Está en la página 1de 3

MEDIACION EDUCATIVA, VIOLENCIA Y CONVIVENCIA

ESCOLAR

Por Daniel Martínez Zampa

info@mediacioneducativa.com.ar

http://www.mediacioneducativa.com.ar

Los medios de comunicación periódicamente se hacen eco de episodios de violencia

ocurridos en instituciones educativas. Hace poco tiempo en la provincia de Buenos

Aires, un alumno utilizó gas pimienta y otro en medio de una discusión habría

agredido a otro con un arma blanca y como producto de ello aumentaron las quejas

de los padres en sentido que ello era habitual, que los directivos “nada hacían” y

terminó con la separación preventiva de las autoridades de la institución.

Frente a estos hechos de violencia en las escuelas y el aumento de los conflictos

surge la demanda hacia la escuela para que “haga algo”.

Por su parte los docentes se sienten impotentes frente a estas situaciones y solicitan

ayuda. Piden que “alguien” “haga algo”.

Si está a su alcance solicitan ayuda a los Equipos Técnicos a quienes se les requiere

intervención con el imaginario que poseen una “receta” o “remedio” infalible e

inmediato. Dado que no existe una intervención mágica surge una nueva frustración

que alimenta esta sensación de impotencia que incide en el clima institucional

favoreciendo nuevos episodios que refuerzan este círculo negativo.

En medio de esta situación hoy se habla de la Mediación Escolar que algunos

entusiastas pueden presentarla como la “tabla de salvación” o la solución a los

problemas, generando expectativas desmesuradas en relación a sus posibilidades y

con ello la posterior “decepción” que lleva a pensar que “la mediación escolar no

sirve o ha fracasado”.-

Creemos que algunas experiencias exclusivamente limitadas a la formación de

alumnos mediadores y en algunos casos pueden haber “fracasado”.

La mediación Educativa debe entenderse dentro de un marco más amplio de procesos

de prevención, gestión y resolución de conflictos y estrechamente relacionada con la

convivencia escolar. De allí que, una experiencia limitada a los alumnos mediadores

tiene muchas posibilidades de fracasar si no existe un trabajo a nivel institucional

previo y durante la misma. Este trabajo debe abarcar a todos los actores

institucionales (directivos, docentes, padres, alumnos, auxiliares, etc) comenzando

por analizar cómo ve la institución al conflicto, qué conflictos tiene y por qué

motivos, qué hace con los mismos, cómo los enfrenta, cuáles son los efectos, etc;
para luego definir claramente para qué quiere implementar un programa de

convivencia y mediación educativa.

Una de las causas frecuentes de los conflictos en las instituciones educativas en la deslegitimación

de sus actores. Muchas veces desde las órbitas de conducción (institucionales o de instancias

superiores) se deslegitima al docente ya sea atendiendo quejas que deberían haberse planteado al

docente en forma personal pasando por sobre su autoridad. También como padres, frente a

nuestros hijos muchas veces también deslegitimamos al docente criticándolo antes de plantearle

las cuestiones en forma personal, desde la docencia a veces se utiliza a los alumnos para canalizar

quejas con los padres o los directivos… En el medio… quedan nuestros niños y jóvenes…

Todo esto va influyendo en el “clima “ institucional, tal como lo señala Fernando Onetto en su libro

CLIMAS INSTITUCIONALES Y PRONOSTICOS DE VIOLENCIA, y aumenta las posibilidades de tener

episodios de violencia en las instituciones.

Un buen clima institucional no es garantía de no tener actos de violencia, pero es más probable

que estos ocurran allí donde impera un “mal” clima por el autoritarismo, las fallas en la

comunicación, la falta de escucha, la deslegitimación.

Es en este marco donde puede pensarse el aporte de las herramientas de la negociación y la

mediación en las instituciones educativas, realizando un trabajo (que expertos estiman entre 3 y 4

años) para la implementación de estos proyectos y que no deben limitarse a la formación de los

alumnos mediadores.

Un docente fue muy explícito y en un curso decía: “Los alumnos se expresan con los puños y no

con palabras”. La violencia se produce cuando no podemos poner en palabras nuestros

sentimientos y emociones, cuando no se puede poner en palabras se actúa .

Por ello es importante preguntarnos por el significado del acto calificado como “violento” Las

técnicas que se utilizan en negociación y mediación pueden ayudar en este aspecto también en

tanto dan importancia a las emociones propias y ajenas

La implementación de un trabajo de estas características en las instituciones puede aportar

herramientas para “ver” los conflictos y abordarlos antes que estos escalen hasta tener

consecuencias destructivas, construir espacios donde se recupere el valor de la palabra y el

verdadero diálogo, donde se respete al otro, donde se pueda disentir , donde se pueda compartir

las diferentes visiones, donde cada uno pueda “hacerse cargo” de la responsabilidad que le cabe

en los conflictos y donde juntos se pueda buscar un camino hacia la construcción de posibles

soluciones.

La Mediación no es un “producto mágico” que terminará con los conflictos y la violencia en las

instituciones, es sólo una herramienta más que puede ayudarnos en tal sentido. El fenómeno de la

violencia es más complejo y frecuentemente requiere un abordaje interdisciplinario e intervención

especializada.

La Mediación no se agota en la formación de los alumnos mediadores, implica un trabajo más

profundo a nivel de las instituciones y el sistema educativo para obtener “resultados” a mediano y
largo plazo. Este trabajo también puede ser extendido a otras áreas y equipos de trabajo para

mejorar el “clima” laboral .

Trabajar sobre el “clima institucional” y la convivencia presenta un gran desafío y necesidad en

estos momentos… la mediación puede ayudar a dar los primeros pasos…-

DANIEL F. MARTINEZ ZAMPA

Es ABOGADO- MEDIADOR – MAGÍSTER EN ADMINISTACION Y RESOLUCIÓN DE CONFLICTOS.

Autor de publicaciones nacionales e internacionales sobre mediación escolar. Dictó cursos, talleres,

conferencias en Argentina, Paraguay, Chile, México, Puerto Rico, Panamá, Ecuador y España.

Coordinador responsable de la

PAG- WEB: www.mediacioneducativa.com.ar . Coordinó el Programa de Mediación Escolar del

Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología del Chaco hasta el mes de abril de 2006.

También podría gustarte