Está en la página 1de 87
gistro, a un registro superior. Asi, la tradicional figura comica del avaro ayuda a la aparicién de la nueva figura del capitalista, ele- vvandose hasta la figura tragica de Dombey. “Tiene especial importancia Ia reacentuacién de la imagen poe tica, que pasa a la imagen en prosa y viceversa. Asi apareci6 en la Edad Media la ética parédica, que jugé un papel esencial en la preparacion de la novela de la segunda linea (su paralelo apogeo Clasico fue alcanzado por Ariosto). La reacentuacion de las ima- genes tiene también una gran importancia cuando se produce su paso de la literatura a otras artes: drama, opera, pintura. Un ¢jem- plo clasico es la considerable reacentuacidn de Eugenio Oneguin por Chaikovski; ésta ejercié una fuerte influencia en la percep- ion pequefioburguesa de las imagenes de dicha novela, dismi- nuyendo su cardcter parddico®. "Asi es el proceso de reacentuacién. Hay que reconocerle una gran importancia productiva en le historia de la literatura. En las condiciones de un estudio objetivo estlistico de las novelas de @pocas lejanas, hay que tener en cuenta constantemente este pro- ceso de interrelacionar estrictamente el estilo estudiado con su transfondo dialogizante del plurilingiismo de la época respectiva. ‘Al mismo tiempo, la toma en consideracién de todas las reacen- tuaciones posteriores de las figuras de la novela dada —por ejem- plo, la figura de Don Quijote— tiene una gran importancia heu- ristica, profundiza y ensancha su comprensidn artistico-ideol6gica, porque, repetimos, las grandes imagenes novelescas tambien si- guen aumentando y desarrollandose después de su creacién, en especial, mediante su transformacisn creativa en épocas muy ale- jadas del dia y la hora de su génesis inicial. 1934-1938. @ Fe enormemente interesante el problema de ta palabra parédicae ironica bi ‘yorst (mas exactamente, de sus andlogos) en la 6peca,en la msi, en la coreogra 4a (los bailes parédicos). — 236 — LAS FORMAS DEL TIEMPO Y DEL CRONOTOPO EN LA NOVELA Ensayos de postica historica El proceso de asimilacién en la literatura del tiempo y del es- pacio histérico real y del hombre hist6rico real, que se descubre en el marco de estos, ha sido un proceso complicado y disconti- nuo. Se han asimilado ciertos aspectos del tiempo y del espacio, accesibles en el respectivo estado de evolucién histérica de Ja hu- manidad; se han claborado, también, los correspondientes méto- dos de los géneros de reflexion y realizacién artistica de los aspec- tos asimilados de la realidad. __ Vamos a llamar cronotopo (lo que en traduccién literal sig fica «tiempo-espacio») a la conexién esencial de relaciones tem porales y espaciales asimiladas artisticamente en la literatura. Este término se utiliza en las ciencias matematicas y ha sido introdu- cido y fundamentado a través de la teorfa de la relatividad (Eins- tein). A nosotros no nos interesa el sentido especial que tiene el término en la teoria de la relatividad; lo vamos a trasladar aqui, @ la teoria de la literatura, casi como una metafora (casi, pero no del todo); es importante para nosotros el hecho de que expresa el ca- rcter indisoluble del espacio y el tiempo (¢l tiempo como la cuarta dimensién del espacio). Entendemos el cronotopo como una ca tegoria de la forma y el contenido en la literatura (no nos referi- mos aqui a la funcién del cronotopo en otras esferas de la cul- tura)! En el cronotopo artistico literario tiene lugar la union de los elementos espaciales y temporales en un todo inteligible y con- sen A as ics sits. verano de 1928, 0a one dA. Hitomi sabre el cronotop en la biologia; en esa conferencia se abordaron tam- bien probiemas de estticn : 237 — creto, El tiempo se condensa aqui, se comprime, se convierte en Nisible desde el punto de vista artistico; y el espacio, a su vez, Se ‘wtensifica, penetra en el movimiento del tiempo, del argumento, iiia historia. Los elementos de tiempo se revelan en el espacio, y Glespacio es entendido y medio a través del tiempo. La intersee- fiom de las sories y uniones dle esos elementos constituye la carace teristica del cronotopo artistico, En la literatura el cronctopo tiene una importancia esencial para los géneros, Puede afirmarse decididamente que el género ¥ ey variantes se determinan precisamente por el cronotopo; ade nds, el tiempo, en Ja literatura, constituye el principio basico det Eronotopo. El cronotopo, como categoria de la forma y el conte- ‘ido, determina también (en una medida considerable) ia imagen el hombre en la literatura; esta imagen es siempre esencialmente cronotopica’, ‘Como hemes dicho, la asimitacidn del cronotopo histérico real fen la literatura ha discurrido de manera complicada y disconti- tina: se asimilaban ciertos aspectos del cronotopo, accesibles en las Tespectivas condiciones historicas; se elaboraban sélo determina vt formas de reficjo artistico del cronotopo real. Esas formas de enero, productivas al comienzo, eran consolidadas por la trad aege 9, en la evolucién posterior, continuaban existiendo obsti- nadamente, incluso cuando ya habian perdido definitivamente su Sgnificacién realmente productiva y adecuada. De ahi la coexis: tencia en la literatura de fendmenos profundamente distintos en Guanto at tiempo, 1o que complica extremadamente el proceso historico literario. : in los presentes ensayos de poética historica, vamos @ intentar mostrar ese proceso sobre la base del material proporcionado por Te evolucién de las diversas variantes de la novela europea, em- pezando por la llamada «novela griega> y terminando por 'a no” Pela de Rabelais, La estabilidad tipologica relativa de los crore topos novelescos elaborados en esos periodos, nos va a permitir Pate Buice transcendental una dels pares principales del Cries dee razon pond), Kant define ek espacio y el emp como formas jnispensbies Pam aaaor arc aieme, empezando por ls percepciones ¥ epreseniacioncs Slee: to eos aeeptamos a valorcion que hase Kaat de a significacion de ess Or veel proceso de conocimiento; pero, diferencia de Kant, no las considera aaa a eantalesm sing formas de lrealidad mis auténlica Intentaremos year ‘Spape de ess formas en cl proceso del conocimieno atsico (de la wsion are fice) concreta en las condiciones del género novelesco 238 — echar una ojeada a algunas de las vs ve aa ium oe algunas de las variantes de la novela en perio- No pretendemos que nuestras formulaciones y definiciones tedricas sean completas y exactas. Hasta hace poco no ha comen- zado, tanto entre nosotros como en el extranjero, una actividad seria en el estudio de las formas del tiempo y del espacio en el arte y la literatura, Tal actividad, en su desarrollo posterior, comple- tard y, posiblemente, corregird de manera fundamental, las carac- teristicas de los cronotopos novelescos f v resentadas en peas Pr ‘en cl presente T. LANOVELA GRIEGA Ya en la antigiedad fueron creados tres tipos esenciales de uunidad novelesca y, por lo tanto, ts correspondientes provedi- mientos de asimilacion del tiempo y del espacio en la novela, dicho con mayor brevedad, tres cronotopos novelescos. Esos tres tipos de unidad han mostrado ser extremadamente productivos y flexibles, y en muchas ocasiones han determinado la evolucion de la novela de aventuras hasta la mitad del siglo xvu1. Por eso, ha- bbremos de comenzar por el mis minucioso anlisis de los tres ti Pos antiguos, para desarrollar luego, sucesivamente, sus variantes en la novela europea y revelar los nuevos elementos creados en terreno europea. En todos los andlisis que siguen vamos a centrar nuestra aten- cidn en el problema del tiempo (ese principio esencial del crono- topo) y, principal y exclusivamente, en todo lo que tiene relaci¢n directa con ese problema, Todos los problemas de orden histérico- genético los dejamos de lado casi por completo. El primer tipo de novela antigua (primero, no en sentido cro~ noldgico) lo Ilamaremos convencionalmente «novela de aven- turas y oo la prueba», Incluimos aqui la llamada «novela grie- ga» 0 «sofistica» que if ero que se configuré durante los siglos nv de nues- Citaré algunos ejemplos que han legado hasta nosoiros en forma completa y de los que existe traduccién en ruso: la Novela etidpica o Las etidpicas, de Heliodoro; Las aventuras de Leucipo y Cltofonte, de Aquiles Tacio; Las aventuras de Querea y Cali- roe, de Cariton; Las efesiacas, de Jenofonte de Efeso; y Dafnis y —239—