Está en la página 1de 2

c cc 

c 
c 

 

El libro de los hechos registra lo que hizo la primera iglesia del Señor; el Señor
estableció un modelo para su iglesia y vemos que este modelo empieza por la unidad; en
Hechos 2, vemos el cumplimiento de la promesa que hizo Jesús del Espíritu Santo ³El
Espíritu de Verdad será quien los guíe a« Juan 16´.

El apóstol Pedro que antes tenía miedo de predicar (tanto que negó a Jesús ± Mateo
26:70-75), ahora ya lo hacía abiertamente (Hechos 2:14); la unción que vino sobre los
apóstoles era tan grande que aun después de ese momento (Pentecostés), la sombra de
Pedro sanaba a los enfermos (Hechos 5:15). En aquella iglesia no había ningún
necesitado. Y todo esto era la causa de que el Espíritu Santo estuviera en ellos. Ahora,
estaba en ellos porque eran unánimes, porque eran unidos.

En vida pública, Jesús bendecía a multitud de gentes (Alimento cinco mil hombres
(Lucas 9:14), luego alimentó a cuatro mil (Mateo 15:32-39), sanó gente pobre (Marcos
5:25-34), sanó gente de la nobleza (Lucas 7:1-10), y muchos más). Pero algo que llama
la atención, es que en el aposento alto ya no había cuatro mil o cinco mil personas, sino
solamente ciento veinte personas. Hay muchos seguidores pero muy pocos hijos de
Dios, porque el verdadero hijo es el que se pone a prueba y las supera.

Hay gente que en el momento de la prueba, se apartan: si quieres ser un verdadero hijo
de Dios, no te podrás ahorrar la prueba. Todos los que siguieron a Dios (Abraham,
Moisés, David y aun Jesús) pasaron por desiertos (Abraham se le fue pedido su hijo que
duró veinte años en recibirlo, Moisés duró 40 años en un desierto, David fue perseguido
por Saúl sin haber hecho nada y Jesús vivió la cruz). Tienes la opción de tomar trago,
vender tu cuerpo, drogarte, etc.; o tienes la opción de seguir a Cristo.

Ahora, el poder del Espíritu Santo no vino sobre cualquiera, sino sobre los ciento veinte
que estaban unánimes; a ti no te llamó cualquiera, a ti te llamó Jesús: debes aceptar el
llamado de Jesús. Dios valora el hecho de guardar la unidad.

Dios valora la unidad porque Dios en si mismo es la unidad (Padre, Hijo, Espíritu Santo
± 1 Juan 5:7): El Señor no bendice personas que quieren vivir como ermitaños, Jesús
habla lo que el Padre le dice y el Espíritu Santo habla lo que Jesús dice (perfecta
unidad).

Salmo 133. La unidad tiene que verse: esto no es algo de ³no voy a la iglesia, pero estoy
con ellos en el espíritu´: la unidad tiene que verse recuérdalo muy bien; ¿Por Qué habla
de armonía esta Palabra (Salmo 133)? Porque puede haber muchos expertos en
diferentes áreas trabajando en un solo proyecto, pero si cada uno toma su propio
camino, no va a salir un proyecto excelente aunque sean personas expertas.
Vadie puede ser cambiado por religiones, solo puede ser cambiado por el amor de Jesús.
Debes estar dispuesto a aportar a la armonía de tu iglesia, de tu ministerio, sin importar
si llevas un día en la iglesia o mil días, sin importar si haz leído toda la Biblia o un poco
de Biblia.

El libro de losHechos dice que todos estaban unánimes juntos: que todos hacían algo en
común. Ahora, la armonía tiene un orden: el aceite desciende sobre la cabeza de Aarón,
es decir, sobre el sacerdote: la cabeza significa el guía de un ministerio. Vo se requiere
perfección para hacer la obra de Dios, pero si se requiere unidad.

La unidad trae como resultado la bendición y la vida eterna. ¿Pero que es bendición?
Bendición es toda clase de bien, es decir, bien en todo.

Tu necesitas amar lo que Dios te ha confiado: no puedes despreciar lo que Dios ha


permitido que tengas para multiplicarlo (finanzas, familia, amistades, pastores, iglesia,
lideres, etc.); lo que tengas que hablar de alguien, háblalo de frente con la persona; no
murmures ni maldigas a quien honra a Dios, porque las cosas o las personas sagradas
del Señor son delicadas.

Satanás cuando ataca un ministerio, siempre apunta hacia la cabeza: por eso debes orar
y bendecir la cabeza de tu ministerio, bendice a tus pastores« recuerda que la unción
pasa por la cabeza, luego las barbas y luego las vestiduras; pero si no hay cabeza porque
Satanás la tumba, ¿Cómo vas a ser bendecido? Es necesario orar por tu pastor, por tus
líderes y por todas tus coberturas.

Si es la primera vez que lees uno de nuestros artículos y todavía no le haz entregado tu
vida a Jesús, te invitamos a hacer la siguiente oración« no la hagas solo en tu mente,
sino tambien pronúnciala con tus propios labios: ›   
    
    ›       
               
          Apreciado lector, si haz
hecho esta oración, déjame felicitarte porque ahora eres un hijo de Dios; La Palabra dice
que en Cristo, eres nueva criatura y nunca jamás Dios se acordara de toda la maldad que
hiciste hasta el momento de esta oración. Ahora, cada mañana busca de ese precioso
Papá que es nuestro Dios. Lee la Biblia, te recomendamos el evangélio de Juan que es el
amor de Cristo. Y te invitamos a nuestras conferencias de Visión y Éxito para tu vida
(puedes ver nuestras direcciones en diferentes ciudades de Colombia en la sección
SEDES del menú principal). Si vives fuera de Colombia o en otra ciudad que no sea
donde tengamos nuestra iglesia, puedes escribirnos en la sección COVTACTEVOS,
nosotros te contactaremos lo antes posible.

Si quieres perder tu ministerio, habla mal de tus autoridades y de las autoridades con
fruto evidente: pero si quieres seguir teniendo tu ministerio, tus finanzas, etc., entonces
bendice y habla bien de tus pastores, líderes y de todas tus autoridades. Recuerda que
David no mató a Saúl (su autoridad) aunque el mismo Dios se lo entregó en la mano (1
Samuel 24:6).