P. 1
La Catequesis en America Latina

La Catequesis en America Latina

5.0

|Views: 6.586|Likes:
Publicado porRodri Vera

More info:

Published by: Rodri Vera on Mar 18, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

06/30/2013

pdf

text

original

Los que habían sido bautizados se dedicaban con perseverancia a escuchar la
enseñanza de los apóstoles, vivían unidos y participaban en la fracción del pan
y en las oraciones… Todos los creyentes vivían unidos y lo tenían todo en
común… Con perseverancia acudían diariamente al templo, partían el pan en
las casas y compartían los alimentos con alegría y sencillez de corazón (Hch 2,
42-46).

INTRODUCCIÓN

183. Dios ha querido salvar a los hombres no aisladamente sino constituyendo un pueblo. Ha
querido que su revelación al hombre tuviera lugar a lo largo de la historia en un pueblo
elegido que, comunitariamente, tendría la experiencia del Señor y conocería los designios de
su voluntad salvífica (cf. LG 9).

LA COMUNIDAD CRISTIANA ES FUENTE,
LUGAR Y META DE LA CATEQUESIS

184. La comunidad cristiana es fuente, lugar y meta de la catequesis (cf. DQ 4). Desde la
comunidad eclesial la Palabra viva de Dios se transmite de generación en generación. Es en
la comunidad que tiene lugar la educación en la fe y la catequesis busca introducir al
catequizando en esta vida de la comunidad eclesial. Por eso el proceso catequístico implica
un proceso de iniciación y enraizamiento en la comunidad eclesial.

La evangelización, siguiendo la pedagogía divina, es tarea comunitaria y toda la Iglesia,
como Pueblo de Dios, es la responsable de esta misión, porque la Iglesia y todos sus
miembros existen para evangelizar. Esta es la identidad, dicha y vocación de toda la Iglesia y
de cada cristiano (cf. EN 14). Ningún sector de la pastoral, por importante que sea, puede
atribuirse la totalidad de la misión evangelizadora.

Como un momento de la evangelización

la catequesis es una responsabilidad de toda la comunidad cristiana. La iniciación
cristiana, en efecto, “no deben procurarla solamente los catequistas o los sacerdotes,
sino toda la comunidad de los fieles” (AG 14). La misma educación permanente de la fe
es un asunto que atañe a toda la comunidad. La catequesis es, por tanto, una acción
educativa realizada a partir de la responsabilidad peculiar de cada miembro de la
comunidad, en un contexto o clima comunitario rico en relaciones, para que los
catecúmenos y catequizan-dos se incorporen activamente a la vida de dicha
comunidad (DGC 220).

La dimensión comunitaria de la catequesis no es nueva en la Iglesia. A través de su historia,
a veces de manera expresa, a veces tácita, la comunidad eclesial ha sido fuente y agente de

82

la catequesis y la acción catequística ha estado siempre orientada hacia la comunidad
eclesial.

LA IGLESIA TODA ESTÁ LLAMADA
A SER CATEQUIZADA Y CATEQUZADORA

185. En primer lugar la Iglesia toda está llamada a ser catequizada y catequizadora porque
ella es depositaria de la Buena Nueva que debe ser anunciada. Las promesas de la Nueva
Alianza en Cristo, las enseñanzas del Señor y de los Apóstoles, la Palabra de Vida, las
fuentes de la gracia, todo esto ha sido confiado y se vive en la comunidad de la Iglesia (cf. EN
15). En ella su vida íntima: la vida de oración, la escucha de la palabra, la caridad fraterna
vivida, el pan compartido, no tienen pleno sentido sino cuando se convierten en testimonio,
se hacen predicación y anuncio explícito de la Buena Nueva y buscan la adhesión vital y
comunitaria (cf. EN 21-23).

186. Siendo la catequesis un momento dentro de la misión evangelizadora, la comunidad
eclesial se convierte, en todos los niveles en la responsable de la catequesis: tiene la
responsabilidad de atender a la formación de sus miembros catequistas, pero también la
responsabilidad de acoger a los catequizandos.

LA COMUNIDAD ES RESPONSABLE
DE LOS CATEQUISTAS Y DE LOS CATEQUIZANDOS

La catequesis corre el riesgo de esterilizarse si una comunidad de fe y de vida cristiana
no acoge al catecúmeno en cierta fase de su catequesis (CT 24) y el acompañamiento
que ejerce la comunidad en favor del que se inicia, se transforma en plena integración
del mismo en la comunidad (DGC 69).

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->