Está en la página 1de 4

Diseño metodológico

• El Diseño metodológico, es una relación clara y concisa de cada una de


las etapas de la intervención.
• El diseño metodológico es la descripción de cómo se va a realizar la
propuesta de intervención
• El diseño metodológico son los pasos a seguir para generar una
información que mi proyecto requiere. A la luz de una temática, unos
objetivos que se problematizan

Un diseño metodológico es la forma particular como cada interventor/a organiza su


propuesta de intervención. Lo metodológico debe estar soportado por la postura
epistemológica, conceptual y ontológica del interventor/a; es decir, cada diseño
metodológico ha de responder con coherencia interna a la concepción de ser humano,
a la concepción de educación y a los principios pedagógicos que orientan a cada
interventor/a en su quehacer.

Por lo tanto, la estrategia de intervención depende del tipo de estudio que se elija (el
enfoque), ya que éste determina el diseño, el proceso propuesto a la comunidad, la
información generada, la forma como se trabajará con la comunidad y el lugar del
profesional interventor

Métodos y técnicas de intervención

Es necesario delimitar la población beneficiaria y hacer lectura de contexto, definir el


área de influencia para privilegiar una técnicas sobre otras.

Para obtener información sobre un mismo problema pueden emplearse diferentes


métodos y técnicas, sin embargo, lo relevante de una intervención psicosocial, radica
en seleccionar los adecuados; dependiendo de la naturaleza del fenómeno, la
población sujeto, los objetivos de intervención y la perspectiva de transformación
social (meta a cumplir con la acción).

El método es la manera de alcanzar los objetivos o el procedimiento para ordenar la


actividad (participativo).

Cabe destacar que el método se desprende de la teoría, es decir la postura conceptual


que sustenta el enfoque.

Las técnicas son las herramientas metodológicas de la intervención. La técnica es un


conjunto de reglas y operaciones prácticas para el manejo de la problemática en un
contexto determinado; son herramientas auxiliares que posibilitan acceder a la
población y sus problemáticas.

Un proyecto de intervención consta de:

1. Tema

2. Objetivos (general y específicos)

3. Planteamiento del problema

4. Justificación
5. Referente conceptual

6. Enfoque metodológico (incluye los grupos poblacionales a intervenir)

7. Actividades o técnicas que van a realizar y que les permitirá ilustrar


cada objetivo específico

8.

9. Bibliografía

10.Recurso humano (interdisciplinar)

11.Componente de gestión, difusión, proyección y sostenibilidad del


proyecto (en términos de indicadores de esfuerzo, de proceso y de
impacto)

12.Componente de evaluación y seguimiento (sistematizar la experiencia a


la luz de los indicadores)

13.Cronograma de actividades

14.Presupuesto.

Elementos que componen un paradigma teórico: Concebido este como una


cosmovisión, una cosmogonía. Una posición o punto de vista:

1. La epistemología (conocimiento)

2. La ontología (concepción de humano)

3. Metodología (el objeto (cualitativo o cuantitativo)). Este es el método,


que es lo único que se puede compartir desde varios paradigmas.

Cada interventor se apropia de un modelo (usos de una teoría, instrumentalizarla) y


crea su propio diseño. Es decir el Diseño Metodológico es particular de cada
interventor.

Formulación de objetivos: Se redacta con un verbo en infinitivo. De forma coherente


debe estar compuesto por los mismos elementos de la temática planteada (problema,
concepto, tiempo, lugar, población).

Los objetivos específicos deben ser tantos como el objetivo general; o sea, como la
implementación de la temática, requiera. Son las actividades a realizar dentro de la
ejecución del proyecto que a cabalidad permitirán cumplir su propósito, dependen de
las temáticas que se requiera plasmar en la intervención. Es decir, de estos depende
la metodología. Hay que tenerlos formulados para diseñar las técnicas a implementar.

El planteamiento del problema recoge la intención personal del interventor, los


antecedentes históricos y los referentes contextuales y normativos que enmarcan la
propuesta. Acá se incluye en esta línea, el diagnóstico local de la problemática a tratar.
El referente conceptual debe construirse de manera focalizada desde la temática
planteada y sus componentes. Se ficha en su construcción los textos que
directamente tocan con la propuesta de intervención: título, autor, el problema tratado
(que se relaciona con el propio), los asuntos metodológicos, los resultados logrados o
no (si se referencian), una síntesis del enfoque de la propuesta.

Metodología: De la forma que se viene planteando, se ubica la propuesta propia: da


luces metodológicas y ubica el estado actual de la problemática que se quiere
intervenir. Por tanto la metodología se monta con base en los objetivos específicos.

De la rigurosidad de este proceso inicial, se desprende el enfoque metodológico y las


técnicas a elegir; para que ilustren coherentemente los objetivos planteados.

John Jairo García Peña. 2009.


Referencias bibliográficas:

Ander egg, Ezequiel y Aguilar M. Cómo elaborar un proyecto. Ed. Lumen. Buenos
Aires. 1996.
Ander egg, Ezequiel. Qué es un Dx. Social. Ed. Lumen, Buenos Aires. 2001.

Cerda, Hugo. Los elementos de la investigación. Ed. Búho, Bogotá. 1998

Escalada, Mercedes. Teoría y epistemología en la construcción de Diagnósticos


sociales. Ed. El espacio. Buenos Aires. 2004.

Galeano Marín, María Eumelia. Diseño de proyectos en la investigación cualitativa.


Fondo editorial universidad EAFIT. M. 2003.