P. 1
Ecuaciones-Diferenciales-aplicadas

Ecuaciones-Diferenciales-aplicadas

|Views: 4.260|Likes:

More info:

Published by: Edilberto Gutierrez Palacios on Mar 22, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/08/2014

pdf

text

original

Sections

Un método alternativo para hallar soluciones con series de potencias de
la ecuación diferencial (35) alrededor de un punto ordinario x = 0 está dis-
ponible y se conoce como el método de la serie de Taylor. Este método usa los
valores de las derivadas evaluadas en el punto ordinario, los cuales se obtie-
nen de la ecuación diferencial por diferenciación sucesiva. Cuando se en-
cuentran las derivadas, usamos luego la expansión en serie de Taylor

y”(Lz)(X - g2
y(x) = 4‘(u) + 4”(U)(X - a) + -r-+ J““(U)(.Y - ay

______.-- ~- .k .

3!

(45)

dando la solución requerida, Consideremos algunos ejemplos, de este método.

EJEMPLO ILUSTRATIVO 6

Resuelva por el método de la serie de Taylor y ’ = x +y + 1.

Solución De la ecuación diferencial encontramos

y’=x+y+l,

y" = 1 + y',

y"' = y",

#IV’ = y”‘, . .

(46)

Solución de ecuaciones diferenciales usando series 3 1 7

Asumiendo y = c cuando x = 0, encontramos de (46),

J,‘(O) = c + 1, J,“(O) = c + 2, .l,“‘(O) = í’ + 2, . .

Sustituyendo en (45) con a = 0, tenemos

J‘(x) = (- + ((. + l)s + (E-g!? + Eyt +

0

y(s) = (’ + (c + 1)x + (c + 2)

i-f

3

2! +g+-

1
= <’ + (c + 1)s + (c + 2)(@ - 1 - .x) = (c + 2)e” - \’ - 2

Esto se puede chequear como la solución sustituyendo en la ecuación dife-
rencial dada.

EJEMPLO ILUSTRATIVO 7

.

Trabaje el Ejemplo ilustrativo 5, página 316, por el método de la serie de

Taylor.

S olución Por diferenciación sucesiva de xy ” -y = 0 tenemos
q”” + y” - J” = 0, ,y(‘“) + 2j3”’ - y” = 0, ,j.C”, + 3J.W’ - j.“’ = 0.

~y,.‘vl~ + 4p _ y> = 0. . .

Para x = 2 éstas llegan a ser

2r”(2) - j‘(2) = 0, 2J”‘(2) + j“‘(2) - y’(2) = 0. 2!,(n)(2) + 2r”‘(2) - j.“( 2) = 0.

2~‘“‘(2) + 3 ~(‘~‘(2) - j,“‘(2) = 0. 2jJ\ “(2) + 4j,‘k’(2) - j.““‘(2) = 0 . ’

Usando las condiciones y(2) = 0, y’(2) = 3, éstas producen

j,“(2) = 0, j.“‘(2) = 5, p”)(2) = -$,J”‘(2) = 3, J.‘““(2) = -y,

Así

I.(s)

- \.“(2)(‘( -2)2 1,“‘(2)(S -2)3

= J(2) + .).,(2)(.x -2) +

---~

2!

+-- 3!

-.-+.

3’2
= 3(.\- - 2) + _??‘.Y - 2)3 + - 3!‘2

-(.Y - 2p + ;i.y - 2)5 + =g(.Y - 2)6 +

4!

-

!”

2E t-y -2? (.Y 2)? 3(s 2T
- -

= 3(-~ ,) +

+-4F---- +

_

4

16

320

lo cual concuerda con la solución obtenida en la página 317.

El método de la serie de Taylor se puede usar también para obtener solu-
ciones con series para ecuaciones diferenciales no lineales. Desafortunada-
mente, sin embargo, no hay un simple teorema como el Teorema 1 disponible
para estas ecuaciones no lineales, de modo que la convergencia de la serie ob-
tenida está cuestionada y se requieren mayores investigaciones. Como un
ejemplo del método de la serie de Taylor para ecuaciones no lineales considere

318 Capítulo siete

EJEMPLO ILUSTRATIVO 8

Resuelva y’ = x2 +y’ dado que y(0) = 1.

Solución Tenemos

! ’ = 2 + y. j“’ = 2.Y + 2j.j.‘. Y” = 2 + 2J.‘2 + 2Jy,

!’I\ = (j,.‘,.” + 2jtf”,

y”

=

6~,“~

+ 8\ ,‘f” + 21’1.‘“.

_ .

colocando x = 0 conduce a

y(O) = 1, f(O) = 1, J,“(O) = 2, j,“‘( 0) = 8, y’“(O) = 28,

Así de la expansión en serie de Taylor obtenemos

y”(O) = 144, .

2

3

4

144X”
2’(s) = 1 + s + $ + g + q+ + ~~

51

+ “’

.

Puesto que la regla de formación para los términos de esta serie no es aparen-
te no podemos concluir nada acerca de su convergencia.

Observación 4. Como se indicó en el pie de página de la página 312, el
Teorema 1 no puede generalizarse al caso donde p(x), s(x), r(x) son series de
potencias en x-a en vez de polinomios. El teorema fundamental en tal caso
es el siguiente.

Teorem a 3 . Sea

p(s)p” + q(s)y’ + I.(X)J = 0

(47)
una ecuación diferencial dada. Sea x = a un punto ordinario [esto es, p(a) # 0]
y R la distancia de a a la singularidad más próxima. Suponga también que 13s
funciones p(x), q(x), r(x) tienen expansiones en series de potencias de la for-
ma (7), página 307, las cuales son convergentes para IX -a 1 CR, esto es, den-
tro del círculo de radio R con centro en a (las funciones en tal caso se dice
con frecuencia que son analíticas dentro del círculo). Entonces podemos sa-
car las dos siguientes conclusiones:
1. La solución general de (47) se puede encontrar al sustituir la serie

I’ = u(J + a,(x - a) + a,(s - g2 + ” = c Uj(S - LZ)j

(48)

en (47) usando la serie de potencias en x-a para p(x), q(x), T(X). En forma
equivalente, la solución general tiene la forma y = c 1u1 (x) + c2u2 (x), don-
de u1 (x) y u2 (x) son soluciones linealmente independientes cada una te-
niendo la forma (48).

2. Las soluciones con series obtenidas en la parte 1 convergen para todos
los valores de x tales que 1 x -a ) < R (esto es, dentro del círculo), y divergen
para todos los valores de x tales que 1 x - a 1 > R (esto es, fuera del círculo).
Para los valores de x tales que 1 x -a 1 = R (esto es, sobre el círculo), las series
pueden o no pueden converger.
En la práctica la solución se puede también obtener usando el método de
la serie de Taylor como en el Ejemplo ilustrativo 7. Una discusión adicional
se deja para los ejercicios avanzados.

1.5 METODO DE ITERACION DE PICARD

Hay un método muy interesante debido al matemático Picard el cual se

Solución de ecuaciones diferenciales usando series 3 1 9

.

puede usar para obtener soluciones con series de ecuaciones diferenciales.
Su valor, sin embargo, surge más desde el punto de vista teórico que del prác-
tico. En efecto, Picard, usó su método para probar teoremas de existencia y
unicidad para soluciones de varios tipos de ecuaciones diferenciales tales
como las descritas en las páginas 24y 171. En el ejemplo siguiente ilustramos
el método de Picard para una ecuación diferencial de primer orden, aunque
su uso se puede extender a ecuaciones diferenciales de alto orden.

EJEMPLO ILUSTRATIVO 9

Resuelva y ’ = x + y + 1.

Solución Asumiendo que y = c cuando x = 0, podemos integrar ambos lados
de (49) con respecto a x para obtener*

La integral a la derecha no se puede desarrollar puesto que no sabemos cómo
depende y de x. De hecho, esto es lo que estamos buscando. El método de Pi-
card consiste en asumir que y = c es una primera aproximación a y. Denota-
mos esta primera aproximación por y, = c., Cuando este valor se sustituye
por y en el integrando de (50), denotamos el valor resultante de y por y 2, el
cual es una segunda aproximación a y, esto es,

y’ = C’ +

1‘,; (x + y, + 1 Ir/ .\ - = <’ + J‘,, (x + (’ + 1 )cix = l’ + ; + <‘.Y + .Y

Sustituyendo este valor aproximado en el integrando de (50), encontramos la
tercera aproximación ys, dada por

,

y, en general,

,‘ = (’ + ((’ + l).\ - + ((’ +Tw+ (c + -1.x3 / + fc’ + 2)x” ’ + 5:

>r

-.

3!

(!f ~ 1)! ll!

En el caso límite vemos que

lím \’ = (’ + (c + l)\ - + (Lf î)-\ -’

>1

31

+ 1:. + 1).x-(”

ll’

-.

3!

El hecho de que la solución a la derecha es, en efecto, la solución deseada se
ve al comparar con los resultados del Ejemplo ilustrativo 6, página 317, don-
de se resuelve la misma ecuación diferencial. Así vemos que para este caso

lím,,, ,y, =y.

*En la integración hemos usado .x en dos sentidos, uno para la variable muda de integra-
ción y el otro para el límite superior en la integral. Hay varias ventajas para hacer esto y no de-
bería haber ninguna confusión. Sin embargo, el estudiante podría desear usar un símbolo dife-
rente para la variable muda, tal como t. En tal caso (50) se escribiría

y = C’ +

î,; (f + \‘ + 1 )t/7

320 Capítulo siete

En general, dada la ecuación diferencial

y’ = / ‘(.\ .. JI)

podemos obtener por integración, como el ejemplo anterior, una secuencia de
ap r oxim acion es y 1, y2, y 3,. Si f (x, y) satisface condiciones apropiadas
tales como las dadas en el teorema en la página 24, esta secuencia converge
a la solución requerida.* El método no es práctico a menos que f(x, y) sea una
función simple en x y y, tal como en el ejemplo anterior, puesto que de otra
manera las integraciones sucesivas pueden ser difíciles o imposibles. El he-
cho de que esto sea así puede verse al considerar por ejemplo la ecuación di-
ferencial

en Ia cual ni siquiera la primera integración se puede realizar.

EJERCICIOS A

1. Encontrar soluciones con series de potencias para cada una de las siguientes ecua-
ciones alrededor de un punto apropiado x = a usando el valor de a si se indica. En
cada caso determine el conjunto de valores de x para el cual la serie converge y,
si es posible, sume la serie en forma cerrada.

( a ) J’ = -j‘l J’(0) = 4.

(h) y = SJ’: y(o) = 5 .

(c) y’ = 2.x - J‘.

(d) J” - J‘ = 0; ~‘(0) = 1. j”(O) = 0.

(e) ‘íy” + y’ = 0: y(1) = 2. y’(1) = 7.

(f) .Y?“’ + J = 0; U = 1.

(g) !“’ + sy’ + .r‘ = 0.

(h) x’J.” + XJ“ - J‘ = 0; CI = 2.
(i) (1 - Y’)J,” + J’ = 0: ~(0) = 1, y’(0) = 0. (j) (1 +.Y)J,” + 2~.’ = 0: CI = 1.

2. Determine si las soluciones con series de potencias alrededor de a, existen para
cada una de las siguientes ecuaciones diferenciales, y prediga el conjunto de va-
lores para el cual sus convergencias estén garantizadas.

(a) 2~.” - 5~.’ + 3~. = 0; CI = 1.

(b) .x’y” - J. = 0: (I = 2.
(c) (1 - x2)v” - ~.sJ,’ + 61, = 0; LI = 0. (d) .x(1 - .Y)J,” + J. = 0; L, = +.

(e) (.Y’ + 4)~” - YJ’ + j’ = 0: 0 = 0.

(f) (Y’ + .Y)J” + (.Y - 2)J, = 0: LI = 1.

3. Trabaje los Ejercicios l(a)-(j) y Z(a)-(f) usando el método de la serie de Taylor don-
de sea aplicable.

4. Encuentre las soluciones con series de potencias para y ” + zy = 0 y discuta sus con-

vergencias.

EJERCICIOS l3

1. Use el método de Picard para obtener las soluciones de cada una de las siguientes.
Encuentre al menos la cuarta aproximación a cada solución. (a) y’ = - 3y ; y (0) = 1.
(b) y’=x’ -y; y(O)=O. (c) y’=e*+y; y(O)=O. (d ) 2y’+ny-y-O.

2. Use el método de Picard para obtener la cuarta aproximación a la solución de y’ =
x +y; y(1) = 2. (Sugerencia: Tome el límite inferior en la integración igual a 1.)

3. Trabaje los Ejercicios l(a)-(c) usando el método de Picard.

4. Resuelva usando series y ” + xy ’ - 2y = 0; y (0) = 1, y’(0) = 0.

*Para una demostración ver [ 131

Solución de ecuaciones diferenciales usando series 321

5. Encuentre la solución general de y ” - 2xy ’ + 4y = 0 usando métodos de series

6. Use (43), página 317, y la prueba del cociente para hallar el radio de convergencia
de (44), página 317.

‘7. Muestre que la solución general en términos de series de potencias alrededor del
punto singular x = 0 se puede obtener para la ecuación diferencial x2y ” - 2xy ’ +
2y = 0, pero no para 2x2~ ” + 2xy’ + y =O. iTiene esto alguna conexión con el Teo-
rema 1 en la página 313? Explique.

8. iCómo resolvería usted por series y ” + xy = sen x?

9. iPuede usted encontrar una solución con series de potencias alrededor de a = 1
para el Ejercicio 2(c)A? Explique.

EJERCICIOS C

1. Resuelva usando series de potencias y ” + eXy = 0, y(0) = 1, y’(0) = 0. iPara qué
valores cree usted que la serie es convergente? Explique.

2. Explique cómo usted podría resolver (cos x)y” + (sen x)y = 0 usando series. iPara
qué valores de x esperaría usted que la serie converja?

3. Suponga que usted nunca había oído de sen x y cos x pero que en algún problema
aplicado llegó a la ecuación diferencial y ” +y = 0 y obtuvo las soluciones con series
de potencias como en el Ejemplo ilustrativo 1, página 306. Denotando estas solu-
ciones por C(x) y S(x), esto es,

muestre que estas tienen las siguientes propiedades: (a) [C(x)” + [S(x)] 2 = 1.

(b) S(u + u) = S( + C(u (c) C(u+ u) = C( - S(U

4. Explique cómo encontraría una solución con series de y ’ = e-xy, y (0) = 1.

5. iPuede usted extender el método de Picard a ecuaciones diferenciales de orden
mayor al primero? Si es así, ilustre con un ejemplo.

El método de Frobenius

2.1 MOTIVACION PARA EL METODO DE FROBENIUS

En la sección anterior mostramos cómo obtener una solución con series
de potencias a la ecuación diferencial

p(s)!:” + Cl(S)), + I.(S)). = 0

(1)

alrededor de un punto ordinario x = a, esto es, donde p(a) # 0. Una pregun-
ta que naturalmente surge es si podemos encontrar soluciones con series de
potencias alrededor be x = a si a es un punto singular. Esto podría ser por
supuesto ventajoso, cuando por ejemplo las condiciones iniciales están da-
das en un punto singular.
Un matemático con el nombre de Frobenius llegó a interesarse en esta
pregunta al final del siglo XIX y decidió investigarla. Como una primera eta-
pa en la investigación, decidió inirar a la ecuación diferencial de Euler, la
cual tiene un punto singular y que siempre puede resolverse como ya lo he-
mos visto en la página 215. Consideró varios ejemplos de ecuaciones diferen-

I

3 2 2 Capi?ulo s i et e

ciales de este tipo junto con sus soluciones generales, tales como en la lista
siguiente:

1. Wy” + 3.YJ’ + y = 0. 1‘ = (‘,X ’ + L’2.Y 1

2

3

3 II

3.\ -y’ + 2.v = 0.

7

3:

.x-v -

.yq -

JJ = <,,.r + c,.\ -.

xv’ + 1‘ - 0. JI = C’,.Y + c2x In .Y.

Estos ejemplos muestran que aunque las ecuaciones diferenciales mismas
no lucían muy diferentes entre sí sus soluciones eran bastante diferentes.
Por ejemplo, la segunda ecuación tiene soluciones que involucran potencias
positivas de x, la primera tiene soluciones que involucran potencias negati-
vas de x, mientras que la tercera tiene una solución que involucra In x. Al
asumir una solución con series de potencias de la forma

y = n,, + ll,.\ ’ + uzx’ + =

c L7,X’

(2)

en cada una de estas ecuaciones encontraríamos la solución general en el se-
gundo caso, una solución en el tercer caso, y ninguna solución en el primer
caso (aparte de la solución trivial y = 0). Llegó a ser claro para Frobenius que
la dificultad surge debido al tipo de serie asumida en (2). ¿Por qué no asu-
mir un tipo más general de serie, tal como

y = S‘(U() + 0,x + n$ + ” ,) = c Iljsj+<

(3)’

donde c es una constante adicional desconocida, la cual se reduce a (2) en
el caso especial c = O? Este supuesto produciría la solución general en am-
bos el primer y segundo casos y una solución en el tercero.
De hecho, no es difícil mostrar que cualquier ecuación de Euler de orden
2 (o mayor) tiene al menos una solución del tipo (3). Frobenius fue llevado
así a hacer la siguiente

Pr egu n ta . ¿Bajo qué condiciones sobre p(x), q(x) y r(x) donde x = 0
es un punto singular la ecuación diferencial (1) tendrá una solución del tipo
(3)?

Debido a que una serie del tipo (3) está asociada con Frobenius, con fre-
cuencia nos referiremos a ésta como una solución tipo Frobenius.
Ahora es por supuesto imposible saber qué sucedió en la mente de Fro-
benius en la búsqueda de la respuesta a esta pregunta, pero el razonamiento
pudo haber sido como el que sigue.
Comparemos la ecuación general de Euler de segundo orden

/i,,.\-'u" + Ii,\--' + /i-,u = 0

(4)

donde k,, k r, k, son constantes en (1). Para propósitos de una mejor com-
paración dividamos la ecuación (1) por p(x) jr (4) por k,x’ de modo que el
coeficiente de y ” en cada caso sea 1. Así obtenemos

u!, / 4x1 “, + I‘(s) ” = ()

1; ]
y” + - 1.’

lil

x0.\-

+ ~

lJ(.\-1

p ( s )

,,
‘0.,-z J‘ = 0

Ahora si tenemos

y(x)

k ,

li2l.(X)

p(r) = Lq

/ J(.Xl -I\ ,,x’

xq(‘c)

x’r( s)
0 en forma equivalente si ---- = una constante, -- = una constante

P(X)

l’(S)

(5)

entonces (1) es precisamente una ecuación de Euler.

Solución de ecuaciones diferenciales usando series 3 2 3

Si no tenemos (5) pero si tenemos

,

.U~(S)
hmO p(.\ -,~ = una constante,

.Y21~(.Y)

’ lím -~~~~ = una constante
.,+o p(.v)

esto es, límites en (6) existen, entonces (1) no será una ecuación de Euler pe-
ro debería ser cercamente una ecuación de Euler si tomamos x lo suficiente-
mente cercano
a cero. En tal caso esperaríamos que (1) tuviera una solución
del tipo Frobenius (3).

Ejemplo 1. Suponga que nos dan la ecuación diferencial

(2-Y’ + 5S”)J” + (2s - ‘í’y + (1 + ‘í)J = 0

(7)

entonces para valores suficientemente pequeños de x, esto es, para x cerca a
cero, podemos despreciar 5x3 en comparación con 2x2, x2 en comparación
con 2x, y x en comparación con 1, de modo que podemos esperar que una bue-
na aproximación a (7) cerca a x = 0 esté dada por

2X2f’ + 2.XJ’ + )’ = 0

(8) .

la cual es la primera ecuación de Euler dada en la página 323 con la solu-
ción general y=c,x-l +c,x-~/ ~. En vista de esto esperaríamos que (7)
tenga dos soluciones del tipo Frobenius (3) con c = - 1 y c = - +, respectiva-
mente. Esto no es difícil de verificar (vea el Ejercicio 1B).
A pesar de que este enfoque “llamativo” no es por supuesto una prueba
de nada, el tipo de razonamiento involucrado puede ayudar a guiarnos hacia
una conjetura de un posible teorema, el cual debe ser demostrado. Antes de
enunciar tal “posible teorema” notemos primero que el imponer el requeri-
miento (6) estamos colocando una restricción sobre el punto singular x = 0,
puesto que el requerimiento puede o no puede cumplirse. Esto nos lleva a dis-
tinguir entre dos clases de puntos singulares como se expresan en la siguien-
te definición. Enunciamos esta definición en una forma aplicable a cualquier
punto singular x = a en vez de x = 0.

Definición. Sea x = a un punto singular de la ecuación diferencial (1). En-
tonces si

lím t-y - C~kJ(-X)

(s - ay,

* - 4

P(S)

Y Iím m---pK-. existen ambos

.x - a

llamamos x = a un punto singular regular; en caso contrario se llama un pun-
to singular irregular,

Ejemplo 2. Dada la ecuación (x - 2)y ” + 3y ’ - xy = 0, tenemos p(x) = x - 2,
q(x)
= 3, r(x) = - x y x = 2 es un punto singular. Puesto que

lím i-y - 2~3)

~-- zz 3, lím (‘c - W--Y) o

2

.Y -

I-*

3

x- 2

.Y - 2

esto es, ambos límites existen, x = 2 es un punto singular regular.

Ejemplo 3. Dada la ecuación x3 (1 - X)JJ ” + (3x + 2)~ ’ + x4y = 0, tenemos

p(x) = x3 (1 -x1, q(x) = 3x + 2, r(x) = x4,

y x=1.

y hay dos puntos singulares x = 0

324 Capítulo siete

no existe, mientras que

no existen ambos límites y por tanto x = 0 es un punto singular irregular.
Puesto que

I

-

lím (x 1)(3-x + 2)

-

-5 lím (‘( l)2!3-y + 2, = 0

1-1 x3( 1 - x)

\ - 1 .x3( 1 - X)

existen ambos límites y x = 1 es un punto singular regular.

Basados en las observkiones anteriores, conjeturamos la verdad del si-

guiente

\

Teor em a 1. Sea x = a un punto singular regular de la ecuación diferencial

P(X)J”’ + q(s))“ + r(s)y = 0

(10)

donde p(x), q(x), r-(x) son polinomios, y suponga que x = a es un punto sin-
gular regular, esto es,

l

Iím b - Cok/ y lím (x - 42w

existen ambos

(11)

x - 0

Pb)

x-a P(X)

Entonces (10) tiene una solución tipo Frobenius de la forma

j’ = (x - cqCILIO + a,(s - LI) + a2(x - u)2 + ” .] = 1 Uj(.Y - Lly+’

donde la serie aparte del factor (X - u)~ converge para todo x tal que 1 x -a 1 <
R y donde R es la distancia de x = a a la singularidad mas próxima (por su-
puesto distinta de a). La serie puede o no puede converger para ) x - a 1 = R
pero definitivamente diverge para )x - a 1 > R .*

La generalización se puede hacer al caso donde p(x), q(x), r(x) son ana-
líticas dentro del círculo de radio R con centro en a (esto es, tienen series de
potencias o series de Taylor en x -a convergentes para )x -a 1 < R).
Al enunciar este teorema usamos la. intuición dada por el Teorema 1, pá-
gina 313. Lo sorprendente acerca del conjeturado teorema anterior es que
es cierto. Sin embargo, como antes omitiremos una demostración y en vez pre-
sentamos ejemplos de su uso. t

Ejemplo 4. Puesto que x = 2 es un punto singular regular de (x - 2)~” +
3y’- xy = 0 (ver el Ejemplo 2), la ecuación tiene una solución tipo Frobenius
de la forma

J‘ = (X - 2)‘[u, + L~,(x - 2) + U~(X - 2)2 + . .] = 1 uj(x - 2)j+c

*Se debería notar que si incluimos el factor (x - a)~ entonces la serie resultante conver-
ge para 1 x -a ( < R si c > 0. Sin embargo, si c < 0, la serie no converge para x = a.

+ Para una demostración, ver [ 131

Solución de ecuaciones diferenciales usando series 3 2 5

donde la serie aparte del factor (X - 2)~ es convergente para todo x, esto es,
para x tal que Ix-21 < ~0, puesto que no hay otro punto singular.

Ejemplo 5. Dada la ecuación ~3 (1 - x)y ” + (3y + 2)~’ + x”y = 0, sabemos
del Ejemplo 3 que x = 1 es un punto singular regular mientras que x = 0 es
un punto singular irregular. Así existe una solución tipo Frobenius de la forma

2‘ = (-u - l>c[a, + al(.X - 1) + uz(s - 1)2 + . .] = c aj(x - l)j+c
donde la serie aparte del factor (x - 1)’ es convergente para IX - 11 < 1 pues-
to que la distancia de 1 a la singularidad mas próxima (esto es, 0) es 1. La
serie puede o-no puede converger para 1 x - 11 = 1 pero definitivamente; diver-
ger para 1 n - 11 > 1.

Puesto que x = 0 es un punto singular irregular, no podemos concluir a
partir del teorema anterior si hay soluciones tipo Frobenius de la forma

!; = .xC[uo $ a,x + u2x2 + . .] = 1 uj$+c

Observación 1. Como se indicó en el Ejemplo 5, el teorema de la pági-
na 325 no nos permite sacar ninguna conclusión que concierne soluciones ti-
po Frobenius en el caso de un punto singular irregular. Puesto que la teoría
que involucra puntos singulares irregulares es algo difícil, no nos ocuparemos
de ella. Se debería indicar, sin embargo, que en tal caso siempre podemos ob-
tener una solución con series alrededor de un punto ordinario y luego usar el
Teorema 1 en página 313. *
Al comparar el teorema anterior con aquel en la página 313 el estudiante
alerta puede haber notado que el anterior no menciona solución general, mien-
tras que el de la página 313 sí lo hace. La razón es muy simple, porque aunque
el teorema anterior menciona condiciones bajo las cuales una solución tipo
Frobenius de una ecuación diferencial exista, no menciona que todas las so-
luciones
deban ser del tipo Frobenius. Hemos visto esto de hecho en conexión
con la ecuación elemental de Euler, por ejemplo el Caso 3 en la página 323,
donde aparece In x, la cual ciertamente no es del tipo Frobenius.
Afortunadamente, haciendo uso del teorema en la pagina 175, si conoce-
mos una solución de una ecuación diferencial de segundo orden, podemos en-
contrar la solución general. Como veremos, esta segunda solución involucra
una serie tipo Frobenius multiplicada por In x, como podríamos esperar de las
observaciones de la tercera ecuación de Euler en la página 323.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->