P. 1
Entre El Conflicto y Los Cambios Politicos de Venezuela (2011-2012)

Entre El Conflicto y Los Cambios Politicos de Venezuela (2011-2012)

|Views: 1.294|Likes:
Publicado porenergia21

More info:

Categories:Types, Business/Law
Published by: energia21 on Apr 02, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

04/01/2013

pdf

text

original

Síntesis del

Documento

Entre el conflicto y los cambios políticos de Venezuela 2011-2012
Los resultados electorales de diciembre 2010, mostraron una nueva realidad política que venía perfilándose desde meses atrás, tanto por el deterioro en la popularidad del Presidente Chávez como por la caída, aún mayor, en la aprobación de la gestión del gobierno. Estas dificultades no las ignoraba el Presidente, por lo cual busca concretar formas útiles para blindarse ante un posible revés electoral. Se propuso Chávez hacer un cambio en la normativa que regula las circunscripciones electorales y de esta manera rompió el1 principio de la representación proporcional. Puesto que hay zonas donde se necesitan cuatro veces más votos para elegir un diputado. Revierte así el principio político que ofrecía el perfil de las minorías. La Encuesta Keller de agosto del 2010 señala: 30% de apoyo para los chavista, 33% para la oposición y 37% para los neutrales o no alineados y desde esta perspectiva, pareciera que no existe la polarización en el país, sino que hay tres grupos de magnitudes muy similares. . Los cambios ocurridos, negativos para Chávez, requieren una respuesta contundente: se debe radicalizar la Revolución para poder garantizar la permanencia en el Poder. Conviene entonces incrementar las expropiaciones, nacionalizar la banca, los medios de comunicación y las Empresas Productoras, en campos y ciudades. El primer objetivo es la Polar. El Ejecutivo solicitó una Ley habilitante que le permitiera a Chávez legislar bajo su voluntad y promulgar decretos con valor, fuerza y rango de ley. Adicionalmente, se aprobaron 30 leyes en menos de un mes que implican cambios reformas de la Constitución. . Por otro lado, la decisión de clausurar el canal de televisión más antiguo y de mayor popularidad, generó un rechazo en amplios sectores de la población, los cuales hasta ese momento, resultaban indiferentes ante los eventos políticos e incrédulos la Reforma las amenazas contra la libertad de expresión. Cuando en la medianoche del 27 de mayo de 2007 se extinguió la señal de Radio Caracas Televisión (RCTV), entonces la coacción a los medios de comunicación dejó de ser un concepto abstracto, para concretarse en la pérdida de un instrumento de entretenimiento altamente apreciado por la población. Buena parte del pueblo que simpatizaba con el Presidente, se opuso a esta medida arbitraria y el movimiento estudiantil salió a protestar en las calles por primera vez. En agosto de ese mismo año se anunció el proyecto de Reforma a la Constitución, con la intención de proporcionar el andamiaje jurídico a la Revolución y ampliar el

período presidencial de 6 a 7 años, admitiéndose la reelección sucesiva del presidente. Con esta Reforma también se cambiaban las funciones de la Fuerza Armadas, quitándoles su carácter profesional. Pero lo que es singular de este período, que se intenta destacar, es la caída en la popularidad del Presidente, lo cual ocasionó la derrotada la Reforma propuesta. La explicación para las acciones radicales del gobierno, se encuentra en una estrategia conformada por tres orientaciones: . . En primer lugar se trata de concentrar en manos del Presidente, todos los mecanismos de Poder, para garantizar la posibilidad de1 fabricar leyes en serie, que le permitan a Chávez resolver situaciones inesperadas de conflicto. Es una previsión significativa que faculta al gobierno para sacar del juego político, en forma “fraudulentamente legal” a cualquier ´enemigo.´ Para tal fin son las leyes que cercenan y vacían de contenido a las alcaldías y gobernaciones, substituyéndolas por un “poder comunal adulterino.” También se soslayan las funciones esenciales de la Asamblea Nacional y se crea el mecanismo de emergencia para ejercer el Poder y así se concreta la preponderancia del Ejecutivo para reemplazar la Constitución con la Ley Habilitante. En segundo lugar se intenta silenciar cualquier voz discrepante u opinión independiente y por eso se pretende acallar o controlar los medios de comunicación, las universidades, las organizaciones no gubernamentales, Internet, etc. El Poder Popular instaurado en Venezuela es una instancia superior y el gobierno sólo acepta la participación ciudadana de las asociaciones que tengan fines “socialistas.” En consecuencia, las universidades y todos los organismos privados, deben adecuarse a los objetivos del Estado, cuya fijación, ordenamiento y consolidación, corresponde exclusivamente al Presidente. En tercer lugar se trata de estrangular económicamente a la disidencia independiente y a la oposición política y para ello se procura, expresado en términos militares, cortarle la “línea de suministros” al enemigo. Toda esta situación ha llevado el país a un nivel de tensión similar a la que se vivió durante los años 20022003. Los grados de irritabilidad y de protesta continua de la población y se reafirma la sensación en amplios sectores democráticos, de que una salida electoral no es fácil, sobre todo, porque los Poderes Públicos son cada día menos confiable. Esta situación se agrava con la paralización de la actividad económica, pues la inflación en Venezuela no va acompañada con un crecimiento del PIB. En este país el incremento es negativo, en el año 2009 (-3,3%) en el 2010 (-1,6%) y las proyecciones de mejoramiento del PIB que hace la CEPAL para 2011, se mantienen

igualmente negativas para Venezuela, en el (-1,6%), mientras que en otros países, incluyendo Haití, la valoración es positiva. Todas estas circunstancias económicas y sociales, colocan a Venezuela, en el año 2011, en un escenario de aceleración de la conflictividad social y política, que pueden desembocar en situaciones de extrema gravedad. El sentido belicista de la política de Chávez tiene el sustento en una aspiración de hegemonía, que busca monopolizar, no compartir, los espacios de poder, con el fin de imponer al colectivo una visión totalitaria comunista de la vida y de la sociedad. Esta voluntad de supremacía aspira a un control absoluto1 del pueblo, por medio de la permanencia indefinida en el Poder de Chávez, quien asume que el Estado y el gobierno son una propiedad suya. Y en esta actitud antidemocrática de Chávez, podemos ver también que el régimen no tiene políticas económicas que procuren el desarrollo y el incremento de la productividad y la riqueza; ni políticas educativas que acometan la formación de recursos humanos; ni planes sociales destinados a garantizar el mayor bienestar sostenible en la población. Pero sí es evidente que hay doctrinas orientadas a la acumulación y centralización del poder en las manos del Presidente, tal como está a la vista de todos. Es notorio que existen proyectos para la estrangulación de aquellos venezolanos que puedan detentar la más mínima cuota de poder o autonomía, sean personas o entes privados, llámense empresarios, partidos, sindicatos, medios de comunicación, grupos religiosos o universidades. Después de las elecciones legislativas del 26 de septiembre de 2010, Chávez ha fijado como su única meta, permanecer en el poder y garantizar por cualquier medio, su victoria en las elecciones del 2012. Ese será el único criterio valido para evaluar y tomar todas las decisiones el gobierno en materia de política económica o social, interna e internacional. A Chávez no le importa lo que sucederá en el 2013 ni las consecuencias que pueda tener el endeudamiento y el quiebre definitivo de la producción nacional. En el 2013 se verá cómo se resuelven las calamidades previsibles. Lo fundamental es mantener en sus manos el Poder dictatorial. Poco después de las elecciones de gobernadores y alcaldes en el 2008, con una oposición que avanzaba en su posicionamiento, pero con sus recursos agotados en la campaña electoral anterior, debe enfrentar otro reto. El Presidente anunció un nuevo referéndum para ejecutar una Reforma constitucional, con el propósito de asegurar la reelección indefinida. La votación se realizó el 15 de febrero, la propuesta fue aprobada y dictador logró su candidatura perpetua. .

Factores concurrentes en el conflicto que impulsan los cambios políticos y económicos: La crisis eléctrica generó una de las situaciones de mayor conmoción en la vida cotidiana de la nación, que se vio expuesta a continuos racionamientos de energía, imprevistos y planificados. Los alimentos podridos aparecieron en distintos lugares del país, más de 350.000 toneladas de alimentos dañados, vencidos o simplemente podridos, que habían sido importados por el gobierno nacional, pero que se quedaron en las bodegas de los puertos o en los depósitos de oficinas del gobierno. La inseguridad personal ésta ha venido aumentando de una1 manera alarmante, convirtiendo a Venezuela en el país más violento de la región. En el Observatorio venezolano de la Violencia (OVV), estiman que se superaron los 17.600 homicidios en el año 2010. El régimen no desarrolla una política definitiva para combatir y erradicar la violencia criminal contra la sociedad. La delincuencia tomó las calles y con la impunidad, no tiene límites para actuar contra la población, en todos los niveles. Ciertamente que la inseguridad afecta a los habitantes del país, pero también tiene un efecto corrosivo en la aceptación y popularidad de Chávez y su régimen. Precariedad del empleo el desempleo ha venido aumentado desde 2007 y 2008, cuando alcanzó el 7,2% y subió a 9,1% en 2009, hasta llegar a 10% en 2010 y en el primer trimestre del 2011 alcanza 11% proyectándose a 12,5% para finales del año. La conflictividad sindical El gobierno golpea los dirigentes sindicales que han propiciado movilizaciones contra las políticas oficiales. Las demandas han propiciado conflictos laborales y la detención de algunos trabajadores y dirigentes sindicales, como es el caso de de Rubén González, secretario general de Sintra ferrominera. Esta conflictividad también ha tenido otras consecuencias, porque los sindicatos y obreros han acudido en la defensa de las Empresas expropiadas, como es caso de Agroisleña. También empresarios y trabajadores se unen para defender las Empresas amenazadas de confiscación, como es el caso de La Polar. Se concreta el consenso entre los trabajadores, empleados y propietarios, para defender las fuentes de producción y de trabajo estable. Predomina en entre ellos, empresarios y trabajadores, la dolorosa experiencia de las empresas estatizadas, donde se prometió la coparticipación en la gestión y mayores beneficios para todos, pero ninguna de las dos promesas se ha cumplido. . La carencia de vivienda Ronda la incertidumbre por la expropiación de viviendas y por las invasiones estimuladas desde el gobierno. La construcción de viviendas ha quedado reducida a casi

un tercio, pues en los veinte años anteriores a la llegada del gobierno de Chávez, se erigieron 1.377.782 viviendas, para un promedio de 68.889 por año; mientras que en los doce años del actual gobierno, se edificaron 296.047 casas, en promedio de 24.670 por año. . Pan o libertad Al principio de su gobierno Chávez ayudado por el incrementó del ingreso petrolero, se enfocó en los programas sociales, mientras la oposición mantenía como bandera los postulados políticos de libertad, democracia, equilibrio de poderes. La oposición ha logrado mantener en los últimos años el énfasis en las políticas sociales y en la defensa y demanda de los derechos1 sociales. El gobierno, por su parte, intenta jugar una doble carta y bifurcar sus políticas. Se presenta Chávez como la encarnación de un modelo político que implica máxima atención a la población y bienestar igualitario para todos y la vez esgrime el garrote y arremete, excluye, confronta, identificándose así con el comunismo agresivo e inhumano. Amado o Temido El propósito de Chávez sigue siendo permanecer en el Poder e intentar ganar las elecciones del 2012 con una alta popularidad. Pero ya se tiene la experiencia de que en las mejores condiciones de abundancia y de hegemonía, no existe la seguridad del control sobre la situación, la cual puede escapársele de las manos. Con tal inquietud en mente, Chávez buscará diversos escapes para capear la crisis, pero ahora limitado por un peligroso dilema, que implica regresar a la vieja dicotomía planteada por el Príncipe Maquiavelo: ser amado o temido. Pero también hay dificultades en ese camino, porque el discurso de identidad basado en el amor, el odio y la polarización, se ha venido agotando. Las personas están cansadas de las promesas incumplidas, aunadas éstas al conflicto violento cotidiano. En cambio la gente común, desea la concreción de las promesas en resultados tangibles y beneficios concretos. Esta situación cada vez más compleja para el régimen, Chávez intentará ejercer más control social y más represión general. Así puede verse que el Presidente está enfrentando ya el dilema siniestro de ser temido, antes que amado, lo que significa caer en el abismo recóndito, desde donde no hay retorno. . Muy significativa es la opinión de este ideólogo extremista Heinz Dieterich, hasta hace poco tiempo incondicional de Chávez y que ahora critica al Presidente y condena sus políticas:
.

“La derrota del referendo del 2 de diciembre 2007, no fue un pequeño contratiempo, como parece pensar el Presidente, sino un cambio cualitativo en la correlación de fuerzas, casi tan significativo

como el del golpe militar del 11 de abril del año, 2002. Por eso no se entiende que el Presidente siga aplicando el modelo político-económico-discursivo que le dio resultados entre 2003 y 2007, pero que fracasó el día 2 diciembre 2007.” Los tres niveles de actores en este conflicto: Primer nivel. De un lado está la figura central de todo el conflicto, que es Chávez, quien tanto por su forma de gobernar personalista, como por la búsqueda continua de la confrontación, ha llegado a ser el eje central determínate. En ese mismo nivel es posible encontrar tres tipos más de actores: (1) El entorno presidencial civil doméstico e internacional (2) Los militares activos subyugados1 por el Presidente y por los cubanos. (3) Un sector de izquierda radical interno y foráneo. . Por otra parte y contrarias a los actores antes señalados, se encuentran las instancias opositoras: Los partidos políticos que han ido recuperando sus fuerzas y su organización, comenzado a tener una identidad trascendente ante el colectivo en la llamada Mesa de la Unidad. Los medios de comunicación que representan una valiosa fuente de opinión e información y constituyen un conjunto de actores importantes en la confrontación actual. Buena parte de la prensa escrita se mantiene abierta y enfrentada al gobierno. Muchos medios audiovisuales han sufrido ataques y cierres, como es el caso de la televisora RCTV. También otros medios se han autocensurado y callan los desafueros del gobierno. El sector empresarial es un actor fundamental, que ha sufrido extorsiones, invasiones, expropiaciones y se mantiene rezagado bajo constante amenaza. Ha perdido capacidad de respuesta, muchos de ellos, empresarios, se encuentran intimidados y prefieren no generar confrontación, aunque se ha expandido la idea de que ya no existe salvación, ni siquiera guardando silencio. Las universidades nacionales y la Iglesia Católica. Estos dos polos de opinión gozan de alto prestigio en la población y tienen gran influencia en el colectivo. La Conferencia Episcopal considera que la Ley Habilitante es “un inaceptable desconocimiento de la voluntad popular y tal Ley, en vez de resolver los problemas, crea una gravísima situación política, puesto que el Ejecutivo pretende con su aplicación, imponer a los venezolanos un sistema socialista estatizante y totalitario, que amplía los círculos de la pobreza y agudiza la dependencia del pueblo al poder dictatorial.” De manera diáfana la Conferencia Episcopal expresa su rechazo a estas, normas, porque la CEV teme graves zozobras durante los años 2011 y 2012. . Escriben así los obispos: “Nos preocupa hondamente la

nueva radicalización política, pues sin duda provoca una gravísima situación de conflicto. Nos encontramos ante la pretensión de imponer un sistema político socialistamarxista y totalitario, contrario al sistema democrático consagrado en la Constitución de 1999 y reafirmado con el rechazo a la propuesta de Reforma constitucional. Los Obispos consideramos que esta imposición es moralmente inaceptable, pues ofende la dignidad de cada persona, creada a imagen y semejanza de Dios y además vulnera gravemente el bien común, la institucionalidad democrática, desconoce la soberanía popular y viola los derechos de los venezolanos.”

También los estudiantes de las universidades públicas y privadas encabezaron fuertes protestas en diciembre de 2010 y las huelgas amenazaban con extenderse a otros sectores, por lo cual el Presidente decidió retroceder y echar atrás la Ley de Universidades que hacía pocos días había aprobado la Asamblea Nacional. Las protestas continuaron en enero y febrero 2011 y una huelga de hambre, por la libertad de los presos políticos, se efectuó ante la sede de la OEA y frente en varias embajadas, lo que forzó al gobierno a “liberar” a varios presos políticos. Los disidentes son actores importantes en el país, desde el momento cuando se alejaron del gobierno. Ellos, los disidentes,1 tienen mucha capacidad para golpear, pero hasta ahora han demostrado poca fuerza para cobrar los beneficios. El partido Patria Para Todos (PPT), entre ser y no ser oposición, junto al gobernador del Estado Lara, Henry Falcón, parecen atados por una tenue hilaza de indefiniciones. Segundo nivel Es la proyección el perfil de conflictividad, con sus actores secundarios: 1) Los miembros del PSUV mantienen su afinidad con el Presidente, pero muchos de ellos no comparten sus proyectos. Algunos rechazan abiertamente el modelo de Cuba y del comunismo, pero aún se niegan a creer que el gobierno lleva esa dirección o que el Presidente quiera conducir al país a un destino tan trágico como el que padece la Cuba fidelista. 2) La llamada “Boliburguesía” es el sector empresarial, profesional o comercial, que se ha enriquecido con el gobierno bolivariano y se mantiene unido a Chávez por gratitud a los favores recibidos y a la protección de sus logros. 3) Las empresas extranjeras que negocian con el gobierno y se benefician con la destrucción chavista del aparato productivo venezolano. Son las Empresas de países gobernados por cómplices de Chávez en el saqueo de nuestro país. En el otro flanco del conflicto podemos diferenciar cuatro actores: La banca ha tenido un bajo perfil en el conflicto, pero ha sufrido de las tensiones políticas y las amenazas de expropiación y confiscación. Además de la concreción de intervenciones, como es el caso de banqueros nuevos, crecidos a la sombra del gobierno y que fueron expropiados. Los sindicatos La Confederación de Trabajadores de Venezuela (CTV), redujo sus actividades políticas y se concentró en las demandas sociales. El gobierno ha creado y promocionado diversas centrales y federaciones alternas a las existentes, como la Central Bolivariana Socialista de Trabajadores. Los conflictos sindicales en

las empresas propiedad del gobierno, junto a los empleados públicos, se han profundizado. Los militares profesionales asumen un papel de obediencia, sabiéndose vigilados y amenazados hasta en su vida privada. Ellos ofrecen una resistencia pasiva, silenciosa, frente a las acciones violatorias de la Constitución por el Presidente. Sin embargo, los militares republicanos, han tomado conciencia del peligro que para ellos significa el Estatuto de Roma y el Tribunal Penal de la Haya, donde se enjuicia a los militares que cometen crímenes cuando atacan con sus armas de guerra a los pueblos inermes. Saben que ya no hay excusas ni justificaciones de “Yo cumplía1 órdenes superiores ni los encubre la soberanía, cuya vigencia no existe en la jurisdicción Internacional. Los pequeños y medianos comerciantes Ahora se ven amenazados por los controles y las expropiaciones y temen por la pérdida de sus precarios bienes. Ellos están indefensos, por lo que se apartan de la política, pero igual se distancian del gobierno cada vez más. En este nivel surge un nuevo conflicto que se funda en la contraposición de intereses entre quienes carecen de vivienda y los que la tienen, lograda con su esfuerzo y trabajo. Esta intriga la estimula Chávez, quien ordenó la aprobación de un conjunto de leyes que le permitan cubrir con una máscara de legalidad las confiscaciones e invasiones y así crear enfrentamientos entre los inquilinos y los propietarios y entre los necesitados de vivienda y los dueños de terrenos vacíos o alojamientos no ocupados. Pero más allá de la violación de las leyes, conviene destacar que estas acciones oficiales, intensifican la conflictividad entre grupos sociales. Continuidad y Cambio Político La mayoría de de los consultados, 52%, responde que desea “hacer cambios” y sólo un 13% afirma que prefiere “quedarse como está.” Este es el chavismo beneficiario de la actual situación, que tiene una fuerte identidad política y que temen a cualquiera movimiento que signifique la salida de su líder. Los cambios radicales son apoyados, tanto por la oposición (33%) como por los “no-alineados” (37%) Los dos grupos, si son integrados como factores de cambio, suman 70% y representan una clara referencia en el proceso político y social hoy vigente. ¿Cómo se expresará esa voluntad de cambio en los próximos días? Las políticas del gobierno (1) La radicalización del control de la sociedad, con la imposición de los procedimientos comunistas, copiados de Cuba y con la concentración del Poder en las manos del Presidente. (2) Un posible y remoto diálogo con los distintos sectores de la sociedad, que es la oferta que hizo el Presidente en su mensaje a

la Asamblea Nacional, donde anunció la conveniencia de excluir el discurso controversial y amenazante de ´triturar´ a los enemigos del Proceso. (3) El tercer camino del régimen, es el del blanco móvil, que consiste en una ruta mixta, donde se alterna la agresión y diálogo táctico, para confundir el enemigo y limitar en sus movimientos. . Escenarios de conflicto durante los años 2011-2012 Aquí no se trata predecir sucesos ni de proponer modelos de confrontación, solamente se pretende establecer tres posibilidades de acciones, que en su momento hallarán su propio cauce inédito. Reducción del conflicto es el escenario donde pueda disminuirse1 o evitarse una escalada del conflicto, que pasaría por una oferta sincera de diálogo sostenido y de negociación por parte del Presidente. En este ambiente es necesaria una política real de interlocución, que implicaría la recuperación de la confianza en las Instituciones y en la reglas del juego, bajo la garantía del gobierno de que el Poder Electoral y Judicial, actuarían en adelante con independencia. Conflicto de baja intensidad. El segundo escenario es el de la aplicación sostenida y encubierta de la radicalización y del control hegemónico de la sociedad, bajo el poder político y económico de Chávez. En este caso se intensificarán las expropiaciones y el control de las empresas; se regularán y asfixiarán económicamente los medios de comunicación independientes; se cumplirá la total neutralización e ilegalización los sindicatos; se intentará politizar aún más las Fuerzas Armadas, aumentando su penetración por los cubanos y por otros extranjeros extremistas; se ampliará la criminalización de la protesta, pero tratando de mantener una fachada de legalista. En este ambiente belicoso e inestable, se realizará la campaña electoral y las elecciones del 2012 y dentro del boceto prefabricado por el régimen, se podrá inhabilitar a cualquier candidato de la oposición con potencialidad electoral y capacidad de poner en peligro la reelección vitalicia de Chávez. Y así, con poca transparencia y menor credibilidad, se llega a la carrera electoral, con poco aviso previo y mucho agotamiento de la oposición. El Presidente, con subterfugios y con las armas, intenta desde ahora, imponer su reelección para perpetuarse en el Poder omnímodo. Conflicto de alta intensidad. Ante la urgencia de cambios y con amplio respaldo popular, podría la situación social tomar otros derroteros inéditos e imponerse sobre la intención política del régimen, que no es otra que la mantener el Poder, sin medir los costos que pueda ocasionar el uso de la fuerza. Pero esta posibilidad se complica por las carencias que azotan al pueblo venezolano y por el descenso paulatino del apoyo popular al

Presidente, lo cual se junta al rechazo del Proyecto cubanizante que se implanta en Venezuela. Interfiere también la corrosiva desconfianza de la población frente a las promesas ilusorias, repetidas sin pausa por Chávez durante 12 años. Estos factores aumentan el temor del Presidente día a día. Al llegar a esta encrucijada, se abre la Caja de Pandora de las dificultades, tanto para el régimen como para la oposición, porque se extiende la conflictividad, uniéndose ésta a la aceptación cuasi general sobre la urgencia de apelar a otros métodos, que sean diferentes a los democráticos electorales, para realizar la sucesión presidencial. Queda claro que el recorrido y la ejecución1 de este procedimiento, escaparía de las normas previstas en la Constitución. . En ese conflicto de alta intensidad, aún no es posible predecir quién saldrá triunfador ni qué ocurrirá cuando llegue el ´día después.´ Quizá se reconquistará la libertad y la democracia o quizá habrá más dictadura, más represión y más sangre en las calles. Lo que sí es posible establecer ahora, es que sea cual sea el desenlace, él será altamente costoso para nuestra Patria.

B.
.

L.
Caracas, marzo 2011
. .

.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->