P. 1
Manual de Mecanica Del Suelo Y Cimentaciones

Manual de Mecanica Del Suelo Y Cimentaciones

5.0

|Views: 29.970|Likes:
Publicado porNaylaSb

More info:

Published by: NaylaSb on Mar 15, 2011
Copyright:Attribution Non-commercial

Availability:

Read on Scribd mobile: iPhone, iPad and Android.
download as PDF, TXT or read online from Scribd
See more
See less

03/25/2015

pdf

text

original

Los esfuerzos en el interior de un suelo están producidos por las cargas exteriores
aplicadas al mismo y por el peso del propio suelo. El sistema de esfuerzos debido a
las cargas aplicadas suele ser bastante complicado. El sistema de esfuerzos
correspondiente al peso propio del suelo también puede ser complicado. Sin embargo,
existe un caso habitual en el que el peso del suelo da lugar a un sistema de esfuerzos
muy sencillo: cuando la superficie del terreno es horizontal y cuando la naturaleza del
suelo varía muy poco en dirección horizontal. Este caso se presenta frecuentemente,
en especial en suelos sedimentarios. En tal caso los esfuerzos se denominan
geostáticos.

Esfuerzos geostáticos verticales

En el caso que acabamos de describir, no existen esfuerzos tangenciales sobre planos
verticales y horizontales trazados a través del suelo. De aquí que el esfuerzo vertical
geostático a cualquier profundidad puede calcularse simplemente considerando el
peso de suelo por encima de dicha profundidad.

Así pues, si el peso específico del suelo es constante con la profundidad, se tiene:

γ

σ =

donde z es la profundidad y γes el peso específico total del suelo. En este caso, el
esfuerzo vertical variará linealmente con la profundidad, como se indica en la Fig. 8.3.

MANUAL DE MECANICA DEL SUELO Y CIMENTACIONES

50

Por supuesto el peso específico no es una constante con la profundidad.
Generalmente un suelo resultará cada vez más compacto al aumentar la profundidad
debido a la compresión originada por los esfuerzos geostáticos. Si el peso específico
del suelo varía de forma continua con la profundidad, los esfuerzos verticales pueden
calcularse por medio de la integral:

=

!

γ

σ

Si el suelo está estratificado y el peso específico de cada estrato es diferente, los
esfuerzos verticales pueden calcularse adecuadamente por medio de la sumatoria:

=

γ

σ

El ejemplo siguiente muestra el cálculo de los esfuerzos verticales geostáticos para un
caso en el que el peso específico es función del esfuerzo geostático.

Datos: La relación entre el esfuerzo vertical y el peso específico es

γ = l,520+0,0022 σv

donde γ viene dado en ton/m3

y σv en ton/m2
.

Problema: Calcular los esfuerzos verticales a una profundidad de 30 m. para el caso
de esfuerzos geostáticos.

MANUAL DE MECANICA DEL SUELO Y CIMENTACIONES

51

Solución por cálculo directo. A partir de la ecuación:

+

=

=

!

!





σ

γ

σ

(z en metros)




σ

σ

+

=

La solución de esta ecuación diferencial es:





=

!

σ

Para z = 30 m:

σv = 6.90 (1,0683 1) = 47,73 ton/m2
.

Esfuerzos geostáticos horizontales

La relación entre los esfuerzos horizontal y vertical se expresa por un coeficiente
denominado coeficiente de esfuerzo lateral o de presión lateral y se designa por el
símbolo K.

σ

σ

=

Esta definición de K se emplea indiferentemente de que los esfuerzos sean
geostáticos o no.

Incluso en el caso de que los esfuerzos sean geostáticos, el valor de K puede variar
entre amplios límites, según que el suelo resulte comprimido o expandido en dirección
horizontal, bien por las fuerzas de la naturaleza o de los trabajos del hombre.

Frecuentemente tiene interés la magnitud del esfuerzo geostático horizontal en el caso
especial en el que no se haya producido deformación lateral en el terreno. En este
caso se habla del coeficiente de presión lateral en reposo y se designa por el símbolo
K0.

Como se ha comentado en apartados anteriores, un suelo sedimentario está formado
por una acumulación de sedimentos de abajo a arriba. Al continuar aumentando el
espesor de sedimentos, se produce una compresión vertical del suelo a todos los
niveles debido al aumento del esfuerzo vertical. Al producirse la sedimentación,
generalmente en una zona bastante extensa, no existe razón por la cual deba tener
lugar una compresión horizontal apreciable. Por esta razón, se llega lógicamente a la
conclusión de que en un suelo sedimentario el esfuerzo total horizontal debe ser
menor que el vertical. Para un depósito de arena formado de esta manera, K0 suele
tener un valor comprendido entre 0,4 y 0.5.

Por otro lado, existe evidencia de que el esfuerzo horizontal puede ser superior al
vertical si un depósito sedimentario ha tenido una carga importante en el pasado. En
efecto, los esfuerzos horizontales quedaron “congelados” cuando el suelo estuvo

MANUAL DE MECANICA DEL SUELO Y CIMENTACIONES

52

cargado con un espesor mayor de tierras que el actual y no se disiparon al suprimirse
esta carga. En este caso, K0 puede alcanzar valores de hasta 3.

En la Fig. 8.3 se ha representado la gama de variación de los esfuerzos horizontales
para el estado en reposo.

You're Reading a Free Preview

Descarga
scribd
/*********** DO NOT ALTER ANYTHING BELOW THIS LINE ! ************/ var s_code=s.t();if(s_code)document.write(s_code)//-->