Está en la página 1de 3

4 DIVERTIDOS JUEGOS ERÓTICOS

Excitantes travesuras sexuales que te harán reavivar intensamente el


fuego del erotismo y recuperar el goce en pareja

Monogamia sin monotonía. ¿Quieres enriquecer tu vida sexual y


recuperar el disfrute en tu vida de pareja? Estas actividades compartidas y
excitantes son travesuras sexuales que muestran que se puede vivir en
monogamia sin caer en la monotonía.

En estos juegos, sumamente gratificantes, no se compite y ambos


participantes ganan. No son complicados ni caros y están al alcance de
todas las parejas. Con muy poco esfuerzo y mucha imaginación pueden
transformar lo habitual en extraordinario.

Según la sexóloga Rachel Copeland, especialista en relaciones de pareja y


autora del libro Cómo mejorar su vida sexual, un compendio de consejos
para aprender a ser buenos amantes evitando la monotonía en la pareja,
podemos volver a "capturar la excitación y obtener el fuego más intenso
de nuestra vida", poniendo en práctica algunos juegos para reavivar las
llamas del erotismo.

Vale la pena realizar este pequeño esfuerzo, pues "utilizando la


imaginación, las emociones y el entusiasmo pueden ser revitalizadas e
incluso mejoradas de como eran al principio de la relación", señala
Copeland.

1. RECORDAR EL INICIO.
Una de las maneras más excitantes de añadir diversión al sexo consiste en
recordar el inicio, pues recurrir a aquellas cosas divertidas que se solían
hacer al principio puede ser un juego de imaginación muy estimulante
para el deseo sexual, porque así se puede estimular al cerebro para
producir las sustancias químicas sentimentales que hicieron tan sensuales
las primeras relaciones.
Recreen juntos una escena peculiar para revivir su primera cita, sólo que
esta vez ambos se sentirán muy seguros de sí mismos. Vístanse de modo
que su apariencia se asemeje a la de aquel día, procuren encontrarse en el
mismo lugar o en otro parecido, flirteen pero sin entregarse el uno al otro
demasiado pronto, mantengan la farsa hasta llegar a la cama y continúen
reviviendo la nostalgia mientras hacen el amor.

2. RECUPERAR LA CURIOSIDAD INFANTIL.


Un juego erótico tan estimulante como divertido puede ser liberar el niño
que llevamos dentro, según la sexóloga, quien aconseja recuperar la
espontaneidad y curiosidad infantiles e intercambiar recuerdos inocentes
de la infancia de cada uno sobre el amor y el sexo.

Aunque en principio parezca un poco bobo, hagan este ejercicio


sumamente evocador y con un gran poder de despertar la libido:
pregúntense mutuamente ¿qué te explicaron acerca del sexo?, ¿cuál fue
el primer elemento erótico que viste?, ¿cuáles eran tus temores?,
¿practicaste juegos sexuales?, ¿cómo fueron los detalles de la primera vez
que fuiste besado?

3. HACER UNA FIESTA CON REGALOS Y PASTEL.


¿Has pensado en organizar una fiesta sólo para ti y tu amorcito? ¡En este
caso los invitados son innecesarios! Sin embargo siempre se agradece
recibir regalos, sobre todo si se trata de regalos sexuales.

Un pastel con velas les dará a los dos la oportunidad de pedir deseos para
que la relación sea aún más estrecha de lo que ha sido hasta ahora. "Y si
no se ponen de acuerdo, siempre podrán recurrir al pastel en una batalla
campal que apaciguará la discusión", recomienda la sexóloga.
4. HACER EL AMOR EN LA COCINA.
Pasen una noche en ese lugar de la casa y cocinen un menú casero.
Mientras la comida va calentándose, ¡imaginen la temperatura que
pueden alcanzar! Añadiendo especias no sólo harán que la comida gane
en sabor, sino que además estarán condimentando el sexo.

¿Quieres Saber Cual es la Mejor Forma


de Reavivar la Magia en su Relación?
HAZ CLICK AQUÍ!