo Territorial Ambiental (CIOMTA)


http://www.ciomta.com.ar

Centro de Recepción de Imágenes de Satélite - Centro Nacional Patagónico (CENPAT)


http://www.cenpat.edu.ar/cris.htm

Digital Globe
http://www.digitalglobe.com/
Catálogo de imágenes y buscador Quick Bird
http://archivetool2.digitalglobe.com/

Fuente: http://www2.medioambiente.gov.ar/

Región de Monte Quemado (Santiago del Estero) desde el satélite

155
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Anexo V: Documentos para profundizar

Globalización y Ambiente
“Comenzamos el nuevo milenio con una producción deliberada de ignorancia sobre peligros
ecológicos, como la desregulación de la protección ambiental y la destrucción de los modos de
vida ecológicamente sustentables de comunidades agrícolas, tribales, pastorales y artesanas
del Tercer Mundo.
Esta gente se está transformando en los nuevos refugiados ambientales del mundo. Para los
dos tercios más pobres de la humanidad, que viven en el sur, el capital natural es su fuente de
vida y sostén. La destrucción, desviación y apropiación de sus ecosistemas para extraer
recursos naturales o arrojar residuos, genera una carga desproporcionada para los pobres.
En un mundo de comercio global y liberalizado, en el que todo es vendible y la potencia
económica es el único factor determinante del poder y el control, los recursos se trasladan de
los pobres a los ricos y la contaminación se traslada de los ricos a los pobres.” (Vandana Shiva,
2001).9

Teoría de la desaceleración10
Existe una corriente de pensamiento cuyo eje es la creencia en que una cierta desaceleración
del crecimiento económico podría conllevar, contrariamente a lo que se suele creer, un mayor
nivel de desarrollo. Esta corriente sostiene que la mejora del bienestar y el logro del pleno
desarrollo de las potencialidades humanas es algo que se realiza fuera del camino del
crecimiento infinito de las cantidades producidas y consumidas (noción de crecimiento). Así, el
tipo de crecimiento importa entonces por lo menos tanto como su magnitud. Es decir, hay que
medir el crecimiento no sólo en su aspecto cuantitativo, sino también a nivel cualitativo, y es
aquí donde entra en juego el concepto de desarrollo.
La utilización planetaria de los recursos debe organizarse de manera tal que los países pobres
puedan lograr el crecimiento necesario para la satisfacción de sus necesidades esenciales y
que los más ricos se vuelvan ahorrativos.
En este sentido, esta corriente propone la desaceleración del crecimiento, como una primera
etapa antes de emprender el decrecimiento selectivo, comenzando por las actividades dañinas,
para una economía reorientada hacia la calidad de los productos y de los servicios colectivos,
una distribución de los ingresos más igualitaria y una caída regular del tiempo de trabajo a
medida que se logran incrementos de productividad, única manera de promover el empleo
fuera del crecimiento.
Se busca definir el desarrollo como la evolución de una sociedad que utilice sus incrementos
de productividad no para aumentar indefinidamente una producción generadora de polución, de
degradaciones del ambiente, de insatisfacciones, de deseos inhibidos, de desigualdades y de
injusticias, sino para disminuir el tiempo de trabajo de todos, compartiendo más
equitativamente los ingresos de la actividad, no constituye una vuelta atrás con relación a la
crítica del desarrollo actual. Eso no nos condena a quedar dentro del paradigma utilitarista, a
condición de que los incrementos de productividad se logren sin degradar las condiciones de
trabajo ni la naturaleza.

9
Colección Educar para el ambiente. Conceptos ambientales. Proyecto para la construcción de
conocimiento como espacio participativo. Argentina. INET-GTZ. p.13
10
Harribey, Jean-Marie Una concepción cualitativa del desarrollo.
http://www.ecoportal.net/content/view/full/32856

156
Los bosques nativos argentinos. Un bien social.

Protocolo de Kioto11
El Protocolo de Kioto, suscrito en esa ciudad japonesa en 1997, busca un compromiso
internacional para mitigar los efectos negativos del cambio climático mundial a través de la
reducción de emisiones de gases contaminantes.
Para entrar en vigor, el protocolo necesita ser ratificado por naciones que representen el 55%
de las emisiones de los países desarrollados. Las ratificaciones, para llegar al porcentaje
requerido, requieren la adhesión de los Estados Unidos, que representa el 36% de las
emisiones y de Rusia, que representa el 17%. Rusia ha ratificado recientemente el Protocolo,
no así los Estados Unidos.
El Protocolo impone compromisos cuantitativos para reducir las emisiones, la implementación
de medidas concretas con ese fin, minimizar el impacto de las contaminaciones sobre los
países en desarrollo y un sistema que asegure su cumplimiento.
Los Gases de Efecto Invernadero (GEI) contemplados en el Protocolo son el dióxido de
carbono, el metano, el óxido nitroso, los hidrofluorocarbonos y otros derivados del carbono y
del azufre. Todos ellos son considerados "sustancias de agotamiento" de la capa de Ozono.
Actualmente, la principal preocupación es cómo integrar a los Estados Unidos en el proceso
de control de los GEI.
Un informe de la ONU indica que tanto por el cambio climático resultante de la contaminación,
como de la concentración de la población en áreas vulnerables, los desastres naturales, tales
como inundaciones, tormentas severas, olas de calor o aluviones, serán más frecuentes,
intensos y costosos en los próximos años.
Esos efectos negativos ya se están produciendo. Se calcula que en los últimos años las
pérdidas económicas producidas por los desastres naturales alcanzaron un promedio de
40.000 millones de dólares, un aumento de más de siete veces con relación a la década de
los años sesenta.
Las economías emergentes y de bajos ingresos, en especial en América Latina, el Caribe y
Asia, "están particularmente expuestas a estos riesgos, ya que las poblaciones más pobres
son las que más sufren estos efectos adversos" expresa un informe de la ONU.

11
Protocolo de Kioto.
http://www.medioambiente.gov.ar/acuerdos/convenciones/unfccc/ccprokio.htm

157