Está en la página 1de 5

ORACIÓN A LA SERENIDAD

Dios concédeme serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar, valor para
cambiar las que si puedo y sabiduría para reconocer la diferencia.

Comenzamos con Dios,

Nos estamos dirigiendo a aquel que es todo amor, que tiene todo el poder y que no solamente lo
tiene sino que esta deseoso de usarlo en nuestro beneficio, el, es todo amor y es todo poder es a
el a quien nos dirigimos en nuestras peticiones “Nos” así como en el padre nuestro dice nosotros,
nuestro nunca en primera persona es, como si al darnos estas oraciones quisiera que nos
olvidáramos que no debemos excluir a nadie en ellas y que nos recordase en incluir a otras en
nuestra petición, cuando estamos rezando practicamos en la palabra y obra en amor a nuestros
semejantes, siempre nuestras oraciones serán oídas cuando incluimos a otros en ellas, Conceda:
conceder es un regalo que se nos da sin pensar o sin valorar el merecimiento que tengamos para
ello, siempre que le pedimos lo haga, sea el santo mas grande o el pecador mas grande del mundo
por consiguiente debemos pedir libremente con seguridad sin pensar en nuestro merecimiento
para que se me conceda, serenidad: serenidad es una palabra perfectamente escogida y a
menudo poco comprendida, por los que la usamos serenidad es algo mas que todos esos estados
de equilibrio que tanto buscamos en nuestro programa, paz mental, paz espiritual, equilibrio
emocional, felicidad, contentamiento es mas que todos esos estados, quizás el definirlo cada uno
de ellos podemos comprender porque se dice que serenidad es una paz que sobrepasa todo
entendimiento, toda comprensión esta mas allá de nuestra comprensión y esta mas allá de
nuestro entendimiento, felicidad es el haber obtenido aquello que deseamos, el haber alcanzado
la meta que nos hemos propuesto, es no tener deseos básicos insatisfechos, paz mental es falta y
ausencia de conflictos mentales, es no tener problemas serios e indecisiones no tener
preocupación y no tener en resumen problemas mentales que resolver, paz espiritual es la
ausencia de todo conflicto moral, es un estado del alma donde no existe un habito serio de actuar
en forma que no produzca remordimientos, es no tener sensación de culpa en el alma, es no tener
problemas morales que resolver, cuando escuchamos por primera vez o leemos la oración de la
serenidad en nuestro programa de recuperación, sentimos que algo grande y bello encierra y
adivinamos que es uno de los regalos que nos da Dios para resolver todos problemas, todas
nuestras situaciones difíciles, en el camino de recuperación en nuestro programa de aa el
mecanismo de acción y la filosofía no es desconocida, entonces solamente a través de una
interpretación cuidadosa de cada una de sus palabras podemos llegar comprender porque esa
bella oración nos a sido otorgada y al interpretarla adecuadamente podemos resolver con la ayuda
de Dios la mayoría de todos los problemas, es universalmente aceptado que todos los problemas y
todas las situaciones difíciles tienen únicamente dos maneras de solución, una es cambiándola por
nuestra acción, aquellas situaciones o aquellos problemas que podamos cambiar y la otra es
aceptando aquellos problemas o situaciones que no podemos cambiar, al aceptarlo sin reserva
dejan de ser problemas y podemos entonces expulsarlos sacarlos de nuestra mente consiente, al
aceptar nuestra condición de alcohólicos como algo que no podemos cambiar, nos hace estar
prácticamente en nuestro programa de recuperación a través de nuestro primer paso, hemos
resuelto prácticamente nuestro problema al aceptar nuestra condición de enfermo alcohólico,
quedarse en medio, en la indecisión significa mas problemas, mas preocupaciones y la infelicidad
lo que nosotros debemos hacer, es, cuales son las cosas que podemos cambiar y cuales son las que
no podemos cambiar, por eso le pedimos a Dios sabiduría para que nos diga para que nos enseñe
cual es la diferencia, cuales debemos cambiar y cuales debemos aceptar, le pedimos también
Valor para cambiar aquellas que se pueden cambiar y le pedimos serenidad para aceptar aquellas,
aquellas situaciones que no podemos cambiar, Dios concédeme serenidad para aceptar las cosas
que no puedo cambiar, el valor para cambiar las que si puedo y la sabiduría para reconocer la
diferencia, vamos a analizar todas y cada una de las palabras de esta bella oración, paz en el
corazón o equilibrio emocional, es la ausencia de todo conflicto emocional, es un estado donde no
hay pena en el corazón, donde no hay serios conflictos de deseos insatisfechos, como un amor no
correspondido, intolerancia o insatisfacción del alma actitud de un amigo, de un ser querido hacia
nosotros, contentamiento es una especie de satisfacción con la que tenemos el contrario de la
felicidad que es el haber logrado aquello que deseamos, contentos estamos cuando aceptamos las
cosas como son aunque no nos guste, pero serenidad es algo mas que todo eso, estamos siempre
sobre y encima de ellas y se mantendrá en presencia y a pesar de todas aquellas con serenidad,
serenidad es una paz que sobre pasa todo entendimiento, aceptar significa simplemente decirle a
Dios si padre, cuando nos enfrentamos a las circunstancia y a la gente que no podemos cambiar y
cuando decidimos decirle sinceramente, significa aceptar la voluntad de Dios por que todas las
cosas son la voluntad de Dios, aceptar es poder decirle a Dios muy bien yo me adaptare y no
tratare de forzar ni las circunstancias ni a la gente, las cosas, una cosa es algo muy amplio no deja
nada afuera cubre todas las circunstancias dentro y fuera toda la gente, todo lo que existe no hay
aceptación, por consiguiente no ponemos esta en referencia aquellas cosas que no voy a cambiar
sea por nuestro propio poder o sea con la ayuda de dios o por que la voluntad de dios y su ley
hacen imposible el cambiarlo sin dallar nuestra buena conciencia, cambiar significa que sea tanto
por eliminación o haciendo diferente las cosas y por consiguiente, no nos concierne a nosotros, el
valor no tiene nada que ver con el sentimiento del miedo, valor no es ausencia del miedo como
erróneamente se piensa, cuando frente a un peligro real no reaccionaremos con miedo dejaríamos
de ser humanos, valor significa valiente y determinada acción a pesar del miedo, por ejemplo: el
soldado en el frente en una carga del enemigo tiene miedo, tiene el temor de morir y sin embargo
pelea tiene valor, nosotros le estamos pidiéndole a dios que nos de la voluntad y la fortaleza para
llevar a cabo todo aquello que tengamos que hacer, no importa cuan grande sea el temor que
tengamos para hacerlo, Dios nos concede la voluntad de actuar siempre, no importa cuan grande
sea los obstáculos y cuan grande sea nuestro temor, cambiar de nuevo tenemos la palabra a ser
diferente de cosas relativas a nosotros, podemos cambiar todas las cosas, las gentes las
circunstancias, que no sean susceptibles de ser cambiadas, ya sea por nuestro propio poder, por
nuestra propia fuerza o con la ayuda de otros o por la especial gracia de dios, la sabiduría es una
palabra clave en la oración, sabiduría no propiamente significa conocimiento, sabiduría es la
habilidad de discernir la verdad y de encontrar el curso correcto a seguir en todas las cosas
consideradas por nosotros, en esa habilidad de distinguir lo falso de lo verdadero, en resumen es
el conocer o el saber que hacer con el conocimiento, solamente hay dos fuentes de sabiduría en la
vida; una es a través de la edad y la otra es un regalo de dios, la juventud por si misma no puede
tener sabiduría ellos pueden obtenerla de dios, en algunas circunstancias como un regalo pero si
nosotros queremos sabiduría, puede venir con la edad o siempre nos vendrá en respuesta a
nuestra sincera continua y humilde oración, conocer significa llegar a una conclusión definitiva de
tener conciencia de las cosas, el tener los hechos en la mano, es lo que indica qué nosotros no nos
podemos sentar a esperar un destino, sino que nosotros debemos tratar de aprender el mejor
curso a seguir, la mejor decisión de hacer y la acción mas correcta con nuestro trabajo y con la
gracia en respuesta a nuestras oraciones, la diferencia es cuando actuar para cambiar, para
cambiar algo o cuando relajar y aceptar las cosas tal como son prácticamente hablando, aquí hay
mucha sabiduría para conocer la diferencia, por que la diferencia es el principio conocimiento
básico de la naturaleza humana, en muchas ocasiones nos ara saber cuando aceptar o cuando
cambiar una cosa, la experiencia en el programa nos a enseñado que la mayoría de las cosas fuera
de nosotros, gente y circunstancias, que la mayoría de las cosas dentro de nosotros, las actitudes,
los pensamientos y conocimientos si los podemos cambiar, tanto como en los grupos de
Alcohólicos Anónimos existe un máximo que dice: la mayoría del tiempo nosotros no podemos
cambiar a los otros, en todas las áreas en esta nueva forma de vivir, podemos nosotros utilizar la
oración a de la serenidad practicando estos principios, en nuestra casa nosotros aprendemos
como primera regla, que tenemos que trabajar intensamente sobre nosotros buscando
constantemente cambios y al mismo tiempo mejorar constantemente y pensar que todas aquellas
cosas y aquellas personas que nos rodean no van a cambiar, que las tenemos que aceptar, muchos
de los problemas que tenemos derivan de esa tendencia de querer cambiar a otros en lugar de
aceptar o de ajustarse tal como es, nuestros hijos generalmente no podemos manejarlos después
de los 15 años y todo nuestro trabajo estará sobre nosotros mismos tratando de dar un buen
ejemplo y de enseñarles a través de ello, pero nosotros no podemos forzarlos no podemos legislar
normidad, las amenazas en nuestra casa solo traen rebelión, la bondad, la comprensión, el
estimulo y el amor las cosas que nuestros hijos esperan de nosotros si a pesar de la bondad y de la
comprensión y ese estimulo el amor a nuestros hijos, caen en todos que tienen serios problemas,
ya eso esta afuera de nuestro alcance y no podemos mas que aceptarlo, al trabajar sobre nosotros
mismos y aplicándolo a nuestra vida social, veremos que el uso de esta oración, nos ara aceptar las
condiciones sociales en que nosotros hemos nacido y hemos vivido, nunca pretenderemos escalar
las diferentes posiciones que no nos corresponden, en el mundo de nuestros negocios
aprendemos a aceptar la competencia y no trataremos de destruirla, así como trabajaremos
prudentemente para mejorar nuestro estado financiero, pero estaremos siempre listos para
aceptar cualquier revés que nos de la vida, estaremos listos para cambiar toda nuestra vida, pues
necesario si, por una de esas circunstancias, nuestro presupuesto es mayor que nuestros ingresos
pero si aceptamos esta situación, cambiaremos toda nuestra vida para vivir mas modestamente,
mas sencillamente, con un presupuesto mas bajo sabiendo que somos alcohólicos y estamos
plenamente convencidos de que hay situaciones que no podemos tolerar, ni muy a menudo, ni por
un tiempo demasiado prolongado, estas aceptaciones son producidas por los resentimientos por
la compasión propia, si esto sucede muy a menudo y de muy larga duración, tenemos un
resentimiento mucho tiempo, automáticamente podemos despertar a esta compulsión sobre la
que tenemos y tener un control para beber, recordemos siempre nosotros los alcohólicos que no
podemos tolerar resentimientos, sabemos también que tenemos una serie de siclos de depresión
y de nervios, de falta de sueño que puede ser manejados sin ninguna dificultad solamente
aceptando, también tenemos en sesión el temor o bajón que dijéramos en nuestro estado de
animo que también debemos aceptar, sabemos que aceptando estos estados, están menos con
nosotros nacimos con un potencial mental que no podemos cambiar pero que nosotros podemos
enriquecer a través del estudio y a través de la lectura y que también podemos iluminar con la
oración, tenemos pensamientos confusos, pensamientos malos que nosotros no quisiéramos
tener, pero siendo humanos siempre durante toda nuestra vida tendrán que aparecer todos los
escritores están de acuerdo que la mejor manera de manejar estos pensamientos que no
queremos tener es, aceptándolos o ignorándolos, es como si alguien no queremos en nuestra casa
y toca nuestro timbre, si nosotros abrimos la puerta y tratamos de argumentar con el, lo mas
probable es que termine por entrar y continúe una discusión, pero si nosotros dejamos que suene
el timbre y lo ignoramos, después de un tiempo se cansara y se ira, lo mismo pasa con ese tiempo
de pensamientos al aceptarlos o ignorarlos desaparecen, debemos pedirle a dios serenidad para
aceptar los defectos físicos de nuestro cuerpo, tenemos que convencernos de que existen
situaciones de nuestro organismo que no podemos cambiar, muchos se niegan a aceptar la calvicie
gastan montones de dinero y viviendo siempre con una esperanza de que aquel medicamento
anunciado en aquella revista va a resolverle su problema, seria mucho mejor si aceptáramos la
condición con serenidad, existe el enfermo que después del veredicto de un medico consulta a
muchos médicos mas, como si buscara ansiosamente aquel, que estuviese de acuerdo con el en el
que no tiene esa enfermedad, sencillamente se esta negando a aceptar ese padecimiento, se niega
a aceptar por vanidad los anteojos aquel que casi no ve, o el aparato para oír aquel que no puede
oír, se niega a aceptar que es el defecto físico, la sabiduría nos a enseñado que en nuestra vida
espiritual tenemos dos senderos, nosotros podemos hacer lo mejor que podamos para cambiar
todas esas situaciones en que actuamos y nos produce remordimiento y lo que también tenemos
que aceptar, si a pesar de todo nosotros caemos, tenemos que aceptar las faltas que tenemos que
aceptar ,las fallas que tenemos, por que son parte de la condición humana y que serán recurrentes
que aparezcan siempre hasta el día en que moramos, pero al mismo tiempo trataremos de
cambiar, trataremos de mejorar, cada día rogando por que dios nos haga perfectos, aquel día en
que nosotros hagamos perfecta nuestra humildad recordaremos siempre que nosotros podemos
cambiar las circunstancias, esas circunstancias que nos llevan a cometer estas faltas de las cuales
obtenemos remordimiento, siempre podemos cambiar y pronto o mas tarde nosotros tenemos
que aceptar un hecho en esto que se necesita mucha sabiduría para saber que es una de aquellas
cosas que no podemos cambiar, se trata de nuestra muerte y mientras mas pronto estemos listos
para aceptar, todas las circunstancias que dios a escogido para el fin de nuestra existencia, el
hombre sabio lo a aceptado ahora y el le dice a dios, siempre y cuando tu quieras enviarme en la
forma que tu decidas, que tu decidas hacerlo, cualquier clase de muerte que tu hallas escogido
para mi yo la acepto, estaré listo para morir, finalmente nuestra vida espiritual si nosotros somos
sabios aceptaremos la providencia, por que todo lo que pasa, todo lo que venga es la voluntad de
dios y para el, solo habrá aceptación, en nuestra vida de alcohólicos anónimos, nuestro primer
problema es nuestro alcoholismo y nosotros sabemos que solamente podemos hacer una cosa con
respecto a el, somos alcohólicos, en cuanto grupo nosotros podemos aceptarlo o podemos
cambiarlo por que no es nada sabio que una persona que se sienta irritada o que se sienta molesta
o inconforme en un grupo permanezca en el, el grupo es para que el individuo se sienta bien, si el
grupo no esta ayudando al individuo lo mejor que puede hacer es fundar otro o cambiarse de
grupo, en conclusión aquel o aquella persona que pida día con día, por la serenidad para aceptar y
el valor para cambiar, ciertamente sus oraciones serán oídas y dentro de esta gente siempre habrá
serenidad, muy a menudo habrá también paz mental, paz del corazón, paz en el alma, felicidad y
contentamiento por que dios nos concederá la serenidad para aceptar las cosas que no podamos
cambiar, el valor para cambiar las que podamos y la sabiduría para conocer la diferencia, paz os
dejo, paz os queda, pero no como la palabra en si de paz, sino como una paz que sobrepasa todo
entendimiento.

También podría gustarte