Está en la página 1de 2

Texto informativo o expositivo

Un texto informativo es aquel en el cual se presentan, de forma neutra y objetiva, determinados hechos o
realidades. A diferencia de la argumentación, mediante el texto expositivo no se intenta convencer, sino
mostrar. Ahora bien, esta diferencia abstracta no siempre es tan evidente en los textos concretos, por lo que
muchas veces se habla de textos "expositivo-argumentativos". Ejemplos: típicos de texto expositivo son los
textos científicos. La finalidad de estos textos es informar.

Existen dos tipos de textos Informativos:

1. Textos divulgativos o informativos. Es el tipo de texto expositivo que va dirigido a un público


amplio que usa información poco específica y léxico formal, es decir no técnico ni especializado. Lo
encontramos en apuntes, libros de texto, enciclopedias, exámenes, conferencias, coleccionables, etc.
2. Textos especializados o argumentativos. Es el tipo de texto expositivo especializado que está
dirigido a un público específico de un área de conocimiento determinado que requiere o usa un
léxico especializado e información técnica. Lo encontramos en informes, leyes, artículos de
investigación científica, etc.

Las características de los textos divulgativos son:

• Informa clara y objetivamente sobre un tema de interés general.


• Va dirigida a un público mayoritario.
• Es de fácil comprensión.
• Utiliza un vocabulario estándar.
• Posee objetividad.

Las características de los textos especializados:

• Informa sobre un tema muy concreto.


• Va dirigida a un receptor experto en el contenido tratado.
• Resulta de difícil comprensión para quien no conoce el tema.
• Usa una terminología específica.
• Presenta gran objetividad.

Un texto expositivo es el que presenta una serie de datos, informaciones o explicaciones sin añadirle
emociones o juicios muy personales.

Según el nivel a quienes se dirigen, los textos producto de las investigaciones y estudio se clasifican en:

a) Científicos.- Propiamente dichos. Escritos por especialistas en un lenguaje técnico-científico, para uso de
otros especialistas en determinada rama del saber.

b) Tecnológicos.- Escritos por técnicos especialistas, con base en conocimientos científicos pero con un
enfoque practico. Se usa un lenguaje técnico para que los técnicos puedan hacer la aplicación de los
procesos descritos.

c) Didácticos.- Escritos por especialistas en alguna materia, basados en investigaciones científicas con un
lenguaje técnico glosado, es decir, explicado en cada caso para su total comprensión; su finalidad es ser
útiles en la enseñanza-aprendizaje, para uso de estudiantes según su nivel académico (libros de texto).

d) De divulgación.- Facilita hechos por diferentes autores en la ciencia, para dar a conocer a divulgar
conocimientos científicos a niveles accesibles o con explicaciones sencillas y claras para todo tipo de lector.
e) Consulta.- Escrito por eruditos, especialistas, literatos, etc., en orden temático y alfabético sobre temas
científicos y técnicos con un lenguaje técnico que se explica con el contenido para su total comprensión
dirigido a estudiantes, investigadores y lectores en general.

En un texto expositivo se analiza fundamentalmente el vocabulario, el contexto, el tema y las ideas.

VOCABULARIO.- Cada ciencia tiene ciertas palabras que emplea con un sentido específico, se les llama
tecnicismos. Un texto didáctico busca la claridad necesaria para que los estudiantes lo comprendan, puede
llevar un glosario.

CONTEXTO.- Es la oración completa compuesta por varias palabras que al relacionarse dan el sentido en
que un autor esta usando el término. Muchas veces comprendemos el sentido de las palabras por deducción
dentro de su contexto.