P. 1
Informe Final Enfermería

Informe Final Enfermería

|Views: 2.257|Likes:

More info:

Published by: rosamariaguillenfria on Apr 01, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

07/25/2013

pdf

text

original

DIPLOMADO EN ENFERMERÍA AUTOINFORME DE LA DOCENCIA DE LA TITULACIÓN DE ENFERMERÍA

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Docencia

INDICE
EXPOSICIÓNDE MOTIVOS.................................................................................3 1. 2. EL CONTEXTO DE LA UNIVERSIDAD......................................................5 Evolución de la titulación. METAS Y OBJETIVOS ..................................................................................9 Análisis y valoración de los objetivos Demanda y calidad de acceso Análisis de la demanda y empleo 3. PROGRAMA DE FORMACIÓN ....................................................................13 Estructura del Plan de Estudios Organización de la enseñanza 4. DESARROLLO DE LA ENSEÑANZA ..........................................................25 Atención Tutorial Metodología docente Resultados de la enseñanza 5. 6. ALUMNADO...................................................................................................31 PROFESORDO ................................................................................................32 Departamentos que intervienen y tipología del profesorado Opinión de los alumnos Profesorado y gestión de la docencia Participación en órganos de gobierno 7. 8. 9. INSATALACIONES........................................................................................34 RELACIONES EXTERNAS ...........................................................................36 PUNTOS FUERTRES Y DÉBILES ................................................................38 Puntos fuertes ...................................................................................................38 Puntos débiles...................................................................................................39 10. PROPUESTAS DE MEJORA..........................................................................40 11. COMENTARIOS SOBRE EL PROCESO DE EVALUACIÓN DE LA DOCENCIA EN LA TITULACIÓN................................................................42

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Docencia

3

EXPOSICIÓN DE MOTIVOS
Mediante Resolución Nº 545/2000, de 21 de junio, del Rector de la Universidad Pública de Navarra, se autorizó la evaluación de la Titulación de Diplomado en Enfermería en orden a concurrir a la convocatoria del Plan Nacional de Evaluación de la Calidad de las Universidades. El Plan Nacional de Evaluación de la Calidad de las Universidades está regulado por el R.D. 1947/1995 de 1 de diciembre que establece dicho Plan y por la O.M. que lo implementan en convocatorias anuales. En este caso es la O.M de 19 de mayo de 2000 (B.O.E. Nº 123, de 23 de mayo). Se pretende, una vez consolidada la Institución, avanzar en un proyecto universitario adecuado a las exigencias y demandas de la sociedad y, todo ello, dentro de una cultura de calidad para la cual se precisa un conocimiento de las titulaciones a través de la evaluación general de las mismas. Dentro del proceso de la Evaluación de la Calidad se incluye la elaboración de un informe por parte de un Comité designado entre los agentes participantes en la propia titulación a evaluar. El objeto del presente trabajo es dar respuesta a esta tarea conforme a las Guías y Protocolos establecidos en las respectivas convocatorias del Plan Nacional de Evaluación de la Calidad de las Universidades. Cabe, no obstante, especificar que el comité de la titulación de Enfermería fue creado por Resolución Nº 970/2000, del Rector de la Universidad Pública de Navarra y que ha cumplido su labor a través de dos subcomités cuyos cometidos y personas integrantes se citan a continuación.

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Docencia

4

Presidenta Dña. Mª Pilar Notivol Tejero. Profesora Titular de Escuela Universitaria. Departamento de Ciencias de la Salud. Directora de la Escuela Universitaria de Estudios Sanitarios. Universidad Pública de Navarra. Subcomité de Enseñanza Dña. Mª Angeles Esteban Fernández. Profesora Asociada. Departamento de Ciencias de la Salud. Dña. Mª Angeles Santos Laraña. Profesora Titular de Escuela Universitaria. Departamento de Ciencias de la Salud. Secretaria Académica de la Escuela Universitaria de Estudios Sanitarios. Universidad Pública de Navarra. Subcomité de Investigación Dña. Mª Dolores Redín Areta. Profesora Titular de Escuela Universitaria. Departamento de Ciencias de la Salud. Directora del Departamento de Ciencias de la Salud. Universidad Pública de Navarra. Dña. Mª Lourdes Saínz Suberviola. Profesora Interina de Escuela Universitaria. Departamento de Ciencias de la Salud. Universidad Pública de Navarra. Por último destacar, que este informe final ha incorporado aportaciones derivadas del proceso de audiencias públicas, especialmente de estudiantes y profesores, así como del Comité Externo de Evaluación. Estas contribuciones han enriquecido el documento inicial.

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Docencia

5

1. EL CONTEXTO DE LA UNIVERSIDAD
La Universidad Pública de Navarra fue creada mediante Ley Foral 8/1987 de 21 de abril. Desde su creación se contempla que la Escuela Universitaria de Enfermería del Hospital de Navarra, que impartía los estudios correspondientes a la titulación, deje de estar adscrita a la Universidad de Zaragoza y pase a estarlo a la Universidad Pública de Navarra. Así el artículo 5º de la citada Ley dice:
El Gobierno de Navarra adoptará las medidas oportunas para la integración en la Universidad Pública de Navarra de las enseñanzas correspondientes a la Escuela Universitaria de Ingeniería Técnica de Villava, la Escuela Universitaria de Enfermería del Hospital de Navarra y la Escuela Universitaria de Trabajo Social de Pamplona.

El año académico 1990/1991 la Escuela Universitaria de Enfermería del Hospital de Navarra no abrió matrícula de primer curso y si lo hizo la Universidad Pública de Navarra. Transcurrido el paso natural de los cursos, la última promoción dependiente de la Escuela de Enfermería del Hospital de Navarra fue en el curso 1991/1992, fecha en la cual, la Escuela de la Universidad Pública de Navarra contaba con alumnos matriculados en los tres cursos. En la actualidad un 6,9% del total de estudiantes de la universidad en estudios de 1º ciclo están en Enfermería con una media en los últimos cinco años de nuevos ingresos de 7´3% de los ingresos totales de la Universidad. En cuanto al profesorado, el 4,92% del personal docente e investigador de la Universidad imparte docencia en esta Diplomatura.

Evolución de la titulación
La actividad docente de la Diplomatura de Enfermería se enmarcó dentro de un primer Plan de Estudios que había sido aprobado por Resolución de 12 de septiembre de 1990 y publicado en el B.O.E. Nº 278 del 20 de octubre de 1990. Estructurado como primer ciclo en tres años presentaba una carga lectiva global de 269 créditos, distribuidos en materias obligatorias (198 créditos), optativas (20 créditos), de libre elección (27

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Docencia

6

créditos) y 24 créditos con una equivalencia de 50 horas otorgados por prácticas asistenciales en Instituciones Sanitarias. Sin embargo, las especificaciones dictadas por el Real Decreto 1267/1994 de 10 de junio (B.O.E. Nº 139 de 11 de junio, corregido por el B.O.E. Nº 141 de 14 de junio de 1994) y el Real Decreto 1466/90 sobre las Directrices Generales propias de los Planes de Estudio conducentes a título universitario de Diplomado en Enfermería, determinaron la elaboración de un nuevo Plan de Estudios vigente en la actualidad. Transcurridos diez años de andadura en la Escuela y teniendo presentes la gran evolución experimentada por la sociedad en general y el campo de la salud en particular, este momento se considera idóneo para iniciar un proceso de evaluación de la titulación. Por otro lado, la carrera de Enfermería lleva luchando desde su ingreso en la Universidad por contar con un segundo ciclo que le permita el pleno desarrollo. Actualmente, esta vieja aspiración ha recobrado fuerza y no parece ilusorio pensar en hacerla realidad a corto plazo. Es por tanto, otra de las razones que justifica la evaluación de la titulación.

Toma de decisiones en la titulación
La toma de decisiones se efectúa en un marco normativo que, de lo general a lo específico, abarca los Estatutos de la Universidad Pública de Navarra, los Reglamentos de Régimen Interior de la Junta de Gobierno, de Departamentos y Centros. De este conjunto, a la titulación le afectan más directamente los Estatutos y el Reglamento de Régimen Interior del Centro. • Los Estatutos de la Universidad Pública de Navarra fueron aprobados en Claustro en la sesión de 22 de septiembre de 1994 y ratificados por Decreto Foral 68/1995 y publicado en B.O.N de 13 de marzo. En ellos se recogen de forma nítida las distintas funciones entre Departamentos y Centros que deriva de la propia Ley Orgánica de Reforma Universitaria. Los Departamentos son responsables de organizar y desarrollar la investigación y las enseñanzas propias de las áreas de conocimiento que los integran. Los Centros son responsables de la organización, coordinación y gestión de las enseñanzas universitarias que imparten.

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Docencia

7

El Reglamento de Régimen Interior de la Escuela Universitaria de Estudios Sanitarios fue aprobado en Junta de Gobierno en la sesión celebrada el 9 de mayo de 1997. La Junta de Centro de la Escuela de Estudios Sanitarios desarrolla, entre otras, las siguientes competencias que le son dadas por ésta normativa: a) Aprobación de los proyectos de Planes de Estudios. Como se ha comentado anteriormente, en esta década de historia del Centro se han desarrollado dos Planes de Estudios distintos. En la actualidad existe una propuesta elaborada por una comisión creada ad hoc y ratificada por Junta de Centro, relativa a una adaptación del Plan vigente. En concreto y en respuesta a una petición del Vicerrectorado de Ordenación Académica, la Junta de Centro en sesión nº 34, celebrada el 10 de mayo de 1998 aprobó la formación de una comisión integrada por un representante por materia troncal con docencia en el Plan de Estudios vigente para que estudiara y elaborara un documento relativo a la adaptación del Plan de Estudios, a la nueva normativa. Esta comisión presentó su propuesta que fue aprobada en Junta de Centro en sesión celebrada el 14 de octubre de 1998 y remitida al Vicerrectorado de Ordenación Académica. En estos momentos se encuentra pendiente de valorar por dicho Vicerrectorado. b) Aprobación de los horarios de clase. A este respecto, podemos indicar la dificultar de encajar en calendario la carga lectiva que tienen los estudiantes de enfermería. El tiempo de permanencia de los estudiantes en el Centro es desmesurado e incide negativamente tanto en la vida académica como personal del estudiante (falta de tiempo para el autoaprendizaje, profundización en las materias de estudio, realización de actividades extra-curriculares, participación en la vida universitaria etc). Esta valoración constatada también por el estudiante y el Comité Externo de Evaluación, constituye un verdadero handicap para el crecimiento de nuestros estudiantes, y se propone, por tanto, como punto susceptible de mejora en nuestra titulación.

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Docencia

8

c) Aprobación de la oferta de asignaturas optativas que recibe a propuesta de los distintos departamentos con carga docente en la titulación. En todo caso y estimando como idóneo que la oferta de optativas guarde la relación 3/1, la Junta de Centro, hasta el momento, ha aprobado cada año la totalidad de la oferta que los Departamentos han presentado. Sin embargo, aunque la oferta cumple con el criterio 3/1 consideramos que no formula itinerarios que conformen perfiles formativos definidos por lo que sería conveniente analizar la optatividad dentro del análisis general del Plan de Estudios. d) Coordinación docente. A pesar de que los centros cuentan entre sus funciones la coordinación de los contenidos de los programas de las asignaturas impartidas en la titulación, esta coordinación no se realiza en nuestro Centro. no es tarea fácil ya que los programas de las asignaturas (contenidos docentes) corresponden a los Departamentos y sobre esta función el Centro no tiene ninguna capacidad ni de control ni de gestión. Por otra parte, no tenemos constancia, pero creemos que así sucede, que los programas se deciden por cada profesor sin que se someta ni a la aprobación ni a la supervisión por parte del Departamento. La coordinación de la docencia entre los Departamentos afectos en sus enseñanzas se limita a la elaboración del calendario ya que no ha tomado partida en los contenidos que cada profesor presenta de su asignatura ni se ha estudiado la existencia de solapamientos o lagunas en la oferta al estudiante. Consideramos, no obstante, que la dificultad manifestada no exime de la necesidad de cumplir con esta atribución. Es por ello, por lo que considerando la coordinación una necesidad además de un mandato normativo, formular como un punto a mejorar en el informe final de este documento.

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Docencia

9

2. METAS Y OBJETIVOS Análisis y valoración de los objetivos
Los Planes de Estudio de la Titulación no especifican metas ni objetivos. Igualmente no existe definición del perfil formativo al que tender, de forma consensuada ni descrita a través de los órganos directivos de la Escuela. La carencia de una definición explícita del perfil formativo y de los objetivos y metas para formar a los futuros profesionales obliga a realizar algunas reflexiones sobre cuáles podrían ser y cómo podrían definirse. Para ello es preciso revisar la literatura sobre el tema. Elementos definitorios del perfil profesional enfermero La disciplina enfermera se incluye dentro de las disciplinas profesionales; es decir, aquellas cuyo objeto consiste en el desarrollo de los conocimientos destinados a definir y guiar la práctica profesional. La naturaleza de la enfermería, se percibe y orienta de formas muy distintas; no obstante, flexibilidad, polivalencia y multidisciplinariedad pueden citarse entre las características propias de su trabajo actual. A pesar de que las grandes corrientes de pensamiento han influenciado distintas concepciones y teorías que se orientan hacia lo esencial de la disciplina, los cuidados permanecen como razón de ser de la profesión, es decir, como motor y corazón de la misma. Para llevar a cabo la función de cuidar, los enfermeros requieren la aplicación e integración de conocimientos, actitudes y habilidades específicas de su propia ciencia y de otras ciencias de las que se nutre. Es difícil pensar que en los tres años de formación universitaria de la Diplomatura en Enfermería, pueda la Universidad formar especialistas en enfermería. En este tiempo se podrán formar, en todo caso, enfermeros generalistas de nivel básico que luego podrán y deberán completar su formación a través de otros cursos (expertos, máster, especialistas etc.). La dificultad emanada del esquema en donde se produce la toma de decisiones en la titulación, la ausencia de un perfil definido de salida del alumno y la carencia de una coordinación global de programas se constituyen en un asunto no bien resuelto. Sin

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Docencia

10

embargo, recientemente, la Junta de Gobierno de la Universidad aprobó en la sesión 20-II-2001 la creación de una nueva figura: Coordinador de la Titulación, con cometidos que probablemente, puedan suplir la carencia descrita. No obstante lo anterior, el comité interno de evaluación considera que existe evidencia consensuada, puesta también de manifiesto en el Informe Externo de Evaluación, de que en la Escuela se transmiten de forma eficaz valores y actitudes profesionales importantes. Los estudiantes que han finalizado su carrera expresan formalmente su satisfacción por la formación recibida, sienten que el Centro consigue mantener una fuerte motivación para el aprendizaje y que sus miembros muestran interés por ser profesionales competentes.

Demanda y calidad de acceso
La oferta de plazas para enfermería se ha mantenido constante desde el inicio. Cada año, la Junta de Centro el numerus clausus que, hasta el curso 2001/2002 ha sido de 100 plazas. En el cuadro siguiente se presenta la relación oferta - demanda diferenciadas por las dos vías de acceso principales.
Cuadro 1: Relación oferta-demanda Titulación Enfermería. Elaboración propia a partir de los datos facilitados por la UTE (Unidad Técnica de Evaluación)
60% C.O.U. 96/97 97/98 98/99 99/00 Media Nº total solicitudes 7,3 veces más 6,5 veces más 5,7 más 5 más 5 veces más Nº solicitudes 1ª opción 4,5 veces más 3,7 veces más 3,1 más 2,7 más 3,5 veces más

30% FP 96/97 97/98 98/99 99/00 Media 4,5 veces más 4,5 más 3,8 más 4,4 más 4,3 veces más 3,8 veces más 3,3 más 2,7 más 3,2 más 3,25 veces más

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Docencia

11

Como aspectos más destacables en relación a esta cuestión, se consideran los siguientes: - La media de solicitudes en primera opción tanto vía COU o vía FP supera en 3,5 veces la propuesta. Ésta tónica se viene manteniendo a lo largo de los años. Si bien se observa una disminución paulatina en esta demanda, no se le da más importancia que la contextual; es decir, el número de solicitudes en general para todos los estudios de la Universidad va disminuyendo, dada la variación demográfica que la sociedad en su conjunto está experimentando. La demanda por parte de estudiantes de Formación Profesional es destacable y conforma un aspecto a tener en cuenta ya que presenta un perfil del alumnado diferenciado. Además, nos consta que muchos de los estudiantes que acceden por esta vía han intentado obtener plaza durante dos o tres años. Se justifica esta dificultad para conseguir una plaza en la titulación porque la nota media es bastante alta (8,5 de corte). Por ello, y dado el gran interés que presentan por estos estudios, son alumnos que siguen realizando cursos de Formación Profesional hasta alcanzar aquella nota que les permita acceder a enfermería. La adecuación del nº de plazas ofrecidas a la demanda esperable del mercado de trabajo para titulados no podemos valorarla con rigor. A pesar de ello la consideramos bastante aceptable por las siguientes razones: El nivel de estudiantes que finalizan sus estudios y que encuentran trabajo en relación a estos últimos es superior al de otras titulaciones. Aunque no tan manifiesto en la Comunidad Foral de Navarra, la escasez de profesionales de enfermería empieza a mostrarse en algunas zonas del territorio español y constituye un problema de primera magnitud en algunos países de la Comunidad Europea. Los cambios demográficos habidos están describiendo una demanda de cuidados más elevada con respecto a la actual. El aumento de la población anciana y de las enfermedades crónicas e invalidantes y los cambios en el ámbito familiar, están determinando alta demanda del profesional de enfermería.

-

-

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Docencia

12

Análisis de la demanda y empleo
Según el estudio sobre inserción laboral de titulados de la Universidad Pública de Navarra (1993/1997) los titulados en enfermería están empleados en un 70% sin diferencias de sexo como ocurre en otros casos. Es lógico dado el peso de las mujeres en las aulas que supone el 90% de los estudiantes matriculados. La tasa de paro evoluciona favorablemente con el tiempo, de tal manera que hay un incremento de la empleabilidad a medida que pasan los años desde la obtención del título. No obstante, la empleabilidad muestra altibajos ya que, al menos durante los primeros años de actividad profesional, los empleos no son estables. Las formas de acceso al trabajo son fundamentalmente por envío de curriculum, contactos personales, anuncios y oposiciones. Adquiere singular importancia en nuestro caso la bolsa de trabajo como fórmula de empleo para enfermería y fundamentalmente las bolsas de los Servicios de Salud de las Comunidades Autónomas o del Insalud. Por otra parte, las oposiciones a un empleo público son en enfermería muy destacables como vía de trabajo fijo; en torno, según la fuente indicada, del 14 %. Indicar, por último, que los enfermeros consideran a su titulación un valor fundamental como aspecto definitorio a la hora de obtener empleo, lo que no ocurre en otras titulaciones. Como fruto de este análisis juzgamos que, por el momento, la oferta de plazas para enfermería puede mantenerse sin cambios. Esta decisión se basa en los aspectos señalados en los capítulos precedentes; es decir, que la demanda sigue siendo muy superior a la oferta y que la perspectiva de empleo de la titulación a corto y medio plazo es halagüeña.

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Docencia

13

3. PROGRAMA DE FORMACIÓN Estructura del Plan de Estudios
El Plan de Estudios vigente de la Diplomatura de Enfermería de la Universidad Pública de Navarra fue homologado por el consejo de Universidades en fecha 14 de julio de 1995 y publicado en el BOE (Nº 252) de 21 de octubre de 1995 (anexo nº 1). En síntesis dicho Plan presenta las siguientes características: - La carga lectiva global es de 234 créditos. - El total de horas reales (4.227,5). - No todas las asignaturas que contienen créditos prácticos se hallan sometidas a equivalencias. Las que sí lo están, contemplan una equivalencia de 35 horas/crédito práctico.

• Perfil de Formación
Para analizar el perfil formativo se han tomado como marco de referencia las Directrices Generales; a saber, cada una de las tablas que a continuación se presentan se relacionan con las mismas. Las materias troncales que se determinan en las Directrices Generales Propias del Plan de Estudios de Enfermería (143 créditos), se diversifican en diferentes asignaturas troncales y obligatorias (189 créditos) en el Plan de Estudios de la Universidad Pública de Navarra, lo que supone un incremento del 32,17 % de la carga mínima estipulada en dichas directrices.

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Docencia

14

Tabla V: Análisis de la carga del Plan de Estudios de la Universidad Pública de Navarra (UPNA). Elaboración propia.

DIRECTRICES GENERALES MATERIAS TRONCALES
ADMINISTRACIÓN DE SERVICIOS DE ENFERMERÍA CIENCIAS PSICOSOCIALES APLICADAS

PLAN DE ESTUDIOS UPNA Cr. Tot. 7 6 % Carga 4,90 Admon de Servicios de Enfermería 4,20 Ciencias Psicosociales Aplicadas Sociología de la Salud 26 18,18 Bioestadística Microbiología Enfermería Comunitaria I Enfermería Comunitaria II Enfermería Comunitaria III 6 14 4,20 Enfermería Geriátrica T T T T T T T OB 6 16 Enfermería Gineco-Obstétrica Enfermería Infantil 48 33,57 Enfermería Médico-Quirúrgica II Enfermería Médico-Quirúrgica II Énfermería Médico-Quirúrgica III 6 4,20 Enfermería Psiquiátrica y de Salud Mental Psicología Clínica 3 16 Anatomo-Fisiología Fisiología Bioquímica Biología Molecular y Celular 8 5,59 Nutrición y Dietética Dietética Aplicada Farmacología Farmacología Aplicada 12 8,39 Fundamentos de Enfermería Diagnósticos de Enfermería 2 1,40 Legislación y Ética Profesional TOTAL 143 T 2 189 100,00 T OB 14 6 2 1,06 T OB T T 4,5 3 5,5 3 20 10,58 T OB T OB 6 3 3 4 16 8,47 8,47 8 5,59 6 5 29 24 9 4,76 8 8 58 30,69 8,47 9,79 T T T T T 6 3 10 5 6 6 3,17 T OB 6 3 30 15,87 T 7 9 4,76 ASIGNATURAS Cr. Total Cr. Materia Troncal 7 3,70 %

ENFERMERÍA COMUNITARIA. ECOLOGÍA HUMANA

ENFERMERÍA GERIÁTRICA

ENFERMERÍA MATERNO-INFANTIL

ENFERMERÍA MÉDICO-QUIRÚRGICA

ENFERMERÍA PSIQUIÁTRICA Y DE SALUD MENTAL

ESTRUCTURA Y FUNCIÓN DEL CUERPO HUMANO

FARMACOLOGÍA, NUTRICIÓN Y DIETÉTICA

FUNDAMENTOS DE ENFERMERÍA

LEGISLACIÓN Y ÉTICA PROFESIONAL

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Docencia

15

Como puede apreciarse en la siguiente tabla, hay desviaciones en la carga atribuida a las asignaturas de diferentes materias troncales, existiendo materias en que su incidencia porcentual sobre la carga total está por debajo de lo que estipulan las Directrices Generales y otras materias que están por encima.
Gráfico I: Desviación porcentual de la carga de las materias troncales de la UPNA respecto a las Directrices Generales

4,00 3,00 2,00 1,00 0,00 -1,00 -2,00 -3,00 -4,00
AD: Administración; CSS: Ciencias Psicosociales; EC: Enfermería Comunitaria y Ecología Humana; EG: Enf. Geriátrica; EMI: Enf. Materno-Infantil; EM-Q: Enf. Médico-Quirúrgica; ESP: Enf. Psiquiátrica y de Salud Mental; EyF: Estructura y Función del Cuerpo Humano; FyN: Farmacología, Nutrición y Dietética; FE: Fundamentos de Enfermería; LyE: Legislación y Ética Profesional.
AD CSS EC EG EM-I EM-Q ESP EyF FyN FE LyE

Es preciso observar que sobre la formación enfermera, incide la normativa europea (77/452/CEE Y 7777/453/CEE de 15 de julio de 1997) que regula la libre circulación de profesionales. En ella se indica 4.600 horas de formación y que la relación entre teoríapráctica se ajuste en torno al 50 %. Para llegar a este cómputo horario, en el Plan de Estudios de la Universidad Pública de Navarra se aplicaron equivalencias de 1 crédito = 35 horas, a los créditos prácticos de asignaturas con denominación “Enfermería” y a una asignatura de la materia troncal Farmacología, Nutrición y Dietética (Dietética Aplicada). Estos créditos prácticos se desarrollan en el aula y en el medio asistencial. En la tabla VI se puede observar como se distribuye la carga total de las materias troncales, una vez aplicada las equivalencias prácticas, según se impartan en uno u otro medio.

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Docencia

16

Tabla VI: análisis de la carga del Plan de Estudios de la Universidad Pública de Navarra, representado en horas aula (teoría y práctica) y horas asistenciales, respecto a la carga total que para las diferentes materias troncales indican las Directrices Generales.

60.00 50.00 40.00

%

30.00 20.00 10.00 0.00
AD C SS EC EG EM -I EM -Q ES P EyF FyN FE LyE

Del análisis de la tabla VI se puede detectar cómo, al aplicar las equivalencias asistenciales, la casi totalidad de las materias troncales se incrementan (a excepción de Administración y Servicios de Enfermería y de Legislación y Ética Profesional), bien sea mediante las horas de aula o bien a través de las prácticas asistenciales. Por otra parte, los créditos prácticos sometidos a equivalencia y que se realizan en aula, junto a los créditos asistenciales, condicionan un horario muy elevado a lo largo de los tres años; situación que desencadena que el tiempo de dedicación semanal del estudiante supere ampliamente lo estipulado por la L.O.R.U. (30 horas semanales). Respecto a los incrementos destacados, si bien puede considerarse adecuado el correspondiente a las asignaturas con denominación “Enfermería”, puesto que estas permiten la formación en el campo práctico específico profesional, consideramos necesario reajustar la equivalencia de los créditos prácticos que se desarrollan en aula. Ciertamente y antes de acometer esta redistribución, es prioritario modificar el Plan de Estudios y ofrecer otras alternativas que permitan cumplir las normativas en las que se

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Docencia

17

inscriben los estudios de enfermería (L.O.R.U, Directivas europeas...); por ejemplo, mediante una actividad-trabajo de fin de carrera. No obstante, estimamos que existen desajustes en torno a las asignaturas de la materia de Farmacología, Nutrición y Dietética. La equivalencia de 35 horas por crédito en la asignatura de Dietética Aplicada conlleva que el número total de horas reales de formación del alumno al respecto sea de 67,5; es decir, significativamente superior a lo que se extrae de una primera lectura de su carga en créditos (3). Por otra parte, es la única asignatura no específica de enfermería que cuenta con la equivalencia 1/35, aún cuando alguna específica como Administración de Servicios de Enfermería carece de ellas. Aunque sin duda se precisa de unos conocimientos de nutrición para el ejercicio profesional enfermero, las horas dedicadas a ello son excesivas y en detrimento bien, de otras asignaturas de la materia troncal que tienen la misma o mayor importancia en los curricula del estudiante, bien en una disminución de la carga lectiva cuyo exceso en la Diplomatura es manifiesto. La aplicación de equivalencias afecta principalmente a Enfermería Médico-Quirúrgica, lo que podría considerarse como un desajuste. Esto no lo interpretamos así, debido a la aportación que esta materia realiza para el ejercicio profesional en cualquier otro perfil. Es decir, sea cual fuere el campo asistencial en el que se ejerce la labor enfermera, resulta imprescindible el conocimiento que aporta la materia anteriormente citada. Otro punto a analizar es el correspondiente a la relación entre teoría y práctica. A pesar de que los créditos totales atribuidos a las materias troncales se sitúa en torno al 50%, al aplicar las equivalencias prácticas dicha relación se descompensa.

Tabla VII: Relación teoría práctica. Elaboración propia. Fuente plan de estudios vigente

Totales

Teóricos

Prácticos

Relación teoría/practica

Créditos Horas

189 3702’5

96 960

93 2742,5

50,79% / 49,20% 25,92% / 74,07%

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Docencia

18

Respecto a los créditos optativos, además de lo indicado con anterioridad, acentuamos que existe una oferta incrementada de materias básicas y, por el contrario, algo escasa en otros perfiles, tal es el caso de disciplinas de contenido humanístico u otras más específicas. Mención especial merece el análisis correspondiente a créditos de libre elección. Si bien la Universidad abre sus puertas para la elección de estos créditos, los estudiantes de enfermería chocan con la realidad derivada del exceso de horas de su calendario, la distancia geográfica al campus y por consiguiente la imposibilidad real de acceder a esta variada propuesta. Este inconveniente se ha intentado paliar en alguna medida, a través de la oferta de asignaturas específicas de libre elección. Sin embargo, el esfuerzo que esto supone para el profesorado no tiene equivalencia con el fruto que obtiene el estudiante. Esto se debe a que estas asignaturas carecen de un itinerario especifico, no se vinculan tampoco a la optatividad y cercenan una apertura del currículum formativo. En suma, creemos imprescindible un cambio en el Plan de Estudios; cambio que deberá tener presente los siguientes criterios: - Adecuación al marco normativo propio y comunitario, - con un perfil definido, que obliga a una reflexión en profundidad sobre el tipo de graduado que se quiere formar, - pero buscando estrategias que no encorseten el desarrollo imprescindible en todo universitario.

• Programas de las asignaturas del Plan de Estudios
En general los programas presentan una estructura interna similar que consiste en introducción u objetivos, temario, metodología docente, criterios de evaluación y bibliografía recomendada. No obstante, resulta dificultoso valorar la adecuación entre la materia propuesta en el programa y la carga lectiva de que se dispone y más difícil todavía valorar otros aspectos de índole cualitativo, tales como actualización científica y pertinencia de los contenidos sin ser especialista en la materia del programa. Con todo se pueden apuntar algunas consideraciones:

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Docencia

19

a) Existencia de documento público: De las 44 asignaturas que se imparten, 29 ( 65,90%) tienen documento público y 15 (34,09%) carecen del mismo. La carencia de programas de las asignaturas no está relacionado con el carácter de las mismas (troncal, optativa, etc), ya que los profesores que cumplimentan el documento lo ejecutan sistemáticamente en todas sus asignaturas, según hemos comprobado en la Secretaría del Departamento de Ciencias de la Salud donde se entregan cada curso académico. De aquellas asignaturas que si presentan documento público y sobre 5 puntos de valoración (objetivos, contenidos, metodología, evaluación y bibliografía) disponemos de los datos que se reflejan en la tabla siguiente:
Tabla VIII: Cumplimentación del programa. Elaboración propia a partir de los datos facilitados por la UTE.

Documento público

% Grado cumplimentación (n=44)

% Grado de cumplimentación ( n=29)

Todos los puntos 3 puntos o más 1 punto

36´36 18´18 11’36

55´1 27’57 17’24

En este sentido indicar que el apartado que se cumplimenta al 100% es el de contenido; le siguen en este orden bibliografía, objetivos, evaluación y metodología. b) Evaluación de los programas: Por lo que respecta a los programas de las asignaturas, según datos remitidos por la U.T.E., los estudiantes, en general, consideran que: - Se imparten los programas completos de las asignaturas - Las asignaturas optativas son insuficientes y que no cubren las necesidades de las diferentes especialidades, sobre todo en el ultimo curso - El número de horas lectivas por semana es muy alto - El contenido de los programas es amplio para más del 50% y adecuado para el 35% - Existe una buena proporción de horas dedicadas a la práctica

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Docencia

20

Organización de la enseñanza
La responsabilidad de la organización de la enseñanza recae sobre la Dirección de Centro y la comisión de docencia quienes elaboran las propuestas y las presentan a Junta de Centro para su aprobación. En relación a esta organización cabe destacar: • El complicado calendario académico. Existe un total de 44 asignaturas de las cuales 26 (59%) son obligatorias. De éstas, 18 (69,27%) son anuales y 8 (30,7%) cuatrimestrales. Con respecto a las optativas, 11 (61,17%) son anuales y 7 (38,8%) cuatrimestrales. Por tanto, el curso se divide en dos partes con los cuatrimestres como unidad temporal. Con esta división, se posibilita que aquellas asignaturas menos extensas puedan impartirse en un sólo cuatrimestre, lo que supone una ventaja para los alumnos ya que en muchos casos superan, en febrero, parte de las materias. Empero, el calendario en nuestra Escuela extralimita cualquier criterio racional. Nos encontramos con dificultades ya desde su confección para dar cabida a toda la carga (práctica y teórica) que deben cursar, y el resultado es que un alumno de enfermería puede comenzar a las ocho de la mañana y terminar a las ocho de la tarde prácticamente todo el curso. La distribución de las asignaturas en calendario obedece a varios criterios, algunos de los cuales buscan favorecer al estudiante. Generalmente, las asignaturas troncales u obligatorias ocupan la parte central, delegando a los extremos la optatividad y libre elección. Esta distribución permite que el alumno tenga más horas libres, sin espacios intermedios, en su calendario. Una dificultad añadida en esta organización deriva de la dedicación parcial de gran parte del profesorado. Son profesionales que trabajan en Instituciones Sanitarias, generalmente en turno fijo de mañana y por tanto sus clases deben ocupar horario de tarde. Simultanear la práctica clínica con la dedicación universitaria es sin duda una ventaja para la formación de enfermería pero crea dificultades organizativas en la distribución de la carga teórica y práctica.

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Docencia

21

La Planificación de exámenes finales.

A la par que la comisión de docencia elabora el horario semanal elabora el calendario de exámenes. Como se ha indicado, el curso se encuentra dividido en dos partes y por tanto existen tres periodos de exámenes por curso: febrero, junio/julio y septiembre. En la distribución de estos exámenes se contempla principalmente la petición de los estudiantes a los que solicita cada año sus propuestas. No se producen grandes diferencias de un curso a otro porque el calendario está bastante estructurado desde hace unos años. En esta instauración se tuvo en cuenta la máxima separación entre las asignaturas más dificultosas y que mayor carga lectiva tienen así como el carácter de las mismas, debido a que las asignaturas obligatorias afectan, por definición, a más alumnos que las optativas. La planificación de los exámenes, en general, puede considerarse correcta ya que no ofrece disensión en los estudiantes. Señalar, por último, que cuando un alumno se matricula cuenta con toda la información de ambos calendarios. • Las prácticas en el plan de estudios.

Las practicas asistenciales se realizan en la red sanitaria navarra y casi exclusivamente en la esfera pública, Servicio Navarro de Salud - Osasunbidea. En torno a ésta cuestión es preciso mencionar el gran prestigio de que goza la red sanitaria navarra. El sector salud en la Comunidad Foral ostenta un peso específico reseñable. La sociedad navarra es consciente y está orgullosa de ello y los poderes públicos realizan un esfuerzo meritorio para seguir manteniendo el nivel de esta red. Así la infraestructura disponible para que los alumnos puedan realizar las prácticas puede considerarse excelente. Estas prácticas se organizan en cuatro periodos determinados a su vez por las vacaciones y el calendario académico (periodo de exámenes). Para el correcto desarrollo de dichas prácticas se cuenta con los siguientes medios humanos: - Coordinador de Prácticas de la Diplomatura de Enfermería de la Universidad Pública de Navarra nombrado por Resolución 12 de febrero de 1999, del Rector de la Universidad Pública de Navarra. Es el máximo responsable de la coordinación de todas las prácticas asistenciales que realizan los estudiantes.

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Docencia

22

-

Profesores Titulares, son los responsables máximos de las asignaturas. Se encargan del diseño y programación de las mismas, así como de dirigir y coordinar cada una de las actividades en las que se ve implicado el alumno en su desarrollo. Profesores Asociados: son profesores con dedicación a tiempo parcial que colaboran con los titulares en la impartición de las clases prácticas . Profesor Asociado Hospitalario de Enfermería (PAHE): se trata de una figura que ha desaparecido en el curso académico 2000/2001 y que se mantuvo excepcionalmente en el curso 99/2000. Era un profesional enfermero que colaboraba en la formación clínico asistencial de los alumnos. Estaba encargado de facilitar la integración del estudiante al medio asistencial, de adecuar los objetivos planteados desde la asignatura a dicho medio y del seguimiento del proceso de aprendizaje individual de cada alumno con un ratio 1/10. Es decir, el aprendizaje real de los alumnos en el medio asistencial que se realiza a través de la colaboración de los enfermeros (cada profesional se ocupa de un alumno) encontraba una coordinación y una unión directa con los profesores de la escuela a través de este profesor (PAHE).

-

-

Un nuevo convenio de 3 de febrero de 1999 entre el Departamento de Salud del Gobierno de Navarra y la Universidad Pública de Navarra deroga esta figura y contempla otras categorías de profesores honoríficos que a continuación se citan: - Profesor Coordinador de prácticas asistenciales. En virtud del nuevo convenio establecido y dada la desaparición del PAHE se reconocen a estos profesionales en cada unidad clínica asistencial y se encargan de velar por el cumplimiento del programa docente práctico establecido. Profesor Tutor de prácticas asistenciales: como se había mencionado la docencia directa práctica de los alumnos se lleva a cabo con la colaboración de los enfermeros de las unidades asistenciales. Cada enfermero se ocupa de un alumno

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Docencia

23

aunque no siempre coinciden, ya que un alumno puede tener de guía a varios profesionales por el cambio de turno que estos llevan. Aunque es escaso el tiempo transcurrido desde la implantación de estas nuevas figuras consideramos oportuno realizar un somero análisis de las ventajas e inconvenientes. El PAHE fuera de su actividad asistencial dedicaba tiempo para realizar las siguientes funciones: - Trabajo y coordinación con el profesor titular de la asignatura. - Planificar y coordinar con el jefe de unidad la organización del trabajo del estudiante durante su periodo de prácticas y en cada una de las unidades asistenciales. - Trabajar semanalmente con su grupo de alumnos para valorar el cumplimiento de los objetivos de su programa de prácticas, recoger incidencias y orientar actitudes correctas. - Trabajar individualmente con cada alumno en base a sus necesidades específicas. - Evaluación de las prácticas. Carecer de PAHE, una figura no exenta de problemas y susceptible de mejoras, ha supuesto una carga añadida a los profesores titulares que han tenido que asumir algunas de las funciones y actividades que llevaban a cabo. Además se ha perdido la relación alumno/profesor (antes 10/1) con acción docente vinculada a la Universidad, eficacia en la acción docente y ha aumentado la dificultad en la evaluación del alumno. En este sentido, los estudiantes estiman que se ven privados de un punto de referencia importante en el desarrollo de sus prácticas y vivencian mayor desorientación en las mismas. Este análisis, si bien puede considerarse certero en el campo hospitalario, no sucede otro tanto en Atención Primaria donde la figura del PAHE resulta ineficaz e inoperante ya que, aun sin contar con esta figura, la asignación enfermero/estudiante es única en su referencia. Respecto a las nuevas figuras cabe reseñar que no han añadido nada a la estructura docente anterior. Lo que se hace es reconocer, mediante certificado, la actividad docente que ya venían desarrollando en su labor asistencial aunque sin duda, este reconocimiento

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Docencia

24

puede suponer un elemento motivador que incida favorablemente en el aprendizaje de los alumnos.

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Docencia

25

4. DESARROLLO DE LA ENSEÑANZA Atención Tutorial
La atención tutorial a los alumnos se halla normativizada en lo que respecta a tiempos. En concreto, las obligaciones del profesorado funcionario están reguladas por el Real Decreto 898/1985 de 30 de abril en el que se establece que los profesores a tiempo completo dedicarán 6 horas semanales a este menester. Los profesores asociados deben dedicar tantas horas como las que tengan asignadas de docencia y no se encuentra regulación explícita en caso de profesores ayudantes. Empero, las normas no reflejan ningún criterio en cuanto a contenidos y no tenemos constancia de que exista documento alguno a tal efecto. Por ello, consideramos que la atención tutorial queda circunscrita a las demandas que el estudiante formula lo que puede explicar el escaso uso que se hace de las mismas. Los datos recibidos de la U.T.E. (encuestas realizadas a estudiantes y profesores) indican que esta utilización se produce entre 1 y 3 veces por cuatrimestre en un 60% de estudiantes y que existe nula utilización de este servicio en un 25 %. Igualmente, cabe reseñar, según evidencia consensuada, que los contenidos que se demandan son de índole diverso y no sólo relativos a contenidos de la asignatura que imparte el docente. La información relativa a los horarios de tutorías se encuentra en el Departamento de Ciencias de la Salud y generalmente también está señalada en la puerta de los despachos de los profesores. Asimismo indicar que, salvo excepciones, los horarios de atención se fijan por los profesores teniendo en cuenta facilitar la accesibilidad de los alumnos. Por lo que se refiere al cumplimiento de los horarios, aunque se carece de una total fiabilidad, podemos decir que se cumple de manera satisfactoria en casi todos los profesores. En general, salvando las diferencias por su dedicación, los profesores se muestran, a tenor de la opinión de los alumnos, muy cercanos para ellos.

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Docencia

26

Metodología docente
Los métodos de enseñanza más utilizados en la Diplomatura de Enfermería son la clase magistral, prácticas de aula en grupos reducidos (trabajo en equipo) y uso de medios audiovisuales. A este respecto y según los datos facilitados por la U.T.E. el 82% del profesorado utiliza tres o más métodos docentes.
Tabla IX: Número de métodos docentes empleados por los profesores. Elaboración propia a partir de los datos facilitados por la UTE.

Métodos docentes

% total asignaturas n=44

% sobre los que responden n=28

Todos los métodos 3 ó más métodos 2 métodos o menos

6,8 45,45 11,3

10,7 71,4 17,8

La clase magistral es el método más utilizado ya que permite llegar a la totalidad de los estudiantes a pesar de tratarse de un grupo numeroso. Pero, este método se combina con otros como las prácticas en aula, de modo que los temas que se explican de forma teórica encuentran el aprendizaje práctico en estas vías. Esta diversidad es insustituible en enfermería por la importancia que adquieren las habilidades en la formación. Las prácticas de aula se organizan en grupos fijos de 25 alumnos simultaneando varias asignaturas. Así las cosas, la totalidad de los alumnos realizan prácticas a las mismas horas, aunque no coinciden en la asignatura. En todo caso, se trata de una solución organizativa ya que alguna materia como es Fundamentos de Enfermería, Enfermería Médico-Quirúrgica y Enfermería Infantil realizan prácticas con grupos de número diverso, por debajo de 25, dada la especificidad de las mismas. El aprovechamiento de algunas de estas prácticas obliga a la reducción de alumnos por grupo, de lo contrario no podría garantizarse el aprendizaje. Esta situación condiciona una mayor dedicación y esfuerzo al profesorado responsable ya que no siempre la dedicación que se deriva de esta organización se ve reflejada en los documentos oficiales (P.O.D). Las informaciones de que disponemos permiten afirmar una preocupación bastante extendida en el profesorado que imparte docencia en enfermería por utilizar otros medios y métodos además de los tradicionales. Cada vez cobran mayor importancia

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Docencia

27

técnicas innovadoras tales como empleo de medios audiovisuales, recursos multimedia etc. a) El trabajo de los alumnos Según los datos a los que hemos tenido acceso (U.T.E.) más del 40% de los estudiantes creen necesitar un número superior a 20 horas semanales de estudio y aproximadamente un 35% entre 11 y 20 horas, siendo este porcentaje ligeramente inferior en los alumnos de 3ºcurso. La valoración que formula el profesorado sobre esta cuestión se refleja en la tablas siguientes.
Tabla X: Tiempo diario de estudio estimado por los profesores. Elaboración propia a partir de los datos facilitados por la UTE.

Tiempo estudio % n=44

Numero

% n=29

Optativas

obligatorias

Menos 30’ 30’-1hora 1h-1,30horas 1,30-2 horas > 2 horas

4,54 40,90 13,63 4,54 2,27

2 18 6 2 1

6,89

1 (50%)

1 (50%) 13(72,2%) 4(66,66%) 100% 100%

62 5 (27’7%) 20,6 2(33’3%) 6,8 3,45

Tabla XI. Tiempo mínimo diario de estudio por curso. Elaboración propia a partir de los datos facilitados por la UTE.

Tiempo estudio

1º curso

2º curso

3º curso

30’ – 1 hora 1 –1,30 horas 1,30 – 2 horas > 2 horas Total

5 asignaturas ---1,30 – 5 horas

1 1 2 1 5- 6,30 horas

2 1 --2- 2,30 horas

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Docencia

28

De los datos anteriores se puede concluir: - El nivel de exigencia de estudio en la titulación sobrepasa el tiempo real con que cuentan los alumnos para ello. La carga lectiva del plan de estudios dificulta enormemente que el alumno pueda profundizar en las materias, buscar información complementaria o participar en otras actividades formativas. No obstante, y en relación a las cifras anteriores podríamos destacar que la presencia en las aulas es alta (el 60% de los alumnos van siempre a clase y un 25% habitualmente) aunque disminuye en aquellos periodos cercanos a las fechas de exámenes. Esto se explica, como se ha hecho referencia a lo largo de este informe, por la excesiva carga lectiva que merma el número de horas de que dispone el estudiante para el trabajo individual. Ante esta situación, el alumno deja de asistir a clase cuando tiene un examen para dedicarse a estudiar los contenidos de esa asignatura. Se trata de un tema cuando menos conflictivo porque después el estudiante se ve forzado a recuperar la materia invirtiendo para este menester un numero de horas mayor o igual al requerido para dichas clases. Finalmente señalar la gran dificultad que tienen los estudiantes de enfermería para realizar cualquier actividad más allá de la reglada y que creemos obedece, principalmente, a dos causas: el apretado calendario y la lejanía física del campus, lugar donde se concentra, casi exclusivamente la oferta de actividades complementarias.

Resultados de la enseñanza
La evaluación de los aprendizajes se lleva a cabo fundamentalmente a través de los exámenes. La convocatoria de los mismos, como se ha explicado al principio, se aprueba por Junta de Centro aproximadamente en los meses de abril – mayo del curso anterior de forma que, cuando el estudiante se matricula, conoce ya las fechas de exámenes. En la siguiente tabla se presenta de forma resumida los resultados de los alumnos. Se ha considerado los siguientes tramos: aprobados en el 90% o más, entre el 75%-90% y por debajo del 75%.

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Docencia

29

Tabla XII: Resultados Académicos. Elaboración propia a partir de los datos facilitados por la UTE.

Curso académico 95/96

Alumnos aprobados > 90% 76-89% < 75% > 90%

% Asignaturas 1º curso 53,8 38,46 7,6 69,2 23 7,79

% Asignaturas 2ºcurso 66,6 22,2 11,1 75 8,3 8,3 8,3

% Asignaturas 3º curso 88,8 11,1

88,8 ------------11,1 85 15 -------

96/97

76-89% < 75% NC

97/98

> 90% 76-89% < 75% NC

46,1 38,46 15,3

66,6 25 8’3

98/99

> 90% 76-89 < 75% NC

61,5 23 15,3

58,3 25 16,6

68,4 31,5 --------

De forma general, algunas de las asignaturas presentan mayor dificultad para los estudiantes; en primer curso son las asignaturas de Bioquímica y Biología Molecular las que mayor porcentaje de suspensos o no presentados arrojan (por debajo del 75% aprueban) siendo en segundo la asignatura de Farmacología. También se refleja que el porcentaje de aprobados aumenta conforme transcurren los cursos académicos existiendo un mejor rendimiento académico. Es preciso mencionar que los estudiantes a la hora de seleccionar a que asignaturas se presentan dirigen sus esfuerzos hacia aquellas que tienen créditos prácticos asistenciales. Por tanto, consideramos que el número de no presentados no está intrínsecamente relacionado con la dificultad de la asignatura sino con la selección del estudiante. A pesar de estas dificultades, el mayor número de alumnos termina la carrera en tres años, y consideramos que la tasa de éxito en nuestros estudiantes es alta. Apenas se producen abandonos ni en el primer año ni en sucesivos y, que tengamos constancia, un solo alumno se ha visto forzado a abandonar por no cumplir la normativa de

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Docencia

30

permanencia en la Universidad. Empero, es preciso puntualizar que no existe normas consensuadas de evaluación en el Centro. Este rendimiento encuentra parangón en las posibilidades de empleo. A saber, un 70% de los estudiantes se creen con igualdad de posibilidades de encontrar trabajo al de otros egresados a pesar de que consideran que tienen que realizar mayor esfuerzo que el exigido en otras Universidades y que el nivel de formación obtenido es mayor. En este sentido, desde el mundo laboral encontramos una apreciación positiva de la formación de nuestros estudiantes puesta de manifiesto tanto, en encuentros informales con los profesionales que trabajan en la red sanitaria navarra, como en las felicitaciones recibidas en Dirección de Centro desde distintos puntos geográficos donde, los ya profesionales, desempeñan su ejercicio.

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Docencia

31

5. ALUMNADO
Las primeras informaciones, una vez que el estudiante ha sido admitido en la Universidad dependen del aparato administrativo. Los estudiantes de primero deben matricularse en el curso completo según la normativa de la Universidad, siendo sencillos los mecanismos para hacerlo. Cuando ejecuta la matrícula el alumno recibe una Guía del Estudiante que contiene los datos más relevantes del funcionamiento general de la Universidad, normas de permanencia etc. y una Guía específica elaborada en el centro donde se refleja el horario de clases, el calendario de exámenes y las asignaturas por curso con el programa correspondiente. El primer día de curso, se lleva tradicionalmente un acto de recepción al nuevo estudiante. Se trata de un acto sencillo de bienvenida donde se les informa de cuestiones de carácter general, se les anima a la participación en los diferentes órganos de la Universidad y se ofrecen las posibilidades de intercambios internacionales con los distintos países con los que existe acuerdo. La participación de los estudiantes en la Junta de Centro, en la que cuentan con siete representantes, es alta. En las convocatorias se tiene presente las fechas de exámenes o cualquier otra circunstancia que dificulte su presencia para tratar de este modo de mantener su participación. Asimismo, se cuenta con un representante de los estudiantes en las Comisiones de Centro: Académica, Económica y Permanente. Además de los canales orgánicamente establecidos, los estudiantes de la Diplomatura de Enfermería expresan sus opiniones sobre la marcha de los estudios por otros cauces. La distribución física de la Escuela y la accesibilidad del profesorado facilitan que el estudiante manifieste sus opiniones aunque no sea de manera oficial y que por tanto, se tenga conocimiento de aquello que acontece al respecto. En general se trata de un estudiante muy identificado con la Escuela existiendo un destacado sentido de pertenencia que no creemos con paralelismo a la Universidad. Por último, indicar que la orientación facilitada al estudiante en relación con su entrada al mercado de trabajo se produce de diversas formas. Parte de los estudiantes solicitan de forma privada información relativa a este aspecto, algunos de los profesores ofertan esta información en sus clases y desde la Dirección se hacen públicas todas las noticias

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Docencia

32

relacionadas con el mercado de trabajo y las demandas que se reciben de centros y organismos. Algunos de nuestros estudiantes han encontrado trabajo a través del Centro.

6. PROFESORADO Departamentos que intervienen y tipología de profesorado
En la docencia de la Diplomatura de Enfermería intervienen 7 departamentos: Ciencias de la Salud, Derecho Público, Producción Agraria, Ciencias del Medio Natural, Estadística e Investigación Operativa, Psicología y Pedagogía y Sociología. Las horas semanales impartidas, considerando la teoría y la práctica, en el conjunto de los cursos, son 185’09. El Departamento de Ciencias de la Salud imparte el 82’2%; es decir, la mayor parte de la docencia recae sobre este Departamento. De 46 profesores que intervienen, 17 son Titulares de Universidad (asumen el 22,1 % de la carga docente), 9 Titulares de Escuela Universitaria (20’8% de la carga docente) 14 son Asociados y 6 Ayudantes de Facultad que asumen el resto de carga. La mayoría de este profesorado pertenece al Departamento de Ciencias de la Salud y, según indican en el Informe Externo, se trata de un colectivo motivado, muy implicado con la Escuela y preocupado por la calidad de la docencia.

Opinión de los alumnos
Las entrevistas con los estudiantes, los datos facilitados por la U.T.E. y nuestra experiencia nos permite considerar que para el estudiante el profesorado de la titulación: - Conoce la materia a impartir. - Prepara bien sus clases, realiza buen uso de la metodología y atiende adecuadamente a los estudiantes. - Proporciona suficiente información sobre las asignaturas y su desarrollo. - Y encuentra la calidad del profesorado entre buena y muy buena.

Profesorado y gestión de la docencia
El control del cumplimiento docente se realiza mediante el procedimiento de firma del profesor en un formulario que se halla a su disposición en cada clase.

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Docencia

33

Apenas se producen ausencias injustificadas o desconocidas. Cuando las obligaciones del profesorado le impiden asumir alguna clase, el procedimiento habitual consiste en cambiar con otro profesor la hora o el día, siempre con la información pertinente al estudiante, que salvo causa de fuerza mayor conoce con antelación suficiente el cambio previsto. Por otra parte, el profesorado de la Universidad Pública de Navarra se somete a una evaluación de su actividad cada dos años aunque la comisión no dispone de datos acerca del alcance de la misma ya que, los resultados son entregados confidencialmente a cada profesor. Sobre este asunto, el alumno también ha manifestado que desearía conocer las consecuencias de la evaluación a los profesores, porque aún valorando positivamente la misma, según su opinión, no alcanza consecuencias para el profesorado. No obstante lo anterior, las evaluaciones que este comité ha conocido señalan que la Escuela de Enfermería obtiene resultados superiores a la media de la Universidad, como también ocurre con el Departamento de Ciencias de la Salud.

Participación en órganos de gobierno
La representación del profesorado en los diferentes órganos de gestión es amplia y viene regulada por las normativas vigentes en la Universidad. Todas las decisiones que se adoptan tienen que ser ratificadas por la Junta de Centro de la Escuela, único órgano con soberanía en las decisiones. La participación del profesorado en estos órganos es alta en la Escuela de Estudios Sanitarios. Por otro lado, algunos miembros de la Escuela forman parte de los órganos colegiados de la Universidad (Junta de Gobierno y Comisiones de la misma, Claustro, …) por lo que consideramos que la representatividad y peso específico de la Diplomatura en el contexto universitario es elevada.

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Docencia

34

7. INSTALACIONES
Se cuenta con una estructura física magnífica. La dotación de despachos, los laboratorios, el mobiliario, la biblioteca, el salón de actos y otras instalaciones en general son excelentes. Empero, a estas instalaciones cabe realizar las siguientes consideraciones: Aulas: las aulas presentan problemas de audición y visión. Son diseños rectangulares que dificultan que los alumnos de las últimas filas puedan escuchar bien al profesor o visualizar tanto la pizarra como las pantallas. El uso de mesas largas obliga a una estructura vertical que dificulta el trabajo participativo aunque se subsana acudiendo a otras aulas más pequeñas cuando se trata de llevar la clase con esta metodología. Servicios de reprografía: al contrario que ocurre en el Campus que cuenta con dos de estos servicios, el Centro carece de ellos lo que obliga a los estudiantes a buscarlo fuera de nuestro perímetro. Recursos informáticos: aunque tenga un carácter de equipamiento general, los medios informáticos en la Escuela han sido inferiores con respecto a los disponibles en el Campus. Profesorado y estudiantes han acusado la escasez de estos instrumentos. En concreto hasta el curso 1999/2000 no se contó con un aula de informática a disposición de estos últimos y la conexión a Internet y a la Red común de la Universidad se produjo en la Escuela mucho mas tarde que en el resto del campus. Servicios de restauración: un asunto complejo que hasta el momento y a pesar de las quejas efectuadas no ha encontrado solución. Los estudiantes se ven obligados a comer en el Centro dado lo apretado de su calendario, esto condiciona que el espacio destinado resulte insuficiente, carece de los medios básicos para tal fin (toma de agua) y no favorece el descanso de los estudiantes. Por lo que respecta a los servicios de cafetería que se ofertan se valoran como

-

-

-

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Docencia

35

medio - bajo y aporta una dificultad añadida: el olor de las comidas impregna el edificio con las molestias que esto ocasiona. Acceso al Centro: se ve dificultado durante los fines de semana al no contar con personal de servicio de la Universidad que lo regule. Por otro lado y respecto a medios humanos de personal de administración y servicios consideramos estar peor dotados que otros centros. En este sentido los estudiantes califican es normal y/o malo el funcionamiento de servicios. Igualmente dada la escasez de este personal a ciertas horas la comunicación vía telefónica con el Centro es prácticamente imposible con las repercusiones negativas que tiene este asunto tanto en el funcionamiento ordinario como en la imagen que se proyecta al exterior de la Escuela. Cabe destacar, sin embargo, que la relación de profesores y estudiantes con el personal de Administración y Servicios es muy buena. El profesorado valora positivamente la labor que desempeñan aunque a veces no se tenga claro que trabajo pertenece a Centro o Departamento dada la cercanía física y laboral que muestran. La Biblioteca: las condiciones físicas y la funcionalidad de la biblioteca así como su equipamiento es muy buena como también lo son el tiempo de circuito demanda-disponibilidad y los sistemas de acceso y consulta. No obstante, aparecen a este respecto algunas dificultades que se sufren en general en el Centro. La capacidad de la biblioteca es justa para los estudiantes de enfermería y en época que no corresponde a exámenes no aparecen problemas derivados del espacio. Cuestión que cambia totalmente cuando se realiza exámenes. La biblioteca se ve obligada, dada la ingente demanda de la misma a solicitar el carnet de estudiante para su acceso. Por ello desde el Centro se habilitan algunas aulas para estudio que rompen el orden habitual, creando problemas en la limpieza y mantenimiento del Centro. Por otra parte, las salas que están dentro de la biblioteca para trabajar en grupo, no están insonorizadas creando las consecuentes dificultades.

-

-

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Docencia

36

8. RELACIONES EXTERNAS
Conferencia Nacional de Directores de Escuela Estatales. El Centro pertenece a la Conferencia desde hace 8 años. Se trata de un foro de debate y encuentro de las Escuelas de Enfermería donde se tratan todos los asuntos con incidencia general en la formación de enfermeros. Con especial relevancia, todo aquello concerniente a la vida académica universitaria. Programas de intercambio. Las relaciones internacionales de nuestro Centro tienen lugar a través de los programas de Cooperación Interuniversitaria/AL.E.; Sócrates/Erasmus. La tabla siguiente muestra el número de profesores y estudiantes que se han movilizado desde el curso 1995-96 al curso 1999-2000
Tabla XIII: Movilidad de Estudiantes y Profesores

Curso académico

País

Estudiantes que salen

Estudiantes que vienen

Profesores que vienen

1995 - 96

Argentina Colombia 1 1

1

1996 - 97 1997 - 98

Colombia Méjico Colombia

1 1

1 1 4 1 4 7 8 1

1998 - 99 1999 - 00

Colombia España Francia Italia

TOTAL

Aunque no se trata de un número significativo de intercambios reseñamos que esta movilidad aumenta progresivamente en el alumnado. Por el contrario, no ocurre igual con el profesorado de la Escuela que todavía no ha realizado ninguna estancia en otras

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Docencia

37

Universidades al amparo de los programas arriba mencionados. Considerando a los intercambios una fuente de riqueza que revierte siempre en la calidad de la enseñanza se contemplará como punto de mejora la potenciación de ellos. Relación con Colegios profesionales y otras organizaciones. Se mantienen relaciones con las organizaciones profesionales de forma que en muchos temas relacionados con la formación se solicita la colaboración a la Escuela. Relaciones con Empresas. Se sostienen fundamentalmente para los asuntos relacionados con las prácticas de los alumnos. Algunas de las Instituciones con las que se mantiene convenio desde la Universidad son: Casa de Misericordia, Clínica San Miguel, Hospital San Juan de Dios, Aspace, Centro Psicogeriátrico Padre Menni etc. y adquieren especial relevancia las relaciones institucionales entre Departamento de Salud del Gobierno de Navarra y Departamento de Ciencias Salud de la Universidad Publica de Navarra.

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Docencia

38

9. PUNTOS FUERTES Y DÉBILES Puntos fuertes
1. Un contexto social favorable: - Gran importancia del sector salud en la Comunidad Foral de Navarra - Tradición en la formación enfermera - Profesión con oferta de empleo: alta demanda del cuidado 2. Una enseñanza consolidada: - Muy buena valoración de la formación recibida por parte del alumno - Apreciación positiva de la Diplomatura desde el mundo laboral - Representatividad de la Escuela en la Universidad - Dotación de medios adecuada - Infraestructuras asistenciales muy adecuadas para las clases prácticas 3. Buena valoración del profesorado - Profesorado altamente cualificado y motivado - Inquietud por la innovación pedagógica y la mejora continua - Interés por el colectivo de personas que están formando - Cumplimiento estricto de los programas y de la actividad tutorial - Fácil accesibilidad para los estudiantes 4. Fuerte motivación del estudiante: - Alta demanda y calidad en el acceso - Rendimiento satisfactorio de los estudiantes - Cierta imagen vocacional de la profesión - Identificación del estudiante con la Escuela - Buena relación con los agentes participantes en la titulación - Atento en la calidad de su formación - Estudiante participativo y con interés en la mejora de la Diplomatura

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Docencia

39

Puntos débiles
1. Plan de Estudios - Exceso de asignaturas - Desequilibrio en algunas materias - La oferta de asignaturas optativas y de libre elección no conforma perfiles definidos - Escasez de asignaturas de contenido más “humanístico” 2. Excesiva carga docente - Distorsión y sobrecarga por las equivalencias 1/35 - Dificultad en el autoaprendizaje o profundización de contenidos por parte de los estudiantes - Imposibilidad de acceso a otras actividades de índole cultural / académico de los estudiantes - Escasa participación en la vida universitaria/social. 3. Ausencia de un perfil formativo definido - No existen metas u objetivos de la titulación - Escasa coordinación de programas - No existe uniformidad en la presentación de programas - Carencia de criterios normalizados de evaluación 4. Dificultad en recursos - Escasez de medios audiovisuales - Problemas de audición y visibilidad de algunas aulas - Reducido número de ordenadores para búsquedas bibliográficas en Biblioteca - Escaso personal en conserjería - Escasez de estímulos y dificultades para realizar estancias del profesorado en otras instituciones

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Docencia

40

10. PROPUESTAS DE MEJORA

Responsable Escuela/ Rectorado

Propuesta Modificación del Plan de Estudios - Definir un perfil formativo - Reducción de la carga global - Reordenación de las asignaturas y sus cargas - Adecuación teórica/práctica - Proyectar la optatividad

Prioridad/Tiempo Máxima Implantación del nuevo Plan en el curso 2002/2003

Dirección de Centro

Coordinación de programas Máxima - Análisis de los programas Identificación de lagunas y/o Comienzo en el curso solapamientos 2001/2002 - Seguimiento de los mismos Ampliación de la oferta de actividades culturales - Revisar la oferta anterior - Identificar intereses - Vincular al profesorado Media Desarrollo paulatino y continuado de las actividades Comienzo en el curso 2001/2002

Centro

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Docencia

41

Responsable Centro

Propuesta

Prioridad/Tiempo

Media Potenciar la integración del estudiante de enfermería en Comienzo en el curso la vida universitaria - Supeditado a la reducción 2001/2002 de la carga lectiva - Favorecer su participación en actividades organizadas en el campus Media Favorecer intercambios - Mejorar la información a profesores y alumnos sobre Comienzo en el curso los programas de 2001/2002 intercambios - Diagnosticar las causas de la escasa movilidad de los estudiantes - Potenciar los intercambios en ambos Dotación de recursos en administración y servicios - Dotar de personal suficiente que permita un correcto funcionamiento y atención en el centro Máxima Curso 2001/2002

Rectorado Centro

Rectorado

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Docencia

42

11. COMENTARIOS SOBRE EL PROCESO DE EVALUACIÓN DE LA DOCENCIA EN LA TITULACIÓN
Valoración del proceso El trabajo del comité ha discurrido en un clima participativo y comprometido de sus miembros y, ha intentado acogerse escrupulosamente a las guías existentes del Plan Nacional de Evaluación de la Calidad de las Universidades. Cabe señalar, no obstante, la ausencia de estudiantes y de PAS en el seno del mismo. Esta cuestión constituyó, incluso, un debate interno pero se desestimó su incorporación por el horario académico de los primeros (suponía una carga añadida) y por la escasez de los segundos. Por otro lado, se trató de compensar esta ausencia impulsando y favoreciendo, por diversas vías, su participación. Para la realización del informe que se presenta se utilizaron diversas fuentes documentales. Así, siguiendo la Guía de evaluación, se analizaron y cotejaron los datos aportados por la Unidad Técnica de Evaluación, se revisaron documentos y registros del Centro y del Departamento de Ciencias de la Salud (Planes de Estudios, programas de las asignaturas, actas..) y se mantuvieron entrevistas con profesorado del Centro. Toda la información obtenida, una vez elaborada, se consensuaba en las reuniones de trabajo que quincenalmente mantuvo el subcomité de enseñanza. El proceso cristalizó en un primer borrador que fue sometido a audiencia pública. Sin embargo, la participación en ella fue escasa ya que coincidió con el periodo vacacional de Semana Santa y los profesores no dispusieron de mucho tiempo para estudiar el documento; por otro lado, los estudiantes de tercer curso se encontraban en viaje de estudios. Comoquiera que se sostenía un notable interés por una autoevaluación consensuada y tanto unos como otros manifestaron disposición por el proceso (a pesar de su ausencia en la audiencia) el subcomité de enseñanza estimó conveniente mantener a posteriori, sendas reuniones en las cuales se recibieron destacadas aportaciones, en especial del profesorado del área de enfermería, que fueron incorporadas al documento. Asimismo, se pudo comprobar que ambos colectivos mostraban su conformidad con el autoinforme.

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Docencia

43

Por último indicar que en el documento final se han asumido algunas consideraciones formuladas por el Comité Externo y así se hace constar a lo largo del mismo. Repercusión del informe La evaluación de la titulación ha creado bastante expectativa tanto en el profesorado como en los estudiantes. Se confirma a través de los informes -interno y externo- la percepción que de la titulación se tiene; a saber, que el Centro ofrece una buena formación, incardinada y valorada socialmente, que cuenta con medios humanos y materiales de calidad pero que deben plantearse algunas modificaciones que permitan operar con mayor racionalidad. Así las cosas, consideramos que la evaluación va a tener repercusiones inmediatas fundamentalmente a través de la modificación del Plan de Estudios, ya que éste se configura como la piedra angular de mejora. El cambio en el Plan facilitará, a su vez, el abordaje de otros retos. La comunidad implicada, concienciada y motivada ante esta necesidad, ha mostrado su disponibilidad para emprender este cometido. Para finalizar, queremos renovar nuestro agradecimiento a todos cuantos han contribuido con su esfuerzo y entusiasmo a esta evaluación. Nuestro propósito y esperanza es que este trabajo sirva ahora para continuar con más fuerza y para formular soluciones eficaces que nos guíen en la búsqueda de la excelencia.

Septiembre de 2001

DIPLOMADO EN ENFERMERÍA AUTOINFORME DE INVESTIGACIÓN Y DE LAS ENSEÑANZAS DE TERCER CICLO DEL DEPARTAMENTO DE CIENCIAS DE LA SALUD

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Investigación

45

ÍNDICE EVALUACIÓN DE LA INVESTIGACIÓN………………………..………. 46
1. 2. 3. 4. 5. 6. 7. INTRODUCCIÓN………………………………………………………….. 47 CONTEXTO…………………………………………………………….…. 49 ESTRUCTURA……………………………………………………………. 53 RECURSOS………………………………………………………………... 57 RESULTADOS Y CALIDAD……………………………………………… 63 JUICIOS DE VALOR: PUNTOS FUERTES Y DÉBILES………………... 66 PROPUESTAS DE MEJORA…………………………………………….... 68

EVALUACIÓN DE LOS ESTUDIOS DE TERCER CICLO…………… 71
1. 2. 3. 4. 5. DATOS GLOBALES DE LOS ESTUDIOS DE TERCER CICLO……….. 72 CARACTERÍSTICAS ESPECÍFICAS DEL PROGRAMA………………. 73 JUICIOS DE VALOR: PUNTOS FUERTES Y DÉBILES………………... 76 PROPUESTAS DE MEJORA……………………………………………... 77 COMENTARIOS SOBRE EL PROCESO DE EVALUACIÓN DE LA INVESTIGACIÓN Y EL TERCER CICLO…..……..…………… 79

Septiembre de 2001

DIPLOMADO EN ENFERMERÍA AUTOINFORME DE INVESTIGACIÓN DEL DEPARTAMENTO DE CIENCIAS DE LA SALUD

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Investigación

47

1.

INTRODUCCIÓN

El Plan Nacional de Evaluación de la Calidad de las Universidades contempla, asimismo, la evaluación de la investigación asociada a las Titulaciones. Sin embargo, este empeño conlleva numerosas dificultades, dado que la estructura de Centro responsable de una Titulación carece, en muchos casos, de competencia sobre la organización de las investigaciones.

En el Título I de la L.O.R.U., De la creación, régimen jurídico y estructura de las Universidades, Art. 8º. se manifiesta que:
“1. Los Departamentos son los órganos básicos encargados de organizar y desarrollar la investigación y las enseñanzas propias de su respectiva área de conocimiento en una o varias Facultades, Escuelas Técnicas Superiores, Escuelas Universitarias y, en su caso, en aquellos otros centros que se hayan creado al amparo de lo previsto en el artículo 7º de esta Ley. ..................... 3. Asimismo, corresponde a los Departamentos la articulación y coordinación de las enseñanzas y de las actividades investigadoras de las Universidades”.

En consonancia, la evaluación de la actividad investigadora deberá enfocarse hacia el análisis de la realizada por los Departamentos participantes en la docencia propia de cada Titulación. En concreto, la Guía de Evaluación editada por el Consejo General de Universidades (octubre, 2000), la circunscribe a los Departamentos con un peso específico de, al menos, un 10% en la troncalidad de la misma. En relación con la Diplomatura Universitaria en Enfermería por la Universidad Pública de Navarra, el Departamento de Ciencias de la Salud asume el 82,2 % de la docencia troncal y obligatoria, mientras que al resto de los Departamentos implicados en ella corresponde un porcentaje muy inferior. Por tal motivo, la evaluación de la investigación se ha ceñido, exclusivamente, al mismo.

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Investigación

48

El Departamento de Ciencias de la Salud se constituye desde la creación de la Universidad Pública de Navarra por Ley Foral 8/1987, de 21 de abril (B.O.N. de 27 de abril de 1987, Nº 52). Según acuerdo de Junta de Gobierno de 30 de julio y 3 de noviembre de 1993 y, posteriormente, de 9 y 13 de febrero de 1996, se encuentra integrado por las siguientes áreas de conocimiento: – – – – – – – – – – – – Bioquímica y Biología Molecular, Ciencias Morfológicas, Cirugía, Didáctica de la Expresión Corporal, Educación Física y Deportiva, Enfermería, Farmacología, Fisiología, Medicina, Medicina Preventiva y Salud Pública, Obstetricia y Ginecología, Pediatría.

A lo largo de su andadura docente, el profesorado adscrito al mismo ha impartido o imparte docencia en las siguientes Titulaciones: – – – – – – Diplomado en Enfermería, Diplomado en Trabajo Social, Ingeniero Técnico Agrícola, Ingeniero Agrónomo, Ingeniero Técnico Industrial, Diplomado en Maestro.

Sin embargo, el peso específico correspondiente a cada una de ellas presenta grandes diferencias, de manera que la docencia se concentra, fundamentalmente, en la Diplomatura en Enfermería y el Programa de Doctorado en Ciencias de la Salud.

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Investigación

49

2.

CONTEXTO

Las áreas científicas dentro de la Universidad
En relación con las características propias de la Universidad que acoge a nuestro Departamento, y que condicionan las peculiaridades de su actividad investigadora, es forzoso destacar su evidente juventud, con el carácter moderno que le imprime, pero con el defecto de estabilidad y la carencia de tradición que supone. La Universidad, posiblemente asumiendo los principios de autonomía que establece la L.O.R.U. y que se plasman en libertad académica, de docencia e investigación, no ha establecido, hasta el momento, unas pautas específicas que definan un perfil preferente a la hora de crear grupos, proponer líneas o diseñar proyectos de investigación. Tampoco la experiencia durante el tiempo transcurrido parece suficiente para dotarle de este perfil diferenciador. Durante este período ha sido necesario un notable esfuerzo para acondicionar instalaciones y adquirir equipos adecuados que permitan desarrollar la actividad investigadora en condiciones aceptables, fundamentalmente en áreas o campos más experimentales. Por su parte, el Departamento de Ciencias de la Salud no ha realizado una definición de objetivos o una propuesta explícita de estrategias para la planificación y apoyo de la actividad investigadora que sus miembros llevan a cabo, al menos de manera institucional. Sin embargo, el Reglamento de Régimen Interior, aprobado por Consejo de Departamento de fecha 25/4/96, con modificaciones posteriores, en su Capítulo I, De las Funciones del Departamento, Artículo 2, reconoce que:

“1. Compete al Departamento de Ciencias de la Salud la titularidad y el ejercicio de las siguientes funciones: .......................

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Investigación

50

b) Organizar, desarrollar y favorecer la coordinación de la investigación y los programas de doctorado de sus respectivas áreas de conocimiento, de acuerdo con lo previsto en los Estatutos de la Universidad. c) Promover la realización de actividades de carácter científico, técnico, artístico, así como el desarrollo de cursos de especialización y de extensión universitaria. ........................ e) Impulsar la renovación científica y pedagógica del personal docente e investigador. f) Gestionar su presupuesto y organizar y dirigir todos los medios que le hayan sido asignados para posibilitar el cumplimiento del plan docente investigador. ........................ h) Promover relaciones con otras instituciones universitarias, organismos científicos y culturales y otras entidades públicas y privadas".

Asimismo, de modo implícito, el Departamento asume las propuestas y recomendaciones que la Universidad realiza en sus Planes Estratégicos, así como las Directrices Generales de los mismos. En este sentido, cabe destacar que la aprobación por el Claustro de la Universidad de las Directrices Generales del Plan Estratégico, en la sesión celebrada en fecha 27/3/01, se vislumbra como un importante avance al definir, en el punto 6, un marco de referencia explícito para la actividad investigadora:
"El Plan Estratégico incluirá un plan de investigación básica y aplicada diseñado de forma que permita el desarrollo del conocimiento y una transferencia científica innovadora, responsable y eficaz al entorno."

El citado Documento aporta, pues, una declaración preliminar de intenciones y un conjunto de directrices y estrategias que puedan, inicialmente, orientar nuestros esfuerzos en el ámbito de la investigación. En el momento presente, sin embargo, tales propuestas no han sido, todavía, estudiadas y formuladas explícitamente para su aplicación en el ámbito del Departamento de Ciencias de la Salud.

Al mismo tiempo, dado el carácter sanitario y biomédico de las materias que integran la docencia e investigación en dicho Departamento, éstas se ven

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Investigación

51

influenciadas por los presupuestos de la Ley 14/1986, de 25 de abril, General de Sanidad que, en el Título VI, "De la docencia y la investigación", Capítulo II, señala:
"Art. 106. 1. Las actividades de investigación habrán de ser fomentadas por todo el sistema sanitario como elemento fundamental para el progreso del mismo. 2. La investigación en biomedicina y en Ciencias de la Salud habrá de desarrollarse principalmente en función de la política nacional de investigación y de la política nacional de salud. La investigación en Ciencias de la Salud ha de contribuir a la promoción de la salud de la población. Esta investigación deberá considerar especialmente la realidad sociosanitaria, las causas y mecanismos que la determinen, los modos y medios de intervención preventiva y curativa y la evaluación rigurosa de la eficacia, efectividad y eficiencia de las intervenciones".

En un intento de resumir las características específicas de las unidades de investigación que se configuran en el Departamento, hemos de hacer mención a las siguientes, puestas de manifiesto tanto por el Comité de Evaluación Interna como por el Comité de Evaluación Externa: – El Departamento desarrolla su docencia, fundamentalmente, en un Primer Ciclo de Diplomatura de Enfermería y en un Tercer Ciclo de Programa de Doctorado en Ciencias de la Salud. No existe, pues, un Segundo Ciclo que aporte una continuidad en la enseñanza y facilite la captación de investigadores noveles para posteriores trabajos doctorales. El Departamento se encuentra constituido por doce áreas, de las cuales sólo diez incorporan profesorado en la actualidad. Presenta, por tanto, una gran heterogeneidad manifiesta tanto en campos de interés temático como en la metodología aplicada por los grupos y líneas de investigación. Además, el número de profesores de los cuerpos docentes adscritos a las distintas áreas es, en general, muy limitado, dándose la circunstancia de que, en el año 1999, el 50% de las áreas presentaba un único profesor perteneciente a cuerpos

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Investigación

52

docentes. Ello no favorece la formación de grupos de investigación coherentes y consolidados dentro del mismo. – Una proporción importante de los profesores estables carece del grado de Doctor, circunstancia que, en sí misma, no disminuye la ilusión o el empeño por participar en la labor investigadora pero dificulta, con frecuencia, la dirección y el reconocimiento de la misma. Por otro lado, los Titulares de Universidad adscritos a áreas médicas y quirúrgicas compatibilizan su actividad asistencial con la dedicación universitaria por lo que, en ausencia de plazas vinculadas, ésta se realiza a tiempo parcial. Tal característica constituye una realidad común entre los Departamentos o Facultades de Ciencias de la Salud ya que la labor asistencial se estima como requisito preciso para alcanzar una docencia competente en dichas áreas. A su vez, su labor en centros sanitarios proporciona distintas vías de acceso a grupos, temas y subvenciones para la investigación. De este modo, su actividad investigadora, más que inserta propiamente en el Departamento, tiende a compaginar ambos campos y ámbitos de actividad. Cabría valorar si la creación de plazas vinculadas para los profesionales sanitarios solventaría este problema. La ausencia de Licenciatura y el escaso número de profesores estables con grado de Doctor en Medicina y dedicación a tiempo completo hace inviable la lectura de Tesis en Medicina en nuestra Universidad. Por tal motivo, y puesto que la mayor proporción de los alumnos de Tercer Ciclo ha cursado esta Titulación, se ha recurrido a los convenios con otras Universidades que permiten la presentación de las Tesis y su reconocimiento.

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Investigación

53

3.

ESTRUCTURA

Relaciones Internas
Como se ha comentado anteriormente, en base al elevado número de áreas y al reducido número de profesores estables en el Departamento, podemos constatar una notable dispersión de los temas objeto de investigación. Esta engloba, fundamentalmente, planteamientos experimentales relacionados con la Biología Molecular y Celular, estudios más estrechamente ligados a la práctica clínica, así como trabajos de carácter propiamente epidemiológico. En ausencia de normativa o estrategias institucionales, y en función de afinidad o complementariedad de perspectivas hacia temas comunes, experiencia investigadora previa, conocimiento de metodologías concretas o, incluso, relaciones docentes, laborales o personales, se han configurado distintos grupos de investigación que han quedado recogidos en las memorias anuales del Departamento, junto con las líneas que proponen o mantienen. La evolución de los mismos muestra un descenso en número, pues de los ocho inscritos en 1995, únicamente permanecen cuatro en 1998 (Tabla 1. Anexo 2). Estos mismos se incluyen en el año 1999, lo que puede suponer una tendencia a su consolidación y estabilidad. Es reseñable la escasa presencia de nuestros grupos en el Censo registrado en el Vicerrectorado de Investigación, y las cifras adquieren mayor rotundidad cuando se comparan con otros Departamentos de la Universidad. Así, según se muestra en el Catálogo de Grupos de Investigación correspondiente al año 2000, entre los 82 grupos existentes en la Universidad (24 correspondientes a Ciencias Básicas y de la Salud, 20 en el grupo de Ingeniería y Tecnología, 17 formados desde Ciencias Económicas y Jurídicas y 21 en el campo de Ciencias Humanas y Sociales) sólamente se incluyen dos grupos del Departamento de Ciencias de la Salud. Igualmente, dos profesoras figuran como miembros de sendos grupos configurados desde otros Departamentos y pertenecientes a las áreas de Ciencias Básicas y de la Salud y Ciencias Humanas y Sociales, respectivamente.

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Investigación

54

Tal como ha sido expuesto, la Memoria Anual del Departamento trata de recopilar, junto con los aspectos propiamente docentes, la actividad investigadora del mismo, incluyendo grupos y líneas, proyectos desarrollados, comunicaciones e intervenciones en Congresos, publicaciones, así como otros datos considerados relevantes. Sin embargo, a pesar del esfuerzo realizado por la Secretaría Académica y Administrativa en la elaboración exhaustiva de estos documentos, hemos podido observar que la información enviada por los distintos profesores con frecuencia aparece incompleta y se atiene a diferentes criterios, por lo que resulta difícil de sistematizar y valorar. Sería, pues, preciso establecer un sistema de recogida y coordinación de información más riguroso. También a nivel institucional, la Memoria Anual de Investigación de la Universidad incluye los grupos censados, las líneas que mantienen así como los proyectos en curso de realización, información que igualmente aparece en la página web. Consideramos que constituye un buen punto de partida para el conocimiento de las unidades que trabajan en la Universidad, así como de los temas generales de investigación. Sin embargo, aportan escasa información acerca de la metodología empleada, de los resultados obtenidos, de la difusión de los mismos o de su posible relación con otras áreas. Por su parte, estimamos que, tanto desde el Vicerrectorado de Investigación como desde la O.T.R.I. se ha incrementado el esfuerzo en la difusión de convocatorias de becas, proyectos, premios, etc., a las que la comunidad universitaria accede con prontitud, a través del correo electrónico. A nivel departamental, tampoco la comunicación entre los distintos grupos de investigación parece suficientemente fluida. Tenemos conocimiento de que uno de estos grupos mantiene seminarios periódicos con fines informativo-formativos, pero no tenemos noticia de que existan reuniones periódicas en que los distintos proyectos, propuestas o técnicas sean expuestas, de manera abierta, al resto de los miembros del Departamento, con objeto de fomentar su posible participación, aportación o sugerencias. Indudablemente, este tipo de reuniones resultaría enriquecedor tanto para los grupos de investigación establecidos, como para aquellos

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Investigación

55

miembros de reciente incorporación que todavía no hayan podido integrarse dentro de alguno de ellos o formar uno propio. Asimismo, el conocimiento de la tecnología utilizada o los aparatos e instalaciones disponibles potenciaría la accesibilidad a los mismos, su mayor aprovechamiento y, por tanto, la optimización de recursos. Por otro lado, la invitación a investigadores de otras áreas e, incluso, instituciones, contribuiría a ampliar nuestras perspectivas y horizontes.

Relaciones Externas
En referencia a las relaciones externas, a partir del análisis de los proyectos de investigación financiados en el período evaluado, podemos observar que sólo en dos de ellos todos los miembros del equipo investigador pertenecen al Departamento de Ciencias de la Salud. La colaboración con otros profesionales e instituciones es, pues, la tónica general. Según se muestra en la Tabla 2 (Anexo 2), en un 15 % de los proyectos financiados, la investigación se lleva a cabo en colaboración con otros Departamentos de la Universidad Pública de Navarra, en concreto, con el de Psicología y Pedagogía y el de Química Aplicada. Estas relaciones parecen encaminadas a favorecer la multidisciplinariedad y, sobre todo, la complementariedad en el enfoque de las investigaciones, y se facilitan cuando se trata de Departamentos que comparten docencia en una misma titulación, lo que promueve el conocimiento entre los profesores. En un 19 %, las relaciones se establecen con otras Universidades vinculándose, más frecuentemente, a las Universidades de procedencia de los profesores participantes. Asimismo, existen convenios institucionales entre la Universidad Pública de Navarra y las Universidades de Baleares, Cantabria, La Rioja, Oviedo, País Vasco y Zaragoza. En nuestro caso, se lleva a efecto, fundamentalmente, el acuerdo con la Universidad del País Vasco con ocasión de la lectura de Tesis Doctorales en Medicina, dada la imposibilidad de su reconocimiento pleno en el Departamento. Existe, entre los doctorandos y los directores de dichas Tesis, una sensación extendida de que los trámites burocráticos precedentes a su presentación y defensa a través de este cauce resultan excesivamente extensos y complicados.

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Investigación

56

Cabe destacar que, al menos en un 46 % de los proyectos, parte del equipo investigador pertenece al Servicio Navarro de Salud. Muchos son los motivos, citando entre ellos la vinculación laboral de los Titulares de Universidad a esta institución, así como la confluencia de intereses y relaciones personales entre sus miembros. En este sentido, recordaremos la existencia de un convenio marco en materia de docencia entre la Universidad Pública de Navarra y el Departamento de Salud del Gobierno Foral que posibilita la realización de prácticas de los alumnos en las instituciones sanitarias públicas, entre otros aspectos. Recientemente, se ha realizado una ampliación del mismo relacionada con los estudios del Tercer Ciclo, que esperamos ayude a clarificar y renovar las relaciones a nivel docente e investigador entre ambos organismos. De esta manera, se pretende asumir los dictámenes establecidos por la Ley Foral 10/1990, de 23 de noviembre, de Salud que, en el Título Décimo, "Docencia e investigación sanitaria" , expone:
"Art. 89. La administración sanitaria de la Comunidad Foral fomentará las actividades de investigación sanitaria, tanto básica como aplicada. ........................ Art. 91. La administración sanitaria de la Comunidad Foral establecerá convenios con universidades y otras instituciones culturales y científicas, encaminadas a la potenciación de la investigación sanitaria y la optimización y el aprovechamiento de la capacidad docente de las instituciones".

Las relaciones con otras entidades, empresas privadas, etc., son menos frecuentes, aunque se producen ocasionalmente. Si bien, como hemos señalado, el establecimiento de colaboraciones no corresponde, en la mayor parte de los casos, a una iniciativa institucional propiamente dicha, hemos de resaltar la buena disposición de los Vicerrectorados implicados para su reconocimiento y fomento.

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Investigación

57

4.

RECURSOS

Recursos Humanos
Respecto a los recursos humanos, la plantilla del Departamento se incluye en las Tablas 3.1, 3.2 y 3.3 ( Anexo 2). Podemos observar que, a lo largo del período evaluado, se han producido diversos cambios, tanto en el número de profesores estables como en el número de profesores contratados. En cualquier caso, ello no ha modificado sustancialmente la configuración del Departamento. Así, refiriéndonos al año 1995, entre las áreas adscritas al mismo, el 40% presenta el carácter de área unipersonal, el 70% cuenta con un único profesor perteneciente a los cuerpos docentes y sólo un área comprende tres profesores estables. En conjunto, éstos suponen un 52 % del total de la plantilla. Puesto que la docencia se dirige, en gran medida a alumnos de Primer Ciclo, participan en la misma tanto Titulares de Escuela Universitaria (33 %) como Titulares de Universidad. Globalmente, el porcentaje de doctores alcanza el 60% de la plantilla docente pero, dentro del mismo, menos de la mitad presenta dedicación a tiempo completo. Es reseñable el esfuerzo que están realizando los profesores no doctores, efectuando estudios de Segundo y Tercer Ciclo que les permitan, en un futuro próximo, la obtención del grado de Doctor para el pleno reconocimiento de su capacidad investigadora. A lo largo del período estudiado, se han incorporado nueve becarios de investigación, que han disfrutado de 11 becas destinadas a la realización de estudios de Tercer Ciclo y elaboración de Tesis Doctoral, concedidas por la propia Universidad o por instituciones locales, si bien, en algunos casos, se han vinculado a proyectos de investigación. La mayor demanda de becas y ayudas se ha producido entre doctorandos que realizan su Tesis en áreas experimentales o epidemiológicas, en contraposición a aquéllos que compaginan los estudios de Tercer Ciclo con su actividad laboral en centros asistenciales, numerosos, por otra parte, en nuestro Departamento.

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Investigación

58

Puesto que la plantilla se ha estructurado en base a requerimientos docentes, no existe personal contratado de apoyo a la investigación, que podría favorecer la puesta a punto o continuidad de las técnicas, contribuir a la organización de los laboratorios y al desarrollo adecuado de los proyectos.

Recursos Materiales
En cuanto a los recursos materiales, el Departamento va adquiriendo, poco a poco, a infraestructura y el equipamiento preciso y llevando a cabo el acondicionamiento de las instalaciones necesarias. Estos requerimientos varían notablemente en función del tipo de investigación considerado, por lo que el análisis de las aportaciones presupuestarias a cada grupo no resultaría necesariamente predictivo en relación con el progreso de su actividad investigadora. En este sentido, encuentran mayores dificultades en su configuración y desarrollo aquellos grupos noveles de exclusiva implantación en el Departamento, que carecen del apoyo de otras entidades que permitan el acceso a sus medios e instalaciones o la oportunidad de compartir una línea de investigación establecida y consolidada. Con estas limitaciones, deben realizar un mayor esfuerzo para alcanzar la organización y dotación precisa que garantice un grado suficiente de competencia. Las asignaciones presupuestarias anuales de la propia Universidad han contribuido a la financiación de los equipos y materiales. Nuestro Departamento no ha sido especialmente favorecido en este capítulo, tal vez por el exceso de cautela en la contención del gasto que ha caracterizado, a lo largo de su andadura, a la elaboración de sus presupuestos. Asimismo, la reducida participación en convocatorias de subvenciones para infraestructura destinadas a grupos censados en la Universidad ha agravado este problema. Las subvenciones externas de proyectos han constituido, igualmente, fuentes importantes de recursos, tal como aparece en la Tabla XXIX (Anexo 1). En concreto, el conjunto de proyectos financiados en que han colaborado investigadores pertenecientes al Departamento de Ciencias de la Salud ha recibido una subvención total de 47.755.000 ptas. Refiriendo únicamente los 15 proyectos en

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Investigación

59

los que el director del mismo pertenece al Departamento, la cuantía financiada asciende a 28.940.301 ptas. Sin embargo, es difícil deducir en qué medida estos recursos han repercutido sobre el Departamento, dada la implicación de otras instituciones en los mismos. Tan sólo en dos de ellos, que aportaban una cantidad de 3.003.301 ptas, la totalidad de los investigadores se integraba en el Departamento.

Respecto a las entidades financiadoras (Tabla 4. Anexo 2), la mayor parte de los proyectos (73%) se nutren de las subvenciones ofertadas por el Gobierno de Navarra, de las cuales, la máxima cuantía procede de las convocatorias llevadas a cabo por el Departamento de Salud (61 %), como resulta coherente con el contenido temático y los objetivos de la actividad investigadora desarrollada. A esta misma explicación respondería el hecho de que, a nivel nacional, el FISS financie un significativo número de proyectos (23 %). Solamente tenemos noticia de un proyecto al que se aplique una subvención procedente de una entidad internacional durante el período evaluado. Parece, pues, que la investigación no hubiese adquirido, todavía, suficiente grado de madurez para permitirle optar por este tipo de concursos o aceptar sus requisitos. De manera complementaria, existen diversos organismos y empresas privadas que proporcionan parte del presupuesto en investigaciones concretas. Por otro lado, únicamente se ha realizado un contrato de investigación en este período, de manera que esta vía de financiación parece poco contemplada por los miembros del Departamento, como consecuencia de la escasa demanda de posibles entidades interesadas, por desconocimiento de las mismas, o quizá por preferencia hacia las condiciones de las convocatorias competitivas mencionadas. A la hora de participar en algunas de éstas encontramos, sin embargo, notables dificultades, tales como el requerimiento de poseer la suficiencia investigadora que solicitan diversas instituciones a los participantes en los proyectos inscritos. Esta condición excluye a los miembros de Departamento que no hayan realizado estudios de Tercer Ciclo. Afortunadamente, tanto el Departamento de Salud del Gobierno Foral como el FISS reconocen como investigadores a los diplomados, facilitando su incorporación efectiva a dichos proyectos.

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Investigación

60

Por otra parte, uno de los criterios importantes para la concesión de las subvenciones se basa en la experiencia investigadora del grupo solicitante en una materia concreta, que garantice el desarrollo del proyecto planificado. Tal experiencia no puede, siempre, justificarse en los grupos de reciente formación que quedarían, así, relegados en la obtención de financiación. Por ello, a veces, la investigación se centra en trabajos de menor relevancia, pero asequibles, que puedan proporcionar alguna comunicación o artículo sencillo que contribuya, posteriormente, a justificar la experiencia investigadora del grupo. Debemos recordar que numerosos miembros del Departamento han disfrutado de las Bolsas de Viaje que, anualmente, oferta la Universidad para la presentación de comunicaciones o la participación en congresos. Sin embargo, esta convocatoria no incluía, inicialmente, la subvención a becarios ni a personas con dedicación parcial que, como señalamos, constituyen una elevada proporción de nuestros profesores y asumen un porcentaje importante en la producción científica del Departamento. Desde el año 1996, esta limitación ha quedado, en parte, solventada puesto que, a partir de esta fecha, las convocatorias admiten, con carácter excepcional, las solicitudes de los profesores con dedicación parcial del Departamento. En otro orden de cosas, creemos que algunos servicios que, en relación con la investigación, ofrece la Universidad, no son suficientemente utilizados por nuestros investigadores, tal vez por desconocimiento de sus prestaciones. Abogamos, pues, por una comunicación más extensa y mejor coordinada que favorezca, también, la optimización de servicios.

Relaciones entre la investigación y otras tareas universitarias
En cuanto a la relación entre docencia e investigación, debemos señalar que, en la mayor parte de los casos, se cumple o sobrepasa la capacidad docente del profesorado y, por consiguiente, el tiempo que éste invierte en tareas investigadoras sobrecarga su dedicación laboral. Además, las labores de gestión suponen un consumo de tiempo y esfuerzo que afecta, en mayor medida, a los cargos directivos del Departamento y la Titulación pero también implica a los demás miembros,

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Investigación

61

puesto que en períodos de organización y consolidación, como el evaluado, son usuales las reuniones, tramitaciones, toma de decisiones, etc. Respecto a la actividad investigadora, en el Departamento se mantiene una Comisión de Investigación cuya composición y funciones, se recogen en el Reglamento de Régimen Interno:
"9. La Comisión de Investigación del Departamento estará integrada por cinco profesores doctores elegidos por el Consejo de Departamento y será presidida por el Director del Departamento o profesor en quien delegue. Su función será promover, asesorar, informar, difundir e incentivar la investigación en el Departamento así como aquellas funciones legisladas para esta Comisión."

Sin embargo, esta Comisión no ha sido, hasta el momento, operativa, ya que no se ha reunido en ninguna ocasión. Esto no significa que las cuestiones vinculadas a la actividad investigadora no hayan sido tratadas o resueltas, sino que se han trasladado a otras instancias de tramitación o decisión, tales como la Comisión de Doctorado o el Consejo de Departamento. Resulta interesante la reducción de carga docente contemplada en el P.O.D. en relación con la realización de la propia Tesis Doctoral, la dirección de Tesis Doctorales finalizadas o la participación en proyectos de investigación financiados. En este último caso, criterios económicos determinaban dicha reducción, puesto que se aplicaba una hora semanal de descuento en la carga docente por cada millón de pesetas asignado a un proyecto o contrato de investigación con repercusión en la Universidad. Sin embargo, tal criterio pudiera resultar arbitrario ya que, como hemos comentado anteriormente, las diferentes metodologías utilizadas pueden generar costos muy variados, sin que ello incida, necesariamente, en la calidad de la investigación. Debemos constatar, no obstante, que en la actualidad dicha objección parece resuelta, puesto que, en el “Acuerdo por el que se aprueba el Documento de Criterios para la elaboración de un Modelo de Plantilla de Personal Docente e Investigador”, aprobado por Junta de Gobierno en sesión celebrada el día 20 de febrero de 2001, se manifiesta:

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Investigación

62

“2.2.- Los profesores de los cuerpos docentes universitarios participantes en un proyecto de investigación, correspondientes a convocatorias públicas sometidas a procesos de evaluación externa por paneles de expertos, cuyos fondos reviertan a la Universidad durante un ejercicio económico, podrán reducir en el curso siguiente su actividad docente hasta 3 créditos/año (1 hora/semana)”.

El presente documento excluye, pues, referencias a cuantías pecuniarias, eliminando tal sesgo en el cómputo de la actividad docente.

En cuanto a la transferencia temática o metodológica entre la investigación desarrollada y la docencia impartida, ésta cristaliza, de modo más claro, en la docencia de Tercer Ciclo, en que cada profesor trata de aportar profundización y actualidad en las áreas temáticas objeto de su estudio e investigación. En Primer Ciclo, los conocimientos a impartir se presentan con una mayor estabilidad y solidez que la que supone el carácter dinámico asociado a la investigación en áreas concretas. Unicamente, los trabajos realizados en el ámbito de la Enfermería reúnen las características necesarias para establecer un vínculo efectivo con la docencia de la Diplomatura. No obstante, desde distintas asignaturas, se trata de incentivar la búsqueda, selección y sistematización de información y el espíritu investigador en los alumnos.

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Investigación

63

5.

RESULTADOS y CALIDAD

De acuerdo con lo expuesto, y como se muestra en la Tabla 5 (Anexo 2), los miembros del Departamento han participado en el desarrollo de 26 proyectos de investigación financiados, asumiendo la dirección de los mismos en un 58% de los casos. Este porcentaje se incrementa al considerar los proyectos dirigidos por un profesor de la Universidad Pública de Navarra, incluyendo los de otros Departamentos (73%). Estas cifras que, en principio, parecen alentadoras deben acompañarse de otras que reflejen la repercusión real de las unidades investigadoras en el Departamento. Así, podemos apreciar que, únicamente en un 31% de los proyectos, al menos la mitad de los miembros del equipo investigador corresponde al Departamento de Ciencias de la Salud y que, por el contrario, en el 50% sólo participa un profesor del mismo (Tabla 6. Anexo 2). Esta circunstancia no sugiere mayoritariamente la intervención de grupos consolidados, con peso específico dentro del Departamento, sino más bien colaboraciones de carácter habitual o puntual en grupos insertos en otras entidades. En un análisis preliminar de los datos disponibles, no parece existir una concentración excesiva de la investigación sobre determinadas personas, puesto que la dirección de los proyectos recae en nueve profesores diferentes, de modo que a cinco de ellos corresponde un único proyecto. Fruto de la actividad investigadora desplegada, han tenido lugar numerosas participaciones en Congresos, tanto nacionales como internacionales, fundamentalmente en forma de comunicaciones orales o escritas pero, también, referidas a moderación de sesiones, como miembros del Comité Científico o dentro de la organización de los mismos, tal y como recoge la Tabla 7 (Anexo 2). Existen fluctuaciones a lo largo de los años evaluados que no parecen preocupantes, puesto que la actividad investigadora alterna períodos de mayor trabajo planificador o metodológico con otros en los que predomina la estructuración y difusión de resultados.

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Investigación

64

Igualmente, la labor investigadora ha dado lugar a numerosos artículos publicados en revistas científicas periódicas de relevancia diversa. En el transcurso del intervalo estudiado, según datos procedentes de las memorias del Departamento, se han publicado 105 artículos, de los cuales el mayor porcentaje (78%) corresponde a revistas nacionales (Tabla 8. Anexo 2). En nuestras áreas de estudio, un buen referente de la calidad de las publicaciones es el Science Citation Index, de modo que se considera como artículo de calidad aquél incluido en una revista mencionada en el Journal Citation Reports - Science Edition, especialmente si ocupa uno de los primeros puestos en su correspondiente área temática y/o presenta un elevado índice de impacto. Este fue el caso del 31% de los artículos publicados. Como resulta lógico, de manera similar al desarrollo de proyectos, un amplio porcentaje de las publicaciones ha sido realizado en colaboración con investigadores pertenecientes a otras entidades (Tabla XLI. Anexo 1). Es necesario recordar, para una más correcta apreciación, que, en virtud de los plazos precisos para la admisión de los artículos en revistas de amplia difusión, el envío posterior de las correcciones solicitadas y el período transcurrido hasta su publicación definitiva, los artículos referidos a los primeros años del período evaluado corresponden a la actividad llevada a cabo previamente al mismo. Si bien la autoría de libros por profesores del Departamento es poco frecuente, se han producido diversas aportaciones como capítulos de libro, entre las cuales hemos incluido, también, las comunicaciones a congresos e informes publicados en los correspondientes volúmenes, a los que se asignó un código de ISBN, pues resulta difícil discriminarlas respecto de otros capítulos de libro. Por este motivo, no se muestran en la Tabla 8 (Anexo 2) publicaciones asociadas a la categoría de "otros", de más difícil definición. De modo semejante a lo comentado previamente, el número de publicaciones realizadas oscila anualmente, sin presentar una tendencia clara, lo que podríamos atribuir a la explicación expuesta con anterioridad. Queda, también, por comentar

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Investigación

65

que el carácter propio de cada área temática condiciona la posibilidad de acceso a determinadas publicaciones, así como el desarrollo material y temporal preciso para la obtención de resultados susceptibles de justificar un artículo científico. Por este motivo, no consideramos conveniente la comparación de la productividad asociada a las distintas áreas. Podemos completar la reseña refiriéndonos a la consecución de diversos premios de investigación otorgados, fundamentalmente, a comunicaciones presentadas en congresos nacionales e internacionales (Tabla 1. Anexo 2). Asimismo puede, también, destacarse la participación de algunos profesores, fundamentalmente de dos de ellos, como revisores científicos de artículos presentados en revistas periódicas, así como la labor desempeñada en órganos directivos o vocalías de asociaciones científicas. En conjunto, la producción científica parece aceptable, con profusión de aportaciones a congresos y artículos, realizados en colaboración con otras entidades y recogidos, fundamentalmente, en revistas nacionales. Cabe señalar el conjunto de artículos publicados en revistas periódicas mencionadas en el Journal Citation Reports, considerado como índice bibliométrico de calidad. Sin embargo, estimamos deseable el enriquecimiento y potenciación de la productividad asociada a grupos y líneas de investigación propiamente generadas e implantadas en nuestro Departamento.

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Investigación

66

6.

JUICIOS DE VALOR: PUNTOS FUERTES Y DÉBILES

En base al análisis de los aspectos contemplados, podemos destacar las siguientes fortalezas y debilidades en relación a la actividad investigadora desarrollada por el Departamento de Ciencias de la Salud:

Puntos Débiles
1. La carencia de definición, desde la Universidad y el Departamento, de objetivos y estrategias que orienten la creación de grupos, el establecimiento de líneas y la planificación de proyectos de investigación. La ausencia de un Segundo Ciclo que aporte continuidad entre la Diplomatura y el Tercer Ciclo y favorezca la captación de nuevos investigadores. Las características que configuran la composición del Departamento: • elevado número y dispersión de áreas de conocimiento, • limitado número de profesores por área, • reducida cuantía de doctores con dedicación a tiempo completo, obstaculizan la formación de grupos que desarrollen líneas de investigación estables y coherentes, con implicación real en el Departamento. La escasa participación en las convocatorias de la Universidad dirigidas a la dotación de infraestructura para grupos de investigación censados, así como las reducidas partidas presupuestarias destinadas a equipamiento y material fungible para investigación, y la carencia de personal contratado de apoyo a la misma. La falta de comunicación e información entre los distintos grupos configurados en el Departamento, así como con el resto de los grupos integrados en la Universidad.

2.

3.

4.

5.

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Investigación

67

Puntos Fuertes
1. El esfuerzo realizado desde las distintas áreas del Departamento, tanto por los profesores doctores como por los no doctores, en el desarrollo de proyectos y trabajos de investigación. Las relaciones exteriores que, establecidas fundamentalmente con entidades sanitarias e instituciones universitarias, proporcionan el acceso a proyectos, medios e instalaciones y complementan la actividad investigadora. La reducción de la dedicación docente por realización o dirección de Tesis y participación en proyectos subvencionados que compensa, en parte, la ocupación en la labor investigadora. La existencia de partidas presupuestarias propias de la Universidad para dotación de infraestructura y equipamiento, así como las convocatorias de becas y bolsas de viaje que favorecen la disponibilidad de recursos destinados al desarrollo y difusión de la investigación. La amplia producción científica, fundamentalmente plasmada en comunicaciones a congresos y artículos publicados en revistas nacionales pero que, también, incluye un porcentaje importante de publicaciones con índice bibliométrico de calidad.

2.

3.

4.

5.

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Investigación

68

7.

PROPUESTAS DE MEJORA

En relación con las debilidades y fortalezas constatadas en nuestra actividad investigadora, planteamos las siguientes propuestas de mejora, igualmente asumidas por el Comité de Evaluación Externo:

Propuesta

Responsable

Prioridad/ Plazo de Ejecución

Definir objetivos y estrategias que, a partir de las Directrices Generales establecidas desde la Universidad, sean asumidas y explicitadas por el Departamento de acuerdo a sus características propias.

– Comisión de – Máxima/ Investigación de la Universidad. – 1 año. – Comisión de Investigación del Departamento. – Comisión de Doctorado del Departamento.

Organizar seminarios y sesiones informativas en el Departamento, – Personal docente e – Máxima/ acerca de los proyectos y líneas de investigador del investigación desarrollados, Departamento. – Inicio inmediato. metodología empleada y resultados y conclusiones obtenidas, – Consecución que favorezca la comunicación y gradual. colaboración entre los distintos grupos y optimice la utilización de los recursos disponibles.

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Investigación

69

Propuesta

Responsable

Prioridad/ Plazo de Ejecución

Incrementar el número de grupos de – Máxima/ investigación del Departamento – Personal docente e censados en la Universidad investigador del – Censo: 1 año. y conseguir una mayor implicación de Departamento. los mismos en el Departamento, así – Consolidación: como la consolidación y continuidad de gradual. sus líneas de investigación.

Incrementar los recursos disponibles: a) Personal docente – Máxima/ a) Aumentar la participación en las e investigador del convocatorias de la Universidad – Inicio inmediato. Departamento. dirigidas a dotación de infraestructura para grupos de – Consecución investigación censados. gradual. b) Vicerrectorado de b) Incrementar las aportaciones Investigación. presupuestarias destinadas a Gerencia. adquisición de equipamiento investigador, fuentes bibliográficas, soporte informático, becas y contratación de personal de apoyo.

Potenciar la realización de estudios de Tercer Ciclo y Tesis Doctorales entre el personal docente e investigador no doctor.

– Personal docente e investigador no – Máxima/ doctor del Departamento. – Plazo medio. – Consejo del Departamento. – Vicerrectorado de Ordenación Académica y Profesorado.

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Investigación

70

Propuesta

Responsable

Prioridad/ Plazo de Ejecución

– Consejo del Solicitar la oferta de un Segundo Departamento. Ciclo en Ciencias de la Salud, que posibilite la captación y formación – Junta de Gobierno – Media/ de la Universidad. de investigadores y el incremento del Consejo Social de – Plazo medio. número de profesores doctores la Universidad. adscritos al Departamento. – Consejo de Universidades. Ministerio de Educación y Ciencia. Mejorar la comunicación con el resto de los grupos de la Universidad, en aspectos relacionados con la investigación. – Personal docente e investigador de los – Media/ Departamentos. – Comisiones de – Inicio inmediato. Investigación de los – Consecución Departamentos. gradual. – Vicerrectorado de Investigación.

Establecer un sistema más riguroso y – Consejo del Departamento. mejor sistematizado para la – Vicerrectorado de – Media/ aportación y el registro de Investigación. información relativa a la actividad – Personal docente e – 1 año. investigadora, investigador del tanto en la memoria anual del Departamento. Departamento como en las correspondientes a la Universidad. Reforzar, institucionalizar y clarificar las relaciones existentes con entidades sanitarias, universitarias, etc., estableciendo los correspondientes convenios específicos en materia de investigación. – Consejo del Departamento. – Vicerrectorado de Relaciones Institucionales. – Instituciones implicadas. – Media/ – Consecución gradual.

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Investigación

71

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Investigación

72

A lo largo del período evaluado, el Departamento de Ciencias de la Salud ha impartido, de manera continuada, un programa de Doctorado en Ciencias de la Salud. Asimismo, ha participado en el Programa de Doctorado "Problemas Actuales en Epidemiología y Salud Pública" organizado por el Departamento de Medicina Preventiva y Salud Pública de la Universidad del País Vasco.

1.

DATOS GLOBALES DE LOS ESTUDIOS DE TERCER CICLO

Para el desarrollo y la continuidad del Programa de Doctorado en nuestro Departamento, ha sido preciso un importante esfuerzo por parte de los doctores adscritos al mismo, como puede valorarse al analizar los puntos que, a continuación, se exponen: – La intensa actividad desempeñada por la Comisión de Doctorado del Departamento que, en este período, ha llevado a cabo un elevado número de reuniones (Tabla 1. Anexo 2): • año 1995: 10 sesiones • año 1996: 8 sesiones • año 1997: 11 sesiones (8 del pleno+3 de la permanente) • año 1998: 9 sesiones (8 del pleno+1 de la permanente) • año 1999: 13 sesiones (11 del pleno+2 de la permanente). La importante demanda del Programa de Tercer Ciclo por licenciados en titulaciones relacionadas con Ciencias de la Salud, fundamentalmente Medicina, pero también Biología, Farmacia y Bioquímica, de manera que el número de estudiantes matriculados en Tercer Ciclo ha oscilado entre 77 y 135, por curso académico. De ellos, ha obtenido la suficiencia investigadora un total de 73 alumnos entre los cursos 1995/96 a 1999/2000, habiéndose inscrito 83 proyectos de Tesis Doctorales en este mismo período (Tabla 1. Anexo 1).

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Investigación

73

El limitado número de profesores estables y contratados responsables del desarrollo de la actividad docente. Su cifra, que ha fluctuado entre 9 y 14, parece reducida para afrontar un Programa de Doctorado completo con una elevada incorporación de alumnos y con escasa posibilidad de colaboración externa.

2.

CARACTERÍSTICAS ESPECÍFICAS DEL PROGRAMA DE DOCTORADO

A partir del análisis de los datos de las memorias del Departamento, hemos podido constatar que la mayor parte de nuestros alumnos de Tercer Ciclo abandonan los estudios tras la obtención de la suficiencia investigadora. Ello puede deducirse del drástico descenso que existe entre el número de estudiantes que logran el reconocimiento de la suficiencia investigadora y el número de tesis defendidas (diez, en los cinco cursos académicos estudiados). Para explicar esta circunstancia, debemos recordar que el grupo predominante de nuestros alumnos está constituido por licenciados en Medicina, cuyo interés prioritario consiste en la consecución de la suficiencia investigadora, puntuable en oposiciones. De este modo, tan sólo un porcentaje pequeño prosigue los trabajos de investigación que culminan en la defensa de la Tesis Doctoral ya que el esfuerzo necesario para esta última fase es notable y no resulta proporcionalmente baremado en oposiciones dirigidas a puestos de labor asistencial. Atendiendo a esta realidad, la reforma de los planes de estudio de Tercer Ciclo según el Real Decreto 778/1998, de 30 de abril (B.O.E. de 1 de mayo de 1998) ha posibilitado la instauración de "títulos" intermedios que reconocen, a nivel general, la obtención de los distintos niveles de formación. De esta manera, se separa la carrera propiamente investigadora de la obtención de un título intermedio.

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Investigación

74

En la Tabla 4 (Anexo 2), en que se muestran los resultados académicos e indicadores cuantitativos docentes, observamos que el porcentaje de aptos corresponde al 100% de los alumnos presentados. Es obvio, pues, que los presupuestos de partida para la evaluación de los alumnos de Tercer Ciclo son claramente distintos de los aplicados al Primer Ciclo. Constituye una práctica muy extendida ofertar a los estudiantes la calificación de apto con la asistencia continua a las sesiones de cada curso y ofrecer la posibilidad de realizar una prueba o trabajo a quienes deseen optar a una calificación superior. El rigor en la valoración de los resultados académicos sería, por tanto, un aspecto a revisar. Con el estudio de esta Tabla podemos abordar, también, otra característica importante en nuestro programa de Doctorado como es la gran diversidad de temas tratados. No existe un programa coherente concebido como tal sino, más bien, una yuxtaposición de cursos. A partir de esta configuración, y a pesar de reconocer la calidad en el contenido de los mismos, es difícil pensar en obtener “un resultado de formación investigadora” en un ámbito concreto de la Ciencia. Cabría recordar, en este momento, las reflexiones iniciales sobre la composición del Departamento en cuanto a dispersión de áreas temáticas, número total de doctores y número de doctores por área de conocimiento, que no favorecen la elaboración de un programa de doctorado cohesionado. Tampoco la heterogeneidad de intereses temáticos de los alumnos que demandan el programa contribuye a ello. Tras la implantación de la nueva normativa que regula el Tercer Ciclo, se está realizando un gran esfuerzo en el sentido de elaborar programas más coherentes. Nuevamente, debemos destacar el interés y la dedicación que ha puesto de manifiesto el profesorado en este empeño. Por otra parte, podemos apreciar la necesidad de incrementar el rigor en la entrega de la documentación correspondiente a las asignaturas impartidas dentro del Programa de Doctorado ya que, al igual que las propias de los estudios de Primer Ciclo, deberían incluir un documento con referencia a objetivos, contenidos, metodología, prácticas y bibliografía. Ha sido realmente duro constatar que esta información se ha entregado completa en la Secretaría del Departamento solamente en un curso de todos los impartidos durante el quinquenio estudiado (Tabla 2. Anexo 1). Pero no debe deducirse de esta observación que la información íntegra no se facilite a los alumnos, sino que constituye una práctica extendida aportarla en la

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Investigación

75

primera sesión del curso, tal vez como consecuencia de que la propuesta de cursos a la Comisión de Doctorado no precisa la indicación expresa de todos los apartados citados. En cualquier caso, cabe destacar que, en la reunión llevada a cabo entre el Comité de Evaluación Externa y los alumnos de Tercer Ciclo, éstos manifestaron su “satisfacción general y valoraron, como de calidad, los cursos impartidos y las líneas de investigación diseñadas”.

En cuanto a las labores de gestión que generan los estudios de Tercer Ciclo, es importante señalar el notable incremento en las tareas del personal de Administración y Servicios en relación a la tramitación y atención a los alumnos que, en muchas ocasiones, se ven aumentadas por las modificaciones de la normativa que emana de la Comisión de Doctorado de la Universidad. Los trámites requeridos para la lectura de Tesis según convenios con otras Universidades contribuyen, también, a esta sobrecarga. Debemos destacar la dedicación y el esfuerzo llevado a cabo por la Secretaría Administrativa del Departamento.

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Investigación

76

3.

JUICIOS DE VALOR: PUNTOS FUERTES Y DÉBILES

En base al análisis de los aspectos contemplados, podemos destacar las siguientes fortalezas y debilidades en relación con el Tercer Ciclo en Ciencias de la Salud:

Puntos Débiles
1. El limitado número de profesores para desarrollar un programa coherente y de calidad. El escaso rigor en la evaluación de los estudios y en la entrega de programas completos. El reducido número de alumnos que presentan interés por finalizar el trabajo de investigación que les proporcione el grado de Doctor. La necesidad de recurrir a convenios con otras Universidades para proceder a la lectura y defensa de Tesis en Medicina.

2.

3.

4.

Puntos Fuertes
1. La importante dedicación de los doctores del Departamento a la docencia en Tercer Ciclo. El cumplimiento, la seriedad y la calidad en el desarrollo de esta docencia. La gran demanda social que determina un elevado número de alumnos matriculado en Tercer Ciclo.

2. 3.

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Investigación

77

4.

PROPUESTAS DE MEJORA

En relación con las debilidades y fortalezas constatadas en la docencia en Tercer Ciclo de nuestro Departamento, planteamos las siguientes propuestas de mejora, también expuestas por el Comité de Evaluación Externo:

Propuesta

Responsable

Prioridad/ Plazo de Ejecución

Completar la entrega de – Máxima/ documentación de los programas de – Profesores responsables de las los cursos correspondientes a Tercer asignaturas de – Inmediato. Ciclo a la Secretaría del Departamento. Tercer Ciclo.

Aumentar el rigor en los criterios de evaluación de los cursos correspondientes a Tercer Ciclo.

– Profesores – Máxima/ responsables de las asignaturas de – Inmediato. Tercer Ciclo.

Incrementar la coherencia y – Comisión de coordinación entre los cursos Doctorado del y establecer las colaboraciones Departamento. oportunas con otros Departamentos que favorezcan dicha cohesión.

– Máxima/ – 1 año.

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Investigación

78

Propuesta

Responsable

Prioridad/ Plazo de Ejecución

Aumentar las aportaciones presupuestarias para la realización de los trabajos de investigación y la dotación de becas para la realización de estudios de Tercer Ciclo.

– Comisión de Doctorado de la Universidad. – Gerencia.

– Media/ – 1 año.

Definir claramente los trámites – Comisión de burocráticos precisos para realizar Doctorado de la las distintas etapas de los estudios de Universidad. Tercer Ciclo, desde la Comisión de Doctorado de la Universidad, con objeto de agilizarlos y simplificarlos.

– Media/ – 6 meses.

Renovar la solicitud de autorización – Comisión de de lectura de Tesis Doctorales en Doctorado del Medicina en nuestra Universidad Departamento. y, mientras tanto, simplificar la tramitación necesaria para llevar a cabo – Comisión de Doctorado de la su lectura al amparo de convenios con Universidad. otras Universidades. – Equipo Rectoral.

– Media/ – 1 año.

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Investigación

79

5.

COMENTARIOS SOBRE EL PROCESO DE EVALUACIÓN DE LA INVESTIGACIÓN Y EL TERCER CICLO

El conocimiento de un fenómeno en la multiplicidad de aspectos que configuran su realidad actual y determinan su evolución constituye una base necesaria para el planteamiento de estrategias que permitan avanzar hacia la mejora y el progreso del mismo. Considerando esta premisa, ha existido un ambiente favorable hacia el proceso de evaluación en la investigación del Departamento de Ciencias de la Salud, que más que como un proceso de rendición de cuentas o fiscalización, hemos contemplado como una oportunidad para la reflexión y el autoconocimiento que posibilitara la toma de conciencia sobre aquellas limitaciones que debemos asumir, aspectos negativos que podemos corregir, facetas positivas a mantener e, incluso, potenciar, y nuevas posibilidades que podríamos explorar. Reconociendo que un proceso de estudio y análisis adquiere mayor riqueza cuanto mayor sea la variedad de agentes que participen en el mismo, la necesidad de proceder con agilidad y operatividad suficientes obligó a que fuera el subcomité de autoevaluación de investigación nombrado a tal efecto quien se encargara de efectuar la valoración y análisis preliminar, que cristalizó en la redacción del primer borrador del presente documento. Esta evaluación inicial de las enseñanzas de Tercer Ciclo y actividad investigadora se basó en el estudio de los documentos públicos que la recopilan, tales como las memorias de investigación del Departamento correspondientes al quinquenio evaluado, las memorias de investigación de la Universidad Pública de Navarra disponibles en dicho período, el censo de grupos de investigación, las actas de Comisión de Doctorado del Departamento, el registro de alumnos de Tercer Ciclo y los datos proporcionados por la Unidad Técnica de Evaluación.

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Investigación

80

La conjunción de los datos obtenidos a partir de las distintas fuentes documentales constituyó el principal problema en la elaboración del informe inicial, dada la falta de coincidencia en los mismos, los diferentes criterios de clasificación empleados en su registro y el carácter incompleto de parte de la información recogida. La necesidad de discriminar, a lo largo del período evaluado, entre los datos correspondientes al quinquenio académico y los pertenecientes al quinquenio natural, añadió dificultad al tratamiento de la información disponible. Para tratar de solventar estos problemas, establecimos diversas pautas de actuación: solicitamos a la U.T.E. un nuevo envío de datos, pedimos a profesores concretos las aclaraciones pertinentes y realizamos un breve cuestionario, que fue remitido a los miembros de la Comisión de Doctorado del Departamento, con objeto de subsanar algunas lagunas en las referencias necesarias para cumplimentar los modelos de tablas remitidas por la Comisión Nacional de Evaluación. Debemos destacar la buena disposición de la U.T.E. para facilitar la información solicitada y resolver las dudas planteadas, así como la colaboración de los profesores a quienes se requirió personalmente. Sin embargo, la respuesta al cuestionario enviado puede calificarse como escasa y, en algunos casos, tardía. En relación con lo expuesto, el comité debió cotejar, ampliar y conjugar los datos disponibles y realizar nuevas tablas tratando de reflejar, de una manera más fiel, los parámetros referidos a la actividad investigadora global del Departamento. Somos conscientes, sin embargo, de que algunos de ellos no han podido ser calculados con suficiente precisión, por lo que no se han introducido en los apartados correspondientes. El informe elaborado ha tratado de responder al modelo establecido por la Guía de Evaluación 2000, incluyendo los principales puntos indicados en la misma. Como se ha aludido en diversos capítulos del documento, dada la heterogeneidad en las áreas temáticas, metodología y resultados de investigación obtenidos, la valoración global de los mismos ha entrañado una considerable dificultad. De este modo, se ha preferido plasmar una visión general, evitando puntualizaciones propias de grupos o figuras concretas. Es, por ello, posible que el diagnóstico emitido no se ajuste completamente, en aspectos concretos, a alguna de las unidades de investigación.

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Investigación

81

Por otra parte, se ha pretendido separar el enunciado de los datos o tendencias observadas, de los juicios que pueden deducirse a partir de ellos, matizándolos con carácter de opinión. Una vez finalizado el informe, se abrió un período destinado a su difusión entre la comunidad universitaria. La particularidad del calendario (fechas próximas a Semana Santa) dificultó su estudio a tiempo para la presentación de alegaciones en las fechas previstas, de modo que las audiencias destinadas a tal fin se caracterizaron por una escasísima participación. A pesar de ello, en este período y en la ampliación de plazo que se estableció considerando dicha circunstancia, algunos profesores y miembros del personal administrativo presentaron, por escrito, sus observaciones al documento, y otros manifestaron verbalmente su acuerdo básico con los contenidos del mismo. En referencia a las matizaciones aportadas, se incorporaron al informe aquéllas de carácter general, pero no aquellas otras que el subcomité consideró que incidían en aspectos excesivamente particulares o personales. En relación con el proceso de evaluación externa, hemos de señalar la dificultad encontrada para hallar alumnos que, habiendo cursado Tercer Ciclo durante el período evaluado, aceptasen acudir a la reunión con el Comité de Evaluación Externa destinada a este colectivo, ya fuera por motivos de carácter logístico, por incompatibilidad de horarios con sus actuales trabajos o, simplemente, por falta de vinculación o interés por el proceso. En este sentido, la actitud favorable mostrada por los alumnos participantes pudiera presentar un cierto sesgo de representatividad, al sentirse más vinculados a la investigación y la dinámica del Departamento que los ausentes. El informe realizado por el Comité Externo de Evaluación de la Titulación ha aportado una mayor objetividad de criterios en la formulación de juicios. Hemos de reseñar la notable convergencia entre sus observaciones y las plasmadas en el autoinforme inicial, a las que complementan. Ha resultado, pues, sencillo y coherente incorporarlas en el informe final. Sin embargo, no se han incluido aquellas apreciaciones que no se ajustaban a los datos disponibles, en concreto la que apuntaba la necesidad de evaluar la investigación de otros departamentos o la que aludía a un reducido número de alumnos de Tercer Ciclo. Asimismo, se han omitido

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Investigación

82

sugerencias técnicas que podrían considerarse en la realización de posteriores procesos, pero no pueden, ya, aplicarse al actual. Finalmente, las puntualizaciones llevadas a cabo por la Unidad Técnica de Evaluación han favorecido la claridad en la redacción final del informe. Deseamos, pues, mostrar nuestro agradecimiento a cuantas personas han contribuido al mismo aportando los datos requeridos, realizando observaciones o sugerencias, manifestando su conformidad o, simplemente, leyendo el documento y mostrando su interés. Todas las aportaciones realizadas de uno u otro modo han sido constructivas y enriquecedoras. Por último, deseamos manifestar nuestra esperanza en que el documento elaborado pueda servir como incentivo e instrumento de trabajo para proseguir con el proceso de mejora en el desarrollo y el crecimiento de la Titulación y el Departamento, en el que todos nos hallamos comprometidos.

Septiembre de 2001

Evaluación de la Titulación de Enfermería. Investigación

83

Septiembre de 2001

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->