P. 1
La Catequesis en America Latina

La Catequesis en America Latina

5.0

|Views: 6.586|Likes:
Publicado porRodri Vera

More info:

Published by: Rodri Vera on Mar 18, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/30/2013

pdf

text

original

LA PARROQUIA, COMUNIDAD DE COMUNIDADES,
TIENE UN POTENCIAL CATEQUIZADOR QUE SE
CONCRETIZA EN SU FUERZA DE CONVOCACIÓN,
DE INTEGRACIÓN ECLESIAL Y DE SEGUIMIENTO

188. La parroquia sigue siendo en América Latina lugar importante para la educación de la
fe. Ella

es, sin duda, el lugar más significativo en que se forma y manifiesta la comunidad
cristiana. Ella está llamada a ser una casa de familia, fraternal y acogedora, donde los
cristianos se hacen conscientes de ser Pueblo de Dios..., el ámbito ordinario donde se
nace y se crece en la fe. Constituye, por ello, un espacio comunitario muy adecuado
para que el ministerio de la Palabra ejercido en ella sea, al mismo tiempo, enseñanza,
educación y experiencia vital (DGC 257).

No obstante los profundos cuestionamientos y transformaciones que ha sufrido en los últimos
años –sobre todo en el medio urbano– se presenta como instancia válida, que aún conserva
capacidad para acompañar la maduración de la fe.

La parroquia, comunidad de comunidades y movimientos, acoge las angustias y
esperanzas de los hombres, anima y orienta la comunión, participación y misión. “No
es principalmente una estructura, un territorio, un edificio; ella es la familia de Dios,
como una fraternidad animada por el Espíritu de unidad”... La parroquia está fundada
sobre una realidad teológica porque ella es una comunidad eucarística... “La parroquia
es una comunidad de fe y una comunidad orgánica en la que el párroco, que
representa al obispo diocesano, es el vínculo jerárquico con toda la Iglesia particular”
(ChL 26). Si la parroquia es la Iglesia que se encuentra entre las casas de los
hombres, ella vive y obra entonces profundamente insertada en la sociedad humana e
íntimamente solidaria con sus aspiraciones y dificultades (DSD 58).

Como comunidad de comunidades, la parroquia está llamada a redescubrir su potencial
catequizador, es decir, su fuerza de convocación, de integración eclesial y de seguimiento de
sus miembros. Al acompañar al creyente en el itinerario de su fe, hace crecer en él su
dimensión de hijo de Dios; al iluminar con el anuncio de la Buena Nueva las diversas
situaciones humanas, lo hace consciente de que su vida entera es lugar de encuentro con
Dios y con los hermanos.

84

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->