La personalidad

La personalidad se entiende como el conjunto de actitudes y estilo de comportamiento de una persona, o sea todo aquel conjunto de características psicológicas que caracterizan a una persona y permiten distinguirla de todas las demás. Si bien está noción corresponde en gran parte a la verdad, en realidad se trata de un concepto bastante complejo. La personalidad viene siendo el resultado de la interacción entre los factores genéticos y el medio social. Así la personalidad se hereda o se puede nacer con una personalidad propia pero forzosamente va a encontrar diferentes formas y expresiones de acuerdo al medio sociocultural del individuo, la cual puede cambiar a través de las etapas por las que atraviesa. La personalidad se puede concebir de dos formas: una parte innata y una parte adquirida. Como personalidad innata se encuentra el temperamento. El Temperamento es una condición reactiva y motivacional, que expresa el estilo o la manera particular como cada individuo tiende a responder a los eventos del ambiente. Además el temperamento se puede entender como la combinación de los rasgos hereditarios, por que los padres llegan transmitir a los hijos a través de los genes ciertas formas de comportarse Por ser una tendencia instintivamente condicionada, el temperamento no desaparece del repertorio conductual, aunque puede controlarse, regularse o modificarse, eventualmente. Hipócrates creó una clasificación de temperamentos: sanguíneos (sensibles, reactivos de humor variable), melancólicos (tristes, soñadores, lentos), coléricos (voluntariosos, impulsivos), y flemáticos (lentos y apáticos). El temperamento se puede tratar de manera específica en emociones autenticas tales como el miedo, la ira, el placer, la tristeza y el amor.

tolerantes. aunque pueden caer con cierta facilidad en la indiferencia o el escepticismo. la lástima. Los tipos de personalidad que puede presentar un individuo. se preocupan con facilidad y tienden a ser escrupulosos. Suelen ser comprensivos. suelen ser poco seguros. Los melancólicos se caracterizan por ser personas serias y responsables. No se precipitan a la hora de tomar una decisión.En cuanto a la personalidad adquirida el carácter es quien lo define. Viven sus experiencias con profundidad y suelen tener intensa vida interior. pueden ser Sanguíneo se caracteriza por un tono vital alegre. Son personas tolerantes y que se adaptan con facilidad a situaciones nuevas. el odio. Viven sus experiencias con profundidad y suelen ser muy constantes. con una gran capacidad para superar los problemas y ver el lado bueno de las cosas. El miedo al rechazo o al fracaso. como ya se menciono anteriormente. produciéndose explosiones de cólera por estímulos de poca relevancia. la autocompasión. Entonces se puede decir que la personalidad se va forjando de acuerdo al medio social y cultural en el que se desenvuelve el individuo. pacientes. Se irritan con mucha facilidad. constantes y prudentes. la vanidad . pierden el autocontrol. Tienen un alto sentido de la fidelidad. Son intolerantes e incluso despóticos. . Se entusiasman con facilidad. Son personas que destacan por su gran tenacidad y por estar muy seguros de sí mismos. y pasan rápidamente a interesarse por otra cuestión. pero son relativamente superficiales. pues el carácter es el conjunto de reacciones y hábitos de comportamiento que se han adquirido durante la vida y que dan especificidad al modo de ser individual. con un gran sentido del deber. Los coléricos son apasionados y se entusiasman con facilidad. aunque a veces no se les note. por lo que tradicionalmente se les consideraba «de sangre fría». a menudo. Los flemáticos son personas ecuánimes y equilibradas. la euforia o la apatía son parte de una personalidad adquirida que constituyen el carácter y como se menciono anteriormente se va formando a través del aprendizaje recibido dentro y fuera del hogar. Generalmente son personas bastante sensibles y afectuosas. ya que.

Actualmente su puede escuchar acerca de las enfermedades relacionadas con la personalidad llamados problemas o trastornos de la personalidad. por lo que hay pocas facetas maduras en su personalidad. El carácter y el temperamento en conjunto forman la personalidad. Los síntomas de los trastornos psicológicos simples y los de los problemas de personalidad son idénticos. la cual se puede traer de nacimiento y se puede modificar de acuerdo al medio social en el que se desarrolla. Por ejemplo. Los trastornos de personalidad pueden modificar la conducta del ser humano y por ende la personalidad. . La identidad es la manera en la que la sociedad identifica a un individuo por su personalidad. En todos los casos la cantidad cualesquiera de síntomas neuróticos será proporcional al número e intensidad de las heridas psicológicas sufridas por el individuo desde su infancia. pues la identidad es lo que define a una persona. Pero no se debe confundir entre personalidad e identidad. lo que diferencia a los segundos de los primeros es simplemente su cantidad y perpetuidad. derivado de las posiciones que ocupa dentro de una sociedad. En conclusión la personalidad es lo que acompaña al ser humano durante el transcurso de su vida. a su forma global de ser y funcionar en el mundo. Dependiendo del tipo de personalidad que presente una persona será la forma de actuar en ciertas situaciones que se presentan. perfectamente circunscrito e incapaz de afectar otras áreas de su vida. Pero si la vida entera de una persona resulta invadida por síntomas obsesivos en todos los momentos y circunstancias. Los problemas de personalidad afectan a todo el carácter del individuo. una persona fundamentalmente madura puede sufrir de repente un trastorno obsesivo. entonces hablamos de "trastorno obsesivo de personalidad".

org/personalidad . Barcelona. ³El estudio científico de la personalidad´. Madrid España.htm www. EYSENCK. Paidós.Bibliografía Raúl Escaramuza.angelfire. T.com/personalidad.´La personalidad y sus trastornos´.psicologiapopular.com/ak/. 1971 MILLON. ³Estudios Psicológicos avanzados´. 1994.htm www.J. H. Martínez Roca. 1992. www..definicion./personalidad.. Buenos Aires. ediciones contemporáneas.