P. 1
La Bohemia de Trujillo

La Bohemia de Trujillo

|Views: 504|Likes:
Publicado porhugo_vallenas
El célebre «Grupo Norte» donde desarrolló su talento César Vallejo [conocido en los periódicos de Lima como «Bohemia de Trujillo»], que fuera formado en 1914 por iniciativa de Antenor Orrego [1892-1960], suele ser mencionado como un grupo poético pero tuvo un variado número de integrantes con diferentes talentos. Muchos de ellos acompañaron a Víctor Raúl Haya de la Torre en experiencias cruciales como la reforma universitaria y la formación de las Universidades Populares «González Prada». Incluso fueron fundadores y organizadores del APRA. Estos son sólo algunos de sus integrantes. Formaron parte del «Grupo Norte» o «Bohemia de Trujillo»
El célebre «Grupo Norte» donde desarrolló su talento César Vallejo [conocido en los periódicos de Lima como «Bohemia de Trujillo»], que fuera formado en 1914 por iniciativa de Antenor Orrego [1892-1960], suele ser mencionado como un grupo poético pero tuvo un variado número de integrantes con diferentes talentos. Muchos de ellos acompañaron a Víctor Raúl Haya de la Torre en experiencias cruciales como la reforma universitaria y la formación de las Universidades Populares «González Prada». Incluso fueron fundadores y organizadores del APRA. Estos son sólo algunos de sus integrantes. Formaron parte del «Grupo Norte» o «Bohemia de Trujillo»

More info:

Categories:Topics, Art & Design
Published by: hugo_vallenas on Mar 16, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/16/2011

pdf

text

original

LA BOHEMIA DE TRUJILLO: DEL GRUPO “NORTE” AL GRUPO “TRILCE”

Colectivo «Con el Ojo Izquierdo»

Algunos integrantes del «Grupo Norte». De pie: Luis Ferrer, Federico Esquerre Cedrón, Antenor Orrego, Alcides Spelucín, Gonzalo Zumarán. Sentados: José Eulogio Garrido, Juvenal Chávarry, Domingo Parra del Riego, César Vallejo, Santiago Martín y Óscar Imaña.

El célebre «Grupo Norte» donde desarrolló su talento César Vallejo [conocido en los periódicos de Lima como «Bohemia de Trujillo»], que fuera formado en 1914 por iniciativa de Antenor Orrego [1892-1960], suele ser mencionado como un grupo poético pero tuvo un variado número de integrantes con diferentes talentos. Muchos de ellos acompañaron a Víctor Raúl Haya de la Torre en experiencias cruciales como la reforma universitaria y la formación de las Universidades Populares «González Prada». Incluso fueron fundadores y organizadores del APRA. Estos son sólo algunos de sus integrantes. Formaron parte del «Grupo Norte» o «Bohemia de Trujillo»: Antenor Orrego (filósofo y periodista, principal fundador y organizador), César Vallejo (poeta), Macedonio de la Torre (pintor y escultor), José Eulogio Garrido (periodista), Víctor Raúl y Agustín Haya de la Torre (periodistas), Carlos Valderrama (músico), Alcides Spelucín (poeta), Francisco Xandóval (poeta), Juan y Carlos Espejo Azturrizaga (poetas), Federico Esquerre (dibujante), Daniel Hoyle (poeta), José Félix de la Puente (poeta y novelista), Óscar Imaña (poeta), Juan José Lora (poeta), Eloy B. Espinoza (poeta), Manuel Vásquez Díaz (periodista), Carlos Manuel Cox (periodista), Felipe Alva (poeta) y Alfonso Sánchez Urteaga (pintor, más conocido como Camilo Blas). Desde Piura colaboraba Juan Luis Velásquez (poeta) y desde Chiclayo, Nicanor de la Fuente, conocido como «Nixa» y Juan José Lora (ambos poetas). Hubo también

1

algunas damas como María Rosa Sandoval, Carmen Rosa Rivadeneyra y Zoila Rosa Cuadra (poetas). Uno de sus integrantes más jóvenes fue Ciro Alegría Bazán (novelista),a finales de la década de 1920. Cuando José Carlos Mariátegui escribió su «Presentación» de la revista Amauta, en septiembre de 1926, cifró sus esperanzas en la maduración de una nueva generación intelectual, que reuniera inquietudes tanto innovadoras en lo estético como insurgentes en la política. Mariátegui anunciaba: «En el Perú se siente desde hace algún tiempo una corriente cada día más vigorosa y definida. A los autores de esta renovación se les llama vanguardistas, socialistas o revolucionarios, [...] pero por encima de lo que los diferencia, todos estos espíritus ponen lo que los aproxima y mancomuna, su voluntad de crear un Perú nuevo dentro de un mundo nuevo». ¿A quiénes se refería el autor de La escena contemporánea? ¿Dónde estaban personajes tan prometedores? En ese momento todavía no se daban a conocer los jóvenes cultores del indigenismo del grupo Resurgimiento del Cuzco ni del grupo Hélice de Huancayo, ni del Boletín Titikaka de Puno; el movimiento desarrollado en torno a Colónida ya era un recuerdo; y el vanguardismo poético era practicado por personajes aislados. El único grupo intelectual digno de esas consideraciones era el que habían logrado cohesionar Antenor Orrego y José Eulogio Garrido desde 1915, primero desde las páginas culturales del diario trujillano La Reforma y más adelante –desde el 1 de febrero de 1922– desde su propio diario, El Norte. Era una auténtica pléyade de talentos que aportó nuevas propuestas artísticas e ideas. Fundadores de la Bohemia de Trujillo Entre los más notables fundadores del grupo norteño es indispensable destacar al filósofo, crítico literario y periodista de intensa trayectoria, Antenor Orrego (Santa Cruz 1892-Lima 1960), cuyo libro consagratorio es Pueblo-continente (Santiago de Chile, 1939); al editor, poeta y narrador José Eulogio Garrido (Huancabamba 1888-Trujillo 1967), autor de Carbunclos (Trujillo, 1946); al poeta genial César Vallejo (Santiago de Chuco 1892-París 1938), defendido por sus compañeros desde sus primeros versos como indisputable heredero del cetro de Rubén Darío; a Víctor Raúl Haya de la Torre (Trujillo 1895-Lima 1979), el fundador y jefe del aprismo; el poeta Francisco Xandóval (Ascope 1900-Trujillo 1960) autor de Canciones de Maya (Piura, 1941); al poeta Alcides Spelucín (Ascope 1895-Bahía Blanca 1976) autor de El libro de la nave dorada (Trujillo,1926); al laureado pintor Macedonio de la Torre (Trujillo 1893-Lima 1981); y al compositor Carlos Valderrama (Trujillo 1887-Lima 1950), cultor del indigenismo sinfónico, autor de “La pampa y la puna”. Ellos ejercieron una influencia magnética sobre un generación pródiga en talentos artísticos, cuya lista completa –como atestigua con pleno conocimiento y experiencia Teodoro Rivero-Ayllón en sus libros Spelucín, poeta del mar (Trujillo, 1996) y Haya de la Torre y el Grupo Norte (Trujillo, 2005)– sería larga de reseñar, sobre todo por la presencia de escritores y artistas que participaban episódicamente de las actividades del grupo en Trujillo y pero se sentían parte del mismo desde sus localidades. Fueron también integrantes destacados, aunque más jóvenes, el poeta piurano Néstor Martos, el educador e historiador trujillano Alfredo Rebaza Acosta, el dibujante Federico Esquerre (“Squerriloff”), el pintor cajamarquino Alfonso Sánchez Urteaga

2

(más conocido como Camilo Blas), el poeta de Hualgayoc Oscar Imaña, el poeta limeño afincado en Trujillo Juan Espejo Asturrizaga y muchos más. Hubo también, a la inversa, “embajadores” del grupo en otras ciudades, como Nicanor de la Fuente (“Nixa”) y Juan José Lora desde Chiclayo y Juan Luis Velásquez desde Piura. ¿Estudiosos y no bohemios? El poeta limeño Juan Parra del Riego, que los visitó en 1916, bautizó al grupo en un célebre reportaje como «La Bohemia de Trujillo». Otro tanto hizo Abraham Valdelomar, quien los visitó en 1918.

1916. Almuerzo del Grupo Norte en el Casino «Buenos Aires» de Trujillo. Están presentes, empezando por la derecha: Víctor Raúl Haya de la Torre, Álvaro Pinillos, Agustín Haya de la Torre, Antenor Orrego, Víctor Castillo, Ismael Paz, Óscar Imaña, Ruperto Asmat, Carlos Manuel Cox, Gerardo Vásquez, José León Barandiarán, J. Quevedo L., Ricardo Rivadeneira, Carlos E. Uceda, el Prefecto de Trujillo Sr Goyburu, Pedro Rivadeneira, Masías Sánchez, Daniel Chávarri, Víctor Incháustegui, Federico Esquerra, César Vallejo, José María Godoy y otros más.

En muchas ocasiones Antenor Orrego expresó su disgusto por esta denominación, porque «no tenía ninguna relación con la vida que hacía nuestra hermandad literaria. Ninguna» (1959). Orrego prefería que se dijera grupo «Norte», en alusión al diario fundado por él y considerando que muchos no eran trujillanos. Sin embargo, Trujillo fue su centro de actividad y fueron sin duda típicamente bohemios. Eran trasnochadores habitúes del Café de Esquén en el jirón Ayacucho, donde Carlos Valderrama improvisaba al piano sus composiciones. Y luego de sus discusiones y recitales solían ver el amanecer en las playas de Huanchaco, Huamán o Mansiche. En un comentario para La Reforma, firmado el 28 de junio de 1920, dedicado al poemario Fogatas de Eloy Espinoza, Orrego cuenta cómo eran las reuniones del grupo

3

«Norte» pasada la media noche: «Fue una noche de plena bohemia y de canción azul. [...] Llegó un momento en que dialogamos yo y él –Orrego se refiere a Eloy Espinoza– los demás eran nuestro auditorio. Estuve acre y extremado. Estuve violento y amargo. Estuve injusto y heridor. [...] Chocaron nuestros enfados. Vibraron en el aire las sillas, esgrimidas con más coraje que rencor, y así pudimos descargar aquella súbita tempestad que atormentaba nuestros nervios exasperados. Poco después me abrazaba, lírico y generoso, y mientras se dolía de una cuita pueril y cordial, esforzábame yo en hacerle olvidar, enternecido como un niño, con no sé cuales reflexiones optimistas, alegres y circunstanciales». Los fines de semana almorzaban con rociada y poética sobremesa en «Los Tumbos», un restaurante campestre en el barrio de La bella Aurora (Chicago Bajo). Recuerda Juan Espejo Asturrizaga (1961) que fue en «Los Tumbos», un domingo de febrero de 1916, luego de dar cuenta del pepián de pavo, el ajiaco de cuyes, el cabrito a la norteña y la causa en lapa, que el grupo coronó con laureles a Vallejo al saberse la muerte de Darío. Y fue el 10 de junio de 1917, en la casona familiar de Macedonio de la Torre, en la calle Gamarra, que el grupo dio una recordada muestra de arte total, estrenando una obra musical de Valderrama, una exposición de esculturas del propio Macedonio y recitando Vallejo por primera vez «Los heraldos negros».

La noche de la primera lectura del poema «Los Heraldos negros». Fue el 10 de junio de 1917 en casa de Macedonio de la Torre, durante una velada que incluyó el estreno de piezas musicales de Carlos Valderrama así como la exhibición de pinturas y esculturas de Macedonio. Están sentados de izquierda a derecha: José Eulogio Garrido, Ignacio Meave Seminario, Carlos Ottone, el cónsul de Chile, Luis Romero Losada y el barítono Miguel Antón. De pie vemos: [un desconocido], Antenor Orrego, [desconocido], Alcides Spelucín, [desconocido], Eloy Espinoza, [dos desconocidos], Carlos Valderrama, Carlos Rosse, Macedonio de la Torre, [tres desconocidos], Federico Esquerre, Fabián Meléndez, José Agustín Haya, Raúl de la Rosa, [desconocido], José Félix de la Puente, Óscar Imaña, Domingo López de la Torre y César Vallejo.

4

Del grupo «Norte» al grupo «Trilce» Durante la década de 1920, entre altibajos impuestos por la agitación política, hubo un ir y venir de los integrantes conocidos y el surgimiento de otros, como el novelista Ciro Alegría (Huamachuco 1909-Lima 1967) y el poeta Julio Garrido Malaver (Celendín 1909-Trujillo 1997). Fue precisamente Julio Garrido Malaver quien dirigió el renacido y renovado diario El Norte entre 1956 y 1963, sirviendo de puente hacia una nueva generación, no menos bohemia y no menos creativa. El segundo grupo “Norte” se dio en llamar «Trilce», en homenaje a la obra poética de Vallejo. Fue el gran promotor de este grupo Teodoro Rivero-Ayllón (Ascope 1933), a su vez discípulo de Orrego, Xandóval y Spelucín y cuidadoso recopilador de los testimonios del primer grupo “Norte”. Lo acompañaron, entre los literatos, Eduardo González Viaña, Juan Francisco Paredes Carbonell, Miguel Angelats, Eduardo Paz Esquerre, Walter Palacios Vinces, Héctor Alva Centurión y Juan Vicente Requejo; y entre los cultores de las artes plásticas Gerardo Chávez, Magno Holguín y Armando Reyes. «A las nuevas generaciones intelectuales les decimos, para que su obra sea duradera y valiosa tiene que estar siempre con su pueblo, tienen que estar ligadas entrañablemente con esta tierra, tienen que extraer cada día de sus raíces las fuerzas necesarias para lograrlo. Esta tierra es pródiga para quienes sepan amarla y comprenderla. Posee un vigor misterioso que lo entrega a quienes se convierten en instrumentos veraces de su destino histórico». Mensaje de Antenor Orrego al Grupo «Trilce» Trujillo 9 de noviembre de 1959.

El Grupo «Trilce» el 9 de noviembre de 1959, rindiendo homenaje a Antenor Orrego. De izquierda a derecha: Eduardo González Viaña, Manlio Holguín, Juan Paredes Carbonell, Cristóbal Campana, Héctor Alva Centurión, Claudio Espejo [«Claudio Saya»], Santiago Aguilar, Teodoro Rivero-Ayllón, et maestro Antenor Orrego, Walter Grupo «Trilce» Palacios Vinces, Miguel Angelats Quiroz, Julio Alarcón Carrera, Alfredo

5

Martínez Vargas [«Macumbambé»], Américo Herrera Calderón, Juan Morillo Ganoza y Armando Reyes Castro.

El gran poeta Julio Garrido Malaver, gran animador de las nuevas generaciones intelectuales de Trujillo, junto a Ramiro Prialé, durante la ceremonia de inauguración del nuevo diario «Norte» en 1956.

6

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->