P. 1
REESTRUCTURACION COGNITIVA

REESTRUCTURACION COGNITIVA

|Views: 557|Likes:
Publicado pormpeinado6

More info:

Published by: mpeinado6 on Mar 17, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

09/21/2014

pdf

text

original

REESTRUCTURACIÓN COGNITIVA

De nuevo con vosotros, familia. Después de un intervalo no muy amplio y, debido a la gran cantidad de trabajo tanto en el alumnado como plasmado en las conferencias que se están dando periódicamente, no he podido seguir informando de contenidos interesantes a través de los artículos que publicamos en este blog. Pero continuamos con ello. Os preguntaréis… ¿qué es eso de Reestructuración Cognitiva?. Es una técnica de modificación de conducta, estrategia que particularmente la utilizo bastante en el departamento y por este motivo, quiero que se conozca, pues se da una gran importancia a los procesos cognitivos en el desarrollo de las disfunciones emocionales y conductuales y que casi siempre influirá en el rendimiento académico del educando. El supuesto básico es que las personas tienen ideas o filosofías de vida irracionales que, aunque inventadas por ellas mismas, las mantienen dogmáticamente, produciéndoles perturbaciones emocionales y conductuales. La causa de los problemas psicológicos estaría en la manera que tienen, en nuestro caso, los alumnos y alumnas de interpretar su ambiente y sus circunstancias, y las creencias que han desarrollado sobre sí mismos, sobre los otros y sobre el mundo en general. ¿Por qué son pensamientos o ideas irracionales?. Por tres causas:

Son falsas, ya que distorsionan la realidad, son interpretaciones incorrectas de lo que sucede, en definitiva, es un sesgo del procesamiento de información de nuestro cerebro. Son disfuncionales, puesto que dificultan la obtención de metas, es decir, son desadaptativas para nuestros alumnos al interferir en su rutina diaria, a saber, convivencia, estudios, normas, etc. Automáticos, pues siempre aparecen cuando menos lo esperamos y no sabemos como eliminarlos.

Es importante que analicemos la siguiente afirmación: las cosas que ocurren no son las que producen las perturbaciones, sino que éstas se generan por la interpretación que las personas tienen sobre ellas.

Por ejemplo: Un alumno o alumna de nuestro centro se cruza por el pasillo con un compañero de clase y éste no le saluda. Aquél interpreta la situación como “no quiere saber nada de mí, le pasa algo conmigo”, ante lo que emergen creencias muy particulares: “pierdo a todos mis amigos”, “nadie quiere ser amigo mío”, “no soy una persona interesante y no tengo nada que ofrecer”, etc. Estas creencias pueden producir en nuestro alumno, por ejemplo, abatimiento y aislamiento; además, al darse cuenta de que está evitando a su compañero y aislándose de los demás puede considerarlo como una debilidad, haciendo que se sienta aún peor. Seguro que muchos de nosotros nos identificamos o recordamos situaciones parecidas en nuestra historia personal, pero ¿qué diferencia existe entre creencias racionales e irracionales?. Las creencias racionales son probabilísticas o relativas y se expresan en términos de deseos y gustos: “me gustaría”, “preferiría”, “no me gustaría”, etc. Si en nuestros alumnos y alumnas conseguimos que manifiesten este tipo de creencias, cuando no consigan lo que deseen, los sentimientos negativos de displacer o insatisfacción generados no impedirán el logro de nuevos objetivos o propósitos. Las creencias irracionales son dogmáticas o absolutas y se expresan en términos de obligación, necesidad imperiosa o exigencia: “tengo que”, “debo que”, “estoy obligado”, etc. Su no consecución provoca emociones negativas inapropiadas (depresión, culpa, ira, ansiedad, miedo,…) que pueden interferir en sus objetivos, por ejemplo académicos, y también generarán alteraciones de la conducta tales como aislamiento, conductas de evitación o de escape, abuso de sustancias tóxicas, etc. Las ideas irracionales son peculiares de cada persona, pero podemos agruparlas en un número reducido de categorías. A continuación os detallo las denominadas ideas irracionales básicas:

• Tengo que ser amado y tener la aprobación de todas las personas importantes de mi entorno. • Si soy una persona valiosa, tengo que ser competente, suficiente y capaz para conseguir todo lo que me propongo.

• Las personas malas deben ser culpabilizadas y castigadas por sus malas acciones. • Es horrible y catastrófico que las cosas no salgan, no sean o no vayan como yo quiero o deseo. • Las desgracias humanas se originan por causas externas y no puedo hacer nada o casi nada para evitar o controlar la pena y el sufrimiento que me producen. • Si puede pasar algo peligroso o terrible, debo sentirme muy preocupado o asustado y pensar constantemente en la posibilidad de que ocurra. • Es más fácil evitar que enfrentarme a las responsabilidades y los problemas de la vida. • Debo depender de personas más fuertes y poderosas en quienes confiar y apoyarme. • Las cosas que me ocurrieron en el pasado son determinantes de mi conducta actual y futuro porque siempre me influirán de manera definitiva y me volverán a ocurrir. • Debo asumir y preocuparme mucho y constantemente por los problemas de los demás, como si fueran los míos. • Cada problema tiene una solución acertada y perfecta y es horrible y catastrófico no encontrarla.

Estas exigencias absolutas y dogmáticas generan unas distorsiones cognitivas entre las que se encuentran: • Resaltar en exceso lo negativo de un acontecimiento. • Exagerar lo insoportable de una situación. • Condenar a las personas, o al mundo en general, si no proporcionan , en este caso a los alumnos, lo que éstos creen que se merecen. En definitiva, que nos encontramos a determinadas personas con una tensión emocional que puede dar lugar a dos tipos de perturbaciones psicológicas:

La ansiedad del yo. Se produce cuando se altera la imagen de uno mismo, cuando el sujeto se autocondena por no satisfacer las peticiones absolutas que se hace a sí mismo. Fijaros en este ejemplo,

situación a evitar siempre en clase: “si fallo o me desaprueban , significa que no soy valioso o valiosa” Esto puede llevarle a evitar las situaciones en las que el fracaso o la desaprobación puede ocurrir (intentará no estudiar o lo dejará todo para el último día) y a la aparición de problemas tales como desarrollar un comportamiento no asertivo debido al miedo a lo que los demás puedan pensar.

La ansiedad perturbadora. Tiene lugar cuando no se satisfacen las peticiones dogmáticas que crean bienestar y condiciones de vida cómoda. Se da cuando es provocada por las demandas que se dirigen hacia los otros (“todos deben tratarme siempre bien, de forma agradable y considerada”) o al mundo en general (“las condiciones de vida deben ser buenas y fáciles para que pueda conseguir prácticamente todo lo que quiero sin mucho esfuerzo e incomodidad”). ¿os suena esto último?......baja tolerancia a la frustración.

Cada profesional tiene sus estrategias para llevar a cabo una reestructuración cognitiva, es decir, pasar de unas ideas irracionales a otras más racionales. Particularmente suelo utilizar las siguientes: • • • • • • Entrevista de evaluación Técnicas de persuasión verbal o debate Autorregistros Imaginación racional emotiva Exposición a las situaciones temidas Técnicas humorísticas.

Bien, ya sabéis algo más sobre la complejidad del ser humano; somos difíciles pero muy interesantes y, con respecto al contexto educativo, poco a poco nos damos cuenta que muchos de los problemas de rendimiento académico, casi la mayoría, la fuente es una distorsión cognitiva. Hasta el próximo artículo, recibid un fuerte abrazo. No olvidéis vuestras sugerencias y las conferencias quincenales.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->