P. 1
VBA Y SAP2000

VBA Y SAP2000

|Views: 74.348|Likes:
Publicado porluciano_horta

More info:

Published by: luciano_horta on Mar 28, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

11/26/2015

pdf

text

original

Se conoce que una condición necesaria, pero no suficiente, para que la configuración
asumida por un cuerpo o por un sistema de cuerpos sujetos a fuerzas sea permanente, es
decir que no cambie, es que todas las fuerzas actuantes estén en equilibrio entre sí; y que
esta condición es también suficiente si el equilibrio de las fuerzas es estable. Si en cambio
el equilibrio es inestable, la configuración es estrictamente precaria, dado que es
suficiente con una mínima perturbación, incluso momentánea, para que el sistema se aleje
inmediatamente de dicha configuración; así que es prácticamente imposible que ésta se
pueda mantener. En el caso límite en el que el equilibrio sea indiferente, el sistema puede
mantener su configuración o puede indiferentemente pasar a otras configuraciones muy
cercanas a la primera y detenerse en cualquiera de ellas.

El modo clásico para clasificar el equilibrio consiste en alejar muy poco el sistema de su
configuración original mediante una causa perturbadora externa cualquiera, y observar si,

Capítulo IX: La Estabilidad del Equilibrio Elástico

Francisco D’Amico, UNIMET

Estabilidad del Equilibrio

78

(a)

(b)

(c)

Figura IX - 1

Ejemplos de equilibrio estable,
Inestable, indiferente.

al cesar la perturbación, el sistema regresa espontáneamente a su configuración original o
si se aleja aún más de ésta. En particular, si permanece en la nueva configuración el
equilibrio es indiferente. Interesa especialmente definir cuando el equilibrio es indiferente
porque éste es el caso límite que separa al equilibrio estable del inestable.

Limitémonos a considerar algunos sistemas rígidos. Cambiando muy poco la
configuración del sistema, las fuerzas modifican sus líneas de acción y, comúnmente, no
se encuentran más en equilibrio. Entonces se aprecia si tienden a regresar al sistema a su
posición original o a alejarlo más: en el primer caso el equilibrio era estable, en el
segundo inestable. Si por el contrario las fuerzas permanecen en equilibrio, el sistema
conservará su nueva posición, y entonces el equilibrio era indiferente.

Un ejemplo muy sencillo es el mostrado en la figura IX-1: una pequeña esfera colocada
en el punto más bajo de una superficie esférica cóncava (figura a), o en el punto más alto
de una superficie esférica convexa (figura b), o sobre una superficie plana horizontal
(figura c). En los tres casos la esfera está respectivamente en equilibrio estable, inestable,
indiferente.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->