30/12/09 LA CULTURA DE LOS MÉDICOS INDÍGENAS Por Don Miguel Trejo González

Transcrito por Jose Miguel Garcia Moreno el 2 de febrero de 2010

Los otomíes hemos desarrollado una de las culturas de medicina indígenas más importantes de México. El estudio durante generaciones de las enfermedades que afectan al hombre ha determinado mediante su descripción y clasificación un conocimiento tradicional basado en la madre naturaleza capaz de curar cualquier dolencia o enfermedad. Desde tiempos remotos el hombre descubrió como curar los males con la naturaleza. Desde tiempos remotos, heredamos los conocimientos de cómo transmitir la curación y se siguen aplicando para bienestar del hombre actual. Tal vez seria modificar la famosa frase de modo “el conocimiento no se destruye solo se transforma”. Las tradiciones indígenas están en contacto con la naturaleza para satisfacer sus necesidades de supervivencia. Son saberes ancestrales que se han pasado generación a generación durante siglos y que están basados en la búsqueda de la armonía personal y social; Estos conocimientos son adquiridos o concedidos a través de una especial sensibilidad o percepción (un don).Debemos conocer la naturaleza (Dios), los cuatro elementos agua, fuego, aire y tierra, la naturaleza viva y muerta, ella nos concede un medio de sanación. Ese don de curación es muy diferente del que conocemos en la medicina moderna, es una curación al hombre desde su espíritu. Nuestras acciones nos afectan a nosotros mismos y a nuestro alrededor. La enfermedad se convierte en una reacción de nuestras propias acciones. Los médicos tradicionales estamos fuertemente conectados en espíritu con la naturaleza, poseemos la virtud de utilizar plantas y animales según numerosas técnicas y rituales (cataplasmas, oraciones, confesiones, baños, purificaciones y sacrificios). El curandero o medico que utiliza su lengua materna para pedir la sanación del enfermo y que su deseo sea puro permitirá su alivio. Y para realizarse con éxito debe hacer se con respeto para percibir la salud del paciente. Cada ritual de sanación debe ser realizado en un día favorable según el ciclo lunar para favorecer las fuerzas del universo (La cura, sanación, ritos espirituales y tratamientos). Existen 3 enfermedades en el hombre, las del aire (vías respiratorias), las del vientre y las del espíritu. Quien tiene una enfermedad psicológica (o del miedo) es que tiene sombra en su espíritu. La cura esta en la sanación de su alma, en la parte vital del hombre que se encuentra oprimida por alguna razón.

La mujer otomí, juega un papel muy importante es la fuente de vida a la madre tierra, ambos tienen igual capacidad de curación. Es muy importante también conocer las propiedades de las plantas para procurar el mejor remedio para cada mal. Además debe fluir en la medicina la magia y la religión. Las sustancias activas y las plantas milagrosas o mágicas se deben utilizar solo para el uso exclusivo en la conversación con los espíritus. Desde que me comunico con ellas estoy más cerca de la realidad con la madre naturaleza. ¿Qué es dios? En mis encuentros alcanzo la paz física y espiritual, buenos pensamientos, todos dedicados a Dios, hechos y virtudes, sanaciones, alegría y amor a los prójimos, bondad, he escuchado esa voz interior que es mi aliada. Las plantas maestras nos comunican lo que esta pasando, como va a pasar, es el lenguaje único de la percepción del universo vegetal. Gracias a las plantas podemos saber en que momento estamos viviendo y decidir que hacer a partir de ahora. El futuro no esta cerrado. En nuestras manos caminan en una dirección u otra, la que nosotros elijamos. Todos estos conocimientos son la esperanza de la humanidad, liberad vuestra consciencia y conceder amor. Plantas, animales, agua y luz dan me dan la vida a cambio de mi salud ¿como les voy a corresponderle si no con multiplicidad? Esta armonía espiritual con la naturaleza necesitamos compartirla con todos los médicos del planeta. Les estamos ofreciendo nuestra participación para la curación del hombre y la sanación de la madre tierra. Estamos rescatando y poniendo a su disposición tradiciones y costumbres de cómo curar a nuestros hermanos del planeta. El contacto con la naturaleza nos nutre de vitalidad e inteligencia ¿Qué quieres?, la naturaleza te muestra el camino, ¿Cómo? ¿Donde? ¿Porque? y ¿para que? Consumes a cambio de aprecio, respeto, elogios, fanfarrias y agradecimiento. Por su grandiosa bondad que recibí los beneficios sagrados en mi persona, yo os bendigo.

Miguel Trejo González.

Tolimán, Querétaro

Sign up to vote on this title
UsefulNot useful