Está en la página 1de 289
cF TRATADO. *» TRIGONOMETRIA ~ RECTILINEA Y ESFERICA POR LUIS OCTAVIO DE TOLEDO + DECIMOQUINTA EDICION Editorial Victoriano Sudrez MADRID «@ . * « . ‘ eels 10 *e. Vv A : Ls 3 : . . OT aa als ; - . . PROPIEDAL - r = * . . : a Bc . - » a ‘. * - " * * : é 2 * e> 2 cheipii¥ Inrotibs DepésitoLegal 2M. 14.493 - 1962 fed Peniacrom, Ferrer del Rio, 6. Madrid . i a ee, : ~~ - C Tratado de Trigonometria rectilinea y esférica INTRODUCCION 1. Objeto de la Trigonometria.—Los problemas geométricos re- ativos a la determinacién de figuras poligonales, poliédricas y esféri- cas, asi como otros muchos con ellos relacionados, y en los cuales en- tran diversos elementos geométricos cuyas posiciones relativas deben fijarse, son susceptibles, en general, de dos procedimientos de resolu- cién esencialmente distintos: el procedimiento grdfico o geométrico puro, y el numérico 0 analitico. Resolver grdficamente un problema es construir una figura que sa- tisfaga a condiciones determinadas. Desde el ppnto de vista elemental, en la resolucién o construccién no se deben emplear mas elementos geométricos que la linea recta y Ja circunferencia, y, por consiguien- te, no se deben utilizar mas instrumentos que la regla y el compas. La exactitud de los resultados obtenidos depende de multitud de cireuns- tancias: precisién de los instrumentos empleados, ntimero y clase de las construcciones realizadas, ete. Resolver analitica 0 numéricamente un problema consiste en deter- minar los valores cuantitativos de los elementos desconocidos de una figura por medio de las relaciones que los ligan con los conocidos, y que sean necesarias y suficientes para determinarlos. La solucién nu- mérica de an problema exige, como preliminar indispénsable, el cono- cimiento de una serie més 0 menos extensa de relaciones puramente algoritmicas que liguen los elementos diversos de cada figura, relacio- nes que permitan formar grupos o sistemas de ecuaciones, en las cua- les se puedan despejar los elementos desconocidos en funcién de los conocidos. Es evidente que, con este procedimiento, se puede llegar a resultados exactos, 0, al menos, tan aproximados cuanto sea preciso, pudiéndose en cada caso apreciar un limite superior de los errores que se cometen.