P. 1
Enciclopedia de Mitologia Universal

Enciclopedia de Mitologia Universal

|Views: 10.087|Likes:

More info:

Published by: Diego Armando Mendez on Mar 25, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

12/19/2013

pdf

text

original

Curiosamente, el castigo infligido a los mortales, por haber aceptado el
fuego robado por Prometeo a los dioses, era enviarles una hermosa y
encantadora mujer. Esta, a instancias de Zeus, fue iniciada —la diosa Atenea se
encargó de ello— en el difícil arte de tejer y trabajar las telas. Además, el
poderoso rey del Olimpo, ordenó "a la adorada Afrodita que derramase en torno
a su cabeza encanto, irresistible sexualidad y caricias devoradoras". A todo ello,
se añadió, por parte de Hermes, "cínica inteligencia y carácter voluble".
Terminada la obra —puesto que todos los participantes en la magna tarea
siguieron con premura las órdenes de Zeus—, se le dio a la mujer el nombre de
Pandora (que significa "mensajera en la Tierra"), y fue enviada a la tierra como
un regalo de los dioses a los hombres. Epimeteo —hermano de Prometeo, pero
menos inteligente que éste—, prendado de la hermosura de la mujer, aceptó el
don de los dioses. Y, a continuación, sobrevino el mal sobre la Tierra. Termina
Hesíodo su mito de "Prometeo y Pandora" del modo siguiente:

"Antes vivían sobre la tierra las tribus de los hombres sin males, y sin
arduo trabajo y sin dolorosas enfermedades que dieron destrucción a los
hombres (que al punto en la maldad los mortales envejecen). Pero la mujer,
quitando con las manos la gran tapa de la jarra, los esparció y ocasionó penosas
preocupaciones a los hombres. Sola allí permaneció la esperanza, en infrangible
prisión bajo los bordes de la jarra y otras infinitas penalidades estaban
revoloteando sobre los hombres, llena de males estaba la tierra, lleno el mar; las
enfermedades, unas de día, otras de noche, a su capricho van y vienen llevando

534

males por los mortales en silencio, pues el providente Zeus le quitó la voz; de
esta manera ni siquiera es posible esquivar la voluntad de Zeus."

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->