Está en la página 1de 87

INTRODUCCION

1. Antecedentes
El avance de la tecnología elimina las fronteras reemplazando poco a poco las
naciones por regiones. Tanto los productores como los consumidores tienen
que adecuarse a una nueva forma de hacer negocio, y por que no decirlo, una
nueva forma de vida conocida bajo el nombre de "Globalización".

La globalización puede ser vista como el grado de fluidez de la información de


bienes y de servicios entre distintos puntos sobre el globo. Este grado de
interrelación entre las diferentes economías es lo que crea un mercado mundial,
donde todos los países tienen derecho a participar; aunque las condiciones no
sean siempre las mismas.

Si bien podemos hablar mucho sobre las ventajas y desventajas de la


globalización, en el presente trabajo sólo nos referiremos al proceso de
integración que conlleva. La integración a la que hacemos referencia en esta
tesis es del tipo económico, es decir, la coordinación de políticas económicas
(monetarias) entre dos o más países.
INTRODUCCIÓN ii

Los países tienen fundamentalmente dos incentivos para adoptar políticas


monetarias comunes. El primero se refiere a su efecto sobre la política
cambiaria1, es decir, se trata de minimizar los costos de tener tipos de cambio
flotantes, y el segundo se refiere a la ganancia de poder de negociación frente a
otros bloques regionales.

La teoría que analiza formalmente los pros y los contras de la integración


económica entre países se denomina “Teoría de las Áreas Monetarias Óptimas”
(AMO)2. Un AMO es aquella región donde el beneficio de adoptar una moneda
común, y por tanto, una misma política monetaria, es mayor que su costo.

La adopción de una misma unidad monetaria entre dos o más países, que
elimine los costos de transacción por la compra y venta de monedas, el riesgo
cambiario, y otras ventajas comerciales toma relevancia, justamente cuando la
integración entre las economías es fuerte. Dos países que no estén ligados
estrechamente por su Balanza de Pagos analizarán la creación de una unión
monetaria con menos interés que dos países altamente vinculados, ya que
estos últimos saben que su equilibrio externo dependerá de las políticas
comerciales, cambiarias, fiscales y monetarias de sus vecinos.

Aunque la discusión del régimen cambiario no es un tema nuevo, y ya se


hicieron experimentos de Sistemas Cambiarios Mundiales3, la idea de adoptar
un sistema de Tipo de Cambio (TC) fijo bajo la teoría de AMO resurge con la
creación del Sistema Monetario Europeo.

1
Uno de los puntos más discutidos al respecto, se refiere a la política de "empobrecer al
vecino", que consiste en depreciar la moneda mediante expansiones monetarias ganando
competitividad en precios, aumentando así, las exportaciones, el producto y el empleo;
provocando en los otros países el efecto contrario (Dornbusch, 1998).
2
Robert Mundell utiliza por primera vez el término Áreas Monetarias Óptimas en su trabajo
“Optimun Currency Area” publicado en 1961 en el Economic Review.
3
El experimento más comentado es el Acuerdo de Breton Woods donde 42 países se
comprometieron a adoptar un tipo de cambio fijo con relación al dólar y un precio invariable del
dólar en oro de 35 dólares la onza (Krugman, 1999).
INTRODUCCIÓN iii

Desde el 1ro. de enero de 2002, circula una única moneda en la Unión Europea
denominada “Euro”, moneda que compite frente al dólar norteamericano en el
mercado mundial. La creación de ésta moneda es la etapa final de un proceso
de integración que se viene desarrollando en Europa desde finales de la
Segunda Guerra Mundial con la creación de la Comunidad Económica del
Carbón y el Acero (CECA) (1951) conformada en sus inicios por Francia,
Alemania, Bélgica, Países Bajos, Luxemburgo e Italia. Aunque los conflictos
bélicos hacían improbable el éxito de la CECA, los beneficios que resultaban de
ella promovió adhesiones de otros miembros importantes como el Reino Unido
(1973), Grecia (1981), España (1986), etc. llegando a ser doce los miembros de
la actual Unión Europea (UE).

La UE tenía como uno de sus primeros objetivos la creación de un mercado


común que permitiera el libre transito de personas, bienes, servicios y capitales,
entre sus miembros, meta que fue alcanzada el 1ro. de enero de 1993. El
segundo paso era la integración monetaria, que comenzó el 1ro. de enero de
1999 como una cesta de monedas y terminó, como se mencionó antes, el 1 de
enero de 2002 con la circulación oficial del Euro.

Pese que aún es corto el tiempo para juzgar los resultados de la Unión
Monetaria Europea, los entendidos en el tema, aseguran que la creación de
ésta otorga mayor estabilidad y menor sensibilidad a las economías de los
países miembros frente a diferentes shocks. Esto, sumado a su mayor poder
de decisión en las negociaciones internacionales, augura un mayor potencial de
crecimiento y desarrollo económico de la región.
INTRODUCCIÓN iv

De lo descrito en el párrafo anterior, es que actualmente existe una tendencia


creciente a la creación de bloques regionales económicos, siendo tal vez, los
más comentados el europeo con el ya mencionado euro, América4 con el dólar
estadounidense y Asia con el yen japonés.

América, y especialmente Sur América tienen una larga historia de intentos de


integración. Desde que Simón Bolívar pretendió la unión de las cinco naciones
liberadas por él, proyecto conocido como la Gran Colombia, hasta la creación
de acuerdos más modernos como el Mercado Común del Sur (MERCOSUR) o
la Comunidad Andina de Naciones (CAN), América del Sur, ha buscado
siempre la manera de crear un mercado común. Los pocos resultados
favorables pueden ser atribuidos en términos de política a la falta de
compromisos serios de cooperación entre los países miembros, y si hablamos
de factores económicos uno de ellos puede ser debido a que la región no
cumpla ex - ante con los requisitos de ser una área monetaria óptima (Ver
Capítulo Cuatro).

El propósito de este trabajo, es justamente analizar si el MERCOSUR


Ampliado5 forma un AMO. Para este propósito utilizamos la Teoría de la
Paridad de Poder de Compra Generalizada (GPPP) elaborada por Enders y
Hurn6. Dado que una condición necesaria para que una región sea considerada
potencialmente un AMO es la existencia de ciclos económicos simétricos, la
teoría de la GPPP sugiere que la existencia de una relación de largo plazo (es
decir, la existencia de por lo menos un vector de cointegración) entre diferentes
Tipos de Cambio Reales bilaterales (TCRs), indique que las variables

4
Este enfoque implica la dolarización de las economías de Centro y Sur América. Sin embargo
existen otras opciones que serán analizadas en este trabajo como la creación de una moneda
sudamericana.
5
Se conoce bajo el nombre de MERCOSUR Ampliado al siguiente grupo de países: Brasil,
Argentina, Paraguay, Uruguay, Chile y Bolivia.
6
“The Theory of Generalized Purchasing Power Parity: Tests in the Pacific Rim” escrito por
Enders y Hurn en 1994, donde se plantea la teoría de GPPP.
INTRODUCCIÓN v

fundamentales7 de cada una de estas economías están lo suficientemente


interrelacionadas.

2. Problemática
En la década de los 90s los países latinoamericanos fueron expuestos a
diferentes shocks externos, entre estos podemos citar la crisis mexicana, la
crisis asiática, la crisis brasilera y la crisis argentina. Estos acontecimientos
condujeron a la pérdida de competitividad en el comercio internacional dando a
la política cambiaria un rol importante, ya que un buen manejo de ésta
proporciona estabilidad macroeconómica.

Hoy en día la política cambiaria puede adoptar diferentes regímenes


cambiarios, los cuales están en función a la flexibilidad del tipo de cambio y el
grado de intervención de los hacedores de política económica. Aunque la
tendencia actual es optar por tipos de cambio flotantes siguiendo el ejemplo de
los países altamente desarrollados como Estados Unidos, países como
Inglaterra, Francia y Alemania, es decir, países que conforman la Unión
Europea (UE) proponen una nueva tendencia que consiste en la adopción de un
régimen de tipo de cambio fijo entre sus miembros pero flexible con el resto del
mundo.

La adopción del mencionado régimen implica una integración monetaria total, lo


que en el caso de la UE llevo al establecimiento del Euro como moneda única
para el bloque. Sin embargo, hay que considerar que este régimen, basado en
la Teoría de las Áreas Monetarias Óptimas es considerado como una etapa final
de integración económica.

7
Una explicación más detallada de las variables consideradas fundamentales se encuentran en
el Anexo Uno.
INTRODUCCIÓN vi

En este contexto, los países latinoamericanos tienen que decidir que régimen
cambiario se adapta mejor a sus características propias, inclinándose a una de
las dos tendencias, es decir tipos de cambio individuales y flexibles o tipos de
cambio rígidos por bloque económico. Los bloques económicos en Sur América
son dos: La Comunidad Andina de Naciones (CAN) y el Mercado Común del
Sur (MERCOSUR).

Ambos bloques regionales buscan el mismo objetivo, el establecer un mercado


común para mejorar el nivel de vida de sus poblaciones a través de mayores
oportunidades de intercambio comercial. Aunque la CAN goza con un mayor
marco institucional, MERCOSUR cobra relevancia debido a que implica el
proceso de integración energética entre sus miembros y asociados (Chile y
Bolivia), lo que se conoce con el nombre de MERCOSUR Ampliado.

Es así, que el presente estudio tiene como fin último indagar si existen las
características establecidas en la Teoría de las Áreas Monetarias Óptimas en el
bloque MERCOSUR Ampliado para la conformación de una unión monetaria.
Con este propósito se tratará de resolver las siguientes interrogantes:

• ¿Cuales son los regímenes cambiarios existentes y cuales sus


características?

• ¿Cuales son las ventajas y desventajas de adoptar un tipo de cambio fijo


o un tipo de cambio más flexible y bajo que condiciones éstos deben ser
adoptados?

• ¿Cuales son los requisitos establecidos en la Teoría de las Áreas


Monetarias Óptimas para la conformación de una unión monetaria?
INTRODUCCIÓN vii

• ¿Cual es el estado actual del proceso de integración en el MERCOSUR


Ampliado?

Dado que actualmente existen fuertes divergencias políticas entre Chile y


Bolivia que dificultan el proceso de integración, sólo se analizará la factibilidad
económica de una integración monetaria, dejando el análisis de los conflictos
mencionados a expertos entendidos en el tema, ya que como cualquier
proyecto es fundamental establecer al más corto plazo posible la existencia de
la viabilidad económica para luego continuar con los demás estudios
necesarios, basando éstos en la posibilidad de la realización de nuestro
objetivo.

3. Hipótesis

“Los países que conforman el MERCOSUR Ampliado forman potencialmente


un área monetaria óptima”.
4. Objetivos

4.1 Objetivo General


Demostrar econométricamente que Bolivia junto a Chile y los países integrantes
del MERCOSUR presentan ciclos económicos simétricos y por tanto forman
potencialmente un Área Monetaria Óptima (AMO).

4.2 Objetivos Específicos

• Analizar las ventajas y desventajas de adoptar un tipo de cambio fijo.

• Investigar y esquematizar la teoría de Áreas Monetarias Óptimas.


INTRODUCCIÓN viii

• Presentar una metodología nueva en Latinoamérica para probar la


simetría de los ciclos económicos entre dos o más países.

5. Ámbito del estudio

• Ámbito geográfico
Se analizará la existencia de una relación económica de largo plazo entre
los países miembros del MERCOSUR Ampliado (Argentina, Brasil,
Paraguay, Uruguay, Chile y Bolivia).

• Ámbito temporal:
El periodo a ser abarcado es de Enero de 1990 a Diciembre de 2003.

• Ámbito temático:
Economía Internacional, Integración monetaria, Áreas Monetarias Óptimas.

6. Metodología
Mediante pruebas econométricas conocidas bajo el nombre de análisis de
cointegración se busca analizar el cumplimiento de una de las condiciones que
plantea la teoría de AMO para la creación de una unión monetaria en el
MERCOSUR Ampliado. Ésta condición se refiere a la existencia de simetría
entre las economías estudiadas, es decir, la existencia de por lo menos un
vector de cointegración.

La información teórica a ser utilizada es recolectada principalmente de


organizaciones económicas reconocidas (Fondo Monetario Internacional,
Bancos Centrales de diferentes países, Centros de Investigación Económica,
etc.) en publicaciones como revistas de análisis, documentos de trabajo, y
publicaciones virtuales.
INTRODUCCIÓN ix

El presente documento se encuentra dividido en tres secciones: Marco Teórico,


Marco Práctico y Conclusiones. El Marco Teórico en Capítulo Uno y Capítulo
Dos hace referencia a conceptos básicos sobre la determinación del tipo de
cambio y la diferenciación entre los Sistemas Cambiarios; el Capítulo Tres
explica la Teoría de Áreas Monetarias Óptimas; el Capítulo Cuatro expone los
argumentos a favor y en contra de la creación de una unión monetaria en
América. El Marco Práctico, contiene un único capítulo, Capítulo Cinco, donde
se presenta la teoría y la praxis del modelo econométrico utilizado, y por último,
en la sección denominada Conclusiones se interpretan los resultados del
estudio.
Capítulo Uno

Regímenes Cambiarios

1.1. Definición del Tipo de Cambio


Podemos definir el Tipo de Cambio Nominal (e) como el precio relativo de dos
monedas (precio de una moneda en términos de otra moneda), y el Tipo de
Cambio Real (TCR) como el precio relativo de dos cestas de productos.
(Krugman, 1999).

e × IPB
TCR =
IPA (1.1)

Donde:
e = Tipo de cambio nominal del país A en función del país B. (Precio de
la moneda del país A denominado en términos de la moneda del país B).
IPA = Nivel de precios en el país A
IPB = Nivel de precios en el país B
TCR = Tipo de Cambio Real del país A en función del país B.
REGÍMENES CAMBIARIOS 2

El TCR es un indicador utilizado para medir el grado de competitividad entre los


países, ya que mide la relación de precios de dos economías diferentes
expresados, ambos, en una misma moneda.

Se considera que el TCR de equilibrio de largo plazo es aquel que proporciona


un equilibrio interno y externo simultáneamente para valores específicos de
otras variables que puedan influir en estos objetivos (Orellana, 2002). Si una
economía esta creciendo utilizando casi la totalidad de sus recursos productivos
(producción de pleno empleo) se dice que se encuentra en equilibrio interno,
por otro lado, un equilibrio externo hace referencia a la sostenibilidad de la
Balanza de Pagos8, es decir, la posibilidad de que un país pueda cumplir con
sus obligaciones con extranjeros de forma sostenible en el tiempo.

1.2. Determinación del Tipo de Cambio


El Tipo de Cambio Nominal, (e), se determina por la interacción de la oferta y la
demanda de divisas. Como se observa en el Gráfico 1.1, por ejemplo, un
aumento en las importaciones, estimulará la demanda por divisas, D ($)0,
trasladándola hacia arriba y a la derecha, D ($)1, provocando una depreciación
de e.

El equilibrio puede ser alterado por movimientos de la curva de oferta S ($)


(pago de exportaciones), movimientos de la curva de demanda D ($) (pago de
importaciones) o factores financieros (tasas de interés internacionales,
limitaciones en los movimientos de capital, etc.) (Tugores, 2001).

El equilibrio puede ser alterado por movimientos de la curva de oferta S ($)


(pago de exportaciones), movimientos de la curva de demanda D ($) (pago de
importaciones) o factores financieros (tasas de interés internacionales,
limitaciones en los movimientos de capital, etc.) (Tugores, 2001).

8
Entiéndase Balanza de Pagos como el registro de las transacciones de los residentes de un
país con el resto del mundo.
REGÍMENES CAMBIARIOS 3

Gráfico 1.1 Mercado de Divisas

S($)

e1
e0

D($)1
D($)0
$0 Divisas
$ ($)

El TCR de largo plazo se determina por variables macroeconómicas conocidas


bajo el nombre de fundamentos. Estas variables son la productividad, el grado
de apertura comercial, etc. (Ver Anexo Uno).

1.3. Regímenes Cambiarios


Los regímenes cambiarios son políticas relacionadas con el tipo de cambio.
Según Lascano, existiendo en la actualidad ocho sistemas o regímenes
cambiarios que en su trabajo, “Los sistemas cambiarios en el mundo actual”
(Lascano, 2001), están definidos de la siguiente manera:

• Arreglo sin emisor legal.


• Cajas de conversión.
• Compromisos de vinculación con monedas fuertes.
• Tasas de cambio vinculadas dentro de bandas horizontales.
• Ajustes periódicos de poca magnitud.
• Ajustes por bandas.
• Regímenes de tasas de cambio flotantes.
• Regímenes de flotación independiente.
REGÍMENES CAMBIARIOS 4

1.3.1. Arreglo sin emisor legal


Un país pertenece a esta clasificación si es miembro de una unión monetaria, o
circula en él de manera exclusiva la moneda de otro. Este es el caso de la UE
o la dolarización.

1.3.2. Cajas de conversión


Se trata de un sistema cambiario de Cajas de Conversión (Currency Board
Arrengement), cuando el país que lo adopta, asume el compromiso explícito de
convertir a una tasa fija la moneda nacional en otra extranjera, junto con la
obligación de restringir la emisión de dinero de base que no responda a los
presupuestos legales pertinentes.

1.3.3. Compromisos de vinculación con monedas fuertes


El país que lo adopta supone la estrecha vinculación de jure o de facto9 con otro
signo monetario, o con una cesta de monedas (peg), a una tasa de cambio fija
con un margen de fluctuación de alrededor del 1% de la paridad.

1.3.4. Tasas de cambio vinculadas dentro de bandas horizontales


Cuando el país que lo adopta mantiene el valor de la moneda, por ley, dentro de
ciertos márgenes de fluctuación alrededor de una tasa fija, cuya variación no
supera el 1% de la paridad central.

1.3.5. Ajustes periódicos de poca magnitud (Crawling Peg)


Se refiere a ajustes del tipo de cambio, según anticipaciones o en respuesta a
variaciones en indicadores cuantitativos seleccionados. Este es el caso de
Bolivia, que decide el valor del dólar en el Bolsín.

9
TC de facto, es aquel que reportan los países y TC de jure, es aquel que se observa según el
comportamiento de política de los países. (Sturzenegger, 2001)
REGÍMENES CAMBIARIOS 5

1.3.6. Ajustes por bandas (Crawling Bands)


Cuando las autoridades monetarias mantienen las variaciones del tipo de
cambio dentro de ciertos márgenes ajustables periódicamente a una tasa fija
preanunciada, o frente a cambios en indicadores cuantitativos seleccionados.

1.3.7. Regímenes de tasas de cambio flotantes


Se considera un sistema de flotación cuando los hacedores de política ejercen
influencia en los movimientos de las paridades a través de intervenciones
activas sin especificaciones, preanuncios o compromisos previos.

1.3.8. Regímenes de flotación independiente


Se refiere a la determinación del tipo de cambio en el mercado sin ninguna
intervención10 de las autoridades ni siquiera para evitar fluctuaciones indebidas.
Este sistema es adoptado por las economías de países altamente desarrollados
como Estados Unidos.

1.4. Análisis bajo un régimen cambiario sin emisor legal


En lo que respecta al tema central del presente trabajo, nos centraremos en
especificar las ventajas y desventajas de adoptar un régimen de arreglo sin
emisor legal bajo la opción de mantener una moneda única en una región
conformada por dos o más países, es decir, adopción de un tipo de cambio fijo.
Esta claro que las ventajas de un tipo de cambio fijo vienen a ser las
desventajas de un tipo de cambio flexible y viceversa.

10
Aunque no se elimina la posibilidad de intervenciones indirectas.
REGÍMENES CAMBIARIOS 6

1.4.1. Ventajas de un tipo de cambio fijo

a) Entre las principales ventajas de adoptar un tipo de cambio fijo se


encuentran los efectos sobre las expectativas de los agentes, ya que este
sistema cambiario elimina su volatilidad, dando confianza a los agentes para
realizar transacciones financieras y comerciales.

b) Fijar el tipo de cambio evita que este sea utilizado como “arma comercial”,
es decir, depreciando la moneda para ganar competitividad frente a los otros
países. Aunque como señala Tugores (Tugores, 2001) esto no significa que
el país no pueda usar otros instrumentos explícitos de política comercial,
como ser: aranceles, restricciones comerciales, etc.

c) Adoptar un tipo de cambio fijo, disciplina la política económica de un país al


dificultar el financiamiento de la política fiscal a través de emisión monetaria,
por lo cual también reduce las posibilidades de inflación.

d) Disminuye los costos de transacción, al eliminar los constantes cálculos de


convertibilidad de monedas.

e) Elimina problemas de descalce de monedas, ya que tanto pasivos como


activos se encuentran registrados en la misma moneda, eliminando así la
posibilidad de perdida de valor de activos y la ganancia de valor de los
pasivos dada una devaluación, que en muchos casos puede originar una
crisis bancaria.

f) El fijar el tipo de cambio nacional con otro país, especialmente si este tiene
una baja inflación, proporciona estabilidad de precios interna, ya que de ser
creíble el compromiso de mantener fijo el tipo de cambio, reduce las
expectativas inflacionarias.
REGÍMENES CAMBIARIOS 7

1.4.2. Desventajas de un tipo de cambio fijo

a) El contar con un tipo de cambio fijo restringe la posibilidad de utilizar política


monetaria para corregir desequilibrios causados por shocks externos o
internos, ya que movimientos en la oferta monetaria están condicionados a
la disponibilidad de las reservas que contenga el Banco Central, por tanto,
son considerados más vulnerables a los mismos, aunque como lo veremos
en el Capítulo Tres, de tratarse de un AMO, la fijación de tipos de cambio,
puede ayudar a enfrentar de mejor manera shocks externos.

b) Si los agentes económicos no creen en el compromiso asumido por los


hacedores de política de fijar el tipo de cambio, este puede ser blanco de
ataques especulativos que lleven a la realización de crisis autocumplidas11.

1.5. Política fiscal y monetaria


En una economía cerrada tanto una política fiscal expansiva como una política
monetaria expansiva elevan el nivel del producto. La diferencia de estas radica
en que mientras la primera está asociada a un incremento en las tasas de
interés, la segunda, por el contrario, trae consigo un descenso de las mismas.12
Sin embargo, en una economía abierta los resultados pueden ser distintos en
función al grado de movilidad de capitales y al régimen cambiario adoptado.

Para analizar este tema podemos utilizar el modelo de Mundell-Fleming basado


en el modelo IS-LM que tiene como supuesto principal la movilidad perfecta de
capitales (Sachs, 1994).

11
Una crisis autocumplida se da cuando las expectativas, sin fundamentos económicos reales
de los agentes, logran desestabilizar la economía de un país, llevándolo a un periodo de crisis.
12
El punto de equilibrio en una economía cerrada (E0) puede ser apreciado en: el Cuadro1.2 en
el caso de una política monetaria, y en el Cuadro 1.3 para una política fiscal.
REGÍMENES CAMBIARIOS 8

Si el TC es fijo (Gráfico 1.2 izquierda), partiendo del equilibrio en E0, un


aumento en la oferta monetaria (M) provoca un exceso de oferta de dinero que
a su vez disminuye las tasas de interés (i) (desplazamiento de la curva LM
hacia abajo a la derecha, y ubicándonos en E1), por lo que los capitales (FK)
tienden a salir del país. Como resultado tenemos déficit en la cuenta capital
(CC (-)). Este déficit presiona la depreciación de la moneda nacional por lo que
las autoridades monetarias, para mantener el tipo de cambio (e), venden
divisas, es decir, las Reservas Internacionales caen (RI) anulando así la
expansión monetaria realizada (desplazamiento de la curva LM hacia arriba a la
izquierda). El equilibrio retorna al punto E0.

Gráfico 1.2 Efectividad de la política monetaria

i LM0 LM0
i
LM1 LM1
E0 E0
i0 i0 E2
E1 i1 E1
i1

IS1
IS0 IS0

y0 y1 y y0 y 1 y2 y
(TC Fijo) (TC Flexible)

Si el TC es flexible, (Gráfico 1.2 derecha), el déficit en la cuenta capital (CC(-))


causado por el incremento de la oferta monetaria (M) (desplazamiento de la
curva LM hacia abajo a la derecha, donde el nuevo equilibrio es E1) provocaría
una depreciación de la moneda nacional (e), con lo que aumentarían las
Exportaciones Netas (XN) (desplazamiento de la curva IS hacia arriba a la
derecha) y por tanto el producto (Y), siendo el punto de equilibrio E2.
REGÍMENES CAMBIARIOS 9

Por otro lado, una política fiscal bajo tipo de cambio flexible (Gráfico 1.3
derecha), como por ejemplo, un aumento del gasto público (G) aumenta la
demanda agregada y por tanto el producto (Y). Para este nuevo nivel de
producto la demanda de dinero (L) aumenta, provocando un alza en las tasas
de interés (i) y haciendo el país más atrayente para las inversiones extranjeras
(desplazamiento de la curva IS hacia arriba a la derecha, donde el punto de
equilibrio es E1), logrando tener una cuenta capital superavitaria (CC (+)). El
efecto de la cuenta capital sobre el tipo de cambio es la apreciación de la
moneda (e), por lo que disminuirían las Exportaciones Netas (XN)
(desplazamiento de la curva IS hacia abajo a la izquierda) provocando una
caída en el producto (Y), retornando al punto de equilibrio inicial, E0.

Caso contrario, si estamos en un sistema de tipo de cambio fijo, (Gráfico 1.3


izquierda), la moneda no se aprecia y las autoridades monetarias tenderían a
absorber el exceso de divisas aumentando las reservas internacionales (RI), lo
que provoca un aumento en la oferta monetaria (desplazamiento de la curva LM
hacia arriba a la derecha) y por tanto un aumento mayor del producto, teniendo
como punto de equilibrio a E2.

Gráfico 1.3 Efectividad de la política fiscal

i LM0 LM0
i
E1 LM1 E1
i1 i1
E0 E2 E0
i0 i0

IS0
IS1
IS0 IS0

y0 y1 y2 y y0 y1 y
(TC Fijo) (TC Flexible)
REGÍMENES CAMBIARIOS 10

En resumen, bajo tipos de cambio fijos las políticas monetarias serán ineficaces
y las políticas fiscales serán recomendadas, mientras que en regímenes de tipo
de cambio flexible, las políticas fiscales serán las ineficaces y las monetarias las
recomendadas.
Capítulo Dos

Elección del Régimen Cambiario

La determinación del régimen cambiario, al cual debe pertenecer un país


depende del momento, del lugar y las circunstancias, por lo que no existen
recetas. Como dice Eyzaguirre (Eyzaguirre, 2003), la adopción de una política
cambiaria “es más un arte que una ciencia”. Sin embargo, tal vez, el factor más
importante para la determinación de éste, es su sostenibilidad en el tiempo.

Leonardo Torres (Torres, 2003), hace una diferenciación entre los enfoques
teóricos para la elección de la política cambiaria. El esquema propuesto por él
es el siguiente comprende dos enfoques, uno basado en la teoría tradicional y
otro el la teoría moderna. Estos se explican a continuación.
ELECCIÓN DEL RÉGIMEN CAMBIARIO 12

• Enfoques teóricos tradicionales.


- Áreas Monetarias Óptimas.
- Enfoque según tipos de shock y aislamiento.

• Enfoques teóricos modernos.


- Credibilidad versus flexibilidad.
- Enfoque de la trinidad imposible.
- Dolarización financiera.

2.1 Enfoques teóricos tradicionales

2.1.1 Áreas Monetarias Óptimas


La Teoría de las Áreas Monetarias Óptimas, motivo de este estudio, será
estudiado a fondo en el Capítulo Tres, por el momento lo que debemos tener
en mente es que: área monetaria óptima es aquella región donde es “óptima” la
integración monetaria, es decir, la adopción de una única moneda.

El principal argumento a favor de esta teoría es que de existir una alta movilidad
de factores productivos entre los países que forman el área, no es útil,
mantener regímenes cambiarios flotantes, ya que los desajustes pueden ser
corregidos mediante el desplazamiento de los factores, evitando así,
devaluaciones o presiones inflacionarias. Por otro lado, si las economías
presentan shocks simétricos, estas pueden adoptar una política cambiaria y
monetaria común y de esta manera formar una unión monetaria.

2.1.2 Enfoque según tipo de shock y aislamiento


Otro enfoque es aquel que toma en cuenta los efectos sobre la economía de los
diferentes shocks.
ELECCIÓN DEL RÉGIMEN CAMBIARIO 13

El mejor régimen cambiario es aquel que evita grandes fluctuaciones en la


variable tomada como objetivo. Es decir, “el grado de flexibilidad cambiaria
será elegido en función a la minimización de las fluctuaciones del producto,
consumo real, nivel general de precios o alguna otra variable macro” (Torres,
2003).

Podemos clasificar los shocks en función de sus características de la siguiente


manera (Lacunza, 2003):

• Simultaneidad y simetría: Un shock es común a dos economías cuando


las afecta simultáneamente, y es simétrico, cuando las afecta del mismo
modo.

• Temporalidad: puede ser temporal o permanente, en función de la


velocidad de ajuste.

• Fuente de los shocks: Estos pueden ser de oferta o de demanda. Los


primeros son de tipo real (cambio en la productividad), mientras los
segundos, pueden ser de tipo nominal (cambios en el nivel de precios) o
real (cambios en el nivel de gasto público).

• Origen geográfico: Los shocks pueden ser internos o externos.

Si los shocks son externos se prefiere un tipo de cambio flexible debido a sus
propiedades de aislamiento. De ser internos y nominales (mercado monetario),
se preferirá tipos de cambio fijos, en cambio, de ser internos y reales (mercado
de bienes) se preferirá tipos de cambio más flexibles.
ELECCIÓN DEL RÉGIMEN CAMBIARIO 14

Esto se debe a que de tratarse de un shock externo, como las variaciones de


los términos de intercambio, el nivel general de precios puede ser estabilizado
mediante movimientos en el tipo de cambio nominal. También se preferirá tipos
de cambios menos rígidos de tratarse de shocks internos reales, ya que el tipo
de cambio debería ajustarse para estabilizar el producto mediante movimientos
de la demanda externa, por ejemplo, "la revaluación del tipo de cambio
atenuaría el efecto de shock positivo que afecte la demanda interna del
producto, ya que reorienta parte de la demanda adicional hacia el exterior”
(Bijan, 1991).

Por otro lado, se preferirán regímenes más rígidos si la economía enfrenta


shocks internos nominales, dado que en estos la oferta monetaria es
endógena, por lo que las perturbaciones en el mercado monetario interno serán
absorbidos a través de variaciones de las reservas internacionales, sin que ello
afecte a las condiciones de oferta y demanda en el mercado de bienes que
determinan el nivel de actividad económica.

2.2 Enfoques teóricos modernos

2.2.1 Enfoque de credibilidad versus flexibilidad


Este enfoque se basa en que el uso de tipo de cambio fijo implica compromisos
de política, que de no ser cumplidos conllevan altos costos para la credibilidad,
pero de ser mantenidos ayudan a la disciplina fiscal.

Los argumentos son:

• Si la autoridad monetaria mantiene en el tiempo el tipo de cambio fijo,


aumentando su reputación, el público aumentará sus expectativas
antiinflacionistas.
ELECCIÓN DEL RÉGIMEN CAMBIARIO 15

• Estabiliza la velocidad de circulación del dinero, estabilizando la


demanda de este por motivo transacciones, lo que reduce el sesgo
inflacionario de aumentos en la oferta de saldos reales.

• Un tipo de cambio fijo restringe el financiamiento del déficit público


mediante la política monetaria, por lo cual se genera disciplina fiscal y
financiera.

Sin embargo, el adoptar un tipo de cambio fijo, hace que las economías sean
más vulnerables ante shocks externos, provocando posibles ataques
especulativos.

2.2.2 Enfoque de la trinidad imposible


Este enfoque se basa, como su nombre lo indica, en el principio de la trinidad
imposible, que establece que un país debe renunciar a uno de estos tres
objetivos:

• Independencia en el manejo de la política monetaria.

• Tipo de cambio fijo.

• Integración financiera.

Debido a que la integración financiera se encuentra en continuo aumento, solo


quedan dos posibilidades: adoptar un tipo de cambio fijo, o preferir la
independencia en el manejo de política monetaria. Por lo tanto, la elección del
régimen cambiario, según este enfoque, dependerá en última instancia de la
profundización y sofisticación del sistema financiero, siendo preferible adoptar
tipos de cambio flexibles cuando estos sean más altos, debido a la mayor
vulnerabilidad ante perturbaciones externas. Es decir, debido a la mayor
ELECCIÓN DEL RÉGIMEN CAMBIARIO 16

probabilidad de que el país afronte shocks externos, debido a su alto grado de


integración financiera, la política monetaria será un instrumento importante para
retornar al equilibrio.

2.2.3 Dolarización financiera


Se dice que un país está dolarizado cuando una moneda extranjera reemplaza
a la doméstica (por ejemplo, el dólar norteamericano), y es usada como unidad
de cuenta, medio de pago (dolarización por sustitución de monedas) y reserva
de valor (dolarización por sustitución de activos). Este reemplazo puede ser de
índole legal o no, de tratarse el primer caso, se restringe la unidad monetaria
nacional.

Generalmente, la dolarización por sustitución de monedas, aparece debido a la


los costos de hacer transacciones en moneda local en periodos inflacionarios o
hiperinflacionarios. Este fenómeno incrementa la volatilidad del tipo de cambio.
Si la oferta monetaria esta compuesta por moneda nacional y moneda
extranjera, las variaciones en el tipo de cambio nominal tendrán un efecto
directo sobre la oferta de dinero. De existir este fenómeno, se prefiere tipos de
cambio fijos para evitar descalces de monedas.

Al igual que en la dolarización por sustitución de monedas, de existir


dolarización por sustitución de activos se preferirá tipos de cambio fijos. La
sustitución activos aparece como perdida de confianza en la moneda local, es
decir, cuando la moneda local no goza de la confianza de los agentes
económicos, debido a expectativas de pérdida de poder adquisitivo en el
tiempo.
Capítulo Tres

Unión Monetaria y
Áreas Monetarias Óptimas

3.1 Definición
Una unión monetaria puede ser concebida como la decisión política, de dos o
más países, de adoptar una moneda común. Esta decisión puede ser unilateral
como en el caso de la dolarización ecuatoriana o bilateral/multilateral como la
Unión Económica Europea, sin embargo, estas últimas no necesariamente
cumplen con las condiciones óptimas de unión monetaria. Una unión monetaria
es óptima si conforma un área monetaria óptima.

Martinera (Martinera, 2000), define a una área monetaria óptima como una
región, no necesariamente unida a fronteras nacionales, donde resulta óptimo
tener una moneda única y una única política monetaria. Su dominio es aquel
dentro del cual los tipos de cambio están fijos entre los países miembros, los
cuales a su vez pueden mantener flexibilidad con respecto a otras monedas.
UNIÓN MONETARIA Y ÁREAS MONETARIAS ÓPTIMAS 18

A una región le conviene adoptar una moneda única cuando existe otros
mecanismos, diferente a una depreciación/devaluación de la moneda, para
lograr ajustes económicos ya sean referidos a desequilibrios internos o
externos. "Entre estos criterios podemos citar la movilidad del factor trabajo
(Mundell), el grado de apertura comercial (McKinnon), grado de diversificación
que disminuya la posibilidad de shocks asimétricos (Kenen), etc."13 Sin
embargo, el elemento fundamental para la adopción de un tipo de cambio fijo en
una región es la presencia de shocks simétricos entre los miembros.

Los shocks simétricos entre economías se dan principalmente por dos razones:
estructura productiva similar y/o alta integración comercial14. Un shock externo
afectará de la misma manera a dos economías con estructuras económicas
iguales o similares, provocando que sus ciclos económicos sean simétricos.
Por otra parte, la relación comercial aumentará las posibilidades de ciclos
simétricos dado el efecto de contagio comercial.

3.2 Forma de calcular un Área Monetaria Óptima


Definiremos el dominio de un área monetaria óptima de tres maneras. Las dos
primeras sugeridas por Martinera (Martinera, 2000), y la tercera por Lacunza
(Lacunza, 2003). Estas son:

• Enfoque tradicional: es tratar de separar una característica económica


crucial como la movilidad del trabajo, la apertura comercial, etc. para
definir el dominio del AMO. Según este enfoque, de existir un canal de
ajuste diferente a la política cambiaria, la adopción de una política
monetaria conjunta no es costosa (Martinera, 2000).

13
Cita, Tugores, 2000
14
Entiéndase como integración comercial al nivel de relación entre dos países en lo que refiere
a su intercambio de bienes, servicios y capitales.
UNIÓN MONETARIA Y ÁREAS MONETARIAS ÓPTIMAS 19

• Enfoque de evaluación conjunta de los Costos y Beneficios: un área


monetaria óptima se define en el margen por el balance entre los costos
y beneficios de tener una moneda común (Martinera, 2000).

• Teoría de Juegos: para analizar los costos y beneficios de participar de


una unión monetaria podemos armar un juego, simulando que cada país
representa un jugador, donde las opciones del juego son devaluar o no
ante la existencia de un shock externo (Lacunza, 2003).

3.2.1 Enfoque tradicional


El enfoque tradicional de áreas monetarias óptimas, puede ser mejor
comprendida analizando el proceso de ajuste. Al igual que lo hizo Mundell
(Mundell, 1968), podemos citar los escenarios explicados a continuación.

Primero suponemos dos economías con monedas nacionales, donde la Balanza


de Pagos está en equilibrio y existe pleno empleo. Los salarios y precios son
rígidos en el corto plazo, y la inflación es no deseable por las autoridades
monetarias.

Gráfico 3.1 Enfoque tradicional

S(B)1
p S(A)0 p
S(B)0
② S(A)1
P2 ① ③ p1 ③ ①
p1

p2
p D(B)0
D(A)1
D(A)0 D(B)1

y1 y2 y3 y y3 y2 y1 y
(País A) ( País B)
UNIÓN MONETARIA Y ÁREAS MONETARIAS ÓPTIMAS 20

En el Gráfico 3.1, el cuadrante de la izquierda muestra la intersección entre la


oferta S(A) y demanda D (B) agregadas del país A, el cuadrante de la derecha
del país B, (S (B) y D (B)). En el punto 1, la economía de ambos países se
encuentra en equilibrio, es decir, existe un nivel de precios y un producto que
aseguran el equilibrio interno y externo.

Si cambian las preferencias de los demandantes a favor del país A, ceteris


paribus, la curva de demanda de B, D (B), se desplaza hacia abajo a la
izquierda y la de A, D(A), hacia arriba a la derecha, provocando presiones
inflacionarias en A con una Balanza de Pagos superavitaria y desempleo en B
con una Balanza de Pagos deficitaria.

El proceso de ajuste puede seguir diferentes caminos dependiendo del grado


de inflación que este dispuesto a asumir A. El punto 2, muestra el caso si A
asume una inflación “completa”15 (P2). Pero como A tiene una política anti-
inflacionaria, es decir, trata de alejarse lo menos posible de P1, estimulará un
aumento en la oferta, (desplazando S(A) hacia abajo a la derecha), mediante
políticas que incentiven la producción interna (subsidios, impuestos, etc.)
provocando en B una recesión (S (B) se desplaza hacia arriba y a la izquierda)
y mayor desempleo (punto 3). De esta manera la Balanza de Pagos de ambos
países retorna al equilibrio, con modificación de su nivel de producto; mientras
que en A aumentó en B se contrajo.

3.2.1.1 Ajuste con flexibilidad de salarios


El Gráfico 3.2 refleja el mercado de factores de producción (factor trabajo) de
los países A y B. La demanda de trabajo depende de la productividad y es
inversamente proporcional a la cantidad de trabajo (Li) empleada.

15
Entendemos como inflación completa al nivel máximo que los precios de pueden subir
asumiendo que el país no tome ninguna medida para evitarlo.
UNIÓN MONETARIA Y ÁREAS MONETARIAS ÓPTIMAS 21

La condición de equilibrio para el mercado de factores es:

wi = pi PMgLi (3.1)

Donde:

wi = retribución del factor trabajo (salario) en el país i.


PmgLi = Contribución del factor trabajo al producto en el país i
(Productividad marginal del trabajo).
Pi = Indice de precios del país i.

La Ecuación 3.1 se puede expresar de la siguiente manera:

wi / pi = PMgLi (3.2)

Si ambos países compiten en el mercado mundial, se debe cumplir la siguiente


condición de competencia:

pB = e pA (3.3)

Donde:

pA = Indice de precios del país A


pB = Indice de precios del país B
e = Tipo de cambio nominal

Por lo tanto, en un escenario de economías abiertas donde éstas utilizan


óptimamente sus factores productivos, las Ecuaciones (3.2) y (3.3) deben
cumplirse simultáneamente.
UNIÓN MONETARIA Y ÁREAS MONETARIAS ÓPTIMAS 22

Por lo que:
wB / e pA = PMgLB

PMgLB / PMgLA = wB / e wA (3.4)

De la Ecuación 3.4 podemos concluir que si la productividad en A aumenta, B


puede corregir este efecto mediante vía reducción de salarios reales (wB)16,
pasando del punto E al punto D en el Gráfico 3.2.

Los trabajadores en B aceptan menores salarios y los de A, donde hay exceso


de demanda de trabajo, reciben salarios mayores. Esto provoca que S (B) se
desplace a hacia la derecha y S(A) a la izquierda (Gráfico 3.1). En B bajan los
precios por la reducción de salarios haciendo sus productos más competitivos y
estimulando en consecuencia la demanda externa. La CC (B) mejora. Al
mismo tiempo, la subida de salarios en A hace más competitivos los productos
de B.

Gráfico 3.2. Ajuste bajo flexibilidad de salarios

Salario real Salario real

wa wa C E
pa epb
wb
e D
PMgLa PMgLb

LA1 LA2
LB2 LB1
Empleo

16
Otra vía factible para la corrección de este fenómeno es el ajuste vía política cambiaria, es
decir depreciando la moneda. Ver sección 3.2.1.3
UNIÓN MONETARIA Y ÁREAS MONETARIAS ÓPTIMAS 23

3.2.1.2 Ajuste vía movilidad laboral


El ajuste vía movilidad laboral implica un cambio en la cantidad de trabajo (Li)
empleada en cada país.

Si los precios y salarios son rígidos, y el tipo de cambio es fijo, después de un


aumento en la productividad de A, el equilibrio en el país B sería el punto C del
Gráfico 3.2, por lo que existiría desempleo (segmento LB2 - LB1). Los
desempleados de B irán a A, donde hay exceso de demanda de trabajo. Esto
elimina la necesidad de que se alteren los salarios.

3.2.1.3 Ajuste vía política cambiaria


Si B decide devaluar, su efecto será disminuir D(A) y aumentar D (B), (Gráfico
3.3) debido al aumento de competitividad externa en los bienes que produce B.
De esta manera B elimina su desempleo y A evita las presiones inflacionarias,
al tiempo que ambas cuentas corrientes tienden al equilibrio17.

Gráfico 3.3 Ajuste vía política cambiaria

p S(A)0 p S(B)0

p2
① p1 ①
p1

p2
D(A)
D(A)1
D(A)1 D(A)0
D(A)0

y1 y2 y2 y1 y
y
(País A) (País B)

17
Como se mostró en la Sección 3.2.1, el tipo de cambio (e) puede variar para corregir el
desequilibrio.
UNIÓN MONETARIA Y ÁREAS MONETARIAS ÓPTIMAS 24

“Un sistema internacional con tipos de cambio flexibles, es presentado por sus
proponentes como un instrumento con el cual la depreciación puede tomar el
lugar del desempleo cuando la balanza externa esta en déficit, y una
apreciación puede reemplazar la inflación cuando esta tiene excedentes”
(Mundell, 1968).

3.2.1.4 Ajuste vía Unión Monetaria


Como observamos en el Capítulo Dos, una unión monetaria se refiere a la
decisión de dos o más países de adoptar una única moneda. Si la política
monetaria es común en el país A y en el país B, el cambio en las preferencias
de los consumidores a favor del país A, al igual que se explicó en la Sección
3.2.1, provocará presiones inflacionarias en A y desempleo en B.

Los hacedores de política económica tenderán a aumentar la oferta monetaria


para disminuir el desempleo18, sin embargo, esto aumentaría las presiones
inflacionarias en A ya que indirectamente se estimularía un aumento en D(A).
Es importante recordar que esto ocurre si la unión monetaria no está
conformada por un área monetaria óptima.

Ahora19, supongamos dos países: Canadá y Estados Unidos, los cuales


presentan dos regiones: Este y Oeste. El Este produce autos, y el Oeste
productos de madera. Si aumenta la productividad en el sector automotriz,
provoca un exceso de demanda en el mercado de madera y un exceso de
oferta en el mercado de autos. Una vez, vemos que el cambio en la demanda
ocasiona desempleo en el Este y presiones inflacionarias en el Oeste.

18
Curva de Phillips, muestra el trade off entre la inflación y el empleo.
19
Ejemplo citado en Mundell, 1968.
UNIÓN MONETARIA Y ÁREAS MONETARIAS ÓPTIMAS 25

Para disminuir el desempleo, los hacedores de política de cada país pueden


aumentar la oferta monetaria, sin embargo si el objetivo de política es mantener
baja la inflación la oferta monetaria debe reducirse. Al unísono, el tipo de
cambio entre el dólar americano y canadiense fluctúa manteniendo la Balanza
de Pagos equilibrada. Con este ejemplo Mundell demuestra que el sistema de
tipo de cambio flexible mantiene el equilibrio externo pero se presenta un trade
off entre desempleo e inflación al interior de cada país.

De existir, en vez de dólar americano y el dólar canadiense, dólares del este y


del oeste, una apreciación del segundo puede lograr el retorno al equilibrio de
ambas regiones.

3.2.1.5 Otros factores


Además de la existencia de una vía de ajuste ante shocks externos, se debe
evaluar las siguientes características entre los países que pretendan adoptar
una política monetaria común (Belkacem, 2002):

• Tamaño de la economía.
• Grado de diversificación.
• Estructura productiva.
• Niveles de precios.
• Grado de integración de políticas.

a) Tamaño de la economía
Un país pequeño abierto al comercio internacional es relativamente más
vulnerable ante fluctuaciones e incertidumbre del tipo de cambio debido a que
una porción importante de sus productos son bienes transables. Belkacem
(Belkacem, 2002) desarrolla las ideas de Mckinon (Mckinon, 1969) e Ishiyama
(Ishiyama, 1975) que resumimos a continuación.
UNIÓN MONETARIA Y ÁREAS MONETARIAS ÓPTIMAS 26

• En las economías pequeñas y abiertas al comercio internacional, el tipo


de cambio están fuertemente ligado al nivel de precios, por lo que
movimientos del tipo de cambio son trasladados a los costos, no
pudiendo corregir la Balanza de Pagos. Por lo que la política cambiaria
se convierte en una herramienta ineficiente para ganar competitividad.

• Si el consumo de este país es mayormente de bienes importados y no


existe productos domésticos sustitutos, la política cambiaria se convierte
en una herramienta correctiva ineficaz dada la inelasticidad de la
demanda de bienes importados.

Dadas estas razones, es fácil que una economía pequeña abierta al comercio
internacional participe de una unión monetaria.

b) Grado de diversificación de la economía


Una economía que está altamente diversificada es menos afectada por shocks
externos, por lo que el uso de la política cambiaria es menor en relación con
aquellos países que tienen una economía centrada en un conjunto reducido de
bienes, por lo que su integración a una unión monetaria es posible.

c) Estructura productiva
Países con estructura productiva similar tienden a tener ciclos económicos
simétricos. Por lo que tienden a utilizar menos el tipo de cambio como
instrumento de ajuste, facilitando así su participación en una unión monetaria.

d) Nivel de precios
Si dos países tienen un nivel de precios similar, este puede ser un indicador de
la existencia de una estructura económica y uso de políticas similares, indicador
que es deseable para los países que quieren conformar una unión monetaria.
UNIÓN MONETARIA Y ÁREAS MONETARIAS ÓPTIMAS 27

e) Grado de integración de políticas


El nivel de integración político y social de los países es un factor determinante
para la adopción de políticas económicas conjuntas, ya que de estas depende
la sostenibilidad de la unión monetaria a conformarse.

3.2.2 Enfoque de Costos y Beneficios


Este enfoque es desarrollado por Krugman (1999). En el Gráfico 3.5, en el eje
horizontal se mide el grado de comercio de un país como proporción del PIB. El
eje vertical mide los costos (C) y los beneficios (B) como porcentaje del PIB de
abandonar la política monetaria y cambiaria, es decir, adoptar una moneda
común.

La curva BB (Gráfico 3.4) denota los beneficios de adoptar una moneda única.
Tiene pendiente positiva debido a que el aumento del grado de apertura
comercial reduce los costos de transacción asociadas al intercambio de
monedas, menor riesgo cambiario y mayor dificultad de aplicar discriminación
de precios.

La curva CC (Gráfico 3.4) denota el costo de adoptar una única moneda. Tiene
pendiente negativa porque a medida que aumenta la intensidad del comercio,
se reducen los costos de abandonar la política cambiaria para formar la unión
monetaria, debido a que este acercamiento comercial aumenta la probabilidad
de que los shocks externos afecten de forma simétrica a las economías, siendo
más ventajoso, adoptar una política monetaria común20.

La cantidad de comercio ao, es la mínima necesaria para que los beneficios de


una unión monetaria sean iguales a sus costos. Es decir, dado un nivel de
comercio mayor a ao, es conveniente optar por la integración.

20
Ver Sección 2.1.2 Enfoque según tipos de shocks y aislamiento
UNIÓN MONETARIA Y ÁREAS MONETARIAS ÓPTIMAS 28

Gráfico 3.4 Enfoque de Costos y Beneficios

Costos y C B
Beneficios

o
B-C0

B C
Apertura
comercial (a)
a0

La posición de la curva CC (Gráfico 3.4) dependerá de factores exógenos. Si la


economía tiene precios y salarios rígidos y/o movilidad de factores escasa,
dicha curva estará más a la derecha. Por otro lado, si los shocks que afectan al
dominio que estamos analizando son más asimétricos, la curva CC se
encontrará más hacia la derecha.

3.2.2.1 Beneficios de una unión monetaria


Los “argumentos obvios, pero no decisivos”, como los llama Tugores (Tugores,
2003), se relacionan a la ganancia de eficiencia monetaria, que será mayor si
los países que forman el área monetaria tienen alta apertura comercial. Estos,
los más importantes son:

• Eliminación de los costos de transacción.


• Eliminación de la incertidumbre y del riesgo de tipo de cambio.
• Eliminación de los costos de información.
• Disminución de la necesidad de reservas para defender el tipo de
cambio.
UNIÓN MONETARIA Y ÁREAS MONETARIAS ÓPTIMAS 29

Otro de los beneficios esperados de la unión monetaria es la eliminación del


impuesto inflacionista21. Los gobiernos, al no poder acceder de la emisión de
dinero para financiar su déficit público (ya que su tipo de cambio es fijo) y por
tanto no cobra el impuesto inflacionista, tiene un nivel de precios más estable
además de adoptar una mayor disciplina fiscal.

Si la unión monetaria tiene como meta de política mantener una inflación baja,
aquellos países que conformen una unión monetaria se beneficiarán de precios
más estables y predecibles. Sin embargo esto dependerá del grado de
credibilidad que tengan los agentes respecto a la sostenibilidad del acuerdo de
la creación de la unión monetaria.

Una unión monetaria, también tenderá a estabilizar los precios, ya que la


integración económica llevará a una convergencia de los niveles de precios
internacionales.

Por otro lado, la creación de un bloque económico otorga mayor poder de


negociación, lo que otorga mayores privilegios en las negociaciones
internacionales.

3.2.2.2 Costos de una unión monetaria


La principal desventaja de adoptar una moneda única es la perdida de la
política monetaria y cambiaria, aunque de tratarse de una área monetaria
óptima, estos costos deberían ser nulos o mínimos, ya que como se explicó en
el presente capítulo, la política cambiaria puede ser remplazada por otros
mecanismos de ajustes22 (vía flexibilidad de salarios o vía flexibilidad laboral) y
la política monetaria puede ser común para el dominio del área monetaria
óptima.

21
El impuesto inflacionista se refiere a los ingresos que recauda el gobierno por la creación de
dinero.
UNIÓN MONETARIA Y ÁREAS MONETARIAS ÓPTIMAS 30

Otro factor importante, pocas veces considerado en los análisis económicos es


la pérdida de la moneda como un símbolo de soberanía. Éste cobra
importancia en función de la población y grado de identificación, ya que de no
ser aceptada, la unión monetaria pierde credibilidad y es poco probable sus
sostenibilidad.

3.2.3 Teoría de juegos


Este enfoque se basa en la Teoría de Juegos bajo la modalidad de líder-
seguidor.

Suponemos que dos países fuertemente integrados enfrentan un shock externo


común negativo que provoca problemas de competitividad, por lo que los países
deben tomar la decisión de devaluar o no devaluar, dado que desean que sus
precios relativos y su producción retornen al equilibrio.

Los beneficios de una devaluación vienen dados por una disminución del
desempleo, y el costo de una devaluación se relaciona con el aumento del nivel
de precios.

En el juego que se plantea existen cuatro escenarios posibles:

• Escenario A: País I: no devalúa y País II: no devalúa.


• Escenario B: País I: no devalúa y País II: devalúa.
• Escenario C: País I: devalúa y País II: no devalúa.
• Escenario D: País I: devalúa y País II: devalúa.

22
Ver Sección 3.2.1 Enfoque Tradicional.
UNIÓN MONETARIA Y ÁREAS MONETARIAS ÓPTIMAS 31

En el Gráfico 3.5, se observa la matriz de perdidas totales, asumiendo que se


considera el aumento de inflación y el aumento de desempleo como pérdida.

Gráfico 3.5 Matriz de pérdidas totales


PAÍS II
No devaluar Devaluar
A B
No devaluar 12 11

12 18
PAÍS I
C D
18 16
Devaluar
11 16

En el escenario A, el desempleo es alto y la inflación baja en ambos países. (El


costo asignado para cualquiera de los dos es de 12 puntos). En los escenarios
B y C, el país que devalúa aumenta su competitividad y disminuye el
desempleo, consecuentemente, el país que no devalúa aumenta su desempleo
(Se asigna 11 puntos de costo al país que devalúa y 18 a aquel que no devalúa
dado que su vecino devalúa). En el caso D, la devaluación conjunta hace que la
competitividad no aumente, por lo tanto no se genera desempleo (Se asigna 16
puntos de perdida para ambos países).

Si cada jugador intenta minimizar sus pérdidas, y toma su decisión tomando


como dada la elección del otro jugador, la lógica será la siguiente: el País I
siempre decidirá devaluar, dado que sin importar que el País II devalúe o no,
estará minimizando su pérdida, el razonamiento es el mismo para el País II.
Por lo tanto el equilibrio se dará en el Escenario D, sin embargo ésta es la
solución con mayores pérdidas.
UNIÓN MONETARIA Y ÁREAS MONETARIAS ÓPTIMAS 32

La solución más eficiente es el Escenario A, debido a que las perdidas son


menores. Sin embargo, éste no puede ser alcanzado sin la existencia de un
“compromiso de cooperación” ex – ante. Por lo que concluimos que de darse un
área monetaria óptima, la mejor solución es formar una unión monetaria
Capítulo Cuatro

Proceso de Integración

4.1 Proceso de integración Latinoamericana


Las intenciones de integración en Latino América tienen como fin último el
promover el desarrollo económico, social, armónico y equilibrado de la región.
Este proceso empieza a ser una realidad con la firma de diversos convenios,
tratados, acuerdos comerciales, etc. tanto bilaterales como multilaterales. Entre
estos, el Tratado de Montevideo (1980), es reconocido como el inicio del
proceso de integración actual, en él, se instituye la Asociación Latinoamericana
de Integración (ALADI)23.

El señalado acuerdo fue realizado por los gobiernos de la República Argentina,


de la República de Bolivia, de la República Federativa del Brasil, de la
República de Colombia, de la República de Chile, de la República del Ecuador,
de los Estados Unidos Mexicanos, de la República del Paraguay, de la
República del Perú, de la República Oriental del Uruguay y de la República de
Venezuela.
PROCESO DE INTEGRACIÓN 34

El Tratado de Montevideo nace por el sentimiento de los gobiernos


latinoamericanos, quienes, como señala él mismo, “ANIMADOS por el propósito
de fortalecer los lazos de amistad y solidaridad entre sus pueblos,
PERSUADlDOS de que la integración económica regional constituye uno de los
principales medios para que los países de América Latina puedan acelerar su
proceso de desarrollo económico y social a fin de asegurar un mejor nivel de
vida para sus pueblos, DEClDlDOS a renovar el proceso de integración
latinoamericano y a establecer objetivos y mecanismos compatibles con la
realidad de la región, SEGUROS de que la continuación de dicho proceso
requiere aprovechar la experiencia positiva obtenida en la aplicación del
Tratado de Montevideo de 18 de febrero de 1960, CONSCIENTES de que es
necesario asegurar un tratamiento especial para los países de menor desarrollo
económico relativo, DISPUESTOS a impulsar el desarrollo de vínculos de
solidaridad y cooperación con otros países y áreas de integración de América
Latina, a fin de promover un proceso convergente que conduzca al
establecimiento de un mercado común regional, CONVENCIDOS de la
necesidad de contribuir a la obtención de un nuevo esquema de cooperación
horizontal entre países en vías de desarrollo y sus áreas de integración,
inspirado en los principios del derecho internacional en materia de desarrollo, y
TENIENDO EN CUENTA la decisión adoptada de concertar acuerdos
regionales o generales entre países en vías de desarrollo con el fin de reducir o
eliminar mutuamente las trabas a su comercio reciproco, CONVIENEN en
suscribir el presente documento” (Tratado de Montevideo, 1980).

El mencionado Tratado tiene como objetivo a largo plazo el establecimiento, en


forma gradual y progresiva de un mercado común latinoamericano,
promocionando y regularizando el comercio reciproco, la complementación
económica y el desarrollo de las acciones de cooperación económica que
coadyuven a la ampliación de los mercados.

23
cuya sede es la ciudad de Montevideo, República Oriental del Uruguay.
PROCESO DE INTEGRACIÓN 35

Los países firmantes de dicho Tratado, están obligados a tomar en cuenta los
siguientes principios:

• Pluralismo, sustentado en la voluntad de los países miembros para su


integración, por encima de la diversidad que en materia política y
económica pudiera existir en la región.

• Convergencia, que se traduce en la multilateralización progresiva de los


acuerdos de alcance parcial mediante negociaciones periódicas entre los
países miembros, en función del establecimiento del mercado común
latinoamericano.

• Flexibilidad, caracterizada por la capacidad para permitir la concertación


de acuerdos de alcance parcial regulados en forma compatible con la
consecución progresiva de su convergencia y el fortalecimiento de los
vínculos de integración.

• Tratamientos diferenciales, establecidos en la forma que en cada caso


se determine, tanto en los mecanismos de alcance regional como en los
de alcance parcial, sobre la base de tres categorías de países (desarrollo
bajo, intermedio y alto), que se integrarán tomando en cuenta sus
características económico-estructurales.

• Múltiple, para posibilitar distintas formas de concertación entre los


países miembros, en armonía con los objetivos y funciones del proceso
de integración, utilizando todos los instrumentos que sean capaces de
dinamizar y ampliar los mercados a nivel regional.
PROCESO DE INTEGRACIÓN 36

Como resultado de la aplicación de estos principios, los países confortantes del


ALADI profundizaron los procesos de integración bilateral y multilateral, que
dieron origen al acuerdo regional denominado Mercado Común del Sur
(MERCOSUR) mediante el Tratado de Asunción (1990), el cual se expondrá en
la siguiente sección.

4.2 Mercado Común del Sur


El Mercado Común del Sur, ampliamente conocido como MERCOSUR, es una
organización regional creada el 26 de Marzo de 1991 bajo el “Tratado de
Asunción” y conformada por la República Argentina, la República Federativa
del Brasil, la República del Paraguay y la República Oriental del Uruguay. Éste
documento debe ser considerado un instrumento de carácter internacional
destinado a hacer posible su concreción y no así un tratado final constitutivo.
(Silvia, 2000) Es importante notar que éste es un acuerdo de carácter regional
que queda abierto a la adhesión de los demás Estados miembros de la ALADI.

4.2.1 Reseña Histórica


El Tratado de Asunción, es el resultado de un proceso de integración que tiene
sus inicios en la década de los 70s con la firma del Protocolo de Expansión
Comercial (PEC) entre Uruguay y Brasil y el Convenio Argentino Uruguayo de
Cooperación Económica (CAUCE). Más tarde, durante el periodo 1984 - 1989,
se firman diversos acuerdos bilaterales24 de comercio entre Argentina y Brasil,
siendo uno de los más relevantes la “Declaración de Foz de Iguazú”, por la que
se crea una Comisión Mixta de Alto Nivel para la integración entre estos países.
Este acercamiento bilateral tuvo como resultado el establecimiento de un
Acuerdo de Complementación Económica bilateral suscrito en la ALADI (1990),
al cual los gobiernos de Uruguay y Paraguay expresaron su disposición de
incorporación, lo que llevó a los cuatro países a la firma del ya mencionado
Tratado de Asunción al siguiente año.
PROCESO DE INTEGRACIÓN 37

Actualmente, Chile (1995) y Bolivia (1996) son considerados miembros


asociados regulados mediante los Acuerdos de Complementación Económica
N° 35 y N° 36 respectivamente. La integración de estos dos países se
denomina MERCOSUR Ampliado.

Por otro lado, existen amplias negociaciones con la Comunidad Andina de


Naciones, con la Unión Económica Europea y Estados Unidos.

El mercado común debía ser establecido en enero de 1995, pero considerando


que las condiciones no eran las apropiadas, en la VII Reunión del Consejo del
MERCOSUR realizada en Ouro Preto – Brasil (1994), se modificó el
cronograma y se determinó la creación de una unión aduanera como paso
previo a la consolidación del proceso de integración. La denominada unión
aduanera “imperfecta” supone la eliminación de todas las trabas arancelarias y
para-arancelarias al comercio recíproco y la adopción de un arancel externo
común frente a terceros países25.

Así mismo, cabe señalar que a partir del 1° de Enero de 1995, en virtud de lo
dispuesto en el Protocolo de Ouro - Preto, el MERCOSUR cuenta con
personalidad jurídica de derecho internacional, lo que lo faculta a practicar
todos los actos necesarios para la realización de sus objetivos, en especial
contratar, adquirir o enajenar bienes muebles o inmuebles, compadecer en
juicio, conservar fondos y hacer transferencias, suscribir acuerdos
internacionales, etc.

24
Se firmaron un total de 23 protocolos bilaterales, los cuales regulaban diferentes áreas.
25
Aunque debe aclararse que este nivel de integración tuvo que haber pasado por la
eliminación gradual del denominado régimen de adecuación por el cual, algunos productos en el
comercio intra-MERCOSUR, pagaban aranceles hasta el 31 de diciembre de 1999.
PROCESO DE INTEGRACIÓN 38

4.2.2 Tratados de Integración del MERCOSUR


A continuación se expone las consideraciones y los objetivos del Tratado de
Asunción y los Acuerdos de Complementación Económica del MERCOSUR con
Chile y Bolivia.

4.2.2.1 Tratado de Asunción


El Tratado de Asunción fue suscrito por Argentina, Brasil, Paraguay y Uruguay,
los cuales, “CONSIDERANDO que la ampliación de las actuales dimensiones
de sus mercados nacionales, a través de la integración, constituye condición
fundamental para acelerar sus procesos de desarrollo económico con justicia
social, ENTENDlENDO que ese objetivo debe ser alcanzado mediante el más
eficaz aprovechamiento de los recursos disponibles, la preservación del medio
ambiente, el mejoramiento de las interconexiones físicas, la coordinación de las
políticas macroeconómicas y la complementación de los diferentes sectores de
la economía, con base en los principios de gradualidad, flexibilidad y equilibrio,
TENIENDO EN CUENTA la evolución de los acontecimientos internacionales,
en especial la consolidación de grandes espacios económicos y la importancia
de lograr una adecuada inserción internacional para sus países, EXPRESANDO
que este proceso de integración constituye una respuesta adecuada a tales
acontecimientos, CONCIENTES de que el presente Tratado debe ser
considerado como un nuevo avance en el esfuerzo tendiente al desarrollo en
forma progresiva de la integración de América Latina, conforme al objetivo del
Tratado de Montevideo de 1980, CONVENCIDOS de la necesidad de promover
el desarrollo científico y tecnológico de los Estados Partes y de modernizar sus
economías para ampliar la oferta y la calidad de los bienes y servicios
disponibles a fin de mejorar las condiciones de vida de sus habitantes,
REAFIRMANDO su voluntad política de dejar establecidas las bases para una
unión cada vez más estrecha entre sus pueblos, con la finalidad de alcanzar los
objetivos arriba mencionados, firman el mencionado Tratado”. (Tratado de
Asunción, 1991)
PROCESO DE INTEGRACIÓN 39

El Tratado tiene como objetivo la consolidación de un mercado común, lo que


implica:

• La libre circulación de bienes, servicios y factores productivos entre los


países, a través, entre otros, de la eliminación de los derechos
aduaneros y restricciones no arancelarias a la circulación de mercaderías
y de cualquier otra medida equivalente.

• El establecimiento de un arancel externo común y la adopción de una


política comercial común con relación a terceros Estados o agrupaciones
de Estados y la coordinación de posiciones en foros económico-
comerciales regionales e internacionales.

• La coordinación de políticas macroeconómicas y sectoriales entre los


Estados Partes: de comercio exterior, agrícola, industrial, fiscal,
monetaria, cambiaria y de capitales, de servicios, aduanera, de
transportes y comunicaciones y otras que se acuerden, a fin de asegurar
condiciones adecuadas de competencia entre los Estados Partes.

• El compromiso de los Estados Partes de armonizar sus legislaciones en


las áreas pertinentes, para lograr el fortalecimiento del proceso de
integración.

En las relaciones con terceros países, los Estados Partes asegurarán


condiciones equitativas de comercio. A tal efecto, aplicarán sus legislaciones
nacionales para inhibir importaciones cuyos precios estén influenciados por
subsidios, dumping o cualquier otra práctica desleal. Paralelamente, los
Estados Partes coordinarán sus respectivas políticas nacionales, con el objeto
de elaborar normas comunes sobre competencia comercial.
PROCESO DE INTEGRACIÓN 40

Los órganos que integran la estructura institucional del MERCOSUR son los
siguientes (Protocolo de Ouro – Preto, 1994):

• Consejo del Mercado Común (CMC).- Órgano superior del


MERCOSUR. Le corresponde la conducción política del proceso de
integración y la toma de decisiones para el cumplimiento de los objetivos
establecidos por el Tratado de Asunción, y para alcanzar la constitución
final del mercado común. Se expresa oficialmente a través de
Decisiones.

• Grupo Mercado Común (GMC).- Órgano ejecutivo del MERCOSUR que


se expresa por medio de Resoluciones.

• Comisión de Comercio del MERCOSUR (CCM).- Órgano encargado


de asistir al GMC, al que le compete velar por la aplicación de los
instrumentos de política comercial común, así como efectuar el
seguimiento de temas relacionados con las políticas comerciales
comunes, con el comercio intra-MERCOSUR y con terceros países. Se
expresa a través de Directivas y Propuestas.

• Comisión Parlamentaria Conjunta (CPC).- Órgano representativo de


los parlamentos de los países miembros del MERCOSUR, que se
expresa por medio de recomendaciones al CMC, por intermedio del
GMC.

• Foro Consultivo Económico y Social (FCES).- Órgano de


representación de los sectores económicos y sociales de los países
miembros, que se manifiesta mediante recomendaciones al órgano
ejecutivo (GMC).
PROCESO DE INTEGRACIÓN 41

• Secretaria Administrativa de MERCOSUR (SAM).- Órgano de apoyo


operativo, responsable de la presentación de servicios a las demás
instancias del MERCOSUR. Con sede permanente en Montevideo.

4.2.2.2 Acuerdos de Complementación Económica


N°35 y N°36

Los Acuerdos de Complementación Económica entre MERCOSUR – Chile


(ACE Nº 35) y MERCOSUR – Bolivia (ACE Nº 36) se firmaron considerando
que:

• Existe la necesidad de fortalecer el proceso de integración de América


Latina, a fin de alcanzar los objetivos previstos en el Tratado de
Montevideo (1980), mediante la concertación de acuerdos abiertos a la
participación de los demás países miembros de la ALADI, que permitan
la conformación de un espacio económico ampliado.

• La conformación de áreas de libre comercio en América Latina constituye


un elemento relevante para aproximar los esquemas de integración
existentes, además de ser una etapa fundamental para el proceso de
integración y el establecimiento de un área de libre comercio hemisférica.

• La integración económica regional constituye uno de los instrumentos


esenciales para que los países de América Latina avancen en su
desarrollo económico y social, asegurando una mejor calidad de vida
para sus pueblos.

• La vigencia de las instituciones democráticas constituye un elemento


esencial para el desarrollo del proceso de integración regional.
PROCESO DE INTEGRACIÓN 42

• El MERCOSUR, a través de la suscripción del Tratado de Asunción de


1991, ha dado un paso significativo hacia la consecución de los objetivos
de integración latinoamericana.

• El Acuerdo de Marrakesh, por el que se crea la Organización Mundial del


Comercio (OMC), constituye un marco de derechos y obligaciones al que
se ajustarán las políticas comerciales y los compromisos del presente
Acuerdo.

• El proceso de integración entre MERCOSUR – Chile y MERCOSUR –


Bolivia, tienen como objetivo la libre circulación de bienes y servicios,
facilitar la plena utilización de los factores productivos en el espacio
económico ampliado, impulsar las inversiones recíprocas y promover el
desarrollo y la utilización de la infraestructura física.

• El establecimiento de reglas claras, previsibles y durables es


fundamental para que los operadores económicos puedan utilizar
plenamente los mecanismos de integración regional;

• Los presentes acuerdos constituyen un importante factor para la


expansión del intercambio comercial entre el MERCOSUR – Chile y
MERCOSUR - Bolivia, y establece las bases para una amplia
complementación e integración económica recíproca.

• El proceso de integración debe abarcar aspectos relativos al desarrollo y


a la plena utilización de la infraestructura física.
PROCESO DE INTEGRACIÓN 43

Por lo que dichos acuerdos tienen como objetivos:

• Establecer el marco jurídico e institucional de cooperación e integración


económica y física que contribuya a la creación de un espacio económico
ampliado que tienda a facilitar la libre circulación de bienes y servicios y
la plena utilización de los factores productivos.

• Formar un área de libre comercio entre las Partes Contratantes en un


plazo máximo de 10 años, mediante la expansión y diversificación del
intercambio comercial y la eliminación de las restricciones arancelarias y
no arancelarias que afectan el comercio recíproco.

• Promover el desarrollo y la utilización de la infraestructura física, con


especial énfasis en el establecimiento de interconexiones bioceánicas.

• Promover e impulsar las inversiones recíprocas entre los agentes


económicos de estos países.

• Promover la complementación y cooperación económica, energética,


científica y tecnológica.

4.2.3 Integración Energética del MECOSUR


Dado que entre los objetivos de integración iniciados por el MERCOSUR
Ampliado se encuentra la consolidación de una red energética y considerando
que éste es un tema primordial en el contexto actual debido a las restricciones
energéticas en el consumo de energía en la región, es que es necesario
desarrollar ampliamente este tema.
PROCESO DE INTEGRACIÓN 44

El proceso de integración de los mercados energéticos que hoy se vive en el


Cono Sur se desarrolló paralelamente con los cambios profundos de las
economías de cada país y de los sectores energéticos en particular.

La tendencia fue que el Estado pasara a tener un papel subsidiario y el eje de


las decisiones de inversión y producción se trasladara al sector privado.

En la primera época, se planteaban soluciones a problemas de desarrollo en un


marco político con visiones estratégicas individuales de cada país, sin una
visión conjunta y con un modelo económico de fuerte participación del Estado,
en el que éste asumía los papeles de empresario, planificador y regulador, con
el sector privado en un papel subsidiario.

El proceso de integración que acompañó a estas transformaciones tuvo una


velocidad y magnitud incomparables.

Nótese que de una única conexión entre países como la de Bolivia-Argentina,


se paso a cinco conexiones de gas entre Argentina y Chile en menos de 6 años,
dos conexiones con Brasil, una desde Argentina y otra desde Bolivia, la más
importante, y una conexión hoy existente entre Argentina y Uruguay. A este
escenario se agregan líneas de transporte de electricidad de alta tensión de
exportación, que tienen su origen en la hidroelectricidad, oleoductos de
exportación, como el Estensoro - Pedrals entre Argentina y Chile. Se
encuentran en vías de materialización varios proyectos de interconexiones más,
tanto de electricidad como de hidrocarburos y sus derivados.

El impulso dado a la integración energética en virtud de la magnitud de la


interconexión física desarrollada en tan pocos años, debe aprovecharse al
máximo. En términos de resultados, puede decirse que el objetivo de
penetración y sustitución de otros combustibles por el gas, por ejemplo, se
PROCESO DE INTEGRACIÓN 45

viene cumpliendo, y que las exportaciones de electricidad tienden a solucionar


los problemas de abastecimiento, entre otros. Pero la potencialidad de los
beneficios de la integración es mucho mayor que la hoy experimentada y debe
transformar ese primer paso en opciones de servicio a clientes y oportunidades
de inversión competitivas en una economía globalizada.

Entre las ventajas de una integración energética conviene señalar la obtención


de economías de escala, una reducción de los impactos ambientales, una
mayor calidad del servicio en términos de reducción de riesgos de interrupción
de suministros y ventajas comparativas en cuanto a proyectar el bloque del
MERCOSUR en el escenario internacional.

Los desafíos implican crear condiciones mínimas para la integración, que


signifiquen poder acceder a los mercados, y eliminar distorsiones en los precios
relativos. Pero superar estos desafíos requiere el compromiso de cumplir una
agenda de convergencia regulatoria en un ambiente con seguridad jurídica.

La dinámica económica se manifiesta con formas particulares en cada país y


las señales de precio todavía responden a subsistemas regionales, pero es de
esperar que si la integración energética avanza eliminando barreras y otras
distorsiones de la formación de precios competitivos, los problemas y las
oportunidades se manifestarán en los precios de la energía de los países de la
región con toda nitidez. Aún en un contexto de camino hacia la integración, las
oportunidades de negocio, que en definitiva se orientan hacia la resolución de
un problema de escasez, son muchas.

Los procesos de transformación implementados en los mercados de energía de


cada país, los múltiples proyectos binacionales a que dieron lugar esos
procesos enmarcados en un proceso de integración energética creciente, los
marcos regulatorios de las actividades e instituciones creadas, entre otros, han
PROCESO DE INTEGRACIÓN 46

dado perfil a una nueva realidad. Realidad que ha permitido solucionar


problemas, aunque algunos han persistido o se generan otros nuevos por
causas diferentes, lo que permite plantear nuevos cambios y soluciones.

Los desafíos de la implementación de esos cambios no son menores y no


pueden significar una mayor incertidumbre con efecto contrario a la
incorporación de inversiones. Los cambios que significaron las
transformaciones de los 80-90 en dichos países solucionaron muchos de los
problemas de escasez en la primera generación de cambios, y en ese sentido el
desafío fue superado por los mismos.

Los marcos regulatorios y regulaciones vigentes están todavía a medio camino


y tienen resabios de la primera época, como mantener todavía una presencia
innecesaria del Estado en lugar del sector privado.

La integración plena ayuda a la competencia porque en mercados más amplios


puede diluirse en parte el poder económico, en contraposición a lo que suele
ocurrir en un mercado cerrado, es decir el propio de cada país. Es posible que
el avance de nuestro proceso de integración se manifieste en forma escalonada
y con sus respectivos motores.

El proceso de integración, no es fácil. No puede aislarse del proceso de


globalización existente hoy en el mundo. Los cambios suceden muy
rápidamente y representa en sí un desafío comunicarlos e incorporarlos
productivamente al proceso de integración, como también que nuestros
gobiernos puedan traducirlos en el cumplimiento de objetivos para sus países y
el MERCOSUR.
PROCESO DE INTEGRACIÓN 47

4.3 Enfoques de Integración


El proceso de integración según Balassa26 debería comenzar con la creación de
Áreas de Libre Comercio (es decir, eliminación de aranceles intrabloque pero no
ínter bloques), continuar con Uniones Aduaneras (es decir, políticas
comerciales comunes respecto a los no miembros del bloque), formar un
Mercado Común (donde exista completa movilidad de factores), para recién
conformar una Unión Monetaria y por último una Unión Política. Sin embargo,
por razones que serán explicadas más adelante, la conformación de un
mercado común sin una misma unidad monetaria puede llevarnos a la creación
de un mercado común enfermizo.

Cuando se habla de la adopción de una moneda única en América, surgen dos


puntos de vista diferentes, ex – ante y ex – post. El primero argumenta que las
condiciones establecidas en la teoría de las áreas monetarias óptimas (Ver
Capítulo Tres) no se cumplen en América, y la segunda se justifica explicando
que la causalidad puede ser contraria, es decir, la creación de una moneda
única para el bloque facilitará el logro de objetivos para la integración del
mismo.

4.3.1 Enfoque ex – ante


Los argumentos de los expositores del punto de vista ex – ante son
principalmente tres: los ciclos económicos asimétricos en la región, la falta de
una institucionalidad adecuada y la no existencia de medios de ajuste
opcionales.

26
Cita extraída de Loveday (2003)
PROCESO DE INTEGRACIÓN 48

Según varios estudios27, se demuestra que los países dentro del cono sur
tienen una baja correlación simple28 de sus ciclos económicos a comparación
de otras regiones como la Unión Europea.

Para ilustrar este hecho podemos comparar el Gráfico 4.1 y el Gráfico 4.2,
donde se muestran los grados de correlación de los ciclos económicos de
América del Sur y de Europa (mientras más oscuro el recuadro mayor el grado
de correlación).

Gráfico 4.1 Correlación de ciclos económicos en América del Sur


ARG
BOL BOL
BRA BRA
CHI CHI
COL COL
ECU ECU LEYENDA
PER PER Alta (0.4 o más)
URU URU Moderada (0.25 – 0.4)
VEN Baja (0.1 – 0.25)
Elaboración: Mauricio de la Cuba Insignificante (0 – 0.1)

Gráfico 4.2Correlación de ciclos económicos en Europa


ALE
AUS AUS
BEL BEL
ESP ESP
FRA FRA
HOL HOL
LEYENDA
ITA ITA Alta (0.4 o más)
Moderada (0.25 – 0.4)
ING ING
Baja (0.1 – 0.25)
SUE
Insignificante (0 – 0.1)
Elaboración: Mauricio de la Cuba

27
“¿Moneda común? Nuevas evidencias para América latina” (Cuba, 2003) y “Opciones de
régimen monetario para América latina” (Berg, 2002).
28
La existencia de correlación entre los ciclos económicos es una condición suficiente pero no
necesaria.
PROCESO DE INTEGRACIÓN 49

Aunque se ha demostrado (De la Cuba, 2003) que bajo el supuesto de políticas


monetarias y fiscales armonizadas la correlación aumenta, no supera a las
registradas en otros bloques comerciales. Por lo que podemos concluir que los
shock externos afectan de diferente manera las economías nacionales dentro
del continente sur americano, razón por la cual es bastante arriesgada la
adopción de una misma política monetaria.

Este hecho se puede deber a dos aspectos, el primero debido a que la


estructura económica de los países del continente son diferentes y segundo por
la poca relación comercial. Un mismo shock puede afectar a dos economías al
mismo tiempo pero de distinta manera, haciendo poco recomendable la
adopción de una misma política monetaria, un ejemplo es la subida en los
precios de los minerales que afectará fuerte y negativamente a una economía
como la boliviana, sin embargo, Argentina, país mayormente exportador e
importador de manufacturas, es menos sensible a esta perturbación.

Por otro lado, si dos economías no presentan fuertes relaciones comerciales,


los efectos contagio, ya sea por el canal comercial o financiero, serán menores,
dando lugar a ciclos económicos con tendencia a ser asimétricos.

En el marco de la institucionalidad, se aprecia poco desarrollo, ya que no se


cuenta con organismos comunes comprometidos con la integración de la región
además de no contar con la infraestructura adecuada.

Por último la falta de movilidad de factores, la rigidez de precios y la no


existencia de transferencias fiscales obligan a que el único medio para retornar
al equilibrio externo sea mediante movimientos en el tipo de cambio (Ver
Capítulo Tres), por lo cual, renunciar a la política monetaria tendría costos
importantes.
PROCESO DE INTEGRACIÓN 50

4.3.2 Enfoque ex – post


El enfoque ex – post, ve la adopción de una moneda única no como la meta
final del proceso de integración, sino, más bien, como un instrumento que la
facilite. La motivación principal de este enfoque es obtener mayor poder en las
negociaciones de la economía mundial, ya que al formar un sólo bloque se
tendría una mayor posibilidad de afectar la economía mundial y dejar de ser
tomadores de precios.

Este enfoque tiene dos defensores, Popok y Loveday.

Popik, (Popik, 2003) realiza su análisis mediante los usos del dinero: medio de
pago, unidad de cuenta, reserva de valor y patrón de pagos diferidos. La
utilización de una misma moneda como medio de pago reduciría los costos de
transacción al no ser necesario los ajustes por convertibilidad de monedas.
Segundo, el tener una unidad de cuenta común facilitaría los procesos de
comparación por lo que la información en los mercados aumentaría,
promoviendo un aumento del comercio. Tercero, una moneda común para el
bloque podría hacer frente a shocks externos con mayor eficiencia que débiles
monedas nacionales. Asimismo contaría con mayor credibilidad desplazando a
otras divisas (el dólar norteamericano en la mayoría de los países americanos)
como reserva de valor y patrón de pagos diferidos, lo que a su vez elimina
problemas de descalce de moneda.

Loveday (Loveday, 2003), argumenta, como lo mencionamos párrafos arriba,


que la creación de un mercado común sin una moneda única nos lleva a un
mercado enfermizo debido a las siguientes razones:

• Los precios son más difíciles de comparar, por lo que no se dará el


empuje dinámico generado por una mayor competencia.
PROCESO DE INTEGRACIÓN 51

• Los efectos distorsionantes en el comercio y la inversión de los tipos de


cambios seguirán latentes. Por lo tanto, ello afectará el libre movimiento
del capital y del trabajo, de bienes y servicios.

• El libre movimiento de capitales podría acentuar las fluctuaciones del tipo


de cambio y, por tanto, acrecentar las distorsiones en las economías y en
el desarrollo de un mercado común.

Si los países miembros de la unión mantienen cierta independencia monetaria,


conservarían el incentivo para emplear su política monetaria para mejorar su
situación de corto plazo, haciendo que el resto de países compartan los costos
en términos de inflación.
Capítulo Cinco

Estimación Econométrica

5.1 Estimación econométrica: Teoría

De lo expuesto en el Capítulo Tres, se establece que una condición necesaria


para la creación de una unión monetaria es que esté conformada por un área
monetaria óptima, es decir, que el dominio de ésta cumpla con ciertas
condiciones, siendo una de estas la presencia de ciclos económicos simétricos.

En la presente sección, desarrollaremos la teoría de la Paridad de Poder de


Compra Generalizada, que propone que la existencia de una relación
estacionaria entre diferentes tipos de cambio reales (TCRs) es prueba de que
las variables fundamentales de las diferentes economías bajo estudio están
interrelacionadas, sugiriendo la existencia de un área monetaria óptima.
ESTIMACIÓN ECONOMÉTRICA 53

5.1.1 Teoría de la Paridad de Poder de Compra


La Teoría de la Paridad de Poder de Compra (PPP)29 establece que el tipo de
cambio entre las monedas de dos países es igual a la relación entre los niveles
de precios de esos dos países. La PPP sostiene que una disminución del poder
adquisitivo de la moneda domestica vendrá asociada a una depreciación
equivalente de la moneda del país en el mercado de divisas. (Krugman, 1999).

5.1.2 La teoría de la Paridad de Poder de Compra Generalizada


La teoría de la Paridad de Poder de Compra Generalizado (GPPP) fue
desarrollada por Enders y Hurn (Enders y Hurn, 1994) para explicar el
comportamiento no estacionario del TCR.

La explicación de la teoría de GPPP que desarrollaremos es extractada de


Mikenda (Mikenda, 2000).

Está empíricamente establecido que los TCRs son no estacionarios. Esta


conclusión nace de que estos están influenciados por algunas variables
macroeconómicas (estas variables son conocidas bajo el nombre de
fundamentos) (Ver el Anexo Uno), las cuales son no estacionarias. Es así que
si dos países califican para conformar una unión monetaria, ellos experimentan
shocks económicos simétricos. Es decir, los fundamentos en estos dos países,
en promedio, se mueven juntos. Por tanto, la GPPP postula que los TCRs entre
estos países, deben estar cointegrados30.

La teoría GPPP es también relevante en el caso de multipaíses. En este caso,


una área monetaria óptima es tal que los fundamentos que determinan los
TCRs exhiban tendencias estocásticas comunes. Así los TCRs en el área
monetaria deben compartir tendencias comunes. Dentro del área por tanto,

29
Por sus siglas en ingles
ESTIMACIÓN ECONOMÉTRICA 54

debe existir por lo menos una combinación lineal de los TCRs bilaterales que es
estacionaria. En otras palabras, los TCRs deben estar cointegrados.

Enders y Hurn (Enders y Hurn, 1994) resumen los principios básicos del GPPP
como sigue:

Las variables macroeconómicas fundamentales que determinan el TCR


(fundamentos) tienden a ser no estacionarias, de ahí que, en general, los TCRs
tienden a ser no estacionarios.

En un área monetaria, los fundamentos compartirán tendencias comunes. En


una área monetaria definida apropiadamente, los fundamentos estarán lo
suficientemente interrelacionados para que los TCRs tengan tendencias
comunes. Dado este vector de TCRs bilaterales que comparten tendencias
comunes, existe por lo menos una combinación lineal de los TCRs que es
estacionario; así los TCRs estarán cointegrados.

Siguiendo la nomenclatura de Liang (Liang, 1999), para cada país j, la relación


de largo plazo entre TCR contra el país base 1 y las variables fundamentales
está definido como:

q1 jt = x jt β j + e jt (5.1)

Donde:

q1jt = relación de Largo Plazo del TCR del país j con el país 1; país base.
xjt = vector de variables fundamentales.
βj = vector de coeficientes.
ejt = termino de error.

30
Se dice que dos variables o más están cointegradas cuando existe una relación de largo
plazo entre ellas.
ESTIMACIÓN ECONOMÉTRICA 55

Existen n TCRs independientes entre los n+1 países en el dominio de la


potencial área monetaria óptima bajo consideración.

Los elementos en xit denotan las variables fundamentales o fundamentos.


Estos fundamentos usualmente son los términos de intercambio, crecimiento
del producto, apertura del país al comercio internacional, tarifas a las
importaciones y gasto de gobierno. En el Anexo Uno, se expone una breve
discusión relacionada con las variables fundamentales del TCR.

Si todos los fundamentos son estacionarios, el TCR será estacionario y la PPP


será mantenida; si un proceso generador de datos en xj es no estacionario, la
PPP no será mantenida. La existencia de una relación de largo plazo entre las
variables fundamentales y el TCR significa que los dos lados de la Ecuación
(5.1) deben estar cointegrados.

La hipótesis de la GPPP concierne al interrelacionamiento entre n conjuntos de


xjt. Asumiendo que cada vector de xjt contiene el mismo número de m variables
fundamentales que son no estacionarias, y juntando las n independientes
representaciones de q1jt.

Tenemos:

q11t β11 β12 . . . β1m x1t e1t


q12t β 21 β 22 . . . β 2 m x2t e2t
. . . . . . . . .
= +
. . . . . . . . .
. . . . . . . . .
q1nt β n1 βn2 . . . β nm xmt ent
ESTIMACIÓN ECONOMÉTRICA 56

O usando la forma abreviada tenemos:

(5.2)
Qt = βX t + Et

Aunque cada elemento de Xt puede ser no estacionario, el rango de la matriz β


revela el comportamiento de las variables fundamentales entre las economías.

• Si el rango es cero, es decir que todos elementos en β son iguales a


cero, la PPP se mantiene para todos los TCRs bilaterales.

• Si β es de rango completo, entonces no existe evidencia de una relación


de largo plazo entre la n+1 economías.

• Por otro lado si el rango de β es igual a 1, significa que todos los TCR
muestran una única tendencia común.

• Si el rango de β es menor o igual a n-1 existe una combinación lineal de


los TCRs que es estacionaria.

• Si el rango de β es exactamente igual a n-1, el vector de cointegración


será único.

Cuando los TCRs del conjunto de países están cointegrados, manifestación


suficiente de interrelacionamiento entre sus economías, la GPPP será
mantenida. Por tanto se satisface una condición necesaria para formar el
dominio de una área monetaria óptima (Liang, 1999).
ESTIMACIÓN ECONOMÉTRICA 57

Cabe recalcar que está condición económica es necesaria pero no suficiente,


dado que factores culturales, políticos, etc. juegan un papel importante en la
determinación de la creación de una unión monetaria. (Mikenda, 2000).

Cuando la GPPP se mantenga, los TCRs entre los j países y el país base
pueden ser escritos como una suma ponderada de los otros TCRs en el área
monetaria, tal que:

(5.3)

q12t = α 0 + α 13 q13t + α 14 q14t + ... +α 1n q1nt + et

Los pesos (α) están en función de los parámetros de la matriz β que representa
la relación entre economías. Ellos reflejan no solamente la relación de
comercio, sino también transferencias tecnológicas, migración y movimientos de
capital. Para el caso especial en el que todos β1i son 0 en la ecuación (5.3) se
convierte en la relación PPP familiar entre precios domésticos, precios
extranjeros y tipo de cambio (Liang, 1999).

La teoría GPPP sigue los siguientes pasos:

• Primero se deben especificar los datos a ser usados y calcular los


diferentes TCRs bilaterales.

• Segundo, se debe probar si los TCRs están o no cointegrados.


ESTIMACIÓN ECONOMÉTRICA 58

5.1.2.1 Especificación de los datos


Los TCRs deben ser construidos usando un país base, tal que:

qt = st + pt* − pt (5.4)

Donde:

qt = logaritmo natural del tipo de cambio real.

st = logaritmo natural del tipo de cambio nominal.

pt* y pt = logaritmo natural de los precios en el país base y en el país doméstico.

Es así, que un movimiento ascendente del TCR indica una depreciación real de
la moneda doméstica. Luego se deben normalizar las variables en función a un
periodo elegido.

El país base debe ser aquel que tenga mayor relación económica con los otros
países que pretenden formar el dominio de una área monetaria óptima o aquel
que se piense tenga mayor poder de decisión sobre las políticas monetarias
futuras.

El año base debe ser aquel periodo que se considere representativo, es decir
un año que esté relativamente libre de shocks externos y muestre, en promedio,
el comportamiento normal del entorno.

5.1.2.2 Prueba de cointegración


Se dice que dos variables están cointegradas si la perturbación resultante (e), al
restar a la variable dependiente su valor esperado, es estacionario (Guisan,
2002).
ESTIMACIÓN ECONOMÉTRICA 59

Si el termino de error (e) tiene una tendencia estocástica, los errores en el


modelo serán acumulativos así que las desviaciones del equilibrio no serán
eliminadas. De aquí, se asume que el termino de error (e) debe ser
estacionario (Enders, 1995).

Se debe aclarar dos puntos sobre ésta definición de cointegración (Enders,


1995):

• Cointegración se refiere a una combinación lineal de variables no


estacionarias. Es posible la existencia de relaciones de largo plazo no
lineales, sin embargo, el estado actual de la teoría econométrica no es
capaz de probar relaciones no lineales.

• Todas las variables deben ser integradas del mismo orden. Si las
variables tienen orden de integración diferente, no pueden estar
cointegradas.

Analizar la cointegración entre dos o más variables equivale a analizar la


estacionariedad de la perturbación aleatoria (e) del modelo que las relaciona.
Las pruebas más utilizadas para el caso multivariante son el Test de Engle-
Granger y la Metodología de Johansen; siendo el segundo el utilizado en la
presente tesis.

La teoría de GPPP prueba la existencia de por lo menos un vector de


cointegración de la Ecuación 5.3. Dado que está relación implica la estimación
de un sistema de ecuaciones, se utilizará la Metodología de Vectores
Autorregresivos (VAR)31 (San Roman, 2002).

31
Otra forma de realizar esto es mediante un modelo de ecuaciones simultáneas, sin embargo,
esta formulación supone dos dificultades: primero se debe clasificar las variables en exógenas y
ESTIMACIÓN ECONOMÉTRICA 60

La metodología VAR es un sistema de ecuaciones que hace de cada variable


endógena una función de su propio pasado y del pasado de otras variables
endógenas del sistema. Esta metodología se estima mediante Mínimos
Cuadrados Ordinarios (MCO).

La sección anterior establece que las variables a ser cointegradas deben


presentar el mismo orden de integración, que equivale a decir, que deben tener
el mismo número de raíces unitarias. Para probar esto utilizaremos la Prueba
de Dickey Fuller Aumentada (ADF).

Una vez que se comprueba que todas las series tienen el mismo grado de
integración, se puede modelar un VAR, definiendo la especificación y los
rezagos en función a la estabilidad del modelo. Un VAR es estable si todas las
raíces tienen módulos menores a uno y caen dentro del círculo unitario. Si el
VAR es no estable, ciertos resultados (como los errores standard de funciones
de impulso respuesta) serán no válidos (Eviews 2001).

El Test de Johansen determina el número de vectores de cointegración. Este


numero es llamado “Rango de Cointegración”. La metodología de Johansen no
es nada más que la generalización del Test de Dickey-Fuller multivariante.

El hecho de aceptar la hipótesis de existencia de por lo menos un vector de


cointegración, nos permite modelar un Modelo de Corrección de Errores, que
determina la existencia de parámetros cointegrantes (ajuste a largo plazo) con
sus respectivos parámetros de ajuste (velocidad de ajuste) (Trujillo, 2003).

endógenas y segundo, debe imponerse restricciones en los parámetros para lograr su


identificación.
ESTIMACIÓN ECONOMÉTRICA 61

5.2 Estimación econométrica: Praxis

5.2.1 Obtención de variables


Los tipos de cambio reales (TCRs) se obtienen utilizando la Ecuación 5.4

Las series de tiempo de los tipos de cambio nominales fueron obtenidas del
Dossier Estadístico de Finanzas Internacionales del Fondo Monetario
Internacional (FMI) (CD-ROM versión 1.1.54). Las series de Índices de Precios
fueron otorgadas por el Banco Central de Bolivia a excepción de Paraguay y
Uruguay, las cuales fueron facilitadas por el Banco Central de cada país
respectivamente.

Las series de datos presentan una periodicidad mensual y abarcan el periodo


comprendido entre Enero de 1990 a Diciembre de 2003.

Se eligió a Brasil como país base, ya que conjuntamente con Argentina


representan las economías más fuertes de la región.

Las series resultantes de la Ecuación 5.4 son las siguientes:

• TCRAR = Tipo de cambio real de Argentina respecto a Brasil.

• TCRBO = Tipo de cambio real de Bolivia respecto a Brasil.

• TCRCH = Tipo de cambio real de Chile respecto a Brasil.

• TCRPA = Tipo de cambio real de Paraguay respecto a Brasil.

• TCRUR = Tipo de cambio real de Uruguay respecto a Brasil.


ESTIMACIÓN ECONOMÉTRICA 62

5.2.2 Análisis Gráfico Preliminar


Primero, en el Gráfico 5.1 podemos apreciar que las series de los TCRs se
mueven de manera similar, lo que significa que la existencia de una relación de
largo plazo es altamente probable, es decir, las series graficadas apoyan la
hipótesis de existencia de ciclos económicos simétricos.

Segundo, observamos que los TCRs no mantienen una tendencia constante.


Esta evolución se debe a dos factores: la política interna brasilera y los shocks
externos que fueron enfrentados durante la década. La fuerte devaluación del
real durante 1993 – 1995 se debió al acierto del Plan Real al reducir la inflación,
ganado competitividad frente a los otros países. Por otro lado, a partir de 1999
se observa una tendencia de apreciación de la moneda, debido principalmente
a shocks externos32 que debilitan la economía de Brasil dando lugar al cambio
de sistema cambiario, de uno controlado a una flotación libre.

Gráfico 5. 1 Series de TCR


.05 .4

.00
.3
-.05

-.10 .2
-.15

-.20 .1

-.25
.0
-.30

-.35 -.1
1990 1992 1994 1996 1998 2000 2002 1990 1992 1994 1996 1998 2000 2002

TCR Argentina/Brasil TCR Bolivia/Brasil

.05 .20

.00 .16

.12
-.05
.08
-.10
.04
-.15
.00
-.20
-.04
-.25 -.08

-.30 -.12
1990 1992 1994 1996 1998 2000 2002 1990 1992 1994 1996 1998 2000 2002

TCR Chile/Brasil TCR Paraguay/Brasil

.1

.0

-.1

-.2

-.3

-.4

-.5
1990 1992 1994 1996 1998 2000 2002

TCR Uruguay/Brasil

32
Crisis de México, Rusia y Asia
ESTIMACIÓN ECONOMÉTRICA 63

5.2.3 Análisis de integración


Como se explicó, uno de los requisitos para conformar un VAR es que las
variables que se incorporen al modelo deben tener el mismo orden de
integración. Por lo tanto, primero debemos probar la estacionariedad de las
variables mediante la prueba de Dikey Fuller Aumentado (ADF) para comprobar
la hipótesis de no estacionariedad que lanzan las series graficadas (Gráfico
5.1).

Con este objeto, mediante el criterio de las medias se define el modelo a ser
usado por cada variable. El criterio es el siguiente:

1.- Modelo con tendencia y constante ⇔ media de xt y ∆xt diferentes a cero33


2.- Modelo con solo constante ⇔ media de xt ≠ 0 y media de ∆xt = 0
3.- Modelo sin constante ni tendencia ⇔ media de xt = 0 y media de ∆xt = 0

Tabla 5. 1 Prueba ADF


t-estadístico t-estadístico
Variable Modelo
para xt para ∆xt
TCRAR 2 -1.846 -9.715
TCRBO 2 -1.214 -11.977
TCRCH 2 -2.595 -10.509
TCRPA 2 -2.357 -13.221
TCRUR 2 -2.226 -12.418

Según los valores críticos de MacKinnon34 todas las variables presentan raíces
unitarias en niveles al 10% (es decir todas toman valores menores a 2.576 en
valor absoluto), eliminándose ésta cuando se prueba las variables en primera
diferencia (es decir, todas adoptan valores mayores a 2.576 en valor absoluto),
por lo que se concluye que son variables integradas de orden 1, I (1). (Tabla
5.1)

33
xt denota la variable en niveles y ∆xt denota la variable en primera diferencia.
34
Valores críticos (VC) para la realización de esta prueba son: al 10% VC = –2.576 y
al 1% VC = -3.469
ESTIMACIÓN ECONOMÉTRICA 64

Como todas las variables presentan el mismo orden de integración se puede


formar un Modelo de Vectores Autorregresivos (VAR).

5.2.4 Especificación Empírica y Diagnóstico del VAR


Se considera un VAR conformado sólo por las variables endógenas (TCRs) y
un término constante. El VAR se especificó con una estructura óptima de 8
rezagos, determinado según el Criterio de Máxima Verisimilitud (LR). (Tabla
5.2)

Tabla 5. 2 Selección de rezago


Variables Endógenas: TCRUR TCRPA TCRCH TCRBO TCRAR
Variables Exógenas: C
Muestra: 1990:01 2003:12
Observaciones Incluidas: 160
Rezago LogL LR
0 1114.807 NA
1 2278.659 2240.415
2 2306.148 51.19785
3 2326.006 35.74418
4 2346.030 34.79247
5 2361.072 25.19486
6 2371.996 17.61474
7 2401.574 31.25002
8 2422.583 45.84699*
LR: Prueba de Máxima Verisimilitud
* Indica el rezago elegido por el criterio LR

Como la técnica VAR es flexible y está denominada por la endogeneidad de las


variables, no se acostumbre analizar los coeficientes de regresión estimados ni
sus significancias estadísticas; tampoco la bondad de ajuste de las ecuaciones
individuales, pero si se debe verificar si se cumple la ausencia de correlación
serial de los residuos de las ecuaciones individuales del modelo, la distribución
normal multivariada de estos y su estabilidad. (Arias, 2004)
ESTIMACIÓN ECONOMÉTRICA 65

5.2.4.1 Autocorrelación
Como se observa en los correlogramas (Gráfico 5.2) de los residuos de las
ecuaciones del VAR, no evidencian problemas de autocorrelación.

Gráfico 5. 2 Correlograma VAR

Autocorrelations with 2 Std.Err. Bounds


Cor(TCRBO,TCRBO(-i)) Cor(TCRBO,TCRAR(-i)) Cor(TCRBO,TCRCH(-i)) Cor(TCRBO,TCRPA(-i)) Cor(TCRBO,TCRUR(-i))
.2 .2 .2 .2 .2

.1 .1 .1 .1 .1

.0 .0 .0 .0 .0

-.1 -.1 -.1 -.1 -.1

-.2 -.2 -.2 -.2 -.2


1 2 3 4 5 6 7 8 1 2 3 4 5 6 7 8 1 2 3 4 5 6 7 8 1 2 3 4 5 6 7 8 1 2 3 4 5 6 7 8

Cor(TCRAR,TCRBO(-i)) Cor(TCRAR,TCRAR(-i)) Cor(TCRAR,TCRCH(-i)) Cor(TCRAR,TCRPA(-i)) Cor(TCRAR,TCRUR(-i))


.2 .2 .2 .2 .2

.1 .1 .1 .1 .1

.0 .0 .0 .0 .0

-.1 -.1 -.1 -.1 -.1

-.2 -.2 -.2 -.2 -.2


1 2 3 4 5 6 7 8 1 2 3 4 5 6 7 8 1 2 3 4 5 6 7 8 1 2 3 4 5 6 7 8 1 2 3 4 5 6 7 8

Cor(TCRCH,TCRBO(-i)) Cor(TCRCH,TCRAR(-i)) Cor(TCRCH,TCRCH(-i)) Cor(TCRCH,TCRPA(-i)) Cor(TCRCH,TCRUR(-i))


.2 .2 .2 .2 .2

.1 .1 .1 .1 .1

.0 .0 .0 .0 .0

-.1 -.1 -.1 -.1 -.1

-.2 -.2 -.2 -.2 -.2


1 2 3 4 5 6 7 8 1 2 3 4 5 6 7 8 1 2 3 4 5 6 7 8 1 2 3 4 5 6 7 8 1 2 3 4 5 6 7 8

Cor(TCRPA,TCRBO(-i)) Cor(TCRPA,TCRAR(-i)) Cor(TCRPA,TCRCH(-i)) Cor(TCRPA,TCRPA(-i)) Cor(TCRPA,TCRUR(-i))


.2 .2 .2 .2 .2

.1 .1 .1 .1 .1

.0 .0 .0 .0 .0

-.1 -.1 -.1 -.1 -.1

-.2 -.2 -.2 -.2 -.2


1 2 3 4 5 6 7 8 1 2 3 4 5 6 7 8 1 2 3 4 5 6 7 8 1 2 3 4 5 6 7 8 1 2 3 4 5 6 7 8

Cor(TCRUR,TCRBO(-i)) Cor(TCRUR,TCRAR(-i)) Cor(TCRUR,TCRCH(-i)) Cor(TCRUR,TCRPA(-i)) Cor(TCRUR,TCRUR(-i))


.2 .2 .2 .2 .2

.1 .1 .1 .1 .1

.0 .0 .0 .0 .0

-.1 -.1 -.1 -.1 -.1

-.2 -.2 -.2 -.2 -.2


1 2 3 4 5 6 7 8 1 2 3 4 5 6 7 8 1 2 3 4 5 6 7 8 1 2 3 4 5 6 7 8 1 2 3 4 5 6 7 8
ESTIMACIÓN ECONOMÉTRICA 66

La prueba de Autocorrelación LM confirma este hecho, ya que ninguna de las


probabilidades para los rezagos de 1 a 12 es inferior a 5% (Tabla 5.3), por lo
que se acepta la hipótesis de no autocorrelación entre las series.

Tabla 5. 3 Prueba LM de correlación serial en los residuos


H0: no existe correlación serial en el rezago de orden h
Muestra: 1990:01 2003:12
Observaciones incluidas: 160
Rezago LM-Stat Prob.
1 26.44420 0.3842
2 19.95713 0.7491
3 33.98928 0.1081
4 19.61222 0.7669
5 26.10801 0.4019
6 19.32154 0.7814
7 31.24969 0.1809
8 15.03889 0.9405
9 23.87872 0.5264
10 31.32205 0.1786
11 30.21075 0.2165
12 22.14634 0.6273
Probabilidades de chi-cuadrado con 25 grados de
libertad (df).

5.2.4.2 Heteroscedasticidad
Para comprobar la presencia de heteroscedasticidad en los residuos del VAR
se realizo la prueba de White, como se observa en la Tabla 5.4, que en la
Prueba Conjunta se acepta la hipótesis de no existencia de
heteroscedasticidad.

Tabla 5. 4 Prueba de Heteroscedasticidad a los residuos


Muestra: 1990:01 2003:12
Observaciones incluidas: 160

Prueba Conjunta:

Chi-sq Df Prob.

1110.416 1200 0.9687


ESTIMACIÓN ECONOMÉTRICA 67

5.2.4.3 Normalidad
Para comprobar la normalidad de los residuos del VAR se realizó la Prueba de
Cholesky. Según los resultados de esta prueba (Tabla 5.5), los residuos de las
ecuaciones de TCRPA y TCRUR presentan una distribución normal, pero la
prueba conjunta rechaza la hipótesis de normalidad. No obstante Arias (Arias,
2004) argumenta que es más importante que el VAR cumpla con la prueba de
errores autocorrelacionados que con la de normalidad.

Tabla 5. 5 Prueba de Normalidad


Ortogonalización: Cholesky
Muestra: 1990:01 2003:12
Observaciones incluidas: 160
Componente Jarque-Bera df Prob.
TCRBO 13.24774 2 0.0013
TCRAR 7.958894 2 0.0187
TCRCH 15.02977 2 0.0005
TCRPA 5.695361 2 0.0580
TCRUR 0.733986 2 0.6928
Prueba Conjunta 42.66576 10 0.0000

5.2.4.4 Estabilidad
Otro factor importante en el análisis de los residuos del VAR es comprobar la
existencia de estabilidad del modelo. Para que se cumpla este requisito es
necesario que todas las raíces características estén dentro del círculo unitario.
Como se observa en el Grafico 5.3, el VAR estimado es estable.

Gráfico 5. 3 Círculo Unitario

Inverse Roots of AR Characteristic Polynomial


1.5
Variables
Endógenas: 1.0
TCRBO TCRAR
TCRCH TCRPA 0.5
TCRUR
0.0
Variables
Exógenas: C -0.5

Especificación de -1.0
rezago: 1 a 8
-1.5
-1.5 -1.0 -0.5 0.0 0.5 1.0 1.5
ESTIMACIÓN ECONOMÉTRICA 68

5.2.5 Análisis de cointegración


Para la prueba de Johansen se utilizó un modelo con tendencia determinística
cuadrática. Los resultados de expresan en la Tabla 5.6.

Tabla 5. 6 Prueba de Cointegración de Johansen


Muestra(ajustada): 1990:10 2003:12
Observaciones incluidas: 159 después de ajuste
Supuesto de tendencia: Tendencia determinística cuadrática
Series: TCRUR TCRPA TCRCH TCRBO TCRAR
Rezagos: 1 a 8
Prueba sin restricciones de rango de cointegración
Hipótesis Estadístico 5% 1%
No. of CE(s) Eigenvalor Trace Valor Crítico Valor Crítico
Ninguno ** 0.329403 144.6281 77.74 85.78
Al menos 1 ** 0.225513 81.09380 54.64 61.24
Al menos 2 * 0.172682 40.46073 34.55 40.49
Al menos 3 0.062172 10.31980 18.17 23.46
Al menos 4 0.000715 0.113737 3.74 6.40
*(**) Denota rechazo de la hipótesis a 5% (1%)
Estadístico Trace indica 3 ecuaciones de cointegración al 5%
Estadístico Trace indica 2 ecuaciones de cointegración al 1%
Hipótesis Estadístico 5% 1%
No. of CE(s) Eigenvalor Max-Eigen Valor Crítico Valor Crítico
Ninguno ** 0.329403 63.53434 36.41 41.58
Al menos 1 ** 0.225513 40.63307 30.33 35.68
Al menos 2 ** 0.172682 30.14093 23.78 28.83
Al menos 3 0.062172 10.20607 16.87 21.47
Al menos 4 0.000715 0.113737 3.74 6.40
*(**) Denota rechazo de la hipótesis a 5% (1%)
Estadístico Max-eigenvalor indica 3 ecuaciones de cointegración. Todas a 5% y 1%

5.2.6 Especificación Empírica y Diagnóstico del Modelo de


Corrección de Errores (VEC)
El VEC se especifico con una estructura óptima de 2 rezagos. Modelo con
intercepto y tendencia en VEC y tendencia lineal en VAR.
ESTIMACIÓN ECONOMÉTRICA 69

5.2.6.1 Autocorrelación
Como se observa en el Gráfico 5.4, los correlogramas no muestran problemas
de autocorrelación en los residuos.

Gráfico 5. 4 Correlogramas VEC

Autocorrelations with 2 Std.Err. Bounds


Cor(TCRBO,TCRBO(-i)) Cor(TCRBO,TCRUR(-i)) Cor(TCRBO,TCRPA(-i)) Cor(TCRBO,TCRCH(-i)) Cor(TCRBO,TCRAR(-i))
.16 .16 .16 .16 .16

.12 .12 .12 .12 .12

.08 .08 .08 .08 .08

.04 .04 .04 .04 .04

.00 .00 .00 .00 .00

-.04 -.04 -.04 -.04 -.04

-.08 -.08 -.08 -.08 -.08

-.12 -.12 -.12 -.12 -.12

-.16 -.16 -.16 -.16 -.16


1 2 3 4 5 6 7 8 1 2 3 4 5 6 7 8 1 2 3 4 5 6 7 8 1 2 3 4 5 6 7 8 1 2 3 4 5 6 7 8

Cor(TCRUR,TCRBO(-i)) Cor(TCRUR,TCRUR(-i)) Cor(TCRUR,TCRPA(-i)) Cor(TCRUR,TCRCH(-i)) Cor(TCRUR,TCRAR(-i))


.16 .16 .16 .16 .16

.12 .12 .12 .12 .12

.08 .08 .08 .08 .08

.04 .04 .04 .04 .04

.00 .00 .00 .00 .00

-.04 -.04 -.04 -.04 -.04

-.08 -.08 -.08 -.08 -.08

-.12 -.12 -.12 -.12 -.12

-.16 -.16 -.16 -.16 -.16


1 2 3 4 5 6 7 8 1 2 3 4 5 6 7 8 1 2 3 4 5 6 7 8 1 2 3 4 5 6 7 8 1 2 3 4 5 6 7 8

Cor(TCRPA,TCRBO(-i)) Cor(TCRPA,TCRUR(-i)) Cor(TCRPA,TCRPA(-i)) Cor(TCRPA,TCRCH(-i)) Cor(TCRPA,TCRAR(-i))


.16 .16 .16 .16 .16

.12 .12 .12 .12 .12

.08 .08 .08 .08 .08

.04 .04 .04 .04 .04

.00 .00 .00 .00 .00

-.04 -.04 -.04 -.04 -.04

-.08 -.08 -.08 -.08 -.08

-.12 -.12 -.12 -.12 -.12

-.16 -.16 -.16 -.16 -.16


1 2 3 4 5 6 7 8 1 2 3 4 5 6 7 8 1 2 3 4 5 6 7 8 1 2 3 4 5 6 7 8 1 2 3 4 5 6 7 8

Cor(TCRCH,TCRBO(-i)) Cor(TCRCH,TCRUR(-i)) Cor(TCRCH,TCRPA(-i)) Cor(TCRCH,TCRCH(-i)) Cor(TCRCH,TCRAR(-i))


.16 .16 .16 .16 .16

.12 .12 .12 .12 .12

.08 .08 .08 .08 .08

.04 .04 .04 .04 .04

.00 .00 .00 .00 .00

-.04 -.04 -.04 -.04 -.04

-.08 -.08 -.08 -.08 -.08

-.12 -.12 -.12 -.12 -.12

-.16 -.16 -.16 -.16 -.16


1 2 3 4 5 6 7 8 1 2 3 4 5 6 7 8 1 2 3 4 5 6 7 8 1 2 3 4 5 6 7 8 1 2 3 4 5 6 7 8

Cor(TCRAR,TCRBO(-i)) Cor(TCRAR,TCRUR(-i)) Cor(TCRAR,TCRPA(-i)) Cor(TCRAR,TCRCH(-i)) Cor(TCRAR,TCRAR(-i))


.16 .16 .16 .16 .16

.12 .12 .12 .12 .12

.08 .08 .08 .08 .08

.04 .04 .04 .04 .04

.00 .00 .00 .00 .00

-.04 -.04 -.04 -.04 -.04

-.08 -.08 -.08 -.08 -.08

-.12 -.12 -.12 -.12 -.12

-.16 -.16 -.16 -.16 -.16


1 2 3 4 5 6 7 8 1 2 3 4 5 6 7 8 1 2 3 4 5 6 7 8 1 2 3 4 5 6 7 8 1 2 3 4 5 6 7 8
ESTIMACIÓN ECONOMÉTRICA 70

La prueba de Autocorrelación LM (Tabla 5.7), una vez más confirma este hecho

Tabla 5. 7 Prueba LM de correlación serial en los residuos

H0: no existe correlación serial en el rezago de orden h


Muestra: 1990:01 2003:12
Observaciones incluidas: 160
Rezago LM-Stat Prob.
1 20.19075 0.7367
2 21.30800 0.6753
3 25.60657 0.4288
4 29.35913 0.2492
5 14.11337 0.9597
6 27.05788 0.3530
7 21.33329 0.6739
8 27.16699 0.3476
Probabilidades de chi-cuadrado con 25 df.

5.2.6.2 Heteroscedasticidad
La prueba de With indica que no existen problemas de heteroscedasticidad, los
resultados se muestran en la Tabla 5.8.

Tabla 5. 8 Prueba de Heteroscedasticidad a los residuos

Muestra: 1990:01 2003:12


Observaciones incluidas: 165

Prueba Conjunta:

Chi-sq Df Prob.

386.5486 360 0.1609


ESTIMACIÓN ECONOMÉTRICA 71

5.2.6.3 Normalidad
Aunque la mayoría de los componentes presenta una distribución normal de sus
residuos, la prueba conjunta no rechaza la hipótesis de normalidad.

Tabla 5. 9 Prueba de Normalidad


Ortogonalización: Cholesky
Muestra: 1990:01 2003:12
Observaciones incluidas: 160
Componente Jarque-Bera df Prob.
TCRBO 0.541888 2 0.7627
TCRUR 1.756220 2 0.4156
TCRPH 1.738150 2 0.4193
TCRCH 1.864275 2 0.3937
TCRAR 17.88783 2 0.0001
Prueba Conjunta 23.78837 10 0.0082

5.2.6.4 Estabilidad
Como se observa en la Tabla 5.10, todas las raíces características se
encuentran dentro del círculo unitario, lo que indica que el modelo es estable.

Tabla 5. 10 Círculo Unitario


Variables Endógenas: TCRBO TCRAR TCRCH TCRPA TCRUR
Especificación de rezago: 1 – 2
Raíz Módulos
0.947815 - 0.083695i 0.951503
0.947815 + 0.083695i 0.951503
0.868970 - 0.016796i 0.869132
0.868970 + 0.016796i 0.869132
0.897590 0.897590
0.485625 - 0.174728i 0.516102
0.485625 + 0.174728i 0.516102
0.038911 - 0.492249i 0.493784
0.038911 + 0.492249i 0.493784
-0.398505 0.398505
-0.249057 + 0.205166i 0.322680
-0.249057 - 0.205166i 0.322680
0.110201 - 0.258498i 0.281008
0.110201 + 0.258498i 0.281008
0.097123 0.097123
ESTIMACIÓN ECONOMÉTRICA 72

5.2.7 Resultados del Modelo de Corrección de Errores


Al igual que los modelos VAR, los VEC están afectados por la endogeneidad de
las variables, por lo que tampoco se analizan los coeficientes de regresión
estimados, sus significancias estadísticas, ni los coeficientes de bondad de
ajuste, pero si es usual que se examine si el modelo corrige los desequilibrios
de corto plazo que se presentan y la velocidad con que se lleva tal corrección
(Arias, 2004) Los resultados de la ecuación de cointegración se presentan en
las siguientes ecuaciones35:

Tabla 5.11 Vector de cointegración


Vector de Corrección de Error Estimado
Muestra (ajustada): 1990:05 2003:12
Observaciones incluidas: 164 después de ajuste
Eq cointegración: EqCoint1
TCRBO(-1) 1.000000

TCRUR(-1) -0.209831

TCRPA(-1) 0.041479

TCRCH(-1) 4.026514

TCRAR(-1) -2.017149

@TREND(90:01) -0.004900

C 0.281204
Término de Corrección: D(TCRBO) D(TCRUR) D(TCRPA) D(TCRCH) D(TCRAR)
CointEq1 -0.003140 0.009358 -0.003195 -0.023572 0.029301

El término de corrección de error se interpreta como la velocidad de ajuste, es


decir, la rapidez de volver al equilibrio de largo plazo. En las ecuaciones se
observa que estos son bajos, lo que indica que las desviaciones toman un
tiempo relativamente largo para corregirse.

35
El nombre de las series se acorto para una mayor ilustración de las ecuaciones.
ESTIMACIÓN ECONOMÉTRICA 73

Por otro lado, los coeficientes en negrilla, reflejan el grado de


interrelacionamiento entre los TCRs. Estos pueden ser interpretados como
elasticidades de largo plazo (Liang, 1999). Es decir, un cambio de 1% del
TCRUR provocaría un cambio de 0.209% en TCRBO. El signo de estos
coeficientes dependerá de la relación comercial que exista entre estos países.
Mientras más pequeños sean estos coeficientes se evidencia que la relación
entre las demandas agregadas de estos países es similar (Enders, 1994).

Dados estos resultados podemos aceptar nuestra hipótesis de que los países
miembros del MERCOSUR Ampliado forman potencialmente un área monetaria
óptima, ya que como establece la teoría de AMO, los ciclos económicos de
estos son simétricos.
Conclusiones

La adopción de un tipo de cambio depende de la estructura macroeconómica y


de las políticas internas de cada país, además, del entorno externo al que está
sometido, lo que da origen a la diversidad de sistemas cambiarios existentes
actualmente. Aunque se establecen algunos parámetros para la adopción de
un tipo de cambio fijo, o uno más flotante, no se puede garantizar su
efectividad.

Uno de los sistemas cambiarios altamente discutidos en la actualidad se refiere


a la creación de una única moneda para una región, es decir, la adopción de un
tipo de cambio fijo para sus países miembros y flexible para el resto del mundo.
Esta región no necesariamente debe estar conformada por países limítrofes,
sino más bien entre países que compartan una estructura económica similar.
CONCLUSIONES 75

El bloque conformado por los países miembros del MERCOSUR Ampliado no


cumple ex – ante, con las condiciones necesarias para la conformación de una
integración monetaria, pero el proceso de integración comercial iniciado, una
vez consolidado será el pilar fundamental para la integración monetaria.

El sector con mayor relevancia en el MERCOSUR Ampliado, generador de


importantes encuentros presidenciales, es el sector energético ya que los
suministros de gas y electricidad son los instrumentos primordiales para el
desarrollo de las industrias y para la mejora del nivel de vida de los pueblos,
aunque es importante recordar que su alto desarrollo se debe principalmente a
las privatizaciones incurridas en la región y no así a la intención de los países
de integración.

Actualmente la integración energética de la región se enfrenta a obstáculos de


orden político-social debido a la disputa marítima entre Chile y Bolivia. Este
hecho es decisivo ya que Bolivia es el principal proveedor de gas natural a la
región. Este conflicto no se solucionará en el corto plazo debido a que primero
Bolivia debe llegar a un acuerdo nacional que elimine la inestabilidad política
interna, para luego contar con el respaldo social necesario para poder firmar
acuerdos de comercialización que aseguren la sostenibilidad en el tiempo de los
mismos.

Según el enfoque ex – post la adopción de una única moneda aceleraría la


integración comercial, sin embargo, este enfoque se basa en el compromiso
serio y constante de los gobiernos de adoptar una única moneda, lo que supone
una coincidencia ideológica en términos políticos, sociales e incluso culturales
que no existen actualmente en la región.
CONCLUSIONES 76

Dado que la Teoría de las Áreas Monetarias Óptimas establece que de no


existir ciclos económicos simétricos o vías de ajuste alternativas a movimientos
del tipo de cambio no se puede conformar una unión monetaria. Por medio de
un análisis econométrico de la relación de largo plazo de los Tipos de Cambio
Reales (TCRs), es decir, de la existencia de ciclos económicos simétricos,
podemos afirmar que los países integrantes del MERCOSUR Ampliado
(Argentina, Brasil, Uruguay, Paraguay, Chile y Bolivia) forman potencialmente el
dominio de un AMO.

En el presente estudio se utilizó el modelo de Paridad de Poder de Compra


Generalizada (GPPP). Esta metodología fue aplicada en diferentes regiones
del mundo, sin embargo, no se encontró bibliografía al respecto en
Latinoamérica, por lo que el uso de ésta da una nueva visión al estudio de la
integración americana.

Esta nueva visión basada en el grado de interrelación de las variables


fundamentales (implícitas en los TCRs) muestra que las economías bajo
estudio tienen ciclos económicos simétricos, lo que en términos de la Teoría de
Áreas Monetarias Óptimas significa la existencia de una condición necesaria
pero no suficiente para el establecimiento de una unión monetaria.

Las estimaciones obtenidas de la modelación del VEC muestran que la


velocidad de ajuste de los TCRs es baja, es decir, la corrección de las
desviaciones no es automática. Por otro lado, los coeficientes que reflejan el
grado de interrelacionamiento entre los TCRs (elasticidades de largo plazo)
evidencian que la relación entre las demandas agregadas de estos países es
similar.
CONCLUSIONES 77

Aunque existe dos puntos de vista totalmente opuestos en el enfoque de


integración (enfoque ex – ante y ex - post), es evidente que a comparación de
otras regiones como la europea falta mucho camino por recorrer, por lo que en
el corto plazo los deseos de conformar una unión monetaria no pueden ser
cumplidos.

Por último, el presente trabajo revisó la factibilidad económica de la integración


monetaria basándose en la existencia o no de ciclos económicos simétricos,
situación en la cual la fijación del tipo de cambio es conveniente, sin embargo,
se debe ampliar el tema en los siguientes aspectos:

• Se debe analizar la viabilidad política – social de culminar el proceso de


integración, tomando en cuenta la temporalidad de la solución a los
conflictos actualmente suscitados. Esto implica un buen entendimiento
de las relaciones diplomáticas entre Bolivia y Chile, así como de todos
los miembros del MERCOSUR Ampliado.

• Se debe analizar si los países cuentan con otros mecanismos de ajuste,


como por ejemplo, el grado de movilidad de los factores o la flexibilidad
de los salarios, además del estado de las condiciones ex – ante,
realizando un análisis profundo de la migración/emigración de los
factores productivos, estructura económica de los países, legislaciones
laborales, relaciones comerciales, políticas fiscales, etc.

• Se debe incluir la participación de la República del Perú en todos los


aspectos, ya que en octubre de 2004 establece un Acuerdo de
Complementación Económica con el MERCOSUR.
CONCLUSIONES 78

• Se debe analizar la posibilidad de integración MERCOSUR Ampliado –


CAN como proceso de integración a nivel continental, tomando en cuenta
sus implicaciones con relación a otros acuerdos regionales como el
Tratado de Libre Comercio (TLC), Asociación de Libre Comercio
Americana (ALCA), etc. además de su relación con otros bloques
económicos como la Unión Europea o los países asiáticos.