Está en la página 1de 13

¿Qué es la educación musical Willems?

Edgar Willems nació en Bélgica, pero desarrolló su labor pedagógica y musical


en Suiza. Realizó investigaciones y experiencias en el terreno de la
sensorialidad auditiva infantil y en las relaciones música-psiquismo humano.
Pero fue durante la Guerra Mundial de 1914-1918 cuando Willems empezó a
realizar la visión y concepción que inspiraría su vida de investigador, de
pedagogo y de iniciador, en una obra y una actividad profundamente humana,
adaptadas en particular a la época en la que vivimos.
La concepción "Willemsiana" no parte de la materia, ni de los instrumentos,
sino de los principios de vida que unen la música y el ser humano, dando gran
importancia a lo que la naturaleza nos ha dado a todos: el movimiento y la voz.
En un primer momento, Edgar Willems pone una premisa muy clara e
importante: "Para que la educación musical pueda ser eficaz es necesario
cuidar las bases desde el comienzo, las raíces; sonido, ritmo, melodía,
armonía, etc.”
Durante su vida (1890-1978), Edgar Willems intentó alcanzar numerosos fines
humanos y musicales. El más importante ha consistido en establecer las bases
de una verdadera educación destinada a armonizar el ser humano por la
música, y a favorecer que éste alcance su plenitud.
Se trata de vivir la música de una manera muy natural, a la vez receptiva,
activa e inventiva. Se dirige a todos, sean cuales sean los dones iniciales, las
edades y los orígenes. Persigue finalidades a la vez humanas, sociales y
musicales, según una progresión pedagógica experimentada desde hace varias
décadas.
Su deseo es:
• contribuir a la apertura general y artística de la persona;
• desarrollar la memoria, la imaginación y la conciencia musicales;
• preparar al canto coral, al solfeo, a la práctica instrumental y la armonía;
• favorecer la "música en familia" así como los diferentes aspectos
sociales de la vida musical.

Utem Escola de Música

Profesoras: Esther Borja y Mar Hernández Página 1


La iniciación musical por impregnación

¿Qué significa la palabra iniciación?


La palabra iniciación significa revelación.
Hemos de revelar al niño la música que lleva dentro de él. Revelarle que tiene
voz para cantar, cuerpo para bailar, oídos para escuchar,...
Y esta revelación de la música debe ser de forma activa.
Hay dos clases de iniciación musical: aquella donde aprenden a escuchar y
apreciar la música y otra donde aprenden practicarla.
Esta iniciación práctica se desarrolla gracias a los progresos de la orientación
psicológica de la educación musical accesible a todos los niños que se
interesen por la música. Además esta iniciación constituye a la vez un medio
propio para practicar el arte y un elemento de cultura general, pero que
requerirán la participación de todo el ser humano, dinámico, sensorial, afectivo,
mental y espiritual.
Esta iniciación musical colabora al desarrollo de todas las facultades del niño y
en la armonía entre ellas, favoreciendo el crecimiento de la personalidad
humana.
Se trata pues de una educación musical y no de una simple enseñanza.
Hay que distinguir bien entre:
• educar = que es hacer nacer
• enseñar = que es dar

Esta educación nace de las exigencias de la evolución simultánea de la


música, de la psicología y de las tendencias sociales. De la psicología que
permite establecer las ligaduras existentes entre la naturaleza de la música y la
del ser humano; y de las tendencias sociales que quieren introducir la
educación musical para todo ser humano.
Por lo tanto, la iniciación musical de los niños se ha de proponer los siguientes
objetivos musicales, humanos y sociales:
• Hacer amar la música a los niños dentro de la diversión, en la práctica
musical, vocal o instrumental

Utem Escola de Música

Profesoras: Esther Borja y Mar Hernández Página 2


• Dar a los niños, dotados o no, un máximo de posibilidades para
aprender la música, mediante métodos pedagógicos apropiados y vivos.
• Usar el instinto rítmico, la audición, la sensorialidad, la emotividad y la
inteligencia ordenada y creativa que son elementos fundamentales de la
actividad musical y propios de todo ser humano para llegar a todos los
niños.
• Dotar la educación musical desde la primera infancia de raíces
profundamente humanas, estableciendo las bases del arte musical y no
sólo enseñando los rudimentos de la música.
• Favorecer mediante la música viva, la expansión del niño.

Para los profesores en sí mismos, los cursos de iniciación musical pueden ser
una actividad de las más interesantes, que les permite realizar un ideal a la vez
musical, psicológico y social.
Las condiciones de base, indispensables en el educador que desea emprender
la iniciación de los niños son:
• amar a los niños y a la música
• conocer las bases psicológicas de la educación musical así como la
psicología del niño
• considerar la música como un medio de cultura humana.

Es necesario decir que el profesor debe estar muy receptivo en la vida, a la vez
vivo y dinámico. El valor del educador importa tanto, sino más, que el valor del
método empleado. Importa también no olvidar que el niño viene hacia la música
a través del juego. Este juego, que es uno de los elementos que hacen nacer el
amor por la música, debe ser constantemente mantenido por la belleza y el
interés de los ejercicios y por el entusiasmo del educador.
El material sonoro y los instrumentos no se deben tomar como una finalidad en
sí mismos, sino, como medio al servicio de la música.
Una progresión a través de varios grados pedagógicos permite al educador
ubicar su experiencia dentro del aula.
No se trata de grados según la edad, sino de grados pedagógicos, flexibles y
adaptables. El ideal sería:
- primer grado  3 – 4 años
- segundo grado  4 – 5 años
- tercer grado  5 – 6 años

Utem Escola de Música

Profesoras: Esther Borja y Mar Hernández Página 3


- cuarto grado  6 - 7 años en adelante

CARACTERÍSTICAS DEL MÉTODO WILLEMS


Partiendo de la idea de que toda acción musical es un hecho humano, se
establecen relaciones entre los elementos fundamentales de la música y los de
la naturaleza humana.
El punto de partida es la música en sí misma y no una teoría extramusical,
filosófica o religiosa. Así, el ritmo es de naturaleza fisiológica, la melodía de
naturaleza afectiva y la armonía de naturaleza mental.
Este método está dirigido a los comienzos de la educación musical: iniciación,
comienzos del solfeo, de armonía y de un instrumento.
La base es la canción de un modo global. El ritmo es practicado corporalmente
y basado en el sentido del tempo.
Este tipo de educación musical es accesible a todos los niños.
El objetivo principal de la Educación Musical Willems, es el ser humano,
favorecer su mejor crecimiento y evolución.
Lo que la música aporta al desarrollo individual de la persona, así como el
aspecto social que comienza en la familia y el colegio, ha sido ya científica y
experimentalmente constatado.

Nuestros instrumentos fundamentales: cuerpo y voz.

El Método WILLEMS le da gran importancia a los elementos naturales:

El movimiento y la voz, que están en todo ser humano.


Partimos de que la música es un lenguaje, y como nuestra propia lengua,
precisa de una impregnación (experimentación) anterior, basada en la escucha
(desarrollo sensorial), que implica una memoria e interés (desarrollo afectivo),
llegando a la conciencia a través de la imitación e invención (desarrollo mental).

Es necesario que el profesor guíe a sus alumnos en la emisión de la voz


cantada:
a) mantener el cuerpo derecho sin rigidez
b) respirar normalmente sin excesiva preocupación
c) abrir la boca lo suficiente sin apretar los dientes

Utem Escola de Música

Profesoras: Esther Borja y Mar Hernández Página 4


d) proyectar el sonido hacia fuera. Deberá ser sonoro pero no brutal.

En cuanto a la afinación vocal, se debe explicar desde el primer momento al


niño que ésta depende del oído y no de la voz como se cree muchas veces. La
clave de una buena afinación es la sensibilidad afectiva y no la perfección
vocal. Una sensorialidad muy desarrollada permite una elección muy amplia de
sonidos de frecuencia pero es la sensibilidad afectiva la que elige el sonido
más afinado. Todavía hoy se considera a menudo que si el niño no puede
cantar afinado es por culpa de su voz. La voz puede ser a veces la causa, pero
el oído lo es siempre. Es tarea del profesor evaluar y clasificar los ejercicios.
Tener en cuenta la cultura del niño, el medio social, etc. El profesor debe
poseer las bases psicológicas del desarrollo auditivo y elegir bien las
canciones.
El niño no sólo debería encontrar el placer al cantar sino que debería
reaccionar a los intervalos, es decir, a las relaciones entre los sonidos. Sin
embargo, antes de emprender el estudio de las relaciones sonoras, hay que
conducirlo a sentir la belleza de estas relaciones mediante el canto.

E. Willems dice que el canto es el principio y el alma de la música.


Posee un valor indescriptible en sí mismo. Pero no se puede confundir canto y
voz (tener una buena voz no significa necesariamente ser un artista)
En cuanto el niño pueda repetir algunos sonidos, lo entrenaremos para cantar,
primero pequeñas frases, luego pequeñas canciones.
Es tarea del profesor evaluar y clasificar los ejercicios. Tener en cuenta la
cultura del niño, el medio social, etc. El profesor debe poseer las bases
psicológicas del desarrollo auditivo y elegir bien las canciones.
Lo ideal sería utilizar canciones características desde el punto de vista de los
ritmos, intervalos y acordes, y ser capaz de inventar un acompañamiento.
El canto desempeña el papel más importante en la educación musical de los
principiantes. Agrupa de manera sintética y global: ritmo, melodía y armonía.
Es el mejor medio para desarrollar la audición interior, clave de toda verdadera
musicalidad.
El niño cantando, vive estas síntesis inconscientes. Nada más natural que
elegir canciones para desarrollar y despertar las relaciones posibles entre las
canciones y el movimiento corporal:

 Canciones de cuna: para el movimiento lateral de balanceo.


 Las saltarinas: para los saltos con los pies juntos, rápida, normal o
lentamente. También muy deprisa o muy despacio. (es de gran
importancia de interés rítmico el “STOP” para acurrucarse,
pararse, etc, bruscamente)

Utem Escola de Música

Profesoras: Esther Borja y Mar Hernández Página 5


 Los balanceos de brazos, de atrás hacia delante, en rueda,
partiendo de los brazos atrás (cogidos de la mano) y sobre el
primer tiempo las llevan al interior del círculo, siguiendo las
palabras.
 El golpear de las manos con un ritmo más rápido y precipitado.
 Para el movimiento de subir y bajar las manos.
 Para el balanceo del cuerpo entero, donde los pies están
ligeramente separados y el cuerpo se balancea de izquierda a
derecha de forma completamente natural. El movimiento puede
hacerse dándose la mano, lateral, o bien de dos en dos, cara a
cara, aisladamente o con las manos en las caderas...

Estos movimientos naturales los debe provocar el educador más que


imponerlos. Como en todo hay que despertar la iniciativa para obtener una
participación activa del alumno.

Además muchas canciones se prestan a:

 La marcha
 La carrera ligera
 Al salto
 Al galope
 A movimientos variados...
 Inspiradas en fenómenos naturales... (la lluvia, el viento...)
 Con gestos y movimientos corporales de la vida cotidiana, oficios...

Vivencia de los elementos básicos del lenguaje musical

Ultima conferencia de E. Willems. Sobre “aspectos esencialistas de psicología


musical”. Publicada en la revista “coloquio-artes” de la fundación Calouste
Guldenkian de Lisboa.

Utem Escola de Música

Profesoras: Esther Borja y Mar Hernández Página 6


La música y, en particular, la nueva educación musical, en la que todo el
ser humano está implicado puede encontrar en la psicología uno de sus
más preciados apoyos. Pero, y éste es un aspecto muy ignorado
actualmente, la música y la educación musical pueden a su vez, aportar a
la psicología documentos de importancia capital que se buscarían en
vano en cualquier otra actividad humana; y nos referimos a que la música
implica al ser humano en su totalidad material y espiritual, física, afectiva,
mental y supramental.

La música es, según filósofos y artistas de primer orden, el arte por


excelencia. Además la música puede ayudar de gran manera a crear un
lazo entre la materia y el espíritu, entre la sensación y el conocimiento (en
el sonido se reúnen sensibilidad y consciencia intelectual) entre la
inteligencia y la sabiduría. Puede reducir eficazmente la separación entre
la teoría y la experiencia viva. Pero es éste un aspecto aún poco conocido
de la música, que a causa de ello, no tiene el lugar que se merece en la
educación y que en los tiempos antiguos tenía.

Partimos desde un punto de vista musical muy simple y generalmente


admitido: la música está constituida por tres elementos fundamentales: el
ritmo, la melodía y la armonía. La práctica musical, muestra que estos tres
elementos tienen su origen vital en los elementos fisiológicos, afectivos y
mentales del ser humano. Limitándonos, así, a los tres momentos
característicos de la música, vamos a establecer el esquema siguiente
que es un esquema destinado a introducirnos en un mundo que se
escapa a toda esquematización.

VIDA RÍTMICA – VIDA FISIOLÓGICA

VIDA MUSICAL VIDA MELÓDICA – VIDA AFECTIVA VIDA HUMANA

VIDA ARMÓNICA – VIDA MENTAL

Además los tres elementos de la música tienen un triple aspecto: físico,


afectivo y mental.
Utem Escola de Música

Profesoras: Esther Borja y Mar Hernández Página 7


En el campo de la psicología analógica podemos acercarnos de un modo
esencialista a ciertos aspectos de carácter matemático o filosófico:

Partiendo de la tríada 1, 2 y 3 (donde 1 es el ritmo, 2 es melodía y 3 armonía)


destacamos los siguientes aspectos:

1) 1>2>3 desde el punto de vista ordinal, el ritmo viene en primer lugar, sin
él no hay ni melodía ni armonía, tiene pues la prioridad
2) 1<2<3 desde el punto de vista cardinal, la melodía es más que el ritmo,
ya que lo contiene, y la armonía comporta a la vez ritmo y melodía
3) 1<2>3 desde el punto de vista espiritual, la melodía es el centro vital de
la música, tiene la primacía, el ritmo le da forma material y la armonía su
volumen, su valor espacial
4) 1+2 = 3 debido a que la armonía es la unión de ritmo y melodía, un
cambio en el ritmo da lugar a una nueva armonía.
5) 1...2...3 podemos ir de una cifra a la otra pasando por valores
fraccionarios.

Podemos también destacar el hecho de que los educadores que han captado la
naturaleza esencial de los elementos de la música, llegan casi sin darse cuenta
a practicar, si no la musicoterapia, por lo menos la profilaxis musical.

En Conclusión (plantea E. Willems) no hay que olvidar que la música es una de


las actividades humanas que más favorecen la evolución, tanto de los alumnos
como de los profesores o los creadores.

En cuanto a las realizaciones existencialistas, instrumentales o de otro tipo, de


la música, no perderán nada en absoluto al relacionarse con los valores
esenciales.

EL RITMO

En la educación musical podemos hacer numerosos ejercicios para desarrollar


el sentido rítmico y métrico. Estos estarán basados sobre todo en el instinto de
movimiento corporal, que despierta la imaginación motora, clave del ritmo
musical.

Es en los pequeños donde más nos damos cuenta que la base real del ritmo se
encuentra en el movimiento corporal.

Decimos que el ritmo es el “movimiento ordenado” porque hacemos pasar el


movimiento antes que el orden, la vida antes de la conciencia.

Utem Escola de Música

Profesoras: Esther Borja y Mar Hernández Página 8


En la educación musical, se tratará sobre todo del ritmo de las canciones, de
los valores métricos, que son: el tempo (de capital importancia) la medida o
compás (caracterizada por el primer tiempo) y la división del tiempo. Nosotros
añadimos el valor expresivo de los ritmos y la improvisación rítmica.

El ritmo es un elemento pre-musical, como el sonido. Para que se convierta en


musical debe ser primero sonoro. Después hará falta que tenga cualidades
propias de la estructura musical melodía y armónica.

Está demostrado que la evaluación del tiempo que pasa no puede adquirirse
por la inteligencia, ni por la emotividad, sino gracias a movimientos físicos, es
decir sensaciones corporales vividas o imaginadas, si la imaginación motriz es
lo bastante fuerte y viva.

El ritmo en la música tiene la prioridad (viene en 1er lugar) y la melodía tiene la


primacía (la preeminencia, el primer rango).

Vamos a dar al ritmo todo el valor vivo que merece: vida física, o más aún,
fisiológica. Es la vía temporal de la música, le da su forma material. Es “danza”
en la música: bailan las manos y los dedos sobre el instrumento, danza en la
imaginación musical donde se crean los periodos, se desarrollan, se equilibran.

Fuentes naturales del ritmo

El ritmo vivo, es fuente de fórmulas rítmicas, este ritmo no sólo se encuentra en


obras de arte, sino en el mismo hombre y todo lo que le rodea en la naturaleza.
En el mundo vegetal, animal, en el canto de los pájaros, los movimientos del
ser humano (trabajos manuales...) en la poesía y la danza, así como en las
máquinas.
Hay ejercicios que pueden interesar a los niños y teniendo clara la idea
encontraremos muchos más:

Movimientos de 2 tiempos:

 Dominio físico: péndulo, mecedora, pistón de una locomotora, pelota


que cae y rebota acelerando, lluvia, nieve que cae...
 Reino vegetal: balanceo de los tallos, apertura de una flor...
 Reino animal: marchas de diferentes animales (rápidos y ligeros, lentos
y pesados...) carrera y saltos (conejo, rana, gato, tigre) saltitos de los
pájaros así como su vielo, peces que nadan...
 Reino humano: levantarse, estirarse, asearse, peinarse, comer, trabajos
de casa, barrer, lavar, planchar, de cocina, cortar, raspar, oficios, clavar,
serrar, deportes y juegos...

Utem Escola de Música

Profesoras: Esther Borja y Mar Hernández Página 9


Movimientos de 3 tiempos: (en general los circulares)

 Molinillos pequeños y grandes, de café, molinos de agua y viento,


remenear, vueltas a una palanca.
 Bailes: vals, mazurca u otras, sacapuntas ...

Movimientos de 4 tiempos:

 Pueden desdoblarse en movimientos lentos: danzas de 4 tiempos (polka


lenta...)

La fantasía debe darse libremente, no es necesario el movimiento perfecto sino


el ser rítmicamente activo.

Los alumnos pueden inventar ritmos. Lo esencial es que el movimiento sea


natural y relajado.

Es esencial la naturaleza del educador, sus movimientos, su experiencia son


necesariamente tenidas en cuenta. Es él quien despierta la vida, quien varía las
marchas que alterna con las paradas, las palmadas, los movimientos con los
pies, quien explota rítmicamente las diferentes canciones, quien desarrolla la
invención, creación y la iniciativa de los niños. Es el responsable de crear una
atmósfera en las lecciones.

Tocamos aquí un tema donde lo humano predomina sobre lo musical. Lo que


importa en la educación digna de este nombre es la vida. Sobre esta vida
vendrá la conciencia.

Fuentes de inspiración del ritmo musical

1) las fuentes musicales del ritmo


a. obras maestras de los compositores
b. el canto popular
c. el canto llano (gregoriano)
d. la música exótica

2) los ruidos de la naturaleza

Utem Escola de Música

Profesoras: Esther Borja y Mar Hernández Página 10


Hay elementos profundamente inspiradores, los fenómenos de la naturaleza no
incitan al hombre actual, como a sus antepasados, a la devoción, pero la
imaginación artística encuentra siempre allí un alimento y un estimulante.
La contemplación de las manifestaciones de la naturaleza tiene para cualquier
alma un efecto ennoblecedor; para los maestros constituye, además, una
fuente de inspiración inagotable.

3) El ruido de las máquinas


Algunos de los más grandes músicos han cantado el ritmo pendular del reloj, el
tic-tac de los molinos de agua, el ritmo binario o ternario de las locomotoras, el
circular y ternario de la rueca y esos otros, más complicados y más variados,
de los oficios.
Los diferentes oficios han inspirado a los cantores, y compositores: el herrero,
el aserrador, el leñador, el tonelero, los remeros, y tantos otros trabajadores
han creado canciones llevados por el ritmo de sus tareas.

Sobre todo en Oriente y en los pueblos primitivos, se crearon canciones para


facilitar y coordinar los trabajos en los campos o de otras clases

4) Las plantas (ritmo viviente artístico)


Movimientos que sin ser musicales, pueden ser inspiradores de movimientos
que nos pueden enriquecer.

5) El canto de los pájaros


6) Los animales: el galope, la marcha del elefante, el contoneo del pato, el
brinco de los pájaros, su vuelo, la mariposa, el salto de las fieras...
7) El lenguaje y la poesía
8) Los movimientos humanos
9) La danza
10) Las otras artes
11) Los instrumentos de música
12) Las fuentes inconscientes

LA MELODÍA

Con algunas excepciones, la música no se hace con sonidos sino con


relaciones sonoras. Con el intervalo melódico, pues, el ser humano se expresa.
La forma melódica es tributaria del ritmo que, por ser el elemento más material,
tiene prioridad en la música. Sin embargo, la melodía tiene la preeminencia: es
el elemento más característico de la música.

Utem Escola de Música

Profesoras: Esther Borja y Mar Hernández Página 11


Pero la verdadera melodía parte de una emoción, de un sentimiento, no de un
acto físico. El sonido resultante de un acto físico no es más que un elemento
pre-musical, como el ritmo.
La melodía puede tener numerosas fuentes de inspiración exteriores: ruidos de
la naturaleza, de máquinas, gritos de animales…pero la verdadera fuente de la
melodía, la fuente psicológica, se encuentra en nuestras propias emociones y
sentimientos. Es tarea del profesor llevar al alumno a establecer un contacto
directo entre la vida musical exterior y su propia alma. Uno de los mejores
medios para profundizar en el momento melódico es estudio de los intervalos.

LA ARMONÍA
Para tomar contacto con el sonido, hace falta el oído, órgano sensible a las
vibraciones sonoras. Si tenemos una melodía necesitamos de otro principio: la
afectividad. Si queremos participar de la armonía hace falta además de un
órgano auditivo y de la sensibilidad afectiva, un tercer elemento para que
podamos tomar conciencia de la simultaneidad de los sonidos: es la
inteligencia.

La armonía tiene una triple acción, un triple significado; no hay más que
considerar el acorde, su elemento esencial. Este acorde está hecho de una
simultaneidad de sonidos, que conservan su carácter físico, sensorial; tiene un
valor afectivo, que proviene de los intervalos melódicos que lo componen; no
obstante, el elemento más característico de la armonía es la síntesis, la cual
supone la posibilidad del análisis.

Ahora bien, la síntesis y el análisis son de orden mental.

Dicha inteligencia debe estar precedida de una experiencia auditiva del acorde;
de lo contrario se trabaja parcialmente en el vacío. Sensorialmente hablando la
práctica auditiva debiera hacerse primero con dos y luego con tres sonidos.

Música creativa

LA IMPROVISACIÓN

Utem Escola de Música

Profesoras: Esther Borja y Mar Hernández Página 12


Algunas de las razones que apoyan la creación espontánea de música son las
siguientes:
• La diversión y el placer que con ello pueden alcanzar las personas
capaces de improvisar por naturaleza.
• La exploración de las posibilidades del instrumento que se practica.
• Vivificar y hacer más comprensible la armonía aprendida a un nivel
meramente teórico.
• Conseguir esbozos de una composición musical.
• Como medio de comunicación de una idea, de una señal o de un
mensaje musical de cualquier tipo.
Los mensajes, las señales, las ideas espontáneas, por lo general aparecen
súbitamente. Está claro que uno puede prepararse para la posible revelación
de dichos elementos; sin embargo, a fin de cuentas sólo podrá ocuparse de
ellos en el preciso momento en que surjan.
Haremos nuestra propia música aunque sea sencilla.
Aunque se posea sólo un vocabulario muy limitado puede expresarse un
número sorprendente de cosas.
www.aiem-willems.org
www.utem.es

BIBLIOGRAFÍA
WILLEMS, E.; Las bases psicológicas de la educación musical.
Ed. Eudeba. Buenos Aires, 1961.
WILLEMS, E.; El ritmo musical.
Ed. Eudeba. Buenos Aires, 1964.
WILLEMS, E.; La preparación musical de los más pequeños.
Ed. Eudeba. Buenos Aires, 1962.
WILLEMS, E.; El oído musical. La preparación auditiva del niño.
Ed. Paidós. Barcelona, 2001.
WILLEMS, E.; Initiation musicale des enfants.
Ed. Pro Musica, Fribourg, 1978.
Ed. Eudeba. Buenos Aires,1961.
WILLEMS, E.; El valor humano de la educación musical.
Ed. Paidós. Barcelona, 2001.

Utem Escola de Música

Profesoras: Esther Borja y Mar Hernández Página 13