Está en la página 1de 37

El Tabernaculo de Moises

Por Mariano Pierini

INTRODUCCIÓN

Luego que el pueblo de Israel salió de Egipto ,estuvo en el desierto y Dios iba guiando al pueblo por medio de Moisés.

Dios quería habitar con su pueblo, por eso le habló a Moisés diciendo Ex.25.8

“y harán un santuario para mi ,y habitare en medio de ellos”.

Esto fue un poco antes de la apostasía de Israel con el becerro, durante la primera ausencia de 40 días de Moisés.

Debemos dejar en claro que el Tabernáculo en su totalidad ,es figura de Cristo, y que cada elemento que veremos nos
habla de El. Todo el antiguo testamento lo tomaremos como una “sombra de Jesús” porque ellos tenían que creer lo que
los profetas le anunciaron, por eso en el Tabernáculo en ese tiempo vivieron bajo la sombra, sin embargo nosotros
podemos vivirlo como la”sustancia de Jesús”,por que sabemos fehacientemente lo que sucedió.

EL CIELO ES UN TABERNÁCULO

En el libro de hebreos, la palabra de Dios nos dice que el tabernáculo que Dios mando a Moisés edificar, fue hecho
conforme al modelo del tabernáculo en el cielo. Heb. 8:5

“Los cuales sirven a lo que es figura y sombra de las cosas celestiales, como se le advirtió a Moisés cuando iba a erigir el
tabernáculo ,diciéndole: mira, haz todas las cosas conforme al modelo que se te ha mostrado en el monte.”

Por lo tanto ,de esta escritura, podemos comprender que el tabernáculo que Dios mando a construir a Moisés era una
“sombra del cielo” edificado conforme al modelo del cielo. Si examinamos Apocalipsis 21.1-3 podremos comprender aun
mas que el tabernáculo se edifico según el diseño del cielo. Además vemos que Dios le dio detallado muy minuciosamente
los planos y las instrucciones acerca de cada elemento. Ex. 25.9

“conforme a todo lo que yo te muestre, el diseño del tabernáculo, y el diseño de todos sus utensilios, así lo haréis”.

Vemos que Dios le dio a moisés los planos de adentro hacia fuera, esto es de El ,de su presencia hacia nosotros, tal cual
como hace con nosotros primero no trata en nuestro interior y en consecuencia vemos los cambios exteriores. Para que se
nos haga mas sencillo de entender nosotros estudiaremos el Tabernáculo de afuera hacia adentro. Emplearon seis meses
en su construcción ,dedicándolo el primero de Abib Ex.13.4 ;40:17, esto es marzo abril, faltaban quince días para cumplir
un año de la salida de Egipto.

EL CUERPO DE CADA CREYENTE ES UN TABERNÁCULO

Los cuerpos de todos los creyentes en Jesús son llamados por Dios nuestro tabernáculo. 2° Cor. 5:1-2

“Por que sabemos que si nuestra morada terrestre, este tabernáculo, se deshiciere , tenemos de Dios un edificio,
una casa no hecha de manos, eterna, en los cielos. Y por eso también gemimos, deseando ser revestidos de
aquella nuestra habitación celestial.”

Por lo tanto nuestros cuerpos son vistos por Dios como un tabernáculo y un templo. Así como Dios juzgó a los hijos de
Israel por profanar el tabernáculo y templo terrenal por causa del pecado, Dios también juzgara nuestras vidas terrenales si
manchamos nuestros cuerpos por el pecado. Los que manchan su cuerpo terrenal ,que es visto por Dios como un
tabernáculo y templo , no serán la novia de Cristo. Los que mantienen limpias sus vidas terrenales viviendo santamente
para Dios , serán la novia de Cristo. (véase 1°Cor. 3:16-17 y 6:18-20)

LA OFRENDA PARA EL TABERNÁCULO

Ex.25.1 ”Di a los hijos de Israel que tomen para mí ofrenda; de todo varón que la diere de su voluntad, de corazón
tomaréis mi ofrenda”.

Las ofrendas tenían que ser voluntarias Ex.25.1;He.2.44-46; 2 Cor. 9.6.

Se cree que todas las ofrendas se obtuvieron cuando salieron de Egipto Ex.11.2 y también en la guerra con los Amalecitas
Ex.17.8-13 . A continuación veremos un cuadro de las ofrendas y su significado.

OFRENDA SIGNIFICADO
ORO Divinidad. El es divino
PLATA Redención. El es el redentor
BRONCE Sufrimiento y juicio. El vino y sufrió
AZUL Jesús el hijo de Dios. Juan
PURPURA Jesús el Rey. Mateo
ESCARLATA o CARMESI Jesús el salvador. Lucas
LINO FINO Jesús el hombre perfecto. Marcos
PELO DE CABRA El profeta
PIELES DE CARNERO TENIDA DE ROJO La sangre derramada del Rey
PIELES DE TEJONES Fealdad
MADERA DE ACACIA * Carne incorruptible
ACEITE La unción del Espíritu Santo y poder
PIEDRAS DE ONICE Y ENGASTE La iglesia

Nota: cuatro colores ,cuatro evangelios y cuatro características de Jesús.

* Madera: Carne corruptible

LLAMAMIENTO DE BEZALEEL Y DE AHOLIAB

Estos dos hombres fueron llamados y preparados para el trabajo. Bezaleel era de la tribu de Judá , la primer tribu en
marcha y Aholiab era de la tribu de Dan, la última tribu del campo. Ex.31.1-6. Esto nos enseña que el Señor puede escoger
de donde El quiera.

PLANO Y MEDIDAS DEL TABERNACULO

El tamaño del tabernáculo era de 45,72 metros de largo por 22,86 metros de ancho. Se componía de:
1) la puerta
2) el atrio
3) el lugar santo
4) el lugar santísimo.

El lugar santo media 9,14 metros de largo por 4,57 de ancho .


El lugar santísimo media 4,57 metros de largo por 4,57 metros de ancho.

El tabernáculo estaba dividido en tres secciones principales. Estas eran el atrio, el lugar santo y el lugar santísimo, como el
tabernáculo es un anteproyecto del cielo nos tipifica tres grupos de creyentes, aquellos creyentes del atrio , del lugar santo
y del lugar santísimo. También simboliza nuestro cuerpo, el atrio ,el cuerpo el lugar santo, el alma y el lugar santísimo ,el
espíritu.

LA PUERTA DE ENTRADA AL ATRIO

Ex. 27.16. “y para la puerta del atrio habrá una cortina de veinte codos, de azul, púrpura, carmesí, y lino torcido, de
obra de recamador; sus columnas cuatro con sus cuatro basas”. Era una cortina que estaba sostenida por cuatro
pilares .La puerta de entrada estaba ubicada hacia el oriente (este) en donde se encontraba el campamento de Moisés
Aarón y Leví ,notemos que nuevamente aparecen los cuatro colores, que ya vimos su significado, los cuatro pilares
simbolizan salvación a todo el mundo, cuatro puntos cardinales, los cuatro evangelios, cuatro mujeres mencionadas en
Mateo y Lucas en la genealogía de Jesús ,Tamar, Rahab, Rut, y Betsabé. la puerta de entrada o también llamada el
camino es figura de Cristo Juan 10.9. “yo soy la puerta; el que por mi entrare, sea salvo; y entrará, y saldrá, y hallará
pastos.”

La puerta de entrada al atrio es figura de Jesús como “el camino”

La puerta de entrada al lugar santo es figura de Jesús como “la verdad”

La puerta de entrada al lugar santísimo es figura de Jesús como “ la vida”

También en el libro de Apocalipsis 3.20. dice “He aquí, yo estoy a la puerta y llamo, si alguno oye mi voz y abre la
puerta, entraré a el, y cenaré con el y el conmigo”

LOS PILARES

Éxodo 38:10 “Sus columnas eran veinte, con sus veinte basas de bronce ;los capiteles de las columnas y sus
molduras ,de plata. Véase también ex. 27:10.

Había en total 60 pilares en el perímetro ;el numero 6 nos habla de el hombre, debilidad humana. El numero 10 nos habla
de responsabilidad. Podemos decir que el hombre no fue responsable pero Jesús vino y tomó nuestros pecado y él cumplió
nuestras responsabilidades.

EL ALTAR DE SACRIFICIO

Éxodo 27:1-8 / 38:1-7

“Harás también un altar de madera de acacia de cinco codos de longitud ,y de cinco codos de anchura; será
cuadrado el altar, y su altura de tres codos”. Simboliza la cruz del calvario. Heb. 9:12-14 ; 9:25-28 ; 10:10-14; 13:10 ;
1°Juan 1:7 ;2:2.

La palabra altar significa “un lugar levantado”.Aquí se derramaba la sangre de los sacrificios. En el altar vemos la bondad y
severidad de Dios, bondad hacia nosotros y severidad hacia la victima que lleva nuestros pecados, amor e ira, justicia y
paz. La sangre derramada en el altar tiene tres virtudes :

En el altar de
bronce, tanto los
sacerdotes como el
pueblo quedaban
libres del castigo
divino por su
pecado, (ver) Heb
7:27; 10:14-22.

1. Nos da perdón, Ef.1:7. “en quien tenemos redención por su sangre, el perdón de pecados.”

2. Nos limpia,1°Juan 1:7. “... y la sangre de Jesucristo su hijo nos limpia de todo pecado.”

3. Nos justifica, Rom.5:9. “... estando ya justificados en su sangre...”

Ya no hace mas falta el sacrificio por que Jesús derramo su sangre para nosotros.

El Tabernaculo de Moises
Por Mariano Pierini
Capitulo 2
Posición del altar: fue colocado en la puerta ,era la primer cosa que los israelitas encontraban al acercarse a Dios ,no
había acceso a Dios sino por medio de un sacrificio Juan 14:6; Heb. 10:12

Este dibujo nos muestra


la posición del altar
dentro del tabernáculo y
también vemos que en
el atrio se encontraba la
fuente de bronce o el
lavacro, dentro del atrio
como vemos podían
Materiales
estar las ytribus
forma del altar: fue hecho en madera de acacia y
ofreciendo
recubierto sacrificio
en bronce, tenia 2.20 mts de ancho por 2.20 mts. de largo
,pero no así en el lugar
por santo
1.30 de alto. tenia unas varas para poder trasladarlo. El tamaño
y santísimo.
del altar era de tal manera que todos los demás muebles del
tabernáculo entraban dentro de este, mostrando así que todas las
bendiciones como creyentes están incluidas en la muerte de Cristo y
su sangre derramada. También en el altar había un enrejado de
bronce donde se apoyaba el sacrificio.

Los cuernos del altar: son símbolos de fuerza y poder Ex. 27:2 ;
Apoc. 17:12 Sal. 18:2 .El sacerdote ponía la sangre en los cuernos.
Ex. 29:12 Eran lugar de refugio para el pecador 1° Reyes 2:28.

No había gradas en el altar: Ex. 20:26 esto nos enseña que el hombre no puede subir a Dios con su justicia humana sin
exponerse al juicio.Dios desciende hasta el hombre. Tito 3:6.

El sacrificio u holocausto: Todos los días de mañana y de tarde, era ofrecido el cordero, de manera que a toda hora del
día se encontraba el sacrificio quemándose y la puerta abierta. Ex.29:38,39. Holocausto Ex. 29 :11-14; Lev 4:4-12 ,Lev
1:14

Animales que se entregaban en sacrificio:

Becerro: toro de menos de un año

Cordero: hijo de oveja de menos de un año

Oveja: madre del cordero, hembra del carnero

Carnero: macho de la oveja

Tórtolas: del mismo genero de las palomas pero mas pequeñas

Palominos: pollo de paloma.


Cabra: mamífero rumiante

Se hacían ofrendas por diferentes motivos como por ejemplo:

1. ofrendas para expiación o culpa Lev 5:14

2. ofrendas de paz. Lev. 3

3. ofrendas por el pecado. Lev 4 al 5:13

4. ofrendas de comida o oblación (vianda)

El holocausto también se llamaba “ofrenda ascendente” “holah” significa “lo que asciende”.

LA SANGRE DEL SACRIFICIO

1. Rociada enfrente del velo en el lugar santo.

2. Sobre el propiciatorio en el lugar santísimo. Lev 16:14,15

3. En el altar de incienso en el lugar santo. Lev. 16:10

4. Sobre Aarón y sus hijos, los sacerdotes. Lev. 8:30


5. Sobre los cuernos del altar Lev. 4:17

6. El resto fue derramado cerca del altar de bronce Lev. 4:7,8

La sangre derramada en tierra nos habla de la redención de la tierra. Rom 8:20-22

El poder de la sangre es suficiente para todo el universo.

LA FUENTE DE BRONCE O EL LAVACRO

La fuente de bronce simboliza la palabra de Dios, Ex 30:18.

“Harás también una fuente de bronce, con su base de bronce , para lavar; y la colocaras entre el tabernáculo de
reunión y el altar, y pondrás en ella agua.”

La fuente de bronce o el
lavacro era utilizado por
los sacerdotes para lavarse
antes de entrar al lugar santo
para adorar

El lavacro nos habla de Cristo, la palabra viviente. El agua en el lavacro nos


habla de la palabra escrita. La verdad espiritual que este vaso enseña, es la
de la santificación por la palabra de Dios. Ef. 5:25-27. llegamos al lavacro
después de pasar por el altar, el altar es para pecadores, el lavacro era para
los sacerdotes y tienían que ver con su separación para entrar en el
santuario con el fin de adorar. (Ver )Ex: 30 :18

No nos dice la forma ni el tamaño de este elemento, tampoco se nos dice


como fue llevado por el desierto. Esto es figura que la santidad de Dios es
sin limites.

El lavacro tenia en su interior espejos Ex.38:8 esto era porque el espejo refleja la persona, muestra sus bellezas o
deformidades ;así la palabra de Dios es como un espejo que revela quienes somos. He. 4:12 nos dice:

“Porque la palabra de Dios es viva y eficaz ,y mas cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir
el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón.”

El lavacro significa también limpieza y purificación a través de la palabra. Jn:15:3

“Ya vosotros estáis limpios por la palabra que os he hablado”


Cuando fue la consagración de los sacerdotes Ex. 29:4 Moisés tuvo que lavar por primera y única vez a los sacerdotes
todo el cuerpo la palabra “lavarás “en Ex. 29:4 significa “lavar todo” en este acto no participaron los sacerdotes. Con
esto podemos hacer referencia a Tito3:5.

Los sacerdotes tenían que lavarse obligatoriamente antes y después de entrar al lugar santo ,por que sino morirían. Ex:
30:20.

Los creyentes (los hijos de Dios) les constituye sacerdotes Ap:1:5-6; 1° Ped. 2:5-9; es por eso que debemos lavarnos
con la palabra de dios antes de acercarnos al santuario.

EL EDIFICIO: ,SUS TABLAS, BASAS ,BARRAS ,CORTINAS Y CUBIERTAS

Las tablas:

Exodo 36:21.El tabernáculo era un rectángulo aproximado de 13,60 mts. x 4,60 mts. Fue hecho de 48 tablas, cubiertas
de oro ,paradas y sujetadas en basas de plata. Las tablas fueron unidas por cinco barras que se extendían a lo largo del
tabernáculo; cuatro de las barras pasaban por los anillos afuera de las tablas ,y la quinta pasaba por medio de las tablas
de un extremo al otro y no podía verse. Ex. 26:15-29.

Veinte tablas estaban sobre el lado norte, veinte sobre el lado sur y ocho a lo largo del extremo occidental,(oeste).

Estas tablas estaban hechas de madera de acacia recubiertas de oro y en cada extremo había un quicio (agarraderas)
de donde se ajustaba a las basas de plata.

Su longitud era de diez codos y de codo y medio la anchura (4,50 mts. x 0,675mts.) Ex.36:21.

Lección de las tablas: nos dice que las tablas eran derechas ,esto es figura de la rectitud y santidad de Cristo.

Estas tablas eran antes hermosos árboles de acacia, plantados en la tierra; pero vino el día en que Jehová los necesito
y fueron cortados y ya la tierra no los alimentaba mas. Luego de ser aserrados y dado su forma fueron recubiertos de
oro puro y llegaron a ser la morada de Dios. esto mismo es lo que él quiere de nosotros que seamos cortados de toda
conexión con la tierra y que pasemos a ser morada de él. 1°cor. 3:9.

Tenemos aquí la enseñanza de efesios 4:22-24

“...despojaos del viejo hombre y vestios del nuevo hombre...”

El Tabernaculo de Moises
Por Mariano Pierini
Capitulo 3
Las Basas:

Exodo 36:24. A diferencia de las bases del atrio que eran de bronce estas eran de plata y estaban ubicadas dos por
cada una de las tablas esto es 96 bases ,todas juntas pesaban mas o menos cuatro toneladas de plata, la plata era del
dinero de la expiación Ex. 30:12-15, tanto los ricos como los pobres tenían que poner la misma cantidad de plata , esto
nos enseña que Jesús pago un precio igual para todos. Este fundamento de plata es símbolo de la expiación de Cristo
que es la base para edificar y mantener su cuerpo. 1°cor.3:11.

Recordemos que la plata es figura de redención, por lo tanto esto simboliza a Cristojesus como nuestro redentor y
nuestra base o cimiento.

Las barras:

Exodo 26:26. Las barras eran de madera de acacia recubiertas de oro, eran cinco barras por cada lado del
tabernáculo ,cuatro de ellas estaban ubicadas por fuera pasando por los anillos que tenían las tablas y la quinta barra
ubicada en el centro pasaba por entre medio de todas las tablas Ex.26:28

Estas cinco barras nos enseñan una lección concerniente a los dones Ef.4:8-13.

Apóstoles, Profetas, Evangelistas, Pastores y Maestros. Los apóstoles y profetas son también el fundamento, donde
nosotros somos edificados por sus enseñanzas Ef.2:20.

La barra del medio que no se podía ver es figura del Espíritu Santo que mora en cada creyente que no se ve pero esta
para sostenernos.
También nos enseña la unión de todas las tablas a través de las barras como el cuerpo de Cristo, la iglesia unida.

Cortinas y Cubiertas:

Ex. 36:8 -19. Básicamente el techo del tabernáculo se componía de dos partes. La primer parte era la cubierta exterior
que a su ves tenia dos elementos ;

El primer elemento era la 1- cubierta de cueros de tejones; el segundo elemento era 2- la cubierta de cueros de
carneros teñidos de rojo.
La otra parte del techo era la parte interior , esta también tenía dos elementos;
El primer elemento era 3 - las cortinas de pelo de cabra , 4 - el segundo elemento era las cortinas de lino torcido.
1- Cubierta de cueros de tejones: esta era la cubierta de mas afuera y visible, protegía los rayos de sol y era
impermeable ,(los tejones abundaban a orillas del mar rojo). No tenía hermosura ni belleza, hablándonos así de la
humillación de Cristo, esta cubierta nos enseña también de la separación de las cosas del mundo con lo santo ,el cuero
de tejon también se utilizó en las sandalias Ez. 16:10 mostrando así la separación con el suelo de esta tierra.

2- La cubierta de cueros de carneros teñidos de rojo: esta era la próxima cubierta, que seguía a la de los cueros de
tejones. Esta cubierta nos recuerda la historia da Abraham e Isaac cuando Dios le proveyó de un carnero (Gen.22:19)
para sacrificio en lugar de su hijo Isaac. El profeta Isaías predice este sacrificio en la persona de nuestro Señor .(Isaías
53:5)

“Mas él herido fue por nuestras rebeliones, molidos por nuestros pecados; el castigo de nuestra paz fue sobre
él, y por sus llagas fuimos nosotros curados.”

3- Las cortinas de pelo de cabra: esta era la segunda gran cortina que la formaban once lienzos de 30 codos de largo
por cuatro de ancho estas cortinas fueron unidas entre si para formar una gran cortina de 30 x 44 codos(Ex 26:7-13).
Simboliza el sacrificio de Cristo por el pecado (Rom.5:9). Esta cortina tenia un tramo mas que la anterior y caía sobre la
puerta del tabernáculo recordando así cada vez que el sacerdote entraba el sacrificio de Cristo que iba a venir .

4- Las cortinas de lino torcido: estas cortinas son las que se veían desde adentro del tabernáculo y solamente las
podían ver los sacerdotes. Estas eran dos grupos de cinco cortinas de 28 x 4 codos ,lo que sumaban entre si una
superficie de 28 x 40 codos unidas entre si por unos corchetes de oro, a lo largo de los 28 codos Dios ordenó que se
pusieran cincuenta lazadas, estas lazadas deberían hacerse de cárdeno. Esta hermosa cortina fue hecha de lino fino
torcido, adornado con colores ,cárdeno, púrpura y carmesí, y con figuras celestiales, querubines de obra delicada. Estas
cortinas simbolizaban a Cristo glorificado. (Ap. 22:16)

“ Yo soy la raíz y el linaje de David ,la estrella resplandeciente de la mañana”

LA PUERTA AL LUGAR SANTO


Ex. 36:37-38 “Hizo también el velo para la puerta de tabernáculo, de azul ,púrpura, carmesí y lino torcido, obra
de recamador; y sus cinco columnas con sus capiteles; y cubrió de oro los capiteles y las molduras, e hizo de
bronce sus cinco basas.”

Esta fue hecha de cinco columnas de madera de acacia recubierta en oro con sus basas de bronce. De estas columnas
colchaba el velo o la cortina de azul, púrpura ,carmesí y lino torcido.

Esta puerta es figura de Cristo quien nos da entrada a la presencia de Dios, sus basas nos habla de sufrimiento y juicio
,Cristo llevó el juicio del pecado por nosotros y ahora podemos entrar a su presencia.

Las cinco columnas representan a los cinco escritores de las epístolas, Pedro, Pablo, Santiago, Judas y Juan; también
representan los cinco dones que nos relata Ef. 2:20 Apóstoles, Profetas, Evangelistas, Pastores y Maestros.

La puerta al lugar santo a diferencia de la del atrio era angosta ,esto es porque entraban solamente los sacerdotes, de
esto se desprende que el atrio es para muchos ,pero las bendiciones de una comunión intima con Dios es solo para
aquellos consagrados para El .

EL LUGAR SANTO

Este representa los lugares celestiales, donde el creyente está sentado por la fe con Cristo. Era el lugar donde el
sacerdote ministraba. Nuestro privilegio ahora según 1° Pedro 2:5 es entrar a la presencia de Dios y ofrecer sacrificios
espirituales. Dios no solamente salva a los pecadores sino también hace de ellos adoradores.

En el lugar santo encontramos la mesa de los panes, el candelero de oro, y el altar de incienso.

La mesa de los panes:

Ex.25:23 “Harás asimismo una mesa de madera de acacia ; su longitud será de dos codos, y de un codo su
anchura, y su altura de codo y medio.”

Esta fue hecha de madera de acacia recubierta en oro tenía 0,90mts. de largo x 0,45mts. de ancho, x 0,68mts.de altura
.Tenía también una cornisa de oro alrededor y cuatro anillos por donde pasaban las barras para su traslado.

Sobre esta mesa se colocaban doce panes de flor de harina puestos en dos hileras como figura en el dibujo (figura
también de las doce tribus de israel) sobre estos panes se colocaba incienso puro. Estos panes eran cambiados cada
sábado por el sacerdote (Lev.24:5-9) los cuales se comían el pan viejo y el incienso era quemado en el altar de
incienso.

Además de el pan también había bandejas y vasijas donde se colocaba vino, y los sacerdotes cada sábado bebían de
ese vino.

Enseñanza espiritual:

Dijo Jesús en Juan 6:55-56 “Porque mi carne es verdadera comida, y mi sangre es verdadera bebida. El que
come de mi carne y bebe mi sangre, en mí permanece y yo en el.”

Este elemento dentro del lugar Santo representa a Jesús como el pan de vida del cual todo hombre debería
alimentarse. (Juan 6:58) “Este es el pan que descendió del cielo....el que come de este pan vivirá eternamente.”

La moldura o corona del ancho de una mano alrededor de la mesa ,servia para que los panes no se cayeran
(Ex.37:12), esto nos habla de la seguridad de todos los que confían en Cristo Rom.5:10 Juan 10:27-29. Judas
vs.24;también significaba la exaltación de Jesús como Rey de Reyes y Señor de Señores.

Sobre esta mesa fue colocado el pan de la preposición,o de la “presencia”,llamado así por que estaba delante de él (Ex.
25:30).

Cuando Jesús nos habló en Juan 12:24 sobre el grano de trigo que no muere no lleva fruto; evidentemente nos estaba
hablando de su propia persona que iba a morir y luego llevar mucho fruto; sin duda este “morir del grano” significó
mucho dolor ,por eso Isaías 53:5 nos describe los sufrimientos de Cristo a causa de nuestros pecados.

El incienso puro que se colocaba sobre los panes significaban la devoción de Jesús a su Padre ,y que había aceptado
satisfactoriamente su sacrificio en la cruz, “como ofrenda encendida a Jehová” (Lev.24:7)

El candelabro:

Ex. 25:31 “Harás también un candelero de oro puro; labrado a martillo se hará el candelero; su pie ,su caña, sus
copas, sus manzanas y sus flores, serán de lo mismo.”

El combustible para el alumbrado era de aceite puro de oliva (ex.27:20-21;lev.24:1-4).

Notemos que en cuatro ocasiones Dios le dice a moisés, “mira ...,haz todo conforme al modelo que te fue mostrado
en el monte” . Cada detalle significaba mucho para Dios porque aquello fue el tipo fiel de “aquel verdadero
tabernáculo, que levantó el Señor y no el hombre” (hebreos 8:2)

Fue hecho de una sola pieza y tallado a mano, el peso aproximado fue de 34 kg. (éxodo 37:24) un talento , no
sabemos la medida que tenia este elemento ,pero por el peso podemos estimarlo. Consistía en un pie y su caña , y de
sus lados salían seis brazos tres para cada lado, en cada brazo había tres copasen forma de flor de almendro, una
manzana y una flor. En la caña central del candelabro cuatro copas en forma de flor de almendro sus manzanas y sus
flores. En el extremo de cada uno de los siete brazo tenía copas que contenían el aceite de oliva donde iba colocado
unas despabiladeras (mecha) que luego se encendían.

Enseñanza espiritual:

En el lugar Santo no había luz natural ,solo iluminaba la luz del candelero, esto es figura de la luz de Dios . No se nos
dice la medida del candelero, esto es figura de que la luz de Dios es sin limites .

El candelero es tipo del Señor Jesucristo ,veamos a Jesús en el evangelio de Juan.

El es la luz : (Juan 1:7-9)


El es la luz de los hombres: (Juan 1:4)
El es la luz del mundo: (Juan 8:12)
Notemos que la luz fue lo primero que creo Dios ,la luz es una fuente necesaria para la vida de todas las cosas ,de toda
la creación.
Jesús dice en tres evangelios que nosotros somos la luz del mundo , la luz de Jesús que brilla a través de los suyos es
aquella que brilla para alumbrar al mundo.
Dice que cada lámpara estaba llena de aceite esto es figura de la unción del Espíritu Santo en nosotros que estamos
llenos de El. El creyente que esté lleno del Espíritu Santo pondrá su vista solamente en Jesús , cuando Moisés bajo del
monte dice que su rostro resplandecía a causa de la gloria y de la unción del Espíritu Santo. Pero el candelabro estaba
puesto en la tierra para alumbrar en la oscuridad.
El candelabro estaba hecho totalmente de oro , el oro es figura de la divinidad de Dios , también tenia siete lámparas
esto es figura de la perfección de Dios.
Fue labrado a martillo ,esto nos habla de los sufrimientos de Jesús en la cruz a favor nuestro. La copa de almendra que
había en cada brazo nos recuerda la resurrección de Jesús, el almendro es el primer árbol que florece luego de un duro
invierno, así es Jesús que florece ,resucita en nosotros .

El Tabernaculo de Moises
Por Mariano Pierini
Capitulo 4

El altar de incienso:

Ex. 30 :1 “ Harás asimismo un altar para quemar el incienso; de madera de acacia lo harás. Su longitud será de
un codo y su anchura de un codo ; será cuadrado, y su altura de dos codos; y sus cuernos serán parte del
mismo. Y los cubrirás de oro puro ,su cubierta ,sus paredes en derredor y sus cuernos; y le harás en derredor
una cornisa de oro”

El altar de incienso llamado también el altar de oro, a diferencia del altar de holocausto que era de bronce. La
construcción de este altar era sencilla ,medía 1 codo x 1 codo x dos codos de altura, tenía en la parte superior una
corona que evitaba que se cayera el incienso allí depositado ,también tenía cuatro cuernos uno en cada esquina, cuatro
anillos de oro estaban debajo de la cornisa o corona que servían para meter dos varas de madera de acacia recubiertas
de oro para poder transportar el altar. El altar de incienso estaba ubicado frente a la puerta del lugar santísimo, y el
humo del incienso quemado llenaba los dos lugares.

Enseñanza espiritual:

El simbolismo principal de este elemento era la intercesión de Cristo a favor nuestro y también nuestra intercesión en
el nombre de Cristo. La vida de Jesús fue una vida de oración permanente, el siempre se retiraba a solas para hablar
con el Padre , y ahora el esta sentado a la diestra del padre intercediendo por nosotros. Este altar es un altar de
adoración donde el sacerdote quemaba el incienso y este elevaba un perfume grato delante de Jehová, este vaso
representa también la adoración de los verdaderos adoradores , (san Juan 4:23,24) (salmos 5:7). Debemos entender
también que nuestro altar de oro es el Señor Jesucristo, tipificando sus funciones de nuestro abogado y haciendo la
intercesión por nuestra causa. El es nuestro único pontífice y sumo sacerdote (Heb. 9:11y24).
Dijo Dios a Moisés que el incienso quemado sobre el altar debía ser perpetuamente, esto nos simboliza a Jesús mismo
que perpetuamente aboga por nosotros y que en “El habita toda la plenitud” (col. 1:19).
Tenía una corona de oro; Esto nos simboliza a Jesús coronado en gloria y en honra, (Heb. 2:9). En el altar de sacrificio
no había corona esto nos tipifica a Jesús crucificado pero en este altar nos simboliza a Jesús resucitado.

Debemos también destacar que Aarón quemaba incienso aromático sobre el cada mañana y no debía ofrecer sobre el
incienso extraño, (Ex. 30:7-10). El castigo era terrible como lo vemos ejemplificado en los atrevidos hijos de Coré y
todos sus séquitos (Nm. 16:1-40) el fuego de Jehová los consumió y abrió la tierra y los tragó.
Otro ejemplo es el del rey Usías cuando su corazón se enalteció hasta corromperse y se atrevió a entrar en el templo
para quemar incienso extraño en el altar de perfume, a causa de esto vemos que le apareció al instante una terrible
lepra (2Cr.26:16-23).

La puerta al lugar Santísimo o llamado también “el velo”.

Exodo 26:31-33 “También harás un velo de azul, púrpura, carmesí y lino torcido; será hecho de obra primorosa,
con querubines; y lo pondrás sobre cuatro columnas de madera de acacia cubiertas de oro ;sus capiteles de
oro, sobre basas de plata”.

El sacerdote entraba una sola vez al año y siempre llevaba en su mano la sangre de la expiación ,las cuatro columnas
que sostenían el velo tenían sus capiteles de oro y sus basas de plata; Las bases de plata le daban el derecho de pasar
bajo la sombra del velo por la seguridad obtenida en la redención por el cordero de Dios.

Enseñanza espiritual:

El velo como figura en hebreos 10:20 es figura de la humanidad de Cristo (1Tim. 3:16 ;Jn. 1:14), de esto entendemos
que como el velo ocultó la presencia de Dios de los hombres, así el cuerpo físico de Jesús oculto del ojo carnal la plena
manifestación de Dios. A la hora que Jesús fue crucificado el velo del templo se rasgo desde arriba hacia abajo
(Mt.27:45-52) esto quiere decir que fue roto por Dios y no por los hombres, el velo roto significa el libre acceso a Dios
por la fe en Cristo (Heb.10:19y20; 4:16).

Este velo tenía querubines que guardaban los lugares inaccesibles como está escrito en (Gn.3:24)

“Echó, pues, fuera al hombre, y puso al oriente del huerto del Edén querubines, y una espada encendida, que
se revolvía por todos lados, para guardar el camino del árbol de la vida”.

Ellos guardaban con celo la santidad de Dios que había sido ultrajada por el pecado. Estos querubines representan
también la esposa de Cristo quien está sentada con Cristo en lugares celestiales gozando vida de plena comunión con
El.

El lugar Santísimo:

El único mueble en el lugar santísimo era el arca con su cubierta llamada el propiciatorio que era una sola pieza con los
querubines.
(Ex.25:10) “Harán también un arca de madera de acacia, cuya longitud será de dos codos y medios, su anchura
de codo y medio, y su altura de codo y medio. Y la cubrirás de oro puro por dentro y por fuera, y harás sobre
ella una cornisa de oro alrededor”.
( Heb.9:4b) “En la que estaba una urna de oro que contenía el maná, la vara de Aarón que reverdeció y las
tablas del pacto.”
(Heb.9:7) “En la segunda parte, sólo el sumo sacerdote una vez al año, no sin sangre, la cual ofrece por si
mismo y por los pecados de ignorancia del pueblo.”

Este mueble nos representa la presencia de Dios manifestada, sobre este mueble estaba la columna de fuego de noche
y la nube de día. Básicamente era una caja de madera de acacia recubierta en oro la cual tenía una tapa llamada
propiciatorio y dos ángeles que estaban sobre esta tapa, dentro del arca se encontraban las tablas de la ley
(Deuteronomio 10:1-5); La vara de Aarón que reverdeció (Num.17:7) y el maná (Ex.16:33-34).
Moisés era el único que podía entran libremente en el tabernáculo sin necesidad de sacrificio cuantas veces quería ,
porque Dios allí hablaba con el y le daba instrucciones para el pueblo( Ex.25:22), en (Lev 17:7-9) vemos que Moisés
entró en diferentes días dentro del tabernáculo; salvo cuando Dios erigió el tabernáculo (Ex.40:34) Moisés no pudo
entrar a causa de la gloria de Dios. Moisés era tipo de Cristo como mediador entre Dios y los hombres (1°Tim. 2:5) (Is.
61:1)

El propiciatorio:

Este fue hecho de oro puro (ex. 25:17-22) recordando así la Divinidad y Deidad de Dios ,labrado a martillo
recordándonos los sufrimientos de Cristo en la cruz. El propiciatorio nos habla de la misericordia de Dios manifestada
hacia el hombre, en Cristo. La sangre rociada sobre el propiciatorio nos recuerda que la misericordia está basada sobre
la justicia y muerte de Jesús en la cruz.
Los querubines:

Sobre el propiciatorio y en una sola pieza estaban hechos dos querubines de oro con sus alas extendidas uno en frente
de otro cubriendo todo el propiciatorio.
Dios moraba entre los querubines y desde allí se comunicaba con los sacerdotes (ex.25:22) (Num. 7:89) (1°Sam.4:4)
(2°Rey. 19:15) (Is. 37:16).
En el lugar santísimo no había luz ,pero la gloria de Dios que moraba entre los querubines llamada la Shekinah
iluminaba todo el lugar.

Las tablas de la ley:

(Deuteronomio 10:1-5) Estas tablas fueron las segundas que Dios le mandó a Moisés preparar las cuales no rompió
estas tablas contenían la ley de Dios que ningún hombre pudo ni podrá cumplir excepto nuestro señor Jesús esto nos
recuerda que nosotros no podemos cumplir la ley pero Jesús que la cumplió nos hizo justos a través de El de esto nos
habla el libro de Romanos “la justificación por la fe”.

La vara de Aarón que reverdeció:

(Num.17:7) La vara en la escritura es figura de fuerza y poder , esta vara que reverdeció nos recuerda a la resurrección
de Jesús ,entonces podemos decir que por el poder de Dios, Jesús resucitó de los muertos para salvarnos de nuestros
pecados.

El testimonio, o el maná:

(Ex.16:33-34).El testimonio era una urna de oro donde se puso el maná ,esto nos recuerda que Jesús es el pan de vida
y el que come de este pan vivirá eternamente, es símbolo del pan que descendió del cielo. También nos recuerda la
provisión milagrosa de Dios durante cuarenta años en el desierto.
El sacerdocio:

Heb.5:1 “Porque todo sumo sacerdote tomado de entre los hombres es constituido a favor de los hombres en lo
que a Dios se refiere, para que presente ofrendas y sacrificios por los pecados”

El sacerdote era aquel que fue escogido por Dios para hacer presentes de ofrendas y sacrificios a favor del pueblo.
Aarón y sus hijos fueron los destinados por Dios para ser los sacerdotes en el tabernáculo (Ex.28:1).
Por otro lado podemos decir que Cristo es nuestro sumo sacerdote como lo dice (Heb.4:14) “Por tanto teniendo un
gran sumo sacerdote que traspasó los cielos, Jesús el hijo de Dios”

(Heb.8:1) “...tenemos tal sumo sacerdote, el cual se sentó a la diestra del trono de la Majestad en los cielos”
Proximo Capitulo

El Tabernaculo de Moises
Por Mariano Pierini
Capitulo 5
Las vestiduras sacerdotales:
No se puede ir ante la presencia del Señor sin vestiduras o con vestiduras sucias.(Ex. 39:41-
43). Espiritualmente hablando el Señor ha quitado de nosotros vestiduras de luto,
humillación, pecado, etc. y en lugar de ello, nos ha vestido de salvación y justicia (Is. 61:10).
Por otro lado, el estar vestidos nos habla de estar cubiertos, la Palabra dice que el que
habita al abrigo del Altísimo , morará bajo la sombra del Omnipotente (Zac. 3:3; Ez.. 16:8).
La ley prohibía confeccionar prendas de vestir con dos diferentes tipos de materiales (Dt.
22:11). Dios abomina las mezclas. No podemos servir a dos señores, al mundo y a Dios (Mt.
6:24; Stg 4:4).
Ex.28:1-2) “Y harás llegar delante de ti a Aarón tu hermano,
y a sus hijos consigo...y harás vestiduras sagradas...”
(Lev. 8:7-13) Se componían de seis piezas ;el pectoral, el efod, el manto,
la túnica bordada, la mitra y el cinturón.

El efod:
(Ex.28:5-6-8 ; 39:3) Fue hecho de lino torcido, azul, púrpura, y carmesí ; lo mismo que las cortinas, y sobretejido con
hilos de oro. Esta fue la pieza de mas afuera y consistía en dos partes, unidas en los hombros con adornos de oro, en
donde fueron colocadas las piedras de ónice, en las cuales fueron grabados los nombres de los hijos de Israel, seis en
cada piedra, y una piedra en cada hombro.
Las piedras representan a Israel llevado continuamente sobre los hombros de los sacerdotes a la presencia de Dios.

El pectoral:

Llamado también el racional. Estaba hecho del mismo


material que el efod, y doblado en forma de bolsa en la
cual en la cual estaba el Urim y el Thumim

El pectoral era lo mas hermoso y costoso de todas las vestiduras. Estaban colocadas sobre este pectoral doce piedras
preciosas en las cuales estaban grabadas los nombres de cada tribu de Israel, siendo así llevados en el pecho (corazón)
del sacerdote. El pectoral y el efod estaban conectados entre si por una cadena de oro.
El hombro es símbolo de fuerza y el pecho es símbolo de amor ,por lo que llegamos al pensamiento que la fuerza y el
amor divino están unidos para la preservación del pueblo de Dios.

El Urim y Thumim:
(Ex. 28:30) No se sabe su verdadero significado , pero sabemos que por medio de ellos la voluntad de Dios fue dada a
conocer en varias ocasiones en la historia de Israel. Sin ellos Israel no sabía que hacer. (Esdras 2:63) (Nehemías 7:65)
Dios mostró desagrado con Saúl no contestándole por Urim 1° Samuel 28:6.
Urim significa “luces” ; Thumim significa “perfecciones” .Se creen que eran dos piedras que llevaban estos nombres.
Son símbolos del Espíritu Santo quien nos da a conocer la voluntad de Dios.

El cinturón:
(Ex.39:29) Es símbolo de servicio ,manifestando a Cristo al servicio constante de su pueblo.
(Ap. 1:13) Cristo a nuestro servicio (Is.11:5;42:1-4) (Fil.2:5-8) (Juan 13:1-10)

El manto del efod:


Era azul, y el sacerdote lo llevaba puesto sobre la túnica blanca y debajo del efod. El color azul habla del carácter
celestial de Jesús .Abajo en las orillas estaba adornado con granadas de jacinto, púrpura y carmesí, y entre estas
campanitas de oro. (Ex. 28.33-34) Que sonaban cuando el sacerdote entraba y salía. El sonido de las campanitas les
aseguraba que estaba vivo.

La túnica bordada:
Esta era hecha de lino blanco y era la primer pieza que el sacerdote se colocaba. Es tipo de la pureza de cristo, nuestro
sumo sacerdote ,y de la justicia perfecta con la cual como sacerdote, están vestidos los hijos de Dios (Rom.3:22)
( Ap.19:8).

La Mitra:
( Ex.29.6 ; 28:36-39) Estaba hecha de lino fino torcido y enrollada en la cabeza, el lino fino significa pureza y justicia, y
nos enseña que nuestro sumo sacerdote Jesucristo, está ministrando delante de Dios en pureza y santidad.
En el frente de la Mitra había una placa de oro fino grabada con las palabras “Santidad a Jehová”.

Sacerdote en el lugar santísimo intercediendo a favor del pueblo

Principales funciones de los sacerdotes:

a) Explicaban la ley:
Los sacerdotes debían enseñar a los israelitas los estatutos que el Señor había dado por medio de Moisés. Los
responsables de que el pueblo conociera, comprendiera y guardara la ley era una de las tareas de los sacerdotes (2 Cr.
15:3). Moisés recibió mandamientos y los traslado a los sacerdotes para que éstos a su vez los dieran a conocer al
pueblo (Dt. 31:9-12). En muchas ocasiones los líderes y el pueblo en general se apartaban de los estatutos y
cosechaban las consecuencias de su desvío (Mal 3:7). Mucho pueblo perece por falta de conocimiento; como
sacerdotes debemos amar la Palabra y en cuanto tengamos la oportunidad de enseñar a otros, lo hagamos según la
sana doctrina (1 Ti, 1:10). Esdras es un ejemplo digno de imitar de parte de todos aquellos que tienen el privilegio de
estudiar, interpretar y ayudar al pueblo a vivir la Palabra (Neh. 8:1-15).

b) Juzgaban en medio del pueblo:

Jetro sugirió a Moisés la forma como juzgar al pueblo (Ex. 18:14-23). Moisés debía
escoger hombres temerosos de Dios y con virtudes para juzgar en medio del
pueblo y traer éstos a Moisés asuntos delicados para que él finalmente sometiera
los asuntos a Dios. Con el propósito de juzgar con justicia al pueblo, Moisés delegó
en los sacerdotes esta delicada responsabilidad. Ellos indagaban y si lo que
juzgaban resultaba cierto fallaban a favor o en contra según fuera el caso (Dt.
17:8,9).
c) Cubrían el mobiliario y los utensilios sagrados:
Cuando el campamento debía trasladarse de lugar, los sacerdotes desarmaban
la tienda y cubrían los utensilios (Nm. 4:5). Esto significa que las cosas
sagradas deben ser atendidas por verdaderos ministros. Los sacerdotes se
ocupaban de todos y cada uno de los utensilios que servían en la tienda para
cumplir sus responsabilidades. El ofrecer sacrificios, levantar los panes de la
proposición, ofrecer incienso, ocuparse porque siempre hubiese aceite en el
candelero y ministrar una vez al año en el lugar santísimo son tareas que
únicamente pueden hacer sacerdotes habilitados para ese propósito.

d) Tocaban las trompetas:


Los sacerdotes llevaban trompeta, ésta es un símbolo de la autoridad, gracia y unción
que Dios ha dado a cada sacerdote al desempeñar su función. Estas se utilizaban
para reunir al pueblo, ir a la batalla o levantar el campamento (Nm. 10:1-10). Así los
ministros de hoy tienen la autoridad de parte del Señor para convocar a la Iglesia a la
oración, alabanza y búsqueda del Señor. Tesalonicenses nos habla de que el Señor
mismo con voz de mando, voz de arcángel y trompeta de Dios descenderá del cielo y
los muertos en Cristo resucitarán primero, luego los que estemos vivos seremos
arrebatados juntamente con ellos (1 Ts. 4:16). Los sacerdotes son un tipo de
atalayas, su responsabilidad es hablar de parte del Señor la palabra que él ponga en
sus labios (Ezequiel 3:17-21)

e) Llevaban sobre sus hombros el arca del pacto:


Sabemos que el arca del pacto representa la misma presencia de Dios. Una vez al año el sumo sacerdote podía
acercarse a este mueble a colocar la sangre en el propiciatorio para expiación por todo el pueblo (Lv. 16:2). No había
obstáculo que detuviera al pueblo en su marcha si los sacerdotes llevaban consigo el arca (Jos. 3:3, 6:4). Fue la misma
presencia de Dios en medio de su pueblo la que dio victoria en todas las batallas que se libraron en Canaán
Cuando David quiso llevar el arca en una carreta tirada por bueyes produjo muerte. Al consultar, entendió que el arca
debía ser transportada en hombros de sacerdotes (1 S. 6:11). Que como sacerdotes del nuevo pacto llevemos la
presencia de Dios en nuestras vidas a todo lugar (Ex. 33:13-16).

f) Quemaban incienso en el altar:


El altar del incienso era un mueble dentro del Tabernáculo de Moisés ubicado frente al arca del pacto. Representa la
comunión que debe mantener el sacerdote con Dios de quien depende (Ex. 30:7). El incienso es figura de las oraciones
y alabanza que deben ofrecerse constantemente a Dios. El sumo sacerdote como tal, debe pedir en favor del pueblo. La
actitud de todo sacerdote establecido por Dios es que rueguen a Dios por sus diferentes necesidades. En el Evangelio
de Juan capítulo 17 vemos a Jesús como sacerdote rogando por los discípulos para que fuesen guardados. Igual actitud
vemos en el ejemplo del apóstol Pablo pidiendo para que los hnos. de Efeso comprendan
las riquezas que hay en Cristo (Ef. 3:14-21).

El sumo sacerdote como tal, debe pedir en favor del pueblo. La actitud de todo sacerdote
establecido por Dios es que rueguen a Dios por sus diferentes necesidades
g) Bendecían al pueblo:
Finalmente, los sacerdotes no fueron constituidos para enseñorearse o bien aprovecharse del privilegio que gozan. El
principal objetivo de su ministerio es ser de bendición para el pueblo por el cual fue llamado. Los patriarcas bendecían a
sus hijos y futuras generaciones. Los sacerdotes cuando el tabernáculo y el templo estuvieron habilitados fueron
constituidos en favor de aquellos que creían en su ministerio. Jesús., cuando estuvo en su ministerio terrenal bendijo a
sus discípulos y muchas personas que se acercaron a El (Lc. 24:50, Mr. 10:16). Es el propósito del Señor Jesucristo
bendecirnos y está sentado en el trono del Padre para pedir en favor nuestro. Moisés dejó instrucciones acerca de la
forma como los sacerdotes, deben bendecir al pueblo: Jehová te bendiga y te guarde, haga resplandecer su rostro sobre
ti y tenga de ti misericordia, alce sobre ti su rostro y ponga paz en ti (Nm. 6:22-27).

h) Hacían sacrificios de animales:


Los sacerdotes hacían sacrificios de animales por diferentes motivos;
Sacrificios por el pecado, por la culpa, ofrenda encendida, ofrenda de
oblación, sacrificios de paz. En cada sacrificio el sacerdote hacia un
trabajo diferente que ya lo hemos visto en la página 9.

El tabernáculo y sus utensilios (sus


significados)
Enviado por jusahu
Anuncios Google:
Estudio la fe Cristiana
Temas críticos sobre fe Cristiana libros impresos. libros-E gratuitos |
www.bjnewlife.org

Cristo, el hambre por Él


La adoración a Él. Todo lo que Él puede hacer por nosotros. |
www.hallvworthington.com

Diplomado en Teologia
Universidad desde Estados Unidos 100% en Español y a Distancia! |
www.aauniv.com

Indice
1. El Altar de Bronce (Exodo 27:1-8)
2. La Fuente de Bronce (Exodo 30:17-21; 38:8)
3. La Mesa de los Panes de la Proposición (Exodo 25:23-30;
Levítico 24:5-9)
4. El Candelero (Éxodo 25:31-40; Levítico 24:1-4; Números
8:1-4)

6. El Arca (Exodo 25:10-22)


7. El Propiciatorio (Exodo 25:17-21
8. Contenido del Arca (Hebreos 9:4)
1. El Altar de Bronce (Exodo 27:1-8)
Es el primer objeto que se encontraba al entrar al atrio. Sus dimensiones
eran: 5x5x3 codos, de manera que era cuadrada, símbolo que recuerda
el alcance universal del Sacrificio de la Cruz (4 vientos, 4 puntos
cardinales, etc.). El altar es una figura de Cristo (madera de acacia, o de
Sittim), pero de Cristo como objeto de juicio de Dios sobre el pecado
(bronce) (ver Números 16:36-40).

La finalidad esencial del altar era la de ser el lugar donde se ofrecía


los sacrificios y se vertía la sangre, la única que hacía expiación sobre el
altar por las almas (Levítico 17:11; ver también Hebreos 9:22: n2"Sin
derramamiento de sangre no se hace remisión). El altar nos habla de
Cristo; los sacrificios nos hablan de Cristo, el sacerdote nos habla de
Cristo. El conjunto de lo que sucedía en el altar nos presenta la cruz. Dos
verdades fundamentales se desprenden del altar de bronce y de los
sacrificios que eran ofrecidos en él.
a. La necesidad de la sangre para quitar el pecado. Esta verdad es
puesta en evidencia desde Génesis hasta Apocalipsis: "La paga del
pecado es muerte" (Romanos 6:23); la sangre derramada nos
habla de la muerte del culpable o de una víctima ofrecida en su
lugar. No hay otro medio para quitar el pecado de delante de Dios;
b. La doctrina esencial de la sustitución: según el pensamiento de
Dios, una víctima sin defecto puede ser ofrecida en lugar del
culpable, tal el carnero ofrecido en lugar de Isaac (Génesis 22), o el
cordero de la Pascua que murió en lugar del primogénito (Exodo
12). "Cristo padeció una sola vez por los pecados, el justo por los
injustos" (1 Pedro 3:18); "al que no conoció pecado, por nosotros lo
hizo pecado" (2 Corintios 5:21).

La rejilla de bronce del altar, la que soportaba el fuego del juicio, nos
recuerda también a Cristo, quien pasó a través del fuego del juicio de
Dios. Al ser así sondeado en todo su ser, no manifestó más que sus
propias perfecciones.
Los sacrificios eran ofrecidos sobre el altar: holocausto, ofrendas
vegetales, sacrificios de peces, sacrificios por el pecado o por la culpa
(Levítico Caps. 1 al 7).
Detengámonos un momento en el sacrifico por el pecado, tal como es
presentado en Levítico 4:27-35. He aquí un ejemplo de un israelita que,
habiendo desobedecido uno de los mandamientos de Jehová, "se hiciere
culpable" (V.M), y que luego consiente de su pecado. Es el Espíritu
Santo el que convence de pecado por medio de la Palabra. Durante
mucho tiempo un hombre puede permanecer indiferente a los pecados
que cometió, así como también a su estado de pecado delante de Dios,
pero llega un momento en que, en su gracia, Dios interviene por medio
de su Espíritu para producir en él ese sentimiento de culpabilidad. ¿Qué
debe hacer entonces? El israelita debía: "traer su ofrenda" una cabra o
un cordero sin defecto (v. 28,32). No bastaba saber como debía proceder
para que el pecado fuese perdonado, sino que era preciso traer
efectivamente una ofrenda: Ir a buscar en su rebaño un animal sin
defecto y atravesar todo el campamento para conducirlo hasta la puerta
del atrio para llevarlo al altar. Llegado ahí, el israelita debía poner su
mano sobre la cabeza del sacrificio, colocando así sobre esta víctima
inocente y sin defecto, el pecado del cual se había reconocido culpable.
Luego, él mismo debía degollar la víctima. Es preciso que un o
personalmente a la cruz, que reconozca su pecado, que acepte que este
haya sido llevado por la Víctima santa, "sin mancha y sin
contaminación" (1 Pedro 1:19), castigada por el juicio de dios en lugar
del pecador.
El Sacerdote tomaba la sangre de la víctima, la ponía sobre los cuernos
del altar y vertía el resto al pie del altar; luego quemaba la grasa y hacía
propiciación por el culpable. Este sacerdote nos habla de Cristo, quien lo
hizo todo por la purificación del pecador. La Palabra declara entonces
formalmente en dos ocasiones: "y será perdonado" (v.31 y 35). El
israelita podía volver a su tienda con la seguridad de haber sido
perdonado, no porque sintiera algo en sí mismo, sino porque estaba
escrito en la Palabra inspirada: "Y será perdonado". Igualmente hoy, la
obra de Cristo nos da la seguridad de la Salvación, pero es la Palabra de
Dios la que nos da la certidumbre de ello: "El que cree en el Hijo tiene
vida eterna" (Juan 3:36; ver también Hebreos 10:10 y 14). Si alguien no
esta seguro de su salvación, tome su Biblia y bajo la mirada de Dios
acepte lo que esta escrito y créalo.
Para los holocaustos (Levítico 1) el israelita que se acercaba al altar
debía también "poner su mano sobre la cabeza del holocausto" (v.4.). En
este caso no se trataba de ser perdonado; aquel que traía la ofrenda ya
estaba perdonado, pues precedentemente había tenido que traer un
sacrificio por el pecado. Ofrecía este holocausto como prueba de
agradecimiento y de adoración. De alguna manera los méritos de
aquella. Dios "nos hizo aceptos en el Amado" (Efesios 1:6). Dios ve a los
suyos en Cristo; a causa del holocausto que sube "a Dios en olor
fragante" (5:2).
2. La Fuente de Bronce (Exodo 30:17-21; 38:8)
La Fuente de Bronce, cuyas dimensiones no nos han sido dadas, estaba
situada entre el altar de Bronce y el Tabernáculo. No servia para ofrecer
sacrificios, sino para lavarse en ella, lo que Aarón y sus hijos debían
hacer cada vez que entraban al altar para ofrecer un sacrificio.
En Juan 13 el Señor Jesús mismo nos muestra la significación de la
Fuente de Bronce. Al celebrar la ultima cena con sus discípulos, Él se
levanta de la mesa y se pone a lavar los pies de ellos. Pedro no quería
que lo hiciese con él, pero Jesús le dice: "El que esta lavado, no necesita
sino lavarse los pies, pues todo esta limpio" (v.10).
Para aquel que tiene todo el cuerpo lavado, es decir, que ha pasado por
el nuevo nacimiento a la conversión no es necesario repetir lo ha sido
cumplido una vez para siempre (Tito: 3:5); pero ocurre demasiado a
menudo que el creyente, a causa de la carne que está aun en él, ha
pecado, ha manchado sus pies en el camino. No se trata entonces de ser
"convertido" de nuevo, sino de que sus pies sean lavados. El Señor
muestra por medio de la Palabra en que se ha faltado; luego es preciso
confesar su falta a Dios (1 Juan 1:9) y recordar que por ese pecado Cristo
murió (véase también la figura de la novilla roja en Números 19). Una
vez que el rescatado lavó así sus pies, puede tener parte con el Señor, es
decir, gozar de la comunión con Él. Pregunto ¿Por qué no practicamos
en el Templo?.
En efecto: cuando un creyente ha faltado, la comunión con el señor se
interrumpe. No hay más gozo, ni gusto por la Palabra. La salvación no se
pierde. La vida eterna está siempre allí, pero hay una nube. Es necesario
pues, volver al Señor, confesarle la falta, discernir sus causas juzgándose
a uno mismo, recordar la eficacia de sus sacrificios, y entonces es
cuando uno es restaurado. Pero recordemos siempre que todos los
recursos están a nuestra disposición para no ceder al pecado, tal como lo
escribe el apóstol Juan: "Estas cosas os escribo para que no pequéis"
(Juan 2:1).
Es importante realizar cada día ese juicio de nosotros mismos y ese
lavamiento de los pies; pero, así como los sacerdotes debían hacerlo
antes de entrar en el santuario o antes de acercase al altar, es
particularmente importante que lo hagamos, cada uno para sí, antes del
culto y antes de tomar parte en la cena, según la enseñanza de 1
Corintios 11:26-32. En esos versículos se nos revela que cualquiera que
come el pan o bebe la copa del Señor indignamente será culpable
respecto del cuerpo y de la sangre del Señor. Pero no se agrega que a
causa de la mancha del camino sea menester para abstenerse de la cena;
al contrario, se añade: "pruébese cada uno así mismo, y coma así". Antes
de entrar en el santuario, juzgarse a sí mismo, pasar por la fuente de
bronce, y así comer. Con un profundo sentimiento de lo que es la gracia
que, a causa únicamente de la obra de Cristo, nos permite acercarnos, se
participará en el memorial de su muerte para responder a su último
deseo.
Descuidar el diario juicio a nosotros mismos y participar de la cena en
tal estado nos expone a juicio del Señor. Así muchos en Corinto estaban
débiles, enfermos o incluso dormían, es decir, estaban muertos; pero
vemos en ello una enseñanza también moral, pues si dejamos de
enjuiciarnos a nosotros mismos y tomamos la cena con ligereza
(abstenerse en tal vez aún más grave), estaremos espiritualmente
débiles, o enfermos (¡Una oveja enferma se aparta del rebaño!), o
incluso seremos vencidos por el sueño espiritual (Efesios 5:14). Si tal es
el caso, cuan importante es despertarse, "levantarse de los muertos"
(V.M) para reencontrar la luz de la faz de Jesucristo.
La Fuente de Bronce había sido hecha con los espejos de las mujeres que
velaban a la puerta del tabernáculo de reunión (Exodo 38:8). Ello
configura una doble enseñanza:
a. Los espejos nos hablan, según Santiago 1:23, de la Palabra de
Dios, la cual pone en evidencia nuestras faltas, la suciedad de
nuestros pies;
b. Las mujeres que se allegaban al Tabernáculo de Reunión con
aquellos que buscaban a Jehová (Exodo 33:7) tenían un corazón
dispuesto para Él. Como gozaban de su Presencia, les fue fácil
abandonar gozosamente por el Señor lo que precedentemente era
objeto de vanidad.

3. La Mesa de los Panes de la Proposición (Exodo 25:23-30;


Levítico 24:5-9)
La mesa, de pequeñas dimensiones (dos codos de largo, un codo de
ancho y ½ codo de alto) era de madera de acacia (o de Sittim), cubierta
con una lámina de oro puro. Era, evidentemente, una figura de Cristo
llevando a su pueblo ante Dios.
Los panes sobre la mesa, en número de doce (Levítico 24:5-9), tienen un
doble significado. Hechos de flor de harina, recubiertos de incienso,
como la ofrenda vegetal (Levítico 2), nos hacen pensar:
a. Primeramente en Cristo, alimento de los sacerdotes en el Lugar
Santo. Este alimento le es indispensable al Hijo de Dios que quiere
crecer en un estado de "un varón perfecto" (Efesios 4:13) y no
permanecer un niño en Cristo. Sin alimento, un niño o una planta
se marchitan. Pero el alimento debe ser sano, sino el niño o la
planta perecen. Nuestro "hombre interior" está formado por el
alimento espiritual. El Salmo 144:12 expresa esta oración: "Sean
nuestros hijos como plantas crecidas en su juventud". Meditemos
a menudo acerca de la persona del Señor Jesús, busquémosla en
los evangelios y en toda la Palabra. Un hermano decía: "¡Si no has
hallado a Cristo en esta pagina de la Biblia, es que has leído mal!".
"Escudriñad las Escrituras… Ellas son las que dan testimonio de
mí" (Juan 5:39). Señalemos de paso que Cristo como alimento
también nos es presentado en la ofrenda vegetal, en el sacrificio
por el pecado, en el sacrificio de paz, en el sacrificio de
consagración y en el cordero de la Pascua; por otra parte, como
maná y trigo del país;
b. En los Santos: Vistos en Cristo, teniendo su naturaleza (flor de
harina), aceptos a Dios (incienso), en el orden establecido por Dios
(seis por hilera), tal como los describe por ejemplo la epístola a los
Colosenses. Son los creyentes a la luz del Santuario, en su posición
ante Dios; una moldura de un palmo alrededor de la mesa impedía
que los panes pudieran caerse, lo que es emblema de la seguridad
que los rescatados tienen en Cristo;
c. En las doce tribus de Israel, sea en la época del desierto, sea en
tiempo futuro, cuando la administración en la tierra sea confiada a
ese pueblo; y, en el santuario, siempre presentes en el
pensamiento de Dios (Romanos 11).
4. El Candelero (Éxodo 25:31-40; Levítico 24:1-4; Números
8:1-4)
Contrariamente a los otros objetos del Tabernáculo hechos de madera
de Acacia recubierta de oro, el candelero era totalmente de oro puro,
forjado en una sola pieza. Él nos habla de lo que es esencialmente
divino. Era de oro batido ("labrado a martillo"), recordando que aquel a
quien representa Cristo pasó por el sufrimiento. El becerro de oro, por el
contrario, había sido simplemente fundido (Exodo 32:34). El propio
candelero, pues, es una figura de Cristo, mientras que el aceite es, como
en toda la Palabra, una figura del Espíritu Santo.
Uno de los elementos del candelero que es mencionado varias veces lo
constituyen las flores de almendro. Esas flores nos hacen pensar en la
vara de Aarón que había brotado, producido flores y almendras, tal
como vemos en Números 17:8, lo que es una figura de la resurrección de
Cristo. El almendro, según Jeremías 1:11-12, manifiesta que Dios cumple
sus promesas en Cristo. Precisamente fue un Cristo resucitado y
glorificado el que dio el Espíritu Santo a los suyos.
En el conjunto formado por el candelero, el aceite y las siete lamparas
ardiendo en el santuario se puede ver también a Cristo tal como es
presentado por el Espíritu Santo por mediación de los vasos humanos
del ministerio.
En efecto, bajo este aspecto, había necesidad de "despabiladeras"
(Exodo 25:38) para quitar todo lo que habría impedido el libre curso del
aceite para producir la luz. Por otra parte, las siete lamparas nos
muestran que el ministerio de Cristo por el Espíritu se ejerce mediante
diversos canales.
Vemos al candelero brillar bajo cinco aspectos:
a. El Señor Jesús, al hablar del Espíritu Santo, dice: "Él me
glorificará; porque tomara de lo mío, y os lo hará saber" (Juan
16:14).
b. Hacia delante de él (Exodo 25:37), pues el mayor y primer
testimonio que da el Espíritu Santo es respecto del mismo Cristo;
por eso el primer objeto que atraía las miradas al entrar al
santuario era el candelero totalmente iluminado.
c. El candelero iluminaba la mesa de los panes (Exodo 26:35); es
el Espíritu Santo que pone evidencia la posición de los santos en
Cristo en el santuario.
d. El candelero brilla en Números 8 en relación con la
purificación de los levitas: es el Espíritu Santo quien debe dirigir
todo servicio para Dios y ser su motor.
e. En Levítico 24 vemos el candelero al comienzo de un capitulo
en el cual va a manifestarse la oposición a Dios en medio de Israel:
la apostasía. Frente al mal que se introduce en el pueblo de Dios,
únicamente el Espíritu Santo es el remedio.
f. En Éxodo 27:21 y 30:8 se ve que el candelero ardía toda la
noche. (Cabe hacer notar que, en el templo de Ezequiel, durante
"el día" del milenio, no hay candelero). Solo durante la noche del
rechazo y la ausencia de Cristo el Espíritu Santo ilumina el
santuario en la tierra y produce la oración de intercesión y el culto.

Si bien el alimento es indispensable para crecer, la luz no es lo menos.


Una planta ubicada en un lugar oscuro, aunque sea bien regada,
perecerá. Un joven cristiano que no ande en la luz no puede hacer
progreso alguno. Al contrario, se apartará cada vez más del Señor. Y la
luz del Espíritu Santo generalmente no se apaga en forma súbita para
nosotros, sino que dejamos poco a poco que una cosa primero y luego
otra se coloque entre el Señor y nosotros como un ligero velo, el cual se
va espesando más y más hasta privarnos de la comunión con Él, del gozo
de su Persona y trabar la acción del Espíritu Santo en nosotros.
Entonces no puede haber ni crecimiento, ni gozo. ¿Qué es necesario
hacer? Volver a Él con oración, buscar su rostro y tomar el tiempo
necesario para pasar con Él, como María (Lucas 10:38-42) si es posible
horas que se dejen correr hasta que Él nos haya devuelto el gozo de
nuestra salvación.
5. El Altar de Oro (Exodo 30:1-10)
El Altar de Oro era de dimensiones mucho más reducidas que el Altar de
Bronce, o sea un codo de ancho, un codo de largo (cuadrado) y dos
codos de alto. Era de madera de Acacia cubierta de oro puro y nos habla
esencialmente de Cristo. Ubicado frente al velo (v.6), esta legítimamente
ligado al Arca y al Propiciatorio.
En el Altar de Oro el sacerdote ofrecía el perfume, mientras afuera el
pueblo oraba (Lucas 1:9-10). Es una hermosa figura del Señor Jesús que
presenta a Dios las oraciones de su pueblo, ya sea como intercesión, ya
sea como adoración (Apocalipsis 8:3-4).
En el Altar de Oro, el Sumo Sacerdote intercede por el pueblo, tal como
Cristo en Juan 17, Hebreos 7:25 y Romanos 8:34.
Pero también al Altar de Oro puede acudir hoy el Hijo de Dios para
ofrecer el incienso, es decir, las perfecciones de Cristo que suben hacia
Dios. Tal es el culto, el servicio más elevado del cristiano. Es un culto
que se ofrece ante todo en Asamblea (1 Pedro 2:5), pero cada uno de
nosotros ¿no puede, mañana y tarde como el sacerdote con el incienso,
hacer subir a Dios su reconocimiento por el Don inefable de su Hijo?.
El incienso era únicamente para Dios (Exodo 30:34-38); ni podía ser
ofrecido más que en el lugar Santo y no debía ser consumido por fuego
extraño, sino solamente por el tomado del Altar de Bronce (véase
Nadaba y Hábil en Levítico 30:34-38). ¡Cuán importante que estemos
recogidos en el sentimiento de su Presencia cuando abrimos la Palabra o
nos acercamos a Dios en oración, o más aun cuando estamos reunidos
alrededor del Señor en Asamblea!. La distracción, los vistazos, las
lamentables sonrisas que se intercambian entre banco y banco, incluso
durante el culto, son, sin exageración, una iniquidad en el Lugar Santo,
nada de la carne debe ser tolerado allí. ¡Y que decir de la prisa de ciertas
personas que antes de finalizar el culto se preparan para salir!.
Por otra parte, sólo a Dios, Padre e Hijo, se dirigen nuestras oraciones y
nuestra adoración. En ninguna parte de la Palabra vemos que las
oraciones deban ser dirigidas a alguien más. Sólo Él puede ser el objeto
del culto: ¡"Inclínate a Él, porque Él es tu Señor"! (Salmo 45:11).
6. El Arca (Exodo 25:10-22)
En las ordenanzas para el Tabernáculo dadas por Dios a Moisés, en los
capítulos 25 a 27, el Arca ocupa el primer lugar. De igual manera,
cuando Dios se nos revela, parte del Santuario y sale hacia el Atrio; nos
presenta primeramente lo que es el objeto supremo de su Corazón; la
Persona de Cristo. Cuando consideramos el camino por el cual nosotros
nos acercamos a Dios, acudimos primeramente al Atrio, al Altar, luego a
la fuente y sólo entonces podemos entrar en el Santuario. Por eso en
nuestra charla hemos colocado ante nuestros ojos en estos capítulos, es
sin duda porque la Persona de Cristo debe tener el primer lugar en
nuestro corazón. En el Salmo 132 vemos que importancia tenía el Arca
para David. Es notable que este Salmo este seguido por el 133, en el cual
se ve "Cuán bueno y cuan delicioso es habitar los hermanos juntos en
armonía". Es preciso primeramente el Centro para que la reunión se
realice.
No se podía ver el Arca más que en el Lugar Santísimo. El acceso a Él
esta abierto para nosotros hoy en día; pero conviene que al ocuparnos
en la Persona del Señor lo hagamos siempre con la mayor reverencia.
El Arca tenía 2 ½ codos de largo, 1 ½ de ancho, 1 ½ de alto, estaba
hecha de madera de acacia y de oro puro (para las tablas no se dice de
oro puro), pues una figura de la Persona de Cristo, "el Verbo (La
Palabra)…hecho carne" (Juan 1:14), "Dios… manifestado en carne" (1
Timoteo 3:16). ¡Misterio ante el cual adoramos! Pero de ninguna
manera nos conviene querer hacer la disección de la humanidad
perfecta (la madera de acacia) de la divinidad (el oro), siempre
presentadas en la Palabra maravillosamente unidas en una sola Persona,
tal como nos la revelan los evangelios y otras páginas de la Escritura.
Por haber querido mirar el Arca, los hombres de Bet-Semes murieron (1
Samuel 6:19) y, por haber tocado el Arca, Uza fue herido de muerte (2
Samuel 6:6-7).
Una cornisa o coronamiento de oro se encontraba alrededor del Arca
(Exodo 25:11), hablándose de la excelsa gloria de Cristo, pero formando
también como una especie de protección contra toda irreverencia ante el
ministerio de su Persona (la misma cornisa se ve en el Altar de Oro y en
la Mesa de los Panes).
Como los otros objetos del Tabernáculo, el arca estaba unida de varas
para llevarla. Estas últimas tienen una importancia particular en la
relación con el Arca, sea que se piense en todas las etapas que ella
recorrió desde Sinaí hasta su reposo final en el Templo de Salomón (1
Reyes 8:8), sea que una vez más haga subrayar la santidad de lo que
representaba el propio Cristo: el Arca siempre debía ser llevada en
andas y no puesta en un carro (1 Crónicas 15:2).
En Números 4:4-5 vemos el Arca marchando a través del desierto,
cubierta azul, tal como Cristo en este mundo: "el que viene del cielo"
(Juan 3:31). Bajo el azul, las pieles de tejones cubrían sus glorias
diversas: el velo (v.5) el cual era el único que podía estar en contacto con
el Arca misma. "No hay parecer en Él, ni hermosura; le veremos, mas
sin atractivo para que le deseemos" (Isaías 53:2). Sólo la fe podía
discernir las glorias del velo, bajo las pieles de tejones. En cuanto a la
propia Arca, "nadie conoce al Hijo, sino el Padre" (Mateo 11.27). Es el
inescrutable misterio.
En el desierto (pero después de haber pasado el Jordán), el Arca es
llamada "El Arca del Testimonio" (Exodo 25:16). Hubo en el desierto de
este mundo un Testigo fiel que respondió en todo a la voluntad de Dios
(tablas de la ley en el Arca) y que le glorifico en la tierra.
En Números 10:33 tenemos "el Arca del Pacto", base de las revelaciones
de Dios con su pueblo; y por último, está "el Arca de Jehová", cuando se
trata de mostrar su poder, como en el Jordán, en Jericó o en la casa de
Dagón (Josué 4:5; 6:6-13; 1 Samuel 5:3).
7. El Propiciatorio (Exodo 25:17-21)
El Arca era un cofre y tenía una tapa llamada propiciatorio. El término
hebreo traducido por propiciatorio deriva "cubrir o cubierta". En el
Antiguo Testamento, la propiciación (expiación en la Reina-Valera
1960) de los pecados significa que estos eran "cubiertos", como en el
Salmo 32:1; mientras que en el Nuevo Testamento, una vez que la obra
de Cristo fue cumplida, los pecados son "quitados" (Hebreos 9:26; 10:4,
11-18). La palabra propiciatorio, traducida en la versión alemana por
"Gnadenstuhl" y en la versión inglesa por "mercy-seat" (sea "el asiento
de la gracia")- contiene también la idea de gracia, de misericordia.
El propiciatorio estaba enteramente hecho de oro puro, lo que nos habla
de la justicia inherente a la naturaleza divina. Por otra parte, encima del
propiciatorio había dos querubines de oro batido, de una sola pieza con
el propiciatorio. Los querubines, asiento del trono de Dios (Salmo 80:1;
89:14), hablan fundamentalmente del juicio de Dios; así la justicia
divina reclama el juicio inexorable de Dios sobre su pueblo pecador; el
cual de ninguna manera observo la ley (Exodo 32:19).
Pero los querubines y el propiciatorio estaban colocados sobre el Arca,
que es como decir sobre Cristo, quien si cumplió plenamente la voluntad
de Dios y la permitió a esta el cumplimiento de amor a favor del hombre
(el Arca contenía las tablas de la ley); luego, sobre el propiciatorio, se
encontraba la sangre de la víctima que el sacerdote había llevado allí el
gran día de la expiación (Levítico 16:14-15). Los querubines no tenían
una espada, como en Edén, sino, al contrario, alas para proteger, y sus
rostros uno enfrente del otro – estaban vueltos hacia el propiciatorio, es
decir, ¡miraban la sangre!.
El conjunto – el Arca, el Propiciatorio y los Querubines – vino a ser así
no ya trono de Dios en juicio, sino el de la gracia. Todo nos habla de
Cristo y de su obra; vemos en ello, de una manera sorprendente y
profunda, cómo Él respondió plenamente a la justicia y al amor de Dios
(Salmo 85:10), el trono de la gracia esta fundado sobre la obediencia de
Cristo hasta la muerte.
El propiciatorio era el lugar de encuentro de Dios con el hombre den un
doble sentido:
a. Aarón, el sacerdote, representando al pueblo ante Dios, acudía
con la sangre.
b. Moisés, el enviado de Dios, el apóstol, recibía allí los mensajes
de Dios para el pueblo (Exodo 25:22).

El Señor Jesús, en Hebreos 3:1, reúne el doble carácter de Moisés y de


Aarón cuando . . es llamado el "apóstol y sumo sacerdote de nuestra
profesión".
8. Contenido del Arca (Hebreos 9:4)
a. Las primeras tablas habían sido quebradas ente la idolatría del
pueblo (Exodo 32:19). Las segundas tablas nos son presentadas en
Deutoronomio 10:3-5 como no hechas hasta después de la
construcción del Arca y colocadas allí en cuanto a Moisés
descendió del monte: solo Cristo podía cumplir la ley de Dios
(Salmo 40:8); solo a causa de Él, figurado por el pueblo.
b. Las Tablas de la Ley
c. La Vasija de Oro (Exodo 16:32-34)
Esta vasija de oro que contenía el maná nos presenta dos pensamientos:
• La fidelidad de Dios, quien durante cuarenta años había alimentado
a su pueblo a través del desierto; convenía tenerlo presente: "te
acordaras de todo el camino" (Deuteronomio 8:2).
• Ella es un memorial de Cristo descendido del cielo, pan de vida,

alimento de su pueblo en el desierto (Juan 6:31-38, 58).

Cabe señalar al respecto que los israelitas recogían cada día un omer de
maná; tal es nuestra parte: alimentarnos de Cristo cada día. Pero el
último versículo de Exodo 16 nos dice que "un gomer (u omer) es la
décima parte de un efa", vale decir que lo poco que podemos captar de
Cristo aquí abajo no es más que una débil parte de la plena medida que
tendremos en la gloria.
a. La Vara de Aarón (Números 17)

Esta Vara, que, había brotado, producido flores y almendras, nos habla
de la gracia y de la resurrección. Así, todo lo que el Arca nos enseña
acerca de la Persona de Cristo es completado por su contenido: su
obediencia perfecta, su humillación como descendido del cielo, su gracia
y su resurrección.
Notas de Estudio del curso de discipulado en el area musical