P. 1
El Caracter Del Cordero en el Hombre Interior

El Caracter Del Cordero en el Hombre Interior

|Views: 90|Likes:
Publicado porRomero JA
El Mesaje de este libro es que todos los hijos de Dios debemos de fluir en su Amor verdadero la base del Carácter de nuestro Señor Jesús, andar como el anduvo en esta tierra, con Justicia, y Misericordia, con un Corazón dispuesto a obedecer al Padre Celestial.
El Mesaje de este libro es que todos los hijos de Dios debemos de fluir en su Amor verdadero la base del Carácter de nuestro Señor Jesús, andar como el anduvo en esta tierra, con Justicia, y Misericordia, con un Corazón dispuesto a obedecer al Padre Celestial.

More info:

Categories:Types, Research, History
Published by: Romero JA on Mar 24, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

02/04/2013

pdf

text

original

qwertyuiopasdfghj klzxcvbnmqwertyui opasdfghjklzxcvbn mqwertyuiopasdfg hjklzxcvbnmqwerty uiopasdfghjklzxcvb nmqwertyuiopasdf ghjklzxcvbnmqwert yuiopasdfghjklzxcv bnmqw

El Carácter del Cordero en nuestro Hombre Interior ertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyuio
Para que os dé, conforme a las riquezas de su pasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdfghjklzxcvbnmqwertyui gloria, el ser fortalecidos con poder en el hombre interior por su Espíritu. Efesios 3.16 opasdfghjklzxcvbnmqwertyuiopasdf

ghjklzx cvbnmqwertyuiopa sdfghjklzxcvbnmq wertyuiopasdfghjkl
Pastor José A. Jirón Romero

El Carácter del Cordero En nuestro Hombre Interior

Pastor Jirón Romero/miberaca.org/JR©

Derechos de Autor: © Primera Edición 2011 Pastor José A. Jirón Romero Todos los derechos reservados. Este libro o porciones No puede ser reproducido sin el permiso de los editores Citas Bíblicas tomadas de Reina Valera. (RV) revisión 1960

Cubierta: Diseñada por José A: Jirón Romero Publicado Por José A. Jirón Romero / Edición Especial para la Web Impreso en

Pág. 5 El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

CONTENIDO

Agradecimiento Prólogo Introducción Capítulo 1 Capítulo 2 Capítulo 3 Capítulo 4 Capítulo 5 Capítulo 6 La Sabiduría edificó sus 7 Columnas La Herencia Espiritual preparada en los Cielos El Fruto del Espíritu Fortaleciendo la FE La Supereminente Grandeza del Poder de Dios a favor nuestro Liderazgo en Tiempo de Crisis Bibliografía

8 11 14 44 52 56 59 64

Agradecimiento

Agradezco a mi Padre Celestial, Jehová de los Ejércitos, a mi Señor Jesús, y a mi guía espiritual, el Espíritu Santo de Dios, quienes me han guiado a escudriñar su Palabra y permitirme escribir este libro, a ellos le debo mi vida y todo lo que soy. También dedico este libro a mi familia, y a todos mis hermanos en Cristo Jesús, que sé que será de mucha bendición para sus vidas.

Pido humildemente y de todo corazón a mi Padre Jehová de los ejércitos, en el nombre de Jesús, que cuando usted lea este libro, el Espíritu Santo lo guíe y le revele sobre El Carácter de nuestro Señor Jesucristo, en nuestro hombre interior, y que podamos discernir que es lo que nos permite alcanzar el poder de Dios a favor nuestro en todas las áreas de nuestra vida diaria.

Gracias Abba Padre, Yeshua Ha Mashiaj, Rúaj Hakodesh;

Por su providencia. Amén.

Pág. 8 El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 9 El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior Prólogo

Oh! Abba Padre, Señor Jesús, Autor de mi salvación, Espíritu Santo de Dios, quien me ha guiado a toda verdad y justicia. ¡El carácter del Cordero en nuestro hombre interior! Base de la enseñanza: Efesios 3.14-19 14 Por esta causa doblo mis rodillas ante el Padre de nuestro Señor Jesucristo, 15 de quien toma nombre toda familia en los cielos y en la tierra, 16 para que os dé, conforme a las riquezas de su gloria, el ser fortalecido con poder en el hombre interior por su Espíritu; 17 para que habite Cristo por la fe en vuestros corazones, a fin de que, arraigados y cimentados en amor, 18 seáis plenamente capaces de comprender con todos los santos cuál sea la anchura, la longitud, la profundidad y la altura, 19 y de conocer el amor de Cristo, que excede a todo conocimiento, para que seáis llenos de toda la plenitud de Dios. Se dice fácil; Pero esto conlleva una profunda responsabilidad espiritual como hijos de Dios redimido por la sangre del Cordero inmolado por nuestros pecados. El carácter de Cristo Jesús, fluyendo a través de nosotros, es la clave para estar en la voluntad del Señor Jesús, y poder al final, recibir el privilegio de entrar en la Gloria del Reino de nuestro Padre Celestial. Dios quiso reunir y reconciliar todas las cosas, en nuestro Señor Cristo Jesús, El Mesías Yeshua (Efesios 1.9-10; 2.16 Col.1.20) El Espíritu Santo, ha ministrado mi corazón con esta Palabra de Bendición y me ha hecho entender que si no fluimos verdaderamente en el amor de Dios, que es la base de su carácter, no podremos entrar en el Reino de los cielos.

Pág. 10 El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior Prólogo

Podríamos ser activados en otros dones espirituales como el de profecía, sanidades, echar fuera demonios, hablar en lenguas espirituales, etc. Pero si todo esto, no tiene base en el amor de Dios, nada somos, nada hemos aprendido y en aquel día nuestras obras serán expuestas ante nuestro Señor Jesús, (Ecc.12.14) y estaremos fuera de merecer el Reino de los cielos juntamente con nuestro Dios. (1 Co. 13.1-13; Mateo 7.22-23) Dios está interesado en que conozcamos de su Amor, que excede todo conocimiento, está interesado que conozcamos como podemos ser fortalecidos en nuestro hombre interior a través de su Hijo Amado. Este interés que procede de nuestro Padre celestial me hace reflexionar en mi corazón sobre mi caminar, ¿cuál es la verdadera intención de de mi corazón dentro de la familia de Dios?, y poder ajustarme a su Palabra que nos prepara para toda buena obra.
(2Tim. 3.16-17)

El Salmo 78.72 nos declara: Y los apacentó conforme a la integridad de su corazón, Los pastoreó con la pericia de sus manos. Esto dijo Dios, de su siervo David, que andaba conforme al corazón de Dios, y agradó a Dios la integridad del corazón de David, el cual puso diligencia en el pastoreo de sus ovejas. No podemos desear menos que esto, para agradar a nuestro Padre Celestial.

Pág. 11 El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior Prólogo

Recordemos que Espíritu Santo nos guía a toda verdad y a toda justicia y recibimos de él la sabiduría de Dios que es primeramente pura pacifica…(Santiago 3.10-18), para saber cómo conducirnos en el camino perfecto del Temor de Jehová en nosotros. El Temor de Jehová tiene que ser derramado en nosotros tal como fue derramado en nuestro Señor Cristo Jesús, El mesías Yeshua. (Isaías 11.1-3) el cual Dios le hizo entender diligentemente el temor de Jehová. Hermanos míos, si nosotros entendiéramos diligentemente El Temor de Jehová, caminaremos siempre en la voluntad perfecta de nuestro padre celestial. Esto nos lleva a entender el ¡Principio de la Sabiduría de Dios!

Gracias Abba Padre, Yeshua Ha Mashiaj, Rúaj Hakodesh; Mi alma te Alaba

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 12

Introducción

¡Principio de la Sabiduría de Dios! La sabiduría de Dios, nos hace entender su perfecta voluntad en nuestras vidas, como hijos de Dios. Para que Dios, cumpla su propósito en nosotros y a través de nosotros, debemos de tener las siguientes cualidades: a) Obediencia absoluta

b)

Fidelidad llena de Fe, en su Palabra,

Esto se traduce a Fe Obediente, (Emunah, en hebreo) Sin la cual es imposible a gradar a Dios. Emunah en Dios, Fe Obediente en aquel que nos llamó de las tinieblas a su Luz Admirable La Palabra de Dios nos enseña en Proverbio lo siguiente:

Pro 9:10 El temor de Jehová es el principio de la sabiduría, Y el conocimiento del Santísimo es la inteligencia.
Esto nos introduce al conocimiento del Santísimo el cual nos da inteligencia; Ahora; ¿Quien? es el Santísimo sino el mismo Señor Jesucristo, Quien nos dijo que las escrituras son las que dan testimonio de Él, (Juan 5.39) Esto significa que al escudriñar la Palabra de Dios, el Espíritu Santo, (la Rúaj Hakodesh, la Presencia Divina de Dios) nos ayuda a obtener el perfecto entendimiento de las escrituras

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 13

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 14

Introducción
En otras palabras obtenemos inteligencia en el conocimiento de nuestro Señor Jesús, que es su Palabra, que a la vez son espíritu y vida, (Juan 6.63) hablando a nuestro espíritu, y la revelación de la misma, nos ayuda a entender la perfecta voluntad de Dios. Es por la revelación de su Palabra, que entendemos de su Amor, del Carácter de Cristo que tiene que ser formado en nosotros, los hijos de Dios. Es triste ver como el pueblo de Dios, perece por falta de conocimiento de su Palabra y es arrastrado por diversas doctrinas de hombre y no poder discernir que es de Dios, y que es del hombre; En el peor de los casos, no pueden discernir lo que viene del enemigo. Solo un pequeño remanente escudriña las escrituras con un corazón dispuesto y en humillación para entender la voluntad de Dios, en su Palabra. Y esto es clave: Un corazón humillado y dispuesto a entender; Esta disposición del corazón, fue el porqué al profeta Daniel, le fue dado entendimiento e inteligencia en la visión que el mismo Señor Jesús, le dio. (Daniel 10.1, 12) Y esto se traduce a recibir Sabiduría de Dios, la cual forma en nosotros el Temor de Jehová.

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 15

Introducción
Por lo tanto te invito a que dispongamos nuestros corazones y nos humillemos delante de la presencia de nuestro Dios para entender su Palabra. Haz esta pequeña oración de todo corazón, creyendo que recibiremos de Dios, el Conocimiento del Santísimo. Oración: Abba Padre, que estás en los cielos, santificado sea tu nombre, aquí en la tierra como en el cielo; me presento ante tu presencia con un corazón humillado y dispuesto a entender y obedecer tu Palabra, deseo en mi corazón andar con conforme a tu corazón, como anduvo tu siervo David, deseo hacer tu voluntad y no la mía; Renuncio a mi voluntad y sea tu voluntad en mí y a través de mi. Para esto, te pido sabiduría y un corazón entendido en tu Palabra, para poder edificar a otros, conforme a tu espíritu de mansedumbre y poder vivificar el corazón quebrantado, de aquellos que no te conocen todavía. Te pido que tu Espíritu Santo, que me guie a toda verdad y a toda justica derramando sobre mi vida, los siete espíritus que proceden de ti y que tú derramaste sobre tu Hijo Amado, según tu Palabra revelada en Isaías 11.2. Oh Abba Padre, todo esto te lo pido de todo corazón, en el nombre de mi Señor y Salvador Jesús de Nazaret, tu Hijo Amado. Amen, y Amen!

El Propósito de esta enseñanza en conocer un poco del carácter de Cristo, nuestro Señor Jesús, y que ese carácter tiene que fluir en nosotros sus hijos, para que podamos tener el privilegio de Entrar al Reino de nuestro Padre Celestial en el día postrero.

Dispongamos el Corazón a entender!

Gracias Abba Padre, Yeshua Ha Mashiaj, Rúaj Hakodesh; Mi alma te Alaba

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 16

Capítulo 1

La Sabiduría edifico sus 7 Columnas
Pro 9:1 La sabiduría edificó su casa, Labró sus siete columnas.

Observemos estas siete columnas como los pilares fundamentados del carácter de Cristo Jesús, en el mismo Amor de Dios. Los cuales podemos describir:

1.
2. 3. 4. 5.

El temor de Jehová

La Prudencia La Humildad La Integridad La Justicia

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior La Fidelidad La Misericordia

Pág. 17

6. 7.

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 18

La Sabiduría edifico sus 7 Columnas
La columna del Temor de Jehová
Proverbios 9.10 nos declara: El temor de Jehová es el principio de la sabiduría, Y el conocimiento del Santísimo es la inteligencia. Esta revelación nos lleva a preguntarnos: Si el principio de la sabiduría es el temor de Jehová ¿Qué es el Temor de Jehová? La Palabra nos revela lo siguiente en Proverbios 1.7:

El principio de la sabiduría es el temor de Jehová; Los insensatos desprecian la sabiduría y la enseñanza.
Esto nos enseña que la insensatez en nosotros es un tropiezo para recibir sabiduría y enseñanza de Dios. La insensatez en necedad en el corazón del hombre y esto no agrada a Dios. En proverbios 8.13 Dios, nos revela: El temor de Jehová es aborrecer el mal; La soberbia y la arrogancia, el mal camino, Y la boca perversa, aborrezco. Eso se traduce que el Temor de Jehová es: 1. Aborrecer el Mal 2. La soberbia 3. La Arrogancia 4. El mal camino 5. La boca perversa Todo esto se encuentra en el corazón del hombre que no se ha

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 19

La Sabiduría edifico sus 7 Columnas
La columna del Temor de Jehová
Arrepentido verdaderamente y no fluye en el carácter de Cristo Jesús, en su vida. La revelación es esta: Cuando tú y yo aprendamos a aborrecer lo que Dios aborrece, entonces entenderemos el Temor de Jehová en nuestras vidas. Aquí cabe otra pregunta, ¿Qué males aborrece Dios? Dios nos amplia el conocimiento y nos revela en proverbios 6.16-19 Pro 6.16 Seis cosas aborrece Jehová, Y aun siete abomina su alma: Pro 6:17 1. Los ojos altivos, 2. la lengua mentirosa, 3. Las manos derramadoras de sangre inocente, Pro 6:18 4. El corazón que maquina pensamientos inicuos, 5. Los pies presurosos para correr al mal, Pro 6:19 6. El testigo falso que habla mentiras, 7. Y el que siembra discordia entre hermanos. Y manifiestas son las obras de la carne, las cuales Dios mismo nos enseña en su palabra a través del apóstol Pablo, en Gálatas 5.19.21 Que si practicamos tales cosas, No heredaremos en Reino de Dios.

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 20

La Sabiduría edifico sus 7 Columnas
La columna del Temor de Jehová
¿Cuáles cosas? La revelación es esta: Adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, Idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, Contiendas, disensiones, herejías, Envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas. Acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no heredarán el reino de Dios. Hermanos míos, que importante es entender la revelación y reflexionar en nuestro caminar, para ajustarnos a la Palabra de Dios, que nos brinda vida eterna, en Cristo Jesús nuestro Señor y Salvador. La revelación se amplia y se nos presenta el carácter del hombre en los postreros tiempos, tiempos difíciles que actualmente estamos viviendo. Escudriñemos 2 Timoteo 3.1-7 2Ti 3:1 También debes saber esto: que en los postreros días vendrán tiempos peligrosos. 2Ti 3:2 Porque habrá hombres Amadores de sí mismos, Avaros, Vanagloriosos, Soberbios, Blasfemos, Desobedientes a los padres, Ingratos, Impíos,

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 21

La Sabiduría edifico sus 7 Columnas
La columna del Temor de Jehová
2Ti 3:3 sin afecto natural, Implacables, Calumniadores, Intemperantes, Crueles, Aborrecedores de lo bueno, 2Ti 3:4 Traidores, Impetuosos, Infatuados, Amadores de los deleites más que de Dios, 2Ti 3:5 que tendrán apariencia de piedad, pero negarán la eficacia de ella; a éstos evita. 2Ti 3:6 Porque de éstos son los que se meten en las casas y llevan cautivas a las mujercillas cargadas de pecados, arrastradas por diversas concupiscencias 2Ti 3:7 Estas siempre están aprendiendo, y nunca pueden llegar al conocimiento de la verdad.

Te alaba mi alma, señor Jesús, tu Palabra es fiel, y verdadera profunda espiritualmente y a la vez sencilla y clara de entender.
En Romanos 1.18-32, nos he revelado el porqué la ira de Dios se revela en los cielos, por la injustica e impiedad de los hombre que no vienen al arrepentimiento genuino, (Teshuvah en Hebreo). Y los que viven y se complacen en esta condición de impiedad e injusticia, son dignos de muerte.

Hermanos míos, todo esto y más, aborrece Dios.

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 22

La Sabiduría edifico sus 7 Columnas
La columna del Temor de Jehová
Dios nos revela en su Palabra viva, en Efesios, quiénes no heredaran el reino del Mesías y de nuestro Padre Celestial: Efe. 5.1 Pero fornicación y toda inmundicia, o avaricia, ni aun se nombre entre vosotros, como conviene a santos; Efe 5:4 ni palabras deshonestas, ni necedades, ni truhanerías, que no convienen, sino antes bien acciones de gracias. Efe 5:5 Porque sabéis esto, que ningún fornicario, o inmundo, o avaro, que es idólatra, tiene herencia en el reino de Cristo y de Dios. Efe 5:6 Nadie os engañe con palabras vanas, porque por estas cosas viene la ira de Dios sobre los hijos de desobediencia. Efe 5:7 No seáis, pues, partícipes con ellos. Revelación en Apocalipsis: Apo. 22:14 Bienaventurados los que lavan sus ropas, para tener derecho al árbol de la vida, y para entrar por las puertas en la ciudad. Apo. 22:15 Mas los perros estarán fuera, y los hechiceros, los fornicarios, los homicidas, los idólatras, y todo aquel que ama y hace mentira. La Palabra misma se revela por sí sola, y su Santa Presencia, la Rúaj Hakodesh, su Santo Espíritu nos da el perfecto discernimiento para entender el temor de Jehová.

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 23

La Sabiduría edifico sus 7 Columnas
La columna del Temor de Jehová
Créo firmemente que con esta revelación entendemos lo que es andar en el temor de Jehová Resumiendo un poco; El Temor de Jehová implica, respeto a Dios, para no ofender su Santa presencia, Implica renunciar a toda impiedad e injustica, a toda concupiscencia que está en el corazón del hombre, cosas de las cuales, Dios aborrece. Si bien es cierto que Él se glorifica en nuestras debilidades, no debemos de ofender a Dios, con las mismas, y es por eso que tenemos que morir diariamente al viejo hombre el cual está viciado y en esta condición, no podemos agradar a Dios y no tendremos herencia en el Reino de Cristo ni del Reino de Dios, nuestro Padre Celestial, tres veces Santo. El Temor a Jehová, es la primera columna que debe ser formada en nuestro carácter, para poder tener la cobertura de nuestro Padre Celestial.

Gracias Abba Padre, Yeshua Ha Mashiaj, Rúaj Hakodesh; Mi alma te Alaba, YHWH

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 24

La Sabiduría edifico sus 7 Columnas
La columna la Prudencia
Proverbio 10.13-14, nos revela: Pro 10:13 En los labios del prudente se halla sabiduría; Mas la vara es para las espaldas del falto de cordura. Pro 10:14 Los sabios guardan la sabiduría; Mas la boca del necio es calamidad cercana.

Prudencia procede de Dios, y nos guarda de la necedad, y de la insensatez en el corazón del hombre que desprecia la sabiduría. 1 Reyes 4.29 Y Dios dio a Salomón sabiduría y prudencia muy grandes, y anchura de corazón como la arena que está a la orilla del mar Lo primero que debemos hacer en humillación, es pedirle a Dios, que nos dé sabiduría y prudencia y El, la dará abundantemente y sin reproche. (Santiago 1.5) La prudencia nos hace conducirnos en forma sabia, pensar con cordura nuestros asuntos; La prudencia no ayuda en todas las áreas de nuestra vida cotidiana. Para que con nuestro testimonio de ser prudentes, honremos a Dios en todo momento. La prudencia nos ayuda a callar, cuando hay que callar delante de Dios, y aprender a hablar cuando hay que hablar, y nuestro hablar siempre debe de ser con el propósito de edificar, de restaurar, de consolar y llamar a la cordura con espíritu de mansedumbre, buscando siempre la Paz y la armonía en medio de situaciones difíciles que se nos presentan a diario.

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 25

La Sabiduría edifico sus 7 Columnas
La columna la Prudencia
La Prudencia nos enseña a escuchar atentamente antes de emitir opiniones o hacer juicio a la ligera, sin tener el entendimiento o el conocimiento necesario de cualquier problema que se presente en todas nuestras relaciones interpersonales; Ya sea en la Iglesia, en nuestro hogar, en el trabajo, en nuestros estudios, etc. Muchas veces hay más sabiruría en callar, antes de caer en insensatez en nuesto hablar sin prudencia. Dios bendice la prudencia, afirmando nuestra casa, nuestro ministerio, nuestro trabajo, etc., guardándonos de todo mal y nos protege aún de nuestros adversarios, como lo hizo con su siervo David ante la insensatez del corazón del Rey Saúl, porque, aún él, tenía temor de David, cuando veía que David se conducía con prudencia en todos sus asuntos (1 Samuel 18.14-15) La prudencia tiene su recompensa: Proverbios 3.5-7 5 Fíate de Jehová de todo tu corazón, Y no te apoyes en tu propia prudencia. 6 Reconócelo en todos tus caminos, Y él enderezará tus veredas. 7 No seas sabio en tu propia opinión; Teme a Jehová, y apártate del mal; Pro 24:3 Con sabiduría se edificará la casa, Y con prudencia se afirmará;

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 26

La Sabiduría edifico sus 7 Columnas
La columna la Prudencia
La Prudencia nos preserva de atender chismes, que tanto mal acarrea a la familia de Dios, y sin darnos cuenta nos metemos en problemas por falta de actuar sin sabiduría y muchos proyectos de Dios, se estancan o tienen muchos tropiezos que se dificulta su realización en la voluntad de Dios. La mujer y el hombre sabio, con prudencia conduce y afirma su hogar, mas el necio de corazón, con su actuar, con sus actitudes de insensatez hace, que su hogar se destruya. Muchas veces Dios nos advierte y nos dice: Proverbios 23.9 No hables a oídos del necio, Porque menospreciará la prudencia de tus razones. Uno de los ejemplos más grandes que encontramos en la Palabra es el mismo testimonio de nuestro Señor Jesús, el Mesías, que se conducía con sabiduría y prudencia, ante los la hipocresía de los fariseos religiosos de su época, El Señor Jesús, no le contestaba con conforme a su necedad. La prudencia nos hace reconocer el momento de actuar y de hablar, en la voluntad de Dios. Cuando los hermanos del Señor Jesús, le recomendaron que manifestara el propósito de su venida, porque aún sus hermanos no creían en él, Jesús les dijo: Mi tiempo aún no ha llegado… Porque mi tiempo aún no se ha cumplido. (Juan
7.1-8)

El Carácter del Cordero

La Sabiduría edifico sus 7 Columnas

en nuestro Hombre Interior

Pág. 27

La columna la Prudencia
La Prudencia es unas de las virtudes que deben ser formada como columna en nuestro carácter para conducirnos en la voluntad de Dios, y recibir la gracia y el favor de Dios, en todas las áreas de nuestra vida escondida en Jesús el Mashiaj.

Algunos consejos de sabiduría, para practicar prudencia en nuestro diario convivir con los demás: Nunca avergüences al prójimo, sin causa, o innecesariamente delante de otras personas. No descubras el secreto de tu hermano que con aflicción de espíritu buscó tu consejo para restaurarse. No te apresures a meterte en conflicto, en el cual no has sido llamado. Nunca hagas caso de injurias que tu sabes que no eres culpable, para que tu ira no sea manifiesta. Recordemos la revelación de la Palabra: Pro 15:5 El necio menosprecia el consejo de su padre; Mas el que guarda la corrección vendrá a ser prudente. Pro 10:19 En las muchas palabras no falta pecado; Mas el que refrena sus labios es prudente.

Gracias Abba Padre, Yeshua Ha Mashiaj, Rúaj Hakodesh; Mi alma te Alaba, YHWH

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 28

La Sabiduría edifico sus 7 Columnas
La columna la Humildad
Proverbios 11.2 nos revela: Cuando viene la soberbia, viene también la deshonra; Mas con los humildes está la sabiduría. La humildad es una gran bendición que podemos recibir de parte de Dios. Y es tan llena de gracia, que el tesoro del cielo es abierto a nuestro favor. Sin la humildad formada en nuestro carácter, nos lleva a la soberbia y altivez de espíritu, antes que seamos quebrantados y caigamos de la gracia de Dios. (Prov.16.18) Nuesto mismo Señor Jesús, nos enseña y dice: Mateo 11.29 Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso para vuestras almas; La humildad nace en el corazón y también nos hace sabios, para descansar nuestra alma en todo tiempo, sobretodo en tiempos difíciles. Escucha y descanse en su Palabra, Dios atiende constantemente a los humildes. Isaías 57.15 Porque así dijo el Alto y Sublime, el que habita la eternidad, y cuyo nombre es el Santo: Yo habito en la altura y la santidad, y con el quebrantado y humilde de espíritu, para hacer vivir el espíritu de los humildes, y para vivificar el corazón de los quebrantados. Que maravilloso es entender esto, Dios es santo, tres veces santo y habita en la santidad, pero su gran Amor y Misericordia, le hace convivir con el quebrantado y humilde de espíritu. oH hermano, no te parece ¡maravilloso el Dios, que tenemos!

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 29

La Sabiduría edifico sus 7 Columnas
La columna la Humildad
La humildad nos acerca a Dios, más bien, cuando Dios, ve en nuestro carácter el desarrollo de la humildad, entonces El, se acerca a nosotros y atiende nuestra necesidad. Ahora observemos el favor de Dios, cuando sus hijos actuamos en Humildad y en el Temor de Dios. Entendamos: Proverbios 22.4 Riquezas, honra y vida Son la remuneración de la humildad y del temor de Jehová. ¿Riquezas, honra y vida?, Riquezas, ¿se refiere a bienes materiales?, Sí, ¿No es Grande el Dios que tenemos? Vida?, Entiéndase vida abundante y próspera en Jesús el Mashiaj, en la vida presente, y vida en Dios por la eternidad. Honra?, Dios honra a los que obedecen su Palabra. (Deut. 5.16) Hermanos míos, sobre todo esto, lo más importante es que Dios, nos honre delante de su presencia, cuando ministremos su Palabra. Proverbios 15.33

El temor de Jehová es enseñanza de sabiduría; Y a la honra precede la humildad.

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 30

La Sabiduría edifico sus 7 Columnas
La columna la Humildad
Hermando, últimamente hemos oío mucho de la Prosperidad econónica de Dios, y muchas veces hemos mal entendido el propósito de la misma, y de cómo accesarla. En mi espíritu he entendido y deseo expresártelo: Lo primero que procede para recibir el tesoro del cielo, y ser prosperado económicamente, lo primero, es aprender a ser humilde de corazón y de espíritu. La Palabra nos enseña que Jesús, estando eb la condición de hombre se humilló a sí mismo hasta la muerte y no estimo el ser igual a Dios como cosa a que aferrarse, Entonces Dios Padre, le exaltó y le dio un nombre que es sobre todo nombre. (Filip. 2.3-11) Un consejo a nuestros jóvenes de parte de Dios. 1Pedro 5.5

Igualmente, jóvenes, estad sujetos a los ancianos; y todos, sumisos unos a otros, revestíos de humildad; porque: Dios resiste a los soberbios, Y da gracia a los humildes.

Gracias Abba Padre, Yeshua Ha Mashiaj, Rúaj Hakodesh; Mi alma te Alaba, YHWH

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 31

La Sabiduría edifico sus 7 Columnas
La columna la Integridad
Proverbios 11.3 nos revela: La integridad de los rectos los encaminará; Pero destruirá a los pecadores la perversidad de ellos. Columna en nuestro carácter que tiene que se formada con prontitud en nuestro caminar con Dios. La integridad está ligada directamente con nuestra salvación, la falta de integridad ofende y es perversidad delante de Dios, y prontamente podemos ser desechados para recibir la vida eterna. El siervo David entendió esto y expresó en el salmo 15 lo siguiente: Salmo 15.1-2 1 Jehová, ¿quién habitará en tu tabernáculo? ¿Quién morará en tu monte santo? 2 El que anda en integridad y hace justicia, Y habla verdad en su corazón. Observe que David, pregunta a Dios, sobre la vida eterna El, el Espíritu de Dios, mismo no le deja sin entendimiento y le revela que morará con Dios, el que ande en Integridad, el que hace justicia y habla verdad en su corazón. La falta de integridad nos hace falsos y mentirosos delante de Dios, y El, nos advierte con seriedadd que los mentirosos no heredarán el reino de los cielos. No nos confundamos! (Ap. 22.15)

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 32

La Sabiduría edifico sus 7 Columnas
La columna la Integridad
Por esto, Dios nos dice: Tito 2.7 Presentándote tú en todo como ejemplo de buenas obras; en la enseñanza mostrando integridad, seriedad, David también expresó: Salmo 101.2 Entenderé el camino de la perfección Cuando vengas a mí. En la integridad de mi corazón andaré en medio de mi casa. Dios, habló de la integridad de su siervo Job, cuando ésta fue puesta a prueba: Job 2.3 Y Jehová dijo a Satanás: ¿No has considerado a mi siervo Job, que no hay otro como él en la tierra, varón perfecto y recto, temeroso de Dios y apartado del mal, y que todavía retiene su integridad, aun cuando tú me incitaste contra él para que lo arruinara sin causa? Observe bien, lo que Dios, dijo: Temeroso de Dios y apartado del mal. La falta de integridad equivale a no tener temor de Dios, y a tener maldad en el corazón, maldades que están entre las cosas que aborrece Dios. (Proverbio 6.16-19)

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 33

La Sabiduría edifico sus 7 Columnas
La columna la Integridad
Sin embargo la Integridad agrada a Dios, y la exalta, la bendice, la honra. Proverbios 84.11

Porque sol y escudo es Jehová Dios; Gracia y gloria dará Jehová. No quitará el bien a los que andan en integridad.

Aleluya, mi hermano, El, promete ser nuestro escudo, en la adversidad, promete gracia y gloria a todos sus hijos que anden en integridad de corazón. Y sobre todo y lo más importante, promete salvación eterna. Proverbios 28.18

El que en integridad camina será salvo; Mas el de perversos caminos caerá en alguno.
Hermanos! Desarrollemos la Integridad en nuestros corazones, honremos a Dios, con la misma y El honrará nuestro carácter de integridad en nuestro caminar.

Gracias Abba Padre, Yeshua Ha Mashiaj, Rúaj Hakodesh; Mi alma te Alaba, YHWH

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 34

La Sabiduría edifico sus 7 Columnas
La columna la Justicia
Proverbios 11.5-6 nos revela: 5 La justicia del perfecto enderezará su camino; Mas el impío por su impiedad caerá. 6 La justicia de los rectos los librará; Mas los pecadores serán atrapados en su pecado. La Justicia de Dios, es verdad su carácter es justo para con toda la creación y El, demanda del hombre lo siguiente: Miqueas 6.8 Oh hombre, él te ha declarado lo que es bueno, y qué pide Jehová de ti: solamente hacer justicia, y amar misericordia, y humillarte ante tu Dios. Dios aquí nos integra su justicia, con su misericordia y la humillación delante de su presencia. La justicia de Dios, no la nuestra, porque la justicia del hombre es como trapo de inmundicia delante de El. (Isaías 64.6) Dios, sujeta la justicia, a la obediencia de su Palabra, y nos hace una importante declaración: 1 Juan 3.10 En esto se manifiestan los hijos de Dios, y los hijos del diablo: todo aquel que no hace justicia, y que no ama a su hermano, no es de Dios. Esta declaración debe de hacernos reflecionar con mucha seriedad en cuanto a nuestras actitudes con los demás, en cada una de nuestras relaciones interpersonales.

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 35

La Sabiduría edifico sus 7 Columnas
La columna la Justicia
Relaciones que deben de ser justas en todo tiempo, sobre todo en cuanto a desiciones que afecten a otra personas. Dios, en Levitico nos demanda lo siguiente: Levitico 19.15 No harás injusticia en el juicio, ni favoreciendo al pobre ni complaciendo al grande; con justicia juzgarás a tu prójimo.

La justicia de Dios, es una de las virtudes más beneficiosas de su carácter, porque su justicia permanece para siempre y nos mantiene con vida próspera cuidando de nuestras necesidades. Observe: Deuteronomio 16.20 La justicia, la justicia seguirás, para que vivas y heredes la tierra que Jehová tu Dios te da. Mateo 6.33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas. Si en nuestro carácter no desarrollamos la justicia de Dios, El, nos tendrá por impíos y aborrecerá nuestras obras de injusticia, porque ya entendimos que todo aquel no hace justica a su hermano, no es de Dios, sino del diablo.

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 36

La Sabiduría edifico sus 7 Columnas
La columna la Justicia
La justicia de Dios está relacionada directamente con nuestra redención final, nuestra salvación eterna. No podemos nunca agradar a Dios, sino practicamos su justicia, ahora, su justicia tiene que ver con su Amor, porque por Amor Dios, hace justicia al desamparado, al huerfáno a la viuda Deut. 10.18 Que hace justicia al huérfano y a la viuda; que ama también al extranjero dándole pan y vestido. Por su grande amor y misericordia y porque El, es justo, Dios, cuida de su creación y atiende al necesitado. La justicia es un don que viene de Dios, y nosotros solo necesitamos humillarnos delante de El, y pedirle este precioso don espiritual, dispuestos a practicar su justica, que nos garantiza vida eterna. Romanos 5.17 Pues si por la transgresión de uno solo reinó la muerte, mucho más reinarán en vida por uno solo, Jesucristo, los que reciben la abundancia de la gracia y del don de la justicia.

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 37

La Sabiduría edifico sus 7 Columnas
La columna la Justicia
Dios advierte a su pueblo, que conociendo su justicia, no la practique en su vida diaria. 2Pedro 2.20-21 20 Ciertamente, si habiéndose ellos escapado de las contaminaciones del mundo, por el conocimiento del Señor y Salvador Jesucristo, enredándose otra vez en ellas son vencidos, su postrer estado viene a ser peor que el primero. 21 Porque mejor les hubiera sido no haber conocido el camino de la justicia, que después de haberlo conocido, volverse atrás del santo mandamiento que les fue dado.

Usted mi hermno se preguntará: ¿Cómo es actuar en justicia?, Le diré que la Palabra misma nos enseña al respecto y señalaré las cosas que Dios tiene como injusticia. Recordemos las 6 cosas que Dios aborrece: Pro 6.16 Seis cosas aborrece Jehová, Y aun siete abomina su alma: Pro 6:17 1. Los ojos altivos, 2. la lengua mentirosa, 3. Las manos derramadoras de sangre inocente, Pro 6:18 4. El corazón que maquina pensamientos inicuos, 5. Los pies presurosos para correr al mal, Pro 6:19 6. El testigo falso que habla mentiras, 7. Y el que siembra discordia entre hermanos

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 38

La Sabiduría edifico sus 7 Columnas
La columna la Justicia
Cosas que tienen que ver con la necesidad de tu hermano: Deut. 24.13 Sin falta le devolverás la prenda cuando el sol se ponga, para que pueda dormir en su ropa, y te bendiga; y te será justicia delante de Jehová tu Dios. Jeremías 22.13 ¡Ay del que edifica su casa sin justicia, y sus salas sin equidad, sirviéndose de su prójimo de balde, y no dándole el salario de su trabajo! Y todo lo que ya entendimos con respecto a la prudencia: Nunca avergüences al prójimo, sin causa, o innecesariamente delante de otras personas. No descubras el secreto de tu hermano que con aflicción de espíritu buscó tu consejo para restaurarse. No te apresures a meterte en conflicto, en el cual no has sido llamado. Nunca hagas caso de injurias que tu sabes que no eres culpable, para que tu ira no sea manifiesta. Todo esto, es pervertir el derecho de nuestro prójimo y pervertir el derecho es injustica delante de Dios, y Dios, no nos,tendrá por inocente.

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 39

La Sabiduría edifico sus 7 Columnas
La columna la Justicia
La justicia es cosa seria y de mucha responsabilidad para nuestra labor diaria, sobre todo en la obra del Señor. La justicia es cinto de los lomos de nuestro Señor Jesús, El, juzga con justicia a los pobres, y toma decisiones con equidad por los mansos de la tierra. (Isaías 11.4-5) Por esto, está la advertencia final, en la revelación de Apoc. 22.11 El que es injusto, sea injusto todavía; y el que es inmundo, sea inmundo todavía; y el que es justo, practique la justicia todavía; y el que es santo, santifíquese todavía. Hermanos míos, desarrollemos, la justicia en nuestro hombre interior, para que podamos heredad en reino de los cielos juntamente con nuostro Rey de Reyes y Señor de Señores, el Jesuha ha Mashiaj.

Gracias Abba Padre, Yeshua Ha Mashiaj, Rúaj Hakodesh; Mi alma te Alaba, YHWH

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 40

La Sabiduría edifico sus 7 Columnas
La columna la Fidelidad
Salmos nos revela: Salmo 19.7 La ley de Jehová es perfecta, que convierte el alma; El testimonio de Jehová es fiel, que hace sabio al sencillo. Salmo 78.8 Y no sean como sus padres, rebelde;

Generación contumaz y

Generación que no dispuso su corazón, Ni fue fiel para con Dios su espíritu. Fidelidad, ante todo nuestro caractaer debe de estar revestido de la virtud de fidelidad a Dios, primeramente y despues a nuestro prójimo. La fidelidad implica obediencia, disponer el corazón y espíritu para con Dios, la cual nos lleva a realizar la voluntad de nuestro Padre Celestial. La fidelidad es ceñidor de la cintura de nuestro Señor Jesús. (Isaías 11.5) Sobre todo por amor, debemos de ser fieles a Dios, a nuestro prójimo y la obra del Señor. La fidelidad la entendio el siervo David, y declaró: Salmo 33.4 Porque recta es la palabra de Jehová, Y toda su obra es hecha con fidelidad.

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 41

La Sabiduría edifico sus 7 Columnas
La columna la Fidelidad
Salmos nos revela: Salmo 40.10 No encubrí tu justicia dentro de mi corazón; He publicado tu fidelidad y tu salvación; No oculté tu misericordia y tu verdad en grande asamblea. Salmo 138.2 Me postraré hacia tu santo templo, Y alabaré tu nombre por tu misericordia y tu fidelidad; Aquí el siervo David, combina las virtudes del carácter del Cordero: Justicia, Fidelidad y Misericordia, porque David entendión que Dios, trata con la obra de sus manos con Justicia, Fidelidad y Misericordia. Auque nosotros sus hijos, fuésemos infieles, (2Ti. 2.13) El, permanece Fiel, porque su naturaleza Divina, no le permite ser infiel. La Palabra nos emnseña y nos declara: Romanos 3.3-4 3 ¿Pues qué, si algunos de ellos han sido incrédulos? incredulidad habrá hecho nula la fidelidad de Dios? ¿Su

4 De ninguna manera; antes bien sea Dios veraz, y todo hombre mentiroso; como está escrito: Para que seas justificado en tus palabras, Y venzas cuando fueres juzgado.

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 42

La Sabiduría edifico sus 7 Columnas
La columna la Fidelidad
La Palabra es fiel y verdadera, y ellas son las que dan testimonio de nuestro Señor Jesús, (Juan 5.39) Si nosotros permanecenos fiel a su Palabra, seremos verdaderamente sus discípulos, (Juan 8.31) si permanecemos en ella hasta el final, obtendremos la corona de la vida eterna. Apoc. 2.10 No temas en nada lo que vas a padecer. He aquí, el diablo echará a algunos de vosotros en la cárcel, para que seáis probados, y tendréis tribulación por diez días. Sé fiel hasta la muerte, y yo te daré la corona de la vida. Esta declaración de nuestro Señor Jesús, nos revela que nuestra fidelidad a Dios, será duramente puesta a prueba, y aunque nuestra fidelidad implique la muerte física, con nuestra fidelidad alcanzaremos la vida eterna, porque EL, es Fiel y Justo, para redimirnos. (1 Juan 1.9)

Gracias Abba Padre, Yeshua Ha Mashiaj, Rúaj Hakodesh; Mi alma te Alaba, YHWH

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 43

La Sabiduría edifico sus 7 Columnas
La columna la Misericordia
Proverbios nos revela:
Proverbios 11.17 A su alma hace bien el hombre misericordioso; Mas el cruel se atormenta a sí mismo.

La Misericordia de Dios, es la virtud más grande de su carácter, El, por su Misericordia, sostiene su creación cuida de ella con Amor, lleno de misericordia, la misericordia es mayor que la vida y nos hizo renacer en una esperanza viva en Jesús el Mashiaj. (1Pedro 1.3) Salmo 25.10 Todas las sendas de Jehová son misericordia y verdad, Para los que guardan su pacto y sus testimonios. Esto no revela que todo lo que Dios, hace, lo hace con misericordia y verdad. La misericordia de Dios, triunfa sobre su propio juicio, por amor de su creación, lo vemos en el caso de Ninive, Dios habia desidido destruir a Ninive por su pecado, y envió al profeta Jonás, para el juicio, los habitantes de Ninive al recibir la paralabra de parte del profeta, su reacción ante tal palabra de juicio fue de humillación y arrepentimiento a Dios por su mal camino, al ver esto Dios, fue movido a misericordia y no destruyó la ciudad de Ninive. (Jonas
3.10)

Dios, aborrece el pecado, pero ama al pecador, Dios no quiere, no desea, la muerte del impío, sino que Duios desea que el impío, proceda al arrepentimiento. (2Pedro 3.9)

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 44

La Sabiduría edifico sus 7 Columnas
La columna la Misericordia
El Siervo David, entendió que la misericordia que actuaba en la preservación de su vida cuando ésta estaba en peligro, venida de la bondad de Dios., y por el espíritu David, declaró:
Salmo 23.6 Ciertamente el bien y la misericordia me seguirán todos los días de mi vida, Y en la casa de Jehová moraré por largos días.

David, demostró que fluía en misericordia y justicia, lo desmostró con el rey Saúl, en un par de ocaciones, con Mefi-Boset por amor a su padre Jonatán. En Miqueas 6.8 Dios, nos revela el deseo de su corazón con respecto al actuar del hombre.
Miqueas 6.8 Oh hombre, él te ha declarado lo que es bueno, y qué pide Jehová de ti: solamente hacer justicia, y amar misericordia, y humillarte ante tu Dios.

Esto se trata de disponer el corazón, cuando esto lo hacemos con corazón sincero, entonces, podremos fluir en misericordia, porque las manifestaciones de la misericordia de Dios, son nuevas todos los días y poe eso El declara que habita con los humilde de espíritu.
Isaías 58.15-16 15 Porque así dijo el Alto y Sublime, el que habita la eternidad, y cuyo nombre es el Santo: Yo habito en la altura y la santidad, y con el quebrantado y humilde de espíritu, para hacer vivir el espíritu de los humildes, y para vivificar el corazón de los quebrantados. 16 Porque no contenderé para siempre, ni para siempre me enojaré; pues decaería ante mí el espíritu, y las almas que yo he creado.

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 45

La Sabiduría edifico sus 7 Columnas
La columna la Misericordia
Cuando decidimos fluir en misericordia, podemos ser de mucha edificación, para el cuerpo del Mashiaj, y estaremos en la voluntad perfecta dentro del corazón de Dios. La Palabra en Isaías 58.6-12 nos declara que debemos de hacer y practicar para amar misericordia. La Misericordia se manifiesta en: Desatar ligaduras de impiedad. Soltar cargas de opresión. Dejar libres a los quebrantados. Roper todo yugo. Compartir pan con el hambriento. A los pobres errantes albergues en casa. Vestir al desnudo. 8. No te escondas de tu hermano.

1. 2. 3. 4. 5. 6. 7.

Cuando esto lo practicamos, Entonces, Dios nos promete lo siguiente: Isaías 58.8-12 8 Entonces nacerá tu luz como el alba, y tu salvación se dejará ver pronto; e irá tu justicia delante de ti, y la gloria de Jehová será tu retaguardia. 9 Entonces invocarás, y te oirá Jehová; clamarás, y dirá él: Heme aquí. Si quitares de en medio de ti el yugo, el dedo amenazador, y el hablar vanidad; 10 y si dieres tu pan al hambriento, y saciares al alma afligida, en las tinieblas nacerá tu luz, y tu oscuridad será como el mediodía.

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 46

La Sabiduría edifico sus 7 Columnas
La columna la Misericordia
11 Jehová te pastoreará siempre, y en las sequías saciará tu alma, y dará vigor a tus huesos; y serás como huerto de riego, y como manantial de aguas, cuyas aguas nunca faltan. 12 Y los tuyos edificarán las ruinas antiguas; los cimientos de generación y generación levantarás, y serás llamado reparador de portillos, restaurador de calzadas para habitar.

Se da cuenta mi hermano que gran bendición es fluir en misericordia?, que El mismo Dios, estará pendiente de tu clamor?, y El, te dirá: Heme aquí! Aleluya! Nosotros somos llamados a ser reparadores de corazones quebrantados, restauradores de almas necesitadas del Señor Jesús. Hasta aquí, las 7 columnas de la Sabiduría de Dios, que revelan el Carácter del Cordero, nuestro Jesús, el Mashiaj prometido!

Gracias Abba Padre, Yeshua Ha Mashiaj, Rúaj Hakodesh; Mi alma te Alaba, YHWH

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 47

Capítulo 2

La Herencia Espiritual preparada en los Cielos
Todo esta revelación espiritual que viene del Alto y sublime, El que habita la eternidad, es la herencia espiritual preparada en los cielos en el Hijo Amado, nuestro Señor Jesús, para nosotros sus hijos los que creemos en la esperanza viva que será manifestada en el tiempo final. Lo más maravilloso fue que Dios, hizo reposar en su Hijo Amado, los 7 Espíritus que proceden del Padre Celestial, para cumplir su propósito en el Amado. La Palabra nos revela:
Isaías 11.1-8 1 Saldrá una vara del tronco de Isaí, y un vástago (El Señor Jesús) retoñará de sus raíces. 2 Y reposará sobre él el Espíritu de Jehová; espíritu de sabiduría y de inteligencia, espíritu de consejo y de poder, espíritu de conocimiento y de temor de Jehová. 3 Y le hará entender diligente en el temor de Jehová. No juzgará según la vista de sus ojos, ni argüirá por lo que oigan sus oídos; 4 sino que juzgará con justicia a los pobres, y argüirá con equidad por los mansos de la tierra; y herirá la tierra con la vara de su boca, y con el espíritu de sus labios matará al impío. 5 Y será la justicia cinto de sus lomos, y la fidelidad ceñidor de su cintura.

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 48

La Herencia Espiritual preparada en los Cielos

Esto es maravilloso de entender, en el espíritu; Para que nosotros entremos en la voluntad del Padre, y reflejar en Amor del Mashiaj, en nuestras vidas debemos de pedirle al Padre, que repose sobre nosotros los mismos Espíritus que reposaron en nuestro Señor Jesús, Que nos haga entender diligentemente el temor de Jehová, que su Justicia sea cinto de nuestros lomos, que nos dé un espíritu fiel, ceñidor de nuestra cintura, Para que El, pueda actuar en nosotros y a través de nosotros. Entonces; ¡Andaremos conforme al corazón de Jehová! Bendito nuestro Padre celestial, que todo lo preparó, fíjese bien, el verbo es de acción pasado, no que lo va hacer, ¡Ya lo hizo!, La Palabra revela:
Efesios 1.3-5 3 Bendito sea el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que nos bendijo con toda bendición espiritual en los lugares celestiales en Cristo, 4 según nos escogió en él antes de la fundación del mundo, para que fuésemos santos y sin mancha delante de él, 5 en amor habiéndonos predestinado para ser adoptados hijos suyos por medio de Jesucristo, según el puro afecto de su voluntad.

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 49

La Herencia Espiritual preparada en los Cielos

Y la Palabra es Fiel y verdadera, somos escogidos en Él, desde antes de la fundación del mundo, bendiciones espirituales que nos permiten se santos y sin manchas delante de Él. Y todo por Amor, por medio de Jesús, el Mashiaj, Gracias a Dios, por esto; ¡Aleluya!, Y hay más; Esta herencia no se puede corromper, no se puede contaminar, está reservada para el pueblo de Dios, es inalcanzable para otros. Lea la revelación:
1 Pedro 3.-5 3 Bendito el Dios y Padre de nuestro Señor Jesucristo, que según su grande misericordia nos hizo renacer para una esperanza viva, por la resurrección de Jesucristo de los muertos, 4 para una herencia incorruptible, incontaminada e inmarcesible, reservada en los cielos para vosotros, 5 que sois guardados por el poder de Dios mediante la fe, para alcanzar la salvación que está preparada para ser manifestada en el tiempo postrero

Medite que importante es nuestra Fe, porque por ella, somos guardados para alcanzar nuestra redención final, nuestra salvación, en Jesús, Recordemos que sin Fe, es imposible agradar a Dios. (Hebreos 11.6)

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 50

La Herencia Espiritual preparada en los Cielos

Dios Padre, nos envió a su Hijo porque Él, es la misma imagen del Padre, y uno de los propósitos del Señor Jesús, fue mostrarnos al Padre, con su carácter, con su testimonio.
(Juan 8.19)

Colosenses 1.15-16 15 El es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación. 16 Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra, visibles e invisibles; sean tronos, sean dominios, sean principados, sean potestades; todo fue creado por medio de él y para él.

También Dios Padre, nos predestinó para que nosotros fuésemos conforme a la imagen de su Hijo Amado, y así poder fluir en el carácter del Cordero, es por esto que Dios preparó toda bendición espiritual para que anduviésemos en ella, Y vivamos en ellas. La revelación de su Palabra:
Romanos 8.29 Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos.

Ahora bien, usted se preguntará ¿Cómo lograremos esto?, ¡Me es difícil cambiar!, Ciertamente no lo lograremos si prevalece en nosotros el viejo hombre, si prevalece nuestra voluntad a la voluntad de Dios, si prevalece nuestro carácter viciado, nunca lo lograremos.

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 51

La Herencia Espiritual preparada en los Cielos

Pero Dios es grande y rico en misericordia; Dios sabiendo de antemano nuestras debilidades Él, se glorifica en ellas y por eso nos envió el Gran Consolador que nos habló nuestro Señor Jesús, (Juan 14.26) El Espíritu Santo, La Rúaj Hakodesh, conocida en el pueblo de las primicias escogidas, el pueblo Judío. Es el Espíritu de Dios, que nos ayuda en nuestro carácter y nos enseña todas las cosas, y nos guía a toda verdad y justicia, forma en nosotros el carácter del Cordero, El, nos transforma de gloria en gloria, hasta llegar a la estatura de la plenitud del Mesías, la cual es su perfecta voluntad.
(Efesios 4.13)

La Palabra revelada:
2 Corintios 3.18 Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor. Romanos 8.26 Y de igual manera el Espíritu nos ayuda en nuestra debilidad; pues qué hemos de pedir como conviene, no lo sabemos, pero el Espíritu mismo intercede por nosotros con gemidos indecibles.

Hermanos míos, este es el mejor regalo que recibimos del Padre, Todo lo podemos en Jesús, que nos fortalece, No hay excusa, para no fluir en su verdadero Amor,

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 52

La Herencia Espiritual preparada en los Cielos

La sabiduría misma nos habla y nos exhorta a que atendamos su voz. (Proverbios 1.20; 8.1)
Proverbios 2.1-12 1 Hijo mío, si recibieres mis palabras, Y mis mandamientos guardares dentro de ti, 2 Haciendo estar atento tú oído a la sabiduría; Si inclinares tu corazón a la prudencia, 3 Si clamares a la inteligencia, Y a la prudencia dieres tu voz; 4 Si como a la plata la buscares, Y la escudriñares como a tesoros, 5 Entonces entenderás el temor de Jehová, Y hallarás el conocimiento de Dios. 6 Porque Jehová da la sabiduría, Y de su boca viene el conocimiento y la inteligencia. 7 El provee de sana sabiduría a los rectos; Es escudo a los que caminan rectamente. 8 Es el que guarda las veredas del juicio, Y preserva el camino de sus santos. 9 Entonces entenderás justicia, juicio Y equidad, y todo buen camino. 10 Cuando la sabiduría entrare en tu corazón, Y la ciencia fuere grata a tu alma, 11 La discreción te guardará; Te preservará la inteligencia, 12 Para librarte del mal camino, De los hombres que hablan perversidades

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 53

La Herencia Espiritual preparada en los Cielos

La Palabra se explica por sí sola, solo necesitamos humillarnos delante de Dios, y clamar misericordia, para que cree en nosotros un espíritu recto y fiel para El. Solamente necesitamos clamar a la sabiduría y a la inteligencia para que seamos prudentes. Debemos de entender el Temor de Jehová, y hallar el conocimiento de Dios para entrar en su perfecta voluntad. Esto de perfecta voluntad, déjame decirles lo siguiente: Para muchas personas que no quieren ser procesadas en su carácter, porque les aseguro que Dios, procesará su carácter, tienen la idea equivocada de nosotros no somos perfectos que somos humanos, que fallamos, y que no podemos tener perfección. Por lo general las personas que hablan de esta forma, basan la perfección en la ciencia, como si su actuar, fuera una acción matemáticamente perfecta, ó su quehacer fuese física-matemática perfecta. He aquí el error; Cuando Dios, nos demandó que fuésemos perfecto delante de Él. (Deut. 18.13), hablaba del corazón, de un corazón sincero que guardara sus estatutos y sus mandamientos. (1Reyes 8.61). Un corazón no dado a la mentira, a la hipocresía, y a la vanidad de la vida.

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 54

La Herencia Espiritual preparada en los Cielos

Dios exaltó el corazón perfecto de sus hijos en la antigüedad y Él, personalmente declaró el corazón perfecto de los siguientes siervos: Su siervo Noé: Ge. 6.9 El Rey Asa: 1Reyes 15.14 Hombres de guerra: 1Crónicas 12.38 Su siervo Job: Job 1.1 Nuestro Señor Jesús, nos exhortó en Mateo 5.48, que fuésemos perfecto, como nuestro Padre Celestial es perfecto. Por lo tanto mis hermanos, no es matemática perfecta, se trata de un corazón perfecto, limpio no contaminado con la inmundicia de la vanidad de la vida. Se trata de dejar que el Espíritu de Dios, deposite de su fruto en nuestro espíritu, y realice su obra perfecta.

Gracias Abba Padre, Yeshua Ha Mashiaj, Rúaj Hakodesh; Mi alma te Alaba, YHWH

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 55

Capítulo 3

El Fruto del Espíritu
El fruto del Espíritu en nosotros debe de ser real, esto significa que debe de manifestarse en nosotros como buen testimonio de que somos hijos de Dios; A través del fruto reflejamos el carácter del Cordero. La revelación del fruto del Espíritu:
Gálatas 5.22-23 22 Mas el fruto del Espíritu es amor, gozo, paz, paciencia, benignidad, bondad, fe, 23 mansedumbre, templanza; contra tales cosas no hay ley.

Deseo en mi corazón darte esta revelación en el espíritu, con respecto a la forma que habita Jesús en nosotros. Cuan el apóstol Pablo expresó en Gálatas 2.20:
Con Cristo estoy juntamente crucificado, y ya no vivo yo, mas vive Cristo en mí;

Esto significa que el Apóstol Pablo, había crucificado su carácter y había dispuesto su corazón para fluir en el carácter del Cordero.

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 56

El Fruto del Espíritu

Nuestro Señor Jesús, no habita en nosotros de una manera mágica, El, no posee nuestros cuerpos para vivir juntamente con nosotros. La forma que nosotros hacemos que Jesús, habite en nuestros corazones es a través de fluir en su carácter, es dejar que su Espíritu, desarrolle en nosotros la nueva criatura conforme a su imagen. La relación del fruto del Espíritu con nosotros es la siguiente:
1 Amor 2 Gozo 3 Paz Recibido del Espíritu de Dios a nuestro espíritu.

Esto sucede cuando Dios, nos visita en el vientre de nuestra madre; deposita el verdadero Amor en nosotros, por ello, podemos en nuestra niñez fluir en el Amor de Dios. ¿No ha visto el Amor de Dios, en una criatura recién nacida?, Inocencia pura en los niños de 0 a 3 años, donde podemos experimentar el Amor de Dios; Con el tiempo, perdemos el Gozo y la Paz, por la vanidad de la vida, y la recuperamos cuando aceptamos a nuestro Señor Jesús, de corazón. 4 Paciencia 5 Benignidad 6 Bondad Mi Alma, es influenciada por mi espíritu

Con el Amor de Dios, haciéndolo fluir en nosotros, entonces podemos ser pacientes, benignos y bondadosos con nuestro prójimo, es parte del carácter de Dios, su Paciencia Benignidad y Bondad a favor de toda su creación.

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 57

El Fruto del Espíritu

Las siguientes virtudes del fruto del Espíritu, tienen que ver con nuestra relación íntima con Dios,
7 Fe/Fidelidad Entiendo su voluntad agradable y perfecta 8 Mansedumbre 9 Templanza

La Fe, implica Fidelidad para con Dios. Si no tengo Fe en Dios, entonces dudo de su Amor y Poder, me hago incrédulo, y no puedo ser Fiel a su Palabra. El Espíritu de mansedumbre en nosotros está relacionado con nuestra humillación a Dios, situación en la cual aprendemos a ser mansos y humildes de corazón, La templanza significa del material que estamos hechos para las cosas de Dios, que tan fuerte somos en medio de la adversidad, donde nuestra Fe es puesta a prueba. La templanza mide el control de nuestro dominio propio. Por lo general, cuando nosotros experimentamos el Poder de Dios, nuestra Fe se fortalece, y podemos edificar, consolar, y restaurar las almas necesitadas de nuestro Señor Jesús.

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 58

El Fruto del Espíritu

Por lo tanto el fruto de Espíritu debe ser testimonio en nuestro diario vivir, Es el carácter del Cordero fluyendo en nuestro carácter interior, dejando que el Espíritu de Dios, haga su obra perfecta en nuestras vidas. Agradando a Dios siempre, en todo momento, porque de esta forma estaremos en la voluntad de Dios agradable y perfecta. A vuestra Fe añadid…. Gracias Abba Padre, Yeshua Ha Mashiaj, Rúaj Hakodesh; Mi alma te Alaba, YHWH

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 59

Capítulo 4

Fortaleciendo la FE

La Palabra nos revela que nuestra Fe es fortalecida constantemente:
2Pedro 1.-5-7 5 vosotros también, poniendo toda diligencia por esto mismo, añadid a vuestra fe virtud; a la virtud, conocimiento; 6 al conocimiento, dominio propio; al dominio propio, paciencia; a la paciencia, piedad; 7 a la piedad, afecto fraternal; y al afecto fraternal, amor.

Esto implica lo siguiente:
Añadid a vuestra Fe: 1 Virtud (Habilidad para obrar el Bien)

Disponer el corazón para trabajar en la obra del Señor, de esta forma encontrarás el don (habilidad) con que Dios, te capacitó.

2 Conocimiento (Espíritu de Conocimiento) Fortalece tu fe a través de Palabra, ya que al

escudriñarla, el Espíritu de conocimiento del Santísimo, se hace realidad en nuestro espíritu.

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 60

Fortaleciendo la FE

3 Dominio propio

(Fruto del Espíritu)

Esto es tener control de tu carácter y dejar fluir la voluntad de Dios, antes que tu voluntad, sobre todo en momentos de dificultad.
4 Paciencia

Practicar la paciencia con nuestro prójimo cada vez que se presente la oportunidad de disculpar la insensatez de tu hermano.
(Fruto del Espíritu)

(Fruto del Espíritu)

5 Piedad

Practicar la piedad significa hacer misericordia con el prójimo, para que Dios honre tu misericordia haciendo misericordia contigo.
6 Afecto fraternal

Tener amor fraternal con el prójimo, en todo tiempo, más cuando el prójimo esté necesitado de palabras de Amor que vivifiquen el corazón quebrantado.
(Fruto del Espíritu)

(Fruto del Espíritu)

7 Amor

Fluir en el verdadero Amor de Dios, ésta es la base de todo el conocimiento del Santísimo. Estas son las buenas obras, que debemos practicar en nuestro diario vivir como verdaderos hijos de Dios, recordemos que la Fe sin obras, es muerta, por lo tanto, tenemos que trabajar en las buenas obras preparadas de antemano para que anduviésemos en ella. (Efesios 2.10)

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 61

Fortaleciendo la FE

Porque somos hechos a la imagen y semejanza en el Señor Jesús, y como somos hechos para reflejar su imagen debemos de conocer su voluntad, y para conocer su voluntad, nos es necesario entrar al conocimiento de su Palabra. Su Palabra, no nos dejará estar ociosos, ni sin fruto y sin con firmeza trabajamos, no resbalaremos jamás. (2Pedro 1.8-10) Su Palabra fortalece nuestra Fe y vivifica nuestro espíritu. Tu Fe, moverá el favor de Dios, para ti. Gracias Abba Padre, Yeshua Ha Mashiaj, Rúaj Hakodesh; Mi alma te Alaba, YHWH

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 62

Capítulo 5

La Supereminente Grandeza del Poder de Dios a favor nuestro

Nuestra obediencia desata el Poder de Dios, a nuestro favor. Cuando el Apóstol Pablo, había oído de la Fe y el Amor, en los escogidos de Éfeso., oró a Dios, para que les diera Espíritu de Sabiduría y de Revelación en el conocimiento del Señor Jesús. Con el propósito de que supieran las riquezas espirituales de su herencia preparada en los cielos a través del Hijo de Dios, y que supieran del poder de la gloria de Dios, que operó en Cristo Jesús, poder que le resucitó de los muertos. Y que este poder ahora está disponible para todo aquel que cree en la obra redentora de Jesús de Nazaret. ¡Hermanos! Hay un Poder sobrenatural a favor nuestro, ¿no es maravilloso nuestro Dios?, ¡Aleluya!

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 63

La Supereminente Grandeza del Poder de Dios a favor nuestro

La revelación maravillosa del poder de Dios disponible para los santos del Santísimo:
Efesios 1.15-23 15 Por esta causa también yo, habiendo oído de vuestra fe en el Señor Jesús, y de vuestro amor para con todos los santos, 16 no ceso de dar gracias por vosotros, haciendo memoria de vosotros en mis oraciones, 17 para que el Dios de nuestro Señor Jesucristo, el Padre de gloria, os dé espíritu de sabiduría y de revelación en el conocimiento de él, 18 alumbrando los ojos de vuestro entendimiento, para que sepáis cuál es la esperanza a que él os ha llamado, y cuáles las riquezas de la gloria de su herencia en los santos, 19 y cuál la supereminente grandeza de su poder para con nosotros los que creemos, según la operación del poder de su fuerza, 20 la cual operó en Cristo, resucitándole de los muertos y sentándole a su diestra en los lugares celestiales, 21 sobre todo principado y autoridad y poder y señorío, y sobre todo nombre que se nombra, no sólo en este siglo, sino también en el venidero; 22 y sometió todas las cosas bajo sus pies, y lo dio por cabeza sobre todas las cosas a la iglesia, 23 la cual es su cuerpo, la plenitud de Aquel que todo lo llena en todo.

La revelación del poder de Dios, dado a la Iglesia (Los santos con Fe y Amor verdadero) es algo que nos llena de gozo, tener el privilegio de experimentar el poder sobrenatural del Señor Jesús, a través de nosotros sus hijos.

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 64

La Supereminente Grandeza del Poder de Dios a favor nuestro

Fortaleceos en el Señor y en el Poder de su fuerza:
Efesios 6.10-18 10 Por lo demás, hermanos míos, fortaleceos en el Señor, y en el poder de su fuerza. 11 Vestíos de toda la armadura de Dios, para que podáis estar firmes contra las asechanzas del diablo. 12 Porque no tenemos lucha contra sangre y carne, sino contra principados, contra potestades, contra los gobernadores de las tinieblas de este siglo, contra huestes espirituales de maldad en las regiones celestes. 13 Por tanto, tomad toda la armadura de Dios, para que podáis resistir en el día malo, y habiendo acabado todo, estar firmes. 14 Estad, pues, firmes, ceñidos vuestros lomos con la verdad, y vestidos con la coraza de justicia, 15 y calzados los pies con el apresto del evangelio de la paz. 16 Sobre todo, tomad el escudo de la fe, con que podáis apagar todos los dardos de fuego del maligno. 17 Y tomad el yelmo de la salvación, y la espada del Espíritu, que es la palabra de Dios; 18 orando en todo tiempo con toda oración y súplica en el Espíritu, y velando en ello con toda perseverancia y súplica por todos los santos;

Con esto de la Armadura de Dios, deseo que entendamos lo siguiente: La armadura de Dios no es algo mágico donde usted ore, le pides a Dios, que le ponga su armadura, y usted ya esté guardado del enemigo.

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 65

La Supereminente Grandeza del Poder de Dios a favor nuestro

Déjeme explicarle el porqué: Personalmente he escuchado en grupos de oración, donde he tenido la oportunidad de participar, que algunas hermanas y/o hermanos, con el Don de visión han visto en el espíritu, como Dios, ponía una armadura tipo medieval en un determinado hermano o en todo el grupo. Creo firmemente en esto, pero, hay personas que oran por la armadura de Dios, y su actuar del vivir diario en con el carácter del hombre viejo; (Mentiroso, injusto, contencioso,
etc.)

Y esta forma de actuar no es acorde con la Armadura de Dios; Entonces de nada le sirve a tal tipo de personas, orar por la armadura de Dios, por el contrario, el enemigo tendrá derecho legal, para atacarlo y usarlo hasta destruirlo. Cuando Dios nos pone su Armadura, significa que Dios, nos está capacitando y/o fortaleciendo de las virtudes de su carácter, tal como su Verdad, Justicia, Paz, Fe, Cobertura Celestial (Yelmo), y su Palabra, en nuestro espíritu. Adicional a esto debemos de perseverar en la oración, con toda humillación por el cuerpo del Mesías.

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 66

La Supereminente Grandeza del Poder de Dios a favor nuestro
Es de esta forma que el poder de Dios, actúa en nosotros y nos fortalecemos en el poder de su fuerza. Entonces nuestro espíritu siempre se fortalecerá en el Carácter del Cordero. Y esto, por Don de Dios, que preparó de antemano toda bendición espiritual en los lugares celestiales en nuestro Señor Jesús. Oremos en humillación ante nuestro Padre Celestial, que derrame sobre nuestras vidas, los 7 espíritus que reposaron en nuestro Señor Jesús. Todo esto, no con el objetivo de recibir poder, sino con el propósito de hacer su agradable y perfecta voluntad. La palabra argüirá significa tomar una decisión entre dos partes, el Señor Jesús, no decidía según los chismes de la gente, ni lo que a simple vista se veía; Sino que decidía con justicia y equidad (igualdad de condiciones) por los mansos de la tierra. Con la Justicia cinto de sus lomos y la Fidelidad ceñidor de su cintura, el Señor Jesús, siempre buscó agradar la voluntad del Padre celestial. ¡Bendito nuestro Padre Celestial que nos bendijo con toda bendición espiritual en nuestro Señor Jesús! Gracias Abba Padre, Yeshua Ha Mashiaj, Rúaj Hakodesh; Mi alma te Alaba, YHWH

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 67

Capítulo 6

Liderazgo en Tiempo de Crisis
Este tema puede abarcar un libro entero, pero en esta ocasión solo quiero puntualizar algunos aspectos importantes sobre cómo enfrentar la adversidad. La forma idónea de enfrentar cualquier crisis ya sea personal, ministerial, y/o socialmente (trabajo, estudios, etc.) es enfrentarlo con el Carácter del Cordero, con un corazón conforme al corazón de Dios, con integridad de corazón. El mejor modelo a seguir es nuestro Señor Jesús, pero dirás, es que Él era Dios y conocía de antemano el corazón del hombre. Bien, entonces estudiemos a Moisés, Josué, José, y muchos otros varones de Dios, que enfrentaron grandes adversidades y a pesar de sus debilidades y temores siempre buscaron hacer la voluntad de Dios, y salieron victoriosos. Permítanme dirigirme a cada líder ministerial que tiene el gran privilegio de guiar espiritualmente a un grupo de almas que Dios, le ha confiado. Recordemos Salmo 78.72:
Y los apacento conforme a la integridad de su corazón, los pastoreo con la pericia de sus manos.

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 68

Liderazgo en Tiempo de Crisis

Si el carácter del Cordero no está desarrollado en nuestro hombre interior, debemos de ser honestos, y no aceptar esa gran responsabilidad de liderar espiritualmente a nadie; Ya no digamos si no tenemos el llamado de Dios, para tal tarea. ¿Porque? Porque, en lugar de edificar y restaurar los corazones quebrantados, vamos a dañar la viña del Señor. Conozco de una Iglesia que estaba en grandes problemas internos y el cómo, un varón de Dios, le dio solución a cada detalle en particular. He aquí los datos: Iglesia: Corintios. Lugar: Peloponeso (al sur de Atenas) Varón de Dios: El Apóstol Pablo
Detalle de los Problemas que la Iglesia enfrentaba, descritos en el Código Real (Nuevo Testamento del original Hebreo, Pág. 315,316) Así pues, los líderes en Corinto le escriben una carta a Pablo y le piden sus respuestas legales a situaciones especiales por las que atravesaban entre las cuales se destacan las siguientes: ¿Qué hacemos con tantas divisiones internas? Solución descrita en el 1Cor. Del Cap. 1 al 3 ¿Qué podemos juzgar aquí y qué no podemos juzgar aquí? Solución descrita en el 1Cor. 6.9-20 ¿Qué hacemos con un caso de inmoralidad sexual que tenemos? Solución descrita en el 1Cor. 5.1-5

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 69

Liderazgo en Tiempo de Crisis

¿Debemos o no debemos santificar la fiesta de Pésaj (Pascua)? ¿Cómo proceder? Solución descrita en el 1Cor. 5.6-8 ¿Qué hacemos con los que ya han sido separados de la comunidad por conducta impropia? Solución descrita en el 1Cor. 5.9-13 ¿Tenemos en realidad autoridad legal para juzgar los litigios internos que se dan en la comunidad o llevamos el asunto a los tribunales civiles o a las cortes judías? Solución descrita en el 1Cor. 6.1-8 ¿Cómo deben ser aplicadas las leyes de santidad matrimonial dentro de la comunidad? Solución descrita en el 1Cor. 7.1-11 ¿Qué hacer con matrimonios que ahora están divididos por causa de su fe? Solución descrita en el 1Cor. 7.12-24 ¿Está permitido el divorcio o no? Solución descrita en el 1Cor. 7.15-17 ¿Está permitido un nuevo matrimonio o no? Solución descrita en el 1Cor. 7.10-11 ¿Está permitido que algunos se hagan judíos si lo quieren? ¿Qué hacer con los casos de avodah zaráh (idolatría)? Solución descrita en el 1Cor. 8.1-13 ¿Cómo quieres que respondamos a los que niegan tu autoridad para legislar sobre nosotros' Solución descrita en el 1Cor. 9.1-27 ¿Cuál debe ser la conducta y lugar de nuestras mujeres en el culto público? Solución descrita en el 1Cor. 11.1-15

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 70

Liderazgo en Tiempo de Crisis

¿Qué orden debemos seguir para las comidas festivas y para santificar la cena de Pésaj? Solución descrita en el 1Cor. 11.16-34 ¿Cómo vamos a corregir algunas cosas que consideramos mal hechas en lo relacionado con los temas espirituales? Solución descrita en el 1Cor. 12.1-31 En el capítulo 13 el apóstol Pablo enseña la importancia del Amor sobre los dones espirituales. ¿Debernos permitir el uso de idiomas extranjeros en la exposición de la Palabra o no? Solución descrita en el 1Cor. 14.1-33 ¿Cómo vamos a responder a los que están diciendo que no hay resurrección? Solución descrita en el 1Cor. 15.1-58 ¿Cómo deben ser colectadas las ofrendas de amor para los yehudim (judíos) en Yerushaláyim? (Jerusalén) Solución descrita en el 1Cor. 16.1-4 La lista es impresionante y la carta va respondiendo en su estilo literario propio cada una de las preguntas traídas al apóstol para su legislación. Por tanto, la carta tiene un valor legal único en su clase para las comunidades de creyentes de origen no judío. Es importante recordar que las cosas son diferentes si se tratase de una comunidad judía, pero como este no es el caso, Pablo está mostrando aquí qué aplica y qué no aplica y lo que aplica sobre qué base y modo debe ser aplicado.
(Hasta aquí lo transcrito del Código Real)

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 71

Liderazgo en Tiempo de Crisis

¿Le parece familiar alguno de los problemas que le están presentando al apóstol Pablo?
Recordemos el trasfondo cultural de la Iglesia en Corintios, la cual era una comunidad recién convertida del paganismo, corrupción política-económica y la inmoralidad sexual, acostumbrados hacer los que bien les parecía. Nadie puede negar la pasión de Pablo, como ministro del Señor Jesús, el cual llegó a decir: Sed imitadores de mí, así como yo de Cristo. 1Cor. 11.1 EL Apóstol Pablo, fluía en el Carácter del Cordero, y enfrentaba la adversidad con valentía

Por un lado el apóstol Pablo, tenía el fruto del Espíritu bien desarrollado, por otro lado, sabía usar la Palabra de Dios, él entendía la voluntad de Dios, en la Palabra, y se dejaba guiar por el Espíritu Santo. Lo más importante, entendía la base de todo conocimiento que es el Amor, sobre todas las cosas. El apóstol Pablo, tenía mucha sabiduría para saber cuándo y cómo usar las armas espirituales. El apóstol Pablo, hacia uso de la humildad y de la mansedumbre para exponer la voluntad del Señor Jesús, en la congregación, y por otro lado hacía uso de la templanza, valentía y dominio propio, para enfrentar lo que desagradaba a Dios.

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 72

Liderazgo en Tiempo de Crisis

Por ejemplo; Cuando enfrentaba la hipocresía, o la blasfemia, lo hacía con determinación, y encaraba la situación en forma directa, para no dar lugar a equivocaciones o malos entendidos. (Lo vemos en la decisión que tomó en contra de la

inmoralidad sexual en la congregación de Corintios, también cuando encaró al apóstol Pedro, en Gálatas 2.11-14, y la blasfemia de Himeneo y Alejandro en 1Timoteo 1.20) Uno aprende mucho, estudiando el carácter de estos hombres de Dios, descritos en la Palabra, y la Palabra, siempre nos será de gran ayuda para guiar a la congregación. Basado en lo que Dios, en su misericordia me ha permitido experimentar en su Palabra, y la experiencia en mi formación ministerial, me atreveré, con el favor suyo a sugerirle lo siguiente: Observaciones para evitar grandes crisis en la congregación: 1 Siempre busque la dirección del Espíritu de Dios, para administrar todo asunto dentro de su congregación, dejando que la voluntad de Dios, prevalezca sobre su voluntad. 2 Su reglamento guía, es la misma Palabra de Dios, que es espíritu y siempre estará por encima de los reglamentos internos del Concilio y/o Ministerio al cual usted pertenece. (Con esto quiero decir que algunas veces usted tendrá que dejar a un lado el reglamento interno y dejará fluir la voluntad de Dios, para solucionar un problema)

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 73

Liderazgo en Tiempo de Crisis

3 Asegúrese, de que sus líderes, sean temeroso de Dios y que cumplan los requisitos descritos en Hechos 6.3-5 y 1Timoteo 3.2 4 El Amor, La Misericordia y la Justicia deben de ser los elementos que integren cualquier decisión sobre su congregación. 5 Toda decisión debe de ser ponderada o madurada con su equipo de trabajo (Liderazgo) y asegurarse que la decisión esté basada en los Principios Bíblicos y esté acorde a la voluntad de Dios, buscando siempre la unidad en el Espíritu. 6 Nunca tome decisiones en base a lo que oigan sus oídos, (chismes) o lo que se ve a simple vista. (Esto provoca muchas
disensiones entre los hermanos)

7 Nunca permita la injusticia que vengan de su liderazgo, corrija de inmediato y restituya al agraviado su derecho. 8 Siempre reconozca su falla con sabiduría, humildad y mansedumbre, para corregir situaciones difíciles que nosotros mismos hemos creado. En otras palabras, debemos de desarrollar el Carácter del Cordero en nuestro hombre interior. Y apacentar las ovejas con corazón integro.

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 74

Liderazgo en Tiempo de Crisis

Reflexionando en las siete columnas que edificó la sabiduría, el fruto del Espíritu, y como podemos con Fe, fortalecernos en el Pode de su Fuerza; sobre todo fluir en el Amor de Dios que sobrepasa todo entendimiento y excede todo conocimiento. Esta son las armas espirituales que usted puede usar, es la provisión misma de Dios, que preparó para nosotros sus hijos en su Hijo Amado, Aquel que todo lo llena en todo. Todo problema póngaselo a Dios primeramente, que Él sabrá la forma más sabia de salir victorioso de cualquier situación adversa, ya sea que nosotros la provoquemos o haya venido de terceros. Recordemos la revelación de la Palabra: 1Jn 2:5-6 Pero el que guarda su palabra, en éste verdaderamente el amor de Dios se ha perfeccionado; por esto sabemos que estamos en él. El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo. Dios le Bendiga Grandemente!

Gracias Abba Padre, Yeshua Ha Mashiaj, Rúaj Hakodesh; Mi alma te Alaba, YHWH

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 75

Bibliografía: Libro: Autor: Edición: Editorial: Libro: Autor: Edición: Editorial: Biblia de Estudio, Harper Caribe Rev. 60 Dr. Harold Lindsell Primera de 1964, Harper & Row, Publishers, Inc. Editorial Caribe, Nashville, TN. El Código Real Dr. D. Abraham Hayyim Primera de 2004,
Maor Hayyin Publishing, Inc. & Editorial Ami de México

El Carácter del Cordero

en nuestro Hombre Interior

Pág. 76

¡Dios les Bendiga grandemente, Jesús, es la respuesta a su vida ¡

Para contactarme y comentarios favor pueden escribir al www.MIBERACA.org E-mail: Miberaca@yahoo.com PastorJoséJirón@Yahoo.com.mx

O escribir a:

Ministerio Profético Beraca Jesús es El Mesías Nicaragua, Tel: (505) 8695-4778 (505) 8939-3908 Guatemala Tel: (502) 5302-4916 Virginia USA Tel: (757) 235-2935 Utah USA Tel: (801) 1413-4330

Ministerio Profético Beraca Jesús es el Mesías Pastor José A. Jirón Romero Maestro de la Palabra

Dios nos preparó toda Bendición Espiritual en los Cielos, a través de su Hijo Amado, nuestro Señor y Salvador Jesús, para que sus hijos disfrutemos de una vida próspera y abundante aquí en la tierra, y todo se traduje en andar en nuestro diario vivir, conforme al Corazón de Dios, el carácter del Cordero en nuestro hombre interior. Recordando siempre el favor de Dios: Proverbios 3. 13,14 13 Bienaventurado el hombre que halla la sabiduría, Y que obtiene la inteligencia; 14 Porque su ganancia es mejor que la ganancia de la plata, y sus frutos más que el oro fino. Somos hechura suya, a su imagen y semejanza: Efesios 2.10 Porque somos hechura suya, creados en Cristo Jesús para buenas obras, las cuales Dios preparó de antemano para que anduviésemos en ellas. Romanos 8.29 Porque a los que antes conoció, también los predestinó para que fuesen hechos conformes a la imagen de su Hijo, para que él sea el primogénito entre muchos hermanos. ¡Dios le Bendiga Grandemente!

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->