Está en la página 1de 136

AGRADECIMIENTO

AUTORES:

Amilcar Salinas Núñez Director de Proyecto - Ingeniero Civil MSc en Recursos Hídricos

Manuel de Jesús Sánchez Especialista en Suelos y Cobertura Vegetal - Ingeniero Agrónomo

Edgardo Zúniga Andrade Especialista en Climatología Ingeniero Meteorólogo

Jorge Fúnez Técnico en Sistemas de Ingeniería Geográfica

COLABORADORES:

José Martín Mayorquín - Ingeniero Civil MSc en Ingeniería Hidráulica y Saneamiento

Agradecimiento especial al Ingeniero Ramón Paz Barahona por su amplia disponibilidad para enriquecer varios conceptos hidrológicos tratados en este manual.

Agradecimiento especial al Ingeniero Hugo Zacarías, Especialista Sectorial del Banco Interamericano de Desarrollo (BID) por su confianza y apoyo brindado para obtener fondos del Programa de Cooperación Técnica de Apoyo al Proceso de Reconstrucción Nacional.

REVISORES:

MSc José Luis Segovia Director de Medio Ambiente (FHIS) Ing. Angel Eduardo Sánchez Experto en Gestión Ambiental Municipal de la Unidad Técnica de Agua y Saneamiento (FHIS)

MANUAL DE REFERENCIAS HIDROLOGICAS DE HONDURAS

I N D I C E

1. RESUMEN

01

2. INTRODUCCIÓN

02

3. JUSTIFICACIÓN

03

4. OBJETIVOS

04

4.1. Objetivos Generales

04

4.2. Objetivos Específicos

04

5. METODOLOGÍA

05

6. ALCANCE DEL MANUAL

09

7. CONCEPTOS HIDROLÓGICOS

10

7.1. Ciclo Hidrológico

10

7.2. Precipitación

12

7.3. Escorrentia Superficial

13

7.4. Patrones Climáticos que producen precipitación (lluvia) en nuestro País

15

7.4.1 Los Fenómenos Metereológico que Influencian la Atmósfera de Honduras

15

7.4.2 El Período de Dominio de los Fenómenos Meteorológicos

16

7.4.3 Factores Locales

16

7.4.4 Principales Efectos de los Fenómenos Meteorológicos en Honduras y Centro América

17

8. MEDICIONES HIDROLÓGICAS

20

8.1. Red de Observaciones y Mediciones Hidrometereológicas

20

8.2. Red Hidrométrica

21

8.3. Red Pluviométrica

22

8.4. Procesamiento de Datos

23

8.4.1. Consideraciones Generales

23

8.4.2. Recolección de datos de lluvia

23

8.4.3. Calidad de los Datos Lluvia

27

8.4.4. Probabilidad

27

8.4.5. Probabilidad de Ocurrencia

29

1

8.5.

Clasificación Hidrológica de los Suelos de Honduras

32

8.5.1. Consideraciones Generales

32

8.5.2. Información Existente

32

8.5.3. Clasificación Hidrológica de los Suelos según USDA

32

8.5.4. Pruebas de Campo

34

8.5.5. Selección de Sitios para Muestreo

35

8.5.6. Clasificación Hidrológica de los Suelos en Honduras

38

8.6.

Vegetación o Cobertura Vegetal

41

8.6.1. Consideraciones Generales

41

8.6.2. Información Existente

41

8.6.3. Descripción Técnica de Campo y Tablas para determinar el número completo (CN) y el coeficiente de escorrentia

41

8.6.4. Descripción de Campo para cada Uso o Cobertura Vegetal del Suelo

50

8.6.5. Papel de la Vegetación en la Escorrentia Superficial

58

9. ANÁLISIS HIDROLÓGICO

63

9.1 Variables de Tiempo

63

9.1.1

Tiempo de Concentración

63

9.2 Determinación Espacial de la lluvia

65

9.3 Distribución Temporal de la Lluvia (Intensidad, Duración, Frecuencia IDF)

69

9.3.1

Patrón de Distribución Temporal de la Tormenta de Diseño

71

9.4 Concepto de la Lluvia Efectiva

73

9.5 Relación Lluvia Escorrentía

74

9.6 El Método Racional

74

9.7 Método del Hidrograma Unitario

79

9.7.1

El Hidrograma

79

9.7.2

Concepto del Hidrograma Unitario

79

9.8 Método del Soil Conservation Service

80

9.8.1

Hidro Unitario Adimensional

80

9.8.2

Abstracciones y Lluvia Efectiva

86

10. CONCLUSIONES Y RECOMENDACIONES

94

11. BIBLIOGRAFÍA

96

12. LISTA DE CUADROS

12.1 Lluvia Máxima Probable de 24 horas

12.2 Lluvia Máxima Probable de Corta Duración

12.3 Coeficientes a, b, y n Para Diferentes Estaciones

2

ANEXO 1 DATOS HIDROLOGICOS VOLUMEN 1

ÿ Mapas de Precipitación Máxima de 24 hrs. 2, 5, 10, 20 y 50

ÿ Mapa de Isopletas (a, b y n) 2, 5, 10, 20 y 50

ÿ Gráficas de IDF (Diferentes Estaciones y Regiones del País)

ÿ Series de Lluvia Máxima de Datos de de 24 hrs.

ANEXO 1 DATOS HIDROLOGICOS VOLUMEN 2

ÿ Series de Lluvia Máxima de Corta Duración

ÿ Mapa Red Pluviométricas y Pluviográficas

ANEXO 2 DATOS SUELOS

ÿ Mapa Hidrológico de Suelos

ÿ Mapa de Suelos Simmons

ÿ Mapa Geológico

ÿ Mapa de Cobertura Vegetal Imagen 1994

ÿ Mapa de Ubicación Sitios de Muestreo de Suelos

ÿ Resultados de Infiltración y Textura de Suelos

ÿ Resultados de la Descripción de Campo para la Clasificación Hidrológica de Suelos de Honduras.

1.

RESUMEN

El Manual de Referencias Hidrológicas de Honduras que se ha elaborado representa una herramienta que facilitará y permitirá la implementación de métodos apropiados para la estimación de caudales a utilizarse en el diseño de estructuras de drenaje menor. Asimismo este manual propone metodologías para la estimación hidrológica de caudales para estructuras mayores, que aunque no fue uno de los objetivos previstos, se consideró muy importante y oportuno tratar dicho tema por ser de mucha utilidad y de difícil separación de la temática analizada.

Esta herramienta debe ser divulgada ampliamente de tal forma que se vuelva un documento dinámico susceptible de correcciones, incorporaciones y/o modificaciones como resultado de los procesos de diseño y calibración de datos de campo.

Sin menoscabo de la valiosa e importante literatura escrita y computacional que circula en nuestra República de Honduras, el "Manual de Referencias Hidrológicas" se ha preparado con el fin de adoptar metodologías apropiadas que puedan ser aplicadas tomando en cuenta la información hidrológica disponible tanto cuantitativa como cualitativamente y su ubicación geográfica.

El equipo profesional que ha elaborado este manual, así como el que participó en la revisión de las diferentes propuestas de versiones hasta llegar a esta edición final, elaboraron un trabajo minucioso y sistemático desde la ubicación e identificación de las fuentes y cantidad de información existente hasta la definición de las metodologías a ser propuestas para incorporarse al texto del manual. Estas informaciones, datos, metodologías, etc., abarcan el campo hidrológico en sus conceptos básicos del ciclo hidrológico, mediciones, clasificación de suelos, vegetación o cobertura vegetal, análisis de las variables y adopción de metodologías para la estimación de caudales.

INTEMA, S. de R. L. de C. V., firma consultora seleccionada por el Fondo Hondureño de Inversión Social (FHIS) a través de un concurso de consultoría, para elaborar el presente manual, dedicó uno de sus mejores esfuerzos para producir una obra inédita en el campo de la ingeniería en Honduras, no solamente en el campo hidrológico sino en las diferentes áreas de la ingeniería.

El Fondo Hondureño de Inversión Social (FHIS) se siente complacido de haber contribuido a la concretización de una obra de este tipo que coadyuvará a la tecnificación de los diseños de obras de drenaje y que con el aporte del Banco Interamericano de Desarrollo se ha logrado elaborar.

1

2.

INTRODUCCIÓN

La mayoría de los proyectos para el control de las aguas de avenida se llevan a cabo en áreas hidrográficas tributarias que no poseen registros de caudal que permitan conocer la magnitud y la periodicidad de tales eventos. Para la estimación de tales magnitudes es necesario buscar relaciones entre los registros pluviales, las características físicas de las áreas receptoras de interés y las bondades de sus suelos para infiltrar y transmitir parte de la lluvia.

Como consecuencia de lo anterior, por muchos años se ha venido acariciando la idea de preparar un documento guía que resuma en su contenido la información pluvial necesaria, estadística y probabilisticamente elaborada, que como una especie de Banco de Datos permita a los profesionales interesados tener acceso fácil a valores de diseño en las labores de planificación y estudio de carreteras, aeropuertos y drenajes urbanos, entre otras actividades.

El Fondo Hondureño de Inversión Social (FHIS) a través de la Dirección de Medio Ambiente, después de sus experiencias en los proyectos de reconstrucción nacional con ocasión de los daños causados del Huracán Mitch, donde la diligencia en procurar la información hidrológica de apoyo no formó parte del éxito, tomo a bien apoyar la idea de preparar un documento que llenará tales aspiraciones.

Esta idea pudo materializarse gracias al apoyo que el Banco Interamericano de Desarrollo (BID) ofreció en calidad de donación al FHIS, a través del Programa de Cooperación Técnica ATN/SF-6441-HO. para el proceso de reconstrucción nacional post MITCH, fondos que fueron manejados a través del Ministerio de Finanzas.

Los esfuerzos han sido muchos pero no necesariamente se han cumplido todos. Es necesario que las instituciones que nos proporcionaron la información de base como: La Empresa Nacional de Energía Eléctrica, El Departamento de Estudios Hidrológicos y Climatológicos de la Dirección General de Recursos Hídricos y el Servicio Meteorológico Nacional, logren una mayor densidad en la cobertura de sus redes de observación pluvial y climáticas en general, para cubrir aquellas áreas del país con menor desarrollo, y así lograr que durante la planificación de sus obras viales, de drenaje y sus desarrollos urbanos consideren la información hidrológica con el propósito de lograr diseños más adecuados, técnico, social y ambientalmente.

La intención del presente manual es la de iniciar un proceso, el cual requiere de validaciones a través de mediciones directas en campo, en donde se involucren aspectos tales como; suelo y vegetación. Por tal motivo se han iniciado los tramites para una segunda etapa en busca de este propósito.

El FHIS, a través de la Dirección de Medio Ambiente de la institución, pretende provocar durante la segunda etapa una mayor participación de las instituciones relacionadas con el tema, y buscar la normalización de métodos y criterios hidrológicos que deben considerarse en el diseño de obras de drenaje.

2

3.

JUSTIFICACION

El Fondo Hondureño de Inversión Social reconstruyó mas de 300 proyectos de agua potable con un monto significativo durante la emergencia provocada por el Huracán Mitch, sobre los cuales se hace necesario considerar su vulnerabilidad y la de sus cuencas hidrográficas.

El FHIS a través de la Dirección de Medio Ambiente y una consultoría contratada por el Banco Mundial realizó la identificación de los sitios vulnerables donde se encuentran ubicados los elementos hidráulicos que conforman los sistemas de agua potable reconstruidos durante el período de emergencia post Mitch, para posteriormente iniciar la construcción de obras de mitigación ambiental en los sitios identificados.

Uno de los principales obstáculos que se ha tenido para desarrollar el trabajo técnico de diseño de las obras de mitigación ambiental ha sido la falta de información hidrológica procesada. Adicionalmente el FHIS ha realizado estudios de obras de drenaje en más de 1440 sitios (puentes, cajas vados etc.), donde la principal interrogante planteada es la revisión de los caudales que se utilizaron en el diseño de las mismas, debido a los diferentes criterios empleados por los consultores contratados, ya que no existe uniformidad de criterios y métodos en el análisis.

Al no existir en el país un documento que facilite este análisis, el FHIS consideró contratar los servicios de una firma consultora para realizar un "Manual de Referencias Hidrológicas de Honduras", que uniformice criterios en el análisis de la información hidrológica, y plantee un procedimiento fácil de entender y realizar en la determinación de caudales en estructuras de drenaje menor para todo el país.

3

4.

OBJETIVOS

4.1 Objetivos Generales

- Generar un documento guía, que ofrezca la información base actualizada para las estimaciones hidrológicas requeridas en el diseño de obras de drenaje y afines.

- Proporcionar al Fondo Hondureño de Inversión Social (FHIS), un manual que contenga la información base para reglamentar los procedimientos de cálculo hidrológico, que se requieren para el diseño de obras de drenaje.

- Proponer métodos de cálculo hidrológico que como mínimo deberían emplearse en el país para el diseño de obras de drenaje.

4.2 Objetivos Específicos

- Generar un documento que sirva de guía para la capacitación de los técnicos (Ingenieros, Arquitectos) que laboran en el FHIS.

- Clasificar los suelos de Honduras de acuerdo a su capacidad hidrológica.

- Generar mapa de clasificación hidrológica de los suelos de Honduras.

- Hacer una memoria descriptiva de los usos y cobertura vegetal del suelo de Honduras y su relación con los valores de escorrentía superficial.

- Recopilar la información hidrológica de lluvia actualizada, que poseen varias instituciones del gobierno.

- Proporcionar una base de datos hidrológicos depurada tanto de tipo pluviométrica como pluviográfica.

- Generar mapas para las precipitaciones máximas de larga duración para diferentes períodos de retorno.

- Generar mapas de isopletas para los valores de a, b y n, en diferentes períodos de retorno para determinar la intensidad de la lluvia.

- Generar las curvas de intensidad, duración y frecuencia (IDF) para precipitaciones de corta duración de las estaciones pluviográficas del país.

- Elaborar como parte del manual una sección didáctica, para la capacitación de profesionales con poca experiencia en el tema.

4

5.

METODOLOGÍA

Estructuración del Manual de Referencias Hidrológicas

En vista de que el manual esta dirigido a dos tipos de usuarios: el primero aquel profesional que desea lograr aclarar y mejorar sus conocimientos básicos de hidrología y el segundo el especialista que demanda de un documento que recopile y analice los datos e información hidrológica actualizada de nuestro país relacionado con el diseño de obras de drenaje.

Se decidió dividir el manual en dos grandes secciones la primera desarrollada bajo un matiz didáctico que pretende exponer de manera clara las metodologías de cálculo hidrológico que como mínimo deben aplicarse para el diseño de obras menores de drenaje y una segunda compuesta por anexos agrupados en tres grandes temas; lluvia, suelos y cobertura vegetal en los cuales se presentan a detalle tanto las series de datos hidrológicos junto con su pruebas estadísticas de calidad, cuadros y mapas de precipitación máxima diaria para diferentes períodos de retorno, y curvas de intensidad, duración y frecuencia IDF; así como los resultados de la investigación de campo que se llevaron a cabo en diferentes series de suelo del país de acuerdo a la clasificación Simmons para generar el mapa de clasificación hidrológica de suelos de Honduras.

Finalmente y como parte de la segunda sección se presenta una memoria descriptiva del uso y cobertura vegetal de suelo con el objeto de hacer más objetiva la caracterización que se haga en el área tributaria de interés, incluyendo dentro de este anexo el mapa de uso y cobertura vegetal de 1994 desarrollado por el Centro Internacional de Agricultura Tropical (CIAT). A pesar de que posiblemente se publique en poco tiempo un mapa más actualizado sobre el tema esto no afecta la memoria descriptiva enunciada anteriormente, ya que como se sabe este aspecto biofísico es dinámico a través del tiempo por lo que el objetivo que se persigue en el presente manual es el de estandarizar la descripción para cada uso o cobertura.

La sección de los ANEXOS es la que se ha considerado será de utilidad para el especialista que desea utilizar el manual como material de información base para cálculos hidrológicos así como para el usuario que hará uso de ella para consultar los parámetros de cálculo que requieren las metodologías propuestas.

Sección 1

Como ya se mencionó está sección se desarrolló con una intención didáctica y considera dentro de su contenido los siguientes temas:

Conceptos Hidrológicos

5

Mediciones Hidrológicas: Que incluye aspectos relacionados con las redes de observación y mediciones hidrometereológicas, procesamiento de datos, suelos y vegetación.

Análisis Hidrológico:

Que incluye la determinación espacial y temporal de la lluvia, frecuencia y métodos de cálculo hidrológico que como mínimo deben utilizarse para el diseño de obras menores de drenaje, incluyendo un ejemplo para cada método.

Conclusiones y Recomendaciones

Sección 2

Como ya se mencionó, en esta sección se agrupa toda la información base, relacionada con la lluvia, suelos y vegetación de la cual a continuación se presenta un resumen del proceso que se siguió para la obtención de datos así como las pruebas aplicadas a las series de suelos para determinar su capacidad hidrológica.

Series de Datos Hidrológicos:Para analizar la serie de datos se procedió a recopilar la información distribuida en varias instituciones como; La ENEE, SANAA, La Dirección General de Recursos Hídricos de la Secretaria de Recursos Naturales y el Ambiente (SERNA) y Meteorología de la Dirección General de Aeronáutica Civil (DGAC) de SOPTRAVI. De esta recopilación se obtuvo un listado de 298 estaciones pluviométricas(con datos de lluvia diaria), y 49 estaciones pluviográficas (con lluvia de corta duración). Una vez realizadas las pruebas de calidad solo calificaron 170 estaciones pluviométricas y 40 estaciones pluviográficas. Las pruebas de calidad que se aplicaron a las series obtenidas para ambos tipos de estaciones consistieron en: Aleatoriedad , independencia y homogeneidad. Las series que pasaron las pruebas de calidad fueron ajustadas a una de las distribuciones más empleadas con este tipo de datos extremos como es la de Gumbel, respaldando dicho ajuste mediante la prueba de bondad de ajuste de Kolmogorov Smirnov en un intervalo de confianza del 95%. Con esta distribución fueron estimados los valores probables de las series para los períodos de retorno de 2, 5, 10, 20 y 50 años.

Precipitación Máxima de 24 Horas: Con los valores estimados para los diferentes períodos de retorno se elaboró un juego de mapas de isolíneas de igual precipitación para cada frecuencia, considerando la

6

interpolación entre estaciones y criterios orográficos y climáticos del territorio nacional.

Precipitación de Corta Duración: Con los datos estimados para los diferentes períodos de retorno se elaboraron las curvas de intensidad, duración, frecuencia para cada una de las diferentes estaciones pluviográficas, así como la ecuación respectiva para cada curva y frecuencia del tipo siguiente:

i

a

= (

d

+

b

)

n

En donde a, b y n son parámetros propios de cada estación (punto geográfico) y d, es la duración de la tormenta relacionada con el tiempo de concentración de la cuenca de interés. Los parámetros a y b fueron graficados y las isolíneas de igual valor (isopletas) fueron trazadas mediante interpolación aritmética para todo el territorio nacional, para frecuencias de 2, 5, 10, 20 y 50 años. En el caso del valor n, el cual se mantuvo constante para cada estación, (es decir invariable con la frecuencia) también se hizo un trazo de isopleta a nivel nacional. El uso de la isopletas antes mencionadas permitirá estimar la intensidad en cualquier punto del territorio nacional para una duración y frecuencia específica.

Suelos: Para poder determinar la clasificación hidrológica de los suelos de Honduras, se considero la clasificación hecha por Simmons en 1969 en la cual se definen 37 series de suelos para Honduras, tomando en cuenta las características físicas, agronómicas y geológicas de los mismos. Del total de las series se seleccionaron 25 por ser las más representativas y en donde más desarrollo de tipo antrópico se manifiesta. Una vez seleccionadas las series se ubicaron puntos georeferenciados para cada una de ellas considerando su extensión y representatividad. La clasificación hidrológica de los suelos se determino debido a que el manual propone el uso del método del sistema de conservación de suelos de los EE.UU. que requiere éste parámetro para generar el valor del número complejo (CN) que combina parámetros de vegetación y suelo para estimar la lluvia efectiva que escurre. La metodología de campo que se utilizo para determinar la capacidad hidrológica de los suelos fue la utilización de cilindros de infiltración, haciéndose 3 repeticiones para cada una de las series seleccionadas. Posteriormente se hizo un análisis de los resultados de campo para establecer los valores promedios de velocidad de infiltración para cada serie, asimismo se desarrollaron modelos matemáticos para estimar las velocidades de infiltración de cada serie de acuerdo a los datos de

7

campo y se genero la curva de infiltración acumulada que puede utilizarse para determinar la lluvia efectiva a través de la sobreposición del hietograma sobre esta curva.

Además de las pruebas de campo se utilizaron triángulos de textura de suelos en donde se hace una clasificación de la capacidad hidrológica de acuerdo a esta característica física (textura), y paralelamente se tomó en cuenta la geología y litología considerando el grado de alteración que estas presentan independientemente de la profundidad del suelo.

Uso y Cobertura Vegetal del Suelo: En

aspecto

biofísico dinámico que presenta cambios a través del tiempo, por ejemplo lo que hoy podría ser un bosque de pino en un período corto podría convertirse en un pastizal (pasto natural). El objetivo primordial que se busca en este tema es el de hacer un primer intento por generar una memoria descriptiva para cada uno de los usos o coberturas, la cual no se hizo a través de transectos de flora debido al tiempo y monto de la presente consultoría; sin embargo, se hizo una descripción general incluyendo el enunciado de las especies más frecuentes que se encuentran en cada uso o cobertura. Esta memoria podría considerarse como una primer etapa en la elaboración de una guía de referencia objetiva para clasificar el uso o cobertura, sin pretender que la misma se considere como absoluta y determinante.

vista

de

que

es

un

Los expertos en el tema consideran prudente hacer una revisión de la memoria utilizando el mapa de ecosistemas vegetales que dentro de poco será oficialmente publicado por la AFE/COHDEFOR en la cual se han determinado cerca de 60 tipos de cobertura.

8

6.

ALCANCE DEL MANUAL

- El manual es un documento que presenta información actualizada (año 2000) sobre valores extremos de lluvia de 24 hrs. de larga y corta duración.

- El manual de referencias hidrológicas debe considerarse como una guía elemental para el cálculo de caudales de avenidas a través de metodologías de cálculo que se han considerado aceptables y recomendables para nuestro país.

- El manual no debe considerarse como un trabajo final, ya que se requiere llevar a cabo una validación de campo que permita el afinamiento de los parámetros y variables que intervienen en las metodologías propuestas.

- Las metodología de cálculo que se recomiendan y presentan en el manual, no debe considerarse como única para calcular la diversidad de sistemas hidrológicos que pueden encontrarse en el campo, tanto en tamaño como en complejidad.

9

7.

CONCEPTOS HIDROLÓGICOS

7.1 Ciclo Hidrológico

El ciclo hidrológico que se muestra en la siguiente figura es una representación esquemática de los procesos del sistema hidrológico general. Se puede suponer que el ciclo comienza con la evaporación del agua de los océanos. El vapor del agua que resulta de la evaporación es trasladado por las masas de aire en movimiento y puede enfriarse, condensarse y formar nubes. Si las condiciones son favorables, el proceso de condensación continúa y aumentan los núcleos hasta que alcancen una dimensión suficiente para precipitarse. Parte de esta precipitación puede evaporarse en la atmósfera antes de llegar a la superficie de la tierra. Una gran parte de la precipitación cae directamente sobre los océanos y otra parte cae en la tierra.

La precipitación que cae en la tierra se distribuye en varias formas. Parte es interceptada por la vegetación, los edificios y otros objetos la cual se denomina como abstracción inicial; esta agua interceptada puede evaporarse de nuevo hacia la atmósfera y parte puede deslizarse por los mismo objetos, hasta llegar a la tierra. Parte de la precipitación corre sobre la superficie del suelo hacia los ríos y lagos, mientras que otra parte es retenida por las depresiones en la superficie del suelo (abstracción inicial). Parte del agua caída en la superficie del suelo se infiltra y se distribuye de la siguiente manera: una porción se queda cerca de la superficie del suelo constituyendo la humedad del mismo; ésta puede percolar hacia los depósitos subterráneos o volver a aparecer en la superficie, regresar a la atmósfera mediante los procesos de evaporación y de transpiración por las plantas. Una porción de las aguas infiltradas se mueve en las capas superficiales para luego reaparecer en la superficie del suelo o en el lecho del río en forma de escorrentía subsuperficial.

Ciclo Hidrológico

en la superficie del suelo o en el lecho del río en forma de escorrentía subsuperficial.

10

Otra porción alcanza un embalse más o menos permanente de agua subterránea por percolación profunda y reaparecerá después de largos intervalos de tiempos y a menudo en puntos muy distantes, en la forma de un surtidor, manando de un pozo artesiano o de un manantial.

Parte de la escorrentía de los ríos se puede desviar, mediante obras de derivación, para ser utilizada de inmediato con fines de abastecimiento de agua a las poblaciones, industrias, agricultura, producción de energía eléctrica, etc. Otra parte puede almacenarse temporalmente en embalses para la regulación de los caudales aguas abajo con el fin de evitar sus excesos y satisfacer cualquier tipo de demanda.

El agua almacenada en los depósitos subterráneos puede extraerse por bombeo o por simple gravedad y ser utilizada para satisfacer diferentes necesidades. Parte del agua se evapora de las superficies del suelo, de los lagos, de los ríos y de los pantanos. Parte de las aguas de los ríos, lagos y de los depósitos subterráneos fluye a los mares y océanos reiniciando así todo el proceso.

La siguiente figura muestra un flujograma del sistema hidrológico general. Los procesos del sistema son representados por flechas y los almacenamientos por cuadros.

Discretización del Ciclo Hidrológico

del sistema son representados por flechas y los almacenamientos por cuadros. Discretización del Ciclo Hidrológico 11

11

- Sistema Hidrológico Regional

El sistema hidrológico general o ciclo hidrológico se aplica a toda la tierra. En la mayoría de los casos el analista está interesado en una región menos extensa y con límites bien definidos. Los límites puede ser fisiográficos, siguiendo las líneas de división de una cuenca hidrográfica, pueden ser políticos o pueden coincidir con los límites de un área cultivada. Se puede ver en la figura 2, que el sistema hidrológico es un sistema contínuo, o sea, regido por el principio de la conservación de la masa. En otros términos, el sistema y sus salidas dan cuenta de todas las cantidades de agua que constituyen sus entradas.

Es obvio que el sistema hidrológico regional es un subsistema del sistema hidrológico general. También es posible que el analista considere el sistema hidrológico regional con otras salidas y entradas o solamente considere un subsistema, o sea, una parte del sistema hidrológico regional, de acuerdo con su objetivo, conocimiento de los procesos y los datos de que se disponga.

7.2

Precipitación

Concepto Es la caída y llegada al suelo de gotas de agua o partículas de hielo que se encontraban en las nubes.

Clases de precipitación:

- Lluvia Donde el diámetro de las gotas es mayor que 0.5 mm., y las gotas se encuentran bastante dispersas.

- Llovizna Donde el diámetro de las gotas es menor que 0.5 mm., y las gotas se encuentran muy cerca unas de otras.

- Nieve Son precipitaciones sólidas constituidas por cristales de hielo generalmente ramificado.

- Granizo Precipitaciones constituidas por bolas de nieve en forma irregular y cuyo tamaño varía entre 5 y 10 mm.

- Pedrisco Se refiere a granizos grandes, hasta 5 cm.

12

Dentro de las lluvias se incluye el chaparrón, chubasco o aguacero,

caracterizado

por

sus

grandes

gotas,

de

corta

duración

y

de

gran

intensidad.

Tipos de lluvia, según el proceso mediante el cual el aire asciende para enfriarse, condensar y originar las lluvias:

- Lluvias Convectivas Se forman al ascender el aire que ha sido fuertemente calentado in situ, propias de áreas de gran insolación y humedad. El aire caliente y húmedo que asciende es más inestable que el aire que lo rodea y sube con gran intensidad formando nubes de gran desarrollo vertical con lluvias fuertes y de corta duración.

- Lluvias de Convergencia Se originan por convergencia de vientos al hacer ascender en su encuentro gran cantidad de aire húmedo. Este ascenso es dinámico y no térmico como el primer caso, por lo que el aire proviene de áreas vecinas y no in situ.

- Lluvias Orográficas El mecanismo es similar al de las lluvias convectivas, salvo que la causa del ascenso no es el calor por contacto, sino el efecto mecánico del relieve, que obliga a ascender el aire y a enfriarse dinámicamente por la expansión adiabática experimentada. Es corriente en áreas de relieve montañoso donde soplan vientos húmedos.

- Lluvias Frontales En este caso dos masas de aire que convergen, tienen distinta temperatura y densidad, por lo tanto el aire más caliente y menos denso es forzado a ascender sobre el más frío, a través de una línea media inclinada de discontinuidad, produciéndose el enfriamiento y consiguiente condensación. Son lluvias menos fuertes y de larga duración.

7.3 Escorrentía Superficial

El segundo de los acontecimientos del ciclo hidrológico que interesa destacar en los estudios de drenaje, es el comprendido entre el momento en que la lluvia cae sobre la tierra y el instante en que el agua de escurrimiento pasa por un determinado punto del cauce. Esta parte del ciclo ha sido llamada ciclo de escorrentía.

13

Como se observa en ella, de la lluvia que cae sobre la tierra parte se

Como se observa en ella, de la lluvia que cae sobre la tierra parte se pierde por evaporación y transpiración, y la parte restante es interceptada por la vegetación o por el suelo. Esta última puede infiltrarse en el suelo o fluir sobre la superficie, formándose así los llamados gasto subterráneo y gasto superficial o escurrimiento, respectivamente. Desde el punto de vista hidrológico, el escurrimiento en una cuenca puede considerarse como una consecuencia de este ciclo, y es influenciado por dos grupos de factores: los climáticos y los fisiográficos.

Los factores climáticos que influyen en el escurrimiento son principalmente, las lluvias, las nevadas (que en nuestro país no ocurren) y la evapotranspiración, todos los cuales sufren cambios estacionales.

Los factores fisiográficos que contribuyen a fijar el escurrimiento pueden ser de dos tipos: características de la cuenca y características del canal por donde fluye el agua. Las características de la cuenca incluyen: tamaño, forma y pendiente de las áreas de drenaje, permeabilidad y capacidad de los depósitos de aguas subterráneas, presencia de lagos y ciénagas, usos de la tierra, etc. Las características del canal se refieren principalmente a su capacidad de almacenamiento y a las propiedades hidráulicas que gobiernan el movimiento y configuración de la corriente de agua.

En el diseño de obras menores de drenaje en carreteras cobran especial importancia las llamadas cuencas pequeñas o microcuencas.

14

Se define una cuenca pequeña como una cuenca muy sensitiva a las precipitaciones de alta intensidad y corta duración y a los usos de la tierra: el factor que determina su máximo escurrimiento es el flujo superficial. Una cuenca grande no presenta las sensibilidades anteriores, ya que el efecto de almacenamiento es muy pronunciado: el factor que determina su máximo escurrimiento es el flujo en el canal, de ahí la importancia de hacer mediciones hidrométricas (medición directa) en este tipo de cuencas. En una cuenca grande, la capacidad de almacenamiento depende de muchos factores, entre ellos la pendiente del terreno, geología, área de la hoya, conformación y capacidad hidrológica del suelo y otros. Dicha capacidad tiene valores altos al comienzo de la lluvia y decrece rápidamente al irse llenando las pequeñas depresiones; continúa declinando a medida que prosigue la lluvia y se aproxima a cero para valores altos o prolongados de ésta. Según la definición dada arriba para una cuenca pequeña, el tamaño de ésta podrá ir desde unas pocas hectáreas hasta mil o más. (El límite superior depende de las condiciones en que las sensibilidades antes indicadas queden perdidas debido al efecto de almacenamiento del canal.) Utilizando solamente el tamaño de la cuenca, es difícil distinguir una cuenca pequeña de una grande, ya que dos cuencas del mismo tamaño pueden comportarse diferentemente desde el punto de vista hidrológico. Una puede tener prominentes características del efecto de almacenamiento, como la mayoría de las cuencas grandes, en tanto que la otra puede manifestar fuerte influencia del uso de la tierra, como la mayoría de las cuencas pequeñas. Es por esto que en el presente manual se ha considerado la capacidad hidrológica de los suelos así como la influencia del uso y cobertura del mismo.

7.4 Patrones Climáticos que producen precipitación (Lluvia) en nuestro país.

En Honduras los regímenes pluviales obedecen a varios fenómenos meteorológicos los cuales se describen a continuación según las apreciaciones hechas por Zúniga desde 1972.

7.4.1

Los

Honduras

Fenómenos

Meteorológicos

que

La

meteorológicos:

atmósfera

de

Honduras

es

condicionada

Influencian

la

Atmósfera

de

por

los

siguientes

fenómenos

1. Zona Intertropical de Convergencia de los Vientos Alisios (ITC) y las Ondas Tropicales.

2. Sistemas anticiclónicos de viento propios de las masas de aire frío de origen extratropical y frentes fríos.

3. El Anticiclón de las Bermudas.

15

4.

Bajas Térmicas.

5. El Sistema de Brisas Marinas.

7.4.2 El Período de Dominio de los Fenómenos Meteorológicos

Los períodos de dominio de los fenómenos anteriormente indicados, entre fechas promedio, son respectivamente:

1. 5 de mayo - 14 de julio y 16 de agosto - 18 de octubre.

2. 18 de octubre - 22 de marzo.

3. 14 de julio - 16 de agosto.

4. 22 de marzo - 28 de abril.

5. 28 de abril - 5 mayo

7.4.3 Factores Locales

Los factores locales que interactúan en el comportamiento de cada uno de los fenómenos antes numerados, son por su importancia los siguientes:

Honduras Tiene un Relieve Muy Abrupto

Este relieve genera zonas de mayor precipitación en el barlovento de las cordilleras que se hallan orientadas en forma perpendicular al flujo predominante de los vientos alisios y también zonas de menos precipitación en el lado a sotavento de las mismas. Por otra parte este mismo relieve genera zonas donde el aire diverge, lo que trae como consecuencia zonas de menor pluviosidad y zonas donde el aire converge, generando zonas de mayor pluviosidad.

Honduras se Halla Ubicada a unas 900 Millas Náuticas al Norte de la Línea Ecuatorial Siendo Parte de un Istmo.

El hecho de hallarse a esta distancia de la línea ecuatorial permite a los fenómenos de origen polar y continental polar llegar hasta nuestro territorio, tales como las grandes masas de aire frío con su circulación anticiclónica y los frentes fríos, como también los fenómenos de origen tropical tales como la Zona Intertropical de Convergencia de los Vientos Alisios y las Ondas Tropicales. Por otra parte, el efecto de la brisa marina, el de la circulación de los vientos alisios y el calentamiento local son determinantes en la distribución de la humedad, siendo parte de un istmo.

16

Honduras se Halla en el Camino de Recorrido de Los Vientos Alisios

El país se halla orientado en sentido este a oeste de manera que hallándose en el camino de recorrido de los vientos alisios del cuadrante Noreste; éstos penetran por el Atlántico y aparentemente salen por el litoral Pacífico, manteniendo alta la humedad relativa en el litoral norte y generando la estación seca bajo el dominio de las masas de aire frío, en el litoral Pacífico. Los vientos alisios, al atravesar el país desde el Atlántico al Pacífico, condensan gradualmente en su recorrido gran parte de su humedad, liberando calor latente de condensación manteniendo un poco más cálido el aire que arriba al litoral Pacífico y más seco especialmente entre las fechas promedio del 18 de octubre al 22 de marzo. Este fenómeno de producir una gradual disminución de la precipitación al recorrer el viento el territorio, se llama "continentalidad".

7.4.4 Principales Efectos de los Fenómenos Meteorológicos en Honduras y Centro América

Los fenómenos meteorológicos causan, respectivamente, los principales efectos en la climatología de Honduras:

I.

La Zona Intertropical De Convergencia De Los Vientos Alisios Y Las Ondas Tropicales

Estos dos fenómenos influencian simultáneamente en el país y en C.A. causando los siguientes efectos:

a)

Generan y mantienen la estación chubascosa en casi todo el país, pero con menos intensidad en el litoral Atlántico.

b)

Al coincidir con la temporada de huracanes pueden presentarse, en forma pasajera, sus efectos en el litoral Atlántico.

c)

Los meses de mayor influencia de estos dos fenómenos suceden, para la mayor parte del país, en los meses de junio y septiembre.

d)

Bajo su influencia la nubosidad es del tipo de desarrollo vertical generando actividad eléctrica y chubascos, además del incremento de la precipitación pluvial y el número de días con lluvia.

e)

Los vientos alisios cambian en cortos lapsos de circulación del noreste (de los alisios) al cuadrante sudeste especialmente en los meses de mayo, junio y septiembre.

17

II.

Los Anticiclones (Masas De Aire Frío) Y Los Frentes Fríos

Estos dos fenómenos, influenciando también simultáneamente, causan los siguientes efectos:

a)

Hacen mermar las temporadas ambientales en el país, presentando las más bajas del año en sus primeros tres meses de efecto.

b)

Tornan la nubosidad a la forma de capas.

c)

Tornan la lluvia a la forma de llovizna, en vez de tipo chubasco.

d)

Desaparecen las tormentas eléctricas.

e)

Se establecen en cortos períodos los vientos del cuadrante norte y noroeste.

f)

Se presentan las noches y días despejados al final del período.

g)

Las temperaturas ambientales comienzan a aumentar hacia el final del período.

h)

Sobre el interior y sur se presentan períodos prolongados de días sin lluvia especialmente después del primer mes de su influencia.

i)

Aumenta la precipitación hasta alcanzar los valores más altos del año en el litoral Atlántico y generan la estación seca en el sur y centro del país.

j)

La presión barométrica se eleva al principio del período.

k)

Desaparecen los huracanes y tormentas tropicales en el Golfo de Honduras.

III.

El Anticiclón de Las Bermudas

En el período de aproximadamente un mes este fenómeno causa lo siguiente:

a)

Causa un veranillo dentro del período chubascoso llamado canícula.

b)

La canícula es más marcada en el sur del país y sectores del interior.

c)

Debido al relieve del país, el efecto es más marcado en algunas zonas en el mes de julio y en otras en el mes de agosto.

d)

El viento es predominantemente del noreste.

18

IV.

Las Bajas Térmicas

En este corto período se presentan las siguientes condiciones:

a)

El istmo centroamericano se calienta más que los mares generando por las tardes centros efímeros de baja presión que desaparecen durante el enfriamiento matutino.

b)

Las temporadas ambientales generalmente alcanzan los valores más altos del año.

c)

La humedad relativa frecuentemente registra los valores más bajos del año, especialmente en el sur y sectores del centro.

d)

El viento se vuelve suave variable.

e)

Se incrementa el peligro de incendios forestales especialmente en los días cuando la humedad relativa es la más baja, la temperatura ambiental es la más alta y el viento es suave variable.

f)

Se presentan chubascos muy aislados en el sur al final del período.

V.

El Sistema De Brisa Marina

En el corto lapso de dominio de este fenómeno se producen los siguientes efectos, especialmente cuando la brisa marina del Pacífico penetra tierra adentro hasta aproximadamente el parteaguas continental:

a)

Se presentan tormentas eléctricas vespertinas y nocturnas de corta duración, llamadas popularmente el chubasco de los "chiquirenes".

b)

El viento se vuelve frecuentemente del cuadrante sur en sectores del interior y sur del territorio nacional por las tardes y noches.

19

8.

MEDICIONES HIDROLÓGICAS

8.1 Red de Observaciones y Medición Hidrometeorológicas

En el país existen varias instituciones que observan diferentes parámetros climáticos tendiendo a los intereses de cada una, como ser las siguientes:

Secretaría de Recursos Naturales y Ambiente (SERNA) a través del Departamento de Estudios Hidrológicos y Climatológicos de la Dirección General de Recursos Hídricos (D.G.R.H.) Empresa Nacional de Energía Eléctrica a través de la Unidad de Hidrología Secretaría de Obras Públicas Transporte y Vivienda (SOPTRAVI) a través del Servicio Meteorológico Nacional de la Dirección General de Aeronáutica Civil (D.G.A.C.) El Servicio Autónomo Nacional de Acueductos y Alcantarillados (SANAA) a través del Departamento de Cuencas. Fundación Hondureña de Investigación Agrícola (FHIA) La División Municipal de Aguas de San Pedro Sula (DIMA)

Dependiendo de su instrumentación y las variables que se observan, las estaciones se clasifican de la siguiente manera:

Estaciones Sinópticas Estación Hidrometeorológica Principal (HMP) Estación Hidrometeorológica Ordinaria (HMO) Estaciones Pluviométricas.

Estaciones Sinópticas:

Son aquellas estaciones que además de registrar los parámetros generales hidrometereológicos están equipadas para la medición de parámetros utilizados por la navegación aérea:

Dirección y velocidad del viento mediante un anemómetro de beleta.

Medición

de

presión

atmosférica

utilizando

un

barómetro

de

barómetro aneroide.

fortín

y

Estaciones Hidro Meteorológicas Principal (HMP) Están equipadas para la medición de todas las variables hidro meteorológicas por ejemplo:

Lluvia, mediante un pluviógrafo y un pluviómetro

Viento, utilizando un anemómetro totalizador

Horas de Sol

Evaporación, utilizando un evaporímetro piché

Temperatura

Humedad Relativa

20

Estas estaciones se utilizan para obtener datos mediante los cuales se caracterizan el clima desde el punto de vista agrometereológico.

Estación Hidro Meteorológica Ordinaria (HMO) Estas estaciones miden las variables igual que la HMP aunque pueden carecer del evaporímetro piché, del anemómetro totalizador y del pluviógrafo.

Estaciones Pluviométricas Estas estaciones solo están equipadas con un pluviómetro para medir la precipitación cada 24 hrs.

Para efectos del presente manual nos concentraremos en lo referente a la medición de la precipitación, que se fundamenta en el principio de que la profundidad de agua observada durante un lapso de tiempo cualquiera, es la medida de la cantidad de lluvia producida por una tempestad, despreciándose las pérdidas. Con el objeto de medir la altura de las láminas de agua, se utilizan diversos tipos de instrumentos con la condición de que cualquiera que sea el instrumento utilizado represente siempre las condiciones estándar.

En Honduras los instrumentos que se utilizan para medir la cantidad de lluvia son:

El Pluviómetro

El Pluviógrafo

Pluviómetro:

Consiste en un recipiente, por lo general de forma cilíndrica, con una abertura normalizada, o través de la cual se capta la precipitación que es medida como una profundidad (mm), y registrada diariamente en nuestro país a las 0700 horas. Estos registros son utilizados para el análisis de la precipitación diaria.

Pluviógrafo:

Básicamente es el mismo instrumento con la misma abertura pero en su interior posee un mecanismo de relojería que acoplado a una plumilla y una cinta de papel especialmente graduado, gráfica la cantidad de lluvia en forma contínua. Las gráficas generadas por el pluviógrafo son utilizadas para el análisis de lluvia de corta duración.

8.2 Red Hidrométrica

Para el desarrollo de diversos Proyectos de Ingeniería, se hace necesario cuantificar los caudales disponibles de las corrientes fluviales. El método más adecuado para estimar esta disponibilidad, es la medición directa que 4 realiza en una estación Hidrométrica equipada con una escala limnimétrica, mediante la cual un observador registra el nivel del agua de la corriente a intervalos descritos (A la misma hora (s) todos los días).

21

Los caudales pueden registrarse también de manera contínua; para lo cual se requiere de un limnígrafo que genera gráficas de los niveles de la corriente de agua. Estos registros son indispensables para conocer los hidrogramas de cuenca.

Para este tipo de mediciones se ha manejado la de un alto costo; sin embargo esta es una aseveración que no es cierta ya que en el país la mano de obra de calificación mínima es barata lo que genera un costo operativo bajo.

Por otro lado si analizamos que la información que genera una estación Hidrométrica sirve para la toma de decisiones y planeación de proyectos de desarrollo para el país, la relación beneficio costo es muy favorable.

Como ejemplo, podemos citar la población del Valle de Támara que en la actualidad se esta reubicando sin ningún registro histórico del aporte de sus fuentes.

Otro caso de gran relevancia es el que se presenta en el embalse de la represa hidroeléctrica del Cajón Francisco Morazán, el cual originalmente fue diseñado para operar con 4 turbinas pero en la actualidad se realizan racionamientos drásticos por baja disponibilidad del recurso hídrico.

Cuando se tiene una serie de los caudales en un punto de interés (máximo, mínimo, anuales etc.) el cálculo de un caudal máximo probable para una frecuencia dada, se obtiene directamente de los datos registrados por una estación hidrométrica.

En Honduras las estaciones hidrométricas son muy pocas y se ubican especialmente en los sitios potenciales de presas o embalses identificados para usos como; hidroeléctricas, irrigación o abastecimiento de agua para consumo humano.

8.3 Red Pluviométrica

En nuestro país existen dentro de la red de observaciones y mediciones hidrometereológicas, la medición de la lluvia mediante el uso de unos 250 pluviómetros ubicado en diferentes regiones (ver mapa de la red pluviométrica) y unos 45 pluviográficos distribuidos de acuerdo a los intereses de diferentes instituciones por lo que no presentan un patrón representativo del Territorio Nacional. Por ejemplo en el Sur del país (Choluteca, Nacaome etc.) la densidad de los instrumentos es mucho mayor con respecto a existente en el oriente del país.

De acuerdo a la organización meteorológica mundial (OMM) "Guía a prácticas hidrometereológicas 1956"; se recomienda como mínimo una estación pluviométrica por cada 900 km² en zonas planas y 250 km² en zonas montañosas en la región tropical.

22

Bajo esta consideración y estimando que el 70% de Honduras es montañoso se requerirían unas 313 estaciones en el área montañosa y de unas 343 en zonas planas para un total de 347 en todo el país. Sin embargo, actualmente contamos con alrededor de 172 estación (49.5%) con registros adecuados. No obstante su distribución espacial no obedece a las recomendaciones de la guía referida.

Para tener un mejor conocimiento del comportamiento pluvial en nuestro territorio es necesario mejorar la red tanto en cantidad como en calidad, poniendo especial atención a las áreas montañosas.

8.4

Procesamiento de Datos

8.4.1

Consideraciones Generales

Los avances en la hidrología científica y la ingeniería, dependen de las medidas contínuas y confiables de variables hidrológicas. Estas mediciones se pueden registrar por una gran variedad de métodos, que van desde del simple registro manuscrito de un operador hasta las estaciones telemétricas a través del uso de satélites.

Los Ingenieros Hidrológicos normalmente tienen el problema de encontrar series

de datos hidrológicos generados por diferentes métodos, por lo que normalmente,

el ordenamiento y clasificación de los datos es uno de los primeros trabajos que

frecuentemente llevan a cabo.

A pesar de que la tecnología ha mostrado un avance espectacular durante los

últimos años, países en desarrollo como el nuestro siguen utilizando método manuales de medición directa. En este capítulo se tratará de brindar información básica sobre el proceso y control de calidad de las observaciones que se hacen en las estaciones hidrometereológicas, tomando en consideración sobre todo los datos de lluvia.

Otras mediciones como evaporación, agua subterránea, calidad de agua etc. pueden ser datos de una estación hidrometereológica que son procesados por diferentes entidades interesadas en estos temas específicos.

8.4.2 Recolección de Datos de Lluvia

Las observaciones diarias de los pluviómetros son llevadas a gabinete al finalizar cada mes calendario. Estos datos son tabulados como se muestra en el siguiente cuadro.

23

Latitud:

Longitud:

Cuadro de Precipitación Diaria Estación La Guama Cuenca: Ulua

La lectura de las 7: de la mañana es asignada al día previo

Año

Día/Mes ENE FEB. MAR ABR MAY JUN JUL AGT SE OCT. NOV DIC P Mm
Día/Mes
ENE
FEB.
MAR
ABR
MAY
JUN
JUL
AGT
SE
OCT.
NOV
DIC
P
Mm
mm
mm
mm
mm
mm
mm
mm
Mm
mm
mm
Mm
1
2
3
4
5
6
7
8
9
10
11
12
13
14
15
16
17
18
19
20
21
22
23
24
25
26
27
28
29
30
31
TOTALES

Días en los que no se registran datos.

24

Con la información pluviográfica, que consiste en una cinta de papel como se muestra en la Figura No. 8.1 El procesamiento se inicia con la tabulación de los registros gráficos, en un cuadro que contiene la precipitación leída de la gráfica a cada 5 minutos durante el tiempo que dura cada tormenta.

Tiempo

Datos

     

Hasta duración de la

Transcurrido

Registrados

5

10

15

tormenta en análisis

Minutos

Mm

5

0.3

0.3

----

----

 

10

0.8

0.8

1.1

----

 

15

0.7

0.7

1.5

1.8

 

20

0.4

0.4

1.1

1.9

 

25

0.6

0.6

1.0

1.7

 

30

0.5

0.5

1.1

1.5

 

35

0.5

0.5

1.0

1.6

 

40

0.5

0.5

2.0

2.5

 

45

1.8

1.8

2.3

3.8

 

50

1.3

1.3

3.1

4.6

 

55

2.3

2.3

3.6

5.4

 

60

1.1

1.1

3.4

4.7

 

Nota: Los intervalos de tiempo de análisis más utilizados son 5, 10, 15, 20, 30, 45, 60, 120, 360, 720.

Luego se extrae las precipitaciones máximas contínuas para los intervalos comúnmente utilizados, en nuestro caso, y por ser solo un ejemplo, solo se presentan para 5, 10 y 15 minutos.

Intervalo

Precipitación

de tiempo

Máxima (mm)

minutos

5

2.3

10

3.6

15

5.4

Hasta la duración de Tormenta analizada

 

A cada cuadro de tormenta procesada se le debe anotar la fecha y observación sobre el origen de la tormenta. Al final de cada mes se anota en un cuadro, como el que se muestra a continuación, el resumen anual de las precipitaciones máxima

25

para defectos intervalos de tiempo. De ésta forma se obtienen las series de lluvias de corta duración; 5, 10, 15, 20, 30, 60, 360, 720 minutos etc. para cada estación pluviográfica.

SECRETARIA DE RECURSOS NATURALES Y AMBIENTE DIRECCION GENERAL DE RECURSOS HIDRICOS

DEPARTAMENTO DE SERVICIOS HIDROLÓGICOS Y CLIMATOLÓGICOS CANTIDADES MAXIMAS DE PRECIPITACION PARA 5 MINUTOS

ESTACION

TIPO: HMP

DEPARTAMENTO DE FRANCISCO

:EL ZAMORANO

MORAZAN

CUENCA: CHOLUTECA

LATITUD:

14-00-45

NOMENCLATURA:

ELEVACION:

LONGITUD: 87-00-08

780 msnm

-------- ------- ------

------- ------- ------- ------- ------- ------- ------- ------- ------- -----

ANO

ENE

FEB

MAR

ABR

MAY

JUN

JUL

AGO

SEP

OCT

NOV

DIC

Máxim

a

 

-------

------

-------

-------

-------

-------

-------

-------

-------

-------

-------

-----

Anual

1978

0.4

0.2

0.6

5

8

3.5

3

8

8

1

3.6

2.3

8.00

1979

0.5

0.4

0.4

6.9

9.2

10

8

5

5.5

4.2

16

1.5

16.00

1980

     

1.7

10.3

10

8.8

9

9

8

   

10.30

1981

 

3.4

2.9

 

8.5

6.8

4.2

9

6.4

5

3.7

2

9.00

1982

 

0.8

0.4

5.5

8.5

6.8

6.3

6

7

9

0.6

0.6

9.00

1983

0.4

1.6

1.8

6.5

7

9

7

8

6.5

4

5.5

0.8

9.00

1984

1.2

 

1.8

4.8

10.8

11.8

5

10.4

3

4.2

   

11.80

1985

     

7

7

2

6.5

9.5

8

11.5

 

5

11.50

1986

       

8.6

6

6

5.5

10.2

6

7

 

10.20

1987

   

5

1.6

13.9

5.5

9

6

12.9

4.7

3.2

1.5

13.90

1988

 

1.3

4.5

8.9

9.7

8.6

5

8.9

7

6

1.5

0.7

9.70

1989

0.9

     

0.6

7.2

5.5

5.5

       

7.20

1990

       

6.2

5

 

5.9

9

6.7

7.5

 

9.00

1991

       

11

7

6

8

3.5

3

   

11.00

1995

   

1.9

5.1

5

 

3

         

5.10

1996

       

7.3

   

9

6.5

5.4

   

9.00

1997

       

4.5

4.5

 

6.8

4.9

3.5

5.8

 

6.80

1998

       

8

3.5

5.5

5.5

5

8.1

   

8.10

1999

         

4

5

5.2

       

5.20

2000

               

4.9

       

--------

-------

------

-------

-------

-------

-------

-------

-------

-------

-------

-------

-----

 

Media

0.7

1.3

2.1

5.3

8

6.5

5.9

7.3

6.9

5.6

5.4

1.8

 

--------

-------

------

-------

-------

-------

-------

-------

-------

-------

-------

-------

-----

 

NOTA: ESPACIOS EN BLANCO NO HAY DATO

26

8.4.3

Calidad de los Datos de Lluvia

1) Cuando se utilizan los datos registrados por una estación pluviográfica, generalmente surgen dos tipos de dificultades: Pueden faltar valores en el registro debido a irregularidades en las lecturas o pérdidas del registro, o puede suceder que la estación haya sido trasladada de un lugar a otro en el transcurso de su vida.

En el primer caso se hace necesario estimar el valor faltante, y en el segundo caso deben modificarse los nuevos registros a fin de usarlos conjuntamente con los antiguos.

Para ambos problemas, los textos de hidrología detallan los métodos de ajuste a seguir, utilizando un promedio de relaciones entre el valor desconocido y el promedio anual de los registros para encontrar el valor faltante, o cuando se desea comprobar la regularidad del registro de una estación, empleando el método denominado de doble masa que consiste en elaborar una curva mediante la representación determinada contra la media acumulada de un grupo de estaciones, del cual forma parte la primera.

Una vez que las series de datos han sido completadas en toda la longitud de su registro se hace necesario conocer estadísticamente la calidad de dicha información, para lo cual están algunas pruebas como las que se presentan a continuación:

1) Prueba de Aleatoriedad Se espera que los datos observados obedezcan al azar.

2) Independencia Se espera que los datos observados no presenten ninguna tendencia en cuanto a la magnitud de los valores con respecto al tiempo. Expresado en función de la "media" de los valores se espera que esta se mantenga dentro de cierto rango y que no manifieste oscilación cíclica ni tendencia alguna.

3) Prueba de Homogeneidad Es una prueba que determina que los datos bajo análisis pertenecen a un conjunto y son representativos de la misma.

8.4.4 Probabilidad

La frecuencia de ocurrencia de la lluvia de varias magnitudes es importante para la evaluación de la susceptibilidad de los suelos a la erosión, para determinar la capacidad requerida de pequeñas estructuras de control hidráulico y para otras aplicaciones. Debido a la escasez de medidas de caudal superficial y las limitaciones en la transposición de estos datos entre pequeñas cuencas las estimaciones para la escorrentía de diseño de áreas pequeñas se basa a menudo en las relaciones lluvia escorrentía y datos de frecuencia de lluvias.

27

En el análisis estadístico una serie es una secuencia adecuada de datos (cumple con las pruebas de calidad: aleatoriedad, independencia y homogeneidad). Una serie anual se compone de los eventos máximos anuales, o sea el evento máximo en cada año, las cuales son comúnmente usadas por dos razones. La primera es

la forma en que son procesadas la mayoría de los datos tal que, la serie anual es

fácilmente obtenida. La segunda es que hay buenas bases teóricas para la extrapolación de series anuales de datos de las series anuales más allá del rango observado.

El

período de retorno (tr) de un evento dado es el promedio del número de años a

lo

largo del cual el evento se espera que sea igualado o excedido.

El

evento, el cual se espera que ocurra en promedio una vez cada N años, es el

evento de N años o Xtr. El concepto del período de retorno y evento de N años, no implica que un evento de cualquier magnitud dada ocurrirá a intervalos constantes

o aproximadamente constantes de N años. Ambos términos se refieren a la

frecuencia promedio esperada de la ocurrencia de un evento en un período largo de años.

La mayoría de funciones de frecuencias aplicables a análisis hidrológicos pueden expresarse de la siguiente manera:

X tr =

X + Ks x

Donde X = Es el valor medio Sx = Es la desviación standard de la variable que se estudia

El valor X tr , denota la magnitud del evento alcanzado o excedido en promedio una

vez en tr años.

K, es un factor que depende de la frecuencia y del coeficiente de sesgo. Una distribución comúnmente utilizada para valores extremos (series anuales) es la distribución doble exponencial, la cual ha sido ampliamente por Gumbel y a menudo lleva su nombre, en este método K es igual:

Donde

K

=

Ytr

-

Yn

Sn

Yn = Es la media reducida

Sn

= Es la desviación standard reducida

Estas variables son funciones solamente del tamaño de la muestra n. Ytr, Snr la variable reducida, esta relacionado al período de retorno Tr por la siguiente expresión:

Ytr = - (0.83405 + 2.30259 log

Tr

)

Tr

-

1

28

Los valores de K calculados mediante la ecuación correspondiente, usando los valores de gumbel para Yn, Sn, Ytr puede ser encontrados en tablas de parámetros de Gumbel.

8.4.5 Probabilidad de Ocurrencia

Según se ha indicado, el período de retorno o intervalo de recurrencia de una

lluvia es el valor inverso de su probabilidad de ocurrencia. Así se tiene

T r

=

_1 _

P

Esto indica que una lluvia que haya ocurrido en promedio una vez cada 20 años tiene una probabilidad de ocurrencia en cualquier año de 1/20 o sea, de 5 por ciento. En los textos de estadísticas se demuestra que la probabilidad de ocurrencia de un suceso se puede expresar mediante la fórmula

n P = k n = k 100 3
n
P
=
k
n
=
k
100
3

pk (1

p) n-k

-

Donde

n!

k)!

k!(n

-

p

k

n

es la probabilidad de ocurrencia en una prueba;

el número de objetos que se combinan, y

el número de objetos de la muestra

Esta expresión permite contestar preguntas como las siguientes: ¿Cuál es la probabilidad de que una lluvia de 50 años de frecuencia o período de retorno, ocurra exactamente tres veces en un período de 100 años? O ¿cuál es la probabilidad de que una lluvia de 50 años de frecuencia ocurra tres o más veces en un período de 100 años?

Para contestar la primera de ellas, se tiene

P (3 en 100) =

(1/50) 3 (1 - 1/50) 100-3

= 0,183

Luego hay un 18,3 por ciento de probabilidad de que dicha lluvia ocurra 3 veces en 100 años.

Para responder a la segunda pregunta, se puede escribir

P (3 ó más en 100) = P (3 en 100) + P (4 en 100)

29

+

o

también, puesto que la suma de las probabilidades de todas las lluvias de 50

años de frecuencia que pueden ocurrir en 100 años debe ser igual a la unidad.

P (3 ó más en 100) = 1 - P (o en 100) - P (1 en 100)

- P (2 en 100)

es decir,

- 100

- 100

- 0.133

P

(3 ó más en 100) =1- 100

(1/50) 0 (49/50) 100

(1/50) 1 (49/50) 99

(1/50) 2 (49/50) 98

-

0,271 -

= 1

0,273 = 0,323

lo que indica que la lluvia en cuestión tiene un 32,3 por ciento de probabilidades de ocurrir 3 ó más veces en 100 años.

De especial interés para el proyectista puede ser el conocer la probabilidad de que un evento sea excedido una o más veces en "N" años.

Siguiendo el procedimiento anterior, se tendrá

P

(1 ó más n años) = 1 - P (0 en n años)

que también se puede escribir

P (1 ó más n años) = 1 -

p o (1 - p) n

o también

P

(excedencia en n años) = 1 - (1 - p) n

30

La siguiente tabla ha sido elaborada como ejemplo de aplicación de esta expresión.

Vida del Proyecto

Excedencia

Permisible

1

25

50

100

%

Período de retorno requerido (1/p) = Tr

años

1

100

2,440

5,260

9,100

25

4

87

175

345

50

2

37

72

145

75

1,3

18

37

72

100

1,01

6

11

27

Según la tabla anterior a medida que se reduce la excedencia permisible es decir

el riesgo a tomar, se exige un período de retorno en años mayor que el analista

debe considerar para estimar la avenida máxima de diseño. Esto quiere decir que no debe confundirse período de retorno en años con probabilidad de que dicho evento sea excedido en un período de tiempo dado, que en este caso se refiere a

la vida útil del proyecto.

Por ejemplo si a un analista o proyectista se le demanda estimar la avenida

máxima de diseño para una obra que se desea tenga una vida de 25 años, según

el cuadro anterior, debe utilizar un período de retorno de 2440 años para el cual le

excedencia permisible es del 1%, lo cual es posible; sin embargo, se recomienda que el analista presente diferentes escenarios con sus respectivas excedencia para analizar de acuerdo a parámetros económicos, sociales y otros que es lo más conveniente o recomendable.

A continuación se detallan las fórmulas más utilizadas para determinar las

probabilidades de ocurrencia.

T =

1 =

T

Frecuencia promedio de ocurrencia o periodo de retorno en años

Probabilidad de ocurrencia en un año

(1 – 1 ) n =

T

Probabilidad de no ocurrencia en N años consecutivos

R = 1 – ( 1 – 1) n =

años.

T

Probabilidad o riesgo de ocurrencia durante un periodo de N

31

8.5.

Clasificación Hidrológica De Los Suelos De Honduras

8.5.1 Consideraciones generales

En la estructura que sirvió de marco de referencia para desarrollar el "Manual de Referencia Hidrológica para Honduras" se consideraron dos métodos hidrológicos que se utilizarán en la determinación del gasto o caudal de una cuenca; los cuales involucran, por una parte, el uso del suelo o cobertura vegetal para determinar el factor de escorrentía (Formula Racional), y por otro, la combinación entre la capacidad hidrológica de los suelos y la cobertura vegetal para generar el número complejo (denominado en inglés como Complex Number) que se aplica en el método de cálculo de caudal que utiliza el hidrograma unitario desarrollado por el Servicio de Conservación de Suelos de Estados Unidos U.S.G.S.

Para el análisis de la capacidad hidrológica de los suelos en Honduras se utilizó como punto de partida la clasificación hecha por Simmons en 1969 que identifica 37 series de suelos para el país, desde el punto de vista agronómico pero que involucra ciertas características o parámetros; como textura, profundidad, pendiente etc., que se utilizan para la caracterización hidrológica de los suelos, auxiliada por la investigación de campo, en donde se determinaron además de los perfiles correspondientes, la velocidad de infiltración haciendo pruebas de infiltración mediante el método de los cilindros.

8.5.2 Información existente

De la información existente se consideró técnicamente conveniente utilizar la clasificación realizada por el Dr. Charles S. Simmons para el gobierno de Honduras, en el año de 1969, que consiste en la memoria técnica de suelos y el mapa escala 1:500,000, de todo el país. En este informe se determinaron 37 series de suelos, diferenciados por su geología, textura, profundidad y por tipo de clima en que se han desarrollado y además se realizaron clasificaciones de acuerdo a su capacidad agronómica utilizando la séptima aproximación.

8.5.3 Clasificación Hidrológica de los Suelos según USDA.

Para clasificar los suelos de Honduras hidrológicamente, se utilizaron las categorías definidas por el Servicio de Conservación de Suelos del Departamento de Agricultura de los Estados Unidos (USDA). Esta metodología ordena los suelos en cuatro categorías (A, B, C y D), empezando desde suelos con bajo potencial de escorrentía y una alta razón de infiltración (A), pasando luego por suelos con moderada razón de infiltración y moderada taza de escorrentía, hasta llegar a los suelos con alta razón de escorrentía y muy baja taza de infiltración (D).

Esta metodología toma en cuenta principalmente características físicas de los suelos, entre las cuales están la textura, el grado de humedad, la profundidad, la presencia de la napa friática, presencia de restricciones que impiden el movimiento del agua dentro del suelo, geología y otros.

32

A continuación se resumen algunas características relacionadas con la profundidad, taxonomía y textura para cada una de las clasificaciones hidrológicas del SCS, USDA

Suelos A

(Bajo potencial de escorrentía). Suelos que poseen alta rata de infiltración aún cuando muy húmedos. Consisten de arenas o gravas profundas bien o excesivamente drenados. Estos suelos tienen una rata alta de transmisión de agua. (Incluyen: psamments - 1 excepto por aquellos en los subgrupos líticos, aquicos o aquodicos; suelos que no existen en los suelos C o D y que pertenezcan a las familias: fragmentarias, esqueleto-arenosas o arenosas; suelos grosarenicos de Udults y Udalfs; y suelos en subgrupos Areniscas de Udults y Udalfs excepto por aquellos en familias arcillosas o finas).

Suelos B

(Moderadamente bajo potencial de escorrentía). Suelos con ratas de infiltración moderada cuando muy húmedos. Suelos moderadamente profundos o profundos, moderadamente bien drenados o bien drenados, suelos con textura moderadamente fina o moderadamente gruesa y permeabilidad moderadamente lenta o moderadamente rápida. Son suelos con ratas de transmisión de agua moderada (Suelos que no estén en los grupos A,C o D)

Suelos C

(Moderadamente alto potencial de escorrentía). Suelos con infiltración lenta cuando muy húmedos. Suelos que poseen un estrato que impide el movimiento de agua hacia abajo, de texturas moderadamente fina; suelos con infiltración lenta debido a sales o álkali o suelos con mesas moderadas. Estos suelos pueden ser pobremente drenados o moderadamente bien drenados con estratos de permeabilidad lenta o muy lenta (fragipan, hardpan, sobre roca dura) a poca profundidad (50-100 cm) (comprende suelos en sub grupos albicos o aquicos; suelos en subgrupos arenicos de aquents, aquepts, aqualfs y aquults en familias francas; suelos que no estén en el grupo D y que pertenecen a las familias finas, muy finas o arcillosas excepto aquellas con mineralogía caolinitica, oxidica o haloisitica; humods y orthods; suelos con fragipanes de horizontes petrocalcicos; suelos de familias “poco profundas” que tienen subestratos permeables; suelos en subgrupo líticos con roca permeable o fracturada que permita la penetración del agua).

Suelos D

(Alto potencial de escorrentía). Suelos con infiltración muy lenta cuando muy húmedos. Consiste con suelos arcillosos con alto potencial de expansión; suelos con nivel freático alto; suelos con “claypan” o estrato arcilloso superficial; suelos con infiltración muy lenta debido a sales o álkali y suelos poco profundos sobre

33

materia casi impermeable. Estos suelos tienen una rata de transmisión de agua muy lenta (incluye: todos los vertisoles y aquods; suelos en aquents, aquepts, aquolls, aqualfs y aquults, excepto los subgrupos arenicos en familias francas, suelos con horizontes nátricos, suelos en subgrupos líticos con subestratos impermeables; y suelos en familias poco profundas que tienen un subestrato impermeable).

Nota: Descripción tomada del manual “Recurso Agua”-Autor Bandes T., Duque R. C.I.D.I.A.T,Merida,Venezuela 1984.

- 1 Algunas traducciones de los términos en inglés se tomaron de Fausto Maldonado P., “ La adaptación del castellano de los nombres usados en la séptima aproximación”. IICA, Costa Rica, 1971.

8.5.4 Pruebas de Campo

Para establecer y validar de manera objetiva la clasificación antes propuesta se consideró llevar a cabo pruebas de infiltración en el campo, las cuales consisten en la utilización de cilindros para determinar la velocidad de infiltración a suelo saturado.

Se hicieron entrevistas con el laboratorio de suelos del Centro de Desarrollo Agrícola de Comayagua (CEDA), para conocer la disponibilidad de equipo y personal técnico y la metodología que el laboratorio utiliza y que a continuación se describe:

Las pruebas se realizan utilizando el método de cilindros; que consiste en utilizar tres pares de cilindros por cada prueba ( tres repeticiones por sitio de muestreo) que se introducen al suelo en forma concéntrica, enterrando el cilindro interior a una profundidad de 15cm y el cilindro externo a 10cm, separando cada par de cilindros (repetición) a una distancia de 5 a 8 metros. Las dimensiones de los cilindros son:

Cilindro interior 30cm de diámetro 35cm de altura

Cilindro exterior 45cm de diámetro 30cm de altura.

Los cilindros del interior se llenan a una altura de 10 a 15 cm. Simultáneamente se llena el cilindro exterior para permitir un flujo vertical, y se coloca la escala para ir tomando lecturas por intervalos de predeterminados hasta lograr que se estabilicen después de cierto tiempo, el cual puede oscilar de 6 a 8 hrs.

34

El agua se mueve dentro de los poros del suelo, y se sujeta por capilaridad, por lo que este movimiento es inversamente proporcional al diámetro de los mismos; esta condición provoca que al comparar un suelo arenoso con otro arcilloso, el desplazamiento inicial lineal es mayor en el suelo arcilloso, en cambio en el desplazamiento vertical descendente será más rápido en la arena. A pesar de que en cada prueba se hacen tres repeticiones la velocidad de infiltración básica puede variar de un cilindro a otro debido a:

- Textura y estructura del suelo

- Condiciones de la superficie del suelo

- Contenido de humedad natural

- Permeabilidad del suelo

- Residuos de raíces.

- Contenido de sales ( especialmente el sodio intercambiable).

- Contenido de aire en el suelo.

- Pendiente del suelo.

- Ubicación en un deslizamiento antiguo.

La selección de los cilindros que son representativo(s) de la serie de suelo analizada, es determinada por el equipo de expertos que consideran los factores antes mencionados.

Además de las pruebas de infiltración se tomaron muestras integrales para determinar la textura del suelo así como la caracterización del perfil, ver anexo de suelos.

8.5.5 Selección de Sitios para Muestreo

Para llevar a cabo el muestreo de campo se hizo una agrupación de los mismos de acuerdo a su profundidad, textura y estructura con el fin de probar la eficacia del método de laboratorio en campo para determinar infiltración.

A continuación se detalla las agrupaciones que van desde suelos profundos hasta

muy poco profundos y además se han considerado los suelos de mayor extensión

e

intervención en Honduras:

Suelos profundos, de texturas medianas, de estructuras blocosas angulares:

Suelos Chimizales, Suelos Milile Suelos Yojoa Suelos Ahuasbila Suelos Silmacia Suelos Ahuas Suelos Sisín Suelos Bilwi PM. Suelos de pantanos y ciénagas.

35

Suelos

moderadamente

profundos,

de

texturas

finas,

estructura

blocosa

angular:

Suelos Naranjito Suelos Pespire Suelos Alauca Suelos Salalica Suelos Chandala Suelos Danlí Suelos Guaimaca Suelos Tomalá

Suelos poco profundos, texturas medianas:

Suelos Coray Suelos Cocona Suelos Ojojona Suelos Urupas Suelos Chimbo Suelos Sulaco

Suelos muy poco profundos o someros:

Suelos Coyolar Suelos Orica Suelos Espariguat Suelos Jacaleapa Suelos Yauyupe

Para escoger los suelos en donde se llevarían a cabo las pruebas de campo se considero analizar aquellos con mayor extensión y por lo tanto más representativos, para esto se consultó el mapa escala 1:500,000 del mismo estudio de Simmons, determinándose las siguientes series:

Milile

Yaruca

Cocona

Espariguat

Orica

Coyolar

Chimizales

Chimizales

Naranjito

Yauyupe

Chandala

Pespire

Coray

Danlí

Urupas

Jacaleapa

Yojoa

Chinampa

Ojojona

Alauca

Sulaco

Guaimaca

Salalica

Suelos Aluviales mal drenado

Toyos

Suelo Aluviales bien drenado

Tomalá

 

36

Después de hacer todos estas consideraciones se determinaron los sitios de muestreo con su respectiva ubicación georeferenciada así como el número de muestras que se harían por cada serie; se opto por excluir los suelos de valle, pantanos y ciénagas así como los suelos ubicados en la mosquitia. En el primer caso (suelos de valle) debido a que Simmons no hizo diferenciación a través de sub series por lo que pueden encontrarse cualquiera de las cuatro categorías hidrológicas ( A-D) y en el caso de la mosquitia debido a su poca cobertura y a la baja intervención del hombre. En conclusión se seleccionaron 27 series de suelos en diferentes zonas del país, de los cuales a continuación se presenta el cuadro con la ubicación georeferenciada de cada sitio.

Cuadro De Ubicación De Los Sitios De Muestreo Seleccionados

 

Serie

Nombre del sitio según

   

No.

de

Mapa escala 1:50,000

Ubicación Muestra

Cantidad

Suelos

1

Mi

Milile

396900E 1610350N

1

2

Co

Cocona

415473E 1605739N

1

3

Or

Orica

434561E 1611483N

1

4

Chz

Chimizales

397417E 1638972N

1

5

Na

Naranjito

398080E 1630160N

1

6

Cha

Chandala

436602E 1621672N

1

7

Cr

Coray

428620E 1613861N

1

8

Ur

Urupas

401260E 1657871N

1

9

Yo

Yojoa

398491E 1647731N

1

10

Oj

Ojojona

421311E 1601737N

1

11

Su

Sulaco

429573E 1608461N

1

12

Sa

Salalica

470000E 1605400N

1

13

Ty

Toyos

428686E 1714805N

1

14

Ta

Tomalá

373510E 1713856N

1

15

Ya

Yaruca

502729E 1708995N

1

16

Es

Espariguat

487988E 1552660N

1

17

Cy

Coyolar

475220E 1549793N

1

18

Chi

Chimizales

551450E 1530900N

1

19

Yu

Yauyupe

462923E 1563448N

1

20

Pe

Pespire

463586E 1518350N

1

21

Da

Danlí

538658E 1544196N

1

22

Ja

Jacaleapa

548604E 1550727N

1

23

Chn

Chinampa

445660E 1621840N

1

24

Al

Alauca

530350E 1532400N

1

25

Gu

Guaimaca

523844E 1609162N

1

26

AM

Suelos Aluviales mal drenado

566333E 1553664N

1

27

AS

Suelo Aluviales bien drenado

571778E 1550337N

1

En cada uno de los suelos seleccionados se tomaran muestras para textura integrada y se describieron los perfiles mediante la ficha de campo. Ver anexo de suelos.

37

8.5.6

Clasificación Hidrológica de los Suelos de Honduras

Después de finalizado el trabajo de campo, se analizó además de la infiltración aspectos relacionados con la geología considerando el grado de meteorización o alteración de la roca madre, la cual entre más alterada este, mejora la velocidad de infiltración. Además se tomo en cuenta la clasificación hidrológica que se obtiene a partir del diagrama triangular de texturas, mencionado en el "Manual de Estabilización y Revegetación de Taludes", Madrid España .

TAMAÑO DE LAS PARTICULAS(mm) < 0.002 ARCILLA 0.002-0.05 LIMO 0.05-2.0 ARENA