Está en la página 1de 1

carta de tu madre

por Marc Masmiquel

Hijo,
Veo en tu mirada cualidades que no pareces detectar, te he visto crecer, pero pareces distantes, ido,
vamos... atontado, ¿estás dormido? ¿No te das cuenta de nada? Eres un ser humano, ¿o eres un
zombi? Me da igual. Pero tienes esa enfermizo andar robot, lo veo en tus actos. Confundes la
metáfora con la realidad. No me vengas con sucedáneos, con gato por liebre, con apaga conciencias
o autocomplacencia de tres al cuarto. Soy muy vieja, y sé de esos trucos.... Tu arte de disimulador
me parece una broma de crudo sarcasmo.

Quizá me sueltas el rollo de que las cosas son como quieres, que luchas por eso.
Pero, a mi no me importa, yo veo el cuadro general, y tú no eres mejor por rechistar de vez en
cuando. Y me duele decirte esto, pero soy tu madre y debo hacerlo.

No me cuentes más rollos, ni fabriques excusas.


Sólo es rebelde el esclavo que dice ¡No!
A mi no me engañas.

Toda tu rutina arderá en el tiempo y desaparecerá. En realidad, tengo dudas de que estés despierto,
de que realmente controles algo. Debes dejar ya esa manía tuya de agachar la cabeza, es lo peor
que puedes hacer por este asunto. ¿Sigues sin saber de qué te hablo? Haz que tus actos hablen por
ti. No te apagues, no te enfríes, no robes a tus amigos, valora lo que te dan, busca más allá de las
apariencias, sé sincero y evoluciona... me acuerdo como si fuese ayer cuando tus células se
ordenaron y bailaron y saliste del agua, y luego andaste, y antes fuiste planta... por eso no puedes
parar, esto va contigo.

O cooperas con las desgracias de tu alrededor o te volverás un cívico homicida.


Para quedarte tibio, mejor te hielas, ¿acaso no te duele nada de todo esto?
Matas mis bosques, envenenas mis venas, ensucias mis océanos... si sigues así acabaré contigo, no
al revés. Morirás de hambre por tanta envidia, rencor y egoísmo.
Me cuesta sacar esto hacia ti, pero no puedo quedarme al margen. Me las pagarás una a una.
Puñetazos de karma te harán comprender.
Deja de ensuciar tus manos y ser parte del crimen.
A pesar de todo, te quiero.
Consume cero, transforma todo.

tu madre, la Tierra.