Está en la página 1de 1

China es la segunda nación más grande del mundo, con una superficie de más de

11.000.000 kilómetros cuadrados, siendo más grande que toda Europa y Oceanía
juntas. Ocupa una cuarta parte de la extensión territorial de Asia y su superficie solo
es superada por Rusia.

En cuanto a su filosofía, la sociedad china se considera politeísta y sincrética.


Aparentemente, cada religión postula una doctrina independiente, pero en la
sociedad china domina el taoísmo y el budismo.
La perspectiva religiosa china tiene un carácter especial ya que puede acomodar
simultáneamente creencias aparentemente contradictorias.
La caligrafía china es una exótica
característica de la cultura china,
convirtiéndose en una joya sin igual en la
cultura oriental. En su aspecto gráfico, se la
puede comparar con la pintura gracias a su
capacidad para despertar emociones. Como
arte abstracto, se manifiestan en toda su
pureza el ritmo y la armonía musicales. Todo
ello sumado a una parte práctica: es una
forma de escritura.
De hecho, la escritura constituye la
representación palpable de la lengua hablada.

Los primeros caracteres chinos pueden haber


sido utilizados hace unos 5000 años. Se
trataba de pictogramas que representaban los
objetos y actividades más comunes de la vida
en aquellos tiempos.

El chino es un antiquísimo sistema de escritura y no ha variado en sus miles de


años de existencia.

La artesanía china se caracteriza por sus numerosas variedades y finas técnicas.


Muchas obras trabajadas con técnicas especiales atraen a los expertos y
coleccionistas. La artesanía de China se divide en dos ramas: la especial y la
folklórica. La artesanía especial incluye las tallas en marfil, en jade y en piedra
shoushan y otros artículos, los cuales, hechos con diseños meticulosos y materias
preciosas o particulares, se venden muy caros.

En cuanto a la pintura de China, las primeras manifestaciones las encontramos en


las cerámicas pintadas del neolítico, de hace más de seis mil años y con figuras de
peces, ranas, ciervos, pájaros y flores.
Los pictogramas más tempranos estaban compuestos por los pequeños dibujos con
líneas, que se desarrollarían convirtiéndose en los caracteres chinos actuales.