Está en la página 1de 3

c  

   
El juego de pelota era muy popular entre los romanos, y frecuentemente empleaban sus
ejercicios matutinos para jugar en los campos (palaestra) o canchas de pelota (sphaerista). Los
romanos disfrutaban de una variedad de juegos de pelota, incluidos el Handball (Expulsim
Ludere), Trigon, Fútbol, Hockey, Harpastum, Phaininda, Episkyros, y con seguridad Catch y
otros juegos que los chicos podían inventar, como Dodge Ball. Hemos teorizado sobre un juego
adicional llamado Pelota Romana para compensar las deficiencias. 


El Handball (expulsim ludere) era extremadamente popular entre los romanos.


Usaban un muro, jugando lo que se conoce hoy en día como el handball de un muro. Las
canchas de Handball existían en los baños y en las villas privadas, pero casi cualquier muro
servía para este propósito. Indudablemente los chicos y los muchachos jugaban este juego en
las calles.

Aunque las reglas con las que los romanos jugaban no se registraron, no hay en verdad mucho
margen de variación. Es muy probable que jugaran hasta un puntaje de 21. Se supone que las
dimensiones de la cancha serían casi iguales a las de las canchas modernas. La pelota era
más grande que la usada actualmente, y probablemente no rebotara, pero las dimensiones de
la cancha no sufrían mucha reducción como resultado. Sin embargo ninguna marca indicando
las dimensiones exactas ha perdurado con los años.

Las canchas de pelota (sphaerista) servían para múltiples propósitos, y el


handball definitivamente era uno de ellos. No es tan seguro que hayan usado
los campos de juego (palaestra) para el handball. En el diagrama a la
derecha, de los baños del Herculaneum, el área denominada palaestra servía
para el propósito de una sphaerista; tenía una cancha dura y era muy
pequeña para juegos como el harpastum. La palaestra generalmente tenía, o
se definía con muros que la rodeaban, pero el campo en sí mismo era de tierra, y a menos que
fuera muy compacto, habría sido una superficie pobre para el handball.

El juego de racketball es casi inverosímil. Aunque se sugiere en la literatura que los romanos
tenían una raqueta para alguna clase de juego de tenis, no se encontraron evidencias de esto.
Sin embargo tenían una especie de guante duro para una versión de este juego. Las pelotas de
cuero hechas a mano, más grandes y más pesadas, probablemente no soportarían el maltrato
de un juego del estilo del racketball.

Alexander Adam provee esta traducción de Lucano y Pison:

"Aquellos que jugaban con una pelota ludere raptim, vel pilam revocare cadentem, cuando la
hacían rebotar en el piso."

Y también este pasaje de Platón:

"Si una pequeña pila la manejaban con la mano, armados con una especie de manopla;
entonces se llamaba follis pugillatorius."

Harpastum era conocido como el Juego de la Pelota Pequeña. La


pelota era "pequeña" en virtud de que no era tan grande como la follis, la
paganica, o la pelota para fútbol. Esta era una pelota dura probablemente del tamaño y la
solidez de una pelota de softball.

Este juego era aparentemente una versión romanizada de un juego griego llamado phaininda.
Involucraba considerable velocidad, agilidad, y esfuerzo físico. Debe haberse jugado en tierra o
en césped, no en una cancha, ya que los jugadores frecuentemente terminaban en el piso. Una
vez en Grecia, un espectador se quebró una pierna cuando lo agarraron en el medio del juego.

Sabemos poco de las reglas exactas del juego, pero parece guardar un parecido notable con el
Fútbol Americano y el Rugby. Harpastum era un juego por equipos que probablemente tenía un
número variable de jugadores. Se jugaba sobre un campo rectangular demarcado,
presuntamente de casi el tamaño de un campo de hockey.

Ateneo escribió lo siguiente:

Harpastum, que solía llamarse Phaininda, es el juego que más me gusta. Grandes son el
esfuerzo y la fatiga que acompañan a las contiendas de las jugadas, y la violenta torcedura y
viraje del cuello. De aquí que Antífanes diga, "¡Maldición!, qué dolor que tengo en el cuello". Él
describe el juego de esta manera: "Agarró la pelota y se la pasó a un compañero de equipo
mientras esquivaba a otro y reía. La puso fuera del camino de otro. A otro compañero lo puso a
sus pies. Todo el tiempo el público repetía "Fuera de la cancha", "Demasiado larga", "A la
derecha de él", "Sobre su cabeza", "En el piso", "En el aire", "Demasiado corta", "Pásala de
nuevo al scrum (1)".

(1) línea cerrada de los delanteros de los equipos que se enfrentan

Galeno, en "Un Ejercicio con la Pelota Pequeña", describe al harpastum como un juego mejor
que la lucha o que el correr porque ejercita todas las partes del cuerpo, toma poco tiempo, y no
cuesta nada. También lo consideraba provechoso entrenar con estrategias, y decía que podía
jugarse con distintos grados de tenacidad.

Aquí está una traducción de Alexander Adam de un pasaje de Isidoro.

Ludere expulsim, vel pilam geminare volantem - Cuando se arrebataban la pelota, y la tiraban
al aire, no la dejaban caer al piso.

La impresión general de estas descripciones es de un juego bastante similar al rugby.


Descripciones adicionales sugieren que una línea se trazaba en la tierra, y que los equipos
intentarían tener la pelota de su lado de la línea y evitar que los oponentes llegasen a ella.

Esto se parece bastante a una


forma "invertida" de fútbol. Si los
oponentes tenían la pelota de su
lado de la línea, el objetivo
parecería ser agarrarla y "pasarla"
a otro jugador, o de algún modo
recuperarla sobre la línea.

De estas descripciones, el
diagrama de la derecha muestra
una posición típica de inicio.
Quizás hubiera de 5 a 12
jugadores de cada lado de la
línea, en un campo de casi el
tamaño de un campo de fútbol. El
equipo que ganaba a cara o cruz
de una moneda (se ha
mencionado en este contexto un dado o tali) comenzaría con la pelota situada en su lado de la
línea. El equipo contrario trataría de robarla y recuperarla para su lado. Presumiblemente, sólo
la persona que tenía la pelota podía ser "agarrada", que es porque el jugador de atrás la
pasaba mientras evitaba a un oponente - estaba en peligro de ser "tacleado". El puntaje podría
lograrse golpeando la pelota contra el suelo del propio territorio (?), que puede ser porque la
pelota no debía caer al piso. Las otras características del juego, tales como jugadores o pelotas
fuera de la cancha, podría esperarse que fuesen similares a las reglas modernas del fútbol o
fútbol americano.

El juego de Trigon se jugaba con tres jugadores parados en las esquinas de un


triángulo, y se jugaba con una pelota dura, también conocida como trigon. La impresión que
dan las referencias es que la trigon no rebotaba, quizás fuera muy parecida a la de baseball o
softball. La harpasta (pelota de mano que rebotaba) nunca se confundía con la trigon.

Las reglas del Trigon nunca han sido reconstruidas satisfactoriamente. El objeto del trigon era
aparentemente tirarla a otro jugador de modo que él pudiera, o quizás no, atraparla. Hacer
fintas representa una parte de este juego y dos pelotas podían haber estado en el juego
simultáneamente.

Atrapar una pelota con la mano izquierda era signo de un jugador experimentado. Transferir la
pelota de una mano a la otra parece haber sido parte de la acción, en este caso las fintas
pudieron incorporarse a esta técnica junto con un cambio de juego en el sentido de las agujas
del reloj o en el sentido contrario. Parece que ha sido considerado un juego hábil pegarle a una
pelota en lugar de atraparla. Perder una atrapada era aparentemente un tanto para el
oponente, según los epigramas de Marcial. Ser "golpeado" con una pelota (¿y no atraparla?)
parece que fue parte del objeto. Ya que se usaron marcadores, existe la posibilidad de que se
involucrara un puntaje muy complejo (esto es, las atrapadas con la mano izquierda pudieron
valer 2 puntos, golpear una pelota pudo valer 3 puntos). Trigon es probablemente el "juego de
la pelota de vidrio", en referencia a un jugador famoso, Ursus, que era tan bueno que jugaba
con una pelota de vidrio, y nunca la dejaba caer.

Alexander Adam provee una traducción de Platón:

O "...la persona que tenía la pelota parecía apuntar a uno, pero golpeaba a otro, ludere
datatim, vel non sperato fugientem reddere gestu."

Aquí hay un pasaje descriptivo de Séneca, que estaba por casualidad viviendo cerca de los
baños:

O "Estoy viviendo cerca de un baño: los sonidos se oyen por todos lados. Sólo imagínate
toda clase de ruidos concebibles que pueden ofender al oído. Los hombres de
músculos más firmes ejecutan sus ejercicios, y oscilan sus manos lentamente cargadas
con plomo; oigo sus gemidos cuando se estiran, o el silbido de la respiración dificultosa
cuando exhalan después de haberla contenido... Si un jugador de pelota comienza a
jugar y cuenta sus tiros, todo se procesa por tiempo."

El juego al que Séneca se refiere aquí es seguramente Trigon. La cancha es la palaestra


cercana a los baños, donde levantadores de pesas y jugadores de pelota se trababan en
combate. Séneca da a entender que el jugador de pelota contaba sus tiros desde el principio.
Esto sugiere que el número de tiros hechos (¿y atrapados?) se contaban. También puede
explicar por qué se necesita un pilecripus, aunque este pasaje parece indicar que el jugador de
pelota, el trigonali, hace su propia cuenta. Quizás la mayoría de los jugadores de pelota no
tenían el lujo de un pilecripus individual.

También podría gustarte