P. 1
MESO

MESO

|Views: 433|Likes:
articulo presentado en el congreso de SLADE de 1995
articulo presentado en el congreso de SLADE de 1995

More info:

Categories:Types, Business/Law
Published by: Héctor Pastori Aresti on Mar 16, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as DOC, PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

05/30/2014

pdf

text

original

1Hacia una competitividad sostenible: el desarrollo del espacio meso.

Rosario Domingo, Héctor Pastori & Tabaré Vera Resumen
Ante la creciente presión competitiva de los mercados actuales cada día es más importante el tema de competitividad de las empresas. Se analiza la competitividad partiendo de que, si bien esta es una característica de las empresas está condicionada por la totalidad del sistema económico y social en el que la empresa opera. Es así que se utiliza un concepto de competitividad sistémica, a su vez dentro del sistema se reconocen cuatro niveles: meta, macro, micro y meso. Este último nivel representa el ambiente inmediato a la empresa, está por lo tanto influenciado por la propia empresa, las demás empresas, el Estado, instituciones educativas, instituciones de investigación y desarrollo, instituciones financieras. Se plantea que las empresas encontrarán la oportunidad de tomar acciones dirigidas hacia este espacio de modo de poder contar en el futuro con nuevas fortalezas y opotunidades, se considera un amplio conjunto de alternativas de acción y se recomienda una evaluación estratégica de los pósibles resultados. Las acciones que se emprendan en este nivel meso estarán muy relacionadas con la dinámica de una competitividad sostenible, con la creación de valor para mejorar el conjunto de la sociedad en la que la empresa actúa.

Hacia una competitividad sostenible: el desarrollo del espacio meso.

Rosario Domingo, Héctor Pastori & Tabaré Vera

Introducción

En el último tiempo se presta más y más atención a la competitividad de las empresas. Esto se debe asignar a la creciente competencia que se verifica en nuestros mercados, en buena medida debida a las tendencias observadas de globalización, apertura comercial y procesos de integración regional, junto a la elevación de los costos de mano de obra, crecientes necesidades de fondos para inversiones y para la capacitación de los recursos humanos. Esta preocupación es todavía mayor durante los procesos de ajuste económico, que se suceden uno tras otro con sus consecuencias recesivas.

Los cuestionamientos más comunes se presentan bajo dos enfoques:

i-

a nivel de cada empresa (micro), esto es si la empresa está dotada de elementos que la hagan competitiva (Fortalezas) y cuáles serán esos elementos en el ambiente futuro. En el plano sectorial, las autoridades se preocupan de la elaboración de políticas, ¿es necesaria una política general o se requieren políticas específicas? en el último caso, qué sectores o tipos de empresas requieren de qué elementos de apoyo....

ii -

a nivel general (macro), las preguntas caen fundamentalmente sobre elementos de política monetaria, cambiaria o comercial, que serían determinantes de la competitividad de los agentes que operan en un país en un momento

determinado.

Como agregado, en un mundo en que los hechos ocurren cada vez a mayor velocidad es imprescindible estar atento a la dinámica de los sistemas más que a su diagnóstico en un momento dado. Es por eso que la preocupación está centrada, entonces, en la competitividad sostenible. El término sostenible se refiere a la capacidad de las empresas de mantener su ventaja, o posición, competitiva en cualquier momento en el tiempo, o lo que es lo mismo ante las circunstancias previsibles que puedan ocurrir en el futuro en el ambiente competitivo de la empresa.

Para este análisis utilizaremos un concepto de competitividad sistémica, como el expresado por lo autores alemanes Klauss Esser, et al. en la publicación COMPETITIVIDAD SISTÉMICA - Competitividad internacional de las empresas y políticas requeridas (Instituto Alemán de Desarrollo, noviembre de 1994). Este trabajo tiene la virtud de ser reciente y de incluir observaciones de los autores sobre la problemática de los países en desarrollo, aunque está dirigido al área de la formación de políticas económicas más que al accionar de las empresas.

Nosotros focalizaremos el análisis en el punto de vista de las empresas y en sus posibilidades de acción en cada caso. Ya que el objetivo del trabajo es dar una visión de las posibles acciones de la empresa en su entrono inmediato para poder, así, mejorar su posición competitiva.

El concepto de competitividad sistémica.
a) definiciones básicas:

La competitividad es una característica de las empresas, que expresa su capacidad de ganar o mantener una posición de mercado, por eso mismo esa expresión recoje los efectos del sistema económico en el que la empresa está insertada. Para el mantenimiento de esa competitividad se debe mantener un sistema de incentivos (competencia) que fuerce a las empresas a seguir los caminos del aprendizaje y la eficiencia, pero más allá de eso, se ha observado que la competitividad está relacionada con el patrón organizativo de la sociedad en su conjunto. Este sistema competitivo se puede descomponer en cuatro niveles:

(1)

meta, integrado por el conjunto de elementos que conforman y dan forma a una sociedad, aquí se incluye el ordenamiento social, el sistema de valores predominante (en general y en particular en lo referido a los temas empresariales y de la competitividad), el sistema legal, el ordenamiento territorial y las formas estables de gobierno que se da un país. Estos elementos son todos de muy difícil cambio, aún en el largo plazo, pero son condicionantes del conjunto de acciones posibles en una empresa incluida en esa sociedad, en un momento dado.

(2)

macro, formado por el sistema económico en general, aquí son importantes la política monetaria, la política fiscal, el déficit, la política comercial. Lo fundamental que requiere la competitividad de este nivel es la estabilidad.

(3)

micro, este es el nivel del mercado, de cada empresa actuando en su mercado, compitiendo. En esa competencia la empresa no debe ser vista aislada, sino como parte de una red vertical (integrada a sus proveedores y compradores, hasta llegar al consumidor), compitiendo con otras redes, en este caso la empresa compite por tomar y mantener ese lugar. Aquí son importantes todos los aspectos internos que definen la capacidad de competir de una empresa.

(4)

meso, este es un espacio intermedio entre "mercados y jerarquías", que según Esser (1994): "La capacidad tecnológica, como fundamento de la competitividad de una economía, se basa en conocimientos y procesos acumulativos dificilmente transferibles que surgen cuando empresas e instituciones interactúan entre sí, cristalizando patrones y ventajas competitivos específicos de cada país. Por consiguiente, las que compiten en el mercado mundial ya no son empresas aisladas que operan en forma descentralizada, sino clústers industriales, grupos de empresas constituidos en redes, cuya dinámica de desarrollo depende sustancialmente de la eficacia de sus localizaciones industriales, es decir, centros de entrenamiento, centros de I+D, sistemas de información tecnológica, organizaciones sectoriales privadas y muchas entidades más. Los países que, al operar en el área política de nivel meso optan por no desarrollar una perspectiva estratégica como guía de la acción

empresarial y estatal recurriendo ante todo a reacciones espontáneas ad-hoc y a procesos de trial and error, subestiman, en particular: - la significación del desarrollo oportuno y selectivo de la infraestructura física y ante todo intangible que requieren las empresas para alcanzar la competitividad internacional. - la duración del período que se requiere para desarrollar capital humano y, sobre todo, infraestructura tecnológica como determinante fundamental de la competitividad internacional. - las influencias negativas que ejercen la incertidumbre y el riesgo sobre las estrategias empresariales." A este espacio intermedio pertenecen todas las formas de asociación e interacción no competitivas, es el mundo de la interacción.

Estos niveles no son independientes uno de otro, existen varias instancias de retroalimentación entre quienes operan los distintos componentes del sistema y especialmente en el largo plazo existen mecanismos que vinculan al conjunto.

b) ¿quiénes manejan los distintos componentes del sistema? ¿ qué papel les cabe a las empresas/ejecutivos en cada nivel?

El espacio macro, en cuanto a la toma de decisiones, es una responsabilidad de los gobiernos. Sobre ellos las empresas manejan mecanismos para que las decisiones que se toman no las desfavorezcan (lobby).

Parecería que el espacio meta también es responsabilidad de los gobiernos (sea que exista una política explícita hacia la competitividad o implícitamente). Las modificaciones de este espacio sólo se producen en el largo plazo, aquí se hace importante la visón estratégica, que será la indicadora respecto a cuáles son los elementos que son importantes desarrollar hoy para mejorar mañana, en este sentido empresarios y consultores pueden aportar su visión, su compromiso e incluso participar en actividades específicas.

El espacio micro está reservado a los empresarios y ejecutivos. Naturalmente que ellos responden a los estímulos que reciben desde los otros componentes del sistema, pero son quienes tomarán las decisiones hacia el interior de las empresas. En muchos mercados se mantiene la presencia del Estado, sea bajo la forma de regulador o como "empresario". El espacio meso aparece plagado de instituciones, que en muchos casos pueden responder a objetivos autónomos. El Estado estará presente (o representado) en muchos de los casos, cumpliendo diversos roles, a través de políticas sectoriales, regulaciones, mecanismos de control, institutos de investigación, institutos educativos y empresas públicas; una función priorotaria del Estado es proveer, directa o indirectamente, una adecuada infraestructura para el desenvolvimiento competitivo de las empresas. También la propia empresa tiene la posibilidad de estar presente, integrada e incluso ser protagonista principal en muchos de los casos. Esta es la razón de ser de este trabajo y es una oportunidad para muchas empresas, independientemente de su tamaño, pero especialmente para las medianas y pequeñas. Este debe de ser el espacio de la interacción, de la negociación, de la resolución de problemas. Aquí aparecen con fuerza todo tipo de acción grupal, en las que participan dos o más empresas que mediante algún tipo de acuerdo realizan una acción conjunta para crear mejores condiciones de competitividad, ya sea en forma explícita, mediante un acuerdo formal, o implícita, a través de su accionar en el mercado, un ejemplo de esto es la formación de clusters industriales.

La acción en el espacio meso.

Las empresas, en su propio espacio comunal, nacional o regional tienen la oportunidad de interactuar con las demás empresas e instituciones que dan forma a su "micro-ambiente" actual y futuro, existe una importante vinculación de los plazos largos con los espacios agregados (especialmente meta y meso).

Las áreas más importantes de acción en este espacio son las siguientes: políticas selectivas de localización industrial o para la formación de clústers, capacitación y perfeccionamiento, investigación y tecnología, aspectos de comercialización y, finalmente, aspectos relacionados al sector financiero.

Los principales grupos de actores son: gobiernos (nacionales y comunales), las empresas y sus asociaciones empresariales, sindicatos, organizaciones de consumidores, otras formas de asociaciones privadas, instituciones educativas, instituciones de investigación y desarrollo, e instituciones financieras.

Son varios los niveles posibles de acción que puede utilizar la empresa en este nivel para mejorar su competitividad. Recordemos que lo esencial es lograr cambios en el medio ambiente inmediato, de modo que la empresa resulte más competitiva.

Algunas de las posibles medidas a tomar por parte de las empresas, son:

(1)

Creación, impulsión de clusters1 (para el caso uruguayo los clusters podrían estar por sobre las barreras nacionales, se debería de incluir la región en muchos casos, se trataría de definir cuál es el mercado relevante) se podrá colaborar en la formación del cluster, incluso contribuyendo a bajar las barreras de entrada para los que resulten en un posible aporte en el desarrollo del sector, esto es especialmente válido para empresas exportadoras y cuando el recurso en el que se basan es relativamente abundante.

(2)

Generar mecanismos claros de estímulo al Estado en distintos niveles, para la formación de políticas selectivas, para mejorar su eficiencia como prestador de servicios, y fundamentalmente, para mejorar la dotación de infraestructura que se necesita para el mejor desarrollo de la actividad de la empresa. Una forma efectiva de participación para este último caso, trata de coparticipar en los diagnósticos y en facilitar pronósticos de demanda de determinados servicios, de modo de que el Estado pueda mejorar su gestión en el área específica, otras formas de apoyo pueden estar basadas en la capacitación de profesionales del Estado o su puesta en contacto con la realidad de los países con los que competimos.

(3)

Gestión, investigación y desarrollo de mercados externos, especialmente en el caso de las PyMEs. Aquí es importante que las investigaciones a llevar adelante se desarrollen con la participación directa de las

1

Clusters son grupos de empresas que participan de un mismo proceso productivo, sea en forma horizontal o vertical, la diversidad de empresas y sus relaciones otorga al conjunto una masa crítica que no es lograble por una empresa en forma individual. En estos casos la existencia de una sóla de estas empresas en forma aislada podría no ser competitiva, pero el grupo puede resultar extremadamente competitivo, compartiendo muchos de los recursos (formación de mano de obra, diseño, generación de tecnología, laboratorios, consultores o especialistas, servicios de apoyo, atc.) aunque también compitiendo por ellos.

empresas involucradas o en su defecto creando instituciones que cumplan la función de forma integral, es decir se debe internalizar el proceso de modo de generar un aprendizaje que se convierta en una fuerza competitiva para el sector. En el mercado interno se debe competir, la competencia debe ser un principio a defender cuando se plantea la existencia de una economía de mercado, aunque se pueden realizar investigaciones u otras operaciones en conjunto que puedan ser aprovechadas por todos los concurrentes miembros del clúster. (4) Gestión del diseño, con productos homogéneos, a la vez que característicos, entre las empresas del cluster o integrables en una oferta conjunta. Este es un elemento estratégico de primer orden en la estructuración de ventajas derivadas de la acción conjunta de grupos o cadenas de empresas, como en ningún otro caso la elaboración conjunta del diseño de productos posibilitará otras acciones posteriores. Es al diseñar que se pueden tomar decisiones de nuevos proyectos conjuntos en el área de la tecnología o de la capacitación, con máxima probabilidad de buenos resultados. (5) Gestión tecnológica, (especialmente en el plano de generación de tecnologías, también en la adaptación y compra). Este es un plano particularmente importante para nuestros países, cada vez nuestro nivel de productividad depende más de tecnologías que adquirimos en el exterior, sólo actuando en conjunto las empresas nacionales podrán lograr un adecuado nivel competitivo a un costo razonable. Aquí es importante que la velocidad resultante del proceso de interacción sea lo más alta posible, sólo así se puede competir en los mercados actuales. (6) Gestión del medio ambiente, al hablar de competitividad sostenible es necesario poner el tema ambiental en consideración. Un manejo responsable del medio ambiente, en muchos casos, requiere de importantes recursos o de infraestructura que no son posibles para una empresa en forma aislada. Por otra parte la interacción con la sociedad, el Estado y los organismos tecnológicos parece imprescindible. (7) Para los dos puntos anteriores es importante que el conjunto de las empresas participe en la formación de las normas técnicas, en muchos casos las normas técnicas pueden ser utilizadas como un elemento distorsionante del medio competitivo, es por eso que es importante la participación en los ámbitos en que se toman estas decisiones, tanto en el plano nacional como en el internacional (en este último sólo podremos aspirar a participar si nos coordinamos entre las empresas, organismos tecnológicos y el Estado ). (8) Gestión de la información, además de los casos ya citados la mejora de la información en general puede ser

uno de los elementos más inmediatos a lograr en la interacción entre las distintas empresas de una rama. No es imaginable una coordinación sin información, como tampoco se desarrollarán los mercados financieros sin información. Se debe romper la mística del secreto, un buen camino para que los otros den información es comenzando nosotros por darla. Con mejor información podremos planear mejor y obtener mejores resultados. (9) Elementos financieros o de control del riesgo, en este plano la participación grupal puede realizarse en forma directa mediante el intercambio de información con los demás agentes que participan de esos mercados de modo de facilitar la gestión de cada empresa o con la integración/asociación con istituciones financieras. Otros elementos importantes en este campo son el desarrollo de un mercado de capitales y los mercados para seguros (u otras formas de seguro) de modo de bajar el riesgo. (10) Gestión de personal, formación específica, relación con los sindicatos. Este es uno de los puntos en que se debe poner especial énfasis y cuidado. Aquí está una importante parte de la futura competitividad de las empresas, la productividad es el único camino de mantenerse competitivo y a la vez mejorar el nivel de vida de las personas que trabajan en las empresas, muchas veces esta no depende sólo de la acción de una empresa en particular. (11) En el plano de la educación la empresa podrá asociarse o interactuar con instituciones educativas para brindar elementos de retroalimentación tendientes a que se mejore la formación en sus campos específicos. Las formas directas de acción pueden ser diversas, como: aceptar pasantías, financiar estudios, financiar tesis u otros trabajos de investigación (básica o aplicada) que sirvan a la empresa, brindar información para la realización de trabajos de investigación, participar en foros y seminarios, etc.

Las asociaciones o acuerdos entre empresas son un camino: en términos económicos se podría decir que este es un espacio ideal para generar juegos cooperativos y por esa vía mejorar la situación del conjunto con respecto a los juegos competitivos. Se puede decir que se trata de aplicar el modelo de negociaciones ganar-ganar a las empresas que compiten por un mercado interno, para mejorar su situación con respecto a otras empresas externas al clúster , tanto en el mercado local como en el mercado externo. Pueden citarse varios casos reales en los que se aplica esta política, p.ej. cuando IBM y Apple firman un acuerdo para el desarrollo conjunto de tecnología informática .

Por años los empresarios han participado de agrupaciones empresariales u organismos multilaterales, dotando a los mismos de distintos objetivos. Aunque se debe aclarar que no todos los empresarios participan, ni evalúan como importante dicha participación. En general la forma de participación se puede juzgar más como una forma de acción tendiente a la interacción con los responsables de las políticas (lobby) que como una búsqueda de elementos específicos que mejoren el ámbito de acción de la empresa.

Pero es importante recordar que el ambiente competitivo ha cambiado y que va a seguir cambiando, el incremento en la presión competitiva genera nuevas amenazas, requiere de nuevas habilidades y especialmente nos pide un constante control de costos, en muchos casos la respuesta a esos desafíos se puede encontrar en la acción en conjunto con otras empresas, incluso con nuestros competidores.

No es fácil establecer un sistema de medición sobre cuál es el punto óptimo de inversión, de fondos y tiempo, a destinar a las medidas que nos ocupan. No obstante creemos que se trata de un problema estratégico, es decir que su evaluación se debe realizar bajo el punto de vista de la contribución esperada al logro de nuestros objetivos. Adicionalmente los efectos que se logren tendrán un carácter incremental y acumulativo, los resultados se observarán en forma progresiva.

Como se dijo, para que todo tenga sentido son importantes los objetivos que persiguen las empresas (y en nuestro medio de empresas fundamentalmente familiares, los objetivos de los empresarios). Existirá una retroalimentación desde el espacio meta, ya que los empresarios son parte de la sociedad, y se podrá hablar de un problema metaestratégico, es decir: ¿cómo es que los empresarios fijan sus objetivos y los de sus empresas?

Hacia las soluciones en el espacio meso se requiere de una clara visión de compromiso con la empresa, la supervivencia de la empresa como uno de sus objetivos y un compromiso social: no hacer daño, o mejor, buscar el beneficio social como meta, dejando que otros también se beneficien de mis acciones.

Este trascender de los empresarios requiere de una cierta estabilidad ambiental que les permita encarar una forma más "sana" de hacer negocios. Es difícil, sino imposible, que estos compromisos formen parte de los intereses de

alguien que está por fundirse, o que no sabe cuánto tiempo más va a estar en esa empresa. Entonces, aquí vemos la importancia del plano macro (estabilidad) para que pueda cerrar el modelo.

Conclusiones

<

Se justifica la preocupación por la competitividad de las empresas a nivel de la sociedad en su conjunto, cada sociedad -o nación- tiene una buena parte de su bienestar actual y futuro en manos de sus empresas. Es en este sentido que la competitividad sostenible es un propósito social, si las empresas son, entre otras cosas, una forma de organización del trabajo la sociedad necesita de empresas y necesita que estas sean estables y capaces de mantener su lugar en el mercado.

<

La competitividad depende de un complejo sistema de interrelaciones, que abarca a toda la nación y que para su estudio se puede dividir en cuatro niveles analíticos.

<

Además de los tradicionales niveles, macro y micro, se describen un nivel meta y otro meso, en particular este último muestra posibilidades de acción para las empresas para reforzar su capacidad competitiva.

<

Algunas acciones que se pueden tomar por parte de los administradores de las empresas se vinculan a hechos que ocurren inmediatamente afuera de sus empresas, en el nivel meso económico. En general las acciones que se desarrollen en este espacio van a beneficiar a todas las empresas que trabajan en esa rama, no sólo a la empresa que las realice, por lo que este análisis se debe de realizar poniendo en claro cuáles son los competidores, cuáles las ventajas que se obtendrán y cada empresa buscará que su participación en este espacio no resulte una amenaza a sus propias ventajas competitivas. Por su parte el Estado como representante del bien común de la sociedad, favorecerá este tipo de acciones.

<

Las acciones que se desarrollan en este espacio están fuertemente vinculadas a la dinámica de la competitividad, en general se trata de medidas con efectos no inmediatos o que darán lugar a otras medidas hacia adentro de las propias empresas, es por esto que se supone que deben contribuir a mantener una competitividad sostenible, este es el sentido de estas medidas.

<

A modo de conclusión final, las acciones a desarrollar en el espacio meso tratan de la posibilidad de llevar adelante un conjunto de acciones que se plasmarán mediante negociaciones del tipo ganar-ganar (juegos cooperativos) entre empresas competidoras, favoreciendo a los participantes y a su entorno.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->