P. 1
Otredad

Otredad

|Views: 1.934|Likes:
Publicado porCristobal
ponerse en lugar de otro
ponerse en lugar de otro

More info:

Categories:Topics, Art & Design
Published by: Cristobal on Mar 23, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOCX, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

08/12/2013

pdf

text

original

¿Qué es la otredad?

En este texto encontraremos diferentes concepciones de otredad por parte de diferentes autores. La otredad es un sentimiento de extrañeza que asalta al hombre tarde o temprano, porque tarde o temprano toma, necesariamente, conciencia de su individualidad. En algún momento cae en la cuenta de que vive separado de los demás; de que existe aquél que no es él; de que están los otros y de que hay algo más allá de lo que él percibe o imagina. La otredad es la revelación de la pérdida de la unidad del ser del hombre, de la escisión primordial. Adán se descubre desnudo; habiendo perdido su inocencia, se ve a sí mismo y apenas se reconoce. La otredad es para el hombre moderno un mal que se soporta con dolor: la conciencia moderna no acepta que su individualidad sea una realidad plural y que detrás del hombre que piensa se esconda otro que mantiene una vida "ilógica", que sostiene a menudo lo que la razón reprueba. La Real Academia Española define "Otredad" como la condición de ser otro. Y cuando se reflexiona sobre este significado, se puede percibir, en mayor o menor grado, como intrínseco a cualquier persona. Dice Octavio Paz, ³cada individuo es distinto de él a cada instante´, aunque, muchas veces, esto no se puede percibir sino hasta cuando los cambios son demasiados. La otredad en el arte es una condición constante pues siempre se está en busca de propuestas, ideas y

recursos nuevos. Nunca se puede crear una obra dos veces, el artista siempre busca producir otra innovando su estilo y trascendiendo sus límites de creador. La otredad puede entenderse como esa capacidad de cambio, que se debería utilizar tanto en el arte como en la sociedad para proporcionar a cada persona la palanca para producir cambios distintos a los que hasta ahora nos llevan a la destrucción progresiva de la naturaleza y del hombre, por el hombre, y buscar la otredad de lo que hasta ahora hemos logrado

FRAGMENTOS DE POEMAS DE LA OTREDAD

Ella siembra bajo la superficie de lagos y de ríos su imagen efímera canto que espera música una voz un suspiro apenas

En las raíces de lirio y agua se ciñen sus anhelos con la transparencia del color

al diluir en sonidos la imagen que se ahoga.

Lucero ALANÍS DE GURROLA México

Inscripción en cualquier sepulcro "Ciegamente reclama duración el alma arbitraria cuando la tiene asegurada en vidas ajenas, cuando tú mismo eres el espejo y la réplica de quienes no alcanzaron tu tiempo y otros serán (y son) tu inmortalidad en la tierra." "El hombre está habitado por silencio y vacío. ¿Cómo saciar esta hambre, cómo acallar este silencio y poblar su vacío? ¿Cómo escapar a mi imagen? Sólo en mi semejante me trasciendo, Sólo su sangre da fe de otra existencia" "El instante de la lectura es un ahora en el cual, como en un espejo, el diálogo entre el poeta y su visitante imaginario se desdobla en el del lector copn el poeta. El lector se ve en Cernuda que se ve en un fantasma y cada uno busca en el personaje imaginario su propia realidad, su verdad" "...si tenemos la suerte de encontrarnos &emdash;señal de creacióndescubriremos que somos un desconocido"

"De pronto vi una sombra levantarse de la página escrita, avanzar en dirección de la lámpara y extenderse sobre la cubierta rojiza del diccionario. La sombra creció y se convirtió en una figura que no sé si llamar humana o titánica. Tampoco podría decir su tamaño: era diminuta y era inmensa, caminaba entre mis libros y su sombra cubría el universo." "...ese retrato fantástico es real, es el desconocido que camina a nuestro lado desde la infancia y del que no sabemos nada, salvo que es nuestra sombra (¿o nosotros la suya?)". "...el examen de conciencia, el juez, la víctima, el testigo. Tú eres esos tres. ¿A quién apelar ahora y con qué argucias Destruir al que te acusa? Inútiles los memoriales, los ayes Y los alegatos. Inútil tocar a puertas condenadas. No hay puertas, Hay espejos. Inútil cerrar los ojos o volver entre los hombres. Esta lucidez ya no me abandona." "Entre las sombras que te anegan otro rostro amanece. Y siento que a mi lado No eres tú la que duerme, Sino la niña aquella que fuiste Y que esperaba sólo que durmieras Para volver y conocerme." Octavio Paz.

América Latina

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->