Está en la página 1de 10

CONOCIMIENTO DEL MEDIO 3er CURSO

UNIDAD 7: EL PLANETA TIERRA

OBJETIVOS

• Aprender que la Tierra es un planeta y saber cómo es.


• Aprender que el Sol es una estrella y saber cómo es.
• Aprender que la Luna es un satélite y saber cómo es.
• Comprender y explicar cómo la rotación de la Tierra da lugar a la sucesión del día
y la noche.
• Comprender y explicar cómo el movimiento de traslación de la Tierra da origen a la
sucesión de las estaciones.
• Conocer la rotación de la Luna alrededor de la Tierra y las fases lunares.
• Saber cuáles son y localizar los cuatro puntos cardinales con ayuda de la brújula.
• Saber que son un globo terráqueo y un planisferio.

CONTENIDOS

• La Tierra, el Sol y la Luna.


• La Tierra y la Luna se mueven.
• La Tierra y su representación.

• Identificación de la Tierra, el Sol, la Luna y diversos planetas del Sistema Solar a


través de ilustraciones.
• Interpretación y comparación de gráficos.
• Localización de los puntos cardinales con una brújula.
• Elección de un instrumento científico.

• Curiosidad por conocer el lugar que ocupa nuestro planeta en el Sistema Solar.
• Interés por comprender cómo se produce la sucesión del día y la noche.
• Responsabilidad para protegerse de las radiaciones solares.

COMPETENCIAS BÁSICAS

Además de desarrollar la Competencia en el conocimiento y la interacción con el


mundo físico, en esta unidad se contribuye al desarrollo de las siguientes
competencias:
- Competencia social y ciudadana.
- Competencia cultural y artística.
- Aprender a aprender.
METODOLOGÍA

Proceso de enseñanza y aprendizaje:

En las páginas iniciales de la unidad 7 el proceso comienza con la lectura La vuelta al


mundo, apoyada con dos imágenes y centrada en las aventuras de Elcano, el relato de
Julio Verne y las máquinas de viajar modernas. A continuación se presentan varias
actividades para aplicar lo que los alumnos y alumnas acaban de leer.

A continuación, en el apartado Recuerda lo que sabes se muestran a los alumnos


contenidos sobre la Tierra, la Luna y el Sol que ya han estudiado en cursos anteriores.
Varias actividades ayudan en esta tarea. Y en el apartado Vas a aprender se
presentan los contenidos que se estudiarán a lo largo de la unidad.

En las páginas de información: El Sol, la Tierra y la Luna, La Tierra y la Luna se


mueven y La representación de la Tierra el proceso de enseñanza-aprendizaje se
construye mediante el trabajo del texto expositivo reforzado con esquemas y
fotografías. Después se proponen actividades para reforzar el aprendizaje de los
contenidos clave.

Tras las páginas de contenidos se incluyen dobles páginas con actividades para
reforzar y aplicar los contenidos de las páginas que acaban de estudiar. En el apartado
Comprende y aplica se muestran las señas de identidad de los ocho planetas. Y en el
apartado Aprende a hacer los alumnos aprenderán a utilizar una brújula.

Tras las páginas de contenidos hay una doble página denominada Repasa, donde se
resumen los conceptos de más importancia tratados en la unidad. A continuación, en
Soy capaz de… se trabaja cómo elegir un instrumento científico, mientras que en el
apartado El mundo que queremos se refuerza la importancia de proteger nuestra piel
cuando tomamos el sol.

Sugerencia de temporalización:

Última Semana de enero y 1.ª semana de febrero.

Recursos:
- Conocimiento del medio 3.
- Guía didáctica de Conocimiento del medio 3.
- Fichas 19, 20 Y 21 de refuerzo.
- Ficha 7 de ampliación.
- Ficha 7 de control.
- Ficha 7 de evaluación.
ACTIVIDADES Y SUGERENCIAS DIDÁCTICAS

- Para empezar, tener en cuenta que tanto en Internet como en las enciclopedias
se pueden encontrar muy buenas fotos de la Tierra, del Sol y de la Luna que serán
muy ilustrativas para explicar los contenidos de la unidad. Mostrarlas a los alumnos
si tiene ocasión.

- Una herramienta especialmente interesante y disponible en Internet es el Google


Earth (www.googlearth.com), que permitirá a los alumnos contemplar la Tierra con
mucho detalle e incluso acercarse a cualquier punto del globo que les interese,
incluida la localidad en la que viven.

- Al hablar de la Tierra, explicar a los alumnos que es el único planeta conocido en


el que existe vida. Hasta hace poco tiempo, los instrumentos y telescopios
astronómicos no habían permitido detectar la existencia de planetas fuera de
nuestro Sistema Solar, pero en la actualidad ya se han detectado unos cuantos, de
los que se cree que ninguno posee las condiciones adecuadas para albergar vida.

- Comentar que el Sol es indispensable para la vida en la Tierra y es también


nuestra principal fuente de energía. Gracias a él las plantas fabrican su alimento y
otros seres vivos, animales herbívoros, se alimentan a la vez de estas plantas. La
energía que llega hasta nosotros del Sol permite que en nuestro planeta tengamos
una temperatura cálida, óptima para la vida. Es el responsable también del ciclo del
agua y del movimiento del aire en la atmósfera, que da lugar a los vientos.

- La medida de la Tierra. Explicar que Eratóstenes fue el primer científico en medir


la circunferencia de la Tierra, en el año 200 antes de Cristo. Y lo hizo con un
sencillo experimento.
Eratóstenes comprobó un 21 de junio, en el solsticio de verano y en la ciudad
egipcia de Asuán, que los rayos de sol del mediodía incidían verticalmente sobre la
superficie de la Tierra, de tal forma que los objetos no proyectaban sombra. Ese
mismo día y a la misma hora, en Alejandría, una ciudad al norte de la suya, los
objetos proyectaban una corta sombra. De esta observación, Eratóstenes dedujo
que la superficie de la Tierra tenía que ser curva, ya que si fuera plana el sol
incidiría de la misma forma en las dos ciudades.
El sabio egipcio contrató entonces a un hombre que hiciera caminando el camino
entre Asuán y Alejandría para calcular de forma precisa la distancia entre las dos y,
realizando unas sencillas operaciones llegó a calcular la circunferencia de la Tierra
equivocándose solo en 3.000 km.
Realizar con los alumnos un modelo del experimento de Eratóstenes. Para ello,
pegar dos palitos de la misma longitud sobre los dos lados de una cartulina blanca.
Alumbrar con una linterna sobre la cartulina plana y luego curvarla imitando la forma
de la Tierra. ¿Qué sucede con las sombras de los dos palitos?
- Los niños saben qué son el Sol, la Luna y la Tierra, pero no pueden imaginarse
sus tamaños relativos. El Sol es el más grande de estos astros, pero al estar muy
alejado de la Tierra parece tener el mismo tamaño que la Luna. Proponer una
comparación de sus volúmenes: en el Sol podría caber más de un millón de veces
la Tierra. Y en la Tierra podría caber cincuenta veces la Luna.

- Utilizar un espejo para reflejar la luz del Sol sobre una pared del aula o en un
objeto. Explicar a los niños que el espejo refleja la luz del Sol y por eso ilumina la
pared. Comparar ahora la superficie de la Luna con el espejo y explicar que es el
mismo efecto, es decir, la Luna no tiene luz propia pero refleja la del Sol.

- Explicar a los alumnos que la exploración del Sistema Solar requiere de


tecnología muy avanzada: telescopios terrestres y espaciales, naves y sondas
espaciales, etc. Se avanza a medida que la tecnología ofrece nuevas posibilidades
de estudio.

- Comentar a los alumnos que algunas estrellas tienen nombre propio, como la
estrella Polar, que señala el norte en el hemisferio norte y que sirve para orientarse.
La estrella más cercana a nosotros después del Sol es Próxima Centauro.

- Otros astros. Señalar que aparte de las estrellas como el Sol y los planetas
como la Tierra, en el Universo existen otros astros, como los asteroides, los
meteoritos y los cometas.
- Los asteroides son como pequeños planetas que se mueven alrededor del Sol.
La mayor parte de los asteroides de nuestro Sistema Solar se encuentran entre
las órbitas de Marte y Júpiter.
- Los meteoritos son trozos de otros astros que caen a la Tierra. Cuando esto
sucede durante la noche, se ven con claridad y son llamados estrellas fugaces.
La razón de su brillo es que al atravesar nuestra atmósfera y debido a la fricción
se incendian, dejando tras de si una estela luminosa.
- Los cometas son objetos compuestos de hielo y roca que orbitan alrededor del
Sol y que al acercarse a nuestra estrella desarrollan una cola luminosa y
fácilmente visible en el cielo nocturno.

- Además de presentar a los alumnos los planetas de nuestro Sistema Solar en


imágenes, la actividad 4 de la página 93 tiene el propósito de invitar a los alumnos a
razonar a partir de los datos que se les dan. Además de ayudar a comprender
mejor el texto, este tipo de actividad hace que el alumno ir un poco más allá del
texto y elabore sus propias ideas.
- La comparación de gráficos, por otro lado, es una actividad que los niños ya han
tenido oportunidad de abordar en anteriores unidades y que es de gran utilidad,
pues ayuda a que fijen su atención en los detalles, asentando en su memoria los
conceptos que se tratan en la actividad.

- Plutón, el noveno planeta. Desde su descubrimiento en 1930, Plutón ha sido


considerado el noveno planeta del Sistema Solar, un planeta de pequeño tamaño.
Desde la Tierra, solo puede verse con telescopios muy potentes, ya que es está
muy lejos del Sol.
Pero su pertenencia al grupo de planetas ha sido siempre muy discutida. En el año
2006 un congreso de astrónomos decidió reclasificarlo, pasando a ser un planeta
enano tras el descubrimiento de otros muchos objetos similares a Plutón a una
distancia también muy lejana de nuestro Sol.
Ahora forma parte de la categoría de planeta enano y es el segundo en tamaño de
los conocidos hasta ahora.
La astronomía es una ciencia que progresa tan deprisa como los avances
tecnológicos permiten y los sofisticados telescopios terrestres y orbitales permiten
obtener mucha más información y más precisa que en 1930.

- Partiendo de su propia observación, los alumnos pueden deducir que el Sol y la


Luna giran alrededor de la Tierra. Dejarles que expresen sus ideas antes de
comenzar a explicarles la rotación de la Tierra y comentar que los hombres de la
antigüedad también pensaban que la Tierra no se movía.

- Preguntar a los alumnos si se han fijado en que cuando nos detenemos en un


semáforo a veces parece que nos movemos cuando en realidad los que se mueven
son los coches de al lado. Comparar esta sensación con el movimiento aparente del
Sol y de la Tierra.
Otra forma de reflexionar y aplicar los contenidos de la unidad es pedir a los
alumnos que observen la Luna la noche anterior, que la dibujen en su cuaderno y
que apunten en qué fase se encuentra.

- Los alumnos pueden preguntarse por qué no sentimos el movimiento de nuestro


planeta. Ponerles el ejemplo de cuando viajamos en coche o en tren.
Solo percibimos el movimiento cuando el vehículo acelera o frena, cuando se pone
en marcha o se para. Mientras el movimiento es uniforme, como el de nuestro
planeta, no podemos percibirlo.
- Seguimos al Sol. Motivar a los alumnos a realizar una pequeña actividad, una
observación científica. Pueden hacerlo en clase o en su casa durante el fin de
semana.
- Deben situarse frente a una ventana desde la que se vea el Sol. Para
asegurarse de que mantienen siempre el punto de observación, una solución es
marcar con un trozo de cinta adhesiva sobre el suelo la posición de sus pies.
- Después, deben marcar sobre el cristal y usando un rotulador, la posición que
tiene el Sol desde su punto de vista.
- Deben marcar de nuevo la posición del Sol transcurrida media hora, una hora,
dos horas y por último tres horas, situándose siempre en el mismo punto. Al
terminar, pueden unir los puntos marcados con una sola línea y ver cómo se ha
desplazado el astro. De este modo comprobarán cómo el Sol parece moverse
por el cielo conforme avanza el día.

- Recordar a los alumnos que mirar al Sol puede ser peligroso para los ojos y que
deben apuntar la posición del Sol sin quedarse mirándolo más de un par de
segundos, tiempo suficiente para señalar el punto en que se encuentra.

- Pedir a los alumnos que imaginen que sucedería si, como creían en la
antigüedad, la Tierra fuera en realidad plana y no una esfera.
Llevar a clase un globo terráqueo, si es posible de los que tienen marcado el relieve
terrestre. Localizar con ellos España en el globo y hacer que lean el nombre de los
mares que rodean la península.

- Al comienzo de la unidad recomendamos visitar www.googlearth.com en


Internet. Aprovechar para explicar que esas imágenes están tomadas desde un
satélite artificial que fotografía desde el espacio la superficie de la Tierra hasta su
más mínimo detalle. Mencionar que no se trata de imágenes en tiempo real y que
no todas las zonas del planeta están fotografiadas con la misma resolución y, por lo
tanto, no pueden verse con el mismo detalle.
Recalcar en los niños el concepto de satélite, un objeto que orbita o gira alrededor
de otro, y que la Luna es nuestro satélite natural.

- Al mostrar el globo terráqueo, explicar que en las distintas partes de la superficie


de la Tierra los rayos de Sol inciden de manera diferente, ya que es curva. En el
Ecuador, por ejemplo, los rayos solares inciden verticalmente, mientras que cerca
de los polos los rayos llegan con mucha inclinación. Por esta razón, el ecuador de
la Tierra es mucho más cálido que los polos, que son las zonas más frías.

- Motivar reflexiones en los alumnos, como las siguientes:


- ¿En qué continente vivimos nosotros?
- El Mediterráneo, ¿es un océano?
- ¿Cuál es el mayor de los océanos? ¿Y de los continentes?
- El Sol de medianoche. En el norte de Noruega y Finlandia se produce todos los
veranos un fenómeno que atrae la atención de miles de turistas. Es conocido como
el Sol de medianoche y consiste en que, durante el verano los rayos solares inciden
en esta región de la Tierra de tal manera que no llega a ocultarse nunca, es decir,
no se hace de noche.
La luz solar dura en este periodo las 24 horas del día, el Sol no se pone y, cuando
parece que va a ocultarse tras el horizonte, surge de nuevo.
El número de días al año con Sol de medianoche es mayor cuanto más cerca se
esté del polo.
El fenómeno contrario, la noche polar, se produce en fechas próximas al solsticio de
invierno, cuando el sol no llega a asomar por el horizonte en todo el día. Ambos
fenómenos son fáciles de comprender usando el globo terráqueo.

- Los alumnos empiezan en este curso a interpretar mapas y planisferios, como


en actividad 4 de la página 98, así como a conocer el uso de la brújula. En esta
ocasión tan solo tienen que situar correctamente los nombres de los continentes y
los océanos; a lo largo del curso tendrán ocasión de trabajar con mapas más
complejos y difíciles de interpretar y dibujar. Para mejorar su comprensión, realizar
algunas preguntas cómo estas:
- ¿Están los mares y océanos separados entre sí?
- ¿Y los continentes?

- Aprender a orientarse usando la brújula es una destreza que divertirá mucho a


los alumnos. Además de realizar la actividad propuesta en la página 99, el profesor
puede proponerles algún juego de localización de objetos, por ejemplo,
escondiendo algunos en el patio del colegio, de forma que para localizarlos tengan
que guiarse con la brújula.

- El día y la noche. Debido a la rotación de la Tierra, mientras la luz del Sol ilumina
un lado de nuestro planeta el otro lado permanece a oscuras, es decir, mientras en
una mitad es de día en la otra mitad es de noche.
Proponer a los alumnos realizar un pequeño experimento para visualizar la
sucesión del día y la noche. Necesitarán un globo terráqueo y una linterna.
- Apagar las luces del aula y encienda la linterna, que debe haber previamente
situado en un sitio fijo. Iluminar con ella el globo y hacerlo girar lentamente para
comprobar cómo se desplazan las zonas de sombra y luz.
- A continuación, pedir a los niños que localicen los siguientes puntos en el globo
terráqueo y que completen estas oraciones:
Cuando en su Comunidad es de día, en Moscú es ……………
Cuando en Nueva York es de noche, en Tokio ……………
Cuando en Río de Janeiro es de día, en París ……………
Cuando en Cáceres es de noche, en Barcelona ……………
- En el apartado Soy capaz de... Elegir un instrumento científico, mostrar que en
realidad, los prismáticos y el telescopio deben servir para actividades diferentes,
pero dado que los conocimientos de los niños sobre astronomía son aún muy
limitados y que los prismáticos también sirven para ver los cráteres lunares,
deberían optar por elegirlos. Son mucho más baratos y además pueden servirles
para observar animales, paisajes, etc. Recordar a los alumnos que ser
responsables supone, además de asumir la libertad de poder elegir, considerar que
a veces hay que optar por cosas que no nos agradan o que nos agradan menos.

- Al estudiar el apartado El mundo que queremos. ¡Cuidado con el Sol! tener en


cuenta que a estas edades, los niños empiezan a ser responsables de su propia
persona, a vestirse solos y a elegir su ropa, a ocuparse de su aseo personal y
también a ocuparse de su salud. La protección de las radiaciones solares es un
buen ejemplo de cuidado que los alumnos deben ser capaces de mantener por sí
mismos. Preguntar en el aula si alguno de ellos ha padecido alguna vez una
insolación. Pedirles que cuenten al resto de la clase por qué les pasó, dónde y
cuándo fue y cómo se sintieron. Preguntar después: ¿Cómo podrías haber evitado
esa insolación?

- Días especiales. 10 de noviembre: Día Mundial de la Ciencia al servicio de la


paz y el desarrollo. La UNESCO (Organización de las Naciones Unidas para la
Educación, la Ciencia y la Cultura) es quien celebra este día con los siguientes
objetivos:
- Renovar el compromiso, tanto nacional como internacional, en pro de la ciencia
para la paz y el desarrollo, y hacer hincapié en su utilización responsable en
beneficio de las sociedades y, en particular, para la erradicación de la pobreza,
la prestación de atención médica y el suministro de agua potable y alimentos.
- Lograr una mayor conciencia en el público de la importancia de la ciencia y
colmar la brecha existente entre la ciencia y la sociedad.
La ciencia y la tecnología son un patrimonio común en cuya práctica y en cuyos
beneficios deben participar todos los países. Sin embargo, muchos avances
tecnológicos tienen como fin la industria armamentística y no la sanitaria, por
ejemplo.
Abrir un debate en el aula y dejar que los niños expresen sus ideas al respecto.
¿Por qué es importante la ciencia y la tecnología? ¿Por qué decimos que la
tecnología crea desigualdades entre los países ricos y los países pobres?
Actividades específicas para desarrollar otras competencias básicas:

Competencia social y ciudadana


- Existe un tipo de contaminación especial, que nos impide ver la mayor parte de
las estrellas del cielo nocturno desde las ciudades. Se trata de la contaminación
luminosa. La excesiva iluminación de los núcleos urbanos oculta el brillo de las
estrellas y nos permite ver solo las más luminosas. Por eso, para una buena
observación de estrellas debemos salir al campo, la montaña o la playa, lugares
alejados de los núcleos urbanos y de sus luces.

- En primavera y en verano los días sin más largos que las noches y hay más
horas de luz que durante el otoño y el invierno. Una manera de ahorrar energía es
intentar aprovechar mejor la luz del Sol, ajustando nuestro horario del siguiente
modo: en primavera y en verano adelantamos los relojes una hora, y en otoño e
invierno los retrasamos una hora. Se trata de un gesto sencillo que permite ahorrar
energía eléctrica.

- Explicar a los alumnos que ahorrar energía es una necesidad, en primer lugar
porque los recursos energéticos son limitados y en segundo para reducir la
contaminación. Hay gestos sencillos que nos permiten contribuir a todos a este
ahorro energético. Por ejemplo, desenchufar los aparatos eléctricos cuando no los
estamos utilizando, cerrar bien las ventanas y persianas en invierno para que no se
pierda el calor, utilizar bombillas de bajo consumo, etc.

Aprender a aprender
- Esta unidad supone un primer acercamiento de los alumnos a la astronomía. Es
un tema que puede resultar fascinante para los alumnos y que permite incentivar su
motivación de muchas formas. Una de ellas puede ser ver un buen documental,
como los de la serie Cosmos de Carl Sagan. Si es posible, realizar una visita a un
planetario próximo a su localidad es otra excelente manera de incentivar su
curiosidad y de reforzar el aprendizaje.

Competencia cultural y artística


- La Luna ha sido a lo largo de la historia una obsesión para el ser humano, que
imaginaba sobre su superficie extraños habitantes, los selenitas. Y así ha quedado
reflejado en la historia de la literatura. Invitar a los alumnos a leer o leer algún
pasaje en el aula del Viaje a la Luna, de Julio Verne. Es especialmente interesante
la parte en que los viajeros llegan al satélite y lo que allí ven. Preguntar: ¿En qué se
diferencia la Luna de Verne de la real? ¿En qué se parece?
CRITERIOS DE EVALUACIÓN

• Describe físicamente la Tierra, el Sol y la Luna.


• Describe los movimientos de rotación y traslación de la Tierra y el de traslación de
la Luna.
• Relaciona los movimientos de la Tierra y de la Luna con la sucesión del día y la
noche, las estaciones y las fases lunares.
• Conoce y sabe localizar los puntos cardinales y los relaciona con la salida y la
puesta del Sol.
• Reconoce en un mapamundi los océanos y los continentes.
• Interpreta correctamente sobre el mapa o plano indicaciones referidas a los puntos
cardinales.

Intereses relacionados