A mi madrina en su cumpleaños Que llena mis oídos de consejos, que refleja su amor como un espejo, que es otra figura

de mamá. Que siempre cuando la necesito ella está, que vigila mis pasos avisándome del peligro, que está conmigo. Quisiera decirte en estas palabras un feliz cumpleaños distinto no el que se dice por instinto cuando ha llegado la fecha, quiero hacerlo de otra forma, romper las reglas y las normas, no solamente usar las palabras acostumbradas ni el abrazo ya muy utilizado, que muchas veces se etiqueta sin quererlo de compromiso, no quiero darte un regalo a última hora, ni inventar mil excusas de no haberte felicitado, quiero darte algo que siempre recuerdes, que esté en tu corazón y en tu mente, que salga de repente en tus momentos solitarios, cuando te dedicas a contar días en el calendario, o cuando la tristeza visite tus ojos, cuando no hay nadie más que esas eternas compañeras, las lágrimas« algo que puedas acompañar con una dosis de sonrisas, con toques delicados de ´te quieroµ. Quiero regalarte estás palabras, que nacen en mi corazón con un sentido, movidas fuera de mí por sus latidos, corazón que te tiene más que aprecio: cariño y amor verdadero. A ti, mi madrina, para desearte feliz cumpleaños, para que me recuerdes a diario, y sepas que siempre estoy contigo. Su ahijada Cynthia Morales Meléndez 19/10/2010

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful