Está en la página 1de 2

REFLEXIÓN SOBRE LA PELÍCULA “QUIERO SER COMO

BECKHAM”

Me ha parecido un completo acierto el haber podido ver esta película


en clase ya que en ella se pueden observar y entender muchos de los
conceptos y aspectos que a lo largo del curso en esta asignatura
hemos tratado y explicado: liderazgo, rendimiento, motivación,
valores en el deporte, autoconfianza…

Yo quería destacar primero la educación en valores y el reflejo en la


película de lo que significa una persona totalmente distinta en un
ámbito ya creado como es el equipo local de futbol femenino en el
que todas las jugadoras son de nacionalidad inglesa y al entrar en el
equipo una jugadora de nacionalidad india y piel de color “choca” (es
decir, no se ve ni bien ni mal, se ve con intriga) con la visión de la
sociedad inglesa en la que se desarrolla en la película.

También se observa una visión totalmente distinta entre los padres


de las dos protagonistas. La madre de Jules desea que su hija sea
más femenina para poder tener novio mientras que los padres de Jess
solo quieren que no se centre tanto en el deporte del fútbol y se
dedique más a los estudios y a cocinar teniendo como ejemplo a su
hermana mayor ya prometida. Aquí se observa que las distintas
culturas al final de la película demuestran no ser ningún tipo de
obstáculo para la consecución de los objetivos personales de ambas
protagonistas, sobre todo de Jess.

Además hemos podido ver que empezando por el entrenador, y que


actuando como tal y también como psicólogo deportivo, va creando
un buen clima en el equipo y teniendo claras sus funciones como líder
saber llevar en cada momento los problemas personales e
individuales que van afectando al rendimiento del equipo, aunque en
ciertos momentos parezca que un aspecto personal (su relación con
Jess) parezca influir en el equipo, pero que finalmente sabe solventar
con eficiencia y consiguiendo su objetivo profesional.

A parte de las funciones del entrenador como líder, también se


observa la capacidad de liderar que tiene Jules en el ámbito
deportivo, que termina siendo muy buena amiga de Jess, es decir, en
todo aquello relacionado con el vestuario y también su capacidad de
motivar a sus compañeras para ayudar a una mejora del rendimiento
y a la consecución de los objetivos propuestos en cada partido para el
objetivo final.

Un último aspecto a destacar es la confianza en sí misma que


demuestra Jess en el lanzamiento de falta que supone la victoria y la
consecución del torneo, quizá motivada por la presencia del ojeador y
probablemente unida a la ambición de ganar y de demostrar que
cualquiera puede triunfar a pesar de las adversidades que sufre en la
película como la adaptación (como se observa en una imagen de un
partido en la que la insultan por el color de su piel y ella pierde los
nervios), o su cultura y la coincidencia de la boda de su hermana
mayor, con el partido final, en el que tras la ayuda de Joe (su
entrenador) hablando con el padre de Jess y la tristeza de su hija por
no poder disputar ese partido hace mella en su padre que acaba
entendiéndolo y la deja jugar el partido, lo cual supone su marcha a
estudiar fuera y a crecer como futbolista.