Está en la página 1de 4

PROYECTO

CONSTRUCCION DE LA CIUDADANIA
Nosotros y los otros
Desigualdad, cultura y diversidad

La práctica educativa cotidiana nos coloca frente a alumnos diversos y cada vez más
desiguales y frente a una sociedad que cambia, pero que mantiene vigente ciertos
esquemas representacionales. .. (Santillán, 2007)

Plantear la cuestión de la diversidad es un hecho sumamente complejo. Esta cuestión se


instala en la agenda pública en el contexto de la globalización, sobretodo pensando en los
desplazamientos poblacionales en busca de mejores oportunidades de trabajo.

Como dice Jaim Etcheverry en las familias de emigrantes, los niños y los jóvenes
adquieren un papel dominante. Lo hacen al convertirse en el lazo de unión que vincula a
los mayores con el nuevo entorno que, a menudo, les resulta hostil. Los jóvenes, que se
adaptan a gran velocidad, son los encargados de traducir la nueva cultura a sus padres.
Cuando esa tarea se convierte en imprescindible, esos jóvenes terminan ejerciendo un
poder real sobre sus mayores. Es por ello que las escuelas se convierten así en un
escenario complejo donde aparecen con más crueldad algunos fenómenos relacionados
con las diferencias.
En las escuelas circulan múltiples discursos sobre la diversidad y la desigualdad. Pero ¿a
que hacemos referencia cuando hablamos de diversidad?

En primer lugar la diversidad es inherente al ser humano y constitutiva de las sociedades.


Cada uno de nosotros somos identidades irrepetibles en términos genéticos y fenotipitos,
en los hábitos y en las costumbres (Santillán, 2007)

La diversidad incluye no sólo la construcción de la identidad étnica y el género, sino


también etaria. Las diferenciaciones cada vez más pronunciadas de las distintas etapas
de la vida, marcan construcciones socialmente aceptadas, no sólo en lo cronológico, sino
que son producidas culturalmente.

Por otra parte también se asocia la diversidad a la desigualdad. Estos son dos conceptos
bien diferenciados, pero sin embargo suelen articularse y construir estructuras de
desigualdad. Sin embargo la desigualdad es un concepto ligado a las estructuras
económicas-sociales y a la distribución de riquezas de una sociedad
Las sociedades construyen polaridades sociales, a través de establecer un ¨nosotros¨
muy diferenciado de un ¨ellos¨ y sin duda, el estereotipo del enemigo legitima la
posibilidad de dominación de un grupo sobre el otro.

¨El problema de la diversidad incluye, en buena medida, la construcción de un


NOSOTROS y un ELLOS. .. y el problema está en la amenaza que implica ese ello u otro
diferenciado.
Cada grupo instala representaciones sobre la naturaleza de las diferenciaciones, que se
naturalizan y circulan sobre los grupos sociales que las aceptan y respetan.
La escuela como vínculo de reproducción social, es un instrumento de la reproducción
también de todos los productos culturales, incluidas las representaciones y prejuicios
asociados a las relaciones de poder y liderazgo en una sociedad determinada.
Es así como la reflexión a conciencia sobre los discursos que circulan en el ámbito
educativo se imponen como prioritarios.

Por otro lado la escuela es, como ya se dijo, reproductora de los bienes y artefactos
culturales. Tomamos cultura en sentido amplio, a todas las manifestaciones de los hábitos
sociales de una comunidad, las reacciones de los individuos en la medida en que se ven
afectadas por las costumbres del grupo en que se vive y los productos de todas las
actividades humanas.

El hecho cultural nos proporciona el SENTIDO de nuestra existencia, la COMPRENSION


de nuestro lugar en el mundo y las ESTRATEGIAS para afrontar la vida cotidiana. Pero
aún más importante que ello nos brinda un PARADIGMA de vida donde se instalan las
emociones, los deseos, los sueños, la construcción de un destino y el SENTIDO COMÙN.

Como plantea el sociólogo italiano Gramsci (1972), el sentido común constituye un todo
complejo conformado por concepciones heterogéneas, más o menos científicas, plagadas
de prejuicios no reflexivos, pero que funciona como herramienta cercana de donde
extraemos soluciones cotidianas a nuestros problemas.

Queda de esta forma planteada una de las cuestiones más importantes y difíciles a la
hora de trabajar en la escuela. ¿ PUEDE EL SENTIDO ENTORPECER NUESTROS
APRENDIZAJES? ¿PUEDE EL SENTIDO COMUN PROFUNDIZAR DIFERENCIAS
ENTRE NOSOTROS Y ELLOS?

La enseñanza de la CIUDADANIA
(y con ello la reflexión sobre la diversidad, desigualdad, sentido
común…)

¨Evidentemente, uno se puede liberar también de una


mala educación (Umberto Eco, la misteriosa llama de la
reina Loana)

La estrategia pedagógica se enrola en el enfoque constructivista. Consideramos que este


enfoque nos permite comprender que la escuela se transforma en una comunidad de
sentido, en la cual cada elemento de este conjunto aporta a la posibilidad de enseñar y
aprender.
Este enfoque nos ha brindado una herramienta por demás importante, el ¨aprendizaje
significativo¨ donde muchos pedagogos concuerdan que el contenido a enseñar debe ser
realmente importante para los alumnos a fin de que lo pueda asociar a sus esquemas
mentales y pueda estar motivado para aprender.

Pero también este enfoque nos ha brindado un nuevo concepto ¨CAMBIO


CONCEPTUAL¨ por el cual se cree que algunos conocimientos son tan complejos para
ser aprendidos, que se requiere modificar estructuras cognitivas, al punto de no confiar en
el sentido común (entendido como cúmulo de conocimientos útiles al ser humano).
Las representaciones sociales ( quienes somos ¨nosotros¨ y quienes los ¨otros¨) se
encuentran instaladas en el sentido común, y para cambiarlas se requiere de estrategias
propias de cambio conceptual.

Sin duda, el problema educativo central no es enseñar sobre la igualdad o las diferencias,
sino el trabajo didáctico que llevamos a cabo para que la mayoría de los alumnos transite
desde sus representaciones construidas, heredadas y legitimadas por sus grupos
sociales, a una sana reflexión de los paradigmas sociales. Es decir creemos ciertamente
que la reflexión sobre la acción humana, LA ACCIÒN CON SENTIDO, nos permite
corrernos del lugar del prejuicio, para instalarnos en el lugar de la COMPRENSIÒN.

El camino elegido didácticamente por nuestro proyecto incluye, la selección de productos


culturales significativos, la indagación sobre el sentido de esos productos culturales ya
reflexión sobre sus representaciones sociales.

El acceso a los saberes de la ciencia y la cultura no ser resuelve en una simple


instrumentalizaciòn de la relación enseñanza-aprendizaje, requiere, principalmente, de la
generación de condiciones educativas que privilegien al reflexión, el dialogo, el debate, la
impugnación, en suma, la construcción, reconstrucción y recreación colectiva de la
dimensión social y política (Alexander Ruiz Silva, 2005).

NOSOTROS. INSTITUTO MANUEL DORREGO

Evidentemente, nuestra comunidad educativa es producto de la diversidad. Confluyen en


nuestro espacio en su mayoría alumnos provenientes de familias migrantes. Se instalan
en Bella Vista, deseosos de modificar su destino, pero integrándose a una patria que los
diferencia. Esta gente conoce la cara más desagradable de las clasificaciones sociales.
La escuela está en la periferia, cercana al río Reconquista y cercana a todo aquello que
no queremos ver.
Bella Vista no quiere este Río Reconquista, está contaminado y enferma, como así
tampoco a las familias humildes que se congregan a su alrededor (son tierras más
económicas y accesibles)
A su vez. Barrio Obligado va construyendo una identidad fuerte. Aportan a ello todo el
bagaje cultural de aquellos que encuentran en estas tierras una oportunidad, y también la
de aquellos que sienten que les fue saqueado su destino de grandeza.
La escuela ha emprendido un proyecto institucional por el cual intentar comprender y
reconstruir EL NOSOTROS, a partir de comprender nuestros orígenes y nuestras
representaciones. El trabajo de la escuela busca reflexionar y encontrarnos en lo mejor a
fin de comprender que SOLO PODRAN NUESTROS ALUMNOS ALCANZAR SUS
SUEÑOS SI COMPRENDEN QUE LA CULTURA LES PROVEERA DE LAS
HERRAMIENTAS PARA ELLO.
Creemos que la escuela debe apostar a la igualdad de oportunidades, redoblando el
esfuerzo para comprender las deficiencias.

INSTITUTO MANUEL DORREGO


2008

Bibliografía
Schujman, Gustavo y Siede, Isabelino. Ciudadanía para armar. Aportes para la formación
ética y política. Aique, 2007
Silva, Alexander. La formación de competencias ciudadanas. Bogotá: Asociación
Colombiana de Facultades de Educación, 2005
Carretero, Mario. La mirada del otro y la enseñanza de la historia. Cuadernos de
pedagogía, 1998.
Carretero, Mario. Constructivismo y educación. Zaragoza. Edelvives, 1993