Está en la página 1de 1

Cancún, 10 de Marzo del 2011

Coordinación de Medios del Club Atlante

La directiva del Club Atlante informa que este jueves levantó un acta
administrativa al futbolista peruano Reimond Manco, quien se presentó al
entrenamiento matutino de este día en muy malas condiciones físicas y con un
fuerte aliento alcohólico, lo que es considerado dentro del reglamento de la
institución como una falta grave y que amerita la rescisión de su contrato.

El artículo 47 fracción XIII de la ley federal del trabajo de los Estados Unidos
Mexicanos señala que dicha falta constituye causal de rescisión de la relación
laboral sin responsabilidad para la empresa (artículo 47 fracción XIII).

El técnico Miguel Herrera, acompañado de José Luis Pinto, secretario técnico y


el doctor Juan Manuel Mejía Galvez, encargado de los Servicios Médicos del
club, fueron los testigos de la forma en la que Manco llegó al entrenamiento de
este jueves y quienes también lo enviaron para realizarse unos exámenes
médicos para conocer los grados de alcohol con los que el futbolista contaba a
las nueve de la mañana de este jueves.

En Perú se argumentó que Reimond fue victima de un atraco, sin embargo, esa
será una cuestión que definan las autoridades en estos días, luego de la
demanda que la directiva del club le solicitó al futbolista y su primo que
interpusieran ante el Ministerio Publico cancunense, en la que señalaron que la
noche del miércoles salieron a cenar y según ellos fueron víctimas de un
secuestro express, una situación que para esta institución es vista como una
excusa del propio Manco, quien no es la primera ocasión en la se ve envuelto en
este tipo de problemas y actitudes fuera de la cancha.

Blvd. Kukulcán Km 12.5, 3er. Piso, Edificio Empresarial, Zona Hotelera, Cancún Quintana
Roo, CP.77500