LAS ESCUELAS ETICAS ‡ Los hombres, a través de la historia, siempre se han preocupado por dos imperativos de la conciencia ética: hay que hacer el bien y hay que evitar el mal. ‡ Estos imperativos los encontramos en los sistemas filosóficos de todos los tiempos. Están presente en casi todas las sociedades y culturas donde viven seres humanos. ‡ Las escuelas éticas se diferencian unas de otras cuando discrepan acerca de la esencia de la norma ética que regula los actos humanos. ‡ Vamos a sintetizar muy brevemente las ideas principales de las escuelas éticas más importantes que se han dado en nuestra cultura occidental. DIVERSAS ESCUELAS ETICAS ‡ ‡ ‡ ‡ ‡ ‡ EL HEDONISMO EL EPICUREISMO EL EUDAIMONISMO EL UTILITARISMO EL NATURALISMO ETICA DE LA PERFECCIÓN El Hedonismo. ‡ Es una escuela que floreció principalmente en el siglo IV A.C. y que sostuvo la ética del placer (hedoné, en griego significa placer). El bien aquí está representado por el placer. ‡ El placer sensible pasa a constituirse en el supremo bien, es la regla moral: es bueno lo que da placer y malo lo que produce dolor. Los placeres más intensos son los más deseables. ‡ La sabiduría y la virtud consisten, según esta escuela, en buscar los medios para obtener la mayor cantidad posible de placer sensible. ‡ La prudencia, una de las cuatro virtudes cardinales, consiste en dominar los placeres y no dejarse avasallar por ellos. El Epicureismo. ‡ Es una variante del hedonismo. Aparece a fines del siglo III A.C. y su fundador fue Epicuro. ‡ Coloca esta escuela como fundamento del comportamiento humano también el placer, pero rechaza los placeres inmediatos o sensibles. ‡ Sostiene que los placeres del alma son más elevados que los del cuerpo. ‡ Mediante la prudencia el hombre debe buscar la paz interior, el equilibrio y la tranquilidad. Esta tranquilidad (ataraxia) o indiferencia es el mejor camino para obtener la felicidad. ‡ 1 Véase Tl Satiricón", de Petronio. El Eudaimonismo. ‡ Esta escuela ética establece que la felicidad es el principio de la moral (eudaimonía significa en griego ³Felicidad´). ‡ Es éticamente buena la conducta que nos hace felices, que promueve nuestra íntima felicidad. ‡ La felicidad sería el estado de placer duradero. Mientras el hedonismo tiene preferencia por el placer individual y el placer corporal, inmediato y momentáneo. ‡ El eudaimonismo, en cambio, tiene preferencia por un estado de placer lo más duradero posible. Críticas a estas tres escuelas: ‡ a) El placer y la felicidad no constituyen los únicos criterios supremos para la valoración ética. ‡ El asesinar por placer o para obtener con ello una hipotética felicidad no es un argumento que sirva para justificarse moralmente. ‡ Los verdaderos actos morales se caracterizan por estar exentos de placer o requieren de la renuncia del placer. ‡ Están inspirados en principios más supremos que el placer. Un acto de caridad o de desprendimiento voluntario está en relación contraria al acto de placer corporal: salvar a un niño que se esté ahogando en aguas heladas o la acción heroica de un bombero que salva a una persona de las llamas, son actos que no conllevan placer, pero se realizan en función de otros principios muchos más elevados éticamente. ‡ b) No hay unanimidad respecto de los tipos de placer y felicidad entre los hombres. "Sobre gustos no hay nada escrito´. ‡ Lo que a unos les causa placer a otros les causa dolor. ‡ Nunca nos ponemos de acuerdo acerca de lo que es la felicidad: para unos el tener mucho dinero, para otros tener una familia, un empleo, etc. ‡ No importa el placer, sino el contenido del placer. Es cierto que el placer y la felicidad son ingredientes importantes de la vida, pero no son los únicos criterios para fundar "toda" nuestra vida moral en ellos. El utilitarismo. ‡ Es una escuela ética que se da a partir del siglo XIX en Inglaterra. Sus máximos representantes fueron Jeremías Bentham (17841832) y John Stuart Mill (1806-1873). ‡ Sostiene que el bien moral es lo útil; los conceptos "bueno" y "útiI" coinciden en el campo de la ética. ‡ Lo útil justifica cualquier conducta humana. También lo útil se identifica en cierto modo con el placer. ‡ Entre el bien y el mal el hombre siempre elegirá lo mejor y lo más útil para él. ‡ El utilitarismo tiene una fuerte tendencia hacia una ética social. El fin supremo de la conducta humana no reside sólo en la propia felicidad individual, sino en la dicha social. Es decir, una conducta es éticamente buena cuando fomenta el bienestar social y en este sentido se revela como útil para todo el grupo. Críticas que se le hace a esta doctrina: ‡ No siempre lo útil coincide con lo bueno. Una bomba de neutrones puede ser muy útil para despejar una zona enemiga deshaciéndose de todos los individuos que allí hubiera y dejando en pie las instalaciones, pero desde el punto de vista ético resulta tremendamente mala porque potencia las instalaciones materiales por sobre la vida. ‡ Cuando nos enfrentamos a un valor de utilidad nos podemos preguntar: ¿útil para qué? Generalmente, lo útil apunta a un fin que está más allá de la mera utilidad. ‡ No es un fin en sí mismo. Es un medio para algo. El valor moral, en cambio, es autónomo, se estima por sí mismo. El naturalismo. ‡ ‡ ‡ ‡ ‡ ‡ ‡ Ve al hombre como un ser natural. Lo espiritual es una dimensión que carece de estimación y legalidad propia. La norma ética proviene directamente de la legalidad natural y por ello se identifica con la naturaleza. Los valores morales son valores vitales. Los valores que sustenta representan la vida en su sentido natural. Bueno es todo aquello que sirve a la vida o a la voluntad de poderío que de ella emana. Bueno es todo lo sano y lo fuerte; Malo, lo enfermo y lo débil. Un representante típico de esta doctrina fue Federico Nietzsche. Los preceptos éticos que emanan de su extensa obra chocaron violentamente con los esquemas provenientes de la tradición cristiana occidental. Criticó acerbamente al cristianismo porque elevaba a los pobres y a los débiles, a los humildes y enfermos, por cuanto éstos, de acuerdo con las leyes naturales, debían perecer. Estaba en desacuerdo con la paciencia, la bondad y la compasión, por idénticas razones. Criticas al Naturalismo ‡ Su carácter estrictamente biologicista. ‡ En cierto modo quiere sustituir la ética por la biología, con lo que se acaba toda consideración moral en el hombre. ‡ Se ha sostenido en contra de esta premisa que el hombre es un ser compuesto de dos naturalezas: la somática o física y la espiritual. ‡ Todos los esfuerzos que el hombre ha hecho desde el punto de vista de la cultura tienden a superar la condición puramente biologicista de la naturaleza humana. ‡ Lo ético apunta a superar la esfera animal que hay en el sujeto en función de ideales más altos y dignos. El acto sexual, por ejemplo, desde el punto de vista ético, no es sólo un intercambio ³camal´ para obtener la procreación. Constituye una unión de la pareja donde se ejercitan valores y sentimientos de gran consideración ética, como el amor, la ternura, la protección, la entrega, etc. La ética de la perfección. ‡ Parte de la idea de que el hombre es al mismo tiempo un ser natural y espiritual. ‡ Lo específicamente humano es lo que hay en él de espiritual. ‡ La naturaleza le ha dado a éste un destino a seguir que consiste, fundamentalmente, en actualizar sus disposiciones espirituales, en perfeccionar su propia esencia espiritual. Todo lo que sirve a este fin es éticamente valioso. ‡ Lo malo es aquello que se opone a esta consigna. ‡ La perfección viene a ser la norma suprema de la moral, puesto que reside en la naturaleza racional del hombre. ‡ Los griegos desarrollaron especialmente esta actitud transformándola en una especie de clave para todo aquello que realiza el hombre, identificándola con una virtud omnicomprensiva. La ética de la perfección. ‡ El perfeccionismo contiene dos ideas valiosas que hay que considerar: ‡ a) Existe una íntima relación que existe entre el orden natural y el orden moral. Hay una armonía entre los objetivos naturales y morales de la vida. ‡ b) El fin sólo lo alcanza mediante la actualización de sus fuerzas morales y espirituales (poniéndolos en práctica. Mientras más valores morales ejercita más próximo se encuentra ante el ideal de perfección. ‡ Por otra parte, la persona que no es capaz de realizar ningún valor moral, se degrada en su condición humana y por esta vía puede llegar a los más bajos niveles de dignidad y perfección. Críticas a la moral de la perfección ‡ Entre las críticas que admite esta tendencia está, en primer lugar, identificar el perfeccionamiento sólo con lo ético. ‡ No todo perfeccionamiento resulta ser un progreso en el terreno moral. Quien aumenta sus conocimientos y habilidades técnicas indudablemente que se perfecciona, pero no necesariamente se transforna por ello en un sujeto moralmente mejor. ‡ Muchos profesionales y eruditos, en el campo de la ciencia, del arte y del conocimiento, son hombres extraordinarios en sus distintas disciplinas, pero se quedan muy por debajo en el orden moral al momento de actuar éticamente. ‡ Esto nos lleva a plantear la condición de equilibrio para sobrellevar lo moral y lo racional en forma adecuada y complementaria.
Sign up to vote on this title
UsefulNot useful