SARTRE Y EL PROBLEMA DE LA LIBERTAD

Mario Gachetegui Iriart
Para Sartre, el problema de la libertad se presenta enlazado a problema de la existencia. De ahí que para explorar esta teoría, uno se vea necesariamente obligado a explicar su posición sobre el existencialismo. Corriente filosófica en la que Jean-Paul Sartre militó hasta convertirse en uno de sus más notorios representantes, o al menos, en el más mediatico de éstos. En la conferencia que éste pronunciara en el Club Maintenant (Ahora) durante 1945, y hacemos referencia a “El existencialismo es un humanismo”, en donde intenta dar cuenta de modo simplificado, quizá, algunas partes de su relevante “El ser y la nada”, es además, un alegato a la libertad de ser, pero también, un compromiso con la existencia: La obligación ética con la acción transformadora del mundo.

Fiel a lo que en sus palabras expone, Sartre, en situación, arremete con esta conferencia en los primeros albores de la libertad europea de post-guerra y declama que toda existencia precede a la esencia, derribando las posturas de algunos totalitarismos europeos que se han construido en función de supuestos valores supremos o valores congénitos del ser. Pero además, dicha premisa, afirma de modo contundente, la posición existencialista atea. Es decir que, no existe un Dios que concentra y distribuye valores supremos, leyes morales que condicionen al ser en su camino de existencia, por lo tanto, es el hombre el que debe construirse a sí mismo. Si la premisa es que nadie nos ha pensado antes, nosotros (en tanto seres) nos pensamos a nosotros mismos. O lo que equivale a

2 . Es decir. Y por consiguiente si somos quienes nos hemos pensado. No es una conciencia predeterminada de antemano. y realizamos lo que pensamos nosotros. Y también que el ser descubre el mundo a partir de su existencia. solo es responsable a partir de la toma de conciencia de su existencia. para llegar a hablar de esa responsabilidad sartreana. de Sartre se infiere que la responsabilidad de dichas acciones. únicos responsables no solo de nuestro proyecto. no es una elección para Sartre. intencional. ¿Pero debe responder por sus acciones previamente pensadas ante esa realidad circundante? No. Por lo tanto es la conciencia en Sartre. somos nuestro propio proyecto de existencia (en tanto autores) pero además. del mundo que lo rodea. da cuenta que estamos solos en-el-mundo. es solo consigo mismo. es conciencia de la realidad.Mario Gachetegui Iriart decir. Y que dirige su mirada a un objeto determinado. Ser-para-sí. Conciencia que es por consiguiente. Sartre elabora la figura del ser solo con sus pensamientos frente a una realidad que los circunda. Esa soledad. dado que el ser. tenemos la cualidad de ser nuestros actores. Esa soledad es un imperativo de la existencia. es necesario poner en juego la conciencia. de dicho pensamiento pasado a la acción. es decir. que está dirigida a. Y esa conciencia de existencia. seremos por derivación. congénita. No obstante. sino que también de nuestras acciones. Ya dijimos que nadie nos ha pensado antes. en todo caso. La existencia precede a la esencia. Partiendo de aquella premisa Heideggeriana del ser-arrojado.

No hay un ser ideal. se revela en su totalidad. Porque si estoy solo conmigo. Es decir. arrojado. Y si el ser es existencia y se va construyendo en su contacto con el mundo. Sartre dirá que el ser es existencia. pero agregará que si bien el fenómeno destruye el dualismo clásico. donde este último expone su teoría para destruir el dualismo clásico de forma y esencia. Hay que dejar sentado que esta postura sobre la percepción. Y se revela ante el mundo como tal. No una esencia que se manifiesta a través de una parte. genera inevitablemente un nuevo dualismo: El de lo finito y lo infinito. Que no existe una esencia previa o inmanente del mismo que determina dicha revelación. entendiéndose esto como esencia de ser sino que al manifestarse en la existencia el ser cobra existencia. O lo que equivale a decir que cada revelación que el fenómeno realiza. que el fenómeno se revela ante el ser tal cuál es. será lo que Sartre expondrá como punto de inicio en su pensamiento. sino que se manifiesta en su totalidad en cualquiera de sus facetas. puesta en acto. Esa totalidad reveladora de sí mismo.Sartre y el Problema de la Libertad lo que moldea el mundo exterior. en Sartre se genera a partir de Edmund Hüsserl. Y dicho mundo es tal cual yo lo entiendo. sino que en cada revelación es esencia revelada. 3 . No existe una esencia del ser predeterminada de antemano sino que el ser va construyendo. Y declara que todo fenómeno es revelador por si mismo. creador de la Fenomenología. entonces el ser es en-el-mundo. partiendo del método fenomenológico. Pura existencia. Hüsserl encuentra una síntesis de ambos en el Fenómeno. No hay un mundo sino a partir de mí. lo externo a mí es tal cuál yo lo advierto. Entonces.

habitado por otros seres que intuye como él. El ser está en permanente construcción. El ser no será solo inmanencia sino que será transcendencia. Pero dicha 4 . (entendiéndose como una abstracción) sino un hecho concreto enel-mundo. Si entendemos el movimiento como modo de construcción de mi conciencia. Ser-ahí (Dasein) será para Sartre ser-en-el-mundo. Aquí aparece el factor más importante en la filosofía de Sartre: La trascendencia. y si esto es así. a su conciencia. para usar palabras de Sartre. no contiene en sí mismo. El ser se construye a sí mismo en cada paso. pero trascendencia de sí mismo en-el-mundo. el ser es libre de generar su existencia a su criterio. El ser es existencia concreta en situación. pero recíprocamente construye el mundo. que el ser es existencia en permanente situación. si su percepción del fenómeno. Para Sartre la única trascendencia es en-el-mundo. partiendo de la premisa de Martin Heidegger en su obra “El ser y el tiempo”. Es decir. Es decir. es decir. trascendiéndose. Es decir. valores absolutos o que lo predeterminen y como nadie lo ha pensado. que el ser en contacto con el mundo se va revelando y por lo tanto también se va construyendo a partir de sí mismo. advierte el mundo y a partir de ese contacto se construye a sí mismo. se piensa a sí mismo. (despojado de prejuicios) le revela el mundo y su necesidad de trascenderlo. Encuentra la necesidad de trascenderse porque hay un mundo ahí afuera que lo circunda. No es un hecho aislado. lo que se deriva en inevitable movimiento. Lo que dice que la trascendencia es el acto constitutivo de la existencia. toma conciencia de su existencia. No será proyecto y acción sino un fenómeno.Mario Gachetegui Iriart como ya dijimos. No hay quietud sino movimiento que le permite al ser revelarse a sí mismo en la existencia.

Encuentra que el ser existente debe negociar con el otro su construcción. toma conciencia de la nada. Eso será ni más ni menos la trascendencia: Una negociación. porque no hay mandato superior que no sea su propio ser. el verme obligado a negociar mi construcción de existencia. De esta última premisa es donde el ser arrojado y obligado a construirse por sí mismo (libre) se enfrentara al mundo. está en situación. y se llenará de angustia. mis acciones no solo me modifican sino que modifican de algún modo al otro y eso me obliga a tener responsabilidad con mi construcción de existencia. solo. Por lo tanto. lo que lo lleva a elegir. Sin embargo. Y el mundo esta cohabitado por otros yo. me tengo que hacer yo. deberá tener un enfoque ético. La 5 . se puede decir que: Si no hay Dios. Angustia que deviene de tomar conciencia que al estar en-el-mundo con otros seres. Si nadie me hace. yo soy mi propio Dios. De aquí surge un compromiso que Sartre llamará con la existencia y que será ni más ni menos que responsabilidad con el otro. Es libre de construirse a si mismo. <<Está condenado a ser libre>>. Para cerrar sintetizando la teoría de Sartre sobre la libertad. Yo soy en-el-mundo y por lo tanto cada acción mía determina las acciones del mundo. Es ese desamparo de su existencia frente al mundo. inevitablemente y por consiguiente se descubre libre de pensarse en ese desamparo. cada acción mía determina de algún modo la existencia de otros seres. Entonces mi libertad de construirme. pero Sartre expone que la libertad de la existencia está dada en el hecho de que el ser al tomar conciencia de su existencia en el mundo. Pero mi hacer.Sartre y el Problema de la Libertad necesidad parte de su soledad y su desamparo. en movimiento. esto podría parecer una contradicción con la libertad.

pero es libre porque no puede hacer otra cosa que optar. también vivimos cohabitados en nosotros mismos. de poder optar por sí o por no. muchas de nuestras acciones o proyecciones estan influidas inconscientemente. que hacer y no hacer.) y comprometido con esa existencia. mi condicionamiento no solo me viene del 6 . Si bien somos libres de determinar que esta bien y que mal. estar en un mundo con otros seres. Pero sus acciones son pensadas por el ser y él y solo él es quién lo hace. Y además. por lo que bien puede tener en cuenta al otro (la Buena Fe) o no tenerlo en cuenta para su trascendencia (Mala Fe). me parece que la libertad por el solo hecho de tener que elegir. (Cada acción será finita en si misma pero a su vez. Está condenado a ser libre y no puede optar por no serlo. Es libre de elegir su camino. Si bien al tomar conciencia yo puedo decidir que uso y hago y que no. es bastante relativa si tenemos en cuenta que además de estar en un mundo cohabitado por otros seres. De hecho. en el mundo. si bien concuerdo con esta parte de la exposición de Sartre.Mario Gachetegui Iriart nada que lo precede y que debe trascender haciendo. a esa influencia cultural que poseemos como herencia fatal. inserta en una cadena infinita de acciones que será la trascendencia. Pareciera ser que Sartre le da valor relativo a esa cohabitación. En ese compromiso ético electivo del propio ser con su existencia. como estoy siendo. <<¿Qué mundo sería si todos hicieran lo que yo?>> En mi opinión. Es decir. no siempre tengo conciencia plena de la totalidad. por lo que expone al existencialismo como un humanismo. probablemente no tenga conciencia plena de otras cuestiones que no fueran las reveladas en ese Ser-ahí. dado que su construcción es la construcción total del mundo. es por esto último. Como vemos. en perpetua formación (serialidad) hacia el infinito.

Sartre y el Problema de la Libertad pasado. en modo inconsciente. ya se sabe que no se puede modificar lo que no se conoce. en la proyección de mi ser. y que no solo condicionan involuntariamente mi decisión del presente sino que también lo hacen con mi futuro. Yo soy aquí. Y la conciencia es aquí y ahora dentro de la circunstancia. pero sin poder tener conciencia plena de que ser-aquí-ahora es también una carga de elementos que arrastro por herencia histórica. Y si bien puedo cambiar por mi libre elección. por extensión. 7 . aquello de lo que no se tiene conciencia. muchas veces de modo inconsciente también. ahora. sino que la trascendencia me condiciona. Ser-ahora es también habiendo-sido-pudiendo-ser no solo en mi experiencia consciente sino en lo que refiere a lo inconsciente.