PIELONEFRITIS AGUDA Y CRONICA

PIELONEFRITIS AGUDA.
Se le llama así a la inflamación purulenta del riñón y la pelvis renal, causada por una infección bacteriana.

Las infecciones de las vías urinarias inferiores ( IVU ) tales como uretritis, cistitis y hasta la prostatitis son frecuentes y generalmente anteceden a una pielonefritis aguda aunque generalmente, las IVU inferiores son localizadas y no se extienden al riñón.

coli . klebsiella. Con mucha menos frecuencia: proteus.. . enterobacter y pseudomonas. principalmente: e.Etiología y Patogenia. y aún menos frecuentemente: estafilococos y estreptococos fecalis. Las bacterias que con más frecuencia causan IVU son las gram .

También en los pacientes con que tienen alteraciones congénitas o adquiridas de las mismas. El embarazo y la diabetes favorecen la aparición de IVU .La IVU es frecuente en pacientes sometidos a manipulación instrumental de las vías urinarias.

Hay dos vías por las cuales las bacterias pueden llegar al riñón: 1.(a partir de una IVU inferiorres) La vía linfática mencionada por algunos.. no se ha podido comprobar. sepsis.Vía hematógena. (bacteremia. endocarditis) 2. .Vía ascendente 2.

. Gracias a la capacidad de las bacterias para adherirse al urotelio. Las IVU inferiores son más frecuentes en las mujeres debido a la cortedad de la uretra y a la localización del meato urinario. éstas pueden ascender en contra del flujo normal de la orina desde la uretra a la vejiga.La vía ascendente es la más frecuente. a los ureteros y llegar al riñón.

Esta situación de ³estasis´ urinaria permite a las bacterias multiplicarse con facilidad. Cuando existe obstrucción al flujo normal de la orina. disfunción vesical. se favorece la presencia de orina residual.Normalmente la vejiga es estéril. obstrucción a la salida de la vejiga. .

.A partir de esta situación de estasis de orina contaminada las bacterias ascienden por los ureteros hasta alcanzar la pelvis renal ( y el parénquima ). al orinar). Normalmente la orina no pasa de la vejiga a los ureteros. pero en caso de ³incompetencia´ de la unión (esfinter o válvula) vésico-ureteral si hay paso de vésicoorina de la vejiga a los ureteros cuando la presión intravesical aumenta (Ej.

.A esta situación se le conoce como: ³ reflujo vésico-ureteral´. vésicoDel 35 al 45% de los niños con IVU tiene este reflujo. secundario a un defecto congénito de la válvula vésico-ureteral vésicoEn los casos de reflujo v-u también queda vorina residual que favorece el asentamiento bacteriano.

La orina que refluye a la pelvis renal puede también llegar al parénquima renal a través de los conductos abiertos en los extremos de las papilas renales. . A esto se le llama: reflujo intrarrenal.

Macroscópicamente: El riñón afectado puede estar de tamaño normal o aumentado. de color amarillento y bien delimitados en una o varias zonas y hasta ser confluentes. Es común ver abscesos en la superficie renal.MORFOLOGIA. Pueden afectarse uno o ambos riñones. .

Microscópicamente: Se observa necrosis purulenta o simplemente material purulento. . Inicialmente el infiltrado inflamatorio está en el tejido intersticial y posteriormente los abscesos se rompen al interior de los túbulos (cilindros leucocitarios en el interior de los túbulos).

los cálices y ureteros produce una ³pielonefrosis´. Una forma grave es la ³pielonefritis necrosante´ o ³necrosis papilar´.La acumulación del exudado purulento de la pelvis renal. . que consiste en una combinación de necrosis isquémica y purulenta de los extremos de las pirámides renales (en diabéticos).

Clínicamente: La pielonefritis se asocia a varios factores predisponentes: a) obstrucción urinaria b) instrumentación de la vía urinaria c) reflujo vésico ureteral d) embarazo e) edad y sexo f) lesiones renales preexistentes g) diabetes mellitus h) inmunodeficiencias (inmunodepresión). .

La papilitis necrosante es de pronóstico grave (sepsis. insuficiencia renal). Si existen factores predisponentes.La enfermedad tiende a ser autolimitada. hay recidiva de la enfermedad o puede hacerse crónica. .

. Es un trastorno en el que predomina la inflamación crónica y la cicatrización intersticial del parénquima renal. Se acompaña de cicatrización macroscópica y deformación del sistema pielocalicilial. Esta es una causa importante de insuficiencia renal.PIELONEFRITIS CRONICA Y NEFROPATÍA POR REFLUJO.

(NEFROPATÍA POR REFLUJO) .La pielonefris crónica se divide en 2 formas: 1) PIELONEFRITIS OBSTRUCTIVA CRÓNICA 2) PIELONEFRITIS CRONICA ASOCIADA A REFLUJO.

En la pielonefritis obstructiva crónica hay predisposición a infecciones renales. que si no se corrige llevará a una insuficiencia renal mortal. La afectación puede ser bilateral (obstrucción de la uretra por valvas).) se afecta sólo el riñón correspondiente. las que ocasionan cuadros repetidos de inflamación renal y cicatrización. etc. Cuando es unilateral (cálculos. .

Puede ser uni o bilateral. .La pielonefritis crónica asociada a reflujo es la más frecuente y se debe a la infección urinaria asociada a un reflujo vésico ureteral e intrarrenal. Este reflujo es congénito. por lo que el daño renal y su cicatrización puede afectar a uno o a los dos riñones. con su respectiva consecuencia.

La afectación de uno o ambos riñones puede ser ³difusa´ o en placas. En los casos bilaterales. . a los cálices o a ambos. no habiendo simetría en la reducción de tamaño de los riñones. las lesiones no son iguales .Morfología. Lo característico es la cicatrización que afecta a la pelvis renal. provocando un aplanamiento de las papilas y deformidad de los cálices.

glomérulosclerosis . encontrándose las siguientes alteraciones: 1.dilatación o contracción de los túbulos y atrofia del epitelio 3.fibrosis intersticial. infiltrado inflamatorio con linfocitos y células plasmáticas 2.infiltrado inflamatorio crónico y fibrosis de la pared y mucosa de los cálices 4.Microscópicamente: Los cambios son inespecíficos.alteraciones vasculares (arteriolosclerosis hialina o proliferativa) 5.

o bien estos datos son descubiertos mediante los datos de laboratorio que ya indican alteraciones propias de la nefropatía. lo cual motiva solicitar estudios complementarios de laboratorio y gabinete. Generalmente el paciente acude al médico ya presentando datos de insuficiencia renal. .Evolución.

El ultrasonido determinará la forma y tamaño de los riñones. La gammagrafía identifica datos de cicatrización . La pielografía muestra contracción asimétrica del riñón afectado y deformidad del sistema pielocalicilial.

Además de lo anterior. La presencia de ³proteinuria´ indica lesión glomerular y por lo tanto insuficiencia renal progresiva. puede o no haber datos de bacteriuria y síntomas como poliuria y nicturia que hablan de disfunción tubular renal. .