Está en la página 1de 2

Historia de España 2º de Bachillerato.

Profesor Antonio Luis Díaz García


IES Luis de Morales. Arroyo de la Luz (Cáceres)

COMENTARIO DE TEXTO. CONSTITUCIÓN DE 1931

AUTOR: Cortes Constituyentes de la Segunda República elegidas el 28 de junio de 1931


con el objetivo de dar legitimidad a una república que se ha instaurado de forma
espontánea. Las elecciones se realizan con una alta participación (70%) y dan la victoria al
PSOE y a los partidos republicanos de izquierda (Partido Radical-Socialista, ERC) y centro
(Partido Radical) y suponen una clara derrota de los partidos conservadores y tradicionales.

DESTINATARIO: Toda la sociedad española

FECHA Y LUGAR: Después de varios meses de tramitación las Cortes Constituyentes


aprobarán el 9-XII-1931 la Constitución republicana, en Madrid

CONTEXTO HISTÓRICO: Tras la dimisión de Primo de Rivera se suceden dos jefes de


gobierno, el general Berenguer y el almirante Aznar, que intentan una vuelta a la situación
de antes de la dictadura. Para ello como primer paso se convocan elecciones municipales
para el día 12 de abril de 1931, que dan la victoria en las grandes ciudades y zonas
industriales, donde el caciquismo tiene menos influencia y el voto es más libre, a la coalición
republicano-socialista. El día 13, tras conocerse los resultados electorales, miles de
personas salieron a la calle para manifestarse a favor de la República. El día 14, mientras en
algunas ciudades se proclamaba la República, el rey Alfonso XIII, tras comprobar que no
tenía asegurado el apoyo del ejército ni de la Guardia Civil para mantenerse en el trono,
abandonó el país. Ese día se proclamó la República en Madrid en medio de la alegría
ciudadana. El Comité Revolucionario se convirtió en Gobierno Provisional de la República.
De esta forma se pasó de la Monarquía a la Segunda República. Para dar legitimidad al
nuevo régimen el Gobierno Provisional convoca las elecciones a Cortes Constituyentes para
el 28 de junio de 1931, que dan la victoria al PSOE y partidos republicanos. Estas Cortes
son las que elaboran esta Constitución republicana.

TIPO DE TEXTO: Jurídico, al tratarse de la ley máxima del país, de obligado cumplimiento.

TIPO DE FUENTE: Primaria, al tratarse de un texto de la época.

ANÁLISIS: En el artículo uno quedan presentes dos ideas:


• "España es una República democrática de trabajadores de toda clase”, es decir
intentará ser un República que defienda lo derechos de todos, en especial de la
clase trabajadora. Con esta definición, además, la clase trabajadora adquiría un
protagonismo, antes desconocido. En el artículo uno también se mencionan los
términos de "Libertad y de Justicia", dos de los grandes ideales de las clases
populares. La República pretendía así satisfacer la ilusión y el apoyo con el que
había nacido.
• El modelo de organización territorial del Estado, que pretende compatibilizar un
modelo de estado centralista y unitario, al afirmar que la República es un Estado
integral, con la autonomía de municipios y regiones. Así se recoge el derecho de las
regiones a dotarse de estatutos de autonomía, como se contempla entre otros, en el
artículo ocho. Con esto, queda garantizado el apoyo a la República de los
nacionalistas de Cataluña y del País Vasco.

Los artículos 3 y 26 determinan las relaciones Iglesia-Estado, ambas instituciones se


separan, como era lógico en una República que defiende un espíritu laico y aconfesional…
El artículo 3 establece que el Estado español no tiene religión oficial y el artículo 26 suprime
la asignación económica a la Iglesia católica por parte del Estado. Otras medidas de
distanciamiento con la Iglesia para evitar su excesiva influencia social, en opinión de los
republicanos, fue la prohibición de la enseñanza, el establecimiento del divorcio (artículo 43)
Historia de España 2º de Bachillerato. Profesor Antonio Luis Díaz García
IES Luis de Morales. Arroyo de la Luz (Cáceres)

del matrimonio civil y de la secularizacion de los cementerios. Los debates de la discusión


sobre la religión en el seno del Gobierno provocaron la salida de este de Alcalá-Zamora
(Presidente del Gobierno Provisional) y Maura (Ministro de Gobernación), ya que ambos
eran políticos católicos. Alcalá Zamora el 12 de diciembre de 1931 acabó aceptando el
cargo de Presidente de la República.

Una de las principales diferencias respecto al resto de las constituciones anteriores


fue la aprobación de una amplía declaración de derechos y libertades, así en el artículo 25
se suprimen todo tipo de privilegios y se establece la igualdad ante la ley, sin diferencias por
razón de sexo, clase social, ideas políticas o religiosas…De una forma más clara y concreta
el artículo 36 establece la igualdad de derechos electorales para los ciudadanos de ambos
sexos. Las constituciones liberales del siglo XIX ya habían sancionado la igualdad de
derechos y el fin de los privilegios entre los hombres. Pero quedaba por resolver este
aspecto sobre la situación de la mujer. Ya las elecciones a Cortes Constituyentes se habían
celebrado por sufragio universal masculino, pero al discutirse esta constitución se abrió el
debate sobre el sufragio femenino y los derechos de la mujer, defendidos por Clara
Campoamor frente a los que seguían considerando a la mujer como un ser menor de edad,
que todavía estaba bajo la influencia política y social del clero. Al fin se consiguió el
reconocimiento de esta igualdad de derechos entre hombres y mujeres, que la legislación
franquista volvió a eliminar. Así en 1933 las mujeres votaron por primera vez en España.

El artículo 44 establece que toda la riqueza del país está subordinada a los intereses
de la economía nacional y contempla la posibilidad de expropiar la propiedad por interés
social con indemnización. Este recurso a la expropiación se establece como instrumento
para conseguir una redistribución de la riqueza y disminuir las graves desigualdades
existentes en la sociedad española y se aplicó en la reforma agraria que pretendió mejorar
la situación de los campesinos en la zonas latifundistas de Andalucía y Extremadura.

En conclusión, la Constitución republicana de 1931 era claramente democrática, laica


y progresista, inspirada en las más avanzadas de la época, y permitía el desarrollo de un
sistema político abierto a izquierdas y derechas. Sin embargo no fue una Constitución de
consenso, ya que fue frontalmente rechazada por la Iglesia y por la derecha, a causa sobre
todo del tratamiento dado a la cuestión religiosa. Lo que contribuyó a la conflictividad política
y social de los años de la Segunda República.

También podría gustarte