1

TEORÍAS DEL DESARROLLO COGNITIVO Y MORAL. Gabriela Sepúlveda Ramírez. RESUMEN Desde las teorías cognitivo evolutivas la meta central del desarrollo psicológico es el logro de una identidad personal como un proceso de diferenciación e integración, a través del cual la persona organiza sus experiencias de acción y de interacción en el mundo. Se alcanza un sentido ético que define al sí mismo en términos de una jerarquización de valores y una integración social efectiva, lo cual se lograría plenamente en las etapas superiores de desarrollo moral con la autonomía. Esta meta evolutiva se va logrando a través de las distintas etapas del desarrollo, las cuales se van dando en forma secuencial, denotando cada estadio diferencias cualitativas en la forma de pensar y de organizar el mundo afectivo y social.

OBJETIVOS • • • • Analizar el desarrollo psicológico desde la perspectiva cognitiva evoutiva constructivista. Describir las etapas de desarrollo cognitivo y afectivo, según Piaget. Describir las etapas de desarrollo moral desde Piaget y Kohlberg. Conocer las tendencias actuales desde la psicología cognitiva evolutiva acerca del desarrollo moral.

1. ENFOQUE COGNITIVO DEL DESARROLLO. El análisis a realizar se centra en el enfoque cognitivo evolutivo, fundamentalmente en la perspectiva constructivista de Jean Piaget y Lawrence

2

Kohlberg, debido en primer lugar a que el marco constructivo integra aspectos biológicos, psicológicos y filosóficos, al estudiar la actividad evolutiva constitutiva de significados. Esta implica la relación del organismo con el ambiente (la adaptación), la relación del sí mismo con el otro (la identidad) y la relación del sujeto con el objeto. El enfoque piagetiano plantea la construcción de significado como una actividad epistemológica, relacionada con el equilibrio de sujeto y objeto, del sí mismo y el otro. La actividad de significar, se toma como el movimiento fundamental de la personalidad. Nuestra sobrevivencia dependería de nuestra capacidad para reclutar la atención de otros en nosotros. La persona a través de la vida actúa para reconocer y ser reconocido, a la base de lo cual está la actividad de significar. El significado es en su origen una actividad física (agarrar, ver), una actividad social (requiere otro), una actividad para sobrevivir (al hacerlo vivimos). El término constructivismo, pone el acento en la persona como un ser activo, que construye su realidad, y lo evolutivo enfatiza el que los sistemas orgánicos evolucionan a través de etapas de acuerdo a principios regulares de estabilidad y cambio. Piaget (1981) define al constructivismo como la base central de su sistema teórico, “El conocimiento no es una copia del objeto ni una toma de conciencia de formas a priori que estén predeterminadas en el sujeto, es una construcción perpetua por intercambios entre el organismo y el medio desde el punto de vista biológico y entre el pensamiento y el objeto desde el punto de vista cognoscitivo” (pág. 193). El constructivismo de las teorías cognitivas del juicio moral, se enmarca en un constructivismo o realismo crítico. El sujeto lleva consigo una representación o una concepción, que conduce a construir activamente el conocimiento del mundo externo, por lo que la realidad puede ser interpretada de distintas formas. El

3

conocimiento

es

así

un

proceso

evolutivo,

que

evoluciona

mediante

interpretaciones sucesivas más abarcadoras, y se estructura en sistemas jerárquicos y autoorganizados. Así, los enfoques cognitivos de Piaget y Kohlberg, presentan teorías acerca del logro ontogenético de capacidades cognitivas y sociomorales del proceso evolutivo, que entregan elementos acerca de las razones por las cuales los hombres se comportan moralmente. En relación a la pregunta kantiana ¿Qué debo hacer?, según el enfoque cognitivo evolutivo, ésta sería respondida diferencialmente por los individuos según su desarrollo, siendo el logro máximo en esta cadena evolutiva la autonomía individual. Rychlack (1981) ha denominado racionalismo evolutivo al planteamiento de Piaget, por el rol central que da a la evolución en su concepto de desarrollo debido al gran énfasis en la estabilidad evolutiva (denominada equilibrio) de la concepciones cognitivas de nivel más alto. El curso del desarrollo es moverse de estructura a estructura,

produciéndose una transición formativa desde una estructura inestable, débil, a una más estable y fuerte, por lo cual se puede afirmar, que para Piaget el desarrollo es sinónimo de progreso. La concepción de evolución de Piaget plantea la posibilidad de que los cambios en la estructura física estén afectados por las acciones del organismo y que se trasmitan genéticamente. Así, la evolución o desarrollo es una vía doble, influida por génesis física (hereditaria) y también por génesis cognitiva (comportamental). La mente tiene la capacidad de organizar sus propios esquemas (aspecto fenomenológico). Por esto Piaget dice que el desarrollo es más fundamental que el aprendizaje en la construcción de los esquemas de significado. El aprendizaje es

Se alcanza un sentido ético que define al sí mismo en términos de una jerarquización de valores y una integración social efectiva. Meta del desarrollo psicológico para el enfoque cognitivo. No habría aprendizaje sí el organismo no tuviera la capacidad innata para estructurar la experiencia. El desarrollo psicológico desde la perspectiva cognitiva evolutiva. en la línea de Piaget. las cuales se van dando en forma secuencial. a través .4 un concepto que caracteriza a las equilibraciones que se realizan en los esquemas a través de los años. es un proceso dinámico. La unidad de organización y desarrollo de la personalidad ha sido denominada como el concepto del sí mismo (Yo o ego). Desde los enfoques cognitivos la meta central del desarrollo psicológico es el logro de la identidad personal como un proceso de diferenciación e integración. Esta es una estructura que cambia con la edad y la experiencia. tendiendo hacia niveles cada vez mayores de autonomía moral. lo que es innato es el proceso activo de construcción. de cambios cuantitativos y cualitativos que se producen a través del tiempo. a través del cual la persona organiza sus experiencias de acción y de interacción en el mundo. Es un proceso creativo. Esta meta evolutiva se va logrando a través de las distintas etapas del desarrollo. Bruner y Kohlberg. Desarrollo psicológico. El proceso de identidad se inicia en la infancia con la diferenciación sujeto objeto y alcanza su fase final con la integración en la vejez. Las estructuras resultantes no son innatas. denotando cada estadio diferencias cualitativas en la forma de pensar y de organizar el mundo afectivo y social. lo cual se lograría plenamente en las etapas superiores de desarrollo moral con la autonomía.

5 del cual la persona está en constantes reestructuraciones de su organización personal en interacción con el medio. que incluyen las funciones de percepción. 14) Considerando este esquema básico piagetiano. en las distintas áreas funcionales del desarrollo psicológico: cognitiva. por una parte. de modo que las diversas funciones psicológicas se van organizando con una variación interindividual. los sentimientos y emociones. de modo que la separación es sólo conceptual. social y moral. y las funciones afectivo-sociales. así como según sus dos dimensiones individual y social (interindividual)” (pág. El desarrollo cognitivo y el afectivo-social y su funcionamiento. En el curso del desarrollo psicológico se van creando totalidades configuradas y organizadas: estructuras psicológicas. Todas estas funciones se integran entre sí formando una conexión de tipo estructural. sino que son paralelos. y la organización clásica de Remplein (1974). Cuadro 1 Desarrollo psicológico . bajo su doble aspecto motor o intelectual. fantasía. Siguiendo estas directrices se presentan algunas de las variables o funciones del desarrollo psicológico. representan diferentes perspectivas y contextos al definir el cambio estructural. afectiva. las estructuras son “formas de organización de la actividad mental. memoria. las cuales van cambiando a través del tiempo.. que incluyen los impulsos. agruparé las funciones psicológicas en funciones de orientación o cognitivas. inseparable. Según Piaget (1973a). pensamiento y lenguaje. Ver cuadro 1. 1991). y afectivo. no son campos diferentes. por otra. la voluntad. representación. en base a un esquema de funciones psicológicas desarrollado en trabajos anteriores (Sepúlveda G.

*Sistema de creencias y valores personales. escuchar. *Relaciones interpersonales. motivaciones. visión de sí y emociones. Conceptualización intereses. temor.6 Aspectos cognitivos *Percepción realidad: de Aspectos afectivos y de *Toma de perspectiva: *Conocer punto de vista del otro. responder. La personalidad se iría construyendo en la interacción social. Capacidad de inhibir conductas. ansiedad). capacidad impuestos ambiente. *Comprensión. *Necesidades. forma de y *Expresión de emociones de (Rabia. *Iniciativa: resolución enfrentamiento problemas en reflexiva o impulsiva. identidad personal: Organización de personalidad. *Control de impulsos: autocontrol. alegría. Pensamiento. tristeza. y Aspectos sociales Aspectos morales la *Identificación de diferenciación visión mundo. visión del futuro. normas y reglas sociales. *Comunicación: *Empatía y culpa. Estas funciones psicológicas se organizan en la estructura de personalidad a través de un proceso evolutivo de construcción de significados de la relación entre sí mismo y los otros individuos. *Clarificar y jerarquizar conceptos de respeto. de tolerar el frustraciones y límites por Concepto de sí mismo. forma pena. responsabilidad justicia. e incorporación de las relaciones de . a través de un proceso de descentración de sí mismo.

como un elemento central para el desarrollo humano y la supervivencia de la especie. de la sumisión. a través de la capacidad del hombre de actuar por deber. con la organización autónoma de las reglas. no cuando todo lo refiere a su egoísmo y es incapaz de dominarse. “Hay subordinación a un sistema único que integra el yo de un modo suigeneris: existe. la persona es solidaria de las relaciones sociales que mantiene y engendra” (pág. A través del desarrollo. En este sentido.la personalidad implica la cooperación: la autonomía de la persona se opone a la anomia. Su desarrollo se inicia en la infancia y se completa en la adolescencia.. el ser humano como miembro de un grupo social. y a la heteronomía. 100). la personalidad implica una especie de descentramiento del yo que se integra en un programa de cooperación y se subordina a disciplinas autónomas y libremente construidas. pág. al cual la voluntad obliga como miembro de un grupo social. por tanto un sistema “personal” en el doble sentido de particular de un individuo dado y de implicador de una coordinación autónoma” (Piaget. por ejemplo de un hombre que tiene una personalidad fuerte.. de la autosumisión del yo a una disciplina cualquiera: se dirá.7 cooperación social.. incorpora la relación social como un elemento constitutivo de su organización personal. 101). o ausencia de reglas (el yo).. Piaget (1973) destaca que “La personalidad resulta (. La constitución de la personalidad según Piaget implica la superación del egocentrismo y por tanto el equilibrio en las relaciones sociales.). de los valores y la afirmación de la voluntad como regulación y jerarquización moral de las tendencias individuales. . Se va estructurando la personalidad. por lo cual desde temprana edad subordina y somete sus deseos egocéntricos conscientes o inconscientes. sino cuando encarna un ideal o defiende una causa con toda su actividad y toda su voluntad. o sumisión a los lazos impuestos desde fuera: en este sentido. para lograr una relación de cooperación con otros. 19773. o mejor.

8

La persona a través del pensamiento y de la reflexión libre, construye lo que Piaget llama un programa de vida; el cual debe ser fuente de disciplina para la voluntad e instrumento de cooperación. Piaget (1983) plantea la cooperación como el factor esencial en el desarrollo de la personalidad: “...si entendemos por personalidad no el yo inconsciente del egocentrismo infantil, ni el yo anárquico del egoísmo en general, sino el yo que se sitúa y se somete, para hacerse respetar, a las normas de la reciprocidad y la discusión objetiva. De este modo la personalidad es lo contrario del yo, y esto explica por qué el respeto mutuo de dos personalidades es un verdadero respeto, en lugar de confundirse con el mutuo consentimiento de dos “yo” individuales, susceptibles de aliarse en el bien como en el mal” (Pág. 80). En la organización de la personalidad, Piaget integra el elemento del juicio moral, como un esquema integrador que permite la jerarquización de valores, y señala al carácter como la capacidad que tiene la persona de proseguir voluntariamente un curso de acción valorado, cuando está tentada a dejarlo. En otras palabras, para Piaget el desarrollo moral cumple respecto a la afectividad y las relaciones sociales el mismo papel que la lógica cumple en el pensamiento: controlarlas y estructurarlas en organizaciones de equilibrio superior: “Todo el mundo ha observado el parentesco que existe entre las normas morales y las normas lógicas: la lógica es una moral del pensamiento, como la moral es la lógica de la acción” (Piaget, 1983, pág. 335). Piaget señala que en cierto sentido se puede plantear que ni las normas lógicas ni las morales son innatas en la mente del individuo, aun cuando podemos sin duda encontrar aún antes del lenguaje, todos los elementos de la racionalidad y la moralidad. La inteligencia sensorio-motriz da lugar a operaciones de asimilación y construcción, en las cuales se observa el equivalente a la lógica de

9

clases. Asimismo, el comportamiento del niño hacia las personas muestra signos de las tendencias de simpatía y reacciones afectivas en las cuales se encuentra la materia bruta de todo el comportamiento moral subsecuente. El desarrollo psicológico es un proceso evolutivo y social, ya que el individuo no es capaz de alcanzar esta conciencia de las reglas por sí sólo. “En este sentido, la razón, bajo su doble aspecto lógico y moral, es un producto colectivo”. (Piaget, 1983, pág. 337). La vida social es necesaria para que el individuo tome conciencia del funcionamiento de su propia mente y así transforme en normas el simple equilibrio funcional inherente a toda actividad mental. El individuo dejado sólo, permanece egocéntrico; no diferencia en un principio lo que pertenece a las leyes objetivas, de lo que esta referido a sus condiciones subjetivas, confundiéndose con el universo. Comprende la realidad desde su propia perspectiva intelectual y afectiva, antes de distinguir lo que pertenece a las cosas y a las otros personas. La conciencia de sí mismo, implica la comparación constante del sí mismo con los otros. Por tanto, desde el punto de vista lógico, el egocentrismo involucra un cierto tipo de alogismo, de modo que en ocasiones la afectividad predomina sobre la objetividad. Por otro lado, desde el punto de vista moral el egocentrismo implica una especie de anomia, de modo que la ternura y el desinterés pueden darse en forma simultánea con un egoísmo ingenuo. Así, los sentimientos que el niño experimenta conscientemente, tienen valor en sí mismos, no requiriendo de una evaluación posterior. Es sólo a través del contacto con los juicios y evaluaciones de otros que esta anomia intelectual y moral va a ceder progresivamente, bajo la presión de las leyes colectivas lógicas y morales. Piaget (1973b) señala cuatro factores del desarrollo: los factores biológicos y de coordinación de las acciones, y los factores sociales de interacción o

10

coordinación interindividual y de transmisión educativa y cultural, los cuales se ha demostrado en las diversas investigaciones, que interactúan desde el momento de la concepción. Así, si bien las mismas etapas del desarrollo se presentan en diferentes contextos sociales y culturales en la misma secuencia, los datos comparativos muestran diferencias importantes en las edades de presentación de los estadios del desarrollo según nivel sociocultural, residencia en el campo o la ciudad, y nivel de escolaridad, observándose desfases de 2 a 4 años en las diferentes funciones del desarrollo, tales como las cognitivas, morales o de empatía. Se presenta a modo de referencia la clasificación de las etapas del ciclo vital según Remplein (1974), cuyas categorías son más amplias que la edad cronológica para dar cabida a las diferencia individuales, considerándose seis etapas de desarrollo: prenatal, lactancia, infancia o niñez, edad juvenil, edad adulta y vejez. Ver cuadro 2.

2 ½ a 3 ½ añ 3 ½ a 5 ½ años SEGUNDA INFANCIA Primer cambio de 5 ½ a 6 ½ años 6 ½ a 9 años 9 a 10 ½ -12 años 12 a 14 años 14 a 16 años 16 a 17 años 17 a 21 años DURACION 0 a 2 meses 2m a 1 año 1 a 2 ½ años configuración. ETAPAS LACTANCIA SUBDIVISIONES Edad del sueño Edad de la versión al PRIMERA INFANCIA mundo. integrando cada etapa sucesiva los aspectos críticos de las etapas previas en una organización más articulada. Edad de la adquisicion del lenguaje. 2.11 Cuadro 2: Clasificación de la etapas del desarrollo según Remplein (1974). en las cuales se fijan y maduran las funciones adquiridas. Pubertad. fases de aceleración. a las que siguen fases formativas de mayor estabilidad. de adquisición de funciones y contenidos. JUVENTUD Niñez tardía. Prepubertad. Adolescencia. Edad de la oposición. Crisis juvenil. Niñez media. ETAPAS DE DESARROLLO COGNITIVO Y AFECTIVO. . Las distintas etapas del desarrollo implican un progreso hacia una complejidad creciente. Hay en este desarrollo continuo. Edad del juego en serio.

Existen períodos de suspensión. se genera un motivo para rectificar el desbalance. es decir desarrolla niveles más complejos de estructura. que se completa con la complejidad de las relaciones interpersonales. la persona progresa necesariamente. . Kegan. las que van siendo cada vez más organizadas e integradas. Modelo en espiral (Bruner. lográndose un sentido de éste antes de comenzar a moverse nuevamente. La ventaja de este modelo es la posibilidad de anticipar el movimiento evolutivo y aspirar a metas evolutivas específicas en el proceso de cambio. ya que todo comportamiento tiende hacia asegurar el equilibrio entre los factores externos e internos (entre acomodación y asimilación). Al resolver exitosamente el desequilibrio. Su ventaja radica en que describe el desarrollo femenino. es enfocado desde distintos modelos: Modelo lineal (Piaget. Kohlberg): el desarrollo es visto como una jerarquía. lo cual facilita los programas de estimimulación. El aspecto positivo de este modelo es que combina las ventajas de los modelos lineales y cíclicos. y su desventaja es que no toma suficientemente en cuenta que los proceso evolutivos relacionales pueden ocurrir en ambos sexos.12 El desarrollo implica un equilibrio. en la cual el individuo se mueve desde niveles más bajos de complejidad y organización a otros más altos. En la medida que el individuo que madura experimenta desequilibrio entre las relaciones internas y externas de sus esquemas. Ivey): aquí el desarrollo recicla en sí mismo y con cada reciclaje se alcanza un nuevo nivel evolutivo. El desarrolo y el movimiento evolutivo. Se da en un contexto sociopolítico y cultural. y la desventaja que presenta es que a veces se asume que lo más alto es lo mejor o superior desde el punto de vista del desarrollo. donde el desarrollo en espiral se detiene. avanza. sin una suficiente fundamentación. 1982): aquí el desarrollo es construido como sucesión de reciclaje o tarea evolutiva. Modelo ciclíco y relacional (Gilligan.

Al ser un modelo esférico. Ivey (1990) plantea un modelo simultáneamente lineal. Modelo de desarrollo esférico (en espiral).13 A partir de estos modelos respecto al desarrollo los teóricos neopiagetianos proponen un metamodelo de desarrollo. no se considera un nivel como más alto que otro. cíclicos y espirales en un modelo conceptual de desarrollo. retornando en sí mismas.Adaptado de Ivey (1990). Ver figura 1. Le da énfasis a la simultaneidad. Ivey (1990) incorpora los modelos de procesos evolutivos lineales. es decir. culturales. que toma en cuenta las diferencias sexuales. cíclico y en espiral dentro de una estructura esférica. En él todas las dimensiones del desarrollo están activas simultáneamente. éticas y políticas. jerárquicos. con patrones repetitivos y la totalidad parece siempre más que la suma de sus partes. requiriéndose un logro adecuado de habilidades y conocimientos en cada nivel antes que sea posible una sólida transformación en el siguiente nivel. que todas las cosas ocurren a la vez. . en que se integran las organizaciones evolutivas de Piaget. en el que el desarrollo se da en progresiones ordenadas. Figura 1.

ninguna diferenciación entre el yo y el mundo externo. según Piaget. El desarrollo se define en términos de diferenciación. y el mundo exterior se objetivará en la medida en . es decir. sin embargo se irán diferenciando a través de esta etapa. etapas en las cuales la persona está más centrada en sí misma. El proceso de diferenciación de sí mismo y de integración con el otro se va dando desde posiciones egocéntricas del sí mismo. “El yo se halla al principio en el centro de la realidad. separación.14 Kegan (1982) plantea una concepción de desarrollo en espiral. pág. A pesar de que se logren las etapas superiores de desarrollo. aumento de autonomía. precisamente porque no tiene conciencia de sí mismo. La historia vital es un continuo movimiento hacia delante y atrás. La evolución se produce a través de la repetición de ciclos. hacia las posiciones de integración y cooperación con otros. Se van dando ciclos en el desarrollo en el cual se favorece más la independencia del sí mismo. de modo que todas las etapas se entrelazan y persisten. por medio de los cuales se crean nuevos estadios. Cada etapa es una solución temporal a la tensión a través de la vida entre los deseos de inclusión y distinción. las etapas anteriores están igualmente presentes. en la cual no existe. 24). entre resolver la tensión levemente hacia la autonomía en una etapa y en favor de la inclusión en la otra. que plantea cuan diferenciado está el organismo de su ambiente vital y qué tan incluido. y etapas en las cuales la persona está centrada en el proceso de integración con otros. pero a la vez en términos de integración. apego e inclusión. ni a unos objetos concebidos como exteriores” (1973a. La lactancia es el punto de partida de la evolución psicológica. y su forma de organización de la realidad puede ser utilizada por la persona en situaciones críticas. que “las impresiones vividas y percibidas no están ligadas ni a una conciencia personal sentida como un “yo”. Primera etapa: Inteligencia sensoriomotriz. Cada estadio evolutivo es un equilibrio.

La percepción de la realidad del lactante es global y afectiva. dentro del cual el propio cuerpo aparece como un elemento entre otros. el de la organización de las percepciones y hábitos y el de la inteligencia sensoriomotriz propiamente tal. va logrando un reflejo del sí mismo y la satisfacción de sus necesidades. es decir de coordinaciones sensoriales y motrices . 1973. a través de la asimilación sensoriomotriz del mundo exterior inmediato. en un universo que ha construido poco a poco y que ahora siente como algo exterior a él” (Pág. la conciencia empieza en un egocentrismo inconsciente e integral. 25). el mundo no tiene características fijas y objetivas. y a este universo se opone la vida interior. ya que va a dar la tonalidad afectiva básica y la seguridad con que enfrentará la realidad. Desde el punto de vista de la inteligencia y de la vida afectiva pueden distinguirse tres estadios: el de los reflejos. El tipo de vínculo afectivo que el niño desarrolle en esta temprana etapa. Estadio de los reflejos: Desde el nacimiento la vida mental se reduce al ejercicio de aparatos reflejos. mientras que los progresos de la inteligencia sensorio-motriz desembocan en la construcción de un universo objetivo. el cual a través de la relación afectiva con las personas significativas. Este desarrollo se refiere en primera instancia al propio cuerpo y con los inicios del lenguaje y el pensamiento “se sitúa como un elemento o un cuerpo entre los demás. sino que se presenta al niño como algo agradable o desagradable. Como lo plantea Piaget (1973) a través de las percepciones y movimientos el niño conquista todo el universo práctico que lo rodea.15 que el yo se construya en tanto que actividad subjetiva o interior. localizada en ese propio cuerpo” (Piaget. 19). va a ser crucial para la construcción del sentido del sí mismo. pág. Dicho de otra forma. El sentido de sí mismo se irá construyendo poco a poco en la medida que se va ligando al mundo externo.

Estos esquemas sensoriomotores constituyen un ciclo reflejo que incorporan nuevos elementos y constituyen totalidades organizadas progresivamente más diferenciadas. La elaboración del espacio se debe a la coordinación de los movimientos. Se construyen al final del primer año los objetos fijos y permanentes. Estos esquemas de acción se van repitiendo y generalizando a nuevas situaciones. Durante los dos primeros años de vida se construyen cuatro procesos fundamentales: las categorías del objeto. que dan lugar a nuevas conductas. dándose lugar a una especie de causalidad mágica. En el segundo año el niño ya reconoce las relaciones de causalidad de los objetos entre sí. La causalidad dado el egocentrismo. Entre los tres y seis meses el lactante empieza a tomar lo que ve. entre un resultado empírico y una acción cualquiera. del espacio. Estadio de la inteligencia sensorio-motriz: La inteligencia aparece antes que el lenguaje. que corresponden a tendencias instintivas. de la causalidad y del tiempo como categorías prácticas o de acción. y que manifiestan desde el principio una auténtica actividad de asimilación sensoriomotriz. los cuales se coordinan. consistiendo en la relación fortuita para el sujeto. en lugar de palabras y conceptos.16 hereditarias. percepciones y movimientos organizados en esquemas de acción (Por ejemplo. y se trata de una inteligencia práctica que se aplica a la manipulación de los objetos y que utiliza. atraer un juguete con un palo). . Estadio de organización de percepciones y hábitos: Los ejercicios reflejos se integran en hábitos y percepciones organizadas. manipulando los objetos y formando nuevos hábitos o conjuntos motores y perceptivos. se halla al principio relacionada con la propia actividad. diferencian y flexibilizan cada vez más para registrar los resultados de la experiencia. siendo este el primer paso del egocentrismo integral primitivo a la elaboración final de un universo exterior. correspondiendo según Piaget (1973) a una especie de concepto sensoriomotor.

es decir sin conciencia personal propiamente dicha” (Piaget. pero hay que comprender muy bien que se trata de un narcisismo sin Narciso. La calidad del vínculo afectivo familiar según Guidano ( 1991) desarrolla una tonalidad afectiva básica en el niño. y los primeros sentimientos de éxito y de fracaso. al estadio de las acciones reflejas se corresponden los impulsos instintivos ligados a la nutrición. Surgen así. de la que depende la calidad de la experiencia emotiva. Estos dependen de la acción y no aún de la conciencia de las relaciones con otros. Así.17 La evolución de la afectividad durante los primeros dos años de vida se corresponde con la de las funciones motrices y cognoscitivas. y permanecen durante mucho tiempo ligados a las acciones de la persona. los sentimientos interindividuales. con lo que se logra la objetivación de los sentimientos y su proyección en otras actividades y no sólo sobre sí mismo. y denotan el egocentrismo general. Los sentimientos se diferencian en alegrías y tristezas relacionadas con el éxito y el fracaso de los actos intencionales. “Los psicoanalistas han llamado “narcisismo” a ese estadio elemental de la afectividad. Esto . pág. el sentido de sí mismo y las relaciones con los otros. el placer y el dolor. éxitos y fracasos. Con el desarrollo de la inteligencia sensoriomotriz aparece un tercer nivel de la afectividad caracterizado por la diferenciación de objetos externos. la conciencia de yo surge como el polo interior de la realidad. con sus alegrías y tristezas. 29). Al segundo estadio corresponden sentimientos elementales o afectos perceptivos relacionados con la acción: lo agradable y lo desagradable. Cuando la percepción y las acciones se van diferenciando e integrando. 1973. los que constituyen el principio de las simpatías y antipatías. esfuerzos e intereses. referidos al otro. se construyen los objetos externos e independientes de la conciencia del sí mismo. y los reflejos afectivos que constituyen las emociones primarias.

dando lugar a la aparición del lenguaje. Con la aparición del lenguaje. Este hecho central en el desarrollo se debe a los progresos de las funciones cognitivas.18 resalta la importancia de los vínculos afectivos estables y consistentes con los padres. Con la representación se inicia el desarrollo de la función simbólica entre los 12 y los 18 meses. durante este período. tanto en sus aspectos intelectuales como afectivos. imágenes mentales que permanecen en la memoria y que pueden ser evocadas cuando se desee. Segunda etapa: Pensamiento preoperatorio: El desarrollo del simbolismo y la diferenciación del yo. “Además de todas las acciones reales o materiales que sigue siendo capaz de realizar como durante el período anterior. esto es el inicio de la socialización de la acción. constituyen la revolución cognitiva de la primera infancia. la capacidad de reconstruir sus acciones pasadas en forma de relato y de anticipar sus acciones futuras mediante la representación verbal” (Piaget. lleva a la diferenciación con el mundo externo. con la aparición de las primeras representaciones mentales. Lo anterior tiene según Piaget tres consecuencias esenciales para el desarrollo mental: un intercambio posible entre individuos. 31). La progresiva construcción del yo como una actividad subjetiva o interior. y lo devastador que resultan para el desarrollo las separaciones tempranas. es decir el pensamiento . el niño adquiere gracias al lenguaje. lo que permite la objetivación de la realidad. las conductas se modifican profundamente. 1973. la interiorización de la palabra. como el vehículo esencial del pensamiento. pág. la cual es la capacidad de sustituir un objeto por un signo o símbolo.

El pensamiento esta aún dirigido por las necesidades. las cuales no son reversibles. Un ejemplo típico de este tipo de pensamiento es el juego simbólico o juego de imaginación. intereses y sentimientos del niño. a lo que nos referiremos más adelante en forma extensa.19 propiamente tal. no como son en la realidad. sólo incorpora o asimila la realidad percibida a su yo. Así. Con el lenguaje el niño se encuentra incluido no sólo en el mundo físico. sin realizar una adaptación o acomodación a la realidad. la cual pasa de estar ligada a la percepción y al movimiento. las cosas aparecen como más grandes o más importantes. Por ello se establecen relaciones entre objetos o hechos en base a elementos perceptivos que se destacan y no a reglas lógica. los cuales son según Piaget esencialmente solidarios. en los cuales las proporciones dependen de sus afectos. por lo cual la visión de la realidad es subjetiva. como el juego de muñecas por ejemplo. siendo por tanto equilibrios menos estables. lo que se refleja muy bien en los dibujos de los niños en la primera infancia. sino que además en el mundo social y en el mundo de las representaciones interiores. pero que marcan un avance importante en relación a los actos preverbales. El pensamiento es al inicio de la primera infancia egocéntrico puro. que implica la interiorización de las percepciones y los movimientos en forma de imágenes representativas y de experiencias mentales. los que prolongan los esquemas sensorio-motores sin coordinación. y se puede reconstruir en el plano intuitivo de las imágenes y de las experiencias mentales. Más avanzada la segunda infancia se desarrolla el pensamiento intuitivo. sino que de acuerdo a la importancia afectiva que tenga para el niño. Esto permite al niño establecer semejanzas y diferencias entre objetos y clasificarlos en base a criterios concretos de tipo perceptivo. y una interiorización de la acción. dando lugar a intuiciones. de ahí la significación de los . en que el niño crea la realidad según sus necesidades y deseos. Se da así la posibilidad de construcción del juicio moral.

y la objetivación de los sentimientos y su proyección a otras actividades que no sean sólo las del yo. El proceso de diferenciación y construcción del yo. que dan lugar a actos de ayuda y compañerismo. por lo que el pensamiento es “mágico”. con lo que surgen las típicas conductas de rebeldía. y sigue inconscientemente centrado en sí mismo. se afirma la conciencia del yo como un polo interior de la realidad opuesto a ese otro polo externo u objetivo. Sin embargo aún no logra salir de su propio punto de vista para coordinarlo con los demás. es importante destacar el surgimiento de estos sentimientos de consideración y respeto por los otros. todo es posible. rabietas o hacerse el que no escuchó la orden para no acatarla. y se dan explicaciones mágicas a los fenómenos naturales como la lluvia y las olas. Aún cuando predominan en los inicios de esta etapa los sentimientos de afirmación del yo.20 dibujos de la familia. simpatías. las cuales son empujadas por alguien que sopla. dejando de lado el egocentrismo inconsciente e integral de los primeros meses. antipatías). con una oposición a los adultos. duendes y brujas. como el afán de posesión. poder y prestigio. por ejemplo. en los que las personas más valoradas y queridas aparecen como más grandes. . Los sentimientos y emociones se van diferenciando. y los sentimientos morales intuitivos que surgen de las relaciones entre adultos y niños. No hay aún diferenciación de la fantasía de la realidad. y surgen sentimientos interindividuales (afectos. y el fortalecimiento de la voluntad. Como vimos con el logro fundamental de la elaboración de un universo exterior. tales como pataletas. por lo que cree en hadas. se produce alrededor de los 2 ½ años. resistiéndose el niño en forma activa o pasiva a las demandas y normas sociales.

como por ejemplo. El desarrollo de las operaciones lógicas. o si es que existe un progreso en la socialización que refuerza el pensamiento por interiorización” (Piaget. La lógica y la descentración del pensamiento posibilitan la objetivación de la realidad y la cooperación social. el que va a ir aprendiendo a expresar sus emociones y a comportarse en forma más adecuada socialmente. la cual constituye el sistema de relaciones que permite la coordinación de puntos de vista entre sí: “Son incluso tan solidarios que a primera vista es difícil decir si es que el niño ha adquirido cierta capacidad de reflexión que le permite coordinar sus acciones con las de los demás. corrige las intuiciones perceptivas. para transformar las relaciones inmediatas en un sistema coherente de relaciones objetivas” (Piaget. a liberarse de su egocentrismo social e intelectual. dar un abrazo a la madre triste. como logros centrales de la segunda infancia. . y empatizar con otro.73). 1973. así como toda la conducta del niño. y permite ““descentrar” el egocentrismo. con la diferenciación del yo. 1973. el niño comienza a los 6 o 7 años. con la capacidad de la reflexión lógica. La expresión de emociones y sentimientos es poco controlada. por las cuales el niño se dejaba llevar por la ilusiones momentáneas. pág. Según Piaget. pág. es capaz de comprender el estado emocional del otro. al punto de realizar acciones de acogida y apoyo.21 A los 2 ½ años el niño al percibir bien su separación del otro. Tercera etapa: Pensamiento operatorio concreto. de acuerdo a sus relaciones interpersonales y sentimientos de amor y respeto que desarrolle en relación a las personas. 62). por así decir.

por lo cual el niño enjuicia la realidad. ya no tienen la credulidad inmediata y el egocentrismo intelectual. analizando críticamente a las demás personas y a sí mismo. Con estos instrumentos se produce la declinación de las formas egocéntricas de causalidad y de representación del mundo. La percepción ahora es analítica. con lo cual el niño puede captar los detalles separado del todo. por lo que la visión de la realidad evoluciona desde una visión subjetiva. desarrollando así el pensamiento de tipo inductivo. exigiendo siempre explicaciones realistas de las cosas. la operación en el plano de la inteligencia y la voluntada en el plano afectivo. y comprende ya el significado de la mentira. concretos. lo que da más objetividad a la percepción. Esta actitud realista y objetiva se refleja en la superación de las creencias y mitos. en el dibujo a través del cual el niño refleja lo que observa en la realidad. ni proyecta sus emociones y sentimientos al mundo exterior. que posibilita la coordinación de puntos de vista entre sí. Piaget (1973) destaca como instrumentos mentales que permiten esta doble coordinación lógica y moral. van sacando conclusiones generales. Los niños al desarrollar la capacidad de reflexión. y el desarrollo de sistemas cooperativos entre individuos. por lo cual los dibujos tienen formas constantes. entre diferentes individuos distintos y entre percepciones o intuiciones de la misma persona. Se da además una actitud crítica frente a sí mismo y el mundo exterior. con mayor dominio de las proporciones y con relaciones espaciales. . El niño ya no suple los elementos no percibidos con la fantasía. en relación a los atributos externos. hacia una visión objetiva y realista del mundo. la elección de juguetes lo más parecido posible a los objetos reales.22 La construcción de la lógica constituye el sistema de relaciones tanto a nivel intelectual como de la afectividad. Así. el niño enjuicia los relatos. con lo cual van descubriendo que hay reglas estables que gobiernan el mundo físico y comienzan a buscar explicaciones realistas a los fenómenos que observan. A partir de hechos particulares que observan.

y desarrolla los conceptos de tiempo. compuestos por partes que tienen relaciones lógicas entre sí. denominándose preconceptos. pag. entendidas como una acción cuya fuente es siempre motriz. lo cual le permite organizar y objetivar la realidad. El niño puede comprender las clasificaciones.23 El niño en esta etapa capta como real. sólo lo concreto. en la medida que forman parte de un conjunto de relaciones análogas cuya totalidad constituye un . lo percibido. no captando hasta la edad juvenil las realidades abstractas. ya que estaban ligados a un objeto determinado. sin dejarse influir por sus sentimientos y emociones. El pensamiento es de tipo lógico concreto. hacia los siete años se constituyen diversos sistemas de conjuntos que transforman las intuiciones en operaciones. y estas diversas acciones pueden invertirse o se vueltas del revés: así es como la acción de reunir (suma lógica o suma aritmética) es una operación. generales. espacio. tales como sistemas familiares. Estos logros se deben al desarrollo de las operaciones lógicas. Ahora el niño es capaz de captar lo esencial que es característico de una clase o grupo de objetos. El pensamiento está organizado en base a conceptos y reglas que son universales. en forma lógica. perceptiva o intuitiva. y que se transforman al constituir sistemas de conjunto a la vez componibles y reversibles: “Las acciones se hacen operatorias desde el momento en que dos acciones del mismo tipo pueden componer una tercera acción que pertenezca todavía al mismo tipo. incluir clases. 76-77). combinarlas y descomponerlas. y no caracterizan a todos los elementos de esa clase. número. por el cual el niño puede establecer relaciones entre objetos concretos o sus representaciones. porque varias reuniones sucesivas equivalen a una sola reunión (composición de sumas) y las reuniones pueden ser invertidas y transformadas así en disociaciones (sustracciones)” (Piaget. Así. Antes los conceptos acerca de las cosas eran particulares. 1973.

en el plano social. igual que lógica es una especie de moral del pensamiento” (1973. Piaget (1973) destaca que la profunda transformación que sufre la afectividad en la segunda infancia. comparable a la lógica misma: es una lógica de los valores o de las acciones entre individuos.la reversibilidad adquirida traduce un equilibrio permanente entre la asimilación de las cosas por el espíritu y la acomodación del espíritu a las cosas. que subordina el yo a las leyes de la reciprocidad” (1973. pág. y en una regulación más eficaz de la vida afectiva. social y moral estas operaciones del pensamiento se dan de la misma forma: la identidad implica igualdad en las relaciones sociales y la reversibilidad se refiere a la reciprocidad en las relaciones sociales. Según Piaget “La organización de los valores morales que caracteriza a la segunda infancia es. que permite la aparición de nuevos sentimientos morales. En el ámbito emocional. De ahí que cuando se libera de su punto de vista inmediato para “agrupar” las relaciones. La reversibilidad en el pensamiento y en la afectividad permite junto con la descentración la toma de perspectiva social. el espíritu alcanza un estado de coherencia y de no-contradicción paralela a lo que. se debe a que a través de la cooperación los niños coordinan sus puntos de vista en un marco de reciprocidad. representa la cooperación. pág. y al surgimiento del sentimiento de justicia. 89). 84).. o “escala de valores” (Piaget. 1973). El respeto mutuo que se logra al final de la etapa lleva al respeto de las reglas dadas por el grupo.24 sistema de parentesco. los que desembocan en una mejor integración del yo. Piaget señala “. que cambia las relaciones interpersonales entre niños y padres. las que son esenciales para el desarrollo del juicio moral. esto es el cambio de puntos de vista con lo cual se logra el equilibrio en las relaciones sociales y el juicio moral. en cambio. Asimismo los valores existen en función de un sistema total.. .

Cuarta etapa: Pensamiento formal o hipotético deductivo. en una escala permanente de valores. Las operaciones formales son las mismas operaciones de la etapa anterior. se logra el equilibrio en la voluntad. que puede tener grandes repercusiones en su propio desarrollo. pág. “Las operaciones formales aportan al pensamiento un poder completamente nuevo. van inscribiéndose según Piaget. Los éxitos y fracasos de la actividad propia. La voluntad permitiría a la persona la elección de la conducta adecuada al deber social. El niño va formando poco a poco un juicio sobre sí mismo. 98). la cual influye en las acciones futuras. 1973. . pero aplicadas a hipótesis o proposiciones. A medida que se organizan los valores en estructuras más complejas. Entre los once y los doce años.25 El control de la conducta es posible a través del desarrollo de los sentimientos de respeto. que marca el final con respecto a las operaciones construidas durante la segunda infancia: el paso del pensamiento concreto al pensamiento formal o hipotético-deductivo. la cual se organiza en la edad juvenil. el equivalente afectivo de las operaciones de la razón. se produce una transformación fundamental en el pensamiento del niño. la cual es para Piaget. sólo en la medida que se logre la integración y el equilibrio en la formación de una identidad personal congruente y autónoma. ya que se constituye en un filtro por el cual se percibe la realidad. por respeto al grupo y al sí mismo. los cuales deben ser extensivos a un sentimiento de respeto o valoración del sí mismo. que equivale a desligarlo y liberarlo de lo real para permitirle edificar a voluntad reflexiones y teorías” (Piaget.

La apertura al mundo de los valores y la organización de un sistema de creencias y valores personales. Esto lleva una actitud crítica en relación a las personas y a sí mismo en términos de necesidades. abarcando no sólo lo externo. Esto posibilita una nueva actitud hacia la realidad. 99). con una visión idealista del mundo. para alcanzar el de lo posible.. Se supera el mundo de lo real. se posibilita en esta etapa con el desarrollo de la reflexión libre y desligada de lo real. motivaciones. sin tomar en cuenta el objeto en particular. Sin embargo este es un egocentrismo con centro. de los valores. en el sentido que va más allá de los valores de utilidad. de las habilidades personales. lo inmediato. creencias y principios. sus planes y metas personales. La imagen del mundo se amplia. creencias e historia personal. como en la etapa de la lactancia. a la necesidad de dar sentido a su vida. reglas generales que luego aplica a la realidad. de acuerdo a una proyección en el tiempo. La identidad como la estructura del sí mismo construida por la persona internamente. es decir con conciencia de sí. sino que también la realidad psíquica interna. se caracteriza por la organización dinámica de los impulsos. sin lograr una acomodación a lo real..como si el mundo tuviera que someterse a los sistemas y no los sistemas a la realidad. sentimientos. El joven analiza su rol en la vida. trasciende el mundo de lo concreto y se orienta hacia el mundo de las ideas. como lo plantea Piaget “. esforzándose por construir un sentido de identidad congruente y autónomo. que se manifiesta en a través de la creencia en la reflexión todopoderosa. . Es la edad metafísica por excelencia: el yo es lo bastante grande para reconstruir el universo y lo bastante grande como para incorporarlo” (1973. en que incorpora el mundo en una asimilación egocéntrica. pág. Se vuelve a dar un egocentrismo intelectual. es decir de construir hipótesis.26 El joven es capaz ahora de un pensamiento deductivo.

integre el pasado y el futuro anticipado. La adaptación real a la sociedad se logra cuando el adolescente pasa de la reflexión a la acción y realización de las ideas en la realidad en un marco social determinado. Esto implica el logro de la autonomía moral como una de las metas centrales del desarrollo de la identidad personal. Es necesaria la vinculación estrecha con diferentes personas y actividades. el adolescente se prepara para insertarse en la sociedad de los adultos por medio de proyectos. es buscar lo nuevo. en la parte sobre El desarrollo mental del niño: “Podemos observar. de programas de vida. a la vez que realizar una búsqueda activa en el presente para ampliar su campo de experiencias. Hemos visto cómo estas construcciones sucesivas han consistido siempre en descentrar el punto de vista inmediato y egocéntrico del principio. para definir y descubrir sus motivos. debida a la inteligencia sensorio-motriz del lactante. pasando por el conocimiento del universo concreto debido al sistema de operaciones de la segunda infancia. de tal manera que . como conclusión. con una perspectiva histórica. la unidad profunda de los procesos que. desde la construcción de un del universo práctico. de planes de reformas políticas o sociales. En este proceso el joven es consciente de la necesidad de considerar su perspectiva histórica y de ir al encuentro de una identidad que dándose en el presente. desembocan en la reconstrucción del mundo por el pensamiento hipotético-deductivo del adolescente. de sistemas teóricos. la creatividad y la diversidad a través de la acción. Piaget concluye en el texto al que nos hemos referido anteriormente “Seis estudio de Psicología”. normas. Según Piaget. descubriendo intereses nuevos. la unidad del yo. los que le darán el sentido de consistencia en el tiempo. que da trascendencia y estabilidad al sí mismo. a la vez que separándose de otros. valores y principios.27 Esto requiere integrar los roles de pertenencia familiar y social. para situarlo en una coordinación cada vez más amplia de relaciones y nociones.

paralelamente a esta elaboración intelectual. Es así como para Piaget. (1973. 1 . Gabriela. que la ha interiorizado a través de un proceso de construcción progresivo y autónomo. o ley. especialmente de la de las autoridades adultas. que es interno a la propia conciencia de la persona. En la autonomía. ETAPAS DE DESARROLLO MORAL. Ricoeur y Arendt”. (2001). Esta sección se basa en Sepúlveda. Mención Etica. 106-107). definiendo la moralidad como un sistema de reglas. a las leyes de la cooperación”. el cual se adquiere a través de un proceso evolutivo de construcción de significados de la relación entre sí mismo y los otros individuos. un principio.1 Jean Piaget: Etapas de heteronomía y autonomía moral: conceptos de respeto. “Autonomía moral y solidaridad: Complementación de las metas del desarrollo de las Teorías Cognitivo-evolutivas desde Habermas y Apel. Ahora bien. 3. responsabilidad y justicia.1 3. y existen tantos tipos de moral como de relaciones sociales. la moral depende del tipo de relación social que el individuo sostiene con los demás. Tesis de grado del Doctorado en Filosofía.28 cada nuevo agrupamiento terminal integrara más la actividad propia adaptándola a una realidad cada vez más extensa. de igualdad. y digna de respeto en la medida que hay un consentimiento mutuo. meced a la reciprocidad y a la coordinación de los valores. pág. encontrándose la esencia de la moralidad en el respeto que los individuos adquieren por las reglas. En la autonomía se sigue una regla. la regla es el resultado de una decisión libre. hemos visto a la afectividad liberarse poco a poco del yo para someterse. La conciencia autónoma se basa en relaciones de reciprocidad con otros. Piaget inicia su obra “El criterio moral en el niño”. Para Piaget un individuo es autónomo moralmente si es independiente de toda influencia externa.

y la inmersión del yo en el mundo social como parte del colectivo. porque están implicadas en el propio funcionamiento de la vida social entre iguales. sino que lo que nos hace considerar obligatoria la regla prescrita es el respeto que sentimos por este individuo” (1983. 60).. y a la generosidad en sus relaciones sociales. 88). 1983. El estado de equilibrio en lo social y. El paso de la heteronomía a la autonomía implica el paso de lo egocéntrico a lo social. y por tanto la comprensión de la regla con un sentido de obligación. o sea de la universalidad moral. .lo que nos incita a respetar a un individuo no es el carácter obligatorio de la regla prescrita por este individuo. en el cual los individuos. que implicaría el ponerse en el lugar del otro: “En definitiva. Piaget plantea que el respeto se dirige a las personas y resulta de las relaciones entre las personas entre sí. según Piaget. las nociones racionales de lo justo o injusto se convierten en regulativas de las costumbres. considerándose como iguales pueden controlarse mutuamente y alcanzar la objetividad” (Piaget. Pág. 29). 1983. a partir del momento que existe cooperación. propicio para el desarrollo de la razón. pág. al sentido de la cooperación social. basándose la relación entre las personas en el respeto unilateral hacia el que sustenta la autoridad. Piaget considera el respeto como un sentimiento que se dirige a las personas y no a la regla como tal: “. pág.29 La moral heterónoma por el contrario se basa en la obediencia. Esto se logra cuando la relación social está regulada por el reconocimiento del otro. es “el estadio de cooperación.” (Piaget. Lo propio de la cooperación es llevar al niño a la práctica de la reciprocidad. La cooperación en Piaget. es un proceso racional y afectivo que se da a través de la descentración..

resulta de un nuevo tipo de actitud moral bajo los efectos de la diferenciación social y de la cooperación. La responsabilidad interior que va unida a la autonomía de la conciencia. Piaget plantea que el aspecto afectivo de la cooperación y la reciprocidad es complejo de estudiar. la cual requiere para desarrollarse el concepto de respeto mutuo y la solidaridad entre niños. La noción de justicia autónoma comprende la igualdad como preocupación principal y el deseo . la conciencia ignoraría el bien moral y el sentimiento de culpabilidad. 165). Piaget formula la autonomía desde el imperativo categórico de Kant: “La autonomía. pág. o sea los procesos de empatía y de toma de perspectiva social. Esta responsabilidad es un fenómeno social. 59). ya que sin la cooperación de los individuos. y que parece resultar directamente de la cooperación: la noción de justicia... Apela a la universalidad como principio. 1983. por lo que realiza el análisis psicológico de la que considera la más racional de las nociones morales.un acuerdo ideal definido por una aplicación cada vez más marcada de los procedimientos de intercambio” (Piaget. la cual se perfila a partir de la autonomía a medida que crece la solidaridad entre los niños. hay que eliminar todo lo que comprometa esta reciprocidad: todas las desigualdades. a un ideal de derecho: “La cooperación no impone más que los procedimientos del intercambio intelectual o moral. aparece con la reciprocidad cuando el respeto mutuo es lo bastante fuerte para que el individuo experimente desde dentro la necesidad de tratar a los demás como él querría ser tratado” (1983. es definida por Piaget como una especie de condición inmanente o ley de equilibrio de las relaciones sociales. las diferencias entre los individuos. Pág.30 Piaget señala que para ser posible la reciprocidad de los participantes en la aplicación de las reglas establecidas o en la elaboración de las reglas nuevas. La regla de justicia.

271). pág.. ya que para que haya igualdad real y una necesidad auténtica de reciprocidad se necesita una regla colectiva.en moral la reciprocidad también implica una depuración de las conductas en su orientación íntima. pero no suficientes para su desarrollo. tendrían raíces individuales o biológicas. que es la moral del deber y la obediencia. la forma conduce al contenido.. sino en la situación real de cada individuo. que obligue y limite a un tiempo al alter y al ego” (1983. nazca la conciencia de un equilibrio necesario. La moral del respeto mutuo. que conduce a un concepto de justicia. haciéndolas tender por etapas a la universalidad” (Piaget. Sin salir de la reciprocidad... El desarrollo autónomo de la reciprocidad incluye dos aspectos: una reciprocidad de hecho y una reciprocidad de derecho o ideal. conduce a un concepto de justicia por igualdad. En el concepto de justicia. que es la autonomía (por oposición al deber). sucede a la igualdad bruta. 266).31 de equidad. Según Piaget. de las acciones y reacciones de unos individuos sobre otros. se alía con la simple justicia. que se logra a través de la discusión y la interacción participativa. y una vez que está habituado a esta forma de equilibrio de las acciones. las nociones de igualdad o equidad. se encuentra la oposición de dos morales: La moral de la autoridad. se consideran justas las conductas susceptibles de reciprocidad indefinida. característica de la justicia distributiva y de la reciprocidad. la generosidad. que confunde lo que es justo con el contenido de la ley establecida y acepta la sanción expiatoria. requiere de un largo proceso educativo de los niños en relaciones de reciprocidad. Este equilibrio ideal. pág. producto de la vida en común: “. condiciones necesarias. El niño empieza practicando la reciprocidad. como una forma de reciprocidad que no se basa en la igualdad pura. La solidaridad entre iguales se presenta como la fuente de un conjunto de nociones . No se podría hacer del igualitarismo una especie de instinto o de producto espontáneo de la constitución individual. “El precepto: “No hagas a los demás lo que no te gustaría que te hicieran”.es necesario que. 1983.

y por tanto. pág. antes de tener la conciencia racional de la misma. se está observando el equilibrio dinámico. Los elementos constitutivos de cada una se encuentran estrechamente ligados entre sí. que definen un proceso que se repite para cada nuevo conjunto de reglas o cada nuevo plan de conciencia o de reflexión”(Piaget.. existiendo períodos de transición. éstos son “todos” estructurales en movimiento dinámico. que se reproducen como ritmos. 1983. . en el que coexisten elementos de ambos. determinándose los unos a los otros. al observarlos como estados.32 morales complementarias y coherentes que caracterizan según Piaget la mentalidad racional. Existe un décalage donde se observa una diferencia temporal entre la práctica y la conciencia. y en el curso del desarrollo se transforman cualitativamente.. Los niños practican una forma determinada.. no provoca simplemente una nueva conciencia de la regla.no podemos hablar de estadios globales caracterizados por la autonomía y la heteronomía. 71). ya que cada operación psicológica tiene que volver a aprenderse en los distintos planos de la acción y el pensamiento. en los terrenos superpuestos del comportamiento y la conciencia . No existen estados heterónomos ni autónomos puros.no existen estadios globales que definan el conjunto de la vida psicológica de un sujeto en un momento determinado de su evolución: los estadios deben concebirse como las fases sucesivas de procesos regulares. sino sólo de fases de heteronomía y de autonomía. Piaget plantea por tanto que: ”.. La moral heterónoma y la autónoma son antitéticas. La aparición de un nuevo tipo de regla en el terreno práctico.

Su práctica es correcta. Tiene carácter de son sagradas y obligatorias. castigos se convierten en algo motivado. Los Deja de ser retributiva. Se encuentra de hecho en la mayoría de las 3. 4. 4. sociales. principios de justicia.Se basa en el principio de autoridad. . y se hace distributiva. sino una forma de relaciones y entre el adulto y el niño. igualitarismo. el cual es necesario.Es impuesta desde el exterior. No es estática y fija. por lo de una decisión libre y racional. El principio de justicia autónomo es la y arbitrio. el respeto mutuo. Las reglas espontáneo y es la fuente del bien. como un 1. 1994). Se basa en la reciprocidad. no pasando por una fase de mero y estricto necesario y recíproco. Surge del propio individuo como un conjunto sistema de reglas obligatorias. Tiene carácter coercitivo y es la fuente del deber. La responsabilidad es objetiva. Se basa en el principio de igualdad. Es subjetiva. supone la cooperación y acción (realismo moral). 6. se juzga en 5. debe ser doloroso equidad. La persona la practica de modo egocéntrico. para basarse en la castigo. La noción de justicia se basa primero en la 6. por ser el resultado por tener un principio externo al individuo. el respeto 2. mutuo y las relaciones de cooperación. 3. Cuadro 3 Etapas del desarrollo moral de Piaget MORAL HETERONOMA MORAL AUTONOMA 1. el respeto unilateral y las relaciones de presión. La noción de justicia supera la fase del obediencia a la autoridad y la evitación del estricto igualitarismo.33 En el cuadro 3 se presenta un resumen de los principales aspectos de las etapas del desarrollo del juicio moral de Piaget (Adaptado de Díaz. equilibrio límite en las relaciones sociales. La responsabilidad se juzga en función de su función de las consecuencias materiales de una intención. ya que su función es la expiación. 5. que la acción no siempre concuerda con el juicio moral. 2. Al forma superior de equilibrio de las relaciones final la justicia empieza a basarse en la igualdad. María José. Medrano Concepción.

como una respuesta natural empática. los cuales tienen raíces universales. Así. el mejor. siendo fundamental en el desarrollo social la construcción del concepto del yo en su relación con conceptos de otras personas. Así. Los diferentes ambientes sociales producen diferentes creencias específicas.34 3. y que el otro conoce y o responde al ego dentro de un sistema de expectativas complementarias.2 Lawrence Kohlberg: Niveles y estadios de desarrollo del juicio moral. Kohlberg considera como básicos para el desarrollo social los procesos de desarrollo cognitivo y de toma de rol. por ejemplo. en el sentido de una mayor reciprocidad. sino que una distinta forma de equilibrio. Las diferencias de contenido. Kohlberg enfatiza el desarrollo moral como parte esencial del ámbito social. Estructuras de justicia. sin embargo. al plantear una evolución lineal jerárquica del desarrollo. En el sentido cognitivo. Los niños generan desde un comienzo sus propios valores morales. en el sentido evolutivo se diferencia. Kohlberg mantiene la postura de Piaget. cada niño comprende el valor de la vida de los seres como fines en sí mismos. se presentan principalmente porque . y que logra su estructura más completa en las etapas finales. Así como Piaget sostiene que la inteligencia esta presente desde el inicio de la vida. sin embargo generan los mismos principios morales básicos. al lograr formas de mayor equilibrio en la interacción organismo-medio. dentro de un mundo social común. Kohlberg sostiene que existiría una función de juicio moral presente desde los cuatro o cinco años de edad hacia delante. Esto implica la toma de conciencia de que el otro es. En tanto Piaget plantea que cada estadio de desarrollo constituye no una forma mejor. como por ejemplo: considerar el bienestar de otros. y tratar a las otras personas con igualdad. siendo el estadio superior. en cierta manera como el ego.

en los que la necesidad práctica guía una acción posible como medio de conseguir otra cosa que se quiere. el que se deriva de una regla o principio.35 estaríamos en diferentes niveles de madurez en el pensamiento acerca de los conceptos morales y sociales. En segundo lugar. para favorecer la integración de la persona y el equilibrio social. 1981). el imperativo categórico. Las otras etapas del desarrollo que no logran la autonomía kantiana. cuando tienen valor y se pueden aplicar más allá de la autoridad de los grupos o personas que los sustentan. como el supremo principio de la moralidad: elegir de modo que las máximas de la elección del querer mismo sean incluidas al mismo tiempo como leyes universales. Asimismo. planteándose la necesidad de lograr los niveles más altos de desarrollo moral. Kohlberg plantea que su punto de vista es el de la justicia deóntica. una progresión tanto individual como cultural. Kohlberg mantiene criterios similares a Piaget para definir la autonomía moral: En primer lugar para Kohlberg una persona autónoma se caracteriza por la capacidad para hacer juicios morales y para formular sus propios principios morales. como un juicio acerca de que un acto está bien o es obligatorio. más que conformarse a los juicios morales de los adultos a su alrededor (Kohlberg. en la cual se actúa por deber. como la aplicación del principio de justicia de Kant. la razón o valor humano son . Kohlberg mantiene el concepto de autonomía de Kant. a través de los estadios de justicia. son autónomos. por lo correcto y obligatorio. estas reglas o principios o valores. Define el juicio deóntico. se basarían más bien en imperativos hipotéticos. Kohlberg describe en todas las culturas y subculturas de nuestro mundo. lo cual se logra en la etapa superior de desarrollo moral.

es la estructura de interacción interpersonal. ya que son éstas las empleadas para definir expresiones o reglas sociales. Al igual que Piaget. como diferentes visiones del mundo socio-moral. las categorías centrales que Kohlberg toma para la definición de los valores morales. Kohlberg denomina a sus estadios como estructuras “de razonamiento de justicia”.36 autónomos si no dependen de nada más incluyendo el respeto a Dios y a su autoridad (Kohlberg. la que surge gradualmente. La justicia es la característica más estructural del juicio moral. “La vida social es necesaria para permitir al individuo tomar conciencia del funcionamiento de la mente y para transformar en normas propiamente dichas los simples equilibrios funcionales inmanentes a toda actividad mental e incluso vital” (Piaget. y Kohlberg destaca la importancia de la capacidad individual para lograr el juicio moral autónomo. representando filosofías morales separadas. A pesar de las semejanzas entre los criterios de autonomía de ambos autores. como definidos y universales. en forma independiente. a través de un proceso interno de toma de perspectiva social. En tanto Piaget afirma que la autonomía como ética del respeto mutuo. pág. Este último autor enfatizaría en este sentido el factor interaccional y de cooperación que serían necesarios para lograr la autonomía. 1981). a través de las relaciones sociales. Las operaciones de justicia de reciprocidad y de igualdad en la interacción son paralelas a las operaciones lógicas o a las relaciones de igualdad y reciprocidad en el campo cognitivo no moral. son las de igualdad y reciprocidad. 1983. 337)). poniéndose desde sí mismo en el lugar de los otros. es decir las categorías de justicia. Kohlberg construye su clasificación de niveles de desarrollo del pensamiento moral. Estas . es equivalente a la regla de justicia. una diferencia esencial tiene que ver con el hecho que Kohlberg (1981) sostiene que la persona es capaz de crear leyes racionalmente desde sí misma.

lo que puede observarse en la universalidad del concepto de bueno. Solo en el nivel más alto. cada etapa de desarrollo es una mejor organización cognitiva que la anterior. culturales o religiosas. un respeto por los derechos humanos universales. más integrada y más general o universal. ya que lo bueno es la justicia. tanto el respeto por la ley. Habría un factor general de madurez del juicio moral similar al factor general de inteligencia en las tareas cognitivas. Las personas pueden detenerse en . pero haciendo nuevas distinciones y organizándolas en una estructura más equilibrada. El concepto de lo bueno es uno. y por los derechos humanos. a pesar de las situaciones específicas. Si las personas conocen un aspecto de lo bueno a un determinado nivel. y el respeto por los derechos. Judíos. Mahometanos o Ateos. y debido a que las personas en un determinado nivel tienen pensamientos similares. está basado en un criterio claro de justicia. En cada etapa se define el mismo concepto o aspecto moral básico. A este nivel. el cual estaba presente en forma confusa y oscura en las etapas previas. pero en cada etapa más alta esta definición está más diferenciada. Lo único que se afecta es el ritmo en el cual los individuos progresan a través de esta secuencia. En cada estadio hay una razón para respetar la ley y los derechos. conocen otros aspectos de lo bueno a ese nivel. La secuencia de estadios no está afectada por las diferentes condiciones sociales. No se han encontrado diferencias en el desarrollo del pensamiento moral de Católicos. Protestantes. Budistas. Así. al tomar en cuenta todo lo presente en el estadio previo.37 visiones representan tres tipos diferentes de relación entre el yo y las reglas o expectativas de la sociedad. sin embargo el respeto por la ley es el respeto por la ley moral.

hasta lograr la perspectiva de una conciencia individual racional sobre los valores y derechos anteriores a los contratos y compromisos sociales. los que tienen preferencia sobre los intereses individuales. y a diferencias de oportunidades de toma de rol relacionadas con el trabajo. y define sus valores en base a principios autoescogidos. y que se refiere al punto de vista que adopta el individuo al definir los hechos sociales y los valores o deberes sociomorales. pero si continúan. el yo se identifica con las reglas y expectativas de los otros. encontrándose los varones en etapas superiores a las mujeres. La construcción estructural de los estadios es el concepto de perspectiva sociomoral. siendo el segundo estadio una forma más avanzada y organizada de la perspectiva general de cada uno de los niveles principales. En el nivel I. o que hay diferencias. la persona es convencional. relacionándose puntos de vista a través de la regla de oro concreta. que no consideran los intereses de otros ni reconocen que sean diferentes de los propios. el movimiento es de acuerdo a las etapas. diversos estudios concluyen o que no hay diferencias de sexo. y especialmente de las autoridades. que es de carácter más general que los niveles de toma de perspectiva de Selman (1980).38 cualquier etapa y a cualquier edad. En relación a las comparaciones por sexo en los estadios de razonamiento de la justicia. la persona es preconvencional. poniéndose en el lugar de otra persona. Se parte desde las perspectivas egocéntricas e individualistas. y se avanza hacia perspectivas que integran la relación con otros individuos. siendo las reglas y normas sociales externas al yo. En el nivel III. Cada nivel tiene dos estadios. lo que se atribuye a una educación superior. con conciencia de sentimientos compartidos y pertenencia a un sistema social. en el nivel II. la persona postconvencional o autónoma diferencia su yo de las reglas y expectativas de otros. En el nivel de .

La base racional de la elección. La adecuación de la resolución de un conflicto propuesta está determinada por la consecución de un consenso social en condiciones de diálogo. y hay sólo una base principiada para resolver demandas: la justicia por la igualdad. del cual derivan los acuerdos sociales. Una obligación moral es una obligación de respetar el derecho o reclamo de otra persona. En la etapa seis se evidencia la necesidad de principios para una moralidad equilibrada. Los argumentos de Kohlberg del estadio seis. Un principio moral es un principio para resolver reclamos competitivos: tú versus yo. Tales principios estructuran un proceso imaginativo en la mente del individuo que intenta producir un diálogo moral ideal para resolver los conflictos. una regla para elegir lo que queremos que todas las personas adopten siempre en todas las situaciones. sino que principios de segundo orden. plantean que los principios del estadio seis son necesariamente construcciones sociales que preparan a la persona a un proceso de diálogo moral. Estos principios deben permitir elegir entre alternativas legítimas. es decir principios procedimentales o principios para generar reglas. sin excepciones. es la perspectiva de cualquier individuo racional que reconoce la naturaleza de la moralidad o el hecho que las personas son fines en sí mismos y deben ser tratadas como tales.39 autonomía la perspectiva social es desde el punto de vista moral. es aquella que sería deseable para todos. . Sólo estos principios llevarían a todas las personas a un acuerdo moral. según las sillas musicales morales o toma de rol ideal. tu versus una tercera persona. e implican una base general y universal para la elección. Para Kohlberg la justicia es un principio moral. Se requerirían no sólo principios legales. refiriéndose por principio moral a la forma de elegir lo universal.

que puede llamarse también reversibilidad: “Ponte a ti mismo en el lugar de cada uno de los demás”. Hay un principio moral central en ética. y utilizan una evaluación intrínseca de las relaciones sociales como la amistad o las relaciones de la comunidad como una justificación para llevar a cabo una acción moral. pág. para dar a cada cual lo que se le debe. o donde no es una cuestión de evitar un daño. 1992. el cual según Kohlberg sería parte de la justicia. que Piaget y Kohlberg atribuyen al más alto estadio de desarrollo moral” (Kohlberg. cuidado o amor responsable. y la responsabilidad como una afirmación de segundo orden de la voluntad de actuar según ese juicio. no ha sido ampliamente desarrollada por Kohlberg. Un juicio deóntico es considerado como un juicio de primer orden de lo correcto. culpable. los principios de justicia son conceptos para resolver estos conflictos. xxxii). “Los juicios deónticos son deducciones proposicionales a partir de una estructura de estadio o principio. es el “equilibrio en movimiento”. El equilibrio de la justicia como reversibilidad en ética.40 Las situaciones morales son de conflicto de perspectivas o interés. Esta moralidad de obligaciones . basada en principios de altruismo. malo. mientras que los juicios de responsabilidad son actos de una voluntad que escoge” (Kohlberg. una colaboradora suya. Los juicios de responsabilidad se basan en el principio de benevolencia. La orientación de cuidado y de responsabilidad definida por Gilligan (1982). 1981. Kohlberg diferencia los juicios deontológicos de los juicios de responsabilidad. Un juicio de responsabilidad es un juicio de lo moralmente bueno. Otro nombre es el de “sillas musicales morales. que es un principio del utilitarismo. los cuales han sido destacados por Gilligan. responsable. Los juicios de responsabilidad consideran llevar a cabo la necesidad del otro cuando no se basa en un derecho. la regla de oro. 479).

hacia fines y otras personas. relaciones que a menudo presuponen obligaciones generales de respeto. equidad y contrato. podría ser resuelto mediante una ética de justicia universalista de respeto hacia las personas o reglas. 235). El interés de Kohlberg por centrarse en la justicia. los amigos y miembros de un grupo. los que incluyen juicios basados en la responsabilidad y solidaridad con otros. Según Kohlberg.41 especiales estaría basada en ataduras especiales. “Los dilemas de relaciones especiales pueden dar lugar a relaciones de cuidados que suplementan y profundizan el sentido de las obligaciones generalizadas de justicia” (Kohlberg. y con los conceptos de reciprocidad y contrato. esta orientación está dirigida fundamentalmente a las obligaciones especiales hacia la familia. . Esto se daría en el sentido de que la justicia pide razones y justificaciones objetivas o racionales para una elección. Kohlberg considera los juicios de responsabilidad como un elemento secundario al juicio moral. y es fundamental para dilemas morales personales y para contextos específicos de grupos sociales. una moralidad de justicia y generalizada equidad y otra completamente separada o moralidad de cuidados. más que satisfacerse con compromisos subjetivos. 1992. Sin embargo los diferentes estudios en relación al desarrollo moral han encontrado diferencias significativas en los contenidos de los juicio morales. Kohlberg plantea que no hay evidencia de que haya dos moralidades diferentes. muestra su énfasis por la vía cognitiva o racional de la moralidad. y cualquier dilema relacionado con relaciones y obligaciones especiales. personales.

por el cual se aceptan las consecuencias de las acciones de uno. y que aparece después de alcanzar el razonamiento de justicia postconvencional: “Contestar a preguntas ¿Por qué ser moral? ¿Por qué ser justo en un mundo lleno de injusticia.. pág. En esta perspectiva. al reconocer que la acción moral está mediatizada por la intervención de dos juicios. los principios postconvencionales de justicia y cuidados se perciben dentro de lo que se podría llamar un marco de ley natural. Desde una perspectiva cósmica. que . como un estadio alto dentro del desarrollo de las orientaciones éticas y religiosas.42 Las investigaciones han mostrado que la consistencia entre el juicio y la conducta moral depende.sugerimos que las soluciones significativas a estas preguntas metaéticas se articulan a menudo dentro de perspectivas cósmicas teistas. panteístas o agnósticas” (Kohlberg. se da una visión imparcial.. entre otras variables. nos señala tendencias en el desarrollo humano. Kohlberg considera la necesidad de incluir los juicios de responsabilidad en su modelo. 253). sufrimiento y muerte? requiere que uno se mueva más allá del campo de la justicia y deducir respuestas a partir del significado encontrado en epistemologías metaéticas. sino como principios de justicia que están en armonía con leyes más amplias que regulan la evolución de la naturaleza humana y del orden cósmico. En este mismo sentido es que Kohlberg considera la posibilidad de un séptimo estadio. el juicio de elección deóntica. religiosas. con una preocupación por la totalidad de las cosas. orientaciones que son más amplias en extensión que la orientación de justicia a la que se dirigen los estadios. Sin embargo. y el juicio de responsabilidad. del nivel de autonomía. 1992. desde el cual los principios morales no se entienden como invenciones humanas arbitrarias. puesto que ésta aumenta considerablemente a medida que el pensamiento de las personas se aproxima al nivel postconvencional. Concluye Kohlberg que el desarrollo de estadios hacia la perspectiva cósmica. metafísicas.

Se hace referencia egocéntrica al poder o prestigio superiores. • Nivel 1: Preconvencional: Se da principalmente en niños de cuatro a diez años. Las razones para actuar correctamente son evitar el castigo. . Está bien evitar romper las normas sólo por el castigo. o hay una tendencia a evitar problemas.43 no se pueden captar dentro de un marco conceptual restringido al estudio del razonamiento de justicia como tal. lo que está bien. Los motivos para realizar una acción moral son la evitación del castigo y la conciencia es un miedo irracional al castigo. en los malos actos o en necesidades cuasifísicas más que en las personas y normas. 188 . Estadio 1: Moralidad heterónoma. 1992. El valor moral reside en acontecimientos externos cuasifísicos. y la perspectiva social del estadio (Kohlberg. elementos de justicia y equidad. obedecer por obedecer y evitar causar daño físico a personas o a la propiedad. págs. las razones para actuar correctamente. Kohlberg destaca el origen de nuestra moralidad existente en una tradición Judeo-Cristiana. y el poder superior de las autoridades. y los motivos para una toma de acción moral (Kohlberg. pág. Estadio de castigo y obediencia. A pesar que la moralidad tiene una integridad en sí misma. pág. 1992. Los juicios morales consideran entre otros valores morales. 89). por lo que cree necesario considerar los valores religiosos como parte fundamental de nuestra constitución moral.189). 80). 1992. A continuación se presentan los niveles y estadios de desarrollo del juicio moral de Kohlberg: Según las bases del juicio moral (Kohlberg. 88. y también preocupación por otros.

y se ignoran las posibles reacciones de culpa y el castigo se ve de una forma pragmática. • Nivel 2: Convencional: El valor moral reside en interpretar roles buenos o correctos. Hay conciencia del relativo valor de la perspectiva y necesidades de cada actor. no considera los intereses de otros ni reconoce que sean diferentes de los propios. lo que es un intercambio. tiene conciencia de que todo el mundo tiene sus intereses a perseguir. La acción está motivada por el deseo del premio o beneficio. Está bien seguir las normas sólo cuando es en inmediato interés de alguien. Estadio 2: Individualismo. Se actúa correctamente por servir las necesidades e intereses propios en un mundo en el que hay que reconocer que otra gente también tiene sus intereses.44 La perspectiva social es egocéntrica. Confunde la perspectiva de la autoridad con la suya propia. Es correcto lo que es justo. Estadio 3: Estadio de las expectativas interpersonales mutuas. Es una orientación ingenuamente egoísta. que se orienta a agradar a los . un trato. de forma que lo correcto es relativo. un acuerdo. actuar para conseguir los propios intereses y dejar que los demás hagan lo mismo. La perspectiva social es individualista concreta. Orientación del buen chico. no relaciona dos puntos de vista. La acción correcta es la que satisface las necesidades de uno y ocasionalmente las de otros. en mantener el orden y las expectativas de los demás. esto lleva a un conflicto. Estadio de los propósitos instrumentales ingenuos y el intercambio. Diferencia entre el miedo. y se orienta al intercambio y la reciprocidad. de las relaciones y la conformidad. placer o pena y las consecuencias del castigo.

miedo o dolor. amigo. Se actúa correctamente por la necesidad de ser una buena persona ante uno mismo y los demás. Se deben de mantener las leyes en casos extremos en donde entran en conflicto con otros deberes sociales . Significa también mantener mutuas relaciones de gratitud. real o hipotética-imaginaria (como por ejemplo culpa). deseo de mantener las normas y la autoridad que mantengan los estereotipos de buena conducta. Se relacionan puntos de vista a través de la regla de oro concreta. por sí mismo. Ser bueno es importante y significa que se tienen buenas intenciones. Está bien cumplir las obligaciones acordadas. poniéndose en el lugar de otra persona. No se considera todavía la perspectiva del sistema generalizado.45 demás y aprobar a los demás. hermano. Orientación de mantenimiento de la autoridad y el orden social. Estadio 4: Estadio del sistema social y la conciencia. Diferencia entre la desaprobación y el castigo. lealtad y confianza. La acción está motivada por anticipación de la desaprobación de otros. Creencia en la regla de oro. La perspectiva social es del individuo en relación con otros individuos. así como a ayudar. Cuidar de otros. ya que hay conciencia de sentimientos compartidos que tienen preferencia sobre los intereses individuales. Hay conformidad con imágenes estereotipadas de la mayoría y juicio en relación a las intenciones. Esta bien vivir en la forma que la gente de alrededor espera de uno o lo que la gente en general espera de su papel de hijo. preocupándose por los demás. Se orienta a cumplir el deber y a mostrar respeto por la autoridad y mantener el orden social dado.

Estadio 5: Estadio de los derechos básicos y del contrato social o utilidad. Se diferencia el deshonor formal de la desaprobación informal. Estas normas deberían. mantenerse en interés de la imparcialidad y porque son el acuerdo social. El deber se define en términos de contrato. La perspectiva social hace distinción entre el punto de vista de la sociedad y los motivos o acuerdos interpersonales. sin embargo. Se reconoce un elemento arbitrario o punto de partida de reglas o expectativas para llegar a un acuerdo. Algunos valores y derechos no relativos como la . Está igualmente bien contribuir a la sociedad. evitando la violación de los derechos de otros y según la voluntad y bienestar de la mayoría. • Nivel 3: Post-convencional y de principios: El valor moral reside en la conformidad del yo con normas. Toma el punto de vista del sistema que define las normas y roles.46 establecidos. al grupo o a la institución. evitar el colapso del sistema “si todo el mundo lo hiciera”. El bien es ser consciente de que la gente mantiene una variedad de valores y opiniones. o el imperativo de conciencia para llevar a cabo las obligaciones marcadas por uno mismo. Se actúa correctamente por mantener la institución en funcionamiento como un todo. Considera las relaciones individuales según el lugar que ocupan en el sistema. La acción esta motivada por anticipación de deshonor y por culpa del daño concreto hecho a otros. Orientación legalista contractual. derechos o deberes compartidos o compartibles. que la mayoría de los valores y normas son relativos al grupo. y diferencia la culpa por malas consecuencias de la desaprobación.

los que a veces se reconocen en conflicto. contrato. Se diferencia entre culpa institucionalizada y falta de respeto a la comunidad o a sí mismo. Un sentimiento de compromiso. o irracional. Estadio 6: Estadio de los principios éticos universales. y le es difícil integrarlos. Está bien seguir principios éticos auto-escogidos. libremente aceptado hacia los amigos. La perspectiva social es anterior a la sociedad. Se consideran los puntos de vista moral y legal. Se orienta no sólo hacia reglas sociales ordenadas. imparcialidad objetiva y debido proceso. Las razones para actuar correctamente son un sentido de la obligación hacia la ley por el contrato social que uno tiene que hacer y ser fiel a las leyes para el bienestar de todos y la protección de los derechos de todos. evitar juzgarse como inconsistente. La acción está motivada por mantener el respeto de iguales y la comunidad. La conciencia es un agente dirigente y se orienta hacia un mutuo respeto y confianza. El respeto se basa en la razón más que en las emociones. la familia y obligaciones de trabajo. deben también mantenerse en cualquier sociedad e independientemente de la opinión de la mayoría. “lo mejor posible para el mayor número de gente”. sino a principios de elección que requieren la llamada a una consistencia y universalidad lógica.47 vida y la libertad. Integra perspectivas por mecanismos formales de acuerdo. Orientación de conciencia o de principio. Las leyes particulares o los acuerdos sociales son normalmente válidos porque se basan en tales . como por ejemplo. Es la perspectiva de una conciencia individual racional de los valores y derechos anteriores a los contratos y compromisos sociales. Hay preocupación por mantener el respeto de uno mismo. Interés porque las leyes y obligaciones se basen en un cálculo racional de utilidad total.

y entre el propio respeto por alcanzar la racionalidad y propio respeto por mantener los principios morales. religión En otras ocasiones. de el Cuando deber la moral ley de cuales se suponen presión o papeles y expectativas de la sociedad y el individuo deben castigos. Las razones para actuar bien son la creencia como persona racional en la validez de principios morales universales. Los principios son principios universales de la justicia: la igualdad de los derechos humanos y el respeto a la dignidad de los seres humanos como personas individuales. Cuando las leyes violan estos principios. Las reglas no se sociedad comprenden como expectativas pequeños. 1994). de la sociedad.48 principios. Medrano. Los aspectos señalados se resumen en el cuadro 4 (Adaptado de Díaz. valores o principios que la o como la o de el grupos mantener. el bien se política. Cuadro 4. las mantenimiento de las reglas. del cual derivan los acuerdos sociales. Criterios evolutivos de desarrollo moral de Kohlberg. Concepción. se actúa de acuerdo con el principio. la protege los derechos humanos cumplirla. La acción esta motivada por la auto-condena por violar los principios propios de uno mismo. Se diferencia entre respeto a la comunidad y autorespeto. pero cuando la ley va denominación existe . María José. La perspectiva es la de cualquier individuo racional que reconoce la naturaleza de la moralidad o el hecho que las personas son fines en sí misma y deben ser tratadas como tales. y un sentido de compromiso social hacia ellos. NIVEL PRECONVENCIONAL NIVEL CONVENCIONAL NIVEL POST-CONVENCIONAL El bien se define en función de El bien se define en función de El bien se define en términos de la obediencia literal a reglas u la ordenes concretas tras conformidad y el derechos humanos universales. • La perspectiva social es de un punto de vista moral.

y el intercambio de de la sociedad. cumplirla. la lealtad compromiso general que evitación daño deferencia con el poder. Para juzgar una y roles significa más que existe el deber moral de no conducta simplemente obedecerlos. intercambios concretos. HETERONOM HEDONISTA AL DE INTERCAMBI O. en función del orden y el sociedad. ESTADIO 6: PRINCIPIOS ETICOS UNIVERSALE S. y el no igualdad en bienestar de la legales de una humanidad . nunca se considera la intención implica una motivación interna que la motivó. o la opinión social general. de una estricta conformándos e a las expectativas de los demás. y tenemos por el hecho de vivir físico demás el bienestar de los individuos y en sociedad. de mantener y respetar los derechos de los demás. valores. o las dimensiones o la o acciones. ESTADIO 3: CONFORMID EXPECTATIV AS Y RELACIONES INTERPERSO El bien se define como obediencia ciega a las reglas y la autoridad. El bien se función de derechos básicos. El bien se define como necesidades y el NALES. evitar a las personas y a los grupos. La perspectiva social es la de La perspectiva social es la de La perspectiva social es la de un miembro de la sociedad que un individuo en relación a otros un individuo que va más allá de juzga a partir de sus reglas. Las razones para seguir reglas Las razones para seguir las Las razones para seguir las son: el propio del a interés. castigo. o contratos sociedad. El bien se define como desempeño del papel El bien se cumplimiento del deber social. relacionada con ellos. LOS INSTRUMENT AD A LAS define como el define en satisfacción de un buen mantenimiento social. DEL SISTEMA CONTRATO CONCIENCIA. El bien se define en función de principios éticos universales que toda la debería mantener. considerar válidos. construyendo consecuencias físicas de reglas principios superiores a ella. individuos. favores. las la reglas son: la aprobación y la reglas son: el contrato social. ESTADIO 1: O ESTADIO 2: ESTADIO 4: SOCIAL Y LA ESTADIO 5: SOCIAL Y DERECHOS BASICOS DEL INDIVIDUO.49 define en función de los propios Conformarse y mantener reglas contra los derechos humanos intereses del yo. castigo. la evitación del hacer daño físico a las personas. sociedad. principios persona y el acuerdo con que moral cualquier debería personas.

social es la de un individuo entre individuos. ha comprobado que las personas de los estadios convencionales. Separa sus propios intereses de todos los es por tanto intereses individua-les intercambios de servicios. perspectiva de perspectiva del conoce valores cual deben perspectiva del sociedad. entre otras variables del nivel de autonomía. en el sentido de especificar los niveles de desarrollo moral más allá de la adolescencia. Considera las expectativas y sentimientos Relaciona claramente el punto de vista social del acuerdo interpersonal. Reconoce el punto de vista moral y el punto de vista legal. No relaciona puntos de vista. según la Regla juzgando a de Oro forma sitúa en relaciones diádicas interpersonale s. y mostrar que la mayor consistencia entre el juicio moral y la conducta depende. pero los integra con dificultad. Tendencias actuales.3 Análisis crítico de las teorías cognitivo-evolutivas del juicio moral de Piaget y Kohlberg. Se 3. Por otra parte. través de él las formales y se tratan como aplicada de instrumentales concreta. Juzga según los intereses psicológicos de las acciones. El bien de los demás. define papeles perspecti-vas a un individuo intencionalidad relativo. social es y concreta. Es la perspectiva de racional que reconoce la esencia de la moralidad: el respeto por la persona como fin en sí misma y no como un medio. manifiestan niveles de consistencia muy superiores a los individuos de los mismos estadios pero de estilo heterónomo. . relaciones interpersonale s. con estilos autónomos.50 La perspectiva La perspectiva La perspectiva Distingue social es confunde con la de la autoridad. demás. de forma estrictamente igual. Los puntos de vista y reglas. puesto que aumenta considerablemente a medida que el pensamiento de las personas se aproxima al nivel postconvencional. ni considera la o los intereses psicológicos. Adopta la sistema que egocéntrica Se individua-lista Es la un individuo racional que y derechos previos a la Integra las través de mecanismos legales. Es la punto de vista moral en el basarse todos los acuerdos sociales. Es indudable el aporte de Kohlberg a la teoría del juicio moral de Piaget.

Este autor plantea lo interesante que sería poder estudiar la evolución moral históricamente. los progresos en las etapas culturales de la moral podrían estar limitados por el hecho que la mayoría de las personas en nuestra sociedad se encuentran en niveles de desarrollo moral convencional. Los estudios generacionales han respondido en parte este problema. Se ha encontrado en jóvenes universitarios una inversión de la secuencia con un salto de una orientación hacia la sociedad. en gran parte. Kohlberg sostiene que se observa en la sociedad actual una progresión cultural hacia niveles de desarrollo moral más alto. aunque el juicio moral cumpla un importante papel en la conducta. y han demostrado que hay una tendencia en los adultos de esta generación a lograr etapas de desarrollo moral más altas que los de generaciones anteriores. de aspectos afectivos. y de otras características de la persona. planteando que algunos sujetos se “liberaron” o “relativizaron” en sus años universitarios. podrían en parte . Además. Esto ha sido resuelto por Kohlberg y sus colaboradores con la creación de estadios transicionales.51 Sin embargo. se han encontrado problemas en el postulado de la secuencia invariante de los estadios. propia del estadio convencional. ésta depende. y otra inversión en la secuencia desde el estadio convencional orientado hacia la sociedad al estadio convencional orientado hacia las expectativas mutuas. o saltos del estadio convencional al postconvencional orientado a los derechos básicos y el contrato social. como su capacidad de autocontrol (o fuerza del yo). Es así como en estudios longitudinales basados en los estadios de Kohlberg. a un hedonismo relativista propio del estadio preconvencional individualista. Las diferencias generacionales encontradas en relación al desarrollo moral. pero que sin embargo logran los estadios superiores más adelante. y de la situación específica (como la atmósfera moral del grupo en el que tiene lugar la conducta).

pueden ser igualmente apropiados. Por un lado es necesario considerar que el comportamiento basado en principios no es garantía de moralidad. que está consciente del conflicto de valores que se da en la moralidad convencional. la justificación del estadio de autonomía no ha sido clara. es decir en la vida real. de racionalidad humana. y del conflicto entre esta moralidad convencional y principios valóricos más universales. no siempre logra un compromiso con valores universales. Según Kohlberg. la de haber exagerado la importancia de las estructuras y de la cognición en detrimento de aspectos socioculturales. Sin embargo. considerando los conflictos reales y las situaciones específicas donde se toman las decisiones morales. Esto refleja una de las principales críticas formuladas al enfoque cognitivo evolutivo de Kohlberg. y más aún no hay un sólo principio moral único válido como argumento del estadio seis. si se adoptan como morales principios que implican daños al ser humano.52 explicar la rebelión de la juventud actual. la juventud al cuestionar la moral convencional. la superación de esta limitación ha llevado a diversos autores cognitivos a estudiar la cognición en el contexto en el que esta cognición se produce. y de ética humana. Como veremos más adelante. tales como el respeto a otros y a la autoridad o ser un ciudadano leal. . y no se ha encontrado consistentemente en la mayoría de los estudios realizados en diferentes culturas. sino que adopta posturas de escaso compromiso con las instituciones sociales básicas. Los adolescentes cuestionan la confianza en las instituciones humanas como agencias de progreso humano. en el sentido que la moralidad de principios no es necesariamente superior a la moral convencional. Esta es una crítica frecuente a Kohlberg. Los principios morales de otros estadios. en conexión con las interacciones y conflictos sociales que la estimulan. y en casos extremos podría ser contraproducente para la humanidad.

Desde este punto de vista. como un constructo requerido por la teoría. sería reflejo de un proceso de equilibrio. facilitando la universalización de los juicios morales. se definiría más que por las estructuras de justicia. los cuales reflexionan acerca de la interacción recíproca entre estructuras y experiencias. involucrados no sólo en el proceso de toma de perspectiva social. Esto nos lleva a revisar los planteamientos de algunos autores cognitivo evolutivos. que son expresión de un proceso de reflexión. y según los diferentes contextos en que se encuentre interaccionando. lado a aspectos más específicos y contextuales. el pleno desarrollo y la plena consolidación del juicio moral en cada etapa evolutiva. y por otro. no corresponde a una realidad específica. Así. entendiendo el proceso de interacción como un proceso dialéctico-contextual. Rest (1979) enfatiza que el pensamiento moral tiene que ver con los términos básicos de la cooperación social y la regulación de expectativas mutuas. si facilita la adaptación a una determina situación y contexto social. Rest plantea que una función crucial del pensamiento moral es proveer un plan . abstracto. sino más bien a fases. podría plantearse que la formulación de Piaget de referirse no a estadios globales de autonomía o heteronomía. entre los cuales se encuentra como necesario el desarrollo cognitivo. por una interacción de diferentes aspectos del desarrollo. permaneciendo esta última etapa más bien a nivel teórico. sino que también la participación en procesos dialógicos intersubjetivos. sería más consistente con los diferentes momentos de la vida de cada persona. nos permitiría plantear que la secuencia de estadios de Kohlberg hacia el estadio de autonomía.53 El análisis de estas consideraciones. posteriores a Piaget y Kohlberg. para poder acceder a niveles más abstractos e hipotéticos de pensamiento por un lado. que plantea la necesidad de tomar en cuenta el punto de vista de todos los involucrados en una decisión moral. La resolución de conflictos morales en cada momento evolutivo.

un balance de intereses crea un equilibrio social estable. y 2.54 para la distribución de los beneficios y costos de la colaboración social. Rest al igual que Piaget ve la cooperación como el concepto central en el desarrollo del juicio moral. La colaboración social depende entonces de tener un sistema de cooperación suficientemente estable y confiable en el cual las personas estarán dispuestas y serán capaces de cumplir sus responsabilidades. lo que significa que conozcan y acepten las expectativas mutuas de comportamiento. El equilibrio de intereses en grupos cooperativos (como se equilibran los intereses de las personas). equidad y justicia. para lo cual es necesario que los participantes conozcan sus normas. y siguiendo a Kohlberg. Rest desarrolla un sistema de etapas evolutivas en las que subyacen dos factores: 1. entonces hay fuerzas internas que desestabilizaran el sistema. Coordinación de expectativas mutuas (Como se establecen las expectativas mutuas entre individuos cooperadores). acepten y apoyen el sistema. Rest establece que el desarrollo socio-moral se origina con conceptos rudimentarios de expectativas compartidas (normas establecidas por las demandas del cuidador) y termina en un concepto de expectativas mutuas fundadas en un análisis lógico de los requerimientos de un sistema ideal de cooperación. Si se percibe un desbalance. Si las reglas de una sociedad operan para maximizar el beneficio de cada participante. sus participantes desean que el sistema permanezca. sin dar ventajas a algunas personas a un costo indebido para otros. El apoyo al sistema de cooperación social depende de la percepción de la distribución de beneficios y cargas. en términos de la asignación de derechos y responsabilidades. para lo cual son centrales los conceptos de reciprocidad. Estos factores determinan el concepto central para asignar derechos y responsabilidades y dan unidad lógica a los juicios morales de las personas. Así. Las reglas y principios morales regulan las relaciones básicas entre las personas. restringe el juicio moral a un .

Damon piensa que no habrían estructuras de pensamiento universales. caracterizado por el desequilibrio provocado por los diferentes conflictos que se presentan al niño. La estructura de razonamiento daría cuenta de una organización subyacente en el pensamiento del sujeto. no se aplica de la misma manera a todas las situaciones. Damon (1980). ya que no existiría una estructura que abarque todos los dominios. para explicar la consistencia moral propone tres principios: 1. El principio estructural. lo cual explicaría en parte los desfases planteados por Piaget en la aplicación de los juicios morales. no existe una consistencia cuando se varían los contenidos o las diferentes situaciones. 3. enfatiza la importancia de considerar los diferentes contextos y situaciones al estudiar el desarrollo moral. ni en cualquier cultura. Enfatiza sin embargo la moralidad como parte del proceso evolutivo de establecer un equilibrio más amplio y comprensivo del sistema social. . que destaca el rol de las diferentes situaciones sociales y los valores que están presentes en cada situación. a través del cual explica que una vez que se adquiere una estructura de conocimiento. Los diferentes contextos producen distintas respuestas. El principio funcional. Así. lo cual hace difícil hablar de consistencia. para conocer las relaciones que se establecen a nivel estructural. Es decir. ya que ha observado que a pesar de que las personas posean una determinada estructura de razonamiento no siempre la utilizan. la inconsistencia es una manifestación de que comienzan a aparecer niveles más altos de desarrollo. El principio de desarrollo. Según este autor. por lo que a través de distintas situaciones es previsible que encontremos diferentes razonamientos morales. pero resulta necesario partir de distintas situaciones y valores diferentes. que puede explicar su estadio moral. 2. entendiendo el desarrollo infantil como un proceso dinámico. Así.55 juicio acerca de la justicia y la equidad. aplicables a todas las personas en cualquier situación.

apunta a una integración de elementos del desarrollo de la identidad personal ligados al sexo. esenciales para la identidad humana. y más aún a una concepción de sí mismo como miembro de una comunidad. El trabajo ya mencionado de Gilligan (1982).56 Damon respalda la idea de Piaget. las que se construyen en la interacción con otros. que hace variar el razonamiento moral de una persona. hermandad. que tiene claros elementos de ligazón o vínculos afectivos. existen otras variables que pueden explicar estas diferencias. citan a Turiel y a Harris. son intrínsecamente malas. lo cual destaca la relación entre diferentes formas de pensar acerca de la moralidad y su relación con diferentes visiones del sí mismo. El campo moral incluye además de la justicia. al plantear que la estructura global no nos puede explicar las diferencias que se encuentran en un mismo sujeto. y han enfatizado la importancia de las emociones en el juicio moral. la referencia a una virtud destacada por la doctrina ética cristiana. por lo que no existiría una estructura general de moralidad que desarrolle una tendencia positiva o negativa de manera independiente. sino que otros factores personales. En las decisiones morales no sólo intervienen factores cognitivos o racionales. Díaz y Medrano (1994). comprenden que las conductas que causan daño o aflicción a otros. amor. Esta virtud es a la que se refiere Gilligan en su elaboración de una ética de cuidado y responsabilidad. Es importante considerar que además del contenido de la situación. reconocida como caridad. cuidados o comunidad. al grupo social de pertenencia. Diversos autores cognitivos han estudiado el rol de las emociones en el desarrollo moral. y que deben ser integrados en una teoría global del desarrollo moral. y al propio desarrollo de personalidad. por lo que la comprensión de las emociones estaría estrechamente ligada a los juicios morales. tales como los elementos afectivos que se expresan en la organización del yo o de la personalidad. quienes han encontrado que los niños independientemente de su entorno familiar o cultural. que incluye principios .

que se articula en el concepto de responsabilidad en relación a la participación social. no sobre la base de su apariencia hacia los demás. se aprecian tres perspectivas morales que denotan una secuencia en el desarrollo de la ética de cuidado. y va elaborando una nueva comprensión de la conexión entre sí mismo y otros. El criterio para enjuiciar cambia de bondad a verdad. Cuando en los dilemas morales se dan situaciones de relaciones y obligaciones especiales. aún cuando ambas orientaciones se dan en ambos sexos. en tanto los hombres prefieren una orientación moral de justicia. . las que incluyen las relaciones con la familia. la persona se centra en la dinámica de las relaciones con una nueva comprensión de la interconexión entre el otro y sí mismo. cuando la moralidad de la acción se evalúa. que como se señaló anteriormente. La persona inicialmente está centrada en el cuidado de sí misma. una diferenciación creciente del sí mismo y del otro. que incorporan valores de lealtad y responsabilidad. Posteriormente. sino en términos de sus intenciones y consecuencias. siendo honesto y responsable. El cuidado es el principio autoelegido de un juicio que permanece psicológico en su preocupación respecto de las relaciones. En el estudio de Gilligan (1982) con mujeres universitarias. y una mayor comprensión de las dinámicas de interacción social. La identidad personal se centra en la capacidad para cuidar y proteger a otros. la resolución incluye fundamentalmente aspectos afectivos. pero se transforma en universal al condenar la explotación y el hacer daño. cuidado o amor responsable. Gilligan en sus investigaciones ha descrito que la orientación de cuidado y responsabilidad se da preferentemente en mujeres. no han sido adecuadamente representados en los trabajos de Kohlberg. que va hacia una comprensión más integrada de la reciprocidad en las relaciones humanas. Se incluyen las necesidades tanto en relación a sí mismo como a otros. amigos y grupos de los que se es miembro. a través de la adopción de roles y valores sociales.57 de altruismo.

la idea de una organización personal integrada. como un elemento clave.58 Según Gilligan el admitir esta perspectiva de la responsabilidad. Gilligan apunta a fenómenos que son también morales. en un yo como una forma de totalidad. más que su conexión. la inclusión de la experiencia femenina. . El compromiso con el otro lleva incorporado un elemento constituyente de la identidad personal. Según Gilligan. e incluye una concepción amplia de mundo. enfatiza la separación e individuación de las personas. un sistema de significado de sí mismo en relación con el mundo. con la comprensión de derechos y reglas. vemos como las teorías más actuales del desarrollo moral incluyen. al considerar lo individual más que la relación. La moralidad basada en la justicia. y la integración de los principios morales en una concepción del sí mismo. es aceptar la importancia que tiene a lo largo de la vida la conexión entre el yo y el otro. y llevan implícito un sentido de responsabilidad u obligación. la universalidad de la necesidad de compasión y cuidado. Más aún parece importante la complementación en el juicio moral de la comprensión de las responsabilidades y relaciones. y el dominio moral también se amplia con la inclusión de la responsabilidad y cuidado en las relaciones. y un esfuerzo para comprometerse a dialogar y comunicarse con otras partes implicadas. el cual no ha sido ampliamente incorporado en las primeras teorías cognitivas del desarrollo moral. ya que connotan el interés por el bienestar de otra persona. que cambia los constructos básicos de interpretación. Una filosofía ética sería más que una estructura de razonamiento moral definida por operaciones de justicia y resolución de conflictos morales. El concepto de identidad se expande para incluir la experiencia de interconexión. le da a la comprensión del desarrollo una nueva perspectiva de las relaciones. Así. definiendo una dimensión moral incorporada en la reflexión del sentido del sí mismo.

Actos de significado.59 La relación de significado del sí mismo y el otro. Paidós. Barcelona. Harvard University Press. España. Traducción de Manuel García Morente. Carol. María José. definiría la forma de resolución de los problemas o dilemas morales en las interacciones. Promociones y publicaciones universitarias SA. 1995. 51. • 1984. Essays for the left hand. On knowing. • 1990. 1990. Undécima Edición de Luis Martínez de Velasco. SA. Ivey. Gilligan. Damon. Constructivismo y psicoterapia.. 1994. Madrid. Ed. 1994. Patterns of change in children´s social reasoning: A two-year longitudinal study. Immanuel. Guillem. Realidad mental y mundos posibles. 1979. W. 1993.A. considerando al sí mismo como una integración de los diferentes aspectos del desarrollo de la personalidad. 1994. Jossey . Los actos de la imaginación que dan sentido a la experiencia. • 1962. Allen. USA. (1986) Developmental therapy. 1980. 1991. Bilbao. 1982. Manuel. El sí mismo en proceso. Kant. • 1785. Oxford University Press. Barcelona. Ediciones mensajero. Madrid. In a different voice. S. España. Vittorio (1991). en interconexión con otros. Cambridge.A. Guidano. Educación y razonamiento moral. Acción. Feixas. Editorial Espasa Calpe. Jerome. Medrano. S. Más allá de la revolución cognitiva. España.. Alianza editorial. Alianza Editorial. Editorial Gedisa. España. Villegas. San Francisco.Bass Publishers. pensamiento y lenguaje. BIBLIOGRAFÍA Bruner. • 1986. Child development. Diaz. USA. Concepción. España. Madrid. Fundamentación de la metafísica de las costumbres. .

Gibbs.. U. (Con Boyd. San Francisco. tercera edición. . • 1994. • 1990. J. España. Harvard University Press.. Ed. The philosophy of moral development. Academic Press. • 1981. Psicología del desarrollo moral. Longman Inc. New York. Marilyn. A. Hewer.S. Prepublication draft. Snarey. Constructivist early education: Overview and comparison with other programs (Con De Vries. y Noam). Harper and Raw Publishers. Retha). Speicher. New York. Washington DC. New York. Kegan. demands of modern life. Madrid. España.. USA. Vol. • 1987. Levine. D. New York. En: T. From adolescence to adulthood: The rediscovery of reality in a postconventional world. The evolving self. (Con Gilligan. National Association for the education of the young children.. • 1983. In over our heads. Candee. David. Appel. From is to ought: How to commit the naturalistic fallacy and get away with it in the study of moral development.. Carol) En Pressein. England. 1992. Cognitive development and epistemology. Kohlberg. • 1990. • 1985. USA. The MIT press. Child Psychology and chidhood education. Child (Con • 1984. En Psychology and Childhood Education. 1987. Longman.. The mental Harvard University Press. El niño como filósofo moral. Mischel. 1984.). Compilación de Juan Delval.60 • 1788. • 1968. USA. Editorial Espasa Calpe. The return of stage 6: Its principle and moral point of view. 1998. Madrid. • 1971. Barbara. • 1982.. Thomas. London. • 1979. II. A structural perspective. A. 1978. Desclee de Brower. Robert. USA. En Wren. En Lecturas de psicología del niño. New York. USA. Alianza Editorial.A. Cambridge University Press.. Lawrence. Crítica de la razón práctica. The measurement of moral judgement: Standard issue scoring manuals (Con Colby. Goldstein. Traducción de Emilio Miñana y Villagrasa y Manuel García Morente. Dwight R. D. Charles). Ego development and education. Plenumm Press. SA. A cognitive-developmental view. The moral domain.. Bilbao. USA.

los metodos y el desarrollo temprano. Barcelona. 1978. (Con Inhelder. Alianza Editorial. Jean. 1978. Madrid. 1. En Lecturas de psicología del niño. Compilación de Juan Delval. Grupo Editor S. . 1978. Compilación de Juan Delval. Alianza Editorial. 2001. Editorial Paidós. 1. • 1954. • 1929. El desarrollo cognitivo y afectivo del niño y del adolescente. Alianza Editorial. Bärbel). 1973. Editorial Paidós. Las teorías. 1995. Piaget. 2. Aique Argentina. 1978. • 1951. Madrid. La comunicación entre los niños. Madrid. En Lecturas de psicología del niño. 1978. El desarrollo cognitivo y afectivo del niño y del adolescente. Piaget y otros. Barcelona. El criterio moral en el niño. 1978. Ediciones Paidós. 1. De la lógica del niño a la lógica del adolescente. En Lecturas de psicología del niño. Epistemología matemática y psicología. Buenos Aires. en el niño. Editorial Fontanella. Buenos Aires. Las teorías. Barcelona. 1966. El origén de los nombres. • 1931. En El lenguaje y el pensamiento del niño pequeño J. En El lenguaje y el pensamiento del niño pequeño. • 1951. En Lecturas de psicología del niño. Editorial Grijalbo. Las teorías. • 1937. La construcción de lo real en el niño. En Lecturas de psicología del niño. Alianza Editorial. • 1961. Con Evert Beth. Alianza Editorial. Jean. Filosofías infantiles. (Con Inhelder. Compilación de Juan Delval. El método clínico. • 1963. El desarrollo. Madrid.A. Madrid. (Con Weill. Compilación de Juan Delval. Seis estudios de Psicología. Buenos Aires. Inhelder. La formación del símbolo en el niño. • 1964. México. 1985. los métodos y el desarrollo temprano. de la idea de patria y de las relaciones con el extranjero. La psicología de la primera infancia. Barcelona. 2. 1980. Bärbel). Las operaciones intelectuales y su desarrollo. • 1955. • 1959.61 Piaget. • 1929. Ann Marie. Bärbel. Fondo de Cultura Económica. 1978. Editorial Crítica. Editorial Seix Barral. • 1926. 1983. Piaget y otros. Inteligencia y afectividad. Compilación de Juan Delval. méxico. • 1932. SA. los métodos y el desarrollo temprano.

Barcelona. En Lecturas de psicología del niño. México.62 • 1964. (Con Inhelder. Alianza Editorial. España. Gedisa. • 1976. Madrid. • 1974. Ediciones Paidós Unicef. El estructuralismo. Conversaciones con Piaget. Psicología y epistemología. Editorial Ariel. Las teorías. 1981. 1. La evolución entre la adolescencia y la edad adulta. Adaptación vital y psicología de la inteligencia. • 1975. Barcelona. El comportamiento. S. Siglo Veintiuno de España Editores. . A. motor de la evolución. Barcelona.A. 1998. España. Ediciones. Como se desarrolla la mente del niño. Editorial Ariel. 1975. Problema central del desarrollo. Ediciones Nueva Visión. • 1974. El desarrollo cognitivo y afectivo del niño y del adolescente. S.. Madrid. Génesis de las estructuras lógicas elementales. En Lecturas de psicología del niño. 1978. Siglo Veintiuno editores. los métodos y el desarrollo temprano. S. Editorial Ariel. 1975. • 1968. Compilación de Juan Delval. • 1965. Argentina.. Barcelona. Bärbel). Editorial Ariel. Barcelona.A. Psicología y pedagogía. Psicología del niño. Alianza Editorial. El punto de vista de Piaget. • 1970. La primera infancia. • 1969. Ediciones Morata SA. 2. España. Biología y conocimiento. 1973. • 1972.. Oikos-tau. 1988. • 1970. Madrid. México. Sabiduría e ilusiones de la filosofía. Los años postergados. 2000. Ediciones Península. España. • 1967. Compilación de Juan Delval. 1977. Problemas de Psicología genética. Estudios sociológicos. En Jean Piaget y otros. 1978. • 1967. • 1969. Editorial Guadalupe. 1986. Barcelona. 1981. Barcelona. Siglo veintiuno editores. • 1977. Argentina. 1981. La equilibración de las estructuras cognitivas. • 1965. 1981. Jean-Claude Bringuier.

Desarrollo moral en adolescentes de 16 a 19 años. Valenzuela. Nº2. Devilat. Universidad de Chile. Heinz. Houghton Mifflin Company. Autonomía moral y solidaridad: Complementación de las metas del desarrollo de las Teorías Cognitivo-Evolutivas desde Habermás y Apel. 1981. mención Etica. Selman. Desarrollo Psicológico del niño y del adolescente : Enfoque cognitivo. Keith. Ricoeur y Arendt. España.Academic Press. The growth of personal undestanding. Tratado de psicología evolutiva. Chile. Carlos. Boletín Sociedad Psiquiatría y Neurología de la Infancia y la Adolescencia. Ed. Rychlak. 28-49. Alfredo. 1997. Facultad de Filosofía y Humanidades. James. Perspectiva psicosocial. Santiago. Rest.63 Remplein. Avendaño. 1994. 1973. Master en Psicología Educacional. Año 8. Mención Etica. Joseph. Sepúlveda. Robert. Gabriela. Almonte. Profesora Asociada Departamento de Psicología. . Introduction to Personality and psychotherapy. Carlos. Tesis Doctorado en Filosofía. Universidad de Chile. Psicóloga. Editorial Lord Cochrane. Gabriela 2002. el niño y el adolescente. Págs. Sepúlveda. University of Minnesotta Press. Facultad de Ciencias Sociales. Págs.. Sepúlveda Gabriela. USA. Agosto. 139-154. 1979. Créditos: Gabriela Sepúlveda Ramírez. Barcelona. USA. New York. A theoryconstruction approach. Development in judging moral issues. Editorial Labor SA. 1974. . estructural y evolutivo. Doctora en Filosofía. En libro: La televisión. Sociedad de psiquiatría y neurología de la infancia y la adolescencia. 1980.

64 .

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful